HAVANA CLIMA

artista cubana

Carmen Herrera y el proceso que solo vivir en democracia concede

MIAMI, Estados Unidos.- Figuras de la cultura cubana que labraron carreras extraordinarias, muchas veces a contracorriente, pero imbuidos de la felicidad y satisfacción que confiere la libertad, lo hicieron distantes de la debacle dictatorial.
Generalmente han fallecido nonagenarios o centenarios, en ambientes de gran decencia social, admirados y cuidados con esmero hasta sus últimos suspiros por amigos, familiares e instituciones culturales y educacionales.
Vale la pena mencionar al brillante músico clásico Aurelio de la Vega, recientemente fallecido en Los Angeles a los 96 años, quien aportó ideas estéticas de vanguardia en sus composiciones que siguen asombrando a investigadores e intérpretes.
De la Vega desarrolló el inicio de su triunfante recorrido artístico durante la segunda mitad del siglo XX en la república cubana. Se mantuvo saludablemente distante de la obstrucción castrista del año 1959, y no cedió ante la nostalgia del truculento regreso a la patria, generalmente aprovechado por el régimen para su propio beneficio propagandístico.
Es importante mencionar esta coyuntura histórica que lo distinguió porque comienzan las tergiversaciones como la del diario Granma que le acaba de dedicar una suerte de obituario a Aurelio de la Vega como si no hubiera sido un intelectual raigalmente anticastrista.
Así discernía el compositor sobre lo acontecido culturalmente en la dictadura: “El asunto de estos regímenes totalitarios es que se convierten en caricaturas. Los argumentos no son argumentos, son dictámenes y excusas y trucos. A mí me hace el efecto que muchos de esos raciocinios, como las graves tonterías que (José) Ardévol escribió, tienen absoluta falta de seriedad. Tú no vas a escribir un tratado musicológico diciendo que Fulano de Tal es un traidor, y el otro un hijo de puta, y el otro un vendido al imperialismo… Es una cosa asombrosa. Yo no he visto nada semejante en mi vida”.
El fallecimiento este pasado fin de semana en Nueva York de una verdadera luminaria de las artes visuales de origen cubano, Carmen Herrera, a la edad de 106 años, repite este proceso glorioso que solamente vivir en democracia concede.
El padre de Herrera fundó el importante periódico El Mundo y su mamá era una reportera excepcional donde las mujeres no solían desempeñar tal oficio.
Creció en una casa inspirada por inquietudes intelectuales, donde las divisiones políticas de la isla, sin embargo, no dejaron de hacer mella.
Su abuelo fue coronel del Ejército Español, mientras que el padre sirvió en las tropas independentistas desde los 16 años. La pintora recordó varias veces que estuvieron muchos años sin dirigirse la palabra.
En la Historia del Arte, Carmen Herrera es importante por ser pionera y continuadora en corrientes de la abstracción geométrica, al mismo tiempo que su narrativa personal en estas lides se transmutó en una suerte de leyenda, que muchos medios repiten hasta la saciedad, cuando fue reconocida internacionalmente a la edad de 89 años.
En el 2015, afortunadamente, la realizadora Alison Klaymen tiene la sabia y oportuna idea de hacerle un documental que tituló The 100 Years Show, cuando la artista celebró su centenario.
El filme, que apenas dura media hora, fue presentado con éxito en varios cónclaves cinematográficos entre los que figuró el Festival de Cine de Miami.
Más allá de todo lo escrito sobre su mítica figura, nada sustituye la posibilidad de verla trabajar y conversar desde su apartamento en Nueva York, donde viviera felizmente por más de sesenta años.
Carmen Herrera es una gran abuela sentenciosa, de un inglés dulcemente acentuado, capaz de afirmar, con profundo sentido del humor, que no le fue concedida la maternidad porque la providencia tal vez pensó que colgaría a sus hijos en las paredes como si fueran cuadros.
La pintora aparece trabajando cada mañana, aunque ya se desplaza en una silla de ruedas. Cuenta con la ayuda imprescindible de Manuel para elaborar sus cuadros.
“Si vas a lo básico, nunca puedes fallar”, afirma sobre su estética. Se acoge al cliché de “menos es más”. “Cuando tengo algo terminado, le vuelvo a quitar algún otro elemento y mejora”.
“Nunca presté atención al dinero y siempre pensé que la fama era algo vulgar. Tan sólo trabajé y esperé. Y al final de mi vida, me están llegando muchos reconocimientos para mi asombro y placer”.
Nació en 1915, estudió su bachillerato en París, pero luego regresó a La Habana para tomar estudios de Arquitectura.
Sin embargo, en 1939 se casó con el judío americano políglota Jesse Loewenthal, maestro en el Bronx de Nueva York, ciudad donde se estableció, luego de una estancia en París durante la postguerra. Allí compartió con los más importantes artistas de la época.
“Carmen Herrera no pintaba paisajes cubanos ni flores del Trópico, la clase de arte que podría esperarse de una emigrante cubana que había vivido en París”, ha dicho con admiración Julián Zugazagoitia, exdirector del Museo del Barrio de Nueva York. Su reconocimiento tardío “habla de las dificultades que tiene que superar una mujer artista, inmigrante y adelantada a su tiempo. La suya es una historia de fortaleza personal”.
En el documental, Herrera se refiere a su arte poética sin ninguna pretensión: “Me gusta poner orden en el caos que vivimos, por eso soy una pintora geométrica”.
Confiesa que tuvo una niñez muy feliz en La Habana, recordada como si no se hubiera ido, aunque considera al castrismo como un sueño traicionado. La esperanza democrática se desvaneció rápidamente para convertirse en “una dictadura terrible”, donde la familia debió maniobrar para excarcelar a uno de sus hermanos, cinco años preso. “Las revoluciones no tienen sentido”, sentencia la artista.
En el documental, Herrera le confía a su amigo entrañable, Tony Bechara, que si pudiera expresar con palabras las ideas de sus imágenes no se hubiera dedicado a pintarlas.
Cuando le preguntan sobre una exposición personal a punto de abrir en el Museo Whitney, responde, sin meditar: “Ya era hora. Más vale tarde que nunca”.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Fallece a sus 106 años la artista cubana Carmen Herrera

MIAMI, Estados Unidos.- La reconocida artista cubana Carmen Herrera falleció este sábado en su casa en Manhattan, a sus 106 años, según dijo a la agencia de noticias AP el también artista Antonio Bechara.
Herrera, cuyas pinturas de colores radiantes y formas geométricas pasaron inadvertidas por décadas, vendió su primera pintura en 2004, cuando tenía 89 años. Desde entonces su obra se volvió una sensación en el mundo del arte.
Las pinturas de Carmen Herrera, composiciones minimalistas llenas de líneas rectas, formas y color, se pueden encontrar en colecciones permanentes de importantes museos internacionales como el Museo Whitney de Arte Estadounidense en Nueva York y el Tate Modern en Londres.
“El meollo de la pintura de Carmen Herrera es un impulso por la simplicidad formal y un sentido impresionante del color”, dice de su obra la Galería Lisson con sede en Londres.
“Una maestra de las líneas marcadas y planos cromáticos contrastantes, Herrera crea simetría, asimetría y una variedad infinita de movimiento, ritmo y tensión espacial en el lienzo”, agrega la casa de arte.
Herrera dijo en una entrevista de 2009 que pintaba porque tenía que hacerlo. “Es una compulsión que también me da placer. Nunca en mi vida tuve idea del dinero y pensaba que la fama era una cosa muy vulgar … y al final de mi vida estoy recibiendo mucho reconocimiento, para mi sorpresa y mi placer”.
Carmen Herrera nació en La Habana, Cuba, en 1915. Era hija de uno de los editores fundadores del diario cubano El Mundo y su madre era reportera. Herrera estudió arquitectura en una universidad de La Habana y viajaba frecuentemente entre Cuba y París durante las décadas de 1930 y 1940. Hizo prácticas en la Liga de Estudiantes de Arte en Nueva York a donde se mudó a mediados de la década de 1950, después de casarse con Jesse Lowenthal, un profesor de literatura en la secundaria Stuyvesant. Lowenthal falleció en el 2000.
A finales de la década del 2000, tuvo exposiciones en solitario en el Museo Pfalzgalerie Kaiserslautern de Alemania y la Galería Ikon de Birmingham, Inglaterra. Una década antes expuso en el Museo del Barrio en Nueva York.
El arte de Herrera también se puede encontrar en muchos otros museos incluyendo el Museo Hirshhorn y el Museo Smithsonian de Arte Estadounidense en Washington, así como el Centro de Arte Walker en Minneapolis.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.