empresa estatal socialista

Dos nuevas medidas para dinamizar a la empresa estatal socialista (+Video)

Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación. Foto: Estudios Revolución  

Dos medidas aprobadas para seguir transformando a la empresa estatal fueron presentadas por el vice primer ministro, Alejandro Gil Fernández, bajo el planteamiento de que esta es el sujeto principal de nuestro modelo económico.
Estas dos medidas, acotó, están sujetas también a la elaboración de normas jurídicas que se encuentran en un proceso de conciliación: una elimina la obligación de utilizar la escala salarial para el pago del salario en las empresas estatales, y la otra se refiere al diseño de cómo funcionará una micro, una pequeña y una mediana empresa estatal en su estructura jurídica y su relación con su dueño.
Durante su intervención en el espacio televisivo Mesa Redonda, el también titular de Economía y Planificación reiteró que, recientemente, en sesión del Consejo de Ministros, se aprobó el proceso de perfeccionamiento de los actores económicos, que incluye al sector estatal y al sector no estatal.
Gil Fernández comentó que, en el caso de la primera medida, correspondiente al perfeccionamiento del sistema de retribución por el trabajo aportado –cómo se cobra el salario en la empresa estatal socialista– «hemos venido dando pasos con la modificación del sistema de pago. Se incorporó la distribución de la utilidad como ingreso móvil de los trabajadores y fuimos flexibilizando el proceso de distribución de las utilidades, entre otras, para potenciar un mayor vínculo entre el resultado del trabajo y el salario percibido por los trabajadores».
De igual forma, acotó, hemos venido avanzando, a tono con los acuerdos del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, de remover la empresa estatal socialista, y «hemos llegado a un consenso en el Gobierno sobre una medida de la cual no se tienen antecedentes, que consiste en eliminar la obligación de la escala salarial para el pago de salario en las empresas estatales».
Precisó que esta es una medida de gran calado, de profundidad, que dota de mayor autonomía y responsabilidad a la dirección de la empresa estatal, a partir del fondo salarial que se establece. Agregó que se analizó con la academia, se evaluaron los riesgos y se prevé «que tenga un impacto muy favorable en el sector estatal empresarial, y debemos ir poco a poco».
En este sentido, agregó que deben ser empresas que tengan una contabilidad, una organización, un desarrollo en la gestión de los recursos humanos y un control interno adecuado, que permitan ir probando y después generalizar, con la pretensión de llegar a todas, pero «no estamos contra el reloj».
Aclaró que esta medida no se hace «para que a partir del día en que la empresa entre en el sistema todos los trabajadores ganen más, pues seguirá bajo el mismo principio de que se gana más mientras más riqueza se crea, más eficiente se es y mientras más se aporte al Estado, con un patrón de razonabilidad y sentido económico».
El Vice primer ministro recalcó que, para este proceso, el director de la empresa tendrá que diseñar su sistema de pago con el consejo de dirección, en intercambio con la sección sindical.
Cuando se habla del perfeccionamiento y ampliación del trabajo en el sector no estatal, señaló, una de las indicaciones es no descuidar la empresa estatal desde el punto de vista de la autonomía, pues tenemos que ir en paralelo.
En el sector no estatal hay determinada libertad para fijar la cuantía del dinero que se paga a los trabajadores, un proceso que, con esta medida, se incorporará en la gestión del funcionamiento de la empresa estatal socialista.
El Vice primer ministro explicó que «tenemos que crear las condiciones. Riesgos existen, pero en la visión de estremecer la empresa, el hacer cosas diferentes que tengan impacto».
HACER MÁS FLEXIBLES LAS MICRO, PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS
La segunda medida, enfatizó, tiene que ver con la manera de operar las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme) en el sector estatal, como parte también del fortalecimiento de la empresa estatal socialista.
Destacó que, en el caso de la Mipyme no estatal, el «dueño» es una persona natural, mientras que en la Mipyme sería el Estado, que tiene que hacerse representar por una persona jurídica».
Gil Fernández comentó que, «hemos evaluado varias alternativas y esto se hará a través de unidades presupuestadas, empresas, organizaciones superiores de dirección empresarial, centros científicos y universidades que puedan actuar como socios de Mipymes estatales.
Nuestra concepción de la Mipyme no es de subsistencia, manifestó, sino una empresa que tenga un alto valor agregado con nivel profesional y «el sector estatal lo estamos concibiendo con esa premisa».
Destacó que, «al identificar un dueño de la Mipyme estatal, estamos llevando a la práctica una concepción que es la separación de funciones entre la propiedad y la gestión, proceso bien definido, que se llevará a cabo aplicando el diseño de propietario y la función de la Mipyme estatal con autonomía en su gestión».
Estas dos medidas, que están en la agenda del Gobierno, van a aportar a la empresa estatal socialista mayor dinamismo, y «vamos a avanzar en ese papel dominante que tiene que jugar en nuestro modelo económico».
CUESTIONES JURÍDICAS A IMPLEMENTAR
En el caso de las normas jurídicas que amparan estas medidas, el Vice primer ministro precisó que hay seis decretos-leyes, un decreto y 16 resoluciones que competen a ocho organismos.
Precisó que, «estamos en la recta final del proceso de conciliación de las normas, emisión de las mismas, capacitación y el diseño de implementación de la Mipyme, el trabajo por cuenta propia como lo hemos concebido, y las cooperativas agropecuarias».
Recalcó que están creadas las condiciones para concluir, en las próximas semanas, el proceso de circulación y, una vez que termine el mismo, irán al Consejo de Estado, para, en lo que resta del mes de julio, poder estar en capacidad de terminar este proceso.
Acotó que este paquete de medidas evidencia la voluntad política de avanzar en la agenda del Gobierno, la cual impulsa las transformaciones para bien de la economía.
[embedded content]

Continue Reading

Anuncia gobierno cubano nuevas medidas para la Empresa Estatal Socialista

El viceprimer ministro cubano y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández. (Foto: Estudios Revolución)

Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, anunció en el espacio televisivo de la Mesa Redonda dos medidas a aplicar en la Empresa Estatal Socialista, considerada como el sujeto principal del modelo económico cubano y a tono con la importancia de adoptar decisiones que promuevan en ese sector una mayor eficiencia y autonomía.

Gil Hernández dijo que una primera medida responde también al mandato del reciente Octavo Congreso del Partido, que planteó la necesidad de remover la Empresa Estatal y que se hiciera sentir su impacto en la economía cubana.

Informó @AlejandroGilF que se iniciará un proceso gradual para un conjunto de empresas seleccionadas, con un control interno adecuado, de implementación de escalas propias de salario para estas, como parte de sus ingresos.#Cuba no tiene experiencias anteriores en esto.@MEP_CUBA pic.twitter.com/xf3eNYz4vn— Mesa Redonda (@mesaredondacuba) July 14, 2021

Una medida, enunció, tiene que ver con el perfeccionamiento del sistema de retribución por el trabajo aportado, de cómo se cobra el salario en la Empresa Estatal Socialista; al tiempo que recordó: “hemos venido dando pasos sobre esto, hicimos la modificación de los sistemas de pago, incorporamos la distribución de utilidades como ingreso móvil de los trabajadores, quitamos los limites en las utilidades y en el vínculo por el cumplimiento de los indicadores directivos del plan de la economía”, señaló.

“Hemos dado un paso —aseguró— sobre el cual no tenemos antecedentes en el país, y consiste en eliminar la obligación de utilizar la escala salarial para el pago del salario en las empresas estatales; una medida de gran calado, de profundidad, que dota de mucha autonomía y responsabilidad a la dirección de la empresa”, declaró Gil Fernández.

Explicó, más adelante, que la entidad tendrá un fondo de salario aprobado y la dirección contará con la la autonomía necesaria para distribuirlo en correspondencia con las diferentes plazas, actividades y profesiones del personal que tiene la empresa.

Destacó que en la medida han participado la Academia, grupos de trabajo, y se han evaluado los riesgos. “Consideramos que debe tener un impacto favorable en el sector empresarial estatal y tenemos que ir poco a poco”, subrayó.

VPM y Ministro del @MEP_CUBA , @AlejandroGilF 🗣️ Hemos llegado al concenso en el gobierno de dar un paso: eliminar las obligaciones de usar la escala salarial en la empresa estatal. pic.twitter.com/NtYdMk3eZ9— Ministerio de Economía y Planificación de Cuba (@MEP_CUBA) July 14, 2021

“Es una decisión, aclaró, en la cual vamos a iniciar con una gradualidad, empezar por un conjunto de empresas, hay que crear condiciones, ser empresas que tengan una Contabilidad, que tengan una organización, un desarrollo en la gestión de los recursos humanos y un control interno adecuados, que nos permita dar este paso, ir probando, y generalizarlo después gradualmente al resto de la economía, pero la intención es llegar a todas las empresas estatales”, significó.

Asimismo, señaló, que esto no se hace para a partir del día que la empresa entra en el sistema los trabajadores ganen más; hay un fondo de salario y hay un compromiso con el dueño y una utilidad que cumplir, por lo tanto, seguirá bajo un mismo principio de que se gana más, mientras más riquezas se generen, mientras más eficiente se es, mientras más se aporte al Estado”, acotó.

El Viceprimer Ministro calificó la medida como una transformación audaz y expresó que hay confianza en que puede dinamizar la empresa estatal y ponerla en mejores condiciones, afirmó.

El también Ministro de Economía y Planificación informó que la segunda medida que se implementa tiene que ver con la manera de operar y funcionar la micro, pequeña y mediana empresa estatal, como parte del fortalecimiento, dijo, de ese actor principal de la economía.

Gil Fernández se refirió a que estas estructuras empresariales serán representadas por una entidad jurídica, una persona jurídica, y es una medida en la que estamos también innovando; “es una experiencia muy cubana”, aseguró.

“La concepción de estas empresas no es de subsistencia, es que tenga un alto valor agregado, que pueda tener un potencial profesional, que pueda servir en este sentido”, dijo.

En relación con la entrada en el escenario económico de estas nuevas estructuras empresariales, Gil Fernández destacó que se está llevando a la práctica una concepción que es la separación de funciones entre la propiedad y la gestión, algo que está bien definido en la Conceptualización del Modelo Económico Cubano”, manifestó.

También informó que se trabaja en los pasos finales de la divulgación de las normas jurídicas y su consulta a los ministerios para su corrección final, previa presentación para su aprobación por el Consejo de Estado.

“Estas nuevas medidas, señaló, van a aportar a la Empresa Estatal Socialista mayor dinamismo, flexibilidad, capacidad y vamos a avanzar en ese papel predominante que tiene que jugar la empresa estatal en nuestro modelo económico”.

Continue Reading