HAVANA CLIMA

Yudel Francisco: Beber la energía de los grandes maestros

Lo menos que se podría decir de la obra de Yudel Francisco (Güines, 1991) es que resulta perturbadora. Personajes fantasmagóricos, escenas sangrientas se nos presentan “naturalmente” en piezas pictóricas de gran impacto visual. Quizás el efecto aterrador venga dado por el contrapunto entre belleza convencional y lo insólito de la iconografía.

Penitencia, 2020. Óleo sobre lienzo, 120 x 80 cm.

Viendo sus piezas, no puedo dejar de recordar los tan citados versos de Rilke, pues parece que, consciente o inconscientemente, de ellos dimana la poética de este joven artista cubano con apariencia de pintor de iconos del imperio bizantino:

“Todo ángel es terrible. Y sin embargo, ay, los invoco a ustedes, casi mortíferos pájaros del alma…”

Relata brevemente tu proceso de formación en las artes.

Natural de Güines, Mayabeque, comunidad de zona rural donde dedicarse a las artes plásticas no es muy común, el influjo viene de mi padre, quien pintaba en sus momentos libres. De ahí mi pasión por la pintura desde niño.

En 2006 comienzo los estudios en la Academia Provincial de Artes Plásticas “Eduardo Abela”. Me gradúo en el 2010, en la especialidad de dibujo. Años más tarde matriculo en la Facultad de Restauración y Conservación en el Instituto Superior de Arte, pero no termino los estudios. Unos pocos meses fueron suficientes para darme cuenta de que mi interés era más la pintura, vivir dentro de ella para siempre.

Yudel Francisco. Foto: Adis Castellano.

Yudel Francisco. Foto: Adis Castellano.

Publicidad

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Valoran posibilidades de inserción de Cuba en programas del Sistema de Naciones Unidas (+Fotos)

La Habana, 15 oct (ACN) Las posibilidades de inserción de Cuba en programas del Sistema de Naciones Unidas fueron valoradas hoy en un encuentro entre representantes de empresas del país y de agencias, fondos y programas del organismo internacional.
La Cámara de Comercio de la República de Cuba, organizadora de la cita junto al Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), informó en la red social Twitter que en la jornada se presentó una selección de productos y servicios de las entidades cubanas.

Organizado por @MINCEX_CUBA y @Camara_Comercio de #Cuba se desarrolla #AHORA encuentro con representantes de organismos de @ONU_Cuba. Se presentan una selección de productos y servicios de empresas nacionales asociadas.#LaCamaraysusAsociados pic.twitter.com/lv9P48hlOt
— Cámara de Comercio de Cuba (@Camara_Comercio) October 15, 2021

Dichas empresas, asociadas a la Cámara, pertenecen a los sectores agrícola, sidero-mecánico, biofarmacéutico, de servicios medioambientales, tecnológicos y educacionales; todas, esferas estratégicas de la economía cubana.
Carlos Fidel Martín Rodríguez, Director de Organismos Económicos Internacionales del Mincex, resaltó en el encuentro la relevancia de la reciente firma del Programa País entre Cuba y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi).
Celebrado de manera virtual y presencial, el intercambio forma parte de la estrategia de trabajo de la Cámara de Comercio con vistas a impulsar el crecimiento de las exportaciones y promover las potencialidades de su membresía.

Leer más »

Entre dos jaiboles y otras anécdotas

Al hombre le gustaban tanto los tragos que andaba siempre -así lo recordaba Alejo Carpentier- “entre dos jaiboles”.A comienzos de la década de 1920-1930 estuvo por aquí un norteamericano llamado Enoch Crowder. Washington lo había enviado a La Habana con la misión de supervisar las elecciones y cuando estas pasaron quedó como una especie de procónsul.
Al hombre le gustaban tanto los tragos que andaba siempre -así lo recordaba Alejo Carpentier- “entre dos jaiboles”. Todas las mañanas, después del desayuno, se acomodaba en su butaca preferida del bar del Hotel Sevilla, uno de las más lujosos de la época, y ya “de medio palo”, caminaba hasta el Palacio Presidencial, distante a pocos pasos, para encontrarse con el presidente Alfredo Zayas.
Una vez Crowder se sintió mal, tan mal que se impuso su internamiento en la Asociación Cubana, en la Calzada de Cerro, la clínica de la gente pudiente de entonces y un examen detenido recomendó una perentoria intervención quirúrgica.
De que había que operarlo, estaba claro, pero preocupaba a los médicos las aficiones alcohólicas del personaje: prohibirle beber durante la recuperación, se decían, podía ocasionarle más mal que bien. Y fue así como decidieron permitirle al ilustre paciente tres ingestiones de alcohol al día. Una en la mañana, otra en la tarde, y la tercera, en la noche.
Al volver de la anestesia, uno de los médicos explicó al embajador la determinación de sus colegas y, solícito, preguntó si apetecía el trago inicial. Crowder dijo que no y al rechazar asimismo el trago de la tarde provocó una ola de admiración entre el personal de la clínica.
— ¡Qué resistencia, que entereza, qué modo de sobreponerse a la adversidad!
— Pero llegó el trago de la noche y dejó a sus aduladores colgados de la brocha cuando al preguntársele si lo deseaba, respondió, rotundo.
— Si, tráiganme los tres.
Eso no tiene proteínas
José Manuel Alemán, ministro de Educación.
Blas Roca, secretario general del Partido Socialista Popular (PSP) tiene audiencia con el presidente Grau San Martín y entre los puntos de su agenda lleva una queja contra José Manuel Alemán, ministro de Educación.
— Doctor, lo del ministro Alemán es increíble —dice Blas al mandatario.
— ¿Y qué ha hecho ahora José Manuel? —pregunta el Presidente.
— Doctor, es que, no teniendo ya de dónde robar, se ha robado el dinero del desayuno escolar..
— ¿En qué se basa usted para semejante afirmación?
— Ha suspendido el desayuno en nuestras escuelas públicas. ¿Quiere usted mayor prueba que esa?
— Bueno, José Manuel ha suspendido el desayuno escolar porque está preparando un magnífico plan dietético para la niñez cubana…
— Pero mientras el plan dietético llega, por lo menos podría repartir pan con  guayaba —ripostó Blas Roca, enérgico.
Grau se llevó las  manos a la cintura en gesto característico. Dijo:
— Es que el pan con guayaba no tiene proteínas, amigo…. Se lo digo yo, que soy médico.
¡Me robaron mil pesos!
Esto me lo contó en Santiago de Cuba, hace ya muchos años, Roberto García Ibáñez, que fue representante a la Cámara por el Partido Auténtico hasta que pasó, con Eduardo Chibás, a la Ortodoxia.
Resulta que un día, mientras sesionaba en el Capitolio ese cuerpo legislativo, recibió Ibáñez en su escaño un mensaje tan escueto como perentorio que Rubén de León, presidente da la Cámara, le remitía con un ujier. “Quiero verte”, decía el papelito.
Se vieron, en efecto, al final de la jornada y convinieron en encontrarse sin demora en el bar del restaurante El Patio, no el de la Plaza de la Catedral, sino el que se hallaba casi al final del Paseo, en la esquina con Genios.
— Alberto Inocente Álvarez es un ladrón y un mal nacido —dijo, categórico Rubén de León, en cuanto degustó el primer trago de coñac—. Sí, señor, un ladrón y un mal nacido.
— Hombre, Rubén, eso lo sabe todo el mundo —comentó, como al descuido, García Ibáñez.
— Sí, pero yo lo sé mejor que nadie porque lo sufrí en carne propia. ¡Es un ladrón!
“Yo no sé si tú sabes que detrás del famoso trueque se sebo argentino por azúcar cubano se esconde una jugada de 300 000 pesos, un dinero que se repartirá entre los de siempre: la Vieja (Paulina Alsina, Primera Dama) Carlos Prío (Primer Ministro) y Alberto Inocente (Ministro de Comercio). Yo me enteré y fui a verlo; le soné dos manotazos en la mesa y cuando advertí que se apencó, le puse la luz larga (León tenía ciertamente unos ojos verdes impresionantes) y le dije que quería mi tajada. Alberto Inocente accedió y estuvo de acuerdo con darme 60 000 pesos.
“Pues bien, hoy me llamó para que pasara por su casa a recoger mi dinero. Me condujeron a la biblioteca, entró Alberto Inocente, sacó un sobre de una de las gavetas del escritorio y empezó a contar la pasta, que estaba en billetes de a mil… 1, 2, 20, 48, 50, 55, 56, 57, 58 y 59… porque el billete número 60 se lo metió en el bolsillo y, sin ningún recato, me dijo que era suyo, que esa era su comisión por darme participación en el negocio…”
Sobrevino otro trago de coñac y remató Rubén de León su historia:
— ¡Es un descarado! ¡Qué clase de ladrón! ¡Me robó mil pesos!
Que le va la vida
El 4 de septiembre de 1933 se reúnen Fulgencio Batista y Sergio Carbó. El sargento taquígrafo anda en los trajines de la asonada militar que ese día sacó del poder al presidente Carlos Manuel de Céspedes y privó a  los oficiales de sus mandos. El periodista, uno de los más populares de entonces, es una especie de eminencia gris del golpe de Estado. Es el hombre que, cuatro días mas tarde, como integrante de la Pentarquía, ascendió a Batista de sargento a Coronel y lo situó en la jefatura del Ejército, decisión que no consultó con los otros pentarcas, pero si con los estudiantes universitarios.
— Sargento, sepa que en este golpe le va la vida —dijo Carbó.
Y respondió Batista:
—Pa´ su madre.

Leer más »

Vamos a jugar “a las bolas”

Aviso de spoiler: uno de los capítulos más desgarradores de la serie “El juego del calamar” —exitazo actual de Netflix que se ha convertido ya en el contenido más visto de la historia de esa plataforma—, sucede alrededor de un juego de canicas o de bolas, como le llamamos en Cuba a uno de los pasatiempos infantiles más populares y antiguos del mundo.Con todas las reflexiones que podamos hacer y, a pesar de todas las angustias que provoca el drama surcoreano, ver en escena un juego de bolas me retrotrajo a mi infancia. En particular, la escena en la que uno de los protagonistas, el anciano Oh Il-nam le dice al joven Gi-hun, mientras le entrega su última canica, que lo ha engañado para quedarse con todas las canicas y, así, sobrevivir: “no te preocupes. Te la doy porque eres mi mejor amigo”.Esas bolas, esferas de vidrios de colores, son parte de mi barrio, del momento de compartir con mis amiguitos cuando en el jardín de Pepa, una vecina, nos juntábamos los pequeños de la cuadra a jugar a las canicas. También son los recreos en mi primaria, cuando sonaba el timbre y salíamos disparados al patio a sumergirnos en un cuadrado de tierra, en una especie de campeonato de bolas con diferentes especialidades y estilos.La exaltación por volver a ver un juego de canicas hizo me hizo comentar esos recuerdos por WhatsApp con un grupo de amigos con los que compartí la universidad y muchas aventuras en Cuba.Para mi sorpresa, lo que pudo haber sido un mensaje superfluo se convirtió en un disparador de anécdotas. Mis amigos y yo, que andamos diseminados por el mundo y ya entramos en los cuarenta, volvimos a ser chicos y, de cierta manera, a jugar a las bolas desde nuestras remembranzas.PublicidadPaco, que vive en Holguín, mandó un audio emocionado donde relataba sus hazañas como gran jugador de bolas. También desempolvó detalles del pasatiempo y sus variantes.Recordó que, antes de comenzar a jugar, se buscaba un lugar con tierra firme. Un territorio de unos pocos metros, lo más plano posible. De esa forma era cotidiano ver bandadas de muchachos “usurpando” jardines, patios y hasta las supuestas “áreas verdes” de cualquier parque.Mi amigo nos brindó otro detalle. Entre los jugadores se ponían de acuerdo si la contienda era “a la verdad”, donde de ganar te quedabas con las canicas del contrincante o “a la mentira”, donde nadie corría el riesgo de perder sus bolas.Valentín, que también vive en Holguín y Yuri, en Argentina, confiesan que su pasión por las bolas les duró hasta los tiempos del Servicio Militar Obligatorio, pues, en los momentos de descanso en la Unidad Militar, mataban su tiempo jugando al “Cuarta y tao”. Este juego es una de las variantes del pasatiempo y consiste en lanzar la bola para tratar de darle a la del contrario. De no ser posible, podías quedar hasta una cuarta de la bola oponente y ahí asestar. “Tao” sería la onomatopeya del choque entre las canicas.“La ollita”, era otra manera muy popular de jugar a las bolas. Se trazaba una línea de salida y a un par de metros de distancia se pintaba un círculo donde cada jugador deposita algunas bolas propias. Desde la línea se turnan para lanzar una bola y quien sacara más de esa imaginaria “olla”, era el ganador.Parecido era “El huequito”, donde, en vez de sacar las bolas del círculo, se intentaba meterlas en un orificio.Otro era “Los seis hoyos”. Se cavaban seis agujeros en la tierra, a un par de metros de distancia entre sí, y vencía el primer jugador que lograba completar el recorrido para colar la bola en todos los huecos.El más complejo de todos era “El cuadrado”. Transcurre dentro de esa figura geométrica y el fin es impactar la bola contraria en tres oportunidades para sacarla del perímetro delimitado. Se dispara siempre desde las líneas del cuadrado.Existen varios estilos de lanzamiento de una canica. La manera más conocida consiste en colocar la bola entre la yema del dedo índice y la falange del pulgar, doblado y apretado por el dedo del medio. Al palanquear con fuerza el pulgar sale con velocidad la bola. Otra forma es poner la bola en el dedo del medio, entre la uña y la yema del pulgar y, asemejando un fundíbulo, esa arma de asedio de la Edad Media que lanzaba piedras para derribar murallas.Las canicas se clasifican de acuerdo con el material de su elaboración, su tamaño y características. De hecho, en unas excavaciones arqueológicas en Egipto, en la tumba de un niño presumiblemente del año 3000 a.C., encontraron junto a otras ofrendas unas pequeñas esferas de barro que pudieran ser las primeras canicas de la que se tenga evidencia. En Cuba, como en casi todos los países, las bolas conocidas y populares son las de vidrio, con aletas de colores en su interior.Entre mis amigos, Carlos Alberto —que vive en Miami—, rememoró en nuestro intercambio vía Whatsapp la variedad de bolas existentes, sus rangos de jerarquía y que, en nuestra infancia, las canicas se guardaban en una media vieja. “Mi madre me regañaba porque siempre mis soquetes eran impares”, soltó.Entre las bolas más conocidas están la tricolor, las de color entero, de tres colores y dos aletas en su dibujo interior y unas muy cotizadas de porcelana, en colores, llamadas maricuchi.“Tenías siempre una bola preferida, casi siempre la más nueva, con la que hacías los disparos. Esa, de mayor jerarquía sobre las demás y la más cuidada, se llamaba ‘Tiro’. Las de cuatro aletas eran superiores a la de tres”, detalla Amelito, que vive en Brasil y cuenta que tenía “los mejores tiros de mi barrio, en La Aduana, en Holguín. Es más, todavía existe una de esas bolas preciadas. Un tiro negro hermoso. Una reliquia que ahora es de mi pequeño hijo”, confiesa.También estaba “la canica de las mil batallas”, la más vapuleada en los certámenes. Es toda chasqueada y rajada, la que nadie quería. A la llena de mellas, que casi había perdido su forma redonda y valor, se le denominaba “cascajo”. Esa era la primera que se ponía en disputa, delante de todas, para aguantar la embestida de las bolas contrincantes. Y era esa la única bola que te dejaban cuando el contrario te “arruchaba las bolas”, frase típica del argot del juego, cuando te las ganaban todas.Una particularidad es que jugar a las bolas en mi infancia era un pasatiempo patriarcal. A las niñas nunca les regalaron canicas y trompos. Tampoco un guante ni un bate de pelota. Para ellas eran la suiza y los yaquis. Por suerte se van rompiendo estos estereotipos y en la serie de “El juego del calamar” aunque mucha sangre, en el juego de canicas, también hay paridad de géneros.En otro momento ver un juego de bolas en una película hubiese pasado desapercibido, pero en estos tiempos, donde los infantes pasan casi todas sus horas de entretenimiento frente a una pantalla, nos ha disparado a mis amigos y a mí, la añoranza de tiempos felices.

Leer más »

Venta de gas: quejas y sugerencias

Aramís Arteaga Pérez, asiduo lector de Escambray residente en la calle Frank País No. 305, entre Brigadier Reeve y Carlos Roloff, en Sancti Spíritus, remitió al buzón electrónico de esta sección una carta contentiva de quejas sobre el sistema de venta de gas licuado, así como de sugerencias para mejorarlo.

Relacionados

Aramís Arteaga Pérez, asiduo lector de Escambray residente en la calle Frank País No. 305, entre Brigadier Reeve y Carlos Roloff, en Sancti Spíritus, remitió al buzón electrónico de esta sección una carta contentiva de quejas sobre el sistema de venta de gas licuado, así como de sugerencias para mejorarlo.

“Desde hace meses estoy sufriendo en carne propia el sinsentido que hay con la venta de GLP en la cabecera provincial, con colas que se hacen desde el día anterior por personas que se dedican a comprarlo, como un negocio. Aunque madrugues y acudas al punto de venta, violando lo establecido, pocas veces puedes comprar, ya que, de lunes a sábado, y pese a los llamados que se nos hacen para evitar las aglomeraciones, estas se siguen produciendo a la vista de todos, en detrimento de los que no negociamos con el producto.

 “Según la empresa distribuidora, las cifras de balones de gas que se están recibiendo en la provincia no respaldan las demandas de dicho renglón, lo cual, en mi opinión, si no hay una solución inmediata, pudiera resolverse alargando los ciclos de entrega. Eso sería preferible, aunque no nos alcance, como sucede con otros productos normados, a la angustia de pasar semanas haciendo colas o pagar a un mensajero, o a un colero, para que te lo compre”, escribe Aramís.

Más adelante señala: “Según se había informado, a partir del mes de septiembre el GLP se comenzaría a vender por la plataforma EnZona, lo cual muchos pensamos sería una solución, pero por esa vía solo les venden a cinco clientes diarios por depósito y ello obliga a ir todos los días para saber cuándo será posible comprarlo.

 “Por último —razona el lector—, en los depósitos pudieran marcarse las tarjetas de cada jefe de núcleo y realizar la venta por ese orden, tal y como ahora se hace en las denominadas shopping con los productos que allí se venden mediante control por la libreta de la tienda de víveres”.

Aramís expone su certeza de que estamos en condiciones de buscarles solución a estas aglomeraciones que tanto daño hacen en las circunstancias actuales de covid.

“En esta provincia se ha demostrado que todo se puede vender mediante un control por la libreta. Prueba de ello son, también, los productos de primera necesidad que se vendían en los mercados de forma liberada y que ahora se expenden en las bodegas”.

Escambray agradece que junto a la inconformidad se esboce la propuesta de solución, y espera el pronunciamiento de la entidad correspondiente sobre este álgido asunto que ocasiona molestias a un considerable número de clientes.

Leer más »

Amenazan a periodista Yadiris Luis Fuentes con proceso por “mercenarismo”

La Seguridad del Estado amenazó con procesar a la periodista Yadiris Luis Fuentes por el supuesto delito de “mercenarismo” luego de someterla a interrogatorio este 15 de octubre.“Lo mío fue un interrogatorio exprés con el capitán ‘Adalberto’ y el primer teniente ‘Manuel’. Resumen: me van a abrir un proceso judicial por mercenarismo porque ser periodista es ser mercenaria”, declaró Luis en Facebook.
La víspera, la reportera independiente comunicó a ADN Cuba que la Seguridad del Estado, órgano del Ministerio del Interior encargado de realizar labores de inteligencia y persecución a opositores, había intentado ponerse en contacto con ella.
El martes 12 de octubre sorprendió a la joven la llamada telefónica de un oficial que se identificó como “Pedro”, quien le dijo que “ellos estaban interesados en tener un encuentro”.
Cuando la periodista exigió una citación oficial, el agente de la policía política: “no queremos llegar a eso, solo queremos hablar contigo”.
En febrero último dos oficiales del Ministerio del Interior en la ciudad de Cienfuegos se presentaron en el domicilio del coordinador de Reina del Mar Editores, donde trabajó la joven para indagar sobre la periodista tras la publicación de un reportaje que reveló la precaria situación laboral de personas trans, agudizada durante la pandemia.
Yadiris Luis Fuentes es licenciada en Periodismo (2015) y egresada del Curso de Técnicas Narrativas del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”.
En 2021 culminó estudios en el Laboratorio de Periodismo Situado de Cosecha Roja y fue seleccionada para integrar la 6ta generación LATAM de Jóvenes Periodistas. Ha publicado en ADN Cuba y otros medios de comunicación historias sobre violencia de género, y maltrato infantil, entre otros temas.
Cuba es el peor país de América en el ranking 2021 de Libertad de Prensa en el Mundo, según la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF).
La isla se ubicó en el puesto 171 y es la única nación del continente que aparece indicada de “negro” en el mapa, lo que significa que la situación del periodismo se considera “muy grave”.
Otro informe reciente de RSF incluyó al presidente Miguel Díaz-Canel entre los jefes de Estado o gobierno considerados “depredadores de la libertad de prensa”, junto a Nicolás Maduro (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Jair Bolsonaro (Brasil).

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.