HAVANA CLIMA

Aeropuerto de Miami se convierte en el que más pasajeros internacionales tiene en Estados Unidos

El Aeropuerto Internacional de Miami tuvo más pasajeros internacionales el año pasado que cualquier otro aeropuerto en los EE. UU., según una clasificación recientemente publicada.

Publicaciones recomendadas para ti
Cuba...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

La ruta migratoria centroamericana: testimonio de una migrante cubana (I)

Acaba de llegar a Estados Unidos después de un recorrido de más de 3 000 kilómetros. Como otros cubanos, para lograrlo desde Nicaragua tuvo que atravesar cuatro fronteras e innumerables riesgos en estos tiempos de coronavirus, narcotráfico y cólera.En Cuba se graduó de ingeniería agrónoma, pero la vida la empujó a varios empleos, uno de ellos fundar una tienda de ropa. Locuaz, desenvuelta y desinhibida, esta mujer de 33 años decidió aceptar nuestra solicitud de rememorar las tres semanas de su recorrido. “Nadie está preparado para una aventura de este tipo”, me dijo, entre otras razones por ignorar los peligros que yacen en un camino donde inseguridad, miedo e incertidumbre son tres palabras claves.Recorrido de más de 3 000 kilómetros realizado por nuestra entrevistada.De Camagüey a Las TrojesDecidí irme de Cuba porque no aguantaba más ni las privaciones ni la falta de futuro para los jóvenes. Me fui por Nicaragua. No me arriesgué a comprar el pasaje en Cuba, sino que familiares y amistades me prestaron el dinero en Estados Unidos y me lo compraron desde allí porque en Cuba muchas veces están estafando a las personas.Salí por el aeropuerto de Camagüey, me tocó ver familias separándose, llorando, hijos con sus madres, hermanas con hermanos, de todo.El vuelo hasta Managua fue normal. Al llegar al aeropuerto establecí conexión con el coyote por celular. No fue a buscarme, mandó a otra persona. De ahí me trasladaron a lo que ellos llaman una casa de seguridad, no sin antes cobrarme 400 dólares por el taxi de Managua a Jalapa, pueblo nicaragüense no lejos de la frontera con Honduras.Ahí mismo nos subieron a un motorcito hasta Las Trojes, Honduras. Nos bajaron en un punto y una persona nos cobró 80 dólares solo por decirnos lo que debíamos hacer. Nos mandaron a la Oficina de Migración a solicitar un salvoconducto, que cuesta 200 dólares. Aquello era una locura, había gente de todas las nacionalidades pidiendo papeles, como trescientas personas al día.Entonces se produjo un primer incidente feo: de noche escuchamos un tiroteo, los mismos hondureños nos dijeron que era un enfrentamiento entre policías y narcos, un trauma para nosotros porque en Cuba no estamos acostumbrados a nada de eso. Éramos 7 en total: 6 adultos y una niña, la mamá de la niña se puso muy nerviosa, el papá se arrepintió y quería regresar a Cuba hasta que pudimos convencerlo de lo contrario. Fueron como 40 minutos de tiroteo.Señalado en el mapa el pueblo “Las Trojes” en Honduras.Al otro día llegamos a Tegucigalpa en una guagua. Contactamos entonces a Médicos sin Fronteras, que te ayudan de muchas maneras, te dan desde asistencia médica hasta alimentación y medicinas. Ellos mismos nos indicaron cómo comprar el pasaje para llegar a la frontera con Guatemala. Pero en el trayecto hubo un segundo incidente.Nos paró la policía, les mostramos los salvoconductos, pero nos dijeron que de todas maneras había que pagarles por dejarnos seguir. Les dijimos que estábamos legales y que no podían hacer eso, pero ellos, muy sinceros, nos dijeron: “es verdad, no los podemos detener ni meterlos presos, pero sí los podemos retener durante tres días y entonces van a perder los contactos con sus coyotes. Ustedes deciden”. Hubo entonces que pagarles 20 dólares por cada uno de nosotros. Así nos dejaron seguir. Y a partir de ahí los policías siguieron cobrando 20 dólares por cabeza en cada uno de los puntos de control hasta llegar a la frontera con Guatemala. Todo muy bien cuadrado. Es la plata la que habla.Entrando a GuatemalaAntes de llegar a la frontera con Guatemala, la policía nos dijo: “tienen que esperar aquí hasta que sus coyotes los vengan a buscar”, yo contacté al mío por el celular. Entonces montamos en una camioneta que nos llevó hasta un punto cercano, no muy lejos de donde estábamos. “Bájense, ahí está Migración de Guatemala y no podemos pasar por delante de ellos. Tenemos que bordear Migración”. “Bordear Migración” quería decir coger monte y subir lomas. Lo que más me impresionó fue que al llegar al lugar de destino nos recibió un señor mayor, ciego, que es quien contabiliza el cruce ilegal. Preguntó: “¿Quién pasa y cuántos son?”. Dimos el nombre del coyote nuestro y nos dejó pasar a los siete. Pero si no pagaste antes por ese cruce, ese mismo señor mayor ciego te echa a la policía encima.Migrantes cubanos en Guatemala. Foto: AFP.Ahí mismo nos montaron ¡en una guagua de la Aduana! hasta llegar a un punto donde había un taxi esperándonos para llevarnos a un hotel en Esquipulas, pueblo en Guatemala. Pero para llegar hubo antes que pasar por tres puestos de control. En el primero, nos pidieron la documentación. El chofer se bajó del taxi, le dio al policía el nombre del coyote y le dijo que éramos seis adultos y una menor. Ese mismo policía se encarga entonces de comunicarle a los otros dos que todo está en orden. Por eso no nos pararon ni en el segundo ni en el tercer punto de control.Señalado en el mapa “Esquipulas”, Guatemala.Llegamos entonces al hotel en Esquipulas, todo estaba muy bien coordinado, allí te prestan todos los servicios: comida, lavado de ropa, etc. Pero estuvimos dos noches porque, según nos dijeron, había en la zona un funcionario estadounidense y hasta que no se fuera no podíamos continuar. Allí nos dijeron que la policía de Guatemala estaba toda comprada, que la jefa de la red se reunía todas las semanas con el jefe de la policía y le pagaba por dejarnos pasar.De Guatemala a MéxicoTe cruzan por toda Guatemala en carros pequeños, no vas apretada, vas cómoda. Solo llegando a la frontera con Tapachula, México, tuvimos que coger monte. Todo lo demás fue por carretera. Y déjame decirte algo: no me sentí insegura en términos de violación, acoso sexual y cosas de ese tipo. Pero la inseguridad es otra. Que te coja la policía. Que no puedas llegar al fin de tu viaje. Muy tenso todo.Cubanos cruzan en balsas el Río Suchiate, frontera de Guatemala con México en 2019. Foto: Cuartoscuro.com.En el lado mexicano nos estaban esperando tres muchachos jóvenes: dos hombres y una mujer, los tres completamente drogados. Ahí nos dimos cuenta de que teníamos que estar tranquilos, ni quejarnos siquiera. Nos llevaron para un cuarto en el que no cabíamos, todos estuvimos de pie ahí como 2 o 3 horas hasta que ellos mismos nos sacaron. Nos llevaron hasta un pueblo, nos montaron en una guagua que ellos pagan hasta un punto en que tienes que coger un taxi. Ese lo paga uno, fue el primer gasto que tuve en México. Y ahí entonces contactas al coyote que te va a llevar a Estados Unidos.Todo hay que pagarlo en dólares. Íbamos para una casa, 15 dólares por persona. En Tapachula hubo problemas, la guerra de sálvese quien pueda para coger un taxi. Una guerra del más fuerte. Tuve que ponerme dura para poder montarme en uno.Yo llegué a México sin dinero, a mí me tuvieron que prestar los 15 dólares para pagar ese taxi. Me tocó negociar con el coyote porque ellos te dicen que no tienes que pagar nada, pero yo no tenía dinero ni para comprar una línea y comunicarme con mi familia en Cuba. La tarifa de este trayecto es 2 000 dólares de Tapachula a Ciudad México y otros 2 000 dólares de Ciudad México a la frontera sur, hasta llegar a Piedras Negras. Pero siempre tienes que tener dinero adicional para taxis o para cualquier otra cosa que te haga falta.Nos movieron para otra casa en el mismo Tapachula que lo único que tenía era paredes y techo. Hubo que dormir en el piso y sin colchón.Señalado en el mapa Tapachula, México.Viajando a Ciudad MéxicoAl día siguiente nos montaron en un camión pequeño, no era grande, 115 personas, las mamás y los niños fueron delante, pero fue un viaje de pie, 7 horas, todos hacinados, en el trayecto se desmayaron personas, todos hombres, no sé por qué las mujeres no nos desmayamos. Ahí había de todo: hondureños, salvadoreños, cubanos, árabes…Entonces llegamos a otra casa en un lugar llamado El Paredón y de allí nos llevaron a coger una lancha rápida a San Francisco del Mar y nos metieron por un monte porque no era seguro estar a la orilla del río. Nos llevaron para un hotel (ellos le dicen hotel a cualquier cosa), éramos 17, había que acomodarse en dos habitaciones con dos camas cada una.Bueno, al llegar a un lugar vimos que había once carros con migrantes indocumentados. Empezaron a dividirlos por coyotes: los del coyote A, los del coyote B…y así sucesivamente. Nos montamos en uno. Entonces, llegados a un punto, hay que cruzar un río en balsa. En cada una caben 15 personas, en la mía íbamos 21 pero fue bastante cómodo, no tengo quejas mayores. La persona que te lleva en balsa está todo el tiempo dentro del agua. Es como para que no te mojes. Son balsas de esas de madera y de gomas de camión debajo.Salimos de Juchitán de Zaragoza para Oaxaca. Y en un lugar llamado San Dionisio nos descubrió la policía. Íbamos 15 cubanos en una camioneta con el chofer mexicano. Ellos tienen un sistema que llaman “banderas”. Cada carro está custodiado por otros dos, uno delante y uno detrás. El de alante va viendo si hay policías, y si los hay avisa y uno se tiene que esconder. De la policía que no está sobornada, claro.El hecho es que en esa “bandera” que nos tocó, los choferes del primer carro iban drogados. La Marina, la más peligrosa, porque es la que no se soborna, les pasó por al lado y ni la vieron. Entonces el jefe los llamó y les dijo: “esperen que les voy a dar mi radio”. Cuando le estaba dando el radio, el walkie-talkie, exactamente en ese mismo momento venía la Policía, que viró en U. El chofer se montó en el vehículo como un loco y se dio a la fuga con todos nosotros dentro. Por cada inmigrante ilegal que te cojan son 12 años de prisión como mínimo. Aquella fue la peor experiencia de este viaje. Te juro que llegó un momento en que llegué a desear que el chofer parara y entregarme a la policía.Un carro de la policía nos estaba cayendo atrás. Y nos salvamos porque el chofer tomó la decisión de pasarle a cinco carros en una curva. De un lado, la carretera. Del otro, un barranco. Horror. O muertos o salvados. La policía no se atrevió a hacer lo mismo. Y la maniobra dio chance para que la bandera que venía detrás se le metiera delante a la policía.Luego nos metimos en un monte. Todo el mundo estaba nervioso, tenso, y entonces el chofer nos dijo: “tranquilícense que están en tierras del narco, aquí la policía no entra”. ¡Candela!, dije para mis adentros. Estábamos en un lugar llamado San Dionisio, desde donde al otro día nos movieron para una casa segura en Puebla.Ya en Puebla empezaron a mejorar las condiciones. Nos ubicaron en una casa de seguridad, era de un hombre de dinero, tipo rancho. El grupo nuestro era de 17, pero cuando llegamos a ese rancho había allí otro grupo de 13 personas. Como a los 10 minutos de haber llegado, el dueño nos puso un bafle delante. “Si quieren pueden poner música cubana”, nos dijo. ¡Qué maravilla!, me dije, primera casa en que llego y me dejan moverme libremente, no tengo que estar encerrada en un cuarto, puedo ir a la cocina e incluso conversar.Hubo tres cubanos que decidieron abandonar la casa, pero cuando estaban saliendo, el dueño los cogió. La que se armó fue terrible. Los mexicanos entraron a la casa y nos dijeron que veríamos un escarmiento. Eran una mujer, un señor mayor y un muchacho joven. A la mujer no le hicieron nada, pero ahí mismo se orinó con ropa y todo. Al señor mayor no le dieron golpes, pero lo tiraron escalera abajo. Al joven empezaron a darle patadas y piñazos. Cuando decidieron dejar de golpearlo, no se le veían ni la cara ni los ojos, todos envueltos en sangre.Loa agredidos no se cansaron de pedirles disculpas a los mexicanos. Uno de ellos dijo: “es que es la segunda vez que nos lo hace, ese coyote no quiere pagar por ustedes y los manda a salir, pero al principio pensamos que ustedes se estaban escapando por su propia cuenta”. Después de que los tres cubanos pidieron disculpas; después de que todos prometiéramos que íbamos a obedecer y hacer caso absoluto, fue como si se apretara un interruptor: “bueno, vamos a poner música. ¿Quién quiere cerveza?”, dijeron los mexicanos. Cogieron un bafle, pusieron música cubana a todo meter. ”Bajen, bajen, que mi esposo esta allá abajo, tiene comida, confituras… ¿Qué quieren comprar?”. Yo me dije: “estamos tratando con locos”.Una muchacha y yo decidimos curar al cubano. Le cerramos las heridas de la cara con puntos de mariposa. Cuando bajó las escaleras nos pidió disculpas a todos los cubanos por habernos puesto en riesgo. Y empezó a llorar. Había dejado en Cuba a una niño de 6 años, y si él se moría y no llegaba a Estados Unidos, se le jodía el futuro a su hijo. Ahí todo el mundo empezó a llorar. No lo volví a ver más.Al otro día nos sacaron para Ciudad México, llegamos a un hotel, nadie nos estaba esperando, de manera que las coordinaciones las hicimos nosotros mismos. Allí sí no hubo ningún tipo de problemas. Yo salí, fui al banco a sacar dinero, a caminar, y a comprar comida.De Ciudad México a Piedras NegrasDel hotel entonces nos llevaron a una casa de seguridad. A partir de Ciudad México, los dueños del negocio son los venezolanos. Nuestros guías desde allí hasta la frontera todos fueron venezolanos.El viaje de Ciudad México a Monterrey fue de unas 13 horas. Al salir de la capital mexicana nos dijeron: hay tres rutas: la primera es la legal, pero es con papeles (ya dije que nosotros no teníamos), la segunda la del narco, y la tercera la más larga, la que nadie quería. Para coger la del narco había que pedir permiso y al momento de salir no habían podido contactarlos, de manera que tuvimos que optar por la ruta más larga. ¿Quiénes eran los choferes de los carros? Policías de Ciudad México… Decidí irme con el más viejo, me dijo que tenía 23 años de servicio en la policía, que tenía cuatro mujeres y tenía que mantenerlas, y que además tenía que hacerse una operación y que su salario como policía no le alcanzaba. Y que “esto” lo hacía extra.A ese chofer le dieron dinero para sobornar a cuatro puntos de control, pero nada más le cobraron uno (los demás nos dejaron pasar tranquilamente). Entonces me dijo: “Mire esto, un solo punto de control y nos cobraron todo el dinero”. Tremendo guayabero el mexicano. No sabemos por qué, pero lo cierto es que pasamos totalmente desapercibidos por todos esos puntos, menos en el que ya mencioné. Después nos enteramos de que a los carros que iban detrás los habían parado. Pasaron, pero se demoraron, ya se sabe por qué.Señalado en el mapa “Piedras negras”, México.En Monterrey nos dejaron en un centro comercial. Allí nos recogieron otros venezolanos que nos llevaron para un apartamento muy bueno, en un condominio, allí nos tuvieron una noche. Salimos entonces al otro día para Piedras Negras, donde íbamos a hacer el cruce por el río a Estados Unidos. Nos dijeron que podían pasar dos cosas: ir directo a pasar el río o meternos en una casa de seguridad.Piedras Negras dispone en la actualidad de tres puentes internacionales, el “ Charles Frisby ” para el transporte ferroviario que data de 1883, el “Puente Internacional I”, que inicialmente se llamó “Carlos Pacheco” y ahora es llamado “Piedras Negras – Eagle Pass”, que data desde ciudad Porfirio Díaz, rediseñado en 1927 y rehabilitado en 1968, y el “Puente Internacional II”, que en México se conoce como “Coahuila 2000” y en Estados Unidos como “Camino Real” y data de 1999. Todos cruzan el río Bravo (como se le conoce en México) o río Grande (como se le conoce en EEUU), frontera entre los dos países. Foto: La Vanguardia.Pero pasó lo primero: directo al río. Nos dejaron en un lugar donde nos prometieron que el agua daba por la cintura o los muslos, pero ese día abrieron las compuertas y el agua nos llegaba al pecho. Pero siempre dimos pie. Teníamos puestos chalecos salvavidas, todos íbamos amarrados con soga para que la presión no nos arrastrara.Los tres guías mexicanos entran al agua contigo hasta más o menos pasar un poco más de la mitad del río. A todas estas, las autoridades de ambos países, México y Estados Unidos, te están viendo todo el tiempo. Y al llegar al otro lado, ya te están esperando…**** En la segunda parte de este trabajo la testimoniante relata el proceso de detención en la frontera estadounidense y su entrada a los Estados Unidos. Algunos datos han sido cambiados para proteger la identidad de la testimoniante.

Leer más »

Reportan brote de enfermedades gastrointestinales en Mayabeque

Un brote de enfermedades gastrointestinales similar al de la provincia Pinar del Río se registra en varios municipios de Mayabeque, reportó el medio independiente CubaNet a partir de declaraciones de pobladores y trabajadores del sector de la salud en esa provincia, que aseguran que “el agua está llegando mezclada con aguas albañales y con abundantes microorganismos patógenos peligrosos para la salud”.Damián Salazar, vecino de la avenida 21 en Quivicán, dijo al referido medio que el agua llega a las tuberías con mal olor, debido a que no existen controles en la calidad del líquido desde hace mucho tiempo.

“Esto ha provocado que muchas personas enfermen, en mi barrio más de 10 personas estamos con los mismos síntomas, muchos vómitos, fiebre y diarreas”, comentó Salazar.

Sus acusaciones fueron confirmadas por el especialista en medicina interna Yandi Medina, quien explicó a CubaNet que en el cuerpo de guardia han recibido a “muchos pacientes en los últimos días con los mismos síntomas: vómitos, fiebre y diarreas”.

“Se trata de infecciones en el tracto digestivo provocadas por alguna bacteria que se está consumiendo en el agua, muchos pacientes han llegado totalmente deshidratados y hemos tenido que dejarlos varias horas ingresados para hidratarlos por vía intravenosa”, detalló.

De acuerdo con un trabajador del Laboratorio de Control y Calidad del Agua ubicado en Bejucal, “los niveles de cloro en el agua potable están muy por debajo de los parámetros establecidos”, lo que ha llevado a suspender el servicio de agua en el municipio en reiteradas ocasiones porque “hay escasez de cloro”.

La fuente añadió que la cantidad de salideros en las tuberías de aguas albañales y de agua potable es otra causa de la contaminación del agua que reciben los pobladores en sus domicilios. 

Esto provoca, dijo, que las tuberías se llenen de agua contaminada cuando se suspende el servicio y “eso llega a las casas posteriormente”.

Leer más »

Omara Ruiz Urquiola denuncia expulsión a académicos como práctica común del régimen

MADRID, España.- La profesora y activista cubana Omara Ruiz Urquiola denunció la frecuencia con que son expulsados estudiantes y profesores de centros académicos cubanos, a pesar de que aún hay nacionales y extranjeros anclados en la creencia de que esas expulsiones han sido casos aislados y contados.
En reciente entrevista con la revista Alas Tensas, Urquiola señaló que es una práctica común del régimen cubano vetar a algunas personas de “impartir clases o estudiar en las universidades del país por razones ideológicas o planteamientos contrarios a los intereses del poder”. 
Urquiola fue despedida del Instituto Superior de Diseño (ISDI) en 2019 donde impartía Historia del Diseño y Cultura Cubana, y desde el 2020 se desempeña como investigadora del Observatorio de Libertad Académica (OLA).
En OLA, encargado de visibilizar la discriminación por motivos políticos y las violaciones a la libertad académica en Cuba, la activista ha sido testigo de las denuncias al respecto de un gran número de personas. 
Entre los aspectos revelados en estas investigaciones, señala que “son pocas las mujeres que cuentan sus historias de censura”, comparado con el número de hombres que sí las denuncian. 
“Muchas mujeres prefieren callarse. Han sido abusadas, han sido perseguidas, sancionadas, pero prefieren callarse esta realidad, incluso por temor a recriminaciones de la propia familia”, explicó Ruiz Urquiola. 
Por miedo a una “revictimización por parte de la sociedad, a cargar con esa vergüenza pública, que además las va a marginar respecto a la posibilidad de conseguir trabajar en otra área”, muchas mujeres “no cuentan la historia de su censura académica, ya sea como estudiantes o como profesionales”. 
En sus declaraciones a Alas Tensas destacó además que cuando un académico es expulsado, las opciones que le quedan son oficios para los que no está preparado, y para ocupar un puesto de oficina, en el ámbito estatal, debe “demostrar confiabilidad o al menos que no se va a convertir en un problema”.
Con respecto a las mujeres censuradas y amenazadas con la pérdida de sus ganancias y sus triunfos en el campo profesional, explicó que temen perder “los méritos ganados con tanto esfuerzo, y se callan, hasta que haya una expulsión abierta”.
Tras manifestar que “la censura es otro acto de violencia”, Urquiola aseguró que su intención es que todos estos hechos registrados desde el Observatorio, en algún momento sean presentados ante la UNESCO, para así “poder denunciar lo que pasa en las escuelas y en las universidades cubanas”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Familias, raíces de la nación

Quizá nunca antes se había mencionado tanto en Cuba la palabra familias, ni con tanto apasionamiento. El proyecto de nuevo Código de las Familias ha vuelto las miradas y los debates a ese espacio que es, tal y como nos enseñan desde los primeros años de escuela, la célula fundamental de la sociedad.
El documento, avanzado en cada uno de sus artículos, asegura el cumplimiento de la Constitución de la República, donde se explicita que toda persona tiene derecho a formar una familia; que el Estado las reconoce y protege, cualquiera sea su forma de organización, y crea las condiciones para que se favorezca integralmente la consecución de sus fines.
Ese lenguaje, formal a veces, no se aparta de la esencia del asunto: la familia es el núcleo central de la vida, la agrupación en la que encontramos sostén y abrigo, y desde la cual partimos a ser para el resto de la comunidad. Hay tantos tipos de ellas, que no solo es inexacto, sino además injusto, defender un modelo único; el cual, si bien no es menos valioso que el resto, está lejos de ser el ideal per se o el preponderante.
Mucho se ha dicho que este es el Código de los afectos, pero también podría decirse, de la empatía: esa capacidad de ponernos en la piel del otro, de entender que si un derecho lo es solo para una parte de la ciudadanía, allí subyace una injusticia, no solo nos permite ser mejores seres humanos, sino también, y por consecuencia, un mejor país.
Es improbable que una persona no resulte protegida por este Código de alguna manera; así como lo es que resulte afectada por él. Las noticias falsas, los estereotipos, los prejuicios y fanatismos son las barreras que pueden impedir una comprensión y aceptación cabales del texto.
No obstante, los datos más recientes aportados por la Comisión Electoral Nacional desmienten la infundada matriz de opinión de que constituyen mayoría quienes se oponen al nuevo Código: el 61,96 % de las propuestas generadas en la consulta fueron favorables.
Aunque el objetivo final sea la aprobación –como un paso más en un proyecto de país que quiere ser siempre cada vez más inclusivo, porque responde a un Estado socialista de derecho y justicia social–, tanto o más importante es el diálogo para generar el consenso. No se trata, y hay que remitirse a Fidel, de creer acríticamente, sino de leer.
En la letra del Código hay tanto espíritu de bondad que es prácticamente imposible no apoyarlo luego de estudiar a conciencia su articulado. Sin embargo, no hay mejores argumentos para su respaldo que pensar en las familias detrás de cada uno de sus postulados, en las historias reales, en las mujeres y hombres que necesitan el apoyo de la ley para vivir a plenitud.
Escribió Martí que las familias son como las raíces de los pueblos; no es ocioso recordar entonces que, en la lucha por ampararlas a todas, está en juego la fortaleza del árbol que somos como nación.

Leer más »

El Benny Raffoso estuvo en el Saratoga

Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.Al comprobar tanta hidalguía, sacrificio, espíritu de pertenencia y de cuerpo que se exhibió con derroche durante esta inolvidable y luctuosa semana del accidente en el hotel Saratoga por el Cuerpo de Bomberos del Minint de Cuba y, en particular, los enmarcados en el Destacamento de Búsqueda y Rescate, no dejé de pensar en quien los concibió, formó, educó y les transmitió su personal ejemplo. Ahí él también estaba.
Pero cuando conocí que en el lugar siniestrado se personó el rescatista voluntario Teherán Aguilar, con nombre de indómita ciudad, actor principal del serial Historias de fuego, que entre 2006 y 2007 se produjo para el horario estelar de la novela en Cuba y logró desplazar el rating de las brasileñas, entonces sí que no tuve dudas, en aquel sitio se encontraba de espíritu presente el mejor apagafuegos de Cuba, como lo titulé en una crónica anecdótica recién fallecido el 30 de agosto de 2016.
Su dedicación personal lo condujo a interiorizar tanto con los actores y adiestrarlos por sí mismo o supervisando día a día su instrucción en el oficio, que logró de ellos verdaderos rescatistas.
Por ello, no me había equivocado. Allí concurrió impertérrito y extendiendo su eficaz ejemplo altruista el mejor apagafuegos de cuba, el hombre que por más de 20 años, desde su cualificación casi única en nuestro país como ingeniero en Seguridad Contra Incendios, adquirida en las academias soviéticas, prestigió y defendió ese importante órgano del Minint a veces hasta algo ninguneado.
Sus inagotables discípulos, desde el coronel Luis Carlos Guzmán, actual jefe, hasta el más humilde joven soldado combatiente, supieron mostrar al mundo la fuerza y solidaridad humanista de este país no solo contra las pretensiones de asfixiarnos, sino también ante la adversidad.
Valorando esos heroicos hechos acontecidos, afirmo que el coronel Bienvenido Raffoso Bartolomé, el mejor apagafuegos de Cuba, el Benny Raffoso, estuvo en el Saratoga.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.