HAVANA CLIMA

Che sentó las relaciones entre India y Cuba

Nueva Delhi, 9 oct (Prensa Latina) El legendario Ernesto ‘Che’ Guevara viajó en 1959 a la India para sentar las bases de las relaciones diplomáticas con Cuba, que tuvieron expresión en la amistad entre los líderes Fidel Castro e Indira Gandhi.
A la sazón, después del triunfo de la Revolución cubana, el mítico jefe guerrillero encabezó una delegación diplomática de la isla caribeña a varios países de África y Asia.

El héroe rebelde arribó la noche del 30 de junio al aeropuerto de Palam de Nueva Delhi, actual Aeropuerto Internacional Indira Gandhi, y junto a sus compañeros fue llevado al Hotel Ashok, en la localidad de Chanakyapuri, en esta...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Gobierno de Venezuela afirma que “ataque” dejó sin electricidad a la capital

Este jueves se registró un “desprendimiento” de líneas de alta tensión que dejó sin electricidad a varios sectores de la capital venezolana.El gobierno aseguró que el sistema eléctrico del país fue víctima de un “ataque”. Néstor Reverol, ministro de Energía dijo: “Queremos informar a todo el pueblo venezolano que ha ocurrido un nuevo ataque al sistema eléctrico nacional, en este caso (…) un desprendimiento en la línea 1 y 2 de la línea 69 Kb de Papelón Convento, aquí en el Distrito Capital”, comunicó al canal estatal VTV.
El ministro detalló que el apagón solo afectó a un 30 por ciento de la capital. Más tarde varias zonas de Caracas recuperaron el servicio eléctrico, declaró el funcionario.
“Afortunadamente gracias a la reacción inmediata de nuestra fuerza trabajadora (…) hemos recuperado ya casi el 90 por ciento de la carga”, agregó Reverol, quien relató que el desprendimiento de las líneas de alta tensión produjo un amago de incendio que fue controlado por los bomberos.
El ministro aseguró que “Un equipo especial” de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) estaba en el lugar investigando.
Por su parte, Reverol seguirá denunciando la “desestabilización sistemática” del sistema eléctrico como parte de un boicot de “personas inescrupulosas que pretenden crear caos y malestar en la población”.
El servicio eléctrico nacional está estabilizado y “no hay ninguna afectación nacional”, tranquilizó el ministro.
Medios que registraron los hechos destacaron que zonas del estado Zulia, al noroeste del país, se encontraban sin servicio eléctrico, también la ciudad de Valencia registró fallos eléctricos.
Desde hace más de una década, Venezuela presenta constantes fallos eléctricos, sin embargo, estos se han hecho más frecuentes en los últimos tres años.

Leer más »

Vamos a jugar “a las bolas”

Aviso de spoiler: uno de los capítulos más desgarradores de la serie “El juego del calamar” —exitazo actual de Netflix que se ha convertido ya en el contenido más visto de la historia de esa plataforma—, sucede alrededor de un juego de canicas o de bolas, como le llamamos en Cuba a uno de los pasatiempos infantiles más populares y antiguos del mundo.Con todas las reflexiones que podamos hacer y, a pesar de todas las angustias que provoca el drama surcoreano, ver en escena un juego de bolas me retrotrajo a mi infancia. En particular, la escena en la que uno de los protagonistas, el anciano Oh Il-nam le dice al joven Gi-hun, mientras le entrega su última canica, que lo ha engañado para quedarse con todas las canicas y, así, sobrevivir: “no te preocupes. Te la doy porque eres mi mejor amigo”.Esas bolas, esferas de vidrios de colores, son parte de mi barrio, del momento de compartir con mis amiguitos cuando en el jardín de Pepa, una vecina, nos juntábamos los pequeños de la cuadra a jugar a las canicas. También son los recreos en mi primaria, cuando sonaba el timbre y salíamos disparados al patio a sumergirnos en un cuadrado de tierra, en una especie de campeonato de bolas con diferentes especialidades y estilos.La exaltación por volver a ver un juego de canicas hizo me hizo comentar esos recuerdos por WhatsApp con un grupo de amigos con los que compartí la universidad y muchas aventuras en Cuba.Para mi sorpresa, lo que pudo haber sido un mensaje superfluo se convirtió en un disparador de anécdotas. Mis amigos y yo, que andamos diseminados por el mundo y ya entramos en los cuarenta, volvimos a ser chicos y, de cierta manera, a jugar a las bolas desde nuestras remembranzas.PublicidadPaco, que vive en Holguín, mandó un audio emocionado donde relataba sus hazañas como gran jugador de bolas. También desempolvó detalles del pasatiempo y sus variantes.Recordó que, antes de comenzar a jugar, se buscaba un lugar con tierra firme. Un territorio de unos pocos metros, lo más plano posible. De esa forma era cotidiano ver bandadas de muchachos “usurpando” jardines, patios y hasta las supuestas “áreas verdes” de cualquier parque.Mi amigo nos brindó otro detalle. Entre los jugadores se ponían de acuerdo si la contienda era “a la verdad”, donde de ganar te quedabas con las canicas del contrincante o “a la mentira”, donde nadie corría el riesgo de perder sus bolas.Valentín, que también vive en Holguín y Yuri, en Argentina, confiesan que su pasión por las bolas les duró hasta los tiempos del Servicio Militar Obligatorio, pues, en los momentos de descanso en la Unidad Militar, mataban su tiempo jugando al “Cuarta y tao”. Este juego es una de las variantes del pasatiempo y consiste en lanzar la bola para tratar de darle a la del contrario. De no ser posible, podías quedar hasta una cuarta de la bola oponente y ahí asestar. “Tao” sería la onomatopeya del choque entre las canicas.“La ollita”, era otra manera muy popular de jugar a las bolas. Se trazaba una línea de salida y a un par de metros de distancia se pintaba un círculo donde cada jugador deposita algunas bolas propias. Desde la línea se turnan para lanzar una bola y quien sacara más de esa imaginaria “olla”, era el ganador.Parecido era “El huequito”, donde, en vez de sacar las bolas del círculo, se intentaba meterlas en un orificio.Otro era “Los seis hoyos”. Se cavaban seis agujeros en la tierra, a un par de metros de distancia entre sí, y vencía el primer jugador que lograba completar el recorrido para colar la bola en todos los huecos.El más complejo de todos era “El cuadrado”. Transcurre dentro de esa figura geométrica y el fin es impactar la bola contraria en tres oportunidades para sacarla del perímetro delimitado. Se dispara siempre desde las líneas del cuadrado.Existen varios estilos de lanzamiento de una canica. La manera más conocida consiste en colocar la bola entre la yema del dedo índice y la falange del pulgar, doblado y apretado por el dedo del medio. Al palanquear con fuerza el pulgar sale con velocidad la bola. Otra forma es poner la bola en el dedo del medio, entre la uña y la yema del pulgar y, asemejando un fundíbulo, esa arma de asedio de la Edad Media que lanzaba piedras para derribar murallas.Las canicas se clasifican de acuerdo con el material de su elaboración, su tamaño y características. De hecho, en unas excavaciones arqueológicas en Egipto, en la tumba de un niño presumiblemente del año 3000 a.C., encontraron junto a otras ofrendas unas pequeñas esferas de barro que pudieran ser las primeras canicas de la que se tenga evidencia. En Cuba, como en casi todos los países, las bolas conocidas y populares son las de vidrio, con aletas de colores en su interior.Entre mis amigos, Carlos Alberto —que vive en Miami—, rememoró en nuestro intercambio vía Whatsapp la variedad de bolas existentes, sus rangos de jerarquía y que, en nuestra infancia, las canicas se guardaban en una media vieja. “Mi madre me regañaba porque siempre mis soquetes eran impares”, soltó.Entre las bolas más conocidas están la tricolor, las de color entero, de tres colores y dos aletas en su dibujo interior y unas muy cotizadas de porcelana, en colores, llamadas maricuchi.“Tenías siempre una bola preferida, casi siempre la más nueva, con la que hacías los disparos. Esa, de mayor jerarquía sobre las demás y la más cuidada, se llamaba ‘Tiro’. Las de cuatro aletas eran superiores a la de tres”, detalla Amelito, que vive en Brasil y cuenta que tenía “los mejores tiros de mi barrio, en La Aduana, en Holguín. Es más, todavía existe una de esas bolas preciadas. Un tiro negro hermoso. Una reliquia que ahora es de mi pequeño hijo”, confiesa.También estaba “la canica de las mil batallas”, la más vapuleada en los certámenes. Es toda chasqueada y rajada, la que nadie quería. A la llena de mellas, que casi había perdido su forma redonda y valor, se le denominaba “cascajo”. Esa era la primera que se ponía en disputa, delante de todas, para aguantar la embestida de las bolas contrincantes. Y era esa la única bola que te dejaban cuando el contrario te “arruchaba las bolas”, frase típica del argot del juego, cuando te las ganaban todas.Una particularidad es que jugar a las bolas en mi infancia era un pasatiempo patriarcal. A las niñas nunca les regalaron canicas y trompos. Tampoco un guante ni un bate de pelota. Para ellas eran la suiza y los yaquis. Por suerte se van rompiendo estos estereotipos y en la serie de “El juego del calamar” aunque mucha sangre, en el juego de canicas, también hay paridad de géneros.En otro momento ver un juego de bolas en una película hubiese pasado desapercibido, pero en estos tiempos, donde los infantes pasan casi todas sus horas de entretenimiento frente a una pantalla, nos ha disparado a mis amigos y a mí, la añoranza de tiempos felices.

Leer más »

Regime Change in Cuba with Support from a Foreign Power

Fidel Castro with Anastas Mikoyan during a visit to Cuba in 1966. (TASS)
14ymedio, Reinaldo Escobar, Havana, November 13, 2021 — Those who want to extract the country from the anomaly in which it has found itself for more than six decades are accused of trying to bring about regime change with the support of a foreign power.
Throughout Cuban history there have been numerous changes of government but only three have resulted in regime change. All had the participation or support of foreign powers.
The first and most obvious was the violent eradication of the indigenous community, the archipelago’s original inhabitants, by Spanish conquistadors, who established colonial rule.
The second was the rise of the Republic, which resulted from long years of war for independence culminating in intervention by the United States, which imposed the provisions of the Platt Amendment.
The third regime change formally took place on April 16, 1961 when, in front of a group of his armed followers, Fidel Castro announced the revolution was a socialist one. In his speech he declared, “We will defend this socialist revolution with rifles.” Rifles that — along with mortars, canons and tanks — flowed into the country from the Soviet Union, a foreign power whose history and culture we did not share.
Though Castro made his “proclamation” on that date, the turnaround had begun taking shape a year earlier. On February 4, 1960, Soviet Deputy Premier Anastas Mikoyan travelled to Cuba under the guise of opening an exhibition. During his visit, the first commercial agreement between Cuba and the USSR was signed. It involved the purchase of sugar, the sale of petroleum and machinery, and a loan of 100 million dollars.
Young Cubans still believed in Fidel but a visit by Soviet Deputy Premier Anastas Mikoyan raised their suspicions. (Courtesy of Alberto Muller)
The presence of Mikoyan, the man associated with the bloody suppression of the 1956 Hungarian revolt, disturbed many anti-communists. After the Soviet leader laid a wreath adorned with a hammer and sickle at the base of a statue of Jose Marti in Central Park, dozens of students from the University of Havana protested by trying to replace the wreath with one displaying the Cuban flag. The peaceful demonstration, the first organized display of opposition since 1959, was violently suppressed by police. About twenty people were detained.
Suspicions that Mikoyan’s presence in Havana was a portent of a communist future alarmed many. But skeptics thought that impossible. Just fifty-two days earlier, when he was testifying at the trial of Commander Huber Matos, Fidel Castro said that the greatest crime the defendant had committed was “to slander the revolution by calling it communist.”
Although the revolution’s confiscatory ambitions had already been demonstrated, particularly after the agrarian reform law which broke up large land holdings, the process accelerated after the Soviet official’s visit, notably with the decision to confiscate the property of those who had decided to go into exile.
Diplomatic relations with Moscow were restored in May 1960. Two months later American-owned Texaco and Esso oil refineries were confiscated as were those owned by Royal Dutch Shell. In August, American telephone and electricity companies along with thirty-six sugar refineries were nationalized. Finally, on October 13, all Cuban and foreign banks (though not Canadian banks) suffered the same fate, as did 382 other large companies that operated textile mills, railways, cinemas, department stores and breweries.
By the end of 1960, Cuba had established diplomatic relations with three other countries: China, North Korea and Vietnam.
In September 1960 Nikita Khruschev visited Fidel Castro at his hotel in New York several days after Castro had attended the annual session of the United Nations General Assembly. Ten days earlier, the Soviet cargo ship Ilya Mietriov, under the command of Adolf Matiukin, had offloaded military supplies that would later be used by militiamen loyal to Castro at the Bay of Pigs.
A policeman fires shots into the air to break up a group of demonstrators offended by a wreath with a hammer and sickle laid at the base of a statue of Jose Marti. (Courtesy of Alberto Muller)
The cargo included the heavy T-34 tank, in which Fidel Castro arrived at the combat zone. Also included was an Su-100 tank from which, legend has it, the Cuban commander-in-chief attacked the Houston, a ship loaded with supplies intended for the men of Brigade 2506.
The invasion force was made up of Cuban exiles supported by the U.S. government who claimed their goal was to restore the 1940 Cuban constitution and prevent a communist takeover of Cuba. Official propanda labeled their efforts as nothing more than an attempt to “recover their properties.”
The process of expropriation that culminated in 1960 mortally wounded Cuban capitalism, which had thrived on the island for fifty-seven years, and represented a political and economic transition to socialism, with the unbridled support of the Soviet Union.
Fidel Castro’s formal proclamation on April 16, 1961 did not follow the protocol such a transformative action required. It was not preceded by debates among parliamentarians (nothing resembling a parliament even existed), it was not discussed among party leaders (a political organization had not yet been created), there was no discussion in the press (all publications were in government hands) and it was not submitted to a referendum. It was done as an irrevocable decision announced in front of his armed followers (something which bears repeating).
Documents have not been declassified that might show the regime change was “cooked up” in Moscow. But the time span between Mikoyan’s visit in February 1960 and Castro’’s to the Soviet Union in July of that year, when an arms deal was finalized, suggests the Cuban side had to provide guarantees that the military equipment would be in good hands.
It is hard to ignore the enormous weight Soviet support had on regime change in Cuba in the 1960s.
Accusations now being made by those in power that anyone who advocates for democracy on the island is supported by “Yankee imperialists” are a reminder that this caricature of socialism was imposed on Cuba with economic and military support from a foreign power — and an imperial power at that — thousands of miles away, with an ideology that does not reflect our traditions.
The decision to seek closer ties to that power affected relations with the United States and Latin American countries, and threatened world peace. It also forced hundreds of thousands of Cubans to flee the country and left the majority of the country mired in poverty.
____________
COLLABORATE WITH OUR WORK: The 14ymedio team is committed to practicing serious journalism that reflects Cuba’s reality in all its depth. Thank you for joining us on this long journey. We invite you to continue supporting us by becoming a member of 14ymedio now. Together we can continue transforming journalism in Cuba.

Leer más »

Actor cubano Abel Rodríguez fallece en Miami, a los 50 años

El actor cubano Abel Rodríguez falleció este viernes en Miami, Estados Unidos, a los 50 años de edad, según confirmaron colegas y familiares en redes sociales. El deceso se debe a complicaciones en una salud ya deteriorada.Desde 2004 se radicó en Colombia, donde desarrolló su carrera en la televisión y donde algunos medios los recuerdan por sus «impecables papeles como villano». En 2016 estableció residencia en Miami.El programa Bravissimo citytv, uno de los espacios colombianos que lo tuvo como invitado, lo presentó alguna vez como: “un hombre alegre, apasionado por la actuación y la dirección de actores que su gran sueño es tener su propia productora. Un cubano enamorado de Colombia, un hombre sensible que puede llorar con facilidad”.Nacido en una familia ligada al cine —su padre fue productor del Noticiero ICAIC Latinoamericano—, Rodríguez se identificó con la actuación desde su adolescencia, por lo que estudió la carrera en la Escuela Nacional de Arte.Según sus datos biográficos, realizó su debut como actor con el grupo de teatro Rita Montaner, donde trabajó dos años, y más tarde se incorporó a la compañía El Público.Llegó a la gran pantalla con buena aceptación del público y crítica, y ganó el premio a Mejor Actor de Reparto en el Festival de Cine de La Habana de 2003 gracias a la interpretación de uno de los personajes del filme Roble de olor.Aunque el mayor reconocimiento del público cubano lo alcanzó gracias a su aparición en la telenovela Salir de noche, en la que interpretó un joven pintor, talentoso y de buenos sentimientos, tal como describen sus amigos al verdadero Abel Rodríguez.PublicidadSegún una Nota publicada en El Espectador, el canal RCN lo llevó a Colombia en 2004 como protagonista de la novela La viuda de la mafia, uno de sus grandes éxitos nacionales. Con el canal firmó un contrato por 5 años.En construcción…

Leer más »

La apropiación de conocimientos y los beneficios del Big Pharma en tiempos del coronavirus

El saber, los descubrimientos científicos, los procedimientos técnicos deberían constituir un bien común de la humanidad. Cuanto más se extendió el capitalismo, más favoreció la apropiación privada de los conocimientos y de las técnicas, especialmente por medio del sistema de patentes. Porque el gran capital no solo no comparte los conocimientos sino que se los apropia y luego el público los ha de pagar. El gran capital acapara los resultados de las investigaciones efectuadas en universidades o en centros de investigación públicos. También patenta las semillas que son el resultado de múltiples selecciones realizadas a los largo de los siglos por los campesinos y campesinas. Como ejemplo, la firma Del Monte, del agronegocio, hizo patentar tomates producidos por las poblaciones de los Andes, y ahora pretende hacerles pagar un derecho sobre sus semillas.Cuando la Organización Mundial del Comercio se estableció en 1995, el Acuerdo sobre los derechos de propiedad intelectual relativos al comercio (ADPIC) (en inglés TRIP’s, Trade Related Intelectual Property Rights) permitió que las grandes empresas capitalistas reforzaran su poder. Ese acuerdo concierne a ámbitos tan diversificados como son la programación informática y el diseño de circuitos impresos, los productos farmacéuticos y los cultivos transgénicos. Define unas normas mínimas sobre las patentes, los derechos de autor, las marcas comerciales y los secretos de fabricación. Esas normas las genera la legislación de los países industrializados e imponen, por lo tanto, a todos los miembros de la OMC el tipo y nivel de protección de esos mismos países.
Esas normas son netamente más estrictas que la legislación vigente en la mayoría de países en desarrollo antes de su adhesión a la OMC, y entran, a menudo, en conflicto con los intereses y necesidades propias de esos países. Es posible obligar a un país a aplicar el acuerdo ADPIC de la OMC por medio del sistema integrado de arreglo de diferencias. En la práctica, eso significa que si un país no respeta sus obligaciones en materia de derechos de propiedad intelectual, puede que se le impongan sanciones comerciales, y eso constituye una seria amenaza.
El FMI, el Banco Mundial y las grandes potencias utilizaron toda su influencia, especialmente mediante su calidad de acreedores, para obligar a los países en desarrollo reacios a respetar el acuerdo ADPIC. Más aún, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países ricos consiguieron acuerdos bilaterales que ofrecen una protección de sus patentes todavía más estricta que las «normas mínimas» definidas en el acuerdo ADPIC: son las normas «ADPIC más». En el seno del comité ADPIC de la OMC, desde 2020, varias grandes potencias, entre las cuales la Unión Europea, el Reino Unido y Japón se oponen al levantamiento temporario de las patentes sobre las diferentes vacunas contra el coronavirus (Covid-19) (véase más adelante). Por su parte, el gobierno de Biden, que había anunciado en mayo de 2021 que era favorable al levantamiento temporario de dichas patentes, hasta ahora no ha hecho nada en concreto para hacer avanzar ese tema. La razón principal reside en el hecho de que esas patentes son la fuente de enormes beneficios para las grandes firmas farmacéuticas privadas. Estas industrias están protegidas y favorecidas por gobiernos que les permiten abusar de su posición.
Como escribe Peter Rossman: “Las empresas farmacéuticas financiarizadas deben considerarse como organizaciones que gestionan sus operaciones en términos de un conjunto de activos financieros más que activos físicos. Su principal activo financiero está constituido por las patentes, que generan el 80 % de sus beneficios”.
Rossman precisa que: “En 1980, Estados Unidos adoptó una ley que autorizaba a las pequeñas empresas y a las universidades patentar sus invenciones desarrolladas con fondos públicos. Antes, esas invenciones o descubrimientos iban automáticamente al gobierno que los concedía, bajo licencia, a fabricantes de productos genéricos, o estaban directamente introducidas en el dominio público. Las universidades y los jóvenes emprendedores están ahora integrados en un complejo de conocimientos dirigido por las empresas. La ‘transferencia de tecnología’ transformó la investigación pública en patentes privadas”. [1]
Rossman prosigue: “las empresas están cada vez más financiarizadas, reduciendo los gastos ligados a las capacidades de producción, a los empleados e incluso a la I+D, con el fin de liberar liquidez para distribuir entre los accionistas bajo forma de dividendos y realizando recompras de acciones. [2] En dos de las mayores empresas, Pfizer y Johnson &Johnson, los gastos ligados a la recompra de acciones y a los dividendos entre 2006 y 2015 superaron sus ingresos netos totales.
Estas dos empresas apuntaron hacia el mercado de préstamos para financiar los crecientes rendimientos de los inversores y de sus altos ejecutivos, utilizando los activos de propiedad intelectual como garantía.” Durante ese período de 2006-2015, Pfizer pagó 131.000 millones de dólares a sus accionistas, al mismo tiempo que gastaba 82.000 millones de dólares en I+D. [3]
Desde la extensión de la pandemia a todo el mundo, el debate sobre las patentes se volvió fundamental. En el seno de la OMC, 62 países, liderados por India y Sudáfrica, propusieron el 2 de octubre 2020 la renuncia a las obligaciones de los Estados miembros con respecto al acuerdo ADPIC, y que esa determinación se aplicara a todos los productos necesarios a la prevención, el confinamiento y el tratamiento de la Covid-19. La propuesta quedó bloqueada en la OMC, especialmente por la posición de la Comisión Europea que rechazó adherirse a la opinión del Parlamento Europeo, aunque éste había votado dos veces a favor de la retirada de las patentes sobre las vacunas. [4] En septiembre 2021, 105 países apoyaban la propuesta de la India y de Sudáfrica. [5]
Es una cuestión literalmente vital. Si se mantienen las patentes, una gran parte de la población de los países del Sur global que desee vacunarse no lo podrá hacer, ya que no tendrá acceso a esas vacunes en unos plazos razonables. En agosto de 2021, menos del 2 % de los 1.300 millones de habitantes de África tenían la pauta de vacunación completa, cuando en Europa occidental, Estados Unidos y Canadá era del 60 %. Con fecha de junio de 2021, de las 2.295 millones de las dosis administradas en el mundo un cuarto fue administrado en los países del G7, donde vive solamente el 10 % de la población mundial. Según los datos recogidos por un grupo de investigadores de la universidad de Oxford, en septiembre de 2021, únicamente el 2,1 % de la población de los 27 países más pobres habían recibido una dosis de una vacuna contra la Covid-19. [6] Y solo el 0,3 % fue a los países de ingresos bajos, según la OMS, aunque en ellos vivan cerca de 700 millones de personas.
Según Amnistía Internacional, menos del 1 % de la población recibió dos dosis de vacuna en dichos países. Siguiendo con el informe publicado por esa organización el 22 de septiembre de 2021, sobre los 5.760 millones de dosis inyectadas, solamente el 0,3 % fue en los países de ingresos bajos. [7] En ese informe con título sugestivo, «Una doble dosis de desigualdad», AI denuncia el comportamiento de las 6 grandes compañías privadas que producen la mayoría de las vacunas anticovid en los países ricos (Astra Zeneca, BioNTech, Johnson&Johnson, Moderna, Novavax y Pfizer). Según Amnistía: «Esas seis empresas, al mando del despliegue de vacunas contra la Covid-19, alimentan una crisis de derechos humanos sin precedentes al negarse a renunciar a sus derechos de propiedad intelectual y compartir su tecnología, y además, la mayoría de esas industrias farmacéuticas se abstienen de enviar vacunas a los países pobres.» [8]
COVAX no es la solución
Los gobiernos de los países del Sur deberán endeudarse si quieren ver a su población vacunada, ya que las iniciativas del tipo COVAX son totalmente insuficientes y consolidan la influencia del sector privado. COVAX está codirigido por tres entidades: 1. La Alianza GAVI, una estructura privada en la que participan empresas y Estados. 2. La Coalición para las innovaciones sobre la preparación a las epidemias (CEPI), que es otra estructura privada en la que participan igualmente firmas capitalistas y Estados. 3. La Organización Mundial de la Salud, OMS, que es una agencia especializada de las Naciones Unidas.
Entre las empresas que financian e influyen en GAVI se encuentran, especialmente, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Fundación Rockefeller, Blackberry, Coca Cola, Google, la Federación internacional de comercialización de productos farmacéuticos (International Federation of Pharmaceutical Wholesalers), el banco español CaixaBank, el banco UBS (principal banco suizo privado y el mayor banco de gestión de fortunas en el mundo), las sociedades financieras Mastercard y Visa, el constructor de motores para aviones Pratt & Whitney, la firma multinacional estadounidense especializada en los bienes de consumo corrientes (higiene general y personal) Procter & Gamble, la multinacional agroalimentaria neerlando-británica Unilever, la sociedad petrolera Shell International, la firma sueca de streaming musical Spotify, la firma china TikTok, la compañía de automóviles Toyota,… [https://www.gavi.org/investing-ga” target=”_blank” rel=”nofollow noopener noreferrer” >9]
La segunda estructura que codirige COVAX es la Coalición para las innovaciones sobre la preparación para las epidemias (CEPI), que fue fundada en Davos en 2017, con ocasión de una reunión del Foro Económico Mundial. Entre las sociedades privadas que financian e influyen fuertemente en el CEPI, encontramos, otra vez, a la Fundación Bill & Melinda Gates, que invirtió 460 millones de dólares.
La composición de la iniciativa COVAX nos dice mucho sobre la renuncia de los Estados y de la OMS a responsabilizarse de la lucha contra la pandemia en particular y con respecto a la salud pública en general. Eso se enmarca en la ola de neoliberalismo que inunda el planeta desde los años 1980. El Secretario General de las Naciones Unidas así como las direcciones de las agencias especializadas del sistema de la ONU (por ejemplo la OMS encargada de la salud y la FAO encargada de la agricultura y de la alimentación) sufrieron una fuerte evolución, en la mala dirección, durante los últimos treinta o cuarenta años. Desde esa época se remitieron cada vez más a la iniciativa privada dirigida por un número restringido de grandes empresas de acción planetaria. Los jefes de Estado y de gobierno tomaron el mismo camino. Podríamos decir que son los gobiernos los que tomaron la iniciativa pero, al hacerlo, se aceptó que esas grandes empresas se vean asociadas a las decisiones, y salgan favorecidas en las opciones elegidas. [10]
Recordemos que hace más de 20 años que los investigadores y las investigadoras y los movimientos sociales, especializados en el ámbito de la salud, propusieron que las administraciones públicas invirtieran dinero suficiente para producir medicamentos eficaces y vacunas contra los diferentes virus de «nueva generación» ligados al aumento de las zoonosis. Una gran mayoría de Estados prefirió remitirse para ese problema al sector privado, permitiéndole tener acceso a los resultados de investigaciones realizadas por organismos públicos, cuando, en realidad, lo necesario era invertir directamente en la producción de vacunas y de tratamientos en el marco de un servicio público de salud.
Ya lo hemos visto: la iniciativa COVAX no constituye en absoluto una solución. COVAX había prometido suministrar, antes del final de 2021, 2.000 millones de dosis a los países del Sur que las pidieran y que estén asociados a la iniciativa. En realidad, se constató que a principios de septiembre de 2021, solamente 243 millones de dosis fueron enviadas al Sur. [11] Así que, como consecuencia, el objetivo de los 2.000 millones de dosis se retrasa al primer semestre de 2022.
Todas las grandes potencias del Norte no cumplieron las promesas que habían hecho. Por ejemplo: La Unión Europea se había comprometido a librar 200 millones de dosis a los países más pobres antes del final de 2021, pero, hasta ahora solo se envió unos 20 millones, como lo reconoció el martes 7 de septiembre de 2021, Clement Beaune, secretario de Estado encargado de los Asuntos europeos dentro del gobierno francés. [12]
C-TAP (Covid-19 Technology Access Pool, en castellano Grupo de acceso a las tecnologías contra la Covid-19) es otra iniciativa decepcionante tomada por la OMS. C-TAP incluye los mismos protagonistas que COVAX. Fue creada para poner en común la propiedad intelectual, los datos y los procedimientos de fabricación, alentando a las firmas farmacéuticas poseedoras de patentes a conceder a otras compañías el derecho de producir vacunas, medicamentos o tratamientos, facilitando la transferencia de tecnología. Ahora bien, hasta hoy, ningún fabricante de vacunas compartió sus patentes o sus conocimientos por medio del C-TAP. [13]
Frente al fracaso de COVAX y de C-TAP, los y las firmantes del manifiesto ¡Acabemos con el sistema de patentes privadas!, lanzado por el CADTM en mayo de 2021 tienen razón en afirmar que: «Iniciativas como COVAX y C-TAP fracasaron lamentablemente, no solo debido a su falta de adecuación, sino, sobre todo, porque responden al fracaso del sistema actual de gobernanza mundial por parte de iniciativas en las que los países ricos y las multinacionales, a menudo bajo la forma de fundaciones, tratan de remodelar el orden mundial a su gusto. La filantropía y las iniciativas público-privadas en pleno auge no son la solución. Y todavía lo son menos frente a los retos planetarios actuales en un mundo dominado por Estados e industrias guiadas solamente por la ley del mercado y el máximo beneficio.» [14] Volveremos sobre las alternativas en la segunda parte de esta serie.
Los ingresos brutos y los beneficios netos que están acaparando las industrias del Big pharma gracias a las patentes son escandalosos. Según el informe de Amnistía Internacional citado antes, tres de las seis grandes firmas producen vacunas anticovid. «BioNTech, Moderna y Pfizer tendrían que obtener 130.000 millones de dólares USD de recaudación desde hoy a fines de 2022» Esa cantidad es dos veces y medio el Producto Interior Bruto de la República Democrática del Congo, que cuenta con 100 millones de habitantes. Otra comparación: 130.000 millones de dólares son 20 veces el presupuesto de la RDC para el año 2021. Esa suma de 130.000 millones de dólares equivale a 2/3 del presupuesto total de la Unión Europea para el año 2021. 130.000 millones de dólares son 10 veces el presupuesto de salud de India del año fiscal 2020-2021. [15]
Aproximadamente, el coste de producción de una dosis de vacuna anticovid varía entre 1 y 2 euros, mientras que los gobiernos del Norte la compran a un precio entre 10 y 20 veces mayor. [16] Así es como Pfizer vende una dosis al Estado de Israel por 23 euros y a la Unión Europea por 19,50 euros.Hay que señalar que el precio pagado por la Comisión Europea por una dosis de vacuna Pfizer pasó de 15,50 a 19,50 euros entre fines de 2020 y el verano de 2021. La vacuna de Moderna, que costaba 19 euros pasó a 21,5 euros. [17] Y esos aumentos se producen cuando los costes de producción están disminuyendo, ya que cuando aumenta la producción el coste unitario se reduce.
La industria farmacéutica quiere hacernos creer que sus patentes y sus beneficios son indispensables `para la investigación y la salud humana. Pero el proceso de Pretoria, en 2001, ¡demuestra lo contrario! Son capaces de aceptar cientos de miles de muertos con tal de defender sus beneficios y sus patentes. Sudáfrica había votado en 1997 una ley que le daba la posibilidad de hacer importaciones paralelas, de licencias obligatorias o de sustitución por genéricos frente a la urgencia del sida. Los 39 mayores grupos farmacéuticos mundiales atacaron esa ley en 1998. Según el Big Pharma esa ley contravenía los derechos de exclusividad conferidos por las patentes. Una vigorosa movilización de organizaciones sudafricanas, entre las cuales la TAC, Treatment Action Campaign, extendida a todo el mundo por campañas de petición y de denuncia, en particular, por Médicos sin fronteras, Aides, Act-Up, demostró que privados de un tratamiento antiviral desde el bloqueo de esa ley, 400.000 habitantes de Sudáfrica habían muerto de VIH. Ante el escándalo mundial, los laboratorios se vieron obligados a retirar su denuncia en pleno proceso. En esa ocasión, el derecho a la salud prevaleció sobre el derecho de las patentes. [18] Un ejemplo a seguir en estos tiempos de Covid.

[2] La recompra de acciones reducen la cantidad de acciones en circulación, y eso aumenta el beneficio por acción. Las recompras aumentan la remuneración de los dirigentes, cuyo principal componente reside en las opciones de compra de acciones. Entre 2006 y 2015, las 18 mayores sociedades farmacéuticas de Estados Unidos distribuyeron el 99 % de sus beneficios a los accionistas, de las que la mitad en forma de recompras. Abordé la cuestión de las recompras de acciones y de la distribución de dividendos en Estados Unidos en el artículo: Éric Toussaint, «La montaña de deudas privadas de las empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera», publicado el 13 de abril de 2019., 15480
[3] Las cifras citadas por Rossman provienen de Lazonick et al.:« “US Pharma’s Financialized Business Model” Institute for New Economic Thinking, julio de 2017. https://www.ineteconomics.org/uploads/papers/WP_60-Lazonick-et-al-US-Pharma-Business-Model.pdf.
[4] Miguel Urbán Crespo, Beatriz Ortiz Martínez, «Que por primera vez haya un texto europarlamentario exigiendo suspender las patentes condiciona a la UE», 19904
[5] Amnesty International, «Covid-19. Il est temps que les États qui bloquent la proposition de dérogation à l’Accord sur les ADPIC appuient la levée des restrictions», publicado el 1 de octubre 2021, https://www.amnesty.org/fr/latest/news/2021/10/covid-19-time-for-countries-blocking-trips-waiver-to-support-lifting-of-restrictions-2/
[6] Our World in Data, Coronavirus (Covid-19) Vaccinations – Statistics and Research – (Nuestro mundo en datos, coronavirus (Covid-19), vacunaciones, estadísticas e investigaciones). https://ourworldindata.org/covid-vaccinations. Según los datos recogidos por el equipo de la Universidad de Oxford, que elabora esta web, se muestran algunos ejemplos de países donde el porcentaje de vacunación es inferior al 2% en septiembre de 2021: 1,6% de la población en Zambia, 1,6% en Níger, 1,5% en Somalia, 1,5% en Malí, 1,4% en Sudán, 1,4% en Camerún, 1% en Yemen, 0,69% en Madagascar, 0,58% en Chad, 0,57% en Tanzania, 0,11% en la República Demócratica del Congo.
[7] EURACTIV.fr, «Covid-19 : les laboratoires pharmaceutiques empêchent un accès au vaccin équitable, selon Amnesty International», publié le 22 septembre 2021, https://www.euractiv.fr/section/sante-modes-de-vie/news/covid-19-les-laboratoires-pharmaceutiques-empechent-lacces-au-vaccin-dans-les-pays-en-voie-de-developpement-selon-amnesty-international/ En castellano, se remite a la nota 8
[8] Informe de Amnistía Internacional del 22 de septiembre de 2021 sobre la industria farmacéutica y la vacunación anticovid. https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/un-nuevo-informe-muestra-que-las-principales-empresas-farmaceuticas-que-desarrollan-las-vacunas-contra-la-covid-19-avivan-una-crisis-sin-precedente-de-derechos-humanos/Ver la versión completa en inglés: https://www.amnesty.be/IMG/pdf/20210922_rapport_vaccins.pdf
[9] GAVI, Donors profiles (Perfiles de donantes) , https://www.gavi.org/investing-gavi/funding/donor-profiles (lista de donantes)
[10] En el momento en que se escriben estas líneas se da por finalizada una Cumbre alimentaria convocada por las Naciones Unidas. Las grandes empresas del agroalimentario fueron invitadas y tuvieron un rol importante cuando esas empresas son parte de la causa y no de la solución a la crisis alimentaria y a la crisis ecológica, y eso lo denuncian una serie de movimientos. Véase CCFD-Terre Solidaire; Food system Summit: alerte sur un sommet coopté par le secteur (…)https://ccfd-terresolidaire.org/nos-publications/edm/2021/317-juin-2021/food-system-summit-7109. Véase también en inglés: The Guardian, ‘Corporate colonization’: small producers boycott UN food summit [Colonización por las corporaciones : Los pequeños productores boicotean la Cumbre alimentaria de la ONU. https://www.theguardian.com/environment/2021/sep/23/small-producers-boycott-un-food-summit-corporate-interests Podéis ver también la emisión de televisión que Democracynow.org desde New York dedicó a esa cumbre : https://www.democracynow.org/shows/2021/9/23
[11] Véase la página 5 del informe de Amnistía Internacional, https://doc.es.amnesty.org/ms-opac/doc?q=*%3A*&start=0&rows=1&sort=fecha%20desc&fq=norm&fv=*&fo=and&fq=mssearch_fld13&fv=POL40470421&fo=and&fq=mssearch_mlt98&fv=gseg01&fo=and. Se puede descargar el documento completo en esta página.
[12] Europa ante la Covid. ¡Cuántas dosis han prometido los países de la UE a Covax? Por ahora la UE solo ha librado 20 millones de dosis. https://www.lavanguardia.com/vida/20210913/7709017/dosis-han-prometido-paises-ue-covax.html
[13] Idem. Nota 10.
[14] Extracto del Manifiesto «Acabemos con el sistema de patentes privadas» ¡Acabemos con el sistema de patentes privadas! (cadtm.org)
[15] Esas comparaciones son responsabilidad del autor de este artículo. Para la RDC : https://www.financialafrik.com/2021/01/02/rdc-promulgation-de-la-loi-de-finances-gestion-2021/, para el presupuesto de la UE: Presupuesto anual de la UE para 2021, para el presupuesto de sanidad de India en 2020-2021 https://www.eldiario.es/economia/india-presenta-presupuesto-aumento-137-gasto-sanidad_1_7182915.html
[16] Mathilde Damgé, «Covid-19: comprendre le prix d’un vaccin, de la recherche au flacon.» Le Monde, publicado el 9de junio de 2021.https://www.lemonde.fr/les-decodeurs/article/2021/06/09/covid-19-de-la-recherche-au-flacon-comprendre-le-prix-d-un-vaccin_6083481_4355770.html
[17] La crisis del coronavirus: Pfizer y Moderna incrementan el precios de las vacunas para Europa. https://elpais.com/sociedad/2021-08-01/pfizer-y-moderna-incrementan-el-precio-de-las-vacunas-para-la-union-europea.html

(Tomado de CADTM)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.