HAVANA CLIMA

Farruko

Farruko recibe a través de CubaNet la carta de un niño preso por manifestarse el 11J

MIAMI, Estados Unidos. – El reguetonero puertorriqueño Farruko hizo acuse de recibo a través de su cuenta en Instagram de la carta dirigida a él por el adolescente cubano Jonathan Torres Farrat, encarcelado por manifestarse el 11 de julio de 2021 (11J).
Farruko compartió una captura de pantalla del artículo publicado en CubaNet en la mañana de este viernes, donde puede leerse la carta de Torres Farrat.
“Esto me llegó, no sé si es cierto, solo pido misericordia y te tendré en mis oraciones”, escribió. “Muchas veces he querido cambiar el mundo pero yo solo no lo puedo hacer, hay que poner de parte de todos, el cambio comienza por nosotros mismos. Te amo hermanito. DTB hay que predicar + amor – violencia porque la violencia no se vence con violencia”, agregó.
(Captura de pantalla)
En la misiva enviada al reguetonero ―su músico favorito―, Jonathan Torres Farrat relató pasajes del calvario que sufre desde que fuera detenido el pasado 13 de agosto. El adolescente fue arrestado ese día en su casa por agentes de la Seguridad del Estado. “Yo lo único que le dije a ellos fue que si podía subir a mi cuarto a ponerme los zapatos porque yo andaba en chancletas. Subí, me puse los zapatos entré y mi mamá empezó a llorar”, contó.
Asimismo, explicó al cantante boricua que su estancia en prisión no ha sido fácil. Ha sido una situación ―dijo― agravada por sus padecimientos de salud, por carencias y por la violencia de sus propios carceleros, que llegaron incluso a golpearlo.
“Dijeron que nos encueráramos y yo no quise. Me mataron a galletas y a patadas por el piso. Yo no quise decirle nada a mi mamá para que no se preocupara hasta que en la visita me vio los arañazos en el cuello. Ellos se enteraron de cómo era mi mamá y como soy yo no ha pasado más nada”, contó el joven sobre su experiencia en la Cárcel de Jóvenes de Occidente.
Por último, el hijo de Bárbara Farrat Guillén pidió a Farruko apoyo para amplificar su causa. “Te escribo esta carta porque eres mi artista favorito Farruko, contándote todo lo que he vivido solo por reclamar libertad. Quisiera que me apoyaras y que le contaras mi verdad al mundo. Te respeto y admiro mucho, quiero que seas mi padrino”.
A continuación, CubaNet reproduce íntegramente la carta enviada por Torres Farrat a Farruko.
Para Farruko:
El 13 de agosto me levanté temprano, cogí el teléfono y salí a trabajar. Cuando viré estaba una patrulla casi en la puerta de la casa y no pensé que era para mí, pero cuando subí las escaleras de mi casa estaban dos hombres parados. Me preguntaron si yo era Jonathan. Yo respondí que sí y me enseñaron unos carnes del DTI. Yo lo único que le dije a ellos fue que si podía subir a mi cuarto a ponerme los zapatos porque yo andaba en chancletas. Subí, me puse los zapatos entré y mi mamá empezó a llorar.
Ella le pregunto a esa gente que si eso era rápido y dijeron que sí. Me despedí de mi abuela, de mi mujer, que en ese tiempo estaba embarazada, y le di la bendición a mi mamá. Baje las escaleras y me montaron en la patrulla y me llevaron al DTI de Acosta. Me enseñaron unos vídeos. Yo decía que ese no era yo y ellos insultados. Yo estaba sin esposas y me pusieron las esposas y me las apretaron durísimo. Yo estaba sentado y decía que ese no era yo y me empujaron cuando estaba sentado, me esposaron y me colgaron en la reja en puntillas de pie. Cada vez que me movía y le daba a la reja las esposas se apretaban cada vez más. Me montaron en la patrulla y me llevaron para la estación de policía de Aguilera. Vi a mi mamá y ella empezó a llorar le di un besito y me subieron. Después de un rato me bajaron para la celda, entregué todo lo que tenía arriba y me metieron en la celda. Después de estar un día allí todos los que estaban en la celda se fueron y me quedé solo.
Esa noche me pasaron para otra celda y llegó un amigo mío que es como si fuera mi hermano y estuve en la celda con él. Venía por lo mismo que yo. Ese día por la noche empezamos a llamar al guardia y no venían; gritábamos y no venían; hasta que vinieron y se hicieron los bravos se molestaron porque los habíamos llamado. Ese día parece que no había agua. No nos bañamos. Al otro día empecé a llamar al guardia para haber si podía habla con mi mamá para que supiera de mí, para que no se preocupara. No pude llamarla. Empecé a dar bateó y me sacaron de esa celda a mí y a él y nos pusieron en otra. Ese día no me dieron el colchón para dormir.
Por la mañana tenía dolor hasta en los dientes de no lavarme la boca y dolor en el cuerpo de dormir en el cemento pelado. Después, al otro día, o creo que ese día, me llevaron para el técnico de Acosta. El primer día de Acosta estuve bien, nada más que el día que se para un guardia delante de mí y me dijo, así mismo: “¿Tú quiere ver como te doy un galletazo?”. Yo le dije que sí, yo pensé que era jugando, y entró. Yo nunca le había dado confianza para jugar. Abrió la reja, se quitó la camisa y me dio un galletazo por gusto. Cogió, salió y al rato me sacaron para hablar conmigo porque se enteraron que yo era de los tirapiedras, como dicen ellos. Eso era para que yo no le dijera a mi mamá. Allí daban el teléfono cada vez que les daba la gana a ellos. Hasta que me trajeron para la Cárcel de Jóvenes de Occidente.
Aquí en el manto me empezaron a dar unos dolores en el oído con el tiempo. Un día por la noche me empezó a salir humor por el oído y empezaron a llamar al guardia. Tuvimos que empezar a formar gritería y cuando vinieron me dijeron que para que me iban a bajar al botiquín si no había medicamentos. Se fueron, me seguían dando los dolores y los volvieron a llamar. Vinieron al rato, me bajaron el botiquín y no había nada. Subí y al otro día el reeducador me consiguió unas goticas. Él mismo me dijo que no había en la prisión, pero no había médico tampoco.
El agua de aquí no sé lo que tiene pero a la gente le daba vomito con sangre y diarrea. Gracias a Dios que a mí no me dio nada de eso. La gente se desmayaba y no bajaban el botiquín porque no había nada.
Con el tiempo me subieron para la compañía 5. Allí en mi cubículo un día se fajaron y sacaron a todo el mundo. Dijeron que nos encueráramos y yo no quise. Me mataron a galletas y a patadas por el piso. Yo no quise decirle nada a mi mamá para que no se preocupara, hasta que en la visita me vio los arañazos en el cuello. Ellos se enteraron de cómo era mi mamá y, como soy yo, no ha pasado más nada.
Te escribo esta carta porque eres mi artista favorito Farruko, contándote todo lo que he vivido solo por reclamar libertad. Quisiera que me apoyaras y que le contaras mi verdad al mundo. Te respeto y admiro  mucho, quiero que seas mi padrino.
Jonathan Torres Farrat
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Niño preso del 11J envía carta a Farruko: “Quisiera que me apoyaras y que le contaras mi verdad al mundo”

MIAMI, Estados Unidos. — Jonathan Torres Farrat, uno de los niños presos por manifestarse el 11 de julio de 2021 en Cuba, envió una carta al cantante puertorriqueño Farruko, su artista favorito.
En la misiva enviada al reguetonero, el joven relató pasajes del calvario que sufre desde fuera detenido el pasado 13 de agosto. Torres Farrat fue arrestado ese día en su casa por agentes de la Seguridad del Estado. En ese momento, todo cambió para él.
“Yo lo único que le dije a ellos fue que si podía subir a mi cuarto a ponerme los zapatos porque yo andaba en chancletas. Subí, me puse los zapatos entré y mi mamá empezó a llorar”.
Jonathan Torres Farrat explicó al cantante boricua que su estancia en prisión no ha sido fácil, una situación agravada por padecimientos de salud, carencias de todo tipo y por la violencia de sus propios carceleros, que llegaron incluso a golpearlo.
“Dijeron que nos encueráramos y yo no quise. Me mataron a galletas y a patadas por el piso. Yo no quise decirle nada a mi mamá para que no se preocupara hasta que en la visita me vio los arañazos en el cuello. Ellos se enteraron de cómo era mi mamá y como soy yo no ha pasado más nada”, contó el joven sobre su experiencia en la Cárcel de Jóvenes de Occidente.
Por último, el hijo de Bárbara Farrat pidió a Farruko apoyo para amplificar su causa.
“Te escribo esta carta porque eres mi artista favorito Farruko, contándote todo lo que he vivido solo por reclamar libertad. Quisiera que me apoyaras y que le contaras mi verdad al mundo. Te respeto y admiro mucho, quiero que seas mi padrino”.
A continuación, reproducimos íntegramente la carta
 Para Farruko:
El 13 de agosto me levanté temprano, cogí el teléfono y salí a trabajar. Cuando viré estaba una patrulla casi en la puerta de la casa y no pensé que era para mí, pero cuando subí las escaleras de mi casa estaban dos hombres parados. Me preguntaron si yo era Jonathan. Yo respondí que sí y me enseñaron unos carnes del DTI. Yo lo único que le dije a ellos fue que si podía subir a mi cuarto a ponerme los zapatos porque yo andaba en chancletas. Subí, me puse los zapatos entré y mi mamá empezó a llorar.
Ella le pregunto a esa gente que si eso era rápido y dijeron que sí. Me despedí de mi abuela, de mi mujer, que en ese tiempo estaba embarazada, y le di la bendición a mi mamá. Baje las escaleras y me montaron en la patrulla y me llevaron al DTI de Acosta. Me enseñaron unos vídeos. Yo decía que ese no era yo y ellos insultados. Yo estaba sin esposas y me pusieron las esposas y me las apretaron durísimo. Yo estaba sentado y decía que ese no era yo y me empujaron cuando estaba sentado, me esposaron y me colgaron en la reja en puntillas de pie. Cada vez que me movía y le daba a la reja las esposas se apretaban cada vez más. Me montaron en la patrulla y me llevaron para la estación de policía de Aguilera. Vi a mi mamá y ella empezó a llorar le di un besito y me subieron. Después de un rato me bajaron para la celda, entregué todo lo que tenía arriba y me metieron en la celda. Después de estar un día allí todos los que estaban en la celda se fueron y me quedé solo.
Esa noche me pasaron para otra celda y llegó un amigo mío que es como si fuera mi hermano y estuve en la celda con él. Venía por lo mismo que yo. Ese día por la noche empezamos a llamar al guardia y no venían; gritábamos y no venían; hasta que vinieron y se hicieron los bravos se molestaron porque los habíamos llamado. Ese día parece que no había agua. No nos bañamos. Al otro día empecé a llamar al guardia para haber si podía habla con mi mamá para que supiera de mí, para que no se preocupara. No pude llamarla. Empecé a dar bateó y me sacaron de esa celda a mí y a él y nos pusieron en otra. Ese día no me dieron el colchón para dormir.
Por la mañana tenía dolor hasta en los dientes de no lavarme la boca y dolor en el cuerpo de dormir en el cemento pelado. Después, al otro día, o creo que ese día, me llevaron para el técnico de Acosta. El primer día de Acosta estuve bien, nada más que el día que se para un guardia delante de mí y me dijo, así mismo: “¿Tú quiere ver como te doy un galletazo?”. Yo le dije que sí, yo pensé que era jugando, y entró. Yo nunca le había dado confianza para jugar. Abrió la reja, se quitó la camisa y me dio un galletazo por gusto. Cogió, salió y al rato me sacaron para hablar conmigo porque se enteraron que yo era de los tirapiedras, como dicen ellos. Eso era para que yo no le dijera a mi mamá. Allí daban el teléfono cada vez que les daba la gana a ellos. Hasta que me trajeron para la Cárcel de Jóvenes de Occidente.
Aquí en el manto me empezaron a dar unos dolores en el oído con el tiempo. Un día por la noche me empezó a salir humor por el oído y empezaron a llamar al guardia. Tuvimos que empezar a formar gritería y cuando vinieron me dijeron que para que me iban a bajar al botiquín si no había medicamentos. Se fueron, me seguían dando los dolores y los volvieron a llamar. Vinieron al rato, me bajaron el botiquín y no había nada. Subí y al otro día el reeducador me consiguió unas goticas. Él mismo me dijo que no había en la prisión, pero no había médico tampoco.
El agua de aquí no sé lo que tiene pero a la gente le daba vomito con sangre y diarrea. Gracias a Dios que a mí no me dio nada de eso. La gente se desmayaba y no bajaban el botiquín porque no había nada.
Con el tiempo me subieron para la compañía 5. Allí en mi cubículo un día se fajaron y sacaron a todo el mundo. Dijeron que nos encueráramos y yo no quise. Me mataron a galletas y a patadas por el piso. Yo no quise decirle nada a mi mamá para que no se preocupara, hasta que en la visita me vio los arañazos en el cuello. Ellos se enteraron de cómo era mi mamá y, como soy yo, no ha pasado más nada.
Te escribo esta carta porque eres mi artista favorito Farruko, contándote todo lo que he vivido solo por reclamar libertad. Quisiera que me apoyaras y que le contaras mi verdad al mundo. Te respeto y admiro  mucho, quiero que seas mi padrino.
Jonathan Torres Farrat
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.