#ReportajesEspeciales

Los intocables de Trust Investing 

LA HABANA, Cuba. – Que un tal Ricardo Martínez Rosales sea uno de los más de 100 000 “trusters” cubanos quizás no llame la atención de mucha gente, pero descubrir que es nieto del general de División Ulises Rosales del Toro —uno de los hombres más cercanos y fieles a Raúl Castro— e hijo de Perla Rosa Rosales Aguirreurreta, actual directora de la Oficina del Historiador de La Habana y, por tanto, sustituta de Eusebio Leal, es un dato a tener en cuenta. 
Más cuando el régimen cubano, de manera inesperada, le declara la guerra a Trust Investing y manda a la cárcel a algunos de sus principales gestores en Cuba, entre ellos el iniciador Ruslan Concepción.
Pero, a diferencia de los pocos encerrados a la espera de juicio, después del congelamiento de sus cuentas bancarias y el decomiso de efectivo y propiedades, Ricardo Martínez Rosales no ha sido molestado por la Policía. Es más, ni se ha tomado la molestia de retirar de su perfil de Facebook el enlace a su cuenta activa de Trust Investing donde se identifica como el usuario “rickkyyy728”.
Ricardo Martínez Rosales, hijo de Perla Rosales, es el usuario Rickyyy728 en Trust Investing (Cortesía/Captura de su página de Facebook)
Tampoco su primo Marcos Machado Rosales —hijo de Zulema Rosales, hermana de Perla Rosa y, por demás, sobrino-nieto de José Ramón Machado Ventura— se ha apartado de Trust Investing, no obstante, a diferencia de “Ricky” ha mantenido su identidad como “truster” mejor protegida bajo otros nombres falsos en las redes sociales y sus correspondientes chats privados, desde los que, al parecer, ha continuado invitando a su círculo cercano de amigos a que participen de este bróker, señalado en varias ocasiones como una estafa al estilo de un esquema Ponzi pero más sofisticado.
De acuerdo con información ofrecida a CubaNet por fuentes cercanas a la familia Rosales, fue mediante la invitación del primo Marcos Machado, identificado en Trust Investing como “powermark32” y con la categoría gremial de “Maneger”, que tanto Ricardo Martínez Rosales como los primos Raúl Rosales y Daniel Machado (este último nacido en Rusia y en la actualidad residente en Dinamarca), se unieron a la empresa gestora de criptoactivos que tantas alarmas ha generado en los últimos meses en la Isla.
Otras fuentes consultadas por nuestro medio, asociadas directamente a Trust Investing y que por tanto han solicitado la protección de sus identidades, han confirmado que sus primeros vínculos con la empresa registrada en Panamá y Lituania por los brasileños residentes en España Diego Chaves y Fabiano de Lima —aunque sin una sede física en ninguno de esos países— se debieron a invitaciones recibidas tanto de parte de Ricardo Martínez Rosales como de sus primos Marcos y Raúl, quienes presumiblemente se habrían unido al negocio antes de septiembre de 2019, habiendo alcanzado la categoría de “team leader” ese mismo año, y la de “Maneger” en febrero de 2020.
Ricardo Martínez Rosales (Foto: Facebook)
“Compré mi primer paquete en septiembre de 2019 por invitación de Marquito. Recuerdo que fue en septiembre porque hubo una actividad de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) en el teatro por el inicio del curso”, asegura una de las fuentes, estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) en aquel momento, al igual que Marcos Machado Rosales.
Además, agrega: “Uno o dos meses antes entró (a Trust Investing) la que era mi jevita (novia), que estudiaba en la CUJAE y después se fue para el ISRI (Instituto Superior de Relaciones Internacionales) (…). Fue invitada a través del grupo de Facebook (de estudiantes y graduados del ISRI) por Raúl (Rosales) que todavía no era “Maneger”, eso apenas empezaba en Cuba (…). Que yo sepa entramos (a Trust Investing) como unos 20 de la UCI, todos más o menos del mismo año (curso). En ningún momento vimos peligro, las charlas se hacían en la UCI sin ningún secreto, a veces hasta en el mismo salón de la FEU (Federación Estudiantil Universitaria) porque para nosotros eso era algo legal, vaya, yo y otros más habíamos sido invitados por gente que se supone que no se enreden en nada ilegal. Nada más legal que ser familia de un tipo que está bien parado aquí (…). Lo que pasó es que después no supimos nada de Trust Investing, no tuvimos acceso a la cuenta, a mi jevita le pasó lo mismo. Tuvimos que volver a entrar con otro sponsor porque a todo el que entró con ellos le pasó algo raro con la cuenta”.
Marcos Machado (Foto: Facebook)
“La primera charla fue en el Club de Computación de Playa a la que fue Richard (Ricardo Martínez Rosales)”, afirma otra de las fuentes entrevistadas por CubaNet. “Después se hizo otra mayor, parecía un congreso, había más de 100 trusters, en el Palacio Central (de la Computación), así que no había de qué preocuparse (…). Si las reuniones eran en esos lugares es porque el Gobierno sabía y las aprobaba (…), ya Machadito (Marcos) era ‘Team Leader’, creo que desde febrero (de 2020), y allí también estaban el primo (Raúl) (…). Recuerdo que estaban otros hijitos de papá (…), estaba Alejandrito Maciques (nieto de Abraham Maciques, amigo de Fidel Castro y presidente del Grupo Empresarial Palco). ¿Quién iba a pensar que después meterían preso a Ruslan (Concepción)? A esas reuniones iba gente del Banco, del Partido. Todavía no entiendo qué pasó”, afirma la fuente.
Aunque tanto Ricardo Martínez Rosales como Marcos Machado Rosales reaccionaron en algunas ocasiones a las primeras publicaciones de Ruslan Concepción en redes sociales sobre Trust Investing (entre los meses de junio-julio de 2019), e igual se consideraban parte de la “familia” de Trust Investing, no fue a través de Ruslan, señalado por los medios como el principal gestor de la compañía en la Isla, que ellos abrieron sus cuentas y líneas de trabajo sino que, de acuerdo con información ofrecida por varias fuentes vinculadas directamente a Trust Investing en Cuba, lo hicieron de manera individual, con sponsors extranjeros, como una más de las tantas redes de trusters independientes que existen en la Isla, además de la de Ruslan Concepción, pero pudiera ser interesante que solo esta última es la única que ha sido desactivada por la Policía, mientras todas las demás continúan activas y promoviéndose en redes sociales.
Raúl Rosales de vacaciones (Foto tomada de Facebook)
El propio Ruslan Concepción —entre los trusters mejor calificados en una comunidad que abarca más de 90 países y con más de medio millón de miembros en todo el orbe—, advertía desde su cuenta de Facebook, el 20 de enero de 2021 (solo unos meses antes de su encarcelamiento), que la suya no era “la única red que existe en Cuba de Trust Investing” y que, “lamentablemente” existían otros patrocinadores que, a diferencia de él, solo estaban “interesados en meter gente y cobrar comisiones y no hacen correctamente su trabajo”.
También, en la misma publicación, Concepción apuntaba sobre personas que se registraban solo con familiares o amigos y hasta con enlaces “que ni saben de quiénes son o andan buscando y cazando perdidamente derrame con otros líderes internacionales con los cuales ni se comunican o simplemente buscan en YouTube un link de referido para no darle comisiones al cubano que le habló del negocio”, dejándonos ver cuán ramificada, fragmentada y llena de conflictos de intereses estaba la comunidad en ese momento previo a su detención, frente a la imagen de cofradía única, liderada por una sola persona, que han proyectado incluso los medios oficialistas. 
Entonces, ¿la detención de Ruslan Concepción, identificado como director general de la compañía en Cuba, se trata de una redada contra Trust Investing o, teniendo en cuenta tan notables y masivas excepciones, estaríamos en presencia de un ajuste de cuentas? ¿Es Ruslan Concepción el chivo expiatorio de un negocio que al régimen (o a cierta facción al interior de este) se le ha ido de las manos, más cuando influencers y medios independientes comenzaron a hablar de la probable participación de funcionarios del Gobierno en Trust Investing?
La familia Rosales-Machado ha aportado más de un miembro a Trust Investing (Foto tomada del perfil en Facebook de Daniel Machado)
Trust Investing en Cuba: Más de lo que el régimen quiere que veamos
Tomando por ciertas las cifras divulgadas por el propio Ruslan Concepción, además de la posición tercera que ocupó Cuba en el Top 20 de 2021 de Trust Investing —solo por debajo de España y Brasil— la enigmática empresa presumiblemente ha llegado a agrupar a más de 100 000 personas dentro de la Isla. 
Lo que comenzó Ruslan Concepción en Las Tunas en junio de 2019, cuando solo era un simple “Líder de Expansión” y no el “Regional Director” del negocio (aunque él desde el principio se presentaba como tal en redes sociales), también tuvo resonancias en otros lugares, sobre todo en la CUJAE y en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), desde donde se crearon otras líneas independientes con otros líderes de expansión, todos pioneros en la exploración de las criptomonedas en Cuba.
“La primera charla (a la que asistí) fue en noviembre de 2019”, asegura Yohana, graduada de la Universidad de Ciencias Informáticas y actualmente categorizada como “Regional Director” de Trust Investing.
“Se hizo en uno de los laboratorios y en la introducción se proyectó el video de una conferencia de Ruslan en Las Tunas. Después un profesor explicó lo que era (…). Hay estudiantes que ya veníamos trabajando con las criptomonedas y puedo decir que todos nos unimos a Trust Investing de inmediato porque no vimos nada raro. En eso había profesores, los hay. A una conferencia de 2020 se invitó a un funcionario del Ministerio de Economía y dio muy buena explicación; incluso después Díaz-Canel habló del interés de Cuba en las criptomonedas, y en las redes sociales todo lo que hacíamos se exponía de modo muy transparente porque de hecho nunca ha habido una queja, todo el mundo está muy contento, todo el mundo ha estado recibiendo sus pagos, sin problemas”, afirma Yohana, que a raíz de la detención de Ruslan Concepción decidió desactivar sus cuentas en redes sociales y trabajar desde el anonimato en grupos privados.
“Creo que con lo de Ruslan Concepción no hubo un ajuste de cuentas. Solo recogieron un poco de cuerda”, opina la misma joven informática. “Cortaron la cabeza más visible para desviar la atención. De todos modos, tomamos precauciones porque si hay algo claro es que al Gobierno le molesta mucho que los cubanos tengamos independencia financiera, y cuando empezó lo de Trust Investing eran dos o tres pero ya cuando arrestan a Ruslan eran miles de personas dentro de Cuba ganando más de 300 dólares mensuales por una actividad que ellos no pueden regular ni pueden rastrear al detalle ―no como quisieran― como hacen con una paladar o con una mula (contrabandista)”, afirma Yohana.
Invitación al primer encuentro de Trust Investing en Cuba circulada en redes sociales (Cortesía)
El primer evento de Trust Investing-Cuba se celebró el domingo 13 de octubre de 2019 en los salones de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, en su sede de Las Tunas. Los conversatorios estuvieron a cargo de Ruslan Concepción, en aquel momento “Líder de Expansión” del negocio en la Isla, mientras el presentador fue Ramiro Mejías Rodríguez, quien se desempeñaba en el territorio como especialista en soporte informático de ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.), ambos actualmente en vías ser procesados por “actividad económica y enriquecimiento ilícitos”.
No obstante, para algunos de los “trusters fundadores”, había una intención del Gobierno de promover la empresa, incentivar la participación pero desde los espacios de la oficialidad. 
“(Los dirigentes cubanos) vieron el filón de oro, pero no previeron que se saliera de los espacios que ellos pretendían establecer para controlar”, afirma Josué, ingeniero graduado de la CUJAE y “maneger” de Trust Investing.
En los grupos de “trusters” en Whatsapp abunda este tipo de publicación de agradecimiento a Trust Investing (Cortesía/Captura de pantalla)
“Fue dejar correr la bola a ver el tamaño que cogía. Todos los que comenzamos éramos graduados de Informática o de otras ingenierías. Había trabajadores de ETECSA, del Banco, directivos. Había hasta un sobrino de Fidel, un nieto de Machado Ventura. (…) Cuando Diego (Chaves) y Fabiano (de Lima) (CEO y director de marketing de Trust Investing, respectivamente) visitaron La Habana en 2019 se reunieron con mucha gente, dieron charlas en hoteles que se divulgaron en internet sin problema, desde las páginas de los Joven Club (administrados por la Unión de Jóvenes Comunistas). Todo pasó sin temor al éxito, como se dice por ahí. (…) Es que en realidad no hay una figura en el Código Penal cubano para procesar la actividad como delito. No hay ninguna mención a las actividades con criptomonedas. Creo que todo explotó cuando el Gobierno empezó a darse cuenta de que crecía el número de cubanos con altos ingresos a partir de la actividad, gente que no depende de un empleo estatal, que goza de independencia financiera. Le cogieron miedo a tanta gente independizándose de toda esa baba que es el Gobierno. No hay nada más peligroso para ellos que la gente dejando de depender de un salario. Ese es el verdadero fin”, asegura Josué, miembro del grupo Intelcont Investing, que agrupa a centenares de trusters en La Habana.  
Reunión de un grupo de Trust Investing en un Joven Club de Computación (Foto: Cortesía)
En octubre de 2019, desde su página de Facebook, Ruslan Concepción se refirió a la independencia financiera y la prosperidad que proveería su emprendimiento. En un inicio apenas habló de un antes y un después para la “historia de Cuba”, basado en la independencia económica de los ciudadanos con respecto al Estado, pero su discurso no habría causado el temor de otras publicaciones posteriores.
Otras declaraciones en la misma red social, como las de octubre de 2020, donde habla de “romper barreras, limitaciones y obstáculos que siempre hemos tenido”, haciendo referencias al bloqueo interno del Partido Comunista de Cuba, al parecer comenzaron a levantar ronchas en algunos personajes del régimen. 
Estafa o no, los cubanos han visto oportunidades en Trust Investing (Publicación en grupo privado de WhatsApp/Cortesía)
Entrevistada por CubaNet bajo la condición de anonimato, una fuente del Ministerio de Economía de Cuba, vinculada directamente al tema de las criptomonedas y, por tanto, conocedora de cuanto está relacionado con Trust Investing, asegura que los “pecados” de Ruslan Concepción fueron “hablar demasiado” y su “vanidad”.
“Creo que no entendió su papel. La vanidad y la ingenuidad no lo dejaron ver dónde se estaba metiendo, creyó que había llegado ahí por su habilidad y no porque lo dejaron llegar (…). En Cuba hay un vacío legal para procesar todo cuanto tiene que ver con criptomonedas, de modo que no pasaba nada dándole alas a un experimento económico más en un momento en que todas las medidas que se toman son desesperadas (…). (El Gobierno) no iba a participar de manera directa en una empresa que es a las claras un esquema Ponzi, como jamás ha abierto una cuenta ni ha creado una empresa en un paraíso fiscal porque para eso tiene la gente que lo hace, a veces sin saber que lo hacen. Gente en Cuba que no saben que son directivos de una empresa en Panamá o en Reino Unido. Firman un papel aquí, otro allá y no pasa nada, no saben nada. Aquí firmamos sin leer. (…) Ruslán comenzó a sentirse demasiado independiente, a hablar cosas que no se deben hablar. Y con él miles de seguidores con ingresos mensuales de más de 1 000 dólares como bonificación. Una locura en Cuba. Y para rematar llegó la pandemia que los tiene locos buscando dinero debajo de las piedras (…). No van a acabar con Trust Investing porque sigue generando dinero en un momento en que no llega por ningún lado, y hay mucha gente intocable metida en eso (…). Ruslan es como el Ochoa de los 90. Había que cortar una cabeza para cerrar algunas bocas”, afirma el funcionario.
Como director nacional, Ruslan Concepción recibía una considerable bonificación mensual (Foto: Facebook)
Trust Investing: No importa otra estafa más
Como Director Nacional de Trust Investing, grado que alcanzó en julio de 2020, Ruslan Concepción comenzó a recibir una bonificación mensual de 3 000 dólares, además de las ganancias de su participación que, en apenas dos años, basados en las declaraciones públicas del propio Ruslan Concepción, se estima superaron el millón de dólares, una fortuna que, en el contexto cubano desbordado de penurias, estimulaba el esfuerzo en algunos de los competidores, pero en opinión de algunos, consecuente con el lado más vil de la naturaleza humana, también el recelo y la envidia. 
“No creo que a un régimen que estafa a sus médicos quitándoles el salario de las misiones y que vende los donativos le importe una estafa más o una menos”, opina Aura, joven médica cubana y, además, “team leader” de Trust Investing. 
Aunque señalada como estafa en varios países, Trust Investing es vista en Cuba como la oportunidad de properidad que no brinda el régimen a los cubanos (Foto tomada de Facebook)
“Creo que hay mucha envidia en lo que pasó con Ruslan (…). Envidia de otros trusters y envidia hasta del Gobierno. ¿Un tipo con un millón de dólares en el bolsillo? Eso (el Gobierno) no lo iban a permitir. Trust Investing le ha resuelto la vida a mucha gente  en Cuba que no veía salida por ninguna parte. Yo misma, médica, con una especialidad, he tenido que meterme en esto para poder salir adelante. Será una estafa, será lo que digan, pero el hecho es que está resolviendo a mucha gente que igual se siente estafada por el Gobierno. Si hay que escoger, bueno. Ruslan fue el chivo expiatorio, pero ninguno de los tipos que todo el mundo sabe que están metidos en esto (Trust Investing), y bien metidos, a ninguno les han tocado un pelo”, denuncia Aura. 
El 29 de marzo de 2021 Ruslan Concepción, conocido como el usuario “liberfinanzas21” en Trust Investing, anunció en su cuenta de Facebook que iba a por su primer diamante en la compañía, una inversión de rango superior no alcanzada por ningún otro cubano, pero exactamente al mes siguiente fue detenido por la Policía en el aeropuerto de La Habana cuando pretendía viajar a Rusia con su familia.
Detienen por actividad económica ilícita a director de Trust Investing en Cuba

Se estima que, en abril de este año, de los cerca de 500 000 trusters que existen hoy en el mundo, unos 190 000 serían cubanos. En noviembre de 2020, según estadísticas de Google Trends, el país de América Latina más interesado en Bitcoin era Cuba. Por ejemplo, el término “comprar Bitcoin” había alcanzado un puntaje de 100, siendo el más alto que se otorga, mientras países como Argentina y Venezuela, grandes compradores de criptoactivos, no superaban los 30 puntos. Por otra parte, la búsqueda en internet del término “Bitcoin” situaba a la Isla en el quinto puesto global, con 48 puntos. 
Se calcula que más de 100 000 cubanos sean parte de Trust Investing (Foto: Internet)
Aunque se especula que la empresa dejará de promoverse en 2024 —fecha en la cual sus directivos volverán a ser privados sin ofrecer razones sobre esta decisión—, en Cuba, además de la prosperidad financiera que ha proporcionado, Trust Investing ha ido ganando en importancia no solo como un mecanismo de inversión y una asociación independiente sino también como un facilitador de pagos online que abarca desde reservas de hoteles con criptomonedas, adquisición de servicios de Spotify, Netflix, AppStore, Google Play, compras en Amazon, Ebay, AliExpress, recarga de celulares de Cubacel e incluso la conversión de los activos digitales en MLC directo a una tarjeta del Banco Nacional de Cuba.
Señalada como bróker fraudulento en países como Panamá y España, Trust Investing se describe a sí misma en su página web como un gestor de monedas digitales con sede en Estonia, con divisiones dentro de la propia compañía como Trust Wine, comercializadora de vinos españoles; Trust Travel Club, para el turismo pagado con Bitcoin; Trust Diamond, basada en la extracción de activos preciosos como el oro y los diamantes, y Truster Coin, para la creación de su propia moneda digital.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading