HAVANA CLIMA

Cárdenas

Museo Oscar María de Rojas, una propuesta para conocer la historia local en Cárdenas este verano

Museo Oscar María de Rojas, un sitio para revisitar este verano. Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández / Girón.El museo Oscar María de Rojas, en Cárdenas, Matanzas, es un punto de referencia ineludible para quienes llegan por primera vez a la llamada Ciudad Bandera, pero también tiene mucho que mostrar a aquellos residentes interesados en redescubrir este verano un escenario en apariencia conocido.
Un prolongado periodo signado por el azote de la covid-19 hizo mella en la relación de la institución cultural con su público, pero los más fieles vuelven a las salas para reencontrarse en un sitio siempre abierto a la comunidad y que forma parte de su idiosincrasia.
Atraer visitantes durante la presente temporada estival, especialmente niños, es un propósito compatible con una de las misiones fundamentales del segundo museo más antiguo de Cuba: preservar la raíz histórica de la localidad y lograr que más personas se interesen por el tema.
Para el museólogo Jesús Leonardo Gómez Álvarez, la pandemia trajo consigo el cierre temporal, y con este, la desaparición de varios espacios destinados a propiciar encuentros entre diferentes grupos con intereses afines, como las personas de la tercera edad.
Este caluroso agosto ofrece la oportunidad tan esperada de retomar actividades como la denominada Amigos del Museo, concebida fundamentalmente para los abuelos y las abuelas aunque no de manera exclusiva, en la que es posible combinar el diálogo con el conocimiento.
Muy común resulta atravesar el parque José Antonio Echeverría, frente a la Casa Natal del líder estudiantil, y percatarse de que el gran portal del Oscar María de Rojas luce tomado por el público, muchas veces niños entretenidos en juegos o exposiciones de dibujos.
Pero a quienes se animen a conocer la institución les aguardan salas llenas de maravillas y tesoros, desde una cabeza reducida por nativos americanos hasta la mascarilla mortuoria de Napoleón Bonaparte, la mayor colección de mariposas existente en Cuba e incluso una impresionante muestra de armas del mundo.
Entre tantas reliquias valiosas del pasado a quienes laboran en el Oscar María de Rojas les enorgullece en particular la recopilación de objetos ligados a la vida y obra del Héroe Nacional José Martí, única y preciada, que incluye piezas de valor incalculable.
Aunque es difícil escoger, Gómez Álvarez admite sentir una devoción especial por la tribuna construida por los obreros tabaqueros con recortes de cajas de puros, desde la cual habló el Apóstol a los emigrados para sumarlos a la Guerra Necesaria (1895-1898).
Tiene un gran significado para los lugareños cada pertenencia del mambí relacionada con el rol de la Brigada Cárdenas, dirigida por el hermano del fundador del museo, Carlos María de Rojas, patriota insigne de la localidad, con un rol destacado en numerosas acciones durante la guerra de 1895.
La institución, fundada en el año 1900 y declarada Monumento Nacional en el 2000, ofrece también al visitante la oportunidad excepcional de apreciar colecciones de arte, numismática, zoología, etnología, arqueología, geología y otras ciencias.
Ubicado en la ciudad de Cárdenas, a unos 140 kilómetros al este de La Habana, el inmueble forma parte este verano de las tan esperadas rutas culturales en la occidental provincia, una buena ocasión para fortalecer su vínculo con la familia y la comunidad.
Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández / Girón.
Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández / Girón.
Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández / Girón.
(Con información de Girón)

Leer más »

Susely Morfa: “Cárdenas no retrocederá a un pasado de oprobio”

Acto provincial por el 26 de Julio en Matanzas. Foto: ACN“Los hijos de esta ciudad están decididos a no retroceder a un pasado de explotación y oprobio”, aseguró la primera secretaria del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Matanzas, Susely Morfa González, durante el acto provincial por el 26 de Julio.
En el parque situado frente al museo Casa Natal del líder estudiantil José Antonio Echeverría, una multitudinaria representación rindió sentido tributo a los héroes y mártires protagonistas de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en 1953.
Morfa González destacó que en el municipio de Cárdenas recientemente se remodelaron 20 consultorios del médico de la familia y los salones quirúrgicos del hospital, se rehabilitaron cuatro círculos infantiles, y recibieron mantenimiento cinco escuelas.
Comentó que la región, donde se estabilizó la producción de crudo nacional, desarrolla de manera eficiente el turismo en el balneario de Varadero cada vez con mayor número de clientes; en la zona la inversión del acueducto beneficia a más de 10 mil viviendas, y la asistencia social protege a más de tres mil 800 personas en situación de vulnerabilidad.
La primera secretaria provincial del PCC significó que Cárdenas debe dinamizar el movimiento de la agricultura urbana y suburbana, incrementar la producción de alimentos, ampliar el programa de viviendas, y generar nuevos empleos.
Durante la ceremonia en que banderas cubanas y carteles condenaron el bloqueo que Estados Unidos impone a Cuba y afecta a cada familia, los niños homenajearon a combatientes de la Revolución, y un grupo de jóvenes recibió el carné que los acredita como militantes del Partido.
La ocasión fue propicia para entregar la condición En Victoria a varias entidades destacadas por su labor, como el hospital provincial Comandante Faustino Pérez, la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras, y la Empresa de Contratación de Obras en el balneario de Varadero.
Entre otros, también se reconoció el aporte de la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de Matanzas, la Empresa de Perforación y Reparación de Pozos de Petróleo, la Cooperativa no agropecuaria Sancof, y el equipo de beisbol Cocodrilos de Matanzas.
Víctor González Imbert, primer secretario del PCC en Cárdenas, llamó a preservar la unidad entre los cubanos, buscar soluciones a los problemas que más afectan a la población, mantener la defensa del socialismo en función de un mundo más justo, e impulsar la economía con mucho trabajo y el propio esfuerzo.
Un reconocimiento especial a los municipios de Ciénaga de Zapata y Pedro Betancourt por sus logros socioeconómicos tuvo lugar también como parte del acto, que contó con la presencia de Mario Sabines Lorenzo, gobernador provincial de Matanzas, y el general de división Andrés Laureano González Brito, Jefe del Ejército Central.
Acto provincial por el 26 de Julio en Matanzas. Foto: ACN
Acto provincial por el 26 de Julio en Matanzas. Foto: ACN
Acto provincial por el 26 de Julio en Matanzas. Foto: ACN

(Con información de la ACN)

Leer más »

“Mi niño no quiere ir a la escuela porque hay mucho adoctrinamiento”

MIAMI, Estados Unidos. — Yuneisy Santana, madre del preso político Samuel Pupo Martínez, manifestante del 11 de julio (11J) en Cárdenas, provincia de Matanzas, relató a CubaNet la difícil situación que atraviesa junto a su hijo de 13 años.
Pupo Martínez, de 47 años, no es un preso cualquiera: la Fiscalía Militar de Matanzas lo acusó de haber liderado la protesta frente a la sede municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC). Finalmente, la condena en su contra fue de siete años de prisión.
Los sucesos del 11J cambiaron la vida de la familia. Mientras Pupo Martínez cumple en prisión, su esposa intenta salir adelante junto a su hijo, no sin sufrir las consecuencias de la discriminación política impuesta por el régimen de la Isla.
“Soy licenciada en Español e Historia, con 21 años de trabajo en Educación. Llevada dos o tres años desvinculada. Mi esposo es cuentapropista. Cuando pasó lo del 11 de julio traté de incorporarme a Educación, pero no me lo permitieron. Me dijeron que si yo seguía con mi esposo, para trabajar en Educación, tenía que separarme de mi esposo”, explicó Santana a CubaNet.
Desde entonces, la mujer se ha visto obligada a limpiar casas para poder sobrevivir, un empleo que le permite mantener a su hijo y ayudar a su esposo en prisión.
[embedded content][embedded content]
Samuel Pupo Martínez se encuentra recluido en la prisión de máxima severidad de Agüica, a pesar de sus graves problemas de salud. Cabe señalar que el preso político sufre de Esclerodermia o Esclerosis Sistémica, una enfermedad degenerativa que produce una alteración del colágeno de la piel.
Este padecimiento provoca dolor en las articulaciones, fatiga, problemas digestivos, como dificultad para tragar, acidez estomacal, estreñimiento o diarrea, y problemas cardiorrespiratorios como dificultad respiratoria, hipertensión o dolor en el pecho.
Revela Yuneisy Santana que Pupo Martínez también es diabético y padece de glaucoma progresivo.
A raíz de la situación sufrida por su padre, el hijo de la pareja ha hecho total rechazo al entorno escolar.
“Mi niño no quiere ir a la escuela porque hay mucho adoctrinamiento. Le ha cogido un odio tremendo a la policía”, aseguró la madre.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Los hechos violentos del 11 de julio en Cárdenas y el debido proceso

Además de volcar varios vehículos, saquearon tiendas de las cadenas Cimex, Caribe y Artex. Foto: Girón.El 3 de diciembre se iniciaron los juicios orales y públicos contra los implicados en los hechos violentos ocurridos el 11 de julio de 2021 en Cárdenas. Sobre el respeto a las garantías constitucionales de los acusados, el debido proceso y las penas solicitadas, Girón indagó con representantes de la Fiscalía en el territorio y con los abogados de la defensa.
Los ánimos exaltados obligaron a los trabajadores a evacuar parte de la mercancía y salir del local. Cuando las primeras piedras impactaron las grandes vidrieras del frente, no tuvieron más remedio que intentar escapar por el fondo, pero Reylenis y Ernesto no lo lograron.
El sótano sirve de almacén y hacia allá se dirigieron. “Escuchábamos con total claridad cómo lo destrozaban todo, el sonido de los vidrios contra el suelo, los estantes, los exhibidores, las cajas registradoras”, cuenta Ernesto.
Él logró enviar algunos mensajes de texto. Ella, en cambio, apenas podía sostener el celular debido al creciente temblor de sus manos. Pensó en su hija de 10 años, rezando por volver a verla sonreír. Lloraba de temor y quizás de rabia ante el destrozo y los golpes que llegaban desde arriba.
Los destrozos y el saqueo se extendieron a distintos establecimientos de Cárdenas. Foto: Girón.
Así reseñó el periodista Arnaldo Mirabal, de este semanario, algunos instantes de lo sucedido el 11 de julio de 2021 en la ciudad de Cárdenas, donde se vivieron algunos de los actos más violentos ocurridos en el país ese día.
Girón indagó con representantes de la Fiscalía y con los abogados de la defensa sobre el respeto a las garantías constitucionales de los acusados, el debido proceso y los delitos tipificados durante el proceso penal desarrollado contra los implicados en estos disturbios.
Los hechos
Los hechos comenzaron con la convocatoria en diversos grupos de compraventa y se extendieron a diferentes puntos de la Ciudad Bandera, que recibieron el embate de agresores, quienes proferían ofensas contra las autoridades y los agentes policiales.
Además de volcar vehículos de funcionarios del Partido y patrullas del Ministerio del Interior, saquearon tiendas de las cadenas Cimex, Caribe y Artex, cuantificándose daños superiores a los 3 386 000 pesos en moneda nacional.
Todo ello sucedía mientras Cárdenas devenía epicentro de la pandemia en el país, escaseaban los medicamentos y otros servicios indispensables para hacerle frente a la covid-19.
A esta situación se sumaban los efectos del hostil bloqueo que con sus más de 243 medidas arreciaba la crisis económica existente. Además, la inestabilidad en el fluido eléctrico, debido a roturas de varias de las plantas generadoras, que puso en vilo al sistema electroenergético nacional y a todos los cubanos.
Violentaron el orden público y se dedicaron al saqueo. Foto: Girón.
“Estamos hablando de sedición, de daños, de robo con fuerza, de desórdenes, atentados, desacatos”, dice la fiscal jefa provincial. Foto: Girón.
Solo fueron juzgados en los actos los promotores de las acciones o quienes las ejecutaron con violencia. Foto: Girón.
Según explicó Ventura Grant Sierra, fiscal jefe del municipio Cárdenas, a la jurisdicción civil de la Fiscalía le correspondió asumir los hechos atentatorios contra el orden público y constitucional, los funcionarios del Minint, del Partido y el Gobierno. Los mismos fueron divididos en tres partes para la investigación y el proceso penal: los ocurridos frente a la sede del Partido municipal, el vuelco de dos carros de funcionarios y los desarrollados en el servicentro.
“Tiraron piedras, palos, señales de tránsito y otros objetos contra los policías, las fuerzas de prevención y las brigadas especiales, y destruyeron los carros que prestaban cobertura. Volcaron una patrulla, le rompieron los cristales y el sistema de luces y causaron daños considerables a los vehículos de las brigadas especiales. Obligaron prácticamente a los oficiales a refugiarse dentro de la instalación para preservar sus vidas. Lanzaron cocteles molotov contra un servicentro, peligro común e incalculable en un lugar como ese”, cuenta Grant Sierra.
La masividad de la convocatoria, el alto nivel de violencia, además de las agravantes de cometer el acto en una situación de epidemia y contra una actividad o persona priorizada por la dirección del Gobierno o del país, llevaron a calificar un delito de sedición, el cual atenta contra la seguridad interior del Estado.
El fiscal explic que “los que tumultuariamente y mediante concierto expreso o tácito, empleando violencia, perturben el orden socialista o impidan el cumplimiento de alguna sentencia, disposición legal o medida dictada por el
Gobierno o por una autoridad civil o militar en el ejercicio de sus respectivas funciones, o rehúsen obedecerlas, o realicen exigencias, o resistan a cumplir sus deberes, son sancionados”.
Aun cuando la ley prevé sanciones de entre 10 y 20 años de privación de libertad, incluso, pena de muerte o privación perpetua de libertad, las penas solicitadas no exceden los 20 años. A alrededor de 100 personas sin incidencia directa en los hechos se les aplicaron multas administrativas por violar el Decreto 31 sobre las medidas restrictivas para la covid-19.
“Estamos llevando a los tribunales y pidiendo una sanción a los que han cometido hechos que la ley tipifica como delitos violentos que pusieron en peligro la estabilidad social del país”, explica la fiscal jefa provincial. Foto: Girón.
El debido proceso
“Inicialmente, el proceso del servicentro Palma sobrepasaba los 30 acusados, hicimos decantaciones y se presentaron a los tribunales solo 15. De ellos fueron juzgados 14, pues uno de ellos permanece en espera de su peritaje médico legal”, agrega Grant Sierra.
Otro acusado con capacidad limitada para comprender el alcance de su acción y dirigir su conducta fue peritado y previamente, según establece el artículo 20. 2 del Código Penal, se hizo la individualización de la pena, solicitándosele sanciones diferentes a las de las personas con plena capacidad.
Mediante un proceso de determinación de responsabilidades, solo fueron juzgados en los actos los promotores de las acciones o quienes las ejecutaron con violencia. También recibieron tratamiento especial jóvenes de entre 16 y 18 años, e, incluso, los de 20, así como los vinculados a la enseñanza.
En su mayoría, no están sometidos a procesos penales, porque fueron espectadores o su actuación no fue significativa. Tampoco resultó procesado ningún menor de 16 años, por no ser sujetos del derecho penal.
Durante la investigación y en los juicios orales celebrados hasta la fecha, se veló por el cumplimiento de las garantías constitucionales y el debido proceso.
Yanelis Valdés Aragón, fiscal jefa del Departamento de Procesos Penales, insiste en que desde el inicio, tanto a los imputados como a los familiares se les informó sobre la situación procesal de cada uno y los hechos por los que estaban siendo investigados, y se les garantizó la comunicación.
Afirma que recibieron un trato digno y en ningún momento se ejerció violencia para tomarles declaraciones, ni ninguna diligencia con la que no estuvieran de acuerdo. Se les respetó el derecho a la no autoincriminación. También se tramitaron reclamaciones y cada una fue investigada por los fiscales de atención a la población.
El abogado de la defensa Orlando Phinney Izquierdo confirma la transparencia en el proceso. “El tribunal nos dio todas las garantías, las posibilidades para acceder al material probatorio de cargo y poder preparar la defensa. En las prisiones tuvimos la posibilidad de auxiliarnos de dispositivos electrónicos para llevarles la evidencia.
“En el trámite de conclusiones se recibió comunicación por escrito de lo imputado por la Fiscalía, el delito, el concepto de participación, la sanción interesada por el hecho que se le atribuía y los medios de prueba de los cuales se valió el fiscal en el acto de juicio oral”, señala.
Por su parte, Nelson González Ponce confesó que resultó un reto profesional. “Asumir la defensa conllevó visitas casi diarias a los detenidos en varios centros de Matanzas. Desde mi experiencia personal, las puertas estuvieron abiertas. Me pude entrevistar varias veces con mis defendidos. Fue un proceso largo en el que se confirieron todas las garantías de la defensa.
“Los acusados asumieron y accedieron a los medios de defensa, expusieron libremente lo que estimaron; según los criterios técnicos, se trasladaron al tribunal varias tesis de defensa. Ha sido angosto, pero ha transitado por los cánones de nuestras leyes, las que velamos por su cumplimiento y en las que creo no ha existido ningún obstáculo”.
Los entrevistados coinciden en que los juicos orales transcurrieron con transparencia y tranquilidad, primó la igualdad en el debate y fueron discutidas las pruebas presentadas dándosele posibilidad a todas las partes de ofrecer los descargos e imputaciones necesarios.
Fueron lanzados cocteles molotov contra un servicentro, peligro incalculable en un lugar como ese. Foto: Girón.
Como bien resume Daisy Ramírez Naranjo, fiscal jefa provincial, “no estamos juzgando personas por pensar diferente o por no compartir una ideología, estamos llevando a los tribunales y pidiendo una sanción a los que han cometido hechos que la ley tipifica como delitos violentos que pusieron en peligro la estabilidad social del país. Estamos hablando de sedición, de daños, de robo con fuerza, de desórdenes, atentados, desacatos”.
Las sanciones impuestas por los tribunales en los juicios orales en todos los casos se corresponden con la responsabilidad, el grado de participación y conducta de cada uno de los acusados.
Tribunal Supremo informa sobre juicio a acusados por disturbios y hechos vandálicos en Cárdenas
(Tomado del muro del periódico Girón en Facebook)

Leer más »

Declaran Monumento Nacional al centro histórico de Cárdenas

En reconocimiento a sus valores patrimoniales, el centro histórico de la ciudad de Cárdenas, en Matanzas, fue declarado Monumento Nacional, justo cuando la localidad celebra los 194 años de fundada, informó la ACN.
Nilson Acosta Reyes, vicepresidente del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, significó que la urbe fue una de las tres fundadas en la Isla durante el siglo XIX con una singular concepción urbanística, en respuesta al auge de la industria azucarera y la actividad portuaria.
Durante una ceremonia, efectuada en la Plaza de Colón, el directivo abundó en el significado histórico de la región, donde se enarboló por primera vez la enseña nacional en suelo cubano, en 1850, por lo cual se le conoce como Ciudad Bandera. La también llamada urbe de las primicias posee el Oscar María de Rojas, segundo museo más antiguo fundado en Cuba, y el también museo Casa Natal de José Antonio Echeverría, líder estudiantil asesinado por los esbirros del tirano Fulgencio Batista durante el asalto al Palacio Presidencial y la emisora Radio Reloj.

Leer más »

Tribunal Supremo informa sobre juicio a acusados por disturbios y hechos vandálicos en Cárdenas

Del 8 al 10 de diciembre de 2021, el Tribunal Militar Territorial Central celebró el juicio oral y público correspondiente a la causa seguida contra 13 ciudadanos acusados de cometer y provocar graves disturbios y hechos vandálicos en el municipio matancero de Cárdenas, con el propósito de dañar instalaciones, desestabilizar el orden público, la seguridad colectiva y la tranquilidad ciudadana.Una nota de la Dirección de Comunicación Institucional del Tribunal Supremo Popular señala que el juicio transcurrió con observancia del debido proceso y estricto respeto de los derechos y garantías constitucionales de los acusados y de sus abogados de la defensa, según lo establecido en la legislación vigente, incluyendo la práctica de las pruebas propuestas, tanto por la Fiscalía en su acusación como por los encartados y sus representantes procesales.
Agrega que al acto judicial asistieron varios familiares y amigos de los implicados, quienes pudieron presenciar la profesionalidad y transparencia con que se desarrollaron las audiencias.
“El tribunal notificó la sentencia en la que consideró probado y demostrado que el 11 de julio, alrededor de las tres de la tarde, los acusados responsables salieron a las calles de esa ciudad, junto a un numeroso grupo de personas que previamente habían convocado, y se aglomeraron indistintamente en las proximidades de la unidad comercial servicupet Las Brisas.
“Una vez allí, los acusados lanzaron piedras y palos de forma violenta contra la instalación, causándole graves daños, consistentes en roturas de ventanas y puertas y fracturas de paños de cristal y otras estructuras de vidrio; sustrajeron parte de la mercancía que se expendía y, al personarse en el lugar varios agentes de la Policía Nacional Revolucionaria, comenzaron a agredirlos, lanzándoles piedras y cocteles molotov, tanto a dichos agentes como a los vehículos”, precisa la Dirección de Comunicación Institucional del Tribunal Supremo Popular.
Esos hechos –continúa– “fueron deliberadamente organizados en medio de la situación compleja que atravesaba el país, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, en particular en la provincia de Matanzas, razones por las que se habían tomado medidas excepcionales para contrarrestar sus efectos, entre ellas, la limitación de movimiento después del mediodía”.
El comunicado informa que el tribunal, con total respeto a las garantías y derechos y en correspondencia con las pruebas practicadas en el acto del juicio oral, consideró a 12 de los acusados juzgados como responsables de los hechos, según cada caso, por los siguientes delitos, que fueron cometidos de forma consciente y voluntaria: sabotaje, desórdenes públicos, atentado, robo con fuerza en las cosas y robo con violencia o intimidación en las personas, previstos y sancionados en el Código Penal.
Para adecuar e individualizar la respuesta penal a imponer a cada uno de los responsables en la perpetración de los referidos delitos, los jueces actuantes tuvieron en cuenta el grado de participación, las condiciones personales de los implicados, así como la gravedad, lesividad y violencia de los actos cometidos y la situación excepcional que vivía el país producto de la pandemia.
En observancia de lo establecido en el Código Penal vigente, los jueces decidieron aplicar las sanciones siguientes:
Jorge Luis Arguelles Bayate, 16 años de privación de libertad; Daniel Joel Cárdenas Díaz, 15 años de privación de libertad; José Carlos Hernández Barrio y Geraldo Díaz Alonso, 14 años de privación de libertad; Leidiana Prohia Guevara, 12 años de privación de libertad; Yoniel Santana Rodríguez, José Antonio Cue Monzón y Enoc Noe Fernández Fernández, 10 años de privación de libertad; Reydel Canasí Reyes, 7 años de privación de libertad; Alain Rosello Fernández y Jorge Gilberto Carrillo Isaac, 6 años de privación de libertad, y Yasniel Roque Valle, 5 años de privación de libertad, subsidiada por igual término de limitación de libertad.
La nota añade que el acusado Jorge Gilberto Carrillo Isaac fue absuelto por el tribunal por no demostrarse su participación en los hechos.
“De igual forma, el tribunal dispuso en su sentencia, como responsabilidad civil de los acusados, la obligación de indemnizar a las personas que resultaron lesionadas a consecuencia de los hechos cometidos y reparar los daños ocasionados a las entidades.
“Tanto a los acusados sancionados como a la fiscalía les asiste el derecho de interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo Popular contra la sentencia dictada por el órgano judicial que realizó el juicio en primera instancia”, concluye el comunicado firmado por la Dirección de Comunicación Institucional del Tribunal Supremo Popular.

Leer más »

Derrumbe de una placa en Cárdenas deja 21 heridos (+ Fotos)

Foto: @libiamirandaEn el municipio de Cárdenas sucedió un accidente cerca de la una de la tarde de este domingo en Genes 562 entre Calzada y Coronel Verdugo.
Una placa en construcción se desplomó y causó heridas a los 21 hombres que trabajaban en el lugar.
Las fuerzas de rescate sacaron a los heridos de los cuales cuatro sufrieron daños considerables y fueron trasladados al hospital territorial, luego de que las fuerzas de rescate lograran sacarlos de entre los escombros y extructura de acero.
Aún sin confirmar por peritos, se supone un fallo en las estructuras que debían sostener la loza en construcción.
Acudieron al lugar las principales autoridades del Municipio encabezado por Víctor González Imbert Primer Secretario del Partido.
(Tomado de TV Yumurí y el perfil de FB de Alexei Abel McIntosh Leon)
Foto: @libiamiranda
Foto: @libiamiranda
Foto: FB de Alexei Abel McIntosh Leon.
Foto: FB de Alexei Abel McIntosh Leon.

Leer más »

Hermanas de presa política en Cuba denuncian amenazas desde la isla

MIAMI, Estados Unidos.- Las hermanas de la presa política cubana Lázara Karenia González, encarcelada por participar en las protestas del 11 de julio en Cárdenas, Matanzas, denunciaron este viernes desde Miami que han sido amenazadas por el padre de la represora que violentó a Karenia.
En entrevista con CubaNet, Kenia Chirino y Kirenia Fernández aseguraron que ellas solo exigen la libertad de Karenia, sin violencia y sin más problemas, pero que no van a dejar de mostrar al mundo el rostro de la mujer que dejó a González casi cinco días sin comer por la violencia del arresto.
“Ya el abogado redactó su defensa, y estamos en espera del día del juicio, que inicialmente debía haber sido antes del 7 de febrero, pero no sucedió, ahora dicen que es en marzo, pero cada día postergan y postergan más”, dijo Kenia Chirino.
Lázara Karenia fue detenida violentamente por los boinas negras en las afueras de una tienda, y el arresto quedó grabado en cámara, lo que reveló la agresividad que emplearon estos grupos contra quienes protestaban pacíficamente.
A González le piden ocho años de privación de libertad por los delitos de desorden público, desacato y atentado, según el listado de la organización independiente Cubalex.
“Mi hermana está encarcelada injustamente, es por ello que estamos luchando por su libertad, y no vamos a parar, porque lo que se está cometiendo contra ella es una injusticia”, expresó Chirino.
Por su parte, Kirenia Fernández explicó que luego de detallar el video, la familia identificó a la principal represora de Karenia: Nayalis Correoso Mora. “Decidimos ponerle una demanda a esta represora ante las Naciones Unidas”, manifestó.
Después de la denuncia, “muchos medios nos han ayudado difundiendo la información y su rostro, cuando nosotros como familia vimos que todos los medios lo publicaron, yo decidí sacarlo en mi Facebook, ella fue la represora de mi hermana y eso no lo puede cambiar nadie”, contó Fernández.
“A raíz de todo eso recibí una amenaza por redes sociales a la que no respondí ni voy a responder”, agregó.
Durante la directa se mostraron las amenazas enviadas a Kirenia Fernández a través de Facebook, al parecer desde la cuenta del padre de Nayalis Correoso.
“Si vivieras en Cuba seguro no hablaras así. Esa que tú llamas represora es solo una joven empezando a vivir, y no va a ser por tus publicaciones que ella va a dejar de hacer bien su trabajo. Siento mucho que tu hermana aun esté presa, pero lo que le pase a mi hija lo van a pagar ustedes sin ir a tribunales. Estás mandadita a correr, y ella tiene madre, padre y hermanos, no es ninguna muerta sin doliente. Atente a las consecuencias”, rezan los mensajes enviados por José Rafael Moreno.
Foto CubaNet
“Nosotros somos las afectadas, mi hermana fue la violentada por su hija, nosotros no queremos violencia ni queremos nada, simplemente estamos pidiendo justicia para nuestra hermana, lo que hubiera pedido él si su hija fuera la que hubiese sido violentada”, manifestó.
“Mi hermana no estaba armada y no representaba un peligro para su hija, nosotros como familia tenemos que lidiar con el dolor de ver esos videos, de lo que ella le hizo a nuestra hermana, con la prisión, que no sabemos lo que va a pasar y tenemos que lidiar con que este hombre se ofenda porque su hija sale en redes sociales”, denunciaron.
[embedded content][embedded content]
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

La opinión del lector: Actos delictivos con respecto a la paquetería internacional

Imagen de referencia. Como parte del Grupo Empresarial Correos de Cuba, la Empresa de Mensajería y Cambio Internacional brinda servicios de importación y exportación de correspondencia, envíos postales internacionales, de paquetería y mensajería expresa. Foto: Archivo. Aprovecho este espacio para denunciar los actos delictivos que están ocurriendo en el correo provincial de Matanzas y del municipio de Cárdenas respectivamente con respecto a la paquetería internacional.
El pasado 7 de diciembre fui a recoger un paquete enviado desde Inglaterra con número de referencia RU756959605GB al correo de Cárdenas, municipio el cual resido y cuando la recepcionista me lo fue a entregar tenía una nota en la envoltura que decía que el paquete vino abierto, bajo peso y con la envoltura rota.
Cuando lo abrí para revisarlo faltaban cuatro calzoncillos y pastillas de distintas cajas de medicamentos. Cuando la recepcionista revisó en máquina el gramaje se mostró que al correo provincial de Matanzas el paquete había llegado con su peso original 0.96kg y cuando llegó al correo de Cárdenas tenía un peso de 0.45kg, aquí se muestra claramente que el robo del contenido se efectuó aquí en la provincia de Matanzas.
Ese día como yo fueron víctimas de manipulación y robo otros compañeros que también le sustrajeron medicamentos y objetos personales.
Esta penosa situación se ha hecho costumbre y reiterada, lo cual no se toman medidas ni se resuelve el problema aunque hagas una reclamación formal todo se queda igual, sin solución y el pueblo cardenense sufre de este vandalismo que está ocurriendo en la misma provincia como lo pude demostrar anteriormente.
Con la necesidad de medicamentos y productos que carece la población hoy es para que se haga un proceso profundo investigativo para detectar a esos trabajadores sin escrúpulos e insensibles que están cometiendo robo a la pequeña ayuda que están recibiendo las personas de su familia desde el exterior.
Yo le pido de favor a todo el colectivo de Cubadebate que profundicen en este tema y le den el curso que lleva hacia las altas esferas del país para poder resolver este penoso problema cuanto antes, no solamente está afectando al pueblo Cardenense sino está en juego el prestigio de Correos de Cuba a nivel internacional.
Vea además:
Perdomo Di-Lella: “El servicio de paquetería internacional recibe la máxima atención y prioridad del Gobierno”

Leer más »

Médicos de la Henry Reeve: Matanzas les agradece (+ Fotos)

Despedida de médicos de la brigada Henry Reeve que culminan su misión en Matanzas. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.Tras concluir su misión de apoyo en el enfrentamiento a la COVID-19 en la provincia de Matanzas, un grupo de 37 médicos y enfermeros de la brigada Henry Reeve salió este miércoles del hotel “Mar del Sur”, en Varadero, rumbo a Artemisa y Las Tunas, donde se unirán al personal de salud en la lucha contra la pandemia.
“El trabajo ha sido bastante difícil. Empezamos trabajando con 200 y 300 pacientes en Cárdenas. Y cumplimos. Nos vamos muy orgullosos”, dice Amanda Simancas Betancourt, y Jannys López, a su lado, la mira y asiente. Repiten siempre eso: “orgullo”. Para Jannys, el momento más emocionante fue el aplauso de los pacientes: “Cuando daban negativos y nos aplaudían… eso es un regocijo tremendo”.
Ambas están en la primera fila de la brigada y son de los rostros más jóvenes. Amanda tiene 23 años y Jannys 27. Son recién graduadas de Enfermería en La Habana. Culminar la carrera y viajar a Matanzas fue casi la misma cosa.
Hicieron el examen, les preguntaron su disposición para combatir el rebrote en la provincia y partieron. Eso ocurrió en la misma semana de julio. El domingo 11, dos guaguas con 60 muchachos acabados de salir de las aulas entraron a Matanzas como integrantes de la brigada que denominaron “La Habana por la vida”.
Amanda y Jannys recuerdan cuando, al avistarse las guaguas en la ciudad, los matanceros comenzaron a agradecerles. Mientras los ómnibus avanzaban, en la calle unos aplaudían, otros se ponían la mano en el pecho o levantaban el pulgar. Fue el primer golpe de emoción.
Amanda Simancas es enfermera recién graduada y miembro del contingente Henry Reeve. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
“Nos aplaudían, como diciendo: ‘¡Llegaron!’”, comenta Jannys, a lo que Amanda agrega: “Nosotros lloramos. Ese gesto hacía ver que nos necesitaban. Confiaron en que nosotros, recién graduados, veníamos a ayudar a Matanzas. Aquí está el resultado. Llegamos con más de 3 000 casos diarios y ya estamos en 200 o 300”.
–¿Cómo es eso que ya forman parte de la Henry Reeve? –les pregunto y Amanda cuenta que lo son desde hoy, que anoche se lo dijeron a cuatro enfermeros de su brigada: “Fue lo mejor del mundo. La familia súper contenta. Mi mamá empezó a llorar. Es un orgullo que con poco más de un mes aquí en Matanzas nosotros pertenezcamos a la Henry Reeve”.
Jannys y Amanda –ahora como miembros del contingente internacional de médicos especializados en desastres y graves epidemias “Henry Reeve”– forman parte de los 15 galenos que salieron este miércoles hacia Artemisa. Una brigada con otros 22 lo hizo rumbo a Las Tunas. Allí, como lo fue en Matanzas, necesitan su apoyo.
La madre de Lizandra Moreira Sánchez –enfermera recién graduada– está consciente de ello. Cuando supo que su hija no regresaría a casa, sino que iría hacia Artemisa, le dijo: “Yo tengo deseos de verte, pero te apoyo. Pa’lante”.Con la misma convicción que la trajo a tierra yumurina, Amanda comenta: “En Matanzas nunca nos dejaron solos. Y eso no lo vamos a olvidar”.
Sobre las batas, cada miembro de la brigada se ha puesto un pulover en el que puede leerse: “Matanzas les agradece”.

Miembros de la brigada Henry Reeve que brindaron su apoyo en #Matanzas 😷 partieron este miércoles a Artemisa y Las Tunas para combatir la #COVID19 en esas provincias. @cubadebatecu @MINSAPCuba#MatanzasLeAgradece#CubaPorLaVida pic.twitter.com/l1vKwMBy4B
— Andy Jorge Blanco (@ajblancocu) August 18, 2021

Los galenos brindarán su apoyo en las provincias de Artemisa y Las Tunas. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Matanzas les agradece. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Médicos y enfermeros apoyarán el combate a la COVID-19 en Artemisa y Las Tunas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Los cuatro enfermeros recién graduados que forman parte desde hoy de la brigada Henry Reeve. Los acompaña el doctor José Ángel Veliz Gutiérrez. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Las enfermeras Jannys López (izquierda) y Amanda Simancas (derecha). Foto: Andy Jorge Blanco / Cubadebate.
Vea además:
“Tú luchas, pero te deprimes cuando alguien muere”

Leer más »

“Tú luchas, pero te deprimes cuando alguien muere”

En el cubículo dos de la sala H, Caridad está llorando. Los médicos y enfermeras chequean el stock de medicamentos, mientras un llanto súbito le surca la voz a Caridad La Rosa Rodríguez apenas menciona al personal de salud que la ha atendido desde su ingreso en el hospital con diagnóstico positivo a la COVID-19.
“Maravillosos”, “estoy agradecida”, “uno se siente mal, y cuando te atienden bien… imagínate”, dice y se le vuelve a escapar un sollozo delante de un desconocido que puede ser su nieto. Estoy sentado en el sillón del acompañante. Antes de que la pandemia viniera a desbalancearnos la vida, en este asiento hubiera estado la hija o el esposo. Pero ya no es antes, y uno –mientras la escucha hablar con amabilidad de abuela– solo puede aspirar a que ella sienta compañía, más si una pandemia de mierda ha llegado para exacerbar la soledad de mucha gente.
No la conozco, pero quiero creer que Caridad es demasiado fuerte y guerrera, como para que un virus cobarde venga a jugarle en contra. Sí que es brava Caridad, y la medicina casi me da la razón cuando la placa que cuelga de la ventana muestra mejoría en sus pulmones y ella asegura que la dexametasona la hace sentir mejor y la falta de aire ha desaparecido.
–¿Qué edad me dijo que tiene? ¿67?
–65, 65 –rectifica lanzando la vista sobre mi celular a ver si anoté bien la cifra.
En la sala H del hospital de Cárdenas fueron instalados recientemente varios paneles de oxígeno centralizado. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Mientras esto sucede en la sala H del hospital territorial de Cárdenas, en la terapia intensiva Marlén prepara midazolam para sedar a una paciente en estado crítico. “Hoy la sala está en calma, pero puede complicarse en cualquier momento”, comenta la enfermera.
“Ahora el paciente está bien, pero de pronto te puede hacer un shock anafiláctico, un shock séptico o caer en una parada respiratoria, o hacer un edema agudo del pulmón con una emergencia hipertensiva”.
Marlén Bolaños Acosta tiene 51 años, de los cuales ha dedicado 31 a la enfermería. Cualquiera pudiera decir que es una veterana en estas lides, y es cierto, pero la pandemia ha pretendido burlarse hasta de la mismísima ciencia; ha puesto a prueba al mundo entero, a cada uno de nosotros. A Marlén, como a tantos, no la ha vencido. Por eso ella está aquí. Una y otra vez está aquí. Se ha quedado sin viernes y lo poco que dormirá esta noche lo hará fuera de casa, en algún rincón de la zona roja.
Marlén Bolaños en la terapia intensiva del hospital de Cárdenas, donde se atienden pacientes con COVID-19 en estado crítico. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
La terapia intensiva es como una cápsula dentro del hospital. No se siente el ruido del exterior ni se sabe qué sucede más allá de estas paredes. Nadie conoce si llueve, si afuera hace calor o frío, si cambió la estación del año o si la sirena de una ambulancia llegó chillando a la Emergencia. Una terapia es hermética y fría. El manido “olor a hospital” se pierde.
Parece que afuera el mundo se detiene, mientras aquí adentro seis pacientes críticos, con pronósticos reservados para la vida, batallan constantemente para no morir. Algunos luchan, a la vez, contra la COVID-19 y contra infartos cerebrales, bronconeumonías… Hay cinco ventilados y uno con oxígeno suplementario. Batallan los pacientes y, con ellos, las cuatro enfermeras y los dos médicos de guardia. Marlén vuelve a ajustarse los guantes.
Odalys Carrillo, enfermera del team médico, toma el teléfono de la sala para puntualizar el nombre y los apellidos del paciente de la cama 1. Alcanzo a escucharla: “Comuníqueme con el familiar. Dile que no se asuste, que no es para nada malo”.
Una llamada fuera de la hora del parte, una llamada desde la terapia intensiva nadie quisiera atenderla nunca. Odalys tampoco quisiera dar malas noticias, pero a veces no hay remedio. Solo ella sabe en cuántas ocasiones un familiar se ha roto del otro lado de la línea. Solo ella sabe las veces que ha tenido que contenerse para no romperse a sí misma. Y seguir, aun cuando la profesión la obligue a ver tantas almas marchitarse.
La enfermera Marlén Bolaños me explica cómo es el funcionamiento de la terapia intensiva. Foto: Alexei McIntosh.
Hace unos minutos Marlén me confesó, con un gesto de emoción que uno logra descifrarle en la voz:
“Me duele mucho cuando pierdo a un paciente por complicaciones porque es como si estuviera perdiendo a alguien cercano. ¿Tú me entiendes? Aquí hay que tener mucho amor, mucho sentimiento e ímpetu. Son cosas que tú luchas y luchas, pero te deprimes cuando alguien muere. Hay días en que llegas, cancaneas, pero dices: ‘No, hay que seguir pa’lante’, porque en este servicio hay que ponerse fuerte para trabajar. Si los sentimientos te vencen todo sale mal.
“Nos deprimió mucho un paciente que tuvimos en la cama 3, de 36 años. Había entrado muy descompensado. Un día se me queda mirando. ‘Seño, yo creo que me voy a morir’. ‘Papo, no, esa palabra no se dice aquí’. Aquel niño cayó en parada respiratoria dos veces y lo sacamos. Leo, el médico que estaba ese día, nos dijo: ‘¡Lo logramos, lo logramos!’. El paciente se recuperó, conversó, sonrió y con la misma volvió a caer en otra parada de la que no pudimos sacarlo. Para perder a alguien joven, una como enfermera nunca está preparada. ¿Tú me entiendes?”.
Hace pocas horas lo entubaron con una bronconeumonía. Desde entonces, el equipamiento médico a la izquierda de su cama no ha dejado de sonar. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Odalys da las gracias y cuelga. Marlén, que la escuchó, solo atina a decir: “Es un niño, 28 añitos, tiene un corazón de león”. Hace pocas horas lo entubaron con una bronconeumonía. Desde entonces, el equipamiento médico a la izquierda de su cama no ha dejado de sonar. “El ventilador mecánico está pitando porque él está faja’o luchando contra el equipo. El dispositivo es el que tiene que comandarlo a él, pero es el paciente quien quiere comandar al ventilador, y por eso tienes que sedarlo”, añade Marlén.
En la cama 6, la primera a la izquierda de la sala, toma la presión arterial a una señora que ingresó en la madrugada del viernes. Revisa la dosificación de la furosemida que contiene la jeringuilla perfusora y mide los parámetros del ventilador mecánico.
Es la jefa del team médico. Me explica cómo funciona el panel de oxígeno instalado tras el cabezal de cada cama. Dice que “no tenían incorporadas las aspiradoras”, que “gracias a Dios hoy las montaron” y que “mira, tengo que limpiar aquella de allí”.
La enfermera Marlén Bolaños Acosta. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
El ingeniero en Electromedicina, Juan Pablo Ramos Castillo, señala que en todo el hospital hay instalados alrededor de 36 paneles, y eso se traduce en que la institución cuenta con distribución de oxígeno centralizado en más del 80% de sus áreas de ingreso. No significa, en cambio, que aún lleguen pacientes con falta de aire y demore en aparecer un botellón, como le sucedió a la sobrina de mi padrastro, y terminó en terapia con una neumotórax, aunque negativa al test de antígeno.
Quizás la atendió Marlén, aunque eso será difícil saberlo, más si la enfermera lleva una escafandra blanca, y mascarilla, y careta, y gorro, y guantes. Más si las únicas partes visibles de su cuerpo son los ojos y la frente.
Mañana no podré reconocerla. El rostro en esta lucha se pierde muchas veces. Y eso jode. Solo sé que cuando pasen 24 horas, Marlén Bolaños Acosta se desprenderá de la escafandra, y el gorro, y los guantes; recorrerá en guagua los 23 kilómetros que separan a Cárdenas del poblado de Máximo Gómez, donde vive; y descansará tres días para luego volver a la terapia intensiva. Eso sí: no podrá abrazar a sus dos hijos.
Ojalá cuando regrese –quiero pensar que sí– los pacientes que atendió este viernes hayan despertado. Ojalá. Por lo pronto, alivia saber que hay muchos como ella. Porque aunque los casos han disminuido en Matanzas, la lucha aquí sigue dura. O si no, pregúntenselo a Marlén, la jefa del team.
“Es así. A luchar”, me dice para despedirse y vuelve a lo suyo. Afuera ha comenzado a llover.
En la terapia intensiva del hospital, el equipo médico lucha para salvarles la vida a seis pacientes en estado crítico. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Leer más »

Ayuda voluntaria de choferes privados contribuye a lucha contra la COVID-19 en Cárdenas (+Fotos)

José Antonio Huerta González, uno de los choferes del sector privado que de forma voluntaria participa junto al personal sanitario en el combate contra la COVID-19. Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández/ ACN.Hacemos este trabajo para acabar con la pandemia, mientras más rápido pase antes saldremos adelante, expresó José Antonio Huerta González, uno de los choferes del sector privado que de forma voluntaria participa junto al personal sanitario en el combate contra la COVID-19.
Al volante de su viejo almendrón, un Chevrolet clásico, el residente en esta ciudad cubana ayuda en todo lo necesario al equipo de un consultorio ubicado en el barrio de Brisas del Mar, próximo al hospital territorial Julio Aristegui Villamil, en medio del peor rebrote de la epidemia.
“Mi misión es estar siempre disponible por si se presenta algún caso llevarlo al policlínico, al hospital, a donde corresponda; yo tengo 56 años de edad y soy hipertenso, pero ¿qué le vamos a hacer?, hay que apoyar esta tarea, declaró Huerta González a la Agencia Cubana de Noticias.
La familia siempre se preocupa, me pide cuidarme mucho y tomar todas las precauciones porque uno corre el riesgo de enfermar, pero aquí estamos, a otros choferes les digo que también se sumen, esto es por el bien de todos”, sentenció.
Varios medios privados hacen posible trasladar pacientes, médicos, medicinas y diferentes recursos para hacer frente a la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2 en esta urbe, que también se benefició con otras muestras de solidaridad como donaciones y la llegada de personal médico de refuerzo.
Sergio Carpio Caraballo, otro chofer devenido en voluntario, tiene entre sus misiones transportar los bulbos de la vacuna cubana “Abdala”. Foto: Roberto Jesús Hernández Hernández/ ACN.
Sergio Carpio Caraballo, otro chofer devenido en voluntario, tiene entre sus misiones transportar los bulbos de la vacuna cubana anti-COVID-19 Abdala (92,28 por ciento de eficacia con las tres dosis), la cual comenzó a aplicarse recientemente a embarazadas y madres con niños en periodo de lactancia.
“Aquí ayudamos en todo, al tener un transporte para mover lo que sea ya nada se traba, comentó a la prensa el cardenense, quien se encuentra a disposición del consultorio número nueve del policlínico Héroes del Moncada, perteneciente a una de las cinco áreas de salud existentes en este municipio de la provincia de Matanzas.
Trabajé como voluntario en la anterior etapa de vacunación y luego me llamaron para esto, lo mismo movemos las vacuna, los enfermos con COVID-19 o con otras enfermedades que diferentes recursos; aunque tengo un contrato por seis meses aquí estaremos mientras haga falta”, aseguró Carpio Caraballo.
Más de un centenar de vehículos privados en Matanzas se encuentra en funciones de ambulancias o carros de apoyo de policlínicos y hospitales, a partir de convenios con el sector de la Salud Pública, según datos aportados por Roberto Bernal Villena, director provincial de Transporte.
(Con información de ACN)

Leer más »

Aquí estaremos hasta que sea necesario

“No pase. Sala positivos COVID-19”, se lee en un cartel a la entrada del cuerpo de guardia del hospital de Cárdenas, en Matanzas. En el epicentro de la pandemia en Cuba, un letrero pequeño y manuscrito como ese, sobrecoge, impacta.
Aunque se conoce la posibilidad real del contagio, con la cepa Delta circulando, aquellas letras le ponen un freno al ajetreo del hospital. Son una alerta ante el peligro, un recordatorio de que adentro, la vida pende de una finísima cuerda y la pelea radica en que esta no se quiebre. Un cartel resume la vida de este municipio matancero en los últimos días: No pase, no pase, no pase…
Afuera, la doctora Ana Miriam Turro –recién graduada, 23 años– recoge resultados de los test de antígenos y los lleva a Epidemiología. Allí toma las altas médicas y les facilita a los pacientes el transporte de regreso a casa. Desde que llegó a Cárdenas como parte de una brigada de médicos procedentes de La Habana, Ana Miriam trabaja de lunes a lunes. No hay descanso. Aquí las horas vuelan. “El tiempo se va así…”, dice la doctora Yoandra Adelá Rives mientras chasquea los dedos.
***
El doctor Luis Jabier Docampo tiene 28 años y forma parte de la brigada de apoyo de La Habana a Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Unidad de Cuidados Intensivos. Hospital Territorial de Cárdenas. 12:35 pm. “¿Se siente mejor ya? Esa es la cosa”, le dice el doctor Luis Jabier Docampo Tabío a una paciente. Quizás ella no lo recuerde mañana, pero el médico de 28 años, especialista en Anestesiología y Reanimación, le ha salvado la vida. Llegó descompensada, y la estabilizaron.
Alexei, un amigo periodista con quien entré a la sala de Emergencias, le dice a la señora: “Usted verá cómo mejora, está en buenas manos”. Ella lo mira y sonríe, como si asintiera. Alexei sabe que tiene razón. Todos allí lo sabemos. Si algo no puede perderse en esta lucha contra una pandemia que ha cobrado tantas muertes, es la esperanza, por mucho que intente escaparse.
El doctor Luis Jabier comenta que los momentos más críticos en el hospital cardenense son las mañanas, por la cantidad de pacientes que reciben. Sin embargo, aún al filo del mediodía, la Unidad de Cuidados Intensivos donde él trabaja, está en plena agitación. A decir verdad, el movimiento de médicos y pacientes no se detiene ni un segundo.
“Cada una o dos horas entra una urgencia y a todas se les da cobertura. Tenemos cuatro médicos intensivistas de forma permanente en la Emergencia, donde recibimos al paciente crítico y grave. Aquí se toman las primeras medidas para salvarle la vida. Lo reanimamos, estabilizamos y después lo trasladamos para las terapias según el estado de salud”, dice José Eduardo Díaz Gómez, especialista de primer grado en Medicina Intensiva.
Luis Jabier, Yoandra y José Eduardo llegaron de La Habana para apoyar al personal de salud de Cárdenas en la lucha contra la COVID-19. La brigada de la capital la componen 69 galenos, quienes laboran en el hospital “Julio Aristegui Villamil”, ubicado a la entrada de la ciudad.
El doctor José Eduardo es miembro del contingente Henry Reeve. Estuvo de misión internacionalista en Guatemala (2003) y en Guinea Conakry (2014) durante el enfrentamiento al ébola. Desde que la COVID-19 llegó a Cuba, él ha trabajado en la ciudad de Santiago, luego en el hospital “Salvador Allende” de La Habana, después en el militar de Matanzas y ahora en Cárdenas.
Cuando los primeros médicos de la brigada llegaron a esta ciudad matancera a inicios de julio, el número de casos positivos ascendía exponencialmente en cada jornada. El escenario era diferente a la organización que hoy se percibe en el hospital municipal.
Había entonces seis camas en el cuerpo de guardia y solo una camilla para la emergencia. El significativo incremento de los contagios en el peor rebrote de la pandemia en el país, hizo que algunos pacientes tuvieran que recibir atención médica en el suelo y en los pasillos de la instalación.
“Los primeros días fueron críticos. Tuvimos que organizar el sistema de urgencias del hospital. Se abrió una Unidad de Cuidados Intensivos nueva con cuatro camas, ventiladores artificiales cubanos y oxigenación central. También se habilitaron 18 camas para la urgencia, en terapia intensiva tenemos seis más y 11 en terapia intermedia”, cuenta el doctor José Eduardo y añade que lo primero es la salud y la seguridad de los pacientes.
“¿Qué te puedo decir? La COVID-19 es muy impredecible. Nosotros lo único que podemos hacer es brindar salud, cariño y explicarle todo claro al familiar. Hemos visto pacientes de 40 años muy bien y, de pronto, han hecho paradas cardiorrespiratorias frente a nosotros. Algunos se han recuperado, otros desgraciadamente no. En la mortalidad de la enfermedad, Cuba se diferencia muchísimo de los índices de otros países, pero la COVID-19 es así, cobra vidas por la insuficiencia respiratoria y la enfermedad trombótica que tiene. Aun con el apoyo ventilatorio y todo el esfuerzo que hacemos, lamentablemente a veces el paciente fallece”.
Para Luis Jabier, la muerte de un paciente es el momento más estremecedor que ha vivido durante el enfrentamiento a la pandemia: “Duele mucho ver a personas muy jóvenes llegar al hospital en un estado en el cual no es recuperable, aun cuando lo intentemos hasta el final. Salir y hablar con el familiar más de seis veces en una guardia, decirle que hicimos todo lo posible, pero que el paciente falleció. Eso duele mucho”.
***
Traslado de una paciente hacia la terapia intermedia del hospital. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
12:54 pm. Unidad de Cuidados Intensivos. Hospital Territorial de Cárdenas. Llega una ambulancia a la puerta de Emergencias. De las cuatro camas que hay en esta pequeña sala, dos quedan libres para la atención de cualquier urgencia. Nunca se sabe cuándo puede llegar un paciente grave.
“Las emergencias llegan constantemente, hemos tenido que poner camillas hasta estabilizar al paciente y trasladarlo para otra sala, porque además, el espacio es muy reducido. Pero hemos avanzado. Pusimos los paneles de cabecera que nos dan oxígeno centralizado de un banco de oxígeno. Eso mejora el confort de la sala y nuestras condiciones de trabajo”, señala la doctora Yoandra Adelá Rives.
La intensivista comenta que el riesgo epidemiológico es elevadísimo y me hace recordar el cartel, ubicado a escasos metros de allí: “No pase. Sala positivos COVID-19”.

“A veces nos llegan personas sin síntomas y hay que atenderlos. Pero se exponen porque en el hospital solo hay pacientes sospechosos o confirmados con la enfermedad. Es importante que la población conozca eso, para otras patologías están habilitadas otras instituciones médicas. Lo digo porque esta también es una manera de cuidar al paciente que no tiene la enfermedad, porque te repito, aquí donde estamos el riesgo es muy alto”.

En el otro lado de la sala se escucha una voz pidiendo un anestésico: “Alcánzame el propofol”.
El sonido del monitor médico se mezcla con las voces de los intensivistas. Un señor de 91 años respira con la ayuda de un ventilador pulmonar creado por la ciencia cubana.
–¿A la paciente ya le hicieron electro? –le pregunta Luis Jabier a José Eduardo. Busca en él y en Yoandra la experiencia. De lejos es difícil identificarlos. Los tres van vestidos con idénticos trajes verdes y el rostro cubierto por mascarillas y caretas. El pelo tapado con un gorro y las manos enguantadas. Apenas se le ven los ojos. ¡Los ojos! A la doctora Yoandra le brillan cuando habla de su hija de 11 años.
Cuenta que “la niña a veces se pone un poco nostálgica, se preocupa, pero mamá siempre trata de darle confianza, de decirle que todo está bien, que no me voy a enfermar y que pronto nos vamos a volver a ver”.
El doctor Luis Jabier sale de la sala de Emergencias. En una camilla lleva a una paciente hacia la terapia, ubicada en la planta alta del hospital. Hace unos minutos me dijo: “Uno batalla, trata de salvarle la vida a la gente, y es satisfactorio verle la tranquilidad a la familia cuando todo sale”.
José Eduardo se adelanta para detener el elevador. Dicen que aquí estarán hasta que sea necesario. La puerta del ascensor se abre.
Los doctores Luis Jabier y Yoandra ponen en funcionamiento uno de los ventiladores pulmonares de la sala de Emergencias del hospital de Cárdenas. Foto:Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
Hospital Territorial de Cárdenas “Julio Aristegui Villamil”. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Vea además:
Empresa Mixta de Productos Sanitarios (PROSA) realiza donación al hospital de Cárdenas

Leer más »

Empresa Mixta de Productos Sanitarios (PROSA) realiza donación al hospital de Cárdenas

El donativo incluye 70 bolsas con unos 3 660 rollos de papel sanitario ecológico, 10 cajas de servilletas con 640 unidades, y 500 bolsas para recogida de residuos. Foto: Andy Jorge Blanco / CubadebateLa Empresa Mixta de Productos Sanitarios (PROSA) entregó este jueves una donación de servilletas, papel higiénico y bolsas desechables al Hospital Territorial “Julio Aristegui Villamil”, en Cárdenas, donde se atienden pacientes positivos a la COVID-19.
El gerente general de PROSA, Manolo González García, señaló que el donativo incluye 70 bolsas con unos 3 660 rollos de papel sanitario ecológico, 10 cajas de servilletas con 640 unidades, y 500 bolsas para recogida de residuos.
González García afirmó que la junta accionista, donde participa capital extranjero, más el consejo de gerencia de la entidad, decidieron en mutuo acuerdo hacer esta entrega para apoyar el enfrentamiento a la covid-19 en Cárdenas.
“Es lo menos que puede hacer un colectivo que está comprometido con este país en momentos que son bien difíciles”, dijo.
La doctora Danailys Menéndez Castanedo, directora del hospital, destacó que la empresa PROSA ha apoyado a la instalación médica en otros momentos, si bien esta donación es la más numerosa.
La Empresa Mixta de Productos Sanitarios (PROSA) entregó este jueves una donación de servilletas, papel higiénico y bolsas desechables al Hospital Territorial “Julio Aristegui Villamil”, en Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco / Cubadebate
“En el enfrentamiento a la pandemia el principal eslabón que debemos garantizar es la higiene, y obtener productos sanitarios resulta de mucha utilidad para el personal médico, pacientes y familiares”, señaló y añadió que los recursos se pondrán a disposición de todos los pacientes hospitalizados.
“Tenemos pacientes en el área clínico-quirúrgica que son sospechosos y confirmados a la COVID-19, incluidos niños, y en el área de las embarazadas”.

El grupo empresarial PROSA entregó este jueves un donativo de servilletas, bolsas desechables y papel higiénico al hospital de #Cárdenas.@cubadebatecu conversó con un grupo de médicos procedentes de #LaHabana que apoyan el combate a la #COVID19 aquí. #MatanzasNoEstaSola pic.twitter.com/MvMDGdkZLv
— Andy Jorge Blanco (@ajblancocu) July 22, 2021

La Empresa Mixta PROSA realizó, además, un donativo similar en la Dirección Municipal de Salud Pública, con el objetivo de distribuirlo a los diferentes centros de aislamiento de Cárdenas.
El municipio matancero enfrenta una compleja situación epidemiológica. Este jueves Cárdenas reportó 315 nuevos casos de covid-19.
“Tenemos pacientes en el área clínico-quirúrgica que son sospechosos y confirmados a la COVID-19, incluidos niños, y en el área de las embarazadas”. Foto: Andy Jorge Blanco / Cubadebate
El municipio matancero enfrenta una compleja situación epidemiológica. Este jueves Cárdenas reportó 315 nuevos casos de covid-19. Foto: Andy Jorge Blanco / Cubadebate
La Empresa Mixta PROSA realizó, además, un donativo similar en la Dirección Municipal de Salud Pública, con el objetivo de distribuirlo a los diferentes centros de aislamiento de Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco / Cubadebate
Vea además:
Desde Canadá, medicamentos e insumos para el hospital de Cárdenas

Leer más »

Mercy, golpeada el 11 de julio mientras defendía la Revolución

Mercedes Hernández Morgan, una mujer valiente de y para la Revolución. Foto: Arnaldo Mirabal/GirónEl domingo 11 de julio, Mercedes Hernández Morgan renunció a las labores del hogar, o a ver una película reposada en el butacón de la sala. Para la delegada de la circunscripción 3 no hay tiempo de descanso en La Marina, uno de los barrios que presenta un elevado número de casos en la ciudad de Cárdenas; por eso pasó todo el día dedicada a su comunidad.
“Cuando llegamos a la casa recibimos a uno de los coordinadores para preparar lo que íbamos a hacer el lunes. Ahora que se retoman las pesquisas, hay que apoyarlas, debemos prevenir los contagios. Después, él salió a comunicar lo que hablamos”.
—Mercy, parece que van a hacer una manifestación en el policlínico —dice agitado cuando regresa.
—¿Cómo? Búscame detalles a ver qué es lo que está pasando —respondo sorprendida.
“Le aviso a la presidenta de mi Consejo de Defensa. Ahí me pongo en contacto con otros delegados. Me cambié de ropa y salí para el Partido en la calle Real. Respondieron rápido, uno de los coordinadores de la zona ya estaba en el lugar indicado antes que yo.
“Nos sumamos con más gente que había allí. La manifestación llegaba con gritos en contra de la Revolución, nos llamaban mentirosos. Entonces, desde nuestra posición, tratamos de responder con la frase que nació en medio de agresiones por parte del gobierno de los Estados Unidos, en el sepelio a las víctimas del vapor La Coubre: ¡Patria o Muerte, venceremos!, ¡Viva la Revolución!.
“Llegó un momento en que me dijeron, no grites más. Vamos a ver si ellos se logran calmar. Ahí fue cuando empezaron a tirar piedras, chancletas, cascos, calderos hacia donde estábamos; a virar carros.
“Entramos en un poquito más de calor, pero mantuvimos la calma. No hubo ninguna agresividad de nosotros hacia ellos, al contrario. Les dijimos que no se dejaran provocar por esos que incitan al odio entre cubanos. Teníamos que permanecer firmes y evitar que entraran a la sede del Partido y el Gobierno”.
A Mercy le parecía contradictorio que quienes gritaban “Patria y Vida” entonaran luego el Himno Nacional, que llama a la lucha por la independencia, esa libertad conquistada hace más 60 años y que se paga con un injusto bloqueo, por no servir la Patria en “bandeja de plata” a potencias extranjeras.
“Algunos apenas sabían la letra del himno. Continuaron gritando. En cuanto llegaron más fuerzas del orden salieron corriendo. Más tarde retornaron y lanzaron piedras aún más grandes.
Corrí a auxiliar a una muchachita que enfrentaba la agresión, le dije que se corriera porque estábamos desprotegidas allí. En ese momento siento que una parte de la cara se me adormeció, no sentí dolor, solo frío en la cabeza, me toqué y vi todo nublado, la mano mojada de sangre”.
***
De inmediato fue trasladada al hospital territorial de Cárdenas. Tenía una profunda herida en el rostro, causada por el impacto de un objeto. Allí un especialista maxilofacial la atendió, suturó la lesión con cinco puntos para contener la sangre. Llevaba la ropa manchada y quería regresar a defender su país.
—Ahora tienes que hacer reposo. No puedes coger sol, ni tener emociones fuertes porque te puede provocar un hematoma —le dijo el médico.
En el momento en que Mercy se despedía, una parte del personal de Salud tuvo que dejar atrás sus labores para defender el hospital porque algunas de sus áreas también fueron agredidas con piedras. Luego supo que esos grupos violentos destrozaron varias tiendas.
“Salieron a la calle bajo el pretexto de la falta de salud y comida; sin embargo, los hechos mostraron otras intenciones. Si fuiste solo por falta de comida, ¿por qué saqueaste tiendas con refrigeradores y split? Si hay problemas con la salud y los medicamentos, ¿por qué fuiste a tirar piedras a un centro donde hay médicos que salvan vidas y enfermos, incluso niños pequeños?
“Pensar diferente es un derecho. Caer en violencia y robar, no. A eso le llamo terrorismo porque quieren desestabilizar socialmente al país y responden a convocatorias en redes sociales. Estas acciones con unas personas encima de otras, sin usar nasobuco, generan más contagios por COVID-19, más necesidad de medicinas en medio de una pandemia.
“Muchos solo se sumaron a mirar, sin tener en cuenta que podían salir dañados. Ante este tipo de vandalismo no se puede tener mano blanda, debe caer todo el peso de la ley, no por lo que me hicieron a mí, sino por lo que le hicieron al propio pueblo”.
***
Todos la conocen en La Marina. A cada rato algún vecino se asoma a su puerta y le pregunta por su salud. El domingo 18 de julio, en el policlínico, le retiraron las vendas y los puntos que cubren la herida, pero quedará la cicatriz como recuerdo de lo vivido.
“Me emocioné mucho en horas de la mañana. Un muchacho, que ni siquiera vive cerca, vino llorando a verme, indignado. Él se sumaba a defender lo que hiciera falta, no iba a permitir que esto pasara. Eso me emocionó mucho.
“Mi mamá tiene 81 años, no le he contado lo sucedido porque se va a poner muy triste. Necesito recuperarme para que ella pueda verme. Mi hija me llamó preocupada porque sabe todo.
“Nos hemos pasado estos días apoyando la vacunación. Quieren desviarnos del trabajo que hacemos para mejorar el control de la COVID-19; tenemos que lograr que los enfermos mantengan el aislamiento y reciban el tratamiento que merecen. Estoy momentáneamente fuera de combate, pero la puerta de mi casa sigue abierta para la comunidad, no tengo miedo, no voy a dejar que me amedrenten. Esta Revolución la hicimos para triunfar, no vamos a ceder ni un tantico”.
(Tomado de Girón)

Leer más »

El viejo Juan (+ Video)

Juan Monzón ha puesto su hostal, sin costo alguno, para el hospedaje de médicos de otras provincias que combaten la COVID-19 en Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
A Juan Monzón le pasaron un montón de imágenes por la mente cuando vio en el noticiero del mediodía que un grupo de recién graduados de Ciencias Médicas en La Habana llegaba a Cárdenas para fajarse con la COVID-19 en el mismísimo epicentro de la pandemia.
Se vio joven, en los años ’60, cuando recogía papas en el campo, o cuando se unió a las milicias estudiantiles y “era divertidísimo marchar”, como dice mientras suena los pies en el suelo. Pensó en sus padres, en los valores que le enseñaron desde niño en su Cárdenas natal. Pensó también en los padres de aquellos noveles médicos de 24 o 25 años… Pueden ser nietos suyos.
“La noticia me dio unas ganas de llorar tremendas. Me erizó la vida porque soy padre de tres hijos. Recuerdo que uno decía ‘yo tengo miedo, pero es mi deber’, y es lógico, un muchacho joven, recién graduado, y enfrentarse a una epidemia… a cualquiera le daría miedo. Pero ahí estaba. Eso me llegó muy adentro”, dice y no puede evitar emocionarse de nuevo.
Juan tiene 71 años y una fibromatosis pulmonar lo hace cuidarse como gallo fino. Apenas sale de la casa. Es arrendador de un hostal en la Ciudad Bandera y, desde que la pandemia hizo elevar los números de contagios, dejó de alquilar. La COVID-19, a Juan, lo tiene con cuidado.
Hostal de Juan Monzón en Cárdenas, a disposición de los médicos que luchan contra la COVID-19 en Matanzas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Aquel domingo 11 de julio, el noticiero siguió andando y Juan salió de la casa a ver al delegado de la circunscripción.
“Quise que las autoridades de salud y del gobierno en Cárdenas supieran que podían contar con mi hostal para que se alojaran los médicos que venían”.
“Dos habitaciones en las cuales se pueden quedar cinco personas. Sin costo ninguno. Mi objetivo es que estén cómodos y tengan dónde descansar tranquilos después de venir estropeados de trabajar en la zona roja. Eso con la colaboración del Ministerio de Salud Pública que podría encargarse de la atención a los médicos en el hostal. Les digo que cuenten con eso si lo necesitan. Aquí tienen todas las comodidades, pero ya estoy viejo, periodista”, dice y subimos al hostal.
Una de las habitaciones del hostal en Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Juan echa cloro a los pasos podálicos y abre la puerta. Hay un lobby con una barra y cuatro banquetas de madera. “Yo soy enfermo a la madera”, comenta. Tiene allí dos habitaciones con baño y una puerta de acceso al balcón y otra a la terraza.
En una publicación en Facebook, Juan escribió que brindaba su hostal para alojar galenos y que lo más importante es salvar vidas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
“Después de que se lo dije al delegado, cogí y lo elevé aquí”, dice y señala el celular. Le comento que muchas personas han compartido su publicación en Facebook, donde escribió que brindaba su hostal para alojar galenos y que lo más importante es salvar vidas. La solidaridad también se multiplica.
–Usted se ha hecho mediático y viral en las redes sociales –lo provoco y él se ríe. Añade que hay mucha gente enviándole solicitud de amistad. El viejo Juan tiene a la bondad en la primera fila de los sentimientos.
“Yo estoy muy agradecido, pero mi objetivo no fue ese. Esto es un bien social, un bien común, ayudar al prójimo, a las personas que vienen a dar su pecho. Eso me educaron en mi familia, darle la mano a quien lo necesite”.
Hablamos del odio que tiene en las redes sociales su campo de batalla. “Eso nos está matando”, señala, mientras sentencia: “Al odio, tranquilidad y paz”.
Hostal de Juan Monzón, a disposición de los médicos que lo necesiten. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Desde la terraza se ve la ciudad. El cielo encapotado amenaza con llover y Juanito, como él mismo se dice, me pide que sigamos conversando abajo.
–¿Usted vive solo?
–Pero no en soledad. Mis hijos están pendientes de mí todo el tiempo.
–Dicen que usted mismo diseñó la casa…
–Sí, con un ingeniero civil. Tengo por ahí los planos que hice de manera autodidacta. El delirio mío siempre fue la arquitectura y fui hasta artesano cuando joven. Hacía sandalias de mujer, las llamadas “guarachas”. Tú no conociste eso.
–¿Cómo eran?
–Las guarachas eran zapatos que se hacían con gomas de máquina y unas piezas tejidas arriba. Lo usaban mucho los universitarios. Yo tenía 31 años, imagínate tú.
Cuarenta años después, el viejo Juan dice que ha tenido golpes en la vida, como todo el mundo, pero que ha seguido guapeando. “Volviendo al tema, muchacho, si necesitan el hostal, estoy aquí”, dice y se pone una gorra de béisbol para esconder las canas cuando le pido hacer un video.
–¿Usted le va a los Marlins?
–¿Yo? No. Esta gorra me la regalaron. Si me preguntas de las Grandes Ligas, me gustan los Astros de Houston. Pero yo soy matancero.
Antes de irme, ya en la puerta, el viejo Juan responde a una llamada telefónica de otro periodista que quiere entrevistarlo. Cuelga, toma el último sorbo de café y me dice: “Tú puedes estar convencidísimo que yo hice eso de pleno corazón”. ¿Quién puede dudarlo, Juanito?

Juan Monzón ha puesto su hostal en #Cárdenas, sin costo alguno, para los galenos de otras provincias que luchan contra la #COVID19 en #Matanzas. Las autoridades de Salud, dice, pueden contar con eso.#MatanzasNoEstaSola #CubaPorLaVida #Solidaridad pic.twitter.com/3VwDAB3NiE
— Andy Jorge Blanco (@ajblancocu) July 18, 2021

En video, Juan Monzón y la solidaridad en tiempos de pandemia

Leer más »

Desde Canadá, medicamentos e insumos para el hospital de Cárdenas

Donativo enviado de Canadá para hospital de Cárdenas, Matanzas. Foto: Twitter /@DPSMtzas·Desde Calgary, Canadá, llegó a Matanzas una ayuda solidaria para el hospital de Cárdenas. Cubanos residentes en esa ciudad norteña prepararon el donativo que incluye insumos, analgésicos, jeringuillas y otros materiales necesarios.
La carga, según publicó la dirección de Salud Pública en la provincia, fue recibida en el Aeropuerto “Juan Gualberto Gómez”. Otro gesto de solidaridad que se agradece en Cárdenas, que hoy reportó 536 nuevos casos de covid-19 y donde se lucha por contener el rebrote más complejo desde el inicio de la pandemia en el país.
Se supo que la carga, de 70 kilos, es el inicio de esta iniciativa, pues los cubanos ya preparan un nuevo envío.
¡Gracias compatriotas de Calgary!, escribió en su cuenta en Twitter Josefina Vidal Ferreiro, embajadora de Cuba en Canadá.

Llega a #Matanzas ayuda solidaria para el hospital de Cárdenas preparada por cubanos residentes en Calgary, Canadá.El donativo incluye insumos, analgésicos, jeringuillas y otros materiales necesarios, informa @DPSMtzas .#PeriodicoGiron #Cuba pic.twitter.com/5XBKULtmzo
— Periódico Girón (@PeriodicoGiron) July 19, 2021

Leer más »

En defensa de un sueño (+Video)

El acto central de reafirmación revolucionaria en la provincia de Matanzas comienza puntualmente en Cárdenas a las 7 de la mañana. El parque José Antonio Echeverría se ha llenado de cardenenses de todas las edades, pero es notoria la cantidad de jóvenes.
Grandes banderas cubanas y del 26 de julio cuelgan en las fachadas de los edificios circundantes. Hablan los máximos dirigentes provinciales de la Juventud, los CDR y el Partido. Junto a los oradores está la estatua de José Antonio. En la primera fila, Joel Queipo, miembro del Secretariado del Partido y otros dirigentes. También el joven Elián, quien días atrás dijera ante un público similar: ustedes lucharon por mí, yo vengo hoy para estar y luchar junto a ustedes.

Finaliza el acto y visito dos casas de la ciudad. En la primera vive una muchacha que fue agredida durante los sucesos del domingo. Es muy joven, tiene apenas 20 años y trabaja como dependiente cantinera en el Hotel Iberostar Bellavista de Varadero. La dejo hablar, y siento que no debo añadir nada o quitar alguna palabra suya: “Ese día me entero de lo que sucede, me visto y salgo corriendo para el Partido municipal. Cuando llego veo cómo agreden a una de nuestras delegadas de circunscripción, que trataba de impedir que pasaran a la sede del Partido, y la golpean fuerte.
Luego empiezan los actos de vandalismo: rompen los cristales de las tiendas y se llevan los productos. Entonces nosotros tomamos las banderas de la Juventud y la bandera de Cuba y nos situamos a lo largo de la calle, yo voy con la bandera cubana, y junto con otra delegada que lleva la de la Juventud, nos paramos delante, en la primera fila. Salimos con nuestras consignas: ¡Viva Fidel!, ¡viva nuestro presidente Díaz-Canel!, ¡viva la Revolución! Tratamos de hablar con las personas que se habían unido a la contrarrevolución, pero resulta imposible, enseguida nos insultan.
En la esquina de la Vencedora, en Real y Calzada, (me muestra un video), yo me quedo un poco sola, y es cuando siento el impacto y pierdo el conocimiento. La piedra me da en la cabeza, en la sien, parece que yo había levantado la mano –tengo la marca en la muñeca, aunque llevaba un pulóver tejido de mangas largas-, y ese gesto frenó un poco el golpe.
En el policlínico me atendieron muy bien, la doctora de guardia me atendió y ahí estuve con un poco de oxígeno, hasta que me sentí mejor, con fuerza. Y pedí el alta voluntaria, porque sé la situación epidemiológica que hay en la provincia y esa cama podría necesitarla otra persona. Y entonces regresé para el Partido. Esa es la historia, no hay mucho más que contar” –dice, restándole importancia al hecho. Han pasado los días, las huellas de lo sucedido pueden palparse aún, pero la efervescencia revolucionaria crece.
En otro hogar de Cárdenas me reúno con dos artistas muy queridos en la provincia y en Cuba. Hablan con pasión, pero expresan un pensamiento muy meditado. Lo reproduzco en lo posible, sin interferencias mías. A veces, la función del periodista es simplemente escuchar:  
 
Carmen Lidia Maden, cantante, diputada a la Asamblea Nacional:
“Lo primero que me vino a la mente fueron dos cosas: la irresponsabilidad de quienes organizaron y lideraron estos eventos en medio del proceso pandémico que atraviesa nuestra provincia, y también el oportunismo que lo motiva. Se produjeron actos de mucha violencia, faltos de todo, hasta de sentimiento patrio, que tienden a agravar la situación y a entorpecer los empeños del gobierno por superar la pandemia. Hay que facilitar el diálogo para conservar la unidad en la diversidad.
Nadie como el cubano para quererse a sí mismo, para querer a su Patria. Visto así, estos hechos nos dejan lecciones: hay mucho que hacer, que revisar. No se trata solo de decirle al otro que piensa de otra manera: tienes que hacer esto. Los que estamos del lado de acá también debemos revisarnos, encausar esto por aquí, escuchar esto por allá, organizarlo diferente. Esa actitud sana es lo único que puede salvarnos. Y descartar totalmente que alguien de afuera pretenda resolver nuestros problemas. En la vida uno tiene los sí y los no, a mí me pesan más los sí para estar aquí, con mi gente y decirle algo a ese pueblo que está esperando que nosotros los artistas de alguna manera le demos aliento”.
 
Tony Ávila, cantautor
“Yo creo que nada que venga con esa gran cantidad de antivalores puede aceptarse. Nada que cargue con ese cúmulo de acciones negativas es aceptable. Yo creo que al cubano, el pasado 11 de julio, se le intentó robar la tranquilidad y esa es una de las conquistas más grandes que tiene este país. El pueblo cubano es un pueblo tranquilo. Esa vida en calma, tranquila, que el cubano lleva, esa vida de paz es invaluable; tenemos dificultades –llevamos décadas lidiando con la crisis económica, enfrentando carencias, no son días, no son meses-, pero en condiciones de paz tu sales a la calle –dicho en buen cubano-, a luchar tu realidad, a resolver tus problemas.
Desde mucho tiempo antes teníamos que haber anticipado ciertas cosas: la Revolución puede ser abstracta en tu pensamiento, en tu análisis, pero no en la forma en la que se ha materializado –tenemos un montón de pruebas y de realidades que son el producto de la Revolución a disposición de los cubanos-; esa condición abstracta o concreta pasa por el hombre o la mujer, porque si el hombre o la mujer no son capaces de materializar el discurso de la Revolución, de ser de los humildes, para los humildes y estar siempre con los humildes, te va quedando un sector de la sociedad fuera, y esa es una autocrítica que debemos hacernos.
Por eso me gustó tanto el discurso del presidente Díaz-Canel. Con tremenda coherencia, empezó por esa autocrítica. Para mí hay tres factores grandes que incidieron en los hechos del domingo: la manipulación mediática, la campaña comunicacional, el manejo a nivel de redes con tecnología de avanzada que condicionó, propició y fertilizó el terreno para que esto pasara, pero está el bloqueo que es del c…, y está la realidad nuestra donde existen dificultades que no hemos resuelto, todo ello unido a la pandemia.
Lo que más bajeza le da a ese golpe es que lo hicieron en condiciones de pandemia, cuando la gente es más vulnerable. A mí me dolió mucho lo ocurrido, me dolió en el corazón. Porque yo soy un cantor de pueblo, yo le canto al cubano y cuando yo doy un concierto, no sé si en el público hay quienes no aman a Martí, pero están ahí, y de pronto mis canciones se convierten en una suerte de canal de comunicación, en la que ellos se ven reflejados.
El que me escucha sabe cuál es mi pensamiento, por eso no tengo que hacer definiciones de cómo pienso, yo soy un cubano revolucionario que ama este país, pero esa definición no puede quedarse en palabras, tengo que darle contenido. Lo que hoy digamos, lo que le propongamos a la gente, tiene que ser mucho más claro que nunca. La medida que se vaya a adoptar tiene que ser más clara que nunca, porque la contrarrevolución está haciendo su trabajo.
Lamentablemente, está confundiendo a gente, que cree que sí, y cree que no, yo les digo, ustedes no saben lo que es el capitalismo. Yo, por mi trabajo he podido ver, y he tenido experiencias también a nivel político fuera se Cuba que son mi guía. Además de todo lo que me ha aportado mi país y mi familia que me trasmitió esos valores, esas ideas.
Tengo una hermana que tiene cáncer, y está en el Oncológico y ahí le están haciendo un tratamiento, y no pago un centavo por eso. Puede alguien decir, bueno, yo no tengo cáncer ni tampoco nadie en mi familia. ¿Y si un día? Hasta eso… Porque no son capaces de ver cosas como esa. Tenemos que ser preventivos en todos los sentidos; la cultura es una de las vías fundamentales para aglutinar a la gente, para que la gente se incorpore, no importa si no eres un cubano revolucionario, basta con que seas decente, honesto, trabajador, un cubano con valores, que ama su país.
El concepto de Patria que es más grande que todo lo demás. Son definiciones muy claras que tienen que tener cuerpo, adquirir contenido. Y donde hubo demora, donde no llegamos a tiempo, donde se postergó la solución –lo decía el otro día el presidente-, hubo insensibilidad, indolencia, maltrato. Gente que va a hacer una gestión en un lugar y lo machucan y lo mandan a otro y allí lo vuelven a machucar. ¿Y por qué si somos cubanos?, ¿y por qué tenemos que golpearnos más de lo que ya la realidad nos viene golpeando? Es muy sensible el momento y tenemos que ser cuidadosos, pero estar convencidos de que esto tenemos que defenderlo. Nada de lo que hemos conquistado es negociable.
Hay un sueño grande, que es el sueño de un país, de un proyecto, pero ese sueño tiene que validar el sueño individual de la gente. Todo el mundo cabe en ese sueño, no importa cómo piensen. Tenemos la ventaja de que desde San Antonio a Maisí, de norte a sur, somos un solo país, se habla un solo idioma, el cubano –además del español, el cubano- y la comida típica es el congrí y la carne de puerco, y se toma ron y se fuma tabaco, y somos soneros y somos rumberos. Eso es en todo el país. Es muy difícil fraccionar un país como el nuestro. Esa es la ventaja que tenemos”.

Leer más »

En el epicentro de la pandemia: ¿Cuál es la estrategia para disminuir los contagios?

El doctor Justo Rodríguez López tiene una arritmia cardíaca, pero baja y sube escaleras ene veces al día. En un bolsillo de la bata lleva siempre un bolígrafo y un pomo de alcohol. Se le ha hecho una manía casi mecánica echarse cualquier sustancia desinfectante desde los codos hasta las manos.
Estuvo de misión internacionalista en Venezuela, como vicejefe de asistencia médica de higiene y epidemiología, así como de la docencia en el estado de Sucre. Regresó en abril a Cárdenas, cuando se registró un pico de 50 casos positivos a la COVID-19 en el municipio matancero. El número de entonces alarmó. Fue la cifra más elevada en ese período, en el que se mantuvo cierta estabilidad hasta el mes de junio.
El doctor Justo Rodríguez López, director del Centro de Higiene y Epidemiología de Cárdenas. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
El doctor Justo es el director del Centro de Higiene y Epidemiología de Cárdenas. Cubadebate conversó con él para actualizar la situación epidemiológica de este municipio, que constituye el epicentro de la pandemia en Cuba.
–¿Cuándo comenzó el rebrote en Cárdenas  y cuál ha sido la evolución hasta el momento?
“Habíamos tenido una curva epidémica pero con pocos casos hasta que comienza un incremento de contagios en algunos hoteles de Varadero y personas que viven en nuestras comunidades, sobre todo, en el reparto ‘Fructuoso Rodríguez’. El día 25 de junio se produce un pico de 87 casos y a partir de ese momento identificamos que estábamos en medio de un rebrote.  Comienza así un pico de incidencia en el que llegamos en los primeros días de julio a 822 casos.
Foto: Cortesía del entrevistado.
“En el día de ayer por primera vez hay una inflexión de la curva. Reducimos  la incidencia a la mitad de los casos. Nosotros  pensábamos que el día cero para acabar de cortar la transmisión era el día de ayer porque nos quedaron 200 capacidades libres en centros de aislamiento, además de esa inflexión importante en la curva”.
–¿Cómo contener el rebrote, doctor?
“En las estrategias fundamentales para controlar este rebrote, hay tres cosas fundamentales: Haber logrado la vacunación como elemento importante (el 93% de los cardenenses están vacunados con las tres dosis de Abdala); haber incrementado el número de test diagnóstico (llegamos a realizar más de mil test de antígeno diarios en pacientes sospechosos); y haber descendido el porcentaje de positividad del test.
Foto: Cortesía del entrevistado.
“En el día ayer la positividad de los mismos cayó de un 35% a un 25%, y con eso cae también la curva de incidencia, o sea, los casos positivos confirmados. Por eso decíamos que ayer era el día cero. Además de que la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de alcanzar más de un 70 y un 80%  de la población vacunada ante la presencia de la cepa Delta está cumplida por nuestro Ministerio de Salud Pública.
“Existe una disponibilidad de un total de 3 000 camas en el municipio, de las cuales 750 estaban vacías al inicio del día de ayer. Fueron ocupadas un número de ellas con los nuevos casos positivos y las restantes quedaron libres. Hoy se trabaja en la base de datos para conocer la tendencia. Si se continúa con la inflexión de la curva en esta semana, estamos entonces en el momento clave para controlar la pandemia.
Doctor Justo Rodríguez López: “En las estrategias fundamentales para controlar este rebrote, hay tres cosas fundamentales: Haber logrado la vacunación como elemento importante; haber incrementado el número de test diagnóstico; y haber descendido el porcentaje de positividad del test”. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.
“Se han implementado otras estrategias: reforzar los policlínicos, transporte sanitario para que no se nos quede nadie en la calle, reducir la movilidad del transporte… La intención nuestra es que no quede nadie en casa, aunque hay un número muy limitado de casos en sus hogares. El municipio se encuentra en una situación favorable para poder cortar la transmisión, por supuesto, en un período de siete a catorce días”.
–¿A qué factores le atribuye la aparición de este rebrote en el municipio?
“Nosotros somos una nación del mundo y en el mundo hay un gran rebrote de la cepa Delta, la cual tiene presencia en más de 104 países. A mediados de junio, se demostró que ya estaba en Cárdenas. La cepa Delta es un 70% más contagiosa y posee una velocidad de expansión 3,4 veces más que las anteriores.
Foto: Cortesía del entrevistado.
“Se hizo un cálculo de la velocidad de expansión en Cárdenas y se alcanzó la cifra de 34,5 veces más en relación a la cifra inicial. Es un número muy elevado de infecciosidad, por ejemplo, en casa, aunque usted no toque nada, puede contagiar a los que están a su alrededor”.
–¿Significa esto que todos los contagiados en el municipio han contraído la cepa?
“No necesariamente, pero un grupo importante de la población debe haberla contraído. Ha sido muy positivo que un grupo considerable de la población se haya vacunado con las tres dosis porque de lo contrario tendríamos miles de muertos, como ha pasado en el mundo. Tenemos unos niveles altos de anticuerpos, aunque aún no son los óptimos. Recordemos que los anticuerpos comienzan a desarrollarse después de varios días de administrada la tercera dosis en el caso de Abdala.
“Mira, Israel, por ejemplo: Habían levantado todas las restricciones, vacunaron con Pfizer, la vacuna de más alto nivel de eficacia, y ahora presentan un rebrote de más de 3 000 casos diarios.
“En Cárdenas la cepa ha manifestado todas las características que se han declarado en otras partes del mundo. No priman los síntomas del brote inicial en Wuhan, China. Hemos entrevistado a pacientes y fundamentalmente presentan dolor de cabeza, de garganta y síntomas estomacales”.
–Otras causas del rebrote, doctor…
“Una causa que ha estado concomitando con todo es la indisciplina social, personas sin nasobuco jugando dominó en las calles, tomando ron… El incumplimiento por parte de nuestro pueblo de las medidas de aislamiento, desinfección de las manos y distanciamiento social. Eso es fundamental.
Foto: Cortesía del entrevistado.
“Hemos sido testigos de rebrotes en casas porque no usan mascarillas, no cumplen las medidas de protección y, por tanto, los demás miembros de la familia se infectan. Hoy sigue siendo fundamental, aun cuando este pueblo está vacunado en su mayoría, cumplir con esas medidas para que la curva de contagios disminuya”.
–¿Qué no ha salido bien por parte de las autoridades sanitarias?
“Obviamente presentamos un millón de dificultades, hemos ido tratando de resolverlas sobre la marcha. En la parte de higiene y epidemiología, los inspectores sanitarios están supervisando diariamente cómo se comporta la enfermedad en todos los centros de aislamiento.
“Ha pasado en el mundo que esta cantidad de casos ha rebosado las capacidades disponibles del sistema de salud. Nuestro país no ha sido la excepción. La propia indisciplina de nuestros trabajadores al no cumplir a cabalidad los protocolos también ha incidido. Como te digo eso, también es una realidad incuestionable que nuestros médicos y enfermeros han sido héroes”.
–Pero también ha incidido, doctor, la poca disponibilidad de recursos que afronta el personal de salud…
“Somos un país bloqueado que, además, carga con 243 medidas aplicadas en la antigua administración estadounidense de Donald Trump, y eso nos imposibilita prácticamente comprar parte de los recursos que necesitamos: medicamentos, medios de protección, combustible… Y no es muela. Como país pobre tenemos que proyectarnos sobre la premisa del reciclaje. Yo la máscara la desinfecto con alcohol para cuidarla porque no tengo más, aun cuando ha sido concebida como desechable.
“Yo creo que si nosotros radicalizamos el uso de los medios de protección, el cumplimiento de las medidas establecidas, el empleo del agua, el jabón, y la desinfección, podemos lograr que nuestra gente no se contagie”.
Cárdenas y la pelea por contener el rebrote

Leer más »

El pueblo denuncia en Cárdenas a responsables de disturbios

Víctor González Imbert, primer secretario del PCC expresó que piedras lanzadas contra el área materno-infantil del Hospital Julio Aristegui Villamil, y amenazas de ataques a centros de aislamiento para pacientes contagiados con el coronavirus, constituyeron igualmente algunas de las expresiones agresivas de elementos contrarrevolucionarios

Leer más »

Cárdenas y la pelea por contener el rebrote

En la dirección municipal de Salud Pública en Cárdenas hay un ajetreo constante. Un grupo de médicos culmina su trabajo y otro lo releva. Son parte de una brigada del contingente internacional Henry Reeve, recién llegada de Venezuela. Cada día se repite lo mismo. Prestan servicios 24 por 24 horas. Unos salen… Otros entran.
“¿Te llegó el botellón de oxígeno?”, le pregunta un médico a otro. Aquí, en las tres horas que he permanecido este jueves, poco se detiene el paso para conversar. Se habla mientras se camina. Es como si no hubiera tiempo. “Niña, yo ni he desayunado”, escucho la voz de una mujer detrás de la oficina.
En los primeros 15 días de julio, Cárdenas ha reportado un total de 5 817 casos positivos a la COVID-19. Si bien muestra una tendencia a la disminución, según las autoridades del municipio, el escenario es uno de los más complejos de todo el país. Destrabar procesos, mejorar en organización y agilidad, y lograr una mayor sinergia entre todos los factores, sigue siendo uno de los retos de Cárdenas en el enfrentamiento a la pandemia. Hay rostros cansados, y es lógico, es humano, pero aquí no se detiene la marcha.
–¿Cómo está, doctora?
–Muerta. Muy complicado…
La doctora Yenicet Chávez Rodríguez, directora municipal de Salud, habla repetidas veces por teléfono. Llamadas de urgencia, de gente preocupada, con problemas y necesidades de salud por resolver. Así que ella las atiende todas, es como un puesto de mando móvil. Por esa razón, en los poco más de 40 minutos que conversó con Cubadebate, cuatro llamadas telefónicas y tres toques a la puerta interrumpieron la entrevista. “Tranquila, no te deprimas con eso”, le dice a alguien del otro lado de la línea y cuelga.
Imagen: Dirección Municipal de Salud de Cárdenas.
Revisa las estadísticas y dice que aún es preocupante la cantidad de niños positivos a la COVID-19 en Cárdenas, donde las edades pediátricas han tenido un comportamiento inusual en las últimas semanas y en el mes.
“El grupo de 40 a 59 años es el de más alta incidencia en el municipio, y sobre el cual inciden las formas más graves y complicadas de la enfermedad. Mientras que los mayores de 60 años es el menor porciento de los casos detectados, si bien lo preocupante es que son personas con patologías asociadas y enfermedades crónicas descompensadas.
“Hay un total de 3 475 casos activos, con una tendencia a la disminución. La semana pasada nosotros tuvimos un comportamiento de cifras muy altas, días de más de mil pacientes confirmados, pero esto ha ido descendiendo”, añade.
–¿Cuál es la situación en estos momentos con la capacidad hospitalaria?
“La complicación está en cuanto a los casos graves y críticos, y la capacidad de camas para estos pacientes. Nosotros estamos proponiendo transformar el policlínico ‘Moncada’ en un hospital para recepcionar todo lo que no sea COVID-19, y optimizar así las camas del hospital municipal en función de estos casos. Eso no se ha materializado todavía porque faltan recursos de tecnología médica y en cuanto a la climatización.
“Pero se han abierto extensiones del hospital en el preuniversitario ‘13 de Marzo’. Allí hay alrededor de 100 camas. También está el hotel Caleta en Varadero, que cuenta con 150 camas y puede llegar hasta 300. En Caleta se atienden pacientes adultos con infección respiratoria moderada, que no demanda de oxígeno y que, por supuesto, no está postrado ni presenta otras comorbilidades. Por otro lado, el hotel Turquesa es para la atención a niños. El municipio cuenta con 3 000 camas aproximadamente para el aislamiento de pacientes de bajo riesgo”.
–Continúa la demora, doctora, en el traslado de pacientes positivos hacia centros de aislamiento…
“Todavía existe demora. A veces la cantidad de personas contra la cantidad de guaguas disponibles hace que se tarde. Para las edades pediátricas sí se nos ha dificultado la cama, porque los niños pequeños tienen criterios de estar ingresados en centros provinciales en Matanzas. Y ha habido momentos en los cuales no hemos tenido capacidad para el aislamiento de los niños y han permanecido varios días en el hogar, donde muchos han recibido el tratamiento y el alta. La capacidad de camas para las edades pediátricas ha escaseado.
“Se abrió el hotel Turquesa para asumir los niños de 3 años en adelante, con síntomas leves y sin cuadros muy alarmantes. Eso ha permitido que prácticamente ahora no tenemos atraso con el ingreso de los pequeños. Los menores de un año se ingresan todos en el hospital pediátrico de Matanzas”.
Doctora, Yenicet Chávez Rodríguez, directora municipal de Salud en Cárdenas. Foto: Archivo.
–Muchos pacientes graves y críticos…
“Muchos llegan al sistema de salud con las formas graves y críticas de la enfermedad. Eso es lo que más bien nos está colapsando hoy el sistema, y que no contamos con una cobertura dentro de la emergencia del hospital, incluso en las consultas de los policlínicos, para recepcionar a toda esa cantidad de pacientes graves”.
–Por eso también las colas en policlínicos…
“Exactamente, aunque en el transcurso de esta semana ha habido una discreta disminución de los casos que llegan en estos estados. Pero sí es muy necesario que le llegue el mensaje a la población. Apenas se sientan el primer síntoma tienen que acudir al médico. Tenemos suficientes test de antígenos. Hoy mismo había 1 250 por la mañana y hay un carro que traerá de Matanzas unos 2 000 test de antígenos más. Y eso agiliza mucho.
“Tenemos el nasalferón para todo el paciente que se diagnostica positivo a la COVID-19. El médico está en la obligación de darle su pomito. El nasalferón evita las formas graves de la enfermedad. Por eso es que las personas no pueden esperar. Cada minuto que pierden se les retrasa la confirmación de si tiene o no la enfermedad y la administración del medicamento”.
–Doctora, el protocolo establece que los pacientes deben ir a un centro de salud una vez estén confirmados, sin embargo, también hay personas que dan positivos y pasan la enfermedad en sus casas. ¿Por qué?
“Son pacientes que tienen criterios de ingreso en el hogar, personas jóvenes, con pocos síntomas. Se pueden quedar en la casa, echándose las goticas de nasalferón que es el único tratamiento que lleva las formas leves de la enfermedad. A los cinco días se les repite el test de antígeno, y si da negativo recibe el alta. No obstante, tiene que seguir usando el nasobuco y estar aislado 10 días más dentro del domicilio.
“Ahora, no todas las personas son lo suficientemente capaces de hacer el autoaislamiento domiciliario, nosotros indicamos que el menor número de personas posibles permanezca aislado en el hogar. Hemos tenido momentos en los que la cantidad de camas disponibles en Cárdenas contra la cantidad de casos confirmados en el día, nos ha llevado a dejar un número de pacientes ingresados en el hogar porque no teníamos dónde. Pero esa no es la situación que tenemos ahora. Contamos con suficientes camas y altas diariamente”.
–¿Ha habido deficiencias también en las pesquisas, doctora?
“Producto de la misma vacunación se desmontó un poco la estrategia de pesquisa en el municipio. Toda esa fuerza se utilizó para los sitios de vacunación, los cuales requerían de cinco personas para garantizar el flujo del proceso.
“Ahora que ya terminó la tercera dosis se está rescatando todo ese personal de salud para la estrategia de pesquisa en las comunidades, con los estudiantes de Medicina, los equipos básicos de salud y los factores de la comunidad, para lograr detectar a la persona cuando están comenzando los síntomas”.
La doctora, especialista en Medicina General Integral, informa que la intervención sanitaria con la vacuna Abdala cerró con el 93% de la población inmunizada con las tres dosis en todo el municipio.
“Muchas personas quedaron con criterios de exclusión, debido a este mismo rebrote, porque si daban positivos no se les podía colocar la tercera dosis. Ese porcentaje garantiza que, en un período de tiempo breve, podamos tener inmunidad de rebaño en Cárdenas”.
Yenicet Chávez Rodríguez aclara que la vacunación no tiene que ver con el rebrote: “En Los Arabos, por ejemplo, hubo un comportamiento de casos positivos mayor que el de Cárdenas, teniendo en cuenta la cantidad de habitantes y, sin embargo, allí no se ha vacunado. Esto está dado por la aparición demostrada por el Instituto de Medicina Tropical ‘Pedro Kourí’ de la cepa Delta en el municipio”.
Vea, además
Contar el epicentro: Salir y llegar

Leer más »

Disturbios en Cárdenas: Domingo y el caos

La ciudad de Cárdenas vista desde el Museo a la Batalla de Ideas. Foto: María Dolores López Vilorio / Cubadebate.
Una llamada telefónica me saca de mis cavilaciones. El día, para ser domingo, resulta intenso a las siete de la noche cuando el sol comienza a esconderse poco a poco, detrás de las aguas al norte de Matanzas. El mar parece que lo engulle.
El taxi que me lleva hasta Cárdenas también simula un devorador, pero de carreteras, y el odómetro lo delata. Va a más de 100 kilómetros por hora.
En retrospectiva, y casi a la misma velocidad que pasa el mar a la izquierda de la ventanilla, reconstruyo el día.
De pie a las 5:30 de la mañana. Botar la basura. El cielo negro azulado que a esa hora rodea la cima del memorial José Martí. La bahía habanera, por donde zarpa la lanchita de Regla, envuelta en la quietud del alba. Poco tránsito. Un hombre que pesca burlando a la policía. Universidad de Ciencias Médicas. Acto de despedida. Brigada de recién graduados rumbo a Matanzas. Dos guaguas con 60 médicos y tres periodistas infiltrados. Recibimiento en el parque de la Libertad. Matanzas no está sola. La gente que aplaude la brigada de refuerzo. La gente que se aprieta el puño en el pecho y agradece. Intercambio en el periódico Girón. La lluvia. Las protestas…
En eso, suena el teléfono. Una voz maternal me espeta sin medias tintas: “Cárdenas está revuelta. ¿Vienes directo a la casa, no? Tiraron piedras contra las tiendas y se llevaron las cosas. Esto es horrible. Tímbrame cuando estés llegando, hazme el favor”.
Cuelgo y la preocupación me hace preguntarle al chofer algo que sé de sobra:
–¿En 30 minutos llegamos, eh?
–Sí, media hora.
El sol debía haberse ocultado hacía rato, pienso, como si pudiera programar las cosas de la naturaleza. Si el día me había resultado intenso a las siete de la noche, lo insólito demostraría que aún faltaba más.
Desde la entrada a la ciudad hasta la estación de policía hay mucha gente asomada en las puertas y balcones de las casas. Si uno está mínimamente informado de las protestas violentas que han sucedido este domingo en Cárdenas y en otras localidades del país, uno es capaz de sentir la tensión del ambiente sobre los hombros.
Antes de caerse los datos móviles –porque la campaña y el odio ha comenzado hace mucho tiempo en las redes sociales y es un arma de doble filo, cuestionable o no– alcanzo a ver algunos videos de la ciudad. Pueden describirse más o menos así:
Un grupo vandálico pone gomas arriba y apedrea carros del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba, el mismo grupo que después rompe las puertas de varias tiendas y saquea lo primero que encuentra: aires acondicionados, neveras, refrescos, cervezas –sí, cervezas–, colchones, ollas, y lo cargan en motos, bicicletas, en los hombros y hasta en los mismos carros de compras. ¿Surreal?
Hay otro grupo –mezclado con aquel primero en el mismo espacio geográfico, pero separado en intereses, desterrado de mezquindades– que tiene reclamos legítimos, necesidades que se han agravado en medio de una pandemia que ha puesto en crisis no a Cuba solamente, sino al mundo entero, con la particularidad –maldita particularidad– de un bloqueo recrudecido en un escenario jodidamente pandémico.
Pero estos no son aquellos, no se pueden confundir unos con otros, como no se pueden echar en el mismo saco al vandalismo disfrazado de pueblo y a un pueblo sin disfraces, con inquietudes, problemas y dudas. Legítimas todas.
Pero… –y la adversativa me vuelve a resultar justísima– saquear tanto las tiendas en Moneda Libremente Convertible que son mayoría en el municipio, como los mercados en moneda nacional; arremeter y ofender a las fuerzas del orden; incitar al caos, al “estallido social” que ocurrió más en el entorno virtual que en el físico; incendiar postes eléctricos; y atacar bodegas, por citar algunos ejemplos de lo que ha ocurrido en las últimas horas, traspasa y perfora los límites de lo legítimo.
El lunes, Cárdenas amanece en aparente calma. Mi hermano cumple cinco años y está tan feliz con su pastel, como le dice finamente al cake, que escapa a ratos de lo que ocurre más allá de la puerta de la casa. Canta, brinca, corretea por todo el pasillo, el pasillo que es su ciudad y su parque de diversiones desde hace un año y medio, cuando empezó la pesadilla pandémica. Anda explotado de felicidad con su nuevo “carro de carrera” y repite como un mantra: “Me encantó la sorpresa, tata”.
Lo miro y me enamoro de su ingenuidad, de su mundo de juegos, carros y pelotas, del amor que tiene este niño en menos de un metro de estatura, el amor que le falta a mucha gente, el amor que ha volatilizado de tantos cuerpos. Él con tanto amor y gente con tanto odio. “Tata, yo vi a dó’jombres tirándole piedra a la policía”, dice y se vuelve a perder en un juego en el celular.
Afuera se escuchan las sirenas de patrullas policiales y ambulancias. Es mediodía y es martes. Mi hermana me dice que no ha dormido, que está nerviosa. Mi hermana parece Cárdenas, que no ha descansado, que sigue atenta a nuevas provocaciones. Hay heridos, aunque se desconocen las cifras.
Aquí nadie puede suponer que levita y todos pueden creerse torpes. Es como si cargaran con el peso de toda una ciudad encima e hicieran, constantemente, malabares para no derrumbarse. Porque de eso se trata, de no quebrarnos, de no quedarnos estaqueados en medio del asedio, por mucho que conviden a tanta mierda.

Leer más »

Las 3 del día: ¿Cómo enfrenta Cárdenas la compleja situación epidemiológica en Matanzas? y la eficacia de Soberana (+ Podcast)

Un amigo periodista me suelta frases en un chat de WhatsApp: “Murió un médico que yo conocía”; “te juro que me derrumbé, gracias a los socios que me levantan con sus jodederas en las redes”; “refuerzo patriótico, chama, llegaron médicos de La Habana a apoyar”; “al fin perdí el dolor de cabeza”; “esto es muy duro”…
Así escribe este jueves nuestro periodista Andy Jorge Blanco sobre su Matanzas. Cuba confirmó al cierre de este miércoles 3 819 casos positivos a la COVID-19 y 26 fallecidos, incluyendo un lactante de dos meses de edad en la provincia de Matanzas, donde los contagios alcanzaron hoy los 1 327 positivos. 
La situación en esta provincia es crítica y compleja. Desde las redes no paran los mensajes de #MatanzasNoEstásSola y las ayudas. Este miércoles el ministro de Salud anunció nuevos protocolos y se tomaron nuevas medidas para enfrentar la situación. Esto es Las 3 del día y hoy conversamos con la periodista Marlén Bouza para actualizarnos de que está pasando en Matanzas y, en especial, en Cárdenas, uno de los municipios más afectados.
Escuche aquí

Leer más »

Matanzas mía

Abro los ojos y voy directo al parte epidemiológico. En algún momento de este año y medio de pandemia dejé de seguirlo con la misma sistematicidad de antes. Recuerdo que mi abuela hasta apuntaba las cifras diarias en una libretica de hojas amarillentas. Pero ya no lo hace. Quizás sea producto de la llamada fatiga pandémica. A ella también le ha tocado el hastío. ¿Podrá alguien escapar del tedio en un escenario que se nos hace adverso, prolongado y duro?
Tomo el celular y reviso las cifras. En los últimos 15 días, la provincia de Matanzas ha reportado unos 10 000 casos positivos a la COVID-19. Desde Cárdenas –uno de los municipios más complejos tras el nuevo rebrote– me escribe mi mamá. Casi toda la familia allí tiene las tres dosis de Abdala, pero hay que seguirse cuidando, le digo.
“Falleció una embarazada, pero lograron salvarle al niño… al papá de Oniria se lo llevaron para el policlínico, le hicieron el PCR y se demora entre cinco y siete días, lo mandaron para su casa”, me dice sin florituras. La vieja siempre ha sido dura cuando habla. No da vueltas. Y a veces me duele oírla, porque es mi tierra, mis vecinos, la familia.
Un amigo periodista me suelta frases en un chat de WhatsApp: “Murió un médico que yo conocía”; “te juro que me derrumbé, gracias a los socios que me levantan con sus jodederas en las redes”; “refuerzo patriótico, chama, llegaron médicos de La Habana a apoyar”; “al fin perdí el dolor de cabeza”; “esto es muy duro”…
Otro compañero de la Vocacional vuelve a escribirme por Messenger. Hace unos días me contó que estaba aislado en un cuarto de su casa, luego de dar positivo al test de antígeno, que los centros para sospechosos y positivos están llenos y que todo parece indicar hará el aislamiento domiciliario. Diandy siempre ha sido un jodedor, pero ahora habla en serio y le noto nerviosismo en lo que escribe.
–Dime de ti.
–Ya hoy amanecí sin fiebre. Estoy mejor, asere –me responde.
Entro a Facebook y leo que se amplían las capacidades hospitalarias, que 376 recién graduados de Ciencias Médicas se incorporan al enfrentamiento a la pandemia en la provincia, que otro centenar de médicos y enfermeros del contingente internacional Henry Reeve llegan desde otros territorios a apoyar.
Luego me cuenta un amigo que desde Villa Clara, por ejemplo, enviaron unas 100 camas. Una reportera postea que hay 81 000 cardenenses vacunados con la tercera dosis de Abdala.
En un estado de WhatsApp comparto un cartel que reza “Matanzas no está sola”, y una vecina responde: “Amén”. No sé en qué momento me mudé al celular y allí paso buena parte del tiempo. Pretendía escapar de la compleja situación epidemiológica, de los partes y las malas noticias. Pero he sido un ingenuo.
“Estoy y estaré contigo, Matanzas”, escribo en un post en Facebook y me desconecto con el presentimiento de que todo volverá a la normalidad.

Vea, además:
Ministro de Salud anuncia nuevos protocolos para enfrentar compleja situación epidemiológica en Matanzas

Leer más »

Denuncian muerte y abandono de paciente con COVID-19 en Hotel Puntarena de Varadero

MIAMI, Estados Unidos. – Cubanos hospedados en el Hotel Puntarena, del polo turístico de Varadero, denunciaron en redes sociales la muerte de un individuo con COVID-19 que quedó abandonado en una habitación de esa instalación hotelera.
Los ciudadanos, que se encontraban confinados tras haber regresado de Rusia, aseguraron que el cuerpo del fallecido llevaba tres días en la habitación.
“Un ser humano que falleció hace tres días y esta es la hora en que no lo han venido a recoger. Aquí lo tienen acostado todavía en la cama. No entramos porque la habitación está infectada. Lleva tirado en la cama alrededor de tres días y los médicos nada”, indicó uno de los denunciantes mientras grababa el suceso.
[embedded content]
“Ni carro fúnebre ni nada. Nadie ha venido a preocuparse por la persona. Ni tan siquiera los familiares se han ocupado. Nadie quiere entrar a la habitación”, añadió el ciudadano que filmaba.
Los denunciantes señalaron además que, pese a estar recluidos en la instalación como parte del protocolo establecido contra la COVID-19, ni siquiera les habían suministrado el Interferón alfa 2b, fármaco empleado en la Isla para el tratamiento de la enfermedad.
Desde hace varias semana, medios independientes de la Isla han reportado el colapso de los hospitales, centros médicos y de aislamiento en el municipio de Cárdenas, donde se encuentra el polo turístico de Varadero.
Este miércoles, el territorio registró 230 casos de COVID-19, 204 de ellos contactos de pacientes confirmados con la enfermedad y otros 26 importados.
En la jornada, Matanzas reportó la cifra más alta de contagios de una provincia desde el inicio de la pandemia, con 1 327 casos. También fallecieron allí seis pacientes, incluido un bebé de dos meses. El resto de los decesos se registraron en Matanzas (2), Cárdenas (2) y Los Arabos (1).
Pese a la grave crisis humanitaria que atraviesa la provincia por causa del COVID-19, compañías hoteleras de la Isla, como Meliá Hotels International, continúan vendiendo el destino Varadero a través de las redes sociales.
Este miércoles, en su cuenta de Twitter, Meliá llamó a sus potenciales clientes a disfrutar de “unas vacaciones divertidas bajo el sol de Cuba”, mientras algunos de los directivos de la compañía recomendaban instalaciones como el Meliá Varadero.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Cárdenas desbordada por el coronavirus: piden intervención de Brigada Henry Reeve

MIAMI, Estados Unidos. – El coronavirus continúa causando estragos en la en el municipio matancero de Cárdenas, tal y como reflejan las cifras de contagios ofrecidas en los últimos días por el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP).
Solo el pasado domingo el territorio había reportado 144 contagios, 94 de ellos contactos de casos confirmados y otros 50 con fuente de infección en el extranjero (casos importados).
Ante esa situación, usuarios en redes sociales han pedido una intervención humanitaria a gran escala para frenar el alto índice de contagios en ese municipio, donde también se encuentra el polo turístico de Varadero. Allí se hospedan turistas de países como Rusia, que todavía presentan altas cifras de contagios.
[embedded content]
Este lunes, el realizador cubano Ian Padrón, radicado en Estados Unidos, publicó en su perfil de Facebook un mensaje de su prima Belice Blanco, quien pedía la intervención de la Brigada Henry Reeve, la misma que ha ofrecido asistencia en el extranjero.
“Ella dice: ´pedimos que vaya  la brigada Henry Reeve para Matanzas y ayude como mismo hace en tantos países, los hospitales están colapsados, el personal médico agotado, nuestras familias en terror, por favor hagan algo no vivan más en la mentira´”, señala el mensaje compartido por Padrón.
(Captura de pantalla/Facebook)
Tal y como publicó CubaNet el pasado domingo, el Hospital Docente Julio M. Aristegui, centro de referencia en el municipio de Cárdenas, se encuentra colapsado debido a la acumulación de pacientes con COVID-19.
Un video que hizo llegar a CubaNet uno de los ingresados muestra a decenas de pacientes hacinados y en los pasillos del centro hospitalario, una situación que, según reportes, se repite en varios territorios de Matanzas.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Colapsa hospital de Cárdenas por rebrote de COVID-19

LA HABANA, Cuba. – El Hospital Docente Julio M. Aristegui, del municipio de Cárdenas, provincia de Matanzas, se encuentra colapsado debido a la acumulación de pacientes con COVID-19. Así lo demuestra un video que hizo llegar a CubaNet uno de los ingresados.
En el centro médico se observan decenas de pacientes hacinados y en los pasillos del centro hospitalario.
En la última jornada, Cuba reportó 3 519 casos positivos al coronavirus, cifra récord en el país por tercer día consecutivo. En el caso específico de Matanzas, ha sido la provincia más afectada por la COVID-19 en la última semana, con 5 230 casos confirmados, 1 734 de ellos correspondientes a Cárdenas, el municipio que más casos ha registrado.
A ello se une el colapso de otros centros hospitalarios del municipio y la provincia. El 29 de junio último, CubaNet publicó un reportaje en donde algunos residentes así lo manifestaban. En el policlínico Echevarría, de Cárdenas, se hallan “decenas de personas esperando ser atendidas, muchas de ellas tiradas en el patio del edificio; todo está militarizado y no dejan entrar al policlínico a no ser que sea de urgencia. También han cerrado las fronteras de la ciudad”, explicó Orelvis Cabrera Sotolongo.
[embedded content]
Otro video divulgado en redes el 28 de junio mostraba al Hospital Mario Muñoz Monroy, de Colón, Matanzas, en similares condiciones: hacinamiento de más de una veintena de pacientes, sospechosos de COVID-19, quienes se encontraban en salas de espera y pasillos del hospital esperando ser atendidos.
Entre los casos confirmados en la provincia hay personas que ya recibieron las tres dosis del candidato vacunal Abdala, hecho que contrasta con los datos de su supuesta efectividad anunciados por las autoridades sanitarias de la Isla.
Este sábado el diario independiente 14ymedio informó que al menos 48 trabajadores indios que laboraban en obras constructivas de Varadero fueron trasladados a La Habana luego de dar positivo a la extremadamente contagiosa nueva cepa del coronavirus: Delta.
El propio Orelvis Cabrera Sotolongo resaltó que el turismo ruso y los trabajadores indios son las fuentes de infección y la causa de la grave situación sanitaria que atraviesa la provincia.
Los matanceros también han estado denunciando las pésimas condiciones de los centros de salud y de aislamiento, así como la falta de medicamentos y de personal.
La situación afecta incluso al personal médico. El Dr. Leonardo Vázquez, aislado en el  Campamento de Pioneros de la calle 21 (Varadero) en espera de PCR expresó su indignación ante la pésima alimentación y atención que dan a esos médicos que diariamente arriesgan sus vidas para combatir la pandemia.
“Yo entiendo que el país está pasando por una situación compleja en estos momentos pero (…) están apretando porque si hay recursos para abastecer hoteles y demás no estamos tan jodidos. Somos tus médicos, no somos perros que le tiras un trozo de mortadela en un plato y después te pasan la lengua y te menean la cola, llevamos ya dos años en esta guerra, dos años ya (…), dando el paso al frente, separándonos de seres queridos, poniendo en riesgo nuestra propia vida, y cada día nos maltratan más y nos hacen más difícil la situación, está bueno ya”, sostuvo el galeno.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Archivo CD: El General en su habitación

A cinco meses de cumplir sesenta y nueve años, Máximo Gómez falleció en La Habana. Sin embargo, el cuarto donde murió el General de Generales el 17 de junio de 1905 en el Vedado, está en Cárdenas desde 1909. A propósito de cumplirse este jueves 116 años del fallecimiento del Generalísimo, Cubadebate rescata esta historia de sus archivos.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.