HAVANA CLIMA

Confirman 8 muestras positivas a COVID-19 en Pinar del Río

Al cierre del 3 de mayo se reportan en Pinar del Río 8 muestras positivas de COVID-19, jornada en la que Cuba confirmó 93 contagios y ningún fallecido.

Al cierre del día de ayer, se encontraban ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 38 pacientes, sin sospechosos y confirmados activos 49, de ellos 11 pacientes se encuentran ingresados en el hogar. Al cierre de la información se identificaron 79 contactos.

Publicaciones recomendadas para ti
Disputa hoy cubano Mencía la final del martillo en Mundial juvenil de atletismo
México devuelve a Cuba 77 migrantes irregulares
Disponibles anteproyectos de leyes a presentar en Asamblea Nacional

Desde el seis de octubre hasta la fecha, se acumulan 104 303 altas, en el día egresaron 24 pacientes.

Para COVID-19 se estudiaron 167 muestras, resultando ocho positivas a la enfermedad. Pinar del Río acumula en este año 34 809 muestras realizadas y un total de 104 325 casos nuevos de la COVID-19 confirmados (381 importados) desde el 11 de marzo, inicio de la pandemia en la provincia.

De los casos diagnosticados, todos son de nacionalidad cubana y según fuente de transmisión son autóctonos.

En esta ocasión, todos se encontraban sintomático al momento de la toma de la muestra.

El grupo de edad más representado fue el mayor de 60 años con (4) casos y predominaron ambos el sexo con (4) casos cada uno.

De los casos reportados, todos son...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Felicita Díaz-Canel a campesinos cubanos

El mandatario aseguró que el 17 de mayo es día de mucho significado para Cuba, para su campesinado que fue dueño de la tierra a partir de ese día de 1959
En esta fecha se celebra el Día del Campesino, a propósito de la firma, hace 63 años, de la Primera Ley de Reforma Agraria. (Foto: Oscar Alfonso/ACN)

Relacionados

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, felicitó este 17 de mayo a los campesinos de la isla, sector social y económico de cuyos esfuerzos y resultados depende la alimentación de los cubanos en medio de grandes dificultades.

En su cuenta de Twitter, el mandatario aseguró que “el 17 de mayo es día de mucho significado para Cuba, para su campesinado que fue dueño de la tierra a partir de ese día de 1959 y para todos los que dedican sus vidas a la dura pero imprescindible labor en el campo”.

Seguidamente expresó: “Feliz día, campesinos cubanos”.

El #17DeMayo es día de mucho significado para #Cuba, para su campesinado que fue dueño de la tierra a partir de ese día de 1959 y para todos los que dedican sus vidas a la dura pero imprescindible labor en el campo. Feliz día, campesinos cubanos. pic.twitter.com/CZbMi4IlAu— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) May 17, 2022

En esta fecha se celebra el Día del Campesino, a propósito de la firma, hace 63 años, de la Primera Ley de Reforma Agraria, que reivindicó los derechos de los trabajadores agrícolas y dio un vuelco radical a la propiedad de la tierra en el país.

La ley, rubricada por el líder Fidel Castro a pocos meses del triunfo de la Revolución, permitió la intervención de los grandes latifundios de terratenientes locales y empresas extranjeras a favor de miles de trabajadores del campo.

Estos se convirtieron así en dueños de parcelas, y recibieron otros beneficios hasta ese momento vedados para ellos como el acceso a la salud, educación y vivienda.

La Reforma Agraria era, además, una necesidad elemental para el despegue económico del país, en el cual que subsistían formas productivas semifeudales que lastraban su desarrollo.

La agricultura cubana se enfrenta hoy a numerosos retos y constituye un sector estratégico en los esfuerzos de la nación caribeña por lograr la soberanía y seguridad alimentarias, en medio de la crisis global de la cual organismos de la ONU han alertado sobre el peligro de la falta de alimentos para cientos de millones de personas en el planeta.

Leer más »

Cuba decreta duelo por la muerte del presidente de Emiratos Árabes Unidos

El régimen cubano decretó duelo oficial en la Isla por la muerte del mandatario de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Jalifa bin Zayed Al Nahyan, el pasado 13 de mayo.Así lo anunció en el noticiero oficialista del 16 de mayo el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

De esta forma la bandera cubana ondeará a media asta este 17 de mayo, desde las 6:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche en los edificios públicos e instituciones militares.

También el pasado 13 de mayo el régimen de La Habana envió sus condolencias al gobierno de EAU y al pueblo de ese país.

El Ministerio de Asuntos Presidenciales de EAU anunció el viernes anterior el fallecimiento del jefe de Estado, quien desapareció de la escena pública en 2014, tras sufrir un derrame cerebral, informó la agencia EFE.

Desde hace ocho años gobierna el país su hermanastro y príncipe heredero de Abu Dabi, Jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan.

Ambos regímenes establecieron relaciones diplomáticas en 2002. Sin embargo fue hasta 13 años después, en 2015, que se inauguró la Embajada de Emiratos Árabes Unidos en la Isla.

Además los países suscribieron ese año un acuerdo de servicios aéreos.

En 2015 también realizaron en Dubái su primer foro de negocios bilateral, con la asistencia del ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

En junio de 2020, durante uno de los momentos críticos de la pandemia de COVID-19, el emirato de Dubái manifestó interés en contratar al régimen de La Habana médicos y enfermeras.

Durante 2020 el gobierno emiratí envió un avión con ocho toneladas de suministros médicos a la Isla para ayudar en la tarea de los médicos y personal sanitario contra la pandemia del coronavirus.

Leer más »

Reportan nuevo feminicidio en Granma

Según datos de la plataforma Yo Sí Te Creo en Cuba en lo que va de 2022 se registran 11 feminicidios -uno de ellos vicario- y dos intentos de feminicidio.A finales de abril la cubana Odalys Lavin, residente en el municipio de Cárdenas, murió asesinada por su esposo el sábado 30 de abril, confirmó este martes el colectivo feminista Yo Sí Te Creo en Cuba”.

“Lamentamos el feminicidio de Odalys Lavin, de 55 años, sucedido el 30 de abril, en su hogar en Cárdenas, Matanzas”, expresó la organización feminista mediante un comunicado en redes sociales.

En contraposición con estos crímenes, la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) aprobó el 15 de mayo un polémico Código Penal que no incluye el feminicidio.

Al respecto la Red Femenina de Cuba señaló este martes que el régimen rechazó “una enmienda dela diputada Mariela Castro Espín, que proponía incluir el término feminicidio en el nuevo Código Penal cubano, configurado en el artículo 345 del nuevo Código Penal. Su petición fue negada. La Federación de Mujeres Cubanas no apoyó la iniciativa de la directora del Cenesex”.

Por su parte el presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro, fue la de rechazar la laenmienda, argumentando que “la ley busca mantener la tradición y la coherencia con respecto a las figuras delictivas”.

Leer más »

Combatientes del Batallón Azov y militares ucranianos se rindieron el lunes en Mariúpol

De los soldados rendidos en la planta, 51 son heridos graves que serán enviados a un hospital de la ciudad de Novoazovsk, en la República Popular de Donetsk
Militares rusos e integrantes de la Guardia Nacional de Rusia en la provincia de Jersón, Ucrania. (Foto: Sputnik)

Relacionados

El Ministerio de Defensa ruso informó que 265 combatientes del batallón nacionalista Azov y militares ucranianos se rindieron este lunes en la planta metalúrgica Azovstal, en Mariúpol.

De los soldados rendidos en la planta, 51 son heridos graves que serán enviados a un hospital de la ciudad de Novoazovsk, en la República Popular de Donetsk.

Los militares rusos acordaron con las fuerzas ucranianas que permanecen bloqueadas en Azovstal la evacuación de sus heridos. El ministerio informó que se estableció un cese del fuego en los alrededores de la planta y un corredor humanitario.

El presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, afirmó en un video publicado en su cuenta de Telegram que “gracias a las acciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania, de la Inteligencia, así como el grupo de negociación, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la ONU, tenemos la esperanza de que se puedan salvar las vidas de nuestros chicos. Quiero subrayar: Ucrania necesita a los héroes ucranianos vivos. Es nuestro principio. Creo que cada persona adecuada entenderá estas palabras”.

La vice primera ministra ucraniana, Irina Vereschuk, dio la cifra de 52 militares ucranianos heridos de gravedad que fueron evacuados de la planta, y afirmó que luego de que se estabilicen serán intercambiados por prisioneros militares rusos.

El Ministerio de Defensa de Rusia también informó sobre el estado general del operativo militar en suelo ucraniano.

Las Fuerzas Aeroespaciales rusas eliminaron con misiles a 470 nacionalistas e inhabilitaron 68 unidades de equipo militar durante la última jornada.

Los sistemas de defensa antiaérea rusos interceptaron 10 proyectiles del modelo de lanzacohete BM-30 “Smerch” –armamento ruso diseñado durante la era soviética– lanzados por nacionalistas ucranianos a zonas de la ciudad de Jersón. Esos sistemas de defensa antiaérea derribaron también 23 drones ucranianos.

Desde el inicio del conflicto ruso-ucraniano, los militares rusos han destruido 168 aviones, 125 helicópteros, 912 vehículos aéreos no tripulados, 309 sistemas de misiles antiaéreos, 3 134 tanques y otros vehículos blindados, 385 lanzacohetes múltiples, 1 542 unidades de artillería de campaña y morteros, así como 2 983 vehículos militares especiales.

Leer más »

¿Quién salvará a mis estudiantes?

Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Foto: Heriberto González/ Cubaperiodistas.“¡Prepárate!”, me decían. Y hay que prepararse, sí. Imaginen entrar a un aula después de las cinco de la tarde; imaginen entrar a un aula… Que te miren con rostro de cansancio, algún que otro de soberbia, que ni te miren, que murmuren cómplices sobre el cartel que lleva tu pulóver en el pecho, que se rían, hablen, que se callen por completo y tú allá delante. Sin dudas, se trata de algo “terrible”. “¿Y tú qué cuento meterás ahora?”, sientes que piensan. “¿Qué esperan de mí?”, te preguntas.
“De ustedes… espero aprender”; “apoyo y comprensión”; “encontrar en el profesor un apoyo”; “que sean los primeros profesores que se preocupen por cosas del grupo, ya sean las notas o actividades”; “que creen la confianza para ser sinceros con nuestros problemas”; “buen entendimiento, respeto y confianza”; “tener un tercer año donde recupere ese sentir que tuve cuando llegué a FCOM (Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana), quiero volver a sentir que es casa”; “que sean atentos, que se preocupen”; “apoyo; acompañamiento”; “apoyo”; “comprensión, movilidad, constancia”; “paciencia… porque desde que empezó la pandemia se ha vuelto muy difícil entender en clases, también se ha dificultado la vida en particular de muchos”, respondieron mis estudiantes en una breve encuesta que salí disparado a leer en cuanto terminó el “calvario”.
Hay términos que se repiten… no es casual.
“¿Qué periodismo se ven haciendo? ¿Con qué sueñan?”, resultaban las otras interrogantes del sondeo.
“Estudiante”, de Juan Carlos Ñañake Torres.
“Espero que pueda pasar todo bien”; “periodismo investigativo, cultural”; “graduarme”; “periodismo científico-investigativo”; “graduarme y dar clases”; “un periodismo que se especialice en temas de utilidad pública”; “mi sueño es ejercer mi carrera sin ningún problema, en Cuba, y que sirva de ejemplo”; “seguir creciendo en el mundo del fotoperiodismo y el audiovisual”; “periodismo cultural”; “periodismo deportivo: trabajar en un medio totalmente deportivo”; “quiero convertirme en una periodista diestra y trabajar en una agencia periodística profesional”; “me gustaría hacer un periodismo capaz de influir en las personas y crear un estado de reflexión”; “periodismo documental”; “periodismo investigativo”; “graduarme y seguir superándome”; “periodismo investigativo”; “graduarme”; “lo narrativo, el universo de los podcasts”; “quiero que ayude a la gente, que moleste a quien deba hacerlo y que sea claro en su intención”; “escribir, solo así soy feliz”; “periodismo para el desarrollo social”; “poder cumplir mis metas personales en Cuba”; “periodismo cultural”; “graduarme”; “periodismo cultural”; “mi sueño es poder vivir satisfactoriamente como periodista”; “ser cineasta y documentalista”; “periodismo radial”; “no lo tengo claro: todos los días sumo uno a lista de sueños”; “periodismo cultural”; “poder graduarme y hacer todo lo posible por ayudar a mi familia posteriormente”.
Mi primera vez, algo reseca, frente a un aula fue la confirmación de que no estaba enfrente de “un aula” a secas, sino, parafraseando al bueno de Galeano, de un mar de fuegos; la confirmación de que mis estudiantes esperan algo… la confirmación de que mis estudiantes sueñan… aunque algunas caras de soberbia lo disimulen; aunque el cansancio y el calor se confabulen a las cinco de la tarde para homogeneizarlo todo e intentar, quizás, hacer ver que nada o poco importa, hacernos ver como enemigos, adversarios, que suplican que “la campana” de la seis y cinco suene y los libre de mí… y me libre de ellos.
Luna y Alicia [1] son quienes más me han impresionado. Luna era bailarina, en ello le fue su infancia y primera juventud hasta que algo pasó, algo tan terrible y duro, al parecer, que la llevó a renegar de la escena. Según confesaba, medio tímida, todavía hoy, en su día a día, sufre secuelas de ello.
Lo de Alicia es distinto. Su rostro lo he fijado tres semanas después, cuando me entregó una carta oficial que no supe ver entre el cúmulo de otros tantos papeles. En las afueras de la facultad me insistió para que la encontrase –la carta– mientras alternaba entre el “tú” y el “usted” para tratarme.
Horas después, justo antes de iniciar el turno, Alicia se iba. El “turno” es uno de esos turnos de los que nadie quiere dar, quizás ni “turno” sea. Alicia tiene veinte años pero mira con treinta. Los veinte años de Alicia no parecen ser los veinte años de cualquiera o de muchos o de la mayoría. Alicia me encara y pregunta: “¿para qué yo tengo que entrar ahí?”.
En Alicia coexisten varias problemáticas –duras problemáticas– que atraviesan a muchos universitarios y universitarias de la Cuba que corre. Alicia no es de La Habana y, asegura, la han botado dos veces de la beca; Alicia trabaja para pagarse un alquiler y poder seguir viviendo aquí, estudiando aquí, sin que sus padres paguen por ello. Más veces a la semana de las que le gustaría, Alicia sale corriendo de la facultad e incluso así llega tarde… e incluso así tiene que aguantar que el jefe la mire con su cara de perro, con su cara de “a mí qué me importa”, con su cara de “yo te pago”.
Cuando Alicia me mira de esa forma mientras fuma un cigarro, no tengo más respuesta que: “Si tienes trabajo no hay nada más que hablar… Yo sé lo que es eso. Vete”.
Teniendo la edad de Alicia, aún no sé bien cómo, me nombraron secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas de la facultad. Al enterarse, mis padres –también en otra provincia– pusieron el grito en el cielo y, temiendo que me alejara de la profesión, casi que me obligaron a buscar un trabajo en un medio de prensa. Durante dos años, fui estudiante, trabajador y militante con responsabilidades que, francamente, me superaban.
Más de un cinco perdí por no poder cumplir con el porciento de asistencia requerida. Mil veces el cansancio me hizo dormirme descaradamente frente a doctores en ciencia que respetaba sobremanera y que decían cosas que de verdad me interesaban mucho. En par de ocasiones, casi me rajo a llorar por la impotencia que se conjugaba entre el querer/hacer/tener-que y el no poder, porque el día no tiene más de 24 horas ni la semana más de siete días y porque uno, a veces, así de sencillo y fuerte, no puede más. También a veces, quienes nos rodean–estudiantes, padres, profesores, jefes– no entienden o no saben que uno no puede más y ello lo empeora todo.
Puedo decir que no me arrepiento de nada pero sé que hay quienes no corrieron esa suerte, la de no arrepentirse, la de no romperse del todo, en parte porque sus condiciones no eran las mías. Yo, de alguna forma, me dejara la soberbia utilizarlo o no, siempre tuve, allá a lo lejos, un respaldo.
Alicia casi no mueve el rostro cuando habla, con una mezcla ácida de soberbia, desánimo y guapería. Alicia me dice que ella no es ni un cuarto de la persona que era cuando empezó la universidad, que era alegre, que sentía la euforia que explotaba entre estas paredes y que ya nada de eso existe, como tampoco existe la Alicia de entonces.
La realidad es que las Alicias no han tenido universidad. Llegaron aquí un día y se enfrentaron con una vida estudiantil de ensueño, de música por todas partes, de gente bailando en las esquinas, de piñas y miradas y de “¡al fin estoy en la universidad, coño!”.
Pocos meses después… ¿seis? ¿siete? A las Alicias les dijeron que las clases se suspendían por un mes y, de pronto, las Alicias se descubren acabando la universidad sin haberla vivido, pensando en sus tesis, en dónde trabajar después y preguntándose dónde carajos está la vida universitaria que les prometieron y que la vida misma –así, en abstracto, pero muy en la concreta– acabó por quitarles.
Se trata de Alicia, pero también se trata de mí, se trata de muchos… A mí también me dijeron que en un mes acabaría todo y, cuando volví a poner los pies en estos suelos, ya ni siquiera era estudiante. La estafa que nos asestó la vida resultó tumultuaria, total, implacable… Nadie escapó de ella, pero hubo quienes pudieron escapar menos que otros.
Yo quiero decirle más cosas a Alicia: que resulta un formalismo tonto ese trato de usted; que a ella le toca, junto a mí, junto a tantos, volver a transformar este sitio de aprendizajes en aquella “casa” del eslogan; que en realidad no siempre fue casa para todos porque la vida cruda no les permitió–a todos– sentirse así y, por lo cual, además de renacer, nos corresponde –difícil asunto– ser mejores todavía. Yo quiero decirle a Alicia que el mundo está en sus manos, que lo estruje, que lo invente… pero que no va a ser fácil.
Y Alicia, por su voluntad, entra al aula.
El aula, en esta tarde, es una olla de grillos. Se debate el proceso de integralidad. Es casi incontrolable. Gabriela, la arrestada presidenta de brigada, habla tan bajo que el barullo la vence. En una de esas, Eduardo abandona corriendo su silla y se sitúa enfrente.
Eduardo tiene experiencia como animador, le gusta, le sabe al asunto de canalizar los ánimos del resto. A Eduardo le apasiona el género urbano y sus sueños se perfilan por ahí. Tiene para eso… Días atrás, cuando el equipo de fútbol de la facultad jugaba contra el de Filosofía, Historia y Sociología, Eduardo dominaba las gradas que, quién lo duda, forman parte también del juego todo. En el terreno, el Gabo emitía instrucciones a nuestros players, pero en las gradas era Eduardo el que mandaba. Eduardo dirigía el estímulo, el afecto, la guapería… Eduardo estaba al frente de otro batallón dentro de la misma guerra.
Ahora, aquí, Eduardo también hace magia y va logrando que el mar de fuegos sea una sola flama y que decida quiénes son sus mejores en cada dichoso parámetro. Entre risas camina todo, pero al final de la tabla aparece un parámetro de nomenclatura bastante burocrática que marca un punto de giro.
“Bueno, impacto social… eso es…”, grita a medias y suelta la pantomima de una guataca en un surco.
Entonces, alguien se levanta y llama la atención de que sí, es la guataca en el surco, pero no solo, porque en esta aula, en esta, hubo gente que se jugó la vida en hospitales y centros de aislamiento.
El aula deja de reír porque el aula entiende que hay cosas que son sagradas y el aula sabe respetar lo que merece respeto, como mismo tira a juego lo absurdo, lo innecesario, lo desfasado. El aula no quiere que sea uno, sino que sean varios, y arranca la disputa contra el reglamento que nos obliga a competir, a decir “yo más que tú”…. De pronto, corroboro que esta aula estigmatizada sabrá Dios por cuántos prejuicios, es muchísimo más valiosa de lo que ella misma calcula.
Esta aula, donde parece haber pocos tapujos a la hora de sincerarse; donde quienes juegan fútbol hoy, bailarán ballet mañana en nombre de la misma bandera azul y blanca de esta facultad; donde hay gente que sueña con hacer periodismo “puro” o con pararse frente a una cámara o con ser productor musical o con la moda y la estética o con los refugios de animales o hasta con el periodismo religioso…
En esta aula, donde tal vez ya hacen un poco de todo eso… donde se movilizan por lo que sienten y se aparecen todos un día vestidos del mismo color. Esta aula, donde la migración está doliendo ahora mismo, donde el futuro inmediato de este país no es preocupación superflua. Esta aula, donde también se decide lo que Cuba será y está siendo…
Habrá quien piense que están perdidos y con desprecio mire sus irreverencias, sus gafas estrafalarias y sus pantalones rotos –sin preguntarse acaso si tendrán más– o se escandalice porque no conocen determinada canción, determinada película, determinado nombre, determinado concepto… “¿Y quién los va a salvar?”, insistirá aquel o aquella, más que por lo que ve, por lo que no ha visto.
Habrá que responderle entonces que regrese a mirar bien y que, probablemente, perdido está quien no haya sido capaz de ver de qué están hechos ellos, ellas, en estas sillas de configuración bancaria, en esta aula llena de contradicciones.
En todo caso, se salvarán ellos mismos, como ellos mismos han salvado su asamblea; tanto así que, cuando busco con los ojos a Alicia, de repente la encuentro sonriendo.
Notas
[1] Estos nombres (Luna y Alicia) han sido cambiados para respetar la privacidad de las protagonistas.
(Tomado de La bengala)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.