Aeropuerto Internacional José Martí

¿Qué debe saber sobre las nuevas regulaciones para la importación de alimentos, aseo y medicamentos?

Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate“Estas maletas vienen llenas de medicamentos”, “le traigo a un viejito una medicina para el pulmón que ahora no hay”, “traigo sazones, mascarillas, latas”, dicen algunos de los pasajeros que arribaron la mañana de este miércoles al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana en un vuelo procedente de Cancún.
Desde el pasado lunes 19 de julio los pasajeros que arriben a Cuba puedan importar alimentos, aseos y medicamentos como equipaje acompañado, sin límites en su valor y sin pagar los aranceles de Aduana que actualmente están establecidos. La nueva posibilidad, recogida en la Gaceta Oficial No. 62, la cual incluye normas complementarias de la Aduana y del Ministerio de Salud Pública, se aplicará tanto para cubanos como para extranjeros, residentes o no en el país, hasta el 31 de diciembre.
¿Qué se puede traer? ¿Cómo se ha organizado el aeropuerto? ¿Puedo importar cualquier tipo de alimento? ¿Qué no debo traer? Para aclarar estas y otras interrogantes, este miércoles Cubadebate visitó la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, que recibe como promedio diario cuatro o cinco vuelos, procedentes principalmente de Panamá, Bogotá, Estados Unidos, España, Francia, Turquía y México.
¿Cómo debe venir el equipaje?

Los productos de aseo, medicamentos y alimentos deben estar diferenciados o separados del resto del equipaje personal, en aras de facilitar y agilizar el cruce por frontera de los viajeros.
En caso de traerlos juntos se ha habilitado un espacio en la terminal para poder separarlos en el momento del despacho.
Si traen estos artículos en maletas aparte, como se establece, podrán salir directamente por el canal verde y no pasar por el despacho de Aduana, pues todos sus productos estarán exentos de pago.

Según pudimos comprobar y tal como nos confirmó el jefe de la Aduana del aeropuerto, Jorge Luis Bubaire, el 80% del vuelo procedente de Cancún pasó directamente por el canal verde. “El objetivo es tratar de afectar lo menos al pasajero para que él pase lo más rápido posible”.
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
La mayoría de los pasajeros entrevistados conocieron de la medida antes de viajar e hicieron uso de la facilidad para importar, sobre todo, medicamentos. En general, los viajeros que han arribado al país esta semana tienen conocimiento de la medida, sobre todo los provenientes de Estados Unidos y España, aunque algunos que han arribado de Bogotá y Panamá aun no conocen toda la magnitud que brinda esta posibilidad, señaló Inachy Díaz Martínez, segundo jefe de Aduana en el aeropuerto.
Algunos pasajeros mencionaron los límites que les puso la aerolínea de dos maletas, en este caso, Viva Aerobus, procedente de Cancún. Pero son datos variables, dependen de las aerolíneas, la distancia y el origen de los vuelos. De Estados Unidos y España, principalmente, las personas han estado importando esta semana entre tres y cuatro maletas.
“Estamos a la expectativa de las charteadoras que ofrecen mayor capacidad en cuanto a equipaje para ver qué volumen de equipaje les autorizan a los pasajeros desde su origen, pero la Aduana no limita la cantidad, solamente lo hacen las aerolíneas”, precisó Díaz Martínez.
¿Qué cabe dentro de alimentos, aseo y medicamentos?

Un grupo de insumos médicos que no están contemplados como medicamentos, pero que son necesarios, como, por ejemplo, dispositivos de diagnóstico para análisis y biosensores, mascarillas sanitarias desechables, máscaras para administrar oxígeno, hojas y mangos de bisturí, guantes, jeringuillas y culeros desechables de adultos.
Con respecto al aseo, productos como jabón, detergente y preparaciones para higiene bucal, entre otros. Todo lo tiene que ver con el aseo personal y el aseo del hogar está previsto para su entrada sin límites de cantidad y sin pagos de aranceles.
Las bebidas no alcohólicas y la cerveza. El ron y otras bebidas alcohólicas no se consideran como alimentos y no se podrán entrar con el beneficio de esta flexibilización.

Para la importación de estos productos se deben tener en cuenta las regulaciones establecidas por el Ministerio de Salud Pública de Cuba en cuanto a los medicamentos, específicamente aquellos que su importación se encuentra prohibida por regulaciones internacionales y propias de nuestro país, al constituir drogas u otros con efectos similares.
Asimismo, el Ministerio de la Agricultura dio a conocer este lunes en su página web las regulaciones sanitarias especiales para la importación de alimentos de origen animal por viajeros y personas naturales, establecidas por el Centro Nacional de Sanidad Animal de ese organismo.
¿Qué hay que tener en cuenta sobre los alimentos?
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Este miércoles se encontraba en el Aeropuerto Internacional José Martí el director general del Centro Nacional de Sanidad Animal, Yobani Gutiérrez Ravelo, para comprobar cómo marcha el cumplimiento de las regulaciones especiales para la importación de alimentos.
Prohibiciones absolutas de importación:

Carnes frescas, congeladas, deshidratadas o saladas.
Leche fluida y derivados lácteos en general no pasteurizados.

El director Sanidad Animal explicó que estos son productos que no han tenido un tratamiento industrial o térmico, por lo que se han de tener en cuenta ante la posibilidad de que puedan entrar al país enfermedades exóticas, “sobre todo teniendo en cuenta que Cuba es un país que ha recibido agresiones biológicas probadas”.
“Hay un monitoreo constante, no es dejar que el pasajero venga con el producto y no haya ni tan siquiera una vigilancia sanitaria sobre ella”. En este sentido el director de Sanidad Vegetal, Gilberto Díaz López, precisó que existen tres aspectos fundamentales en las nuevas regulaciones.
Primero, “los productos que no requieren ni permiso ni certificado para que entren al país, con los cuales no se marcan los maletines y entran directamente y de forma expedita”. Entre ellos, los vinos, licores, jugos, cebada malteadas, sopas instantáneas, puré de frutas, hortalizas y otras en conservas, frutos granos y semillas varias tostadas y saladas, café tostado o molido, aceites y mantecas, productos congelados, azúcar crudo y refinada.
En segundo lugar, “hay otros productos que requieren de inspección fitosanitaria, pero que no requieren de certificado ni de permiso para la importación. Son aquellos que se vigilan para que no traigan plagas vivas”. Aquí tenemos las pastas alimenticias, granos para consumo (frijoles, chicharos, lentejas, garbanzos, arroz pulido y otros granos alimenticios, especias y condimentos triturados, en hojas y granos, frutos secos sin cascaras, infusiones y harinas varias.
“Esta inspección se realiza de manera visual en una mesa, cuando se marca el equipaje que trae, por ejemplo, granos. Solo se revisa que no traiga plagas vivas. No requiere de medios auxiliares, es una inspección muy sencilla y rápida. Este lunes se revisaron dos maletines, este martes poco más de 10 y hoy miércoles hasta esta mañana hemos revisado uno”.
Los terceros productos son aquellos que no se pueden importar porque requieren de regulaciones de los países que los exportan de que están libres de plagas que afectan a vegetales y frutas.
Mirella Brito Díaz, especialista principal del departamento de Sanidad Animal del Aeropuerto Internacional José Martí, explicó que “el volumen de alimentos que se trae hoy en día es mayor del que se traía antes, pero la dinámica de la inspección permite que la estancia en el aeropuerto sea lo más corta posible”.
La especialista advirtió que “dentro de las prohibiciones absolutas lo que se trae con más frecuencia es el picadillo, una carne fresca, de altísimo riesgo y que no se permite su importación”.
¿Qué alimentos se pueden importar?
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Conservas cárnicas (enlatadas) de bovinos, porcinos y aves, debidamente identificadas y de marcas comerciales reconocidas, procedentes de los países que por su situación zoosanitaria actual y acuerdos establecidos entre Servicios Veterinarios Oficiales son elegibles para Cuba (España, Portugal, Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Brasil, Argentina, Chile y Uruguay).
Embutidos. Se autorizan con carácter temporal, procedentes de los países que por su situación zoosanitaria actual y acuerdos establecidos entre Servicios Veterinarios Oficiales son elegibles para Cuba (España, Portugal, Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Brasil, Argentina, Chile y Uruguay).
Conservas de productos del mar originadas de cualquier área geográfica.
Leche fluida UHT, condensada, evaporada, y postres lácteos originadas de cualquier área geográfica.
Leche en polvo originada de los países que por su situación zoosanitaria actual y acuerdos establecidos entre Servicios Veterinarios Oficiales son elegibles para Cuba (España, Portugal, Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Brasil, Argentina, Chile y Uruguay).
Quesos maduros pasteurizados originarios de cualquier área geográfica o elaborados a partir de leches ultrapasteurizadas.

Estas facilidades pudieran modificarse en relación con cambios en la situación zoosanitaria de los países de origen (aquellos donde se produce el alimento y está reflejado en la etiqueta del producto).
Todos los productos deben arribar envasados íntegramente, de marcas reconocidas y etiquetados, sin rotura en el embalaje. Aquellos productos cuyo embalaje sufra alguna rotura o deterioro que pudiera convertirse en vehiculizador de agentes etiológicos causantes de enfermedades, serán decomisados e incinerados.
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Actualmente están funcionando en el país los aeropuertos José Martí de La Habana, Antonio Maceo de Santiago de Cuba, Cayo Coco y Matanzas, pero en el caso de los pasajeros que arriben por los polos turísticos de Varadero y Cayo Coco, estas nuevas medidas se limitan a un equipaje de bodega, debido a las medidas sanitarias por la covid-19.
El jefe de la Aduana del aeropuerto José Martí, Jorge Luis Bubaire, sostuvo que “están haciendo todo para que esta medida se cumpla bien, sin embargo, las cuestiones que tienen que ver con la seguridad nacional se mantienen intactas. Tenemos que evitar a toda costa que entre al país lo mismo un artefacto explosivo, un armamento y sus partes que droga”.
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Aduana, Aeropuerto José Martí, terminal 3. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Vea además:
Detalles sobre las medidas económicas anunciadas por el Gobierno cubano (+ Video)

En video, nuevas medidas

Continue Reading