HAVANA CLIMA

La cubana Mavys Álvarez, expareja de Maradona fue citada para declarar en juicio por demanda impuesta a personal allegado al futbolista

Mavys Álvarez, expareja del reconocido futbolista Diego Armando Maradona, fue citada para declarar en el Juzgado Federal N°6, en Argentina por demanda impuesta al personal allegado a la estrella del fútbol, acusados por posible trata de personas, el próximo 18 de noviembre.

En el año 2000 Mavys conoció a Diego Armando Maradona. Con apenas 16 años fue presentada al futbolista a través de...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Altruismo “De Corazón” joven

El proyecto es un entramado de solidaridad que se teje en redes sociales digitales para ayudar a quienes más necesitan. Autor: Cortesía del proyecto.La ansiedad de una madre con su niño enfermo en brazos, la desesperación de una hija que no tiene los 400 o 500 pesos que le piden en la calle por el antibiótico en falta que devuelva la salud a su madre, la inseguridad de personas con padecimientos crónicos.
Y hasta la angustia, muchas veces compartida en las redes sociales, de aquel pedido urgente de una donación de sangre específica, han encontrado en los últimos cuatro meses sosiego, satisfacción, desde el sentido humano y la voluntad fraternal de un grupo de jóvenes cubanos.
Tal es la huella profunda y generosa que ya deja en el alma de muchas personas agradecidas el proyecto De Corazón, una iniciativa promovida por estudiantes universitarios santiagueros para la donación y el intercambio de medicamentos, que hoy se extiende a 26 municipios de todas las provincias, incluyendo el municipio especial de Isla de la Juventud.
Madres solteras con tres hijos, una niña con colostomía y ancianos, infantes y jóvenes necesitados de algún fármaco para sus padecimientos o tratamientos en salas hospitalarias, escuelas especiales y en los barrios han recibido “el bombeo” de un proyecto que, al decir de sus hacedores, constituye un acto espontáneo y humano.
“De Corazón es una red de grupos de WhatsApp que se propone donar e intercambiar medicamentos, promocionar la medicina tradicional, los servicios de las farmacias; rescatar valores como la solidaridad, el altruismo y servir de estímulo para gradualmente disminuir la especulación de medicamentos en Cuba”, apunta Grettel Gómez González, estudiante de 3er año en el Instituto de Relaciones Internacionales y coordinadora de la red nacional.
El primer latido
Los impulsos para la creación nacieron justamente en esas historias nobles, de gestos voluntarios y amor, necesarias de replicar, que se sembraron por la Patria durante los días más aciagos del azote de la COVID-19.
Grettel y su amiga Margarita Montes de Oca, que estudia el 5to. año de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas santiaguera, se preguntaron, a través de conversaciones por WhatsApp, por qué no emprender acciones de este tipo. Y más que interrogante, aquello se convirtió en un llamado para unir voluntades y ayudar al otro.
De Corazón suma sus primeros signos vitales el 18 de agosto pasado, con la creación de un grupo en Santiago de Cuba. Hoy, como detalla Rosana Isel Monier de Armas, administradora en la ciudad heroica, la red nacional alcanza aproximadamente unas 8 000 personas.
Y, al igual que ella, existen otros 50 gestores, en su mayoría estudiantes de secundaria, preuniversitario;  alumnos de Medicina y otras carreras universitarias, y también jóvenes profesionales y trabajadores por cuenta propia.
“Hasta el tercer grupo no teníamos el nombre definido, recuerda Grettel Gómez; pero como nos dimos cuenta de la amplia divulgación que estaba teniendo, decidimos ponerle De Corazón; en primer lugar por el llamado que nos hizo nuestro Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de ponerle corazón a Cuba y en segundo, porque completaba la frase: donamos de corazón, agradecemos de corazón”.
Red de cariño y solidaridad
De Corazón cuenta con páginas en varias plataformas de socialización digital, donde la amplia comunidad de seguidores contribuye al sostenimiento del proyecto. Fotos: Cortesía del Proyecto
Demostrando que WhatsApp también puede ser una red de cariño y solidaridad, el proyecto surgió y late sobre todo en el entorno virtual de la popular aplicación de mensajería.
Según precisa Gómez González en Santiago de Cuba, provincia con el mayor número de grupos, las responsabilidades se han distribuido entre los siete administradores, de manera que cada joven atiende uno o dos y asume tareas específicas como las donaciones, la casa almacén, el registro de donaciones, los mensajeros, la red nacional o la colaboración internacional. Cada uno de los restantes territorios tiene iniciativas propias de organización, aunque comparten los objetivos.
“Al pertenecer a uno de los 41 grupos que poseemos en el país, las personas necesitadas de algún fármaco, pueden hacer la solicitud, explica Maria Anna García Dzenzelevskaya, administradora en Santiago; en muchos casos reciben respuesta de otros integrantes con los que de forma directa hacen la donación o el intercambio, pero también pueden ponerse en contacto con alguno de los administradores y si tenemos la disponibilidad del medicamento, realizamos la entrega.
“También recibimos donativos de forma presencial de amigos que confían en nosotros; gracias a eso, al menos en Santiago de Cuba en los dos primeros meses del proyecto se favorecieron  más de 120 personas”.
Para la joven periodista Gretchen Gómez González, otra de las administradoras en tierra indómita, el hecho de que las redes sociales sean hoy el principal escenario de esta idea entraña oportunidades y amenazas.
“Los entornos virtuales nos han permitido comunicarnos expeditamente a pesar de las distancias físicas. De hecho, lo que en principio surgió para la ciudad de Santiago de Cuba, en menos de 72 horas ya tenía en La Habana y Villa Clara jóvenes interesados en crear sus grupos.
“También es una amenaza, porque no se ve a las personas y pueden aparecer oportunistas, aunque hemos alertado de ello a los donadores, para que, como los administradores, cuando hagan entregas desde la casa almacén, pidan los tarjetones o recetas médicas”.
Dona, no vendas
De Corazón cuenta con páginas en varias plataformas de socialización digital, donde la amplia comunidad de seguidores contribuye al sostenimiento del proyecto. Fotos: Cortesía del Proyecto
En las crisis, con el la escasez, afloran los más sublimes y ominosos sentimientos. Por ello Tamara Sánchez Sánchez, administradora en Guantánamo, es enfática cuando afirma que “nosotros no vendemos, no lucramos con los medicamentos. Nuestro principal objetivo es que las personas los obtengan por donación o intercambio. Somos capaces de mover cielo y tierra para que los medicamentos que recolectamos lleguen a las manos de los destinatarios”.
De ello dan fe una veintena de mensajeros que en la ciudad heroica, por ejemplo, a pie, en moto, bicicleta o con sus medios propios, lo mismo dentro de la urbe que en los poblados, bajo el sol o la lluvia, llevan los envíos hasta las casas de aquellos que los necesitan con urgencia y que por alguna razón no pueden ir a buscarlos.
Cada pulsación del proyecto es entrega sin dobleces ni ingenuidades, que sus miembros realizan de manera simultánea con sus responsabilidades estudiantiles o laborales y su cotidianidad. “Tenemos un registro donde incluimos todo lo que recibimos en la casa almacén con la firma de las personas que entregan y reciben, y otro registro digital con las donaciones que se hacen, detalla Naira Paisán Moreira, administradora en Santiago de Cuba. Además, publicamos periódicamente lo que se recibe por los administradores y lo donado desde la casa almacén”.
Manos prestas y normas bien establecidas aseguran que las medicinas lleguen a los más vulnerables, explica Lauren Luis Acosta, administradora de La Habana. “Como parte de las reglas de los grupos se exige explicar de forma concreta qué se necesita, con qué urgencia y las condiciones de la persona que precisa esas medicinas. Partiendo de eso, los administradores nos ponemos en contacto para verificar y coordinar la entrega”.
Un proyecto tan altruista  nunca escaparía a la complicidad de las instituciones nacionales, por eso Margarita Montes de Oca, administradora y una de sus artífices principales, no puede dejar de agradecer ese apoyo.
“Desde que comenzamos hemos podido contar con la ayuda de diversas instituciones. La primera fue la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (Unaic), que nos brindó su sede como casa. Eso nos dio mucha fuerza, porque nos permite contar con un espacio para la colecta de medicamentos y días de donaciones que hacemos todos los meses.
“También recibimos  la colaboración de Arte Santiago y la Universidad de Oriente, que nos han ayudado con la imagen e identidad, y en estos momentos tejemos alianzas con organizaciones como los CDR, con la aspiración de poder llevar los medicamentos a ancianos y a otras personas vulnerables que hoy no tienen acceso a las plataformas digitales. Hemos tenido, además, el acompañamiento del Partido, el Gobierno, la UJC, la FEU en la provincia y de las autoridades de salud en el país y el territorio, a quienes expusimos nuestros objetivos”.
Una de las peculiaridades de esta obra común es su batalla contra la especulación y la venta descorazonada de medicamentos, por medio de una campaña cuyo eslogan es: «¿Y si fueras tú? Dona, no vendas».
Juntar saberes
Como todo grupo con una composición heterogénea, multidisciplinaria, en De Corazón los noveles juntan no solo su ímpetu y energías, sino también los conocimientos de cada una de sus especialidades por el bienestar común.
Así lo ratifica la futura doctora Margarita Montes de Oca cuando explica cómo en Santiago de Cuba los estudiantes de Farmacia y Medicina aplican lo aprendido cada semana para preparar y publicar útiles consejos sobre las propiedades y modo de uso de las plantas medicinales, y los de las ciencias jurídicas cuidan de la legalidad de una iniciativa como esta.
Con similar optimismo, refiere, se vinculan con huertos urbanos y hasta una finca para la producción de plantas medicinales, que entregan a farmacias para la elaboración de jarabes y otros productos naturales, con la intención de donarlos también.
Lecciones de compartir
Y esa solidaridad de chispa joven revivida entre cubanos también genera la admiración de amigos del mundo. Desde el exterior, expone Amalia Rodríguez González, administradora en La Habana, nos apoyan el proyecto italiano Poniéndole Corazón a Cuba, y Por amor a Cuba, de México, además de ciudadanos españoles y de otras regiones.
Todavía la santiaguera Maria Anna García Dzenzelevskaya evoca emocionada, cómo con el donativo de 15 tipos de medicamentos recibidos en octubre pasado desde Italia y que incluía fármacos específicos e insumos, se pudo ayudar a un enfermo de cáncer con el Proscar, que cuesta cerca de 100 euros, y entregar las pilas para los aparatos de audición de niños sordos.
Para Michelle Curto, coordinador del proyecto italiano Poniéndole Corazón a Cuba, la iniciativa De Corazón evidencia  el protagonismo de los jóvenes en la sociedad cubana. “La mayoría está demostrando, como decía el Comandante en Jefe, que tienen sentido del momento histórico.
“La pandemia nos fuerza a definirnos como humanidad. Hay quienes acaparan vacunas o imponen sanciones como Estados Unidos con su injusto bloqueo a la Isla, y hay quienes comparten, como Cuba. Nosotros lo vivimos en Italia”.
El también presidente de la Agencia para el Intercambio Cultural y Económico con Cuba opina que este proyecto ayuda en el momento en que la persona está contra la pared e invita a compartir lo poco que se tiene y no lo que sobra. Abandera la lucha contra el acaparamiento, pues se ha tratado de usar la fatiga del pueblo para dividir, estimular que las personas luchen unas contra las otras; “ante todo eso De Corazón buscar unir, compartir, solidarizar, entronizar el concepto de que estamos todos en un mismo barco(…) Aquí he recibido un aprendizaje acelerado sobre el concepto de compartir”.
Satisfacción de ida y vuelta
Las santiagueras Leydis Marian Antunes Martínez y Adria Roselia García Rodríguez, tal vez no se conocen personalmente, pero están unidas por el mismo goce. La primera es administradora de un grupo De Corazón en Palma Soriano y ha sido protagonista de la entrega de medicamentos, bajo lluvia, a una madre que lo necesitaba para su hijo; sabe de los numerosos mensajes desde toda Cuba buscando referencias de lo que hacen y del deleite insuperable que produce el agradecimiento de los beneficiados.
La segunda, una jubilada, conoció del proyecto por un vecino, se integró impulsada por su deteriorada salud y hoy, dice, puede hablar del alivio de recibir auxilio y lo gratificante de poder ayudar. «Doné los medicamentos que usaba mi madre ya fallecida; confío en que serán entregados a quienes los necesiten», recalca.
Al decir de Diana Castillo Bocalandro, administradora en La Habana, visibilizar lo que hacen es reto diario. “La mejor forma de darnos a conocer es seguir trabajando y efectuando donaciones. Mientras tengamos impacto en la población, serán compartidas las experiencias y podremos llegar a más personas”.
Para Alaydim Pérez Ruiz, de Villa Clara, De Corazón es útil porque forma valores de solidaridad, respeto, humanismo, generosidad, honestidad y amistad entre los miembros; cuando las personas se donan medicamentos, insumos médicos y hasta sangre para ayudarse unos a otros, hacen prevalecer el gesto solidario que caracteriza nuestra alma nacional.
Según esta muchacha la palabra más correcta  para describir lo que vivencian es satisfacción, esa que les ratifica que “contribuir De Corazón al bienestar de otros no solo es útil y necesario, sino que también reconforta y ennoblece”.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Leer más »

El Guajiro de Quemadito

El lanzador espirituano José Eduardo Santos Escalante fue designado como el novato del año en la provincia dentro de los mejores atletas del 2021
José Eduardo sabe que la 61 Serie Nacional que se aproxima exigirá más de él.

Relacionados

La suerte de los Gallos, e incluso del Cuba, es que el repertorio de lances de José Eduardo Santos Escalante es más profuso que sus palabras.

Y eso es, a fin de cuentas, lo fundamental. Por eso Escambray construyó un diálogo casi en monosílabos para conocer más sobre este joven fomentense, quien así, penoso y callado, escribió en el 2021 la mejor campaña de su corta carrera tanto nacional como internacionalmente para merecer, con justicia, la designación de novato del año en la provincia.

Para los Gallos resultó una bendición: en 16 salidas registró balance de 7-4, con 77.2 entradas (el tercero que más trabajó), efectividad de 4.17 PCL, WHIP de 1.56 y 264 de average del bateo contrario.

Fuera de fronteras, su debut internacional no pudo ser mejor al lograr dos victorias sin derrotas. La primera la alcanzó ante la República Checa en la Copa del Mundo Sub-23, con sede en México, y la segunda en los Primeros Juegos Panamericanos Junior de Colombia vs. Venezuela en un juego que ayudaba a definir el pase a la discusión de medallas.

Para acumular este aval, el muchacho de 23 años define sus claves. Y aunque para algunos su saldo fue sorpresivo, para él no: “Todo está en la preparación, en la concentración y en ubicar los lanzamientos; me preparo para cada bateador, veo lo que otros lanzadores les tiran para saber qué es lo que les hace daño y cuando estoy en el banco los veo o los estudio por la nómina”.

 Y eso que para el Mundial montó casi a última hora: “Tuve covid en la preparación, salí de la cuarentena para los entrenamientos; sabía más o menos que iba a estar y por eso no dejé de prepararme”

Después, dice, no se amilanó ante los grandes estadios ni ante el nombre de los eventos. Este guajiro de Quemadito Viejo, en Fomento, resolvió, a la “calladita”, sus presiones: “No me presioné, estaba pitcheando como si estuviera aquí en Sancti Spíritus, me sentí bien, lancé con calma, relajado; siempre me enfoco en el bateador y no pienso en nada más. En el Panamericano sabía que Venezuela era un equipo fuerte, parte de los jugadores los había visto en el Mundial, pero me concentré en el juego y en lograr la victoria que le hacía falta al equipo”.

Mientras “estudiaba” la manera de hacer la entrevista advertí un detalle que puede explicar también parte de sus resultados. En su tiempo de preparación intercambiaba lances con Yuen Socarraz. Le preguntaba constantemente el porqué de un lance o de otro, o por qué el cambio de su compañero llegaba más duro a su guante. Y en ese instante era otro Santos: conversador y suelto.

Así ha ido aprendiendo desde que se descubrió pelotero con doce años en el beisbolito de Fomento hasta pasar por la llamada escalera desde que entró a la EIDE Lino Salabarría en la categoría 13-14 años. “Todos mis entrenadores me han enseñado: Carlitos en Fomento; Ramón Gardón, en las categorías inferiores; Freddy Mario Rodríguez e Ismel Jiménez, con los Gallos”.

 El paso por los torneos nacionales Sub-23, incluido el título del 2019, le aportó en su formación como lanzador: “Es algo bueno porque vas pasando de escalón en escalón hasta que llegas arriba”.

En la campaña pasada lo probaron en el rol que más disfruta: “Me gusta abrir porque tienes más días para prepararte, para entrenar y enfocarte en el equipo que te va a tocar. He tratado de ir perfeccionando mi recta por dentro, el slider, el cambio”.

Sabe que la 61 Serie Nacional que se aproxima exigirá más de él, al estar concebido como segundo abridor de un conjunto que sufrió bajas: “Me he preparado bien, los eventos me ayudaron mucho a ser un pitcher con más experiencia, a pesar de ser joven. Espero dar lo mejor de mí y tener un año suprior al pasado; porque entre todos tenemos que echar para alante y ganar, y en lo personal siempre aspiro a más”.

Sabe también que debe mejorar el control. En la temporada 60 su balance de ponches (40) y boletos (44), así se lo dicta: “Sé que debo esforzarme más en los lanzamientos, ubicándolos en la zona para tener mejor control”.

El diálogo casi termina después de decenas de preguntas y respuestas a cuentagotas, con una risa entre la gracia y los nervios. Sudó tanto o más que en una apertura de nueve entradas o en sus horas de preparación.

Mas, este es el Santos a quien su apellido parece quedarle a la medida, y quien no parece desprenderse de los ariques de Quemadito Viejo donde ya es un ídolo. “A la gente de allá les hablo poco, pero les hablo. En el trabajo uno tiene que estar serio”.

Leer más »

Alicia Alonso en fotos, a través de un libro

El texto Alicia y las maravillas del Ballet. Revisitaciones desde la artisticidad, revelará en Cuba imágenes de la excelsa bailarina, según dio a conocer el sitio digital Cuba Sí.

La presentación del libro, firmado por el fotógrafo Jorge Valiente y la periodista Sahily Tabares, tendrá lugar el próximo día 18, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

El prólogo del volumen tiene el sello del escritor y ensayista Rafael Acosta, quien destacó la capacidad del material de hilvanar dos perspectivas culturales y creativas en armónica articulación: la visualidad de las imágenes y su interpretación. 

Leer más »

Ha muerto un gigante de la ciencia cubana

Triste noticia para las ciencias de la naturaleza en Cuba: Ayer falleció el maestro Gilberto Silva Taboada.

Tuve la suerte de que mi carrera científica estuviese vinculada a la presencia de Silva desde el año 59, cuando fundamos el grupo Murciélago de exploradores en El Vedado, y acudimos en busca de orientación a Antonio Núñez Jiménez, presidente de la Sociedad Espeleológica de Cuba y en este proceso aparecieron en nuestro camino Silva y Viñas, y después muchos otros estandartes de la ciencia cubana.

Desde el primer encuentro, tuvimos en Silva, como todos le llamamos, un maestro. Maestro en el amor a la naturaleza, en la conducción metódica de estudios encaminados a encontrar la verdad, no simplemente para publicar un artículo. Maestro en la preparación de textos científicos, con un verbo escueto y preciso, con la palabra justa, con la sintaxis perfecta como todos sus escritos. De él aprendí esa lección, y tuve la fortuna que editara algunos de mis trabajos cuando dirigía la imprenta de la Academia de Ciencias. Después nos encontramos y conversamos mucho, para suerte mía, durante eventos de la Sociedad Espeleológica, durante visitas a las exhibiciones del Capitolio. Siempre el hombre sencillo, de expresión precisa y voz modulada, al que se le prestaba la máxima atención por el mensaje que transmitía.

Durante los años 80, Silva se empeñó en transformar el “Museo de Ciencias Felipe Poey” del Capitolio, en un Museo Nacional de Historia Natural. Esta misión le tomó algún tiempo, pues tuvo que convencer a muchos de que el nombre de Museo Felipe Poey ya lo ostentaba, por derecho propio, el de la Universidad de La Habana. Además, para que se transformara la concepción del museo desde una sala de exhibiciones con museólogos, que hacían una labor muy encomiable, en un centro de investigación. En el nuevo museo se creaban y atesoraban colecciones de los componentes de la naturaleza, se estudiaban y se ponían en exhibición para transmitir conocimientos fundamentales a la población.

En ese proceso contactó con muchos investigadores maduros y jóvenes, los que nos cautivó con la idea y nos unimos a la conquista de aquel sueño. Así fui captado y convencido por Silva de la importanciade aplicar la geología a conocer los orígenes de la biota y su evolución, y trabajar en el museo. Como parte de esta cruzada, orgulloso conversaba con el maestro los avances en el conocimiento de la paleogeografía del Caribe como parte del sustento a la biogeografía histórica.

En esos tiempos y hasta hoy, muchas veces nos sentamos a debatir teorías y datos sobre esta apasionante temática, sobre todo cuando aparecía algún nuevo registro de fósiles y todos nos alegrábamos por lo que significaba para el museo y el mejor conocimiento de la ciencia. Trabajar cerca de Silva era la oportunidad de tener a la mano una persona sabia, con quién se puede compartir una interrogante en cualquier momento, y ser atendido como si se tratara del asunto más acuciante de la vida. Ningún encuentro con Silva estaba desprovisto de pasión, pues era un gran apasionado y él mismo trabajaba sin apuro, con todo cuidado en cada detalle, como si la vida fuera a durar toda la vida, y en su caso, fue larga su presencia y fecunda su obra.

Sin mucho alboroto ni grandilocuencia, algunas veces elogió mi trabajo, y ese es un galardón que precio más que todas las medallas que haya podido recibir. No era hombre de opiniones fingidas, incluso, en algunos temas no estuvimos de acuerdo, pero todo debate fue sincero y respetuoso, porque una de las cualidades que se pueden aprender de Silva es que el debate puede ser fuerte, la confrontación de ideas profunda, pero el respeto al oponente ha de mantenerse.

Las últimas veces que conversé con Silva, estaba estudiando un aspecto del comportamiento de los murciélagos, que había tratado en su obra, pero deseaba profundizar. Este se refería a la metódica selección de las áreas de alimentación que tenían algunas especies, siguiendo un patrón muy específico. ¡Fascinante! Estaba revisando notas de observaciones realizadas por años, siguiendo siempre un mismo método. Esta fue una práctica esencial del investigador, establecer reglas claras para la obtención de los datos, a fin de que los resultados fueran compatibles. Así le vi trabajar con varios colegas, que midieron miles de huesos de animales extintos y actuales, con una formula única. A veces, me decía, le entregaba la misma colección a dos personas, para cerciorarse de que estuvieran haciendo bien su trabajo. A veces, también, le entregaba algunos huesos que ellos mismos habían medido antes, como control. No se trata de una trampa, porque de este modo podía establecer la precisión de las mediciones.

Taboda, instantes de una vida. Foto: Archivo del MNHN.

En fin, cuánto se pudiera hablar de un hombre que se ha admirado y del cual se ha aprendido como de la fuente de agua fresca que satisfizo nuestra sed una gran parte de la vida. La suerte es que a su partida, Silva deja una obra escrita que se debe estudiar para aprender metodología de la ciencia y para aprender de la naturaleza cubana. También está el Museo Nacional de Historia Natural y la red nacional de museos de historia natural, idea por la que luchó y venció para dejarnos un sueño hecho realidad, donde millones de visitantes han aprendido a conocer y amar la naturaleza. Hay quienes vinieron para dejar una huella imborrable a su paso. No hay duda de que Gilberto Silva Taboada es uno de esos iluminados.

Leer más »

El surgimiento de la vanguardia

Bandera cubana en el Capitolio Nacional. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.El gran relato de la historia entreteje factores económicos, sociales, políticos y culturales en un estrecho vínculo de interdependencia. La lectura productiva de tan apretada urdimbre de factores ha de descartar las simplificaciones derivadas de una visión determinista, tal y como la concibieron los pensadores positivistas, alegremente entusiasmados ante el decursar lineal del progreso humano.
La historiografía cubana ha concedido interés primordial al estudio de nuestro siglo XIX, etapa fundacional en más de un aspecto, origen de un legado que ha trascendido a través del tiempo. Sin embargo, para desentrañar lo que somos resulta imprescindible sistematizar la investigación en torno al siglo XX, nuestro ayer inmediato, período de agudización de contradicciones que condujeron a la maduración de las aspiraciones emancipadoras proyectadas hacia una radical transformación revolucionaria.
Con suma perspicacia, definió Juan Marinello los años 20 del pasado siglo como década crítica. La economía de plantación instaurada desde la centuria anterior, a partir de un crecimiento fundado en la producción de azúcar y la dependencia de un solo artículo de exportación, se afianzó con la aparición de los grandes centrales en la zona oriental del país. En muchos de ellos, el componente agrícola requerido por la industria pasaba de las manos de los colonos cubanos a los extensos latifundios entregados a las llamadas “cañas de administración”, pertenecientes también al capital norteamericano.
Abolida la esclavitud, fueron contratados en misérrimas condiciones macheteros procedentes del vecino arco antillano. De esa manera, se expulsaba de esas tierras al pequeño cultivador nativo, dedicado a la siembra de frutos menores. La dominación política asentada en la Enmienda Platt se complementaba con tratados comerciales que beneficiaban, mediante la aplicación de impuestos aduaneros, a los vecinos del norte.  Monoproductor y monoexportador, el país, aherrojado a un solo mercado, importaba la mayor parte de los bienes restantes. Con la segunda intervención norteamericana la corrupción administrativa se convirtió en fiesta de tiburones que se bañaban y salpicaban. Al concluir la Primera Guerra Mundial, los precios del azúcar se desplomaron. Habían llegado las “vacas flacas”.
El ordenamiento cronológico establecido por los calendarios, con su regularidad de centurias de cien años de duración, es una convención creada por los seres humanos que no siempre se ajusta al ritmo verdadero de la historia. Para Cuba, en cierto sentido, a pesar de la independencia formal alcanzada en 1902, el XIX fue, en cierto modo, un siglo largo. Se extendió, más allá de sus límites, por algo más de dos décadas.
Superado el sentimiento de frustración que acompañó el nacimiento de la República neocolonial, la generación emergente se propuso cambiar las cosas en todos los planos de la vida. Se formaron organizaciones de mujeres, de estudiantes, de obreros. Nació el primer Partido Comunista. También los intelectuales se agruparon en torno al Grupo Minorista y formularon un programa que proponía la renovación de los lenguajes artísticos y el impulso a un arte vernáculo. Mediante la participación en órganos de prensa se proyectaba hacia el espacio público. Atento a las noticias llegadas de una Europa donde había surgido el cubismo y el surrealismo, volvía la mirada hacia nuestra América. De raíz agraria, la Revolución Mexicana popularizó héroes como Pancho Villa —llegado del norte— y Emiliano Zapata, venido del sur, ambos sacrificados con el empleo de la traición.  Pero el Gobierno surgido de ese proceso entregó los muros a pintores que, como Diego Rivera y José Clemente Orozco, conjugaron modernidad y reivindicación del espíritu nacional donde el indio, hasta entonces marginado, recuperaba rostro y presencia.
En Cuba, el legado colonial, reafirmado en la neocolonia, arrastraba la dramática huella del racismo con sus consecuencias sociales y culturales.  Abolida la esclavitud, la marginación de los negros prosiguió en lo económico y mediante la persistencia de prejuicios y estereotipos, sin tener en cuenta su participación decisiva en la conformación del ejército mambí.
A la vuelta de los años 20, la concurrencia de estudios científicos y de realizaciones artísticas sentó las bases de una perspectiva renovadora. Ramiro Guerra dio a conocer Azúcar y población en las Antillas. Reconocido con razón como redescubridor de Cuba, Fernando Ortiz, dando muestras de una extrema honradez intelectual, partió de sus investigaciones de penalista sobre la «mala vida» para reconocer la alta significación de la presencia africana en la conformación de nuestra cultura hasta llegar, algo después, a su definición del concepto de transculturación.
En el ámbito de la música, Alejandro García Caturla y Amadeo Roldán, con la colaboración de Alejo Carpentier, incorporaron la rítmica de origen africano a la composición sinfónica, a la vez que exploraban el universo mítico que subyace en el trasfondo de nuestra cultura. En procura de efectiva articulación entre tradición y códigos expresivos contemporáneos, apareció la llamada poesía negrista.
Los textos de José Z. Tallet y la voz proletaria de Regino Pedroso animaron el movimiento negrista, todo lo cual cristalizaría en la obra mayor de Nicolás Guillén. Con la renovación de los códigos expresivos, la creación artística hurgaba en las esencias de la identidad nacional. Desde otra perspectiva, Marcelo Pogolotti con su Paisaje cubano intentaba sintetizar las contradicciones económicas y sociales latentes en nuestra sociedad.
El enfrentamiento a la tiranía de Machado concedió primacía a la lucha política. Significativamente, el último número de la Revista de Avance se publicó el 30 de septiembre de 1930, día de la caída de Rafael Trejo. Las fuerzas se dispersaron en una polarización ideológica que abrió el camino a la tercera intervención norteamericana. En esta ocasión, el método utilizado por Roosevelt no apeló al uso de las cañoneras.  Actuó por vía de la negociación. Fue la llamada “mediación” con la complicidad de sectores internos. Encontró en Batista al “hombre fuerte”, dispuesto a servir a los intereses imperialistas con la aplicación implacable de la mano dura.  Pero la Revolución del 30 no se fue a bolina, porque las palabras no caen en el vacío y existía en Cuba, en términos objetivos y subjetivos, una situación revolucionaria. Sobre lo que habría de ocurrir después, volveré en próxima entrega.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.