HAVANA CLIMA

Díaz-Canel comparece en televisión nacional para hablar sobre la nueva normalidad y otros temas actuales

Diversos criterios son emitidos en relación con temas vinculados a la realidad de que el país va entrando en la nueva normalidad. Esos temas y las interrelaciones entre ellos, el consenso que se va construyendo alrededor de esta situación, fueron anunciados por el mandatario cubano como centro de su comparecencia en la noche del viernes.

“Hemos vivido dos años de cierres y restricciones en los cuales hemos estado ante situaciones y momentos muy duros, y también hemos tenido que lamentar pérdidas dolorosas, pero nos vamos levantando. Estamos en un momento en que vamos controlando la pandemia y ello va abriendo perspectivas de cómo el país puede retomar su curso, su ritmo y su estabilidad”, comenzó Díaz-Canel su intervención.

Recordó que al inicio del enfrentamiento a la pandemia, “dijimos que esta iba a ser una carrera de fondo. En aquellos momentos, dimos con lujo de detalles un grupo de situaciones que pronosticábamos que se iban a vivir. Era también una carrera de resistencia. Si hubiéramos sido un pueblo débil, nos hubiéramos...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

La Plaza del Cristo, en el corazón de La Habana

La Plaza del Cristo no es la más turística de La Habana. Tampoco la primera que viene a la mente cuando se habla del centro histórico habanero, de la ciudad antigua con su entresijo de calles adoquinadas, espacios abiertos con fuentes y palomas, y edificios monumentales o derruidos, prestos a ser inmortalizados por algún lente. Edificaciones antiguas rodean el Parque del Cristo. Foto: Otmaro RodríguezNo está a pocos metros del mar, o tiene alguna estatua o edificio celebérrimo que los visitantes marcan como obligatorios en sus agendas de viaje. Tampoco está enclavada en la zona más edulcorada de La Habana Vieja, en la que se repite en revistas y postales flamantes, como si apenas al doblar no palpitara la vida cotidiana.Muchos visitantes disfrutan del atardecer en el Parque del Cristo. Foto: Otmaro Rodríguez.Y, sin embargo, la del Cristo es quizá la más habanera de todas las plazas. Por su atmósfera y su gente. Y porque en ella, como en pocos sitios de la capital cubana, se entrecruzan con naturalidad pasado y presente, historia y contemporaneidad. Calle Brasil, al fondo el Capitolio de La Habana. Foto: Otmaro RodríguezSus orígenes se remontan al siglo XVII, en plena época colonial, y su nacimiento está estrechamente ligado a la entonces Ermita del Santo Cristo del Buen Viaje, antecedente de la iglesia que hoy se conserva y que le otorgó de inicio una función religiosa, concretada en la escenificación del Vía Crucis. Pero el lugar, que también sería conocido en otros momentos como Plaza Nueva —por contraste con la Plaza Vieja— y de Las Lavanderas —por la cantidad de mujeres dedicadas a este oficio que, según se cuenta, se reunían allí—, se convertiría, además, en un importante sitio de reunión y esparcimiento para los habaneros, y también en un fluido espacio comercial, al punto de llegar a albergar el llamado “Mercado del Cristo” en el siglo XIX.Parqueo de Bicitaxi frente a donde existió el Mercado de las Lavanderas . Foto: Otmaro RodríguezParqueo de Bicitaxi frente a donde existió el Mercado de las Lavanderas . Foto: Otmaro RodríguezEn su devenir, la plaza —ubicada en la amplia manzana comprendida entre las calles Teniente Rey, Villegas, Bernaza y Lamparilla— ha cambiado más de una vez su fisonomía, ha vivido etapas de auge y abandono, y ha acogido en sus alrededores conocidas edificaciones como la propia iglesia, la Casa del Obispo y la Casa Conill, así como un monumento al notable poeta cubano Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido).Monumento a Plácido, obra de Teodoro Ramos Blanco, Parque del Cristo. Foto: Otmaro RodríguezActualmente, tras un proceso de restauración a cargo de la Oficina del Historiador de La Habana, la Plaza del Cristo exhibe en parte un nuevo rostro, aunque sin restañar aun todas sus heridas ni perder su espíritu popular. Sitios comerciales, como bares, restaurantes y la cercana sede del emprendimiento de diseño Clandestina, la habían puesto ya en el mapa de no pocos turistas antes de la pandemia, pero a la par sigue reuniendo a vecinos y comerciantes, a ciclistas y enamorados, a jóvenes y paseantes nacionales. PublicidadEstudiantes de secundaria frente al antiguo “Hotel Maravilla”. Foto: Otmaro RodríguezJoven intenta saltar por encima de una mesa de concreto en el Parque del Cristo. Foto: Otmaro Rodríguez.Vendedor de periódico en el Parque del Cristo. Foto: Otmaro Rodríguez.Jóvenes conversan en un puesto de renta de bicicletas, Parque del Cristo. Foto: Otmaro RodríguezUna mujer pasea su mascota por la Plaza del Cristo. Foto: Otmaro Rodríguez.Los casos importados de coronavirus han disminuido en Cuba, pero la propagación de la variante ómicron ha provocado un alza general de contagios autóctonos. Foto: Otmaro RodríguezVenta de comida para animales, Plaza del Cristo. Foto: Otmaro RodríguezUn vendedor de souvenirs espera la llegada de turistas en La Plaza del Cristo. Foto: Otmaro RodríguezAsí se adentra esta plaza habanera en la tercera década del siglo XXI, con sus árboles y bancos, su gente de pueblo y edificaciones multifamiliares, alejada del puerto y el malecón, pero no por ello menos cerca del verdadero corazón de La Habana.

Leer más »

Altruismo “De Corazón” joven

El proyecto es un entramado de solidaridad que se teje en redes sociales digitales para ayudar a quienes más necesitan. Autor: Cortesía del proyecto.La ansiedad de una madre con su niño enfermo en brazos, la desesperación de una hija que no tiene los 400 o 500 pesos que le piden en la calle por el antibiótico en falta que devuelva la salud a su madre, la inseguridad de personas con padecimientos crónicos.
Y hasta la angustia, muchas veces compartida en las redes sociales, de aquel pedido urgente de una donación de sangre específica, han encontrado en los últimos cuatro meses sosiego, satisfacción, desde el sentido humano y la voluntad fraternal de un grupo de jóvenes cubanos.
Tal es la huella profunda y generosa que ya deja en el alma de muchas personas agradecidas el proyecto De Corazón, una iniciativa promovida por estudiantes universitarios santiagueros para la donación y el intercambio de medicamentos, que hoy se extiende a 26 municipios de todas las provincias, incluyendo el municipio especial de Isla de la Juventud.
Madres solteras con tres hijos, una niña con colostomía y ancianos, infantes y jóvenes necesitados de algún fármaco para sus padecimientos o tratamientos en salas hospitalarias, escuelas especiales y en los barrios han recibido “el bombeo” de un proyecto que, al decir de sus hacedores, constituye un acto espontáneo y humano.
“De Corazón es una red de grupos de WhatsApp que se propone donar e intercambiar medicamentos, promocionar la medicina tradicional, los servicios de las farmacias; rescatar valores como la solidaridad, el altruismo y servir de estímulo para gradualmente disminuir la especulación de medicamentos en Cuba”, apunta Grettel Gómez González, estudiante de 3er año en el Instituto de Relaciones Internacionales y coordinadora de la red nacional.
El primer latido
Los impulsos para la creación nacieron justamente en esas historias nobles, de gestos voluntarios y amor, necesarias de replicar, que se sembraron por la Patria durante los días más aciagos del azote de la COVID-19.
Grettel y su amiga Margarita Montes de Oca, que estudia el 5to. año de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas santiaguera, se preguntaron, a través de conversaciones por WhatsApp, por qué no emprender acciones de este tipo. Y más que interrogante, aquello se convirtió en un llamado para unir voluntades y ayudar al otro.
De Corazón suma sus primeros signos vitales el 18 de agosto pasado, con la creación de un grupo en Santiago de Cuba. Hoy, como detalla Rosana Isel Monier de Armas, administradora en la ciudad heroica, la red nacional alcanza aproximadamente unas 8 000 personas.
Y, al igual que ella, existen otros 50 gestores, en su mayoría estudiantes de secundaria, preuniversitario;  alumnos de Medicina y otras carreras universitarias, y también jóvenes profesionales y trabajadores por cuenta propia.
“Hasta el tercer grupo no teníamos el nombre definido, recuerda Grettel Gómez; pero como nos dimos cuenta de la amplia divulgación que estaba teniendo, decidimos ponerle De Corazón; en primer lugar por el llamado que nos hizo nuestro Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de ponerle corazón a Cuba y en segundo, porque completaba la frase: donamos de corazón, agradecemos de corazón”.
Red de cariño y solidaridad
De Corazón cuenta con páginas en varias plataformas de socialización digital, donde la amplia comunidad de seguidores contribuye al sostenimiento del proyecto. Fotos: Cortesía del Proyecto
Demostrando que WhatsApp también puede ser una red de cariño y solidaridad, el proyecto surgió y late sobre todo en el entorno virtual de la popular aplicación de mensajería.
Según precisa Gómez González en Santiago de Cuba, provincia con el mayor número de grupos, las responsabilidades se han distribuido entre los siete administradores, de manera que cada joven atiende uno o dos y asume tareas específicas como las donaciones, la casa almacén, el registro de donaciones, los mensajeros, la red nacional o la colaboración internacional. Cada uno de los restantes territorios tiene iniciativas propias de organización, aunque comparten los objetivos.
“Al pertenecer a uno de los 41 grupos que poseemos en el país, las personas necesitadas de algún fármaco, pueden hacer la solicitud, explica Maria Anna García Dzenzelevskaya, administradora en Santiago; en muchos casos reciben respuesta de otros integrantes con los que de forma directa hacen la donación o el intercambio, pero también pueden ponerse en contacto con alguno de los administradores y si tenemos la disponibilidad del medicamento, realizamos la entrega.
“También recibimos donativos de forma presencial de amigos que confían en nosotros; gracias a eso, al menos en Santiago de Cuba en los dos primeros meses del proyecto se favorecieron  más de 120 personas”.
Para la joven periodista Gretchen Gómez González, otra de las administradoras en tierra indómita, el hecho de que las redes sociales sean hoy el principal escenario de esta idea entraña oportunidades y amenazas.
“Los entornos virtuales nos han permitido comunicarnos expeditamente a pesar de las distancias físicas. De hecho, lo que en principio surgió para la ciudad de Santiago de Cuba, en menos de 72 horas ya tenía en La Habana y Villa Clara jóvenes interesados en crear sus grupos.
“También es una amenaza, porque no se ve a las personas y pueden aparecer oportunistas, aunque hemos alertado de ello a los donadores, para que, como los administradores, cuando hagan entregas desde la casa almacén, pidan los tarjetones o recetas médicas”.
Dona, no vendas
De Corazón cuenta con páginas en varias plataformas de socialización digital, donde la amplia comunidad de seguidores contribuye al sostenimiento del proyecto. Fotos: Cortesía del Proyecto
En las crisis, con el la escasez, afloran los más sublimes y ominosos sentimientos. Por ello Tamara Sánchez Sánchez, administradora en Guantánamo, es enfática cuando afirma que “nosotros no vendemos, no lucramos con los medicamentos. Nuestro principal objetivo es que las personas los obtengan por donación o intercambio. Somos capaces de mover cielo y tierra para que los medicamentos que recolectamos lleguen a las manos de los destinatarios”.
De ello dan fe una veintena de mensajeros que en la ciudad heroica, por ejemplo, a pie, en moto, bicicleta o con sus medios propios, lo mismo dentro de la urbe que en los poblados, bajo el sol o la lluvia, llevan los envíos hasta las casas de aquellos que los necesitan con urgencia y que por alguna razón no pueden ir a buscarlos.
Cada pulsación del proyecto es entrega sin dobleces ni ingenuidades, que sus miembros realizan de manera simultánea con sus responsabilidades estudiantiles o laborales y su cotidianidad. “Tenemos un registro donde incluimos todo lo que recibimos en la casa almacén con la firma de las personas que entregan y reciben, y otro registro digital con las donaciones que se hacen, detalla Naira Paisán Moreira, administradora en Santiago de Cuba. Además, publicamos periódicamente lo que se recibe por los administradores y lo donado desde la casa almacén”.
Manos prestas y normas bien establecidas aseguran que las medicinas lleguen a los más vulnerables, explica Lauren Luis Acosta, administradora de La Habana. “Como parte de las reglas de los grupos se exige explicar de forma concreta qué se necesita, con qué urgencia y las condiciones de la persona que precisa esas medicinas. Partiendo de eso, los administradores nos ponemos en contacto para verificar y coordinar la entrega”.
Un proyecto tan altruista  nunca escaparía a la complicidad de las instituciones nacionales, por eso Margarita Montes de Oca, administradora y una de sus artífices principales, no puede dejar de agradecer ese apoyo.
“Desde que comenzamos hemos podido contar con la ayuda de diversas instituciones. La primera fue la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (Unaic), que nos brindó su sede como casa. Eso nos dio mucha fuerza, porque nos permite contar con un espacio para la colecta de medicamentos y días de donaciones que hacemos todos los meses.
“También recibimos  la colaboración de Arte Santiago y la Universidad de Oriente, que nos han ayudado con la imagen e identidad, y en estos momentos tejemos alianzas con organizaciones como los CDR, con la aspiración de poder llevar los medicamentos a ancianos y a otras personas vulnerables que hoy no tienen acceso a las plataformas digitales. Hemos tenido, además, el acompañamiento del Partido, el Gobierno, la UJC, la FEU en la provincia y de las autoridades de salud en el país y el territorio, a quienes expusimos nuestros objetivos”.
Una de las peculiaridades de esta obra común es su batalla contra la especulación y la venta descorazonada de medicamentos, por medio de una campaña cuyo eslogan es: «¿Y si fueras tú? Dona, no vendas».
Juntar saberes
Como todo grupo con una composición heterogénea, multidisciplinaria, en De Corazón los noveles juntan no solo su ímpetu y energías, sino también los conocimientos de cada una de sus especialidades por el bienestar común.
Así lo ratifica la futura doctora Margarita Montes de Oca cuando explica cómo en Santiago de Cuba los estudiantes de Farmacia y Medicina aplican lo aprendido cada semana para preparar y publicar útiles consejos sobre las propiedades y modo de uso de las plantas medicinales, y los de las ciencias jurídicas cuidan de la legalidad de una iniciativa como esta.
Con similar optimismo, refiere, se vinculan con huertos urbanos y hasta una finca para la producción de plantas medicinales, que entregan a farmacias para la elaboración de jarabes y otros productos naturales, con la intención de donarlos también.
Lecciones de compartir
Y esa solidaridad de chispa joven revivida entre cubanos también genera la admiración de amigos del mundo. Desde el exterior, expone Amalia Rodríguez González, administradora en La Habana, nos apoyan el proyecto italiano Poniéndole Corazón a Cuba, y Por amor a Cuba, de México, además de ciudadanos españoles y de otras regiones.
Todavía la santiaguera Maria Anna García Dzenzelevskaya evoca emocionada, cómo con el donativo de 15 tipos de medicamentos recibidos en octubre pasado desde Italia y que incluía fármacos específicos e insumos, se pudo ayudar a un enfermo de cáncer con el Proscar, que cuesta cerca de 100 euros, y entregar las pilas para los aparatos de audición de niños sordos.
Para Michelle Curto, coordinador del proyecto italiano Poniéndole Corazón a Cuba, la iniciativa De Corazón evidencia  el protagonismo de los jóvenes en la sociedad cubana. “La mayoría está demostrando, como decía el Comandante en Jefe, que tienen sentido del momento histórico.
“La pandemia nos fuerza a definirnos como humanidad. Hay quienes acaparan vacunas o imponen sanciones como Estados Unidos con su injusto bloqueo a la Isla, y hay quienes comparten, como Cuba. Nosotros lo vivimos en Italia”.
El también presidente de la Agencia para el Intercambio Cultural y Económico con Cuba opina que este proyecto ayuda en el momento en que la persona está contra la pared e invita a compartir lo poco que se tiene y no lo que sobra. Abandera la lucha contra el acaparamiento, pues se ha tratado de usar la fatiga del pueblo para dividir, estimular que las personas luchen unas contra las otras; “ante todo eso De Corazón buscar unir, compartir, solidarizar, entronizar el concepto de que estamos todos en un mismo barco(…) Aquí he recibido un aprendizaje acelerado sobre el concepto de compartir”.
Satisfacción de ida y vuelta
Las santiagueras Leydis Marian Antunes Martínez y Adria Roselia García Rodríguez, tal vez no se conocen personalmente, pero están unidas por el mismo goce. La primera es administradora de un grupo De Corazón en Palma Soriano y ha sido protagonista de la entrega de medicamentos, bajo lluvia, a una madre que lo necesitaba para su hijo; sabe de los numerosos mensajes desde toda Cuba buscando referencias de lo que hacen y del deleite insuperable que produce el agradecimiento de los beneficiados.
La segunda, una jubilada, conoció del proyecto por un vecino, se integró impulsada por su deteriorada salud y hoy, dice, puede hablar del alivio de recibir auxilio y lo gratificante de poder ayudar. «Doné los medicamentos que usaba mi madre ya fallecida; confío en que serán entregados a quienes los necesiten», recalca.
Al decir de Diana Castillo Bocalandro, administradora en La Habana, visibilizar lo que hacen es reto diario. “La mejor forma de darnos a conocer es seguir trabajando y efectuando donaciones. Mientras tengamos impacto en la población, serán compartidas las experiencias y podremos llegar a más personas”.
Para Alaydim Pérez Ruiz, de Villa Clara, De Corazón es útil porque forma valores de solidaridad, respeto, humanismo, generosidad, honestidad y amistad entre los miembros; cuando las personas se donan medicamentos, insumos médicos y hasta sangre para ayudarse unos a otros, hacen prevalecer el gesto solidario que caracteriza nuestra alma nacional.
Según esta muchacha la palabra más correcta  para describir lo que vivencian es satisfacción, esa que les ratifica que “contribuir De Corazón al bienestar de otros no solo es útil y necesario, sino que también reconforta y ennoblece”.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Leer más »

Para mirarlo todo al revés

Recostada en la cama y con las piernas hacia arriba, repaso con la mirada el cuadrado que forman las líneas rectas del techo de mi cuarto. Me sé de memoria todas sus esquinas; las polillas que las habitan ya tienen hasta nombre. Lucinda y Teresa llevan aquí viviendo un largo tiempo, pero yo no las quito porque me da lástima y porque tampoco voy a perder mi tiempo desalojando polillas, dónde se ha visto. Retomando: de cabeza repaso el cuadrado con la mirada, pero la mente, en contrapartida, anda en círculos, que es como anda en realidad la vida: en círculos, el que les diga que anda en línea recta no sabe de lo que habla. O el pobre es un “normal feliz” de esos que se las saben todas y que no lloran ni se arrepienten de nada (contiene ironía), como los nombró Retamar.Haciendo la Beth Harmon en su devaneo ajedrecístico, dibujo el primer garabato de esta crónica en el espacio interior del cuadrado del techo, donde miro y que es como una hoja de papel, pero mejor, —aunque, obviamente, después terminaría de escribir en mi laptop—, mientras la punta de la nariz, embarrada de aceite esencial, me huele a la lavanda que me acompaña a dondequiera que voy; como acompaña el inhalador de mentol al que se resfría, o el salbutamol a un asmático crónico.Lo mío es ponerme de cabeza. Una de las tantas válvulas de escape para una cuarentena que parece no tener fin; para el tiempo que llevo sin ver a mi familia; para lidiar con las ganas de prestarle por el tiempo que sea preciso mi abrazo a la amiga que no puede ni podrá nunca más abrazar a su padre. Desde niña lo hago, cuando quiero mirar el mundo desde la planta-estación intergaláctica de mis pies. Me voy a aquel sitio que algunos llaman “las musarañas”, otros “la luna de valencia”. “Se te va a ir la sangre para la cabeza muchacha” es una de las frases que más me martillaron los tímpanos en la infancia por esa manía que tengo de ponerme de cabeza. Es una pena que al revés escribir se pueda no. Luego tengo que irme corriendo para la computadora porque mi cachola-disco duro no tiene tanto espacio para almacenar la información que extraigo del techo. De hecho, para poner todas estas palabras en el papel digital tuve que sacudirme bastante; y ustedes leen ahora un modesto garabato, resultado de lo que pude transcribir y de lo que sobró del tiempo que estuve patas arriba. Las ideas, como verán, a veces no tienen mucho sentido cuando una está de pie y esta crónica no va a absolutamente parte ninguna, perdonen, quise decir “ninguna parte”.Pero, a pesar de esos efectos colaterales y de la decepción de tener que leer esto que escribo estando sentada, como las personas normales, cuando me pongo de cabeza es cuando veo las cosas de las que después valdrá la pena escribir. Por eso lo hago desde los seis u ocho años, la edad en realidad no importa (al final me la estoy inventando). Las primeras veces que lo hice usé a las nubes como superficie, pero si en el techo es difícil escribir, imagínense en esas pelusas de algodón gigantes que no se quedan quietas. Seguí practicando con el tiempo en superficies más lisas y menos tercas que aquellas masas de gas que después es lluvia y es nieve, hasta que una vez descubrí que, si miraba atenta al techo, podía ver cosas, como un argumento de mi tesis que parecía haberse soltado de alguna parte y llegado a mí en caída libre. Lo agarré corriendo no se me fuera a escapar, escurridizo que era, bien que me costó arrancarlo de la telaraña en la que se quedó suspenso por largo tiempo. Tratando de sacarlo por poco le deshago la casa a la pobre Lucinda, que sigue ahí, muy bien, gracias.De cabeza no solo escribo y rescato buenas ideas; a veces escucho también el tarareo de una canción de la que nunca me acuerdo después cuando me pongo de pie; veo la cara de mis padres, las carcajadas inmensas de mi madre que se reía y había que pararse en seco a escucharla; su risa expansiva, no obstante, solo tiene sonido en el mundo al revés que me regalo, y el techo, veo el techo, que casi nunca miro y que ahora es el piso a donde quieren alcanzar mis pies, y a su vez el lienzo donde puedo imprimir a todo color todos esos recuerdos.Vean bien, no solo la casa se ve patas arriba cuando me pongo a mirar el mundo de cabeza; al revés también anda el tiempo cuando los recuerdos me agarran por los tobillos y me secuestran. Entonces parezco andar sobre mis propios pasos, y así me voy a recorrer caminos, olores, sonidos conocidos que creía haber olvidado. Cuando la casa está al revés puedo hacer cosas como “tirar un pasillo” con mi abuelo en el portal de la casa de mis tíos en Santos Suárez. Sentir el olor de la yerba después de la lluvia subiendo un poco tibio, porque es agosto, hasta la azotea. Saborear una coladita de café de mami, y, si me pongo de suerte, sentir el sabor aterciopelado de su flan de caramelo, el más rico y punto. Cuando los cachivaches de la cachola me ayudan, me logro beber en pensamientos y “a cuncún” el caramelo derretido que siempre sobraba en el jarro cuando virábamos el flan y el pobre postre dejaba de estar de cabeza, como yo; para enderezarse y perderse rapidísimo entre las bocas golosas.Una vez vi así el primer baño de mar que me dio mi papá en la costa, había muchos erizos, pero yo no tenía miedo porque estaba en sus brazos. Vi la última sangría helada que me tomé en La Habana con mi amigo que se fue a Barcelona y yo no sabía si alegrarme o ponerme triste, porque para nosotros, los cubanos, muchas despedidas, aunque se hacen parecer casuales, son en verdad adioses. Volví también a una partida de yaquis en el piso recién baldeado de casa de mi abuela. Sentí el dolor de calcañales y el sabor de gloria después de ganarle en la suiza a “la Pucha”, la más fiera de mis amiguitas en ese menester de saltar la cuerda.He vuelto, patas arriba, más de una vez al día que supe que estaba enamorada y más embarcada que una cucaracha delante de una chancleta, porque a quién se le ocurre enamorarse de alguien que se va, sabiendo que se va también. Vi las señales de ese amor manifestándose en mi rostro mientras me negaba, por terca y por joven y por boba, la posibilidad de vivirlo, sobre todo porque en aquella época yo no creía que las despedidas, aunque parecieran adioses, podían ser casuales “hastaprontos”, si así lo queremos nosotros y la vida. Pero entonces yo no sabía que ese amor existía, porque me vi darme cuenta demasiado tarde y, para variar, estando de cabeza, en uno de esos paseos por el techo en los que rebobino el tiempo a mi voluntad, hago y deshago los acontecimientos, muevo fichas de lugar con los pulgares porque no seré buena ajedrecista, como la Harmon, pero te remiendo lo que dicen que pasó con lo que quiero que haya pasado como nadie, y es así, queridos míos, que me regalo recuentos y recuerdos que de cuerdos no tienen nada, excepto el engranaje y el tic tac del tiempo que les va pasando por encima y desmenuzándoles los contornos. Como en aquel en que me vi revolverle, en sentido antihorario, —con una cosa que para mí no pasaba de un absorbente metálico—, el mate a un gaúcho precioso de ojos color almíbar, frente a la Bahía de Guanabara. Yo en esos paseos he visto incluso güijes y cucumís, que, créanme, no se despiertan apenas los domingos, ustedes háganme caso y si no quieren hacerme caso, ok, pónganse de cabeza y véanlo por ustedes mismos.PublicidadDe eso va ponerse al revés, de ayudar a enderezar los ejes y los ojos, aquellos que no tienen retinas y que, si entornamos correctamente, nos permiten ver las cosas importantes que, por algún motivo, hemos dejado de mirar. Como la carcajada de mi madre, el amor que siempre estuvo ahí, macizo como una piedra, para quien quería verlo, el abrazo que le dará, —porque me da la gana y porque estoy patas arriba—, mi amiga a su viejo padre. Ahora que lo pienso bien, cuando a uno le dicen “Muchacha, se te va a ir la sangre para la cabeza” debe ser a eso a lo que se refieren: a que la bomba-corazón se sacude y de ella se desliza, hasta la extremidad superior, todo, absolutamente todo lo que de verdad importa.  

Leer más »

Cuba con tres mil 562 casos positivos a la COVID-19 y cinco fallecidos en las últimas horas

La Habana, 16 ene (ACN) El Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba informó que al cierre del día de ayer, 15 de enero, se encuentran ingresados un total de 32 mil 595 pacientes, sospechosos 15 mil 944, en vigilancia 202 y confirmados activos 16 449.
Al cierre del día de ayer, 15 de enero, se encuentran ingresados Están ingresados un total de 32 mil 595 pacientes, sospechosos 15 mil 944, en vigilancia 202 y confirmados activos 16 449.
Para la COVID-19 se realizaron un total de 40 mil 200 muestras para la vigilancia en el día, resultando positivas 3 mil 562. El país acumula 12 millones 217 mil 274 muestras realizadas y 999 mil 193 positivas.
Del total de casos (3 mil 562): 3 mil 286 fueron contactos de casos confirmados; 43 con fuente de infección en el extranjero; 233 sin fuente de infección precisada. De los 3 mil 562 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 2 mil 53 y del sexo masculino mil 509.
El 10,1% (361) de los 3 mil 562 casos positivos fueron asintomáticos, acumulándose un total de 139 mil 057 que representa el 14,0 % de los confirmados hasta la fecha.
De los 3 mil 562 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: menores de 20 años (791), de 20 a 39 años (mil 94), de 40 a 59 años (mil 88), de 60 y más (589).
Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados:
Pinar del Río: 311 casos

Consolación del Sur: 71 (contactos de casos confirmados).
Guane: 25 (contactos de casos confirmados).
La Palma: 7 (contactos de casos confirmados).
Los Palacios: 29 (contactos de casos confirmados).
Mantua: 13 (contactos de casos confirmados).
Minas de Matahambre: 28 (contactos de casos confirmados).
Pinar del Río: 67 (contactos de casos confirmados).
San Juan y Martínez: 14 (contactos de casos confirmados).
San Luis: 30 (contactos de casos confirmados).
Sandino: 16 (contactos de casos confirmados).
Viñales: 11 (contactos de casos confirmados).

Artemisa: 330 casos

Alquízar: 15 (contactos de casos confirmados).
Artemisa: 40 (contactos de casos confirmados).
Bahía Honda: 26 (contactos de casos confirmados).
Bauta: 23 (contactos de casos confirmados).
Caimito: 30 (contactos de casos confirmados).
Candelaria: 8 (contactos de casos confirmados).
Guanajay: 63 (contactos de casos confirmados).
Güira de Melena: 35 (contactos de casos confirmados).
Mariel: 27 (contactos de casos confirmados).
San Antonio de los Baños: 29 (9 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).
San Cristóbal: 34 (contactos de casos confirmados).

La Habana: 148 casos

Arroyo Naranjo: 9 (contactos de casos confirmados).
Boyeros: 9 (7 contactos de casos confirmados y 2 importados).
Centro Habana: 10 (9 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Cerro: 10 (contactos de casos confirmados).
Cotorro: 5 (4 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Diez de Octubre: 12 (contactos de casos confirmados).
Guanabacoa: 4 (contactos de casos confirmados).
Habana del Este: 21 (contactos de casos confirmados).
Habana Vieja: 8 (7 contactos de casos confirmados y 1 importado).
La Lisa: 12 (contactos de casos confirmados).
Marianao: 10 (contactos de casos confirmados).
Playa: 16 (15 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Plaza de la Revolución: 11 (10 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Regla: 3 (contactos de casos confirmados).
San Miguel del Padrón: 8 (contactos de casos confirmados).

Mayabeque: 358 casos

Batabanó: 24 (contactos de casos confirmados).
Bejucal: 38 (contactos de casos confirmados).
Güines: 17 (15 contactos de casos confirmados y 2 sin fuente de infección precisada).
Madruga: 90 (contactos de casos confirmados).
Melena: 15 (contactos de casos confirmados).
Nueva Paz: 25 (contactos de casos confirmados).
Quivicán: 12 (contactos de casos confirmados).
San José de las Lajas: 72 (70 contactos de casos confirmados y 2 sin fuente de infección precisada).
San Nicolás de Bari: 29 (24 contactos de casos confirmados y 5 sin fuente de infección precisada).
Santa Cruz del Norte: 36 (contactos de casos confirmados).

Matanzas: 167 casos

Calimete: 12 (contactos de casos confirmados).
Cárdenas: 32 (29 contactos de casos confirmados y 3 importados).
Ciénaga de Zapata: 4 (contactos de casos confirmados).
Colón: 14 (contactos de casos confirmados).
Jagüey Grande: 17 (contactos de casos confirmados).
Jovellanos: 9 (contactos de casos confirmados).
Limonar: 7 (contactos de casos confirmados).
Los Arabos: 6 (contactos de casos confirmados).
Martí: 5 (contactos de casos confirmados).
Matanzas: 30 (contactos de casos confirmados).
Pedro Betancourt: 10 (contactos de casos confirmados).
Perico: 13 (contactos de casos confirmados).
Unión de Reyes: 8 (contactos de casos confirmados).

Cienfuegos: 242 casos

Abreus: 17 (contactos de casos confirmados).
Aguada de Pasajeros: 13 (contactos de casos confirmados).
Cienfuegos: 111 (104 contactos de casos confirmados y 7 importados).
Cruces: 1 (contacto de caso confirmado).
Cumanayagua: 2 (contactos de casos confirmados).
Lajas: 37 (contactos de casos confirmados).
Palmira: 27 (contactos de casos confirmados).
Rodas: 34 (contactos de casos confirmados).

Villa Clara: 210 casos

Caibarién: 7 (contactos de casos confirmados).
Camajuaní: 1 (contacto de caso confirmado).
Cifuentes: 6 (contactos de casos confirmados).
Corralillo: 14 (contactos de casos confirmados).
Manicaragua: 1 (contacto de caso confirmado).
Placetas: 23 (contactos de casos confirmados).
Quemado de Güines: 5 (contactos de casos confirmados).
Ranchuelo: 5 (contactos de casos confirmados).
Remedios: 15 (contactos de casos confirmados).
Sagua La Grande: 7 (6 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Santa Clara: 88 (87 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Santo Domingo: 38 (contactos de casos confirmados).

Sancti Spíritus: 154 casos

Cabaiguán: 44 (contactos de casos confirmados).
Jatibonico: 5 (contactos de casos confirmados).
La Sierpe: 1 (contactos de casos confirmados).
Sancti Spíritus: 53 (contactos de casos confirmados).
Taguasco: 3 (contactos de casos confirmados).
Trinidad: 22 (contactos de casos confirmados).
Yaguajay: 26 (contactos de casos confirmados).

Ciego de Ávila: 238 casos

Baraguá: 7 (contactos de casos confirmados).
Bolivia: 7 (contactos de casos confirmados).
Chambas: 8 (contactos de casos confirmados).
Ciego de Ávila: 59 (54 contactos de casos confirmados y 5 importados).
Ciro Redondo: 35 (contactos de casos confirmados).
Florencia: 16 (contactos de casos confirmados).
Majagua: 28 (contactos de casos confirmados).
Morón: 71 (67 contactos de casos confirmados y 4 importados).
Primero de Enero: 6 (contacto de casos confirmados).
Venezuela: 1 (contacto de caso confirmado).

Camagüey: 414 casos

Camagüey: 159 (155 contactos de casos confirmados y 4 importados).
Carlos Manuel de Céspedes: 65 (contacto de casos confirmados).
Esmeralda: 13 (contacto de casos confirmados).
Florida: 26 (25 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Guáimaro: 24 (contactos de casos confirmados).
Jimaguayú: 15 (contactos de casos confirmados).
Minas: 5 (contactos de casos confirmados).
Nuevitas: 28 (27 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Santa Cruz del Sur: 20 (contactos de casos confirmados).
Sibanicú: 17 (contactos de casos confirmados).
Sierra de Cubitas: 40 (contactos de casos confirmados).
Vertientes: 2 (contactos de casos confirmados).

Las Tunas: 96 casos

Amancio: 2 (1 contacto de caso confirmado y 1 importado).
Jesús Menéndez: 7 (contactos de casos confirmados).
Jobabo: 1 (contacto de caso confirmado).
Las Tunas: 37 (contactos de casos confirmados).
Majibacoa: 3 (contactos de casos confirmados).
Puerto Padre: 46 (45 contacto de caso confirmado y 1 importado).

Granma: 88 casos

Bartolomé Maso: 2 (contactos de casos confirmados).
Bayamo: 41 (contactos de casos confirmados).
Buey Arriba: 1 (contacto de caso confirmado).
Campechuela: 5 (contactos de casos confirmados).
Guisa: 2 (contactos de casos confirmados).
Jiguaní: 11 (contactos de casos confirmados).
Manzanillo: 12 (11 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Media Luna: 2 (contactos de casos confirmados).
Niquero: 12 (contactos de casos confirmados).

Holguín: 288 casos

Báguanos: 13 (contactos de casos confirmados).
Banes: 15 (contactos de casos confirmados).
Cacocum: 7 (contactos de casos confirmados).
Calixto García: 4 (contactos de casos confirmados).
Cueto: 6 (5 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).
Frank País: 3 (contactos de casos confirmados).
Gibara: 61 (51 contactos de casos confirmados y 10 sin fuente de infección precisada).
Holguín: 124 (114 contactos de casos confirmados, 2 importados y 8 sin fuente de infección precisada).
Mayarí: 6 (contactos de casos confirmados).
Moa: 22 (21 contactos de casos confirmados y 1 importado).
Rafael Freyre: 22 (contactos de casos confirmados).
Sagua de Tánamo: 5 (contactos de casos confirmados).

Santiago de Cuba: 175 casos

Contramaestre: 10 (7 contactos de casos confirmados y 3 sin fuente de infección precisada).
Guamá: 5 (6 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).
Segundo Frente: 6 (contactos de casos confirmados).
Tercer Frente: 3 (contactos de casos confirmados).
Mella: 7 (1 contacto de caso confirmado y 6 sin fuente de infección precisada).
Palma Soriano: 16 (14 contactos de casos confirmados y 2 sin fuente de infección precisada).
San  Luis: 4 (contactos de casos confirmados).
Santiago de Cuba: 111 (90 contactos de casos confirmados, 3 importados y 18 sin fuente de infección precisada).
Songo La Maya: 13 (8 contactos de casos confirmados y 5 sin fuente de infección precisada).

Guantánamo: 178 casos

Baracoa: 73 (contactos de casos confirmados).
Caimanera: 10 (7 contactos de casos confirmados y 3 sin fuente de infección precisada).
El Salvador: 6 (contactos de casos confirmados).
Guantánamo: 40 (contactos de casos confirmados).
Imías: 4 (3 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).
Maisí: 27 (13 contactos de casos confirmados y 14 sin fuente de infección precisada).
San Antonio del Sur: 6 (5 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).
Yateras: 12 (11 contactos de casos confirmados y 1 sin fuente de infección precisada).

Municipio Especial Isla de la Juventud: 165 casos (16 contactos de casos confirmados y 149 sin fuente de infección precisada).

De los 999 mil 193 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados 16 mil 449, de ellos 16 mil 403 con evolución clínica estable. Se acumulan 8 mil 340 fallecidos (5 en el día), letalidad de 0,84% vs 1,71 % en el mundo y 2,05 % en Las Américas; dos evacuados, 57 retornados a sus países, en el día hubo 2 mil 369 altas, se acumulan 974 mil 345 pacientes recuperados (97,5%). Se atienden en las terapias intensivas 46 pacientes confirmados de ellos 17 críticos y 29 graves.
En el día se reportaron 5 pacientes fallecidos. Lamentamos profundamente lo sucedido y trasmitimos nuestras condolencias a sus familiares y amigos.
Residencia por provincia y municipio de los pacientes fallecidos:

Villa Clara: 2 fallecidos
Ciego de Ávila: 1 fallecido
Guantánamo: 1 fallecido
Municipio Especial Isla de la Juventud:1 fallecido

Fallecido por grupos de edades:

Entre 50 y 59 años: 1
Entre 70 y 79 años: 3
Entre 80 y 89 años: 1

Distribución por sexo:

Masculino: 3
Femenino: 2

Principales comorbilidades:

Cardiopatía Isquémica: 2
Hipertensión Arterial: 4
Fibrosis Pulmonar: 1
Diabetes Mellitus: 2
Enfermedad renal crónica terminal bajo régimen dialítico: 1
Enfermedad Cerebro Vascular Isquémica: 1
Encamado: 1
Ulcera por presión grado III en la región sacra: 1
Ex fumador: 1
Fumador inveterado: 1

Hasta el 15 enero se reportan 191 países y 32 territorios con casos de COVID-19, asciende a 324 millones 744 mil 26 los casos confirmados (+ 3 millones 6 mil 734) con 53 millones 575 mil 158 casos activos y 5 millones 549 mil 670 fallecidos (+ 7 mil 468) para una letalidad de 1,71% (-0,01).
En la región de las Américas se reportan 120 millones 371 mil 27 casos confirmados (+ 1 millón 461 mil 487), el 37,07% del total de casos reportados en el mundo, con 26 millones 88 mil 369 casos activos y 2 millones 471 mil 288 fallecidos (+ 3 mil 828) para una letalidad de 2,05% (-0,03).

Leer más »

Alicia Alonso en fotos, a través de un libro

El texto Alicia y las maravillas del Ballet. Revisitaciones desde la artisticidad, revelará en Cuba imágenes de la excelsa bailarina, según dio a conocer el sitio digital Cuba Sí.
La presentación del libro, firmado por el fotógrafo Jorge Valiente y la periodista Sahily Tabares, tendrá lugar el próximo día 18, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.
El prólogo del volumen tiene el sello del escritor y ensayista Rafael Acosta, quien destacó la capacidad del material de hilvanar dos perspectivas culturales y creativas en armónica articulación: la visualidad de las imágenes y su interpretación. 

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.