Díaz-Canel

Compartió el Presidente cubano con los deportistas olímpicos

TOKIO.-En estos Juegos Olímpicos Cuba crece y su pueblo sigue a los deportistas que aquí ya son noticia cada día de esta segunda semana, en la cual la Mayor de las Antillas aparece en el lugar 14 del medallero de estos XXXII Juegos Olímpicos, a los que les van quedando cuatro días de competencias.
Inmersos en los toques finales de otra gran página en la historia del país, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, hizo un alto en sus ejercicios matutinos para conversar con algunos de los deportistas que ya concluyeron sus presentaciones en esta ciudad.
Dialogó con Leuiris Pupo y ambos recordaron cuando el entonces Primer Secretario de la provincia de Holguín compartió con él. El campeón olímpico de Londres y subtitular aquí, le dijo que todavía guarda una foto de aquel momento. Se interesó por las lesiones de Juan Miguel Echavarría y Maikel Masso, a quienes felicito por la competencia, y les aseguró «que esas medallas las vamos a conquistar».
Al intercambiar con Yaimé Pérez, le dijo que «con mucho cariño te seguimos y admiramos por tu consagración, un abrazo». Ella le agradeció el apoyo que siempre han sentido los atletas por parte de la dirección del país. Y no faltaron en la charla los entrenadores de Yaimé y de los saltadores, también Yipsi Moreno, la comisionada de atletismo, incluso Jorge Félix Álvarez, a quien Díaz-Canel estimuló con sus palabras y lo convocó a ser el relevo de Pupo.
A Cuba le van quedando participaciones en el pentalón moderno, el atletismo, el canotaje y el boxeo, por lo cual la historia puede seguir creciendo.

Continue Reading

Tenemos que vencer la pandemia y en el menor tiempo posible (+Video)

Cuba tiene que seguir buscando alternativas para no dejarse vencer por la pandemia; nosotros tenemos que vencerla y tenemos que hacerlo en el menor tiempo posible, reflexionó el Primer Secretario del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.
En la reunión de este lunes del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19, el Presidente de la República enfatizó en que a la epidemia debemos enfrentarla entre todos, y que entre todos sabremos salir de la compleja situación actual, provocada por la amplia y rápida expansión a nivel mundial de la cepa Delta del virus SARS-COV-2.
Para ello –recordó– poseemos el conocimiento de la ciencia, de nuestros científicos, como ha quedado más que demostrado, y también contamos –añadió más adelante– con la labor de los trabajadores de la Salud. No obstante –agregó–, se necesita de la responsabilidad de la población y de la solidaridad que exigen estos tiempos.
Las reflexiones del mandatario fueron a propósito del análisis de la situación de los medicamentos para la atención a los pacientes con COVID-19, la disponibilidad de oxígeno y otros insumos, y de las acciones para garantizar los recursos indispensables para continuar salvando vidas y contribuir a la recuperación de los enfermos.
El encuentro del Grupo temporal de trabajo fue conducido por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz; participaron el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández; el secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda, y el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, todos miembros del Buró Político.
Asistieron, además, Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central, y los vice primeros ministros, Inés María Chapman Waugh, Ricardo Cabrisas Ruiz, Alejandro Gil Fernández y Jorge Luis Perdomo Di-Lella.
A través de videoconferencia con las autoridades políticas y gubernamentales de las 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, participaron también los vice primeros ministros, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, desde Santiago de Cuba, y Jorge Luis Tapia Fonseca, desde Ciego de Ávila, quienes lideran los equipos de trabajo nacional que apoyan la labor de enfrentamiento en varias provincias.
En la reunión, a la que concurrieron ministras y ministros y especialistas de Salud Pública, el gobernador de Pinar del Río, Rubén Ramos Moreno, informó sobre el incremento de la tasa de casos activos en la última semana y las acciones para contrarrestarlo.
Su colega de Artemisa, Ricardo Concepción Rodríguez, enunció las medidas que se adoptan en su territorio ante un posible escenario donde aumente el número de pacientes positivos debido a la cepa Delta.
Reinaldo García Zapata, máxima autoridad gubernamental en La Habana, comentó la situación de la epidemia aquí. La capital –aseveró– tiene capacidad para detener el crecimiento de casos, lo cual incluye reforzar el control de los ingresos en el hogar con los factores de la comunidad. Tenemos que hacer esto bien, para tributar a la reducción del número de enfermos, sentenció.
El gobernador de Matanzas, Mario Sabines Lorenzo, ponderó la tendencia al decrecimiento de activos y nuevos casos en su jurisdicción, a un ritmo de menos de un 30 % en las dos últimas semanas.
Desde Villa Clara, el principal ejecutivo provincial, Alberto López Díaz, se refirió al crecimiento de los ingresos en el hogar y al aumento del número de camas en instituciones para los casos complejos, lo cual –enfatizó– permitirá disponer de una mejor situación para la atención a los pacientes graves y de alto riesgo.
Todas las autoridades provinciales y el intendente de la Isla de la Juventud informaron sobre el enfrentamiento y control de la epidemia en sus territorios, en un encuentro donde el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, analizó el comportamiento de la pandemia en Cuba en la semana 30 de 2021, que concluyó este 31 de julio.
Recordó que el promedio de casos por día, al cierre de la semana, fue superior en 283 % con respecto al cierre del mes de junio, un incremento producido por el aumento de los casos autóctonos y los importados, con un alza del 290,7 % y del 10,5 %, respectivamente.
Subrayó que los mayores niveles de transmisión en julio fueron en Matanzas, La Habana, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Cienfuegos, Guantánamo, Villa Clara, Camagüey y Holguín, que concentraron el 83,1 % de los casos diagnosticados en el país durante el séptimo mes del año.
En julio –añadió– se diagnosticaron 198 838 casos autóctonos y 1 560 importados. Informó, además, que la letalidad acumulada hasta el cierre de la semana 30 fue de 0,72 %, aunque en julio fue de 0,77 %.
Hasta el 1ro. de agosto –explicó Durán García– se reportan 190 países con casos de COVID-19, el número de confirmados asciende a 198 963 267 y la letalidad es de 2,13 %. En las Américas se reportan 78 200 057 casos confirmados –el 39,3 % de los casos reportados en el mundo– y 2 031 886 fallecidos, para una letalidad de 2,60 %.
[embedded content]

Continue Reading

Exoneran de impuesto aduanero a entidades que importan insumos para formas de gestión no estatal

Cuba emitió la Resolución 321, publicada en la Gaceta Oficial No. 68 Extraordinaria, del 30 de julio de 2021, que exonera temporalmente del pago del Impuesto Aduanero, a las entidades que prestan el servicio de importación a las formas de gestión no estatales, por la importación de insumos y materias primas que estas contraten para el ejercicio de sus actividades, informa el Ministerio de Finanzas y Precios.
El objetivo es reducir los costos y estimular la producción de bienes y prestación de servicios por las formas de gestión no estatales, que beneficiarán a otros actores de la economía y a la población, señala la Gaceta.
Esta norma jurídica incluye a los productos que se importen en consignación para su venta en plaza, con alcance a los insumos y materias primas para la producción agropecuaria.

Continue Reading

Agradece Díaz-Canel al pueblo norteamericano por el apoyo en la lucha de Cuba contra el bloqueo

«No nos cansaremos de decir gracias al noble pueblo norteamericano», escribió hoy el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta oficial en Twitter, al referirse a los estadunidenses que se pronunciaron ayer contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la Isla desde hace más de 60 años.

No nos cansaremos de decir #Gracias al noble pueblo norteamericano. #SomosCuba https://t.co/AXmUPR0a5N
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 23, 2021
En la noche de ayer un cartel contra el bloqueo a Cuba iluminó un edificio ubicado en la famosa avenida Union Square en Nueva York, Estados Unidos.
Está acción fue promovida por las organizaciones estadounidenses Codepink y The People’s Forum, y forma parte de la campaña Let Cuba Live (Deja vivir a Cuba) que solicita la publicación en el diario The New York Times, una carta con más de 400 firmas de personalidades en apoyo a la isla.
Al referirse a estas organizaciones el presidente cubano en otra publicación agregó: #Cuba agradece a los amigos de @PeoplesForumNYC, @codepink y @answercoalition por este bello abrazo al pueblo cubano en el corazón de Nueva York. Thanks for say #LetCubaLive #UnblockCuba.
Según la agencia de noticias Prensa Latina, en la misiva, personalidades de todo el mundo piden al presidente estadounidense, Joseph Biden, derogar las 243 medidas unilaterales contra Cuba aprobadas por la anterior administración para recrudecer el cerco económico a Cuba.

#Cuba agradece a los amigos de @PeoplesForumNYC, @codepink y @answercoalition por este bello abrazo al pueblo cubano en el corazón de Nueva York. Thanks for say #LetCubaLive #UnblockCuba https://t.co/O8dXfx5BFy
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 23, 2021
Al respecto de estas sanciones Díaz-Canel expresó en la red social que el Presiente Biden no apoya al pueblo cubano, y que su gobierno mantiene la política responsable de carencias económicas y sufrimiento de millones de familias cubanas. Las medidas coercitivas que pretenden rendir por hambre y necesidad a nuestro pueblo no doblegarán a nuestra Cuba Soberana.

Foto: Tomada de Facebook

Asimismo, el documento cuenta con el respaldo del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva; el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa; así como los artistas norteamericanos Danny Glover, Susan Sarandon, Jane Fonda y Mark Ruffalo, entre otras personalidades del mundo.

El Pdte Biden no apoya al pueblo cubano. Su gobierno mantiene la política responsable de carencias económicas y sufrimiento de millones de familias cubanas.Las medidas coercitivas que pretenden rendir por hambre y necesidad a nuestro pueblo no doblegarán a #CubaSoberana. pic.twitter.com/LZqkvN1foo
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 23, 2021

Continue Reading

Felicitan Raúl y Díaz-Canel a la Revolución Sandinista en su aniversario 42

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, y el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, felicitaron al pueblo y Gobierno de Nicaragua, en ocasión del aniversario 42 de la Revolución Sandinista.
«En nombre de nuestro Partido, del pueblo y Gobierno cubanos, les extendemos las más calurosas felicitaciones por el 42 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista», señala la misiva enviada al presidente Daniel Ortega y a la vicepresidenta Rosario Murillo.
«La Cuba socialista, martiana y fidelista, con su irrevocable compromiso solidario e internacionalista, seguirá marchando junto al hermano pueblo nicaragüense, que guiado por ustedes y enarbolando las banderas del sandinismo, afronta los desafíos del desarrollo socioeconómico en condiciones muy difíciles, dada la constante hostilidad injerencista del imperialismo. Cuentan con nuestro apoyo para seguir fortaleciendo los históricos lazos de hermandad que nos unen», destacó el texto.

Continue Reading

Los cubanos también tenemos derecho a protestar

LA HABANA, Cuba.- Este 11 de julio sucedió lo que desde hace un tiempo se veía venir. El pueblo cubano, de manera espontánea, se lanzó a las calles en protesta por las terribles condiciones de la vida diaria en la isla: desabastecimiento, colas y un manejo inadecuado de la pandemia de COVID-19 por parte de las autoridades. Pero en medio de todas esas reclamaciones sobresalía el grito de ¡Libertad!, en boca de los manifestantes. Sin dudas, un indicio de que se pedía también el fin del régimen dictatorial que padecemos los cubanos.
Los analistas de la realidad cubana apuntan que esta jornada de protestas es la mayor observada en la isla desde el Maleconazo de 1994, cuando cientos de personas salieron a las calles de Centro Habana, agobiadas por las duras condiciones que imponía el Período Especial. Sin embargo, a diferencia de aquel suceso, esta irrupción de pueblo no se circunscribió a una localidad de nuestra geografía. La multitudinaria manifestación que tuvo lugar en el municipio artemiseño de San Antonio de los Baños fue secundada por protestas en Palma Soriano, Camaguey, Ciego de Ávila, Bauta, Pinar del Río, La Habana, y otras localidades del país.
La reacción de la maquinaria del poder siguió el ritual al que nos tiene acostumbrados. En primer término, culpar al gobierno de Estados Unidos, al que considera el autor intelectual de las protestas. En segundo lugar no admitir que se trató de una rebelión espontánea del pueblo, sino insistir en el supuesto protagonismo de los que consideran “mercenarios pagados” al servicio del imperio.
El gobernante Miguel Díaz-Canel, fiel a las enseñanzas de sus mentores Fidel y Raúl, aplicó la vieja y dañina estrategia de echar a fajar a unos cubanos contra otros, como parte de las consignas ¡la calle es de los revolucionarios! y ¡la orden de combate ya está dada! Tocó entonces a la carne de cañón del régimen (militantes del Partido y la Juventud, intelectuales amaestrados, ciertos empleados estatales que no desean perder las prebendas que disfrutan, así como integrantes de las brigadas de respuesta rápida) enfrentar a sus hermanos que protestaban en las calles.
En el plano informativo asistimos a otra muestra de la hipocresía que corroe a los gobernantes cubanos. Ellos, que con tanto entusiasmo brindaron una amplia cobertura de las protestas populares en varios países de nuestra región, las que calificaban de legítimas reclamaciones contra las políticas neoliberales, ahora se niegan a aceptar que el pueblo cubano posea el legítimo derecho de rebelarse contra las autoridades de la isla. Para el oficialismo cubano, los que salieron a las calles de Colombia para arremeter contra el gobierno de Iván Duque eran auténticos exponentes del pueblo de esa nación.
En cambio, los manifestantes cubanos no son otra cosa que meros vándalos y delincuentes.
Mas, no conforme con la represión y la tergiversación de los hechos, la maquinaria del poder reclama para sí el monopolio de la información. Sospechosamente eso sucede cuando la conexión a internet se vio interrumpida en todo el país. Una acción que, por supuesto, la población la atribuyó a una decisión de las autoridades debido al protagonismo de las redes sociales y otras páginas web en el  reflejo de todas esas protestas.
Durante una conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, además de continuar negándoles a los cubanos el derecho a las protestas, se vio en aprietos cuando una corresponsal extranjera le preguntó si el apagón informático había sido inducido por el gobierno. Con ese lenguaje de galimatías que le caracteriza, el señor Parrilla se limitó a decir que el corte de internet respondía a las limitaciones energéticas que sufre el país. ¡Allá el que le quiera creer!
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

EDITORIAL: Cuba has chosen the path to freedom, and it’s vital not to leave her alone

HAVANA, Cuba. – July 11th is already inscribed in Cuba’s history as the true day of national rebellion. Thousands of Cubans who took to the streets in almost every province, besieged by hunger, shortage of medicines, lack of individual freedoms and an increase in the number of people taken ill or deceased from COVID-19, dismantled in a few hours the grotesque farce of the last 62 years, as well as the official discourse about CIA-financed counterrevolution that the Castro regime has repeated persistently since the events of November 27, 2020.
Amidst shouts of “Freedom”, “Fatherland and Life” and “We Are Not Afraid”, the spark of rebellion started in the town of San Antonio de los Baños, and spread throughout the island, triggering strong police repression.  Cubans who experienced the Maleconazo protests (Havana, 1994) admit that nothing like this had ever been witnessed, for its massive and simultaneous characteristics. The dictatorship, as would be expected, chose to respond aggressively and to bully the demonstrators.  During a rough television appearance, a visibly-shaken president Miguel Díaz-Canel responded with the same old rhetoric, blaming the US. embargo and the U.S. administration. In his diatribe, as weak and erratic as it was at certain moments, he ended by calling for civil war when he stressed that “the streets belong to the revolutionaries’ and summoned the regime’s supporters to confront legitimate civilian protests, which he described as “provocations orchestrated from abroad”, a completely false statement.
If such was the exile community’s agenda, then the regime should admit that it would be in perfect consonance with the Cuban people’s wishes. The people were never consulted by the Díaz-Canel government as to the dollarization of the economy; the arrival of Russian tourists amid new outbreaks of the pandemic; the export of twelve million vaccines to Venezuela when only a little more than one million Cubans have been vaccinated; the remittance of medicines to Nicaragua while Cuban hospitals are lacking even in basic analgesics, and so many other important decisions that have been made unilaterally, demonstrating that the government’s agenda has nothing to do with the needs of the people.
If the protests were organized by Cuban exiles, then Díaz-Canel should recognize that the Cuban exile community’s convening power is greater than that of his government, and that the internal opposition is very well organized from one end to the other of the Cuban archipelago, something which the regime has always denied.
Díaz-Canel lied without gagging, protected by the media apparatus that operates at the service of the Communist Party of Cuba, and by the interruption of internet services nation-wide, thus preventing access to first-hand information about what really happened in San Antonio de los Baños, where truckloads of “Red Berets” forces attacked protesters, beating-up and arresting dozens of people before his arrival and subsequent stroll down the now-empty streets, surrounded by State Security agents. In other provinces, the National Revolutionary Police, the Special Forces, and thugs from the secret police brutally charged against the protesters, most of whom were women. The image of a photographer from Associated Press has gone viral, his broken nose bleeding after being attacked by the police while covering the protest in from of the Radio and Television Institute (ICRT, by its Spanish acronym) where several young artists were violently arrested.
Díaz-Canel’s call to hatred has unleashed tragic events in a matter of days. The country has been left incommunicado to prevent the world from witnessing in real time the brutality and vicious harassment of the regime’s Special Forces against civilians. In a few more days, we will know exactly the number of people killed, gravely wounded and arrested, but already the Díaz-Canel government, steered from the shadows by the Castro family, is being called by the name it deserves in the entire world.
Díaz-Canel has stated that Cuba does not need humanitarian assistance, and Foreign Minister Bruno Rodríguez Parrilla has denied that a social outbreak has occurred, calling the events of July 11th “disturbances, vandalism and undisciplined behavior by counterrevolutionary elements.” However, the regime, and all of Cuba, knows that it was not a mere handful of civilians here and there, but thousands of people throughout the country, citizens that have had enough with the terrible situation that the island is facing. Díaz-Canel insists on calling the protesters “mercenaries and confused revolutionaries”, stressing once again how much he and his government despise the right of Cubans to step out of the rigid ideological box imposed on them six decades ago.
The events of July 11th showed that the change that Cuba demands is not a matter of “mercenaries on the CIA payroll”.  The genuine will of the people rejects the Díaz-Canel government and the continuation of a political system that has left the country extremely vulnerable and subject to unsurmountable political corruption at every level.
In this crucial context for the future of the island, some “analysts” have hinted at the possibility that president Joe Biden might agree to lift restrictions on remittances, a concession that would be contrary to the full freedoms that Cubans desire. Cuba’s problem will not be solved by placing more money in the hands of a dictatorship whose main premise is unproductiveness and whose control over the population is based on unstable, almost feudal, economic policies. To free-up remittances would be equivalent to accommodating the regime’s habit of importing to then re-sell to the people in hard currency and at inflated prices, the junk that China and the European Union makes available at bargain prices. Beyond a good-will gesture, it would be counterproductive.  As long as the State capitalizes all resources and investments, there will be no opportunity for private-sector growth, nor for the individual citizen.
Cuba has chosen the road to freedom, and judging from Díaz-Canel’s message, it will be attained only through new traumas and deaths. If the community of democratic nations really holds us in high regard, it should be watchful: the Castro regime will not hesitate for a minute to unleash the army against defenseless civilians. It is then that we shall know just how true the expressions of affection and solidarity from free nations toward “the Cuban people”, really are.
Today, July 14th, Cuba remains disconnected from the world by a decision from the Communist Party. This imposed silence is a lethal threat, and Cubans around the world must pay close attention. Díaz-Canel assured his audience that change would only be possible “over the dead bodies of revolutionaries”, in spite of the fact that the Cuban opposition is a peaceful opposition, as has been amply demonstrated.
Those who dream of a free Cuba do not want any deaths, but if there are any, on either side, the responsibility will fall on the Castro family, on Miguel Díaz-Canel, on the Ministiry of the Interior, on the Armed Forces, and on the official press, which continues to deny what is blatantly evident and thus would contribute, through its unethical conduct, to the killers’ impunity.
Inside the island, the people will continue to take to the streets, with a Nation’s pain, and a Nation’s pride. It is vital and urgent that they not be left alone.
Read in spanish here.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

EDITORIAL: Cuba ha escogido el camino de la libertad, es vital no dejarla sola

LA HABANA, Cuba. – El 11 de julio ya entró en la historia de Cuba como la verdadera jornada de la rebeldía nacional. Los miles de cubanos que se lanzaron a las calles en casi todas las provincias, acosados por el hambre, la escasez de medicinas, la falta de libertades individuales y el incremento de enfermos y fallecidos por COVID-19, desmontaron en cuestión de horas la grotesca farsa de 62 años y el discurso de contrarrevolución pagada por la CIA que el régimen castrista ha retomado con insistencia desde los sucesos del 27 de noviembre de 2020.
Entre gritos de “Libertad”, “Patria y Vida” y “No Tenemos Miedo”, la chispa de la insurrección prendió en el pueblo de San Antonio de los Baños y se extendió por toda la isla, desatando una fuerte represión policial. Quienes vivieron El Maleconazo admiten que nunca habían visto cosa parecida, por la masividad y simultaneidad de los sucesos. La dictadura, como cabía esperar, apostó por el discurso agresivo y prepotente. Durante una accidentada comparecencia en la televisión cubana el mandatario Miguel Díaz-Canel, visiblemente nervioso, respondió con la retórica gastada, culpando al embargo y al gobierno de Estados Unidos. En su diatriba, tan débil como errática por momentos, terminó llamando a una guerra civil al recalcar que “las calles son de los revolucionarios” y que los defensores del régimen quedaban convocados a enfrentar las legítimas protestas ciudadanas que calificó de “provocaciones orquestadas desde el exterior”, un planteamiento absolutamente falso.
Si tal fuera la agenda del exilio, entonces deben admitir que esta se haya en perfecta consonancia con la del pueblo, a quien el gobierno de Díaz-Canel jamás consultó si estaba de acuerdo con la dolarización de la economía, la entrada de turistas rusos en pleno rebrote pandémico, la exportación de doce millones de vacunas a Venezuela cuando solo se han inmunizado poco más de un millón de cubanos, el envío de medicamentos a Nicaragua mientras los  hospitales de la isla carecen hasta de analgésicos, y tantas otras decisiones importantes que han sido tomadas unilateralmente, demostrando que la agenda de la cúpula nada tiene que ver con las necesidades del pueblo.
Si las manifestaciones fueron organizadas por el exilio, entonces Díaz-Canel debe reconocer que la comunidad cubana de Miami tiene un poder de convocatoria muy superior al del castrismo, y que la oposición interna está muy bien organizada de una punta a la otra del archipiélago, algo que siempre han negado.
Díaz-Canel mintió sin atragantarse, protegido por la maquinaria mediática al servicio del Partido Comunista de Cuba y por la interrupción de internet a nivel nacional, que impidió conocer de primera mano lo que realmente ocurrió en San Antonio de los Baños, donde camiones repletos de Boinas Rojas arremetieron contra los manifestantes, golpeando y arrestando a decenas antes de que él llegara y se paseara rodeado de agentes de la Seguridad del Estado por un pueblo desierto. En el resto de las provincias, la Policía Nacional Revolucionaria, las Tropas Especiales y los esbirros de la Policía Política descargaron su brutalidad contra los manifestantes, muchos de ellos mujeres. Se ha hecho viral la imagen de un fotógrafo de la Agencia AP, a quien fuerzas policiales le rompieron la nariz mientras registraba la protesta frente al ICRT, en la cual resultaron detenidos con violencia varios jóvenes artistas.
La convocatoria al odio, promovida por Díaz-Canel, ha desencadenado trágicos sucesos en apenas tres jornadas. El país ha quedado incomunicado para evitar que el mundo observe en tiempo real la brutalidad y el ensañamiento de las Tropas Especiales contra los ciudadanos. En pocos días se sabrá el número real de muertos, heridos graves y arrestados, pero por el momento la dictadura representada por Díaz-Canel y dirigida desde las sombras por la familia Castro está siendo llamada por su nombre en el mundo entero.
Díaz-Canel ha declarado que Cuba no necesita ayuda humanitaria y el canciller Bruno Rodríguez Parrilla ha negado que se produjera un estallido social, catalogando las acciones del 11 de julio como “disturbios, vandalismos e indisciplinas por parte de elementos contrarrevolucionarios”. Pero el régimen, y toda Cuba, sabe que no fue un puñado de cubanos aquí y allá, sino decenas de miles en todo el país, ciudadanos inconformes con la terrible situación que atraviesa la isla, y a quienes Díaz-Canel insiste en catalogar de “mercenarios o revolucionarios confundidos”, enfatizando una vez más su menosprecio por el derecho de los insulares a pisar fuera del rígido marco ideológico trazado hace seis décadas.
Los sucesos del 11 de julio evidenciaron que el cambio que Cuba exige no es cosa de mercenarios pagados por la CIA. Hay una voluntad popular genuina que rechaza la gestión de Díaz-Canel y la prolongación de un sistema político que ha dejado al país en condiciones de vulnerabilidad extrema, sumido en una corrupción político-administrativa infranqueable, en todos los niveles.
En este contexto crucial para el futuro de la isla algunos “analistas” han dejado entrever la posibilidad de que el presidente Joe Biden levante las restricciones sobre las remesas, una concesión que iría en sentido opuesto a la libertad plena a que aspiran los cubanos. El problema de Cuba no va a resolverse poniendo más dinero en manos de una dictadura que tiene como premisa la improductividad y cuyo dominio sobre el pueblo se sustenta en políticas económicas desequilibradas, cuasi feudales. Liberar las remesas equivaldría a acomodar al régimen en su hábito de importar para revenderles a los ciudadanos, en moneda dura y a precios súper inflados, las baratijas que sus socios de China y la Unión Europea le facilitan a costos ínfimos. Más que un gesto de buena voluntad, sería contraproducente. Mientras el Estado capitalice todos los recursos y vías de inversión no habrá oportunidad de crecimiento para el sector privado, ni el común de los cubanos.
Cuba ha escogido el camino de la libertad y, a juzgar por el mensaje de Díaz-Canel, solo la alcanzaremos a costa de nuevos traumas y muertes. Si los países democráticos nos tienen verdadera estima, que estén atentos, el castrismo no dudará en sacar el ejército contra nuestros ciudadanos indefensos, y entonces se sabrá cuánto valen realmente los votos de afecto y solidaridad que las naciones libres no se cansan de expresar hacia “el pueblo cubano”.
Hoy, 14 de julio, Cuba sigue desconectada del mundo por decisión del Partido Comunista. Este silencio impuesto es una amenaza mortal de la cual deben estar muy pendientes los cubanos en todas las latitudes. Díaz-Canel aseguró que el cambio solo será posible por encima de los cadáveres de los revolucionarios, pese a que la oposición cubana es pacífica y lo ha demostrado con creces.
Quienes sueñan con una Cuba Libre no quieren muertos, pero si los hubiera, del bando que sean, toda la culpa será de la familia Castro, Miguel Díaz-Canel, del Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas y la prensa oficialista, que sigue dispuesta a negar lo que es evidente, contribuyendo con su falta de ética a la impunidad de los asesinos.
Dentro de la isla, los cubanos seguirán tomando las calles, con dolor de Nación, con orgullo de Nación. Es vital, urgente, no dejarlos solos.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Díaz-Canel agradece a represores en “una de las jornadas más históricas en defensa de la revolución”

MIAMI, Estados Unidos.- Luego de un domingo de masivas protestas en toda Cuba, en las que miles de personas expresaron en distintos puntos del país su descontento con la gestión de Miguel Díaz-Canel y pidieron libertad para la Isla, el gobernante comunista volvió a hablar en televisión nacional este lunes en la mañana.
En una comparecencia especial, en la que estuvieron presentes además de cuadros del Partido Comunista y directivos del gobierno la prensa oficial, Díaz-Canel aseguró que ante la grave situación que vive el país era necesario un espacio para dar cuentas al pueblo e informar sobre las tareas de enfrentamiento a la pandemia.
El gobernante felicitó y agradeció a los cubanos que en la jornada de este domingo salieron a la calle a hacerle frente a quienes se manifestaban pacíficamente por un cambio en la Isla, “en una de las jornadas más históricas en defensa de la revolución”.
Según explicó desde el Palacio de la Revolución, en La Habana, la intervención en cadena nacional esta mañana tiene como objetivo también esclarecer una serie de matrices con las cuales han tratado en las últimas semanas de “imponer acciones de descrédito a la manera clara y transparente con que nuestro país enfrenta la pandemia, para desacreditar la labor del gobierno y de la revolución, y para tratar de fracturar la unidad de nuestro pueblo”, dijo.
En la reunión de “rendición de cuentas” a la prensa oficialista y al pueblo se habló de los recurrentes apagones que han tenido lugar en el país en los últimos meses, un tema que Díaz-Canel aprovechó para volver una vez más sobre Estados Unidos.
El gobernante castrista aseguró que, en 2019, cuando se incrementaron las medidas restrictivas como la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, impuesta por la administración del expresidente estadounidense Donald Trump, “le explicamos a la población de manera muy transparente que íbamos a entrar en un periodo difícil, donde íbamos a tener dificultades y carencias económicas”.
Las masivas manifestaciones que tuvieron lugar este domingo en Cuba fueron reprimidas por fuerzas policiales del régimen. Lo que comenzó como protestas pacíficas que exigían libertad terminó con agentes castristas vestidos de civil agrediendo a cubanos desarmados.
Díaz-Canel habló también en la tarde de este 11 de julio y llamó prácticamente a una guerra civil luego de advertir que la Revolución estaría “en las calles combatiendo” la ola de manifestaciones desatadas la grave crisis humanitaria en el país.
“Hay muchos revolucionarios en este pueblo que estamos dispuestos a dar la vida. Y eso no es por consigna, es por convicción. Tienen que pasar por encima de nuestros cadáveres si quieren enfrentar a la Revolución”, dijo el sucesor de Raúl Castro.
Díaz-Canel aseguró que ya “hay masas revolucionarias en las calles de La Habana enfrentando a elementos contrarrevolucionarios”. Y agregó: “Separamos a los revolucionarios que puedan estar confundidos. Separamos a los habitantes de Cuba que puedan tener determinadas preocupaciones, pero no vamos admitir que ningún contrarrevolucionario mercenario vendido al gobierno de Estados Unidos, vendido al imperio… vaya a provocar desestabilización en nuestro país”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Nosotros no vamos a entregar la soberanía ni la independencia del pueblo, ni la libertad de esta nación

En Cuba las calles son de los revolucionarios, el Gobierno cubano, el Estado cubano, encabezado por el Partido, tiene toda la voluntad política para discutir, para argumentar, para reconocer los problemas que tenemos, pero para participar también con nuestro pueblo, al cual le damos espacio en la solución de esos problemas, pero reconociendo cuál es la verdadera causa, o la causa fundamental de nuestros problemas, sin dejarnos confundir.

Así lo expresó el Primer Secretario el Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al dirigirse al pueblo tras la cobarde provocación que intentó desestabilizar este domingo a la nación.

Los que están alentando que haya manifestaciones en Cuba no quieren para Cuba un bien de Salud, recuérdese que sus principios, su modelo, es el modelo neoliberal, es la privatización de los servicios, es la privatización de los servicios médicos, es la privatización de la educación, es que cada cual se salve como pueda; que puedan acudir a la Salud los que tengan dinero.

Nosotros no vamos a entregar la soberanía ni la independencia del pueblo, ni la libertad de esta nación.

Somos muchos revolucionarios en este país los que estamos dispuestos a dar la vida, y eso no es por consigna, es por convicción. Tienen que pasar por encima de nuestros cadáveres si quieren enfrentar a la Revolución. Estamos dispuestos a todo, y estaremos en las calles combatiendo.

Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a la calle en cualquiera de los lugares donde se vayan a producir estas provocaciones, hoy, desde ahora y en todos estos días, y enfrentarlas con decisión, con firmeza, con valentía.

Continue Reading

Yomil estalla contra Díaz-Canel por crisis sanitaria: “La culpa es del gobierno no del pueblo”

MIAMI, Estados Unidos.- El reguetonero cubano Yomil (Roberto Hidalgo) publicó este viernes en su cuenta de la red social de Instagram un video en el que responsabiliza al gobierno de Miguel Díaz-Canel por la crisis epidemiológica que vive Cuba a causa del coronavirus, y aseguró que definitivamente la culpa no es del pueblo, como quiere hacer ver el gobierno.
“Si hay un pueblo que ha hecho caso a todas las medidas que ha impuesto el gobierno ha sido el cubano, pese a las miles de multas que han puesto por solo bajarte el nasobuco para fumarte un cigarro. La culpa es del gobierno cubano, es de ustedes”, dijo el músico.
Yomil explicó que la responsabilidad recae en el régimen por la “ineficiencia de los políticos y cuadros, del sistema y de usted Díaz-Canel. La culpa es de ustedes por dejar cerrado un país al turismo interno y abrírselo al turismo externo”, reclamó.
“Es por eso que Matanzas está colapsando, porque Matanzas es Varadero, todos los turistas entran por ahí. Y sabrá Dios cómo habrá sido el proceso de aislamiento y los PCR a los turistas, y y posiblemente haya sido entren y hagan lo que ustedes quieran porque ya se vacunaron con la Sputnik, la vacuna rusa”.
Yomil señaló que la culpa de la actual crisis sanitaria en la isla no es del cubano, que sigue pasando diez mil trabajos, necesidades, obligado a pasar interminables horas en colas para comprar alimentos y productos de primera necesidad.
“Estamos fundidos porque llevamos más de un año en una pandemia, y en vez de salir de ella lo que estamos es entrando”, manifestó el popular músico.
“Díaz-Canel, hermano, bote a todos esos cuadros y políticos que son unos burócratas, antiprofesionales, que no aportan ni dan soluciones, que solo restringen, solo ponen trabas, traen problemas, y más necesidades. No hacen nada. Ponga a muchachos emprendedores que tengan ganas de hacer”.
El ex integrante del famoso dúo cubano Yomil y El Dani criticó el reunionismo y aseguró que es por eso que “el país no avanza ni lo hará”, y aseguró que este último rebrote del coronavirus en Cuba es a causa del turismo.
Vea el video completo aquí:
[embedded content]
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Díaz-Canel: Estamos luchando por la vida de todos (+Video)

«Aquí nos tenemos que proteger todos. Todos estamos luchando por la vida de todos, porque la vida de todos es importante para el país; la vida de nuestra población es el presente y el futuro del país y de la Revolución», reflexionó este viernes en Matanzas el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.
En el intercambio, en el que también estaban el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, así como ministros y funcionarios de diversos sectores, el Jefe de Estado reconoció cómo, a partir de los análisis realizados, la revisión crítica y autocrítica de los problemas y la manera en que se ha accionado para superarlos, la provincia se encuentra en mejores condiciones para enfrentar la pandemia, aun cuando todavía faltan semanas complejas, con una alta incidencia de casos.
Al evaluar el escenario que se vive en Matanzas, comentó que, además del relajamiento en el cumplimiento de algunas medidas, protocolos y rutinas, no se puede obviar cómo se ha comportado la enfermedad. Hasta el momento en el país habíamos trabajado con brotes y rebrotes, en los cuales los casos no superaban las capacidades que teníamos en nuestro sistema de Salud, y eso no es lo que ha sucedido ahora, cuando la incidencia va superando las capacidades en los sistemas sanitarios.
Comentó cómo ha sido necesario actualizar los procedimientos, lo cual ha conllevado a implementar el ingreso domiciliario de contactos de pacientes positivos, que es lo que más se emplea en el mundo. En ese contexto –insistió– independientemente del protagonismo y la responsabilidad que tienen las instituciones estatales y en particular las de Salud, ahora tienen un mayor papel las familias. Tenemos que lograr que el ingreso domiciliario sea con calidad, lo cual depende en parte del comportamiento de las familias para que no se multipliquen los enfermos.
Ello requiere, dijo, de un trabajo distinto de la atención primaria: hay que hacer visitas todos los días, como si fuera en un hospital; crear mecanismos para que, en cualquier momento del día, si una persona se siente mal, pueda localizar a un personal médico.
Aquí en Matanzas se ha trabajado, por ejemplo, en función de extender las capacidades, que ahora alcanzan los 112 centros. Eso es una respuesta –enfatizó– de la gestión gubernamental y de Salud, y es también una respuesta de atención. Acondicionar esas instalaciones necesita recursos de todo tipo. «Se ha hecho una heroicidad para contener el brote», subrayó. Ahora estamos analizando los problemas, pero si no hubiéramos hecho todo el trabajo anterior, en qué condiciones estaríamos, reflexionó.
En medio de esta complejidad, no se dejan de hacer cosas, subrayó. Se ha seguido convocando a nuestros médicos y ellos están apoyando, como también nuestros científicos, que con tantos desafíos disfrutaron con alegría los resultados de eficacia de Soberana 02 más Soberana Plus y Abdala. Los efectos de todas las medidas que se adoptan y de lo que podamos lograr con la vacunación –valoró– nos deben llevar a ir bajando la incidencia. Son luces que se nos abren, no son milagros, tienen que ver con el esfuerzo que se ha hecho, con el trabajo acumulado en todo este año y medio.
Estamos convencidos de que aquí no ha habido decaimiento; aquí se están sacando fuerzas y se está actuando; aquí todo el mundo ha colaborado, todo el mundo ha tratado de aportar, y el trabajo del día a día acumula resultados, y el trabajo del día a día acumula victoria. Victoria genera victoria, y así es como yo creo que tenemos que trabajar y convocar a nuestro pueblo.
ACCIONES QUE SE FORTALECEN EN MATANZAS
De «muy compleja» definió el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, la situación epidemiológica en la provincia, donde están circulando cepas del virus mucho más contagiosas. Refirió que desde que fueron confirmados los primeros casos en Matanzas en 2020, se acumulan más de 20 800 personas diagnosticadas con la COVID-19, de las cuales 10 800 fueron confirmadas en los últimos 15 días y 3 557 en la última jornada.
Esa última cifra –que representa el mayor número de pacientes positivos reportados aquí en un día–, se alcanzó tras evaluar 9 602 muestras, la cantidad más elevada que se ha realizado en una jornada en la provincia, y está asociada al incremento de los estudios de casos, a partir de los nuevos protocolos aprobados.
Recordó que estos nuevos procedimientos tienen el propósito de ganar en oportunidad en la identificación, el ingreso y el tratamiento, así como poder trabajar la epidemia en tiempo real y, en consecuencia, conocer cómo se comporta la transmisión. Este jueves en Matanzas se concentró el 55,3 % del total de confirmados del país, y su tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes ascendió a 1 995, cifra que «jamás pensamos que podíamos alcanzar», comentó. El escenario más complejo se concentra en el municipio cabecera, Cárdenas, Limonar y Los Arabos, aunque ninguno está exento de casos.
Señaló que, si bien en la provincia la letalidad está por debajo del comportamiento del país contra el número de casos, aquí se ha incrementado la cifra de fallecidos en las últimas jornadas; también de pacientes en estado crítico y grave (este viernes eran 28 y 23, respectivamente), lo cual complejiza más al sistema de Salud y ha obligado a generar nuevas capacidades.
Cada muerte nos duele, dijo, más aún cuando sabemos que puede haber ocurrido pérdida de oportunidad en su ingreso y tratamiento. Igualmente, comentó acerca del incremento de casos activos, que este viernes era de 9 689, realidad que ha llevado al incremento de capacidades, y todavía en estos momentos no es posible respaldar el número de ingresos en Matanzas.
Es un escenario complejo, reiteró, que se mantendrá hasta que se consoliden todas las acciones que se han estado implementando y se continuarán incrementando. En Matanzas, acotó, sucedió igual que en otros territorios del país y muchos médicos de familia asumieron las labores en centros destinados al aislamiento. De acuerdo con la información ofrecida por el Ministro de Salud, de 632 consultorios médicos de la familia que existen en la provincia llegaron a estar sin la presencia de médicos 260, situación que se ha ido revirtiendo, y en estos momentos solo faltan por completar 50 de estas instituciones.
Destacó la incorporación de más de 300 recién graduados de Ciencias Médicas; la llegada de 165 médicos y de 182 enfermeras de otras provincias y de los servicios médicos de las far; la ampliación del procesamiento diario de pcr de 1 700 a 2 500; así como la disposición de 1 296 camas en hospitales (1 054 dedicadas al tratamiento de diagnosticados y 96 a la atención al paciente grave). Es cierto –subrayó- que la provincia tuvo que habilitar pasillos de sus hospitales para ingresar a contagiados. Esta fue una respuesta ante un momento determinado, que permitió garantizar la atención a los enfermos y que quienes necesitaban de hospitalización no se quedaran en sus casas. Es una situación que iremos solucionando en la medida en que podamos continuar incrementando las capacidades.
Según su explicación, el actual escenario que vive la provincia tampoco ha permitido el ingreso en instituciones de la totalidad de los confirmados. La estrategia ha sido priorizar a quienes requieren de una atención continua, y en la medida en que se reorganicen otras instituciones vinculadas a los hospitales principales, ganaremos más en la calidad y en la clasificación de los casos por su nivel de riesgo.
Fue muy duro –consideró– cuando vimos las grandes colas de personas en los policlínicos para ser atendidos por el médico y hacerse un test de antígeno. Ante esa realidad, que con razón generó insatisfacción, se decidió incrementar las consultas en los policlínicos, así como en los lugares para realizar los test.
Al referirse a la intervención sanitaria que se lleva a cabo en cinco municipios matanceros, aseguró que va bien y se está concluyendo la aplicación de la tercera dosis en tres de ellos. Este hecho no puede ser motivo para el relajamiento de las medidas, la población tiene que seguirse cuidando, y más con los elevados riesgos de contagio que existen. El escenario es muy duro, enfatizó, pero no estamos cruzados de brazos.
RESPUESTAS ANTE UNA SITUACIÓN MUY DURA
La situación ha sido dura, pero dura también ha sido la respuesta y la cantidad de medidas que se han incrementado, reflexionó el Presidente, quien reconoció que, cada vez que se ha visitado la provincia o en la comunicación diaria con quienes enfrentan directamente el actual escenario, se nota la combatividad: no hay el más mínimo decaimiento en sus autoridades y su pueblo.
El gobernador Mario Sabines Lorenzo explicó diversas acciones para disminuir la movilidad. Por la mañana todavía «se nos está moviendo mucho la ciudad», y ello está motivado porque es el horario en el que la población sale a hacer gestiones. En la tarde la realidad es diferente, detalló, pues solo pueden desplazarse los vehículos estatales con autorización y ninguno de uso particular.
Complejas han sido las acciones y, ante cada una de ellas, el apoyo recibido por parte del Gobierno nacional ha sido permanente, consideró. Todos los ministerios están «a la orden» y las respuestas han sido inmediatas; ese es un asunto que nos compromete y nos motiva a no cansarnos, no estamos solos.
Justamente porque Matanzas no está sola, varios ministros y directivos se refirieron a diversas decisiones para apoyar, ya sea con brigadas médicas, alimentos u otros recursos. La ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, especificó que el Presupuesto tiene, con su reserva, capacidad para respaldar los gastos de la provincia en el enfrentamiento a la COVID-19.
El titular de la Agricultura, Ydael Pérez Brito, informó acerca del arribo al territorio matancero de productos agrícolas procedentes de las provincias desde Ciego de Ávila hasta Cienfuegos.
El miembro del Secretariado, Joel Queipo Ruiz, dio a conocer que estudiantes de la Cujae, de la uci y de la Universidad de Matanzas, trabajan en la implementación de un sistema informatizado para la gestión de las capacidades hospitalarias.
Sobre el trabajo en los hospitales y centros de aislamiento, el Primer Ministro precisó que, aun cuando la tensión sea mayor, no se pueden permitir la desorganización, ni la falta de limpieza en ellos. En medio de esta situación es cuando más orden se necesita en instituciones que atienden a los pacientes.
De entrega y compromiso habló también la directora de Salud en Matanzas, Ailuj Casanova Barreto, quien reconoció cuánto ha significado el acompañamiento dado a la provincia. A pesar de las complicaciones –dijo– me siento segura por todo este gran acompañamiento; realmente somos un solo país y estamos convencidos de que tenemos que sacrificarnos para enfrentar esta gran tarea con organización y compromiso.
[embedded content]

Continue Reading

Lo que Díaz-Canel no acaba de entender

LA HABANA, Cuba.- Todo parece indicar que el gobernante Miguel Díaz-Canel Bermúdez se halla decepcionado con el desempeño que hasta el momento exhiben las empresas estatales. Un sentimiento que debe agobiarlo en extremo debido a que, paradójicamente, no se cansa de repetir que esas entidades precisan ser el baluarte principal de la economía cubana.
Y no es menos cierto que, al menos a su manera, la cúpula del poder ha maniobrado con el objetivo de materializar la aspiración del mandatario. Por ejemplo, en octubre de 2020 el Consejo de Ministros anunciaba 15 medidas para fortalecer la empresa estatal socialista. Después se implementaron otras 43 medidas para conceder mayores facultades a esas empresas, y por último en mayo del actual 2021 se adoptaron 63 medidas para estimular la producción de alimentos y su comercialización.
En lo fundamental se trata de medidas que, en el plano teórico, apuntan a otorgar mayor autonomía a las empresas, flexibilizar la distribución de utilidades entre los trabajadores, así como la eliminación de algunas trabas que complican la comercialización de los productos agropecuarios.
Mas, a pesar de todo eso, en la más reciente reunión del Consejo de Ministros el señor Díaz-Canel expresó que “buena parte del sistema empresarial aún está detenido, no termina de ser proactivo, innovador; no propone casi ningún cambio para hacer las cosas de modo distinto, y está esperando orientaciones desde arriba” (“Díaz-Canel: De este difícil momento también vamos a salir”, en periódico Granma, edición del 3 de julio).
A estas palabras del benjamín del poder nos gustaría agregar que es lógico que los empresarios estatales siempre miren hacia arriba. ¡Es que tienen tantos funcionarios por encima que pueden controlar u orientar su trabajo! Veamos.
El director de una unidad empresarial de base -el eslabón primario del sistema empresarial- se subordina al director de la empresa, al presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE), al Ministro del ramo, al vice Primer Ministro que atiende el sector por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, y ahora también al miembro del Secretariado del Partido que orienta a ese sector.
Por otra parte, el señor Díaz-Canel parece ignorar una máxima muy recurrente entre nosotros: “El ojo del amo engorda el caballo”. Es decir, que una empresa o negocio marchan bien cuando hay sentido de pertenencia en su colectivo. Algo que, por lo general, se alcanza cuando se sienten dueños de verdad. Una sensación que, lamentablemente, no experimentan los empresarios estatales cubanos a pesar de todas las medidas anunciadas por las autoridades.
Y no tendría que ir muy lejos el mandatario para comprobarlo. Basta con comparar la pujanza, contra viento y marea, de buena parte de las cafeterías y restaurantes de los trabajadores por cuenta propia, y el raquitismo de la mayoría de los establecimientos administrados por el Estado.
¿Y qué impulsa a los cuentapropistas a trabajar de esa manera? Pues el interés individual. Ese que el economista británico Adam Smith exaltó hace más de doscientos años como el motor que genera la riqueza de las naciones.
En la citada reunión del Consejo de Ministros también se habló de incrementar las ofertas a la población en pesos cubanos, con vistas al cumplimiento del plan de circulación mercantil minorista, lo cual, según el oficialismo, “resulta imprescindible para el control de la inflación”.
Si las autoridades se refieren a una inflación provocada por el exceso de circulante monetario sin una contrapartida en bienes y servicios, no tendrían por qué preocuparse tanto. Los bienes y servicios que no generen las ineficientes empresas estatales, es muy probable que sean suplidos por el ágil sector privado de la economía. Claro, si el Estado los deja trabajar con libertad.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Al centro de Cuba y de sus problemas (+Video)

Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos hasta la primera quincena del mes de junio habían podido controlar el contagio de la COVID-19 en sus predios. Sin embargo, las tres provincias están viviendo actualmente un repunte en sus casos diarios, y este miércoles allí no fue excepción: de la primera a la última notificaron 151, 218 y 192 nuevos positivos.
Por tal razón, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; el primer ministro Manuel Marrero Cruz, y los titulares del Comercio Interior, Finanzas y Precios, y Transporte, llegaron hasta esas centrales provincias para intercambiar con sus autoridades sobre el enfrentamiento a la enfermedad a la luz de hoy, que no puede ser igual al de meses anteriores porque los niveles e intensidad de la transmisión han cambiado, y para mal.
Sobre esos desafíos volvió una y otra vez el Presidente Díaz-Canel durante las tres reuniones, en las cuales indicó estudiar, desde la Epidemiología, qué pasó en Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos para que se deterioraran sus indicadores. Tenemos que buscar las causas, dijo, trabajar con los números, conocer exactamente el lugar donde se desataron los brotes, determinar qué cepas están circulando, porque de lo contrario estaremos trabajando a ciegas y sin resultados.

Ayer les aseguré que ninguna provincia está sola en el enfrentamiento a la epidemia. Hoy estamos saliendo para #VillaClara, #SanctiSpíritus y #Cienfuegos, territorios complicados con casos diarios y activos. Juntos saldremos de esta situación y llevaremos al país a la normalidad. pic.twitter.com/vv8GZ5MONp
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 7, 2021
En Villa Clara, que era de las provincias más estables del país en el control de la epidemia, desde el 24 de junio se dispararon los casos y en estos momentos la tasa de incidencia supera los 233 positivos por cada 100 000 habitantes. En el momento de la reunión se atendía a 728 pacientes activos y los recuperados eran el 86,1 %, por debajo, apuntó el Jefe de Estado, de la tasa del país, que ronda el 90 %.
Luego de que el gobernador Alberto López Díaz detallara las medidas tomadas en Villa Clara que tienden a disminuir la movilidad, el Presidente alertó que cada vez se acerca más el número de personas enfermas a la capacidad tope del país para atenderlas. De ahí su llamado a adelantarse en las decisiones, cortar la transmisión y descargar la tensión del sistema de Salud. Necesitamos más agilidad, reiteró, desde la detección, el tratamiento y hasta el alta médica.
El mandatario pidió más responsabilidad a las instituciones y también a las familias; habló de «evitar que, con el cansancio, se caiga en la rutina», y no pensar que solo con las vacunas resolveremos el problema. A la intervención sanitaria, refirió, hay que apoyarla con medidas efectivas, y así también se está demostrando en el mundo.
En Villa Clara, de manera particular, el Primer Secretario se interesó por un Sistema de Gestión de Ingreso a punto de ponerse en práctica, que permitirá usar más eficientemente las capacidades hospitalarias, y que podría servir de referente para las demás provincias, en el empeño, no logrado aún, de informatizar todos los procesos de Salud Pública.
La situación de Sancti Spíritus –con una tasa que superaba los 460 casos por cada 100 000 habitantes, y con una tendencia al incremento en los últimos 15 días– también generó un debate enriquecedor. Allí, el Primer Ministro alertó que, ante las experiencias en Matanzas y la complejidad que se está viviendo en la provincia espirituana, es necesario un cierre superior del territorio, llevar la movilidad de las personas a la mínima expresión y chequear mejor los puntos de frontera.
Aun cuando solo tenían un paciente crítico a causa de la COVID-19 (ninguno grave), el Presidente Díaz-Canel precisó que las capacidades en las salas de terapia tenían que seguirse día por día; este es un indicador, señaló, que tenemos que chequear de manera diferenciada.
Según se supo, en Sancti Spíritus, desde el 21 de junio se están confirmando los casos positivos a través del pcr en un laboratorio del propio territorio, lo que permite más agilidad en el diagnóstico de unas 500 muestras. A ello se sumará, en las próximas horas, la instalación de tecnología suma (Sistema Ultra Micro Analítico), que a través de un test de antígeno permitirá ampliar el estudio diario a más de mil personas.
Su gobernadora, Teresita Romero Rodríguez, calificó la situación de la provincia como sumamente desafiante. Somos optimistas, dijo, y para enfrentarla contamos con un pueblo laborioso. Dio la buena noticia de que están listos en todo el territorio los 465 sitios donde se desarrollará la intervención sanitaria con los candidatos vacunales cubanos.
Ya en la tarde de este miércoles, en Cienfuegos –que en los últimos 15 días ha diagnosticado 1 216 casos– el Presidente Díaz-Canel consideró que la provincia había sido de las mejores del país en el enfrentamiento a la epidemia, pero desde el 23 de junio entró en una espiral de la cual no ha podido salir. Hoy tienen casos, comentó, en todos los municipios, aunque si concentran el trabajo en Lajas y en la capital provincial, pueden contener la transmisión.
En Cienfuegos, más del 80 % de sus trabajadores están asistiendo a los centros laborales, lo que continúa generando mucha movilidad. Al respecto, el Primer Ministro indicó revisar ese tema «a punta de lápiz», y mantener abiertas solo las actividades decisivas para la economía y los servicios a la población. Igualmente, consideró que se debía ser más riguroso en los permisos que se otorgan al transporte.
En los tres territorios, según explicaron sus autoridades, se continúa ingresando a los pacientes confirmados, a los sospechosos de portar la enfermedad y a los que resultan positivos al test de antígeno, no así a todos los contactos, pues las capacidades no dan ahora para ello. Hasta el momento, es suficiente el personal de Salud para atender la epidemia, al que se sumarán jóvenes recién graduados de Ciencias Médicas.
Un tuit del Primer Ministro, poco después de concluir la última reunión, resumía en 280 caracteres la agotadora pero fructífera jornada: «Hemos comprobado la vitalidad del sistema de Salud de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos. Tienen la capacidad y condiciones de enfrentar este rebrote de la COVID-19, y controlarlo».   
[embedded content]

Continue Reading

El desastre azucarero preocupa a los gobernantes cubanos

LA HABANA, Cuba.- Entre todos los incumplimientos económicos anunciados en la más reciente reunión del Consejo de Ministros, sobresale sin dudas el descalabro mayúsculo de la zafra azucarera cubana durante la campaña 2020-2021. Según dio a conocer el presidente del Grupo Azucarero Azcuba, Julio García Pérez, el país solo alcanzó el 66% del plan de producción de azúcar previsto, que era de 1.2 millones de toneladas. Eso significa que se produjeron 792 mil toneladas de azúcar, lo que convierte a esta zafra en la más baja de los últimos cien años.
La descripción de los factores que condujeron a tamaño desastre productivo es larga: dificultades financieras, problemas en la infraestructura de los centrales, indisciplina laboral y tecnológica, alto tiempo perdido en la cosecha y el transporte, deficiencias organizativas, equipos rotos, bajo cumplimiento de las tareas en los horarios de la mañana y la madrugada, así como la baja calidad de la materia prima (la caña) que llega a los centrales.
Si en años anteriores las bajas producciones -casi siempre alrededor del millón de toneladas- no concitaban una extrema preocupación para la cúpula del poder, que generalmente reaccionaba arengando a realizar una zafra superior en la siguiente campaña, en esta ocasión la paupérrima zafra parece haber sacado de sus cabales a Díaz-Canel y compañía.
El primer ministro, Manuel Marrero, anunció que se había creado un grupo de trabajo que evaluará integralmente la situación de la zafra, la industria y las tierras dedicadas al cultivo de la caña, así como la producción de los derivados del azúcar. Y de los resultados que se deriven del estudio del citado grupo de trabajo se tomarían las medidas que correspondieran para garantizar la vitalidad de esas actividades.
El gobernante Díaz-Canel, por su parte, tras abogar por cambiar la manera en que se ha hecho la zafra hasta el momento, e insistir en la necesidad de capacitar a la fuerza de trabajo, solicitó “la búsqueda de quienes más saben sobre estos temas para poner sus conocimientos en función de mejores resultados”, según declaraciones publicadas el pasado 3 de julio por el diario oficialista Granma bajo el título “Díaz-Canel: De este difícil momento también vamos a salir”.
Es difícil no relacionar este pedido de Díaz-Canel con las tantísimas visitas que realizaba a los centrales el antaño segundo hombre del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura. Porque, ¿qué sabía de azúcar Machadito -médico de profesión- para enseñarles cómo trabajar a obreros y técnicos con medio siglo de labor en este sector? Por supuesto que Díaz-Canel no puede manifestarlo públicamente, pero en su fuero interno de seguro celebra que ese intruso profesional haya sacado sus manos definitivamente de la industria azucarera.
Aunque, en honor a la verdad, mucho tiene que hacer el mandatario si de verdad pretende hacer válida entre nosotros esa máxima que reza: ¡zapatero, a tu zapato!  Porque el castrismo, entre los muchos males que le ha aportado a la vida política y social cubana, ha intentado hacer ver que la jerarquía política de algún funcionario ya lo dota de conocimientos técnicos superiores a los que poseen los expertos en esas producciones.
¿Qué hace Salvador Valdés Mesa, solo con experiencia de trabajo partidista, aconsejando a productores y comercializadores del sector agropecuario? ¿O Ramiro Valdés, entendido en represiones y encarcelamientos, asesorando a ingenieros en Moa acerca de la producción de níquel?
Y más recientemente, ¿qué puede decirles la vice primera ministra Inés María Chapman, experta en acueductos y recursos hidráulicos, a los escritores y artistas? La vimos hace poco por la televisión visitando instituciones culturales al ser designada para la atención del sector de la cultura por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.
Sería bueno para el sector azucarero cubano que Díaz-Canel se buscara un asesor del calibre de aquel que osó decirle a Fidel Castro, en 1970, que no se llegaría a los diez millones de toneladas de azúcar.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

No se puede permitir el más mínimo incumplimiento (+Video)

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, estuvieron este viernes en Pinar del Río y Matanzas, para analizar, junto a autoridades locales, la situación epidemiológica de esas provincias, con altas cifras de contagiados diarios y pacientes activos en sus hospitales.
En un análisis crítico –a camisa quitada, sin contemplaciones, porque se trata de la vida de nuestra gente–, el Primer Secretario del Partido insistió en la necesidad de que el pueblo esté consciente de que vivimos el peor momento de la epidemia y, aun cuando la tasa de letalidad sigue siendo de las más bajas del mundo, aumentan la cantidad de fallecidos y las personas con secuelas.

Foto: Página Oficial del MINSAPDíaz-Canel subrayó en ambos territorios que no se puede permitir el más mínimo incumplimiento de las medidas, el enfrentamiento tiene que ser más efectivo, riguroso, exigente. No hay espacio para equivocaciones –señaló en Matanzas, donde la variante Delta del  SARS-COV-2 y las indisciplinas han generado una tormenta perfecta–. Ya hemos tenido bastante tiempo para aprender, dijo.
El Jefe de Estado emitió indicaciones para encauzar la batalla contra la COVID-19, que se complicará  con la posible llegada del huracán Elsa. Las provincias, precisó, tienen que formar dos grupos de trabajo: uno para el escenario epidemiológico, y otro para la situación meteorológica, todo con un mando único. Estamos en un momento tenso, evaluó, y debemos actuar de manera proactiva.
Listó varias prioridades a las que las autoridades deben prestar máxima atención: total aislamiento social y distanciamiento físico; solo trámites imprescindibles; cero transporte público; más trabajo a distancia, pero de calidad; cierre nocturno de ciudades; organizar el comercio; uso obligatorio del nasobuco; desinfección de superficies, y cuidado extremo con los ancianos, niños y vulnerables.
En ambas reuniones, Díaz-Canel se refirió al papel estratégico de la atención primaria de Salud; a la necesidad de pesquisar constantemente en las comunidades y de revisar día por día las capacidades en hospitales y en las salas de cuidados intensivos.
Fue enfático en la gestión eficiente de las altas médicas, que es lo que puede garantizar que no se desborden los servicios de Salud. Indicó, de manera particular, evaluar el uso del Nasalferón en poblaciones más expuestas al coronavirus.
El mandatario insistió en trabajar mucho con los estados de opinión de la población, estar alertas a las denuncias y no molestarse con las quejas que nos llegan. Tenemos que usar toda la información que nos da el pueblo para resolver los problemas.

Continue Reading

Cuba, en transmisión comunitaria, aprueba nuevo Plan de medidas (+Video)

El Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, aprobó este martes un nuevo Plan para el enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba, teniendo en cuenta la compleja situación epidemiológica que vive la nación, caracterizada por elevados niveles de transmisión de la enfermedad.
Ante esa realidad, caracterizada por un comportamiento ascendente de los casos positivos que a diario se diagnostican y la circulación de varias cepas del virus altamente contagiosas, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, informó la decisión de pasar a todas las provincias a la fase de transmisión comunitaria de la etapa epidémica.
Esta es una fase –dijo- que no habíamos declarado antes en el país y conlleva la aplicación de nuevas medidas, encaminadas a cortar la transmisión, avanzar en la intervención sanitaria y, sobre todo, a disminuir al máximo la movilidad de la personas.
Acorde con ese escenario, el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, puntualizó que el nuevo Plan está diseñado solo para esta situación particular.

Foto: Estudios Revolución

Este Plan, valoró, tiene que convertirse en la guía necesaria en los territorios, por la experiencia que en él se recoge del trabajo realizado por científicos, expertos, las máximas autoridades de Salud y el Gobierno, durante todo este tiempo de enfrentamiento al nuevo coronavirus.
Y a su vez, lo que se aplique tiene que parecerse a las provincias, a los municipios, a las localidades, y que se corresponda con las características propias de cada lugar. “Esta batalla se gana en el municipio”, reflexionó.
De igual manera, el Primer Ministro dio a conocer la decisión de enviar comisiones temporales de trabajo a las provincias más complejas: Matanzas, Ciego de Ávila, Camagüey, Santiago de Cuba, Pinar del Río y Mayabeque. Un seguimiento similar se ha venido realizando desde hace algunos días en La Habana.
Dichos equipos, que estarán presididos por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno, e integrados por representantes de varios ministerios y otras estructuras del país, no van a sustituir el trabajo de la dirección de la provincia, aseguró Marrero Cruz. “Tienen instrucciones claras para apoyar, conducir y orientar cuestiones principales en esos territorios.”
UN PLAN A LA MEDIDA
Al referirse a los elementos generales que distinguen el nuevo Plan, el Ministro de Salud Pública precisó que para su elaboración se tomaron en cuenta las mejores experiencias de los anteriores planes de enfrentamiento que se han implementado en el país y que es imprescindible reforzar para hacer frente a la actual situación epidemiológica.
Según dio a conocer, las medidas van encaminadas fundamentalmente a extremar el control sanitario en los puntos de entrada al territorio nacional, para lo cual resulta esencial garantizar el cumplimiento de los protocolos.
En lo referido al fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, destacó el papel que en estos momentos tienen la pesquisa activa, dado el crecimiento sostenido de los enfermos, y el control de foco oportuno que contribuya a limitar el incremento de la transmisión.
Asimismo, insistió en la importancia de garantizar el aseguramiento médico e higiénico-epidemiológico de la población afectada y el proceso de intervención sanitaria con los candidatos vacunales. Avanzar en el proceso de vacunación  es clave no solo para contener la transmisión de la enfermedad, sino también para disminuir la cantidad de pacientes que lleguen a los estados de grave y crítico y evitar el incremento de personas fallecidas, comentó.
Entre otros conceptos esenciales que se tuvieron en cuenta para confeccionar el Plan, refirió la prioridad que se concede a las tareas que aseguren las principales actividades productivas y de servicios. Enfatizó, además, en la necesidad de evitar en todos los escenarios las altas concentraciones de personas; lograr alta efectividad en los protocolos concebidos en Salud Pública; y disminuir la movilidad de personas, un componente imprescindible en el actual escenario.
[embedded content]
De acuerdo con el contexto epidemiológico que vive la nación, durante la reunión del Grupo Temporal se analizó detalladamente la situación puntual que presentan las provincias de Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.  
En el intercambio con dirigentes del Partido y el Gobierno de esos territorios, el Presidente Díaz-Canel indicó hacer un examen minucioso de todas las capacidades que pudieran ser destinadas al aislamiento de contactos y sospechosos.
Previo a la reunión del Grupo Temporal tuvo lugar la habitual reunión con expertos y científicos que han trabajado directamente en el enfrentamiento a la epidemia en el país.
La agenda de esta jornada incluyó los modelos pronósticos para el comportamiento de la enfermedad en el territorio nacional, como parte de los cuales se prevé tendencia al crecimiento de casos confirmados. Igualmente, se expusieron resultados obtenidos en la modelación de la evaluación del impacto de la intervención sanitaria con nuestros candidatos vacunales y la actualización de los estudios neurológicos que se han realizado en personas convalecientes tras haber sido contagiadas con la COVID-19.

Continue Reading

De Sancti Spíritus a Mayabeque: el Congreso que sigue (+Video)

Frente a la difícil situación que afronta el país, derivada del impacto de la pandemia y sus lógicas secuelas sanitarias y económicas, el persistente bloqueo imperial y las más de 240 medidas de estrangulamiento diseñadas e implementadas por la administración de Donald Trump –todas vigentes hasta hoy–, Cuba no solo sigue respirando, sino que se ha propuesto resistir y desarrollarse.
Tal fue el mensaje que transmitió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al realizar las conclusiones de una reunión de trabajo con los principales cuadros de la provincia espirituana, en el contexto de la implementación de las ideas, conceptos y directrices aprobados en el 8vo. Congreso del PCC.
«No estamos de brazos cruzados», sentenció, en alusión a esa resistencia que le ha permitido al país salir airoso en medio de circunstancias tan complejas, e incluso cosechar resultados que despiertan la admiración mundial, como las vacunas logradas por los científicos del archipiélago, cuya efectividad las ubica al nivel de las fabricadas por los consorcios farmacéuticos más renombrados.
Precisamente, a desarrollar esa «resistencia creativa» en todos los frentes de trabajo, a «volarles la cabeza a todas las trabas» que puedan quedar, y a «aplastar la burocracia» que mucho daño nos hace, llamó el Primer Secretario del Partido, quien tanto en este como en otros propósitos atribuye una participación determinante a la organización política, cuyo papel de vanguardia está refrendado en la Constitución y en la vida diaria.
El Jefe de Estado destacó la importancia de fortalecer las medidas de enfrentamiento a la COVID-19, las que, combinadas con la vacunación, en primer lugar, nos permitirán proteger la vida de nuestra gente y también reactivar la economía, reabrir el turismo. «Ahí hay un camino», aseveró.
En otro momento de su intervención, el mandatario explicó que para afrontar los retos de hoy tenemos la luz del Congreso, que estableció dos grandes frentes de batalla para la organización: el ideológico y el económico.
Sobre el primero, dijo que se impone continuar denunciando el bloqueo, «que nos impide que entren las divisas, que nos otorguen créditos», y hacerlo con ejemplos concretos, como los que usó nuestro Canciller al hablar en la Asamblea General de Naciones Unidas. También es preciso –subrayó– comunicar nuestras verdades, trabajar en las comunidades y en los barrios, atender a los más vulnerables.
«En este mundo lleno de incertidumbre hay que depender de nuestros propios esfuerzos», expresó, al destacar la importancia de trabajar en la búsqueda de nuestras potencialidades económicas, en la producción de alimentos, en diversificar nuestras exportaciones y en reducir las importaciones.
«No puede haber trabas para comercializar nuestros alimentos», aseguró, al esbozar las más recientes medidas aprobadas para apalancar el sector agropecuario en el país y la responsabilidad que tiene el Partido a todos los niveles con el aseguramiento.
La importancia de lograr en las organizaciones de base un debate «aportador y sincero», de perfeccionar el vínculo con el pueblo, así como el trabajo con los jóvenes y con las organizaciones de masas, fue igualmente destacada por el Primer Secretario.
Conducido por el miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda, en el encuentro participaron, además, todos los miembros del Secretariado de la organización, quienes presentaron un informe del comportamiento de sus respectivas esferas en la provincia espirituana y las potencialidades del territorio para responder al mandato del Congreso.
«Esta provincia no esperó orientaciones para ponerse a trabajar», dijo Morales Ojeda, en alusión al seguimiento al 8vo. Congreso.
Deivy Pérez Martín, integrante del Comité Central y primera secretaria del Partido en la provincia, y Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de Sancti Spíritus, en respectivas intervenciones explicaron la manera en que el Congreso se ha ido «trasladando» hasta las bases, con el establecimiento de áreas claves para su implementación y la creación de grupos de trabajo, con el asesoramiento de expertos de la Universidad de Sancti Spíritus y de la Escuela Provincial del Partido.
EL CONGRESO ALIENTA A SEGUIR ADELANTE 
«En este encuentro de trabajo se han debatido las ideas, conceptos y directrices del 8vo. Congreso del Partido, en una sesión que concluye el primer periodo de reuniones por las provincias, con aportes y debates que continuarán el próximo mes en el Comité Central y el Consejo de Ministros, así como en los secretariados de las organizaciones de masas, la Unión de Jóvenes Comunistas y la Asamblea Nacional del Poder Popular, para construir la implementación colectiva del Congreso y que se logre un sistema de trabajo que propicie el cumplimiento de sus preceptos en cada organización de base».
Así manifestó el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, quien, junto al Secretariado del Comité Central del Partido, encabezó el intercambio con los principales cuadros de Mayabeque.
Díaz-Canel insistió en fomentar nuestra economía para enfrentar el complejo y retador contexto que impone el bloqueo estadounidense, el que impacta de manera directa en el bienestar de la familia cubana.
Ante las consecuencias del cerco, instó a dinamizar la estrategia económica y lograr coordinar medidas para incrementar la producción de alimentos, evitar las importaciones, aumentar los rubros exportables, emplear técnicas agroecológicas y científicas que suplan los fertilizantes y otros productos altamente costosos en el mercado externo.
El éxito dependerá de la ejemplaridad desde el núcleo, dijo, con el debate honesto y participativo, con la alerta oportuna, la sensibilidad y el trabajo en equipo para dar solución a cada problema.
En este escenario, la gobernadora Tamara Valido Benítez detalló las acciones para el perfeccionamiento del Poder Popular y la administración provincial, en el ordenamiento de la atención a los municipios. Precisó que se han articulado acciones con las 61 empresas del territorio, con una evolución favorable de los indicadores económicos y la puesta en práctica de 43 medidas para potenciar la empresa estatal socialista.
La primera secretaria del Comité Provincial de la UJC, Ariagna Pavón Guerrero, explicó los propósitos de continuar creciendo con nuevos jóvenes militantes y de dignificar los procesos en los centros que no tienen estructuras de la organización; en tanto Yunies Romero Rizo, coordinador de los CDR, expuso el quehacer de la organización de masas en la comunidad, la superación para los dirigentes de base, las misiones asumidas en la lucha contra coleros y revendedores, la atención a la familia vulnerable, y el protagonismo popular en el movimiento Desde el barrio, cultiva tu pedacito, entre otros espacios de participación.
Al respecto, el secretario de Organización y Política de Cuadros, Roberto Morales Ojeda, dijo que esa organización debe transformar y dinamizar su trabajo, que involucre a cada cederista.
La primera secretaria del Comité Provincial del Partido, Yanina de la Nuez Aclich, habló del trabajo para crecer en la incorporación a las filas de la organización y elevar la calidad de los procesos políticos.
Para mantener vivo el Congreso en una provincia de profundas tradiciones agrícolas y con una alta responsabilidad en la producción agropecuaria, el miembro del Secretariado y jefe de su Departamento Agroalimentario, José Ramón Monteagudo Ruiz, abordó el papel del Partido en el control de la actividad económica, en particular del sector agroalimentario.
Félix Duarte Ortega, miembro del Secretariado y jefe del Departamento Productivo de Bienes y Servicios, reflexionó sobre el seguimiento y control a inversiones que se ejecutan en la Fábrica de Conductores Eléctricos y Telefónicos (Eleka) y en la Empresa Refractarios, así como indicó seguir la operación puerto-transporte-economía interna en el caso de Batabanó y la Isla de la Juventud.
Reconoció que Mayabeque se valida por tercer año consecutivo como cumplidora de la Política de la Vivienda.
El miembro del Secretariado Joel Queipo Ruiz, jefe del Departamento Económico, evaluó las posibilidades de crear micro, medianas y pequeñas empresas en la provincia, como nuevos actores que propicien empleos, logren encadenamientos para dar mayor valor a las materias primas, acciones que debe estimular el Partido como parte de su rol en la batalla económica.
El integrante del Secretariado, Jorge Luis Broche Lorenzo, jefe del Departamento para la Atención al Sector Social, resaltó el papel de los jóvenes en la pandemia, y exhortó a movilizar el pensamiento con vistas a contener el rebrote para poder desarrollar el verano y ejecutar de forma correcta la actividad presupuestada y el control de los recursos.
Rogelio Polanco, miembro del Secretariado y jefe de su Departamento Ideológico, observó que Mayabeque está llamada a realizar una labor de comunicación mejor articulada, sin improvisaciones, con relaciones coordinadas, que integre mejor los mensajes, tanto en el escenario tradicional como en el virtual, para hacer más eficaz el trabajo político-ideológico. Dijo que la comunicación social tiene que ser un pilar del Partido.
El Primer Secretario del Partido destacó la capacidad de los militantes y del pueblo para seguir adelante, pensar como país y mantener vivo el Congreso.
[embedded content]

Continue Reading