HAVANA CLIMA

Ernesto "Che" Guevara de la Serna

Falleció Camilo Guevara, uno de los hijos del Che

En el día de ayer falleció Camilo Guevara, hijo del Che y directivo del Centro dedicado al estudio y la difusión del pensamiento del Guerrillero Heroico.Camilo tenía 60 años de edad.
Llegue a Aleida, sus hermanos y sus amigos el pésame de Cubadebate
http://www.cubadebate.cu/etiqueta/camilo-guevara/
Expo “Che Guevara, tú y todos” cautiva al público en Milán

Con profundo dolor decimos adiós a Camilo, hijo del Che y promotor de sus ideas, como directivo del Centro Che, que conserva parte del extraordinario legado de su padre. Abrazos a su madre, Aleida, a su viuda e hijas y a toda la familia Guevara March. pic.twitter.com/n7PaAVbmC2
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 30, 2022

Leer más »

Cándido Fabré recibe máxima distinción cultural de la provincia de Villa Clara

Cándido Fabré agradeció el gesto, el cual lo inspira a seguir cosechando canciones bellas, sembradoras de esperanzas. Foto: Prensa Latina.El Zarapico, máxima distinción cultural que otorga el Gobierno de Villa Clara, le fue entregado este sábado al cantautor Cándido Fabré, en el memorial Ernesto Che Guevara, de esa provincia.
En perfecto estado de salud, lo cual desmiente una noticia falsa (fake new) divulgada desde Estados Unidos en las redes sociales, el conocido como el rey del repentismo de la música bailable, agradeció el gesto, “el cual lo inspira a seguir cosechando canciones bellas, sembradoras de esperanzas”.
Al recibir la distinción, entregada por Milaxy Sánchez, vicegobernadora de Villa Clara, con su voz ronca sonera Cándido Fabré expresó que “es un gesto muy bonito del Gobierno y el pueblo villaclareño.
“Y máxime que se me entregue precisamente en este sitio que guarda los restos del Comandante Ernesto Che Guevara y sus compañeros, que allanaron los caminos hacia la victoria”, valoró el artista.
Autor de emblemáticas canciones como La Guagua, El cinturón, Taxis y otras, el cantautor Fabré definió su amor y disposición por Cuba con el estribillo de una de sus canciones, “A la hora que me llamen voy”.
Se identificó como fidelista (Fidel Castro) y un revolucionario que realizaba y valoraba las cosas sin ponerles precio.
“Fuerza amor y fe, le pido a mi pueblo” sentenció al final este criollo cantante que realiza actualmente una gira por la capital y municipios de la provincia central cubana de Villa Clara.
(Con información de Prensa Latina)
Vea además:
Cándido Fabré recibe la condición de Hijo Adoptivo de Manzanillo

Leer más »

Cándido Fabré recibe máxima distinción cultural de la provincia de Villa Clara

Cándido Fabré agradeció el gesto, el cual lo inspira a seguir cosechando canciones bellas, sembradoras de esperanzas. Foto: Prensa Latina.El Zarapico, máxima distinción cultural que otorga el Gobierno de Villa Clara, le fue entregado este sábado al cantautor Cándido Fabré, en el memorial Ernesto Che Guevara, de esa provincia.
En perfecto estado de salud, lo cual desmiente una noticia falsa (fake new) divulgada desde Estados Unidos en las redes sociales, el conocido como el rey del repentismo de la música bailable, agradeció el gesto, “el cual lo inspira a seguir cosechando canciones bellas, sembradoras de esperanzas”.
Al recibir la distinción, entregada por Milaxy Sánchez, vicegobernadora de Villa Clara, con su voz ronca sonera Cándido Fabré expresó que “es un gesto muy bonito del Gobierno y el pueblo villaclareño.
“Y máxime que se me entregue precisamente en este sitio que guarda los restos del Comandante Ernesto Che Guevara y sus compañeros, que allanaron los caminos hacia la victoria”, valoró el artista.
Autor de emblemáticas canciones como La Guagua, El cinturón, Taxis y otras, el cantautor Fabré definió su amor y disposición por Cuba con el estribillo de una de sus canciones, “A la hora que me llamen voy”.
Se identificó como fidelista (Fidel Castro) y un revolucionario que realizaba y valoraba las cosas sin ponerles precio.
“Fuerza amor y fe, le pido a mi pueblo” sentenció al final este criollo cantante que realiza actualmente una gira por la capital y municipios de la provincia central cubana de Villa Clara.
(Con información de Prensa Latina)
Vea además:
Cándido Fabré recibe la condición de Hijo Adoptivo de Manzanillo

Leer más »

Fidel sobre el Che: Fue maestro y forjador de hombres como él

Fidel y el Che durante la guerra revolucionaria en la Sierra Maestra, 1957. Foto: Oficina deAsuntos Históricos del Consejo de Estado/ “Fidel Soldado de las Ideas”.“Che fue un verdadero comunista y hoy es ejemplo y paradigma de revolucionario y de comunista. Che fue maestro y forjador de hombres como él. Consecuente con sus actos, nunca dejó de hacer lo que predicaba, ni de exigirse a sí mismo más de lo que exigía a los demás”.
Discurso pronunciado en la Ceremonia Central por el XXX Aniversario de la caída en combate del Guerrillero Heroico y sus compañeros y la inhumación de sus restos, en el Monumento de la ciudad de Santa Clara, Villa Clara, 17 de octubre de 1997
“Si quisiera buscar una palabra que fuese sinónimo de austeridad, integridad, espíritu de sacrificio y ética, esa palabra sería Che”.
Referencia al texto original: Discurso pronunciado en acto solemne de homenaje a los natalicios de Maceo y Che, en el Cacahual, La Habana, 15 de junio de 2002
“Son muchos los recuerdos que nos dejó, y es por eso que digo que es uno de los hombres más nobles, más extraordinarios y más desinteresados que he conocido, lo cual no tendría importancia si uno no cree que hombres como él existen por millones y millones y millones en las masas.”
Discurso pronunciado por el Presidente de la República de Cuba, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en la Facultad de Derecho. Buenos Aires, Argentina, 26 de mayo del 2003
Camilo Cienfuegos, Fidel Castro y Che Guevara, de derecha a izquierda, escuchan lasinformaciones que les da Maracaibo, un explorador que acababa de regresar de las líneasenemigas durante el combate de Pino del Agua, en septiembre de 1957. Foto: EnriqueMeneses/ Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”
Durante el traslado del Che a la columna 1 en Minas del Frío, para asumir la conducción de la defensa del sector occidental del territorio rebelde ante la anunciada ofensiva enemiga, abril de 1958. Foto: Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”
Fidel acude a despedir al Che al aeropuerto, donde sostienen una amena conversación antesde la partida de este en un extenso recorrido por naciones africanas y asiáticas, 12 de juniode 1959. Foto: Raúl Corrales/ Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”
Fidel acude a despedir al Che al aeropuerto, donde sostienen una amena conversación antes de la partida de este en un extenso recorrido por naciones africanas y asiáticas, 12 de junio de 1959. Foto: Raúl Corrales/ Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”
Primer encuentro de Fidel y Che desde la salida de las columnas invasoras de la SierraMaestra y luego del triunfo revolucionario del 1ro de enero de 1959, en la Ciudad deCamagüey, 5 de enero de 1959. Foto: Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”
Fidel conversa junto al Che durante el primer torneo de pesca de la aguja “ErnestHemingway” tras el Triunfo de la Revolución. Estas imágenes fueron tomadas en lasegunda jornada de la competencia. 14 de mayo de 1960. Foto: Alberto Korda/ Sitio “FidelSoldado de las Ideas”
Fidel junto al Che vistiendo los uniformes de los equipos de pelota nacional, orientales yoccidentales, en la Ciudad Deportiva de La Habana, 4 de agosto de 1964. Foto: Sitio “FidelSoldado de las Ideas”
Pintura que evoca a Fidel junto al fotógrafo cubano Alberto Korda observando la icónica foto de El Che. Autor: Juan Carlos Pérez Balseiro/ Sitio “Fidel Soldado de las Ideas”

Leer más »

Mario Terán, el verdugo del Che

Monumento al Che en la Higuera, BoliviaAcaba de morir en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el asesino del Che Guevara. Veamos en qué circunstancias se produce la letal intervención del sargento del ejército boliviano Mario Terán Salazar aquel 9 de octubre de 1967:
1) En pleno combate contra la guerrilla en la quebrada del Churo los soldados bolivianos Balboa y Encinas observan que uno de los rebeldes arrastra a un compañero herido y les intiman rendición. Son las 3.30 de la tarde. Uno de los apresados es el Che Guevara, el otro es Willy Cuba, combatiente boliviano quien ha intentado heroicamente proteger a su jefe herido de un balazo en el muslo. Otro soldado recuperará el fusil dañado del Che, inutilizado por un disparo, que lleva la inscripción ‘Lan Div. United 744.520’ y en su culata es visible una ‘D’ mayúscula.
2) El capitán Gary Prado, a cargo del destacamento, anuncia la novedad por radio a La Higuera a “Morocho” (subteniente Totti Aguilera) quien operaba el equipo de comunicaciones GRC-9 y ordena que se comunique la novedad al mayor Ayoroa, jefe de los rangers bolivianos entrenados por la CIA, y se transmita al Comando de la Octava División en Vallegrande donde se encuentra “Saturno”, el comandante de la Octava Divisón, Coronel Joaquín Zenteno Anaya.
3) Luego de pedir confirmación de tamaña noticia, “Saturno” ordena a “Flaco” (capitán Prado) trasladarse con muertos, heridos y prisioneros a La Higuera, distante dos kilómetros. A su vez Prado ordena levantar la operación militar hasta el día siguiente dejando guardias apostadas para impedir la fuga de los guerrilleros que aún estuviesen ocultos en la quebrada y regresa a La Higuera.
4) Muere el guerrillero cubano “Pacho” desangrado y sin asistencia durante el camino. El día anterior en su diario dejó constancia de que había liberado una mariposa de una telaraña.
5) El coronel Selich es el primer alto oficial que aterriza a bordo del helicóptero LS-4 en La Higuera. No es su área de mando pues es comandante del Regimiento de Ingenieros Número 3, pero, conocedor de la zona, lo hace para orientar al piloto, mayor Jaime Niño de Guzmán, en sus futuros vuelos.
6) El Che y Willy son alojados en la humilde escuela del villorrio, construida en adobe y con techo de paja, que tiene dos habitaciones apenas separadas por un tabique de madera.
7) Prado organiza un sistema de seguridad para custodiar a los prisioneros, teme una acción de rescate por parte de los guerrilleros que no han podido ser capturados, un oficial deberá estar siempre en la habitación y dos soldados en la puerta. Ordena al teniente Totti Aguilera que vende la herida de Guevara. Este suboficial contará al periodista R. Ustáriz Arce que la respiración del prisionero “era dificultosa, comenzaba a roncar, parecía como si se le tapara la respiración, no podía dormir, se sentaba”. Era la compañera de toda su vida, el asma.
8) El mayor Ayoroa ordena al Che que se ponga de pie para palparlo. El militar boliviano, en nuestro diálogo en Santa Cruz de la Sierra, me cuenta: “No llevaba nada encima, salvo un huevo duro”, seguramente su alimento para todo el día. Está descalzo y pesa veinte kilos menos. El Che se limitará a preguntar por sus hombres, “son buena gente, en estos momentos podrían estar viviendo cómodamente, con sus familias”.
9 ) Guevara es despojado de sus pertenencias que son acumuladas en la habitación del telegrafista: su diario de campaña, libros de historia y geografía bolivianas, mapas por él actualizados de la zona, su documentación personal, un altímetro que colgaba de su cuello, una pistola alemana calibre 9 mm. PPK Walter 45 con cargador, una daga “Solingen”, dos pipas (una de fabricación casera), una carterita con dinero: 2500 dólares y 20.000 pesos bolivianos (que será repartido entre los oficiales ).
10) Julia Cortés es una joven maestra del pueblo de 19 años que ingresa en la escuelita “para preguntarle por qué había venido de tan lejos para matar bolivianos”, me contará muchos años después en su vivienda de Vallegrande donde ejerce como partera. ‘Me lo imaginaba feo, con un aspecto temible, en cambio cuando estuve frente al Che y nos miramos me pareció un hombre increíblemente bello. Quedé flechada”.
11) Más tarde otros de los que desfilan para observar al mítico guerrillero que yace sobre el suelo agotado, sucio, deprimido, asfixiado, comentarán burlonamente “está pensando en la inmortalidad del burro” a lo que Guevara responderá, rápido, “no señor, no estoy pensando en eso, estoy pensando en la inmortalidad de la revolución, esa que tanto temen aquellos a quienes ustedes sirven”.
12) Cuando le correspondió el turno de guardia al teniente Eduardo Huerta, un joven de 22 años de edad y miembro de una familia destacada de Sucre, el Che conversaría largo rato con él. El oficial boliviano me contará que la mirada del Che lo había impresionado, tanto que llegó a sentirse casi hipnotizado. El prisionero le habló de la miseria en que vivían los pueblos latinoamericanos y de la necesidad de una revolución que cambiase las cosas. También sobre el trato respetuoso que los guerrilleros daban a sus prisioneros, tan diferente al que recibían los capturados por el ejército.
13) El presidente de Bolivia, Barrientos, convoca en la noche del 8 de octubre de 1967 a una reunión militar del más alto nivel en La Paz. Ingresa con sus Jefes de Estado Mayor y Comandante en Jefe del Ejército, generales Ovando y Juan José Torres, una pequeña sala de exposiciones en la sede militar. Después de una grave conversación plantea el punto de la eliminación física del Che. Lo expuso como decisión seguramente consultada con la embajada de los Estados Unidos. Concluida la reunión se envía una instrucción cifrada a Vallegrande.
14) A las 7 de la mañana llega el coronel Zenteno a La Higuera trayendo personalmente la orden de eliminar al Che.
15) En el helicóptero, además del coronel Zenteno y del piloto Niño de Guzmán, llega Félix Rodríguez, cubano anticastrista, el agente de la CIA cuyo nombre ficticio es “capitán Ramos”. El informe secreto de la CIA que lleva la identificación en español “Inspector General- 15 2015”, especifica que “Ramos” lo acompaña “para interrogar a Guevara”. Señala también que lleva consigo “un radio-trasmisor RS-48”.
16) Zenteno transmite la orden de matar al Che al mayor Ayoroa. Este argumenta que no es una orden que el reglamento militar obligue a obedecer y propone que esté a cargo de alguien que se ofrezca voluntariamente.
17) El falso “capitán Ramos” tiene un violento diálogo con el Che del que será testigo el piloto Niño de Guzmán: “El supuesto capitán entró en la habitación y acercando su cara hasta casi tocar la del Che, en una actitud prepotente, le preguntó: “¿Tú sabes quién soy?”. Guevara lo miró y le dijo. “Sí, un traidor”, y lo escupió en la cara”.
18) Zenteno convoca a los suboficiales y pide voluntarios para matar a los prisioneros. Todos se ofrecen. Entonces entra en escena el sargento Mario Teràn. Zenteno, al azar pues no lo conoce, lo elige para ejecutar al Che. El sargento Huanca se encargarà de Willy Cuba.
19) Pero pasará el tiempo y el coronel Zenteno se encontrará en un aprieto: la noticia ha corrido como reguero de pólvora y se están reuniendo periodistas y funcionarios en Vallegrande para recibir el cadáver del Che pero éste está todavía vivo en La Higuera. En el informe desclasificado de la CIA puede leerse: “Le dijo (a Félix Roríguez) que ejecutara a Guevara de cualquier forma, que él (Zenteno) debía volar hacia Vallegrande y que enviaría el helicóptero de regreso para recoger el ‘cuerpo’ (con comillas en el informe) de Guevara a las 2 p.m. y que ‘como amigo’ le pedía que el cuerpo estuviese listo”.
20) Al no estar Zenteno, Selich, Ayoroa ni Prado el oficial de más alta graduación, aunque falsa ,es el “capitán Ramos”. Convoca a Terán y le ordena balear al Che de la cintura para abajo para seguir con la ficción del “muerto desangrado por heridas recibidas en combate” pues las radios han difundido que fue herido en las piernas.
Sargento Mario Terán.
21) El sargento Terán, un hombre sencillo, semianalfabeto al que el destino ha elegido para una acción que sospecha con consecuencias, ha estado buscando un arma mejor que la suya. No es cierto que se haya emborrachado, y mucho menos con whisky como inventa algún biógrafo, inhallable en un lugar donde me fue imposible, más de treinta años después, tomar una CocaCola. Pero lo cierto es que le cuesta mucho apretar el gatillo y entra y sale de la habitación no menos de tres veces, sufriendo el escarnio de sus colegas que se burlan de su cobardía que contrasta con la decisión del sargento Huanca.
22) El Che le dirá a su verdugo, entre provocativo y sereno: “Dispara cobarde, vas a matar a un hombre”. Y su apelación al verdugo es inevitable asociarla con aquel “Ve y cumple con lo que debes hacer” de Jesús a Judas. 
(Tomado de Página 12)

Leer más »

Rumbo a Cuba escultura del Che donada por artistas italianos

La pieza fue diseñada a partir de la icónica imagen captada por el fotógrafo Alberto Díaz (Korda), el 5 de marzo de 1960. Foto: CubaSíInspirados en la figura de Ernesto “Che” Guevara, los artistas italianos Giovanni Bartolozzi y Clara Tesi son los autores de una singular escultura dedicada al revolucionario argentino-cubano, donada por ellos a la isla.
Nacidos en Pistoia en 1941 y 1944, respectivamente, Bartolozzi y Tesi poseen una extensa y variada obra, pictórica y escultórica, realizada a cuatro manos y exhibida en Italia y otros países.
La pieza esculpida en mármol blanco de Carrara es un ovoide de dos metros de alto con la efigie del comandante, diseñada a partir de la icónica imagen captada por el fotógrafo Alberto Díaz (Korda), el 5 de marzo de 1960, durante el sepelio de las víctimas del sabotaje al buque francés La Coubre, en La Habana.
El monolito tallado en bajo relieve posee un sistema interno de luces dotado de un mecanismo de encendido crepuscular automático de intensidad gradual, asociado a la puesta del sol hasta adquirir vivacidad plena en la noche.
Sobre esos y otros aspectos relacionados con la escultura, trasladada por vía marítima a La Habana para su ubicación en un lugar aún por determinar, Prensa Latina dialogó con Bartolozzi y Tesi, unidos durante décadas en la vida y el arte.
Donde el mármol es más fino, la luminosidad es más clara y donde es más espeso es más oscura con degradaciones grisáceas, indicó Clara en la entrevista con Prensa Latina, en la cual su esposo explicó cómo del avance progresivo de la luz emerge “un holograma que revive y te mira”.
En ese sentido, comparó la técnica empleada con la impresión holográfica a través de las curvas espectrales para lograr un efecto tridimensional. Si esculpo el mármol como negativo, dijo, la luz lo convertirá en positivo y es por eso que la imagen se ve en bajo relieve cuando está apagada y en alto relieve cuando se enciende.
Es la primera vez, en absoluto, que se emplea esta técnica, la cual registramos hace cuatro años en la oficina de patentes de la ciudad de Lucca, acotó al referirse a la escultura de dos metros de alto, la cual va colocada sobre un paralelepípedo y una base, hasta alcanzar una altura superior a cuatro metros.
La obra, construida en 2017, formó parte de la muestra “La luz del tiempo. El tiempo de la luz”, inaugurada el 9 de diciembre de ese año en la ciudad de Pistoia y expuesta, en junio de 2021, en Montignoso con motivo de la visita a esa localidad de la región Toscana de Aleida Guevara, hija del líder revolucionario.
En aquella ocasión, los autores anunciaron la donación de la obra, para cuyo envío a la isla contaron con la colaboración de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba y la organización no lucrativa Cospe.
Portadores de una marcada vocación humanista, ambos manifiestan una especial admiración por la vida y obra de Ernesto “Che” Guevara, a quien Giuseppe compara con San Francisco, el santo conocido por su altruismo y compromiso con los pobres.
Es un santo laico y por eso quisimos representarlo poniendo un albatros en lugar de la estrella en la boina, para destacar el Che Guevara intelectual, filósofo, poeta, amante del arte, maravilloso, una faceta lamentablemente no demasiado conocida, subrayó al referirse a la alegoría del ave en el poema de Baudelaire.
Debemos mucho a Cuba porque nos ha enseñado que la libertad es la cosa más preciosa, afirmó el artista convencido de que esa condición “no está en el capitalismo ni en el individualismo”, sino en la “igualdad de los seres humanos” en una sociedad que no es perfecta “pero justa”.
En Cuba, ningún niño duerme en la calle y ningún abuelo vive bajo un puente, subrayaron Giuseppe y Clara, ilusionados con la posibilidad de viajar a La Habana para asistir al develado de la obra.
(Tomado de CubaSí)

Leer más »

Recuerdan en Sancti Spíritus liberación de Fomento por el Che

Esta mañana fue recordada la toma y liberación de Fomento por el Che, el 18 de diciembre de 1958. Foto: Roberto Garaicoa.Con la presencia de autoridades partidistas y gubernamentales, organizaciones de masas, las FAR, el Minint, la UJC y veteranos de Ejército Rebelde se realizó en Sancti Spíritus el acto político cultural en recordación de la liberación del poblado de Fomento, dirigida por el Che el 18 de diciembre de 1958.
Las palabras centrales estuvieron a cargo de Yanelis Ibarra, primera secretaria del PCC en Fomento, quien resaltó la importancia de la acción para que exista la Cuba de hoy.
“A pesar de todo, el 2021 ha sido un año de victorias. Con la creatividad, el sacrificio y las orientaciones de Díaz-Canel, seguidoras de las enseñanzas de Fidel, continuaremos venciendo”, dijo.
Yanelis Ibarra, primera secretaria del PCC municipal. Foto: Roberto Garaicoa.
Durante el homenaje fueron rememorados los hechos acaecidos entonces y los mártires de ese día, Rolando Hernández Menús, Daniel Readigo, Wilfredo Cabras y Mariano Pérez, cuyo legado sigue hoy la nueva generación.
Igualmente, se otorgó el carné de la UJC y del Partido a compañeros destacados y fueron entregados certificados a instituciones con un trabajo meritorio en el enfrentamiento a la covid-19.
Fueron entregados el carnet de la UJC y el PCC. Foto: Roberto Garaicoa.
Sancti Spíritus no deja morir su historia revolucionaria. Foto: Roberto Garaicoa.
Se recordó a los mártires de la acción. Foto: Roberto Garaicoa.
Vea además:
Fomento, 62 años después, volvió a vestirse de guerrilla

Leer más »

Camilo: siempre bondadoso, intrépido y jaranero

Camilo en la Escuela Pública N° 96 San Francisco de Paula. Foto: Archivo.Imagino a doña Emilia respondiéndole a una de sus amigas: “¿El niño?, el niño está acabando. Muchacha, en estos días se me escondió en el escaparate durante horas y yo vuelta loca. Te digo yo que ese no es fácil, saca las arañas de sus cuevas, caza mariposas, ataca gigantes imaginarios con su escopeta de palo. Juega pelota, nada, monta bicicleta, espera el ciclón con la puerta semiabierta…”
Pero tanto Emilia como Ramón saben de los buenos sentimientos del menor de sus hijos; capaz de ahorrar el dinero de la merienda y donarlo a través del Comité de Ayuda que preside su padre, a los niños huérfanos de la Guerra Civil Española; capaz de asumir el castigo que no merece contar de salvar de la culpa a un amigo entrañable. Sobre este último incidente contó su progenitor.
“Me comunicaron que Camilo  había mordido a una conserje de kindergarten. Lo llamé. Le expliqué lo que pasaba. Él no dijo ni  esta boca es mía. Un mes lo tuve de penitencia. Después supe accidentalmente, que no había  sido él sino un compañero al que quería mucho. Pero aguantó el castigo: yo, que sentía lástima  cuando hizo dos o tres trastadas, le decía: Te las perdono, a cuenta del castigo que cumpliste  sin haberlo merecido”.
Camilo seguirá así de bonachón, a lo que sumará un profundo sentimiento revolucionario, heredado sobre todo de su padre (sindicalista en la Unión de Operarios Sastres y simpatizante con la nueva República de los Soviets); y una “vis” cómica que lo acompañará en las situaciones más insospechadas.
Acerca de sus ocurrencias, cuentan que cuando trabajaba en una tienda habanera como mozo de limpieza, le aseguró a su hermano Humberto que llegaría a ser su primer dependiente. Entonces mandó a hacer unas tarjetas que decían: Sastrería El Arte, Reina No. 61, entre Ángeles y Águila. La Habana, Camilo Cienfuegos Gorriarán. Dependiente.
“Sus amigos preguntaban por ‘el dependiente Camilo’, pero les decían que él era el mozo de limpieza y que no estaba. -¡Ah, si no se encuentra, entonces me voy; no me interesa comprar nada aquí. Y los dueños, al darse cuenta de su popularidad y de que estaban así perdiendo clientes, lo pasaron a ocupar esa plaza y llegó a ser el primer dependiente”, reseñó Luis Hernández Serrano.
Camilo trabajando como empleado en los Estados Unidos en el período 1953-1955. Foto: Archivo.
Inicios de la década del cincuenta. La situación económica de Cuba no ofrece perspectivas a la juventud y la opresión política de la dictadura batistiana se hace cada vez más insoportable, por lo que el tercero de los Cienfuegos Gorriarán, de 18 años, marcha a Estados Unidos en 1953.
Es en junio de 1955, cuando regresa a su tierra natal, que a través de su hermano Osmany se acerca a la rebeldía estudiantil que tiene su centro en la Universidad de La Habana. El 7 de diciembre de ese mismo año, en un aniversario de la caída del Titán de Bronce, Camilo derrama por primera vez su sangre por la causa revolucionaria.
“Fuimos al parque Maceo acudiendo a un llamado de la FEU para rendirle tributo a Maceo. Cuando terminó el acto nos dirigíamos a la Universidad, la masa del pueblo con el estudiantado que macha con entereza y heroísmo en la lucha contra el régimen , profiriendo voces contra la bestia de Batista. La policía y varios carros atravesados en la calle San Lázaro. En esos momentos fue que me hirieron en la pierna izquierda, fue un balazo de M-1…
Esos momentos son imposibles de olvidar cuando el viejo, en un verdadero arranque de emoción y tensión, cogiendo el jacket manchado de sangre con que me había vendado provisionalmente la herida, dijo: ‘es sangre de mi hijo, pero es sangre para la Revolución’. La vieja lloraba, después me llevaron a la Clínica del Estudiante; cuando me subían experimenté una de las emociones más grandes de mi vida, cuando más de un centenar de personas que se arremolinaban a la entrada y rompían a aplaudir y a dar gritos de aliento y simpatía. Sentía ganas de llorar y ponerme a gritar Viva Cuba. Fue cuando más pensé que Cuba, cueste lo que cueste tiene que ser libre”.
Así narraba Camilo en una carta enviada desde el exilio, pero no contó que en el hospital exigía a los médicos que atendieran a los otros heridos primero, que lo de él no tenía importancia. Poco tiempo después, nuevamente se enfrenta a la dictadura en el Aniversario del Natalicio del Apóstol. En esa ocasión recibe unos cuantos golpes y hasta una patada en la cara. Terminó en las oficinas del temido BRAC, el Buró Represivo de Actividades Comunistas. Según testimonio de él mismo, allí lo retrataron “con un cartelito que decía Comunista”.
Fichado y perseguido por la policía, emprende el camino del exilio hacia Estados Unidos en marzo de 1956. Dos meses después, en mensaje enviado a un amigo asegura que “Fidel es la esperanza de libertad para el pueblo cubano”.
“Cuando estuve en Miami hice conexiones con un muchacho allegado al MR-26 de julio, he mandado a buscar la dirección de otro, hoy exiliado en México, combatiente del Moncada, muy amigo mío; le escribiré para hacer contacto directo con el movimiento. Mi único deseo, mi única ambición es ir a Cuba y estar en las primeras líneas cuando se combata, por el rescate de la libertad y la hombría.
Fidel afirmó que este año seremos libres o él morirá. Yo desde hace mucho estoy con él, me lo había jurado y lo cumpliré. El miércoles 19 de este mes (septiembre), me voy para México”.
No ostenta una hoja de vida como para ser aceptado de inmediato entre los expedicionarios del Granma, ni ha sido enviado por el Movimiento 26 de Julio, como la mayoría de los otros expedicionarios, pero gracias a las recomendaciones e insistencia de su amigo Reinaldo Benítez, Fidel lo incluye en la tripulación del yate que zarpará rumbo a Cuba el 25 de noviembre.
Camilo. Foto: Archivo.
Sería en la Sierra Maestra y en la llanura del Cauto que aquel muchacho, demostraría con creces su virtudes revolucionarias; tanto así que bastaron poco más de dos años para ganarse el sobrenombre del Señor de la Vanguardia. En marzo de 1957, pasa de soldado a teniente y jefe de vanguardia de la más importante columna rebelde, la de Fidel Castro. Y siete meses después es ascendido a capitán de la tropa de quien sería su principal maestro guerrillero: el Che. Guevara aseguró que al principio Camilo estaba “equivocado”, pero supo rectificar.
 “Chocábamos por cuestiones de disciplina, por problemas de concepción de una serie de actitudes dentro de la guerrilla. Camilo en aquella época estaba equivocado. Era un guerrillero muy indisciplinado, muy temperamental; pero se dio cuenta rápidamente y rectificó aquello.
En aquellos momentos era necesaria la presencia de los hombres que no tuvieran la más mínima ambición personal, la más mínima desconfianza, que fueran hombres enteramente puros y dedicados a la tarea revolucionaria exclusivamente, para poder realizar lo que casi podría llamarse el milagro de la unidad. Y a esa clase de hombres pertenecía Camilo. ¡Y los hay pocos!
Todos nosotros, la mayoría, por lo menos, tenemos muchos pecadillos que contar de aquellas épocas, muchas suspicacias, desconfianzas a veces hasta malas artes empleadas con un fin que considerábamos muy justo, pero con métodos que a veces –muchas veces– eran incorrectos. Y nunca se puede decir que Camilo haya recurrido a ellos”.
El 16 de febrero de 1958, en el segundo combate de Pino del Agua, una vez más Camilo derrama su sangre por la causa que defendía.
“Fidel me ordenó que me quedara con él y que dejara a Camilo la responsabilidad del ataque por uno de los flancos. Camilo debía atacar y tomar un extremo del campamento y después sitiarlos, pero llegó el huracán y él y sus soldados tomaron la posta y siguieron avanzando. Fueron conquistando casa por casa, hasta que al final se organizó la resistencia del enemigo y una lluvia de plomo empezó a mermar nuestras filas.
El ametralladorista iba avanzando con la tropa, pero en un momento dado se encontró en medio del huracán de fuego y con sus sirvientes muertos, dejando la ametralladora. Camilo se precipitó sobre la ametralladora para defenderla y salvarla, dos balas le dieron, una le atravesó el muslo izquierdo y la otra le perforó el abdomen. Cuando sus hombres tratan de sacarlo del escenario de la lucha, Camilo ordena que lleven primero a otro combatiente herido, les grita: O lo cargan ustedes o lo cargo yo”, relataba el Che.
Camilo Cienfuegos y el capitán Harold Cantallops a caballo en Cauto del Paso. Foto: Archivo.
Por orden de Fidel, en marzo de 1958 Camilo baja a los llanos del Cauto y allí desarrolla cuantiosas acciones, entre las que resonó el ataque a Bayamo. Acerca de esta última acción, el de sombrero alón informó a Fidel: “Tengo planeado hacer una entrada a Bayamo en los próximos días, me parece un buen golpe y el momento más apropiado, ahora que tratan una vez más de engañar al pueblo diciendo que estamos a punto de ser aniquilados. Una acción de este tipo, comando, 30 hombres bien armados, al mismo centro de operaciones militares de la provincia, demostraría nuestra potencia militar en aumento y la altísima moral de lucha nuestra”.
Tan solo un día después, el 16 de abril de 1958, el líder de los barbudos rebeldes dictaba la orden militar ascendiéndolo a Comandante y “jefe militar del triángulo, cuyo vértice son las ciudades de Bayamo, Manzanillo y Victoria de Las Tunas…Queda también bajo su mando el área urbana de las ciudades de Bayamo, Victoria de las Tunas y Holguín, debiendo coordinar los abastecimientos y las acciones de sabotaje dentro de los pueblos. Queda, asimismo, bajo su responsabilidad la organización de la Reforma Agraria y la modificación del régimen de la Justicia”.
Al conocer la noticia de su ascenso, Camilo responde al líder de la Revolución en carta fechada el 24 de abril. Es en esta misiva en la que Cienfuegos le escribe a Fidel: “más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza”. Diez días después, Camilo recibe otro reconocimiento del Comandante en Jefe . Esta vez guardaba relación con una misión que se disputaban él y el Che, en broma y hasta en versos.
“He aprendido en libros viejos
Donde tratan del destino
Que no se llega muy lejos
Si yo voy detrás: cretino
Te alcanzo pronto, prepara tabacos, besitos a todos. Che”.
Se trataba de la misión de llevar la guerra revolucionaria más allá de la provincia oriental. Le escribió Fidel: “Siempre estamos recordándote por aquí y sabemos que tú sabes mucho para tener tropiezos. Estamos preparándonos para resistir la ofensiva que van a lanzar contra nosotros las próxima semanas. Tu principal función consistirá en hostigar al enemigo por la retaguardia cuando inicien el ataque contra nosotros. Parece que van concentrar una gran cantidad de efectivos. Pero van a tener un problema contigo a la espalda. No te preocupes por no poder satisfacer por ahora tus deseos de visitar Camagüey, queda mucho terreno todavía por delante. Nosotros vamos hacia La Habana. ¿Te gustaría ser el primero en llegar a Pinar del Río?”.
Camilo y Che intercambian sombrero y boina. Foto: Perfecto Romero.
Tras las hazañas en los llanos del Cauto y sus alrededores, el 18 de junio de 1958 regresa a la Sierra con sus combatientes para reforzar a las tropas rebeldes en el enfrentamiento a la ofensiva batistiana. Camilo y sus hombres son determinantes para lograr la victoria y hacen la parte que les toca. Casi tres meses después de iniciada la embestida del tirano, ahora son los barbudos rebeldes quienes inician su contraofensiva. Cienfuegos recibe de manos del propio Fidel la orden de conducir una columna, la número 2 “Antonio Maceo” desde la Sierra hasta la provincia de Pinar del Río, con el objetivo de extender la gesta libertadora al occidente del país.
Días y días de largas caminatas, hombres heridos, hambre, cansancio y hasta un pequeño ciclón azotó la zona y les impidió  aquel 1 de septiembre, continuar con el ritmo del viaje, a él y a su compañero de invasión a occidente, el Che. Pasadas las lluvias y vientos, continúan la marcha, la columna Ciro Redondo con rumbo norte  y la Antonio Maceo con destino al sur de Las Villas.
Nuevas acciones y desafíos para Camilo y su gente: la toma del batey La Jacinta perteneciente al central Baraguá. Camagüey que los despide como mismo los recibió: con un ciclón. Nuevamente a cruzar ríos cruzados. Durante los treinta y un días que duró la marcha por esa provincia solo comieron 11 veces. Numerosas fuerzas enemigas que tratan de exterminarlos… Sin embargo, logran llegar a Las Villas con solo tres bajas.
Fidel conoce de las circunstancias en que está sucediendo la invasión y de la valentía de los combatientes de ambas columnas y escribe a Camilo diciendo:
“Querido Camilo: Es indescriptible la emoción con que acabo de leer tu informe de fecha 9 (de octubre). No hay palabra con que expresar la alegría, el orgullo y la admiración que he sentido por ustedes. Con lo que ya han hecho ya bastaría para ganarse un lugar en la Historia de Cuba y de las grandes proezas militares”.
Mas las hazañas de este hombre y sus combatientes continuarían. Dicta la orden de detener la farsa electoral del día 3 de noviembre, desarrolla un fuerte trabajo por la unidad de las fuerzas guerrilleras de la zona, toma el cuartel de Venegas, el de Zulueta, coordina la celebración de una Plenaria de Obreros de siete centrales azucareros de la zona, toma nuevamente a Zulueta, logra el control de Mayajigua, Iguará y de forma heroica, Yaguajay, luego de diez días. El 31 de dicembre a las cinco de la tarde, el capitán Abón Li se rinde y los de Camilo ocupan todas las arma y hacen 250 prisioneros.
Camilo y Fidel entran juntos a La Habana el 8 de enero de 1959. Foto: Archivo.
En la madrugada del 1 de enero Batista huye del país, y Fidel desde la Sierra llama al pueblo a la huelga general y a Camilo a ocupar Columbia, la más importante fortaleza militar de la dictadura. El 2 de enero ya la orden es un hecho. Al día siguiente toma posesión del cargo de Jefe de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra de la provincia de La Habana y el 3, a través de Bohemia, envía un mensaje al pueblo: “(…) nuestra promesa que nos mantendremos firmes, rodilla en tierra, porque esta libertad que tantos sacrificios y vidas costó no se pierda”.
El día 8 Fidel entra a La Habana, luego de su triunfal recorrido desde el Oriente. Camilo se le une en El Cotorro. Desde el Campamento de Columbia, principal bastión de la tiranía vencida, Fidel pronuncia un trascendental discurso. En un momento cúspide del mismo, se vuelve a Camilo, que estaba a su lado en la tribuna, y pregunta: ¿Voy bien, Camilo? Y el pueblo lo aclama.
Días después, Camilo es designado Jefe del estado Mayor del Ejército. Esa misma jornada firma la sentencia de muerte del asesino batistiano Sosa Blanco. Luego disuelve el famosos BRAC, mandarria en mano derriba parte de los muros del otrora Campamento de Columbia, muestra solidaridad con las causas revolucionarias que suceden en América Latina y sobre todo, entrega y respeto por la Revolución cubana.
Pero el tercero de los Cienfuegos Gorriarán no cambia, sigue siendo el mismo muchacho bondadoso, intrépido y jaranero.
Cuentan que al hablar en la Plaza de Bayamo el 19 de junio dijo algo que caló hondo, sobre todo, en el campesinado y los más pobres.
“Cuando bajamos al llano y llegamos a la zona de Cauto del Paso y otros lugares, los campesinos nos abrieron de par en par las puertas de sus bohíos…; hoy, después de haber triunfado la Revolución, hemos venido a visitar esos mismos bohíos, a estrechar esas manos, a compartir sus mesas ya  decirles que aquí está la Revolución que es de ellos, que viene a redimirlos”.
Es Comandante, Jefe del Estado Mayor del Ejército y todo, pero continúa con ese hablar sencillo y desenfadado. En el acto de estreno del documental “Esta Tierra Nuestra”, pronuncia unas palabras sobre la necesidad de la Reforma Agraria y, haciendo alusión al ofrecimiento de los latifundistas ganaderos suelta un… “Sin novilla o con novilla les partimos la siquitrilla”.
Camilo. Foto: Archivo.
Con ese carácter espléndido, siempre bondadoso, intrépido y jaranero, Camilo va encantando a todos. Pero un día se acordó que era bueno en hacer travesuras e hizo algo que ni su madre, doña Emilia, ni su padre, ni su novia, ni el pueblo de Cuba pudo perdonarle; aquel 28 de octubre, -días después de acabar con la sedición de Hubert Matos-, despegó en su Cessna, de Camagüey hacia La Habana, y el muy travieso no informó del vuelo y ruta a seguir; y desapareció sin dejar rastro.

Las citas utilizadas en este material fueron tomadas del libro “Camilo Cienfuegos, cronología de un héroe”.
Descargue el libro en formato PDF (29.14 MB): ¿Voy bien, Camilo?

En video, Camilo Cienfuegos: La imagen del pueblo

Vea además:
Camilo Cienfuegos: Anécdotas de un hombre legendario (+Fotos, Video y Libro para descargar)

Leer más »

Celebra la EGREM jornada por la Cultura Cubana evocando a los Guerrilleros de hoy

“Canción de Junio para Cantar en Octubre” reúne a destacados músicos e intérpretes que le cantan también a los guerrilleros de hoy: médicos, científicos, trabajadores, pueblo en general. Foto: EgremA propósito del aniversario 54 de la caída en combate del Guerrillero Heroico, Comandante Ernesto Che Guevara, y dentro de la Jornada por el día de la Cultura Cubana, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, EGREM, estrena este viernes 8 de octubre una nueva versión del tema “Canción de Junio para Cantar en Octubre”.
La composición, registrada a finales de la década de los 80 en las voces de Argelia Fragoso y Xiomara Laugart, respectivamente, constituye una de las creaciones más humanistas y poéticas de las numerosas canciones inspiradas por el Che, y su autor, Antonio Ante, supo retratar entonces, de manera atemporal, la estirpe de un hombre que lucha por un ideal revolucionario.
Traído ahora a la contemporaneidad con el arreglo, orquestación y dirección musical del maestro Pancho Amat, “Canción de Junio para Cantar en Octubre” reúne a destacados músicos e intérpretes que le cantan también a los guerrilleros de hoy: médicos, científicos, trabajadores, pueblo en general, batido con empeño, sabiduría y amor,  con el noble propósito de librar esta nueva batalla contra la Covid-19.

La cultura cubana próximamente estará de fiesta y desde EGREM ya estamos celebrando con el estreno del tema “́ ”. Escúchalo en la plataforma de la música cubana https://t.co/eSKJ51HO3j #EGREM
— EGREM (@EGREMOFICIAL) October 8, 2021

Cantantes queridísimos, como Enrique “Kiki” Corona, David Álvarez, Eduardo Sosa, Yaíma Sáez, y la joven Rosa Moret –finalista de la segunda edición de Sonando en Cuba-, no sólo actualizan el significado de la letra, sino que además, la convierten en una especie de himno dirigido a las nuevas generaciones.
El tema reúne a cantantes queridísimos, como Enrique “Kiki” Corona, David Álvarez, Eduardo Sosa, Yaíma Sáez, y la joven Rosa Moret –finalista de la segunda edición de Sonando en Cuba. Foto: Egrem.
Registrado en el estudio Guaicán del destacado compositor e intérprete Pepe Ordás, intervinieron músicos de la talla de Irving Frontela, notable violinista e integrante de los Van Van, así como el percusionista Tomás Ramos “El Panga”, sin olvidar al trompetista Antonio Díaz, la guitarra de Ángel Lorenzo Ramos, el bajo de José Francisco Amat,  y Jorge Luis Reyes en las maracas.
Por supuesto, el virtuosismo de Amat está presente durante toda la canción, porque además de su tres que otorga imprescindibles elementos de identidad, acompaña en la voz segunda a Sosa, y contribuye en los coros.
El tema, según la Casa Discográfica más antigua del país, es una propuesta para celebrar la vida, la verdad frente a campañas de desprestigio hacia la salud pública cubana, y más que todo, una deuda con aquellos que propiciaron nuestra soberanía y libertad para decidir lo que somos.
La iniciativa se suma a las actividades proyectadas por el Ministerio de Cultura, en una jornada que abarcará fechas significativas y acontecimientos como el centenario del narrador, ensayista y crítico cubano Cintio Vitier, los 120 años de la Biblioteca Nacional José Martí, y las tres décadas y media de la Asociación Hermanos Saiz.
El tema reúne a cantantes queridísimos, como Enrique “Kiki” Corona, David Álvarez, Eduardo Sosa, Yaíma Sáez, y la joven Rosa Moret –finalista de la segunda edición de Sonando en Cuba. Foto: Egrem.
Por su parte, EGREM propondrá además estrenos exclusivos, actividades para el pueblo en varios centros culturales, y sobre todo, mucha música recién salida de sus estudios.
“Canción de Junio para Cantar en Octubre” se encontrará disponible en las plataformas digitales y radioemisoras desde este viernes, así como en la novedosa Sandunga, y el videoclip que le acompaña será lanzado en el canal de YouTube de la disquera el próximo 20 de octubre, para continuar otorgando múltiples miradas siempre en defensa de la mejor música cubana de todos los tiempos.
(Con información de la EGREM)

Leer más »

Che Guevara: Instantáneas de una ruta emancipadora

Foto: Cortesía del Centro Che GuevaraLa labor de quienes estudian e investigan la historia busca desenterrar los hechos de la memoria colectiva. Hablamos del arduo y complejo trabajo de rescatar la verdad.
Las fuentes documentales poseen un valor incalculable en este tipo de búsqueda, pues la multiplicidad de documentos creados en un determinado contexto aporta información que confirma y profundiza los conocimientos que existen sobre el mismo, y constituye evidencia de verdad. La labor del investigador, semejante a la del arqueólogo, hurga en lo cotidiano, lo pragmático, lo logístico de un espacio físico para, a partir de ahí, ir abriéndose paso, poco a poco, detalle a detalle, como por capas, hasta llegar a la esencia del momento, el contenido, el significado; casi como si de una película se tratara.
En este sentido, la documentación producida por el Che o sobre él a lo largo de su vida abre múltiples posibilidades al estudio de su pensamiento. Por eso, el propósito esencial del Centro de Estudios Che Guevara desde su creación como Archivo Personal del Che, ha sido el resguardo, ordenamiento, conservación y publicación de estos fondos documentales. Esta labor ha permitido conocer con mayor profundidad momentos de su vida, en los que circunstancias de diversa índole —como la condición de clandestinaje, por ejemplo― han dificultado la reconstrucción histórica de los hechos.
En estos casos el investigador debe recurrir a la simbiosis entre documentos de diferente tipología dentro del universo documental —como pueden ser los escritos y las fotografías― para entretejer una narración más sustancial de un acontecimiento desde la naturaleza propia de cada documento.
Así sucede con la etapa de la vida del Che que va de 1965 a 1967, es decir, desde su salida hacia el Congo belga con la identidad de Ramón Benítez, pasando por su estancia clandestina en Tanzania y Praga, su regreso de incógnito a Cuba y la llegada a Bolivia como Adolfo Mena. El secreto y compartimentación con que se desencadenaron estos hechos hace que solo tiempo después y gracias a la huella documental con que él mismo fue registrando sus vivencias y pensamiento, pueda trazarse un itinerario fidedigno de su vida durante este periodo.
I. Preparativos
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Los preparativos de la guerrilla en el Congo marcan el inicio de una nueva etapa en la vida del Che. A partir de entonces sus acciones se entretejen con la idea de la lucha necesaria contra el imperialismo y en aras de la emancipación de los pueblos del mundo. Así lo expone en su Mensaje a la Tricontinental. Así comienza este itinerario.
“Y si todos fuéramos capaces de unirnos, para que nuestros golpes fueran más sólidos y certeros, para que la ayuda de todo tipo a los pueblos en lucha fuera aún más efectiva, ¡qué grande sería el futuro, y qué cercano!
“Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria”.
Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental

II. El Congo
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
De las vivencias del Congo quedan como registro documental sus estudios sobre temas militares, sus cartas familiares y algunos relatos de gran valor narrativo que, en lectura cruzada con las fotografías de la vida del campamento, la convivencia con la población nativa, los entrenamientos y el paisaje imponente de los alrededores del lago Tanganica, permiten reconstruir este periodo que tiene como síntesis —independientemente del fracaso―, el Epílogo de sus Pasajes que no es sino el compromiso de continuar la ruta de la liberación de los pueblos.
De la acción al pensamiento y viceversa, el itinerario continúa.
“El Congo es el escenario de la más cruel y enconada lucha de liberación, por tanto, el estudio de esta experiencia nos podrá dar útiles ideas para el futuro.
“A diferencia de América Latina, donde el proceso de neocolonización se ha producido en medio de violentas luchas de clases y la burguesía autóctona ha participado en la lucha antiimperialista antes de su capitulación final. África ofrece la imagen de un proceso planificado por el imperialismo; muy pocos son los países que han obtenido su independencia de lucha armada, todo ha transcurrido con una suavidad de mecanismo aceitado, en su conjunto.
(…)
“Podemos decir, haciendo un análisis somero, que América Latina en su conjunto ha llegado a un punto en el que la lucha de clases se agudiza y la burguesía nacional ha capitulado totalmente frente al poder imperialista, de tal manera que su porvenir, a corto plazo histórico, es el de una lucha de liberación coronada por una revolución de tipo socialista”.
Epílogo. Pasajes de la Guerra Revolucionaria. Congo

Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
III. Tanzania
Tras la salida abrupta del Congo belga, llega de manera clandestina a Tanzania. Son tiempos que imponen descanso, pero tratándose del Che es descanso fecundo. El pensamiento no se detiene y, por ende, el estudio tampoco, es el momento oportuno para continuar por la ruta de la filosofía, esta vez con experiencias de primera mano que permiten nuevas apropiaciones y guían el camino hacia nuevos conocimientos.
Un autorretrato y una carta reveladoras de su vocación intelectual, bastan para encerrar la esencia de este alto en el camino.
Tanzania también trae el reencuentro y el amor.
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
En este largo periodo de vacaciones le metí la nariz a la filosofía, cosa que hace tiempo pensaba hacer. Me encontré con la primera dificultad: en Cuba no hay nada publicado, si excluimos los ladrillos soviéticos que tienen el inconveniente de no dejarte pensar; ya el partido lo hizo por ti y tú debes digerir. Como método, es lo más antimarxista, pero, además suelen ser muy malos. La segunda, y no menos importante, fue mi desconocimiento del lenguaje filosófico (he luchado duramente con el maestro Hegel y en el primer round me dio dos caídas). Por ello hice un plan de estudio para mí que, creo, puede ser estudiado y mejorado mucho para constituir la base de una verdadera escuela de pensamiento; ya hemos hecho mucho, pero algún día tendremos también que pensar.
Carta a Armando Hart

IV. Praga
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
La ausencia de fotografías del Che en Praga revela el extremo secreto de su estancia. Los documentos de ese periodo, sin embargo, son suficientes para reconstruir el escenario en que transcurren esos días: una habitación y libros. La filosofía se mantiene en el centro.
El tiempo le permite ordenar notas tomadas a lo largo de su vida y contrastar práctica y doctrinas desde la experiencia cubana. Van cobrando forma de libro los llamados papeles de Praga, publicados en 2006 con el título de Apuntes Críticos a la Economía Política.
Regresa a Marx y a Engels en un esbozo biográfico que se remonta a las notas tomadas en su temprana juventud en aquellos cuadernos filosóficos trashumantes, transcritos en México y enriquecidos durante el proceso de construcción de una sociedad nueva. Evoca a Marx desde su dimensión humana y, desde el presente, no puede sino pensarse en que esa es también la justa medida para su propia sobrevida.
Ese ser tan humano cuya capacidad de cariño se extendió a los sufrientes del mundo entero, pero llevándoles el mensaje de la lucha seria, del optimismo inquebrantable, ha sido desfigurado por la historia hasta convertirlo en un ídolo de piedra. Para que su ejemplo sea aún más luminoso, es necesario rescatarlo y darle su dimensión humana.
Síntesis Biográfica de Marx y Engels

V. San Andrés
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
(…) me parece que, dada la delicada e inquietante situación en que te encuentras ahí, debes, de todas formas, considerar la conveniencia de darte un salto hasta aquí. Tengo muy en cuenta que tú eres particularmente renuente a considerar cualquier alternativa que incluso poner por ahora un pie en Cuba, como no sea en el muy excepcional caso mencionado arriba. Eso, sin embargo, analizado fría y objetivamente, obstaculiza tus propósitos; algo peor, los pone en riesgo. A mí me cuesta trabajo resignarme a la idea de que eso sea correcto e incluso de que pueda justificarse desde un punto de vista revolucionario. Tu estancia en el llamado punto intermedio aumenta los riesgos; dificulta extraordinariamente las tareas prácticas a realizar; lejos de acelerar, retrasa la realización de los planes y te somete, además, a una espera innecesariamente angustiosa, incierta, impaciente.
Y todo eso, ¿por qué y para qué? No media ninguna cuestión de principios, de honor o de moral revolucionaria que te impida hacer un uso eficaz y cabal de las facilidades con que realmente puedes contar para cumplir tus objetivos. Hacer uso de las ventajas que objetivamente significan poder entrar y salir de aquí, coordinar, planear, seleccionar y entrenar cuadros y hacer desde aquí todo lo que con tanto trabajo solo deficientemente puedes realizar desde ahí u otro punto similar, no significa ningún fraude, ninguna mentira, ningún engaño al pueblo cubano o al mundo. Ni hoy, ni mañana, ni nunca nadie podría considerarlo una falta, y menos que nadie tú ante tu propia conciencia. (…)
Carta enviada por Fidel al Che en junio de 1966

Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Fidel lo convence del regreso y comienza toda una operación encubierta que peligra por la cámara de Santiago Álvarez que, sin saberlo, registra para la posteridad el descenso del Che por la escalerilla del avión que traía a Cuba a los invitados de la celebración del 26 de julio.
Las jornadas de preparación en San Andrés son intensas, ya lo acompaña el grupo de hombres de lealtad y disposición probadas que irán con él en esta nueva etapa. La lucha está próxima, se impone el pragmatismo. La planificación ocupa la mente mientras los pies y el corazón se preparan para continuar el camino…
VI. Bolivia
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Hoy comienza una nueva etapa.
Primeras notas del Diario de Bolivia. 7 de noviembre de 1966

Un autorretrato donde aún puede vérsele caracterizado como Adolfo Mena, documenta su llegada a la Paz, que no marca sino un nuevo comienzo como anota en la página del 7 de noviembre del cuaderno que conoceremos después como Diario de Bolivia.
El último punto de este itinerario es a la vez el inicio de un camino hacia la permanencia, hasta la victoria.
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Foto: Cortesía del Centro Che Guevara
Vea además:
El Che es una figura de dimensión superior (+ Podcast)

El Che Guevara, un eternauta que trasciende y se renueva (+Fotos)

Leer más »

El Che Guevara, un eternauta que trasciende y se renueva (+Fotos)

El Che Guevara: los años pasan pero su figura trasciende el tiempo y se renueva.. Foto: AFPLos años pasan y el Che Guevera queda como el si fuera el eternauta y lo hubiera inventado Héctor Oesterheld. Siempre igual y siempre distinto. Porque las épocas eligen del Che lo que prefieren. Sobre ese fondo del luchador contra la injusticia, a fines de los ’50 se lo quiso equiparar a un comando civil antiperonista, en los ’60 fue el aventurero y el guerrillero heroico, el foco ejemplar, la conciencia y la voluntad como motor, es la lucha contra las dictaduras y por el socialismo y es el promotor de los estímulos morales sobre los materiales en la vida de los seres humanos. Es el idealista, el marxista, el foquista. El Che es uno y mil, pero en todos encarna el impulso ancestral de la humanidad de rebelarse ante las injusticias, el impulso sobre el que cabalga la esperanza, sin la cual es imposible la vida.
El mismo Che renegó de algunos de esos estereotipos. Por lo menos, eso quedó plasmado en su larga carta de respuesta a Ernesto Sábato cuando el escritor le preguntó si los barbudos que bajaban de Sierra Maestra para derrocar a Batista podían equipararse a los que habían derrocado a Perón. Y la respuesta del Che fue un rechazo furibundo en el que hace una reivindicación del peronismo como movimiento antimperialista y popular, aunque deja entrever sus dudas con Perón.
Y más o menos lo mismo le dijo a su madre Celia en la carta que le envió tras el derrocamiento de Perón. Las dos cartas y otros textos del Che, donde se refiere al peronismo, fueron publicadas en un libro muy interesante de Norberto Galasso donde el Che, a contrapelo de la mayoría de la izquierda argentina de la época –que era antiperonista–, hace una lectura del peronismo como movimiento nacionalista y popular y subraya los aspectos positivos y las limitaciones que le veía.
El Che Guevara junto a Fidel Castro. Foto:Télam.
Pero también fue producto de una época. El Che foquista quedó atrapado en el remolino de su momento histórico. Es el Che de “La guerra de guerrillas” donde repite un esquema casi elemental que era producto de un momento específico y un país muy particular. Pero esa misma idea llevada a la forma del relato literario en “Los relatos de la guerra revolucionaria”, lo revela como escritor y lo rescata.
A pesar de esas múltiples facetas, no hay ruptura en el camino que comenzó el joven aventurero que en sus viajes abrió los ojos a la realidad latinoamericana y se convirtió en el guerrillero de Sierra Maestra, y más tarde ministro de la Revolución y finalmente el comandante Ramón en el Congo y Bolivia. Más que ruptura, hay una línea de ascenso vertiginoso impulsado por esa autoexigencia al compromiso y la solidaridad que el Che aplicó en su vida y proponía para la construcción del Hombre Nuevo.
Está la figura del Che antiburocrático, el que prefirió retomar la lucha en Bolivia y renunció a la vida acomodada del ministro. Pero si el Che hubiera considerado que era más útil quedándose en Cuba, lo hubiera hecho. Como ministro impulsó la movilización popular solidaria en las campañas de trabajo voluntario y dio un debate profundo que influyó en los movimientos revolucionarios de todo el planeta, al contraponer los estímulos morales en la producción frente a los estímulos materiales del capitalismo y del modelo soviético. De la misma manera planteó el internacionalismo de los gobiernos revolucionarios en un plano diferente al del mero intercambio comercial de conveniencia. La idea del Hombre Nuevo que forjaría las sociedades del futuro se publicó en el periódico uruguayo Marcha y muestra una práctica donde ya aparece la importancia que asignaba a los procesos culturales.
El Che Guevara y Raúl Castro a principios de los 60. Foto: AFP
Fueron debates que el Che perdió la mayoría de las veces porque la época imponía urgencias a los procesos revolucionarios. Pero esos debates dejaron herramientas, embriones, semillas de ideas que tomaron importancia con el tiempo, quizás ya no como parte del morral de un comandante guerrillero, sino como parte de la búsqueda de una opción al mundo del individualismo exacerbado, las injusticias y el poder de las corporaciones que plantea el capitalismo salvaje de la globalización neoliberal.
Una parte de la humanidad valora a los que la valoran a ella, por eso la figura del Che trasciende y se renueva. La esperanza es una llama que se alimenta de la capacidad de los seres humanos para mejorar sus vidas como sociedad. Todas las acciones y las ideas del Che se basan en la confianza en la humanidad, en la naturaleza y la esencia de los seres humanos. Son valores que todavía resisten a la presión cultural hegemónica que busca denigrarlos para naturalizar sociedades de cada vez menos mega-ricos y poderosos y cada vez más pobres y sumergidos.
Es cada vez más difícil asegurar, como en la época del Che, que la humanidad marcha hacia un futuro socialista y hasta se puede dudar si llegará siquiera a un futuro mejor. Y más aún: el cambio climático instaló la duda sobre si hay realmente un futuro. Son preguntas que dan por ganadora la idea de que este mundo de desigualdad e injusticia se corresponde con la naturaleza humana. La imagen más conocida del Che, con la mirada perdida hacia el futuro, ya descarnada del hombre que fue, surge y sobrevive como la esperanza de que la humanidad puede encontrar un camino diferente.
(Tomado de Página 12)

Leer más »

Cuando no te contienes, y “desobedeces” al Che y lo elogias

Che. Foto: Archivo/ Cuba Socialista.“Lo pienso mientras él habla: decírselo no podría: todo elogio sonaría a frase hecha si dicho a quien no emplea ni una. Así no me refiero a él sino a Fidel Castro cuando le pregunto si conviene que los jefes se expongan tanto. Me responde que los que no están presentes en los momentos de peligro inspiran desconfianza y que por esto, a menudo, su gente deja de seguirlos (…) ‘¿Usted cree que América Latina podrá liberarse sin insurrección armada?’.  Niego con la cabeza y siento opresión porque la violencia, que imagino en todos sus detalles, me horripila, pero, claro, otra violencia más solapada y cruel es ejercida diariamente contra una inmensa mayoría. Se trata de ponerle término a esta violencia”
Justo como imaginaba la Premio Lenin de la Paz en 1958 y escritora argentina, María Rosa Oliver, debía ser cuidadosa con sus comentarios durante las cuatro horas de conversación, porque el Comandante Guevara no admitiría el más mínimo elogio. “Oye, el Che no era fácil, Menos mal que no lo celebró porque si no, el raspe hubiese sido grande”, diríamos nosotros.
Estaba avisada, así que continuó repensando antes de hablar. En algún momento le preguntó cómo debía llamarlo. “Como quiera, menos doctor”, le contestó definitivo. Es osada ella, no lo llama por ese título, sin embargo se atreve a provocarlo. “Quizás debido a su insólita naturalidad, quizá únicamente para divertirlo, le cuento de una amiga que, después de asistir a la conferencia de Punta del Este, se mostró muy sorprendida de que el Che Guevara tuviera tan buenos modales. ‘No los tengo, dígaselo a su amiga’. Otro rapapolvo.
Instantánea del Che tomada por Korda. Foto: Archivo.
Pero a María Rosa Oliver le ha bastado ese tiempo de conversación con él, -y no continuamente sobre temas trascendentes-, para tener la seguridad de que: “de todas las muchas personalidades que he tenido la oportunidad de conocer en mi larga y viajada vida, en ninguna como en la suya se complementan con tal armonía y equilibrio, la inteligencia, el corazón y el carácter (…) Acostumbrada a la dureza de los que se creen únicos poseedores de la virtud, la comprensión y la generosidad de este hombre austero y sacrificado confirman mi sospecha de que la revolución irá más a fondo y echará raíces más hondas cuando al imprescindible marxismo lo complemente un nuevo humanismo. En el comandante Ernesto Che Guevara, se dan ya ambas dimensiones”.
“Prosigue hablando de la guerra revolucionaria, de la lucha en las sierras. Lo hace con calma, con matices juguetones, siempre dando primacía a las reacciones humanas, jamás poniéndose en primer lugar, recalcando mediante un detalle lo que significaba tener por jefe a Fidel, todo sin el menor asomo de énfasis o retórica. Al evocar convence más que quienes tratan de persuadir, y como se atiene a hechos concretos y a sus propias experiencias, con una llaneza inusitada y libre de la falsa modestia de los inmodestos, veo en él, deslumbrada, al antifigurón que, por serlo, redime a una tierra enferma de figurones. De esta, su tierra natal y la mía, tiene las virtudes y no los vicios”.
Lo piensa, pero no se lo dice. ¡Qué va, de eso nada! Pero el pensamiento persiste y al final del encuentro, cuando ya no aguanta más, lo elogia, por supuesto, muy “sutilmente”.
“Lo oigo y me pregunto si no se adelanta a la historia: si la humanidad estará preparada a seguir a los como él: al hombre del futuro, el que será ‘más él mismo’  en la medida en que se socialice. El que olvidado de su «yo» y por lo tanto libre de vanidad e inmune a halagos y honores se da a… Nada he dicho, pero él me contesta: ‘Mire, yo no soy para ser ni el más alto funcionario en el más revolucionario de los gobiernos: soy para tirar tiros donde se luche contra el imperialismo’ (…) Hemos conversado cuatro horas. Cuatro horas en las que mi primera impresión se ha confirmado con creces: la de estar en presencia del ser con mayor talla moral y grandeza de alma que jamás he conocido. ¿Qué puedo darle yo en cambio de esos dones, que si fuera creyente, llamaría «del cielo»? Nada salvo decirle lo que a nadie, nunca, me he sentido impulsada a decir: que desearía ser su madre”.
Che y Fidel. Foto: Archivo.
Como la Lenin de la Paz, muchos que le conocen se sienten impulsados a elogiar las virtudes del guerrillero, mas por temor a que él lo interprete como “adulonería” (algo que detesta), se privan de la palabra hablada y convierten esa admiración en hecho honrando lo más valioso para él; la causa revolucionaria.
Alguien en especial le profesa simpatía desde que se conocen en México. Dos jóvenes con alma inquieta por las patrias del mundo platican durante horas. El entendimiento fue inmediato entre él y Fidel Castro. En la madrugada del 9 de julio de 1955, Ernesto Guevara de la Serna, ya era uno de los expedicionarios del Granma.
El joven argentino de 27 años, no milita en ningún partido político, pero es un marxista de convicción. A decir de Fidel, la coincidencia de ideas fue uno de los factores que más ayudó a su afinidad con él. Un hecho en especial atrajo la atención del líder del Movimiento: cuando fueron hechos prisioneros en el país azteca y en el interrogatorio el Che afirmó que sí era comunista. Años más tarde el líder de los barbudos le contaría a Aleida Guevara, hija del Che:
“Fui a discutir con tu papá a la cárcel porque yo les había advertido que no dijeran su condición política, pero allí me di cuenta que el Che no sabía mentir, ni aunque le fuera la vida en eso”.
El Che observa en la Sierra Maestra su teatro de operaciones. Foto: Archivo.
Podía haberse ido en el yate Granma sin él, pero no lo hizo. Logró que le dieran la libertad y salieron juntos hacia Cuba. Durante la travesía y las luchas que sucederían, Fidel conoció de cerca las condiciones excepcionales, como ser humano y guerrillero, de aquel joven argentino. El primero que ganó los grados de Comandante y el mando de la segunda columna que se organizara en la Sierra Maestra. Un maestro de la guerra, un artista de la lucha guerrillera: la invasión a Las Villas, la toma de Santa Clara…
Con la Revolución en el poder, un trabajador infatigable. “En los años que estuvo al servicio de nuestra patria no conoció un solo día de descanso”. Fueron muchas las responsabilidades que se le asignaron: Presidente del Banco Nacional, Director de la Junta de Planificación, Ministro de Industrias, Comandante de regiones militares, Jefe de delegaciones de tipo político, económico o fraternal.
Octubre de 1967. Fotos y cables de agencias noticiosas anuncian la muerte de su camarada. Fidel se niega a aceptar que aquel era el Che. Ojalá sea una mentira más de la CIA y sus aliados, piensa. Pero no, lo conoce muy bien, tras días de análisis de la información que llega a Cuba, el 15 de octubre de 1967, informa al pueblo cubano: “La noticia relativa a la muerte del comandante Ernesto Guevara es dolorosamente cierta, amargamente cierta”.
Dicen que aquella noche del 18 de octubre de 1867, en la Plaza de la Revolución Cubana imperaba el dolor y el silencio, mientras el Comandante en Jefe rendía honor a su compañero y amigo, Ernesto Che Guevara. Ese día Fidel no se pudo contener y lo elogió.

“Uno de los más familiares, uno de los más admirados, uno de los más queridos y, sin duda alguna, el más extraordinario de nuestros compañeros de revolución (…) de esos tipos de hombres difíciles de igualar y prácticamente imposibles de superar (…) La muerte del Che es un golpe tremendo para el movimiento revolucionario, en cuanto le priva, sin duda de ninguna clase, de su jefe más experimentado y capaz (…) Reunía en su extraordinaria personalidad, virtudes que rara vez aparecen juntas, reunía en su persona al hombre de ideas y al hombre de acción.
Che reunía como revolucionario las virtudes que pueden definirse como la más cabal expresión de las virtudes de un revolucionario: hombre íntegro a carta cabal, hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta, hombre de vida estoica y espartana, hombre a quien prácticamente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha. Constituyó, por sus virtudes, lo que puede llamarse un verdadero modelo de revolucionario.
Pero, además, añadía otra cualidad, una cualidad del corazón, ¡porque era un hombre extraordinariamente humano, extraordinariamente sensible! (…) Nos duele pensar que tenía solo 39 años en el momento de su muerte (…) Habríamos deseado de todo corazón verlo forjador de las victorias (más que precursor de esas victorias).
El ejemplo del Che debe ser el modelo ideal para nuestro pueblo (…) Si queremos expresar cómo aspiramos que sean nuestros combatientes revolucionarios, nuestros militantes, nuestros hombres, debemos decir sin vacilación de ninguna índole: ¡que sean como el Che! Si queremos expresar cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones, debemos decir: ¡que sean como el Che! (…) Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡queremos que sean como el Che!”.
Tras la partida física del Guerrillero Heroico, muchos otros, -un día no aguantaron más, y lo “desobedecieron”, y lo elogiaron. Haydee Santamaría, Alejo Carpentier, Julio Cortazar, Eduardo Galeano, Mario Benedetti, Raúl Roa, José Lezama Lima, Rodolfo Walsh, Roque Dalton, Manuel Galich… Y todos los que alguna vez dijimos o decimos: ¡Seremos como el Che!
Vea además:
Che Guevara: Estás nube, estás lluvia, estás estrella

En video, “Cuando pienso en el Che”
[embedded content]
En video, Las palabras de Fidel en la velada de homenaje al Che
[embedded content]

Leer más »

El Che es una figura de dimensión superior (+ Podcast)

Dedicaremos esta emisión del podcast de Cubadebate a conversar sobre la vida y obra de Ernesto Guevara. Foto: Deny Extremera/ Cubadebate.Este octubre se conmemora el aniversario 54 del asesinato del Che en Bolivia, una tierra desde la que luchó por alcanzar la emancipación de América Latina.
Dedicaremos esta emisión del podcast de Cubadebate a conversar sobre la vida y obra de Ernesto Guevara, desde el trabajo de un centro que se ha dedicado a estudiarlo y mantenerlo presente, el Centro de Estudios “Che Guevara”.
¿Por qué el Che y sus compañeros de guerrilla fueron a Bolivia? ¿Cómo se describe el proceso de formación intelectual del Che desde su juventud hasta que muere? Sobre estas y otras preguntas debatimos en la emisión de este viernes, en la que nos acompañan:

Dra.C. María del Carmen Ariet, miembro titular de la Academia de Ciencias de Cuba e investigadora del Centro de Estudios “Che Guevara”.
Amanda Terrero, graduada de Ciencias de la Información e investigadora del Centro de Estudios “Che Guevara”.

Escuche además

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.