HAVANA CLIMA

Béisbol

Falleció Andrés Ayón, gloria del deporte cubano

En las temporadas cubanas entregó todos sus saberes como director del equipo Industriales en las campañas de 1982 y 1985, y hasta el momento en que se debilitó su salud, a inicios de 2020, colaboró en proyectos de desarrollo de la disciplina en la Isla
Andrés Ayón Broown, gloria del deporte cubano, falleció este domingo, víctima de un infarto, a la edad de 83 años. Repleto de gloria en el béisbol mexicano, con grandes actuaciones a nivel de AAA, en la pelota profesional de Estados Unidos, el exlanzador decidió entregar sus saberes al desarrollo de su deporte en Cuba.
En las temporadas cubanas entregó todos sus saberes como director del equipo Industriales en las campañas de 1982 y 1985, y hasta el momento en que se debilitó su salud, a inicios de 2020, colaboró en proyectos de desarrollo de la disciplina en la Isla.
En la pelota mexicana obtuvo varios títulos y liderazgos, celebró tres premios de Jugador Más Valioso y propinó dos partidos de cero jit cero carreras, uno de ellos perfecto. Según Jit, sumó 367 triunfos entre las ligas profesionales de Cuba, Estados Unidos, México y Nicaragua.
Las principales autoridades del Inder y el Comité Olímpico Cubano expresaron sus condolencias ante tan lamentable pérdida.

Leer más »

Fallece Andrés Ayón, gloria del deporte cubano

Andrés Ayón.Foto: Saraperos de Saltillo.Víctima de un infarto falleció este domingo en La Habana, el otrora pelotero Andrés Ayón Broown, gloria del deporte cubano.
Según informó a JIT la Comisión Nacional de Atención a Atletas del Inder, el deceso del miembro del Salón de la Fama del Beisbol en México se produjo en el hospital Miguel Enríquez, del municipio 10 de Octubre.
Ayón, de 83 años de edad, jugó en la liga profesional de Cuba con los equipos Marianao y Almendares; se tituló en dos series del Caribe; brilló en las Ligas Menores hasta el nivel AAA en Estados Unidos, y estuvo a las puertas de las Grandes Ligas a inicios de la década de 1960.
En la pelota mexicana obtuvo varios títulos y liderazgos, celebró tres premios MVP y propinó dos partidos de cero jit cero carreras, uno de esos perfecto.
Fuentes periodísticas indican que Andrés sumó 367 triunfos entre las ligas profesionales de Cuba, Estados Unidos, México y Nicaragua.
En nuestro país destacó además como mánager del equipo Industriales entre las temporadas de 1982 y 1985.
Hasta el momento en que su salud se debilitó, a inicios de 2020, Andrés colaboró en proyectos de desarrollo del beisbol en la Isla.
Las principales autoridades del Inder y el Comité Olímpico Cubano expresan sus condolencias ante tan lamentable pérdida.

InderCuba lamenta el fallecimiento deAndrés Ayón Brown, ícono del #BeisbolCubano. Condolencias para familiares y amigos de quien fuera excelente lanzador, entrenador y manager, amante de su país y siempre dispuesto a tributar al deporte de sus amores. pic.twitter.com/AC0ez4H3X5
— INDER (@InderCuba) October 24, 2021
(Con información de JIT)

Leer más »

El rey ha muerto: ¡Los Bravos de Atlanta suben al trono de la Liga Nacional!

El boricua Eddie Rosario conectó un cuadrangular de tres carreras para darle la victoria a los Bravos. Foto: MLB.Eddie Rosario conectó un bambinazo de tres carreras y los Bravos de Atlanta derrotaron a los Dodgers de los Ángeles con pizarra final de 4×2, para ahuyentarlos del trono y proclamarse campeones de la Liga Nacional por primera vez en este siglo.
La tropa de Brian Snitker demostró desde bien temprano que no esperaría ni un día más para lograr su boleto a la Serie Mundial y en el mismo primer capítulo le marcó una rayita al abridor rival Walker Buehler. Par de dobletes consecutivos de Ozzie Albies y Austin Riley reventaron las puertas del plato y levantaron a la fanaticada de sus asientos en el Truist Park.
Fue a la altura del cuarto episodio cuando los vigentes campeones, reacios a entregar banderas, igualaron las acciones. Un boleto y par de sencillos-uno de ellos de Cody Bellinger para remolcar-se combinaron para removerle el box al novato Ian Anderson, quien hasta ese momento apenas había permitido un imparable.
Pero cerrando la quinta entrada los demonios que habían evitado durante 22 largos años que este equipo lograra el banderín de la liga, comenzaron a desvanecerse sobre el campo de juego. Rosario, desbordado con el madero, desapareció la esférica con dos compañeros en las almohadas para sentenciar el choque, igualar el récord de más imparables para una postemporada con 14, y echarse en el bolsillo el título de Jugador Más Valioso de estos playoffs.
Clave en el partido fue el “lucky seven” para los Bravos, cuando el azul A.J. Pollock disparó doblete impulsador y Tyler Matzek vino del bull-pen para recetar tres ponches consecutivos con la posible carrera del empate en posición anotadora.
A.J. Minter se llevó el crédito lanzando un par de entradas inmaculadas donde propinó cuatro ponchetes, y el zurdo Will Smith se anotó el salvamento cerrando a todo tren con par de cafecitos amargos en medio de los cánticos de guerra de los miles de fanáticos en los graderíos.
Vea además:
Los Bravos lo hicieron otra vez: Dodgers quedan tendidos en el terreno

Leer más »

Heredia y Soler se suman a la fiesta, ¡habrá cinco cubanos en la Serie Mundial!

Cuba tendrá cinco peloteros en la próxima Serie Mundial luego de que Atlanta destronara a Los Angeles Dodgers y conquistara el título de la Liga Nacional. Los Braves, que cuentan con dos antillanos en sus filas, se medirán a Houston Astros de Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz, quienes serán protagonistas de un nuevo récord para la armada de la Isla en MLB.Cincuenta y seis años después, Cuba tendrá su representación más nutrida en el Clásico de Otoño. En el pasado quedará el récord que impusieron Sandy Valdespino, Camilo Pascual, Tony Oliva y Zoilo Versalles en 1965, cuando llegaron a la discusión de la corona con los Minnesota Twins, derrotados en aquella final por los Dodgers.Al tridente de los Astros se suman Guillermo Heredia y Jorge Soler, dos jardineros de los Braves que no tuvieron mucho tiempo de juego en la Serie de Campeonato. Los antillanos vieron desde la barrera el accionar impresionante de Eddie Rosario, seleccionado MVP en el duelo ante los Dodgers con récord de jits incluido (14), y del pitcheo de Atlanta, que supo contener a la ofensiva rival.Aunque jugaron, Soler y Heredia pueden ser piezas útiles en la Serie Mundial, tal cual lo fueron en diversos puntos de la temporada. El habanero, por ejemplo, entró de titular a los play off, pero tuvo que salir del roster de Atlanta el pasado 14 de octubre por culpa del coronavirus, justo antes de finalizar el match divisional contra Milwaukee. Después se perdió casi toda la acción en el choque frente a los Dodgers, aunque fue reactivado para el quinto juego en Chavez Ravine. Atlanta celebra su primer viaje a la Serie Mundial en el presente siglo. Foto: Branden Camp/EFE.El patrullero antillano estaba siendo una pieza importante en el lineup de los Braves, conjunto al que llegó a finales de julio procedente de Kansas. Con los Royals, Soler había tenido un rendimiento muy inestable (línea ofensiva de .192/.288/.370), pero se transformó en Atlanta con promedios de .269/.358/.524) en los dos últimos meses de la temporada regular.Heredia, por su parte, inició la temporada a todo tren y terminó la primera mitad con números decentes: promedio de embasado de .343, 22 extrabases, 19 impulsadas y 30 anotadas, pero después del Juego de las Estrellas sus indicadores cayeron dramáticamente, con línea ofensiva de .168/.261/.261, nueve extrabases, siete remolques y 16 anotadas.El matancero perdió su puesto de titular, aunque ha logrado mantenerse en el roster de los Braves. La postemporada ha sido un premio espectacular para “El Conde”, quien se ha convertido en una de las bujías del conjunto desde el dogout, además de ser utilizado como recambio defensivo en el jardín central en los tramos finales de los partidos.Precisamente, Heredia será el cubano número 39 con presencia confirmada en los rosters de Serie Mundial. En dicha lista, se incluyen tres hombres (Willy Miranda/1953, Rudy Arias/1959 y Michel Hernández/2008) que llegaron con sus equipos al Clásico de Otoño pero no jugaron en dicha instancia.PublicidadSoler, en cambio, ya sabe lo que es jugar y ganar una Serie Mundial, pues estuvo en la histórica corrida de los Chicago Cubs en el 2016, cuando la franquicia terminó con una sequía de 108 años sin saborear las mieles del éxito.MLB: los “Cuban Astros” están en la Serie MundialAhora los dos patrulleros de Atlanta se unirán a Yulieski, Yordan y Aledmys en una Serie Mundial que pasará a la historia para Cuba, pues nunca antes se habían reunido tantos jugadores de la Isla en el mismo Clásico de Otoño.A continuación les ofrecemos un repaso de las Series Mundiales con más cubanos en la historia:2021 (5): Guillermo Heredia y Jorge Soler (Atlanta Braves); Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz (Houston Astros)1965 (4): Sandy Valdespino, Camilo Pascual, Tony Oliva y Zoilo Versalles (Minnesota Twins)1970 (3): Marcelino López y Mike Cuéllar (Baltimore Orioles) y Tany Pérez (Cincinnati Reds)1975 (3): Diego Seguí y Luis Tiant (Boston Red Sox) y Tany Pérez (Cincinnati Reds)2017 (3): Yasmani Grandal y Yasiel Puig (Los Angeles Dodgers) y Yulieski Gurriel (Houston Astros)2019 (3): Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz (Houston Astros)

Leer más »

Heredia y Soler se suman a la fiesta, ¡habrá cinco cubanos en la Serie Mundial!

Cuba tendrá cinco peloteros en la próxima Serie Mundial luego de que Atlanta destronara a Los Angeles Dodgers y conquistara el título de la Liga Nacional. Los Braves, que cuentan con dos antillanos en sus filas, se medirán a Houston Astros de Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz, quienes serán protagonistas de un nuevo récord para la armada de la Isla en MLB.Cincuenta y seis años después, Cuba tendrá su representación más nutrida en el Clásico de Otoño. En el pasado quedará el récord que impusieron Sandy Valdespino, Camilo Pascual, Tony Oliva y Zoilo Versalles en 1965, cuando llegaron a la discusión de la corona con los Minnesota Twins, derrotados en aquella final por los Dodgers.Al tridente de los Astros se suman Guillermo Heredia y Jorge Soler, dos jardineros de los Braves que no tuvieron mucho tiempo de juego en la Serie de Campeonato. Los antillanos vieron desde la barrera el accionar impresionante de Eddie Rosario, seleccionado MVP en el duelo ante los Dodgers con récord de jits incluido (14), y del pitcheo de Atlanta, que supo contener a la ofensiva rival.Aunque jugaron, Soler y Heredia pueden ser piezas útiles en la Serie Mundial, tal cual lo fueron en diversos puntos de la temporada. El habanero, por ejemplo, entró de titular a los play off, pero tuvo que salir del roster de Atlanta el pasado 14 de octubre por culpa del coronavirus, justo antes de finalizar el match divisional contra Milwaukee. Después se perdió casi toda la acción en el choque frente a los Dodgers, aunque fue reactivado para el quinto juego en Chavez Ravine. Atlanta celebra su primer viaje a la Serie Mundial en el presente siglo. Foto: Branden Camp/EFE.El patrullero antillano estaba siendo una pieza importante en el lineup de los Braves, conjunto al que llegó a finales de julio procedente de Kansas. Con los Royals, Soler había tenido un rendimiento muy inestable (línea ofensiva de .192/.288/.370), pero se transformó en Atlanta con promedios de .269/.358/.524) en los dos últimos meses de la temporada regular.Heredia, por su parte, inició la temporada a todo tren y terminó la primera mitad con números decentes: promedio de embasado de .343, 22 extrabases, 19 impulsadas y 30 anotadas, pero después del Juego de las Estrellas sus indicadores cayeron dramáticamente, con línea ofensiva de .168/.261/.261, nueve extrabases, siete remolques y 16 anotadas.El matancero perdió su puesto de titular, aunque ha logrado mantenerse en el roster de los Braves. La postemporada ha sido un premio espectacular para “El Conde”, quien se ha convertido en una de las bujías del conjunto desde el dogout, además de ser utilizado como recambio defensivo en el jardín central en los tramos finales de los partidos.Precisamente, Heredia será el cubano número 39 con presencia confirmada en los rosters de Serie Mundial. En dicha lista, se incluyen tres hombres (Willy Miranda/1953, Rudy Arias/1959 y Michel Hernández/2008) que llegaron con sus equipos al Clásico de Otoño pero no jugaron en dicha instancia.PublicidadSoler, en cambio, ya sabe lo que es jugar y ganar una Serie Mundial, pues estuvo en la histórica corrida de los Chicago Cubs en el 2016, cuando la franquicia terminó con una sequía de 108 años sin saborear las mieles del éxito.MLB: los “Cuban Astros” están en la Serie MundialAhora los dos patrulleros de Atlanta se unirán a Yulieski, Yordan y Aledmys en una Serie Mundial que pasará a la historia para Cuba, pues nunca antes se habían reunido tantos jugadores de la Isla en el mismo Clásico de Otoño.A continuación les ofrecemos un repaso de las Series Mundiales con más cubanos en la historia:2021 (5): Guillermo Heredia y Jorge Soler (Atlanta Braves); Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz (Houston Astros)1965 (4): Sandy Valdespino, Camilo Pascual, Tony Oliva y Zoilo Versalles (Minnesota Twins)1970 (3): Marcelino López y Mike Cuéllar (Baltimore Orioles) y Tany Pérez (Cincinnati Reds)1975 (3): Diego Seguí y Luis Tiant (Boston Red Sox) y Tany Pérez (Cincinnati Reds)2017 (3): Yasmani Grandal y Yasiel Puig (Los Angeles Dodgers) y Yulieski Gurriel (Houston Astros)2019 (3): Yulieski Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz (Houston Astros)

Leer más »

Locura en Houston: ¡Los Astros regresan a la Serie Mundial!

Yordan Álvarez se convirtió en el primer pelotero nacido en Cuba que conecta tres extrabases en un partido de postemporada. Foto: MLB.Los Astros de Houston derrotaron este viernes a los Medias Rojas de Boston 5×0 para llevarse el banderín de la Liga Americana por tercera vez en su historia y regresar a la Serie Mundial después de un año de ausencia.
La tropa del experimentado Dusty Baker, con el apoyo de su fiel fanaticada del Minute Maid Park, no pudo esta noche demostrar en el ruedo toda su potente artillería, pero su cuerpo de lanzadores estuvo intransitable y mantuvo todo el tiempo cerradas las puertas del plato para garantizar la victoria.
El novato venezolano Luis Garcia, quien había sido castigado en el segundo partido de esta serie con cinco carreras en apenas un capítulo de trabajo, se mostró hermético esta noche durante los 5.2 episodios que trabajó, al repartir siete ponches y tolerar solo un triple de Kike Hernández antes de irse a la banca.
Después que el relevista Phil Maton retirara a un rival en el sexto, Graveman, Stanek, y Pressly, se repartieron una entrada cada uno para mantener silenciados a los visitantes.
Muy pocos imaginaron que la carrera anotada en el mismo primer episodio, hubiera sido suficiente para llevarse la victoria en esta jornada. Con dos outs en la pizarra Alex Bregman pegó un sencillo al bosque izquierdo y el cubano Yordan Álvarez sonó un cohete de dos bases que remolcó la carrera.
La segunda llegó cerrando el sexto apartado, cuando Álvarez (4-4) disparó triple, y luego anotó por una rolata por el cuadro de Kyle Tucker que sirvió para doble matanza. Con ese batazo, el tunero se convirtió en el primer jugador nacido en Cuba que conecta tres extrabases en un partido de postemporada.
El mismo Tucker se encargó después de clavar el ataúd de sus adversarios, al sacudir un bambinazo con dos a bordo en el noveno que enardeció las tribunas.
El abridor de los Medias Rojas, Nathan Eovaldi, hizo buen trabajo al permitir apenas una anotación, pero se tuvo que ir a la cueva sin concluir el quinto capítulo, esperando en vano una reacción de su caballería roja que nunca llegó.
Vea además:
Bravos y Astros a un paso de la Serie Mundial

Taylor y Pollock mantienen con vida a los Dodgers

Leer más »

MLB: los ´Cuban Astros´ están en la Serie Mundial

“Es ese tipo de jugador que, por sí solo, puede ganarte un juego de pelota. Tuvo una serie excepcional.” Esas fueron las palabras de Xander Bogaerts, torpedero de Boston, refiriéndose al brutal despliegue ofensivo del cubano Yordan Álvarez, quien se llevó de MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y condujo a los Houston Astros a su tercera Serie Mundial en los últimos cinco años.Álvarez fue un auténtico dolor de cabeza para los Red Sox, al punto de que les conectó jit en cada uno de los duelos del match, además de anotar al menos una carrera en cinco de los seis choques, con particular destaque en los dos últimos.Entre las noches del miércoles y el viernes, el tunero pegó siete cohetes en nueve turnos, con cinco extrabases, cuatro remolques y cuatro anotadas que fueron cruciales en las victorias de los Astros. Ese empujón final permitió al antillano terminar la serie con línea ofensiva de .522/.538/.870, números de otra galaxia que solo podían apuntar al MVP.   Para tener una idea, el promedio de bateo de Yordan es el más alto en la historia de las Series de Campeonato de la Liga Americana, superando sin problemas a Kevin Youkilis (.500 con Boston en el 2007), Alcides Escobar (.478 con Kansas en el 2015) y José Altuve (.462 con Houston en el 2020). Yordan Álvarez lideró a los Astros rumbo a su tercera Serie Mundial en cinco años. Foto: Houston Astros/Twitter.Este viernes, Álvarez estuvo perfecto ante la frenética fanaticada del Minute Maid Park de Houston, donde se corearon a viva voz sus cuatro imparables de la noche, incluidos par de dobles y un triple, los cuales representaron un récord para Cuba, pues ningún pelotero de la Isla había conectado antes tres extrabases en un mismo partido de postemporada.Ya Yordan había enseñado su poder en el quinto choque de la serie en Fenway Park, donde pegó par de extrabases ante Chris Sale. Sumando su despliegue de los dos choques, el espigado slugger se convirtió en el primer cubano con 2+ extrabases en duelos consecutivos de play off.Lo mejor es que sus batazos impactaron temprano en la pizarra. Por ejemplo, con su primer doble impulsó carrera y abrió el marcador para los Astros, y luego, tras llegar anclar en tercera por el triple, anotó la segunda con un gran corrido en una conexión por el infield de Kyle Tucker.“Solo estaba concentrado en hacer el trabajo. Sabía de la importancia del partido y el ganarlo”, dijo Yordan al final del encuentro, cuando se convirtió oficialmente en el cuarto cubano que gana el MVP en una Serie de Campeonato, tras Liván Hernández (1997), Orlando “El Duque” Hernández (1999) y Randy Arozarena (2020).Publicidad Yordan Álvarez castigó a Boston sin piedad. Foto: Ken Murray/EFE.Álvarez se unió al venezolano José Altuve (2019) y Justin Verlander (2017) como MVP ganador de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de los Astros, después de que Mike Scott (1986) y Roy Oswalt (2005) ganaran el MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional antes de que Houston cambiara de ligas.El premio para Yordan estaba cantado, sobre todo después de sus cuatro imparables en la noche del viernes, cifra que solo un cubano (Yulieski Gurriel ante Boston en el 2017) había conseguido en partidos de postemporada. Además, el tunero se unió a su manager, Dusty Baker, como uno de los diez peloteros que han conectado cuatro jits en un partido de potencial clasificación a la Serie Mundial.“Él golpea la pelota en el campo opuesto y se mantiene recta. No tiene un corte y todo el mundo sabe que puede tirar de la pelota, pero también tiene poder al revés. Solo va a mejorar. Y ha trabajado excepcionalmente duro para mantener las piernas juntas. Le operaron ambas rodillas y no sabíamos cuánto iba a jugar ni si iba a poder jugar en los jardines. Eso es un homenaje para él, el hecho de lo duro que ha trabajado y ha seguido trabajando para mantener la fuerza allí”, dijo Baker sobre Álvarez.Ahora los Astros esperan por el ganador del duelo entre Atlanta y los Dodgers, quienes discuten el cetro de la Liga Nacional. Los Braves están a un paso (3-2) de consumar su primer avance a la Serie Mundial desde 1999, pero ya el pasado año desperdiciaron una ventaja similar ante los angelinos, quienes se aferran a la posibilidad de defender la corona. Yulieski Gurriel levanta el trofeo de campeón de la Liga Americana. Foto: Houston Astros/Twitter.Houston llegará a la instancia decisiva con tres cubanos en su nómina. Además de Yordan, también estarán Yulieski Gurriel y Aledmys Díaz, tridente que ya jugó un Clásico de Otoño en el 2019, cuando perdieron ante Washington.Yulieski fue otro de los baluartes de los Astros en el duelo frente a Boston, a quienes les bateó .455/.520/.636, con 10 imparables, seis remolques, cuatro anotadas, un doble y un jonrón. El inicialista espirituano, flamante campeón de bateo de la Liga Americana, se recuperó tras una renqueante Serie Divisional (tres jits en 17 turnos y cinco ponches) ante los White Sox.En el caso de Yulieski, ya sabe lo que es ganar una Serie Mundial tras su victoria del 2017 frente a los Dodgers.Con información de EFE

Leer más »

Pedro Álvarez: Por Sancti Spíritus, ni una pelota más

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Leer más »

Frank Abel Álvarez y Guillermo García, nuevos contratos cubanos con Dragones de Chunichi

Guillermo García al bate durante la reciente Copa Mundial Sub-23. Foto: www.wbsc.org.El pícher Frank Abel Álvarez, de Pinar del Río, y el jugador de cuadro Guillermo García, de Granma, ambos miembros del equipo Cuba en la reciente Copa Mundial Sub-23, firmarán contratos con el equipo Dragones de Chunichi, de la Liga Japonesa de Béisbol Profesional, informó la federación cubana de ese deporte.
En un tuit, la Federación Cubana de Béisbol añadió que el cácher Ariel Martínez (Matanzas) y el lanzador Yariel Rodríguez (Camagüey) continuarán con ese equipo, mientras que el derecho pinareño Raidel Martínez evalúa una propuesta y los Halcones de SoftBank confirmaron su interés en su coterráneo, el zurdo Liván Moinelo.

Frank Abel Álvarez y Guillermo García firmarán contratos con Dragones de Chunichi, de la Liga Japonesa de Beisbol Profesional. Ariel Martínez y Yariel Rodríguez continuarán con ese equipo. Raidel Martínez evalúa propuesta. Halcones de SoftBank confirmó interés en Liván Moinelo. pic.twitter.com/QIrtKCJQwp
— Federación Cubana de Béisbol (@CubanaBeisbol) October 22, 2021

Leer más »

Postemporada MLB: La danza de los récords cubanos

Chris Sale (Lakeland, 1989) es el segundo lanzador que más ponches consiguió en Grandes Ligas desde el 2012 hasta el 2019. Después se lesionó y perdió toda la temporada del 2020 y parte del 2021, pero de la noche a la mañana no desaparece el toque mágico que lo llevó a ser uno de los siete serpentineros con al menos una campaña de 300 estrucados en el presente siglo.Los números son bastante elocuentes: batearle a Chris Sale nunca ha sido fácil y mucho menos si eres un zurdo. En su carrera, los jugadores de la mal llamada “mano equivocada” le promedian solo .202, con un slugging anémico de .271 y 408 ponches ante 1307 hombres, lo cual significa que ha retirado por la vía de los strikes al 31.3 % de los zurdos que han aparecido en su camino.Con el nivel de información que tienen hoy los peloteros de MLB, todos esos datos Yordan Álvarez los tuvo en sus manos antes de enfrentar al as de los Red Sox el pasado miércoles 20 de octubre. “Batearle a Chris Sale no es fácil y menos si eres un zurdo”, habrá dicho el poderoso tunero, justo antes de salir al diamante y devorar sus pitcheos en la ruidosa atmosfera de Fenway Park.Jonrón por encima del Monstruo Verde, sencillo contra el Monstruo Verde y doble de dos carreras fue el gasto ofensivo de Yordan frente a Sale, quien muy pocas veces había recibido semejante castigo de un rival zurdo. Por ejemplo, si nos vamos a la historia, solo dos jugadores de esa mano (Eric Hosmer en el 2016 y Josh Reddick en el 2019) le habían pegado dos extrabases en un mismo partido. Nunca un bateador zurdo había sido tan implacable contra Chris Sale en postemporada. Foto: EFE.Pero hay más. Los únicos zurdos con tres imparables ante Sale en un mismo partido eran Nori Aoki (17 de septiembre del 2014), de nuevo Hosmer (19 de julio del 2015) y David Ortiz (30 de julio del 2015), todos en fase regular, por lo que en postemporada nadie de la “mano equivocada” lo había molestado tanto como Yordan.  El slugger de los Astros se convirtió en el primer jugador cubano con al menos tres impulsadas, tres hits, dos anotadas y dos extrabases en un mismo juego de play off, y se colocó como el décimo pelotero más joven (24 años y 115 días) de la historia en lograr un partido de estas características, solo superado por estos hombres:* Andruw Jones (19-180 en 1996)* Carlos Correa (21-020 en 2015/23-037 en 2017)Publicidad* Fernando Tatis Jr. (21-273 en 2020)* Jimmie Foxx (21-352 en 1929)* Tony Kubek (21-358 en 1957)* Evan Longoria (22-361 y 23-004 en 2008)* Jack Barry (23-177 en 1910)* B.J. Upton (24-056 en 2008)* Dustin Pedroia (24-065 en 2007)Yordan fue el percutor de la ofensiva de Houston, que se colocó a un paso de su tercera Serie Mundial en los últimos cinco años. Además, su despliegue contagió a otro cubano, Yulieski Gurriel, quien igualmente sacó el sable para desgracia de la multitud de Fenway Park.***Bernie Williams y Derek Jeter son leyendas de los Yankees y dos de los bateadores con más sangre fría a la hora cero. Nada los intimidaba y en partidos decisivos eran implacables. Williams, por ejemplo, es el líder empujador (80) en la historia de la postemporada, mientras Jeter es el único que ha anotado más de 100 carreras (111) y ha pegado 200 jits en estos duelos de play off.Por la rivalidad eterna y la enorme calidad de sus novenas, Red Sox y Yankees se vieron las caras más de una vez en postemporada durante los tiempos de Jeter y Williams, quienes tuvieron que enfrentarse a la presión del Fenway Park. De hecho, estas dos estrellas jugaron nueve encuentros en el feudo de Boston, donde consumieron más 40 viajes al plato y pegaron 11 imparables. Yulieski Gurriel (derecha) ha bateado más que cualquier otro pelotero visitante en el Fenway Park, una de las atmosferas más hostiles de MLB. Foto: EFE.Esa era la mayor cantidad de jits en postemporada de un pelotero visitante en Fenway, al menos hasta este año, cuando Yulieski Gurriel los dejó muy atrás. El campeón de bateo de la Liga Americana en la presente campaña pegó seis cohetes en los tres duelos de esta semana en Boston, con los cuales llegó a 15 en su carrera frente a los Red Sox en su estadio.Esto puede parecer un dato menor, pero en realidad llama muchísimo la atención lo bien que ha rendido “La Piña” en uno de los estadios más incómodos para los visitantes en todas las Grandes Ligas. En Fenway, Yulieski tiene línea ofensiva de .500/.516/.733, superior a la de grandes estrellas con el madero como Wade Boggs, Mookie Betts, Nomar Garciaparra o J.D. Martínez, por solo mencionar algunos ejemplos.Gurriel reafirmó su “paternidad” ante Boston el pasado miércoles 20 de octubre, cuando se unió a Yordan Álvarez en una fiesta de batazos. Como su coterráneo, Yulieski también pegó tres jits y remolcó tres carreras, algo que dos cubanos de un mismo equipo nunca habían logrado en un partido de postemporada.La cuestión es que ese rendimiento excelso le permitió al inicialista de los Astros igualar con Yasiel Puig como el cubano con más juegos multi jits (16) en la historia de los play off, además de reafirmarse como el peloteros de la Isla con más imparables (63), más impulsadas (33), más extrabases (20) y más anotadas (24) en octubre, el mes de las definiciones en MLB.Todavía esa película no ha terminado. Tanto Yulieski como Yordan Álvarez tienen por delante el sexto partido por el título de la Liga Americana contra Boston, que necesita encontrar variantes para frenar a la dupla cubana si no quiere terminar su aventura en la postemporada del 2021. Yordan Alvarez y Yulieski Gurriel han sido los motores impulsores de la ofensiva de Houston en la Serie de Campeonato. Foto: EFE.***Los nombres de Yulieski Gurriel y Yordan Álvarez vienen sonando fuerte en la postemporada de MLB, al igual que lo hizo Randy Arozarena, otro miembro destacado de la armada cubana. Ellos forman parte del grupo de 13 jugadores de la Isla que fueron inscritos en los rosters de los diez equipos involucrados en la lucha por la corona, cinco de los cuales se mantienen con vida y a un paso de avanzar a la Serie Mundial.Pero vamos a seguir en la cuerda de las marcas, enfocando ahora nuestra mirada en lo conseguido por Arozarena antes de que Tampa cayera eliminado frente a Boston. El pinareño fue protagonista en esta batalla, al punto de conectar al menos un imparable en todos los duelos de la serie. Además, remolcó el empate en el tercero y cuarto partido y dio esperanza a su equipo, que finalmente quedó dos veces al campo ante la productiva ofensiva de los Red Sox.Randy extendió a nueve su cadena de choques con al menos un hit en postemporada, igualando la segunda mejor marca histórica para cubanos, en poder de Bert Campaneris (del 22 de octubre de 1972 al 16 de octubre de 1973). El vueltabajero quedó a un paso de igualar el récord (10) entre jugadores de la Isla, impuesto por Yoennis Céspedes (del 6 de octubre del 2012 al 10 de octubre del 2013).Otro registro muy notable de Arozarena es su seguidilla de 18 partidos embasándose. Esa representa la mejor marca entre cubanos, muy superior a los 12 que consiguieron Yuli Gurriel (2018-2019) y José Canseco (1989-1990), y además es la mejor racha activa entre todos los jugadores de Grandes Ligas.Arozarena comenzó esta cadena en el quinto partido de la Serie Divisional del pasado año entre Yankees y Rays. Aquel 9 de octubre, el pinareño no conectó hit, pero entró en circulación por un pelotazo. Desde entonces, Randy lleva 18 encuentros seguidos embasándose, y solo en tres de ellos no ha pegado imparables. Randy Arozarena tiene todo para romper la inmensa mayoría de los récords cubanos en postemporada. Foto: Tampa Bay Rays.Los números del antillano en postemporada son impresionantes. En 28 partidos y 106 comparecencias al bate tiene una línea ofensiva de .348/.434/.772, con 11 jonrones (líder absoluto entre cubanos), 32 imparables, 23 anotadas, 16 remolques y tres estafas, incluido el robo de home del primer partido de la serie vs. Boston.Además de sus logros individuales, Arozarena también ha aportado a la causa colectiva de Cuba. Por ejemplo, estuvo entre los jugadores antillanos que impusieron una nueva marca de hits en una misma jornada de manera combinada. El pasado 7 de octubre, Yoan Moncada (1), Luis Robert (2), Yandy Díaz (1), José Abreu (2), Yordan Álvarez (2), Randy Arozarena (1) dieron nueve imparables, y al día siguiente repitieron la misma cifra Yandy (1), Yordan (1), Arozarena (1), Robert (3), Abreu (2) y Yuli Gurriel (1).De esta forma, superaron el récord anterior, implantado el 29 de septiembre del 2020, cuando Luis Robert (1), Lourdes Gurriel Jr. (2), Yuli Gurriel (1), Randy Arozarena (1), Yasmani Grandal (1) y José Abreu (2) se combinaron para ocho indiscutibles.En el orden colectivo hay otras notas relevantes. Por ejemplo, en el duelo Astros-White Sox, cinco cubanos remolcaron al menos una carrera en un partido, lo cual constituye récord para todos los países extranjeros que han tenido representación en MLB.Yordan Álvarez, Yuli Gurriel, Luis Robert, José Abreu y Yasmani Grandal fueron protagonistas de esta nueva marca, que deja en el olvido la anterior, en poder de República Dominicana, Venezuela y Puerto Rico, naciones que habían logrado tener cuatro jugadores con al menos una impulsada en un mismo partido de play off.Con todas estas marcas, poco a poco Cuba se va acercando a los niveles de protagonismo que un día tuvo en el béisbol de Grandes Ligas. Ya no se trata solo de una nutrida representación en los diamantes de Estados Unidos, sino de un impacto directo en los desenlaces de los partidos más importantes de la postemporada. Lo mejor es que todavía queda historia por escribir.

Leer más »

Taylor y Pollock mantienen con vida a los Dodgers

Chris Taylor conectó tres cuadrangulares en la victoria de los Dodgers. Foto: MLB.Chris Taylor sacudió tres estacazos de vuelta completa, A.J. Pollock se anotó dos, y los Dodgers de los Ángeles se mantuvieron con vida en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, al derrotar a los Bravos de Atlanta por segunda ocasión en cinco partidos, esta vez con paliza de 11-2.
Los Bravos marcaron un par de rayitas en la misma primera entrada para enmudecer los graderíos del Dodgers Stadium, cuando Freddie Freeman golpeó una bola de nudillos lanzada por el abridor Joe Kelly y la mandó a volar 425 pies con un compañero en circulación.
Un capítulo más tarde los de casa reaccionaron a fuerza de muñecas y tomaron la delantera en el marcador. Sendos bambinazos de Pollock y de Taylor, el de este último con una almohadilla ocupada, le estropearon la noche a Max Fried, un serpentinero que fue líder en efectividad en la segunda parte de la temporada regular y que solo había permitido un par de carreras en 12 episodios en estos playoffs.
Una más en el tercero, remolcada otra vez por Taylor con sencillo al centro del terreno amplió la ventaja, mientras el fantasma de la remontadas, invocado por los Dodgers en la temporada pasada, se movía inquieto por algún rincón del estadio.
Cerrando la quinta entrada ya no había dudas que la tropa del polémico Dave Roberts forzaría a un sexto partido en estos playoffs. Fried boleó al legendario Albert Pujols antes de irse a la cueva y un desbordado Taylor se apuntó su segundo cuadrangular de la jornada, este frente a los envíos de Chris Martin, para sepultar de una vez y por todas las esperanzas de los visitantes.
En el “Lucky seven”, Taylor continuó en “estado de gracia” aupado por su delirante fanaticada y volvió a despachar la esférica más allá de los límites del terreno para convertirse en el primer bateador que lo logra en postemporada en un partido de posible eliminación, y el número 11 en realizar la hazaña en un desafío de playoff.
El toque final de la fiesta lo dio Pollock en el noveno con su segundo vuelacercas del partido, esta vez con dos compañeros en los sacos, para completar un racimo de cuatro carreras que maquilló la pizarra e hizo hervir las tribunas del legendario estadio.
Evan Phillips se llevó el crédito del choque al retirar a cuatro rivales, tres de ellos por la vía del ponche.
Vea además:
Bravos y Astros a un paso de la Serie Mundial

Leer más »

Bravos y Astros a un paso de la Serie Mundial

Eddie Rosario disparó dos cuadrangulares en la victoria de los Bravos de Atlanta. Foto: MLB.com.Los Bravos de Atlanta y los Astros de Houston salieron victoriosos en la jornada de este miércoles como visitantes, para llegar a tres victorias y colocarse a un triunfo de llevarse el campeonato en sus respectivas ligas y colarse en la Serie Mundial.
Con un ataque de 12 imparables, entre ellos cuatro cuadrangulares (dos de ellos del boricua Eddie Rosario), los Bravos de Atlanta se impusieran 9×2 a los Dodgers de los Ángeles y se colocaran a solo una victoria de incluirse en la Serie Mundial.
El estelar lanzador de los Dodger Julio Uria no pudo aplacar la ofensiva de sus rivales una vez más y se fue a las duchas después de completar cinco entradas donde soportó ocho imparables con cinco carreras limpias.
Bambinazos consecutivos en el segundo episodio de Rosario y Adam Duval, otro estacazo de vuelta entera de Freddie Freeman un capítulo más tarde, y un sencillo remolcador de Joc Pederson en el quinto, le “aguaron” la noche al mexicano.
Los Bravos descontaron un par de carreras en la parte baja de esa entrada cuando el emergente A.J Pollock pegó sencillo con dos corredores en posición anotadora, pero eso fue todo lo que pudieron hacer ante la inquieta fanaticada que colmó los graderíos en el Dodgers Stadium.
En el noveno, los visitantes decoraron el marcador con cuatro anotaciones más para rematar la jornada. Freeman (4-2) sonó un doble impulsador y Rosario (5-4) la volvió a sacar del parque-esta vez con dos a bordo-todo ante un sacrificado Tony Monsolin que a esas alturas se inmoló para proteger el bull-pen.
El relevista Drew Smyly lanzó 3.1 capítulos y a pesar de tolerar las dos carreras rivales, se anotó el triunfo.
***
Sangre latina empuja a los Astros
Los cubanos Yordan Álvarez y Yuliesky Gurriel desde la caja de bateo y el dominicano Framber Valdéz desde el montículo, llevaron sobre sus espaldas a los Astros sobre el terreno hirviente del Fenway Park, para derrotar a los Medias Rojas por segunda jornada consecutiva, esta vez 9×1.
Un duelo de pitcheo entre Valdéz y el patirrojo Chris Sale durante los primeros cinco episodios fue estropeado por el tunero Álvarez (5-3), convertido en esta jornada en una chispa inspiradora que avivó el fuego destructivo en la trinchera contraria.
Desde su turno de cuarto madero le había desaparecido la esférica en el segundo capítulo al serpentinero rival para ponerle número a la casa y luego en el sexto pegó un tubey que trajo a dos compañeros a casa, para sacarlo del box e iniciar un ataque que culminó con un paquete demoledor de cinco anotaciones.
Un doblete remolcador del espirituano Gurriel y un sencillo del quisqueyano José Siri (5-1) que trajo dos más para el plato- todo frente a los envíos del relevista Ryan Brasier-completaron el racimo.
Después de anotar otra en el séptimo empujada por cohete de Michael Brantley (5-2), los siderales marcaron dos más en la novena cuando otra vez Gurriel (5-3) sacudió cepillo al central con los ángulos congestionados, para acabar de rematar a los anfitriones.
Mientras tanto Valdéz hacía una hombrada desde la lomita de los suspiros al mantenerse en pie por espacio de ocho entradas, apagando el ímpetu de sus adversarios. Cinco ponches recetados, apenas una base por bolas concedida, y tres imparables permitidos, fue todo lo que pudieron hacerle durante ese trayecto.
Uno de los indiscutibles fue el bambinazo de su coterráneo Rafael Devers para llegar a ocho en postemporadas, cantidad que solo han podido lograr antes de cumplir los 25 años, otros tres peloteros en toda la historia de las Grandes Ligas. Además, con este remolque llegó a 26 en playoffs para mejorar su propia marca para un atleta de esa edad.
Vea además:
Masacre en el Fenway Park: Medias Rojas vapulean a los Astros

Leer más »

Bolas malas para la pizarra del Capitán San Luis

La decisión de situar la nueva pizarra en la zona donde más jonrones se pegan, obligó a esta megaconstrucción, para que no pueda ser alcanzada por los batazos. Foto: Cortesía del autor.A más de tres años de su llegada a Pinar del Río, la nueva pizarra electrónica del estadio Capitán San Luis no deja de dar de qué hablar.
Lo que debió ser motivo de alegría para la afición de uno de los equipos más ganadores de la pelota cubana, ha devenido desde el principio un dolor de cabeza para los encargados de ponerla a funcionar.
Cuentan que todo comenzó a mediados de 2018, como parte de los preparativos por el cumpleaños 50 del cuartel general de los Vegueros (19 de enero de 2019).
Pablo Veliz Reina, director de Deportes en el territorio, recuerda que el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), teniendo en cuenta los resultados históricos de Vueltabajo en el béisbol, accedió a entregarle una moderna pizarra vietnamita de cuatro metros de alto por 12 de ancho, en la que es posible proyectar toda la información del partido, las fotos de los atletas, sus estadísticas, e incluso transmitir videos de jugadas o del acontecer provincial.
Como era de esperar, el tema acaparó titulares en la prensa y generó expectativas entre los parciales pinareños.
“Realizan los estudios (…) que permitirán al estadio Capitán San Luis disponer de una moderna pizarra con características similares a las de la del Latinoamericano”, publicaba en agosto de ese propio año el sitio web Cubasí.
Las obras tardarían ocho meses para comenzar. En ese lapso, la provincia recibió el proyecto aprobado en Santiago de Cuba para el montaje de un equipo similar en el parque Guillermón Moncada, pero se decidió hacer un diseño propio, que terminaría siendo mucho más complejo y costoso.
Tanto es así que, mientras el coloso santiaguero estrenaba su nueva pizarra en abril de 2019, en el San Luis apenas se iniciaban los movimientos de tierra.
El camino, desde entonces, no ha podido tener más tropiezos, para prolongar hasta lo absurdo la culminación de la inversión.
La primera fecha tentativa de inauguración, según el periódico Guerrillero, se estimó para mediados de julio de 2019, al cabo de los tres meses de trabajo que los especialistas calcularon, de contar con los materiales necesarios. De modo que la nueva pizarra estaría lista para el inicio de la 59 Serie Nacional de Béisbol.
Pero el flujo de recursos cesó poco después y la obra se paralizó.
Frank Amarán Armenteros, director de producción de la Empresa de Construcción y Montaje de Pinar del Río (ATTAI), afirma que la inversión se ha detenido varias veces por falta de recursos y problemas de financiamiento.
En agosto de 2020, con una grúa de 70 toneladas que hubo que contratar en La Habana para el izaje de las piezas de la colosal estructura de hormigón sobre la que descansará la pizarra, se reiniciaron las labores.
La culminación de la obra civil parecía inminente por aquellos días, y los especialistas comenzaron a manejar como nueva fecha para el estreno, el inicio de la 60 Serie Nacional o a lo sumo, la primera etapa del torneo.
Bajo el mando de Alexander Urquiola, el equipo pinareño salió al terreno nuevamente. Jugó primero en tierras orientales y después en su cuartel general, hasta que el retroceso de la provincia a la fase de transmisión autóctona limitada, lo obligó a competir en sedes alternativas durante 53 días. Luego volvió al San Luis para pelear por un boleto a los play off, en la recta final del campeonato.
En todo ese tiempo, la pizarra no solo no estuvo lista, sino que la construcción se volvió a detener.
El Director de Producción de ATTAI explica que los trabajos cesaron a principios de 2021 porque la Dirección Provincial de Deportes no contaba con los recursos para continuar la obra y, además, se le agotó el financiamiento.
En esas circunstancias, al cabo de varios meses de espera, el 1ro. de junio la entidad decidió emitir un acta de paralización parcial.
Construcción a extrainning
Cada año se realizan labores de mantenimiento en estadio Capitán San Luís, pero continúa el problema de la pizarra. Foto: ACN.
En medio de la compleja situación económica que atraviesa el país, a causa de la COVID-19 y la política cada vez más hostil de Estados Unidos, el hecho de que una obra afronte problemas con determinado recurso o se demore más de lo previsto, pudiera parecer comprensible.
Muchos de los contratiempos para la instalación de la nueva pizarra del Capitán San Luis, sin embargo, no tienen nada que ver con la situación epidemiológica o el bloqueo.
De hecho, ¿cómo entender que en Santiago de Cuba pudieran ubicar una pizarra idéntica hace dos años y medio, y en Pinar del Río todavía no se haya conseguido?
Algunos de los organismos implicados consideran que el problema ha estado en el proyecto pinareño, que concibió la colocación del equipo en la zona del jardín izquierdo, justo por donde más jonrones se conectan históricamente en Vueltabajo.
Ello llevó a los arquitectos a diseñar una megaconstrucción de 16 metros de alto (12 hasta la base de la pizarra) para fijarla donde no pudiera ser alcanzada por los batazos.
“En el mundo, por lo general, se usan estructuras que se desmontan fácilmente, pero aquí se decidió hacer algo monumental. Ha sido como levantar un edificio, para ponerle encima un televisor”, considera el Director Provincial de Deportes.
Reinier Sotolongo Madan, arquitecto de la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de Pinar del Río, argumenta que se escogió el jardín izquierdo porque en el derecho (donde según los estudios, los jonrones son más cortos y menos frecuentes) está prevista la construcción de una grada de sol, cuando la situación económica del país lo permita.
Además, la reposición de una torre de iluminación que se cayó tras el paso de los huracanes Isidore y Lili.
Se trata de dos proyectos que siquiera tienen fecha de inicio y que se han demorado tanto en el tiempo que quizá, el día que se vayan a hacer ya no exista la pizarra.
La torre de iluminación anterior, por ejemplo, se vino abajo hace 19 años, y la grada de sol que ya tuvo el San Luis, en el jardín derecho, se desmontó hace alrededor de 25.
Para complicar aún más las cosas, el proyecto aprobado exige una serie de recursos que no han estado a mano. Ello ha obligado varias veces a modificarlo.
Amaury Padrón Ferrer, coordinador de Programas y Objetivos del Gobierno Provincial, cuenta que, para avanzar, ha habido que buscar alternativas una y otra vez. Entre ellas, el desarme de un tejar que ya no se explotaba, para usar las estructuras de acero.
Con esto, el gasto de recursos se ha multiplicado, señala el funcionario. “Por ejemplo, ha habido que soldar unas vigas con otras, para hacerlas más anchas y eso ha demandado una cantidad de electrodos mucho mayor”.
Aun así, en la actualidad siguen faltando elementos para terminar. La lista la encabezan los perfiles de acero para cerrar la parte posterior de la pizarra, con ventanas que garantizarán la ventilación y evitarán la entrada de la lluvia.
El Director de Producción de ATTAI asegura que su entidad ha hecho gestiones en Pinar del Río y en otras provincias, en busca de algo que pudiera servir, pero no lo han encontrado.
Una vez más, los encargados de la inversión parecen ahogarse en un vaso de agua, teniendo en cuenta que, a falta del acero, el arquitecto que diseñó la obra afirma que el cierre por la parte posterior podría hacerse con ladrillos, y asunto resuelto. “Llevaría reforzar las medidas de seguridad para los albañiles, pero es algo perfectamente realizable”, dice.
Inversiones en zona foul
En 2018 se comenzó a instalar la pizarra. Foto: Archivo.
La historia de la pizarra del Capitán San Luis es apenas una muestra de lo que ha ocurrido no pocas veces con las inversiones que se acometen en el país: cronogramas que no se cumplen, equipos que pasan su periodo de garantía dentro de un almacén, sin usarse, inmovilización de recursos durante largo tiempo, obras que se inician sin la garantía de los materiales para su culminación, pasividad, indolencia, conformismo, despilfarro, son desde hace mucho, males que se resisten a desaparecer.
En diciembre de 2009, en la sesión de clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el General de Ejército Raúl Castro Ruz alertó sobre los riesgos que entrañan “la improvisación y la falta de integralidad” en los procesos inversionistas, y exhortó a “la erradicación definitiva de las insuficiencias” arraigadas en ellos.
A más de diez años, su llamado ante el Parlamento cubano mantiene plena vigencia.
Consciente de que el atraso ha sido enorme, el Director de Producción de ATTAI asegura que su entidad cuenta con la fuerza de trabajo y el equipamiento necesarios para terminar la instalación, y que, si los recursos que aún faltan no tardaran en aparecer, la obra pudiera estar lista para la próxima Serie Nacional.
Sin embargo, después de tantos plazos incumplidos, y con la incertidumbre de si al cabo de tres años en un almacén, la pizarra funcionará, nadie se atrevería a manejar públicamente una nueva fecha de inauguración.
A lo sumo, podría repetirse la frase del célebre mentor de grandes ligas Yogi Berra: “Esto no se acaba hasta que se acaba”.
(Tomado de Granma)

Leer más »

¿Qué necesita el béisbol en Cuba para resurgir?

El béisbol cubano fue investido como Patrimonio Cultural de la Nación este martes 19 de octubre. Tras décadas de reclamos de peloteros, glorias, periodistas, investigadores, cronistas, historiadores y aficionados, el deporte nacional, la pasión por excelencia de los habitantes de la Isla, ha escalado —al menos de manera formal— a otra dimensión, una en la cual debió estar por méritos propios desde hace mucho tiempo.Sin público por culpa de la pandemia, sin representación de las máximas autoridades gubernamentales del país y con una transmisión televisiva improvisada desde el centenario parque Palmar de Junco, se hizo oficial la declaratoria patrimonial, si se quiere, un haz de luz en medio de las penumbras que rodean hoy al deporte de las bolas y los strikes en la Isla.Para muchos, esto puede marcar un punto de inflexión en el rumbo histórico del béisbol cubano, afectado hasta la médula por un éxodo descomunal en la última década y años de pésima gestión interna, dos factores fundamentales que han provocado un descenso cualitativo abrupto en los distintos torneos nacionales y, como es lógico, una escalada de pésimos resultados en la arena internacional.En medio de este panorama sombrío —agravado por la crisis de credibilidad que atraviesa la cúpula directiva del béisbol en la Isla—, la declaratoria supone una satisfacción por el simple hecho de elevar a nuestro deporte nacional hasta ese espacio venerado que le corresponde, pero también entraña una nueva responsabilidad para todos: resguardar y glorificar uno de los más preciados tesoros de la nación y la cultura cubana. El béisbol es uno de los más grandes tesoros de Cuba, pero lamentablemente se encuentra en peligro. Foto: Otmaro Rodríguez.Es el momento de trabajar y de cerrar filas, pero, por encima de cualquier cosa, es el momento de escuchar a todos, por muy crudo que parezca el discurso de alguno. El béisbol cubano, en su estado actual, no puede permitirse desechar criterios o nuevas ideas enfocadas en encontrar el camino para el resurgir de la pasión por excelencia del cubano: la pelota.Desde OnCuba hemos conversado con jugadores activos, retirados, emigrados, árbitros, periodistas de medios oficiales e independientes, aficionados, historiadores e investigadores, a quienes les hemos preguntado, precisamente, qué necesita el béisbol en Cuba para salir del letargo en que se encuentra. A continuación les mostramos las respuestas de todos estos actores del juego.En Cuba, hablamos en beisbolJoel García (periodista del periódico Trabajadores con una amplia obra dedicada al béisbol)PublicidadPrefiero hablar de cambios, renovación o revolución en el béisbol, no de sobrevivencia, pues en la actualidad contamos con más de 100 peloteros en ligas profesionales de todos los niveles, incluido MLB. Tomando eso en cuenta, no se puede hablar de un deporte moribundo, mucho menos si miramos también a nuestras áreas deportivas, donde a pesar del deterioro y los escasos recursos y entrenadores, miles de niños y jóvenes sueñan con conquistar el Latinoamericano y cualquier estadio del mundo.A partir de ahí, propongo algunas ideas al vuelo que podrían ajustarse a ese proceso de cambios, renovación o revolución en el béisbol de Cuba.* Invertir parte del dinero que recibe la Federación Cubana de Béisbol (FCB) por contratos de jugadores en el acondicionamiento de al menos un estadio por provincia fuera del estadio principal. Además, en comprar implementos deportivos para seguir desarrollando todas las categorías.* Rehacer todo el sistema competitivo desde las categorías infantiles hasta las Series Nacionales, con la creación de una Liga Cubana de Béisbol de cuatro a seis equipos, diferente en cuanto a la remuneración de los peloteros y con la posibilidad hasta de jugadores foráneos.* Potenciar cursos de recalificación, superación o actualización de las tendencias contemporáneas de entrenamiento y dirección de equipos de béisbol a entrenadores y mentores, tanto para quienes trabajan con niños como los que laboran con juveniles y categoría élite.* Seguir luchando por reactivar el Acuerdo MLB- FCB, a pesar del golpe político recibido con la Administración Trump. Es trascendente por varios acápites, en especial, porque limitaría al mínimo el uso de vías ilegales o abandonos de delegaciones para aspirar a jugar en el béisbol de Grandes Ligas. Y acabaría con el tráfico de personas, por el cual han sido acusados varios equipos en la MLB.La diplomacia del beisbol* Realizar una mayor apertura para la contratación de peloteros en ligas profesionales del Caribe y Europa, esté o no presente por medio la FCB, la cual pudiera solo recibir un tributo impositivo en dependencia del contrato logrado por el pelotero en cuestión. Muy ligado a ello, la formación de más agentes deportivos en Cuba para que puedan asesorar esos contratos.* Contemplar una nueva relación con los peloteros emigrados sin limitar los años fuera del país, y fomentar una mayor apertura al regreso de todos quienes quieran jugar y acatar el reglamento de la FCB y la Serie Nacional. Se han dado pasos, pero aún son tibios teniendo en cuenta la cantidad de jugadores que pudieran y quieren retornar.* Retomar la presencia en la Serie del Caribe (pudiera ser el campeón de la Liga Cubana de Béisbol) y armar para los eventos internacionales un equipo con los mejores jugadores cubanos, estén donde estén y siempre que asuman el reglamento de la FCB. (NO me gusta el término equipo Cuba unificado, prefiero un equipo con los mejores jugadores, sea de la SN, ligas profesionales del Caribe o de la MLB si se pudiera tras retomar el Acuerdo, pero no hay nada que unificar, pues todos son cubanos, solo que se desempeñan en ligas diferentes)* Mejorar el espectáculo de los campeonatos, en especial la Serie Nacional, con la introducción de patrocinios de empresas, publicidad, venta de souvenirs y demás componentes comunicacionales.Elber Ibarra (árbitro retirado con más de 30 años de experiencia en Series Nacionales)El béisbol tiene que resurgir desde la base. Obligatoriamente tenemos que mirar allí, destinar recursos al desarrollo en las categorías inferiores, donde comúnmente los muchachos no tienen lo mínimo para jugar. He escuchado varias veces que el gobierno invierte dinero en conceptos de formación, pero si analizamos al detalle nos daremos cuenta que muchos de los gastos para vestir a los niños y conseguir los implementos para la práctica del deporte los acometen los propios padres.Imagínate, un par de zapatos vale ahora mismo 3 000 o 4 000 pesos, y el salario promedio está más o menos por ahí. Cuando compras los zapatos no te queda dinero para comer. Entonces es muy complicado que los padres puedan asumir solos el tremendo gasto que lleva formar a un niño en el béisbol, y créeme que llevan años asumiendo no todos, pero sí buena parte de esos gastos.Elber Ibarra, en tres y dosDefinitivamente, hace falta una inyección económica para pagar y motivar a atletas, entrenadores y árbitros. Pero hace falta también más transparencia, que los dirigentes hablen siempre con la verdad, que no vayan con mentiras, porque eso disgusta y desmotiva tanto o más que la pobre remuneración monetaria.Por otra parte, necesitamos gente que trabaje, que camine por las provincias, que choque con la realidad y que conozca de primera mano lo que sufren y padecen los protagonistas del juego. No tengo nada contra los dirigentes que no jugaron pelota, pero me gustaría que se apostara por alguna de nuestras glorias para ocupar esos altos cargos.Yasel Porto (periodista independiente que ha trabajado durante años por rescatar la memoria histórica del béisbol cubano)Si queremos ver un resurgimiento del béisbol en nuestro país hay que dar un giro internamente. No podemos seguir justificando todos los problemas con la falta de un acuerdo entre MLB y la Federación Cubana, o con el bloqueo de Estados Unidos. Entiendo que esas cosas afectan, pero hay mucho por hacer que depende exclusivamente del trabajo doméstico.El hecho de que el béisbol haya sido declarado Patrimonio Cultural es positivo, era algo necesario y postergado sin explicación durante años. Ahora bien, soy escéptico respecto a las posibilidades de que las autoridades cubanas entiendan lo que representa que el béisbol sea Patrimonio Cultural de la Nación. El béisbol es uno de los más grandes tesoros de Cuba. Foto: Otmaro Rodríguez.Tener un documento en su poder con los deberes y responsabilidades no lo es todo, y quienes dirigen han demostrado que no han sido responsables a la hora de garantizar otras cuestiones de mucho peso (contratos, organización de la Serie Nacional, etc.) vinculadas directamente al juego. Así que está por ver si logran cumplir con todo lo que implica esta declaratoria.Yo no soy una persona pesimista, pero mi optimismo tiene límites, sobre todo con precedentes tan nefastos. Sinceramente, creo que a las autoridades del deporte en Cuba les va a quedar grande proteger al beisbol cubano como patrimonio con todo lo que lleva. Además, poco podrán hacer si no tienen real autonomía para tomar decisiones.Jesús Pérez Vichot (aficionado del béisbol, apasionado y estudioso de los números y del deporte en sentido general)Por desgracia para nosotros, una cosa lleva a la otra. En Cuba son muchas las cosas que andan mal y el béisbol no es una excepción. Los problemas van desde las condiciones de los terrenos, la falta de implementos y de estímulos a los atletas y entrenadores, hasta la ausencia de souvenirs y publicidad o la incapacidad de algunos dirigentes.A todo eso tendríamos que sumar la no transmisión de ninguna de las principales ligas de béisbol del mundo por la televisión nacional. Mira, ahora mismo yo te digo dos noticias, una verdadera y una falsa, y veremos cuál de las dos sería de mayor agrado para la afición beisbolera del país.Por ejemplo, el 19 de octubre el béisbol cubano es nombrado Patrimonio Cultural. Además, el mismo 19 de octubre Tele Rebelde comenzará a transmitir en vivo los juegos de la postemporada de MLB. La primera noticia es verdadera y la segunda falsa, pero la gente daría lo que fuera porque las cosas fueran al revés. Armandito el tintorero. perenne en el estadio Latinoamericano de La Habana. Foto: Otmaro Rodríguez.No me malinterpretes, la noticia del Patrimonio es un orgullo, algo que debió ser desde hace muchísimo tiempo, porque ya esta distinción estaba en nuestros corazones. Sin embargo, un país donde el béisbol es o será Patrimonio y no puede disfrutar de la mejor liga del mundo de este deporte (por los más diversos motivos), no está “completo”. Lo que la gente de verdad espera y quiere es ver el mejor béisbol del mundo. Si se diera, sería como un regalo de cumpleaños para un niño.Algunos pensarán que una cosa no tiene que ver con la otra, pero realmente sí tiene mucha importancia la transmisión del béisbol en la televisión nacional. Para lograr la masividad, la práctica, aquellos “pitenes” de barrio, los famosos juegos “al taco”, “la chapita” o “cuatro esquinas” es necesario ver béisbol de calidad, nuestra SNB no es suficiente.¿Por qué vemos un auge en la práctica del fútbol desde hace unos años en nuestro país? Pues hace años se puede apreciar por televisión, en vivo y en alta definición muchas de las principales ligas y competiciones del mundo, aunque ahora también hay un descenso en estas transmisiones.Creo que el fútbol merece ser visto y sobre todo el más alto nivel, pero, ¿y el béisbol? ¿Nos quedamos a pura Serie Nacional? No me parece justo, así más nunca. Que nuestros pequeños imiten a Messi, Cristiano, Neymar Jr., Mbappé, Lewandowski, pero también tienen derecho a disfrutar del talento de los mejores jugadores de béisbol del mundo e incluso a los cubanos que triunfan en la MLB, identificarse con ellos, es algo incomparable. Un niño mexicano, colombiano, venezolano o de cualquier otro país conoce la trayectoria, estilo de juego, hasta pasajes de la vida privada de los “Pito” Abreu, Yuli Gurriel, Arozarena, Chapman, Moncada, Luis Robert. Sin embargo, nuestros pequeños (la mayor parte) no saben quiénes son sus coterráneos y si los han escuchado nombrar, muchos de ellos no los han visto jugar, es una pena. Así, nunca imitarán a los que pueden ser sus ídolos.Hay que dejar que ellos decidan, no puede ser una sola opción. Hoy, usted le informa a un niño en la calle que el béisbol será Patrimonio y la respuesta será: “¿La pelota? ¿Por qué mejor no escogen el fútbol?” Triste, pero real.Contra Reloj: ¿Pueden convivir el fútbol y el béisbol en el corazón de los cubanos? (+ Podcast)Deinys Suárez (lanzador retirado y emigrado; fue uno de los ases del cuerpo de pitcheo de Industriales que ganó tres Series Nacionales a principios de siglo bajo la dirección de Rey Anglada)Yo creo que lo que necesita el beisbol cubano es que de una vez y por todas dejen a los peloteros jugar libremente en cualquier beisbol del mundo, sin que sean controlados por el gobierno. Que cada cual decida lo que quiere hacer. Antes se iban los jugadores ya con algunas Series Nacionales, ahora se van tras competir malamente en campeonatos juveniles. Rescatar las estructuras de base y resurgir la pasión por el béisbol desde edades tempranas es uno de los retos actuales del deporte nacional. Foto: Otmaro Rodríguez.Eso no va a parar mientras no seamos como los demás países y mientras los jugadores no tengan el mismo trato de los demás países. Fíjate, no puede decirse que beisbol cubano está malo, no lo creo, malo es quien dirige, porque ahí vemos a nuestros peloteros triunfar en MLB, en Corea, en Japón, en México o en cualquier lugar, siempre rindiendo.Dr. Oscar Fernández (historiador e investigador con una profunda obra inédita sobre béisbol cubano)No hay manera de que el béisbol cubano pueda resurgir si no rescata primero su historia y, desgraciadamente, no hay una voluntad política para dar pasos en esa dirección.Muchos podrían pensar que estoy equivocado, que el simple hecho de que el béisbol sea nombrado Patrimonio Cultural ya es una muestra de voluntad política, pero en realidad esto se trata solo de un movimiento de legalización y reconocimiento puramente formal, por el cual, además, no se tenía que haber esperado durante más de 60 años.El béisbol cubano necesita mirar hacia su etapa más importante y desconocida, los primeros 60 años de la República. El mayor valor, y por lo que este país llegó a adquirir una historia trascendente en el beisbol, es precisamente por lo sucedido entre 1900 y 1961, etapa que es en gran medida desconocida por la afición cubana.Desconocer la historia que parte antes del inicio de las Series Nacionales el 14 de enero de 1962 es un pecado y tiene una repercusión muy negativa en los supuestos pasos por el bien del béisbol. No existe una voluntad para que se obra se conozca, lo peor es que no tengo noción, no tengo idea de qué forma se puede luchar por esoLo que sí tengo claro es que esta declaratoria formal y simbólica no resuelve ningún problema. Es más, las interrogantes que tenían los aficionados ayer y las que tienen hoy serán exactamente las mismas que tendrán mañana o la próxima semana.Un dossier de pelota/béisbol/beisbolAriel Martínez (jugador activo de los Cocodrilos de Matanzas y actualmente contratado en la Liga Japonesa con los Dragones de Chunichi)Para que el béisbol cubano salga a flote necesitamos una liga que se respete, establecida, con un calendario que se cumpla año tras año. Una liga cubana digna, que la respeten los dirigentes, los jugadores y la afición. Una liga cubana que sea un espectáculo, porque lo que tenemos ahora mismo como Serie Nacional no es un espectáculo, lo mismo se juega a las diez de la mañana que a la una de la tarde, y no es serio.A partir de que se den esos pasos también habrá que pensar en mejorar las condiciones de los entrenamientos, las condiciones de las categorías inferiores donde hay muchos problemas. Si no se atacan rápido esas lagunas, esta distinción de Patrimonio no va a hacer ninguna diferencia.De hecho, te confieso que el béisbol cubano hace rato debía ser Patrimonio Cultural de la Nación, esa condición le cabe solo por la historia que tiene. Ahora, lo han puesto en el peor momento, cuando peor están las cosas y te reitero, si no se realizan acciones rápidas y precisas para rescatar el béisbol, esta distinción se convertirá solo en una etiqueta más.

Leer más »

Béisbol, patrimonio cultural cubano

Esta denominación, en el contexto del Día de la Cultura, es un homenaje a quienes han mantenido viva su esencia durante más de un siglo
El béisbol igual destila por los poros y las venas de los que habitan esta isla como expresión de cubanía e identidad nacional. (Foto: ACN)

Relacionados

No está en su mejor momento y muchos de sus representantes no están, pero la designación del beisbol como patrimonio cultural de la nación cubana, es, sobre todo, un acto de justicia.

 Se demoró demasiado, es verdad. Mas, lo importante es que el suceso cobró cuerpo —¡al fin!—  en el contexto de las celebraciones por el Día de la Cultura Cubana y ello marca un simbolismo singular.

Por encima de lo que algunos le cuestionan, el béisbol, es tan cubano como la palma, la caña o la rumba. Le corre por las venas a esta nación como forja de  identidad y de su vida misma y subyace en el imaginario colectivo de un país que lo destila más allá de un terreno de juego 

 Razones históricas sobran; sociales, espirituales, también. La pelota, como también se le conoce, emergió, incluso, en el contexto de las luchas por la independencia cubana y hasta se recoge en los anales beisboleros sobre un grupo de mambises que la practicaban, y ha logrado sobrevivir hasta hoy como parte de la memoria colectiva de la nación y de su cultura popular.

Muchos hombres —y mujeres también, aunque menos— marcaron con su impronta la vida de este deporte para convertirlo en parte de la idiosincrasia cubana desde los instantes mismos en que, allá por la década del 60 del siglo XVIII, un grupo se las ingenió para ponerse a jugar en un terreno cualquiera con un bate y una pelota hasta que se jugara el primer partido oficial el 27 de diciembre de 1874 en el matancero Palmar de Junco, Monumento Nacional.

 El béisbol echó raíces de la mano de quienes antes del triunfo de la Revolución jugaron en el profesionalismo tanto aquí como en las Grandes Ligas de Estados Unidos. También de quienes hicieron posible el nacimiento de las Series Nacionales hace ya 60 años y de quienes la sostienen hasta hoy.

La propia Serie Nacional, aun en sus deudas, se considera el mayor suceso cultural del país por su capacidad para convocar multitudes, de calar en lo emocional de cada protagonista, incluido el público que es su razón de ser porque la siente y la padece, la vive y la sufre.  

Más de 20 000 peloteros,  estén o no estén, han hecho revivir la pasión en los terrenos y forman parte de esa leyenda que pervive en la piel y el alma de los cubanos, más allá de confines geográficos y hasta ideológicos.

Pocos fenómenos —porque de eso se trata— logran despertar tantas pasiones como un encuentro de pelota. Y es que el béisbol en Cuba es algo más que la Serie Nacional. Aquí tiene tanto arraigo ese suceso como un partido de la Liga Azucarera, uno de las Series Provinciales o un encuentro fortuito en un barrio cualquiera de este país.

Se puede ser músico o médico, campesino o estudiante, hombre o mujer. El béisbol igual destila por los poros y las venas de los que habitan esta isla como expresión de cubanía e identidad nacional.  Tiene la capacidad de imbricarse en nuestras costumbres, nuestros modos de hablar, nuestro vestuario, nuestros valores, nuestra cultura. Casi ningún suceso es capaz de despertar las polémicas encendidas que logra la pelota. Y, aun cuando ha perdido escaños a escala internacional, sus representantes suelen ser embajadores simbólicos de Cuba en el exterior.

Que el béisbol haya sido declarado patrimonio cultural de la nación cubana es un homenaje a quienes lo han hecho posible durante más de un siglo. Lo mismo a los hermanos Ernesto y Nemesio Guilló, encargados de traer los primeros implementos desde Estados Unidos, a Esteban Bellán, de quien se afirma fue el mejor pelotero en el siglo XIX cubano, oal inmortal Martín Dihigo que a Omar Linares, Antonio Pacheco o Frederich Cepeda. Todos, desde sus aportes individuales, han permitido que el béisbol sea un templo espiritual de esta nación, su rostro y también su corazón.

 Es un homenaje al Palmar de Junco. También al Latinoamericano. A los Almendares, de antaño, a los Industriales de ahora. A los Vegueros pinareños, a las Avispas santiagueras y a los Gallos espirituanos… Es un homenaje a generaciones y generaciones que lo han mantenido.

El béisbol cubano es, a pesar de los pesares y hasta en medio de restricciones y prohibiciones mediáticas, ese que también se ha colado en las Grandes Ligas y que hace que desde esta parte del mundo se sigan los ídolos y cada actuación, al margen de diferencias ideológicas, se sientan y se cuenten como cubanos porque la Patria suele ser algo más que un confín geográfico.

Se demoró su elección, pero llegó. El béisbol es patrimonio cultural de la nación y ese es el primer paso. Precisa de un Museo Nacional que no tiene y de acabar de restaurar su propio Salón de la Fama, surgido en 1939 y que logró sobrevivir hasta 1961 con 68 nombres, refundado en 2014 con 10 exaltaciones y aplazado desde entonces en el olvido por razones que nada tienen que ver con la esencia misma de lo que representa este deporte. Eso irrespeta y lacera.

No es posible que no pocos cubanos estén exaltados en el Hall de la Fama de otros países, contados Martin Dihigo y Tany Pérez, únicos elevados al Salón de Grandes Ligas, que países como Alemania y España también lo tengan y que en casa propia no exista ese templo que eternice lo que ahora adquiere un mayor valor simbólico.

Y es verdad que en este siglo se ha desangrado por cuenta del éxodo y que esta ya no es, ni por asomo, la meca del béisbol amateur del mundo luego de tantos y tantos descalabros internacionales, pero la pelota es Cuba y por eso toca a quienes la llevan inoculada en su sangre hacerla perdurable en la real dimensión cultural que tiene como parte del orgullo nacional y que ahora cobra cuerpo en una denominación.   

Leer más »

Escapar y sobrevivir: resortes políticos en los abandonos de peloteros cubanos

LA HABANA, Cuba. — El abandono de 12 jóvenes peloteros cubanos durante la Copa del Mundo de Béisbol (categoría sub-23) recientemente disputada en México volvió a poner en la palestra pública el nocivo brebaje que resulta mezclar el deporte con la política. Echarle la culpa a Donald Trump de la fuga masiva no es más que un acto de patrioterismo histérico y una manipulación histórica de las causas reales por las cuales los deportistas de la Isla escapan de sus delegaciones cuando viajan fuera del país.
Las razones para las llamadas “deserciones” son internas y poco tienen que ver con la cancelación —durante el mandato de Trump— del acuerdo que permitiría a determinados beisbolistas residentes en Cuba jugar como profesionales en las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés). Esto no es más que otro capítulo en el enfrentamiento político que se fue a extra innings cuando Fidel Castro decretó “El triunfo de la pelota libre (amateur) sobre la pelota esclava (profesional)” en 1962.
Desde esa fecha la pelota cubana comenzó a moverse más en el terreno político que en el deportivo y los peloteros pasaron a ser “profesionales de Estado” —jugar todo el tiempo  por un mísero salario— algo así como un medio básico de propiedad estatal. Obligados a esta humillante condición debían (y deben) reunir más méritos políticos que talento deportivo para integrar una selección nacional.
La sanción de tres años impuesta en 1984 a Pedro José “Cheíto” Rodríguez, “El señor Jonrón”, por tener unos dólares que le regaló un amigo que vivía fuera de Cuba no sólo puso fin a la exitosa carrera deportiva del estelar slugger, sino que también abrió de par en par las entornadas puertas de la desilusión en la familia cubana del béisbol. Unos años después, en 1991, el lanzador René Arocha se convertiría en el primer pelotero que abandonaba un equipo fuera del país.
Pese a la inequívoca señal de descontento con los métodos aplicados en el pasatiempo nacional y al creciente desmejoramiento de las condiciones políticas y estructurales para la práctica del béisbol, continuaron las sanciones extradeportivas en la pelota cubana. La separación de Pedro Jova de sus funciones como director —campeón con Villa Clara (1993-1995) — por conversar por teléfono con Rolando Arrojo —otro “desertor” del béisbol — fue una  abominación.
El retiro forzoso de 85 peloteros en plenitud de facultades para enviarlos a jugar en ligas extranjeras de pelota profesional con el mercantilista fin de recaudar fondos para la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desveló la falsa pureza del deporte “revolucionario” y dejó a los peloteros como piezas de cambio en el terreno político y financiero diseñado por los estrategas castristas.
Por esa misma época —segunda mitad de los años 90—  se produjo la separación definitiva del béisbol del estelar lanzador Orlando “El Duque” Hernández por salida ilegal del país. La salida de “El Duque” fue como un Ábrete Sésamo en las filas del béisbol nacional. Entonces, el que no pudo huir decidió esperar su oportunidad. En un escenario viciado por las imposiciones políticas y las migajas económicas sólo quedaba escapar.
De ahí que si a un mediocre y sumiso comentarista deportivo como Pável Otero no le bastan con estas y otras razones para que un pelotero decida “desertar” y prefiere seguir culpando a Trump en las emisiones del Noticiero de la Televisión Cubana es porque pretende continuar cazando pacotilla en sus viajecitos por el exterior a costa del deporte nacional y perpetuar su pose de obcecado figurín. Lo demás es cobardía y cinismo del mejor.
¿O es que acaso no sabe el camarada Pável que en la pasada Serie Nacional (60) Edilse Silva, el cuarto bate de las avispas de Santiago de Cuba, fue suspendido un juego en la etapa de play off por mostrar en redes sociales una “cajita” con el escaso e insustancial alimento que se les dio a los peloteros enfrascados en un choque crucial por el banderín de campeón nacional?
[embedded content][embedded content]
¿Desconoce el perverso Otero que Rangel Ramos Pozo —uno de “los 12 héroes” que decidió regresar a Cuba— recibió como recompensa por su vuelta un módulo de alimentos con yucas, dos paquetes de salchichas, un cartón de huevos, dos botellas de aceite, detergente, calabaza y plátanos macho de parte de las autoridades deportivas de su natal San Nicolás de Bari, en Artemisa? ¡Cuánta miseria! ¡Qué ridículo papelón!
Además, si usted no está al corriente de que dos jóvenes prospectos del pitcheo cubano como el   camagüeyano Yusimar Cousín —que ya ha integrado el equipo grande de béisbol— y el santiaguero Yunior Tur —el mejor relevista de la pasada Serie Nacional— no hicieron el equipo a México y no irán al Panamericano juvenil a celebrarse en Cali  por “falta de patriotismo”… ¿por qué insiste en  culpar a Trump, los cantos de sirena y a los inescrupulosos mercaderes del béisbol?
De seguir tan pusilánime y errático en su opinión, le sugiero alejarse de las cámaras, colgar el micrófono y ponerse a preparar módulos de alimentos —si aún quedan en el país o se reciben por ayuda humanitaria desde Barbuda o Haití— para repartir a los deportistas que regresarán de Cali el venidero noviembre. Seguro que será de mucha ayuda para los dirigentes deportivos del país.
Los tiempos son otros Pavel, y yo me quedo con lo expresado por el lanzador Rolando Arrojo cuando decidió desertar en 1996: “Cambié mi medalla olímpica por el futuro de mis hijos”. ¿No lo haría usted? Cuba no es Esparta, Otero, y los deportistas cubanos no tienen que volver “con el escudo o sobre el escudo” como les exigen quienes lucran con sus éxitos y sacrificios en el béisbol.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Cuba: anuncian cambios en la preselección de béisbol a Panamericanos Junior de Cali

La Comisión Nacional de Béisbol de Cuba realizó cambios en la preselección de cara a los próximos Juegos Panamericanos Junior con sede en la ciudad colombiana de Cali, a celebrarse del 25 de noviembre al 5 de diciembre próximo.Según comunicado, dos peloteros que integraban la preselección causaron baja por no presentarse a la concentración que comenzó este martes sus entrenamientos para la cita juvenil.La Comisión del deporte nacional de Cuba, que el propio martes fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, refirió que en su lugar fueran convocados el receptor Pedro Pablo Revilla, el jugador de cuadro Carlos Rodríguez, los jardineros Alejandro Escobar y Roberto Álvarez, y el lanzador zurdo Dairon Silot.El equipo de béisbol que se presentará en Cali quedará conformado a partir de la preselección que ahora reúne a 30 aspirantes; de ellos, cuatro receptores, ocho jugadores de cuadro, cinco jardineros y 13 lanzadores.Cuba ha clasificado hasta la fecha unos 200 deportistas para la cita continental juvenil en Colombia.LA PRESELECCIÓNReceptores: Andry Pérez García (MTZ), Jorge Y. Rojas Martínez (PRI) y Ariel Pestano Rosado (VCL) y Pedro Pablo Revilla Leyva (GTM).Jugadores de cuadro: Guillermo García García* (GRA), Tony D. Guerra Echazábal (PRI), Javier Carabeo Méndez* (MAY), Adrián Rivera Mora (CFG), Juan L. López Rojas (VCL), Raidel Pedraza Fernández* (VCL), Cristian L. Rodríguez García (VCL) y Carlos Rafael Rodríguez González (LTU).PublicidadJardineros: Roider Martínez Pérez (PRI), Ottoniel González Véliz (VCL) y Dailer Peña Torres (LTU), Alejandro Javier Escobar Martínez (SSP), Roberto Álvarez Cárdenas (MTZ).Lanzadores: Naikel Yoel Cruz Zaldívar (MTZ), Kelbis Rodríguez León (GRA), José E. Santos Escalante (SSP), Frank A. Álvarez Díaz (PRI), Marlon Vega Travieso (MAY), Yandi Molina Barrios (HAB), Yosvany Ávalos Ruiz (CAV), Luis A. Fonseca García (SCU), Luis A. Serpa Socarrás (CFG), Alex D. Pérez Ramos (CFG), Mailon Cruz Serrano (MAY), Alyanser Álvarez del Sol (MAY) y Dairon Mena Silot (GTM).Efe/Jit/OnCuba

Leer más »

El beisbol ya es Patrimonio Cultural

Matanzas.–Había que apelar muy poco a la imaginación para presumir que la ceremonia de declaratoria del beisbol como Patrimonio Cultural de la Nación, con escenario en el añejo parque Palmar de Junco, en la tarde de este martes, sería una fiesta de cubanía.
Y es comprensible porque la pelota, como la entendemos los cubanos, es de las tantas pasiones y misterios que realzan nuestro orgullo e identidad, y llega hasta ejercer una influencia determinante en cómo asumimos la vida y en nuestra manera de ser.
Durante la ceremonia, presidida por Jorge Luis Broche Lorenzo, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, se leyó la declaratoria que dignifica al béisbol y subraya el simbolismo de un deporte «que llevamos en el fondo del alma, y que se ha afianzado a fuerza de historia», como afirmó Osvaldo Vento Montiller, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder).
El Palmar de Junco –estadio en activo más antiguo del mundo– enalteció su gloria, con la presencia de peloteros emblemáticos como los hermanos Sánchez, Félix Isasi, Gaspar «Curro» Pérez, Jorge Luis Valdés, Jesús Torriente, Evelio Hernández, Antonio Muñoz y Braudilio Vinent.
Con su música, distinguieron al beisbol el cantautor Raúl Torres y la Orquesta Faílde, cada vez más admirada por su respeto al legado de Miguel Faílde, creador del danzón, y por el modo renovado de plantearse el baile nacional.

Leer más »

El béisbol, deporte rey en Cuba, investido como Patrimonio Cultural

El béisbol, el rey de los deportes en Cuba, fue investido este martes como Patrimonio Cultural de la Nación por su perdurable capacidad de conjugar la actividad deportiva, el espectáculo y la tradición oral.Desde este 19 de octubre, el deporte de la ‘pelota caliente’ subió al mismo pedestal de otras quince manifestaciones inmateriales de la cultura cubana entre las que figuran expresiones musicales como la rumba, el son, el danzón y el bolero, el popular carnaval de Santiago de Cuba y los saberes de los Maestros roneros de la isla.La inclusión del juego de pelota en el patrimonio cultural cubano se emparenta con la identidad, tradiciones y hasta con expresiones del lenguaje cotidiano surgidas a través de su práctica en la isla, una asignatura casi obligatoria para los cubanos desde su infancia.En Cuba, donde el béisbol es el principal espectáculo deportivo y el de mayor número de seguidores, hoy se celebró este acontecimiento en el estadio Palmar de Junco, de la provincia occidental de Matanzas, el terreno donde se disputó el primer desafío oficial de las bolas y los strikes en el país caribeño.En el Palmar de Junco, considerado el estadio en activo más antiguo del mundo, la Declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación del juego, sus saberes y prácticas asociadas, reunió a jugadores de gran talla como Wilfredo Sánchez, Gaspar «El Curro» Pérez y Fernando Sánchez, junto a campeones olímpicos y mundiales, y personalidades de la cultura. La Declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación del béisbol tuvo lugar este martes 19 de octubre en el mítico estadio Palmar de Junco. Foto: Tomada de ACN.“Estoy muy contento porque se haya seleccionado el béisbol como Patrimonio Cultural. Es algo por lo que hemos luchado siempre y del cual me siento privilegiado por haber aportado algo”, declaró a la prensa Fernando Sánchez.Su colega el “El Curro” Pérez dijo que le “emociona mucho que esta declaratoria se haga aquí en este estadio Palmar de Junco que tanta historia tiene incluida. Aquí jugaron los fundadores de este deporte, mi padre se hizo pelotero aquí y la mayoría de todos esos inmortales que hicieron grande este deporte”.La ceremonia también contó con la música de la legendaria orquesta Failde, heredera del creador del danzón, baile nacional cubano declarado Patrimonio Cultural de la Nación en 2013.PublicidadLa pasión por el béisbolLa pasión de los cubanos por el béisbol ha llegado hasta su propio lenguaje coloquial, en el que frecuentemente se escuchan frases que trascienden los estadios y se usan para describir temas de la vida cotidiana.Algunas como “me poncharon”, se refieren a un examen escolar con nota desaprobada; aquella que dice “en tres y dos” alude a una decisión complicada; y otras como “cayó de fly” –relativa a un imprevisto– o “foul a la malla” –una acción negativa– recuerdan el origen anglosajón de esta disciplina.El béisbol tiene en la Isla un fuerte arraigo popular que se ha trasmitido de una generación a otra y es protagonista de espacios de debate de aficionados que se reúnen en sitios públicos o peñas dedicadas a intercambiar sobre su deporte favorito que cada año disputa un campeonato nacional con equipos de todas las provincias.La distinción cultural al béisbol es para algunos aficionados un estímulo para este deporte que desde hace varios años no logra los resultados competitivos esperados en eventos internacionales y sufre una sangría de jóvenes talentos que tienen como principal objetivo insertarse en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Leer más »

Béisbol cubano, Patrimonio Cultural de la Nación

El béisbol recibió la condición de Patrimonio Cultural de Cuba en un escenario idóneo, el estadio Palmar de Junco de Matanzas, en ceremonia de mucho simbolismo y arte
Fundado en 1874, el Palmar de Junco fue el primero de su tipo construido en nuestro país y el más longevo del mundo que todavía está activo. (Foto: Ismael Francisco)

Relacionados

Pasión de multitudes y fuente de los más variopintos criterios entre alegrías y tristezas, el béisbol de Cuba celebra su último ascenso al Olimpo, al engrosar este martes la lista de Patrimonio Cultural de la Nación.

¡Un sueño hecho realidad! Esa fue la exclamación colectiva de todos los presentes aquí, en el centenario estadio Palmar de Junco, cuyos metros cuadrados acogieron el nombramiento ante los vítores de atletas en activo y glorias deportivas, sin obviar a invitados especiales y miembros de la prensa acreditada.

En su alocución, el presidente del Instituto Cubano de Deportes, Osvaldo Vento, dedicó sentidas palabras al Comandante Fidel Castro, fiel seguidor de la disciplina de las bolas y los strikes, así como uno de sus grandes valedores desde la llegada de la Revolución, el 1 de enero de 1959.

Aunque bajo un intenso sol, la tarde estuvo colmada de estrellas, como el legendario exjardinero Wilfredo Sánchez, quien calificó la jornada de ‘histórica’: Este es un justo premio y llegó en el espacio perfecto, por ser una de las casas de nuestro béisbol, manifestó a Prensa Latina.

Otra estrella del pasado, el ex torpedero Rodolfo Puentes subrayó que esta isla respira al ritmo de jonrones, fildeos y lanzamientos, razón por la cual también se reconoce la pasión del pueblo.

En esa línea, Alfredo Santana, investigador e historiador, opinó que la pelota conquistó un nuevo triunfo. ‘Una victoria merecida, porque es parte de nuestra identidad y nacionalidad’.

El béisbol integra ese andar cotidiano de las personas y este es un paso importante en pos de regresar a planos estelares en eventos internacionales, como siempre estuvimos en el pasado, agregó Santana.

También contaron anécdotas y volvieron a abrazarse luminarias de la talla de Félix Isasi, Gaspar Pérez, Luis Giraldo Casanova, Jorge Luis Valdés, Braudilio Vinent, Lázaro Junco y los otros hermanos Sánchez: Fernando, Arturo y Armando.

La condición de Patrimonio Cultural de la Nación constituye una de las acciones de salvaguardia más significativas de la escena creativa y responde a destacar elementos identitarios dentro de la ciudadanía de la mayor de las Antillas.

Anteriormente, fueron exaltados el instrumento de cuerdas tres, la rumba, el repentismo, el son, las lecturas de tabaquería, el danzón, las parrandas de la región central y el carnaval de Santiago de Cuba.

De igual manera, las charangas de Bejucal, los saberes de los maestros roneros, el órgano oriental, el changüí y la cocina criolla, así como la fiesta de los bandos azul y rojo de Majagua.

Leer más »

¡Llegó el día!: El béisbol es declarado Patrimonio Cultural de la nación cubana

Fundado en 1874 fue el primero de su tipo construido en nuestro país y el más longevo del mundo que todavía está activo. Foto: Ismael Francisco / CubadebateEn vísperas del día de la Cultura Cubana, este martes 19 de octubre se declaró oficialmente al béisbol como Patrimonio Cultural de la nación, en actividad realizada en el legendario Palmar de Junco de Matanzas, estadio donde se jugó el primer partido de béisbol en Cuba del cual se conserva un box score oficial.
No es casualidad que se haya escogido esta fecha cuando solo restan unas horas para que se cumpla un aniversario más de entonarse por primera vez nuestro Himno Nacional, en aquella rebelde ciudad de Bayamo tomada por las tropas mambisas al mando de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria.
Es que el béisbol o “pelota” como lo llamamos los cubanos, se ha convertido a través de los años en un símbolo más de esta nación, dejando su huella en la historia de este país al impactar en nuestras costumbres, en el lenguaje, la música, y en todas las manifestaciones artísticas, para moldear y ayudar a construir nuestra propia idiosincrasia.
Ningún lugar mejor para hacer esta declaratoria que este mítico terreno matancero Monumento Nacional, donde se respira tanta historia apenas pisar su arcilla.
Fundado en 1874 fue el primero de su tipo construido en nuestro país y el más longevo del mundo que todavía está activo, además de abrigar desde hace varios años un exquisito Salón de la Fama provincial, una deuda que aún tiene el país para reconocer y venerar a todas esas glorias deportivas que han hecho del béisbol un templo de culto para los cubanos.
Allí, en representación de los miles de atletas, historiadores, periodistas, árbitros y directivos, que a lo largo de tantos años hicieron del béisbol un modo de vida y lo fundieron con la cultural general de un pueblo; se dieron cita varias de esas estrellas de antaño, entre ellos los matanceros Fernando y Wilfredo Sánchez, homenajeados en nombre de su familia por mantener la tradición de este deporte durante varias décadas
Orquesta Failde. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate
El Danzón, nuestro baile nacional declarado también con anterioridad Patrimonio Inmaterial, no podía faltar en esta velada que amenizó la Orquesta Failde, esparciendo sus notas musicales en ese aire beisbolero, como tantas veces ocurrió en sus orígenes. Ambos representaron la rebeldía contra la hegemonía cultural de los colonizadores españoles y son piezas claves en la formación del perfil psicológico-social de los cubanos.
El reto ahora, una vez oficializado, es salvaguardar este patrimonio inmaterial para que no corra riesgo de perderse esa memoria colectiva de nuestra nación y poder garantizar la continuidad, ya no solo de este deporte, sino de nuestra misma cultura popular.
Perder este Patrimonio Cultural sería perder nuestra propia identidad nacional y nuestro futuro como nación, he ahí la gran importancia que tiene el béisbol y la urgencia de trazar estrategias efectivas para su rescate, conservación, y desarrollo. Nos vemos en el estadio.
La voz de los inmortales
Los hermanos Sánchez. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

Fernando Sánchez

“Estoy muy contento porque se haya seleccionado el béisbol como Patrimonio Cultural. Es algo por lo que hemos luchado siempre y del cual me siento privilegiado por haber aportado algo. Estoy emocionado porque un día como hoy se ha reconocido a la familia Sánchez por toda la labor realizada por nosotros durante tantos años”.

Gaspar “Curro” Pérez

“Me emociona mucho que esta declaratoria se haga aquí en este estadio Palmar de Junco que tanta historia tiene incluida. Aquí jugaron los fundadores de este deporte, mi padre se hizo pelotero aquí y la mayoría de todos esos inmortales que hicieron grande este deporte”.

Wilfredo Sánchez

“El béisbol es lo más grande que me ha pasado en la vida. Todavía la gente me recuerda por ser parte de los tres mosqueteros aquellos que ayudaron a Henequeneros a ganar su primer campeonato. Estoy muy  orgulloso por esta declaración y es un reto para todos nosotros los profesionales de este deporte”.
Ningún lugar mejor para hacer esta declaratoria que este mítico terreno matancero Monumento Nacional, donde se respira tanta historia apenas pisar su arcilla. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

Leer más »

El gran daño que el castrismo le ha infligido al béisbol cubano

LA HABANA, Cuba.- Los gobernantes cubanos se aprestan a declarar este 19 de octubre al béisbol como Patrimonio Cultural de la Nación Cubana. El hecho tendrá lugar en el estadio Palmar del Junco, en la provincia de Matanzas, donde en la segunda mitad del siglo XIX se jugó el primer desafío organizado del deporte de las bolas y los strikes en nuestro país.
Paradójicamente, esta declaración se produce en uno de los peores momentos de este deporte en Cuba. Sucede cuando el béisbol cubano atraviesa por una extensa sequía de triunfos a nivel internacional, y un éxodo creciente de sus mejores figuras, e igualmente en momentos en que el “deporte nacional cubano” ha perdido la batalla contra el fútbol en lo referido a la preferencia de la afición.
El camino que conduce a la actual debacle cubana en los torneos internacionales habría comenzado a inicios de la revolución castrista, cuando el máximo líder prohibió el béisbol profesional en la isla, y nuestros mejores peloteros debieron emigrar para jugar en otros países. Después vinieron años de aparente fortaleza del béisbol cubano, cuando nuestros jugadores “amateurs” -en verdad eran profesionales, pues solo se dedicaban a la práctica del béisbol, y recibían un salario estatal sin realizar otro trabajo- chocaban contra los verdaderos equipos amateurs de otros países.
Mas, una vez que se eliminó la frontera entre amateurs y profesionales, y los equipos cubanos debieron enfrentar a los mejores peloteros de otras naciones, desapareció la “supremacía” que ostentaban los jugadores de nuestro país. Ha quedado al descubierto el estancamiento de la pelota cubana.
Pero la posición que ocupa un deporte en determinada sociedad no solo se mide por los resultados internacionales que se obtengan, sino también por la pasión que despierte entre los aficionados.
Los cubanos mayorcitos recordarán aquel frenesí que se vivió en Cuba en el año 1969 al celebrarse el Campeonato Mundial en República Dominicana, evento en el cual Cuba derrotó en el juego decisivo a Estados Unidos con la participación clave de los matanceros Rigoberto Rosique y el Curro Pérez.
Toda la nación estuvo pendiente de la transmisión radial de ese juego, y el país saltó de alegría al producirse el último out.
Sin embargo, ya casi nadie se emociona aquí ante un resultado beisbolero, nacional o internacional. Ahora se oyen gritos y euforias cuando Messi o Cristiano Ronaldo meten un gol, o si el Real Madrid gana un partido.
El periódico oficialista Juventud Rebelde acaba de publicar un artículo en el que incluye a “los desafíos mediáticos impuestos por el fútbol globalizante” como uno de los escollos a vencer  para la consolidación del béisbol (“El alma deportiva de Cuba”, edición del domingo 17 de octubre).
Claro, el articulista no quiso o no pudo reconocer que esa pasión por el fútbol -el internacional, pues el que se practica en Cuba a nadie interesa- que hoy exhiben los cubanos, principalmente los jóvenes, no es un resultado espontáneo de ese carácter globalizador que cree apreciar en ese deporte. Ha sido la consecuencia de una saturación en los medios oficialistas cubanos, que han brindado por la televisión todas las ligas futbolísticas del mundo, y ni uno solo de los mejores juegos de béisbol que se celebran en el mundo. Evidentemente, con el objetivo de que el cubano de a pie no vea la labor de los peloteros cubanos en la MLB.
Ahora mismo, en plena post temporada de las Grandes Ligas, casi nada se dice aquí del desempeño que han tenido Yuli Gurriel, Pito Abreu, Luis Robert Moirán, Randy Arozarena y otros. Solo el programa televisivo Meridiano Deportivo dedica cuatro o cinco minutos, de un total de 30 que tiene como duración, para hablar de algunos aspectos de las Grandes Ligas. En los demás espacios de la radio, la televisión y la prensa escrita parece estar totalmente prohibido hablar de la MLB.
Algunos podrían pensar que esta declaratoria del béisbol como Patrimonio Cultural de la Nación oficiaría como una especie de rectificación, como las tantas que han hecho en la dirección de la economía. Mas, no creemos que haya rectificación capaz de borrar los daños que la maquinaria castrista le ha infligido al deporte de las bolas y los strikes.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Masacre en el Fenway Park: Medias Rojas vapulean a los Astros

Kyle Schwarber conectó el tercer Grand Slam en la serie, récord para las Grandes Ligas. Foto: MLBLos Medias Rojas de Boston, atrincherados en su cuartel general del Fenway Park, vapulearon a los Astros de Houston 12×3 para tomar la delantera en la carrera por el banderín de la Liga Americana.
Un ramillete letal de seis anotaciones marcaron los anfitriones en el segundo episodio para definir el partido desde bien temprano. Una lluvia de cinco imparables cayó sobre las espaldas del mexicano José Urquidy que tuvo que abandonar el montículo sin completar la entrada bajo el bullicio descontrolarle de los fieles reunidos en las tribunas.
Un hit remolcador de Christian Vázquez, un costoso error de José Altuve sobre un roletazo que llevaba el cartelito de doble matanza, y un bambinazo demoledor de Kyle Schwarber con los ángulos congestionados, le dieron a la tropa de Alex Cora una ventaja que sería inalcanzable durante toda la noche.
Este Grand Slam es el tercero que conectan los Medias Rojas en esta Serie de Campeonato, lo que constituye un récord para las Grandes Ligas.
Un capítulo más tarde los de casa continuaron de fiesta y maltrataron al relevista Yimi Garcia con un trío de anotaciones, una de ellas empujada otra vez por Vázquez, y las otras dos por un estacazo de vuelta completa de Christian Arroyo con un compañero a bordo.
En el sexto el cubanoamericano Martínez, quien ya había pegado un doblete, la sacó del parque con una almohadilla ocupada frente a un envío de Phil Maton, y en el octavo lo hizo Rafael Devers con Ryne Stabek en el box para cerrar la producción de los suyos.
El zurdo venezolano Eduardo Rodriguez, quien ya había tenido una buena salida en la Serie Divisional frente a los Rays de Tampa, se llevó el triunfo al lanzar seis capítulos con siete ponches repartidos, aunque toleró un jonronazo de Kyle Tucker con dos compañeros en circulación, únicas carreras que pudieron anotar los visitantes en esta jornada.

Leer más »

Tres palabras para un jonrón: Patrimonio, Cultura y Nación

La introducción del béisbol en Cuba por los hermanos Guillot (Nemesio y Ernesto) y su compañero Enrique Porto en 1864 no es quizás lo más importante ahora mismo. La trascendencia en las raíces culturales de nuestro deporte nacional va más allá de nombres o fechas puntuales. Nuestro béisbol es vida, pasión, espectáculo, amor y Patrimonio, tal y como se declarará oficialmente este 19 de octubre del 2021.Después de años de inexplicable burocracia para tal distinción, todos los trámites de rigor exigidos por las autoridades del Consejo Nacional de Patrimonio parecen haberse cumplido ya, y un lugar sagrado para las bolas y los strikes en el país, el estadio Palmar de Junco, en Matanzas, donde tuvo lugar un partido histórico el 27 de diciembre de 1874, acogerá la celebración con toda la significación que merece.
Varias generaciones de historiadores, periodistas, peloteros, federativos y gente de pueblo han luchado por esa denominación no por capricho personal o fanatismo deportivo, sino por su esencia popular, traducida a su máxima expresión en el espectáculo socio cultural que representa cada campeonato nacional, desde la primera liga profesional nacida el 29 de diciembre de 1878 hasta nuestras series nacionales actuales, fundadas un 14 de enero de 1962.
Resulta a su vez muy estimulante que durante las actividades por el Día de la Cultura Cubana se concrete este hecho, luego de trámites y expedientes bien enjundiosos en los cuales se archivan entrevistas a expertos, peloteros, entrenadores, aficionados, así como una exquisita revisión de la documentación histórica, entre otros aspectos, que prueban con ejemplos, vivencias y testimonios la huella de los batazos en el corazón del alma cubana.
Es importante saber que para poder ser catalogado como Patrimonio Cultural de la Nación hay muchos requisitos formales y otras marcas que trascienden papeles y cuños. En el caso de nuestro béisbol afina su más gran poder en la rica historia atesorada y que abarca los siglos XIX, XX y XXI, sin olvidar la influencia en el béisbol internacional de muchas naciones a partir de nuestros resultados y la labor de entrenadores y peloteros alrededor del mundo.
Cada juego o partido de béisbol es un evento de pasiones donde se encumbran los valores más auténticos. Foto: Dazra Novak
Cada juego o partido de béisbol es un evento de pasiones donde se encumbran los valores más auténticos. Este deporte se relaciona con nuestras guerras por la independencia, con la lucha por la discriminación racial, con el enfrentamiento a las dictaduras antes de 1959 y con la masificación del ejercicio físico como expresión cultural defendida desde sus inicios por el proceso revolucionario.
Ahí están los ejemplos de varios peloteros mambises (conspiradores, soldados y jefes del Ejército Libertador) y de los negros imponiéndose por su calidad en ligas profesionales (en Cuba se admitió a los primeros negros en las ligas profesionales en 1900, mientras que en los Estados Unidos solo entraron en 1948 a las Grandes Ligas).
Como olvidar a los estudiantes universitarios lanzándose a los terrenos de béisbol para protestar a mediados del siglo pasado o el impulso en la construcción de estadios en cada municipio y provincia, por solo citar ejemplos puntuales, pero de un aval sumamente importante para comprender la extensión política, social y cultural de esta disciplina en nuestro país.
Como si fuera poco, la influencia y acompañamiento de expresiones artísticas es inmensa. Literatura, cine, música, artes plásticas y teatro sobresalen con un toque distintivo y quizás único, pues las obras nacidas desde esta pasión trascienden las páginas de un libro, las galerías de arte, las pantallas cinematográficas y las salas de teatro, para apoderarse de las almas de miles de personas desde las propias gradas de un estadio, una peña deportiva en un parque o simplemente en el primer bate o guante que le regala un padre a su hijo.
La pelota, como la conocemos en Cuba, ha influido igualmente en el lenguaje y en el imaginario popular. “Ponerte en tres y dos”, “estar arriba de la bola” o “meterse un ponchado” son apenas tres frases de las decenas que hemos extrapolado de un partido de nueve innings a la realidad por la ascendencia cultural sembrada entre nosotros.
No puedo dejar de mencionar tampoco los siempre divertidos y perennes juegos cuatro esquinas (derivado con adecuaciones al Béisbol-Five) ni el centro cultural que han sido los estadios por muchos años, al recibir a intelectuales y artistas para exponer su arte y compartir con admiradores y fanáticos, incluso han servido para celebrar decenas de conciertos.
La lucha entre bolas y strikes, entre bateadores y pitchers, entre un país pequeño contra naciones poderosas en torneos internacionales, es tal vez la novela más grande que pueda escribirse con desenlaces inesperados a la altura de las últimas páginas, o mejor, de los últimos innings.
El estadio Palmar de Junco, en Matanzas, acogerá la celebración con toda la significación que merece. Foto: Archivo
Reconocer al béisbol cubano como Patrimonio Cultural de la Nación es un acto de justicia infinita, gratitud enorme y amor verdadero. Mientras haya un niño que sueñe con vestir un uniforme de pelotero y un pueblo que sufra y vibre con cada derrota o triunfo nadie podrá tocar ese sagrado pedazo de patria y de cultura que habita en un swing o en ese lanzamiento que todos hemos realizado alguna vez.
Ninguna mejor definición para terminar que la regalada por un apasionado al béisbol devenido novelista y Premio Nacional de Literatura, Leonardo Padura, en su artículo Soñar en cubano: la oda al béisbol. “Beisbol, música, sociedad, cultura y política coincidieron sobre un terreno deportivo en una de las cristalizaciones más ricas y dinámicas del proceso de definitiva conformación de la cubanía. Desde entonces y hasta hoy, somos cubanos porque somos peloteros; y somos peloteros porque somos cubanos”.

Leer más »

Los Bravos lo hicieron otra vez: Dodgers quedan tendidos en el terreno

El boricua Eddie Rosario conectó el hit que dejó al campo a sus rivales. Foto: MLB.com.Los Bravos de Atlanta dejaron tendidos en el césped de su estadio Truist Park por segundo día consecutivo a los Dodgers de los Ángeles, esta vez 5×4, para colocarse más cerca del banderín de la Liga Nacional.
Un cañonazo impulsador del boricua Eddie Rosario (de 5-4 en el choque) frente a un envío del taponero Keylen Jansen, le puso fin al duelo de esta jornada en medio de una euforia colectiva en las tribunas, para que su tropa mantenga su invicta en esta serie y pueda viajar más tranquila a casa de sus peligrosos rivales.
Los visitantes comenzaron el pleito muy impetuosos marcándoles un par de carreras al abridor local Ian Anderson, un lanzador que no había permitido anotaciones en cuatro de sus cinco aperturas en postemporadas.
El primer hombre en la alienación, Mookie Betts, le conectó sencillo a la pradera izquierda y segundos después Corey Seager le “enganchó” una curva que rompió en zona y puso a viajar la pelota más allá de los límites del terreno.
El abridor de los Dodgers Max Schezer retiró sin problemas los tres primeros episodios, pero cerrando el cuarto boleó a Austin Riley, y Joc Pederson-también sobe un lanzamiento en curva-sonó un monstruoso batazo que cayó a 454 pies del plato para igualar las acciones.
En el “Lucky seven” el cuarto apagafuegos de los anfitriones, Tyler Matzek, regaló un par de bases por bolas (una intencional) antes de irse a la cueva, y Luke Jackson, después de propinar un pelotazo que congestionó los ángulos, soportó un tubey de Chris Taylor que trajo a dos compañeros a casa para que sus azules del oeste volvieran a tomar ventaja de dos carreras, sin saber que sería la última acción positiva de la noche para ellos.
Un capítulo más tarde volvió el abrazo en la pizarra cuando los Bravos cayeron sobre los envíos del estelar mexicano Julio Urias, por primera vez en funciones de relevista en el año. Tres indiscutibles, entre ellos un sencillo de Ozzie Albies y un doblete de Riley, estropearon la estrategia del manager Dave Roberts.
Will Smith volvió a llevarse la victoria al lanzar la última entrada sin tolerar libertades con dos ponches incluidos, y la derrota cayó en las espaldas de Brusdal Graterol, al ir a sus récords la carrera que decidió el partido.
El próximo martes será el tercer duelo de esta batalla de campeonato en los predios del Dodger Stadium.

Leer más »

Serie de Campeonato: Medias Rojas emparejan duelo y Bravos dan primero

Los Medias Rojas de Boston desataron su furia contra los Astros de Houston esta noche de sábado y los vencieron 9×5 para regresar a su cuartel general del Fenway Park con la serie por el campeonato de la Liga Americana igualada a un triunfo por bando.
Una ofensiva de 11 imparables con tres cuadrangulares incluidos, dos de ellos con las bases llenas, algo que no había ocurrido jamás en la historia de las postemporadas, fue demoledor para los Astros en esta jornada.
El abridor de los derrotados Luis García, un lanzador que había sido castigado en dos salidas en esta postemporada, pagó bien caro su descontrol en la misma primera entrada cuando después de soportar un doblete de Kyle Schwarber, congestionó los ángulos con dos boletos para dejarle la escena lista al cubanoamericano J.D. Martínez que no lo perdonó y mandó la pelota por encima de la barda del jardín derecho.
Su relevo, Jake Orodizzi, tampoco pudo hacer nada para apagar un fuego que se extendió por todo el Minute Maid Park y que dejó petrificados en su asombro a más de las 40 000 almas presentes en los graderíos.
Un bambinazo del dominicano Rafael Devers, un capítulo más tarde y también con la casa repleta, más otro del incontrolable Kike Hernández con los sacos vacíos en el cuarto episodio, demostraron la potencia de los bostonianos y sentenciaron el partido desde temprano.
Kike continuó así inscribiendo su nombre en los libros de récords al compilar 16 indiscutibles con nueve extrabases incluidos en un periodo de cinco desafíos, algo insólito en estas lides.
Los Astros fabricaron tres anotaciones en el cuarto episodio, cuando Kyle Tucker pegó un doblete remolcador y Yuliesky Gourriel, el jugador nacido en Cuba con más partidos de postemporadas (62), disparó un cohete por la banda contraria que trajo dos compañeros a casa.
A la hora de recoger los bates y las pelotas, aún estaba caliente el madero del espirituano y líder de bateo de la liga en la temporada regular, y le desapareció la esférica al relevista venezolano Winzon Hernández para agregarle otra rayita a los suyos. El emergente Jason Castro hizo lo mismo unos minutos después, pero la diferencia era muy grande en la pizarra para remontadas y se cerró la producción de la noche.
Natahn Eovaldi toleró tres carreras y ponchó a igual cantidad de rivales en 5.1 entradas trabajadas, para llevarse el éxito del choque.
Frenesí en el Truist Park: Los Bravos dejan tendidos en el césped a los Dodgers
En el segundo partido de la jornada los Bravos de Atlanta dejaron tendidos en el césped de su Truist Park a los Dodgers de los Ángeles 3×2 para comenzar arriba el duelo por el banderín de la Liga Nacional al mejor de siete partidos.
Un cohete al jardín izquierdo del antesalista Austin Riley en la parte baja del noveno episodio frente a un envío del relevista Blake Treinen, le puso fin a un partido muy estrecho desde el mismo comienzo, bajo el frenesí de una fanaticada vengativa que no ha olvidado la derrota de su equipo en los playoffs de la temporada pasada frente a este mismo equipo.
Minutos antes, Ozzy Albies había pegado hit al centro del terreno y había estafado la segunda almohadilla para poner la carrera de la victoria en posición anotadora.
El partido había estado empatado a dos carreras desde la cuarta entrada, cuando el máscara Will Smith por los Dodgers y el mismo Riley, habían disparado bambinazos para mantener el abrazo.
Los Bravos fueron los primeros en anotar en el mismo primer inning cuando al abridor Corey Knebel lanzó un wild pitch con corredor en la tercera almohadilla, y los Dodgers habían empatado un episodio más tarde por un imparable remolcador de Chris Taylor frente a un envío del abridor Max Fried, quien trabajo seis capítulos con cinco ponches propinados y dos carreras limpias a sus récords.
Will Smith fue el serpentinero que se llevó el crédito al lanzar la última entrada sin permitir anotaciones.

Leer más »

Yosvani Torres: “Trataré de ayudar a Pinar del Río en todo lo que pueda”

En declaraciones recientes del director técnico pinareño Alexander Urquiola a Cubadebate, notábamos su optimismo en la posible participación del lanzador Yosvani Torres, una de las principales cartas del staff veguero, en la Serie Nacional 61.
“Yosvani Torres ahora está aquí. Hablaremos con él, para si el campeonato no le interfiere con su contrato en España, juegue con nosotros. Estoy seguro de que no le faltará disposición, por eso lo incluimos en la preselección”, comentó Urquiola en esa oportunidad.
Esta mañana contactamos vía Facebook a Torres, quien se encuentra en Santa Lucía, poblado de Minas de Matahambre, donde reside su madre.
“Estaré con Pinar un par de meses, antes de irme para España, pues en marzo o abril comienza la liga allá. Trataré de ayudar al equipo en todo lo que pueda previo a mi partida, ya que esa etapa debe ser clave para la clasificación.
“Los entrenadores de Pinar del Río están preparados, y hay buenos talentos dentro del conjunto. Solo se debe trabajar más, hacer un mayor esfuerzo entre todos, ya que son tiempos difíciles. Pero, con lo que tenemos, podemos lograr grandes cosas en la selección”.
—¿Qué te trajo de regreso al país?
 Al concluir la temporada con los Astros de Valencia, decidí viajar a Cuba por la familia. Llegué el 20 de septiembre. Cumplí con el aislamiento y fui directo a ingresar a mi mamá, con bronconeumonía.
Mi madre permaneció hospitalizada nueve días, pero gracias a Dios todo salió bien, y se recuperó. Estoy agradecido del personal de salud de la sala A del hospital provincial Abel Santamaría, y de mi amigo Mario, el cardiólogo, que siempre estuvo pendiente y dándome ánimo.
—La experiencia en España, ¿cuánto ha aportado a tu carrera deportiva?
 He aprendido bastante. Es una liga con características diferentes, y con atletas de calidad, tanto entre tus compañeros como en los conjuntos contrarios.
Ya sé lo que es ganar con el Valencia y, este año, aunque no pudimos retener el título, tuvimos un buen desempeño en la clasificatoria, con 21 triunfos y apenas una derrota”, precisó quien resultó el mejor lanzador de la Copa del Rey y del torneo europeo de béisbol de clubes de campeones.
—En la Serie 59, al ser campeón como refuerzo de Matanzas, anunciaste tu retiro, ¿cuál es la perspectiva actual de Yosvani Torres al respecto?
A veces anunciamos el retiro unos cuantos años antes del mismo. No sé hasta cuando seguiré́ lanzando; el terreno, los números, la familia y los seguidores me dirán cuándo terminar.
“En la Serie 60 ya pude jugar en los playoff con Pinar y fui muy bien acogido. Gracias a Dios, todavía me siento en forma, y sigo disfrutando del entrenamiento y mis presentaciones”.
Esta campaña con el club español Astros de Valencia, de la división de honor de ese país, el derecho minero obtuvo seis victorias y una derrota, con un salvamento. Además, ostentó promedio de limpias de 1.80, y los contrarios le batearon para 218.
En noviembre de 2020, el vueltabajero quedó campeón con los Astros, manteniéndose invicto en siete salidas, con efectividad de 3.29. Igualmente, propinó 60 ponches en 49,2 entradas.
Torres estuvo en la novena pinareña entre las series nacionales 44 y 59. El espigado lanzador integró varias ocasiones el equipo Cuba, coronándose con Vegueros de Pinar del Río en la Serie del Caribe, 2015.
Fue el caballo de batalla de los vueltabajeros en los triunfos 50 y 53, y el onceno pícher del territorio en arribar a 100 éxitos o más en clásicos cubanos de béisbol.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.