HAVANA CLIMA

Salud Pública

El conocimiento, una de las claves para tratar el dengue

Este martes el Presidente de la República y el Primer Ministro encabezaron nuevos encuentros de trabajo con expertos y científicos en temas de Salud. Foto: Estudios Revolución.El conocimiento —tanto por parte del personal médico como de la población— marca, en muchas ocasiones, la diferencia entre la vida y la muerte de un paciente. Justo en el conocimiento podemos encontrar la respuesta a una interrogante que guió los análisis de un nuevo encuentro del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con expertos y científicos para temas de Salud.
“¿Se puede evitar la muerte por dengue?”, preguntó ante el auditórium el doctor Osvaldo Castro Peraza, especialista del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), al referirse al manejo clínico que se realiza en Cuba a los pacientes adultos que enferman con el virus.
“Sí, la muerte por dengue puede evitarse”, respondió el especialista. La clave para ello —aseguró— está en el cumplimiento de cuatro elementos básicos que definen el tratamiento a esa enfermedad.
El primero, explicó, radica en que todo el personal médico y de enfermería que atiende a esos pacientes tiene que estar entrenado y capacitado en el manejo clínico. El principal medicamento, la principal tecnología que tenemos hoy para tratar el dengue es el conocimiento; no existen un medicamento, ni un fármaco milagroso, ni una vacuna, que puedan ayudarnos a prevenir o curar el dengue, subrayó.
Esencial consideró también la educación a la población, no solo en lo que hemos venido haciendo durante muchos años, que es en el control del vector, sino también en lo referido a que los enfermos y la familia tengan conocimientos básicos sobre los síntomas y signos de alarma que pueden ser determinantes para atender con oportunidad la enfermedad y, en consecuencia, acudan a los servicios de Salud con prontitud.
La vida de un enfermo de dengue no se salva en las terapias intensivas, insistió, a estas llevamos a los pacientes muy complicados; los enfermos de dengue se salvan desde los primeros días y en ello desempeñan un rol importante la atención primaria y los servicios de atención secundaria que se encargan del seguimiento y la evaluación de los casos.
El tercer aspecto, confirmó, es tener una clasificación de casos —de la cual disponemos en Cuba— basada en síntomas y signos, que incluye los de alarma, así como contar con las guías y los flujogramas de atención.
Por último, y no por eso menos importante, destacó todo lo asociado con el reordenamiento de los servicios médicos, o sea, dijo, la organización de la atención en los tres niveles.
En el encuentro se evaluaron entre otros temas la actual situación epidemiológica del país, con especial énfasis en el comportamiento del dengue. Foto: Estudios Revolución.
Unido a esos elementos, Castro Peraza puso especial énfasis en la idea de que el dengue es una sola enfermedad y como tal debe ser manejada. Hay muchos casos en estos momentos, detalló, que ni siquiera sangran y, sin embargo, llegan graves a las terapias.
Ello está relacionado con el hecho —pormenorizó— de que “el principal evento fisiopatológico que agrava a un enfermo de dengue es la extravasación de plasma, que no es más que el líquido de la sangre que se escapa hacia afuera de los vasos sanguíneos y reduce el volumen de sangre, produciendo una insuficiencia circulatoria”.
Cuando comienza este fenómeno, que se expresa clínicamente con los signos de alarma, la enfermedad pasa a ser grave, aseguró. En tal sentido, llamó la atención sobre síntomas como dolor abdominal, vómito, acumulación de líquidos, sangrados de mucosa, desmayos y otros que expresan que han comenzado la fase crítica y el periodo de agravamiento.
En el transcurso de su explicación, el destacado especialista refirió también un grupo de experiencias acumuladas por los investigadores del IPK, durante tres de las epidemias de dengue vividas en el país, a partir de las cuales se han podido modificar conductas de actuación en beneficio de la atención a los enfermos. “Tratar bien a un paciente no solo evita la muerte, sino también la gravedad”, acentuó.
Al respecto, el presidente Díaz-Canel comentó la importancia que reviste para el tratamiento oportuno de los enfermos no solo la habilidad de los médicos y la preparación del personal de Salud encargado de atenderlos, sino también la prontitud con que acudan a las consultas las personas ante la presencia de los síntomas asociados al virus.
En el encuentro —el cual estuvo presidido también por el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz— se dedicó especial atención a las particularidades que tiene el tratamiento del dengue en edades pediátricas.
Ante los riesgos que entraña esa enfermedad para los niños y adolescentes, mayor que el que puede significar para los adultos, el doctor en ciencias Eric Martínez Torres, destacado especialista del IPK, significó que el principal criterio epidemiológico que se debe seguir para su tratamiento, es considerar como posible caso de dengue a todo niño, proveniente o residente en una zona con transmisión de dengue, que presente un cuadro febril agudo.
“Todo niño, cuando hay transmisión y tenga fiebre, tiene dengue hasta que se demuestre lo contrario, eso hay que pensarlo para evitar demoras”, enfatizó.
Oportunidad y prevención siguen siendo claves
El ministro de Salud Pública informó que actualmente se constata transmisión del virus en todas las provincias. Foto: Estudios Revolución.
Tenemos los protocolos para atender los casos de dengue, y si se atienden con oportunidad, podemos evitar complicaciones en los pacientes, a partir de toda la experiencia que existe en el país. Así comentó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista al referirse, durante la reunión del grupo de trabajo del Gobierno para la atención y prevención de la situación epidemiológica, al provechoso intercambio sostenido minutos antes con los expertos y científicos para temas de Salud.
Aquí el problema fundamental para enfrentar el dengue —señaló— es eliminar el agente transmisor, que es el mosquito, y eso empieza por identificar dónde están los focos y eliminarlos.
Sus reflexiones tuvieron lugar luego de la información ofrecida por el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, sobre la situación epidemiológica que ha provocado el dengue en el transcurso de los últimos meses.
“Al cierre de la última semana, la número 36 del año, se constata transmisión del virus en todas las provincias”, actualizó Portal Miranda. Solo Artemisa se mantenía sin transmisión confirmada, pero en el transcurso de los últimos siete días se confirmó en dos áreas de Salud del municipio de San Antonio de los Baños.
El titular comentó, además, que en las últimas cuatro semanas se manifestó una disminución en la velocidad de transmisión del virus, con tasas de incidencia muy similares.  Ello es el resultado, afirmó, de las acciones intensivas que se han desarrollado en los municipios de mayor riesgo.
No obstante esa realidad, dijo, la tasa de incidencia de casos sospechosos se incrementó de manera general en el país con respecto a la semana anterior. Ello estuvo provocado fundamentalmente por el comportamiento de ese indicador en ocho territorios: el municipio especial Isla de la Juventud, así como las provincias de Santiago de Cuba, Las Tunas, Mayabeque, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Artemisa y Granma.
De ahí el énfasis puesto por el ministro de Salud Pública, en revisar la efectividad de las acciones que se están realizando, pues a pesar de la complejidad que implican estos meses para la enfermedad, las acciones tienen que llevarnos a una disminución en la transmisión, de una semana respecto a la anterior.
En este encuentro, en el cual participaron también a través de videoconferencia las máximas autoridades políticas y gubernamentales de todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, Portal Miranda hizo referencia, además, al comportamiento favorable que en estos momentos manifiesta la COVID-19 en Cuba.
Esa realidad, valoró, no puede llevarnos a la confianza. Por ello su insistencia en el cumplimiento de las medidas previstas para la protección personal y de los diferentes grupos poblacionales, así como avanzar en el proceso de vacunación de refuerzo, aspectos claves para mantener el control que se ha logrado de la epidemia.

Leer más »

Joven cubana donó parte de su hígado a una niña de tres años

Este hecho se materializó en el hospital pediatrico Willian Soler de la capital, el pasado 8 de septiembre. Foto: Luis Alberto Romero/ FacebookEn la madrugada del 9 de septiembre se realizó un trasplante hepático de donante vivo en el Hospital-William Soler Ledea .
“Hoy las redes no paran de hablar de Roxana Romero, joven que donó parte de su hígado a una niña de tres años. Historia de valentía y altruismo que nos habla de la Cuba que somos. La de la solidaridad, la del amor, la que se pone siempre en la piel del otro. Gracias, Roxana”, tuiteó este lunes el presidente Miguel Díaz-Canel.

Hoy las redes no paran de hablar de @Roxa_RomRdguez, joven que donó parte de su hígado a una niña de tres años. Historia de valentía y altruismo que nos habla de la #Cuba que somos. La de la solidaridad, la del amor, la que se pone siempre en la piel del otro. Gracias, Roxana. pic.twitter.com/ryAHpBOtcM
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) September 12, 2022
Por su parte, Romero escribió: “Esta es una obra de fe. Dios mueve a muchas personas especiales para hacer el milagro de la vida. Doy gracias por eso: el personal médico, cada una de las personas aquí en el William Soler y que vinieron desde otros centros, por el gesto de Puentes de Amor que lo hizo posible…”
“Doy gracias por tantas personas inmensas que viven para servir y salvar en nuestras centros de salud. Y a los padres de esta niña hermosa, inmensos en este tiempo de lucha por la vida. Seamos, los que hemos sido parte, una prueba de bendición de Dios, para Cuba”.
Desde la cuenta en Facebook del padre de Roxana reproducimos el mensaje:
“Mi hija, Roxana Romero Rodríguez, de profesión periodista no deja de sorprenderme y ahora me demuestra que también es valiente.
“Valiente porque a riesgo de su vida, realizó un acto altruista, muy humano de mucho amor al convertirse en donante de parte de su hígado, para salvar la vida de una niña de 3 años que aquejaba una afección hepática que ponía en peligro su vida.
“Este hecho se materializó en el hospital pediátrico William Soler de la capital, el pasado 8 de septiembre. Por cuestiones éticas no revelo datos de la niña, lo más importante es que gracias a Dios y al equipo médico, ambas evolucionan bien.
“Agradecer a Puentes de Amor por ayudar con los insumos necesarios para que esta y otras cirugías puedan materializarse. Mi admiración a todo el equipo, incluyendo a los especialistas del hospital Hermanos Ameijeiras y del Nacional.
“Que Dios cuide a Roxana y a la hermosa niña a la que ayudó a devolver la esperanza”.
(Con información del perfil de Facebook de Luis Alberto Romero)

Leer más »

Cuba reporta 9 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y 25 altas médicas

Al cierre del día de ayer, 12 de septiembre, se encuentran ingresados un total 231 pacientes, sospechosos 117 y confirmados activos 114.
En el día en Cuba para la COVID-19 se realizaron un total de 1 279 muestras para la vigilancia, resultando positiva 9. El país acumula 14 121 862 muestras realizadas y 1 110 927 positivas.
Del total de casos (9):

6 fueron contactos de casos confirmados, 0 con fuente de infección en el extranjero y 3 sin fuente de infección precisada.
Del sexo femenino 5 y del sexo masculino 4.
Se reporta 1 caso asintomático en el día, acumulándose un total de 147 471 que representa el (13,3 %) de los confirmados hasta la fecha.
Por grupos de edad de: menores de 20 años (3), de 20 a 39 años (4), de 40 a 59 años (0) y 60 años y más (2).

Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados:
Matanzas: 2 casos

Jovellanos: 1 (contacto de caso confirmado)
Cárdenas: 1 (contacto de caso confirmado)

Ciego de Ávila: 2 casos

Chambas: 1 (contacto de caso confirmado)
Bolivia: 1 (contacto de caso confirmado)

Camagüey: 1 caso

Céspedes: 1 (contacto de caso confirmado)

Holguín: 4 casos

Holguín: 2 (sin fuente de infección precisada)
Moa: 1 (contacto de caso confirmado)
Gibara: 1 (sin fuente de infección precisada)

De 1 110 927 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados 114, todos con evolución clínica estable. Se acumulan 8 530 fallecidos (no se reportan fallecidos en el día), letalidad de 0,77 % vs 1,06 % en el mundo y 1,60 % en las Américas; dos evacuados, 57 retornados a sus países, en el día hubo 25 altas, se acumulan 1 102 224 (99,2%).
No se reportan pacientes graves ni críticos confirmados en los Cuidados Intensivos.
(Con información del Minsap)

Leer más »

Ataxia hereditaria: La enfermedad en que Cuba tiene la mayor prevalencia global y es campo de incesante investigación (+ Video)

Estudios a pacientes en el Centro de Investigación y Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias (Cirah), en Holguín. Foto: Juan Pablo Carreras Vidal.Cuando en marzo de 2019 el Doctor en Ciencias, Luis C. Velázquez Pérez afirmaba ante la creación en La Habana de la Red Panamericana de las Ataxias Hereditarias, que ello era una prueba palpable del desarrollo de una conciencia en el mundo sobre la necesidad de encauzar todos los esfuerzos a una terapia; lo hacía además desde el compromiso y la consagración de haberse dedicado por casi 30 años al estudio de esta enfermedad.
“El termómetro marca una nueva era en las investigaciones, ya encaminadas a la búsqueda de un tratamiento. Se han descubierto biomarcadores de alto valor científico, se conocen más los mecanismos productores de estas enfermedades, y los sitios por donde inicia la degeneración aún antes de que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad”, aseguraba el científico, hoy presidente de la Academia de Ciencias de Cuba y quien fuese por dos décadas director del Centro para la Investigación y Rehabilitación de Ataxias Hereditarias de Holguín (CIRAH).
Una ruta trazada que no se detuvo pese a la llegada de la pandemia de covid-19, pues este es un campo de incesante investigación científica, dijo a Cubadebate el experto.
“Las ataxias hereditarias son un grupo de enfermedades degenerativas del sistema nervioso, tanto central como periférico, que tienen un curso progresivo e invalidante a través del tiempo y van produciendo una discapacidad motora en las personas que las padecen. Ello los lleva a la silla de ruedas, encamamiento y muchas fallecen por la presencia de enfermedades intercurrentes, es decir enfermedades respiratorias, bronconeumonías, entre otras”, explicó Velázquez Pérez.
Agregó que en el mundo se reconocen casi 50 formas moleculares de las Ataxias Espinocerebelosas, de ellas la Ataxia SCA3 o enfermedad de Machado Joseph es la más frecuente y le sigue la Ataxia Espinocerebelosa Tipo 2, de la cual Cuba es el país que en el mundo concentra la mayor cantidad de enfermos y descendientes en riego de enfermar.
De acuerdo con el neurocientífico, la edad promedio de inicio de esta enfermedad es alrededor de los 30 años, aunque se pueden afectar personas más jóvenes, incluyendo niños.
“Se caracteriza por trastornos de la coordinación, del equilibrio, de la marcha, del lenguaje, que van empeorando a través del tiempo”, refirió.
Es una enfermedad causada por una mutación en el brazo largo del cromosoma 12—abundó el experto—, que produce una alteración genética, la cual conlleva a que se produzca la muerte de neuronas, de estructuras fundamentalmente del cerebelo y de otras partes del sistema nervioso dando lugar a los síntomas mencionados.
Es válido tener en cuenta que el cerebelo es una estructura pequeña que concentra más de la mitad de las neuronas del cerebro e interviene sobre todo en las funciones motoras y cognitivas del ser humano.
“Pero esa mutación también es capaz de producir otras enfermedades degenerativas como párkinson, esclerosis lateral amiotrófica, demencia fronto temporal, o sea que hay una asociación de una mutación que provoca varias enfermedades como estas”, explicó.
Esto, consideró el profesor Velázquez Pérez, la hace ser una enfermedad muy interesante y Cuba cuenta con liderazgo a nivel mundial en su estudio. “Siempre que se habla de ataxia en cualquier lugar del mundo se recurre a la experiencia del grupo de investigadores cubano”, afirmó.
Pero, ¿por qué colocar las ataxias dentro de las prioridades de la investigación científica de la isla?
El Doctor Luis Velázquez. Foto: Juan Pablo Carreras/AIN.
En Cuba existen las prevalencias más altas a nivel mundial, así como la incidencia también, con casi 200 familias afectadas. Nos referimos a la ataxia espinocerebelosa tipo 2 (SCA 2), apuntó el entrevistado.
Estadísticas sanitarias apuntan que la prevalencia a nivel mundial de las ataxias hereditarias es aproximadamente de 3 a 5 casos por 100 000 habitantes. Pero en Cuba esta prevalencia es superior a los 30 casos por 100 000 habitantes.
“Estamos hablando de una enfermedad hereditaria. Es decir que tiene un patrón de herencia autosómico dominante, lo que significa que cada descendiente de una persona enferma tiene un riesgo a priori de un 50% de desarrollar la enfermedad”, dijo.
Especialmente, la provincia de Holguín, en el oriente cubano, reúne la mayor cantidad de enfermos, aunque se ha ido distribuyendo a nivel nacional, sobre todo en la región occidental y más en la capital con el paso de los años.
“Hay que recordar que Holguín aporta aproximadamente el 15% de toda la población que emigra hacia la capital, y esa es una de las razones por las cuales La Habana tiene varios pacientes”, refirió el académico titular.
La tasa en relación al número de enfermos en este territorio supera los 50 casos por 100 000 habitantes.
En un artículo científico publicado en abril del 2020 en los Anales de la Academia de Ciencias de Cuba, bajo el título “Ataxias hereditarias y COVID-19: posibles implicaciones fisiopatológicas y recomendaciones”, por los científicos Luis C. Velázquez Pérez, Yaimeé Vázquez Mojena, Roberto Rodríguez Labrada, se plantea que “dentro de las ataxias cerebelosas autosómicas dominantes (ADCA, del inglés autosomal dominant cerebellar ataxias), las espinocerebelosas (SCA, del inglés spinocerebellar ataxia) son las más frecuentes, y de ellas actualmente se conocen casi 50 formas moleculares diferentes”.
“Son más frecuentes la SCA3 y la SCA2. Existe también un número importante de formas recesivas, entre las cuales la más frecuente es la ataxia de Friedreich, además de otras formas como la ataxia telangiectasia y la que se produce por déficit de vitamina E”, apunta el texto.
La publicación explica que estas ataxias agrupan en el país a casi 1000 enfermos y cerca de 10 000 descendientes en riesgo de enfermar. La provincia de Holguín presenta la frecuencia mayor, que supera el 96,4% de los enfermos, y el 95,7 % de las familias con ataxias autosómicas dominantes pertenecen a la forma molecular SCA2, es decir la ataxia espinocerebelosa tipo 2.
Una idea del impacto de este tipo de ataxia nos la puede dar los resultados de un estudio epidemiológico nacional, realizado en los años 2017 y 2018, que permitió definir la existencia de 848 casos (87,42 %), pertenecientes a 124 familias diagnosticadas con SCA2.
¿Por qué Cuba, y en particular Holguín, tiene la mayor prevalencia de este padecimiento?
Doctor en Ciencias Roberto Rodríguez Labrada. Foto: Lisandra Cardoso Montaner/Juventud Rebelde.
El Doctor en Ciencias Roberto Rodríguez Labrada, hoy director adjunto del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO), y con una amplia trayectoria en el estudio de esta enfermedad, explica que desde hace años se realizan estudios históricos, epidemiológicos y genéticos en el país que analizan esta interrogante.
De acuerdo con el experto, la hipótesis más sustentada es que existe un efecto fundador de la mutación. “Todo parece indicar que, desde la época colonial, siglo XVII, entró al país un colonizador con la mutación o un estado premutacional del gen. Ello —unido a las condiciones socioculturales de esta región para la fecha, matrimonios consanguíneos, ciclos cerrados de reproducción en busca de sostener los bienes y las riquezas de las familias acaudaladas— pudo traer como consecuencia que se incrementara la frecuencia de la mutación en esta población.
Estudios genéticos realizados en el Centro para la Investigación y la Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias (CIRAH) demuestran que hay similitudes entre el gen de pacientes cubanos y el de españoles, lo cual favorece la hipótesis de que vino importado de España, refirió.
“En respuesta a este problema de salud, Cuba creó el CIRAH, del cual tuve el honor de ser el fundador y dirigirlo por más de 20 años”, apuntó a Cubadebate Velázquez Pérez.
Esa institución—rememora— llegó a convertirse en la única unidad de ciencia e innovación dedicada a la asistencia médica y la investigación científica de esta enfermedad, una de las pocas a nivel mundial y la primera en América Latina.
“El CIRAH se ha convertido en un espacio de ciencia con una política diseñada desde el primer momento de fundado, caracterizada por la captación, formación y desarrollo de un potencial humano científico, con entrenamientos tanto en Cuba como en otras regiones del mundo. Ello ha hecho que sean un grupo de científicos de alto nivel, con el cual cuenta el país para enfrentar este tipo de investigaciones”, destacó el profesor.
A su juicio, un gran mérito ha sido que a 800 km de la capital exista un centro que ha convertido a Cuba en líder en el mundo en las investigaciones de estas enfermedades, que ha formado además 13 Doctores en Ciencias, quienes hoy continúan desarrollando esas investigaciones.
El CIRAH, dijo, es una institución que en su trayectoria ha recibido alrededor de 50 premios nacionales, dentro de ellos: los de la Academia de Ciencias de Cuba y el Premio anual nacional de Salud principalmente; y es un centro que ha colocado a Cuba en materia de producción científica sobre las ataxias, específicamente en la ataxia espinocerebelosa tipo 2, en el segundo lugar a nivel mundial, superada solo por algunos países de Europa.
Si bien la labor del centro se concentró en un primer momento en la provincia de Holguín— sostuvo el científico—, hoy el trabajo investigativo y asistencial se ha extendido hasta la región centro occidental. “Era una deuda que existía, porque la atención estaba polarizada hacia la región oriental, aunque es la más afectada. Hoy se cuenta con grupos de investigación y de rehabilitación en varios hospitales de la capital y en un grupo de instituciones se están desarrollando investigaciones como en el Centro de Neurociencias de Cuba, el Instituto de Neurología y Neurocirugía y en el Hospital Comandante Manuel Fajardo, donde existe un grupo de especialistas dedicados a la rehabilitación intensiva de estos pacientes”, refirió.
Grupo de especialistas dedicados a la rehabilitación intensiva de estos pacientes en el Hospital Comandante Manuel Fajardo. Foto: Cortesía entrevistados.
Agregó Velázquez Pérez que “precisamente los méritos y la trayectoria del CIRAH y los investigadores cubanos, fueron esenciales en el hecho de que en 2019 un grupo de científicos de Estados Unidos, de diferentes países de América Latina como Brasil y México, y de Europa, fundamentalmente de Alemania, decidieron que se creara la Red Panamericana de Ataxias Hereditarias”.
“A Cuba, por decisión de todos ellos, le ha correspondido la dirección y conducción de la red, que busca integrar a los especialistas en la región de las Américas y luego en una red mundial, para buscar alternativas terapéuticas dirigidas a modificar el curso y la progresión de la enfermedad”, señaló.
El pasado mes de abril, el congreso BioHabana 2022 acogió la segunda reunión de dicha red, refirió el experto.
Fruto de esta alianza, el CIRAH tiene actualmente proyectos de colaboración con grupos multinacionales de Estados Unidos, Alemania, México, Brasil, entre otros, y eso ha hecho que haya una proyección internacional notable con importantes resultados, dijo.
Ciencia que no se detiene
Centro para la Investigación y la Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias (CIRAH). Foto: Archivo/Cubadebate.
Hasta el momento, las ataxias siguen siendo enfermedades huérfanas de tratamiento curativo. No existen todavía medicamentos que ralenticen notablemente el curso de la enfermedad. Sin embargo, son numerosos los esfuerzos de la comunidad científica cubana en ese sentido, con varios ensayos clínicos desarrollados de diversos tratamientos farmacológicos para la enfermedad.
En ese sentido, Rodríguez Labrada explicó a Cubadebate que en el Congreso BioHabana 2022 fueron presentados los resultados del ensayo clínico desarrollado con el fármaco neuroprotector NeuroEPO en sus fases I y II, en pacientes cubanos con ataxia espinocerebelosa tipo 2.
El estudio—dijo el neurocientífico— se realizó en Holguín en el CIRAH.
“Los resultados fueron muy alentadores, una vez que demostraron que el tratamiento es seguro y tolerable en los pacientes durante seis meses. En relación al beneficio clínico, comprobamos que el tratamiento durante seis meses tiene un efecto beneficioso sobre las funciones cognitivas de los pacientes evaluados, en este caso con marcadores electrofisiológicos específicos, como son el estudio electrofisiológico de los movimientos oculares”.
En relación con la severidad de la ataxia— apuntó el experto— se encontraron evidencias pequeñas de que el fármaco mejora la enfermedad, pero, insistió, solamente fueron seis meses de tratamiento.
“El nivel de resultados que obtuvimos para este periodo de tiempo, y en solo 34 pacientes que fueron incluidos en el ensayo, nos permite creer que esto no es definitivo y es necesario un segundo estudio; y eso es lo que estamos organizando en estos momentos”, puntualizó Rodríguez Labrada.
En resumen—sostuvo— las evidencias clínicas en torno al efecto del tratamiento sobre el síndrome cerebeloso, o sobre la ataxia en sí, fueron sugestivas de algún efecto clínico beneficioso, pero este debe ser comprobado en un segundo estudio más grande, con mayor número de pacientes y un año de duración.
“Por eso es que está ya en manos de la agencia reguladora cubana, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), un protocolo para la valoración de un ensayo clínico Fase 3, en 80 pacientes con ataxias hereditarias autosómicas dominantes en Cuba, durante un año”, enfatizó.
El tratamiento hoy de estos pacientes consiste en terapia física; o sea rehabilitación, fisioterapia, ejercicios físicos. Cuba tiene un programa integral de rehabilitación de estas ataxias que fue creado en Holguín hace varios años, en el CIRAH y que se ha extendido a otras instituciones del país como el Hospital Fajardo, el Julito Díaz y el Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren), en La Habana.
“La rehabilitación es hasta el momento el tratamiento más efectivo. El ejercicio bien dosificado ha reportado hasta un 70 % de mejoría. Combinado con terapia farmacológica, también ha demostrado efectividad en cuanto a una mayor calidad de vida. Otros medicamentos, resultado de ensayos clínicos, que hoy se emplean por los pacientes cubanos son el sulfato de cinc y el Compvit-B, cuyos resultados han sido muy beneficiosos para mejorar alteraciones sensoriales, incluso en estadios previos al desarrollo de la enfermedad ”, dijo el investigador.
Todos los medicamentos que hoy se aplican en estos pacientes son fármacos sintomáticos, dirigidos a atenuar, controlar los diferentes síntomas que provoca la enfermedad, remarcó.
Justamente en medio del embate del virus, la Red Cubana para el Estudio de las Ataxias Hereditarias, que incluye especialistas de diferentes provincias de la región oriental central y occidental del país, continuó su quehacer. Gracias a esta red se pudo realizar la actualización de un estudio epidemiológico nacional y también dos investigaciones relacionadas con el impacto de la covid-19 en los pacientes con ataxias hereditarias de Cuba.
Los resultados del primer estudio relacionados con la covid fueron publicados en la revista The Cerebellum, donde se demostró la repercusión que en el orden motor y psicológico produjo la enfermedad en un alto porcentaje de estos pacientes. Este estudio incluyó alrededor de 300 pacientes de todo el país.
Un según estudio evolutivo, al año del primero, fue realizado también de conjunto con la Red Cubana de Ataxias, donde se demostró el incremento en el número de sujetos que enfermaron como resultado de la nueva ola y también el impacto de la enfermedad sobre las funciones motoras de coordinación marcha y equilibrio en los sujetos que enfermaron, no así en los que no desarrollaron la covid-19.
Lo cierto es que varias investigaciones demuestran que hay una predisposición genética en la población general del país para esta enfermedad, razón por la que su estudio sigue siendo obligatorio.
Resulta particularmente alentador en ese camino el proyecto nacional sobre marcadores en el campo de las ataxias hereditarias, que pertenece al programa nacional de neurociencia y neurotecnología y el cual conduce el profesor Velázquez Pérez.
Es una enfermedad causada por una mutación en el brazo largo del cromosoma 12—abundó el experto—, que produce una alteración genética. Foto: Redacción Médica.
“Los biomarcadores son parámetros biológicos que permiten cuantificar la progresión de una enfermedad o la variación que puede existir en determinado comportamiento de la misma cuando se usan intervenciones, por ejemplo, ensayos clínicos”, explicó el académico.
Agregó que los investigadores del centro “tuvimos la oportunidad de describir algo que se conoce como estadio preclínico o prodrómico de la enfermedad, que no es más que el diagnóstico de esta antes de que el individuo desarrolle las manifestaciones clínicas de la misma, trastornos de coordinación, en el equilibrio, la marcha…”.
Ello—enfatizó— permite desarrollar un diagnóstico temprano, basado en que es una enfermedad hereditaria, donde hay una mutación, así como describir qué parámetros objetivos existen que nos permitan evaluar el comportamiento de la enfermedad a través del tiempo y nos posibiliten diseñar una estrategia de tratamiento.
“El centro cuenta con la tecnología que permitió identificar en los descendientes de los enfermos la presencia de la mutación, y al encontrarla se empezaron a hacer un grupo de estudios (electrofisiológicos, clínicos, moleculares, bioquímicos, imagenológicos) que identificaron el estadio prodrómico de la enfermedad. En el 2014 se publicaron los primeros resultados en la revista The Lancet Neurology, una publicación científica que tiene un factor de impacto por encima de 40 aproximadamente”, apuntó Velázquez Pérez.
Esta es un área, comentó, en la que los investigadores cubanos trabajan hoy de conjunto con varios científicos, incluyendo un grupo de Estados Unidos y Alemania, en un proyecto de colaboración para la evaluación de marcadores basados en sensores portátiles colocados externamente en las personas, que detectan distintas señales de movimiento y trasmiten esta información inalámbricamente a un equipo portátil que cuantifica los principales trastornos de la marcha, la postura, el equilibrio, entre otros aspectos.
Sobre los principales resultados de la investigación cubana sobre biomarcadores y diagnóstico temprano de la ataxia comentó que se trata de un estudio integrador, transversal y longitudinal de más de 20 años, desarrollado por el equipo de trabajo del CIRAH.
Dijo que se encontraron biomarcadores neurofisiológicos fundamentalmente, que se clasificaron en biomarcadores preclínicos, aquellos biomarcadores que se pueden identificar desde estadios previos al desarrollo de la enfermedad en los sujetos portadores de la mutación SCA2 antes que tengan los síntomas y signos clínicos de la ataxia.
El académico mencionó que dentro de esos biomarcadores los principales son los que cuantifican los movimientos oculares sacádicos (aquellos movimientos rápidos e intermitentes que realizan los ojos para poder seguir la línea y para que la palabra que queremos leer quede enfocada en la fóvea, es decir, en la parte de mayor visión de la retina).
Además, hay otros que cuantifican los trastornos de conducción central de la vía corticoespinal, formada por los axones de las neuronas motoras.
Otro tipo de biomarcadores hallados—precisó— fueron los de progresión (surgen desde la corteza motora), “que son los que permiten cuantificar cómo la enfermedad va cambiando a través del tiempo, los niveles de severidad que ocurren en las diferentes estructuras, periféricas y centrales del sistema nervioso”.
Mencionó además los biomarcadores electrofisiológicos de daño genético, que son los que permiten tener una información objetiva de la afectación tóxica del daño genético sobre diferentes estructuras del sistema nervioso.
“Hay otros que combinan todas las alteraciones que se llaman biomarcadores multimodales”, precisó.
“Tales resultados constituyen aportes al estudio y diagnóstico de las ataxias en Cuba y el mundo”, afirmó el prestigioso investigador
Cuba presenta la población mejor estudiada a nivel mundial para esta enfermedad, un camino en el que no ceja la ciencia cubana.
Se trata de— como escribiese la periodista cubana Hilda Pupo en el prólogo del libro “Las ataxias en Cuba. Biografía de un proyecto”, del profesor Velázquez Pérez— “cambiarles la suerte a los marcados por el azar genético”.

Las ataxias en Cuba. Biografía de un proyecto, es un texto publicado por la Editorial Científico-Técnica, que recoge la historia de un equipo de científicos que durante más de 20 años trabajan en la búsqueda de una terapéutica para detener la progresión de la Ataxia Espinocerebelosa Tipo 2, enfermedad en la que Cuba concentra la mayor cantidad de enfermos a nivel mundial.
Colectivo del Centro para la Investigación y Rehabilitación de Ataxias Hereditarias de Holguín (CIRAH). Foto: Cortesía entrevistados.
Vea además:
Cuando una enfermedad degenerativa no es el fin, sino el comienzo de la vida (+Fotos)

En video, Observatorio Científico desde Cuba: Terapia Génica para ataxias hereditarias
[embedded content]

Leer más »

Nuevo grupo de médicos cubanos viaja a México por convenio bilateral

Un nuevo grupo de 33 médicos cubanos viajó este sábado a México como parte del convenio de salud firmado entre los gobiernos de ambas naciones, informaron medios oficiales en la Isla.La mayor parte del grupo conformado por 18 hombres y 15 mujeres cuenta con una «amplia experiencia en otras misiones» porque han «colaborado» en dos o más países, precisó un reporte del noticiero nacional de televisión, reseñado por la agencia Efe.Los 33 cubanos trabajarán junto con otros colegas suyos que ya están en el país integrados al plan de salud a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Bienestar.El acuerdo suscrito el pasado mes mayo durante la visita del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador a La Habana, contempla en una primera etapa el envío de 500 galenos cubanos hacia la nación azteca con el objetivo de garantizar a sus .ciudadanos un plan de salud universal.En México los primeros 60 médicos cubanos contratados por López ObradorEl convenio entró en vigor a partir de la fecha de su firma, tiene vigencia de dos años, podrá modificarse por mutuo consentimiento o podrá darse por terminado en cualquier momento mediante notificación escrita dirigida con noventa días de antelación, recuerda la agencia española.El pasado viernes otro grupo de 49 médicos cubanos de varias especialidades llegó al estado de Campeche, en México, también como parte del mencionado acuerdo de salud, señala un despacho de la agencia Prensa Latina (PL).A su llegada a la nación centroamericana los galenos fueron recibidos por la gobernadora del estado, Layda Sansores, quien les dio la bienvenida «con calurosas palabras de elogio», indica ese medio.Al recibirlos, la funcionaria afirmo que «llegan para apoyar los esfuerzos del gobierno de brindar salud para todos, en especial a los mexicanos más humildes en zonas remotas donde hay total ausencia casi total de galenos».Según trascendió, el contingente médico cubano ya cuenta con más de un centenar de especialistas en los estados de Nayarit y Tlaxcala, donde ya trabajan para impulsar el programa diseñado por el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.En su habitual conferencia de prensa matutina el mandatario reiteró que se continuará contratando médicos cubanos «aunque le duela a los políticos conservadores, pues el propósito es ofrecer una atención médica gratuita y de alta calidad a todos los mexicanos y llegar con ese servicio a todo el país».Además, el gobierno mexicano anunció recientemente la compra a Cuba de 9 millones de dosis de la vacuna cubana Abdala para inmunizar contra la COVID-19 a niños de entre 5 y 11 años de edad.En medio de la pandemia de COVID-19 centenares de médicos cubanos prestaron servicios en hospitales de la capital mexicana bajo contratos que generaron controversia por sus costos y por las actividades que realizaban.La polémica crece ahora también porque colegios médicos locales cuestionan el contrato a cubanos cuando hay especialistas mexicanos sin plaza.López Obrador justificó que sí existen vacantes en el Instituto Mexicano del Seguro Social y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, pero que los especialistas no los toman por estar en zonas rurales y marginadas.Efe/OnCuba

Leer más »

Nuevo grupo de médicos cubanos viaja a México por convenio bilateral

Un nuevo grupo de 33 médicos cubanos viajó este sábado a México como parte del convenio de salud firmado entre los gobiernos de ambas naciones, informaron medios oficiales en la Isla.La mayor parte del grupo conformado por 18 hombres y 15 mujeres cuenta con una «amplia experiencia en otras misiones» porque han «colaborado» en dos o más países, precisó un reporte del noticiero nacional de televisión, reseñado por la agencia Efe.Los 33 cubanos trabajarán junto con otros colegas suyos que ya están en el país integrados al plan de salud a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Bienestar.El acuerdo suscrito el pasado mes mayo durante la visita del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador a La Habana, contempla en una primera etapa el envío de 500 galenos cubanos hacia la nación azteca con el objetivo de garantizar a sus .ciudadanos un plan de salud universal.En México los primeros 60 médicos cubanos contratados por López ObradorEl convenio entró en vigor a partir de la fecha de su firma, tiene vigencia de dos años, podrá modificarse por mutuo consentimiento o podrá darse por terminado en cualquier momento mediante notificación escrita dirigida con noventa días de antelación, recuerda la agencia española.El pasado viernes otro grupo de 49 médicos cubanos de varias especialidades llegó al estado de Campeche, en México, también como parte del mencionado acuerdo de salud, señala un despacho de la agencia Prensa Latina (PL).A su llegada a la nación centroamericana los galenos fueron recibidos por la gobernadora del estado, Layda Sansores, quien les dio la bienvenida «con calurosas palabras de elogio», indica ese medio.Al recibirlos, la funcionaria afirmo que «llegan para apoyar los esfuerzos del gobierno de brindar salud para todos, en especial a los mexicanos más humildes en zonas remotas donde hay total ausencia casi total de galenos».Según trascendió, el contingente médico cubano ya cuenta con más de un centenar de especialistas en los estados de Nayarit y Tlaxcala, donde ya trabajan para impulsar el programa diseñado por el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.En su habitual conferencia de prensa matutina el mandatario reiteró que se continuará contratando médicos cubanos «aunque le duela a los políticos conservadores, pues el propósito es ofrecer una atención médica gratuita y de alta calidad a todos los mexicanos y llegar con ese servicio a todo el país».Además, el gobierno mexicano anunció recientemente la compra a Cuba de 9 millones de dosis de la vacuna cubana Abdala para inmunizar contra la COVID-19 a niños de entre 5 y 11 años de edad.En medio de la pandemia de COVID-19 centenares de médicos cubanos prestaron servicios en hospitales de la capital mexicana bajo contratos que generaron controversia por sus costos y por las actividades que realizaban.La polémica crece ahora también porque colegios médicos locales cuestionan el contrato a cubanos cuando hay especialistas mexicanos sin plaza.López Obrador justificó que sí existen vacantes en el Instituto Mexicano del Seguro Social y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, pero que los especialistas no los toman por estar en zonas rurales y marginadas.Efe/OnCuba

Leer más »

Cuba reporta 36 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y 28 altas médicas

Al cierre de este sábado 10 de septiembre, Cuba reportó 36 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y 28 altas médicas. Actualmente hay 124 casos activos, informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap) en su parte diario este domingo.
Al final de la jornada del sábado estaban ingresados 220 pacientes: 96 sospechosos y 124 confirmados (casos activos).
De los 124 casos activos, 123 presentan una evolución clínica estable.
Se atiende en las terapias intensivas a un paciente en estado grave.
Durante la jornada fueron procesadas 2 143 muestras, de las que 36 resultaron positivas. El país acumula 14 118 706 muestras procesadas, con 1 110 894 positivas.
Del total de casos (36):
–29 fueron contactos de casos confirmados.
–Uno con fuente de infección en el extranjero
–En seis no se precisó la fuente de infección.
–24 corresponden al sexo femenino, y 12, al masculino.
–Por grupos de edades: menores de 20 años (25), de 20 a 39 años (7), de 40 a 59 años (2), y de 60 y más (2).
Durante la jornada se reportaron tres casos asintomáticos. Se acumulan 147 467, el 13.3% de los confirmados hasta la fecha.
Este sábado no se reportaron fallecimientos a causa de la COVID-19.
Cuba acumula 8 530 fallecidos, para una letalidad de 0.77% (1.06% en el mundo y 1.60% en las Américas); dos evacuados y 57 retornados a sus países.
En la jornada se registraron 28 altas médicas, por lo que llega a 1 102 181 la cifra de pacientes recuperados de la enfermedad (99.2%).
Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados
Artemisa: 1 caso

San Cristóbal: 1 (contacto de caso confirmado)

La Habana: 3 casos

Arroyo Naranjo: 1 (contacto de caso confirmado)
Playa: 1 (contacto de caso confirmado)
San Miguel del Padrón: 1 (contacto de caso confirmado)

Matanzas: 3 casos

Colón: 1 (contacto de caso confirmado)
Jovellanos: 1 (contacto de caso confirmado)
Unión de Reyes: 1 (contacto de caso confirmado)

Villa Clara: 1 caso

Santo Domingo: 1 (contacto de caso confirmado)

Sancti Spíritus: 6 casos

Cabaiguán: 1 (contacto de caso confirmado)
Jatibonico: 4 (contactos de casos confirmados)
Sancti Spíritus: 1 (contacto de caso confirmado)

Ciego de Ávila: 3 casos

Ciego de Ávila: 1 (sin fuente de infección precisada)
Morón: 1 (contacto de caso confirmado)
Venezuela: 1 (contacto de caso confirmado)

Camagüey: 6 casos

Camagüey: 1 (contacto de caso confirmado)
Florida: 3 (contactos de casos confirmados)
Nuevitas: 2 (contactos de casos confirmados)

Las Tunas: 1 caso

Puerto Padre: 1 (contacto de caso confirmado)

Granma: 3 casos

Bartolomé de Masó: 1 (contacto de caso confirmado)
Manzanillo: 2 (contactos de casos confirmados)

Holguín: 6 casos

Banes: 1 (importado)
Cacocum: 1 (sin fuente de infección precisada)
Holguín: 2 (sin fuente de infección precisada)
Moa: 1 (contacto de caso confirmado)
Rafael Freyre: 1 (contacto de caso confirmado)

Santiago de Cuba: 2 casos

Segundo Frente: 1 (sin fuente de infección precisada)
Santiago de Cuba: 1 (sin fuente de infección precisada)

Guantánamo: 1 caso

Manuel Tames: 1 (contacto de caso confirmado)

Leer más »

Profesionales de la salud cubanos no tienen nuevas regulaciones migratorias

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) desmintió este sábado rumores sobre la existencia de nuevas regulaciones para la salida del país de los trabajadores del sector, quienes sí pueden viajar al exterior por asuntos particulares.“No existe regulación migratoria para los médicos especialistas en Medicina General Integral, ni médicos recién graduados, se mantiene la política migratoria aprobada en el año 2015, no es política del sector de la salud añadir nuevas regulaciones”, precisa la nota del organismo.Según el Minsap, desde el 2015 está vigente la Resolución No. 994, que establece el “procedimiento interno para aplicar por la administración de las unidades del Sistema Nacional de Salud, a los trabajadores que son sujetos de las regulaciones del Decreto 306 del 11 de octubre del año 2012”.De acuerdo a dicho decreto, pueden ser regulados “graduados de la educación superior” y “técnicos de nivel medio especializados que realizan actividades vitales para mantener los servicios de salud y la actividad científico-técnica”.Al respecto, el diario oficialista Granma publicó en el 2015: “serán regulados para viajar al exterior por asuntos particulares de forma temporal o permanente los especialistas y residentes de último año de especialidades médicas sin in­cluir los de Medicina General Integral, salvo excepciones”.Todo este personal debe solicitar autorización para viajar al extranjero por motivos personales, lo cual las autoridades cubanas han precisado que no se trata de una prohibición, sino de un procedimiento para organizar estas salidas y garantizar los servicios de salud a la población.El propio medio estatal aclaró que no entran en este grupo de regulados los enfermeros, tecnólogos, estomatólogos y psicólogos formados en el sector, ni tampoco aquellos profesionales de la salud que hayan causado baja del sistema y no laboren en unidades asistenciales.Estas disposiciones no regulan la entrada y salida del país de profesionales de la salud que emigraron legalmente (turismo, razones personales o contratos de trabajo) y residen en el extranjero.Las autoridades cubanas no han confirmado o desmentido el castigo de ocho años sin poder entrar a la Isla aplicado a aquellos profesionales del sector que abandonaron misiones médicas.

Leer más »

Profesionales de la salud cubanos no tienen nuevas regulaciones migratorias

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) desmintió este sábado rumores sobre la existencia de nuevas regulaciones para la salida del país de los trabajadores del sector, quienes sí pueden viajar al exterior por asuntos particulares.“No existe regulación migratoria para los médicos especialistas en Medicina General Integral, ni médicos recién graduados, se mantiene la política migratoria aprobada en el año 2015, no es política del sector de la salud añadir nuevas regulaciones”, precisa la nota del organismo.Según el Minsap, desde el 2015 está vigente la Resolución No. 994, que establece el “procedimiento interno para aplicar por la administración de las unidades del Sistema Nacional de Salud, a los trabajadores que son sujetos de las regulaciones del Decreto 306 del 11 de octubre del año 2012”.De acuerdo a dicho decreto, pueden ser regulados “graduados de la educación superior” y “técnicos de nivel medio especializados que realizan actividades vitales para mantener los servicios de salud y la actividad científico-técnica”.Al respecto, el diario oficialista Granma publicó en el 2015: “serán regulados para viajar al exterior por asuntos particulares de forma temporal o permanente los especialistas y residentes de último año de especialidades médicas sin in­cluir los de Medicina General Integral, salvo excepciones”.Todo este personal debe solicitar autorización para viajar al extranjero por motivos personales, lo cual las autoridades cubanas han precisado que no se trata de una prohibición, sino de un procedimiento para organizar estas salidas y garantizar los servicios de salud a la población.El propio medio estatal aclaró que no entran en este grupo de regulados los enfermeros, tecnólogos, estomatólogos y psicólogos formados en el sector, ni tampoco aquellos profesionales de la salud que hayan causado baja del sistema y no laboren en unidades asistenciales.Estas disposiciones no regulan la entrada y salida del país de profesionales de la salud que emigraron legalmente (turismo, razones personales o contratos de trabajo) y residen en el extranjero.Las autoridades cubanas no han confirmado o desmentido el castigo de ocho años sin poder entrar a la Isla aplicado a aquellos profesionales del sector que abandonaron misiones médicas.

Leer más »

Cuba confirma 18 nuevos casos de COVID-19

Al cierre de este 9 de septiembre, 18 muestras resultaron positivas a la COVID-19, de las 1 895 realizadas para la vigilancia en el día, informó el Ministerio de Salud Pública en su comunicado habitual.
Con esas cifras, Cuba acumula 14 116 563 muestras realizadas desde el inicio de la pandemia y 1 110 858 positivas.
Se mantienen ingresados 220 pacientes: 104 sospechosos y 116 confirmados activos. De estos últimos, 115 presentan evolución clínica estable y un paciente se encuentra grave.
Se acumulan 8 530 fallecidos (ninguno en el día), para una letalidad de 0.77 % (1.06% en el mundo y 1.60% en Las Américas); dos evacuados y 57 retornados a sus países.
Este 9 de septiembre hubo 21 altas, con las que se acumulan 1 102 153 (99.2%).
Del total de casos confirmados ayer (18):

14 fueron contactos de casos confirmados.
Dos tienen fuente de infección en el extranjero y dos no tienen fuente de infección precisada.
10 corresponden al sexo femenino y ocho al masculino.
Tres fueron asintomáticos, con los que se acumulan 147 464 con esa condición desde el inicio de la pandemia (el 13.3 % de los confirmados hasta la fecha).
Por grupos de edad: menores de 20 años (9), de 20 a 39 años (3), de 40 a 59 años (4) y 60 años y más (2).

Residencia de los casos diagnosticados por provincia y municipio:
La Habana: 1 caso

Boyeros: 1 (contacto de casos confirmados)
Arroyo Naranjo: 1 (importado)

Mayabeque: 1 caso

Nueva Paz: 1 (contacto de casos confirmados)

Matanzas: 1 caso

Jovellanos: 1 (contacto de casos confirmados)

Cienfuegos: 1 caso

Rodas: 1 (contacto de casos confirmados)

Villa Clara: 1 caso

Santa Clara: 1 (contacto de casos confirmados)

Sancti Spíritus: 1 caso

Cabaiguán: 1 (contacto de casos confirmados)

Camagüey: 3 casos

Camagüey: 2 (contactos de casos confirmados)
Jimaguayú: 1 (contacto de casos confirmados)

Holguín: 6 casos

Rafael Freyre: 2 (contactos de casos confirmados)
Holguín: 1 (sin fuente de infección precisada)
Gibara: 1 (sin fuente de infección precisada)
Calixto García: 1 (contacto de casos confirmados)
Moa: 1 (contacto de casos confirmados)

Granma: 1 caso

Bartomé Masó: 1 (contacto de casos confirmados)

Santiago de Cuba: 1 caso

Santiago de Cuba: 1 (importado)

Leer más »

Segundo caso de viruela del mono en Cuba evoluciona favorablemente

El segundo caso detectado en Cuba con la viruela del mono, un cubano residente en Estados Unidos, evoluciona de manera favorable, informó este viernes el Instituto de Medicina Tropical (IPK) «Pedro Kourí» de La Habana.“El paciente mantiene una evolución favorable” en el decimotercer día de haber sido diagnosticado, según declararon especialistas del IPK en la televisión cubana. Un reporte de Efe apunta que el enfermo es un cubano de 60 años.La viruela del monoInformación oportuna 👇#CubaPorLaVida pic.twitter.com/FryPN4Myj6— InfomedCuba 🇨🇺 (@InfomedCuba) September 2, 2022Llegó al país el 26 de agosto procedente de Miami (EEUU) y “no declaró problemas de salud” durante el control realizado en el aeropuerto internacional de La Habana, según explicó el Ministerio de Salud Pública (Minsap) al informar el caso. El hombre estuvo desde ese día y hasta el 30 alojado en casa de un familiar en La Habana, donde comenzó a experimentar diversos síntomas, por lo que fue ingresado y aislado.El Minsap informó que el 31 de agosto se había confirmado la infección por viruela del mono en un estudio realizado en el Laboratorio Nacional de Referencia del IPK.El primer paciente detectado en Cuba con esta enfermedad llegó a la Isla el 15 de agosto y falleció por esa causa seis días después. Las autoridades sanitarias confirmaron que solo se han detectado estos dos casos en el país, aunque señalan que mantienen la vigilancia en sus fronteras y capacitan a sus profesionales sobre la viruela del mono, una enfermedad muy contagiosa.La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró esta enfermedad -también denominada viruela símica- como una «emergencia de salud global» el pasado 23 de julio, cuando se habían reportado más de 16 000 contagios en 75 países.Identifican en Cuba segundo caso de Viruela SímicaDe acuerdo con los especialistas, la enfermedad es causada por un virus y puede transmitirse de animales a humanos o por el contacto directo con personas que tienen los síntomas. La OMS refiere que los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, musculares, poca energía, inflamación de los ganglios linfáticos y erupciones o lesiones en la piel.Las personas enfermas pueden contagiar a otras mientras tienen síntomas y el virus se trasmite a través de fluidos corporales (pus o sangre de lesiones en la piel), las costras y objetos usados por los enfermos.Efe/OnCuba.

Leer más »

Alertan en Cuba por alta transmisión de dengue

Cuba presenta una situación epidemiológica marcada por la alta transmisión de dengue, enfermedad transmitida por el Aedes aegypti, cuya tasa de incidencia creció en la última semana según informan medios oficiales en la Isla.El titular del Ministerio de Salud Pública (Minsap), José Ángel Portal Miranda, informó durante una reunión gubernamental de alto nivel que hasta el pasado tres de septiembre existía presencia de la enfermedad en 14 provincias, 41 municipios y 58 áreas de salud. La tasa de incidencia era alta en nueve provincias, de acuerdo con la nota publicada por el diario oficial Granma.El funcionario dijo que la tasa de incidencia de casos sospechosos de dengue se había incrementado en relación con la semana precedente a la 35 (con cierre el tres de septiembre), y agregó que las provincias de Santiago de Cuba, La Habana, Guantánamo, el Municipio Especial Isla de la Juventud, Camagüey, Las Tunas y Matanzas presentan índices superiores al nacional.Casos sospechosos de dengue aumentan un 35,5 % en Cuba en una semanaLa doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán Tirado, directora del Centro de Investigación del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), recordó que un centenar de países reportan  transmisión y que en la región de las Américas, según datos actualizados, los países con mayores tasas de incidencia son Brasil, Perú, Colombia, Nicaragua y México.La experta comentó que la situación se ha complejizado, pues en tiempos pasados la causa estaba en un solo virus y era más fácil proceder, pero «hemos tenido brotes y epidemias con dos virus, e incluso en estos momentos están los cuatro serotipos circulando», señala, según el texto de Granma.Mientras, en el programa televisivo Mesa Redonda de este jueves la viceministra de Salud Pública que atiende el área de Higiene y Epidemiología, Caridad Peña García, indicó que el mosquito Aedes aegypti tiene una vida en el trópico y en la región subtropical, y “su distribución en Cuba no puede pasar de soslayo dado los altos índices del vector que han producido un incremento de los contagios”.De acuerdo con la reseña publicada en el sitio web oficial Cubadebate, la especialista refirió que el comportamiento del dengue es «cíclico debido al incremento del vector» y reconoció que no se ha podido erradicar con la campaña de vigilancia y lucha antivectorial.Además, expuso datos de la Organización panamericana de la Salud (OPS) que señalan un incremento de un 300% en los casos de dengue reportados en el continente en lo que va de año, así como un aumento del 165% en comparación con las cifras de 2021. Según el citado medio digital, en una parte de su intervención la viceministra reconoció que en el caso de Cuba , aunque la población sí dio muestra de eliminar focos del vector en sus viviendas, «realmente lo que había que hacer dentro de la vivienda no fue posible”, y añadió que “nosotros sabemos que tenemos responsabilidad con el tema y que no salió como debía ser”. A su vez, admitió que existen preocupaciones desde la población vinculadas con el tema de la fumigación, acción que se está realizando en 71 municipios del país, pertenecientes a las provincias con mayores índices de infestación.Peña García también destacó que la actual circulación del dengue en Cuba “está en el contexto de lo que está pasando en la región” y adelantó que vamos hacia el momento más complejo de la enfermedad, debido a que «el ciclo muestra sus mayores picos a partir de finales de octubre y principios de noviembre, porque hay una oleada del vector y de los enfermos con dengue”. Hoy 26 de agosto es Día Mundial contra el #Dengue, infección aguda causada por un virus que puede afectar a cualquier grupo de edad.La forma más eficaz de prevenirla es eliminar los criaderos del mosquitos, esfuerzo que demanda la acción conjunta de todos #CubaPorLaSalud pic.twitter.com/gzlyveoTYa— José Angel Portal Miranda (@japortalmiranda) August 26, 2022El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito Aedes aegypti infectado y provoca síntomas que pueden ser leves o graves, que van desde dolores de cabeza, de los músculos y de articulaciones; unido a la fiebre y eritema, según la bibliografía médica.Desde el pasado mes de julio, el Minsap informó que Cuba había batido por segundo año el récord de puntos de reproducción del mosquito que transmite la enfermedad y calificó el escenario epidemiológico como “complejo”.La prensa independiente ha revelado que varias personas, entre ellas menores, murieron con elevada fiebre que pudiera estar relacionada a la enfermedad. No se ha informado oficialmente que todos estos decesos fueran por dengue, aunque en algún caso sí se ha ha referido como la causa.

Leer más »

Alertan en Cuba por alta transmisión de dengue

Cuba presenta una situación epidemiológica marcada por la alta transmisión de dengue, enfermedad transmitida por el Aedes aegypti, cuya tasa de incidencia creció en la última semana según informan medios oficiales en la Isla.El titular del Ministerio de Salud Pública (Minsap), José Ángel Portal Miranda, informó durante una reunión gubernamental de alto nivel que hasta el pasado tres de septiembre existía presencia de la enfermedad en 14 provincias, 41 municipios y 58 áreas de salud. La tasa de incidencia era alta en nueve provincias, de acuerdo con la nota publicada por el diario oficial Granma.El funcionario dijo que la tasa de incidencia de casos sospechosos de dengue se había incrementado en relación con la semana precedente a la 35 (con cierre el tres de septiembre), y agregó que las provincias de Santiago de Cuba, La Habana, Guantánamo, el Municipio Especial Isla de la Juventud, Camagüey, Las Tunas y Matanzas presentan índices superiores al nacional.Casos sospechosos de dengue aumentan un 35,5 % en Cuba en una semanaLa doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán Tirado, directora del Centro de Investigación del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), recordó que un centenar de países reportan  transmisión y que en la región de las Américas, según datos actualizados, los países con mayores tasas de incidencia son Brasil, Perú, Colombia, Nicaragua y México.La experta comentó que la situación se ha complejizado, pues en tiempos pasados la causa estaba en un solo virus y era más fácil proceder, pero «hemos tenido brotes y epidemias con dos virus, e incluso en estos momentos están los cuatro serotipos circulando», señala, según el texto de Granma.Mientras, en el programa televisivo Mesa Redonda de este jueves la viceministra de Salud Pública que atiende el área de Higiene y Epidemiología, Caridad Peña García, indicó que el mosquito Aedes aegypti tiene una vida en el trópico y en la región subtropical, y “su distribución en Cuba no puede pasar de soslayo dado los altos índices del vector que han producido un incremento de los contagios”.De acuerdo con la reseña publicada en el sitio web oficial Cubadebate, la especialista refirió que el comportamiento del dengue es «cíclico debido al incremento del vector» y reconoció que no se ha podido erradicar con la campaña de vigilancia y lucha antivectorial.Además, expuso datos de la Organización panamericana de la Salud (OPS) que señalan un incremento de un 300% en los casos de dengue reportados en el continente en lo que va de año, así como un aumento del 165% en comparación con las cifras de 2021. Según el citado medio digital, en una parte de su intervención la viceministra reconoció que en el caso de Cuba , aunque la población sí dio muestra de eliminar focos del vector en sus viviendas, «realmente lo que había que hacer dentro de la vivienda no fue posible”, y añadió que “nosotros sabemos que tenemos responsabilidad con el tema y que no salió como debía ser”. A su vez, admitió que existen preocupaciones desde la población vinculadas con el tema de la fumigación, acción que se está realizando en 71 municipios del país, pertenecientes a las provincias con mayores índices de infestación.Peña García también destacó que la actual circulación del dengue en Cuba “está en el contexto de lo que está pasando en la región” y adelantó que vamos hacia el momento más complejo de la enfermedad, debido a que «el ciclo muestra sus mayores picos a partir de finales de octubre y principios de noviembre, porque hay una oleada del vector y de los enfermos con dengue”. Hoy 26 de agosto es Día Mundial contra el #Dengue, infección aguda causada por un virus que puede afectar a cualquier grupo de edad.La forma más eficaz de prevenirla es eliminar los criaderos del mosquitos, esfuerzo que demanda la acción conjunta de todos #CubaPorLaSalud pic.twitter.com/gzlyveoTYa— José Angel Portal Miranda (@japortalmiranda) August 26, 2022El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito Aedes aegypti infectado y provoca síntomas que pueden ser leves o graves, que van desde dolores de cabeza, de los músculos y de articulaciones; unido a la fiebre y eritema, según la bibliografía médica.Desde el pasado mes de julio, el Minsap informó que Cuba había batido por segundo año el récord de puntos de reproducción del mosquito que transmite la enfermedad y calificó el escenario epidemiológico como “complejo”.La prensa independiente ha revelado que varias personas, entre ellas menores, murieron con elevada fiebre que pudiera estar relacionada a la enfermedad. No se ha informado oficialmente que todos estos decesos fueran por dengue, aunque en algún caso sí se ha ha referido como la causa.

Leer más »

Ministerio de Salud Pública: Reporta Cuba 32 casos de COVID-19

Al cierre del día de ayer, 8 de septiembre, se encuentran ingresados un total 211 pacientes, sospechosos 92 y confirmados activos 119.
En el día en Cuba para la COVID-19 se realizaron un total de mil 691 muestras para la vigilancia, resultando positiva 32.  El país acumula 14 millones 114 mil 668 muestras realizadas y 1 millón 110 mil 840 positivas.
Del total de casos (32): 23 fueron contactos de casos confirmados, 3 con fuente de infección en el extranjero y 6 sin fuente de infección precisada. De los 32 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 21 y del sexo masculino 11.
Se reportan 1 caso asintomático en el día, acumulándose un total de 147 mil 461 que representa el (13,3 %) de los confirmados hasta la fecha.
Los 32 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad de: menores de 20 años (18), de 20 a 39 años (8), de 40 a 59 años (3) y 60 años y más (3).
Pinar del Río: 2 casos

    Pinar del Río: 2 (contactos de casos confirmados)

Mayabeque: 2 casos

    Madruga: 1 (contacto de casos confirmados)
    San José de las Lajas: 1 (contacto de casos confirmados)

Matanzas: 2 casos

    Cárdenas: 2 (1 contacto de casos confirmados y 1 importado)

Cienfuegos: 1 caso

    Cienfuegos: 1 (contacto de casos confirmados)

Villa Clara: 3 casos

    Santa Clara: 1 (contacto de casos confirmados)
    Caibarién: 1 (importado)
    Santo Domingo: 1 (importado)

Ciego de Ávila: 2 casos

    Ciego de Ávila: 1 (sin fuente de infección precisada)
    Venezuela: 1 (contacto de casos confirmados)

Camagüey: 3 casos

    Camagüey: 3  (contactos de casos confirmados)

Las Tunas: 1 caso

    Las Tunas: 1 (contacto de casos confirmados)

Holguín: 13 casos

    Holguín: 4 (1 contacto de casos confirmados y 3  sin fuente de infección precisada)
    Rafael Freyre: 3 (contactos de casos confirmados)
    Gibara: 2 (sin fuente de infección precisada)
    Calixto García: 1 (contacto de casos confirmados)
    Báguanos: 1 (contacto de casos confirmados)
    Cacocum: 1 (contacto de casos confirmados)
    Cueto: 1 (contacto de casos confirmados)

Granma: 2 casos

    Bayamo: 2 (contactos de casos confirmados)

Guantánamo: 1 caso

    Guantánamo: 1 (contacto de casos confirmados)

Del millón 110 mil 840 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados 119, de ellos 118 con evolución clínica estable. Se acumulan 8 mil 530 fallecidos (ninguno en el día), letalidad de 0,77 % vs 1,06 % en el mundo y 1,60 % en las Américas; dos evacuados, 57 retornados a sus países, en el día hubo 32 altas, se acumulan 1 millón 102 mil 132 (99,2%).  Se atiende en los Cuidados Intensivos 1 paciente grave confirmado.
(Fuente: Minsap)

Leer más »

Actualizan sobre situación epidemiológica del país (+ Video)

Al intervenir en el espacio televisivo, la doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), quien recibiera recientemente el Premio Internacional L’Oréal-UNESCO por sus investigaciones sobre el dengue, señaló que este es un reconocimiento que tiene detrás el esfuerzo de muchas personas, mujeres y hombres, tanto del IPK, como de otras instituciones de salud. 
“Es un premio a Cuba y a la ciencia cubana y al esfuerzo que hace nuestro país, en este caso, en las investigaciones relacionadas con esta enfermedad”.
Recordó que el dengue es una arbovirosis, que son virus transmitidos por artrópodos, principalmente mosquitos y garrapatas. Dentro de estas, los arbovirus de mayor importancia hoy son transmitidos por mosquitos del género Aedes, principalmente el Aedes aegypti, explicó la experta.
Entre los arbovirus de mayor relevancia en la región y en el mundo, teniendo en cuenta la enfermedad y mortalidad que causan, está en primer lugar el dengue, un virus que, dijo, “dejó el escenario epidemiológico con la llegada del SARS-CoV-2, pero siempre estuvo ahí”.
“El escenario actual es completamente diferente y hay que ser muy cuidadoso con el dengue. Con la covid tenemos la oportunidad de contar con una población vacunada, si bien hay que cuidarse y continuar usando el nasobuco cuando haya aglomeración de personas. Pero hoy nuestro gran problema es el dengue”, insistió Guzmán Tirado.
Refirió que tanto el chikungunya como el zika, otras arbovirosis, se mantienen circulando en la región, si bien de esta última hay menor reporte de casos, lo cual no significa que no exista peligro.
Sin embargo, es el dengue la de mayor preocupación, insistió. 
Si pudiésemos eliminar el mosquito Aedes aegypti, estaríamos eliminando el problema de salud que significan estas enfermedades, agregó. 
La experta remarcó la responsabilidad que implica para toda la sociedad, tanto a nivel individual como de las instituciones, trabajar de manera conjunta en este empeño.
“El dengue es el hombre, el mosquito, el virus y un ambiente que propicia que haya mosquitos. Si alguien está infectado, el mosquito le pica, pasa un tiempo, pica a otra persona, se replica”, explicó y apuntó que la mayoría de las infecciones por dengue son asintomáticas.
“Cuando usted ve mucho dengue, debe pensar que realmente hay más transmisión. Y el peligro de esto es que esas personas asintomáticas son capaces, si el mosquito las pica, de transmitir la enfermedad y seguir la cadena de propagación”, dijo.
Por otra parte, esa persona queda inmune a ese virus, señaló.
En ese sentido, Guadalupe Guzmán comentó que el dengue es de la familia de la fiebre amarilla, una enfermedad en la cual Cuba tiene una historia en relación a su descubrimiento por el destacado científico Carlos J. Finlay; y que es de la misma familia del zika.
“Aunque decimos virus dengue, cuando nos referimos a esta arbovirosis hablamos de cuatro virus (Den 1, 2, 3 y 4). Son como cuatro hermanos. Cada uno tiene cosas comunes, pero cada uno es un individuo. Y tiene la característica que si usted se infecta con un virus dengue, el uno o el cuatro o el tres, de por vida prácticamente usted no va a sufrir de nuevo ese dengue.

“El mosquito lo puede infectar y usted tiene inmunidad para él. Pero como se parecen los virus, esa persona desarrolla también anticuerpos que de alguna forma reconocen cuando en algún momento de su vida se infecta con otro serotipo de dengue. Y ese anticuerpo generalmente no lo protege, pero está ahí, reconoce el segundo virus y es capaz de capturarlo y facilitar la entrada del virus a la célula diana. 
“Es decir, el virus va a entrar a una célula y tiene una puerta normal, y se multiplica, eso es lo común. Pero en el caso de la segunda infección de dengue, el virus va a entrar por esa puerta, pero tiene otras puertas que se abren.
“La persona tendrá una gran producción de células infectadas que es la gran diferencia entre una infección primaria, con una secundaria, donde la segunda infección es el gran peligro. Tampoco quiere decir que todo el mundo reaccione del mismo modo. Se plantean cifras entre un 2 y un 5%, el punto es que nadie sabe a quién le va a tocar”.
La experta detalló que en ese mecanismo, donde hay cuatro virus, aparecen combinaciones: puede ser 1-2,1-3, 3-1, 4-2, 2-4 y “hay combinaciones más peligrosas que otras”, subrayó.
La jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK ejemplificó que la combinación 1-2, tanto en los reportes de Cuba como de otros países, es la combinación más peligrosa y le sigue la 1- 3.
“Por ejemplo, en Cuba en el año 2001 la combinación 2-3, porque teníamos personas inmunes a dengue 2 desde la epidemia del año 81´, o incluso en la provincia de Santiago de Cuba de la epidemia del 97´ que les dio el serotipo 3, pasó prácticamente silente. Pero en contraste, la combinación 1-3 fue muy fuerte.
“Estamos hablando entonces de la segunda infección, de la secuencia de esa infección porque las secuencias cambian. Hay virus que se caracterizan genotípicamente y se dice: de origen asiático. En general esos que decimos de origen asiático tienen una potencialidad de dar el cuadro grave, pero no es lo mismo si la persona se infecta con el segundo virus cuatro años después y hay peligro de dengue hemorrágico, que si se infecta 20 años después. En el segundo caso Cuba demostró que era más grave que cuatro años después de la primera infección, con la epidemia en Santiago de Cuba”, dijo.
El diagnóstico de laboratorio a nivel mundial se hace hoy en tres líneas fundamentales. La primera de ellas es la vigilancia serológica. 
“Nuestra población sabe lo que es la IgM, son anticuerpos que marcan una infección reciente. Es decir, si ahora yo me hago una y me da positiva y estoy aparentemente bien, a mí me dio un dengue que no me enteré, pero hace poco tiempo, generalmente un mes. Se usa esta vigilancia como marcador de lo que está pasando. 
“La otra forma de diagnóstico es la vigilancia molecular. Todos aprendimos con la covid y con el virus SARS a conocer el PCR en tiempo real. Esa es una tecnología que se aplica a dengue, y otras enfermedades como herpes e influenza, y nos dice qué serotipo de dengue es.
“Esas son las tecnologías que se usan hoy en la región de las Américas, en Europa y en el Sudeste asiático”. 
La experta comentó que Cuba tiene una vigilancia para dengue y cuenta con una red de laboratorios que hacen la IgM con el sistema Suma, un excelente diagnosticador desarrollado hace años por el Centro de Inmunoensayo —institución científica que acaba de cumplir 35 años— que nos dice cómo está comportándose la enfermedad y si tenemos más o menos casos.
Agregó que el IPK es el centro de referencia donde se confirman esos casos para saber cómo está la transmisión y ello se complementa con la prueba PCR en tiempo real, que permite definir cuál es el serotipo circulante.
Explicó que la vigilancia hoy no solamente se realiza sobre el dengue, sino que se estudian otros virus como zika y chikungunya, “que no tenemos en el país pero hay que estar preparados”. 
“Puntualmente a veces entran viajeros con un cuadro clínico sospechoso de un área peligrosa y se estudia fiebre amarilla. Es decir que es una vigilancia de arbovirus, aunque principalmente del dengue que es nuestro problema fundamental”.

La experta dijo que el dengue es un tema sobre el cual se mantiene intercambio científico en la región y donde Cuba tiene liderazgo.
Comentó que la semana pasada hubo una reunión en Lima muy importante citada por la OPS, con todos los laboratorios nacionales de dengue y de la región, donde lógicamente participó Cuba, que tiene un centro colaborador OPS/OMS y que es parte de esta red desde su fundación.
De hecho, Cuba coordinó la red para dengue entre 2010 y 2016, que después se amplía con la situación del zika y el chikungunya a la red de arbovirus, que nuestro país también coordinó entre 2016 y 2018. En esta reunión la coordinación pasó a Argentina.
“La región se ha preparado y tiene laboratorios hoy con tecnología, un área donde Cuba está a la avanzada también. Hoy se trabaja en avanzar en dos temas esenciales donde Cuba está inmersa también: la vigilancia genómica. Todos recordamos, porque hemos hablado del SARS-CoV-2, de beta, delta ómicron, que son variantes de un mismo virus. Pero en el caso de dengue, hablamos de genotipos y cada serotipo del dengue tiene varios genotipos y hay genotipos más asociados a dengue grave y otros que no. Entonces, ahora lo que estamos impulsando todos los laboratorios es que esa vigilancia genómica que se aplicó a covid, que también se aplica a dengue, se fortalezca.
Guzmán Tirado comentó que un segundo aspecto donde esperan comenzar a trabajar en unos meses es en la vigilancia entomo-virológica, dirigida a buscar el virus en el mosquito.
“No es en el paciente donde detectemos qué tipo de dengue es, sino voy a buscar en el mosquito como una forma de un pronóstico. Quizás no tenemos una gran circulación pero ya estamos detectando que el virus está ahí. Y nos permite tomar medidas”, detalló.
Guzmán Tirado explicó que en el mencionado encuentro regional los laboratorios presentaron la situación de sus países y realmente la situación del dengue es de la región de las Américas, en donde Cuba también tiene su contexto propio pero no es un escenario exclusivo del país.
Dijo que los años 2016 y 2019 han sido en toda la historia del dengue desde que se contabiliza esta enfermedad, poco antes de los años ochenta, los reportes más elevados de dengue en la región de las Américas. Hasta la semana 32 se registran 2.2 millones de casos, lo que indica la probabilidad de cerrar el año si no con mayores reportes, con cifras similares a estos años.

La especialista presentó algunos resultados de la vigilancia virológica por años del dengue en Cuba, para comprender la evolución de la presencia de los diferentes serotipos del virus en el país y lo que ello implica.
Recordó, por ejemplo, que en el año 1977, Cuba tuvo una gran epidemia de dengue 1. “Ustedes dirán ¿Y por qué ella habla de una cosa que pasó hace tanto tiempo? Porque todavía podemos estar sufriendo el embate de esa epidemia. Las personas que lo sufrieron y se infectaron en el 77 muchas ya deben haber tenido dengue posteriormente, pero algunas quizás todavía no se han infectado y es un grupo que está ahí y es dengue 1. 
“Después tuvimos el año 81 una epidemia de dengue dos; después estuvimos 15 años prácticamente sin mosquitos en el país, una campaña muy fuerte y empieza luego Santiago de Cuba con dengue 2, dengue 1, dengue 2. Se corta la transmisión, podemos eliminar el mosquito, y posteriormente en el 2001 entra al país el dengue 3 por primera vez. A partir del 2007 hemos tenido periodos de varios dengues”, comentó la investigadora.

Llamó la atención que desde el año 2014, cuando entró el dengue 2 al territorio nacional, se ha mantenido circulando hasta la actualidad y eso va inmunizando a un grupo de personas y sensibilizando a otros.
Dijo que el dengue 3 circuló desde el 2014 hasta el 2018 y que el dengue 4 ha circulado pero con mucha menos proporción. “Y el dengue 1 que circuló en los años 77  y 78´, prácticamente el 50% de la población se puso en contacto con ese virus, lo cual no quiere decir que se haya enfermado pero se infectó y es una evidencia de estudios que se han hecho serológicos. Ese dengue 1 no entra al país hasta mediados del 2019. Es decir, que ha estado circulando dengue 1 en 2019, 2020 y 2021.
“Covid estaba en el escenario pero dengue también, que todos estábamos involucrados en covid y había que enfrentar la pandemia es cierto, pero la vigilancia se mantuvo y detectó el virus”.
¿Qué significa? “Que desde el 2019 hasta acá ese dengue 1 está infectando personas. El dengue 3 desde el 2018 no lo habíamos visto más hasta ahora.
“Hoy tenemos circulando los cuatro serotipos de dengue”, enfatizó. 
“Pero, lo que detecta el laboratorio no es que los cuatro estén en igualdad de condiciones, sino que se está detectando principalmente, en más del 60%, es dengue 3. Este es el serotipo del virus que está marcando el caso grave, incluso fallecidos porque hemos tenido defunciones por esta enfermedad.
“No quiere decir que los otros no estén. Pero el que está prevaleciendo es el 3, al que le sigue en frecuencia de aislamiento el dengue 2”.

Esta no es una situación de Cuba, sino que está presente en varios países. Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua, por poner algunos ejemplos, tienen los cuatro serotipos circulando y hay otros que tienen tres.
¿Qué implica que esté predominando el serotipo 3?
“En su momento se hablaba de que los casos graves de dengue estaban dados porque el virus era más severo o más virulento por llamarlo de alguna forma, o porque la persona sufría la segunda infección.
“Cuba publicó en el año 1987 una hipótesis que integraba factores varios, los cuales explicaban que una persona desarrollara el dengue grave o que se produjera una epidemia de dengue hemorrágico. 
“En esta hipótesis se señala que hay factores del individuo que aportan a lo que va a pasar después”. 
Señaló que la edad es un factor de riesgo y que el niño tiene más riesgo de dengue hemorrágico que el adulto. Siempre el factor de riesgo principal es la infección secundaria. “Claro, si me dio dos veces y soy ciclémico tengo un riesgo. Si soy diabético, asmático, hipertenso o tengo cualquier otra comorbilidad los riesgos se incrementan, dijo.
Agregó que de acuerdo a la evidencia de estudios genéticos las personas blancas tienen mayor riesgo de desarrollar dengue grave, mientras que hay genes asociados a la protección que se ven en las personas negras.
Desde el punto de vista epidemiológico, son factores una alta densidad del vector porque permite una transmisión, así como una alta densidad de susceptibles.
¿Qué pasa ahora con el dengue 3? “Estamos comenzando unos estudios en el pediátrico del Cerro, porque estamos viendo niños con signos de alarma y niños con dengue grave.
“No es que no se hayan visto en todos estos años, pero hoy los estamos viendo en una frecuencia mayor que con anterioridad, quitando el año 1981, cuando el país sufrió la conocida epidemia de dengue hemorrágico.
“Tenemos una población infantil y jóvenes que se han infectado con dengue 1 entre el 2019 y el 2021, que nunca habían estado expuestos a este serotipo. Todo el que nació después del 78´, a no ser que fuera en otro país, no se ha infectado con dengue 1 en Cuba y hay que tener en cuenta que el dengue uno como primer serotipo es un virus sensibilizante. 
“Tenemos por otra parte un virus dengue 3 que hacía tres años que no circulaba y una población que siempre se acumula susceptible, pero es importante saber que en secuencia, dengue 1-3 es una secuencia peligrosa”. 
Dijo que estos son elementos que están a nivel de hipótesis teniendo en cuenta los resultados de Cuba y del mundo, pero que pudieran explicar por qué nosotros estamos observando ahora casos con niños con signos de alarma, incluso graves, que con anterioridad no habíamos visto de ese modo.
“Otro elemento que no podemos olvidar y que vamos a estudiar es que igual que el mundo, Cuba pasó una epidemia de covid-19.
“Son virus diferentes y el SARS-CoV-2  es un virus de una clasificación que no tiene nada que ver con los arbovirus. Se habla de las secuelas del post- covid pero cómo queda esa persona frente a una infección cualquiera y esa cualquiera puede ser dengue, donde puede ser un dengue secundario en un paciente que tiene un antecedente de covid. Realmente no lo sabemos y es algo que queremos estudiar”.
Remarcó que todos podemos hacer mucho ante el dengue. La primera es que ante un cuadro clínico, una sospecha, se debe visitar de inmediato al médico.
El dengue es una enfermedad muy rápida, y hoy estás bien y mañana puedes tener un cuadro grave, dijo la experta quien llamó a que la población se mantenga informada. 
“El mosquito vive con nosotros, y apoyar todas las acciones que hace el país para bajar los niveles del vector pasa por la responsabilidad individual de eliminar los criaderos en nuestras casas. Sí podemos”. 

Leer más »

Actualizan sobre situación epidemiológica del país (+ Video)

Al intervenir en el espacio televisivo, la doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), quien recibiera recientemente el Premio Internacional L’Oréal-UNESCO por sus investigaciones sobre el dengue, señaló que este es un reconocimiento que tiene detrás el esfuerzo de muchas personas, mujeres y hombres, tanto del IPK, como de otras instituciones de salud. 
“Es un premio a Cuba y a la ciencia cubana y al esfuerzo que hace nuestro país, en este caso, en las investigaciones relacionadas con esta enfermedad”.
Recordó que el dengue es una arbovirosis, que son virus transmitidos por artrópodos, principalmente mosquitos y garrapatas. Dentro de estas, los arbovirus de mayor importancia hoy son transmitidos por mosquitos del género Aedes, principalmente el Aedes aegypti, explicó la experta.
Entre los arbovirus de mayor relevancia en la región y en el mundo, teniendo en cuenta la enfermedad y mortalidad que causan, está en primer lugar el dengue, un virus que, dijo, “dejó el escenario epidemiológico con la llegada del SARS-CoV-2, pero siempre estuvo ahí”.
“El escenario actual es completamente diferente y hay que ser muy cuidadoso con el dengue. Con la covid tenemos la oportunidad de contar con una población vacunada, si bien hay que cuidarse y continuar usando el nasobuco cuando haya aglomeración de personas. Pero hoy nuestro gran problema es el dengue”, insistió Guzmán Tirado.
Refirió que tanto el chikungunya como el zika, otras arbovirosis, se mantienen circulando en la región, si bien de esta última hay menor reporte de casos, lo cual no significa que no exista peligro.
Sin embargo, es el dengue la de mayor preocupación, insistió. 
Si pudiésemos eliminar el mosquito Aedes aegypti, estaríamos eliminando el problema de salud que significan estas enfermedades, agregó. 
La experta remarcó la responsabilidad que implica para toda la sociedad, tanto a nivel individual como de las instituciones, trabajar de manera conjunta en este empeño.
“El dengue es el hombre, el mosquito, el virus y un ambiente que propicia que haya mosquitos. Si alguien está infectado, el mosquito le pica, pasa un tiempo, pica a otra persona, se replica”, explicó y apuntó que la mayoría de las infecciones por dengue son asintomáticas.
“Cuando usted ve mucho dengue, debe pensar que realmente hay más transmisión. Y el peligro de esto es que esas personas asintomáticas son capaces, si el mosquito las pica, de transmitir la enfermedad y seguir la cadena de propagación”, dijo.
Por otra parte, esa persona queda inmune a ese virus, señaló.
En ese sentido, Guadalupe Guzmán comentó que el dengue es de la familia de la fiebre amarilla, una enfermedad en la cual Cuba tiene una historia en relación a su descubrimiento por el destacado científico Carlos J. Finlay; y que es de la misma familia del zika.
“Aunque decimos virus dengue, cuando nos referimos a esta arbovirosis hablamos de cuatro virus (Den 1, 2, 3 y 4). Son como cuatro hermanos. Cada uno tiene cosas comunes, pero cada uno es un individuo. Y tiene la característica que si usted se infecta con un virus dengue, el uno o el cuatro o el tres, de por vida prácticamente usted no va a sufrir de nuevo ese dengue.

“El mosquito lo puede infectar y usted tiene inmunidad para él. Pero como se parecen los virus, esa persona desarrolla también anticuerpos que de alguna forma reconocen cuando en algún momento de su vida se infecta con otro serotipo de dengue. Y ese anticuerpo generalmente no lo protege, pero está ahí, reconoce el segundo virus y es capaz de capturarlo y facilitar la entrada del virus a la célula diana. 
“Es decir, el virus va a entrar a una célula y tiene una puerta normal, y se multiplica, eso es lo común. Pero en el caso de la segunda infección de dengue, el virus va a entrar por esa puerta, pero tiene otras puertas que se abren.
“La persona tendrá una gran producción de células infectadas que es la gran diferencia entre una infección primaria, con una secundaria, donde la segunda infección es el gran peligro. Tampoco quiere decir que todo el mundo reaccione del mismo modo. Se plantean cifras entre un 2 y un 5%, el punto es que nadie sabe a quién le va a tocar”.
La experta detalló que en ese mecanismo, donde hay cuatro virus, aparecen combinaciones: puede ser 1-2,1-3, 3-1, 4-2, 2-4 y “hay combinaciones más peligrosas que otras”, subrayó.
La jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK ejemplificó que la combinación 1-2, tanto en los reportes de Cuba como de otros países, es la combinación más peligrosa y le sigue la 1- 3.
“Por ejemplo, en Cuba en el año 2001 la combinación 2-3, porque teníamos personas inmunes a dengue 2 desde la epidemia del año 81´, o incluso en la provincia de Santiago de Cuba de la epidemia del 97´ que les dio el serotipo 3, pasó prácticamente silente. Pero en contraste, la combinación 1-3 fue muy fuerte.
“Estamos hablando entonces de la segunda infección, de la secuencia de esa infección porque las secuencias cambian. Hay virus que se caracterizan genotípicamente y se dice: de origen asiático. En general esos que decimos de origen asiático tienen una potencialidad de dar el cuadro grave, pero no es lo mismo si la persona se infecta con el segundo virus cuatro años después y hay peligro de dengue hemorrágico, que si se infecta 20 años después. En el segundo caso Cuba demostró que era más grave que cuatro años después de la primera infección, con la epidemia en Santiago de Cuba”, dijo.
El diagnóstico de laboratorio a nivel mundial se hace hoy en tres líneas fundamentales. La primera de ellas es la vigilancia serológica. 
“Nuestra población sabe lo que es la IgM, son anticuerpos que marcan una infección reciente. Es decir, si ahora yo me hago una y me da positiva y estoy aparentemente bien, a mí me dio un dengue que no me enteré, pero hace poco tiempo, generalmente un mes. Se usa esta vigilancia como marcador de lo que está pasando. 
“La otra forma de diagnóstico es la vigilancia molecular. Todos aprendimos con la covid y con el virus SARS a conocer el PCR en tiempo real. Esa es una tecnología que se aplica a dengue, y otras enfermedades como herpes e influenza, y nos dice qué serotipo de dengue es.
“Esas son las tecnologías que se usan hoy en la región de las Américas, en Europa y en el Sudeste asiático”. 
La experta comentó que Cuba tiene una vigilancia para dengue y cuenta con una red de laboratorios que hacen la IgM con el sistema Suma, un excelente diagnosticador desarrollado hace años por el Centro de Inmunoensayo —institución científica que acaba de cumplir 35 años— que nos dice cómo está comportándose la enfermedad y si tenemos más o menos casos.
Agregó que el IPK es el centro de referencia donde se confirman esos casos para saber cómo está la transmisión y ello se complementa con la prueba PCR en tiempo real, que permite definir cuál es el serotipo circulante.
Explicó que la vigilancia hoy no solamente se realiza sobre el dengue, sino que se estudian otros virus como zika y chikungunya, “que no tenemos en el país pero hay que estar preparados”. 
“Puntualmente a veces entran viajeros con un cuadro clínico sospechoso de un área peligrosa y se estudia fiebre amarilla. Es decir que es una vigilancia de arbovirus, aunque principalmente del dengue que es nuestro problema fundamental”.

La experta dijo que el dengue es un tema sobre el cual se mantiene intercambio científico en la región y donde Cuba tiene liderazgo.
Comentó que la semana pasada hubo una reunión en Lima muy importante citada por la OPS, con todos los laboratorios nacionales de dengue y de la región, donde lógicamente participó Cuba, que tiene un centro colaborador OPS/OMS y que es parte de esta red desde su fundación.
De hecho, Cuba coordinó la red para dengue entre 2010 y 2016, que después se amplía con la situación del zika y el chikungunya a la red de arbovirus, que nuestro país también coordinó entre 2016 y 2018. En esta reunión la coordinación pasó a Argentina.
“La región se ha preparado y tiene laboratorios hoy con tecnología, un área donde Cuba está a la avanzada también. Hoy se trabaja en avanzar en dos temas esenciales donde Cuba está inmersa también: la vigilancia genómica. Todos recordamos, porque hemos hablado del SARS-CoV-2, de beta, delta ómicron, que son variantes de un mismo virus. Pero en el caso de dengue, hablamos de genotipos y cada serotipo del dengue tiene varios genotipos y hay genotipos más asociados a dengue grave y otros que no. Entonces, ahora lo que estamos impulsando todos los laboratorios es que esa vigilancia genómica que se aplicó a covid, que también se aplica a dengue, se fortalezca.
Guzmán Tirado comentó que un segundo aspecto donde esperan comenzar a trabajar en unos meses es en la vigilancia entomo-virológica, dirigida a buscar el virus en el mosquito.
“No es en el paciente donde detectemos qué tipo de dengue es, sino voy a buscar en el mosquito como una forma de un pronóstico. Quizás no tenemos una gran circulación pero ya estamos detectando que el virus está ahí. Y nos permite tomar medidas”, detalló.
Guzmán Tirado explicó que en el mencionado encuentro regional los laboratorios presentaron la situación de sus países y realmente la situación del dengue es de la región de las Américas, en donde Cuba también tiene su contexto propio pero no es un escenario exclusivo del país.
Dijo que los años 2016 y 2019 han sido en toda la historia del dengue desde que se contabiliza esta enfermedad, poco antes de los años ochenta, los reportes más elevados de dengue en la región de las Américas. Hasta la semana 32 se registran 2.2 millones de casos, lo que indica la probabilidad de cerrar el año si no con mayores reportes, con cifras similares a estos años.

La especialista presentó algunos resultados de la vigilancia virológica por años del dengue en Cuba, para comprender la evolución de la presencia de los diferentes serotipos del virus en el país y lo que ello implica.
Recordó, por ejemplo, que en el año 1977, Cuba tuvo una gran epidemia de dengue 1. “Ustedes dirán ¿Y por qué ella habla de una cosa que pasó hace tanto tiempo? Porque todavía podemos estar sufriendo el embate de esa epidemia. Las personas que lo sufrieron y se infectaron en el 77 muchas ya deben haber tenido dengue posteriormente, pero algunas quizás todavía no se han infectado y es un grupo que está ahí y es dengue 1. 
“Después tuvimos el año 81 una epidemia de dengue dos; después estuvimos 15 años prácticamente sin mosquitos en el país, una campaña muy fuerte y empieza luego Santiago de Cuba con dengue 2, dengue 1, dengue 2. Se corta la transmisión, podemos eliminar el mosquito, y posteriormente en el 2001 entra al país el dengue 3 por primera vez. A partir del 2007 hemos tenido periodos de varios dengues”, comentó la investigadora.

Llamó la atención que desde el año 2014, cuando entró el dengue 2 al territorio nacional, se ha mantenido circulando hasta la actualidad y eso va inmunizando a un grupo de personas y sensibilizando a otros.
Dijo que el dengue 3 circuló desde el 2014 hasta el 2018 y que el dengue 4 ha circulado pero con mucha menos proporción. “Y el dengue 1 que circuló en los años 77  y 78´, prácticamente el 50% de la población se puso en contacto con ese virus, lo cual no quiere decir que se haya enfermado pero se infectó y es una evidencia de estudios que se han hecho serológicos. Ese dengue 1 no entra al país hasta mediados del 2019. Es decir, que ha estado circulando dengue 1 en 2019, 2020 y 2021.
“Covid estaba en el escenario pero dengue también, que todos estábamos involucrados en covid y había que enfrentar la pandemia es cierto, pero la vigilancia se mantuvo y detectó el virus”.
¿Qué significa? “Que desde el 2019 hasta acá ese dengue 1 está infectando personas. El dengue 3 desde el 2018 no lo habíamos visto más hasta ahora.
“Hoy tenemos circulando los cuatro serotipos de dengue”, enfatizó. 
“Pero, lo que detecta el laboratorio no es que los cuatro estén en igualdad de condiciones, sino que se está detectando principalmente, en más del 60%, es dengue 3. Este es el serotipo del virus que está marcando el caso grave, incluso fallecidos porque hemos tenido defunciones por esta enfermedad.
“No quiere decir que los otros no estén. Pero el que está prevaleciendo es el 3, al que le sigue en frecuencia de aislamiento el dengue 2”.

Esta no es una situación de Cuba, sino que está presente en varios países. Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua, por poner algunos ejemplos, tienen los cuatro serotipos circulando y hay otros que tienen tres.
¿Qué implica que esté predominando el serotipo 3?
“En su momento se hablaba de que los casos graves de dengue estaban dados porque el virus era más severo o más virulento por llamarlo de alguna forma, o porque la persona sufría la segunda infección.
“Cuba publicó en el año 1987 una hipótesis que integraba factores varios, los cuales explicaban que una persona desarrollara el dengue grave o que se produjera una epidemia de dengue hemorrágico. 
“En esta hipótesis se señala que hay factores del individuo que aportan a lo que va a pasar después”. 
Señaló que la edad es un factor de riesgo y que el niño tiene más riesgo de dengue hemorrágico que el adulto. Siempre el factor de riesgo principal es la infección secundaria. “Claro, si me dio dos veces y soy ciclémico tengo un riesgo. Si soy diabético, asmático, hipertenso o tengo cualquier otra comorbilidad los riesgos se incrementan, dijo.
Agregó que de acuerdo a la evidencia de estudios genéticos las personas blancas tienen mayor riesgo de desarrollar dengue grave, mientras que hay genes asociados a la protección que se ven en las personas negras.
Desde el punto de vista epidemiológico, son factores una alta densidad del vector porque permite una transmisión, así como una alta densidad de susceptibles.
¿Qué pasa ahora con el dengue 3? “Estamos comenzando unos estudios en el pediátrico del Cerro, porque estamos viendo niños con signos de alarma y niños con dengue grave.
“No es que no se hayan visto en todos estos años, pero hoy los estamos viendo en una frecuencia mayor que con anterioridad, quitando el año 1981, cuando el país sufrió la conocida epidemia de dengue hemorrágico.
“Tenemos una población infantil y jóvenes que se han infectado con dengue 1 entre el 2019 y el 2021, que nunca habían estado expuestos a este serotipo. Todo el que nació después del 78´, a no ser que fuera en otro país, no se ha infectado con dengue 1 en Cuba y hay que tener en cuenta que el dengue uno como primer serotipo es un virus sensibilizante. 
“Tenemos por otra parte un virus dengue 3 que hacía tres años que no circulaba y una población que siempre se acumula susceptible, pero es importante saber que en secuencia, dengue 1-3 es una secuencia peligrosa”. 
Dijo que estos son elementos que están a nivel de hipótesis teniendo en cuenta los resultados de Cuba y del mundo, pero que pudieran explicar por qué nosotros estamos observando ahora casos con niños con signos de alarma, incluso graves, que con anterioridad no habíamos visto de ese modo.
“Otro elemento que no podemos olvidar y que vamos a estudiar es que igual que el mundo, Cuba pasó una epidemia de covid-19.
“Son virus diferentes y el SARS-CoV-2  es un virus de una clasificación que no tiene nada que ver con los arbovirus. Se habla de las secuelas del post- covid pero cómo queda esa persona frente a una infección cualquiera y esa cualquiera puede ser dengue, donde puede ser un dengue secundario en un paciente que tiene un antecedente de covid. Realmente no lo sabemos y es algo que queremos estudiar”.
Remarcó que todos podemos hacer mucho ante el dengue. La primera es que ante un cuadro clínico, una sospecha, se debe visitar de inmediato al médico.
El dengue es una enfermedad muy rápida, y hoy estás bien y mañana puedes tener un cuadro grave, dijo la experta quien llamó a que la población se mantenga informada. 
“El mosquito vive con nosotros, y apoyar todas las acciones que hace el país para bajar los niveles del vector pasa por la responsabilidad individual de eliminar los criaderos en nuestras casas. Sí podemos”. 

Leer más »

Actualizan sobre situación epidemiológica del país (+ Video)

Al intervenir en el espacio televisivo, la doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), quien recibiera recientemente el Premio Internacional L’Oréal-UNESCO por sus investigaciones sobre el dengue, señaló que este es un reconocimiento que tiene detrás el esfuerzo de muchas personas, mujeres y hombres, tanto del IPK, como de otras instituciones de salud. 
“Es un premio a Cuba y a la ciencia cubana y al esfuerzo que hace nuestro país, en este caso, en las investigaciones relacionadas con esta enfermedad”.
Recordó que el dengue es una arbovirosis, que son virus transmitidos por artrópodos, principalmente mosquitos y garrapatas. Dentro de estas, los arbovirus de mayor importancia hoy son transmitidos por mosquitos del género Aedes, principalmente el Aedes aegypti, explicó la experta.
Entre los arbovirus de mayor relevancia en la región y en el mundo, teniendo en cuenta la enfermedad y mortalidad que causan, está en primer lugar el dengue, un virus que, dijo, “dejó el escenario epidemiológico con la llegada del SARS-CoV-2, pero siempre estuvo ahí”.
“El escenario actual es completamente diferente y hay que ser muy cuidadoso con el dengue. Con la covid tenemos la oportunidad de contar con una población vacunada, si bien hay que cuidarse y continuar usando el nasobuco cuando haya aglomeración de personas. Pero hoy nuestro gran problema es el dengue”, insistió Guzmán Tirado.
Refirió que tanto el chikungunya como el zika, otras arbovirosis, se mantienen circulando en la región, si bien de esta última hay menor reporte de casos, lo cual no significa que no exista peligro.
Sin embargo, es el dengue la de mayor preocupación, insistió. 
Si pudiésemos eliminar el mosquito Aedes aegypti, estaríamos eliminando el problema de salud que significan estas enfermedades, agregó. 
La experta remarcó la responsabilidad que implica para toda la sociedad, tanto a nivel individual como de las instituciones, trabajar de manera conjunta en este empeño.
“El dengue es el hombre, el mosquito, el virus y un ambiente que propicia que haya mosquitos. Si alguien está infectado, el mosquito le pica, pasa un tiempo, pica a otra persona, se replica”, explicó y apuntó que la mayoría de las infecciones por dengue son asintomáticas.
“Cuando usted ve mucho dengue, debe pensar que realmente hay más transmisión. Y el peligro de esto es que esas personas asintomáticas son capaces, si el mosquito las pica, de transmitir la enfermedad y seguir la cadena de propagación”, dijo.
Por otra parte, esa persona queda inmune a ese virus, señaló.
En ese sentido, Guadalupe Guzmán comentó que el dengue es de la familia de la fiebre amarilla, una enfermedad en la cual Cuba tiene una historia en relación a su descubrimiento por el destacado científico Carlos J. Finlay; y que es de la misma familia del zika.
“Aunque decimos virus dengue, cuando nos referimos a esta arbovirosis hablamos de cuatro virus (Den 1, 2, 3 y 4). Son como cuatro hermanos. Cada uno tiene cosas comunes, pero cada uno es un individuo. Y tiene la característica que si usted se infecta con un virus dengue, el uno o el cuatro o el tres, de por vida prácticamente usted no va a sufrir de nuevo ese dengue.

“El mosquito lo puede infectar y usted tiene inmunidad para él. Pero como se parecen los virus, esa persona desarrolla también anticuerpos que de alguna forma reconocen cuando en algún momento de su vida se infecta con otro serotipo de dengue. Y ese anticuerpo generalmente no lo protege, pero está ahí, reconoce el segundo virus y es capaz de capturarlo y facilitar la entrada del virus a la célula diana. 
“Es decir, el virus va a entrar a una célula y tiene una puerta normal, y se multiplica, eso es lo común. Pero en el caso de la segunda infección de dengue, el virus va a entrar por esa puerta, pero tiene otras puertas que se abren.
“La persona tendrá una gran producción de células infectadas que es la gran diferencia entre una infección primaria, con una secundaria, donde la segunda infección es el gran peligro. Tampoco quiere decir que todo el mundo reaccione del mismo modo. Se plantean cifras entre un 2 y un 5%, el punto es que nadie sabe a quién le va a tocar”.
La experta detalló que en ese mecanismo, donde hay cuatro virus, aparecen combinaciones: puede ser 1-2,1-3, 3-1, 4-2, 2-4 y “hay combinaciones más peligrosas que otras”, subrayó.
La jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK ejemplificó que la combinación 1-2, tanto en los reportes de Cuba como de otros países, es la combinación más peligrosa y le sigue la 1- 3.
“Por ejemplo, en Cuba en el año 2001 la combinación 2-3, porque teníamos personas inmunes a dengue 2 desde la epidemia del año 81´, o incluso en la provincia de Santiago de Cuba de la epidemia del 97´ que les dio el serotipo 3, pasó prácticamente silente. Pero en contraste, la combinación 1-3 fue muy fuerte.
“Estamos hablando entonces de la segunda infección, de la secuencia de esa infección porque las secuencias cambian. Hay virus que se caracterizan genotípicamente y se dice: de origen asiático. En general esos que decimos de origen asiático tienen una potencialidad de dar el cuadro grave, pero no es lo mismo si la persona se infecta con el segundo virus cuatro años después y hay peligro de dengue hemorrágico, que si se infecta 20 años después. En el segundo caso Cuba demostró que era más grave que cuatro años después de la primera infección, con la epidemia en Santiago de Cuba”, dijo.
El diagnóstico de laboratorio a nivel mundial se hace hoy en tres líneas fundamentales. La primera de ellas es la vigilancia serológica. 
“Nuestra población sabe lo que es la IgM, son anticuerpos que marcan una infección reciente. Es decir, si ahora yo me hago una y me da positiva y estoy aparentemente bien, a mí me dio un dengue que no me enteré, pero hace poco tiempo, generalmente un mes. Se usa esta vigilancia como marcador de lo que está pasando. 
“La otra forma de diagnóstico es la vigilancia molecular. Todos aprendimos con la covid y con el virus SARS a conocer el PCR en tiempo real. Esa es una tecnología que se aplica a dengue, y otras enfermedades como herpes e influenza, y nos dice qué serotipo de dengue es.
“Esas son las tecnologías que se usan hoy en la región de las Américas, en Europa y en el Sudeste asiático”. 
La experta comentó que Cuba tiene una vigilancia para dengue y cuenta con una red de laboratorios que hacen la IgM con el sistema Suma, un excelente diagnosticador desarrollado hace años por el Centro de Inmunoensayo —institución científica que acaba de cumplir 35 años— que nos dice cómo está comportándose la enfermedad y si tenemos más o menos casos.
Agregó que el IPK es el centro de referencia donde se confirman esos casos para saber cómo está la transmisión y ello se complementa con la prueba PCR en tiempo real, que permite definir cuál es el serotipo circulante.
Explicó que la vigilancia hoy no solamente se realiza sobre el dengue, sino que se estudian otros virus como zika y chikungunya, “que no tenemos en el país pero hay que estar preparados”. 
“Puntualmente a veces entran viajeros con un cuadro clínico sospechoso de un área peligrosa y se estudia fiebre amarilla. Es decir que es una vigilancia de arbovirus, aunque principalmente del dengue que es nuestro problema fundamental”.

La experta dijo que el dengue es un tema sobre el cual se mantiene intercambio científico en la región y donde Cuba tiene liderazgo.
Comentó que la semana pasada hubo una reunión en Lima muy importante citada por la OPS, con todos los laboratorios nacionales de dengue y de la región, donde lógicamente participó Cuba, que tiene un centro colaborador OPS/OMS y que es parte de esta red desde su fundación.
De hecho, Cuba coordinó la red para dengue entre 2010 y 2016, que después se amplía con la situación del zika y el chikungunya a la red de arbovirus, que nuestro país también coordinó entre 2016 y 2018. En esta reunión la coordinación pasó a Argentina.
“La región se ha preparado y tiene laboratorios hoy con tecnología, un área donde Cuba está a la avanzada también. Hoy se trabaja en avanzar en dos temas esenciales donde Cuba está inmersa también: la vigilancia genómica. Todos recordamos, porque hemos hablado del SARS-CoV-2, de beta, delta ómicron, que son variantes de un mismo virus. Pero en el caso de dengue, hablamos de genotipos y cada serotipo del dengue tiene varios genotipos y hay genotipos más asociados a dengue grave y otros que no. Entonces, ahora lo que estamos impulsando todos los laboratorios es que esa vigilancia genómica que se aplicó a covid, que también se aplica a dengue, se fortalezca.
Guzmán Tirado comentó que un segundo aspecto donde esperan comenzar a trabajar en unos meses es en la vigilancia entomo-virológica, dirigida a buscar el virus en el mosquito.
“No es en el paciente donde detectemos qué tipo de dengue es, sino voy a buscar en el mosquito como una forma de un pronóstico. Quizás no tenemos una gran circulación pero ya estamos detectando que el virus está ahí. Y nos permite tomar medidas”, detalló.
Guzmán Tirado explicó que en el mencionado encuentro regional los laboratorios presentaron la situación de sus países y realmente la situación del dengue es de la región de las Américas, en donde Cuba también tiene su contexto propio pero no es un escenario exclusivo del país.
Dijo que los años 2016 y 2019 han sido en toda la historia del dengue desde que se contabiliza esta enfermedad, poco antes de los años ochenta, los reportes más elevados de dengue en la región de las Américas. Hasta la semana 32 se registran 2.2 millones de casos, lo que indica la probabilidad de cerrar el año si no con mayores reportes, con cifras similares a estos años.

La especialista presentó algunos resultados de la vigilancia virológica por años del dengue en Cuba, para comprender la evolución de la presencia de los diferentes serotipos del virus en el país y lo que ello implica.
Recordó, por ejemplo, que en el año 1977, Cuba tuvo una gran epidemia de dengue 1. “Ustedes dirán ¿Y por qué ella habla de una cosa que pasó hace tanto tiempo? Porque todavía podemos estar sufriendo el embate de esa epidemia. Las personas que lo sufrieron y se infectaron en el 77 muchas ya deben haber tenido dengue posteriormente, pero algunas quizás todavía no se han infectado y es un grupo que está ahí y es dengue 1. 
“Después tuvimos el año 81 una epidemia de dengue dos; después estuvimos 15 años prácticamente sin mosquitos en el país, una campaña muy fuerte y empieza luego Santiago de Cuba con dengue 2, dengue 1, dengue 2. Se corta la transmisión, podemos eliminar el mosquito, y posteriormente en el 2001 entra al país el dengue 3 por primera vez. A partir del 2007 hemos tenido periodos de varios dengues”, comentó la investigadora.

Llamó la atención que desde el año 2014, cuando entró el dengue 2 al territorio nacional, se ha mantenido circulando hasta la actualidad y eso va inmunizando a un grupo de personas y sensibilizando a otros.
Dijo que el dengue 3 circuló desde el 2014 hasta el 2018 y que el dengue 4 ha circulado pero con mucha menos proporción. “Y el dengue 1 que circuló en los años 77  y 78´, prácticamente el 50% de la población se puso en contacto con ese virus, lo cual no quiere decir que se haya enfermado pero se infectó y es una evidencia de estudios que se han hecho serológicos. Ese dengue 1 no entra al país hasta mediados del 2019. Es decir, que ha estado circulando dengue 1 en 2019, 2020 y 2021.
“Covid estaba en el escenario pero dengue también, que todos estábamos involucrados en covid y había que enfrentar la pandemia es cierto, pero la vigilancia se mantuvo y detectó el virus”.
¿Qué significa? “Que desde el 2019 hasta acá ese dengue 1 está infectando personas. El dengue 3 desde el 2018 no lo habíamos visto más hasta ahora.
“Hoy tenemos circulando los cuatro serotipos de dengue”, enfatizó. 
“Pero, lo que detecta el laboratorio no es que los cuatro estén en igualdad de condiciones, sino que se está detectando principalmente, en más del 60%, es dengue 3. Este es el serotipo del virus que está marcando el caso grave, incluso fallecidos porque hemos tenido defunciones por esta enfermedad.
“No quiere decir que los otros no estén. Pero el que está prevaleciendo es el 3, al que le sigue en frecuencia de aislamiento el dengue 2”.

Esta no es una situación de Cuba, sino que está presente en varios países. Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua, por poner algunos ejemplos, tienen los cuatro serotipos circulando y hay otros que tienen tres.
¿Qué implica que esté predominando el serotipo 3?
“En su momento se hablaba de que los casos graves de dengue estaban dados porque el virus era más severo o más virulento por llamarlo de alguna forma, o porque la persona sufría la segunda infección.
“Cuba publicó en el año 1987 una hipótesis que integraba factores varios, los cuales explicaban que una persona desarrollara el dengue grave o que se produjera una epidemia de dengue hemorrágico. 
“En esta hipótesis se señala que hay factores del individuo que aportan a lo que va a pasar después”. 
Señaló que la edad es un factor de riesgo y que el niño tiene más riesgo de dengue hemorrágico que el adulto. Siempre el factor de riesgo principal es la infección secundaria. “Claro, si me dio dos veces y soy ciclémico tengo un riesgo. Si soy diabético, asmático, hipertenso o tengo cualquier otra comorbilidad los riesgos se incrementan, dijo.
Agregó que de acuerdo a la evidencia de estudios genéticos las personas blancas tienen mayor riesgo de desarrollar dengue grave, mientras que hay genes asociados a la protección que se ven en las personas negras.
Desde el punto de vista epidemiológico, son factores una alta densidad del vector porque permite una transmisión, así como una alta densidad de susceptibles.
¿Qué pasa ahora con el dengue 3? “Estamos comenzando unos estudios en el pediátrico del Cerro, porque estamos viendo niños con signos de alarma y niños con dengue grave.
“No es que no se hayan visto en todos estos años, pero hoy los estamos viendo en una frecuencia mayor que con anterioridad, quitando el año 1981, cuando el país sufrió la conocida epidemia de dengue hemorrágico.
“Tenemos una población infantil y jóvenes que se han infectado con dengue 1 entre el 2019 y el 2021, que nunca habían estado expuestos a este serotipo. Todo el que nació después del 78´, a no ser que fuera en otro país, no se ha infectado con dengue 1 en Cuba y hay que tener en cuenta que el dengue uno como primer serotipo es un virus sensibilizante. 
“Tenemos por otra parte un virus dengue 3 que hacía tres años que no circulaba y una población que siempre se acumula susceptible, pero es importante saber que en secuencia, dengue 1-3 es una secuencia peligrosa”. 
Dijo que estos son elementos que están a nivel de hipótesis teniendo en cuenta los resultados de Cuba y del mundo, pero que pudieran explicar por qué nosotros estamos observando ahora casos con niños con signos de alarma, incluso graves, que con anterioridad no habíamos visto de ese modo.
“Otro elemento que no podemos olvidar y que vamos a estudiar es que igual que el mundo, Cuba pasó una epidemia de covid-19.
“Son virus diferentes y el SARS-CoV-2  es un virus de una clasificación que no tiene nada que ver con los arbovirus. Se habla de las secuelas del post- covid pero cómo queda esa persona frente a una infección cualquiera y esa cualquiera puede ser dengue, donde puede ser un dengue secundario en un paciente que tiene un antecedente de covid. Realmente no lo sabemos y es algo que queremos estudiar”.
Remarcó que todos podemos hacer mucho ante el dengue. La primera es que ante un cuadro clínico, una sospecha, se debe visitar de inmediato al médico.
El dengue es una enfermedad muy rápida, y hoy estás bien y mañana puedes tener un cuadro grave, dijo la experta quien llamó a que la población se mantenga informada. 
“El mosquito vive con nosotros, y apoyar todas las acciones que hace el país para bajar los niveles del vector pasa por la responsabilidad individual de eliminar los criaderos en nuestras casas. Sí podemos”. 

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.