HAVANA CLIMA

Pesas femeninas

Reyes le pone esperanza a las pesas cubanas

El levantamiento de pesas femenino en Cuba viene dando, poco a poco, sólidos pasos, con la finalidad de conformar, en un futuro a mediano plazo, una selección que pueda tributar varias medallas a la Mayor de las Antillas en juegos múltiples. Las dos preseas de plata alcanzadas por Elizabeth Reyes en el Campeonato Mundial Juvenil indican que se va por el camino correcto.
La cubana acudió a la isla griega de Creta, sede del evento, con la segunda mejor cota (225 kg) en la categoría de los 87 kg, lo que hacía presagiar que podía aspirar al podio de premiaciones. La cienfueguera no desentonó y logró el subtítulo del orbe en el envión (127 kg) y en el total (226 kg), mientras en el arranque solo marcó 99 kg, para quedar fuera de las medallas (quinto puesto). La uzbeca Tursunoy Jabborova (109, 129 y 238 kg) se llevó los tres lauros de oro.
Con estos tres registros la cubana, de 18 años de edad, alcanzó nuevas marcas personales. Ella tenía, como mejor logro en eventos internacionales, un metal de bronce en los i Juegos Panamericanos Juveniles Cali-Valle-2021, donde levantó 97, 125 y 222 kg.
De cara al actual ciclo olímpico, la sureña puede seguir reportando buenos dividendos si prosigue enfocada en lograr mejores marcas.
Este deporte, en la rama femenina, en Cuba ha contado con resultados progresivos, gracias a Marina Rodríguez (primera competidora olímpica en Río-2016) y Ludia Montero (plata mundial en 2019). Ahora, con lo alcanzado por Reyes, es de esperar que el resultado sirva de estímulo para que otras halteristas, quienes no pasan los 21 años, comiencen a creer en que es posible llegar a un podio internacional.
El otro cubano presente en la lid juvenil, Lesther Fernández, no alcanzó medallas y concluyó sexto entre ocho competidores en los 109 kg. Él elevó pesos de 147, 190 y 337 kg. La división fue ganada en su totalidad por el uzbeco Sharofiddin Amriddinov (168, 204 y 372).
Al Campeonato Mundial que concluyó este miércoles asistieron 305 pesistas, en representación de 54 países. 

Leer más »

Pastor Rodríguez Luis «Tuto»: Pude morir levantando hierros

Casi no puede levantar los brazos —¡paradojas de la vida!—. Tiene las piernas encorvadas y el corazón se resiste a acompañarlo en el ejercicio físico que todavía quisiera hacer.
Tanto valor y entrega encerrados en un metro y 54 centímetros de estatura. «Antes yo medía 1.59, pero me estoy poniendo chiquito», dice con la misma naturalidad con que levantaba la palanqueta y arrancaba el aplauso de las multitudes.
A los hombres no se les puede juzgar por la envoltura. Hay que ver de qué están hechos, y hurgar dentro de las fibras más íntimas; dentro del corazón, para imaginar su verdadera estatura.
Y eso me sucedió con Pastor Rodríguez Luis (Tuto), el doble campeón panamericano en Winnipeg, Canadá ‘67; y en Cali, Colombia ’71, y el primer medallista de oro de la delegación del Cerro Pelado, que asistió a los X Juegos Centroamericanos y del Caribe de Puerto Rico, en 1966.
Jamás se dio por vencido en una batalla. Tan así es que en sus 10 años como integrante de la selección nacional de pesas (63-73) siempre tuvo la presión arterial descompensada, pero no blandió el arma de la hidalguía.
«Aunque eso siempre se comentó, pocos tenían la certeza de cuánto me afectaba esa enfermedad. Solo lo sabían mi esposa Caridad y el médico. A veces querían que yo no levantara. Jamás les hice caso. Así, con la presión alta competí en los Centroamericanos de Puerto Rico ’66, y en Panamá ’70. En ambos eventos obtuve la medalla de oro. Pude morirme en la plataforma. Creo que lo hubiera hecho feliz, abrazado a ella».
Pocas veces habla de su vida íntima, pero no se cansa de repetir a las nuevas generaciones de deportistas comprendan que sin sacrificio y dedicación no hay buenos resultados.
Y vuelve a soltar los recuerdos: «Cuando íbamos hacia Puerto Rico, en el buque Cerro Pelado, yo estaba convaleciente de una neumonía y en el barco tuvieron que inyectarme varios millones de unidades de penicilina. Entrenaba solo con 40 ó 50 kilogramos. No podía con mi alma. Hasta el equipaje tuvieron que ayudarme a bajar. Y, sin embargo, allá rompí las marcas en fuerza (120 kilogramos) y en envión (145) que, sumados al arranque, hizo un total de 375 kilogramos. Claro, alejado de los 392.5 que representaron mi mejor total en eventos oficiales».
Cuando competía en las modalidades de fuerza, arranque y envión llegó a tener el octavo mejor total del mundo en su división de los 67.5 kilogramos, en la cual siempre compitió, ¡y aún se mantiene!
Su habilidad y fuerza inimaginable no nacieron en un día. «Yo entrenaba a toda hora. Fui disciplinado, al extremo que cuando venía de pase lo hacía en el cuarto del apartamento donde vivía. ¡Y nadie se enteraba!”
 Y es que este caballero de la plataforma jamás tiró las pesas, ni siquiera en las competencias. «Yo las alzaba con rabia y después las colocaba en el tablado con suavidad. Y decía para mis adentros: ‘Ya vencí este peso. Ahora iré por unos kilogramos de más’.»
En los 10 años como deportista activo obtuvo nueve marcas nacionales, cinco centroamericanas y tres panamericanas. Quizás pocos conozcan que de los cinco récords conseguidos por la delegación cubana en Winnipeg, tres fueron de este Caupolicán. En Canadá hizo añicos la hegemonía norteamericana que tenía Anthony Garcy
Su existencia modesta no le impide expresar que el dolor más grande de su vida lo sintió al ver el listado de los 100 mejores atletas del siglo XX en Cuba y él no aparecía, aun cuando su nombre figuró en la decena de los más destacados entre los años 60 y 70. «¡Fueron 10 años!», afirma.
«En verdad eran otros tiempos, pero creo que fuimos los iniciadores del deporte revolucionario, los que abrimos el camino. No olvides que en el levantamiento de pesas, el primer campeón mundial fue Daniel Núñez, en 1977; y tuvimos que esperar hasta Moscú ’80 para que el propio Núñez se coronara en una olimpíada.
«Aunque ahora tenga tres arterias del corazón con problemas y no haya pensado operarme, he hecho lo que quería con mi vida y me siento feliz.
Limpié zapatos, fui cochero, vendí por las calles, me disfrazaba de indio y encima de patines le daba la vuelta a toda la ciudad con un amigo sobre los hombros, monté karting, motos de carrera y de cross country. Pero mi mayor regocijo llega cuando pienso que me tocó alzar la primera medalla de la delegación del Cerro Pelado, hace más de medio siglo, y cuando me ven en la calle y alguien dice: «¡Ahí va Tuto!»

Leer más »

En los brazos de Rio Cauto, lo mejor de Cuba el primer día

TOKIO.-Cuba pasó la primera jornada competitiva postceremonia de apertura de los XXXII Juegos Olímpicos con la nota más alta en los pesos que levantó en la halterofilía Ludia Montero, que le depararon un sexto lugar, en medio de una lid que vio caer a más de una de las diez primeras del último campeonato mundial de este deporte.
Ella y los tiradores eran los únicos que tenían programadas finales para el programa sabatino, pues el resto, Milena Venegas, en el remo; Daniela Fonseca y Jorge Moisés Campos, en el tenis de mesa, y Luis Vega, en la natación cubrieron fases del esquema competitivo de sus deportes.
Aunque Montero no entró en medallas, algo que no estaba en los planes para ella ni para el resto de los que abrieron sus pruebas, el hecho de llegar aquí, al más exigente de los escenarios deportivos del mundo, y hacer su marca en el total, le permitió ese resultado, que, además, clasifica como lo mejor de una pesista cubana en estas citas, superando el octavo lugar de Marina Rodríguez, en Rio de Janeiro, hace cinco años.
En el gimnasio metropolitano, sede del tenis de mesa, escuchamos estas palabras: «Me faltaron detalles, sé que esto es un aprendizaje más, pero me siento mal porque sé que puedo dar más. Estar aquí ya es un privilegio, el sueño de todo deportista, sin embargo, eso no es suficiente», repetía, una y otra vez, mientras las lágrimas bañaban su rostro de 19 años que estaba cumpliendo, justamente, este sábado.
Temprano en la mañana de cumpleaños, Daniela Fonseca se estrenaba en las mesas olímpicas del tenis, ante una adversaria que le dobla la edad y diez años más, la australiana Jian Fang Lay-Hong, que, como su nombre lo indica, no nació en ninguna ciudad de la isla continente, sino en Wenzhou, en China. Cuando la matancera vino al mundo, en 2002, su rival había debutado, con 26 años, en sus primeros Juegos Olímpicos, en Sidney-2000, y aquí acaba de jugar su partido inicial en su sexto encuentro con los cinco aros.
«Independientemente del resultado, yo sentí que podía haber dado más. No sé si por las tensiones de ser el primer juego, pero ya en el cuarto set estaba más concentrada, más suelta, pero con una rival de esa experiencia es duro levantar», expresó la cumpleañera.
Después de ese desenlace (5-11, 7-11, 5-11 y un reñido 12-14) se alistó para el doble mixto, con su compañero Jorge Moises Campos, pero nuevamente encontraron a una experimentada dupla, campeona europea y bronce en el último mundial. Los alemanes Patrick Franziska y Petrissa Solja, zurda como la yumurina, lograron superar el ímpetu del binomio cubano en el tercer y cuarto sets, cuando los caribeños, viniendo de abajo, igualaron a ocho y a siete.
«Los detalles cuentan mucho. Una bola alta, un servicio semilargo, un mal recibo… todo cuenta y eso significa punto en el momento de concretar», explicó Campos, quien dijo que, aunque no habían tenido la oportunidad de chocar con jugadores asiáticos o europeos, sí han lidiado con jugadores de similar nivel que ellos en América, donde se desarrolla por día este deporte.
A propósito de esta dinámica disciplina, hubo un momento en el que en el gimnasio metropolitano de esta capital parecía que asistíamos a un certamen asiático. En las cuatro canchas, excepto en la que se planteaba el duelo Cuba-Alemania, en las otras tres las características de los jugadores eran las de este lado del mundo, pero lo curioso es que en solo una de ellas, jugaba una nación -China- de este continente.
En la pista acuática Bosque de Mar, la espirituana Milena Venegas no remó tan rápido como en la serie eliminatoria que la mandó al repechaje, mas le alcanzó para liderar su regata en este segmento del organigrama, y con ellos continuar avanzando hacia el propósito de buscar la final B de la porfía.
En el moderno campo de tiro de Asaka, Eglys de la Cruz encabezó a las rifleras de América en la modalidad de aire comprimido, lo cual solo le sirvió de consuelo, pues el puesto 37 la privó de entrar en la ronda final. Su puntuación de 620 quedó lejos también de su tope en esta especialidad, que es de 627. Si lo hubiera repetido aquí tampoco le servía en pos de avanzar, pues la última que entró a la disputa de las medallas, Anastasia Galashina, del Comité Olímpico Ruso, denominación de Rusia en estos Juegos, compiló 628. Por cierto, Galashina terminó escoltando en el podio a la primera campeona de Tokio-2020, la china Qian Yang, premiada por el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.
A la espirituana Cruz le resta su prueba más fuerte, el próximo dia 31, con el rifle, pero con bala, que le dio el pergamino bronceado en Beijing-2008. En el mismo escenario, Jorge Grau, quien prácticamente se bajó del avión para pararse en la línea de tiro, finalizó en el escaño 19. «Me faltaron algunas cosas por trabajar un poco más. Hice lo más que pude con el tiempo que tenía, aunque me extendí en algunas cosas y salió el resultado que pudo», le comentó a la prensa.
«No me afectó tanto el cansancio como la falta de entrenamiento en estos últimos días. Hubo cosas puntuales que me golpearon como el apriete y disparador, de ahí que diera algunos jalonazos y sacara algunos disparos fuera del centro», dijo el guantanamero que volverá, pistola en mano, en el mixto de ese evento, junto a la matancera Laina Pérez, fórmula campeona panamericana en Lima-2019.
Y en la alberca del Centro Acuático, el joven Luis Vega, al parecer no pudo con la mística de los Olímpicos y en los 400 metros combinados quedó por debajo de su tiempo de cuatro minutos y 25 segundos. Él detuvo el cronómetro del Centro Acuático de la capital japonesa más allá de los cuatro con 27, lo cual lo relegó a la última plaza de su serie.

Leer más »

Ludia Montero: la mejor actuación olímpica de una pesista cubana, pero quería más

TOKIO.-No hubo una medalla, pero todo Rio Cauto, la provincia de Granma, y Cuba deben sentir el sano orgullo de que una muchacha como Ludia Montero, nos haya representado en la primera jornada de finales de los XXXII Juegos Olímpicos este sábado, en la cual puso la nota más encumbrada de la Mayor de las Antillas.
Su sexto lugar es una proeza, en una justa en la que siete de las diez primeras plazas del último campeonato mundial disputaban la gloria. Ante tanto abolengo, la granmense se empinó tan alto que tradujo su esfuerzo en la mejor actuación de una pesista del archipiélago, por encima del octavo escaño de Marina Rodríguez, en Rio de Janeiro, hace cinco años.
La hija de Noraimis Ramos y Omar Montero estaba decidida a ser deportista, de eso nadie puede tener dudas. Cuando en su terruño natal estudiaba en la escuela primaria Fernando Echenique Urquiza, se fue hasta una de las áreas especiales, extendidas por toda la geografía insular de Cuba, aun cuando se trate de un paraje remoto, y comenzó la práctica de la gimnasia. Esa fue su primera modalidad en el mundillo atlético, y tal vez la razón por la que es una gran amiga de la mejor gimnasta cubana, la manzanillera Marcia Videaux.
Luego saltó al fútbol y tras anotar los goles, entró en la escuela de iniciación deportiva escolar de su provincia, en el levantamiento de pesas porque los entrenadores vieron su aptitud, pero lograron mirar más profundo a su actitud, esa que puso en cada salida hoy en el Tokyo International Forum de esta ciudad.
«Ha sido una sensación que me cuesta describir, estaba un poco nerviosa, competir por primera vez en unos Juegos Olímpicos, frente a pesistas de muchísimo nivel no es un reto cualquiera. Pero luchamos e hicimos lo que había que hacer», dijo a la prensa cubana Ludia Montero.
Hizo su mejor ejercicio de arranque, al levantar 82 kilogramos, igualando su tope personal, pero no llegó a su marca en el envión, que es de cien kilogramos, quedándose con los 96 del segundo intento. Eso le dio un total de 178, cifra que ella sabe que podía ser mayor.
«No, yo creo que la justa fue muy fuerte, hubiera querido alzar mi marca y lograr un mejor resultado, pero un error técnico cuando había cien kilos en la palanqueta me privó de ir más allá».
—¿Cuál fue ese error?
—Di un salto hacia delante, en vez de desplazarme hacia los lados, y ahí mismo se fue la oportunidad de un mejor total.
Si hubiera vencido ese peso, la pequeñita de Río Cauto sería hoy cuarto lugar, porque su total, aunque sumaría 182, valido para el récord nacional, tendría por delante a quienes llegaron aquí a copar el podio.
La china Hou Zhinhui demostró las razones por las que es la reina de la esta categoría de 49 kilogramos. Alzó el récord olímpico en arranque, envión y total, y con 216 kilogramos fue inalcanzable, pues la otra muchacha que pasó del compendio de los 200, la india Saikhom Mirabal fijó registro de 202. La tercera plaza la mereció la suma de 194, de la indonesia Cantika Aisah.
Ella dijo que «esperaba algo más» en la competencia, pero irse con ese puesto y con su mejor total en el concierto elite del deporte mundial, por demás, en su estreno, la mostró competitiva y combativa. A sus 22 años, aún quedan Juegos Olímpicos por venir y emociones que vivir.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.