HAVANA CLIMA

La Tira de los Lectores: Un monumento de tu ciudad

Fotografía del monumento a Ernest Hemingway. Foto: Raúl Enrique Alvarez Rodriguez

📷  Vuelve La Tira de los Lectores, esta vez dedicada a todos esos monumentos que hay en tu ciudad o que has fotografiado estando de visita en otra provincia. Hace unos días lanzamos esta convocatoria y publicamos tus imágenes en nuestra página y redes sociales. 

Publicaciones recomendadas para ti
Reportan débil tornado en Güira de Melena, Artemisa (+ Fotos)
Nomadland: Voces del camino
Denuncian más de 2 100 casos de violencia policial durante manifestaciones en Colombia

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Fallece Gus Machado, “un titán de Hialeah”

El nuevo Código Penal de Cuba impone penas de varios años de cárcel a quienes intenten salir ilegalmente de la isla y a quienes organicen y faciliten estas operaciones.
Desde los acuerdos migratorios firmados entre 1994 y 1995 por los Gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, las salidas ilegales del país dejaron de ser perseguidas y penadas por la ley.
Ahora las nuevas leyes, que sustituyen a las contempladas en el Código de 1987, acaban de ser aprobadas por la Asamblea Nacional de Poder Popular y hacen énfasis en las salidas por la vía marítima, que es la menos empleada por los cubanos en la actualidad.
Las cifras de los últimos años demuestran que la mayoría de los que salen de Cuba con el objetivo de afincarse en otro país, lo hace de manera legal, viajando a países que no requieren visa de entrada como Nicaragua y Rusia.
Las leyes son más recias, previendo sanciones de 10 a 30 años o cadena perpetua, para quienes en una operación de salida ilegal porten un arma u otro instrumento idóneo para la agresión; empleen “violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas”; si “se pone en peligro la vida de las personas o resultan lesiones o la muerte de alguna de estas”; si hay menores de dieciséis años; o si el hecho se comete por personas vinculadas a la delincuencia organizada transnacional.
Si en la salida interviene un funcionario público o personas vinculadas a la delincuencia organizada transnacional, la sanción es de privación de libertad de 8 a 20 años. El Artículo 286.1. dispone el mismo castigo para quien penetre en el territorio nacional utilizando medio naval o aeronave u otro medio de transporte, con la finalidad de realizar la salida ilegal de personas.
De manera general el Artículo 283.1. castigará a todo aquel que salga o realice actos tendentes a salir del territorio nacional, con una sanción de privación de libertad de 1 a 3 años o multa de trescientas a mil cuotas o ambas.
El Artículo 288.1. establece que las personas que opten por salir del país como parte de una operación de tráfico de personas serán acusados penalmente si han “mostrado un papel activo o provocador en su ejecución” y si han instado de forma consciente y voluntaria a la salida del país.
Las nuevas leyes contemplan una sanción de 3 a 8 años de cárcel a quien emplee violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas y a quien ejecute tales acciones con habitualidad.
El Artículo 284.1. contempla penas de 2 a 5 años en prisión para quien organice, promueva o incite la salida ilegal de personas.
El Artículo 285.1. castiga con privación de libertad de 7 a 15 años a quien “sin estar legalmente facultado, organice, facilite, incite o promueva, con ánimo de lucro, la entrada o salida de personas, del territorio nacional, con la finalidad de que estas emigren a otro país”.
El Artículo 287 establece una pena de 3 a 8 años de cárcel para quien preste ayuda material, ofrezca información, colabore en la organización o facilite de cualquier modo la salida ilegal del país.

A raíz de conocerse las nuevas leyes para la migración ilegal, el abogado Eloy Viera Cañive analizó que “la fórmula del régimen cubano para evitar la estampida de los cubanos por mar no tiene que ver con recetas duraderas que promuevan cambios en los niveles de vida y las libertades individuales de los cubanos. Por el contrario, la fórmula que consideran más eficiente —como para tantas otras cosas— sigue siendo la represión y abrir un camino terrestre hacia los Estados Unidos a través de aliados como Nicaragua”.
Por otra parte en su análisis publicado en El Toque en abril, asegura que “lo cuestionable en el caso de la salida ilegal del país es que las autoridades cubanas pretenden agravar las penas de quienes más que delinquir ejercitan un derecho humano: la emigración”.
A su juicio, el nuevo Código debió haber eliminado la criminalización de la emigración ilegal por ser una vulneración al derecho de las personas a moverse libremente y a salir de su propio país.
“Pero, por el contrario, la normativa agrava las sanciones para quienes insisten —a pesar de los fracasos y por su imposibilidad de enfrentar los costos de la emigración legal— en salir de Cuba por cualquier medio”, apunta el jurista.

Leer más »

Se incendian balitas de gas en plena calle de Ciego de Ávila

Un bicitaxi cargado con los tanques de gas licuado conocidos en Cuba como “balitas”, se incendió este lunes en medio de una calle en la ciudad de Ciego de Ávila, según reportes en redes sociales.“Amigos ahora mismo [lunes] en Ciego de Ávila un bicitaxi con 6 balitas de gas licuado se le encendieron y explotaron las baterías de litio, por suerte no le pasó nada al dueño ni nada más grave [;] los bomberos [llegaron] a tiempo por suerte”, explicó el internauta Axel Rolando, en el grupo público de Facebook “Accidentes Buses & Camiones ¡por más experiencia y menos víctimas!”.

Un carro cisterna del Cuerpo de Bomberos de Cuba llegó para intentar sofocar las llamas que envolvían los recipientes con gas licuado en plena calle, como se ve en un clip audiovisual compartido por Axel Rolando. “¡Vamos, vamos! ¡Dale, dale!”, instaban a los efectivos los transeúntes, temerosos de una explosión.

Otro video publicado por el usuario muestra a varios bomberos apagando el incendio del ciclo para transportar pasajeros, a veces utilizado para acarrear productos, como sucedió en este caso con las balas de gas. Las gomas y asientos del bicitaxi quedaron completamente derretidos, y se dañaron otras partes del vehículo.

“Qué cosa es eso negligencia tras negligencia, no es fácil lo que está pasando”, opinó Ricardo González. Por su parte, Marcos E. Castro Balseiro comentó en el post: “Qué locura, caballero, la gente no sabe lo que hace el gas, mira lo que hiso en el Saratoga y todavía la gente quiere seguir con balas”.

La percepción de riesgo de los cubanos sobre el gas que se provee exclusivamente a través de empresas del gobierno, aumentó en las últimas semanas tras una explosión ocurrida el 6 de mayo en el Hotel Saratoga de La Habana, que dejó hasta el momento 46 fallecidos y un centenar de lesionados. Según la versión oficial, la tragedia se produjo por un escape mientras un camión con cisterna abastecía la instalación turística con gas licuado.

Otro estallido por gas, ocurrido en la calle San Nicolás No. 954 esquina Corrales, La Habana Vieja, dejó a tres personas heridas en la madrugada del 11 de mayo, reportó la prensa oficialista.

Así lo confirmó a la revista Buenos Días el coronel Luis Carlos Guzmán, jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuba. Se reportaron tres lesionados, incluidos un niño que fue llevado grave al centro médico Juan Manuel Márquez, y su padre en al hospital Calixto García.

El adulto, de más de 50 años, tiene 90% de quemaduras y peligro para la vida; el niño de 11 años tiene un 75% de quemaduras en su cuerpo. “Debemos aclarar que no tiene nada que ver con lo sucedido en el Saratoga. Más adelante ofreceremos más información sobre el suceso”, comentó Guzmán.

El hecho ocurrió alrededor de las 5 de la madrugada y se reportaron pérdidas materiales en, al menos, apartamentos. La llave del gas manufacturado estaba abierta, encendieron la luz y eso causó la explosión, aseguró el medio oficialista Cubadebate.

Leer más »

Boxeadores de Cuba listos para enfrentar puños profesionales en México

Los medios especializados recuerdan que el boxeo cubano compitió por primera vez en 2014 en competencias de nivel semiprofesional de la Serie Mundial de Boxeo (WSB)
Arlen López enfrentará al mexicano Fernando Galván. (Foto: Roberto Morejón)

Relacionados

El equipo de boxeo Domadores de Cuba ya entrena para debutar en el profesionalismo contra peleadores mexicanos básicamente el viernes 20, después de más de 60 años batiéndose solo a nivel amateur.

Este inédito hecho, esperado por muchos, ha creado por ese motivo expectativas en la afición del deporte de los puños, en especial un país como México considerado entre los mejores del mundo en el boxeo profesional, con figuras estelarísimas en cada época.

El cartel se disputará en la ciudad de Aguascalientes, y los mexicanos verán en acción a púgiles cubanos de la talla de los campeones olímpicos Julio César La Cruz, Roniel Iglesias, Arlen López y Lázaro Álvarez, junto al líder mundial Yoenlis Feliciano, y al bronce Osvel Caballero.

Serán los primeros amateurs cubanos que pelearán en un circuito rentado después de que la Federación de Boxeo Nacional diera luz verde a su participación profesional el pasado abril.

La federación informó entonces que había suscrito un “contrato de representación” con la empresa mexicana Golden Ring Promotions para la celebración de estos combates, las primeras competencias profesionales de púgiles cubanos desde 1962.

El bicampeón olímpico La Cruz tendrá como oponente al crucero colombiano Deivis Cásseres en el cuadrilátero que se instalará en el Palenque de la Feria de San Marcos, para celebrar el cartel de seis peleas a igual número de asaltos pactados. Será el único no mexicano que enfrentará a la escuadra antillana pues los demás son peleadores del patio.

Los medios especializados recuerdan que el boxeo cubano compitió por primera vez en 2014 en competencias de nivel semiprofesional de la Serie Mundial de Boxeo (WSB), donde los Domadores de Cuba ganaron tres de las cinco ediciones en las que participaron, la última en 2018.

Según el programa dado a conocer poco después de la llegada de los cubanos el domingo, es el siguiente:

Súper plumas: Osvel Caballero (CUB) vs. Joshman Reyes (MEX)

Súper ligeros: Lázaro Álvarez (CUB) vs. Francisco Mercado (MEX)

Súper welters: Roniel Iglesias (CUB) vs. Brandon Pérez (MEX)

Súper medianos: Yoenlis Hernández (CUB) vs. Octavio (MEX)

Semicompletos: Arlen López (CUB) vs. Fernando Galván (MEX)

Cruceros: Julio César La Cruz (CUB) vs. Deivis Cásseres (COL)

También incorporan al programa del Palenque el combate de semicompletos (10 asaltos), entre José “Bolivita” Uzcategui (Venezuela) vs. Felipe “Indio” Romero (México).

El pesaje de los púgiles está designado un día antes de los pleitos por lo cual los boxeadores tendrán que observar mucho rigor en su dieta, y la tradicional conferencia de prensa está prevista para mañana miércoles.

El entrenador jefe de la escuadra cubana, Rolando Acebal, expresó a la prensa que sus Domadores están en condiciones de alcanzar un gran resultado. Asimismo afirmó que han tenido en cuenta las exigencias vinculadas a la extensión de los combates y otras características del boxeo profesional.

Leer más »

¿Quién salvará a mis estudiantes?

Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Foto: Heriberto González/ Cubaperiodistas.“¡Prepárate!”, me decían. Y hay que prepararse, sí. Imaginen entrar a un aula después de las cinco de la tarde; imaginen entrar a un aula… Que te miren con rostro de cansancio, algún que otro de soberbia, que ni te miren, que murmuren cómplices sobre el cartel que lleva tu pulóver en el pecho, que se rían, hablen, que se callen por completo y tú allá delante. Sin dudas, se trata de algo “terrible”. “¿Y tú qué cuento meterás ahora?”, sientes que piensan. “¿Qué esperan de mí?”, te preguntas.
“De ustedes… espero aprender”; “apoyo y comprensión”; “encontrar en el profesor un apoyo”; “que sean los primeros profesores que se preocupen por cosas del grupo, ya sean las notas o actividades”; “que creen la confianza para ser sinceros con nuestros problemas”; “buen entendimiento, respeto y confianza”; “tener un tercer año donde recupere ese sentir que tuve cuando llegué a FCOM (Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana), quiero volver a sentir que es casa”; “que sean atentos, que se preocupen”; “apoyo; acompañamiento”; “apoyo”; “comprensión, movilidad, constancia”; “paciencia… porque desde que empezó la pandemia se ha vuelto muy difícil entender en clases, también se ha dificultado la vida en particular de muchos”, respondieron mis estudiantes en una breve encuesta que salí disparado a leer en cuanto terminó el “calvario”.
Hay términos que se repiten… no es casual.
“¿Qué periodismo se ven haciendo? ¿Con qué sueñan?”, resultaban las otras interrogantes del sondeo.
“Estudiante”, de Juan Carlos Ñañake Torres.
“Espero que pueda pasar todo bien”; “periodismo investigativo, cultural”; “graduarme”; “periodismo científico-investigativo”; “graduarme y dar clases”; “un periodismo que se especialice en temas de utilidad pública”; “mi sueño es ejercer mi carrera sin ningún problema, en Cuba, y que sirva de ejemplo”; “seguir creciendo en el mundo del fotoperiodismo y el audiovisual”; “periodismo cultural”; “periodismo deportivo: trabajar en un medio totalmente deportivo”; “quiero convertirme en una periodista diestra y trabajar en una agencia periodística profesional”; “me gustaría hacer un periodismo capaz de influir en las personas y crear un estado de reflexión”; “periodismo documental”; “periodismo investigativo”; “graduarme y seguir superándome”; “periodismo investigativo”; “graduarme”; “lo narrativo, el universo de los podcasts”; “quiero que ayude a la gente, que moleste a quien deba hacerlo y que sea claro en su intención”; “escribir, solo así soy feliz”; “periodismo para el desarrollo social”; “poder cumplir mis metas personales en Cuba”; “periodismo cultural”; “graduarme”; “periodismo cultural”; “mi sueño es poder vivir satisfactoriamente como periodista”; “ser cineasta y documentalista”; “periodismo radial”; “no lo tengo claro: todos los días sumo uno a lista de sueños”; “periodismo cultural”; “poder graduarme y hacer todo lo posible por ayudar a mi familia posteriormente”.
Mi primera vez, algo reseca, frente a un aula fue la confirmación de que no estaba enfrente de “un aula” a secas, sino, parafraseando al bueno de Galeano, de un mar de fuegos; la confirmación de que mis estudiantes esperan algo… la confirmación de que mis estudiantes sueñan… aunque algunas caras de soberbia lo disimulen; aunque el cansancio y el calor se confabulen a las cinco de la tarde para homogeneizarlo todo e intentar, quizás, hacer ver que nada o poco importa, hacernos ver como enemigos, adversarios, que suplican que “la campana” de la seis y cinco suene y los libre de mí… y me libre de ellos.
Luna y Alicia [1] son quienes más me han impresionado. Luna era bailarina, en ello le fue su infancia y primera juventud hasta que algo pasó, algo tan terrible y duro, al parecer, que la llevó a renegar de la escena. Según confesaba, medio tímida, todavía hoy, en su día a día, sufre secuelas de ello.
Lo de Alicia es distinto. Su rostro lo he fijado tres semanas después, cuando me entregó una carta oficial que no supe ver entre el cúmulo de otros tantos papeles. En las afueras de la facultad me insistió para que la encontrase –la carta– mientras alternaba entre el “tú” y el “usted” para tratarme.
Horas después, justo antes de iniciar el turno, Alicia se iba. El “turno” es uno de esos turnos de los que nadie quiere dar, quizás ni “turno” sea. Alicia tiene veinte años pero mira con treinta. Los veinte años de Alicia no parecen ser los veinte años de cualquiera o de muchos o de la mayoría. Alicia me encara y pregunta: “¿para qué yo tengo que entrar ahí?”.
En Alicia coexisten varias problemáticas –duras problemáticas– que atraviesan a muchos universitarios y universitarias de la Cuba que corre. Alicia no es de La Habana y, asegura, la han botado dos veces de la beca; Alicia trabaja para pagarse un alquiler y poder seguir viviendo aquí, estudiando aquí, sin que sus padres paguen por ello. Más veces a la semana de las que le gustaría, Alicia sale corriendo de la facultad e incluso así llega tarde… e incluso así tiene que aguantar que el jefe la mire con su cara de perro, con su cara de “a mí qué me importa”, con su cara de “yo te pago”.
Cuando Alicia me mira de esa forma mientras fuma un cigarro, no tengo más respuesta que: “Si tienes trabajo no hay nada más que hablar… Yo sé lo que es eso. Vete”.
Teniendo la edad de Alicia, aún no sé bien cómo, me nombraron secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas de la facultad. Al enterarse, mis padres –también en otra provincia– pusieron el grito en el cielo y, temiendo que me alejara de la profesión, casi que me obligaron a buscar un trabajo en un medio de prensa. Durante dos años, fui estudiante, trabajador y militante con responsabilidades que, francamente, me superaban.
Más de un cinco perdí por no poder cumplir con el porciento de asistencia requerida. Mil veces el cansancio me hizo dormirme descaradamente frente a doctores en ciencia que respetaba sobremanera y que decían cosas que de verdad me interesaban mucho. En par de ocasiones, casi me rajo a llorar por la impotencia que se conjugaba entre el querer/hacer/tener-que y el no poder, porque el día no tiene más de 24 horas ni la semana más de siete días y porque uno, a veces, así de sencillo y fuerte, no puede más. También a veces, quienes nos rodean–estudiantes, padres, profesores, jefes– no entienden o no saben que uno no puede más y ello lo empeora todo.
Puedo decir que no me arrepiento de nada pero sé que hay quienes no corrieron esa suerte, la de no arrepentirse, la de no romperse del todo, en parte porque sus condiciones no eran las mías. Yo, de alguna forma, me dejara la soberbia utilizarlo o no, siempre tuve, allá a lo lejos, un respaldo.
Alicia casi no mueve el rostro cuando habla, con una mezcla ácida de soberbia, desánimo y guapería. Alicia me dice que ella no es ni un cuarto de la persona que era cuando empezó la universidad, que era alegre, que sentía la euforia que explotaba entre estas paredes y que ya nada de eso existe, como tampoco existe la Alicia de entonces.
La realidad es que las Alicias no han tenido universidad. Llegaron aquí un día y se enfrentaron con una vida estudiantil de ensueño, de música por todas partes, de gente bailando en las esquinas, de piñas y miradas y de “¡al fin estoy en la universidad, coño!”.
Pocos meses después… ¿seis? ¿siete? A las Alicias les dijeron que las clases se suspendían por un mes y, de pronto, las Alicias se descubren acabando la universidad sin haberla vivido, pensando en sus tesis, en dónde trabajar después y preguntándose dónde carajos está la vida universitaria que les prometieron y que la vida misma –así, en abstracto, pero muy en la concreta– acabó por quitarles.
Se trata de Alicia, pero también se trata de mí, se trata de muchos… A mí también me dijeron que en un mes acabaría todo y, cuando volví a poner los pies en estos suelos, ya ni siquiera era estudiante. La estafa que nos asestó la vida resultó tumultuaria, total, implacable… Nadie escapó de ella, pero hubo quienes pudieron escapar menos que otros.
Yo quiero decirle más cosas a Alicia: que resulta un formalismo tonto ese trato de usted; que a ella le toca, junto a mí, junto a tantos, volver a transformar este sitio de aprendizajes en aquella “casa” del eslogan; que en realidad no siempre fue casa para todos porque la vida cruda no les permitió–a todos– sentirse así y, por lo cual, además de renacer, nos corresponde –difícil asunto– ser mejores todavía. Yo quiero decirle a Alicia que el mundo está en sus manos, que lo estruje, que lo invente… pero que no va a ser fácil.
Y Alicia, por su voluntad, entra al aula.
El aula, en esta tarde, es una olla de grillos. Se debate el proceso de integralidad. Es casi incontrolable. Gabriela, la arrestada presidenta de brigada, habla tan bajo que el barullo la vence. En una de esas, Eduardo abandona corriendo su silla y se sitúa enfrente.
Eduardo tiene experiencia como animador, le gusta, le sabe al asunto de canalizar los ánimos del resto. A Eduardo le apasiona el género urbano y sus sueños se perfilan por ahí. Tiene para eso… Días atrás, cuando el equipo de fútbol de la facultad jugaba contra el de Filosofía, Historia y Sociología, Eduardo dominaba las gradas que, quién lo duda, forman parte también del juego todo. En el terreno, el Gabo emitía instrucciones a nuestros players, pero en las gradas era Eduardo el que mandaba. Eduardo dirigía el estímulo, el afecto, la guapería… Eduardo estaba al frente de otro batallón dentro de la misma guerra.
Ahora, aquí, Eduardo también hace magia y va logrando que el mar de fuegos sea una sola flama y que decida quiénes son sus mejores en cada dichoso parámetro. Entre risas camina todo, pero al final de la tabla aparece un parámetro de nomenclatura bastante burocrática que marca un punto de giro.
“Bueno, impacto social… eso es…”, grita a medias y suelta la pantomima de una guataca en un surco.
Entonces, alguien se levanta y llama la atención de que sí, es la guataca en el surco, pero no solo, porque en esta aula, en esta, hubo gente que se jugó la vida en hospitales y centros de aislamiento.
El aula deja de reír porque el aula entiende que hay cosas que son sagradas y el aula sabe respetar lo que merece respeto, como mismo tira a juego lo absurdo, lo innecesario, lo desfasado. El aula no quiere que sea uno, sino que sean varios, y arranca la disputa contra el reglamento que nos obliga a competir, a decir “yo más que tú”…. De pronto, corroboro que esta aula estigmatizada sabrá Dios por cuántos prejuicios, es muchísimo más valiosa de lo que ella misma calcula.
Esta aula, donde parece haber pocos tapujos a la hora de sincerarse; donde quienes juegan fútbol hoy, bailarán ballet mañana en nombre de la misma bandera azul y blanca de esta facultad; donde hay gente que sueña con hacer periodismo “puro” o con pararse frente a una cámara o con ser productor musical o con la moda y la estética o con los refugios de animales o hasta con el periodismo religioso…
En esta aula, donde tal vez ya hacen un poco de todo eso… donde se movilizan por lo que sienten y se aparecen todos un día vestidos del mismo color. Esta aula, donde la migración está doliendo ahora mismo, donde el futuro inmediato de este país no es preocupación superflua. Esta aula, donde también se decide lo que Cuba será y está siendo…
Habrá quien piense que están perdidos y con desprecio mire sus irreverencias, sus gafas estrafalarias y sus pantalones rotos –sin preguntarse acaso si tendrán más– o se escandalice porque no conocen determinada canción, determinada película, determinado nombre, determinado concepto… “¿Y quién los va a salvar?”, insistirá aquel o aquella, más que por lo que ve, por lo que no ha visto.
Habrá que responderle entonces que regrese a mirar bien y que, probablemente, perdido está quien no haya sido capaz de ver de qué están hechos ellos, ellas, en estas sillas de configuración bancaria, en esta aula llena de contradicciones.
En todo caso, se salvarán ellos mismos, como ellos mismos han salvado su asamblea; tanto así que, cuando busco con los ojos a Alicia, de repente la encuentro sonriendo.
Notas
[1] Estos nombres (Luna y Alicia) han sido cambiados para respetar la privacidad de las protagonistas.
(Tomado de La bengala)

Leer más »

Cuba increases number of people with anti-COVID-19 booster

HAVANA, Cuba, May 17 (ACN) A total of 7,169,063 people in Cuba have received anti-COVID-19 booster doses, the ministry of public health (MINSAP by its Spanish acronym) reported today.Of these, 323,639 are part of the clinical study and 6,845,424 belong to the booster vaccination that is being applied to the population of selected territories and at-risk groups.According to the report, as of May 15, 10,664,346 have received at least one dose of the Cuban vaccines Soberana 02, Soberana Plus and Abdala; 9,406,016 have received a second dose and 9,106,065 have received a third one.To date, 36,369,267 doses of Cuban anti-COVID-19 vaccines have been administered in the country.There are 25,706,267 related to the mass vaccination process; 9 ,618,831 to the sanitary intervention; 454,064 to the intervention study; and 266,466 to clinical trials.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.