26 de julio

Brigadas juveniles laborarán en más de 300 comunidades vulnerables (+ Video)

El Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó, este domingo, la creación de Brigadas Juveniles de Trabajo Social, para laborar en 302 comunidades vulnerables del país.
«Nuestros jóvenes fundando, participando y aportando. Sentimos orgullo, respeto, admiración y cariño por ellos», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Constituyen Brigadas Juveniles de Trabajo Social para laborar en 302 comunidades vulnerables. Nuestros jóvenes fundando, participando y aportando. Sentimos orgullo, respeto, admiración y cariño por ellos. #ACubaPonleCorazónhttps://t.co/l8ie6ZKFIz
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 1, 2021

El 26 de julio último, en homenaje a la Generación del Centenario, fueron creadas las primeras 220 brigadas juveniles, con más de 2 702 integrantes, según publicó el diario Juventud Rebelde.
«Son tiempos de servir más a Cuba y no permitiremos que nos ataquen por medio de la sensibilidad humana. Por eso, estaremos con el oído pegado a nuestra gente, conociendo sus preocupaciones e inquietudes, porque ese es el camino para construir una sociedad cada vez mejor y más socialista», expresó Aylin Álvarez García, segunda secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas.
A partir del día 5 de agosto, los jóvenes empezarán su labor, señaló la nota, que incluye, además, el desarrollo de acciones para la utilización del tiempo libre, así como la formación de valores y actitudes, especialmente en niños, adolescentes y jóvenes, en aras de contribuir con el fortalecimiento de la comunidad y la participación ciudadana.

[embedded content]

Continue Reading

Respuesta a “Censo en la isla rocosa bicolor; poner el predicado y homenaje al 26 de Julio de 1953”

Para pensar.Esta respuesta sale con cierta demora por razones justificadas. Quise dar más tiempo para otras respuestas ya que hubo inestabilidad en la conexión, y por otra parte el acertijo de la isla bicolor rocosa tiene sus riquezas interpretativas, por razones que verán. Gloria a los héroes y mártires del 26 de julio de 1953.
Vamos por parte.
I
Mi amigo y yo no conversábamos desde hace más de 50 años, en que éramos estudiantes de preuniversitario, y coincidimos en un Concurso Provincial de Monitores de Matemática. Es un destacado profesor de la Universidad de Oriente.
Un individuo de apellido Galeano, estaba censando a los habitantes (negros o blancos) de la isla rocosa. Cuando se iba, se da cuenta que le quedaron tres que estaban en el muelle. Como la bruma no le permitía ver bien, les pregunta si ellos son blancos o negros. El primero le responde algo, pero sus palabras se las lleva el viento. El segundo le dice “el primero dijo que era negro” y el tercero replica “no, él dijo que es negro y es negro en verdad”.
a. ¿Cuáles eran blancos y cuáles negros en el muelle?
Hay que tener en cuenta que los negros de esa isla dicen siempre la verdad y los blancos siempre dicen mentira.
Respuesta
Aquí se hace necesario una aclaración.
En texto original tenía la redacción publicada, luego mi amigo algo apenado, me dijo que debía decir
El primero le responde algo, pero sus palabras se las lleva el viento. El segundo le dice “el primero dijo que era blanco” y el tercero replica “no, él dijo que es negro y es negro en verdad”.
Por tanto, vamos a razonar ambas alternativas.
Tanto tres puntos suspensivos como RARJ se percataron que había gato encerrado en el problema original, sobre todo … al relacionar los incisos a y b, que muy bien advirtió que para que el inciso b tuviese sentido lógico , no debías ser los tres del muelle de igual color. También se basó en el detalle de que el tercero estaba replicando, lo que dijo el segundo.
Existen 8 combinaciones, de 2 colores y tres personas, dada por 2^3
NNN-NNB-NBN-NBB-BBB-BBN-BNB-BNN
Suponiendo la redacción rectificada, es decir que el segundo dijo que el primero había dicho que era blanco.
Analicemos cada una de las ocho combinaciones posibles, y contrastemos su color con la propiedad de mentir o decir verdad siempre. De ahí tendremos concordancia o discrepancias para sacar la conclusión final.
Veamos la siguiente tabla

Entonces hay dos combinaciones compatibles y que por tanto son soluciones posibles.
Pero me quedo con la primera NBN, para que sea compatible con el inciso b.
Con la redacción equivocada y un razonamiento similar tendríamos dos posibles soluciones, con iguales color los tres.
Escogemos la NNN, para que no haya contradicción con el inciso b.
Aquí tiene lo que me envió mi amigo:
Para evitar que gastes neuronas, te mando la solución. Depende de una tautología escondida: el primero dijo que era negro, no importa su color. Si el segundo dijo que el primero dijo que era blanco (así debió haberse redactado) entonces el segundo es blanco. Análogamente el tercero será negro y por lo tanto el primero también. Con la redacción equivocada, el segundo el único cambio es que el segundo sería negro también.
No se pierdan el razonamiento del amigo… que dijo:
I.a. por la pregunta b, y el análisis de las premisas, no todos pueden ser negros o blancos. Para ser negros, el tercero debe afirmar y no replicar al segundo. Y para ser blancos, el primero debía decir que era negro entonces eso haría decir al segundo la verdad, por lo que el segundo sería negro. Ahora como la proporción es 2:1, con mayoría de negros (+550), o el segundo o el tercero dicen mentira, para ser blanco. La respuesta del tercero no puede ser verdad, porque colocaría como verdad la respuesta falsa del segundo. Entonces sólo con debe ser mentira porque está negando la verdad del segundo lo que siempre hace un blanco de decir mentira.
Por tanto, el primero y el segundo son negros y el tercero blanco.
b. ¿Cuántos habitantes logró censar el individuo? Si en la isla vio a 550 más negros que blancos, con igual proporción que en el muelle.
Respuesta:
Con la variante rectificada, la respuesta es que Galeano censó a 550 blancos + 1100 negros = 1 650 habitantes.
Noten que se mantiene la proporción del doble de negros que de blancos.
Con la variante equivocada, serían 550 negros y ningún blanco. Algo ilógico pero matemáticamente posible.
Entonces, ustedes tienen la palabra. Les informo que pude hablar por teléfono con mi amigo de Santiago y con RARJ.
La equivocación le puso un condimento interesante a la solución del problema.
c. ¿Cuál es el nombre y primer apellido de mi amigo manzanillero-santiaguero?
En el texto están las pistas para descubrirlo.
Respuesta: Eduardo Roca
El nombre por el famoso escritor Eduardo Galeano
El apellido por esta la isla compuesta de roca.
Felicitaciones a 3 puntos suspensivos.
Algo sobre Eduardo Roca, el destacado profesor de la UO.
Nació en 1949 en Manzanillo, Granma, donde cursó sus estudios hasta el preuniversitario.
A los 21 años, se graduó de Ingeniería Física en la Universidad de Oriente (UO), donde trabajó como alumno ayudante y profesor titular hasta su jubilación. Ha impartido docencia para las carreras de Física, Ingeniería, Biología, Matemática y Química. Es profesor consultante de la UO. Actualmente trabaja en problemas relacionados con la enseñanza universitaria de la Matemática y la Física Teórica.
II
Póngale un predicado creativo a estas Leyes Inexorables malditas
Aquí van mis respuestas y algunas de ustedes.
“La única vez que la puerta se cierra sola, es cuando la llave se queda dentro y nosotros fuera de la casa”.

RARJ dijo:

La puerta se cierra solaCuando hay un viento cortante.
“Llegarás corriendo al teléfono que suena, justo cuando la persona que llamaba acaba de colgar”.

sin aliento para atender

RARJ dijo:

Y vas a llegar cuanto antesHasta el teléfono, cuandoEstás tan solo esperandoUna llamada importante.
“Si solo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, ambos se trasmiten a la misma hora del mismo día”.

Marga dijo:

Si solo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, Rodo quiere ver el del tercer canal…

RARJ dijo:

Si vale la pena verSolo, en TV, dos programasPon a orilla de la camaUn radio que ahí si hay nivel.
III
Fidel está presente en cada “Moncada” del pueblo cubano. Foto: Archivo.
a. Ya estamos en combate, es el nombre del poema de un combatiente del Moncada, asesinado, su nombre es Raúl Gómez García
b. Entre los combatientes del Moncada estaban dos mujeres, sus nombres son Haydee Santamaría y Melba Hernández
c. El 26 de julio de 1953, solamente se atacó al cuartel Moncada
Verdadero__​Falso X
También fue atacado el Cuartel Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.
d. Selecciona, entre los siguientes, los revolucionarios que cayeron o fueron asesinados el 26 de julio de 1953
1 Frank Pais
2 Abel Santamaría
3 Giraldo Córdoba
4 Boris L. Santa Coloma
5 René Ramos Latour
6 Ciro Redondo
7 Mario Muñoz
8 Renato Guitart
9 José L. Tassende
e. Selecciona el apellido del autor del Himno del 26 de Julio
1 Guillén
2 Ferrer
3 Saborí
4 Díaz Cartaya
5 Orta
Felicitaciones a RARJ
Nos vemos el lunes 4 de agosto para seguir moviendo cardioneuronas.

Continue Reading

Más de cien obras de la plástica en defensa de la Revolución Cubana (+Video)

Exposición: Let Cuba Live. Foto: Chon Kai Choo

El Instituto Tricontinental de Investigación Social presentó la exposición en línea Let Cuba Live (Dejen a Cuba vivir), en homenaje al 26 de Julio, fecha en que se conmemora el aniversario 68 de los asaltos a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo.
Según reseña el sitio oficial de la institución internacional, la muestra solidaria en ocasión del Día de la Rebeldía Nacional incluye más de cien obras de las artes plásticas, elaboradas por 80 artistas de 19 países, entre ellos notables dibujantes y diseñadores de la isla caribeña.
De acuerdo con los organizadores, la exposición es un llamado visual a poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba hace casi seis décadas por el Gobierno de Estados Unidos para doblegar la voluntad mayoritaria de un pueblo de conducir sus propios destinos.
Precisaron que es también una manera de defender la Revolución Cubana, acosada por el imperialismo y sus lacayos, quienes pretenden aprovechar la compleja situación que atraviesa el país por la pandemia de la COVID-19 y las carencias provocadas por el bloqueo para materializar sus sueños de destruir el ejemplo de dignidad y resistencia que representa.

On the anniversary of the revolutionary movement that brought #Cuba to Revolution in 1959, we launch the online exhibition #LetCubaLive. The exhibition is a visual call for the end to the decades-long US-imposed blockade. See and share the exhibition.https://t.co/AxoAnae1vZ
— Tricontinental Institute for Social Research (@tri_continental) July 26, 2021
El Instituto Tricontinental de Investigación Social es una organización promovida por movimientos populares de diferentes partes del mundo, dedicada a estimular el debate intelectual al servicio de las legítimas aspiraciones de los desposeídos, además de contribuir a las transformaciones económicas y sociales de carácter emancipatorio. 

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Let Cuba Live Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

Foto: Tomada de Facebook

[embedded content]    

Continue Reading

Con Cuba, sin dudar ni un segundo

Fidel (al centro) comparte en Los Palos, antigua provincia de La Habana, con un grupo de revolucionarios, entre ellos Abel Santamaría (a su derecha) durante los preparativos del asalto al cuartel Moncada. Foto: Revista Bohemia /Sitio Fidel Soldado de las Ideas.En una madrugada de carnaval en Santiago de Cuba, hace 68 años, partieron de la granjita Siboney los automóviles de los asaltantes del Cuartel Moncada. Simultáneamente hacían lo mismo hombres y mujeres que se disponían asaltar el Cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, y el hospital y palacio de los tribunales en la capital de la provincia.
Poco más de cien revolucionarios que ardían de impaciencia y coraje. La mayoría eran jóvenes del Partido Ortodoxo que abrazaban la lucha armada contra una dictadura. A la cabeza de ellos estaba un abogado y ex candidato a diputado en frustradas elecciones parlamentarias: Fidel Alejandro Castro Ruz, de 27 años, hijo de un hacendado, Ángel Castro Argiz, inmigrante gallego.
El objetivo que se perseguía era convocar una insurrección popular para derrocar a la dictadura del ex sargento -auto encumbrado a general- Fulgencio Batista.
El propósito no se logró. La rebelión armada significó una sangrienta derrota militar para los revolucionarios.
El puñado de sobrevivientes, entre ellos Fidel Castro -que en el juicio que los condenó a prisión hizo su defensa con un macizo discurso que se conoce como “La historia me absolverá”-continuaron la lucha en prisión, en el exilio y en la guerrilla, hasta la victoria de enero de 1959.
Ha pasado más de medio siglo de triunfos, errores y desventuras de la Revolución Cubana, asediada sin pausas por el imperio yanqui. El calendario de agresiones a Cuba registra cuanto pueda imaginar el cerebro enfermo de odio de un Calígula nuclear.
La invasión de mercenarios por Playa Girón en 1961, los intentos para asesinar a Fidel –desde el fusil con mira telescópica al veneno oculto en un cigarro-, la formación y pertrechamiento de bandas en el Escambray, la introducción en el país de enfermedades contagiosas, la destrucción con elementos químicos de cañaverales y siembras, el sabotaje a instalaciones industriales, la explosión del barco “La Coubre” en el puerto de La Habana, el espionaje aéreo y electrónico, el financiamiento de conspiraciones y -para resumir tanta iniquidad-: el bloqueo, la acción más despiadada e inhumana contra un pueblo que conoce la historia.
El bloqueo yanqui intenta estrangular por hambre, carencias y enfermedades a todo un pueblo. La historia no registra un crimen más aborrecible que el que viene cometiendo EE.UU. contra Cuba. Jamás una nación se ha visto -como sucede con Cuba- presionada a tal extremo por la potencia militar y económica más grande del mundo que intenta obligarla a arrodillar su dignidad y rendir su independencia y soberanía.
Pero ha sido la dignidad de Cuba, recuperada por el proceso que comenzó aquella madrugada de 1953 en la granjita Siboney de Santiago de Cuba, la que ha resistido todos los golpes mafiosos de EE.UU. Cuando se escriba la historia de este periodo histórico, sin duda, la responsabilidad criminal de EE.UU. avergonzará a los ciudadanos norteamericanos, como ya comienza a suceder. La ciudadanía decente e informada de EE.UU. está del lado del David del Caribe que desafía a la Casa Blanca y al Pentágono.
En América Latina tenemos que trazar lazos de unidad con la solidaridad que Cuba despierta en EE.UU., Europa, África y Asia.
Sobre todo nosotros, latinoamericanos, hermanos de Cuba, tenemos el deber de abrazar la isla con el afecto, admiración y solidaridad activa que ha ganado con su valor antimperialista.
En las actuales horas difíciles -quizás las más amargas de su historia-, Cuba necesita esa solidaridad para ayudarla a fortalecer sus reservas morales y políticas, corregir -como está haciendo- sus errores e insuficiencias y oponer una vez más la unidad de su pueblo a las amenazas del imperio.
El Cuartel Moncada después del Asalto del 26 de Julio de 1953. Foto: Archivo de Cubadebate.
Posterior al asalto al cuartel Moncada fueron asesinados más de 50 revolucionarios. Foto: Panchito Cano.
(Tomado de Prensa Latina)

Continue Reading

En el centenario de Melba Hernández, su legado

Melba Hernandez, una de las heroínas del Monacada. Foto: Getty Images.El 28 de julio cumpliría 100 años la destacada combatiente revolucionaria y Heroína de la República de Cuba Melba Hernández Rodríguez del Rey, una de las dos mujeres –junto a Haydée Santamaría- participantes en el asalto al cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953.
Fallecida cerca de los 93 años, el nueve de marzo de 2014, la vida la premió con una existencia provecta y dedicada enteramente, como siempre quiso, al servicio de la Patria.
Esta mujer sencilla, natural y comunicativa, que vio la luz en el poblado villareño de Cruces, sin proponérselo pero muy merecidamente atesoró, además, los reconocimientos de Heroína del Trabajo y de Doctora Honoris Causa del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.
Graduada a los 22 años en Derecho y Licenciada en Ciencias Sociales en la Universidad de La Habana, pronto se sumó y participó con denuedo en la lucha contra la tiranía batistiana, y fue, junto a su amiga y compañera de combate Yeyé (Haydée), una de las primeras personas en nuclearse alrededor del movimiento insurgente liderado por Fidel Castro a principios de los años 50, tras el golpe militar batistiano.
Después de los asaltos al Moncada y el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, que resultaron fallidos militarmente, Melba Hernández guardó prisión durante siete meses en el Reclusorio Nacional de Mujeres de Guanajay.
Una vez liberada, al igual que Haydée Santamaría continuó firme y con el mismo corazón entregado de siempre en las tareas revolucionarias e integró las filas y dirección del Movimiento 26 de Julio, fundado por Fidel en 1955, al ser excarcelado debido a una amnistía casi obligada por el perentorio reclamo popular.
Antes de que Fidel fuera liberado Melba Hernández contribuye muy directamente a la impresión y distribución del manifiesto A Cuba que sufre, en el cual el joven líder y sus compañeros de presidio ratificaron su incondicional decisión de continuar combatiendo al régimen de Fulgencio Batista.
En detalles, junto a Lidia Castro y Haydée se dedicó a la recopilación y organización de las notas que Fidel les hacía llegar desde el presidio, las cuales escribía con jugo de limón y que, coordinadas, eran una reconstrucción de su alegato de defensa en el juicio por las acciones del 26 de Julio, convertido luego en La historia me absolverá.
Lógicamente, también estuvo en el estrecho grupo que garantizó la posterior impresión y distribución clandestina del importante documento. Trabajar para reunir los fondos para poder hacerlo, fue otras de sus más intensas entregas a la causa.
Luego viajó a México a contactar a revolucionarios cubanos allí exiliados, entre ellos moncadistas, e involucrarse de lleno en los preparativos de la expedición del Granma, lo cual cumplió hasta la salida del yate para Cuba, y resultó otra responsabilidad abnegada y ardua.
Regresa inmediatamente a La Habana, donde continuó en el centro de muchas acciones del M-26-7 en momentos en que la dictadura de Fulgencio Batista se tornaba cada vez más despiadada y sanguinaria y perseguía a los combatientes con verdadera saña, a base de torturas, desapariciones y crímenes salvajes.
Cuando llega el momento, se incorpora a las tropas rebeldes del Tercer Frente Mario Muñoz Monroy, dirigido por el Comandante Juan Almeida Bosque.
Con la alborada del Primero de Enero que había ayudado a conquistar, siguió incansable y ensanchaba su aporte a la Patria.
Ocupó importantes responsabilidades, entre ellas Presidenta del Comité Cubano de Solidaridad con Vietnam del Sur primero, y después de Vietnam, Cambodia y Laos, al tiempo que fue miembro del Presidium del Consejo Mundial de la Paz; Secretaria General de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL).
Vivió las alegrías y el deber de ser embajadora de Cuba en la República Socialista de Vietnam, nación muy entrañable para esta luchadora, también en Kampuchea, y en Cuba fue directora del Centro de Estudios sobre Asia y Oceanía.
Estuvo entre los fundadores del Partido Comunista de Cuba, en 1965, y fungió como miembro de su Comité Central desde el Tercer Congreso, mientras fue elegida diputada a la Asamblea Nacional desde 1976 hasta 1986, y elegida nuevamente desde 1993.
Su deceso se produjo en La Habana, como consecuencia de complicaciones asociadas a la diabetes mellitus, enfermedad crónica que padeció durante muchos años.
Junto a Haydée Santamaría. Foto: ACN.
Acompañado por las combatientes Melba Hernández y Haydeé Santamaría./Fuente: Libro: “Fidel Castro Guerrillero del Tiempo”/ Fidel Soldado de las Ideas, 15 de mayo de 1955.
Melba Hernández, Raúl Castro. Foto: Archivo.
(Tomado de ACN)

Continue Reading

Martí en el monte Olimpo en Grecia

Apoyada por connacionales residentes en este país y amigos griegos solidarios con Cuba y su pueblo,  un grupo de cubanos colocó una placa en homenaje a José Martí, por el 26 de Julio, en el Monte Olimpo. Según la agencia Prensa Latina, la acción  la encabezó José Oriol Marrero Martínez, cónsul de la misión diplomática de la Isla en Atenas,  autor de un libro sobre la presencia de Grecia en la obra del Apóstol de la Independencia cubana.
El gesto, calificado de acto patriótico-cultural, requirió de un ingente esfuerzo físico dadas las dificultades para escalar esa montaña y llegar hasta el Plató de Oropedio, donde estaba la piedra elegida para la colocación del tributo.

26/7 En nombre pueblo #Cuba, por Día Rebeldía Nacional consulado y compatriotas cubanos colocaron en cima del Monte Olimpo placa metálica que perpetua amor de Martí y de los cubanos hacia pueblo Grecia. @CubaMINREX Facebook : DiploCuba Cuba Grecia y Embacuba Grecia pic.twitter.com/8KvUvMBMy0
— Embacuba Grecia (@EmbcubaGrecia) July 26, 2021
El colectivo de participantes expresó su agradecimiento a quienes lo hicieron posible y/o contribuyeron a este noble propósito de patentizar, de esa forma, el amor por Cuba y su pueblo, y se sumaron de manera anónima, solidaria y permanente.
Los compatriotas que subieron en esta oportunidad para colocar la placa en honor al Héroe Nacional José Martí y su amor por Grecia y el Olimpo, representaron, en sus pasos, a todo el pueblo de Cuba, manifestó Marrero Martínez.
Añadió que también lo hicieron por «los millones de personas en el mundo que aman y admiran su resistencia, sus luchas, su espíritu de solidaridad, amor y vocación por la paz, en un gesto que fortalece aún más los lazos de amistad entre los pueblos de Cuba, Latinoamérica y el Caribe, y Grecia».
El punto seleccionado está ubicado a unos 2,6 kilómetros de altura, al que se llegó por la ruta de ascenso Prionia- Agapitos- Zonaria y los participantes llegaron, además, hasta el pico Myticas, para descender por el sendero Oropedio-Petroustrugka-Gortchia.

Continue Reading

El autor intelectual de la respuesta al odio (+Video)

Foto: Ricardo López Hevia

En 1953 se celebraba en Cuba el año del Centenario de José Martí. Importantes sectores de la sociedad se adentraron en la vida del Apóstol, cuyos sentimientos entraron en el corazón de los adolescentes y jóvenes con una fuerza tremenda.
A la atmósfera martiana de aquellos días, respirada en muchos sectores de la sociedad, con poemas, canciones, obras de la plástica, el teatro y la música, inspiradas en la vida y la obra y el pensamiento de Martí, se unía el hedor de los graves males del país con altos niveles de mortalidad infantil, desempleo, analfabetismo, discriminación y desigualdad sociales y supeditación creciente de los intereses nacionales a los del extranjero.
El golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, al derogar la Constitución y cerró toda vía a una salida en el marco institucional y profundizó el deterioro político y moral del país.
En esas circunstancias, Martí resultaba subversivo y no quedaba a la juventud de entonces otra cosa decente que hacer que retomar el camino para culminar la obra y los sueños de los patriotas del 68 y del 95, interrumpidos por la intervención yanqui que siguió a la derrota de España. El 26 de julio de 1953 fue la respuesta consecuente de un grupo liderado por Fidel Castro que actuaron decididamente a pesar del reto enorme que ello implicaba.
«¿Cómo llevar a cabo la insurrección armada, reflexionaría Fidel años después si la tiranía era todo poderosa, con sus medios  modernos de guerra, el apoyo  de  Washington, el   movimiento  obrero fragmentado  y su dirección oficial en manos de   gángsters, vendida en cuerpo y alma a la clase explotadora,  los partidos de opinión democrática y liberal desarticulados y sin guía, el Partido marxista aislado y reprimido, el maccarthismo en pleno apogeo ideológico, el pueblo sin un arma ni experiencia militar, las tradiciones de lucha armada distantes más de medio siglo y casi olvidadas, y el mito de que no se podía realizar una revolución contra el aparato militar constituido…?»  
Los reclutados para las acciones fueron jóvenes patriotas abnegados, valientes y honestos, provenientes de las clases humildes y explotadas del pueblo, trabajadores de la ciudad y del campo, más algunos estudiantes y profesionales no contaminados por la politiquería ni el anticomunismo de entonces. 
Aquel tirón de la historia se concretaría en el Programa del Moncada, expuesto por Fidel en su alegato de defensa en el juicio por los sucesos del 26 de Julio de 1953, convertido en propuesta para las soluciones definitivas y verdaderas que tendría en las masas populares la fuerza motriz de la revolución. 
Con razón el líder, que de acusado se convirtió en acusador, señaló que Martí fue el autor intelectual de los asaltos, por «su ardiente patriotismo, su amor apasionado a la libertad, la dignidad y el decoro del hombre, su repudio al despotismo y su fe ilimitada en el pueblo, y porque en su prédica revolucionaria estaba el fundamento moral y la legitimidad histórica de nuestra acción armada». 

¿Qué incorporó el marxismo? Que el gobierno del Estado «moderno», el mismo que el imperialismo ha querido infructuosamente resucitar en Cuba, no es más que «una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa», y que «el curso revolucionario de las sociedades humanas tampoco es independiente de la acción del hombre, y que se estanca, se atrasa o avanza en la medida en que las clases revolucionarias y sus dirigentes se ajustan a las leyes que rigen sus destinos».  
Esta fecha gloriosa e inspiradora, nos encuentra hoy ante un examen profundo de la realidad de estos días. Si los combatientes tras el trágico revés en el Moncada y de Alegría de Pío de los expedicionarios del yate Granma, no fueron derrotados ni se apartaron de las ideas que los animaban, hoy más que nunca debemos reflexionar profundamente, en el plano individual y colectivo, para perfeccionar y acelerar el paso tras los acontecimientos recientes. 
Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, refiriéndose recientemente a la estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19, señaló la importancia de revisar los métodos y el estilo que utilizamos para hacerla cumplir, a partir del análisis autocrítico de lo que no hemos hecho bien, de la rectificación pendiente en un grupo de problemáticas y de la revisión profunda de nuestros errores para convertir en hechos concretos las denuncias sistemáticas sobre las trabas, la burocracia y las insensibilidades. 
Alcanzar esto –añadió– implica la atención más directa y eficiente de nuestras instituciones a los planteamientos de la población; la respuesta clara y precisa; el concepto de que los ministerios y las instituciones estatales no pueden dar la espalda a los problemas de una comunidad, pero lograrlo implica que reanimemos nuestras formas de participación social, en función de lo cual debe estar el trabajo institucional y de las organizaciones de masas. 
Y, sobre todo, cuánto más podremos hacer si articulamos los diálogos pendientes, rescatando la obra social, promoviendo mayor atención a sectores vulnerables, a los barrios, apoyados en la experiencia de la obra que nos legó el Comandante en Jefe, en años tan desafiantes como estos, agregó. 
Precisamente Fidel, parafraseando a Lenin en una exposición televisada a principio de los años sesenta, acerca de conductas dañinas en las organizaciones políticas integradas, señaló que «nuestra seriedad de revolucionarios y de gobernantes se medirá por nuestra actitud ante nuestros propios errores».  
Esa ha sido una característica de la Revolución en su constante corrección y reflexión pública sobre las equivocaciones o las tendencias negativas, y así deberá ser siempre. 
De parte de imperialismo no esperemos jamás una rectificación o excusa, y si lo hace bajo ciertas circunstancias, no hay confiabilidad alguna ni en su palabra ni en su firma.  
Los ejecutores de la política estadounidense en la arena internacional son los que más se equivocan en sus pretensiones de dominar el planeta a su antojo, y ni siquiera se disculpan con los pueblos víctimas de sus crímenes y de la imposición de sus intereses; son groseros cínicos y mienten descaradamente.  
Ahora han hecho de Cuba un blanco de acciones concertadas con la idea de crear las condiciones para una “intervención humanitaria”, según lo previsto en el manual de sus fuerzas armadas para la guerra no convencional, apoyándose las dificultades internas agravadas por la intensificación de su política de bloqueo y de las circunstancias derivadas de la pandemia de la COVID-19.  
No es algo nuevo. A solo unos días del triunfo de la Revolución en 1959, desde Estados Unidos se articuló una campaña internacional dirigida a sembrar en el mundo la imagen de una Isla bajo un baño de sangre por la aplicación de la justicia a los más connotados asesinos de la tiranía. La respuesta fue la Operación Verdad. 
Pronto se vería que era un intento desesperado por salvar al aparato represor que aseguraba los intereses norteamericanos, como hicieron al proporcionarles refugio seguro en la Florida a los que escaparon de los tribunales de justicia y al reclutarlos después para la invasión mercenaria por Playa Girón.  
La Revolución Cubana en más de 60 años ha sabido enfrentar y hacer fracasar las agresiones del imperialismo, convertir los reveses en victorias, cambiar todo lo que debe ser cambiado, y explicar las políticas de implementación de las estrategias y objetivos en el camino del desarrollo económico y social del país en beneficio del pueblo.  
La hazaña de los científicos cubanos que han logrado la soberanía en la creación y producción de vacunas contra la pandemia, sin renunciar a la colaboración y la solidaridad internacionalistas del personal de salud son motivo de admiración y reconocimiento en el mundo.  
Inspirada en la clarinada del Moncada, con los jóvenes del Centenario comandados por Fidel, la nación emprendió una ruta llena de desafíos y transformaciones que, por su profundidad y amplitud, convirtieron a la Revolución Cubana en una de las más grandes de la historia universal, y en la esperanza de millones de hombres y mujeres en el planeta. 
La arremetida de odio, venganza y mentiras desvergonzadas contra el alma cubana desplegada desde Estados Unidos, se contrapone con el amor a la patria expresado por José Martí cuanto alertó, horas antes de morir, la importancia de la independencia de Cuba para contener la pretensión expansionista del imperialismo sobre las naciones de Nuestra América.   
[embedded content]

Continue Reading

Díaz-Canel y Jóvenes cubanos en ameno diálogo luego del trabajo voluntario (+fotos)

Díaz-Canel intercambió con los jóvenes presentes en el trabajo voluntario de este 26 de Julio. (Foto: Estudios Revolución)

Miguel Díaz-Canel, presidente de la República de Cuba, detalló hoy una hoja de ruta que tiene propuesta el país, la cual cual incluye la aprobación de leyes, el diálogo con la población y una mejor gestión de la administración pública y empresarial.

El Presidente participó este lunes en un trabajo voluntario en saludo al Día de la Rebeldía Nacional (26 de julio), en la Unidad Empresarial de Base Granja Boyeros, ubicada en el capitalino reparto Fontanar, y tras las labores dialogó sobre el citado plan de acción con unos cien jóvenes que colaboraron en las tareas.

Junto a los jóvenes, Díaz-Canel detalló puntos clave en el trabajo gubernamental. (Foto: Estudios Revolución)

Durante el intercambio con estudiantes y trabajadores, el Presidente expresó que en la ruta crítica del país en un momento como el actual tiene que estar como punto necesario encontrar cuerpo en leyes a la Constitución.

Se debe contextualizar y llevarla a normas jurídicas, lo que permitirá perfeccionar la democracia y los derechos de protección de las personas, aseveró.

Díaz-Canel, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, expresó que desde que se aprobó la Constitución hay un gran proceso legislativo en el país, y sobre ese ejercicio se debe revisar qué prioridades hay en este momento.

El otro elemento en la hoja de ruta es perfeccionar los conceptos de cultura de administración pública y empresarial, lo que implica reforzar el concepto de que son servidores públicos y deben responder ante la población, destacó.

Por esa misma línea se deben renovar las maneras de participación de la población y las formas de hacer de las organizaciones de masas, agregó.

Hay que darle desde el Gobierno una nueva visión a un grupo de políticas públicas relacionadas con los jóvenes ligadas a los proyectos que ellos propongan, y seguir propiciando espacios de diálogo para que puedan llegar a las instituciones y plantear sus inquietudes, manifestó.

El Presidente se refirió a los hechos ocurridos hace unos días en el país (disturbios que fueron seguidos por multitudinarios actos de apoyo a la Revolución) y el tratamiento que se está dando a los jóvenes que participaron, con el mayor humanismo que caracteriza a la Revolución.

Tras las labores Díaz-Canel dialogó sobre varios tópicos de interés nacional con unos cien jóvenes que participaron en el trabajo voluntario. (Foto: Estudios Revolución)

Además, dijo conocer que en estos días han estado reunidos varios jóvenes cubanos y han hecho reflexiones de las que están saliendo muy buenas ideas; eso es lo necesario, que los jóvenes planteen cómo hacer un país mejor, acotó el gobernante.

Señaló que para agosto hay planificada una agenda de trabajo intensa de intercambio con estudiantes, artistas, líderes religiosos, científicos, concebida como una continuidad de lo que se venía haciendo por los principales dirigentes del Gobierno.

Siempre se ha tenido mucha confianza en la juventud; Cuba tiene una identidad cultural bien arraigada, hay valores compartidos como la solidaridad, amistad, hermandad, valentía y coraje, declaró.

Díaz-Canel reconoció que hay muchos otros temas que abordar, pero defendiendo la Constitución, democracia y derechos con más participación entre todos, con la ciencia e innovación como un pilar en el trabajo del Gobierno.

Recordó los hechos del 26 de julio de 1953 y la valentía de los jóvenes que asaltaron el cuartel Moncada (Santiago de Cuba), y en ese sentido remarcó que viendo la historia es cuando se entiende la continuidad más allá de una consigna.

Continue Reading

Tributo a héroes y mártires del asalto al Moncada en Santiago de Cuba

Una representación del pueblo santiaguero rindió homenaje a los mártires del 26 de julio en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia. (Foto: ACN)

Las ofrendas florales ante los Mártires del asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953 expresan hoy el tributo a quienes no están ni olvidados ni muertos, según palabras de Fidel Castro.

Ese gesto tuvo lugar en el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia, en nombre del General de Ejército Raúl Castro, uno de los protagonistas de aquella acción; Miguel Díaz-Canel, presidente de la República; el pueblo de Cuba y Esteban Lazo, presidente del Consejo de Estado.

Las flores frescas evidenciaron igualmente el homenaje ante el monolito que guarda las cenizas de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución y de aquella epopeya que sacudió a Cuba en la madrugada de aquel domingo, como parte del enfrentamiento de la dictadura de Fulgencio Batista.

También fueron colocadas ante el Mausoleo de José Martí, considerado por los asaltantes como el autor intelectual de la gesta, y los monumentos funerarios de Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de las gestas por la independencia, y Mariana Grajales, la Madre de la Patria.

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, viceprimer ministro y participante en el ataque a la otrora segunda fortaleza militar cubana, acompañó en la ceremonia a Lázaro Expósito y Beatriz Johnson, Primer Secretario del Partido y gobernadora en la provincia, respectivamente.

Considerado como Día de la Rebedía Nacional, un 26 de julio, pero de 1953, el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, estuvo al frente del asalto a los cuarteles Guillermón Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba; y Carlos Manuel de Céspedes, en la de Bayamo, ambas en el oriente del país.

Continue Reading

Sancti Spíritus en 26: Caravana productiva en homenaje al Moncada (+fotos y videos)

Jóvenes espirituanos protagonizan caravana en saludos al aniversario 68 de las acciones del 26 de Julio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) e integrantes de sus organizaciones juveniles y estudiantiles en Sancti Spíritus se dieron cita en el Parque de los Mártires de esta ciudad para homenajear a los héroes y mártires del 26 de julio de 1953 en tierras orientales. 

Jóvenes espirituanos protagonizan caravana en saludos al aniversario 68 de las acciones del 26 de Julio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En esa pequeña plaza espirituana confluyó una digna representación de la juventud local y, formando parte de ella, estuvieron militares, contingentes de jóvenes de las FAR y el MININT, igualmente alegres, bulliciosos y entusiastas.

Jóvenes espirituanos protagonizan caravana en saludos al aniversario 68 de las acciones del 26 de Julio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En un breve contacto con Escambray en medio de la algarabía juvenil, Belkis León Gómez, jefa del Departamento Ideológico del Comité Provincial de la UJC expresó la satisfacción que sentía, y que también era evidente en todos los participantes, por estar presente este día en la celebración de la efeméride del Moncada como símbolo de los ideales que llevaron a los jóvenes de entonces a lo mayores sacrificios y a la gloria.

Jóvenes espirituanos protagonizan caravana en saludos al aniversario 68 de las acciones del 26 de Julio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Representantes del Partido y la UJC colocaron en nombre de todo el pueblo espirituano una ofrenda floral en honor a los caídos en un momento de solemne silencio, para estallar momentos después en el bullicio durante el abordaje de bicicletas, motorinas, motocicletas, automóviles y camiones que llevarían a los presentes en caravana por las principales calles de la ciudad, para confluir finalmente en el organopónico Celia Sánchez Manduley, del barrio Olivos III, donde se realizó  un trabajo productivo como colofón a esta jornada inspirada en una genuina demanda: A Cuba, ponle corazón. 

Jóvenes espirituanos protagonizan caravana en saludos al aniversario 68 de las acciones del 26 de Julio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Continue Reading

Trabajo voluntario en La Habana: Los jóvenes de Cuba junto a Díaz-Canel (+fotos)

Díaz-Canel comparte con jóvenes de La Habana jornada de trabajo voluntario con motivo del 26 de Julio. (Foto: ACN)

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba y primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba participa este 26 de julio en un trabajo voluntario convocado en La Habana.En la Unidad Empresarial de Base (UEB) Granja Boyeros, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Metropolitana se reunieron cerca de cien jóvenes estudiantes y trabajadores, para cosechar vegetales y hortalizas y realizar otras labores.

Díaz-Canel participa junto a 100 jóvenes en un trabajo voluntario en el organopónico de Fontanar, La Habana. (Foto: ACN)

Díaz- Canel se unió a tareas como la preparación de los canteros con abono orgánico para su futura siembra, lo que contribuirá a la entrega de alimentos a la población capitalina.

El programa de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar aporta un nivel de alimentos en el país que permite que lleguen productos frescos y producidos de manera orgánica a los consumidores.

El trabajo voluntario se realiza en conmemoración del aniversario 68 del asalto a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes. (Foto: ACN)

Continue Reading

Patria y vida en las mazmorras del Moncada

Raúl Gómez García fue vilmente asesinado después de las acciones del 26 de julio de 1953. Su camisa intacta delata el crimen cometido por las fuerzas batistianas. Foto: Archivo del Autor/Cubadebate“Miren lo que me han hecho”, alcanzó apenas a balbucear Raúl Gómez García cuando su cuerpo fue lanzado cerca de Melba Hernández y Haydee Santamaría, las dos únicas muchachas que habían participado en el asalto al cuartel Moncada. Ya le habían arrancado los dientes. Sangraban sus encías, pero el poeta aún estaba vivo. Era el 26 de julio de 1953.
Investigaciones forenses posteriores cotejaron con Gómez García el cuerpo identificado como: “Cadáver No 5: Se presenta el cadáver de un desconocido que vestía camisa kaki, sin ninguna perforación de bala, faltándole en su dentadura dos incisivos centrales superiores y el primer molar superior derecho, y presenta destrucción completa del cráneo por herida de proyectiles de grueso calibre, una herida de bala de grueso calibre en la región deltoide izquierda (…) Causa directa de la muerte destrucción craneana, y la indirecta, herida por proyectil de arma de fuego.”
Un reportaje de la periodista, escritora e investigadora de los sucesos del Moncada, Marta Rojas, publicado en el periódico Granma Internacional el 24 de julio de 1996, ofrece detalles precisos de aquellos momentos de horror e incertidumbre:
Los periódicos de Santiago de Cuba publicaron la relación de militares muertos (…) El ejército tuvo en total 19 muertos y 30 heridos (…) La cifra de los asaltantes fallecidos (casi todos asesinados) aumentó de 33 el primer día a 43 el segundo, y así progresivamente. El día 27 todavía no se habían dado los nombres de los revolucionarios caídos (…)
Hasta el día 28, el único de los revolucionarios que asaltaron el Moncada, cuyo cadáver había sido identificado, era Renato Guitart. Se trataba del único residente en Santiago de Cuba que participó en el asalto a la segunda fortaleza del país (…)
El levantamiento de los cadáveres se verificó en dos etapas; las fuerzas armadas recogieron los suyos al cesar el tiroteo; los 33 primeros cadáveres de los revolucionarios fueron levantados con posterioridad (…). Todos los cadáveres, exceptuando el de Renato Guitart -reclamado por sus padres, residentes en Santiago-, se introdujeron en cajas rústicas de madera, sin forro, ni pintura, y se enviaron al Necrocomio del cementerio de Santa Ifigenia, en una rastra (…) El examen de los cadáveres, por parte de los forenses, se realizó con gran valentía (…)
En vista de que las heridas apreciadas en los cadáveres de los revolucionarios que asaltaron el Moncada, eran mortales por necesidad, los médicos forenses, después de examinarlos exhaustivamente, prescindieron de la autopsia, pero consignaron, en los certificados el estado deplorable de cada uno, la localización y grado de las heridas, las contusiones y mutilaciones que presentaban, así como las ropas que vestían. Muchos de ellos llevaban debajo del uniforme ropas de enfermos. Se trataba de aquellos que se refugiaron en las salas del Hospital Civil donde los hicieron prisioneros, para después darles muerte, en horrendos asesinatos, en el Moncada.
La madre de Raúl Gómez García, como la mayoría de las familias de los moncadistas, sufrió demasiados días de incertidumbre hasta saber el destino final de su hijo. En una entrevista que ofreció precisamente a Marta Rojas para la revista Bohemia muchos años después, Virginia García recordó:
“… aguanté a mi gente para que no fueran allá para averiguar nada, que había que esperar porque yo pensaba: si se ha salvado por algo y ha podido salir, el que vaya allí a preguntar lo va a hundir a él y se va a hundir el que va, y aguanté.”
Seis días después del asalto, Virginia envió finalmente a una de sus hijas a Santiago. Por medio del abogado de Jesús Montané ésta recibió un papelito que decía: “El pobre Gómez García falleció.” Así fue como la familia tuvo la noticia de su muerte.
“El SOS Cuba” que nadie quiso escuchar
El 10 de marzo de 1952 Fulgencio Batista dio el último golpe de estado en la caricatura de república nacida bajo la bota yanqui, el 20 de mayo de 1902.
Esa misma noche, Raúl Gómez García, golpeando duro las teclas de su vieja maquinita –como recordó años después Virginia- redactó las más de quince páginas del artículo Revolución sin Juventud, un manifiesto político de su época:
Sobre alegrías han de levantarse los pueblos y no sobre dolores. Después del sacrificio de la historia, la libertad democrática ha de coronar el esfuerzo de los hombres y no la mengua y el desprecio de su propia condición. Con el pecho agitado, en el ahogo mudo de la palabra buena, en esta hora aciaga de la patria de Martí, venimos a decir verdades justas sobre las circunstancias y los hechos. No nos anima el virus incapaz de un odio inútil, o el impulso temerario de un corazón joven que sueña y fructifica sin fronteras. Nos impulsa la fe del buen cubano ante las fuerzas nobles del espíritu, las ansias cívicas y la virtud sencilla de un pueblo hermoso.”
(…) Calle el pensamiento antes de sentirse encarcelado entre las paredes de las bayonetas… Enmudezca la voz antes que venderse, rendirse o humillarse… Paren los brazos si no han de llevar el pan a nuestras madres con honradez y con confianza… ¡Deténganse los corazones si sus latidos son al compás de un régimen traidor…!”
Sin haber dormido en toda la noche, el joven salió al amanecer con el manuscrito bajo el brazo. Cual alma en pena deambuló todo el día por las calles de La Habana. Ninguna imprenta, ningún periódico, nadie quiso asumir su publicación.
Desde aquel 10 de marzo, hasta el triunfo de la Revolución, el 1ro de enero de 1959, la dictadura de Fulgencio Batista convirtió a La Habana y Varadero en el destino preferido de millonarios y mafiosos norteamericanos. Casinos, burdeles cabarets, clubes exclusivos, mucha luz, oropel y publicidad mantenían a la sombra las villas miseria, territorios de chulos y bandidos de la peor calaña, donde vivían las prostitutas y morían los niños de enfermedades curables.
Nadie supuso que Cuba necesitaba algún socorro internacional. La mayoría del país, salvo honrosas excepciones, era campo, marabú y latifundios. El vasto paisaje rural se complementaba con los cementerios a las orillas de los caminos, destino final de aquellos enfermos que no llegaban con vida al médico o al curandero más cercano. Yuca y boniato era la dieta diaria de miles y miles de familias campesinas cubanas. El hambre y la muerte se daban la mano y paseaban entre cañaverales y palmeras. Nadie vino a socorrer a nadie.
Sólo la guardia rural acudía presta a quemar bohíos, desalojar guajiros, a robar y robar en cuanto negocito debía “proteger”. Y a matar sin dar cuenta a nadie.
La dictadura real, constante y sonante, en los ululares de las sirenas de día y de noche, o a la sombra tenebrosa de los cuarteles donde se torturaba y mataba, sin juicio y sin prejuicio, parecía invisible a los ojos del mundo.
Cualquier intento o idea por enfrentarla, amanecía cada mañana en los cuerpos asesinados de decenas de jóvenes tirados en las calles de las ciudades y en las cunetas de los caminos.
El poeta y periodista de la Generación del Centenario amaba a su familia y sufría por Cuba. Con sus hermanos de lucha clandestina, arriesgaba mucho más que su vida, al dirigir y redactar los periódicos Son los mismos y El Acusador, cascabeles y látigos contra la dictadura.
En su casa, poniendo en riesgo la seguridad familiar, Gómez García instaló uno de aquellos mimeógrafos donde se imprimían por cientos los encendidos ejemplares.
En medio de todo el ajetreo y los peligros, el joven revolucionario vivió varias pasiones idílicas, pero ninguna superaba su amor a la Patria.
La noche del 2 de junio de 1952, cuando el último ejemplar de Son los mismos salía con la tinta fresca a la calle, el poeta escribía una carta a su novia Liliam Llerena:
Estoy viviendo estos días como de fiesta en mi interior, como un regocijo sano de ver como se empieza a cumplir la meta de mi vida. Esta alegría debe ser tuya también… (es la alegría sincera del que ama el sacrificio por un ideal justo y por “la dignidad plena del hombre (…)
¡Sublime torbellino del amor! Te necesito sí. Mentiría si no te lo dijera. Necesito tenerte entretejida en las fibras de esperanza que retiene mi ser… necesito volver a buscarte para darte un “buen beso” y decirte con él todo lo que tengo para ti de quieto, dulce, melancólico y triste. Reír contigo es para mí reír. Reír yo solo es para mí: llorar!!
Créeme. Si la lucha ante el sol me endurece la voz para ti, si la fiebre de tener un mañana me devora mi Hoy… si la esperanza de vivir en calma me consume en el torrente intranquilo… Tú eres mi Hoy y mi mañana… mi calma… mi última y más distinguida meta…: mi Felicidad!!…” (*)
Tirado en el suelo en las mazmorras del cuartel Moncada, bañado en su propia sangre aquel 26 de julio de 1953, Raúl Gómez García debió clamar en silencio “Patria y vida”. Mientras le arrancaban a golpes lo que le quedaba de una y de la otra, el poeta enamorado supo cumplido su mayor anhelo: morir por Cuba, como Martí. Y en ese mismo instante comenzó a vivir.
_______________________(*) Se respeta la redacción original.

Continue Reading

Fidel: Hoy es un día feliz de la Patria (+Fotos y Video)

Antiguo Cuartel Moncada, hoy Centro Escolar “26 de julio”. Foto: Archivo.Con Fidel se cumplió al pie de la letra aquello de “adonde el corazón se inclina, el pie camina”. En poco más de un año, recorrió cerca de 50 000 kilómetros en su Chevrolet, adquirido a crédito, que en ese ir y venir, se fundió. Reunió más de 1000 amigos y buenos compañeros, para cantar aquella “mañanita”. Pidió a Miret que practicara a algunos integrantes de la “orquesta” en un local de la Universidad de La Habana. Los disfrazó de sargentos para la ocasión. Cada detalle previsto…
A muchos contagió con su pasión. “Elpidio Sosa vendió su empleo y se presentó un día con trescientos pesos para la causa; Fernando Chenard vendió los aparatos de su estudio fotográfico, con el que se ganaba la vida; Pedro Marrero empeñó su sueldo de muchos meses y fue preciso prohibirle que vendiera también los muebles de su casa; Oscar Alcalde, vendió su laboratorio de productos farmacéuticos; Jesús Montané, entregó el dinero que había ahorrado durante más de cinco años; y así por el estilo muchos más, despojándose cada cual de lo poco que tenía”.
Desde el día antes, ya la mayoría de los hombres están en el lugar que alquilaron para reunirse y ultimar detalles. ¡Hasta que al fin! Llega la madrugada. Parten hacia Santiago a las 4: 45 y a las 5:15 empieza la conquista. Es 26 de julio de 1953, Fidel ha pasado dos días con sus noches en vela. El plan es bueno, el triunfo es posible. Pero como a veces sucede en la guerra, y también en el amor, de la nada apareció el infortunio.
Fidel y otros asaltantes del Cuartel Moncada son hechos prisioneros. Foto: Archivo.
Soldados batistianos y otras desgracias en el camino
“Es entonces cuando veo, más o menos a 20 metros delante de mi carro, a una patrulla de soldados con ametralladoras Thompson (…) Ellos se dan cuenta que pasa algo en la posta de los centinelas, y están como en posición de disparar sobre el grupo de Ramirito y Montané.
(…) lo que debí hacer fue olvidarlos y seguir. Si esos soldados veían otro y otro carro y otro carro, no disparaban. Pero lo cierto es que traté de proteger directamente a los compañeros, me les acerco y ya me voy a bajar para sorprenderlos y capturarlos de espalda, pero en el momento en que estoy acercándome  -estaría como a dos metros ya- ellos se viran y apuntan con sus armas. Entonces lo que hago, porque el carro todavía estaba en movimiento, es que se lo lanzo sobre la acera, arriba de los dos”
(…) La situación es que los que van en los demás carros detrás de mí, al ocurrir el incidente se bajan, uno de los que va conmigo, al bajarse por la derecha hace un disparo, y todos los que van detrás de mi carro se bajan a cumplir la instrucción asignada la madrugada de ese día en Siboney (tomar las estaciones que tuviesen enfrente y empujar a los soldados hacia un patio, en calzoncillos, porque iban a  estar durmiendo, no había problemas; descalzos, en calzoncillos y sin armas, los haríamos prisioneros). Entonces el tiroteo se generaliza”, contó Fidel.
Fidel, Abel y otros jóvenes asaltantes en la Granjita Siboney, previo a las acciones del 26 de julio. Foto: Archivo.
Cuando se pierde el factor sorpresa
La enorme y decisiva ventaja de la sorpresa se había perdido. El combate se libra fuera del cuartel. Fidel entra al hospital militar para sacar a los compañeros que confundieron ese edificio con el objetivo a ocupar (pues en su mayoría son artemiseños y habaneros). Logra sacar a un grupo reducido. A la entrada del cuartel, le chocan e inhabilitan el carro. Tenacidad y valentía de los asaltantes, a pesar de las circunstancias desfavorables. Heroicas iniciativas individuales, pero ya no había solución.
“Hemos perdido el contacto con el grupo del carro que tomó la posta (Ramiro, Montané y otros). Los de Abel y Raúl, con los cuales no tenemos comunicación, solo pueden guiarse por el ruido de los disparos, ya decreciente por nuestra parte, mientras el enemigo, recuperado de la sorpresa y organizado, defendía sus posiciones.
(…) no había ya posibilidad alguna de alcanzar el objetivo. Tú puedes tomar el cuartel con un puñado de hombres si su guarnición está dormida, pero un cuartel con más de mil soldados, despiertos y fuertemente armados, no era ya posible. Más que los disparos, recuerdo el ensordecedor ruido y amargo ruido de las señales de alarma que dieron al traste con nuestro plan”.
Fidel junto a Melba Hernández y Haydée Santamaría. Foto: Archivo.
En medio del combate, Fidel protege a los suyos
La protección de los compañeros en peligro es innata en Fidel. Lo demostró ante el riesgo de muerte que asechaba a los suyos cuando tomaban la posta de la entrada del cuartel. También, al penetrar en el hospital militar a sacar de allí a los que desconocían la zona. En los minutos más difíciles del combate, igualmente mantendría la responsabilidad del resguardo de sus camaradas.
No habían transcurrido más de 30 minutos y tal vez menos, cuando se resignó a la idea del revés de la acción. Comienza a dar órdenes de retirada. Se para en medio de la vía con su escopeta calibre 12. En la azotea del edificio del cuartel hay un soldado con una ametralladora pesada calibre 50 que amenaza con “barrer” a rafagazos la calle . El de Birán se encarga de aquel, mientras parte de su tropa sube a los carros y se retira.
“Ya no se ve a nadie, ni un solo combatiente se ve, y en el último carro me monto, y después de estar dentro, a la derecha de la parte trasera, aparece un hombre de los nuestros allí, uno que ha llegado allí y se va a quedar a pie. Entonces, me bajo y le doy mi puesto. Y le ordeno al carro que se retire.
Y me quedé solo allí, en el medio de la calle, solo, solo, solo. Ocurren cosas inverosímiles en tales circunstancias. Allí estaba solo, en la calle, frente a la entrada del cuartel… A mí me rescata un automóvil al final. No sé cómo ni por qué, un carro viene en mi dirección, llega hasta donde estoy, y me rescata.
Yo quise siempre conversar con ese hombre para saber cómo se metió en el infierno de la balacera que había allí. Pero como en muchas otras cosas, usted cree que tiene cien años para hacerlo… Y ese hombre murió hace más de diez años. Se llamaba Santana”.
Fidel en el Vivac de Santiago de Cuba, después de su detención en el camino a las montañas para continuar la lucha. Periódico Trabajadores/Fidel Soldado de las Ideas.
Rendirse no es una opción para el líder
Ya en el vehículo, el autor material del plan para derrocar a la dictadura batistiana, se le ocurre tomar “El Caney”, un cuartel relativamente pequeño, pero de alguna forma quería apoyar a los compañeros que en ese momento tomaban el de Bayamo creando una situación de combate en Santiago de Cuba. Y pasar así a la guerra irregular en la montaña, tal cual habían previsto en caso de no poder ejecutar el plan inicial de ocupar las armas del campamento y hacer un llamamiento a la huelga general de todo el pueblo.
“Mi preocupación instantánea cuando el carro llega a rescatarme fue cómo apoyar a la fuerza que atacó el cuartel de Bayamo (…) Yo no sabía lo que estaba pasando en Bayamo. Doy por supuesto que ellos han tomado aquel cuartel. Y era para mí en ese instante la preocupación principal”.
Transmite la nueva instrucción a los que están en la avenida. Son solo tres o cuatro carros, de los 16 con que empezaron la acción. Los hombres también diezmados, unos 20, de 120 inicialmente. Un auto que va delante no sabe dónde queda ese cuartel y se equivoca de dirección. Del grupo que sale con Fidel, no se ve a nadie más por ningún lado.
Han sufrido un duro golpe y es difícil llevarlos de nuevo a la acción. Vuelven a la Granjita Siboney para reorganizarse. Varios carros han regresado y allí el Comandante se encuentra, según él, “de todo: los que iban guardando armas, la gente que no podía, gente herida, gente que no podía caminar…Una situación de desmoralización total”.
“Nosotros frente a los reveses del 26 de julio, al instante, al segundo, sólo pensábamos en empezar de nuevo, sólo pensábamos en la hora de volver a la lucha; sólo pensábamos, cuando oíamos las noticias espeluznantes de los asesinatos cometidos, que tendría que llegar un día en que ajustáramos cuentas con ellos”.
Fidel está presente en cada “Moncada” del pueblo cubano. Foto: Archivo.
Lo triste y feliz del Moncada
Al conversar sobre los hechos del 26 de julio, en diferentes ocasiones Fidel reitera que  se trataba de un buen plan, y reflexiona: “Los de Abel toman el edificio que debían ocupar (el hospital al fondo del cuartel), el grupo en que va Raúl también ya ha tomado el Palacio de Justicia (…) Se había logrado lo esencial, que era la sorpresa total, hasta el choque imprevisible y casual con la posta cosaca, y uno se lamenta mucho de no saber lo que habría pasado…”
La maldita casualidad de tropezarse con aquellos soldados que recorrían las cercanías del cuartel, -al parecer como medida preventiva con motivo de los carnavales-, acabó con el sueño de ese mismo día derrocar a la tiranía y, lo más lamentable, arrebató la vida de muchos revolucionarios.
“Aquella tarde en que todo era amargura y dolor, en que sobre nuestro ánimo pesaba el dolor de los compañeros que habían muerto y el dolor de la derrota que obligaba a la Patria a una espera, cuyos límites era imposible”.
Quizás como en ningún otro escrito, en la “La Historia me Absolverá”, encontramos los sentimientos y análisis más profundos de Fidel respecto a los sucesos del Moncada.
“A los que me llaman por esto soñador, les digo como Martí: ‘El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado esta el deber’ (…) Únicamente inspirados en tan elevados propósitos, es posible concebir el heroísmo de los que cayeron en Santiago de Cuba”.
“Hace falta tener una fe muy grande en su patria para proceder así, y estos recuerdos de idealismo me llevan directamente al más amargo capítulo de esta defensa: el precio que les hizo pagar la tiranía por querer librar a Cuba de la opresión y la injusticia”.
“Multiplicad por diez el crimen del 27 de noviembre de 1871 y tendréis los crímenes monstruosos y repugnantes del 26,27,28 y 29 de julio de 1953 en Oriente… Pero no quiero que la ira me ciegue, porque necesito toda la claridad de mi mente y la serenidad del corazón destrozado para exponer los hechos tal como ocurrieron”.
“Para mis compañeros muertos no clamo venganza. Como sus vidas no tenían precio, no podrían pagarlas con las suyas todos los criminales juntos. No es con sangre como pueden pagarse las vidas de los jóvenes que mueren por el bien de un pueblo; la felicidad de ese pueblo es el único precio digno que puede pagarse por ellas.
“Mis compañeros, además, no están ni olvidados ni muertos; viven hoy más que nunca y sus matadores han de ver aterrorizados como surge de sus cadáveres heroicos el espectro victorioso de sus ideas. Que hable por mí el Apóstol: ‘Hay un límite al llanto sobre las sepulturas de los muertos, y es el amor infinito a la patria y a la gloria que se jura sobre sus cuerpos, y que no teme ni se abate ni se debilita jamás; porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra’.
Al estudiar la historia del Moncada y la autodefensa de Fidel, comprendemos su sentir: “El nombre 26 de julio ha de pesar muy hondamente en el corazón de cada uno de nosotros”. Vislumbramos porqué prosiguió la lucha y se echó a sus espaldas el destino de la nación. Entendemos que el Moncada abrió las vías de la ulterior unión y movilización del pueblo hacia la victoria. Afirmamos que no puede ser otro el Día de nuestra Rebeldía Nacional.
“Hoy, aunque es cierto que nos entristece por un lado el recuerdo de los que cayeron; aunque es cierto que no es posible visitar esta ciudad y no evocar el nombre de tantos compañeros queridos que desaparecieron, también es cierto que hay en sus familiares, como en sus compañeros como en todo el pueblo, la satisfacción de que ellos lucharon por algo útil, de que ellos fueron como la semilla que fructificó esta obra, de que gracias a ellos el pueblo es feliz; gracias a ellos los niños son felices, y por eso, al ganar esta batalla de hoy, esta batalla sin muertos, esta batalla sin cadáveres y sin heridos, esta batalla hermosa, esta toma del Cuartel Moncada sin sangre, hoy tenemos que sentirnos verdaderamente emocionados y tenemos que sentirnos verdaderamente felices. Hoy Santiago está feliz; hoy toda Cuba está feliz; hoy nuestros muertos están contentos; hoy es un día feliz de la Patria”.

Vea además:
Discurso pronunciado durante la entrega del Cuartel Moncada al MINED. Santiago de Cuba, 28 de enero de 1960.
En video, Fidel habla del Moncada en el programa Mesa Redonda
[embedded content]

Continue Reading

Censo en la isla rocosa bicolor, poner el predicado y homenaje al 26 de Julio de 1953

Para pensar.El acertijo es una colaboración de un amigo, destacado Físico y Matemático manzanillero radicado en Santiago de Cuba desde hace muchos años. Y para los alérgicos a la Matemática, un ejercicio de creatividad sin número y un homenaje al Día de la Rebeldía Nacional.
I
Mi amigo y yo, no conversábamos desde hace más de 50 años, en que éramos estudiantes de preuniversitario, y coincidimos en un Concurso Provincial de Monitores de Matemática. Es un destacado profesor de la Universidad de Oriente.
Un individuo de apellido Galeano, estaba censando a los habitantes (negros o blancos) de la isla rocosa. Cuando se iba, se da cuenta que le quedaron tres que estaban en el muelle. Como la bruma no le permitía ver bien, les pregunta si ellos son blancos o negros. El primero le responde algo, pero sus palabras se las lleva el viento. El segundo le dice “el primero dijo que era negro” y el tercero replica “no, él dijo que es negro y es negro en verdad”.
a. ¿Cuáles eran blancos y cuáles negros en el muelle?
Hay que tener en cuenta que los negros de esa isla dicen siempre la verdad y los blancos siempre dicen mentira.
b. ¿Cuántos habitantes logró censar el individuo? Si en la isla vio a 550 más negros que blancos, con igual proporción que en el muelle.
c. ¿Cuál es el nombre y primer apellido de mi amigo manzanillero-santiaguero?
En el texto están las pistas para descubrirlo.
II
Póngale un predicado creativo a estas Leyes Inexorables malditas.
‘La única vez que la puerta se cierra sola, es cuando ______________________________________________.
‘Llegarás corriendo al teléfono que suena, justo ________________________________________________.
‘Si solo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, ­­­­­­__________________________________________________.
III
Fidel está presente en cada “Moncada” del pueblo cubano. Foto: Archivo.
a. Ya estamos en combate, es el nombre del poema de un combatiente del Moncada, asesinado, su nombre es _____________________________________________.
b. Entre los combatientes del Moncada estaban dos mujeres, sus nombres son ____________ y ___________.
c. El 26 de julio de 1953, solamente se atacó al cuartel Moncada
Verdadero__   Falso__
d. Selecciona, entre los siguientes, los revolucionarios que cayeron o fueron asesinados el 26 de julio de 1953

Frank Pais
Abel Santamaría
Giraldo Córdoba
Boris L. Santa Coloma
René Ramos Latour
Ciro Redondo
Mario Muñoz
Renato Guitart
José L. Tassende

e. Selecciona el apellido del autor del Himno del 26 de Julio

Guillén
Ferrer
Saborí
Díaz Cartaya
Orta

Recuerden que:
“Es preferible una solución insignificante salida de cabeza propia; que una genial copiada en Internet o de otro, sobre todo sin entenderla”. NGPA
¡Manos y mente a la obra!

Continue Reading

El hombre que salvó tres veces a Fidel

Sarría con Fidel después del triunfo revolucionario.

Cuando Fidel Castro en voz baja le confesó al teniente Pedro Sarría que él realmente no era Francisco González Calderín, como se había identificado un rato antes con sus captores, sino el mismísimo jefe de la acción armada llevada a cabo contra la segunda fortaleza más importante del país, aquel militar de experiencia, que sabía muy bien lo que estaba pasando en el cuartel, solo atinó a darle un consejo que a la postre resultaría salvador:

—No se lo digas a nadie.

Batista había divulgado un infundio muy parecido a los que pululan hoy día en las redes: que los asaltantes al Moncada habían degollado a los soldados enfermos en el hospital, una mentira deliberadamente propagada con el fin de justificar la carnicería que se había ordenado de manera expedita desde el mando central, en La Habana, y que los matones de Río Chaviano estaban ejecutando con mucho entusiasmo.

Según se ha podido cotejar, en el ataque los revolucionarios habían tenido cinco bajas mortales, pero horas después fueron asesinados otros 56 jóvenes y si aquel mismo día no hubo más fue por la actitud de Sarría, que desde el momento mismo de la captura no se despegó un minuto de Fidel: lo condujo en la cabina del vehículo; se negó a entregárselo al comandante Pérez Chaumont –«El prisionero es mío», le dijo– y nunca se le ocurrió llevarlo al Moncada, sino al Vivac.

En este último sitio Fidel fue interrogado por el propio Chacal de Oriente; los fotógrafos logran tomarle la conocida imagen con José Martí a sus espaldas; la prensa divulga la noticia de que el jefe del asalto no se encuentra muerto, como ya se había informado; y el revolucionario le da la cara al país: «Me hago responsable de todo».

Luego vendría la cárcel de Boniato, el juicio y La historia me absolverá; la prisión en la Isla de Pinos, el exilio y el regreso a las mismas montañas donde Sarría y sus hombres lo habían sorprendido dormido tres años antes en aquel bohío inmundo, sin imaginar nunca que tenían ante sí al hombre que cambiaría la historia de su país.

Fidel en el Vivac de Santiago de Cuba.

Fidel explicó que, ante la hipotética oportunidad de volver a iniciar la lucha, habría optado por saltarse el Moncada e ir directo a la Sierra, sin embargo, siempre reivindicó los sucesos del 26 de Julio de 1953, en Santiago de Cuba y Bayamo, como una derrota militar y una victoria política, un punto de no retorno que marcó un antes y un después en el despertar de la conciencia nacional.

Ignacio Ramonet, quien escuchó este relato por boca del propio líder cubano mientras sostenía la histórica conversación que luego quedaría recogida como Cien horas con Fidel, no tardó en reconocer que el teniente Sarría resultó una casualidad afortunada para el líder de la Revolución que estaba naciendo por aquellos días.

—Le debe usted la vida, evidentemente, le comentó el intelectual de origen español, director de Le Monde Diplomatique.

—¡Tres veces por lo menos!, le respondió Fidel.

Continue Reading

El Moncada a la luz de estos tiempos

Fidel: El Moncada fue el motor pequeño que ayudó a echar a andar el motor grande de la Revolución cubana.

Hace 68 años dos comandos revolucionarios bajo la dirección general del entonces joven abogado Fidel Castro Ruz, asaltaron en la mañana del 26 de julio de 1953 el regimiento Guillermón Moncada de Santiago de Cuba y el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, en la antigua provincia de Oriente, como parte de un plan insurreccional para derrocar a la dictadura pronorteamericana de Fulgencio Batista.

Aquellas acciones heroicas, que fracasaron más que todo por imponderables de la suerte, se saldaron con más de 70 revolucionarios y civiles muertos, la mayoría asesinados por la soldadesca criminal del tirano, que durante varios días convirtió al Moncada y otros sitios de aquella tierra heroica en antros de terror y muerte. A pesar de la censura de prensa impuesta por el régimen, la verdad se fue abriendo paso sobre las mentiras ofíciales que sindicaban a los asaltantes de instrumentos armados del expresidente Carlos Prío y partidos políticos opuestos a Batista.

Pronto quedó claro que no se trataba de una acción vinculada a las agrupaciones políticas tradicionales y que, incluso, tampoco tenían nada que ver con el tan vapuleado partido comunista, sino que constituían una fuerza nueva salida del pueblo y formada en su mayoría por jóvenes estudiantes y trabajadores de los más diversos oficios y ocupaciones. 

Las interrogantes que pudieran haber quedado luego de los exhaustivos interrogatorios a los sobrevivientes de la jornada heroica del 26 de julio fueron despejadas en agosto de ese propio año por su máximo líder Fidel Castro en el juicio que se le siguió a puertas cerradas en la salita de enfermeras del Hospital Saturnino Lora de la capital oriental, cuando asumió su propia defensa.

Vale la pena señalar que allí Fidel hizo énfasis en un grupo de temas y aspectos entre los cuales merece destacar los siguientes. Primero, que el culpable principal de aquella acción tan costosa en vidas era el dictador Fulgencio Batista, por haber conculcado con su golpe de estado del 10 de marzo de 1952 todas las libertades civiles del pueblo de Cuba e interrumpido el proceso democrático,  al sustituir con los llamados Estatutos Constitucionales el aparato jurídico del país basado en la Constitución de 1940.  

Segundo, que el autor intelectual de los hechos de la mañana de la Santa Ana era nuestro Héroe Nacional José Martí y que los jóvenes protagonistas de aquella gesta heroica afrontaron todos los peligros de una tan riesgosa operación por su decisión de no dejar morir los postulados del Apóstol de nuestra independencia en el año del centenario de su natalicio.

Tercero, que las condiciones de vida de la mayoría del pueblo cubano y la falta de interés del régimen de facto por encarar y resolver el problema hacían imperativo un nuevo gobierno que diera respuesta a los males que cinco décadas de regencias neocoloniales habían entronizado en nuestro país. En consecuencia, el joven líder, que dejó a todos pasmados por la valentía con que condenó al dictador y sus crímenes, dio a conocer el programa político, económico y social que pensaba implementar, de haberse alcanzado la victoria.  

Aunque desde el punto de vista militar el Moncada fue un fracaso, constituyó en cambio una tremenda victoria política porque se transformó en un aldabonazo a la conciencia del pueblo cubano y un llamado a iniciar la lucha contra la dictadura, que solo sería removida del poder por medio de las armas, oponiendo a la violencia del dictador, la respuesta revolucionaria del pueblo. 

Como diría luego el Comandante en Jefe Fidel Castro al evaluar aquellos hechos: “El Moncada fue el motor pequeño que ayudó a echar a andar el motor grande de la Revolución cubana”. Fue en la práctica el primer peldaño en la escalada hacia el futuro independiente de Cuba, teniendo como hitos la divulgación del Programa del Moncada, la Constitución del Movimiento 26 de Julio, la preparación en México y la expedición del Granma, la articulación con otros movimientos, la lucha en las montañas y la victoria del primero de enero de 1959. 

Preciso es señalar que, a diferencia de tantos políticos que en la historia de Cuba hicieron promesas que nunca cumplieron, Fidel Castro todavía como primer ministro del Gobierno revolucionario y luego como presidente y primer secretario del Partido, cumplió y sobrecumplió con creces el Programa del Moncada, haciendo de Cuba quizá el país más independiente del mundo.

Bajo el impar liderazgo de Fidel, Cuba devino potencia deportiva, educacional, cultural, médica y científica, se convirtió además en baluarte de la libertad y la independencia americanas, libre de Estados Unidos y de su ministerio de colonias, la Organización de Estados Americanos, todo ello en medio de un enfrentamiento a muerte con los Estados Unidos, que nunca perdonaron a los cubanos la osadía de haber derrotado a su títere, Batista, y haberlos expulsado de un país que consideraban de su propiedad.  

Para los cubanos de hoy está más vigente que nunca el imperativo de no olvidar su gloriosa historia de luchas y la sangre que ha costado conquistar y mantener la independencia frente a los embates de una superpotencia acostumbrada a imponer sus intereses en el mundo por medio del chantaje, la asfixia económica, la guerra biológica y bacteriológica, la guerra mediática o la agresión militar.

La Revolución cubana acumula 62 años de duro enfrentamiento contra los enemigos internos y externos financiados y liderados por Estados Unidos, país donde se asentaron sucesivas oleadas de emigrados cubanos, primero con los militares asesinos y politicastros del antiguo régimen; luego con los oligarcas siquitrillados, más tarde con los lumpens proletarios y otros detritus sociales, así como con la llamada “emigración económica”, compuesta por ciudadanos que buscaban una mejoría para sus vidas en la llamada tierra prometida.

Curiosa es la simbiosis ocurrida en tierra norteña entre aquellos criminales de la primera emigración en el propio año 1959, y no pocos familiares de mártires masacrados por aquellos torturadores y asesinos, al punto de que tiempo después vinieron coludidos en Girón y han estado juntos y revueltos en infinidad de campañas fracasadas contra la Revolución, como esta de ahora mismo, ruin y oportunista, al punto de estimular la proliferación de destructivas revueltas en su país natal y de pedir una “intervención humanitaria” que costaría incontables víctimas, cuando Cuba experimenta la doble pandemia del bloqueo recrudecido y la de la COVID-19.

Para los cubanos de hoy, como para los vietnamitas, ciudadanos del país que propinó al imperio prepotente y desalmado la más catastrófica de sus derrotas, “nada hay más precioso que la independencia y la libertad”, al decir de su amado líder Ho Chi Minh. Nuestro es el lema de que “Nacimos para vencer y no para ser vencidos”, como también que no podemos traicionar la gloria que se ha vivido.

Una gloria como no ha podido atesorar ningún otro pueblo de este continente, en la defensa de los intereses sagrados del pueblo cubano y de su Revolución martiana y fidelista. Precisamente en la prédica de José Martí y Fidel Castro tenemos la guía para la acción sin temor, pues no hay equívocos en el ideario de quien decidió echar su suerte con los pobres de la tierra.  

Tampoco dejó Fidel resquicios para la duda cuando anunció, todavía en la Sierra Maestra, al ver el cuadro deplorable de los campesinos muertos por la metralla yanqui de las bombas entregadas a la aviación de Batista en la Base Naval de Caimanera, qué guerra era la que echaría contra los norteamericanos una vez alcanzada la victoria. 

Para los momentos actuales, nada como el magisterio de Fidel, vigente más que nunca, como cuando expresó: “¡Levantemos más alta que nunca la frente, levantemos más altas que nunca nuestras banderas, prestigiémoslas más que nunca!; porque si el imperio se endulza pensando que el prestigio del socialismo disminuye, o que el sistema socialista fracasará, ¡más que nunca tenemos que mostrarle al imperio lo que puede el socialismo, más que nunca tenemos que mostrarlo en estos tiempos y en tiempos de dificultades! Defender banderas en tiempos fáciles no es nada difícil, no es nada especialmente meritorio.

“Defender banderas en tiempos difíciles es cuando verdaderamente resulta meritorio. (…) Defender el socialismo cuando no hay solamente dificultades internacionales, sino dificultades también nacionales, es verdaderamente lo más meritorio, y tenemos que defender el socialismo ahora que hay dificultades internacionales y hay también dificultades nacionales. Unas son derivadas de nuestros propios errores, otras son derivadas de coyunturas que están más allá de nuestras posibilidades”.

Continue Reading

Cuba en tres tiempos históricos

La historia es también un ciclo en movimiento constante. Estas reflexiones son hijas de mi participación en las luchas pasadas y de mi preocupación ante las actuales circunstancias de Cuba.
-I-
Antonio Guiteras y Joven Cuba (1933–1935) fueron precursores del Movimiento Revolucionario liderado por Fidel Castro, nombrado posteriormente 26 de Julio (MR 26-7). Ambos organizaron las etapas insurreccionales de las revoluciones contra las dictaduras de Fulgencio Batista, y contra el imperialismo norteamericano, en 1934 y 1952 respectivamente.[1]
Solo habían transcurrido diecisiete años del asesinato de Guiteras por órdenes suyas, cuando Batista consumó un golpe de Estado en marzo de 1952. El pueblo de Cuba conservaba  en su memoria la represión brutal que ocasionara su dirección frente al Ejército en la segunda mitad de los años treinta y, de manera espontánea, en las primeras horas de la mañana del 10 de marzo, se lanzó  ante los ayuntamientos y en los parques pidiendo armas para combatir.
La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) fue la primera en acudir al Palacio Presidencial y ofrecerle al presidente de la República su apoyo incondicional para enfrentar a los golpistas. 
Los combatientes del treinta y los de la nueva generación revolucionaria de los cincuenta fundaron, entre marzo y mayo de 1952, grupos emergentes. De ellos nacieron organizaciones partidarias de la vía armada y de la revolución.
Algunas estuvieron presididas por combatientes del treinta, como fueron los casos, entre otros, de Rafael García Bárcenas del Partido Ortodoxo, que organizó el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR); Aida Pelayo y Neneina Castro, también de ese partido, que constituyeron el Frente Cívico de Mujeres Martianas, integrado por ortodoxas, auténticas, del movimiento estudiantil y otras; o Aureliano Sánchez Arango, del Partido Auténtico, que fundó la Triple A.
Mientras, representantes de la nueva generación revolucionaria, como Fidel Castro y Abel Santamaría, organizaron el Movimiento Revolucionario, desde la capital y el occidente del país, con el plan de atacar los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos de Céspedes, de Bayamo, en la provincia de Oriente, para apoderarse de las armas. Ese propósito fue realizado el 26 de julio de 1953, precisamente hoy conmemoramos su aniversario sesenta y ocho.
Jóvenes de la Generación del Centenario en Los Palos, actual provincia Mayabeque, donde realizaban las prácticas de tiro previas al asalto al cuartel Moncada. De izquiera a derecha: Ñico López, Abel Santamaría, Fidel Castro, José Luis Tasende y Ernesto Tizol (Foto: Prensa Latina)
-II-
Después de los ataques, Batista ordenó perseguir y asesinar a Fidel Castro sin lograrlo. Cayó prisionero, fue juzgado y condenado junto a las mujeres y hombres que asaltaron las fortalezas. Su alegato de autodefensa contenía una serie de puntos que lo convertirían en el Programa de la Revolución.
En 1955, por las presiones del movimiento nacional de amnistía convocado por las fuerzas revolucionarias, salieron absueltos y reorganizaron el Movimiento Revolucionario, agregándole el nombre de 26 de Julio (MR 26-7).
A partir de ese momento, la estructura veintiseísta comenzó a extender su red organizativa en las seis provincias cubanas, con un aparato militar de las Brigadas Juveniles dirigidas por la dirección provincial de Acción y Sabotaje; la Sección Obrera y las de Propaganda y Finanzas.
Estas fuerzas se nutrieron, en provincias y municipios, de hombres y mujeres partidarios de «la línea dura», es decir, de la revolución organizada. Procedían del MNR, de la juventud, las mujeres y la estructura obrera del Partido Ortodoxo, del sector estudiantil y de elementos del movimiento insurreccional del Partido Auténtico.
En tanto, la vanguardia revolucionaria de la FEU, presidida por José A. Echevarría, organizó el Directorio Revolucionario, que desempeñó un importante rol insurreccional. 
Mientras esto acontecía en la Isla, Fidel y un grupo de combatientes del MR 26-7 se establecieron en México. Su plan era semejante al concebido por Guiteras, de organizar y entrenar la fuerza guerrillera en campamentos y luego retornar a Cuba en una expedición armada.   
Los expedicionarios del Granma debían desembarcar el 30 de noviembre de 1956 por la costa cercana a la Sierra Maestra. Ese día, el MR 26-7 desataría una huelga general apoyada por acciones armadas en toda la Isla.
Alzamiento de Santiago de Cuba, el 30 de noviembre de 1956
La táctica solo se hizo efectiva en el municipio de Guantánamo y algunas acciones en Santiago de Cuba. Falló la compra de armas con el dinero enviado por las provincias a Frank País, responsable nacional del aparato militar veintiseísta, que se abastecía por medio de una célula del Movimiento en la Base Naval de Guantánamo.   
Entre 1956 y 1958, las fuerzas del MR 26-7, la FEU y el DR, el movimiento insurreccional Auténtico y el movimiento insurgente de mujeres —que creó nuevas organizaciones: Mujeres Oposicionistas Unidas, en La Habana, y el Frente de Mujeres Cubanas, en la provincia de Oriente— fortalecieron la insurgencia en la nación y en la emigración.
Durante estos dos años, la conciencia popular y la fe en el proceso revolucionario fueron en ascenso, como resultado de las operaciones llevadas a cabo por dichas organizaciones. Resultaron decisivas las del Ejército Revolucionario del 26 de Julio, y del Frente del DR 13 de Marzo en el Escambray.
Por otra parte, el resquebrajamiento del Ejército de la República, batistiano, condujo a que diferentes grupos de altos militares conspiraran con la dirección del 26 de Julio. El alto mando militar intrigó igualmente con la Embajada de los Estados Unidos para que Batista abandonara el poder.
De tal manera culminó el proceso con la toma del poder por el Ejército Revolucionario del 26 de Julio en el Oriente y centro del país, y por la dirección de la lucha clandestina en las provincias occidentales. 
 El MR 26-7, sin serlo, jugó el papel de partido para la guerra, al contar con una base socio-clasista estructurada, con secciones obreras, estudiantiles, de resistencia cívica con intelectuales, profesionales, pequeña burguesía y religiosos. Ostentaba asimismo un aparato militar clandestino y un Ejército Revolucionario.
-III-
Después de que el liderazgo político militar del MR 26-7 tomara el poder, y que el Gobierno Revolucionario se estableciera en el Palacio Presidencial, Fidel Castro realizó una exitosa gira por América Latina. A su regreso, pronunció un discurso en el acto celebrado en la Plaza Cívica, el 8 de mayo de 1959. En la jornada rindió homenaje a Guiteras, al expresar:
«Algún día podríamos conmemorar dignamente la caída de Antonio Guiteras (…)» y «con infinita satisfacción cumplo el deber de rendirle el más emocionado tributo de recordación y simpatía (…) porque él quería hacer lo que nosotros hemos hecho y cayó como han caído otros muchos revolucionarios, porque se lanzó a hacer lo que nosotros estamos haciendo hoy».
A continuación añadió: «Cambió los mismos males que estamos combatiendo, luchó contra el mismo dictador con que nosotros luchamos después; cayó víctima de las balas enemigas que privaron de la vida a tantos compañeros nuestros (…) pero nos cabe la satisfacción (…) de que junto a los restos de Guiteras no se erigirá ningún recuerdo a los asesinos de Cuba».[2]
Discurso de Fidel Castro en la concentración popular en la Plaza Cívica, hoy Plaza de la Revolución, a su llegada de una gira por EE.UU., Canadá, Brasil, Argentina y Uruguay, el 8 de mayo de 1959. (Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas)
Desde enero del 59, el Gobierno Revolucionario introdujo en la práctica social las leyes del Programa del Moncada (1959-1960). Aquel debió ser el momento de retomar el proyecto de construir el socialismo cubano a partir de las experiencias y tesis elaboradas por Guiteras,[3] quien afirmaba en el Programa de Joven Cuba que «el Estado socialista es una deducción racional basada en las leyes de la dinámica social» de la sociedad cubana.[4] Eso no fue lo que ocurrió.
En 1961 se produjo la integración del MR 26-7, el DR 13 de Marzo —ambas protagónicas de la etapa insurreccional de la Revolución—, y el Partido Socialista Popular, que hasta mediados del 58 solo había sido promotor de  la tesis electoralista de los partidos de oposición. 
La participación política del PSP con la dirección militar veintiseísta, promovió el proyecto de los viejos comunistas cubanos de introducir en la Isla el modelo de socialismo real soviético. Fue así que se transformaron las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI); primero en el Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS) y luego en el Partido Comunista de Cuba, ambos bajo el liderazgo de Fidel Castro.  
Uno de los problemas surgidos en estas décadas fue la decisión de la doble subordinación del PCC y el Gobierno a un solo mandatario, con funciones diferentes. El otro sería el sometimiento del Estado cubano al PCC.
En ese contexto se fue entronizando el poder partidista y estatal de la burocracia. Fenómenos asociados a la corrupción, hasta entonces menos notorios, comenzaron a emerger a la superficie a finales de la década de los setenta y principios de los ochenta.
La sociedad es un organismo vivo, que sobrevivió al período especial de los noventa, pero en las primeras décadas de este siglo, hombres y mujeres que habían alcanzado una mentalidad especializada y científico-social en diferentes esferas del conocimiento, comenzaron a ejercer la crítica constructiva revolucionaria por diferentes vías al Gobierno. Se planteó la necesidad del diálogo democrático y se alertó sobre el peligro de la campaña de las fuerzas que son favorables a la intervención del Gobierno estadounidense. No fueron escuchados.
Debido a la enfermedad de Fidel en 2006, su hermano Raúl lo sustituyó, primero interinamente y después de modo formal; en el Gobierno en 2008, y en 2011, tras el 6to Congreso del Partido, también frente a esa instancia política. En 2007 fue anunciado un proceso de reformas que de manera injustificada no se implementó en toda su magnitud. Mientras, se fortaleció la economía militarizada y apartada de cualquier mecanismo de control de la ciudadanía y el Parlamento. A lo largo de este período, la clase burocrática se robusteció y se tornó aún más elitista y separada del pueblo.
Fidel y Raúl Castro en el VI Congreso del PCC (Foto: ABC News)
En el 2019 se aprobó la nueva Constitución que fue sometida a debate popular desde 2018. Ella declaró a Cuba un Estado Socialista de Derecho, concepto vacío que habría que llenar de contenido.
Entre 2019 y 2021 se produjeron diferentes conflictos, que fueron haciéndose críticos por las situaciones de pobreza, escasez de alimentos, elevación de precios en los mercados estatal, particular y en el paralelo de la bolsa negra, provocados por los errores de la Tarea Ordenamiento; las malas condiciones de vida, la carestía de medicamentos, el incremento de la pandemia en el país, la no solución de los problemas, el bloqueo y el recrudecimiento de las medidas contra Cuba aprobadas por el presidente Donald Trump.
En el clímax de dichos conflictos, el 11 de julio fuimos sorprendidos todos por la explosión social de una parte del pueblo cubano, que se produjo en San Antonio de los Baños y se fue extendiendo de manera espontánea por todo el país, sobresaliendo los barrios más pobres.
La crisis actual está llena de complejidades, pero no cabe duda de que tiene que resolverse desde dentro de la Isla, y por los cubanos, sin injerencia extranjera de ningún tipo.
En las manifestaciones no aparecieron visibles liderazgos de disidentes tradicionales. Los medios oficiales no han aportado evidencias de que fuera organizada por agentes del imperialismo norteamericano dentro del territorio nacional. Fue después de ocurridos los hechos que volvió a arreciarse en los medios de comunicación miamense la campaña contra el gobierno de Cuba, que en esencia ha sido siempre contra el sistema socialista, la independencia y la soberanía.
El nacionalismo cubano como ideología, y la cultura contra la injerencia extranjera imperialista son principios de las generaciones revolucionarias.[5] Y la del nuevo milenio ha surgido integrada por sujetos de varias edades, cuyo objetivo es la solución de la crisis. Se trata de una época diferente a la del siglo pasado, pero muchos de nosotros mantenemos los ideales de Guiteras y de la generación del Centenario.   
Participé en las acciones del MR 26-7. Sufrí maltratos policiales, represión y tortura cuando fui prisionera (1957). Se me juzgó por el Tribunal de Urgencia y me defendió un abogado criminalista cuyos honorarios fueron sufragados por el movimiento estudiantil.
Ante la situación actual —si bien considero que se juzgue a los participantes en acciones vandálicas demostradas—, entiendo inaceptable que en este 11 de julio se haya reproducido la represión: golpizas, penas de prisión, juicios sumarios e incuso denuncias de maltratos policiales a personas detenidas
Es necesario poner la justicia social en el centro de la discusión y el debate partidista e institucional. Tener en cuenta las demandas populares y los análisis de intelectuales cubanos especializados en ciencias sociales y ciencias de la economía, en su vertiente popular y democrática. Así como encontrar solución a la dicotomía entre la propiedad estatal y la social, sin la cual jamás podrá hablarse de socialismo en Cuba.
***
[1] Ver Luis Busch, en Reinaldo Suárez: Un insurreccional en dos épocas. Con Antonio Guiteras y con Fidel Castro. Editorial de Ciencias Sociales, 2001.
[2] Selección de Ana Cairo: Antonio Guiteras 100 años después, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2007, en Periódico Revolución, 9 de mayo de 1959, y en el libro pp.149-150.
[3] José Tabares del Real: La Revolución del 30 sus dos últimos años, Editorial de Arte y Literatura, La Habana, 1971, pp. 548-553; Olga Cabrera: Antonio Guiteras su pensamiento revolucionario, Editorial de Ciencias Sociales, 1974.
[4] Olga Cabrera Guiteras El Programa de La Joven Cuba Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1977, p. 103.
[5] JACOBIN América Latina: «Está en juego la vida buena y justa en Cuba». Una entrevista de Martín Mosquera con Ailynn Torres Santana y Julio César Guanche.

Continue Reading

Cuba celebra 26 de julio sin actos masivos y en austeridad

“Ratificamos que Cuba es todos”, dijo el presidente Miguel-Canel, en una masiva manifestación de respaldo al proceso revolucionario realizada el 18 de julio en La Habana.
Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 26 jul.- Por segundo año consecutivo, debido a las restricciones por la covid-19, las plazas cubanas quedaron sin actos ni celebraciones por el 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional. Sin embargo, hay diferencias respecto al 2020: la epidemia atraviesa su peor momento y hace apenas 15 días hubo protestas públicas nunca vistas en más de 60 años.
A un año y casi cinco meses del inicio de la pandemia el país registró la víspera, por primera vez, la cota de 8.837 casos autóctonos y 80 fallecidos en una jornada, con cifras superiores a los 1.000 infestados con el virus del SARS-CoV-2 en tres ciudades: Matanzas, La Habana y Guantánamo.
La nación caribeña conmemora este lunes el aniversario 68 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, una acción del movimiento encabezado por el líder histórico Fidel Castro (1926 – 2016) que marcó el inicio de la insurrección armada triunfante el primero de enero de 1959.
Un contexto complejo
Pocos días antes de la efeméride, tuvieron lugar al menos 19 juicios sumarios a 59 personas por su participación en las protestas callejeras del 11 de julio en La Habana y otras ciudades.
Según informaron autoridades judiciales, hasta el momento los casos procesados responden en lo fundamental a delitos menores como desorden público y desacato a las autoridades, y a parte de los implicados conllevaría medida cautelar de prisión provisional y para otros, medidas no detentivas o su liberación sin cargos.
Al respecto, el presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro, sostuvo que “manifestarse constituye un derecho constitucional. El delito es incitar a disturbios, al desorden, a agredir, dañar, desobedecer y desacatar las indicaciones que van encaminadas a preservar el orden y la tranquilidad”.
Las autoridades cubanas han alertado que campañas difamatorias desde el exterior y mediante las redes sociales persiguen un estallido social masivo en Cuba y “convocar a las llamadas intervenciones humanitarias que terminan en intervenciones militares e injerencias, que aplastan los derechos, la soberanía, la independencia de todos los pueblos”.
El pasado 18 de julio, en una masiva manifestación de respaldo al proceso revolucionario celebrada en La Habana, el presidente Miguel Díaz- Canel, reiteró que la nación caribeña, está sometida al bloqueo de Estados Unidos y “bajo el fuego sofisticado de una ciberguerra que incluye ciberterrorismo y terrorismo mediático en su instrumental agresivo”.
Pero a la vez aclaró : “nada de esto que denunciamos hoy nos aparta de la necesaria autocrítica, de la rectificación pendiente, de la revisión profunda de nuestros métodos y estilos de trabajo, que chocan con la voluntad de servicio al pueblo, con la burocracia, las trabas y la insensibilidad de algunos, que tanto dañan”.
Para expertos, el momento impone a las autoridades cubanas el desafío de mantener el equilibrio entre el control de la pandemia, la tranquilidad ciudadana, impartir justicia entre quienes se aprovecharon de las protestas para delinquir y liberar a quienes se abstuvieron de acudir a la violencia.
El otro gran reto apunta a impulsar la economía, buscar soluciones para los problemas sociales acumulados e impulsar el diálogo nacional, entre otras prioridades, según especialistas   cubanos.
Iniciativas por la efeméride
Aunque no se celebran multitudinarios actos políticos y culturales, como es habitual para esta fecha, en las provincias cubanas se organizaron la víspera trabajos voluntarios e inauguraciones de obras de carácter social, entre otras iniciativas tales como:

en el municipio La Lisa, en La Habana, se entregaron dos edificios, con 30 nuevas viviendas, a familias del municipio Centro Habana que llevaban años albergadas, como parte de transformaciones de las comunidades de tránsito, uno de los programas priorizados del país cuyo déficit habitacional supera los 600.000 domicilios.
en la capital cubana fueron reparadas áreas del hospital pediátrico Juan Manuel Márquez –de referencia nacional para especialidades como neurocirugía, oncohematología y neuropediatría–, y recibió mejoras el servicio de cirugía compleja de oídos e implantes cocleares del hospital Pediátrico Borrás-Marfán.
en diferentes municipios de La Habana reabren mercados agropecuarios, comedores sociales y bodegas que se encontraban deteriorados.
la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, dando continuidad al legado de fallecido Eusebio Leal (1942-2020), inauguró salas de museos y acelera la remodelación de un comedor social en la barriada de San Isidro.
convocada por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), se realizan carreras virtuales, caminatas, ejercicios de preparación física, actividades deportivo-recreativas, caminatas, trotes, gimnasia, yoga, en correspondencia con lo establecido para cada territorio para el enfrentamiento a la pandemia.
debido a las restricciones por la covid-19, solo 300 invitados asisten a la gala artística con ballet folclórico, poesía y música en el Teatro Heredia, de Santiago de Cuba, recinto con 2.500 capacidades.
en Villa Clara, entre el 25 y 27 de julio, se inauguran nuevas obras y reabren otras reparadas de beneficio social, de la salud y de producción de materiales de construcción, además de entregar viviendas recién concluidas.
en Artemisa, profesores, estudiantes, artistas y autoridades, entre otros, participaron la víspera en el trabajo voluntario de siembra de 11 hectáreas de caña.
en Palmira, Cienfuegos, fueron remodeladas instalaciones como una librería, la Terminal de Trenes, una notaría y un mercado agropecuario, a la vez que en la provincia se reforzaron las ofertas de productos alimenticios en ferias de los barrios, procedentes tanto del sector estatal como del cooperativo y campesino.
en Trinidad, Sancti Spíritus, trabajadores de varias entidades, entre ellos lo de la Empresa de Conservación de Monumentos, se suman a trabajo voluntario para impulsar la producción de alimentos en áreas del Valle de los Ingenios, de la Empresa Agroforestal local.
en Pinar del Río realizan el acto político cultural en la Empresa Agropecuaria Cubaquivir, con talento artístico local, por el aniversario 68 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. (2021)

Continue Reading

¿Por qué el Moncada? (+Video)

Cuando el 26 de julio de 1953 Fidel asaltó el cuartel Moncada, en Cuba no había apagones. No podía haberlos. La primera condición para que ocurran apagones es que las casas tengan electricidad, y en aquel entonces el 56 % de ellas se alumbraban con lámparas de luz brillante.
Éramos un país oscuro, nadie me lo contó. Nací en una perdida sitiería de Taguasco, bajo una lámpara de keroseno, asistido por una partera, a 40 kilómetros del hospital más cercano. Mi familia era parte de aquel 60 % de cubanos que malvivía en bohíos de guano y yaguas, sin letrina sanitaria ni agua corriente; en aquellos campos donde las personas morían de enfermedades curables, y los niños eran literalmente devorados por los parásitos.
En el año 1953 tampoco había colas en Cuba. Ni para la carne ni para el pan. Para que haya cola, tiene que haber muchas personas con suficiente dinero para comprar, y esos no eran alimentos que estuviesen al alcance de los magros bolsillos en los sitios donde nací. En ese propio año 1953, fue realizado un censo, y cuatro años más tarde, en 1957, la Agrupación Católica Universitaria recorrió 126 municipios durante cinco meses para hacer, por primera vez en Cuba, una estadística detallada de las condiciones de vida de los trabajadores agrícolas. Aún sobrecogen los datos mostrados por ambos estudios.
Ciertamente, para algunos quizá parezcan números fríos –y tal vez otros dirán que es ficción o propaganda–, pero no lo son para mí y mis parientes, que aún los cargamos en la memoria no en forma de datos, sino de duros testimonios.
Propaganda y ficción eran aquellas coloridas postales donde el campesino aparecía montado en un reluciente tractorcito Ferguson, mientras su mujer, de saya plisada y blusa de encajes, alimentaba las gallinas con generosos puñados de maíz que iba sacando del canasto graciosamente anclado en la cintura.  
Porque entonces solo el 4 % de los entrevistados mencionaba la carne como alimento integrante de su ración habitual; el 3,4 % el pan, y menos del 1 % el pescado. Los huevos eran consumidos por el 2,1 % de los trabajadores agrícolas, y solo tomaba leche el 11,2 %. No es de extrañar entonces que la talla promedio del trabajador agrícola fuera de cinco pies y cuatro pulgadas, mientras se reportaba un 91 % de desnutrición. 
El momento más cruel de mi infancia aún taladra mi recuerdo. Fue la vez que permanecí toda una semana con un terrible dolor de muelas, y mis padres no tenían los tres pesos que costaba la extracción. Ya la Revolución había triunfado, pero las transformaciones sociales no son cosa que ocurran de un día para otro, y aún estaban vigentes las viejas estructuras. 
En aquel estudio de 1957, se reportaba que un 14 % de los campesinos había padecido, o estaba padeciendo tuberculosis, mientras un 13 % enfermó de fiebre tifoidea. Justo en ese año, los que vivíamos en la zona de Taguasco perdimos a Jorge Ruiz Ramírez, el único médico que solía atender a los pobres sin cobrarles. Fue asesinado por los guardias de Batista, tras ser torturado salvajemente: su delito, curar a un joven revolucionario herido. 
¿Por qué entonces el Moncada? Porque parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, ¡tanta era la afrenta!, según dijo Fidel en su alegato de defensa, conocido como La historia me absolverá. Pero Martí no estaba muerto; vivía en aquellos que fueron a enfrentar la fortaleza armados con el decoro de muchos hombres.
[embedded content]

Continue Reading

Colaboradores cubanos en Venezuela celebran el 26 de julio

SABANETA, Barinas, Venezuela. –«Hoy celebramos un 26 de julio entre nuestros mejores hermanos», hizo notar aquí, ante decenas de compatriotas y lugareños, el jefe de la Oficina de Atención a las Misiones Sociales en Venezuela, Julio César García Rodríguez, a propósito del aniversario 68 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
A cielo abierto en Sabaneta, bajo las matas de mango que le dieron cobija a la niñez de Hugo Chávez, representantes de las misiones cubanas en Venezuela, autoridades locales, y pobladores de esta porción de la patria bolivariana celebraron juntos el Día de la Rebeldía Nacional de Cuba.
En el acto, que tuvo el acompañamiento especial de Hugo de los Reyes Chávez, padre del líder bolivariano, los asistentes palparon realizaciones concretas –unos como protagonistas; otros como beneficiarios–, las cuales confirman lo fecundo de la acción revolucionaria del 26 de julio de 1953.
Se habló de obras tan cercanas como el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) José Gregorio Hernández, que funciona en el corazón mismo de Sabaneta, reinaugurado minutos antes del acto, tras el remozamiento en saludo a la efemérides del Moncada.
«Estaremos aquí mientras sea necesario», dijo en la ocasión Yusleidis Cala Bouza, pinareña que hace 21 meses no ve a su familia. Ella es parte de los 28 colaboradores cubanos de la Salud, en este «Birán venezolano», dicho así por Julio César García Rodríguez, al intercambiar con nuestros profesionales y advertir «el orgullo por trabajar en el barriecito de Chávez».
Al resumir la celebración del 26 de julio en Venezuela, confirmó la existencia de 751 CDI en esta nación sudamericana, atendidos por personal de Cuba. «Ahora son 22 000 nuestros colaboradores aquí», detalló, tras ubicar en 254 000 la cifra total de los que en 21 años de colaboración solidaria han pasado por Venezuela.
Ponderó el orador el hecho de que, desde la irrupción de la COVID-19, personal cubano de Medicina y Enfermería, organizado en 56 brigadas del contingente médico Henry Reeve, ha ayudado a combatirla en 40 países, pese a la situación, que es mucho más difícil para un país enfrentado a un bloqueo oportunista y macabro, cuyo autor le suma peligrosas acciones de desestabilización.
«Para los pobres, los desposeídos, los que luchan y no se rinden, somos el eje del bien», significó el jefe de la Oficina de las Misiones Sociales en Venezuela. «Estamos para servirle como hijos», ratificó, invocando a Martí, y exaltó el gesto recíproco por la parte venezolana que, «también bloqueada, asediada, y en duro combate contra el imperio, es otra vez con nosotros la más solidaria».
Igual lo confirmaron en sus palabras Zenaida Cromato Gallardo, alcaldesa del municipio de Sabaneta, y Argenis Chávez Frías, gobernador del estado de Barinas. Claro y preciso en ese sentido, se mostró el presidente Nicolás Maduro ante las cámaras de Telesur. «Cuba cuenta con el apoyo del mundo; ha despertado con mayor pasión la solidaridad». Lo dijo el conductor actual de una revolución hermanada a la nuestra, reiniciada en el Moncada, 68 años atrás por unos jóvenes cargados de «sueños de justicia para Cuba y para el mundo».

Continue Reading

De la Generación del Centenario a los jóvenes en la hora actual

Cartel tomado del periódico 5 de Septiembre Foto: Tomado del periódico 5 de Septiembre

Para una generación de jóvenes como la de 1953, José Martí tuvo un carácter especial, por cuanto significó la asunción de un pensamiento, de un ideario, de llevar en los corazones las doctrinas de un hombre que devino referente intelectual, ético y político imprescindible para la nueva etapa de lucha que se iniciaba tras el zarpazo del tirano Batista, el 10 de marzo de 1952, y que tuvo su gestación el 26 de julio de 1953.
«Parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, que su memoria se extinguiría para siempre, ¡tanta era la afrenta! Pero vive, no ha muerto, su pueblo es rebelde, su pueblo es digno, su pueblo es fiel a su recuerdo; hay cubanos que han caído defendiendo sus doctrinas, hay jóvenes que en magnífico desagravio vinieron a morir junto a su tumba, a darle su sangre y su vida para que él siga viviendo en el alma de la patria. ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol!».
Las palabras de Fidel en su alegato de defensa ilustran cuán presente estuvo Martí en lo sucedido aquel 26 de julio, en lo que pudiéramos llamar un acto de creación. El momento fue fundador, el escenario complejo, pero listo para el arranque del motor pequeño, ese que provocaría el funcionamiento del grande.
Cuando hablamos de la Generación del Centenario, nos referimos a esa vanguardia revolucionaria que comprendió la necesidad de levantarse en armas como una solución para derrocar al régimen golpista e instaurar una República basada en el respeto, la igualdad y la justicia social, la dignidad de los cubanos tal y como la había soñado Martí. Eso hicieron los jóvenes que, encabezados por el Comandante en Jefe Fidel Castro, asaltaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes; una generación en la cual se inscriben otros jóvenes que –aun no siéndolo biológicamente–, salieron al camino a defender la dignidad tras el golpe de Batista.
Recordemos los pronunciamientos de los estudiantes, la actitud de la feu, que va donde Prío a pedir las armas para enfrentar el acto denigrante y anticonstitucional que fue el golpe; el entierro simbólico de la Constitución del 40, la misma que violentó el tirano y sustituyó por unos ilegales estatutos, acción protagonizada por el estudiantado revolucionario en abril de 1952, en el Rincón Martiano de la Fragua Martiana, cuyo abanderado era el joven Raúl Castro, y en el que participaron, entre otros: Armando Hart, José Antonio Echeverría, Álvaro Barba, Juan Pedro Carbó Serviá.
Hablamos de la generación que concibió la Marcha de las Antorchas en enero de 1953; y allí, junto a Fidel y a los jóvenes del llamado Movimiento (aún no se nombraba 26 de Julio, por supuesto) estaban los estudiantes y el Frente Cívico de Mujeres Martianas, entre otros patriotas.
El pensamiento descolonizador y el antimperialismo raigal de José Martí fueron brújulas en las esencias de esa generación, que alcanzó su máxima expresión en los actores principales de las acciones del 26 de julio, que al decir de Roberto Fernández Retamar, refiriéndose a Fidel, atribuyó a Martí «la paternidad de la más creadora revolución del continente americano».
¿Por qué Martí sería el autor intelectual del asalto al cuartel Moncada? Dice Retamar: «No es en un medio tenso por la espera de la revolución, sino en un medio lleno de escepticismo y despego, traducidos en la difícil vida intelectual, en el que Fidel Castro va a desencadenar una de las más profundas revoluciones de la historia, con su asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953. Su apoyatura intelectual no va a recibirla de pensadores inmediatos a él, sino de José Martí. Y esto, que hoy nos parece lo más natural del mundo, esto solo, el saltar por encima de la mediocridad ambiente e ir a entroncar de modo vivo con el único gran pensamiento original que se había engendrado en esta tierra, ya era una definición».
Fue una generación definida revolucionariamente, ideológicamente, portadora de una doctrina, de un pensamiento, de un sentimiento profundo de amor a la patria. Así eran jóvenes como Fidel, Raúl, Abel y Haydée Santamaría, Melba Hernández, Renato Guitart, Boris Luis Santa Coloma, Raúl Gómez García (el poeta del Centenario), Ramiro Vadés…
En varios de ellos venía Martí tempranamente, como en Abel Santamaría y Raúl Gómez García, quienes tuvieron un acercamiento al Maestro desde niños. En el caso de Abel se sabe que ganó un concurso escolar con un texto sobre José Martí. Y cuando leemos el poema Ya estamos en combate, de Raúl Gómez García, en sus versos está la dulce memoria de Martí y el anhelo de construir la patria que soñara el Apóstol.
Cuando analizamos la presencia e influencia martiana en la Generación del Centenario es indispensable ir a Fidel, su mejor discípulo, quien en la clausura de la Conferencia Internacional Por el equilibrio del mundo, en el aniversario 150 del natalicio de José Martí, expresó: «¿Qué significa Martí para los cubanos? (…) Para nosotros los cubanos, Martí es la idea del bien que él describió. Los que reanudamos el 26 de julio de 1953 la lucha por la independencia, iniciada el 10 de octubre de 1868, precisamente cuando se cumplían cien años del nacimiento de Martí, de él habíamos recibido, por encima de todo, los principios éticos sin los cuales no puede siquiera concebirse una revolución. De él recibimos igualmente su inspirador patriotismo y un concepto tan alto del honor y de la dignidad humana como nadie en el mundo podría habernos enseñado».
Conmemoramos 68 años de las gloriosas acciones del 26 de julio de 1953, y ese mismo espíritu de aquellos jóvenes, que no dejaron morir al Apóstol en el año de su centenario, lo albergamos hoy.
Una juventud de vanguardia, que está a la altura de su tiempo histórico, es consecuente con su historia y mantiene vivo el legado de los jóvenes del Centenario. La hora actual continúa siendo de definiciones; por eso seguimos construyendo el socialismo en Cuba, trabajamos por impulsar la economía del país y enfrentar la crisis global, luchamos contra el bloqueo genocida y la creciente hostilidad del imperialismo, y mantenemos viva la Revolución.

Continue Reading

Fidel, siempre amanecer

A un sueño realizado, sueña siempre uno nuevo. Fidel es raíz, tronco y follaje de la nación cubana y de la humanidad, y como los viejos hórreos, graneros de la Galicia de donde venía su padre, es reserva para el invierno rudo, la guerra o el olvido, y fuente para el amanecer de 26 en el tiempo, sobre todo hoy, en un aniversario más de aquella alborada de asalto al Moncada, al futuro

Continue Reading

La chispa de rebeldía que prendió en Bayamo

Tan sagrada como la vida misma suele ser la fibra hermosa que mueve los resortes de una verdadera nación: el derecho legítimo de su pueblo a no tener amos.
En la Cuba de 1953, esa certeza latía agazapada en el pecho de sus hijos dignos, asqueados de los ultrajes y el terror perpetrados por la dictadura de Fulgencio Batista.  
Pero no bastaba con el repudio ni el descontento popular de los que sufrían en carne propia los desalojos, la miseria, la precariedad de la calle al no tener un techo para dormir, o la imposibilidad de asistir a un colegio por ser pobre o negro. No, no era suficiente. Ante tanta ignominia solo había un camino posible: el de la lucha armada.
Esa gesta la emprendería entonces como tributo heroico al Apóstol, en el año del centenario de su natalicio, una generación gloriosa de jóvenes cubanos que, bajo el liderazgo de Fidel, prendió la chispa de la rebeldía nacional el 26 de julio de 1953, con los asaltos a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo.
En esta última urbe, donde ya se había enaltecido a la Patria durante las guerras mambisas, la acción, aunque secundaria, tuvo matices memorables que trascendieron a los asaltantes e hicieron más generosa y valerosa aquella jornada épica de la Santa Ana.
A algunas de esas pinceladas, que no deben soslayarse para aquilatar mejor nuestra historia, se acerca ahora este diario.   
¿POR QUÉ BAYAMO?
Aunque la acción principal estaba prevista en la urbe santiaguera al radicar allí el segundo enclave militar más importante del país, la elección del cuartel bayamés, sede del Escuadrón 13 de la Guardia Rural, era también indispensable por la estratégica posición geográfica que ocupaba la ciudad para alcanzar los objetivos del ataque armado.
«Nuestro propósito al tomar Bayamo era impedir el acceso por el puente sobre el Cauto y dominar también el ferrocarril que pasa por aquella dirección desde Camagüey…», comentaría años después Fidel.
A su favor tenía entonces el caudaloso y ancho río Cauto, como barrera de contención natural, y una ciudad que era nudo de las líneas telegráficas y telefónicas. Allí el plan estratégico consistía en impedir el paso de refuerzos hacia Santiago de Cuba, especialmente de las tropas de Holguín y Manzanillo.
Para ello serían volados los puentes de Cauto Cristo y Bayamo, una misión confiada a los mineros de Charco Redondo, a quienes Fidel había enrolado en la conspiración revolucionaria tras ganarse su simpatía y apoyo, luego de una visita a los túneles donde trabajaban, e indagar allí sobre sus pésimas condiciones laborales y las posibles enfermedades asociadas como el manganismo.
 Por otra parte, la Ciudad Antorcha, símbolo de la libertad, también constituía un referente ineludible que el líder principal de la acción tuvo en cuenta al organizar las acciones en el oriente cubano.
«No se olvide nunca que la provincia de Oriente es, sin dudas, la más patriótica y guerrera de Cuba; fue ella la que mantuvo encendida la lucha por la independencia durante 30 años y le dio el mayor tributo de sangre, sacrificio y heroísmo a la patria», afirmó Fidel.
 LA ANTESALA
Concebida en secreto y bajo extrema seguridad, la acción del 26 de julio en Bayamo se previó con la participación de 25 jóvenes provenientes del occidente del país. De hecho, el único bayamés (Reinaldo Benítez Nápoles) involucrado en los sucesos de aquella jornada, estuvo en la toma del Moncada, en Santiago de Cuba.
En la ciudad, los contactos previos se habían hecho mediante Renato Guitart, enviado por Fidel para conseguir el alojamiento, quien ya se marchaba sin resultados en la búsqueda, cuando a unas calles del cuartel vio un establecimiento (conocido como Hospedaje-Casino) con el letrero «Se vende», el cual sirvió de fachada para que los asaltantes se ocultaran allí, luego de que su dueño accediera a alquilarlo por el precio de 165 pesos al contado.
Mientras, en La Habana, los domicilios de Abel Santamaría, Darío López y Melba Hernández servían de centros de reuniones para ultimar detalles. En la casa de Melba, también se guardaban los paquetes con uniformes y las pocas armas que se consiguieron mediante un sargento sanitario de Batista, quien simpatizaba con el movimiento y les compraba a los guardias rurales con el pretexto de revenderles a los campesinos que cultivaban tabaco.
Esta fue una tarea compleja, pues no aparecían con facilidad las balas para las pistolas con las que contaban, y algunos de los uniformes comprados no les sirvieron a los futuros asaltantes y tuvieron que coserse a mano, como el de Fidel. 
No obstante a todas las limitaciones, la acción sería el 26. Un día antes llegaban a Bayamo por diferentes vías (ferrocarril y ómnibus) los futuros asaltantes y el modesto armamento. 
Un momento importante en los preparativos sería la llegada de Fidel esa noche al hospedaje, cuando iba rumbo a Santiago de Cuba. En ese sitio se reunió con Raúl Martínez Arará, jefe de la acción en Bayamo, y otros pocos jóvenes. Antes de partir sincronizó los relojes para que ambas acciones sucedieran al unísono y recalcó que se debía respetar la decisión del que decidiera, dado el caso, invalidar su participación.
Solo a las cuatro de la madrugada el resto de los participantes tuvo el plano, las fotografías del cuartel y los pormenores del plan. «Antes de salir para el asalto, Antonio Ñico López se planteó cantar el Himno Nacional, no en voz alta, sino pensando»… relató al triunfo de la Revolución, Ramiro Sánchez, sobreviviente de la gesta.
Minutos después se escucharon los primeros disparos. La ciudad «despertaba» bajo fuego y gritos enardecidos que anunciaban una nueva alborada para el único camino posible hacia la libertad.
DEL ASALTO A LA INMORTALIDAD
Como es conocido, el plan inicial para asaltar al cuartel Carlos Manuel de Céspedes tuvo que variarse a última hora porque el matancero radicado en Bayamo, Elio Rosete, faltó a su palabra de introducir a tres de los asaltantes en el interior del regimiento, con el pretexto de que eran soldados que pasarían la noche antes de seguir rumbo a Santiago, y ya dentro neutralizarían a los únicos diez guardias que se encontraban allí.
La decisión de ir por detrás no fructificó al chocar con unas latas vacías que pusieron sobre aviso a los militares. La acción que se desarrolló, apenas duró minutos, no más de 30. En ella no hubo caídos de ninguna de las partes. De los asaltantes, Gerardo Pérez Puelles fue herido en una pierna y logró escapar; en tanto, se habla también de otro herido entre los miembros del enemigo.
Pero, el disparo certero propiciado por Ñico López al sargento Gerónimo Suárez, minutos después de la retirada, causó tal consternación en los esbirros del Ejército que desatarían una cruel persecución, devenida en cacería humana, torturas y muertes.
El baño de sangre lo dirigió el teniente Juan A. Roselló Pando, jefe de la guarnición atacada, y apodado en la ciudad «la hiena de Bayamo», quien ávido de mérito, lució orgulloso durante tres días el uniforme ensangrentado, luego de haber asesinado a uno de los diez jóvenes que fueron ultimados despiadadamente tras la acción.
Sin embargo, aun en medio de la confusión, otros 15 asaltantes encontraron en la ciudad puertas que se abrieron sin reparos y manos amigas que ofrecieron su apoyo generoso.
«Ni siquiera lo pensamos –aseguró a esta reportera Georgina Guerra, quien entonces tenía solo 22 años–, mi tío y yo le ofrecimos la casa a Adalberto Ruanes para que permaneciera allí mientras encontrábamos otra solución.
«Esa misma tarde apareció un pasaje con destino a La Habana y allí nos despedimos de él, angustiados por su futuro, pero cinco días después recibimos un telegrama dirigido a mi tío, donde decía: ¡El paquete llegó bien!, firmado por ARA (Adalberto Ruanes Álvarez)».
Ana Viña, otra valerosa bayamesa que vivía a las afueras de la urbe, en la zona conocida como El Almirante, también narró cómo su familia salvaguardó a otros cuatro jóvenes.
«Esa mañana, cuando mi papá se levantó se sorprendió mucho al ver a cuatro guardias frente a la casa, quienes le explicaron que acababan de tener un encuentro con la Rural, y necesitaban ayuda para uno de los muchachos, herido en una pierna.
«Los escondimos en un cuarto y entre mi madre y yo le preparamos café con leche y fritura de maíz verde, y en el tiempo que estuvieron con nosotros (un día y una noche) una avioneta se mantuvo volando bajito, muy cerca de la finca, pero nunca los descubrieron. Al tercer día partieron rumbo a Manzanillo y luego nos enteramos que habían llegado a sus destinos. Fue una gran alegría», apuntó.
No en vano, al referirse a los sucesos del 26 de Julio, Fidel resaltó: «Y nuestro pueblo es uno de esos pueblos que no tembló nunca ante el sacrificio, es uno de esos pueblos que no tembló nunca ante el precio que le obligasen a pagar por su dignidad y por su libertad; un pueblo que no tembló ni temblará nunca ante el precio que tenga que pagar por su felicidad».
Es por ello que, en momentos en los que algunos desmemoriados pretenden mancillar la obra de la Revolución con alaridos de odio y de manipulación barata, Cuba se yergue, otra vez, osada e insurrecta, porque tiene sólidas armas morales para enfrentar la amenaza y la mentira. Y que nadie lo dude, nos secunda, también, como faro eterno, la chispa de rebeldía que le nació a Bayamo, junto a Santiago, con la alborada inmortal del 26 de Julio. 

Continue Reading

Ponerle corazón al 26 de Julio en Ciego de Ávila

Foto: Alejandro García/ Invasor.Los avileños no olvidamos que cada 26 de Julio es una fecha que marca una ideología, un sentimiento, un día para hacer más Revolución.
Una ciudad azotada por la incidencia de la actual pandemia mundial, un pueblo que hace y deshace por combatirla, médicos en todas partes, puertas cerradas para evitar el contagio… Pero los avileños no olvidamos que cada 26 de Julio es una fecha que marca una ideología, un sentimiento, un día para hacer más Revolución.
Celebremos en Ciego de Ávila otro aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, esta vez, con la ciudad cabecera como sede provincial. Que sea esta una jornada de grito al patriotismo, a la convicción de sentirnos revolucionarios y al llamado ponerle corazón a Cuba.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
Foto: Alejandro García/ Invasor.
Foto: Alejandro García/ Invasor.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
Foto: Alejandro García/ Invasor.
Foto: Alejandro García/ Invasor.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
Foto: Pastor Batista Valdés/ Invasor.
(Tomado de Invasor)

Continue Reading

La Tira de los Lectores: #SacaTuBandera

Mi bandera. Foto: Karina Martínez📷 🇨🇺 Este 26 de julio, #SacaTuBandera y ¡envíanos tu foto! Hace unos días lanzamos esta convocatoria y hoy publicamos sus fotografías en nuestra página y redes sociales con las etiquetas #MiMoncadaHoy y #PonleCorazón.
Mis banderas. Foto: Julio Rivalta
En la cima norte ( 5126 m. ) del volcán Iliniza, Ecuador. Foto: Alberto Morales
Desde el domingo 11 de julio las banderas, cubana y del 26 de Julio, con una foto del Comandante en Jefe, se encuentran engalanando el CDR No. 2 Alberto Alvarez Díaz, de Cojímar, La Habana del Este.
Mi esposa la Dra Daniela Martínez Riverón.
Enseñando a los hijos a honrar la Patria y la bandera. Papá Alejandro y Carlitos.
#SacaTuBandera. Foto: Rodrigo
Mi bandera. Foto: Karina Martínez
Una pediatra trabajando siempre por los más pequeños de casa. Foto: Rosaida Marrero
Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día nuestros muertos alzando los brazos la sabrán defender todavía. Foto: Juana Dignorah Laza Herrera
Viva il 26 de julio- Circolo José Martí di Rimini- Italia. Foto: Andrea

Continue Reading

Trabajadores de la Oficina del Historiador: “En 26, vivos y leales a Leal” (+Fotos)

Trabajadores de la Oficina del Historiador trabajan de forma voluntaria en la reanimación del local del Sistema de Atención a la Familia ubicado en San Isidro. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.Tantos sonidos de herramientas de trabajo que confluyen en el aire, que en una primera escucha no se distinguen bien. Aguzo el oído: sierra, martillo, pala, mezcladora de cemento…Esto huele a construcción. Aquí es la cosa, aquí es donde trabajadores de la Oficina del Historiador de la Ciudad trabajan para mejorar las condiciones del comedor del Sistema de Atención a la Familia ubicado en el barrio habanero de San Isidro.
Humberto García Hernández es uno de los 80 hombres, que trabajan de forma voluntaria en esta obra social que beneficiará a 120 personas con discapacidades a las que atiende el SAF. Quien detalla en él mientras labora en la cementación de las losas del piso, percata que lo hace a gusto. Hasta un gesto de beneplácito el joven regala al fotorreportero que le toma una foto.
“Lo hice porque me lo pidió la Revolución y hay que hacerlo. Qué vamos a estar esperando. Hay que hacerlo y se hace. Y vamos a poner el piso y vamos a terminar en tiempo y forma todo. Los días son largo, son duros, tenemos que trabajar hasta tarde porque tenemos que cumplir con lo de nosotros también, pero lo que hay que hacer es trabajar, trabajar y trabajar.. Aquí to el mundo está unido y estamos trabajando hasta donde podamos, porque a veces nos cansamos, no somos máquinas, pero estamos presentes para terminar lo que tenemos que hacer”, explicó el joven que luego de cumplir con su trabajo en otras obras por las que sí recibe remuneración, ayuda voluntariamente en la reanimación del SAF de San Isidro.
Humberto García Hernández, uno de los 80 trabajadores de la Oficina del Historiador que trabajan voluntariamente en la reanimación del SAF de San Isidro. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Explicó José Mario Ramírez Díaz, otro joven de la Oficina del Historiador y jefe del Departamento “San Isidro” que en los próximos días, las personas con necesidades de atención social que reciben la alimentación a través de este SAF, disfrutarán no solo de un local con mejores condiciones constructivas, sino de ofertas culturales.
“Esto es continuidad del proyecto de la Oficina del Historiador y forma parte del legado de Eusebio. A finales del mes de mayo comenzamos con las demoliciones y a medida que nos fuimos encontrando con la situación real del edificio, en muy malas condiciones, hicimos los proyectos, buscamos los materiales que necesitábamos (tarea bien difícil en estos tiempos) y convocamos a los trabajadores a este gran trabajo voluntario. En un primer momento se incorporaron 30 y ya tenemos 80.
Ha sido prácticamente una obra que hemos tenido que empezar de cero. Ninguna de las paredes divisorias existían, tuvimos que hacerlas todas, tuvimos que levantar el piso completo, demoler prácticamente el 50 % de la estructura y rehacerla en condiciones de carencias de materiales y de todo tipo. Pero bueno, asumimos el reto y la idea es terminarla con la calidad que caracteriza a nuestras obras. En este caso, de corte social, un comedor destinado a la alimentación de personas necesitadas y que además funcionará como restaurant-cultural, donde lo apadrinaremos. Por ejemplo, estarán almorzando y a su vez recibiendo una conferencia o podrán apreciar una pieza museable… Incluso, de cierta manera también velaremos por la oferta gastronómica del lugar”.
Modelo del navío “Santísima Trinidad”, nueva pieza expuesta en el Museo Castillo de la Real Fuerza, cuya creación fue encargada por Eusebio Leal antes de fallecer. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
A pesar de los meses de pandemia y la imposibilidad de abrir sus puertas al público, el equipo de trabajo  “Castillo de la Real Fuerza”, continuó trabajando en la restauración del Museo, el cual hoy inauguró las salas de exhibición de su planta baja, las que ya atesoran valiosísimas obras como: la nueva maqueta de la construcción, el modelo del navío “Santísima Trinidad” y varios astrolabios del siglo XVI.
Antonio Quevedo Herrero, director de los Museos Arqueológicos de la Oficina del Historiador explicó se trata de una renovación de la museografía de la planta baja del Castillo, inaugurado el 8 de junio del 2008.
“Esto es un concepto que ya habíamos iniciado en la planta alta para los 500 años de La Habana, donde se abrieron las salas “almacén visitable” y de “modelismo naval”. Este año se pudo retomar el proyecto y ahora es la primera parte de este gran proyecto de renovación del Museo, y son las cinco primeras salas que se terminaron en este año. El miércoles se continúan las labores de toda la planta baja del Castillo.
Estamos aprovechando también para incluir algunas piezas nuevas que adquirimos posterior al 2008 como: la última modelación del  navío de la Santísima Trinidad encargada por Eusebio Leal a los hermanos Bouza; piezas subacuáticas; la maqueta en vitrina de la Real Fuerza (lo que llamamos el Castillo dentro del Castillo), piezas de un barco (bitácora, timón y un telégrafo) vinculadas al desembarco por Playitas de Cajobabo y 3 astrolabios de los 67 que existen en el mundo del siglo XVI y XVII.
Algo importante, es que dimos la bienvenida a los códigos QR que conectan con la página de Facebook de Museos Arqueológicos de La Habana, a través de los Datos Móviles. El 24 de junio cuando creamos estas páginas, tuve mis dudas, dije: la gente no va a gastar los Datos en esto, y es impresionante cómo la gente se interesa por la cultura (…) Hemos estado cerrados al público por la pandemia, pero seguimos vivos. Nos pueden encontrar en las páginas web de Museos Arqueológicos de la Habana pueden seguir estos procesos que estamos realizando”.
Sala de la fotografía cubana, inaugurada este 24 de julio de 2021 y que abrirá sus puertas al público en cuanto la situación epidemiológica lo permita .Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
El Palacio del Márqués de Arcos se suma a las instalaciones que muestran vida, en medio de un contexto atípico impuesto por el coronavirus. Tras aproximadamente 10 años de investigaciones de sus especialistas y otros colaboradores, este 24 de julio, quedó inaugurada la sala de la fotografía cubana y otra de la fotografía extranjera, en las que a través de nuevos códigos museográficos contarán al público la historia de este arte.
“Estamos inaugurando solo una parte de un gran todo porque seguimos el ciclo de montajes y la secuencia histórica de procesos que se desarrollaron en La Habana. El entorno de la Catedral es maravilloso, y Leal lo diseñó así. El primer palacio, el Museo de Arte Colonial que se expone todo lo relacionado con el siglo XVIII. Y ahora aquí, en el del Márquez de Arco exhibimos el desarrollo e invento de la fotografía, que ocurrió en el XIX. Y así seguiremos completando. Realmente estamos siguiendo la línea de museografía, la línea de recorrido que tanto soñó el Historiador”.
Perla Rosales, directora adjunta de la Oficina del Historiador de la Ciudad asegura que los trabajadores están en 26, vivos y leales a Leal. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
A pesar de la pandemia y de las carencias económicas, la vida sigue, estamos en 26, seguimos vivos y leales a Leal, aseguran los trabajadores de la Oficina del Historiador.
“Nosotros tenemos un propósito y es no detenernos, ante pandemia, ante ciclones, ante falta de recursos. Leal nos enseñó que cuando no tenemos recursos, apelamos a los hombres. Hay una masa de hombres y mujeres en la Oficina que están dispuestos a trabajar en cualquier circunstancias. Es algo increíble, se disgustan incluso, pero yo quisiera también, dame una obra para yo poder aportar lo mío. Y es por la patria, porque no cobran por ello. Nosotros  ponemos los recursos, pero recursos nobles, de las cosas que guardamos, porque que nadie diga que no sobra nada en una inversión. Y eso es lo que vamos guardando para poder aportar luego.
Un año duro sin Leal. Realmente no hemos descansado un día. Es algo que nos impulsa. Yo digo que no tenemos derecho a descansar. Nos dejó mucho por hacer. Tenemos trabajo para nosotros, para nuestros hijos, para los jóvenes que estamos formando y para los que vienen atrás. No solo nos dejó tareas y trabajos encaminados, sino que nos dejó también financiamiento.
Tenemos créditos otorgados para trabajar en viviendas, que es algo que él nos dijo: Vivienda, vivienda, vivienda. En estos momentos tenemos 360 viviendas para pobladores de la Habana Vieja, en tránsito, con el financiamiento del crédito (que gestionó él personalmente), con materiales en almacenes, desgraciadamente con falta de cemento y acero que no nos dejó terminar lo que nos planificamos, pero terminaremos algo y entregaremos llaves a algunos vecinos de la Habana Vieja”,  aseguró Perla Rosales, directora adjunta de la Oficina del Historiador.
En los próximos días, las personas que reciben atención en el SAF de San Isidro podrán disfrutar de un local con mejores condiciones constructivas y ofertas culturales; regalos estos de la Oficina del Historiador. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
En los próximos días, las personas que reciben atención en el SAF de San Isidro podrán disfrutar de un local con mejores condiciones constructivas y ofertas culturales; regalos estos de la Oficina del Historiador. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
El Museo Castillo de la Real Fuerza atesora 3 de los 65 astrolabios que existen en todo el mundo, de los siglos XVI y XVII. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Continue Reading

Dan a conocer resultados del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio

Desde la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y a través de su sistema de videoconferencias, se informaron esta tarde los resultados del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio, el certamen más importante del gremio de la prensa en el año.
Ariel Terrero, vicepresidente de la organización, precisó que en esta edición fueron presentados 844 trabajos, cifra que si bien representa una disminución con respecto al año pasado (899 trabajos), continúa reflejando una elevada participación.
“Es el momento de observar cuáles trabajos están siendo premiados, ¿cuál es el mejor periodismo que se está haciendo? Así buscaremos no solo la obra, sino las claves para un mejor ejercicio profesional”, afirmó Terrero.
Por su parte, Pelayo Terry Cuervo, presidente del Jurado, destacó la calidad de los materiales presentados en cada categoría y agregó que los resultados obtenidos reconocen a un grupo de medios de prensa del país que se han convertido en la vanguardia en las distintas categorías, “lo que demuestra la importancia de un trabajo sistemático”.
La presentación de los resultados- de acuerdo con Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec- estuvo dedicada a la histórica fecha de 26 de Julio, que conmemora los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en 1953.
El presidente de la Upec felicitó a los participantes y premiados y agregó, a tono con el discurso del mandatario cubano Miguel Díaz- Canel Bermúdez, que “todos estamos obligados a mirar autocríticamente lo que hemos hecho en la sociedad cubana y eso no puede ser ajeno a nuestro sistema de prensa, tan atacado en los últimos días, no solo contra determinados medios públicos del país sino contra los propios periodistas”.
A continuación presentamos las actas de los jurados.
Acta del jurado de Prensa Escrita
El jurado, integrado por Caridad Carro Bello, Mayra García Cardentey, Karina Marrón, José Luis Estrada, y los premios nacionales de Periodismo José Martí Rolando Pérez Betancourt, Ciro Bianchi Ross, José Aurelio Paz y José Alejandro Rodríguez, luego de arduas jornadas de lectura y debate, expresa las siguientes consideraciones:
Participó un amplio número de contendientes, de diversos medios, con una fuerte presencia del periodismo económico, cultural, del abordaje de los temas de género y problemáticas sociales, además del periodismo deportivo, lo que, en opinión de los que suscriben, es una ganancia.
Fuerte presencia de la prensa provincial como Girón, de Matanzas; Invasor, de Ciego de Ávila; Escambray, de Sancti Spíritus, y de publicaciones juveniles y especializadas como las revistas Juventud Técnica y Alma Mater.
No obstante, se señala que persiste la confusión de géneros y el envío de varios materiales de un mismo autor para una categoría, lo que dificulta la labor del jurado.
Información
Premio para Exportaciones se quedan por debajo, de Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor de Ciego de Ávila, por profundizar en el complejo campo de la economía y mostrar cómo de un lado se manifiesta el interés de la nación de exportar bienes y servicios, y por el otro –contradictoriamente- quedan atascadas las producciones. Por lograr una visión amplia del tema que sobrepasa lo local.Mención para Aclaran sobre presunta veta de oro en Baracoa, de la periodista Magda Iris Chirolde, de la revista Juventud Técnica.
Reportaje
Premio para Agua achocolatada o la filosofía de Tom y Jerry, de Zularian Pérez Martí, del periódico 5 de Septiembre, de Cienfuegos, por la profunda investigación entre fuentes institucionales, documentales, expertas y el pueblo afectado, para dilucidar el turbio problema de la calidad del agua en la ciudad de Cienfuegos.Menciones para José Martí y las reliquias de la muerte, de Igor Guilarte Fong, de la revista Bohemia; y Ordenamiento, salarios, incentivos… y las expectativas pendientes de los carboneros, de Yaidel Rodríguez Castro, del periódico 26, de Las Tunas.
Entrevista
Premio a La magia de la realidad, de Jeiddy Martínez Armas, de la revista Bohemia, por su entrevista a Isabel Allende, donde de forma objetiva, directa y amena se acercar al mundo creativo y a la personalidad de una de las voces más significativas de las letras latinoamericanas de hoy, y hacerlo con inteligencia y dominio del género y evidente conocimiento del quehacer de la entrevistada.
Mención para Ludmila Peña Herrera y Rodolfo Romero Reyes por su entrevista a Katia Siberia contenida en el libro El compromiso de los inconformes.
Crónica
Premio a Buena suerte, Ricardo, de Zucel de la Peña Mora, del periódico 26, de Las Tunas, por la ternura con que aborda un tema tan humano como la vejez y conseguir una historia que atraviesa la emoción y la esperanza del ser humano.Menciones para La increíble final de los 800 metros, de Rodolfo Romero Reyes (Nemo), publicada en la revista Alma Mater; y para Un juez compone y un saco estropeado a balazos, de Lázaro Ernesto Arias Yusta, crónica publicada en el Caimán Barbudo.
Comentario
Premio a ¿Adónde van los precios de la agricultura?, de Katia Siberia, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por abordar valientemente y con análisis profundos, los dilemas que ha traído para los precios en la agricultura la tarea de ordenamiento monetario y hacerlo con un uso muy atractivo de los recursos del género.Menciones para ¿Quiénes inflan la inflación?, Liena María Nieves Portal, del periódico Vanguardia, Villa Clara, y Entre heroínas y machos alfa, estereotipos en pantalla, de Ania Terrero, de Cubadebate.
Artículo
Premio a Los retos de no caminar en círculos, de Saylis Sosa, del periódico Invasor, por constituir un excelente y audaz desmontaje analítico, bien fundamentado en determinados estudios académicos de expertos, acerca de uno de los fenómenos más problémicos de la economía cubana con el ordenamiento monetario: la ascendente inflación.Menciones para El multimillonario financiamiento a la industria anticubana de Trump, de Randy Alonso, de Cubadebate; y para A la salida del laberinto, de Laura Serguera Lío, de la revista Alma Mater.
Testimonio
Premio a El insomnio de una mujer cualquiera, de Amanda Tamayo Rodríguez, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por mostrar de manera concisa y no por ello menos impactante las reflexiones de una persona que se vio privada de libertad de manera temporal, y hacerlo, sin victimizarla, en un tono que se aleja de la apología y la moralina.
Menciones a La calle bañada en flor, de Luis Raúl Vázquez Muñoz, de Juventud Rebelde; y para dCira desea olvidar, de Ayose S. García Naranjo, del periódico Girón, de Matanzas.
Infografía
Premio a Niños en casa-Covid-19, de Ailén Castillo Padrón y Yaudel Estenoz, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por la excelente combinación de imágenes, colores y texto en una página de corte didáctico dedicada a los niños y a sus posibilidades de estudio y entretenimiento durante el aislamiento en los hogares.Mención a El año eterno, de Milagros Pichardo y Lisset Chávez, del periódico Granma.
Premio especial de la Covid-19
Premio para Revista especial de Juventud Técnica, por ser un acercamiento integral y abarcador al gran tema de la pandemia en el mundo y en Cuba con un manejo amplio de fuentes, géneros periodísticos y recursos expresivos muy a tono con las tendencias más modernas del periodismo.
Menciones para Dayamis Sotolongo, del periódico Escambray; y Magia blanca, de Antonio Pradas y Marieta Cabrera, de la revista Bohemia.
Acta del Jurado en la categoría hipermedia.
El Jurado en la categoría hipermedia del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio, correspondiente al año 2021, integrado por Beatriz Pérez Alonso, Francisco Rodríguez Cruz y Pelayo Terry Cuervo, como presidente, analizó  trabajos periodísticos en las diferentes categorías a concursar y valoró como muy buena la participación de profesionales de varias provincias y medios de prensa, quienes en esta ocasión presentaron trabajos de alta calidad y factura, los cuales pueden ser referencia para el resto de los medios del país.
ARTÍCULO
El Jurado decidió otorgar el PREMIO a La importancia de llamarse Soberana, de Randy Alonso Falcón, de portal Cubadebate, por abordar de manera profunda, profesional y consecuente el camino emprendido por el país para la obtención de la vacuna Soberana, y la utilización de recursos multimediales, que ofrecen amplias posibilidades para la transmisión del mensaje. Expone mediante gráficos, fotos y videos los hechos que llevaron a la dirección del país a apostar por una vacuna cubana.
Se otorga MENCIÓN a 
Inflación: Los retos de no caminar en círculos, de Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila.
Ni democrática ni solidaria: los embustes de la Helms Burton, Serie de Claudia Yilén Paz, del portal Cubahora
BLOGS
El PREMIO se otorga al blog Buen idioma, de Cristian Martínez González, de la revista Juventud Técnica, de la Editora Abril, de La Habana, por la manera en que presenta los contenidos y la utilidad de lo que propone sobre todo para el sector periodístico, relacionado con la utilización del idioma.
COBERTURA REDES SOCIALES
El jurado decidió entregar el PREMIO a Cuba en el camino del ordenamiento monetario. Equipo de Innovación y redes sociales de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) por la profundidad en el tratamiento del tema, la variedad de recursos multimediales utilizados, el acierto en la presentación de los contenidos y el alcance propio del tema, que se aborda de una manera amena pero sólida, con una amplia repercusión en la sociedad y los lectores. Hace una buena utilización de todas las redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube y Telegram, con amplia repercusión en sus seguidores.
Se otorga MENCIÓN a: 
Cobertura en redes sociales enfrentamiento a la COVID-19 y proceso de vacunación. Equipos Editorial, Audiovisual y de Gestión de Redes Sociales de Cubadebate.
Cobertura sobre posible avistamiento de meteorito en Holguín. Juventud Técnica.
COMENTARIO
PREMIO: Desafiando la lógica sin razón suficiente. Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por el adecuado tratamiento de un tema sensible y polémico, la utilización oportuna de recursos multimediales que favorecen la comunicación con el público, además que aportan diversidad al relato.
MENCIÓN: Contagios en edad pediátrica: entre la inocencia y la irresponsabilidad, de Dayamis Sotolongo, del periódico Escambray, de Sancti Spíritus.
CRÓNICA
El PREMIO lo recibe Parrandas de la porfía, de Amanda Tamayo Rodríguez, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, al abordar de manera amena y profunda un suceso cultural de amplia tradición, con el empleo de varios recursos multimediales, tomando desde diversas fuentes relatos que enriquecen el contenido propuesto.
 Se otorga MENCIÓN a Turiguanó: Historia de un pueblo acorralado por la COVID-19, de Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor de Ciego de Ávila
DOSSIER
Se otorga el PREMIO a Covid 19, un años después. Ernesto Guerra Valdés (equipo de trabajo de Juventud Técnica,  Facultad de Matemática y Computación y Posdata). Se trata de un exhaustivo y completo análisis sobre la situación de la COVID en el país, con la utilización ampliamente de recursos multimediales y se ofrecen datos de una manera poco habitual en los medios en Cuba.
Se otorga MENCIÓN a Serie Cuba en datos, de Cubadebate, equipo integrado por Edilberto Carmona Tamayo, Lisandra Fariñas, Oscar Figueredo Reinaldo, Lisset Izquierdo Ferrer, Ana Álvarez Guerrero y Andy Jorge Blanco.
ENTREVISTA
PREMIO para Frank Camilo Morejón: “Me despido sin haber querido, pero no me voy del todo”, de Angélica Arce Montero, de Cubadebate. Entrevista oportuna, valiente, crítica y con preguntas que hacen al entrevistado emitir sin cortapisas sus opiniones sobre su repentino retiro del deporte activo, lo cual la periodista apoya con diversos recursos que hacen muy fácil y cómodo la lectura del trabajo.
Se otorga MENCIÓN A Raúl Paz quiere cambiar su biografía, de Dinella García Acosta y Náyare Menoyo, del Caimán Barbudo, de la Editora Abril
INFOGRAFÍA
PREMIO para Cuba: 3 meses de COVID-19., de Daryagna Steyners, de Juventud Técnica. Aborda con el uso de excelentes recursos gráficos, la evolución de la pandemia en el país en un periodo de tiempo determinado. Ofrece en la presentación una belleza formal y organiza los contenidos de tal forma que hace muy fácil la manera en que llega al lector.
INFORMACIÓN
El jurado decidió otorgar el PREMIO a Soberana 02: lo que sabemos del candidato vacunal cubano. Liz Armas Pedraza, de Cubahora, por la amplia información que ofrece sobre ese candidato vacunal, la profundidad en los datos que aporta y el uso de recursos multimedia que apoyan el contenido ofrecido.
Se otorga MENCIÓN a Ciego de Ávila: exportaciones por debajo en el primer trimestre, de Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila
REPORTAJE
PREMIO: Reportaje seriado “Compras online”. Liannet Gómez y Patricia Hernández Acevedo, de la revista Alma Mater, de la Editora Abril, por abordar un tema de alta sensibilidad y complejo, pero con todas las aristas y con un excelente uso de recursos multimediales que ofrecen una visión completa del tema tratado.
MENCIÓN: Tiendas virtuales en Cuba: ¿Dónde está “mi envío” ?, de Oscar Figueredo, Lisandra Romeo y equipo de Cubadebate
TESTIMONIO
PREMIO para Mavi Susel o la historia de ser solo mujer, de Dianella García Acosta, de Cubadebate. Trabajo de alta sensibilidad, respetuoso y que aborda un tema complejo para la sociedad cubana de manera valiente. Aborda la historia de la primera persona beneficiada con una operación de readecuación genital en Cuba. 
Se otorga MENCIÓN a El mudo mundo de Ernesto, de Guillermo Carmona Rodríguez, de la revista El Caimán Barbudo, de la Editora Abril.
PREMIO ESPECIAL COVID
PREMIO: Dossier hipermedial vacunas cubanas covid 19, del Equipo Editorial de Cubadebate, por el profundo y amplio tratamiento del tema de la pandemia en Cuba, el uso de recursos como videos, postcast, imágenes y otros, que ofrecen al lector todas las posibilidades para conocer toda la evolución de los candidatos vacunales cubanos.
MENCIÓN: 12 meses de covid19. Ernesto Guerra Valdés y equipo de Juventud Técnica.
Acta del Jurado de Fotografía, integrado por  Anaray Lorenzo, Ladyrene Pérez y Ricardo López Hevia
Después de analizadas la totalidad de trabajos (95) presentados en todas las categorías convocadas para este concurso y la participacion de múltiples medios de todo el país. llego a la conclusión de otorgar premios y menciones en todas ellas.
Entrevista o Retrato.
Premio: José Raúl Robleda (pepe) Trabajadores. Obra: Quien juega nunca envejece. Se premia la creatividad del autor la búsqueda de una solución inteligente, La imagen profundiza en la personalidad y carácter de la entrevistada jugando con su entorno de una manera muy creativa. Donde se imbrica dedicación y vida, el autor busco una solución diferente con un resultado de calidad.
Menciones:
A: José Meriño (Tito) PL-Obra: Entrevista Vicente Vérez, Director inst. FinalyB: Ariel Cecilio (Granma)-Obra: Entrevista a Edesio Alejandro.C: José A Pita (Alma Mater) Jaqueline Arenal.
Informativa:
Premio: José Manuel Correa (Granma)-Obra: Título de la obra: Soberana 02, la primera vacuna latinoamericana en avanzar a fase III
Una imagen con una alta carga informativa y fuerza descriptiva, logrando un primer plano con un nivel de síntesis puntual, refleja un momento esperado y la esperanza de todo un país, una conjugación de planos que transmite un mensaje directo.
Menciones:
A-Yasset Yerena Alfondo ( Bohe)-Obra: Malabares con el Tiempo.B-Juan Pablo Carreras (ACN)-Obra: VICEPRIMERA MINISTRA DE CUBA CHEQUEA CONSTRUCCIÓN DE LA PRESA LEVISAC-Leandro Pérez Pérez (Adelante)-Obra: Accidente del tránsito en Camagüey deja dos fallecidos
Fotorreportaje
Premio: José Tito Meriño (PL)-Obra: El Pando Ferrer, Visión al Futuro
El autor logra contarnos una historia usando recursos técnicos de alto vuelo y cumpliendo con la estructura visual de esta categoría. Se logra un riguroso uso de la luz con perspectivas y composiciones de excelentes facturas, En una acción de poca durabilidad logra estructurar un fotorreportaje sólido.
Menciones:
A-Rene Pérez Massola (Alma Mater)-Obra: Habanos, los hijos de la vegaB-Ariel Cecilio Lemus (Granma)-Obra: Exequias de Eusebio Leal.C-Jorge Alfonso Pita (A Mater)-Obra: Mil historias, una calle
Premio Especial COVID-19
Premio: Abel Padrón (CD)-Obra: Ensayo de intervención con el candidato vacunal Soberana 02 al personal de la salud.
El autor nos muestra el trabajo más completo y mejor logrado en esta categoría especial, va desde los planos más amplios hasta los detalles más singulares mostrando un discurso visual coherente y diverso mostrando un momento Histórico.
Menciones:
A-Omara García (ACN)-Obra: Ejercito de batas blancas.B-Ismael F González (CD)-Obra: Fotos diferentes, en un año de pandemiaObservaciones del Jurado.1-) Reiteramos la necesidad de que los participantes tengan claridad con las categorías en concurso y sus trabajos queden mejor definidos dentro de ellas.2-) Proponerle a la UPEC nacional impartir un curso nacional de como conformar un fotorreportaje, como contar historias a través de las imágenes.3-) Muchos de los trabajos no tenían ninguna categoría definida o no encajaban en las establecidas por los propios cambios de dinámica de la vida y de la profesión, hoy en la mayoría de los concursos por estas mismas causas se tiene establecido para ello una nueva categoría que se denomina Sociedad o Vida cotidiana. Podría entrar a concursar cuando sea superada la pandemia y quede fuera por lógica la categoría especial COVID-19.
Fernando Chenard Piña
Se le otorga el premio Fernando Chenard Piña al mejor colectivo de fotorreporteros por las obras presentadas, su calidad, variedad y resultados al equipo de Cubadebate.
Acta del Jurado de radio el cual estuvo integrado por: Dra. C Ana Teresa Badía, Dra. C Silvia Ivonne Albelo Medina y Ms. C Dalia María Reyes Perera.
Luego de revisar los 131 materiales de los géneros y programas en concurso llegaron a la siguiente conclusión:
INFORMACIÓN.  
PREMIO DESIERTO,
MENCIÓN.
Jesús Matos Reyes, de Radio Rebelde, por el Conjunto de trabajos sobre Tarea Ordenamiento, un tema de suma actualidad e interés noticioso.
Lisandra Gómez Guerra, de Radio Sancti Spíritus, por la noticia del espirituano que obtuvo record Guines, una noticia de mucho atractivo, muy novedosa, muy bien redactada en breve tiempo, (apenas en poco más de un minuto), además del uso adecuado de los efectos de sonido. 
Elsa Ramos Ramírez, Radio Sancti Spíritus Campesino espirituano compra primer tractor en Moneda libremente convertible en el país, por la brevedad, redacción concisa, exacta, con alto interés noticiable. Uso adecuado de los recursos radiofónicos, esencialmente los efectos, que en este caso le aportan belleza a la realización del producto comunicativo.
ENTREVISTA 
PREMIO: Periodista: Camilo González Guerra, de CMKC RADIO REVOLUCIÓN, “Yo llevo el tabaco en el corazón”. Por lograr en breve tiempo, un diálogo fresco y ameno con un campesino tabacalero. Resalta los valores de un productor sencillo, humilde, de pueblo, consagrado a su trabajo. Dispuesto a seguir dando por Cuba. Un héroe anónimo de estos tiempos. 
MENCIÓN
Luzdeibis Glez Forcades, de Radio Ciudad del Mar, Entrevista a Campesina cafetalera arraigada a la vida de la montaña. Resalta los valores de una mujer cubana, productora, feliz y optimista. Devela el verdadero espíritu de nuestro pueblo, y la capacidad de resistencia y decisión de vencer. Transmite los valores de familia, de amor al trabajo y una buena redacción acompañada de una música agradable que recrea los pasajes del campo cubano.
REPORTAJE
PREMIO: Diana Torres Cuza. Radio Mambí. El valor de no tener precio. Una acuciosa investigación sobre las misiones médicas cubanas. La periodista logra testimonios sensibles de los médicos, pero logra buscar, en contraste, con audios de agencias y televisoras enemigas, las mentiras y propaganda que se hace contra la colaboración de nuestro país en esta esfera.
Hay un acertado uso de los recursos del lenguaje radial, búsqueda en fuentes pasivas y activas, con una realización exquisita para adentrarse en un tema muy actual.
MENCIÓN: 
Elsa Ramos Ramírez. Radio Sancti Spíritus. Aviación Agrícola. Nuevos Precios de la hora de vuelo. La periodista logra investigar profundamente el tema, toca todas las puertas, llega a todas las fuentes, con una búsqueda incesante de respuestas a un problema que afecta las producciones agropecuarias y en especial la arrocera. Consulta además las declaraciones de los máximos dirigentes de los Ministerios involucrados con el tema. Buen montaje y dramaturgia que mantiene la atención de principio a fin.
Greta Espinosa, Adriana Peña y Laura Brunet, de Radio Ciudad del Mar. Por el conjunto de trabajos de corte económico vinculados a la Tarea Ordenamiento, las altas tarifas eléctricas, las facturas agrícolas y la devaluación del peso cubano, y las afectaciones a los consumidores, entre otros asuntos aún en análisis y transformaciones, en los cuales los periodistas escudriñan, contrastan fuentes pasivas y activas, aportan datos, esclarecen. Todo ello con la utilización de un lenguaje radiofónico adecuado, que permite entender estos temas económicos complicados pero imprescindibles en la sociedad cubana hoy.
COMENTARIO
PREMIO: Alina Cabrera Domínguez. Radio Rebelde.  Los centros de aislamiento y la aplicación de los resultados de la ciencia. Un tema muy controversial, sobre el imprescindible nexo investigación-producción, donde la periodista a partir de un asunto concreto; (la organización de los centros de aislamiento), demuestra cómo no se aplican, con la agilidad que se requiere, los resultados científicos, un tema urgente en nuestra sociedad. 
MENCIÓN:
Jessica Duarte, Radio 26 Matanzas. Excelente comentario sobre el uso o mal uso de las redes sociales para subvertir la realidad de Cuba, o dar una imagen a medias de nuestro país. Interesante reflexión que constituye una alerta sobre un arma poderosa que hoy nos impone una guerra en el campo de la comunicación, y donde resulta imprescindible estar más preparados.
Elsa Ramos Ramírez, Radio Sancti Spíritus, sobre el alza de los precios y el inicio de la Tarea Ordenamiento, un análisis exacto con ejemplos cotidianos de los impactos para la población de la elevación de los precios en productos necesarios para la población. La periodista logra manejar acertadamente sus criterios con dominio del tema y con análisis certeros sobre un medular asunto tan debatido por la población.
CRÓNICA:
PREMIO: Lisandra Gómez Guerra. Radio Sancti Spíritus. Maestra en tiempos de Covid.  Una crónica con mucha sensibilidad, manejo de los recursos de la radio y exquisita realización para enaltecer a una educadora que se convierte en una de las valientes de estos días.  Excelente elaboración de este producto comunicativo donde mezcla música, efectos y una redacción con giros literarios que descubre a una de esas profesionales anónimas que sigue haciendo por Cuba.
MENCIÓN: 
Jessica Mesa. Radio 26 Matanzas. Crónica a Carilda Oliver que resalta a una de las figuras más importantes de las letras cubanas, adecuadamente la periodista logra hacer un montaje donde se alternan sus textos y  la voz de la poetisa, para ofrecernos un producto comunicativo de excelente factura. 
TESTIMONIO:  
PREMIO: Mirelis del Pinar y Luis Angel Rondón. Radio COCO. Homenaje a fallecidos por acto terrorista en La Coubre.
A través del testimonio de la viuda de una víctima del sabotaje al vapor La Coubre, los periodistas logran confesiones conmovedoras de quien vivió en carne propia las duras secuelas del terrorismo. Una excelente testimoniante, que logra describir todo el dolor de quien siente la pérdida de un ser querido a causa del odio y la maldad. Extraordinario mensaje para las generaciones actuales.
MENCIÓN: 
Nileyan Reyes. La Voz del Litoral, Enfermo de VIH.  La periodista logra transmitir no sólo la historia, sino el mensaje de un hombre que vive con VIH Sida, y las secuelas físicas y psicológicas no sólo para él, sino para su familia. Se apela a los sentimientos y a la responsabilidad con esta historia y hay un montaje muy bien logrado en la realización del material, que mantiene la atención del oyente de principio a fin. 
Yeris del Sauzal. Radio Progreso. “Los abrazos que me robó el alcohol”. Hijo de alcoholismo. Por la historia desgarradora de un hombre que desde su infancia vivió los duros impactos de ser hijo de una madre alcohólica. La periodista logra transmitir con adecuado uso de todos los recursos de la radio, las emociones y tristezas de esta persona que aún vive con el daño psicológico de una infancia robada, marcada por la infelicidad. Un tema poco abordado en la prensa, que necesita sacarse más a la luz a través de testimonios como estos, como una enseñanza, además, para quienes escuchen confesiones de este tipo. 
RADIODOCUMENTAL: 
PREMIO: Miozotis Fabelo Pinares, Radio Cadena Agramonte. El Hijo de Martí y Carmen. Por la minuciosa investigación sobre las relaciones de José Martí Y Carmen Zayas Bazán con su hijo José Francisco, un tema poco abordado en la prensa, y que honra la ética del descendiente del Apóstol de Cuba, además de reflejar las cualidades de la camagüeyana Carmen Zayas Bazán, devela por otra parte hechos poco conocidos en la relación de esta familia. 
MENCIONES
Dayana Lavastida Espinosa, Radio Ciudad Bandera, Sin pasaje de regreso. Por el manejo adecuado de los recursos del medio y conjugación de fuentes y crudos testimonios para sensibilizar sobre un tema que aún necesita de múltiples miradas en los medios de comunicación de la isla: la violencia contra la mujer.
Freddy Espinosa Martínez, de Radio Caibarién, Dos veleros en la eternidad. Por la reconstrucción de un acontecimiento deportivo en un municipio, que convirtió a dos caibarienenses en campeones mundiales de la vela en Cuba. Buen manejo de los recursos del medio, consulta de fuentes pasivas y excelente búsqueda de datos y testimonios para resaltar este suceso que marcó la historia del movimiento deportivo cubano.
PREMIO ESPECIAL COVID
Oscar Salabarría Martínez, Radio Jatibonico. Por el excelente abordaje del tema, desde diferentes aristas, desde la atención a niños que viven con discapacidades, personas que ayudan en sus comunidades a la batalla contra la Covid, otros que brindan su respaldo a centros de aislamiento, el crecimiento de los educadores en estas circunstancias difíciles, el apoyo solidario a ancianos y niños, en fin, un reflejo fiel de la respuesta del pueblo cubano en esta crisis epidemiológica. El periodista demuestra alta sensibilidad, buena redacción con un lenguaje muy particular que lo caracteriza, y un adecuado uso de los recursos del medio.
PROGRAMAS INFORMATIVOS
PREMIO: Programa Patria, de la emisora provincial CMHW, de Villa Clara. Director Alexander Jiménez Díaz. El programa estuvo dedicado a la respuesta de Villa Clara por alarma en la provincia ante intensas lluvias por las afectaciones de la tormenta tropical Eta. Excelente conducción, dramaturgia, un adecuado diseño sonoro, balance territorial, todo lo cual le ofrece dinamismo y agilidad al espacio, con altas curvas de interés. Sin dejar de abordar las noticias nacionales e internacionales más significativas de la jornada.
Informaciones de último minuto con temas sensibles: averías eléctricas, servicio de agua, situación de los embalses, etc, y junto a ello se logra mantener la atención en otro asunto de suma actualidad, la batalla contra la Covid.
El Jurado recomienda continuar desarrollando en las emisoras las buenas prácticas relacionadas con el uso del discurso radiofónico, asimismo proseguir trabajando la diversidad de géneros y formatos, que cada día sean más acordes con la era de la convergencia.
Se resalta además el empeño de continuar narrando historias de vida y el hecho de concederle al ciudadano el protagonismo que merece en los productos comunicativos que se elaboren.
Seguirá tocándole al periodismo sonoro representar la realidad bajo el influjo de la crítica constructiva.
Acta del jurado de periodismo gráfico
El jurado está integrado por el Dr. Arístides Hernández Guerrero (ARES), Michel Moro Gómez (MICHEL) y Adán Iglesias Toledo (ADÁN).Luego de analizar, con suficiente tiempo, las más de 33 obras presentadas a esta categoría. Decidió otorgar los siguientes premios y menciones:
En Caricatura, historietas e ilustraciones:Mención para equipo creativo de Alma Mater por: ¡Quítale la etiqueta!Premio a la ilustración de Alejandro Sosa, de la revista Alma Mater, por la obra: Dibuja el patrón de desbloqueo. Obra que se destaca por la novedad de elementos visuales.
Diseño en prensa escrita
Mención para José Luis Cruz Girbau de la revista Verde Olivo, por la revista especial dedicada a los 90 años de Raúl Castro.
Mención para Dariagna Steyner y Ricardo Valdivia, de Juventud Técnica por el diseño integral de la revista de julio-agosto del 2020, dedicada a la Covid 19.
Premio para Ricardo Valdivia de Juventud Técnica por el diseño integral del trabajo: De cuando ciencia y tecnología, tocaron la historia del deporte. Obra que soluciona modernamente el uso del color y del diseño.
Diseño en la web
Mención para Elsy Frómeta del periódico Trabajadores, por la ilustración deportiva de Jasiel Rivero y su relato de la segunda Champions.
Premio: A los carteles de Rogelio Carmenate, del sitio CUBADEBATE. Por su carga plástica y sugerente, abordando temas de inmediatez a la vez que imprescindibles en la comunicación.
Premio Especial contra la COVID-19
Premio para Alfredo Martirena, por su portada del periódico El Artemiseño, del primero de septiembre de 2020, donde sugiere y educa a través de los resortes del humor gráfico logrando un mensaje creíble y necesario.

Fuente: Cubaperiodistas

Continue Reading