HAVANA CLIMA

Lasso enredado (+ Foto)(+Video)

{{feed_name Lorem ispum dolor sit amet.}}

Cubahora

Después del traumático gobierno de Lenin Moreno, que llevó a Ecuador a la senda del neoliberalismo y dejó una economía en recesión, algunos analistas pensaron que la presencia del millonario banquero Guillermo Lasso en la presidencia traería nuevos aires a la política interna tras la contaminación dejada por el antiguo progresista amigo de Rafael Correa .

Muchos de sus votantes quizás pensaron que como dueño de una gran fortuna, no tendría necesidad de robarle al Estado. Craso error: según consta en el Servicio de Rentas Internas, el presidente ecuatoriano declaró un valor inferior de su patrimonio en 2016 para conseguir pagar menos como contribución para la reconstrucción del terremoto ocurrido el 16 de abril de ese año en Manabí.

Dime cómo vives y te diré cómo piensas. Y Lasso, que estuvo diez años esperando para sentarse en el sillón presidencial del Palacio de Carondelet (perdió las elecciones frente a Correa y Moreno) aunque lo jure no podrá ponerse en la piel de un minero ni de un indígena.

Accionista mayor del Banco Guayaquil durante dos décadas, fundó el Movimiento Creo, y una vez mas se presentó a los comicios con muchas ventajas, entre ellas la división que logró Moreno cuando se separó del movimiento correísta y fundó –para lograr nada- su propio partido.

MUCHO HUMO Y POCAS GLORIAS

Es muy probable que Lasso, con su experiencia económica, pensara que tendría al pueblo en sus manos si sacaba a Ecuador de su atolladero financiero, su gigantesca deuda con el Fondo Monetario Internacional dejada por la anterior administración, y como aciago telón de fondo la pandemia de la Covid-19, que registró hasta finales de octubre pasado 517 202 casos positivos y mas de 32 000 fallecidos, según el Ministerio de Salud Pública.

En un año de tragedia mundial, donde millones de vidas se perdieron a causa de la Covid-19, para él fue de bonanza, pues en 2020, según autoridades financieras, obtuvo ganancias de 6.4 millones de dólares que proceden del Banco de Guayaquil.

Aunque pocos conocen el monto de su fortuna personal, el banquero trató de justificar su capital en el exterior y aseguró que pagó en los últimos años 558 00 000 de dólares solo en impuestos. Doloroso contraste con...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Hombre de bisturí y de silencio

Cuba lo conoció hace poco cuando apareció en la televisión para denunciar las reales intenciones del grupito encabezado por Yunior García Aguilera.Mirando a los ojos de este hombre, ataviado con su impecable bata de médico, es difícil adivinar que durante 25 años ha vivido con dos caras y dos nombres. Casi la mitad de su vida fue integrante “activo” de grupúsculos con diversas fachadas y ropajes, cuya intención  manifiesta es acabar con la Revolución.
Pero, mientras supuestamente dormía con el enemigo, Carlos Leonardo Vázquez González es, en realidad, un médico que sueña lo mejor para su país. Con sus manos de cirujano y corazón de ser humano hecho para aliviar dolores, también puede diseccionar planes elaborados por contrarrevolucionarios, apoyados y financiados desde el exterior. Estuvo entre ellos siendo el agente Fernando de la Seguridad del Estado, y no hay quien le haga cuentos.
Cuba lo conoció hace poco cuando apareció en la televisión para denunciar las reales intenciones del grupito encabezado por Yunior García Aguilera, y de la marcha que nunca fue el pasado 15 de noviembre. Hablaba despacio, como quien mide las palabras, pero fuera de cámara es locuaz y desenfadado. Al pan le dice pan. Tiene todas las respuestas, facilidad que debe no solo a su profesión, sino a lo entrenado que está y a su buena memoria.
¿Qué puede mover a un hombre a vivir en una doble condición, a comportarse como lo que no es, a soportar que se hable y se planee destruir un proyecto por el que siente todo lo contrario?
Hay que tener algo más allá de convicciones profundas sobre lo que defiende. Algo más que hondas nociones de lo que significan las palabras sacrificio, renuncia, entrega, y posiblemente una parecida sangre fría a la que hace falta para sostener un bisturí y penetrar en un cuerpo humano, a sabiendas de que va extraer un mal. Y posiblemente sea necesaria alguna otra cualidad adicional…
Vilma, siempre
La pasión del doctor Carlos Leonardo Vázquez González es aliviar, salvar vidas.
Sin embargo, se queda sin palabras ante la pregunta de cómo fue capaz de tanto. La respuesta exacta no la tiene el agente Fernando, o Carlitos, como todos le dicen a este especialista en Oncología y en Medicina General Integral, que fue médico de familia y jefe de urgencias en el cuerpo de guardia del policlínico Antonio Maceo, es Máster en Salud Ambiental, y trabaja en el hospital Oncológico de La Habana desde hace una década.
Solo encuentra una frase: “creo que se lo debo a mi mamá, una mujer que nunca temió a los obstáculos. Que se batió con sus cuatro hijos, y enferma de una patología renal nos sostuvo a mis hermanos y a mí, solo con la ayuda de mis abuelos. Hubo que amputarle una pierna cuando era muy joven, y ni esa circunstancia logró ensombrecerla”.
Carlos recuerda que teniendo unos cuatro años viajó desde la ciudad de Holguín, de donde es toda su familia, hacia La Habana a consultas médicas. La acompañó en su prolongada estancia en el hospital de rehabilitación Julito Díaz, y está seguro que desde entonces quiso ser médico.
Una infancia azarosa, de mudadas de casa en casa de varios familiares, tampoco le hicieron perder el timón de la crianza y la educación del hijo, a quien le propició paseos por lugares de la historia cubana, que sin duda contribuyeron al encuentro de asideros para convertirse en el adulto que pronto tuvo que ser.
Estudió en la escuela primaria que lleva un nombre simbólico, Ejército Rebelde, en Plaza de la Revolución. La secundaria la cursó en José Luis Arruñada, y en el Saúl Delgado, del Vedado, hizo el preuniversitario, lejos de donde vivía en el Cerro. “Siendo un adolescente ella me montaba en el tren para Santiago de Cuba para que pasara mis vacaciones. Allí me esperaba un primo o un tío que me llevaban a recorrer su historia, la de Bayamo y otros sitios.
Recuerda a Ernestico, amigo de aula, que también se hizo médico. La mamá era historiadora, y “me encantaba oírla hablar y contar sucesos. Él era muy inquieto y yo muy disciplinado. Alguna vez hablamos jocosamente de intercambiar nuestras madres.
“Es que la de él siempre estaba encima de sus travesuras e intentaba controlarlo, y la mía estaba tranquila y relajada. Yo no le daba motivos, al contrario. Aprendí a cocinar y hacer otras labores de la casa. Y cuando, tras varias gestiones en la oficina de atención que dirigía Celia Sánchez, empezamos a vivir solos en una vivienda que le dieron en 1980, fui más que antes su mano derecha”.
Carlos cuenta que un buen día su mamá empezó a trabajar como recepcionista en el hospital Salvador Allende, para lo que renunció a una pensión de seguridad social, sostén de los dos. Allí se rodeó de personas que la apreciaban y con cariño le decían Vilma, la cojita. “Viví de cerca que hasta hizo deportes en su silla de ruedas, prácticas promovidas por la Aclifim, de la que fue fundadora”.
Narra que lo embullaba a ir solo o con los chamas a los cines de barrio. “Me decía que debía aprender a valerme para cuando ella no estuviera. Pero con eso además logró que amara las películas y el deporte, sobre todo el voli y el fútbol, y claro, la pelota.
“Llegando al final de mi segundo año de Medicina en 1987, con 21 años yo y ella con 38, se agravó su cuadro clínico y falleció. Estaba en exámenes; saqué 3 en Anatomía Patológica. Aquel 3 me supo a 5. En la Facultad me habían recomendado que aplazara la prueba, pero sé que a ella no le habría parecido bien”.
Penetrar al enemigo
Foto de “familia” tomada el 14 de septiembre de 2019 durante el taller: Cambios para Cuba y el papel de las Fuerzas Armadas en un período de transición.
La historia de su quehacer “contrarrevolucionario” empezó pocos años después de graduarse en 1991. Ser médico le facilitó acercarse, primero a la familia Payá, y de ahí a la estructura superior de su Movimiento Cristiano Liberación y al llamado Proyecto Varela, cuyos pormenores se conocieron gracias al agente Fernando y a otros.
En el diálogo con Bohemia, realizado en una salita del hospital Oncológico, está otro compañero al que Carlos llama Brother (hermano), a quien le pregunta mientras desgrana su relato, si puede contar este u otro detalle. Como Carlos es Fernando, el Brother debería llamarse Reinier, como los protagonistas de En silencio ha tenido que ser, una serie televisa que dan ganas de ver otra vez.
Que le diga así a su Reinier habla de la estrecha relación de trabajo establecida. Y Fernando no tarda en elogiar la atención y el apoyo que le ha brindado, y lo aprendido con él y su equipo de trabajo.
Labor a dúo, anónima y arriesgada, gracias a la cual se ha podido recopilar información para desenmascarar grupúsculos, supuestas organizaciones de derechos humanos, movimientos “pacíficos” y de “reconciliación”, que en realidad son agentes reclutados y pagados por la CIA, aunque para taparse hagan como la gatica de María Ramos. Pero, aquí todo se sabe.
Altas sumas de dólares y euros les reparten a sus súbditos, pero ya no directamente por los diplomáticos yanquis. Para evadir las contundentes denuncias de Cuba, en los últimos años la CIA buscó fórmulas de entregas de dinero mediante premios internacionales, algunos incluso muy reconocidos. Así pretenden esconder cómo les pagan. Y después ¡no quieren ser llamados mercenarios!
Archipagados
“Penetrar en esos grupúsculos es como tejer una telaraña, hilo a hilo, y una información te lleva a la siguiente…”, explica Fernando. Así se vinculó con Elizardo Sánchez Santa Cruz y su Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, y también con Manuel Cuesta Morúa y su Partido Arco Progresista. Juntos participaron en talleres en Cuba y más allá de nuestras fronteras, acerca de cómo formar líderes para el cambio.
“Por ese camino conocí a Laura Tedesco, profesora de la universidad Saint Louis de Madrid, quien trajo la propuesta para un grupo de contrarrevolucionarios de un taller nombrado Cambios para Cuba y el papel de las Fuerzas Armadas en un período de transición, que se haría en 2019. Ya por su título se sabía qué se traían entre manos.
“Yo viajé a ese encuentro dos días antes y estuve en el hospital Gregorio Marañón, como otras veces, lo cual me servía de leyenda para justificar el viaje en mi hospital, y para entrar a la embajada de Estados Unidos a solicitar información previa en su biblioteca.
“Entre los participantes estuvo el dramaturgo Yunior García, evidentemente elegido para seguir el guion como agente para el cambio de régimen. Entre los impulsores figuraba el expresidente Felipe González, y como profesores, dos generales que habían sido subsecretarios de defensa del gobierno chileno de Bachelet y de Rodríguez Zapatero en España”.
Relata el agente que el último día llegó para la conferencia final el académico Richard John –esposo de la Tedesco– de una universidad de Washington, quien explicó cómo la sociedad puede transformar un sistema socio-político, siguiendo la ruta de las llamadas revoluciones de colores. Resulta que el tan John es subordinado del jefe de la CIA, por eso está bien instruido en cómo focalizar y promover los ejes de cambio en los sectores juvenil, de la cultura y la salud, a partir de avivar el descontento.
“Yunior había participado ya en otro taller con el mismo título en 2017 en la universidad argentina de Torcuato. Al finalizar el taller en Madrid él dijo allí que a su regreso a La Habana sería más activo en su crítica y actividad contra el gobierno cubano. Y lo hizo. Ya sabemos de su liderazgo el 27 de noviembre, el 11 de julio frente al ICRT, y el desenlace de su ilegal marcha, que no fue, y su estampida al poner pies en polvorosa”.
¿Muere Fernando?
El ministro de Salud, José Ángel Portal, entregó un reconocimiento al agente Fernando, en un sencillo homenaje a su labor por parte de sus compañeros del Oncológico.
Uno de los días más difíciles vividos por el agente Fernando fue el 25 de noviembre de 2016. Después de la noticia dada a conocer por el general de ejército Raúl Castro, se sumergió en una gran tristeza. “Fidel, el paradigma que nos sujetaba, había partido”, dice. Había estado desde una semana atrás fuera de La Habana en una reunión de contrarrevolucionarios. “Me aparté del grupo, y ví a mi lado a otro que también se alejó, llorando igual que yo”.
— ¿Sería también doble agente?
—No sé, y creo que no lo sabré. Se supone que fuera también contrarrevolucionario. Son cosas que suceden en esta vida y te impactan. Quién sabe qué pensaría él, porque todo quedó ahí.
Otro instante difícil en el que estuvo pensando siempre fue el de enterrar a Fernando. “Alguna vez llegaría la necesidad de ‘quemarme’. Y llegó”. Su Reinier lo llamó y le dijo hay que denunciar quién es Yunior y lo que pretende.
“Mi primer pensamiento fue para mi hijo. Vive fuera de Cuba, y me preocupaba qué diría. Pero me importan los 11 millones de cubanos que necesitaban saber, por lo que había que lanzarse con la verdad para desmontar la maniobra contra la Revolución.
— ¿Cómo reaccionó tu hijo?
—Después de enterarse por las noticias igual que todo el pueblo, hablamos. Me dijo: Papá, yo te amo y admiro las ideas que tú defiendes.
— ¿Qué ha pasado después? ¿Cómo han reaccionado tus vecinos, tus compañeros de trabajo?
“Penetrar en esos grupúsculos es como tejer una telaraña, hilo a hilo, y una información te lleva a la siguiente…”, explica Fernando. Así se vinculó con Elizardo Sánchez Santa Cruz y su Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, y también con Manuel Cuesta Morúa y su Partido Arco Progresista. Juntos participaron en talleres en Cuba y más allá de nuestras fronteras, acerca de cómo formar líderes para el cambio.
“Por ese camino conocí a Laura Tedesco, profesora de la universidad Saint Louis de Madrid, quien trajo la propuesta para un grupo de contrarrevolucionarios de un taller nombrado Cambios para Cuba y el papel de las Fuerzas Armadas en un período de transición, que se haría en 2019. Ya por su título se sabía qué se traían entre manos.
“Yo viajé a ese encuentro dos días antes y estuve en el hospital Gregorio Marañón, como otras veces, lo cual me servía de leyenda para justificar el viaje en mi hospital, y para entrar a la embajada de Estados Unidos a solicitar información previa en su biblioteca.
“Entre los participantes estuvo el dramaturgo Yunior García, evidentemente elegido para seguir el guion como agente para el cambio de régimen. Entre los impulsores figuraba el expresidente Felipe González, y como profesores, dos generales que habían sido subsecretarios de defensa del gobierno chileno de Bachelet y de Rodríguez Zapatero en España”.
Relata el agente que el último día llegó para la conferencia final el académico Richard John –esposo de la Tedesco– de una universidad de Washington, quien explicó cómo la sociedad puede transformar un sistema socio-político, siguiendo la ruta de las llamadas revoluciones de colores. Resulta que el tan John es subordinado del jefe de la CIA, por eso está bien instruido en cómo focalizar y promover los ejes de cambio en los sectores juvenil, de la cultura y la salud, a partir de avivar el descontento.
“Yunior había participado ya en otro taller con el mismo título en 2017 en la universidad argentina de Torcuato. Al finalizar el taller en Madrid él dijo allí que a su regreso a La Habana sería más activo en su crítica y actividad contra el gobierno cubano. Y lo hizo. Ya sabemos de su liderazgo el 27 de noviembre, el 11 de julio frente al ICRT, y el desenlace de su ilegal marcha, que no fue, y su estampida al poner pies en polvorosa”.
¿Muere Fernando?
Uno de los días más difíciles vividos por el agente Fernando fue el 25 de noviembre de 2016. Después de la noticia dada a conocer por el general de ejército Raúl Castro, se sumergió en una gran tristeza. “Fidel, el paradigma que nos sujetaba, había partido”, dice. Había estado desde una semana atrás fuera de La Habana en una reunión de contrarrevolucionarios. “Me aparté del grupo, y ví a mi lado a otro que también se alejó, llorando igual que yo”.
— ¿Sería también doble agente?
—No sé, y creo que no lo sabré. Se supone que fuera también contrarrevolucionario. Son cosas que suceden en esta vida y te impactan. Quién sabe qué pensaría él, porque todo quedó ahí.
Otro instante difícil en el que estuvo pensando siempre fue el de enterrar a Fernando. “Alguna vez llegaría la necesidad de ‘quemarme’. Y llegó”. Su Reinier lo llamó y le dijo hay que denunciar quién es Yunior y lo que pretende.
“Mi primer pensamiento fue para mi hijo. Vive fuera de Cuba, y me preocupaba qué diría. Pero me importan los 11 millones de cubanos que necesitaban saber, por lo que había que lanzarse con la verdad para desmontar la maniobra contra la Revolución.
— ¿Cómo reaccionó tu hijo?
—Después de enterarse por las noticias igual que todo el pueblo, hablamos. Me dijo: Papá, yo te amo y admiro las ideas que tú defiendes.
— ¿Qué ha pasado después? ¿Cómo han reaccionado tus vecinos, tus compañeros de trabajo?
—El apoyo que me han dado me tiene estremecido. Aquí en el hospital nadie sabía de esa labor, y como atender a los pacientes siempre ha sido mi prioridad, muchos vienen, me abrazan y muestran su afecto. Algunos del lado enemigo me han escrito insultándome. Pero me importa nada lo que digan, ni lo que escriben de mí en las redes sociales.
“Una paciente, que ha sobrepasado con creces la esperanza de vida calculada para su enfermedad, me dio una clave importante. Cuando le pregunto qué hace, aparte del tratamiento, para estar bien, me dice: no pienso en lo que tengo”.
En quien sí piensa es en Vilma, la cojita, quien estaría orgullosa del hijo. Y también en un viejo comunista que le enseñó que la Patria no nos debe nada. Nosotros se lo debemos todo. Por eso Fernando y Carlitos seguirán cabalgando juntos.
(Tomado de Bohemia)
Vea además
Breve historia del doctor Carlos antes de ser “Fernando” (+ Podcast)

Leer más »

Cuba necesita y se apoya en sus juristas para crecer

Al asistir este viernes al Consejo Nacional de la Unión de Juristas de Cuba, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó cómo estos profesionales están siendo parte de muchos procesos: «han participado en temas para tomar decisiones a nivel de país»

Leer más »

Tributo cubano a Fidel y a Martí en Venezuela

CARACAS, Venezuela. – Son más de 600 «pedacitos de Cuba» (572 CDI, junto a otros recintos escolares, culturales, escenarios agrícolas, instalaciones energéticas y deportivas), «incrustados» en el cautivador, y a intervalos inhóspito paisaje de este país.
En ellos, 22 000 compatriotas se empeñan procuran sanar, ayudar, producir, enseñar, … en nombre de Cuba, su tierra de héroes, sueños y soñadores; la de un pueblo inmune a los virus divisionistas.
Hasta el 28 de enero próximo se extenderá en Venezuela una jornada especial de trabajo, en marcha desde el pasado día 15, y dedicada por los colaboradores de la Isla en este país, a Martí, Fidel, y el nuevo aniversario del triunfo de la Revolución cubana.  
La reapertura del Complejo Integral de Salud, Salvador Allende, en Caracas, y el remozamiento de otros inmuebles del sector, en los que trabajan o viven nuestros colaboradores aquí, figuran entre las obras concluidas o impulsadas en el período, informó el Doctor Reynol Delfín García, jefe de la Misión Médica en Venezuela.
El programa en curso incluye, entre otras actividades, reconocimientos a internacionalistas con resultados sobresalientes, y el intercambio que 150 jóvenes cubanos, desplegados por la extensa geografía de la Venezuela bolivariana, realizaron en Caracas, en torno al Fidel solidario y a su legado y ejemplo.

Leer más »

Teresa Díaz Canals: lo político en el feminismo cubano

De acuerdo a algunas corrientes teóricas feministas, el espacio político ha sido históricamente un lugar expropiado a mujeres y otros grupos sociales desde la lógica de dominación patriarcal. El feminismo, como movimiento político y social, ofrece reivindicaciones y propone concebir una sociedad fundada a partir de un nuevo tipo de poder, una ética distinta para pensar «lo político» y «la política», nuevas formas de convivencia humana centradas en la equidad de género y justicia social.
La profesora, feminista y ensayista Teresa Díaz Canals, explica cómo se configura este análisis en el marco de la historia del feminismo cubano y los debates políticos actuales.   
¿Qué hemos aportado las mujeres a la política?
Quiero llamar la atención acerca del discurso «La mujer cubana en la vida cultural nacional», pronunciado por Matilde Álvarez Frank en el Club Rotario de La Habana el 18 de agosto de 1955, ante representantes de varias organizaciones femeninas. Hallarlo me ha permitido asumir con más profundidad los vínculos género-nación, género-mundo, género-política. 
Relata Álvarez Frank que en un periódico de Washington del 7 de abril de 1917, un parte explicaba la discusión del gobierno relativa a la participación de EE.UU. en la Primera Guerra Mundial. El resultado de la votación fue de 373 diputados a favor; 48 en contra y 8 abstenciones.
Cuando el Presidente preguntó a la diputada por el Estado de Montana, Miss Jeannette Ramkin, esta, después de titubear dijo con voz débil: «“Estoy dispuesta a apoyar a mi país; pero no puedo votar por la guerra” (y se sentó llorando en el escaño)».
Al divulgarse la noticia por el mundo, un periodista del periódico español El Imparcial indagó con mucha ironía que cómo habían reaccionado los otros diputados presentes en el cónclave, si la habían enviado para su casa a hacer calcetas o se habían puesto sentimentales también. Por su parte, el escritor Julio Cejador respondió que esa congresista estaba allí para hablar y actuar como una mujer.
Aunque por ser mujer nadie es naturalmente «pacífica», es claro que las mujeres desean la paz, no por el hecho de serlo, sino porque son seres humanos. Las lágrimas de Ramkin expresaron (y expresan) el pesar del mundo por tener que ir a una guerra a matar a otros seres humanos, cuando debieran abrazarse.
Miss Jeannette Ramkin
La política feminista no busca construir una comunidad de mujeres, esto lo aclara muy bien la filósofa chilena Alejandra Castillo en su texto Nudos feministas. Las mujeres parecen estar por primera vez avanzando por los caminos de la política. Para entrar en ese mundo deben tener un comportamiento adecuado, cumplir con los mandatos de la feminidad.
A esta manera de ejercer la política, Celia Amorós la denominó «la incompleta investidura», es decir, pareciera que se actúa de modo vacilante. Es un secreto a voces que en este país las que poseen ciertos cargos significativos no pueden hacer absolutamente nada sin contar con la anuencia de las máximas figuras del Partido y el Estado.
En este sentido se ha instaurado el «sistema de cuotas» para supuestamente garantizar igualdad de oportunidades, pero sabemos muy bien que esto necesariamente no garantiza el resultado de la carrera por el poder, de responder a los intereses propiamente femeninos.
¿Cuántas mujeres con cargos políticos y académicos defendieron, por poner un ejemplo, la propuesta de la sociedad civil cubana en las primeras firmas de cuarenta ciudadanas? Algunas abanderadas y teóricas acerca de la violencia sobre las cubanas no apoyaron esta importante iniciativa. Conformaron una comisión, sí, pero mientras tanto, los asesinatos por motivo de género siguen ocurriendo en el país con igual intensidad porque nada ha cambiado.
Este sistema de cuotas, tendría que sustentar también que esas mujeres empoderadas nos representen verdaderamente, para ello deberían tener conocimiento del tema y autonomía. Solo así se lograrán avances significativos en los temas de equidad y respeto a las diferencias. ¿Cuántas mujeres con determinado poder en el país defendieron a las menores presas y a las madres de presos por los acontecimientos del 11 de julio, a las mujeres apresadas injustamente? Si tuvieron opiniones diferentes a las del Partido Comunista, guardaron silencio.
No es defender lo injusto, es defender la verdad. Esa viceministra que un día declaró que los profesores tienen que ser obligatoriamente «revolucionarios», ¿a quién representó? No es precisamente una abanderada de la tesis ética que dice: educar no es adoctrinar.
¿Específicamente qué hemos aportado las mujeres a la política de la nación?
La respuesta a esta pregunta merece un libro extenso. Solo brindaré unas pinceladas. Cuando Cristóbal Colón llegó a Cuba y vio el cabello de las indígenas escribió asombrado en su diario: «como seda de caballo». Ese es el signo de nuestra nación: la fineza y la resistencia de la cola del caballo, semejante al pelo de nuestras indias.
– Gertrudis Gómez de Avellaneda
Una de las precursoras del feminismo en Cuba, en La dama de Amboto denuncia la injusticia por cuestión de sexo. Relata cómo un padre viudo se vuelve a casar y al tener un hijo varón del segundo matrimonio, su hija María Urraca es despojada de su mayorazgo. La Peregrina explica que el sexo femenino era desheredado sin contemplaciones, y cómo la protagonista se rebela en su interior contra la valoración parcializada a favor de la masculinidad.
Gertrudis Gómez de Avellaneda
El Diario de amor es el espejo de su alma y de su moralidad, resumida esta última en dos categorías éticas fundamentales: libertad y amor. Destaca en sus memorias las aspiraciones, su protesta por la división sexista del trabajo y su defensa de la mujer intelectual.
Ni el propio José Martí escapó a una interpretación prejuiciada de la poetisa. De ella dijo que había un hombre altivo, a veces fiero, en su poesía. No entendió la infelicidad de esta mujer y su verdadera grandeza. La comparó con una roca incapaz de sentir dolor humano. Se equivocó en esa valoración, y no decimos lamentablemente porque es lógico que diera, como hijo de su tiempo al fin, esa calificación a una mujer que fue capaz de buscar la felicidad en varios hombres.
– Marta Abreu: grabar lo que se desvanece
Esta cubana contribuyó con dinero a la libertad de su país y se vinculó de manera entrañable a Santa Clara, su ciudad. Le pasó por la cabeza el traslado de la capital al centro del país, empeñada en que esta podía ser la ciudad-familia para desarrollar la cultura, mantener la tradición a través de la defensa de lo verdaderamente auténtico. Si José Lezama Lima fue de La Habana desde la poesía, Marta Abreu fue de Las Villas desde su desprendimiento, desde su generosidad.
No fue una feminista, pero la relación de pareja que tuvo con Luis Estévez, el abogado pobre que conoció en la esquina de su casa de Prado, desde el ámbito de lo social, la podemos comparar como una relación de avanzada desde el género. Ella proponía, imaginaba, decía, su esposo ejecutaba y cuidaba de que sus ideas se hicieran realidad.
Fue amiga, además, de la patriota puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió, a la que entregó dinero para sufragar expediciones hacia la Isla durante la guerra de independencia. Fue Marta y no su esposo quien debió haber sido vicepresidenta del primer gobierno de la República.
– Ana Betancourt: la adelantada de Cuba
Una de las grandes protagonistas en nuestra historia en relación a lo político, que en 1869 rompe con los códigos de subordinación y pide en Guáimaro la igualdad entre hombres y mujeres; Carlos Manuel le expresó en ese momento: «se ha adelantado usted cien años».
– Emilia Casanova: la vehemencia del separatismo
 En la actualidad apenas se rememora esta figura que tuvo mucha relación con el tema político. En 1855 se casa con el autor de Cecilia Valdés, Cirilo Villaverde. En la emigración, los sótanos de su casa fueron depósito de rifles, cartuchos, revólveres, machetes. Muchas de las expediciones de la Guerra de los Diez Años salieron de allí. En 1868 —cuando comenzó la contienda— Emilia bordó una bandera igual a la de Narciso López y se la envió a Carlos Manuel de Céspedes. Se adelantó a los hechos, todavía no había sido adoptada como definitiva. A partir de esa fecha y hasta la Protesta de Baraguá, vistió uniforme semimilitar, una casaca de mangas anchas, saya de color azul.

En 1869 fundó la Liga de las Hijas de Cuba, primera sociedad de mujeres para recaudar fondos para la guerra. También ayudó a Calixto García en su expedición en 1880 para la Guerra Chiquita. Cuando José Martí fundó en 1892 el Partido Revolucionario Cubano, Emilia, de sesenta años, le remitió una carta apoyando el acontecimiento. Fundó el Club José María Aguirre y llevó a Máximo Gómez en 1894.
– Dulce María Borrero
Formó parte de una valiosa familia desde el punto de vista intelectual. Pero ¿quién fue por sí misma? ¿Qué representa esta mujer apenas recordada? ¿Qué aportes hizo a su país y a la historia del pensamiento feminista cubano?
Estos tiempos que requieren revivir ideas que perfilen y reinventen de nuevo la nación, es parte del fragmento que nos falta. En ciencias sociales el conocimiento siempre es recomienzo.
Dulce María y su familia vivieron exiliados los últimos años del siglo XIX. Se trasladan a Key West (Cayo Hueso), lugar que se convirtió en un símbolo de la emigración cubana. Las mujeres de la familia cosían ropa para los insurrectos y recogían fondos para la revolución.
Después del nacimiento de la república llevó a cabo una actividad intensa. En tertulias que tuvieron lugar entre 1902 y 1906, Dulce María establece relaciones de amistad con políticos, intelectuales y científicos. Es una teórica que se introduce en el movimiento político-social de su época.
Fue una de las organizadoras del homenaje del Club Femenino de Cuba a la escritora y feminista uruguaya Paulina Luissi, donde se produjo la Protesta de los Trece, primer acto público de desmarque de la juventud intelectual respecto a la corrupción política gubernamental. Lejos de oponerse a la interrupción de la actividad, Dulce María plantea: «[…] tanto vicio antiguo […] y tanto vicio reciente se debate la patria moribunda […] parece como que se borra y extingue la fisonomía moral, el carácter peculiar de un pueblo admirable y de su ayer glorioso». 
Dulce María Borrero
¿Qué implicaciones tiene pensar la política desde una perspectiva feminista?
Pensar la política desde una perspectiva feminista significaría una política realmente inclusiva que desarrollará una praxis de la diferencia. La gran novedad del orden democrático es que ha de ser creado entre todos los seres humanos que integran la sociedad.
El movimiento de las mujeres, que rápidamente se tradujo en la aparición de los feminismos, supone el reconocimiento de la pluralidad, del desacuerdo enriquecedor. Estimo que sería pertinente estudiar la idea de la filósofa española María Zambrano acerca de la metáfora del corazón, porque argumenta que el sentimiento también es conocimiento.
Aunque ella no se reconocía como feminista, las feministas contemporáneas debieran enarbolar esta tesis en la formación de las nuevas generaciones, para que al poder lleguen personas con mayor sensibilidad. Un gobierno con determinada sensibilidad no estaría pensando en un festival de San Remo, fiesta y pachanga, mientras un pueblo enferma y muere por falta de medicinas y alimentos.
Otro aspecto importante en este tema feminismo/política: no es posible elegirse a sí mismo como persona sin elegir, al mismo tiempo, a los demás.  Los demás son todos los seres humanos. El feminismo también es una ética y la ética es un anhelo, un deseo de que el horror terrenal no tenga la última palabra.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.