HAVANA CLIMA

literatura caribeña

Festival literario reúne en Italia autores de dos continentes

Escritores de Italia e iberoamérica dialogan desde este miércoles en el festival literario que se celebra en la histórica localidad de Alguer (Cerdeña, Italia). El festival ‘Dall’altra parte del mare’ (Al otro lado del mar) dedica hasta el próximo día 26 de junio una de sus secciones a la literatura en lengua española.De este modo, según un reporte de Efe, el público italiano se acercará a la obra de importantes autores como los españoles Javier Cercas, Rosa Montero y Arturo Pérez-Reverte, los cubanos Leonardo Padura y Lucía López Coll, la chilena Carmen Yáñez y la venezolana Karina Sainz, entre otros.Parte oggi da #Nuoro #Traduesponde, la sezione dedicata alle letterature di lingua spagnola di @festivAlghero, mentre domani appuntamento ad #Alghero. Questo il programma di oggi: pic.twitter.com/6sNky76PSA— Bruno Arpaia (@club_dante) June 22, 2022“El objetivo de estas jornadas es realizar un intercambio cultural entre dos realidades muy similares, pero que tienen diferencias importantes, así como intercambiar las experiencias de los escritores y ayudar a que se conozcan las culturas hispánicas”, explicó a Efe uno de sus impulsores, el escritor italiano Bruno Arpaia.Durante cinco días, los interesados podrán acercarse hasta esta histórica ciudad del noroeste de Cerdeña para asistir a la presentación de libros como El castillo de Barbazul de Javier Cercas, que ha sido traducido por el propio Arpaia.“Este año contamos con algunos de los nombres más relevantes de la cultura hispánica en un intento de lograr un nivel muy alto e impulsar la lectura de sus obras”, celebró el escritor y traductor italiano.El Festival también contará con una lectura poética dedicada a la obra de la italiana Iaia Caputo sobre la actriz y primera dama argentina Evita Perón o el concierto de la italiana Ginevra di Marco dedicado a la cantante también argentina Mercedes Sosa.Leonardo Padura: “Cuba es mi alimento”En el programa destaca asimismo la lección magistral que ofrecerá la periodista y escritora española Rosa Montero y la proyección y análisis de la película “7 días en la Habana”, de los directores argentino Gaspar Noé y cubano Juan Carlos Tabío, de la mano de su guionista, el escritor de novelas policiacas Leonardo Padura.“No es solo una cultura hispánica o italiana, sino que son muchas y eso es también algo que queremos abarcar para que salgan a flote las diferencias dentro de la unidad de una misma cultura”, remarcó Arpaia, quien espera que esta parte del festival siga creciendo en las próximas ediciones.Efe/OnCuba.

Leer más »

Festival literario reúne en Italia autores de dos continentes

Escritores de Italia e iberoamérica dialogan desde este miércoles en el festival literario que se celebra en la histórica localidad de Alguer (Cerdeña, Italia). El festival ‘Dall’altra parte del mare’ (Al otro lado del mar) dedica hasta el próximo día 26 de junio una de sus secciones a la literatura en lengua española.De este modo, según un reporte de Efe, el público italiano se acercará a la obra de importantes autores como los españoles Javier Cercas, Rosa Montero y Arturo Pérez-Reverte, los cubanos Leonardo Padura y Lucía López Coll, la chilena Carmen Yáñez y la venezolana Karina Sainz, entre otros.Parte oggi da #Nuoro #Traduesponde, la sezione dedicata alle letterature di lingua spagnola di @festivAlghero, mentre domani appuntamento ad #Alghero. Questo il programma di oggi: pic.twitter.com/6sNky76PSA— Bruno Arpaia (@club_dante) June 22, 2022“El objetivo de estas jornadas es realizar un intercambio cultural entre dos realidades muy similares, pero que tienen diferencias importantes, así como intercambiar las experiencias de los escritores y ayudar a que se conozcan las culturas hispánicas”, explicó a Efe uno de sus impulsores, el escritor italiano Bruno Arpaia.Durante cinco días, los interesados podrán acercarse hasta esta histórica ciudad del noroeste de Cerdeña para asistir a la presentación de libros como El castillo de Barbazul de Javier Cercas, que ha sido traducido por el propio Arpaia.“Este año contamos con algunos de los nombres más relevantes de la cultura hispánica en un intento de lograr un nivel muy alto e impulsar la lectura de sus obras”, celebró el escritor y traductor italiano.El Festival también contará con una lectura poética dedicada a la obra de la italiana Iaia Caputo sobre la actriz y primera dama argentina Evita Perón o el concierto de la italiana Ginevra di Marco dedicado a la cantante también argentina Mercedes Sosa.Leonardo Padura: “Cuba es mi alimento”En el programa destaca asimismo la lección magistral que ofrecerá la periodista y escritora española Rosa Montero y la proyección y análisis de la película “7 días en la Habana”, de los directores argentino Gaspar Noé y cubano Juan Carlos Tabío, de la mano de su guionista, el escritor de novelas policiacas Leonardo Padura.“No es solo una cultura hispánica o italiana, sino que son muchas y eso es también algo que queremos abarcar para que salgan a flote las diferencias dentro de la unidad de una misma cultura”, remarcó Arpaia, quien espera que esta parte del festival siga creciendo en las próximas ediciones.Efe/OnCuba.

Leer más »

Abierta al público correspondencia de Gabriel García Márquez 

Gabriel García Márquez casi nunca escribía cartas. Así lo afirman su nieta Emilia García Elizondo y su hijo Gonzalo García Barcha. Sin embargo, sí fue receptor de una gran correspondencia enviada por personalidades como Pablo Neruda, Bill Clinton, Woody Allen y Fidel Castro. Ahora por primera vez el público podrá leerlas.Tras un hallazgo inesperado de más de 100 cartas inéditas, la familia decidió abrir las puertas de la casa del autor en Ciudad de México para exponerlas bajo el título de “Gabo a 40 años del Nobel: El escritor sí tiene quien le escriba”, según un reporte de Mónica Rubalcava, periodista de Efe.“Gabo casi no escribía cartas, a él le gustaba tener conversaciones en persona (…) vivía hablando por teléfono. Yo creo que la mayoría de estas cartas probablemente fueron respondidas en conversaciones por teléfono o en persona. Hay muy pocas cartas de Gabo”, cuenta García Elizondo, también directora de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez (CLGGM), donde se llevará a cabo la exhibición hasta mediados de agosto.Estudio del escritor colombiano Gabriel García Márquez, en Ciudad de México (México). Foto: Mario Guzmán/Efe.Por esa misma razón, su hijo Gonzalo confiesa tener “cero cartas” de sus padres. Y cree que, de haberle tocado vivir en los tiempos de los teléfonos móviles, García Márquez “hubiera sido un usuario despiadado del celular”.SE ABRE UN TESOROGonzalo y Emilia se encontraban en un estudio de la casa, ubicada en la calle Fuego 144 de Ciudad de México, buscando una foto para la conmemoración del 40 aniversario del premio Nobel que terminó por consagrar mundialmente a García Márquez como uno de los escritores más importantes de Latinoamérica y el mundo en 1982.Pero, en vez de hallar fotografías, se encontraron un aproximado de 150 cartas en una misteriosa caja con la leyenda “Nietos”.“Nunca la había visto antes, supuse que eran fotos, pero eran cartas. Cartas que son parte de un archivo mucho más grande que ya se fue al Ransom Center, en Austin, pero que supongo que Mercedes (Barcha, esposa del escritor) tenía guardadas para entregarlas después. Ninguno de nosotros sabía que estaban ahí”, relata García Elizondo.Gonzalo explica que entre las cartas también había algunas de los propios nietos de Gabo, como el escritor Mateo García Elizondo, y sus sobrinas, pero al ser tan personales no forman parte de la exhibición, en la que solo se seleccionaron un aproximado de 35 a 40 escritos.POLÍTICOS, ACTIVISTAS, ESCRITORES, CINEASTAS Y ACTORESLas palabras que Robert Redford, Woody Allen, Fidel Castro, el subcomandante Marcos, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Carlos Fuentes, Augusto Monterroso, Bill Clinton y más personalidades le dedicaron a Gabo y a su esposa Mercedes Barcha en un papel, estarán exhibidas a partir de ahora en la CLGGM antes de formar parte del acervo del Harry Ransom Center de la capital de Texas.La nieta y directora de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez, Emilia García Elizondo, posa en entrevista con EfeFoto: Mario Guzmán/Efe.“A mí la que más me gusta es la de Pablo Neruda porque me encanta la poesía, es una carta de 1972, eso quiere decir que mis padres eran jóvenes y Neruda no tanto, debió emocionarlos mucho”, comenta Gonzalo sobre la carta del poeta chileno en la que invita a Mercedes y a Gabo a un evento en el que aparentemente también estaban invitados Mario Vargas Llosa y Julio Cortázar.Al ser actriz, Emilia confiesa que las más impresionantes para ella fueron las que encontró de los actores y directores de cine. Pero, fue mayor sorpresa conocer de cerca la amistad de su abuelo con personajes como el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton o el mandatario cubano Fidel Castro.“Me gustan mucho las cartas con Fidel, hay cierta ternura de la amistad que tenían, y las de Bill Clinton son bastante padres (buenas)”, confiesa la nieta, quien no deja de asombrarse con la vida de sus abuelos por la discreción que siempre manejaron.“Todo (lo exhibido es) vintage (antiguo), muy siglo XX, la Guerra Fría, Cuba, Clinton. Supongo que se trataba un poco de mantener las cosas muy en secreto, (Gabo y Mercedes) eran muy discretos”, añade Gonzalo.La sospecha de García Márquez“En realidad, no sé si les hubiera gustado a ellos que se mostrara esto, pero el domingo los van a balconear (exponer) aún más”, reconoce, pues el Museo de Arte Moderno de Ciudad de México expondrá también secretos del escritor de Cien años de soledad (1967) en “Gabriel García Márquez: The Making of a Global Writer”.Aunque cuenta la leyenda que las cartas de amor que García Márquez le escribió a su esposa Mercedes en su juventud fueron quemadas, Emilia promete seguirlas buscando.Efe/Mónica Rubalcava.

Leer más »

Abierta al público correspondencia de Gabriel García Márquez 

Gabriel García Márquez casi nunca escribía cartas. Así lo afirman su nieta Emilia García Elizondo y su hijo Gonzalo García Barcha. Sin embargo, sí fue receptor de una gran correspondencia enviada por personalidades como Pablo Neruda, Bill Clinton, Woody Allen y Fidel Castro. Ahora por primera vez el público podrá leerlas.Tras un hallazgo inesperado de más de 100 cartas inéditas, la familia decidió abrir las puertas de la casa del autor en Ciudad de México para exponerlas bajo el título de “Gabo a 40 años del Nobel: El escritor sí tiene quien le escriba”, según un reporte de Mónica Rubalcava, periodista de Efe.“Gabo casi no escribía cartas, a él le gustaba tener conversaciones en persona (…) vivía hablando por teléfono. Yo creo que la mayoría de estas cartas probablemente fueron respondidas en conversaciones por teléfono o en persona. Hay muy pocas cartas de Gabo”, cuenta García Elizondo, también directora de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez (CLGGM), donde se llevará a cabo la exhibición hasta mediados de agosto.Estudio del escritor colombiano Gabriel García Márquez, en Ciudad de México (México). Foto: Mario Guzmán/Efe.Por esa misma razón, su hijo Gonzalo confiesa tener “cero cartas” de sus padres. Y cree que, de haberle tocado vivir en los tiempos de los teléfonos móviles, García Márquez “hubiera sido un usuario despiadado del celular”.SE ABRE UN TESOROGonzalo y Emilia se encontraban en un estudio de la casa, ubicada en la calle Fuego 144 de Ciudad de México, buscando una foto para la conmemoración del 40 aniversario del premio Nobel que terminó por consagrar mundialmente a García Márquez como uno de los escritores más importantes de Latinoamérica y el mundo en 1982.Pero, en vez de hallar fotografías, se encontraron un aproximado de 150 cartas en una misteriosa caja con la leyenda “Nietos”.“Nunca la había visto antes, supuse que eran fotos, pero eran cartas. Cartas que son parte de un archivo mucho más grande que ya se fue al Ransom Center, en Austin, pero que supongo que Mercedes (Barcha, esposa del escritor) tenía guardadas para entregarlas después. Ninguno de nosotros sabía que estaban ahí”, relata García Elizondo.Gonzalo explica que entre las cartas también había algunas de los propios nietos de Gabo, como el escritor Mateo García Elizondo, y sus sobrinas, pero al ser tan personales no forman parte de la exhibición, en la que solo se seleccionaron un aproximado de 35 a 40 escritos.POLÍTICOS, ACTIVISTAS, ESCRITORES, CINEASTAS Y ACTORESLas palabras que Robert Redford, Woody Allen, Fidel Castro, el subcomandante Marcos, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Carlos Fuentes, Augusto Monterroso, Bill Clinton y más personalidades le dedicaron a Gabo y a su esposa Mercedes Barcha en un papel, estarán exhibidas a partir de ahora en la CLGGM antes de formar parte del acervo del Harry Ransom Center de la capital de Texas.La nieta y directora de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez, Emilia García Elizondo, posa en entrevista con EfeFoto: Mario Guzmán/Efe.“A mí la que más me gusta es la de Pablo Neruda porque me encanta la poesía, es una carta de 1972, eso quiere decir que mis padres eran jóvenes y Neruda no tanto, debió emocionarlos mucho”, comenta Gonzalo sobre la carta del poeta chileno en la que invita a Mercedes y a Gabo a un evento en el que aparentemente también estaban invitados Mario Vargas Llosa y Julio Cortázar.Al ser actriz, Emilia confiesa que las más impresionantes para ella fueron las que encontró de los actores y directores de cine. Pero, fue mayor sorpresa conocer de cerca la amistad de su abuelo con personajes como el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton o el mandatario cubano Fidel Castro.“Me gustan mucho las cartas con Fidel, hay cierta ternura de la amistad que tenían, y las de Bill Clinton son bastante padres (buenas)”, confiesa la nieta, quien no deja de asombrarse con la vida de sus abuelos por la discreción que siempre manejaron.“Todo (lo exhibido es) vintage (antiguo), muy siglo XX, la Guerra Fría, Cuba, Clinton. Supongo que se trataba un poco de mantener las cosas muy en secreto, (Gabo y Mercedes) eran muy discretos”, añade Gonzalo.La sospecha de García Márquez“En realidad, no sé si les hubiera gustado a ellos que se mostrara esto, pero el domingo los van a balconear (exponer) aún más”, reconoce, pues el Museo de Arte Moderno de Ciudad de México expondrá también secretos del escritor de Cien años de soledad (1967) en “Gabriel García Márquez: The Making of a Global Writer”.Aunque cuenta la leyenda que las cartas de amor que García Márquez le escribió a su esposa Mercedes en su juventud fueron quemadas, Emilia promete seguirlas buscando.Efe/Mónica Rubalcava.

Leer más »

Marcial Gala, abriéndose paso detrás de sus libros

La COVID-19 frenaría un poco al escritor cubano radicado en Buenos Aires, pero sus libros fueron seduciendo nuevos públicos y ahora su literatura llega a otros idiomas.
La entrada Marcial Gala, abriéndose paso detrás de sus libros se publicó primero en OnCubaNews.

Leer más »

Del Caribe y el espanto

Décadas llevo leyéndolo, escribiéndolo e impartiendo clases sobre el Caribe. Hasta conozco —de memoria— párrafos y estrofas de algunos de sus escritores y poetas. Bailo de semana en semana siguiendo sus ritmos, o repito sin desentonar la letra de los más dramáticos boleros. Mas no creo que pudiera definir en qué consiste, qué significa ser caribeña.En busca de significados se acude a los libros. Reviso títulos y nombres en sus lomos y hasta me detengo y acaricio alguno. Lo extraigo de su anaquel y puede que lo hojee; pero en vano será porque, aunque hayan tratado, ni siquiera los más arriesgados o ilustrados poetas y filósofos en mi biblioteca han alcanzado a descifrar el enigma.¿Qué es ser caribeño?Podría argüir que releer unas líneas de Jamaica Kincaid me devuelven la inquietud cada vez que se regresa a la isla, la que sea a la que nos haya tocado pertenecer. Una extraña combinación de añoranza cumplida, de alivio, de dolor; se es presa por igual de la angustia y el sentido de privilegio.En Small Place (Pequeño lugar) describe Kincaid el arribo a su isla natal, Antigua: el paraíso que apacible recibe hordas de turistas y es al mismo tiempo el implacable infierno que la autora —desde 1966 emigrada a los Estados Unidos— aún sabe catar: “en todas partes, el nativo vive una vida de insoportable y aplastante banalidad y aburrimiento, desesperada y deprimente, y cada acción, buena o mala, es un intento por olvidar esto. Todo nativo quisiera encontrar una forma de huir (…) pero algunos nativos —la mayoría de los nativos del mundo— no pueden hacerlo. Son pobres. Y los pobres no pueden irse a ningún sitio. Son demasiado pobres para escapar la realidad en que viven y demasiado pobres para vivir adecuadamente en el lugar donde viven.”Y se lanzan al Caribe en yolas, balsas, neumáticos de camiones. Rezan a santos, orishas y loas, esperando alcanzar alguna orilla, donde nadie quiere recibirlos. De operarse el milagro y, sorteando tiburones y huracanes, llegarán a acostar en el continente; cuando tras cruzar desiertos y pasar el río ya se creen salvados, puede aparecérseles un mayoral, reencarnado en guardia fronterizo, que desde su caballo reparte con saña latigazos sobre las oscuras espaldas mojadas, como sucedió hace pocos días en Texas. Los cuerpos azotados por el guardaplantaciones llegaban de Haití, la primera nación independiente de América Latina, la primera república negra, el primer y único territorio donde los negros esclavizados consiguieron ser victoriosos, logrando emanciparse por sí mismos. Los azotes seguían el mismo ritmo con que cayeron los machetazos del ejército dominicano, al que el dictador Rafael Leónidas Trujillo ordenó en 1937 la masacre de cuanto haitiano se les apareciera en el camino. La misma cadencia, cargada de rabia, con la que Francia exigió el pago de una indemnización millonaria que frenó el desarrollo de su antigua colonia, con la que el mundo titubeó en reconocer diplomáticamente a Haití como república soberana, y aún le da la espalda.Son entonces privilegiados los caribeños que han conseguido escapar. Aunque nunca se logre del todo el alejamiento ni el privilegio sea tan rotundo como pudiera parecer. Queda la nostalgia, que es un padecimiento real y no meramente poético; que horada, enferma. Queda, todavía más abrumador, el peso del Caribe infiltrado para siempre como plomo en la sangre, recorriendo cada resquicio de nuestro cuerpo y contaminando los territorios que transitamos, de un rincón a otro del planeta.¿Qué es ser caribeña?PublicidadInterrogo a mi memoria, mas se me confunden los momentos y las emociones.Siempre me he sabido e, incluso más importante, sentido caribeña. Pero esa certeza es informulable; sólo puedo decir que se me impuso inapelable apenas recientemente, cuando estos últimos veinte meses lejos de Cuba me han llevado a experimentar la misma sensación que debe aquejar a los peces fuera del mar: el no estar en el cuerpo, cierta asfixia, el detenimiento o la torpeza de los movimientos. Una quiere entonces creer que la desazón puede disolverse durante una sesión de yoga, una noche de copas con amigas, el buen sexo, la mejor cena. Una aspira que sumergiéndose bajo montañas de trabajo o preparando potajes y natillas se despojará el cuerpo de la modorra instigada por la ausencia del Caribe, su mar tan complaciente con los turistas como mortífero es con sus balseros. Hay incluso tratamientos más o menos eficaces, se piensa: largarse a Positano, Dakar, Stykkishólmur o el Algarve portugués. Pero nos sorprende siempre ese momento en que el éxtasis ante el fiero azul del Mediterráneo, el bramido atlántico, la inconmensurabilidad de los mares helados, es interrumpido por una leve, casi imperceptible comparación con las playas dejadas allá: que si la temperatura del agua, el olor del salitre, las palmas.Sin palmas una playa no es playa, sentencia una amiga con quien acostumbro reunirme en islas lejanas, caribeñas o no. Ella nació en Puerto Rico, la “isla del encanto.” O del espanto, como, luciendo su reputado sentido del humor y vivaz inteligencia, suele referirse a su isla. Así, cuando al salir al parqueo un coche bloquea la salida del suyo, cuando en un restaurant le sirven lo que no pidió o intenta explicarse cualquier absurdo local, suspira y comenta risueña, “¡Ah, Puerto Rico is for lovers!” —como si el slogan turístico recogiese todas las respuestas. De sus ocurrencias reímos, pero en el fondo sabemos que tiene razón. Caribeños de una u otra isla, por mucho que sintamos nostalgia por nuestro espacio, estamos conscientes del siempre subyacente espanto.Nada, sin embargo, en el Caribe vaticina la hecatombe, porque esta va muy dentro en las entrañas de nuestra historia. Somos, repitamos con el Piñera de “La isla en peso”, “la cagada ilustre” dejada por el europeo de paso, “a lo sumo, quinientos años”; y recordemos que el mal genésico fue iniciado por los verdaderos criminales, al decir de Jamaica Kincaid, aquellos que nunca debieron salir de Europa, hogar inolvidable que tanto amaban y, por eso, dondequiera que llegaron intentaron replicar.El veneno recorre nuestras sociedades colonizadas desde entonces, y puede permanecer escondido entre las minúsculas hojitas del sargazo, tras las mismísimas palmeras y en el fondo de las cristalinas aguas que fascinan al turista, dentro de la masa de las croquetas y el aceite de la fritura. O, si se inspecciona con atención una flor de marpacífico, en la sutilidad del rojo, en la espera de sus lagartijas y el zumbido de los mosquitos, en lo más dulce de la carne de un mango maduro que se chupa sentada en la arena, ante el mar; ahí y en todas partes está el horror. Lo vio y rindió la martiniquesa Suzanne Césaire a sus lectores, quien cerrara el último número de la revista Tropiques en septiembre de 1945 con las exactas palabras: “Si mis Antillas son tan hermosas, es porque el gran juego al escondite ha sido exitoso, es que ese día ha sido demasiado brillante para, realmente, ver.” Suzanne Césaire“Le grand camouflage” (El gran camuflaje) fue el título escogido por Suzanne para su ensayo; porque si acaso hubiere una esencia caribeña, de eso se trataría: el Caribe corroyendo, como salitre, irrespetuoso de toda materia, todo concepto; y su nocturnidad es inapresable bajo lógica alguna producida en nuestras universidades y cónclaves de intelectuales. No se le entiende bajo la epistemología hegemónica que hoy compartimos, la perversa herencia que a Calibán legara Próspero, nuestro modo de pensar en Occidente. Pues la visión de Suzanne Césaire del intrínseco desequilibrio antillano sólo puede ser comprendida si se le siente en los huesos con la misma precisión con que aterran los misterios encerrados tras el cañaveral, la falsa “Jungla” de Lam. Manigua impenetrable que nos escudriña mientras invita y repele. “¿Quién se tiene a sí mismo cuando las claves chocan?/ ¿Quién desdeña ahogarse en la indefinible llamarada del/ flamboyán?”, preguntaba también Piñera.Así, reconociendo y desafiando el espejismo en nuestros montes y mares, avanza también la prosa de Suzanne Césaire —la esposa de Aimé que insisten en olvidar críticos e historiadores, ocultándola, aunque parece que era unos centímetros más alta que él— detrás de la imagen de quien es considerado pilar de la négritude caribeña. Por su belleza fue celebrada en su tiempo por André Breton y sus acólitos; como “musa” antillana y madre abnegada se le cantó, pero rara vez fue con justeza calibrada su sagacidad intelectual, ni se le reconoció como el verdadero motor detrás de Tropiques o como la principal instigadora de la amistad y colaboración entre el Papa del surrealismo y el Padre de la négritude. Aimé & Suzanne CésaireSuzanne, camuflada… Fue tal vez esa condición preterida la que la hizo particularmente sensible al siniestro juego del escondite que define la experiencia caribeña. Ella examinó el inasible espanto de nuestras islas mejor que muchos otros, venerados escritores. Es cierto que no escribió las grandes novelas ni los grandes poemas que hoy se incluyen dentro del canon caribeño, pero tampoco se dejó maravillar como Carpentier, ni pretendió ver una cantidad hechizada como Lezama, ni siquiera parecía coincidir con su esposo Césaire en aquello de que la salvación podría llegarnos con sólo abrazar la africanía que sin duda somos. Mencionó en cambio el mestizaje, pero no era este la síntesis jubilosa que cantaba Nicolás Guillén.No sorprende, sin embargo, el prolongado silenciamiento de Suzanne Césaire. Sucede a menudo con las escritoras, más si vienen del sur, más si son negras. Nadie las ve, o nadie las quiere ver. A ellas, el camuflaje. Pero, como en ese camuflaje antillano revelado por Suzanne, sus fuerzas escondidas actúan y terminan por volcarse sobre el paisaje aparentemente inofensivo, desgajando el sueño. La realidad negada, el pensamiento escondido, la voz silenciada acaban siempre por afluir como magma, y queman y limpian y avanzan. Y nada puede hacerse contra ello. Son la realidad.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.