emprende

Fórum intercambia criterios sobre educación emprendedora en Cuba

En su primera edición, este encuentro busca visibilizar fortalezas, potencialidades, posibles alianzas, supuestos comunes y rutas a emprender colaborativamente.
Foto: Tomada del Grupo Fórum Educa Emprende en Telegram

La Habana, 9 jul.- Con el propósito de iniciar un diálogo sobre cómo pensar y hacer una educación en Cuba capaz de fomentar en las nuevas generaciones el espíritu emprendedor, en su acepción más amplia, tuvo lugar un fórum virtual con la participación de docentes, investigadores y gestores de proyectos socioculturales, entre otras personas.
El intercambio “Educación emprendedora. Experiencias innovadoras y creativas en Cuba”, se desarrolló en la plataforma Telegram del 5 al 8 de julio, por el canal Centro Loyola Reina y el grupo Fórum Educa Emprende, donde fueron compartidas ponencias en formato de podcasts, criterios, preguntas y respuestas entre alrededor de una treintena de foristas activos.
En las palabras preliminares del encuentro virtual, Orgiel Sanzo, director del Centro Loyola Reina, con sede en el municipio Centro Habana, aseguró que las y los miembros de esa institución de la Compañía de Jesús creen “en la capacidad transformadora de la educación como camino posible para construir el futuro que ya nos interpela en el rostro de nuestros niños y niñas”.
Sanzo advirtió: “el emprendimiento es esa facultad para realizar nuestro proyecto vital, y un proyecto que a su vez realice a la persona y genere oportunidades y valores comunitarios”.
En su ponencia “Haciendo una educación emprendedora al andar”, Yasmina Marisol Calderón, vicedirectora de educación del referido centro, comentó acerca del trabajo que este realiza hace años con servicios educativos presenciales a distintos grupos de la comunidad de Los Sitios y de otras zonas de la capital.
“Apostamos por las potencialidades que hemos ido descubriendo en las respuestas positivas que nuestros vecinos han tenido a las propuestas educativas de idiomas, arte, informática, repaso escolar y servicios más centrados en el fomento de valores como lo fueron (los proyectos) Convivir y Cuesta arriba en su momento”, explicó.
Visiones sobre un proyecto
Durante el fórum fueron compartidas las opiniones de personas mentoras y colaboradoras del Proyecto Convivir acompañando a emprender a niñas, niños y adolescentes del Centro Loyola Reina.
Según Eneida Colina “si se concibe cada momento de aprendizaje como un espacio para hacer, crear con la libertad de que cada niño o niña aporte sus ideas, se convierta e aprendiz activo, se contribuye a la educación para emprender, y eso es precisamente lo que se hace en el Proyecto Convivir”.
Para Daniel Santiago, “las niñas y los niños tienen altas capacidades para un rápido aprendizaje. El arte, la ciencia, la psicología y otras áreas del conocimiento se pueden llevar a su nivel de manera divertida y cautivadora con posibilidades de un adecuado entendimiento. A ellos se lo hacemos fácil, aunque para nosotros no lo sea”.
“Desde el quehacer de los mentores se estimulan las capacidades emprendedoras “a través de cuatro competencias fundamentales: la innovación, la capacidad de gestión, las presentaciones efectivas y el trabajo colaborativo”, refirió Orlando Barbán.
Educar las emociones y más
Al referirse al vínculo entre la educación emocional y la educación emprendedora, Osmel Hernández, coordinador del Proyecto Convivir acompañando a emprender a niñas, niños y adolescentes del Centro Loyola Reina, señaló en su podcast que en las escuelas, de la misma manera que enseñan matemática, español, ciencias naturales se debería educar emocionalmente”.
“Si queremos una educación emprendedora con niños, niñas y adolescentes que desarrollen competencias y contribuir a la mejora de la calidad de vida y el bienestar de comunidades con desventajas sociales por medio de una participación social sostenible y justa de sus residentes, es necesario una educación emocional que, unida al proceso de emprendimiento, marque un eje transversal en el proceso de acompañar a aprender”, razonó.
Asimismo, el docente indicó en uno de los mensajes publicados en el grupo Educa Emprende: “Para mí la educación emprendedora juega un papel fundamental en el desarrollo psicosocial de nuestros niños, niñas y adolescentes. Nuestro proyecto es novel promoviendo este tipo de educación en el país, en nuestros talleres se fecundan las 4C de la educación emprendedora (creatividad, comunicación cooperación y confianza)”.
En el Centro Loyola Reina se enfatiza en el emprendimiento social cuyo objetivo es satisfacer necesidades sociales desde la transformación, la capacitación y la educación.
Oportunidades de cambio y retos
Jorge Ignacio Guillén, economista y coordinador del proyecto Incuba Empresas del Centro Loyola Reina, resaltó en su ponencia la posibilidad “de ser resilientes, ingeniosos e innovadores cuando el contexto invita a cruzarnos de brazos, para de esta forma apostar por una idea, desarrollarla para bien propio y de los demás”.
También consideró “la importancia de trabajar con niños, adolescentes y jóvenes en el desarrollo de habilidades y herramientas que les posibilitarán ser emprendedores”, así como “contar con las competencias que les permitan mayor formación y realización personal, profesional y ciudadana”.
A juicio de Dialvys Rodríguez, colaboradora del Centro Loyola Reina, “los nuevos tiempos requieren nuevos modelos educativos que, aunque deben preparar a los estudiantes para su inserción en el mundo globalizado, también deben tener presente su formación y orientación para el desarrollo local y comunitario, como una de las vías de alcanzar una sociedad más equitativa, y evitar las desigualdades sociales”.
En tal sentido, acotó: “los modelos pedagógicos inclusivos, pensados más en el estudiante que en el profesor, que requieren de reconocer y potenciar las inteligencias que permitan desarrollar las competencias específicas según las capacidades, gustos y motivaciones personales, son más viables a pequeña escala”.
“Funcionan bien en los proyectos comunitarios y educativos, de los cuales hemos visto en este mismo fórum experiencias dignas de admirar y extender, pero lamentablemente aún queda mucho que hacer para que pueda lograrse a nivel del sistema educativo estatal cubano”, remató. (2021)

Continue Reading