HAVANA CLIMA

Salida imprevista de la termoeléctrica Guiteras afectará el servicio eléctrico

Afectaciones al servicio eléctrico por déficit de capacidad de generación debido a la salida de la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras y de la Planta Energas Varadero, fueron anunciadas este sábado por la Empresa Eléctrica de Matanzas. 

El periódico local Girón detalló que roturas en las paredes de agua de la caldera de la CTE provocan otra salida del bloque. Añadió que hace casi un decenio que se ha venido aplazando el necesario mantenimiento capital. 

Publicaciones recomendadas para ti
Cierra...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Díaz-Canel calls to maintain COVID-19 immunization level

 HAVANA, Cuba, May 18 (ACN) “In order to keep the COVID-19 epidemic under control as we have so far, we must maintain our current level of immunization, and we can do that with the booster vaccines,” Cuban President Miguel Díaz-Canel Bermúdez wrote today on Twitter.After discussions with several entities in charge of this effort, the Ministry of Public Health (MINSAP) decided to indicate a second anti-COVID-19 booster dose to people aged 50 and over, a measure hitherto applied after the age of 70.Dr. Ileana Morales Suarez, Director of Science and Technological Innovation of MINSAP, said that the inclusion of this age group raises to more than four million the number of people who will receive the booster dose.At the end of May 15, a total of 7,169,063 Cubans had been administered COVID-19 booster doses, whereas 9,957,347 (89.9% of the Cuban population) have received all the doses. A total of 36,369,267 doses of the Cuban vaccines Soberana 02, Soberana Plus and Abdala have been administered in the country.

Leer más »

Del pupitre al pizarrón (+fotos)

Fidel participó en la graduación del primer contingente del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech. (Foto: Juventud Rebelde)

Relacionados

Eran casi unos adolescentes y, como jóvenes al fin, les gustaba escuchar música, bailar, usar pantalones a la cadera, camisas entalladas y hasta las sayas más cortas que lo dictado por la época. También era el tiempo de ser rebeldes. Mas, estaban comenzando a crecer cuando una responsabilidad les cayó, casi de golpe, sobre sus hombros. Y con ella asumieron sacrificios, dejaciones y emociones que no cabían en sus escasos 15 o 16 años.

La nueva experiencia vino de la mano de la creación en 1972 del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech que intentaba fomentar la formación de profesores en aras de garantizar la continuidad de estudios de quienes en aquel entonces concluían la Enseñanza Primaria.

“Educar desde edades tempranas constituyó una tarea de vanguardia para la juventud de los años 70”, expresa Oscar Martínez, uno de los fundadores del destacamento. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

Todo comenzó tras el llamado que hiciera Fidel a los estudiantes de preuniversitario durante la clausura del II Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), en el que los convocaba a insertarse en este movimiento ante la necesidad de cubrir la fuerza laboral que se requería para dar respuesta a la explosión de matrícula en esta etapa, fruto de la revolución educacional que permitió el acceso a la escuela de los niños y adolescentes en todo el país.

Fue así que un ejército de jóvenes que no sobrepasaban el décimo grado hizo posible que la Revolución cumpliera el principio de que todo adolescente siguiera estudiando después del sexto grado y de que ninguno, fuese de las montañas o de otros campos, se quedara sin su secundaria, a pesar del estallido demográfico de esos años.

EL PRIMER CONTINGENTE

A sus 66 años Silvia García Hernández, una de las integrantes del Primer Contingente del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech, recuerda el día en el que estrenó el uniforme que la identificó como educadora. Tenía apenas 16 abriles cuando, con solo unas vacaciones por medio, cruzó el umbral que va del pupitre al pizarrón.

“Cuando nos incorporamos al Destacamento lo hicimos con la alegría propia de la juventud, conscientes de la responsabilidad y el compromiso que estábamos asumiendo. Para llegar hasta él se respetaba el principio de voluntariedad y convencimiento personal con la necesidad que tenía el país de formar maestros. Por eso, nos sumamos de forma incondicional”, confiesa Silvia.

Huérfana de métodos pedagógicos —como todos los miembros de este movimiento—, poco a poco tuvo que incorporar a la vida conceptos y rutinas nuevas como planes de clases, registros de asistencia, profesor de guardia, colectivo de cátedra y hasta preparación metodológica. Y como si fuera poco, hizo malabares con el tiempo para no dejar de superarse y, al mismo tiempo, instruir a sus alumnos.  

“Los cinco primeros años nos formamos para graduarnos como profesores de la Enseñanza Media y dos años más tarde continuamos estudios para egresar como licenciados en Educación en diferentes especialidades. Yo, por ejemplo, me formé en Historia. Durante esta etapa combinamos el estudio con el trabajo. En una sesión del día se recibían las clases de la especialidad y en la otra se impartía la docencia a los educandos de las escuelas en el campo”, asegura García Hernández.

Aprendimos a desempeñarnos dentro de un aula y a cumplir con la tarea”, agrega el también máster en Ciencias de la Educación.

Cuando en el calendario de estos muchachos ni siquiera había espacio para albergar dudas sobre las futuras profesiones, ser parte de los más de 400 estudiantes de décimo grado que en el país integraron el Primer Contingente del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech les ensanchó el horizonte. Bien lo sabe Oscar Ramón Martínez Rodríguez, uno de los fundadores, para quien educar desde edades tempranas constituyó una tarea de vanguardia para la juventud de la década del 70.

“Enfrentarnos a esta labor implicó un cambio radical en nuestras vidas, pues casi todos éramos adolescentes con aspiraciones que no eran, precisamente, la de convertirnos en profesores. Nos prepararon con cierta emergencia desde el punto de vista metodológico, con la ayuda de maestros —uno o dos por asignatura—, recién graduados o con escasos años de trabajo.

“Conformamos un colectivo que sobre la base de esa preparación básica, de autoestudio y mucho compromiso político, entusiasmo y sacrificio, aprendimos a desempeñarnos dentro de un aula y a cumplir con la tarea”, agrega el también máster en Ciencias de la Educación.

Y en medio de una rutina que los privaba muchas veces del juego de pelota o de asistir al estreno de la película del momento, estos jóvenes eran felices, ellos ni siquiera aquel mejunje de responsabilidades les arrebataba el sueño.

“Impartí clases en la Escuela Secundaria Básica en el Campo Vladislav Volkov, en la Vocacional Che Guevara y en la Educadora de Círculos Infantiles, estas últimas de Santa Clara. Allí siempre traté a mis estudiantes con mucho respeto e incluso participaba con ellos en encuentros de conocimientos y hasta en competencias deportivas”, narra Gerson Fábregas Obregón, otro de los fundadores y actual profesor del Departamento de Tecnología de la Salud en la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus.

“La relación con los alumnos fue de mucha comprensión, pues, algunos de ellos tenían nuestra edad y otros, que eran la minoría, nos superaban en tres o cuatro años debido al retardo escolar que existía en ese momento como herencia educativa que enfrentaba la pujante Revolución”, acota Martínez Rodríguez. 

A su paso por diferentes lugares de la otrora provincia de Las Villas estos educadores noveles dejaron el alma en cada aula y gracias a esta misión espolearon sus instintos pedagógicos, los cuales se convirtieron más tarde en una pasión que todavía los acompaña.

HEREDEROS DE UNA PROFESIÓN

Maira Rodríguez Hernández nunca tuvo paciencia para poner sus manos sobre el mentón y esperar a que del cielo le cayera la felicidad. Con solo 15 años, cuando las ilusiones se tornan efímeras, supo que iba a ser maestra. Quizás no lo ensayó antes, mas, la vida le dio la posibilidad de enseñar cuando le faltaba un largo camino de lecciones.

“En esos años del Destacamento nos formamos en el día a día como docentes, con aciertos y desaciertos. Tuvimos que educar a otros jóvenes y combinar nuestro desempeño con los estudios de la carrera. Y nos aportó muchísimo, en primer lugar por el compromiso que teníamos ante la sociedad, y en segundo, por la valentía de enfrentar aquella tarea casi sin conocimientos, pero con mucha seriedad y sacrificio. Aprendí en cada jornada y poco a poco fue naciendo esa vocación que me atrapó para toda la vida”, asegura la actual educadora de la Escuela Elemental de Arte Ernesto Lecuona, de la cabecera provincial.  

Sin embargo, una vez dentro del aula, los incipientes pedagogos fungieron, además de maestros, como guías de grupo y también como jefes de equipos de guardia. Tuvieron que madurar a prisa y lo hicieron sin perder la frescura de los años de juventud.

“Nunca pensé que iba a dedicar 44 años de mi vida a educar a distintas generaciones de estudiantes. Me gustó la carrera pedagógica, me fui motivando y preparando a lo largo de los años y no me arrepiento de haber participado en la formación de esos adolescentes y jóvenes.

“Actualmente acabo de jubilarme. No obstante, mantengo activa mi labor como educador en la formación de alumnos universitarios y continúo investigando, escribiendo artículos científicos y participando en diferentes eventos”, constata Oscar.

Y es que quienes hace 50 años no dudaron en incorporarse al movimiento de educadores que gestaba el país siguieron esa tradición magisterial y continúan comprometidos con la calidad de la educación cubana.   

Leer más »

Ecological Cleaners for Tourism while the People Lack Basic Cleaning and Personal Hygiene Products

MADRID, Spain. – The joint venture Suchel Proquimia, which specializes in cleaning and disinfectant products, is developing an ecological line of products for sanitizing tourism facilities.
These articles will be placed in guest rooms, laundry rooms, pools and kitchens, according to a statement given to Agencia Cubana de Noticias (ACN, by its Spanish acronym) by Matanzas branch representative Fanny Pérez Sorí.
“These products are more economical that other product lines, and that includes their packaging,” stated the administrator. She added that their being less costly “did not affect the safety of items that make up the EcoConpack range of products.”
“Every article has been tested and certified under current International Organization for Standardization (ISO) regulations,” she emphasized.
Pérez Sorí also stated that the line’s concentrated laundry detergent is already being used at the Matanzas company for tourism services Servisa. Also, bathroom scale removers, anti-hard water gel and rinse-aid detergent have been tried already at the Iberostar Selection Varadero Hotel.
Suchel Proquimia guarantees the sustained production of hand sanitizing gels and will continue supplying detergents and degreasers with antibacterial properties for cleaning hotel kitchens and bathrooms as well as other tourism facilities, she added.
Crisis of cleaning and personal hygiene products in Cuba
During the last year, the Cuban has been informing about delays in the production of cleaning and personal hygiene products sold to the people through the ration card, aka the assigned family basket.
Cubans must acquire these products on the black market, where a bar of soap can cost up to 50 Cuban pesos, and toothpaste up to 300 pesos. There is no supply of these products available in national currency stores. However, in hard-currency stores, which are better supplied, Cubans with foreign hard currency must stand on long lines to shop.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

¿Socializar qué Marxismo: el petrificado o el permanentemente actualizado?

“Todo lo que sé es que yo no soy marxista”, fue la reacción del mismísimo Marx ante la vulgarización de sus ideas. El heterodoxo “Prometeo de Tréveris” era consciente ya de lo dañino —si de lucha y de Revolución se trata—, de “aplicar a Marx como quien aplica un cartabón o un molde”. Los reduccionismos, las tergiversaciones y los dogmatismos que ha padecido esta ciencia de lo real que hoy conocemos como Marxismo, han resultado puñaladas a su dialéctica para el descubrimiento y a su concepción de la historia, concebidas para emancipar y trasformar el mundo.

En nombre de Lenin, pero negándolo, los estalinistas “ritualizaron” al Marxismo, la convirtieron en una Iglesia, con sus correspondientes catecismos y breviarios, con sus manuales llenos de frases hechas y simplificaciones. Y servían para ser memorizadas y aprobar exámenes, pero no para evolucionar, crítica y sostenidamente, las ideas del Socialismo.

Una de estas frases incendió el segundo encuentro con la asignatura de “Socialismo Científico”, en el segundo año de mi carrera universitaria. Aquella de que el “futuro le pertenece por entero al Comunismo”, que la profesora leyó de sus cartoncitos. No se me olvida la expresión de la tan educada lectora cuando un melenudo estudiante, proveniente de la extinta República Democrática de Alemania, le lanzó aquello de que esa misma frase había sido titular en el periódico del Partido Comunista Alemán, el día ante de que cientos de jóvenes echaran abajo el Muro de Berlín. Nada de de lo que trajo para leernos explicaba aquellos fenómenos de regresión al capitalismo de los que habían sido testigos una buena parte de los que la escucharon hasta ese minuto, hasta aquella frase que recordó el esqueleto de un extinto dinosaurio.

El que la profe nos traía era un marxismo petrificado, nada que ver con el marxismo vital y vivificador que en el primer año nos había compartido Rubén Zardoyas y que tanto nos sirvió para debatir la realidad cubana de entonces con los que había recién llegado del “desmerengado” campo socialista europeo. Esa suerte no la compartían los que venían de allá, donde se socializaba un marxismo ideologizado plagado de estereotipos. Un materialismo histórico divorciado de la dialéctica que, como argumenta el académico ruso Serguei Kara-Murza, socavó la hegemonía del régimen soviético.

Según el autor de Manipulación de la conciencia, las huestes de Gorbachov se aprovecharon de los estereotipos del materialismo histórico enraizados en la forma de pensar del pueblo soviético. Las herrumbradas “leyes objetivas” del “desarrollo social”, condicionaron el éxito de sus maquinaciones, de su reiterada idea del carácter “erróneo” y “antinatural” del régimen soviético. Porque, según varios intelectuales de la izquierda, se infringieron las leyes objetivas de la historia que Karl Marx había descubierto (desde un particular contexto, el capitalismo de Europa, y sin los datos de la otra gran parte del mundo, en otros tiempos socioeconómicos y culturales).

Hasta el sol de hoy se repiten como dogma esta idea promovida durante la Perestroika de que el socialismo soviético estaba condenado al fracaso por haberse suscitado en un país con “insuficiente desarrollo capitalista”. Como si las otras revoluciones socialistas (que son las que aún sobreviven) no hayan ocurrido también en países campesinos: China, Vietnam y Cuba.

Dos estereotipos le resultaron capitales a los promotores de estas reformas. Por un lado, el asentamiento del fatalismo, un determinismo según la cual las leyes objetivas se abrirían paso a través de las casualidades, de la que se deducía la idea de la seguridad en la estabilidad, en el equilibrio del sistema sociopolítico. Estereotipo que indujo a una amiga de Kara-Murza a escribirle después de la debacle: “Creo en la ley de la negación de la negación y por eso estoy tranquila: el socialismo en Rusia se restablecerá”.

Otro reflejo condicionado fue la indiferencia ante los momentos críticos, los puntos de bifurcación, que marcan la excepcionalidad, la ruptura e irreversibilidad de una tendencia acumulada. Dentro de este marco determinista se sobrestiman las leyes objetivas, los “hechos fulminantes de la vida” (hasta ahora dados, observados e interpretados), y se subestiman las acciones pequeñas oportunamente ejecutadas, en los momento críticos de equilibrio inestable.

Es lo que desde diversas ciencias, con enfoque de complejidad, se describe con una metáfora: el “efecto mariposa”. Son pequeños cambios, a veces imperceptibles, o insignificantes para el observador, como el aleteo de una mariposa, capaces de generar cambios insospechados, el surgimiento de fenómenos tan grandes e impactantes como los huracanes. Desde estas ciencias se habla entonces de equilibrios inestables y de procesos de ruptura del orden estable, la transición del orden al caos y el nacimiento de un nuevo orden.

Hay un ejemplo del mundo de la química muy ilustrativo de estas dinámicas de cambio, cuando un minúsculo factor externo puede determinar la manifestación o no de ciertas condiciones objetivas. Cuando una dilución está en el punto de cristalización, tiene las condiciones objetivas para transitar del estado líquido al sólido, y el cambio se produce, tan rápido que parece milagroso, con un pequeño golpe en el recipiente o la añadidura de un minúsculo cristal. De igual modo, se ha logrado la cristalización de diamantes, en condiciones similares al manto de la tierra, mediante golpes eléctricos de 0.4 a 1 voltio.

Ese aleteo o golpe externo que empuja un proceso en una u otra dirección puede ser un palo noticioso, la siembra de una “falsa bandera”, un montaje espectacularizado por los medios, o el posicionamiento de un hastag. Elementos subjetivos subestimados por los más ortodoxos, para los que un marco discursivo, o una metáfora no pueden ser parte de la realidad. Cegados por el celebérrimo modelo explicativo de la Teoría del reflejo, aquel correlato de: realidad-percepción-conciencia, que ha sido superado por varias ciencias; criticable por el propio Marx, quien en La ideología alemana expresó: “el lenguaje es la conciencia practica” y “la conciencia es un producto social”. Y que “la idea deviene fuerza material si se apodera de las masas”.

Del poder de los discursos de odio saben bien los manipuladores que han orquestado las “revoluciones de colores”. Para que se produzca una acción colectiva no solo deben darse ciertas premisas o condiciones, sino que se debe provocar mediante una pequeña acción o suceso controlable en el momento adecuado. Como plantea el autor ruso, “Toda la Perestroika por lo general se hizo con `alitas de mariposas´ con ideas falsas y provocaciones”. Y concluye que “si se conoce la escala de valores y los estereotipos de los grupos sociales activos, es posible obligarlos a actuar en determinada dirección gracias a la influencia de señales muy breves”. Y entre las señales pone como ejemplo “canciones obscenas”.

De ahí la necesidad, como alentaba el marxista venezolano Ludovico Silva, de una continuación critica del marxismo “clásico”, de no aplicar a Marx como un paradigma; de entender su dialéctica, no como un sistema filosófico inamovible y perfecto, “sino como un método que debe transformarse con la historia misma que es su objeto epistemiológico”. Lo que comprende investigar y analizar la historia de sus sucesivas y recurrentes adecuaciones a la realidad cambiante. Dinámicas reflexivas, de aproximación sucesiva y de comprobación práctica que, como ha señalado Isabel Monal, se pude comprobar en las notas de Lenin antes, durante y después de la Revolución de Octubre.

Como socializó en un post el académico Ernesto Estévez Rams: “Ir a Marx siempre es una aventura intelectual no apta para los ligeros de pensamiento. Marx no cabe en memes, y sus explicaciones no pueden escribirse en los márgenes de los libros. Desentrañar leyes económicas y sociales, de la manera que él lo hizo, simultáneamente a aplicar, en ocasiones por primera vez, el método científico a diversas disciplinas sociales, no es poca cosa. Más bien, es cosa de titanes con toque masivo de genio. Pero al margen de estas consideraciones, quisiera enfatizar que el horizonte de Marx era la transformación de la sociedad capitalista en la comunista. Nada de términos medios, radical como consecuencia práctica de sus conclusiones científicas y filosóficas.

”Para los que invocan a Marx para denostar de la Revolución cubana, no quieren que se les recuerde, que Marx no analizó la comuna de París para negarla, sino para aprender de ella. La realidad se construye a mano y errando. Aquella frase de Marx de que él no era marxista encierra su convicción profunda en la negación de la negación. Ese marxismo “ligero” que vemos tanto en Latinoamérica, como también en Europa, particularmente España, renunció a transformar el mundo y solo quiere acomodarlo para que no luzca tan feo. Hay quienes recetan para Cuba, desde nuestro mismo patio, un marxismo “pos” que dicen argumenta la necesidad de la restauración capitalista. Son los que solo pretenden el marxismo como carrera académica, que sirve para publicar artículos y posar de sabios críticos e iluminados, pero no implica la militancia social y termina siendo estéril ejercicio de satisfacción de egos. También sirve para alianzas espurias que, en muchos casos, incuban traiciones en nombre de un Marx `traicionado´. A mí, aquella frase del Che de que el deber de un revolucionario es hacer la revolución, se me parece mucho a la frase que perpetúa la memoria de Marx en su tumba”- concluyó, problematizando su legado.

Se hace urgente  actualizar el Marxismo  con el aporte de nuevas ciencias como la semiótica. (Miguel Brieva)

En tal sentido, considera el joven marxista Iramis Rosique, “las personas que nos `dediquemos´ a la revolución, debemos estudiar las batallas y las elaboraciones del pensamiento de Marx, y los avatares de esa tradición en el devenir de las luchas revolucionarias, y en el desarrollo del pensamiento social (que son también dos enfoques, dos líneas, para estudiar la historia del marxismo). No basta ningún autor, sino que hay que estudiar junto a las elaboraciones teóricas, los contextos, las condiciones que les dan sentido. Ningún marxista revolucionario serio elaboró teoría pura, suspendida en el éter, con verdades dadas de una vez: todas esas concepciones desarrolladas, todos esos torrentes de ideas, responden a momentos específicos de sus vidas como revolucionarios, a posiciones políticas, a necesidades y urgencias de las revoluciones”.

“Hay que estudiar, o intentar conocer, informar, todo el buen marxismo, porque desde Marx hasta escuelas tan aparentemente distantes como el marxismo producido en la India o el “open marxism” británico, contienen pistas que nos permiten orientarnos y pensar problemas a los que nos enfrentamos hoy. Y especialmente debemos estudiar muy de cerca el pensamiento marxista que han producido los cubanos, desde líderes como Fidel o el Che, hasta los herejes del primer Departamento de Filosofía, u otros igual de herejes y más olvidados como Raúl Cepero Bonilla, Walterio Carbonell o Manuel Moreno Fraginals”, me compartió el columnista de La Tizza.

Se hace urgente actualizar el Marxismo con el aporte de nuevas ciencias como la semiótica, o de autores que aunque no se reconocen como marxistas han profundizado en fenómenos desconocidos o no tratados por Marx, Engels o Lenin.

En opinión de Rosique, “Hay ríos de tinta marxista que han explicado los modos en que el capitalismo opera sobre la subjetividad, los modos en que se desenvuelven los fenómenos de la conciencia, del orden simbólico. Eso está, y se sigue desarrollando todo el tiempo hoy: los epistemólogos del Sur, los estudiosos del capitalismo cognitivo y del “general intellect”; autores como Jameson o Mattelart tan ocupados de los modos en que la cultura y la comunicación se configuran como dispositivos de dominación en el capitalismo; ya antes los frankfurtianos o Benjamin y su tesis del capitalismo como religión, Hinkelammert y su crítica de la racionalidad del capitalismo; hay mucho buen Marxismo que permite aproximarse y comprender estos fenómenos de la subjetividad en cuyos planos se da la lucha de clases, ahora bajo la forma de guerra cultural. Entonces para comprender y afrontar con eficacia algo como la guerra cultural también hace falta recurrir a un Marxismo que se escapa de los límites del viejo marxismo-guion-leninismo de corte soviético. E incluso habrá que recurrir a autores que, sin decirse marxistas, son muy agudos en la comprensión de los mecanismos de dominación del capitalismo tardío como Foucault, Delleuze, Bauman, y a cuerpos teóricos igual de críticos con la sociedad capitalista como el psicoanálisis, mal visto por el marxismo soviético, pero a la postre poderosa herramienta para entender la psiquis enajenada que produce el capitalismo”.

Para tal cometido valen las advertencias de Estévez Rams, en cuanto a dos tendencias, igual de perniciosas. “Por un lado tenemos a los que siguen apelando a los textos de Engels, Marx y Lenin, para colmo mal digeridos. Por otro, todos los desarrollos posteriores del llamado posmarxismo incluyendo unas cuantas corrientes del pensamiento posmoderno, son, desde el punto de vista científico, galimatías puras, retorno a un idealismo de la naturaleza absurdo, y apropiación ignorante y pedante de la epistemología y la ontología de las ciencias naturales que se ha desarrollado desde la revolución moderna y continua de la física, la matemática y la biología”.

“El empirismo positivista y pospositivista, le ha ganado la pelea al Marxismo en el discurso público. Hay una confusión tremenda de conceptos y resultados científicos en las áreas señaladas que se usan como instrumentos ideológicos por parte del capitalismo y que no tienen realmente respuesta marxista adecuada en el mismo plano. Hay una hegemonía de la instrumentalización de las ciencias sociales en el abordaje de la ciencia y la técnica que copia del pragmatismo anglosajón en detrimento de la visión más abarcadora del Marxismo original. En Cuba, particularmente, este tema apenas es abordado en los estudios de las ciencias sociales. Sin ser absoluto y solo como inventario de limitaciones, tenemos una dependencia teórica del posmarxismo que es subdesarrollada y en no poca medida colonizada. No nos hemos divorciado de la idea de buscar los referentes teóricos en estas áreas, en Europa. Nos lastra la falta de creatividad científica en estos temas. Esas limitaciones tiene importante implicaciones prácticas en la formulación de políticas públicas en la ciencia, la innovación y más grave aún, en la comprensión de el papel de las ciencias naturales en nuestra sociedad. Hemos sucumbido a la idea liberal de que las ciencias deben verse solo en su relación a las fuerzas productivas y hemos subestimado su papel como ideología en la conformación de una cultura de emancipación”, apunta el presidente de la Cátedra de Cultura Cientifica “Félix Varela”.

De modo, que solo enriqueciéndolo permanentemente, lo mantendremos vivo y movilizador. Que es, al mismo tiempo, la mejor manera de rendirle honor a los “clásicos”, un listado que se expande con la validación práctica del Socialismo mejor, entre los posibles, por el retorno completo del hombre hacia sí mismo”.

Leer más »

Biden y la apreciación del peso cubano

LAS TUNAS, Cuba. — Discúlpenme por esta digresión antes de entrar en el tema de este artículo, que, como ya el título lo dice, procurará ahondar en la influencia de las medidas de Joe Biden en la apreciación del peso cubano. Y, por apreciación, entienda el término financiero utilizado para conceptuar el incremento en el valor al que se cotiza en el mercado la moneda de un país con respecto a una o varias monedas extranjeras.
El paréntesis político en el texto financiero que nos ocupa es necesario porque las medidas anunciadas por la administración Biden respecto a Cuba han producido una oleada de opiniones diferentes, desde las muy parcas del régimen de La Habana —el más beneficiado con el paquete de Washington—, que las calificó de “un paso limitado en la dirección correcta”, hasta las expresadas por representantes y senadores estadounidenses de origen cubano, que las conceptuaron como “una traición a la libertad de Cuba”.
Pero si la declaración del régimen de Díaz-Canel, más que escueta, es cínica, porque sabedor como es de que en lo más profundo de una crisis sociopolítica y socioeconómica Joe Biden le está abriendo las puertas a miles de millones de dólares, en honor a la verdad, el comunicado de los legisladores cubano-estadounidenses, por lo menos, es apasionado.
Óiganme… salvo durante las protestas del 11J, no he escuchado en años de ninguna manifestación masiva para protestar por las políticas públicas que coartan las libertades civiles en la Isla. La libertad de Cuba no está en las manos de Joe Biden ni de ningún presidente de los Estados Unidos, que sí, han traicionado a mis conciudadanos, como lo hizo Kennedy en Bahía de Cochinos; pero es que la libertad está en manos de quienes en realidad quieran tenerla y luchen por ella, y ese no es el caso de la mayoría de los cubanos.
Hay honrosas excepciones, claro está, y ahí están los nombres de los muertos en las guerras, de los presos y los fusilados, pero los cubanos, como nación que en breve cumplirá 120 años (entiéndase como idiosincrasia de tribu) sí tienen valor para pelear entre sí mismos o para huir de Cuba, no para luchar por la libertad de su patria.
Cuba fuera libre si quienes se han marchado hubieran tenido la determinación de luchar para conseguir la independencia en su tierra como han tenido la audacia para conseguir su libertad personal en Estados Unidos o en otros lugares del mundo. Del mismo modo irresoluto, en el plano nacional, ahí están los que se quedaron y aplauden a sus opresores mientras entre dientes los maldicen. Luego, no achaquemos nuestras miserias al hacer o no hacer de otros.
Dicho lo ineludible y entrando en el tema del peso cubano, resulta que Joe Biden será quien consiga lo que no consiguió Marino Murillo, el zar de la “Tarea Ordenamiento” del Partido Comunista de Cuba: la apreciación del peso cubano.
Sin bienes ni servicios que ofertar ni existencias de divisas en el mercado cambiario oficial y escasa existencia de monedas extranjeras en el mercado informal se disparó una espiral inflacionaria por una conjunción de causas, que no viene al caso ahora detallar, entre las que figuran la prohibición del uso del dólar en los bancos e instituciones del Estado, que depreciaron al peso cubano frente al dólar americano y al euro. Entiéndase por depreciación la reducción en el valor al que se cotiza en el mercado la moneda de un país con respecto a una o varias monedas extranjeras.
Y en esa situación de depreciación de la moneda nacional —donde un dólar cuesta más de 100 pesos y un mango puede costar más de 20 pesos— es en la que se encuentra Cuba cuando la administración Biden anuncia este paquete de medidas de incuestionable beneficio económico para la familia cubana y también, sin más opciones, para el régimen comunista.
De vuelta a las remesas
Según cifras de Diálogo Interamericano y Banco Mundial publicadas por CNN en julio de 2021, el total de remesas enviadas a Cuba en 2019 fue de US$ 2.055.892.104, las que fueron recibidas por 1.042.451 hogares, que representan el 26% de las familias cubanas, las que, como promedio, recibieron ese año US$ 2.210, enviados por 778, 362 personas radicadas en Estados Unidos a través de las llamadas “mulas” u otros medios o viajeros, que representan el 60% o algo más de los canales por los que las remesas llegan a la Isla.
Mientras que para esa fecha de España se recibieron US$ 178.2 millones por concepto de remesas, que representó el 8.67%, y de otros países fueron recibidos US$ 156.4 millones (7.6%), de Estados Unidos llegaron a Cuba US$ 1.721 millones, que representan el 83.72% de los dineros remesados desde el extranjero a las familias cubanas.
Ahora súmele a esas cifras de referencia los dólares que por concepto de servicios aeroportuarios, hospedaje, transporte y otras prestaciones, entraran a Cuba una vez estén implementadas y en máxima ejecución todas las medidas que ha anunciado la administración Biden.
Luego, no es preciso ser economista para comprender que, con respecto a hoy, en un futuro no muy lejano, la oferta de dólares estadounidenses en el mercado cambiario cubano se incrementará ostensiblemente, por lo que, como resultado de la ley de la oferta y de la demanda, bajará el precio del billete verde americano, ganando poder adquisitivo el peso cubano.
Y en uso del principio jurídico de buena fe, del mismo modo que el gobierno de los Estados Unidos está eliminando trabas, recíprocamente, el gobierno cubano debe restituir el curso legal al dólar estadounidense en los bancos y en todas las instituciones financieras de todo el territorio nacional, a los efectos de su cambio legítimo por pesos cubanos, según la tasa cambiaria del día, eliminando el eufemísticamente llamado MLC (moneda libremente convertible), que no es sino un dólar virtual, pero que no deja de dolarizar a la economía cubana.
Los cubanos que quieren libertad no deben pedírsela a Biden, debemos conseguirla nosotros mismos. Y el régimen comunista, que habla de soberanía, aunque asistido por Biden, ahora tiene la oportunidad de hacer la moneda nacional del papel depreciado y despreciado que es el peso cubano. Inténtelo.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.