Economía mundial

Emisiones de CO2 van camino a un máximo histórico en 2023

La previsión apunta a una recuperación del 4.8% en 2021 y un regreso paulatino a los niveles prepandemia de 2018, cuando quedó fijado un récord global de emisiones. Foto: Livescience.Las emisiones de dióxido de carbono, principal gas causante del calentamiento global, podrían alcanzar un máximo histórico en 2023, advirtió este martes la Agencia Internacional de la Energía (IEA, inglés), en un informe que señala que solo el 2% del financiamiento para la recuperación de la economía tras la pandemia se dedica al sector de la energía limpia.
Los fondos dedicados a estas energías por Gobiernos y entidades del mundo representan apenas el 35% de los necesarios para cubrir los objetivos de limitación del cambio climático, advierte la Agencia Internacional de la Energía (AIE).
Pese a la caída de 5.8% en las emisiones de CO2 durante 2020 por el impacto de la covid en la actividad económica e industrial, la previsión apunta a una recuperación del 4.8% en 2021 y un regreso paulatino a los niveles prepandemia de 2018, cuando quedó fijado un récord global de emisiones de 37.1 gigatoneladas (miles de millones de toneladas métricas).
De los 16 billones de dólares en los programas de recuperación poscovid, solo el 2% va a inversiones en energías limpias, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA.
“Esto no es suficiente, y lo que veremos será un récord en el 2023. Es muy preocupante”, advirtió.
En el informe publicado este martes, la IEA calcula que con esa inversión insuficiente en políticas de transición energética, las emisiones de gases de efecto invernadero llegarán a un nivel récord desde 2023 y seguirán creciendo en los años siguientes.
Sobre la base del análisis de 800 medidas tomadas en medio centenar de países hasta el segundo trimestre de este año, los autores del informe calculan que los Gobiernos han dedicado unos 380 000 millones de dólares a energías limpias, lo que representa únicamente en torno al 2% del dinero de los planes de recuperación.
Las sumas de dinero público invertido en energías limpias, que deberían servir para captar otros 350 000 millones de dólares anuales adicionales de flujos privados entre 2021 y 2023, suponen un incremento del 30% respecto a lo que se invertía estos últimos años.
Sin embargo, quedan lejos del billón de dólares anuales que la propia IEA considera necesarios en el periodo 2021-2023 para poner al mundo en la senda de los objetivos climáticos internacionales, que pasan por conseguir la llamada “neutralidad” de las emisiones de CO2 hacia 2050.
“A pesar de las mayores ambiciones climáticas, el volumen de fondos de recuperación que se van a dedicar a energías limpias es solo una ínfima parte del total”, dijo Birol en un comunicado.
“Los Gobiernos tienen que incrementar el gasto y la acción política rápidamente para cumplir con los compromisos que asumieron en el Acuerdo de París en 2015”, subrayó, en referencia a la cumbre que fijó las metas para intentar limitar el calentamiento global a 1.5 grados por encima de los niveles preindustriales.
La alerta de la IEA ha coincidido con un informe de BloombergNEF que revela cómo los países miembros el G20 (responsables de hasta tres cuartas partes de las emisiones globales) han destinado 2.8 billones de euros en subsidios a industrias de combustibles fósiles desde 2015, el año en que se firmó el Acuerdo de París.
Más allá de la escasez de fondos públicos para energías limpias, la agencia también ha constatado grandes diferencias en la dotación para la transición energética, según los países.
Mientras en las economías avanzadas esas inversiones cubren el 60% de las cantidades esperadas de los fondos de recuperación, en los países emergentes y en desarrollo el porcentaje se reduce al 20%.
De acuerdo con la hoja de ruta elaborada por la IEA y el Fondo Monetario Internacional (FMI), una inyección de un billón de dólares anuales en energías limpias (equivalente al 0.7 % del producto interior bruto (PIB) global) durante tres años, generaría un aumento de la actividad global de 1.1 puntos de PIB cada año.
Con esa inversión, el PIB en 2023 sería 3.5 % superior al que habría sin las medidas recomendadas y al mismo tiempo se salvarían o se crearían gracias a ellas nueve millones de empleos en el periodo 2021-2023.
Birol recalcó que los países ricos deben cumplir sus promesas de contribuir con 100 000 millones de dólares al año a inversiones para reducir las emisiones y mitigar el impacto del cambio climático en el los países emergentes.
“No es que falte capital, es que el capital no llega a los proyectos necesarios en los países emergentes”, dijo, y consideró que este será el tema más caliente en la cumbre del clima COP26 que se celebrará en Glasgow, en noviembre.
(Con información de agencias)

Continue Reading

Alerta la Cepal de insuficiente crecimiento económico para hacer frente a la pandemia en América

El informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) titulado «Paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad», alerta sobre el insuficiente crecimiento económico en el continente para combatir la COVID-19.
El documento divulga cifras estimadas para el crecimiento en los próximos meses de un 5,2 % y advierte que ese aumento no asegura algo sostenido, pues el impacto social de la crisis sanitaria y los problemas estructurales de la región se agudizaron y se prolongarán, según cita la agencia Prensa Latina.
El material vaticina para 2022 un crecimiento promedio en la región de 2,9 % y subraya que la crisis de la pandemia aumentó la desigualdad y la pobreza, sobre todo entre las mujeres, escolares y personas mayores.
Al presentar el material en Santiago de Chile, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, convocó a los gobiernos del área a mantener políticas de emergencia para fortalecer una reactivación económica sostenible, más justa, igualitaria y respetuosa del medio ambiente.
Igualmente consideró necesarias políticas para impulsar el crecimiento de sectores más intensivos en tecnología y generadores de empleos de calidad, y reestructurar los sistemas de salud y educación. Además, universalizar un ingreso básico de emergencia, asegurar el acceso a una canasta básica, fortalecer el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas e impulsar políticas transversales para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo, señaló PL.

Según nuevas proyecciones de la #CEPAL, en 2022 América Latina y el Caribe crecerá 2,9% en promedio, lo que implica una desaceleración respecto del rebote de 2021. Descarga nuevo informe especial #COVID19 presentado por @aliciabarcenahttps://t.co/Wn079ffiGh pic.twitter.com/KJ2JeIIJTc
— CEPAL (@cepal_onu) July 8, 2021
El informe advierte que América Latina es la región con mayor peso de la deuda externa, que alcanza el 56,3 % del Producto Interno Bruto, lo que pone en peligro la recuperación y el crecimiento futuro, situación que se agrava en los pequeños Estados insulares del Caribe.
Igualmente indica que en el último año la tasa de pobreza extrema alcanzó el 12,5 % de la población, y la pobreza el 33,7 %, aun cuando las ayudas de emergencia a los sectores más vulnerables permitieron atenuar ese incremento.
Según dijo Alicia Bárcena, se requiere «una nueva arquitectura financiera internacional para responder a la emergencia y al desarrollo de la región», citó PL.

Continue Reading

Comercio entre Estados Unidos y Vietnam creció 200 veces en 25 años

En esos cinco lustros las operaciones comerciales en ambas direcciones aumentaron de 450 a 90 mil millones de dólares. (Foto: PL)

Una información de Prensa Latina desde Hanoi da cuenta del crecimiento del comercio entre Vietnam y Estados Unidos en 200 veces en el período de 25 años transcurrido desde 1994 a 2020.

Bajo el título Comercio EE.UU.-Vietnam se multiplicó por 200 en 25 años, el texto recoge que, durante la celebración de un coloquio virtual entre ejecutivos de grandes empresas de ambos países, el jefe de la delegación vietnamita y viceprimer ministro de la nación asiática, Pham Binh Minh apuntó que, en esos cinco lustros las operaciones comerciales en ambas direcciones aumentaron de 450 a 90 mil millones de dólares.

“Estados Unidos —resaltó el funcionario—, pasó a ser el mayor comprador mundial de bienes y servicios vietnamitas y en la actualidad es también el undécimo mayor inversor en nuestro país con casi 10 mil millones de dólares”.

Este reporte de Prensa Latina lleva ineludiblemente a reflexionar a quienes siguieron los horrores de la agresión norteamericana contra la tierra de los anamitas en la conjunción de los años 60-70 del pasado siglo, que negociar en paz y respetar los derechos del otro es miles de veces más gratificante que cualquier conflicto y guerra de rapiña, como fue el caso.

Para esta deducción se debe tener en cuenta que Estados Unidos perdió allí cerca de 60 000 de sus soldados y alrededor de 300 000 fueron heridos y mutilados, mientras decenas de miles sufrieron de estrés post traumático y se convirtieron en seres disfuncionales que terminaron por destruir sus familias y cometer graves delitos, incluidos crímenes, por lo que fueron a prisión, donde no pocos vieron llegar el fin de sus días. 

La guerra contra Vietnam costó al fisco estadounidense una riada de recursos financieros y de otro tipo que provocó un descenso del nivel de vida del norteamericano medio y acabó con la convertibilidad fija en oro que hasta 1974 poseía el dólar, además de difundir en la clase política de la nación el llamado síndrome de la derrota.

Del lado del país agredido se reportaron destrucciones inmensas, sufrimientos indecibles para ese heroico pueblo y más de 3 000 000 de víctimas, esfuerzo colosal que concluyó el 30 de abril de 1975 con el descalabro del régimen saigonés, la entrada de las fuerzas de liberación en Saigón, la capital del entonces Vietnam del Sur, hoy llamada Ho Chi Minh, y la expulsión definitiva de los invasores yanquis.

Estados Unidos levantó el bloqueo a Vietnam en julio de 1995, 20 años después de concluida la guerra, y desde entonces las relaciones bilaterales transcurren desde perspectivas muy pragmáticas. Entonces uno se pregunta: ¿por qué en Washington no acaban de aprender la lección?

Continue Reading

Asteroide Psyche 16, cuyo valor supera miles de veces la economía de la Tierra, podría ser una “pila de escombros”

Un nuevo estudio revela que el asteroide Psyche 16, con un valor superior miles de veces a toda la economía del planeta por sus recursos, podría tratarse en cambio de una “pila de escombros”.Así lo dio a conocer la publicación en la revista The Planetary Science Journal, con la cual surgen nuevas evidencias en torno a esa roca espacial conformada por una aleación de diferentes metales.

Continue Reading