HAVANA CLIMA

Cuba, Venezuela adentro

Caracas, Venezuela.-De la gratitud del General de Ejército Raúl Castro Ruz hacia la labor de los colaboradores aquí, conocieron los que, en representación de esa fuerza internacionalista, intercambiaron con el primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, como parte de su agenda oficial de trabajo en esta nación.

«Los agradecidos somos nosotros», dijo el Premier, en nombre del pueblo y del Gobierno cubanos, y del Primer Secretario del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Publicaciones recomendadas para ti
Rechazo mundial contra la represión desatada por el régimen cubano: Canadá, Alemania y otros países emiten declaraciones
Advierten sobre coyote por las calles de vecindario residencial en el suroeste de Miami Dade
Cuba se prepara para enfrentar posibles casos de hepatitis infantil aguda

Marrero Cruz ponderó el aporte solidario de sus compatriotas en suelo venezolano, y el mérito adicional que implica realizar su labor en un contexto tan complicado como el impuesto por la pandemia de la COVID-19 y por el bloqueo estadounidense, arreciado con similares oportunismo y crudeza en las dos naciones hermanas.

En el encuentro, el Jefe de Gobierno ofreció...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Libre visado a Nicaragua tiene los días contados

LA HABANA, Cuba. – El 22 de noviembre de 2021 la Dirección General de Migración y Extranjería de Nicaragua estableció el libre visado para los cubanos aludiendo al supuesto interés de promover el “intercambio comercial, el turismo y las relaciones familiares humanitarias”. Sin embargo, hasta el más tonto entendió de qué iba tal jugada en verdad, y así en el mapa migratorio de la Isla cambiaron las rutas haciéndose mucho más cortas y, por tanto, más concurridas. 
Así también comenzó el ascenso de esta nueva oleada de migrantes hacia los Estados Unidos ―la mayor desde la década de los 80― y a pesar de que se hizo escandalosamente claro que nadie viajaba desde Cuba al país centroamericano como turista, no hubo ningún tipo de gestión diplomática por parte del régimen para frenar el éxodo. Por el contrario, se negociaron acuerdos con aerolíneas sobre todo de gobiernos aliados, como Venezuela, para que incorporaran la ruta Habana-Managua con el fin de incrementar el número de viajeros cuyo verdadero destino sería la orilla norte del Río Bravo, en una jugada política de presión en la cual los comunistas son grandes expertos.
Los resultados positivos a favor del Gobierno cubano están a punto de cosecharse. Si el presidente Biden mantiene su palabra, en breve se eliminarán algunas medidas tomadas por su antecesor que estaban dejando sin oxígeno a un sistema que no dependerá ciento por ciento de las remesas que provienen de sus emigrados ―al menos eso dicen públicamente―, pero sí de las relaciones de dependencia financiera y emocional (lo más parecido a un chantaje) que se establecen entre los que se marchan y los que se quedan.
De cierto modo la solución “encontrada” por el régimen cubano fue la de activar la única válvula de escape con que cuenta cuando se ve perdido, tan socorrida durante más de medio siglo que pudiéramos imaginar los éxodos masivos como el resultado de apretar una especie de botón rojo bajo el escritorio del dictador de turno.
A diferencia de otras épocas en que el “chantaje diplomático” apenas consistía en quedarse de brazos cruzados mientras los desesperados se echaban al mar por miles, en esta ocasión en que la pasividad podía ser asumida por los Estados Unidos como un ataque, no les quedó otro remedio que disfrazar la estampida bajo la apariencia de un acuerdo de libre visado teniendo como “pala” a un “incondicional” como Daniel Ortega que ahora estaría a la espera de que, desde La Habana, le digan “basta” para cerrar sus fronteras a cal y canto. Y eso pudiera suceder en breve.
Porque de cierto modo los propósitos han sido alcanzados no solo porque Biden ha negociado con lo de las remesas, a cambio de que el régimen ponga la máquina migratoria en reversa, sino porque ya Andrés Manuel López Obrador estuvo por acá conversando de tú a tú sobre esa mar de cubanos que tiene atascada en la orilla sur del río Bravo y que, al parecer, pudiera comenzar a disminuir no solo porque Nicaragua restablezca pronto el sistema de visados ―los cubanos siempre encontraremos otra vía para continuar rumbo al Norte― sino porque el régimen de inmediato deberá honrar un acuerdo donde México, a cambio, se compromete a alquilar medio millar de médicos. Un negociazo difícil de rechazar ahora que el zapato les ha vuelto a sacar ampollas. 
Tampoco es el propósito del Gobierno cubano ―y para nada le conviene―  que, una vez restablecidas las remesas (y de cierto modo, simbólico, abiertas las puertas de la OFAC a otras inversiones aún mayores que la de John Kavulich), la estampida migratoria continúe en los niveles actuales. 
Primero, porque el régimen precisa de cortar ya la gran fuga de divisas, de trabajadores profesionales y de mano de obra en general que sin dudas provoca un éxodo de tal magnitud; y segundo, porque, en virtud de lo anterior, no se arriesgará a que una dotación de médicos exportados como mercancía se le transforme, al instante en que pise suelo azteca, en otra bochornosa fuga masiva. 
Pero a la vez que, por el motivo que sea, se desata un demonio como solución, ni siquiera quien conoce del conjuro para invocarlo podrá controlarlo fácilmente. Y el éxodo masivo como abracadabra recurrente para los problemas no solo es un demonio de los más aterradores, contraproducentes e indomables, sino que, infunde miedos y traumas permanentes en los pueblos que lo sufren.
Aun así, el régimen ha comenzado a activar todos los mecanismos de cierre tal como ha prometido intentarlo, a cambio de las bocanadas de aire fresco que necesitaba, y según pasen los días veremos los resultados de esos “acuerdos”, aunque de a poquitos, no de modo brusco, y no solo por lo difícil que es apaciguar a la bestia desatada, sino también porque se trata de enviar señales positivas, como de sondeo, hasta comprobar que ambas partes cumplen sus promesas, a la vez de no hacer demasiado evidente algo tan cruel como que el éxodo tuvo muy poco, casi nada, de espontáneo o de inevitable, sino que apenas fue la clásica estrategia de presión, el viejo y descolorido As bajo la manga.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Yes, Biden Struck, but He Did So with Kid Gloves

HAVANA, Cuba. – The formula to eliminate restrictions on remittances from the United States and to support a “private sector” that does not exist as such in Cuba, is not going to work, at least not in preventing the migration stampede, which must be the principal motive that has driven the president to do what he said he would never do back when repression was unleashed against the July 11th demonstrators. At that time, he even promised more severe measures than those of his predecessor, Donald Trump.
Well, he has definitely chosen his best kid glove to “strike” the promised blow. That glove is so soft and warm that if I were ever punished that way, being padded in the back and having my pockets filled with money –my pockets or my cousin’s or brother’s pocket- I would welcome such punishment.
Taking into consideration how the Cuban economic-financial scheme is designed, how the regime has dressed it up cosmetically after Barack Obama warned that he would only send money to independent entrepreneurs, there isn’t a single American dollar sent to Cuba from the U.S. that doesn’t end up in the regime’s coffers.
It matters little whether the intermediary’s name is Fincimex or Coppelia Icecream, the fact is that there is no way to avoid that funnel-effect slot machine called “MLC” –the Spanish acronym for “moneda libremente convertible”, or freely convertible hard currency- that also turns green dollar bills into air, toxic, bad, unbreathable air. In search of those green bills, Cubans here will continue to flee in a stampede, and Cubans abroad will continue to dance to the beat of Cuba’s Communist Party’s drum under the direction of [the military at] GAESA.
Let us keep in mind that Biden’s economic scenario is not the same as was Obama’s. Today’s scenario, above and beyond the crisis, inflation and “continuities”, is barely a theater play that the regime has set-up in a hurry so as not to miss a penny when the money begins to roll.
The regime regarded Obama as a threat greater than any other when in March of 2016 he spoke of “empowerment”, referring exclusively to independent entrepreneurship, i.e., not linked to the Cuban government. They blocked not only the help intended for incipient entrepreneurs by setting limits and legal and bureaucratic impediments to its expansion, capitalization and diversification, but also, they wasted no time in camouflaging about one hundred state companies as private companies in order to syphon off the economic aid. A disloyal competition that has reached the pinnacle with the MIPYMES, the Spanish acronym for “micro, pequeñas y medianas empresas” or micro, small and mid-size companies.
Undoubtedly, the new measures announced by the Biden administration are welcomed by the regime for what they are: a lifeline amidst turbulent waters. This is so because the domestic theater as well as the actors have been trained to give a better performance than when Obama showed up out of the blue talking about worrisome topics like putting the money in “the wrong hands”! No doubt, they were not going to allow that to happen then, and they won’t allow it now.
Biden can say anything he wants, but there will be no money that gets away, not even by chance, from the government’s scheme, a scheme that is only “continuity” because that word sounds pleasing to many ears even if pronounced by some while they bite their tongue. Someone was already mentioning, rightly so, that with these new measures, Cuban communists were preparing for a similar process by which Soviet rulers transformed themselves into the present Russian oligarchs. Sad, but everything seems to indicate that we will soon experience a strong and prolonged déjà vu.
However, none of this feels like a bucket of ice water over our heads. We suspected that under the negotiating table where migratory topics were being discussed last April in Washington, there would be talks about other matters beyond the topic that was announced. Although both sides gave assurances that no other topics had been discussed, we have known, even long before the Obama thaw, that the negotiation tables, the formal and informal meetings, the telephone calls, the declarations and even the denials before public opinion are the first things that are negotiated –even rehearsed and acted out- having made vows of strict silence, In other words, when both parties enjoy quite frequently making claims that they did not say what we all heard them say perfectly loud and clear.
The announcement of a return to the policies of Barack Obama has not taken the communist government by surprise. They have been waiting for it for months, even before last summer when things in the island seemed finally to be taking a less uncertain course.
Proof that our rulers here were expecting this outcome are evident in the huge stack of all kinds of laws and economic measures that they adopted in desperate hurry: the changes toward the MIPYMES; the permits to financial intermediation to unknown companies like Orbit S.A.; the license that OFAC granted a few days ago for capital investment in an alleged Cuban private company; and all the way up to recent statements about the future sale of MLC –convertible hard currency- to certain actors of the economy, the flash visit to Cuba by Mexican president López Obrador who was probably mediating “in honor of our friendship”.
Let’s face it: few things are left to chance when it comes to politics, especially if pertains to relations between Cuba and the United States, where every time things get too tense, someone comes out of nowhere and greases the rope at both ends.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Radar meteorológico de Holguín volverá a prestar servicios a partir de la próxima temporada ciclónica

Holguín. – El radar meteorológico ubicado en El Paraíso, sitio de la periferia de la capital de esta provincia, estará apto para prestar servicios a partir del 1ro de junio, fecha que marca el  inicio de la temporada ciclónica, la cual se extenderá hasta el 30 de noviembre.
Así trascendió durante la visita realizada al mismo por el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Ernesto Santiesteban Velázquez, durante la reciente realización del Ejercicio Meteoro 2022, orientado a fortalecer las capacidades del país para enfrentar peligros de desastres de origen natural, tecnológico y sanitario.
La instalación estuvo sin funcionar durante varios años por carecer de un componente técnico, felizmente adquirido, explico la Máster en Ciencias Tamara Calzadilla Meriño, directora del Centro Meteorológico Provincial.
Parte de la red de ocho radares meteorológicos creada en Cuba, el ubicado en El Paraíso, argumentó, además de jugar un papel muy activo en la vigilancia de los fenómenos hidro-meteorológicos severos, es pieza decisiva para la elaboración de los pronósticos del clima que emite diariamente la entidad que ella dirige.
Precisó la especialista que el radar es capaz de monitorear las tormentas locales severas, uno de los fenómenos naturales que más afectan a la provincia de Holguín anualmente, a partir del mes de mayo.
Con posibilidades de ser programado para explorar en un radio de hasta 500 kilómetros, prestará apoyo a las provincias de Las Tunas y Santiago de Cuba. Esta última, detalló, tiene su radar fuera de servicio, por lo que será auxiliada por los instalados aquí, en Camagüey y Granma.
Todos los radares meteorológicos de Cuba son doppler, tecnología  que emplea dos longitudes de onda, lo cual significa que, a la par de determinar la intensidad de las precipitaciones, puede calcular la velocidad de las partículas y los flujos del viento, lo que es fundamental para definir las características de los huracanes, predecir inundaciones costeras y detectar la ocurrencia de tornados.
Si hoy Cuba cuenta con una red nacional de radares dotados con sistema doppler, con posibilidades de cubrir el país y los mares adyacentes, se debe fundamentalmente a la experticia y consagración de los ingenieros y técnicos del Centro Nacional de Radares, con base en Camagüey, afirmó la meteoróloga.

Leer más »

Los infiltrados

Bien recordado por Sorgo Rojo, La semilla del crisantemo, La linterna roja y ¡Vivir!, el maestro chino Zhang Yimou realizó en 2021 su primer filme de espionaje, Los infiltrados, que podrá verse esta semana por televisión.

A Yimou se le asocia a una estética de honda calada social y humana y a cintas de acción signadas por una narrativa e impronta visual de primer orden. Ahí están Héroe y La casa de las dagas voladoras para atestiguarlo.

Los infiltrados se sitúa históricamente durante la invasión japonesa a Manchuria, comenzada en 1931 y extendida hasta el término de la Segunda Guerra Mundial. Allí se creó el Estado títere de Manchukuo, al frente del cual se colocó al timorato Puyi, bien recordado por el filme de Bertolucci El último emperador.

Se vivían días de intenso peligro y crueldades y el Partido Comunista conspiraba desde las sombras, cuando descienden en Harbin, al noreste de China, cuatro paracaidistas chinos entrenados en la Unión Soviética. Su misión es contactar a un viejo prisionero que podría dar cuentas de los innobles experimentos científicos llevados a cabo por el ejército imperial japonés. Hay decisión de cumplir la misión, o morir en ella, pero también traidores de las más diversas especies.

La persecución de que son objeto los cuatro infiltrados, y las situaciones límites en que llegan a encontrarse, son aprovechadas por Yimou para desplegar su capacidad coreográfica en escenas de acción marcadas por la espectacularidad y antecedidas por el suspenso. El clasicismo narrativo, afín al género de espionaje, sale a relucir en medio de una visualidad extraclase de la que el director chino –fotógrafo él mismo– ha dejado constancia desde sus primeras entregas.

El guion no pertenece a Zhang Yimou, y aunque se aprecia una visión política del conflicto –el enfrentamiento entre una China de comunistas resistentes y un aplastante Japón imperial–, no hay un remarcado interés en profundizar en las motivaciones históricas del conflicto. Sobresale entonces un enfrentamiento espectacular entre dos bandos contrincantes, buenos y malvados envueltos en tensiones dramáticas, intrigas infinitas, sangrientas escenas de violencia y combates tejidos bajo la égida del más puro. Los infiltrados será bien recibido por los amantes del género, siempre y cuando se mantengan atentos, porque el entramado narrativo está por debajo de otras excelencias del filme y pudiera confundir. Así y todo, y sin la vibración lírica de otras veces, porque se trata de un thriller de espionaje, estaremos ante un legítimo Zhang Yimou, enmarcado en su cine de acción.

Como era de esperar, al maestro chino se le ha tratado de desacreditar, desde cierta crítica occidental, por narrar una página de la historia que enaltece el papel de los comunistas chinos en su guerra de liberación. Olvidan los censores, o no quieren recordar, que Zhang Yimou se ha destacado, y no poco, por ejercer la función crítica del arte en aspectos diversos de su sociedad.

Leer más »

Los médicos viajarán a México para ayudar al país azteca, dicen autoridades cubanas

MADRID, España.- “Los médicos cubanos viajarán a México para ayudar al país azteca”, dijo el embajador de Cuba en México, Marcos Fermín Rodríguez Costa, sobre el reciente acuerdo establecido entre la Secretaría de Salud de México y el Ministerio de Salud Pública de Cuba.
Durante una conferencia en la unidad académica de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) por los 127 años de la muerte del Héroe Nacional cubano José Martí, Rodríguez Costa señaló que los médicos cubanos ocuparán la función de docentes en beneficio de ambas partes, mientras que los mexicanos irán a Cuba a especializarse.

Sostuve encuentro con amigos solidarios con Cuba y cubanos residentes en el estado de Guerrero.
Espacio oportuno para agradecer las múltiples muestras de amistad y su labor contra el bloqueo a nuestro país.
Reafirmamos los lazos de solidaridad q nos han unido en todo momento. pic.twitter.com/rd0my39h7c
— Marcos Rodríguez Costa (@MarcosRguezC) May 22, 2022

“Hay que tener la posibilidad de que los médicos mexicanos vayan a Cuba a especializarse, así como también que médicos cubanos vengan en su doble condición de docentes para poder ayudar a la formación de los médicos mexicanos, pero también de forma asistencial”, señaló.
Según informaron medios locales, en su conferencia el titular se refirió al envío de galenos cubanos durante la pandemia de la COVID-19.
“Recuerdo con mucho cariño y creo que fue reconocido por muchos mexicanos la presencia de los médicos durante la pandemia. Realmente fue una cantidad impresionante de médicos cubanos que participaron en aquella tarea tan linda y solidaria, porque Cuba quiere ayudar en ese sentido”, dijo el titular, sin referirse a las condiciones reales en que viajan los especialistas que el régimen envía de misión.
Reciente acuerdo de salud entre México y La Habana
El más reciente acuerdo relacionado con la exportación de médicos caribeños hacia México, fue firmado a comienzos de mayo, durante la visita a la Isla del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO).
El pasado viernes, AMLO precisó que el convenio indica que ambos países podrán adquirir medicamentos, vacunas y toda clase de equipo médico de manufactura. Así como se constituirá un comité técnico-regulatorio para desarrollar acciones conjuntas.
Sin embargo, el mandatario no mencionó las condiciones en que serán contratados los médicos cubanos, ni el salario a cobrar por los galenos de la Isla, ni el porcentaje que irá a parar a manos del gobierno de Cuba.
Luego de que López Obrador anunciara esta nueva contratación, fue acusado de ser cómplice de la explotación a los médicos cubanos.
El abogado y político mexicano Ricardo Anaya, dirigiéndose a los mexicanos, dijo a través de sus redes sociales: “¿Ya te diste cuenta de la trampa con la que el gobierno está usando el dinero de tus impuestos para financiar una dictadura, un gobierno represor de otro país?”.
En febrero pasado, el portal de noticias Latinus denunció que solo en 2021 el gobierno de AMLO, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), pagó 34 millones de pesos (alrededor de 1,66 millones de dólares) a la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A., una sociedad anónima creada en 2011 acusada internacionalmente de trata de personas y trabajos forzados.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.