Deportes

Apuntando a Tokio: Arlen López corona y Cuba sube como la espuma

El semipesado (81 kilogramos) cubano Arlen López conquistó su segundo título olímpico, luego de superar en la final de los Juegos de Tokio al británico Benjamin Whittaker, quien no encontró vías para contrarrestar el arsenal técnico y el despliegue físico del boxeador guantanamero.Arlen se presentó en excelente forma y atacó consistentemente para contrarrestar el mayor alcance de su rival, estrategia que rindió frutos. “Él tiene calidad, más estatura y venía haciendo su trabajo, pero seguí al pie de la letra la planificación de los entrenadores y todo salió como queríamos”, dijo el antillano a los medios acreditados.Whittaker pecó de pasividad y tiró poco, lo cual facilitó la tarea defensiva para Arlen, quien dio una buena demostración de esquiva con rápidos movimientos de piernas y torso. El guantanamero, además, golpeó con fuerza al británico y sacó la mejor parte en los intercambios de media y corta distancia. Arlen López sacó la mejor parte en todos los intercambios con el británico Whittaker. Foto: Rungroj Yongrit/EFE.A pesar de la contundencia de Arlen, no se llevó la victoria unánime, pues el juez australiano Makfouni Abdellatifuno vio ganar a Whittaker. De cualquier manera, la votación de 4-1 le vale al antillano, quien se convierte en el décimo boxeador de la Isla con par de títulos olímpicos.Arlen se une a un prestigioso club que integran Ángel Herrera, Héctor Vinent, Ariel Hernández, Guillermo Rigondeaux, Mario Kindelán, Robeisy Ramírez, Roniel Iglesias, Teófilo Stevenson y Félix Savón, estos dos últimos con tres coronas en su palmarés.  “A veces tenemos bajas por diversas cuestiones, pero sabemos mantener el alto nivel cuando llegamos a un torneo como los Juegos Olímpicos. Hasta el sol de hoy no he fallado en Olimpiadas”, aseguró Arlen a la prensa, ante la cual reconoció la importancia de dominar una división como los 81 kilogramos.“Ganar en una división donde no habíamos tenido grandes resultados hasta que Julio César a Cruz rompió el hielo, es una hazaña grande. Estamos muy contentos. Yo estaba peleando y sentía las vibras de mi familia en Guantánamo y del pueblo de Cuba que me ha apoyado”, sentenció el pugilista. Arlen conquistó la segunda corona del boxeo cubano en Tokio. Foto: Rungroj Yongrit/EFE.En Juegos Olímpicos, Cuba solo había ganado dos preseas de plata (Gilberto Carrillo-1972/Sixto Soria-1976) y una de bronce (Ricardo Rojas-1980) en los 81 kilogramos hasta la edición de Río 2016, donde Julio César La Cruz se convirtió en el primer monarca de la Isla en la categoría semipesada. Ahora Arlen ha heredado la corona del agramontino.PublicidadEl boxeo cubano ya ha asegurado cinco medallas y par de coronas en los Juegos Olímpicos de Tokio, por lo que está en posición de superar los tres títulos conseguidos Río de Janeiro 2016. A la escuadra caribeña le quedan las opciones de Julio César La Cruz (91 kg) y Andy Cruz (64), los dos mejores exponentes del plantel.En el orden general, Cuba acumula ahora cinco coronas y 12 preseas en la cita estival japonesa, actuación que ya supera las 11 medallas logradas en Río 2016 (cinco oros, dos platas y cuatro bronces). Ahora el combinado de la Isla, que compite con solo 69 atletas en Tokio, se ubica en el puesto 13 del medallero general.Precisamente, el hecho de competir con una delegación tan reducida y ganar tantos títulos es una muestra de eficiencia muy poco común en los últimos 60 años de historia de los Juegos Olímpicos. De hecho, desde la cita de Roma 1960 hasta la fecha, solo ocho delegaciones habían ganado cinco medallas de oro con una comitiva de menos de 70 deportistas.* 1960: Turquía (49 atletas-7 oros)* 1988: Rumanía (68-7)* 1988: Kenya (58-5)* 2004: Noruega (53-5)* 2008: Kenya (48-6)* 2008: Jamaica (50-5)* 2012: Irán (53-7)* 2016: Jamaica (56-6)Cuba, que sube como la espuma, ya se ha inscrito ya en esta reducida lista.

Continue Reading

Puños de oro para Cuba: Arlen López es nuevamente campeón olímpico

Foto: Reuters.Desde las gradas los cubanos coreaban cada golpe. Un jab y enseguida aparecía el rugir de los compañeros de equipo y los miembros de la delegación; un gancho, un golpe recto, y otra vez las banderas cubanas al viento. Sobre el encerado, Arlen López derrochando talento hasta que el árbitro lo señaló como vencedor. Solo entonces estalló la verdadera felicidad.
La de él, por demostrarle a todos los que dudaron, y tal vez hasta a sí mismo, que tras un ciclo olímpico demasiado inestable, aun había que contar con sus puños. Las del graderío, porque con este título Cuba iguala los conseguidos en Río 2016.
Parecía un combate final más complejo, pero el británico Benjamín Whittaker no logró descifrar del todo el estilo del cubano y solo lució mejor en el tercer asalto, cuando ya era prácticamente imposible su victoria. En definitiva cayó 1-4 y Arlen fue el mismo campeón de Río 2016.
“Sí tuve algo de presión -confiesa- pero eso mismo me hizo estar al cien por ciento en cada asalto. Salí a hacer mi pelea en cada uno de ellos. La táctica ahora fue trabajar en todas las distancias y funcionó”.
Cuando Arlen escuchó el veredicto del combate se arrodilló sobre el cuadrilátero y golpeó el suelo. Fue el momento para dejar salir toda la tensión, pero también toda la alegría.
“Es cierto que no tuve el mejor ciclo, pero existen altas y bajas de todos los atletas y nunca se está igual, pero no se puede dejar de confiar en las personas”, dice mientras cruza las manos detrás de la espalda. Son los mismos puños que hace cinco años lo llevaron al título olímpicos en los 75 kg.
“Las dos medallas tienen importancia, aunque esta tiene un poco más de connotación porque llegué a esta división desde cero. Por eso tuve que demostrar asalto tras asalto que el campeón olímpico soy yo”.
Convertido ya en el décimo bicampeón del boxeo cubano en citas estivales, Arlen López está viviendo un momento de resurrección. Él lo sabe y agradece el apoyo de muchos. Luego sonríe y se va a festejar aun con el redondel dorado colgándole al cuello. Lo hace por él, pero también por los miles de cubanos que amanecerán este 4 de agosto con la noticia de otro campeón olímpico para el buque insignia.
Momentos del combate. Foto: Reuters.
Arlen López celebra en el cuadrilátero. Foto: Reuters.
Arlen López celebra en el cuadrilátero. Foto: Reuters.
Arlen López celebra en el cuadrilátero. Foto: Reuters.
En video, las primeras declaraciones

Continue Reading

Krystsina y Mijaín: gloria o libertad

LA HABANA, Cuba. – Como amo la libertad y he pasado toda la vida bajo una dictadura no me oculto para decir que me alegra más la fuga de la corredora bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya que las proezas en los Juegos Olímpicos de Tokio de mi compatriota el luchador Mijaín López.
Krystsina logró asilarse para escapar a Polonia, burlando a los esbirros del dictador Alexander Lukashenko, que la tenían prácticamente secuestrada en la delegación de su país al evento.
Mijaín López dedicó su hazaña a Fidel Castro y afirmó que fue el difunto dictador quien trajo el deporte a Cuba, como si mucho antes de su régimen no hubiesen existido Capablanca, Ramón Fonst, Martín Dihigo, Orestes Miñoso, Kid Chocolate, el Niño Valdés y otros campeones.
Se valora muy poco el fornido gladiador cuando, sofocado y sudoroso, atribuye todo lo que es como deportista a Fidel Castro –como si el Comandante fuese el mismísimo Dios– en vez de a su esfuerzo y dedicación personal.
Las medallas dedicadas a la dictadura por Mijaín López y el “Patria o muerte” del boxeador Julio César la Cruz más que alegrarnos deberían abochornarnos. Eso, si no somos masoquistas.
Es muy triste no poder alegrarnos por los triunfos de nuestro país en un certamen deportivo. Puede crearte cargos de conciencia si te reprochan lo que se puede interpretar como falta de patriotismo. Pero me consuela recordar a un argentino que conocí hace muchos años, que vivía asilado en Cuba, en Alamar, y que me confesó que se alegraba cada vez que el equipo de su país perdía en el fútbol, porque “esos jugadores no representaban a Argentina, sino a la dictadura militar asesina que se robaría el mérito”.
Esos deportistas que dedican sus medallas a Fidel y la Revolución, más que a Cuba, representan al régimen.
No se debería politizar el deporte, pero precisamente eso es lo que ha hecho siempre el régimen castrista, que presenta el deporte como “un logro de la Revolución”.
Los triunfos del deporte cubano, ampliamente propagandizados, pretenden un mensaje ideológico: la superioridad del sistema social cubano. Las proezas de los deportistas cubanos deben hacer suponer que el comunismo castrista produce seres fuertes y sanos, con mejores puños, músculos de acero, capaces de saltar, correr, nadar, lanzar y batear más que sus competidores. Si perdían, se culpaba a los árbitros, decían que se les había robado el triunfo, que el fallo había sido injusto.
Especialmente se politizó el deporte en los tiempos de Fidel Castro, y muy en particular el beisbol, que era su deporte preferido.
Durante décadas, los peloteros que salían a competir al exterior eran despedidos por Castro y otros altos dirigentes como si partieran rumbo a la guerra. Sus triunfos, que devotamente dedicaban a “Fidel y la Revolución”, eran celebrados con bombos y platillos, y premiados con un carro, una casa o simplemente –¡que más honor!- una cariñosa palmadita del Máximo Líder en el hombro.
A los que se escapaban al menor descuido de los “segurosos” de la delegación y pedían asilo, los tachaba el Comandante, con su habitual jerga bélica, de “traidores, desertores, vendidos al enemigo”, y los borraban de la historia del deporte cubano como si nunca hubieran existido. Una vez, cual dueño de las llaves del país, sentenció el Comandante: “No permitamos jamás que los traidores visiten después el país para exhibir los lujos obtenidos con la infamia”.
Poco ha cambiado con los sucesores de la continuidad post-fidelista. Solo que el desempeño de los deportistas en los últimos años deja mucho que desear. De ahí el ahínco –que llega a ser acoso– por obtener de los atletas que logran resultados meritorios, dedicatorias y declaraciones favorables al régimen. Como las de Mijaín López y Julio César la Cruz, que les vinieron como anillo al dedo a los mandamases, en este momento de dramática crisis y descrédito.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

¡Ay, televisión, no me dejas dormir!

Foto: Portal de la Televisión Cubana.Ojalá los próximos Juegos Olímpicos sean en un lugar con una diferencia horaria “más humana” para los cubanos y cubanas porque gracias a esa “mala”, “retrógrada”,  y vilipendiada televisión hemos empujado con Mijaín, sorprendido con Orta, peleado con Roniel y remado con Serguei y Fernando; y confesar con la colega Leticia Martínez: “En mi vida había dado tanto remo”.
También hemos llorado por el oro perdido de Juan Miguel y Maikel en el salto largo o la plata (El oro era imposible) de Yaimé en el lanzamiento del disco. Por supuesto, esperamos más oros (o platas, o bronces).
Todas esas emociones a media noche o en la madrugada las he disfrutado gracias a la televisión, sé que la radio también  transmite, pero por hábito me aferro a la pequeña pantalla. Y todos han hecho un esfuerzo enorme para que nos lleguen los juegos como si se realizaran en Baracoa.
Foto: Portal de la Televisión Cubana.
Danilo Sirio, al frente  del grupo que transmite desde Tokio me dijo: “Los dos canales transmiten 24 horas, de ellas 14 se hacen desde aquí por cada canal. Hasta este momento todos los cubanos que han competido han salido por uno de los dos canales. Solo los atletas de tiro no se vieron porque aquí en ese deporte sólo transmite la final. Por eso se vio a Pupo. Hemos puesto muchos deportes que normalmente no ponemos en Cuba”. Experiencia tiene este hombre en esas lides: “Entre radio y TV  somos 33 compañeros incluido yo”;  ese yo me dijo “llevo ocho olimpiadas dirigiendo las transmisión  de TV. Solo no trabajé en Los Angeles y Seúl”.
Pavel Otero tan rápido como en el NTV me comentó “se transmiten  más de ochocientas  horas por los dos canales y más de cuatrocientas  por Radio Rebelde”.
Lo cierto es que hemos visto  diferentes deportes, algunos no habituales en nuestra televisión, y por minutos…el bicharraco (el SARS-CoV-2) no ha sido protagonista en nuestras mentes.
De todas las transmisiones quiero detenerme en Evyan Guerra. Una buena dicción, nivel léxico justo, conocimientos de deportes y narra como Dios (o Marx) manda.  Me topé este post en FB de Daguito Valdes, de Pinar del Río, no lo puedo decir mejor que él:
“Muchas veces criticamos sin piedad (muchas veces con razón) a los narradores cubanos, pero hoy quiero dedicarle este post a las emocionantes y profesionales narraciones de Evyan Guerra en los deportes de combate de #Tokyo2020 que las coronó con las dos finales de la lucha y las dos medallas de oro de Mijaín López y Luis Alberto Orta.
Mezcla perfecta de los sentimientos de narrar a cubanos con la objetividad necesaria en una descripción profesional, todo sumado a una información detallada y explicativa muy completa.
¡Oro olímpico también para Evyan! ¡DURO!”
Alguien dijo y yo coincido en que su narración del oro de Mijain recuerda la de Héctor Rodríguez con la carrera de Juantonera o la de René Navarro con Las morenas del Caribe. Yo coincido, para emocionar no hay que gritar, Evyan lo sabe y ha encontrado el tono justo.
Volveré sobre el tema, ahora no puedo que estoy disfrutando la gimnasia.
Foto: Portal de la Televisión Cubana..
(Tomado del Portal de la TVC)

Continue Reading

Mesa: Cuba en los Juegos Olímpicos de Tokio

¿Qué hitos deja el oro de la dupla cubana de canotaje? ¿Cómo valorar los resultados de los boxeadores cubanos? ¿Cómo se ha comportado la lucha con respecto a Río? Sobre estos y otros temas de la actuación cubana en los Juegos Olímpicos de Tokio se hablará este miércoles en la Mesa Redonda, con la participación de periodistas deportivos y del Presidente de la Federación Cubana de Boxeo.
Cubavisión, Cubavisión Internacional y Radio Habana Cuba transmitirán este programa a las 7:00 p.m. El Canal Educativo la retransmitirá al cierre. Además estará disponible en las redes sociales Facebook y YouTube.

Continue Reading

Las 3 del día: Los medallistas de la oncena jornada de los Juegos Olímpicos y las noticias del 3 de agosto (+ Podcast)

La oncena jornada de estos Juegos Olímpicos estuvo marcada por par de medallas de oro para Cuba. Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge le regalaron a Cuba la tercera medalla de oro al convertirse en los campeones en el C2 a mil metros con récord olímpico incluido.Por su parte, Roniel Iglesias venció a Pat McCormack, de Gran Bretaña, por resultado unánime 5-0 en peso wélter.
Hoy en Las tres del día les traemos las declaraciones de nuestros medallistas olímpicos. Así como las principales noticias de este tres de agosto.
Escuche aquí

Vea además
Cuba en Tokio: Oncena jornada de los Juegos Olímpicos

Continue Reading

Roniel Iglesias: primera medalla de oro del boxeo cubano en Tokio

El welter Roniel Iglesias superó hoy 5-0 al británico Pat McCormack y le dio a Cuba la primera medalla de oro en el boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.Iglesias empleó bien el swing de izquierda, que impactó en reiteradas ocasiones al púgil europeo, y mereció votaciones de triple 30-27 y doble 29-28.El boxeador pinareño, de 32 años, obtuvo su segundo cetro en Juegos Olímpicos, toda vez que este de hoy se suma al conquistado en Londres 2012.Por su parte, el el tetracampeón mundial Julio César La Cruz (91 kg) derrotó al brasileño Abner Teixeira por votación de 4-1 y avanzó hacia la discusión del oro. Julio César La Cruz (91 kg). Foto: Agencia Cubana de Prensa.El también titular olímpico La Cruz le dio una clase de boxeo a su rival, le pegó desde todos los ángulos y en las tres distancias para superarlo con marcadores de triple 30-27, 29-28. Solo el árbitro australiano Carl Aus Ruhen vio ganar a Teixeira por 30-27 .Con la victoria, el  camagüeyano aseguró medalla de plata y buscará volver a subir a lo más alto del podio olímpico.El próximo 6 de agosto será el combate final frente al experimentado Muslim Gadzhimagomedov, quien representa al Comité Olímpico Ruso.Publicidad

Continue Reading

Cuba en Tokio: Duodécima jornada de los Juegos Olímpicos

Ortiz encabezó el segundo grupo integrado por 24 personas, de ellas otros judocas, pesistas, y el taekwondoca Rafael Alba. Foto: Jit.
La judoca cubana Idalys Ortiz, medallista de plata en los Juegos de la XXXII Olimpiada con sede en Tokio,  agradeció y dijo estar muy impresionada por recibir la llamada telefónica del Primer Secretario del Comité Central de Partido y Presidente de la República de Cuba, Miguel DÍaz-Canel Bermúdez.
“Para mí y para los demás atletas la llamada de nuestro presidente es un gran incentivo, motivación e incluso contribuye a que sea mayor nuestra alegría por los resultados en la competencias”, comentó la artemiseña subtitular de la división de +78 kg del judo tras su regreso a la patria por el aeropuerto internacional José Martí.
La afamada atleta ganadora de su cuarta presea olímpica agregó que “ese gesto nos emocionó muchísimo y es gran evidencia de la calidad humana que nos caracteriza a todos los cubanos”.
Además somos continuadores del legado de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro,  que ha sido nuestro deportista mayor. También de Raúl Castro,  que cuando nosotros hemos participado en otros eventos multidisciplinarios siempre ha estado presente”, enfatizó Idalys.
Al referirse a sus resultados en la ciudad nipona dijo sentirse extremadamente feliz por haber cumplido con el gran objetivo que tenía en la vida, participar en sus cuartos juegos olímpicos y regresar con una medalla.
“Para mí ha sido muy importante esta presea de plata  porque realmente fue conseguida a base de sacrificio, con mucho esfuerzo y compromiso, incluso pensamos en un momento  que esta cita bajo los cinco aros no se efectuaría», acotó.
También se refirió a las afectaciones en la preparación, la cual pudo realizarla dos meses y medio antes de llegar a estos juegos, además ella estuvo contagiada por la covid-19.
Ortiz encabezó el segundo grupo integrado por 24 personas, de ellas otros judocas, pesistas, y el  taekwondoca Rafael Alba,  ganador de un metal bronceado, junto a entrenadores y federativos de la delegación que concluyeron su actuación en la cita bajo los cinco aros.
Ellos fueron recibidos en la terminal aérea por Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, y Raúl Fornés Valenciano, presidente en funciones del Inder.

Continue Reading

Díaz-Canel felicita a campeones olímpicos de la jornada y a sus entrenadores (+ Video)

Mediante una videollamada, el presidente Miguel Díaz-Canel felicitó a los campeones olímpicos en el canotaje (con récord olímpico incluido) Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge, al púgil y bicampeón olímpico Roniel Iglesias, y a sus entrenadores, Yosniel Domínguez y Rolando Acebal.
El mandatario dijo a los canoístas cubanos: “Tremenda actuación, remaron con el corazón. Cuba entera está orgullosa de ustedes, han dado una alegría tremenda al país. Anoche todo el mundo se estaba llamando, las amistades, para destacar el final ese, que fue electrizante. Felicitaciones y toda nuestra admiración y cariño.
“Con esa medalla subimos en la clasificación. Estamos hoy en un lugar meritorio para estos tiempos y para todas las dificultades con que ustedes tuvieron que prepararse para esta Olimpiada. El pueblo está muy contento. Aquí hay una alegría tremenda con lo que estaban haciendo ustedes”.
Serguey Torres, veterano multimedallista mundial, respondió al presidente: “Eso es más que suficiente, nosotros no nos esperábamos más que eso, que alegrar al pueblo y que la gente estuviera orgullosa del resultado”.
Díaz-Canel le comentó a Yosniel Domínguez, entrenador de la dupla, que “esos muchachos hicieron temblar a Cuba ayer. Todo el mundo gritaba con pasión y emoción”. Domínguez afirmó sentirse muy orgulloso, feliz, y apuntó que llevaban tiempo buscando ese resultado.
Roniel Iglesias también recibió la felicitación de Díaz-Canel, quien, además, elogió la actuación del púgil y lo instó a “apoyar a los otros tres boxeadores que nos quedan”.
“Nosotros vinimos aquí comprometidos con el pueblo y con Cuba. Y pienso apoyar a mis compañeros para obtener las tres medallas que nos faltan en el boxeo”, dijo Iglesias.
Rolando Acebal, entrenador jefe de los boxeadores cubanos, destacó que “lo importante es que el equipo está concentrado en la tarea y consciente de los momentos que se están viviendo. Ellos van a dar todo su esfuerzo por tratar de seguir cosechando triunfos”.
Sobre el oro de Roniel Iglesias y las actuaciones de los boxeadores cubanos en estos Juegos Olímpicos, Díaz-Canel dijo: “Ahí está el resultado de todo lo que ustedes han hecho en estos años. La manera en que han concebido el entrenamiento, la preparación, el fogueo y la participación que se ha tenido. Un abrazo para todos y esperamos nuevos victorias”.

Continue Reading

La jugada perfecta de Serguey Torres y Fernando Dayán

La pandemia ha alterado tanto nuestra realidad que las medallas olímpicas ya no las entrega ninguna personalidad. En las premiaciones de Tokio 2020, cita donde se ha limitado al mínimo el contacto físico, los directivos o las antiguas estrellas del deporte se ponen a un costado del podio y son testigos mientras los ganadores se cuelgan sus propias preseas en una ceremonia muy parca.Sin embargo, los vencedores en pruebas combinadas o colectivas escapan de la frialdad. Los equipos de gimnasia artística, los botes del remo, o los relevos de la natación y el atletismo son algunos de los que han tenido la oportunidad de premiarse entre ellos mismos, detalle que le da un toque de emoción a las ceremonias.En ese escenario, antes impensado, el canoísta cubano Serguey Torres podría haberse despedido del deporte de una manera espectacular: poniendo la medalla de oro olímpica a su compañero Fernando Dayán Jorge y fundiéndose en un abrazo glorioso, luego de la espectacular victoria que ambos consiguieron en el C-2 a mil metros en el Sea Forest Waterway, sede de las disciplinas náuticas en lid estival japonesa. Fernando Dayán Jorge (izquierda) le da la despedida sobre el podio olímpico a Serguey Torres, quien debe retirarse después de la cita estival. Foto: Kiyoshi Ota/EFE/EPA.Ritmo endiablado de paletadas y perfecta sincronía fueron las claves de éxito para Serguey y Dayán, quienes dejaron a chinos y alemanes con los deseos de celebrar en lo más alto del podio. La regata, una de las más emocionantes que Cuba recuerde, fue una demostración de contundencia del bote antillano, implacable en los últimos 250 metros de competencia.Aunque no comenzaron a full, Serguey y Dayán lograron mantenerse en la vanguardia todo el tiempo, a su paso, en una batalla perenne contra ellos mismos. Al final, cuando ya se divisaba la meta, estaban separados a solo 41 centésimas del bote chino y llegó el omento de rematar.“En una regata rápida todos los botes llegan colapsados al final. El que menos se rompiera iba a ganar y ese fuimos nosotros”, dijo Torres a la prensa acreditada en Tokio.Este es un premio mayúsculo para la embarcación insignia del canotaje cubano, la misma que ganó preseas de plata en Sydney 2000 y Atenas 2004 con Ibrahim Rojas como eje, acompañado por Leobaldo Pereira en la cita australiana y Ledys Frank Balceiro en la cuna del olimpismo.Serguey y Dayán son los herederos del imperio que levantaron esos tres monstruos del canotaje cubano a principios de siglo, cuando ganaron un sinfín de competencias mundiales y dejaron sentadas las bases para los éxitos del futuro.Publicidad“Me fijaba bastante en Ledys Frank Balceiro. Puedo decir que es uno de los atletas que mejor técnica tenía. Recuerdo que nos poníamos a ver las regatas de él en los Juegos Olímpicos de Sídney y las mirábamos en cámara lenta. ¡Imagínate! Una regata de más de tres minutos puede llegar a durar hasta media hora observándola así. Lo hacíamos para fijarnos en los movimientos y funcionó, porque creo que todos tenemos algo de la escuela de canoa de esos años. Los estilos no son iguales, pero se parecen mucho”, confesó hace unos meses Serguey al colega Jorge Luis Coll. Con un endemoniado ritmo de paletadas, los cubanos remontaron en la recta final de la regata. Foto: Kiyoshi Ota/EFE/EPA.Pero al margen de referencias técnicas o de similitudes y diferencias en los estilos, si un rasgo común distingue a estos atletas es su casta y capacidad para no bajar nunca los brazos. Sin ir muy lejos, Serguey Torres estuvo a punto de quedar fuera de la canoa biplaza en el 2019, cuando algún directivo decidió que ya sus mejores tiempos habían pasado, pero no aceptó el veredicto e instancias superiores le dieron la razón.Dos veranos después, ya con 34 años en las costillas —más de 20 en la práctica del canotaje—, Serguey tiene una medalla de oro olímpica colgada en su cuello, mientras la alocada idea de separarlo del C-2 debe estar, por fortuna, engavetada en los archivos del Cerro Pelado, justamente en la nutrida sección de despropósitos.El espirituano no merecía, de ninguna manera, perder el último tren olímpico, sobre todo después de haber dado tanta gloria a su país con más de 20 medallas a nivel mundial. Serguey, además, no merecía perder la oportunidad de revancha bajo los cinco aros luego de un sexto lugar en Río que le sacó las lágrimas.La larga regata contra la pandemiaEl camino hasta aquí ha sido extremadamente turbulento, y no solo por la propuesta de separación del equipo nacional. La COVID-19 puso contra las cuerdas a la dupla antillana, que durante meses no pudo entrenar en conjunto, mientras la mayoría de sus rivales, en particular los poderosos de América y Europa, se iban a lugares remotos para mantener su entrenamiento durante la cuarentena global.“Creo que, al principio de todo, este cambio fue un poco difícil, porque con la pandemia ni siquiera sabíamos lo que podía pasar. En nuestro caso, tuvimos que alejarnos del deporte por cierto tiempo, y veíamos como el sueño olímpico se alejaba y se alejaba”, relató Fernando Dayán en dialogo exclusivo con OnCuba.El joven cienfueguero comenzó a trabajar con Serguey siendo prácticamente un niño, pero su talento y poder le permitieron evolucionar rápido hasta convertirse en el complemento ideal del veterano piragüista, con quien ha mantenido una línea triunfal en los últimos años, incluso después del largo período de inactividad en el 2020, cuando se suspendieron la mayoría de las competencias. Después de muchos meses de esfuerzo en condiciones complicadas, los cubanos encontraron el premio a tanto sacrificio. Foto: Maxim Shemetov/Reuters.“Los botes de equipo nacen. Es por eso que, a pesar de los contratiempos por la pandemia, a pesar de no poder entrenar juntos durante mucho tiempo, cuando regresamos no pasamos demasiado trabajo para acoplarnos. Nuestros de remadas coinciden y no es tan complicado encontrar la sincronía. En realidad, lo más preocupante en durante el período de inactividad fue mantenernos sanos y en la mejor forma posible”, explicó Dayán.No obstante, el joven de 22 años, nos cuenta que la incertidumbre generada por el virus provocó dudas y frustración, sobre todo antes de que se conociera el aplazamiento de los Juegos Olímpicos.“A tres meses de Tokio 2020 las noticias que veíamos no eran buenas. El mundo se estaba enfrentando a algo desconocido y no teníamos ni idea de cómo iba a terminar todo. En esas circunstancias, costó mantener la concentración a tope y enfocarnos en los entrenamientos con limitaciones”, rememoró el cienfueguero, quien reconoce que llegó a temer por una suspensión definitiva de los Juegos.“Si se decidían por no hacerlos, podía ser el final de la carrera de Serguey sin competir nuevamente en una Olimpiada, lo cual hubiera sido fatal, porque él estaba listo y enfocado en terminar con el único título que le faltaba en sus vitrinas”, precisó Dayán, pletórico luego de la victoria en Tokio.“Yo sé que muchas personas pensaban que el pronóstico de medallas que traíamos era demasiado optimista, pero estaba basado mayormente en los objetivos que nosotros mismos nos trazamos. Si nos daban como favoritos, es porque generamos expectativa a partir de nuestros resultados y de nuestra respuesta bajo presión”, dijo el canoísta, quien todavía tiene por delante la competencia individual.“Todos saben que el bote de equipo es el más laureado de Cuba, no solo ahora, sino a través de la historia, pero yo he logrado mantenerme bien en las dos modalidades. Los Juegos Olímpicos son cada cuatro años, así que ahora es el momento de ir con todo para cumplir nuestros objetivos. Me siento fuerte para competir en el C-1 y quiero seguir aportando a Cuba.”

Continue Reading

La jugada perfecta de Serguey Torres y Fernando Dayán

La pandemia ha alterado tanto nuestra realidad que las medallas olímpicas ya no las entrega ninguna personalidad. En las premiaciones de Tokio 2020, cita donde se ha limitado al mínimo el contacto físico, los directivos o las antiguas estrellas del deporte se ponen a un costado del podio y son testigos mientras los ganadores se cuelgan sus propias preseas en una ceremonia muy parca.Sin embargo, los vencedores en pruebas combinadas o colectivas escapan de la frialdad. Los equipos de gimnasia artística, los botes del remo, o los relevos de la natación y el atletismo son algunos de los que han tenido la oportunidad de premiarse entre ellos mismos, detalle que le da un toque de emoción a las ceremonias.En ese escenario, antes impensado, el canoísta cubano Serguey Torres podría haberse despedido del deporte de una manera espectacular: poniendo la medalla de oro olímpica a su compañero Fernando Dayán Jorge y fundiéndose en un abrazo glorioso, luego de la espectacular victoria que ambos consiguieron en el C-2 a mil metros en el Sea Forest Waterway, sede de las disciplinas náuticas en lid estival japonesa. Fernando Dayán Jorge (izquierda) le da la despedida sobre el podio olímpico a Serguey Torres, quien debe retirarse después de la cita estival. Foto: Kiyoshi Ota/EFE/EPA.Ritmo endiablado de paletadas y perfecta sincronía fueron las claves de éxito para Serguey y Dayán, quienes dejaron a chinos y alemanes con los deseos de celebrar en lo más alto del podio. La regata, una de las más emocionantes que Cuba recuerde, fue una demostración de contundencia del bote antillano, implacable en los últimos 250 metros de competencia.Aunque no comenzaron a full, Serguey y Dayán lograron mantenerse en la vanguardia todo el tiempo, a su paso, en una batalla perenne contra ellos mismos. Al final, cuando ya se divisaba la meta, estaban separados a solo 41 centésimas del bote chino y llegó el omento de rematar.“En una regata rápida todos los botes llegan colapsados al final. El que menos se rompiera iba a ganar y ese fuimos nosotros”, dijo Torres a la prensa acreditada en Tokio.Este es un premio mayúsculo para la embarcación insignia del canotaje cubano, la misma que ganó preseas de plata en Sydney 2000 y Atenas 2004 con Ibrahim Rojas como eje, acompañado por Leobaldo Pereira en la cita australiana y Ledys Frank Balceiro en la cuna del olimpismo.Serguey y Dayán son los herederos del imperio que levantaron esos tres monstruos del canotaje cubano a principios de siglo, cuando ganaron un sinfín de competencias mundiales y dejaron sentadas las bases para los éxitos del futuro.Publicidad“Me fijaba bastante en Ledys Frank Balceiro. Puedo decir que es uno de los atletas que mejor técnica tenía. Recuerdo que nos poníamos a ver las regatas de él en los Juegos Olímpicos de Sídney y las mirábamos en cámara lenta. ¡Imagínate! Una regata de más de tres minutos puede llegar a durar hasta media hora observándola así. Lo hacíamos para fijarnos en los movimientos y funcionó, porque creo que todos tenemos algo de la escuela de canoa de esos años. Los estilos no son iguales, pero se parecen mucho”, confesó hace unos meses Serguey al colega Jorge Luis Coll. Con un endemoniado ritmo de paletadas, los cubanos remontaron en la recta final de la regata. Foto: Kiyoshi Ota/EFE/EPA.Pero al margen de referencias técnicas o de similitudes y diferencias en los estilos, si un rasgo común distingue a estos atletas es su casta y capacidad para no bajar nunca los brazos. Sin ir muy lejos, Serguey Torres estuvo a punto de quedar fuera de la canoa biplaza en el 2019, cuando algún directivo decidió que ya sus mejores tiempos habían pasado, pero no aceptó el veredicto e instancias superiores le dieron la razón.Dos veranos después, ya con 34 años en las costillas —más de 20 en la práctica del canotaje—, Serguey tiene una medalla de oro olímpica colgada en su cuello, mientras la alocada idea de separarlo del C-2 debe estar, por fortuna, engavetada en los archivos del Cerro Pelado, justamente en la nutrida sección de despropósitos.El espirituano no merecía, de ninguna manera, perder el último tren olímpico, sobre todo después de haber dado tanta gloria a su país con más de 20 medallas a nivel mundial. Serguey, además, no merecía perder la oportunidad de revancha bajo los cinco aros luego de un sexto lugar en Río que le sacó las lágrimas.La larga regata contra la pandemiaEl camino hasta aquí ha sido extremadamente turbulento, y no solo por la propuesta de separación del equipo nacional. La COVID-19 puso contra las cuerdas a la dupla antillana, que durante meses no pudo entrenar en conjunto, mientras la mayoría de sus rivales, en particular los poderosos de América y Europa, se iban a lugares remotos para mantener su entrenamiento durante la cuarentena global.“Creo que, al principio de todo, este cambio fue un poco difícil, porque con la pandemia ni siquiera sabíamos lo que podía pasar. En nuestro caso, tuvimos que alejarnos del deporte por cierto tiempo, y veíamos como el sueño olímpico se alejaba y se alejaba”, relató Fernando Dayán en dialogo exclusivo con OnCuba.El joven cienfueguero comenzó a trabajar con Serguey siendo prácticamente un niño, pero su talento y poder le permitieron evolucionar rápido hasta convertirse en el complemento ideal del veterano piragüista, con quien ha mantenido una línea triunfal en los últimos años, incluso después del largo período de inactividad en el 2020, cuando se suspendieron la mayoría de las competencias. Después de muchos meses de esfuerzo en condiciones complicadas, los cubanos encontraron el premio a tanto sacrificio. Foto: Maxim Shemetov/Reuters.“Los botes de equipo nacen. Es por eso que, a pesar de los contratiempos por la pandemia, a pesar de no poder entrenar juntos durante mucho tiempo, cuando regresamos no pasamos demasiado trabajo para acoplarnos. Nuestros de remadas coinciden y no es tan complicado encontrar la sincronía. En realidad, lo más preocupante en durante el período de inactividad fue mantenernos sanos y en la mejor forma posible”, explicó Dayán.No obstante, el joven de 22 años, nos cuenta que la incertidumbre generada por el virus provocó dudas y frustración, sobre todo antes de que se conociera el aplazamiento de los Juegos Olímpicos.“A tres meses de Tokio 2020 las noticias que veíamos no eran buenas. El mundo se estaba enfrentando a algo desconocido y no teníamos ni idea de cómo iba a terminar todo. En esas circunstancias, costó mantener la concentración a tope y enfocarnos en los entrenamientos con limitaciones”, rememoró el cienfueguero, quien reconoce que llegó a temer por una suspensión definitiva de los Juegos.“Si se decidían por no hacerlos, podía ser el final de la carrera de Serguey sin competir nuevamente en una Olimpiada, lo cual hubiera sido fatal, porque él estaba listo y enfocado en terminar con el único título que le faltaba en sus vitrinas”, precisó Dayán, pletórico luego de la victoria en Tokio.“Yo sé que muchas personas pensaban que el pronóstico de medallas que traíamos era demasiado optimista, pero estaba basado mayormente en los objetivos que nosotros mismos nos trazamos. Si nos daban como favoritos, es porque generamos expectativa a partir de nuestros resultados y de nuestra respuesta bajo presión”, dijo el canoísta, quien todavía tiene por delante la competencia individual.“Todos saben que el bote de equipo es el más laureado de Cuba, no solo ahora, sino a través de la historia, pero yo he logrado mantenerme bien en las dos modalidades. Los Juegos Olímpicos son cada cuatro años, así que ahora es el momento de ir con todo para cumplir nuestros objetivos. Me siento fuerte para competir en el C-1 y quiero seguir aportando a Cuba.”

Continue Reading

Roniel Iglesias fue Cuba en cada golpe (+Video)

Para muchos todo había terminado, mas él Roniel Iglesias, sabía que aún le quedaban fuerzas para seguir luchando. Llegó a Tokio, incluso ganando combates a la propia vida, muy pocos lo tenían entre los pronósticos.Pero este padre feliz, entendió que el mejor legado para Lucas Daniel, su -mejor medalla- era el oro olímpico. Último en incorporarse a la delegación, más de cinco días de viaje. Primero en subirse al cuadrilátero, con toda la presión que ello implica.Nada pudo detener a Iglesias, que siguió soñando, pero tirando golpes para concretar sus sueños. Familiar hasta con sus rivales, siempre les decía algo al oído tras concluir sus peleas.El hijo de Marianela, no perdió el enfoque ni un instante. Tumbó muros que parecían infranqueables, le dio un nocaut a la COVID-19, y marchó victorioso hacia la final.El welter de Pinar del Río, hizo saltar de la emoción a muchos esta madrugada histórica del tres de agosto. Era Cuba en sus guantes, era vueltabajo resistiendo cada embestida, nadie podía con sus desplazamientos, mucho menos con sus combinaciones demoledoras.Bendita manera de enfrentar desafíos. Justo ahí, en el límite del tiempo, en la época donde los grandes se convierten en Dioses, alzaron la mano de un doble dorado bajo los cinco aros. No hubo inglés, ruso, japonés o boxeador que pudiera contigo campeón.Roniel Iglesias es oro y el buque insignia echa a andar. Un premio al esfuerzo y a la consagración. Felicitaciones campeón. #Cuba espera mucho del boxeo cubano #ACubaPonleCorazónhttps://t.co/HcNXxeTd3X— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 3, 2021 Entras nuevamente victorioso al sitio sagrado de la historia. Y lo mejor, sigues aquí, en este lugar especial de tu gente, en este lado izquierdo que palpita por Cuba; porque tú si le pusiste corazón a este país que te pertenece entero.Avanza seguro, a ti también los Dioses del olimpo, te hicieron un lugar para admirar siempre tus tres podios olímpicos.En Video: Familia de Roniel Iglesias en los minutos finales del combate

Continue Reading

La jamaicana Elaine Thompson es también la reina de los 200 m

Elaine Thompson campeona en 100 y 200. Foto: DPALa atleta jamaicana Elaine Thompson ha revalidado su título de campeona olímpica de los 200 metros femenino en Tokio, al imponerse este martes en la final de los Juegos con récord nacional, por lo que añade otro oro al conquistado en la prueba de 100 metros. Thompson, que el pasado sábado se convirtió en la segunda mujer más rápida de la historia al ganar los 100 con una marca de 10,61, nuevo récord olímpico y solo por detrás de los 10,49 de la estadounidense Florence Griffith-Joyner se consolidó como la reina de la velocidad olímpica en Tokio 2020 al imponerse también en los 200 metros femeninos con un crono de 21.53 segundos, nuevo récord nacional para Jamaica.
En una de las carreras más rápidas de la historia, la juvenil namibia Christine Mboma, de solo 18 años, entró segunda al estampar 21.81 y establecer un nuevo primado para atletas menores de 20 años.En tanto, la estadounidense Gabrielle Thomas (21.87) se quedó con el bronce y dejó fuera del podio a la legendaria Shelly-Ann Fraser-Pryce (21.94).
Con su corona en esta prueba, Thompson repite el doblete de la velocidad luego de ganar también los 100 y 200 metros en los Juegos de Río 2016 y eleva a Jamaica al segundo lugar del medallero del atletismo de Tokio 2020.

Continue Reading

Roniel Iglesias es oro y el buque insignia echa andar

El cubano Roniel Iglesias venció convincentemente a Pat McCormack por resultado unánime 5-0 y gana el oro en peso wélter. El de la Mayor de las Antillas fue mucho mejor sobre el cuadrilátero y con una combinación efectiva logró dominar a su rival.
Minutos atrás, el boxeo vio a sus compatriotas Lázaro Álvarez ganando el bronce en la categoría peso pluma y a Julio La Cruz ganando la semifinal de peso pesado y garantizando otra medalla, oro o plata para El Buque Insignia en Tokio 2020.

Continue Reading

Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge: oro olímpico en canoa biplaza

Los cubanos Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge ganaron hoy lunes la final olímpica en canoa biplaza a mil metros (C2-1000) en Tokio.Toda una hazaña: arrancaron últimos y cruzaron la meta por delante de todos los competidores con registro de 3 minutos, 24 segundos y 995 milésimas, aventajando a chinos y alemanes.[embedded content]El cuarto lugar lo obtuvo Brasil, subtitulares en Río de Janeiro, con un tiempo de 3:27.603.Este es el mejor resultado de los canoístas cubanos en citas olímpicas, en las que han sobresalido hombres como Leobaldo Pereira y Ibrahim Rojas, plata en Sidney 2000, así como el segundo lugar de Ledis Frank Balceiro en el C1 a mil metros.Publicidad

Continue Reading

Serguey y Fernando Dayán sacan oro a fuerza de paletadas (+ Video)

Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge celebran el oro olímpico. Foto: Yunier Sifonte/Cubadebate.Durante cinco años se prepararon para este momento y aun así apenas se lo creen. “Estoy soñando”, dice Serguey nada más poner un pie fuera de la canoa. “Lo dije y nadie me creyó”, agrega Fernando Dayán con el ímpetu de sus 22 años. Han hecho historia y se abrazan bajo la bandera. Desde hoy son los campeones olímpicos en el C2 a mil metros. Es la primera vez que Cuba gana un oro olímpico en el canotaje y ellos, con esa mezcla de juventud y experiencia, lo acaban de hacer realidad.
Como en las semifinales aquí también comenzaron detrás, pero esta vez no esperaron tanto para acelerar la fuerza de las paletadas. Cuando la punta de su canoa pasó por la línea virtual que marca los primeros 250 metros marchaban cuartos; en los 500 metros ya eran los dueños de la segunda posición.
Serguey Torres, a la cabeza del bote, vio cómo le quedaban solo 250 metros y los chinos le sacaban solo 41 centésimas. “Vamos” —se dijo—, con toda la experiencia que da estar en sus cuartos Juegos Olímpicos. Los remos cubanos entraban y salían del agua más fuertes que los del resto, y con cada paletada descontaban valiosos centímetros. Cien metros, cincuenta más, otros cien, y el empuje final para levantar la nariz de la canoa e impulsarla sobre la meta.
En las gradas se hizo silencio. La llegada fue tan cerrada que la pizarra con los resultados aun estaba vacía. De pronto, en una esquina, la bandera azul, blanca y roja apareció de primera. Euforia absoluta. Sus 3:24.995 representan el mejor tiempo conseguido en esta prueba en citas olímpicas. El 3:25.198 de los chinos y el 3:25.615 de los teutones tampoco se habían visto nunca en citas estivales. Una regata dura y feliz para Cuba.

En fotos la carrera
Foto: Reuters.
Foto: Reuters
Foto: Reuters.
Así celebran los campeones

Primeras declaraciones

Continue Reading

Cuba en Tokio: Oncena jornada de los Juegos Olímpicos

Juegos Panamericanos de La Habana en 1991.
Un pequeño tocoro sonriente y en ropa deportiva marcó por espacio de 15 días de agosto (del 2 al 17) los Juegos Panamericanos de La Habana 1991. Convertido en la mascota oficial de la lid, Tocopán saltó, lanzó, corrió, premió y hasta lloró junto al pueblo capitalino, que desde entonces no ha sido el mismo a la hora de hablar, conocer, disfrutar  y vivir el deporte. El legado abarcó mucho más que instalaciones y medallas.
La Habana tuvo sus anhelados Juegos después de una ardua lucha —con injusticia de por medio—, pues aspiró a organizar los de 1987, pero los altos directivos de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) optaron por otorgárselos a Indianápolis, Estados Unidos.
La elección llegaría por unanimidad en 1986, en el congreso de la entidad continental, tras retirar su candidatura la ciudad argentina de Mar del Plata en un noble gesto hacia nuestra delegación que pocos recuerdan a la hora de contar la historia.
Fidel Castro poniéndole la medalla de oro a Javier Sotomayor en los Juegos Panamericanos, La Habana 1991. Foto: Granma.
Hacia la zona este de La Habana —a poco más de cuatro kilómetros del centro si se atraviesa el Túnel de La Bahía— se levantaron el mayor número de instalaciones y la Villa Panamericana.
Desde el inicio, constructores, estudiantes y todo el que quiso sumarse dieron vida a obras que trascenderían no solo por su funcionalidad y belleza, sino también por su utilización posterior en función del deporte y la sociedad.
Dentro de ellas sobresalió el complejo habitacional de La Villa Panamericana, compuesto por 55 edificios. Una vez concluido el certamen, los apartamentos se repartieron entre quienes más horas dedicaron a poner ladrillos allí, así como para atletas y entrenadores destacados, algo inédito en la historia de citas múltiples, pues casi siempre esto queda reservado para inmobiliarias privadas.
En esa propia área quedaron con impecable hermosura el velódromo Reinaldo Paseiro —primero y único del país hasta la actualidad—, el Complejo de Piscinas Baraguá, las Canchas de Tenis 19 de Noviembre y el Estadio Panamericano, este último con aforo para 35 mil personas y sede al año siguiente de la Copa del Mundo de Atletismo.
Otras obras crecieron para la eternidad en nuestra ciudad. Y la singularidad mayor fue la arquitectura simple, pero funcional, sin romper en ningún caso con el entorno.
Las Salas Deportivas Ramón Fonst y Kid Chocolate se robaron las palmas en aceptación popular, el Complejo Deportivo Raúl Díaz Argüelles dio cabida a dos disciplinas sin casa hasta ese momento: la pelota vasca y el patinaje, la bolera de Plaza de la Revolución significó la primera de su tipo en el país en 1991; en tanto el estadio de Hockey sobre Césped Antonio Maceo y el Centro Ecuestre en el Parque Lenin completaron el compromiso contraído por los organizadores.

Continue Reading

Mijaín López iguala a Ramón Fonst, únicos cubanos con 4 medallas de oro en juegos olímpicos

Cuba registró por segundo día consecutivo más de nueve mil casos de COVID-19, luego de haber impuesto el domingo un nuevo récord de muertes y contagios, mientras el gobierno de La Habana reforzó las medidas sanitarias para intentar revertir la crisis en el territorio, que vuelve a ser el epicentro de la pandemia en la isla.
Entre las nuevas medidas, las autoridades han dispuesto la ampliación de las consultas para la atención a pacientes con síntomas de COVID-19, así como la construcción de nuevos equipos de trabajo y el reforzamiento de guardias y cambios de turno.
Por su parte, residentes del interior de la isla alertan sobre un sustancial incremento del número de fallecidos por el virus, y la incapacidad del sistema sanitario para lidiar con esta situación.

En Guantánamo, el periodista independiente Anderlay Guerra Blanco acaba de pasar el COVID-19 en su casa, sin alimentos ni medicamentos. Según dijo, en igual período, en su cuadra, ubicada en la calle San Gregorio, entre el 14 y 15 Sur, ya han fallecido cuatro personas.
“Los envuelven en un nylon negro, así es como los mandan para el municipio de Manuel Tames, para una fosa común que abrieron allí. Son transportados en carros de ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, S.A), porque los carros fúnebres no dan abasto”, señaló el comunicador.
Dairis González Ravelo dijo que, de emergencia, fabricaron un muro en el cementerio municipal de la ciudad de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, para evitar que quede visible la zona donde están enterrando a los muertos por COVID-19.
“Está crítica la situación, muchos muertos diariamente. Hay pacientes que están tirados en los pasillos del hospital, donde cuatro personas comparten un balón de oxígeno”, apuntó la periodista independiente.
En la zona de Mabay, en las afueras de la ciudad de Bayamo, en la provincia de Granma, están enterrando los fallecidos por COVID-19 porque el crematorio provincial no da abasto, dijo el agricultor Emiliano González.
“Tengo evidencias; han hecho una fosa común en ese lugar para sepultar los cadáveres. Ya prácticamente el gobierno no puede ocultar la cantidad de muertos”, afirmó.
Siguen en aumento los fallecidos por el coronavirus en los hospitales de la ciudad de Ciego de Ávila, indicó el cuentapropista José Carlos Fernández.
“En el hospital psiquiátrico Nguyen Van Troi, situado al este de la ciudad, están muriendo personas diariamente, no se ajusta la cifra que el gobierno está dando, en relación con la cantidad real de fallecidos y enfermos”, aseguró el emprendedor.

La situación en Santa Clara con la pandemia esta fuera de control, señala el periodista independiente Guillermo del Sol.
“No hay PCR y no hay tiras de test rápidos suficientes para el diagnóstico de las personas”, expresó el comunicador.
La ciudad de Pinar del Río también tiene un aumento significativo de casos, y el desabastecimiento de alimentos es total, reporta el activista José Rolando Cásares.
“Dieron una nueva tarjeta de “movilidad ciudadana”, y solamente puede salir una persona del núcleo de la vivienda para comprar alimentos”, señaló el opositor.
Y en el municipio Arroyo Naranjo en la capital, el comunicador Vladimir Turró apunta que las autoridades no logran implementar medidas efectivas para solucionar la crisis.
“Los casos siguen aumentando, y te puede asegurar que estos módulos que van a repartir van a generar aglomeraciones y muchos más casos de contagio, porque las personas tienen hambre y están desesperadas”, concluyó Turró.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó este lunes 9,279 nuevos casos de COVID-19 y 68 fallecimientos a causa de la enfermedad, elevando a 403,622 el total de contagios y a 2,913 la cifra de muertes desde que comenzó la pandemia el año pasado.
Según el reporte de las autoridades sanitarias, permanecen ingresados 94 mil 608 pacientes, de los cuales 46 mil 955 son confirmados positivos; de ellos, 385 son atendidos en terapia intensiva: 153 en estado crítico y 232 reportados de gravedad.
La Habana volvió a ser la provincia con más casos nuevos, al reportar 1,850 casos, seguida por Ciego de Ávila, con 1,146; Cienfuegos, con 912 y Matanzas, con 864, entre los territorios más afectados.

Continue Reading

La leyenda es Mijaín López Núñez (+Videos)

Los dioses del olimpo hicieron un espacio hace días, ellos conocían que el rey iba en busca de su sitio. Cuando se hable de hazañas, de grandes resultados entonces él, es la “Leyenda”.Cuatro torneos bajo los cinco aros, más de 17 años estando en la élite, 55 puntos a favor, ninguno en contra. Siempre humilde, dado a los intercambios con los simples mortales que lo veneran. Ese es el Dios todo poderoso de la lucha grecorromana, ese es Mijaín López Núñez.En esta ocasión no hubo casualidad, una pandemia se interponía entre sus sueños, muchas incertidumbres intentaban ponerle imposibles, pero nunca se rindió, no se dio por vencido, siempre el Dios de acero, el hijo ilustre de Herradura, caminaba rumbo a la gloria.Otra vez la final, otra vez, la gloria, el mundo ante sus pies, que manera de hacer historia, menuda forma de empujar un país y cargarlo en sus hombros, de tocar las puertas donde solo los grandes descansan y donde hoy dos de agosto de 2021, él volvía a grande por derecho propio.Desde lo más alto, desde ahí, mira al resto, ni el tiempo ha podido contigo gigante. Continúas brillando en el sitio más sagrado, donde solo los grandes llegan. Hoy la Leyenda sigues siendo tú.Mijaín López vs Iakobi KajaiaGrande Mijaín López Núñez [embedded content]Leer además: Mijaín López: Cuando a Cuba le nació una leyenda (+Video)

Continue Reading

Mijaín López, cuatro coronas para cuatro letras

Mijaín López llevaba 1813 días esperando por este momento. Desde el 15 de agosto del 2016, cuando venció espectacularmente al turco Riza Kayaalp, el Gigante de Herradura había planificado minuciosamente su quinta aventura en Juegos Olímpicos, el territorio sagrado donde, según él, sube el voltaje.“Cuando tú vas a unos Juegos Olímpicos, que son cada cuatro años, se acaba la 110 y se enciende la 220. Es otra preparación, entrenamientos más fuertes y más dedicación, por eso hay que gozar al máximo”, me dijo en septiembre del 2019, empapado en sudor luego de terminar una sesión de trabajo en el Cerro Pelado.En aquel momento, Mijaín ni siquiera sospechaba que una pandemia dejaría al mundo en pausa. En medio del caos, un virus desconocido también provocaría la postergación de la cita estival de Tokio, poniendo directamente en peligro sus aspiraciones de ganar un cuarto título olímpico.A punto de cumplir 38 años y sin la certeza de que los Juegos se celebrarían, los entrenamientos podían convertirse en un castigo innecesario, pero el rey de la lucha grecorromana jamás se planteó dejar de machacarse. “Siempre soy positivo, solo queda prepararme mejor y esperar a que pase esta pandemia”, aseguró con mucha confianza a mediados del 2020.[embedded content]Desde ese punto hasta los Juegos de Tokio en el 2021, Mijaín invirtió su tiempo en saltar suizas, levantar pesas y hacer kilómetros en la caminadora. Después, cuando la COVID-19 se lo permitió, regresó a los gimnasios, pasó horas peleando y sudando con sus compañeros, se fue a Bulgaria, estuvo tres meses lejos de los suyos, esculpió su figura como el más poderoso de los gladiadores romanos…Entonces, 1813 días después de que Riza Kayaalp se convirtiera en un objeto volador no identificado tras un volteo épico de Mijaín, llegó el 2 de agosto del 2021. En el Makuhari Messe Hall, sin presión, sin importarle las cámaras, los focos, pensó en todo el sacrificio de los entrenamientos, tomó aire y subió al colchón…***Iakobi Kajaia comenzó a luchar cuando tenía 11 años, justo en el verano que Mijaín López hizo su debut en Juegos Olímpicos de Atenas 2004. En Tskaltubo, una municipalidad ubicada en el centro-oeste de Georgia, el joven despuntó pronto y antes de cumplir 20 ya estaba entre los gladiadores más prometedores del país europeo.PublicidadComo es de suponer, apareció en Campeonatos Mundiales y otros torneos de máxima envergadura, incluida la cita estival de Río 2016, pero no fue hasta el 2018 que comenzó a sumar preseas a sus vitrinas. Desde ese año, ha sido un rostro habitual en los podios europeos e, incluso, logró un bronce del orbe en la lid de Nur-Sultan 2019.A pesar de su historial ascendente, Kajaia no figuraba en las quinielas como candidato destacado para enfrentar a Mijaín López en la discusión del título de los 130 kilogramos en los Juegos de Tokio, pero la vida le dio la oportunidad de formar parte de la historia. La vida y su propia fortaleza, porque no solo con mística iba a tumbar al vigente campeón de la Copa del Mundo y bronce olímpico, el ruso Sergey Semenov, quien no daba crédito cuando el georgiano “le apagó la luz”.Ese triunfo de Kajaia en cuartos de final lo puso a las puertas de las medallas, y remató la faena contra el cubano-chileno Yasmani Acosta en semis. Justo ahí, luego de esa victoria, sospechaba que ya sus Juegos Olímpicos habían terminado: un inmortal lo esperaba en el siguiente nivel.Y, en efecto, los peores presagios del georgiano cobraron realidad. Mijaín López, con la intensidad de un juvenil y la maestría de las leyendas, lo apretó fuerte desde el inicio y volvió a poner en práctica su plan de peleas anteriores: presión alta, forzar la pasividad, penalidad, posición de cuatro puntos, vueltas para aquí, vueltas para allá… Antes de la mitad del combate final, ya el vueltabajero tenía ventaja decisiva.Entonces llegó el punto de resignación para Kajaia. Casi con un minuto restante, ya el georgiano estaba rendido, disfrutando la derrota, disfrutando una plata olímpica que, bajo las actuales circunstancias, debería contar como oro, porque Mijaín no es de este mundo.Lo que Kajaia no sabía es que el cubano había empezado mucho antes la fiesta, su fiesta, exactamente como me había vaticinado hace dos años: “El mundo entero va a estar pendiente de lo que haga, son muchos ojos mirando, pero no solo a mí, sino a los que van a aparecer en mi camino. Por eso la presión allí será para todo el mundo y yo voy a disfrutar. El que va a luchar es el campeón, triple campeón olímpico, el que no se equivoca.”***No son muchos los atletas que han logrado ganar una misma prueba individual en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos. De hecho, si revisamos la historia antes de Tokio 2020, solo vamos a encontrar cuatro casos:* Al Oerter (Estados Unidos/Atletismo-disco/Ganó cuatro Juegos seguidos de Melbourne 1956 a México 1968)* Carl Lewis (Estados Unidos/Atletismo-salto largo/Ganó cuatro Juegos de Los Ángeles 1984 a Atlanta 1996)* Michael Phelps (Estados Unidos/Natación-200 metros combinados/Ganó cuatro Juegos de Atenas 2004 a Río 2016)* Kaori Icho (Japón/Lucha libre- 58-63 kilogramos/Ganó cuatro Juegos de Atenas 2004 hasta Rio 2016)A esa lista podríamos añadir al danés Paul Elvstrom, quien reinó en las modalidades individuales de firefly y finn (velas) entre los Juegos de Londres 1948 y Roma 1960. Y al otro que ya debemos colocar en ese selecto club es a Mijaín López, dueño de cuatro coronas consecutivas en la máxima categoría de la lucha grecorromana.Desde Beijing 2008 hasta Tokio 2020, el Gigante de Herradura ha sido un enigma para sus rivales, aunque su historia en citas bajo los cinco aros comenzó antes. En Atenas, Grecia, el antillano debutó el 24 de agosto del 2004 frente al israelí Yuri Evseichik, a quien superó 5-0. Mijaín López celebra la victoria en la pelea por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio contra el georgiano Iakobi Kajaia. Foto: EFEEn esos Juegos efectuados en la cuna del olimpismo, Mijaín ganó dos peleas en la clasificación, pero sucumbió en octavos de final frente al ruso Khasan Baroev, único mortal que ha logrado superarlo en Juegos Olímpicos. Después, en la propia urbe griega, consiguió una victoria por el quinto lugar e inició una racha de 17 duelos imbatido en citas estivales.En sentido general, Mijaín acumula 20 peleas en Juegos Olímpicos, de las cuales ha ganado 19. Desde Londres 2012 hasta el duelo de su coronación en Tokio, Mijaín marcó 55 puntos y no permitió ninguno en 12 presentaciones. El último mortal que logró rayarle la tarjeta fue, de nuevo, el ruso Baroev en la final de los Juegos de Beijing 2008. Ha llovido…Cronología de las 20 peleas de Mijaín López en Juegos OlímpicosAtenas 2004Q-Yuri Evseichik (Israel) 5-0Q-Yekta Yılmaz Gül (Turquía) 4-01/4- Khasan Baroev (Rusia) 0-25to-Yannick Szczepaniak (Francia) 4-0Beijing 20081/8-Siarhei Artsiukhin (Bielorrusia) 5-11/4- Yury Patrikeyev (Armenia) 4-11/2-Jalmar Sjöberg (Suecia) 9-0Final- Khasan Baroev (Rusia) 6-1Londres 20121/8- Abdelrahman El-Trabely (Egipto) 4-01/4-Guram Pherselidze (Georgia) 4-01/2- Rıza Kayaalp (Turquía) 4-0Final- Heiki Nabi (Estonia) 3-0Río de Janeiro 20161/8- Heiki Nabi (Estonia) 3-01/4-Johan Eurén (Suecia) 4-01/2- Sergey Semenov (Rusia) 3-0Final-Riza Kayaalp (Turquía) 6-0Tokio 20201/8- Alin Alexuc-Ciurariu (Rumanía) 9-01/4- Amin Mirzazadeh (Irán) 8-01/2- Riza Kayaalp (Turquía) 2-0Final- Iakobi Kajaia (Georgia) 5-0

Continue Reading

Mijaín López, cuatro coronas para cuatro letras

Mijaín López llevaba 1813 días esperando por este momento. Desde el 15 de agosto del 2016, cuando venció espectacularmente al turco Riza Kayaalp, el Gigante de Herradura había planificado minuciosamente su quinta aventura en Juegos Olímpicos, el territorio sagrado donde, según él, sube el voltaje.“Cuando tú vas a unos Juegos Olímpicos, que son cada cuatro años, se acaba la 110 y se enciende la 220. Es otra preparación, entrenamientos más fuertes y más dedicación, por eso hay que gozar al máximo”, me dijo en septiembre del 2019, empapado en sudor luego de terminar una sesión de trabajo en el Cerro Pelado.En aquel momento, Mijaín ni siquiera sospechaba que una pandemia dejaría al mundo en pausa. En medio del caos, un virus desconocido también provocaría la postergación de la cita estival de Tokio, poniendo directamente en peligro sus aspiraciones de ganar un cuarto título olímpico.A punto de cumplir 38 años y sin la certeza de que los Juegos se celebrarían, los entrenamientos podían convertirse en un castigo innecesario, pero el rey de la lucha grecorromana jamás se planteó dejar de machacarse. “Siempre soy positivo, solo queda prepararme mejor y esperar a que pase esta pandemia”, aseguró con mucha confianza a mediados del 2020.[embedded content]Desde ese punto hasta los Juegos de Tokio en el 2021, Mijaín invirtió su tiempo en saltar suizas, levantar pesas y hacer kilómetros en la caminadora. Después, cuando la COVID-19 se lo permitió, regresó a los gimnasios, pasó horas peleando y sudando con sus compañeros, se fue a Bulgaria, estuvo tres meses lejos de los suyos, esculpió su figura como el más poderoso de los gladiadores romanos…Entonces, 1813 días después de que Riza Kayaalp se convirtiera en un objeto volador no identificado tras un volteo épico de Mijaín, llegó el 2 de agosto del 2021. En el Makuhari Messe Hall, sin presión, sin importarle las cámaras, los focos, pensó en todo el sacrificio de los entrenamientos, tomó aire y subió al colchón…***Iakobi Kajaia comenzó a luchar cuando tenía 11 años, justo en el verano que Mijaín López hizo su debut en Juegos Olímpicos de Atenas 2004. En Tskaltubo, una municipalidad ubicada en el centro-oeste de Georgia, el joven despuntó pronto y antes de cumplir 20 ya estaba entre los gladiadores más prometedores del país europeo.PublicidadComo es de suponer, apareció en Campeonatos Mundiales y otros torneos de máxima envergadura, incluida la cita estival de Río 2016, pero no fue hasta el 2018 que comenzó a sumar preseas a sus vitrinas. Desde ese año, ha sido un rostro habitual en los podios europeos e, incluso, logró un bronce del orbe en la lid de Nur-Sultan 2019.A pesar de su historial ascendente, Kajaia no figuraba en las quinielas como candidato destacado para enfrentar a Mijaín López en la discusión del título de los 130 kilogramos en los Juegos de Tokio, pero la vida le dio la oportunidad de formar parte de la historia. La vida y su propia fortaleza, porque no solo con mística iba a tumbar al vigente campeón de la Copa del Mundo y bronce olímpico, el ruso Sergey Semenov, quien no daba crédito cuando el georgiano “le apagó la luz”.Ese triunfo de Kajaia en cuartos de final lo puso a las puertas de las medallas, y remató la faena contra el cubano-chileno Yasmani Acosta en semis. Justo ahí, luego de esa victoria, sospechaba que ya sus Juegos Olímpicos habían terminado: un inmortal lo esperaba en el siguiente nivel.Y, en efecto, los peores presagios del georgiano cobraron realidad. Mijaín López, con la intensidad de un juvenil y la maestría de las leyendas, lo apretó fuerte desde el inicio y volvió a poner en práctica su plan de peleas anteriores: presión alta, forzar la pasividad, penalidad, posición de cuatro puntos, vueltas para aquí, vueltas para allá… Antes de la mitad del combate final, ya el vueltabajero tenía ventaja decisiva.Entonces llegó el punto de resignación para Kajaia. Casi con un minuto restante, ya el georgiano estaba rendido, disfrutando la derrota, disfrutando una plata olímpica que, bajo las actuales circunstancias, debería contar como oro, porque Mijaín no es de este mundo.Lo que Kajaia no sabía es que el cubano había empezado mucho antes la fiesta, su fiesta, exactamente como me había vaticinado hace dos años: “El mundo entero va a estar pendiente de lo que haga, son muchos ojos mirando, pero no solo a mí, sino a los que van a aparecer en mi camino. Por eso la presión allí será para todo el mundo y yo voy a disfrutar. El que va a luchar es el campeón, triple campeón olímpico, el que no se equivoca.”***No son muchos los atletas que han logrado ganar una misma prueba individual en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos. De hecho, si revisamos la historia antes de Tokio 2020, solo vamos a encontrar cuatro casos:* Al Oerter (Estados Unidos/Atletismo-disco/Ganó cuatro Juegos seguidos de Melbourne 1956 a México 1968)* Carl Lewis (Estados Unidos/Atletismo-salto largo/Ganó cuatro Juegos de Los Ángeles 1984 a Atlanta 1996)* Michael Phelps (Estados Unidos/Natación-200 metros combinados/Ganó cuatro Juegos de Atenas 2004 a Río 2016)* Kaori Icho (Japón/Lucha libre- 58-63 kilogramos/Ganó cuatro Juegos de Atenas 2004 hasta Rio 2016)A esa lista podríamos añadir al danés Paul Elvstrom, quien reinó en las modalidades individuales de firefly y finn (velas) entre los Juegos de Londres 1948 y Roma 1960. Y al otro que ya debemos colocar en ese selecto club es a Mijaín López, dueño de cuatro coronas consecutivas en la máxima categoría de la lucha grecorromana.Desde Beijing 2008 hasta Tokio 2020, el Gigante de Herradura ha sido un enigma para sus rivales, aunque su historia en citas bajo los cinco aros comenzó antes. En Atenas, Grecia, el antillano debutó el 24 de agosto del 2004 frente al israelí Yuri Evseichik, a quien superó 5-0. Mijaín López celebra la victoria en la pelea por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio contra el georgiano Iakobi Kajaia. Foto: EFEEn esos Juegos efectuados en la cuna del olimpismo, Mijaín ganó dos peleas en la clasificación, pero sucumbió en octavos de final frente al ruso Khasan Baroev, único mortal que ha logrado superarlo en Juegos Olímpicos. Después, en la propia urbe griega, consiguió una victoria por el quinto lugar e inició una racha de 17 duelos imbatido en citas estivales.En sentido general, Mijaín acumula 20 peleas en Juegos Olímpicos, de las cuales ha ganado 19. Desde Londres 2012 hasta el duelo de su coronación en Tokio, Mijaín marcó 55 puntos y no permitió ninguno en 12 presentaciones. El último mortal que logró rayarle la tarjeta fue, de nuevo, el ruso Baroev en la final de los Juegos de Beijing 2008. Ha llovido…Cronología de las 20 peleas de Mijaín López en Juegos OlímpicosAtenas 2004Q-Yuri Evseichik (Israel) 5-0Q-Yekta Yılmaz Gül (Turquía) 4-01/4- Khasan Baroev (Rusia) 0-25to-Yannick Szczepaniak (Francia) 4-0Beijing 20081/8-Siarhei Artsiukhin (Bielorrusia) 5-11/4- Yury Patrikeyev (Armenia) 4-11/2-Jalmar Sjöberg (Suecia) 9-0Final- Khasan Baroev (Rusia) 6-1Londres 20121/8- Abdelrahman El-Trabely (Egipto) 4-01/4-Guram Pherselidze (Georgia) 4-01/2- Rıza Kayaalp (Turquía) 4-0Final- Heiki Nabi (Estonia) 3-0Río de Janeiro 20161/8- Heiki Nabi (Estonia) 3-01/4-Johan Eurén (Suecia) 4-01/2- Sergey Semenov (Rusia) 3-0Final-Riza Kayaalp (Turquía) 6-0Tokio 20201/8- Alin Alexuc-Ciurariu (Rumanía) 9-01/4- Amin Mirzazadeh (Irán) 8-01/2- Riza Kayaalp (Turquía) 2-0Final- Iakobi Kajaia (Georgia) 5-0

Continue Reading

Felicita Díaz-Canel a medallistas cubanos en Tokio 2020

Por la vía de twiter, el presidente Miguel Díaz-Canel celebró hoy el desempeño de los deportistas de Cuba en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en especial, la actuación de Juan Miguel Echevarría y Maykel Massó en salto largo; Leuris Pupo en tiro deportivo; y Luis Alberto Orta y Mijaín López en lucha greco-romana.
¡Qué buena competencia la de Juan Miguel Echevarría y Maykel Massó! Felicidades muchachos por esa plata y ese bronce que son la gloria misma. Con ustedes saltó todo el pueblo de #Cuba, y con ustedes sufrimos también sus lesiones. Un abrazo a los dos. pic.twitter.com/4jpawCp3tX
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 2, 2021

¡Felicidades, Leuris Pupo! Qué alegrón tu medalla de plata, nueve años después de tu título en Londres 2012. A pesar de la madrugada, #Cuba vivió contigo cada disparo. Un abrazo, campeón. pic.twitter.com/VdS0goCXsE
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 2, 2021

¡Qué amanecer nos ha dado, Luis Alberto Orta! Nos has traído la primera medalla de oro en #Tokio2020, luego de una competencia impecable, luchada de principio a fin. Gracias, muchacho, por la alegría. #Cuba, como tú, es imparable. pic.twitter.com/ih8czIQH35
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 2, 2021

¡Qué grande eres Mijaín! Cuatro medallas de oro olímpicas para tu Patria. ¡Ni un solo punto te han marcado en #Tokio2020! Cuánto coraje, cuánta valentía, qué gran respeto y admiración sentimos por ti! #Cuba te admira y te abraza. #HagamosloPorCuba pic.twitter.com/OGWOCLKSw4
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) August 2, 2021

Continue Reading

La imagen del día: Dos titanes de oro para Cuba

Vaya imagen capturaron nuestras colegas en la zona mixta: los dos oros en lucha grecorromana para Cuba en un lapso de 30 minutos.El legendario Mijaín López alza en brazos a Luis Alberto Orta, también campeón Olímpico en Tokio 2020.
Los dos campeones olímpicos celebran su victoria. Foto: Reuters.

Continue Reading

Yaimé Pérez gana bronce en jornada de seis medallas para Cuba

La rusa se lleva el bronce en Tokio2020.Aunque no llegó a sus mejores marcas del año, la cubana Yaimé Pérez ganó el bronce en la final del lanzamiento del disco femenino, una prueba que consagró a la estadunidense Valarie Allman como la mejor de la temporada.
La antillana tuvo un mejor disparo de 65.72m, conseguido en la ronda de apertura, aunque luego no logró mejorarlo con sucesivos envíos de 62.16m, 63.30m y 65.20m. Sus últimas salidas al círculo terminaron en envíos nulos.
En una final que estuvo detenida varios minutos por lluvia y que afectó el ritmo normal de la prueba, la cubana no pudo remontar un excelente primer disparo de Allman (68.98m) y luego vio cómo la alemana Kristin Pudenz la desplazaba de la segunda plaza con marca personal de 66.86m en la quinta ronda de disparos.
Ella fue una de las pocas que pudo mejorar luego de la lluvia. Otra que también lo consiguió fue la croata Sandra Perkovic, ahora cuarta con una mejor marca de 65.01m.
Con este desempeño Yaimé iguala el bronce obtenido hace cinco años por Denia Caballero en Río 2016. Asimismo, le da a Cuba su sexta medalla del día, luego de los oros de Luis Orta y Mijaín López en la lucha grecorromana, las platas de Juan Miguel Echevarría y Leuris Pupo y el bronce de Maikel Massó.

Continue Reading

Lucha grecorromana da a Cuba sus dos primeras medallas de oro

Los gladiadores de lucha grecorromana Luis Alberto Orta (60 kgs) y Mijaín López (130 kgs) dieron hoy en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 las dos primeras medallas de oro para Cuba.De “impecable técnica” fue calificada la participación de Luis Alberto Orta en su combate contra el doble campeón mundial de la disciplina y favorito de la competencia, el japonés Kenichiro Fumita.Orta se impuso por un marcador de 5-1 en lo que algunos consideran “la mejor jornada competitiva de su vida”. Había vencido a tres difíciles rivales para llegar a la final de esta competencia.Poco después, la leyenda que es Mijaín López mantuvo contenido al georgiano Iakobi Kajaia en un primer tiempo, y luego aprovechó su buen agarre en la posición de cuatro puntos para proyectarle un desbalance y cerrar con tres puntos.En el segundo período, no hubo demasiados cambios en la pelea. Mijaín marcó el cuarto punto y más tarde sacó del colchón a su oponente para marcarle el quinto y último punto.De este modo, el pinareño obtuvo su cuarto título olímpico consecutivo.Con información de ACN.Publicidad

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Leuris Pupo nos desvela a tiros

Los cubanos que fueron a descansar para entrarles fresquitos a las peleas finales de Mijaín López y Luis Alberto Orta en la lucha greco de Tokio, se van a llevar una sorpresa mayúscula cuando se levanten y vean otra presea de plata en el medallero general de la Isla caribeña en los Juegos de la XXXII Olimpiada.“Esto es un error”, dirán algunos, incrédulos, hasta que caigan desde lo alto y se percaten de que Leuris Pupo –el pistolero que entrena sin balas– afinó la puntería y no paró hasta convertirse en el único cubano y latino con dos preseas olímpicas en la historia del tiro deportivo.En otra prueba vibrante que hizo recordar por momentos aquel glorioso episodio dorado de Londres 2012, Pupo cargó su arma, controló el pulso y la respiración, visualizó los objetivos y, con su casta de campeón, logró dar en la diana en 29 oportunidades durante la discusión de las medallas en la pistola rápida a 25 metros.El estelar holguinero, monarca hace nueve años en Londres, se había colado en silencio hasta la final, con un trabajado quinto lugar en la clasificación general. En esa instancia, dominada por el alemán Christian Reitz con 587 unidades, Pupo terminó con 583, ligeramente por delante de la línea divisoria de 582 con que cerró el último invitado a las tiradas finales. Leuris Pupo (izquierda) es el primer cubano y latino con dos medallas en Juegos Olímpicos. Foto: Reuters.Pero en la discusión de medallas la historia se escribe desde cero, y ahí el antillano se puso en modo olímpico con dos rondas perfectas y otras dos de cuatro unidades. Ese rendimiento le permitió evadir una y otra vez la eliminación y, por ende, acercarse al podio.Mientras Pupo tiraba, sólido, caían poco a poco el chino Junmin Lin, el alemán Reitz y el sudcoreano Daeyoon Han. Despejadas todas esas variables y el podio definido con el también chino Yuehong Li, el cubano y el francés Jean Quiquampoix, solo era cuestión de ordenarse.A la postre, el galo sacó la mejor parte y terminó con registro de 34 dianas, igualando el récord olímpico impuesto por el propio Pupo en Londres. El cubano no estuvo fino en las dos últimas ronda, sin embargo, le alcanzó para marcar diferencias con Li.“Estaba tranquilo, al inicio sentí algo de tensión y ya después fueron fluyendo las cosas. Creo que pude tirar mejor, pero salió la medalla de plata, que es un buen resultado”, dijo Pupo en breves declaraciones a la prensa.PublicidadEste es una de las historias de superación y constancia más admirables del deporte cubano, porque los tiradores de la Isla sufren como nadie el pobre rodaje competitivo y unas condiciones de entrenamiento precarias, sin balas, sin pistolas y sin un escenario verdaderamente acondicionado para la práctica de alto rendimiento.Al respecto, Pupo se mostró agradecido con todas las personas que los han ayudado a avanzar tanto pese a las limitaciones: “Esta es la compensación por el sacrificio que hacemos a diario y es un sueño hecho realidad”.

Continue Reading

Una leyenda llamada Mijaín (+ Video)

Mijaín se alza con su cuarta corona olímpica.Tenerlo delante impresiona. No tanto por su estatura de gigante o por sus brazos de puro músculo; tampoco por su voz atronadora, su mirada de fuego, o porque sea el luchador más temido por los rivales desde que en 2005 ganó su primera medalla en un campeonato mundial. Mijáin López impresiona porque con 38 años y cuatro títulos olímpicos que lo convierten en el luchador más laureado de todos los tiempos, aun conserva esa pasión de los inicios.
Quizás esa sea una de las claves que le permitió llegar hasta Tokio y agrandar su leyenda. Como mismo ocurrió en Río, aquí tampoco surgió un rival que le lograra marcar al menos un punto. Ni siquiera el turco Riza Kayaalp, el único con el don de vencerlo en los últimos años. Tampoco lo consiguió el georgiano Iakobi Kajaia, un hombre que llegó a una final histórica contra la leyenda.
“Estamos demostrando que nada nos vence. Yo solamente estoy cumpliendo con mi trabajo y haciendo lo que me enseñaron mis antecesores. Esto es una alegría más para el pueblo”, aseguró.
Foto: Reuters.
Cuando terminó su combate y pasó la emoción del triunfo, Mijaín se quedó por un instante en el centro del colchón. Fue un momento casi imperceptible, como si quisiera respirar de una bocanada todo el oxígeno que hay dentro del Makuhari Messe Hall. Es el minuto más íntimo del campeón. Quizás el justo tiempo en el que recuerda la primera vez que ganó un combate, o cuando se propuso ser campeón olímpico.
Para Mijaín son 29 años desde aquel inicio. En tanto tiempo ganó cinco campeonatos mundiales y ahora llega a su cuarta corona olímpica. Nunca antes un luchador había repetido tantos títulos bajo los cinco aros. “Todos los atletas hemos tenido nuestros altibajos por la pandemia, pero llegar hasta aquí ha sido muy importante”, dice el hombre con el que hoy todos quieren conversar.
Uno de los primeros en hacerlo fue el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien lo elogió por la fortaleza mostrada en el colchón y el dominio en cada combate. A su vez, felicitó al colectivo de entrenadores y le reafirmó al campeón cómo el pueblo ha disfrutado su triunfo.
“Este es un triunfo para Cuba —le dijo Mijaín aun con la bandera encima— y es gracias a la Revolución y a Fidel que hoy estamos aquí. Le dedico mi victoria a él. Sin su visión para el movimiento deportivo no estuviéramos aquí hoy”.
Foto: Reuters.
Durante cada pelea el cubano lució inmenso, imponente. Cuando terminó la final un oficial técnico confesó que “parece de otro mundo”; otro dijo que “es un niño sin rivales”. Todos querían una foto, un recuerdo del hombre que ha engrandecido la lucha sin dejar de sonreír. Apenas faltan tres años para los olímpicos de París y muchos lo imaginan allá, pero el campeón prefiere la prudencia.
“Tengo que tomar un tiempo para descansar y pensarlo —confiesa—. Como dijo Fidel, mientras uno tenga capacidades físicas y mentales para hacerlo bien, no hay problema. Yo me siento bien y me voy cuando yo quiera”.
Foto: Reuters.
En video, las primeras declaraciones

Continue Reading

Olimpiada Tokio 2020, matemática, conocimiento y creatividad

Para pensar.Vamos a comenzar agosto de 2021 con un acertijo, que nos haga pensar sin mucha machacadera numérica, aunque haya algo de esta. Entonces, el tema de las Olimpiadas en marcha, puede ser una buena opción. Habrá para todos los gustos.
I
Comencemos con una sopa de palabras que tengan que ver con la participación cubana en Tokio 2020. Les aseguro que hay más de 10 palabras con significado relevante. Ponle cacumen.

II
Ensaladita refrescante, con un ají picante.
a. Mencione el nombre de un país participante en Tokio 2020, con el menor número de vocales.
b. Mencione una innovación tecnológica de los japoneses, aplicada en esta Olimpiada.
c Diga el resultado que le ha impresionado más, hasta el momento.
d. Con los dígitos numerológicos de las palabras JAPON y CUBA, sin limitación en su uso; y con las cuatro operaciones básicas, construya:
1. Los dos dígitos finales del año actual, utilizando solamente una vez paréntesis.
2. Los cuatro dígitos del año actual, utilizando hasta cuatro veces paréntesis.
III
El método para determinar una arrancada en falso en las carreras de velocidad, consiste en calcular si un atleta salió antes de transcurrir 100 milisegundos (ms), a partir de que el juez de línea hace el disparo. Sea X el tiempo en que el sonido del disparo llega al atleta y sea Y, el tiempo de reacción del atleta para su arrancada.
Calcular el valor de X y de Y, sabiendo que la velocidad del sonido es de 340 metros/segundo. El juez está a 4 metros de la línea de arrancada y la diferencia en que le llega el sonido a cada atleta es despreciable.
Recuerden que:
“Es preferible una solución insignificante salida de cabeza propia; que una genial copiada en Internet o de otro, sobre todo sin entenderla”. NGPA
¡Manos y mente a la obra!

Continue Reading

Luis Orta: La sorpresa del oro para Cuba (+ Video)

Luis Orta le da la primera de oro a Cuba en Tokio 2020. Foto: Reuters.Luis Orta dio la gran sorpresa de los juegos para Cuba y se convirtió en el primer campeón de la Mayor de Las Antillas en Tokio. En un combate sumamente cerrado y de constantes ataques, el criollo nunca dejó robarse la iniciativa y derrotó al japonés Kenichiro Fumita.
Una y otra vez el local intentó desestabilizar al antillano, pero una férrea defensa y un excelente trabajo táctico del cubano lo hicieron fracasar una y otra vez. La oportunidad más clara fue cuando Orta estuvo en la posición de inferioridad, pero aun ahí supo evitar los puntos en su contra y pudo contraatacar para ampliar su ventaja.
“Este es un resultado que llega gracias al trabajo de todo el colectivo técnico, al esfuerzo de todos y a la excelente preparación”, aseguró el antillano aun con la bandera sobre los hombros.
Minutos después de obtener la victoria Luis Orta conversó con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien le transmitió a nombre del pueblo su admiración por la victoria.
Por su parte, Orta le reafirmó que este triunfo iba dedicado a su pueblo de La Güinera, en el municipio de Arroyo Naranjo. “Cuando a las cosas se le pone corazón todo sale”, le aseguró.

En video, fragmento de la pelea

Luis Orta le da la primera de oro a Cuba en Tokio 2020. Foto: Reuters.
Luis Orta le da la primera de oro a Cuba en Tokio 2020. Foto: Reuters.

Continue Reading

Leuris Pupo afina la puntería y se proclamó subcampeón olímpico

El cubano Leuris Pupo concluyó con un total de 29 puntos y se proclamó subcampeón olímpico en la modalidad de tiro rápido a 25m. Con este resultado, el holguinero vuelve a estar en el podio olímpico nueve años más tarde tras colgarse el oro en Londres 2012.Jean Quiquampoix, de Francia, terminó en el primer lugar y consiguió la de oro, mientras que LI Yuehong, de China, obtuvo la de bronce.
El francés logró igualar el récord Olímpico que había conseguido Pupo en Londres 2012, cuando consiguió la medalla dorada.
El cubano Leuris Pupo es subcampeón olímpico. Foto: Reuters.
Durante la premiación. Foto: Reuters.

Continue Reading

Miltiadis Tentoglou se marca “un Pedroso” y destrona a los saltadores cubanos

Uno de los más gratos recuerdos de Cuba en Juegos Olímpicos es la medalla de oro que Iván Pedroso consiguió en el último intento del salto de longitud en Sydney 2000. “El Saltamontes” iba detrás del anfitrión Jay Taurima en la ronda conclusiva, pero se estiró hasta los 8.55 metros a la hora de irse y apagó los fuegos artificiales en territorio australiano.Disfrutar ese tipo de experiencias no tiene precio cuando el cubano es ganador, pero si la fórmula se invierte, entonces la frustración de apodera de los parciales del deporte en la Isla caribeña. Algo como eso ha sucedido en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde el griego Miltiadis Tentoglou imitó la hazaña de Iván Pedroso y privó al camagüeyano Juan Miguel Echevarría del título en el salto de longitud.En una competencia accidentada y sin marcas notables, Tentoglou aguantó la presión hasta el final, cuando alcanzó los mismos 8.41 metros que tenía Echevarría desde su tercer intento. Pese a la igualdad, el griego consiguió la victoria en el desempate, al tener un mejor segundo salto (8.15 por 8.09). Juan Miguel hizo un último esfuerzo, pero una lesión le impidió defender su liderazgo. Foto: Reuters.“Nunca pensé que fuera a hacer exactamente la misma marca, quizás un poquito más, pero no la misma, por eso me chocó”, dijo Juan Miguel a la prensa, en referencia a sus lágrimas y visibles muestras de inconformidad tras el desenlace de la competencia.El antillano se sintió frustrado, no solo por perder el título in extremis, sino por no tener la oportunidad de defenderlo debido a una lesión. Después del tercer salto, Juan Miguel se sintió un pinchazo en la parte posterior del muslo derecho y ya no pudo competir otra vez.“Después del tercer salto afronté dificultades y tuve que renunciar. Traté de darlo todo y sacar el extra en el último salto después de la marca del griego, pero de verdad no podía, lo único que hice fue empeorar”, apuntó el cubano, quien, pese a la frustración se lleva una meritoria medalla de plata.Con solo 22 años, este es el premio fundamental de su carrera, que ya exhibe el título mundial bajo techo en el 2018 y un bronce del orbe al aire libre en el 2019. Juan Miguel no olvidará nunca esta jornada, no solo por el espectacular desenlace, sino por el hecho de haber podido compartir el podio con su compatriota Maykel Massó. Maykel Massó (de frente) y Juan Miguel Echevarría, ganadores de las medallas de bronce y plata en el salto de longitud de los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: Reuters.El santiaguero fue la gran sorpresa de la jornada con estirón de medalla de bronce. Hasta los 8.21 llegó Massó en el primero de los dos únicos intentos que pudo concretar, pues también se lesionó y tuvo que renunciar a sus últimos cuatro oportunidades.PublicidadContrario a Juan Miguel, Massó se vio más contento con el resultado y una presea que muy pocos tenían en los planes. Ciertamente, tanto el indómito como el camagüeyano deben disfrutar las medallas, a fin de cuentas, son pocos los mortales que logran subir al podio olímpico.Para Juan Miguel será un trago amargo de digerir, pero debe recordar sus propias palabras en una entrevista ofrecida a nuestra revista en el 2018: “El atleta debe saber ganar y perder. Yo voy a ganar, pero estoy consciente de que siempre no lo podré lograr, porque un día malo lo tiene cualquiera o porque los rivales se preparan muy fuerte y tienen todas las posibilidades. Eso sí, cuando me toque perder solo buscaré mis errores y los interpretaré para rectificarlos, sin pelearme con nadie, a fin de cuentas, el máximo responsable siempre es uno”.

Continue Reading

Leuris Pupo irá nuevamente a la final olímpica

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.Leuris Pupo logró colarse en la final olímpica al mejorar sus tiradas de la fecha precedente. La víspera el holguinero concluyó con 290 puntos, mientras que en esta jornada terminó con 293. De esta manera el campeón de Londres 2012 acumuló 583 y finalizó en el 5º lugar.
Su compañero de equipo y campeón panamericano Jorge Félix Álvarez terminó en el puesto 12 con un acumulado de 578 puntos.

Continue Reading

La puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn gana el oro en los 100 metros con vallas femenino

Foto: ReutersJasmine Camacho-Quinn, de Puerto Rico, ganó la final de la prueba de 100 metros con vallas femenino y se quedó con la medalla de oro. Esta es la primera medalla dorada que gana un deportista de Puerto Rico en la historia del atletismo Olímpico y la segunda si se cuentan todos los deportes.
En cuanto a las otras competidoras que se subieron al podio, Kendra Harrison, de Estados Unidos, terminó en el segundo lugar y consiguió la de plata, mientras que Megan Tapper, de Jamaica, obtuvo la de bronce.
La puertorriqueña había deslumbrado en las semifinales de ayer, al avanzar con un tiempo de 12,26, lo que constituyó un nuevo récord Olímpico, quedando a seis centésimas del récord del mundo. Hoy hizo 12,37 y si bien no le alcanzó para establecer un nuevo record, le sirvió para superar por 15 centésimas a la segunda, Harrison, y por 18 a la tercera, Tapper.

#PUR gets their first medal of #Tokyo2020 and first ever #Athletics GOLD medal!
A superb victory from Jasmine Camacho-Quinn in the women’s 100m hurdles!@WorldAthletics @comiteolimpico pic.twitter.com/yGQ237ePVe
— Olympics (@Olympics) August 2, 2021

Foto: Reuters
Foto:Reuters

Continue Reading

Cuba saca plata y bronce en una final electrizante en el salto largo masculino

Cuba gana la palta y el bronce en els alto largo. Foto: Reuters.Cuando Juan Miguel Echevarría sintió que su lesión en el bicep femoral le impedía saltar por sexta vez, se arrodilló justo sobre la tabla de despegue y golpeó el suelo con los puños. “Lloré pero no por la alegría de la medalla de plata -dice- sino por el dolor de perder el oro”.
Hasta hacía solo cinco minutos Juan Miguel iba a convertirse en campeón olímpico. Llegaba al último salto como el líder de una prueba discreta, en la que su brinco de 8.41 parecía bastarle para el oro. Y de hecho fue la marca ganadora, pero el girego Miltiadis Tentoglou tenía un segundo mejor resultado y lo sacó de lo más alto.
Todo ocurrió en los últimos compases de la prueba. El europeo, líder del año, ante el caribeño, líder de la clasificación. Cosas del deporte dirán algunos. En Sydney 2000 a Cuba le tocó disfrutarlo con aquel brinco postrero de Iván.
Hoy a Pedroso le tocó estar en las gradas animando a Juan Miguel, y también a un Maikel Massó ganador de una medalla de bronce que pasará a la historia. Solo en dos ocasiones previas Cuba había disfrutado dos preseas olímpicas en una misma prueba: en 1996 con los nadadores Rodolfo Falcón y Neisser Bent, y en 2004 con las martillistas Yipsi Moreno y Yunaika Crawford.
Esta tercera vez llegó marcada por la sorpresa de Massó, dueño de unos 8.21m en su primer intento que lo pusieron dentro del podio. Desde ese momento nunca más lo abandonó, aunque un tirón en su pierna derecha también lo sacara rápido de competencia.
Foto: Reuters.
“Esta medalla marca un paso importante. El próximo año vendrá un Massó diferente. Esta es una sensación increíble y nunca me había sentido así. Espero cosas mejores en el futuro”, aseguró.
En una final reñida, pero de marcas discretas, Massó decidió no realizar su cuatro últimos saltos y se dedicó a observar a Juan Miguel. Cuando terminó ambos se abrazaron junto al cajón de saltos.
“En cada intento intento di lo mejor de mí -asegura Juan Miguel- aunque realmente el salto donde aposté menos fue el de 8.41m. No obstante, desde que vi la competencia sabía que el griego era el único que podía saltar más que eso, y al final igualó mi marca”.
“Me duele la vida, el alma, la pierna. Me duele todo. Me esforcé al máximo hasta que pudiera. Soñé tanto a Cuba en lo más alto del podio que ahora siento que perdí. Me pesa mas la derrota que la medalla de plata”.

(Noticia en construcción)

Continue Reading

Mesa: Actuación cubana en los Juegos Olímpicos y otros resultados destacados

Sobre la actuación cubana hasta ahora en los Juegos Olímpicos y otros resultados destacados se hablará este lunes en la Mesa Redonda con la participación de periodistas deportivos y directivos del Inder.
Cubavisión, Cubavisión Internacional y Radio Habana Cuba transmitirán este programa a las 7:00 p.m. El Canal Educativo la retransmitirá al cierre. Además estará disponible en las redes sociales Facebook y YouTube.

Continue Reading

Maduro denuncia campaña contra atletas venezolanos en la mejor Olimpiada de su historia

El venezolano Julio Mayora dedicó su medalla de plata en las pesas al comandante Hugo Chávez. Foto: ReutersEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró este domingo los “mejores” resultados que ha obtenido Venezuela en la historia de los Juegos Olímpicos, con tres medallas de plata y un oro en Tokio 2020.
“Estamos como Venezuela, como país, obteniendo los mejores resultados de toda la historia olímpica del atletismo y del deporte venezolano, gracias a los muchachos y a los entrenadores”, dijo Maduro en una alocución transmitida por el canal del Estado VTV.
El presidente señaló que “es clave mejorar y ampliar la masificación deportiva (…) mejorar el sistema cazatalento de todos los deportistas cuando tienen ocho, nueve años (…) y crear las condiciones para traer a los mejores entrenadores y profesionales del mundo”.
Informó que va a “lanzar el plan ruta olímpica” de cara a París 2024, para fortalecer el área deportiva y entrenar a los atletas de Venezuela.
Sin embargo, Maduro rechazó la campaña en las redes sociales para “degradar” a la delegación venezolana.
“Hay una campaña en las redes contra la delegación de Venezuela, una campaña para degradar la fuerza moral de nuestra delegación olímpica”.
“No podrán con Julio Mayora ni con nosotros (…)”, dijo el mandatario, en referencia a las criticas que recibió el atleta venezolano tras dedicar su medalla de plata en halterofilia al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).
Este domingo, la atleta Yulimar Rojas se convirtió, al ganar con récord mundial el triple salto, en la primera mujer venezolana campeona olímpica en la historia.
Hasta ahora, Venezuela ha conseguido en Tokio 2020 cuatro medallas, el mayor número en unos Juegos de su historia.
(Con información de EFE)

Continue Reading

Cuba en Tokio: Décima jornada de los Juegos Olímpicos

Dos etiquetas en redes sociales, #Kevin y #OrgulloNacional, hablan hoy en Guatemala de un badmintonista que lleva tatuado el sueño olímpico en su poderoso brazo y gran corazón.
El zurdo de oro, como aquí se le conoce, va en las próximas horas por el bronce en Tokio 2020, pero su hazaña ya quedó grabada en las canchas del Musashino Forest Sport, donde se plantó con valentía ante el número dos del mundo, el danés Víktor Axelsen (27 años), como si no importara la diferencia de ranking y dio buena pelea.
Los chapines que lo siguieron aquí sufrieron cada tanto adverso y saltaron de los asientos ante cada arremetida del oriundo de Zacapa, donde su familia y gran parte de la comunidad se juntó para ver jugar a su ídolo como tantas otras veces.
En un país donde el bádminton no mueve mayorías, los mensajes de los últimos días de competencia acompañan y dan fuerza a Kevin para cerrar una historia deportiva de mucha constancia, triunfos panamericanos y centroamericanos y hasta pérdidas familiares que en su momento le hicieron cuestionarse si seguiría su carrera.
“Gracias por la felicidad KC!”, “Grande Kevin, verdadero #OrgulloNacional!” y “No importa el resultado, Gracias por hacernos vibrar”, son algunas de las expresiones de cariño que dejan desde ayer en Facebook y Twitter incluso aquellos que por vez primera se acercaron a un partido de bádminton.
Pero también de otros deportistas gigantes de Guatemala, como el gimnasta Jorge Vega, quien con optimismo tuiteó que “Esto no se acaba hasta que se acaba, Kevin Cordón gana bronce” y para rematar escribió “Sos un campeón, sos una leyenda, sos un orgullo chapín”.
Y ese mismo sentimiento es el que llegará nuevamente hasta las canchas de Tokio, cuando a las 05:00 de mañana (hora local ) enfrente al indonesio Anthony Sinisuka Ginting.
Algunos medios calificaron de insólito su recorrido en suelo japonés al dejar en el camino a favoritos al podio como el nueve del mundo, Angus Ka-Long (22-20 y 21-13) o a Heo Kwang-hee (21-13 y 21-18); pero nada de casual se esconde en lo que hoy celebra a la tremenda cada vez que vence a sus rivales.

¡Guatemala y Latinoamérica, orgullosos de Kevin CORDÓN! 🇬🇹🏸#Tokio2020 #Badminton #UnitedByEmotion pic.twitter.com/PdpzKpJvgJ
— #Tokio2020 en Español (@Tokyo2020es) August 1, 2021
Con el primero fue un salto, un remate poderoso al lado derecho, un grito de júbilo a todo pulmón, pecho a tierra y lágrimas sellaron el pase a octavos de final como en Londres 2012, pero ahora sin el fantasma de una lesión en la rodilla que le apartara del camino.
Mucha paciencia –estos son sus cuartos juegos-, y también perseverancia son armas a las que Kevin tuvo que echar mano para llegar a Tokio, sobre todo cuando la pandemia de la covid-19 asomó en su lista de contrincantes y peligraba su clasificación por el cierre de torneos en el área.
Entonces, aislado en su pueblo natal La Unión por la suspensión de entrenamientos y sin contar con el polideportivo de allí, transformado en puesto médico, Cordón convirtió la iglesia local de San Francisco de Asís en una cancha para no perder la forma con el apoyo del entrenador Mu´amar Qadafi y su preparador de casi toda la vida José María Solís, así como de la Federación Nacional.
Cuando se pudo volver a las instalaciones capitalinas, comenzó una carrera contrarreloj para no perder cada evento que le diera puntos en el ranking y nunca perdió el entusiasmo a pesar de contagiarse este año con la Covid-19, después de su regreso de un torneo en México.
Una internauta, Julissa Huertas, resumía todo el esfuerzo de Cordón con la frase “Sin duda has dejado alma y corazón, Gracias por Dar todo”, y el propio atleta sintetizaba en una entrevista su hazaña, aunque su modestia jamás le permitirá calificarla como tal.
“En Guatemala –afirmó- no hay muchos seguidores del bádminton. Es fútbol, fútbol y fútbol. Nuestro país es pobre. Si tenemos una oportunidad de competir en algo es a base de corazón, y es lo que hago”.
Por eso, más allá de si logra o no una segunda medalla para la tierra del Quetzal que engrose su arsenal olímpico, asoma hoy la riqueza de deportistas como Kevin, quien a base de coraje ya se ganó para la historia el corazón de su gente como lo hizo Érick Barrondo en Londres 2012.

Continue Reading

Roniel Iglesias un paso más y la cima es suya

La arena Kokugikan otra vez fue testigo de un cartel mágico donde el welter pinareño Roniel Iglesias sigue haciendo soñar a muchos con su segundo oro olímpico.El padre amoroso que es, tiró golpes, según confesara, pensando en dejar un ejemplo positivo en Lucas, su pequeño hijo.El representante del Comité olímpico ruso Andrei Zankoboi poco pudo hacer sobre los golpes de este vueltabajero, que, desde el asalto inicial, forzó todos los compases en la corta distancia a sabiendas que su oponente con esas extremidades largas, podía hacerle daño si aceptaba el combate en esa distancia.De ahí que sus mejores combinaciones y golpes los diera con el uppercut cortico y los ganchos al estómago del peleador ruso. Iglesias no cedió un ápice y pese a ser víctima de su contrario en otras oportunidades, esta vez todo fue diferente.El martes Roniel Iglesias estará nuevamente en una final olímpica, esta vez ante el británico Pat MacCormack. Roniel volverá con el mismo enfoque y para ello las motivaciones son suficientes, seguir haciéndolo por Cuba, por su hijo, por su familia y por su gente.Lazarito se llevó una dura peleaEl hijo de San Juan y Martínez, el pluma Lázaro Álvarez, fue verdugo 3-2 del fogoso tailandés Chatchai-Decha Hamout, y de esta manera aseguró el metal de bronce.Con esta actuación el príncipe integró la selecta lista de los triples laureados en citas bajo los cinco aros. Antes había conseguido metales de ese tipo en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.Su pelea pareja, pero con ligera ventaja para el chico de Cuba, le dio otra vez la posibilidad de soñar con seguir avanzando en el objetivo de alcanzar el oro olímpico. Para eso tuvo que emplearse al máximo, pues su rival fue una verdadera máquina de tirar golpes, incluso al riesgo de recibir una andanada del antillano como respuesta.Para alcanzar su plata, que lo ponga directo en la final, la tiene compleja, cuando se mida guantes por medio, con el ruso Albert Batygaziev todo esto será el próximo martes.Loremberto Alfonso y Árlen López, dos cubanos de gran claseLa complejidad de llegar a una final olímpica siempre es dura, incluso cuando te sabes vencedor por mayor currículo. Eso le sucedió hoy al guantanamero Arlen López, quien venció cerradamente a otro pinareño, pero nacionalizado azerí, Loremberto Alfonso.Ambos boxeadores, son alumnos de la escuela cubana de pugilistas, y ante todo, más que una buena pelea, se vivió una clase de respeto al contrario, profesionalidad sobre el ring y buenos esparrin.Al final los jueces vieron ganar al chico del guaso, que conoce el sabor del oro en Río 2016, esta vez el representante de Azerbaiyán quedaba en el camino, y Cuba nuevamente ostentaba otra posibilidad de final olímpica.Ahora solo queda esperar, porque nuestros peleadores antillanos sigan poniendo en alto ese prestigio bien ganado por nuestra escuela cubana de boxeo.Leer también: Cubano Dainier Peró cayó hoy en boxeo olímpico de Tokio 2020

Continue Reading

Mijaín López: Cuando a Cuba le nació una leyenda (+Video)

Cada país tiene su historia, sus raíces, sus héroes, hombres considerados leyenda. En el olimpo de los dioses hay un espacio exclusivo para los extra clases.En Cuba hace ya 39 años, en Herradura, provincia de Pinar del Río una morena fornida de nombre Leonor, daba el grito adolorido al traer a la vida a un ser de luz, Mijaín López Núñez.El niño prodigio, el ébano pinareño, el pequeño gigante que nació para ser campeón en su competencia preferida, los juegos olímpicos.Tres veces anteriores llevando la bandera, tres ocasiones colgándose el oro. ¡Qué manera de convertir lo fácil en un hecho glorioso! Este gigante abanderado no ha creído por años en ningún rival, ha resistido todo, incluso el paso del tiempo.Otra vez una cita olímpica, otra vez un turco por medio, su nombre Riza Kayaalp, un verdugo llegaba vestido de azul, rojo y blanco, como la bandera que orgullosamente porta en honor a Cuba.Como en Río de Janeiro, inició la historia. El fornido pinareño no dio un ápice de margen a la duda, incluso cuando los jueces viraron una técnica de desbalance que parecía sentenciar su última pelea bajo los cinco aros con su presa preferida Kayaalp.A los Dioses del olimpo sus discípulos lo respetan, lo admiran, lo veneran. No hay tiempo para la duda, no hay espacio para el cansancio.Mijaín López Núñez vino al mundo para ser leyenda, en ese camino anda feliz, trota por los senderos de los grandes, de los iluminados, y este dos de agosto, pudiera concretar ese sueño cuando nuevamente desde los colchones del Makuhari Messe Hall A, que le saben inmenso, intente apoderase de algo que le pertenece, su cuarta corona olímpica.Cuando se hable del nacimiento de leyendas, a Cuba le acompaña una, Mijaín López Núñez.En Video: Mijaín López-Riza KayaalpLeer además: Idalys Ortiz y la magia de concretar sueños (+Video)

Continue Reading

El hombre más rápido del mundo ahora es italiano

El italiano Lamont Marcell Jacobs Campeón Olímpico 100 m. Foto: Tomada de Getty ImagesEl italiano Lamont Marcell Jacobs se convirtió en la gran sorpresa de los olímpicos al ganar la carrera masculina de 100 metros planos en 9,80 segundos volviéndose el hombre más rápido del mundo.
El podio lo completaron el estadounidense Fred Kerley con la plata (9,84) y el canadiense Andre Can de Grasse con el bronce (9,89).
La marca de Jacobs se quedó a 0,17 segundos del récord olímpico que el jamaicano Usain Bolt logró en Londres 2012. Bolt se retiró de las pistas en 2017.
Y Jacobs recién había roto la barrera de los 10 segundos por primera vez el pasado mayo.
Cómo la ciencia está ayudando a más velocistas a romper la barrera histórica de los 10 segundos en los 100 metros”No lo sé, es un sueño, un sueño, es fantástico”, dijo Jacobs tras ganar la medalla.
“Quizás mañana pueda imaginarme lo que están diciendo, pero hoy es increíble”, añadió.
Los dos grandes favoritos previos a los Olímpicos, el campeón mundial Christian Coleman y Trayvon Bromell, el mejor registro de 2021, estuvieron ausentes de la final.
Coleman suspendido al faltar a tres exámenes antidoping y Bromell eliminado en las semifinales.
El medallista de oro compitió previamente en salto largo y sólo en 2018 empezó a correr en pista.
Nacido en El Paso, Texas, Estados Unidos, en 1994, de padre estadounidense y madre italiana, se fue a vivir a Italia antes de cumplir un año. Dice que se siente 100% italiano.
De joven, Jacobs probó varios deportes antes de quedarse con el atletismo.
En una entrevista con el diario Corriere della Sera, el velocista italiano recordó las palabras de su entrenador de la escuela: “Como yo no era particularmente hábil en el fútbol, pero sí rápido, me dijo: ‘¿Por qué no pruebas otro deporte como el atletismo?'”.
En 2018 consiguió su primer título nacional en los 100 metros mientras se acercaba a la barrera de los 10 segundos.
Jacobs mide 1,88 metros y pesa 80 kilos. Es uno de los velocistas más altos y grandes en masa corporal del circuito.
Durante el confinamiento por la pandemia entrenó en una casa cerca del lago de Garda con una pista de mini-atletismo de 90 metros, destaca el sitio Olympics.com.
Todo indica que esa práctica dio sus frutos ya que en el Campeonato de Europa en pista cubierta de marzo de este año en Torun, Polonia, se llevó el oro masculino en 60 metros con solo 6,47 segundos, el tiempo más rápido del mundo en 2021 y un nuevo récord italiano.
“Voy a Tokio a ganar una medalla. Bolt no está, Coleman no está, no hay un favorito claro, será una batalla. No puedo dejar de soñar ahora…”, le dijo en ese entonces al Corriere della Sera.
Y lo logró.
Se trata del primer italiano en ganar una medalla de oro en los 100 metros planos y el único europeo desde 1992, cuando el británico Linford Christie se hizo con la presea en Barcelona.

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Cuba es un país de lucha

El día más esperado para Cuba en los Juegos de Tokio llegó. Mijaín López, triple titular bajo los cinco aros, salió a los colchones japoneses en busca de su cuarta final olímpica consecutiva y con él todo un país se levantó a empujar en cada desbalance. Para gracia de todos, el Gigante de Herradura cumplió con creces y ya está a las puertas del cielo, y nosotros con él.Como si se tratara de un trámite, Mijaín despachó “a las menos cuarto” al rumano Alin Alexuc Ciurariu y al iraní Amin Mirzazadeh, que quedaron sin respuesta ante la superioridad técnica y poder del cubano, extremadamente atlético para los 130 kilogramos, una división de “mastodontes”.Penalidad, posición de cuatro puntos, vuelta para aquí, vuelta para allá… Ese fue el guion de las primeras peleas del pinareño, quien literalmente “jugó” con sus rivales. Pero, pese al festín, el monarca de Beijing, Londres y Río, no mostraba ni una sonrisa, a sabiendas de que el inicio real de los Juegos Olímpicos estaba por delante.Semifinales. El turco Riza Kayaalp. El duelo más esperado de la lucha greco en los Juegos. Final adelantada. La tensión se cortaba con el filo de una navaja. Todas las cartas estaban sobre la mesa, y Mijaín seguía con el ceño fruncido y la mirada desafiante, pero transmitía una seguridad de helar la sangre. El cubano se vio con mucha fortaleza en todos sus combates. Foto: Ali AtmacaArrancó la pelea. La maquinaria echó a andar. Los dos colosos chocaron, sacaron chispas. Cualquiera diría que ninguno de los dos cedía, pero en realidad Kayaalp iba por detrás, incluso con el marcador virgen. Aunque han pasado cinco años, el turco tiene todavía presente esa imagen suya volando por los aires, lanzado como una pelota por Mijaín en la final de Río 2016.Kayaalp nunca lo dirá, pero más de una vez debe haber despertado con esa sensación de estar cayendo al vacío, y definitivamente no querría revivir la experiencia. Quizás por eso el combate de Tokio se desarrolló de manera más conservadora, sin riesgos innecesarios por ninguno de los dos bandos.Mijaín sabía que solo con apretar fuerte en los agarres dejaría constancia de que no ha perdido ni un ápice de su fortaleza, y eso sería suficiente para persuadir al turco de no intentar nada “alocado”. “Él ya sabe cómo terminan esos arranques”, pensaría el cubano.Y a los efectos, la estrategia rindió frutos. Kayaalp no hizo ni un amago de ataque, no pudo; estuvo todo el tiempo preocupado por no ser arrastrado rumbo al precipicio. Dos penalidades le bastaron entonces a Mijaín, a quien le retiraron dos puntos de un desbalance tras una reclamación de los europeos.PublicidadPero el Gigante de Herradura no los necesitaba. Su sola imagen desarticuló al turco, que tendrá que conformarse con pelear por el bronce. “Donde yo esté, él no gana”, dijo el cubano a la prensa acreditada, ante la cual también mostró algo de sorpresa por el estado físico de Kayaalp. “Salió un poco cansado, no lo vi con la preparación de antes”, aseguró.Tras este examen, Mijaín enfila a la final contra un rival inesperado, el georgiano Iakobi Kajaia, quien tumbó al ruso Semenov y al cubano-chileno Yasmani Acosta.En la madrugada de este lunes, tampoco se duerme en Cuba.Un torbellino llamado OrtaYa les dije, no vamos a dormir mucho en la próxima madrugada, y Mijaín López no será el único responsable. Luis Alberto Orta, un espigado y fogoso luchador de los 60 kilogramos, se apareció en Tokio como un torbellino y pasó por encima de todo el que se paró delante. Es de La Güinera, dicen, y tiene el espíritu impetuoso de quienes allí residen.Los colchones del Makuhari Messe Hall fueron testigos de la furia del cubano, incombustible en cada pelea, veloz, con una fortaleza brutal en el tren inferior. Los rivales, algunos de máxima categoría, prácticamente no pudieron mover a Orta del centro del escenario competitivo, donde levantó los brazos como ganador de tres peleas. Luis Orta se consagró como la gran revelación de Cuba en Tokio luego de avanzar a la final de los kilogramos. Foto: Pirochka Van De Wouw/Reuters.Gracias a su instinto felino natural, el habanero hostigó a sus presas hasta dejarlas al descubierto, expuestas a zarpazos mortales. El primero que lo sufrió fue el estadounidense de origen uzbeco Ildar Hafisov, con quien había compartido el tercer lugar en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.Digamos que Hafisov era la victoria prevista de Orta en los Juegos Olímpicos, porque después le tocaba medirse al ruso Sergey Emelin, monarca mundial del 2018 y subtitular en el 2019. Ese era un hueso duro, pero el antillano de 26 años, con los dientes afilados y un gran instinto de supervivencia, logró remontar una desventaja inicial de 3-0 y terminó inscribiendo su nombre en las semifinales olímpicas.“Antes de venir para acá le dije a mi esposa que iba a ser un día grandioso”, dijo Orta en zona mixta. Allí, donde quizás muchos no esperaban verlo con una sonrisa de oreja a oreja, también dejó claro que no le importaba mucho el cartel o los resultados previos de sus contrincantes, “solo estaba pendiente del plan de combate”.Y justo así, apegado a la estrategia trazada junto a los entrenadores, el antillano se metió en un bolsillo al subcampeón mundial del 2018, el moldavo Victor Ciobanu; un juguete de goma en las manos de un niño. En semifinales de sus primeros Juegos Olímpicos, Orta ganó con marcador de 11-0, superioridad no dejan margen a las dudas.

Continue Reading

¡La reina del triple salto! Yulimar Rojas bate el récord del mundo con 15.67 metros (+ Video)

15.67 metros. Nunca nadie ha saltado tanto como Yulimar Rojas. La venezolana ha batido el récord del mundo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para llevarse el oro. Un marca que llevaba vigente desde 1995, hace 26 años, antes de que Rojas naciera.
Yulimar Rojas, de 25 años, llegaba a Japón como Mejor Atleta del Año 2020 según World Athletics, con el récord del mundo en pista cubierta, es la vigente campeona del mundo y líder indiscutible de un año, el 2021, en el que llegó a marcar la segunda mejor marca de la historia en el salto triple (15.43 metros).
Y desde hoy es campeona Olímpica y poseedora de un récord del mundo que será difícil de batir.
“El récord saldrá cuando menos lo esperemos. Sé que el récord está en mis piernas, pero va a salir cuando Dios quiera que lo celebremos, sin forzarlo”, decía Yulimar Rojas sobre el récord del mundo en una entrevista para Tokio 2020 desde la Villa Olímpica.
Y tenía que celebrarlo en Tokio 2020.
Inessa Kravets (Ucrania) poseía el récord del mundo desde 1995, con una marca de 15.50 metros. Yulimar Rojas lo ha superado con diferencia: con una marca de 15.67 metros.
Segunda medalla Olímpica y primer oro
“Siempre he soñado con el oro Olímpico. Es algo que deseo y anhelo. He trabajado mucho por eso. Llegué a Tokio con esa meta y espero que podamos conseguirla para que Venezuela celebre junto a mí y escuche el himno nacional”, decía Yulimar Rojas para Tokio 2020.
Y también lo ha logrado, después de que en Río 2016 fuera plata, por detrás de Caterine Ibargüen.
Le ha acompañado en el podio de Tokio 2020 la española, y compañera de entrenamientos, Ana Peleteiro. En sus primeros Juegos Olímpicos, la española ha realizado un mejor salto de 14.87 metros en una noche en la que ha batido en dos ocasiones el récord de España.
Así suma su mayor éxito en su carrera. En sus dos presencias en Mundiales absolutos al aire libre, fue sexta en Doha 2019 y séptima en Londres 2017. Además, subió al podio en Birmingham 2018 (pista cubierta), donde se colgó el bronce. La española solo ha sabido ir en ascenso en los últimos años, y Tokio 2020 no ha sido excepción.
Entre Rojas y Peleteiro se ha situado Patricia Mamona, de Portugal. Con 15.01 metros, Mamona también ha superado el récord nacional de su país.
El oro de Yulimar Rojas salto a salto
Primer intento: 15.41 metros. Recórd Olímpico (bate el de Francoise Mbango Etone logrado en Pekín 2008; marca de 15.39) y asegura virtualmente el oro.
Segundo intento: 14.53 metros. No se ha mostrado contenta, pero incluso con esa marca superaba a algunas de sus rivales.
Tercer intento: salto inválido.
Cuarto intento: 15.25 metros. Rojas seguía concentrada en batir el récord y no se ha mostrado satisfecha por el salto, pese a la gran distancia.
Quinto intento: salto inválido.
Sexto intento: ¡RÉCORD DEL MUNDO! 15.67 metros será la nueva marca a batir.
Las otras 9 mejores triplistas en la historia (hasta ahora)
15.50m – Inessa Kravets (Ucrania)Anterior récord del mundo. Logrado el 15 de agosto de 1995.
15.39m – Francoise Mbango Etone (Camerún)Logrado el 17 de agosto de 2008. Vigente récord Olímpico.
15.34m – Tatyana Lebedeva (Rusia)4 de julio de 2004.
15.32m – Chrysopigi Devetzi (Grecia)21 de agosto de 2004. Segunda mejor marca en los Juegos Olímpicos.
15.31m – Caterine Ibargüen (Colombia)18 de julio de 2014.
15.29m – Yamilé Aldama (Cuba)11 de julio de 2003.
15.28m – Yargelis Savigne (Cuba)31 de agosto de 2007.
15.25m – Olga Rypakova (Kazajistán)4 de septiembre de 2010.
15.20m – Sarka Kasparkova (Rep. Checa) / Tereza Marinova (Bulgaria)4 de agosto de 1997 / 24 de septiembre del 2000 (tercera mejor marca en los Juegos Olímpicos)
(Información del Sitio Oficial de los Juegos)

Continue Reading

Mijaín López vence a Riza Kayaalp y va en busca de agrandar su historia (+ Fotos)

Mijaín López ya está en la final. Foto: Reuters.Cuando Mijaín López salió del colchón hacia la zona mixta lo hizo con una frase en los labios: “mientras esté yo él no gana”. Es una concepción que hoy el mejor luchador cubano de todos los tiempos cumplió frente al turco Riza Kayaalp.
Derrotarlo por tercera vez en Juegos Olímpicos fue apenas el penúltimo paso hacia una historia que mañana puede crecer. El combate fue una final adelantada y “el gigante de Herradura” lo sabía desde el comienzo.
“Ya habíamos planificado que ellos buscaran que la primera pasividad la pusiera yo, así que nos preparamos para eso. Busqué el desbalance y lo logré, pero los jueces decidieron darle marcha atrás. No obstante, desde el primer asalto sentí al turco agotado y sabía que no iba a aguantar mi tren”, explicó.
Como tantas otras veces Mijaín fue empuje y fuerza, inteligencia y control del combate. Como en los dos pleitos ante el rumano Alin Alexux Ciurariu (9-0) y el iraní Amin Mirzazadeh (8-0), Kayaalp tampoco pudo marcarle al menos un punto. No lo consiguió ni siquiera cuando en el segundo tiempo el cubano fue a la posición de inferioridad y su rival tuvo la oportunidad de oro. Pero apenas logró levantarlo del suelo.
“Todas las peleas son difíciles y llevan mucha dedicación y preparación. Eso es lo que le he demostrado a él”, dice Mijaín mientras Luis Orta, la gran sorpresa de la lucha cubana en Tokio, lo abraza y lo felicita. El más pequeño apenas llega a los hombros del campeón, pero hoy lo igualó en esfuerzo y victorias. Ambos van este lunes a buscar dos títulos para Cuba.
“Para mañana lo que toca es prepararse psicológicamente. Todos los atletas que luchan por el título tienen calidad, así que para la final se trata de mantener la estrategia del combate y demostrar que el campeón soy yo”, confirma Mijaín.
Hasta cierto punto, el éxito del pinareño también contribuyó al triunfo de Orta. Él mismo lo reconoce y cuenta cómo Mijaín lo aconsejó durante la competencia. “Paso a paso —le dijo— todo va a salir bien”. Y así fue, frente a rivales que lo superan en título y experiencia, Luis se impuso como los grandes.
“Me siento muy contento por estar en esta final. Desde que me levanté hablé con una foto de mi niña de solo dos meses que tengo en el cuarto y le dije que hoy iba a ser un día grandioso. La diferencia de mis rivales conmigo es que ellos han ido a todos los mundiales y yo no, por eso tienen esos grandes resultados. Yo no pensé en eso, sino en lo buena que fue mi preparación”.
Orta es el más pequeño de los grequistas cubanos; Mijaín el más grande, pero ambos llenaron hoy miles de corazones en todo el país. Uno por su sorpresa y su ímpetu. El otro porque una vez más demostró ser un extraclase no solo en su deporte.
Son dos deportistas con una historia diferente: el primero acaba de entrar por la puerta grande a unos Juegos Olímpicos; el segundo busca convertirse en el luchador más premiado en la historia olímpica. Ambos dieron un paso hoy hacia sus objetivos. Las finales están previstas para el amanecer de este martes. Primero Orta intentará el sueño. Luego Mijaín saldrá al colchón del Mahuhari Masse Hall de Tokio ver cómo la historia lo mira de cerca y la gloria le sonríe.
En fotos, los combates
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Continue Reading

Cuba en Tokio: Novena jornada de los Juegos Olímpicos

Una mujer llora tras la muerte de su marido a causa del COVID-19 a las puertas del depósito de cadáveres de un hospital en Ahmedabad, India. Foto: Reuters.
La variante delta del coronavirus arrecia en el mundo, obligando el sábado a las autoridades a endurecer las restricciones sanitarias con confinamientos locales en China, a desplegar soldados en Australia para hacer respetar las medidas y a prolongar el estado de emergencia en Japón en plenos Juegos Olímpicos.
Dos nuevas regiones en China, incluyendo una ciudad de 31 millones de habitantes, registraron focos epidémicos, en medio del peor brote de coronavirus en los últimos meses en el país, anunciaron las autoridades sanitarias el sábado.
Las infecciones se reportaron en la provincia de Fujián y en la ciudad de Chongquing, que se suman a otras provincias y Pekín, donde ya se habían reportado infecciones de la variante delta.
El virus circula actualmente en 14 provincias chinas, lo que aumenta la preocupación en un país que había en gran parte controlado la epidemia.
Japón, una semana después del inicio de los Juegos Olímpicos, extendió su estado de emergencia hasta fines de agosto en Tokio y lo amplió a otros cuatro departamentos.
El número promedio de nuevos casos diarios a nivel mundial aumentó un 10% la última semana, según un recuento de la AFP, en gran parte debido a la variante delta.
Si bien la región de Asia y el Pacífico se ha visto muy afectada, con un aumento de los casos diarios de 61% en Vietnam y Japón, los países occidentales también se enfrentan a aumentos repentinos, y Estados Unidos y Canadá experimentan un 57% más de infecciones.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la variante delta podría desencadenar más brotes en una zona de alto riesgo que se extiende desde Marruecos hasta Pakistán, donde las tasas de vacunación son bajas.
En Japón el número de casos sigue siendo bajo en comparación con otros países, con 3.300 nuevas infecciones reportadas en Tokio el viernes, pero los expertos dicen que el sistema médico corre el riesgo de verse saturado por el bajo nivel de vacunación: solo una cuarta parte de la población recibió dos dosis.
Los organizadores de los Juegos Olímpicos informaron el viernes de 27 nuevos casos relacionados con el evento, la cifra diaria más alta hasta el momento.
En Australia, la policía de Sídney contará con la ayuda de 300 soldados para hacer cumplir las restricciones en la ciudad más grande del país (5 millones de habitantes), donde el número de contagios batió un récord el jueves.
Más de 200.000 personas se manifestaron este sábado en más de un centenar de localidades francesas contra la extensión del pasaporte sanitario y la vacunación obligatoria para algunas profesiones.
Fue el tercer sábado consecutivo de protestas en Francia contra estas medidas, después de que las primeras manifestaciones reunieran a 110.000 personas en todo el país y las segundas 161.000.
La variante delta del coronavirus es tan contagiosa como la varicela, probablemente genera una enfermedad peor que las anteriores y los casos entre vacunados pueden ser tan transmisibles como entre los no vacunados, según documentos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos divulgados por The Washington Post y verificados por la AFP.
Por eso los estadounidenses, incluso vacunados, deben ponerse la mascarilla en zonas donde el virus circule mucho. Y para impulsar la vacunación, el presidente Joe Biden instó a las autoridades locales a pagar 100 dólares a quienes se vacunen por primera vez.

Continue Reading

Ronaldo Veitía: “Hacer historia no es nada fácil”

Cuando se supo que Ronaldo Veitía no continuaría al frente de la selección femenina cubana de judo, me costó hacerme la idea de que no lo vería más guiando a sus muchachas al borde del tatami, el trono desde donde transmitía un torrente de energía capaz de poner a vibrar toda una sala.“A los contrarios les molestaba mi forma de ser, mi carácter, pero nací con ese carisma. Yo siempre digo que no es tan importante decir lo que sientes, sino que se haga sentir lo que estás diciendo. Lo que yo decía, se hacía sentir”, asegura Veitía en un contacto telefónico con OnCuba, solo unas horas después del cierre de las competencias individuales en el judo de los Juegos Olímpicos de Tokio.Todavía hoy, casi seis años después de su retiro, me parece verlo exaltado, haciendo fuerza para tumbar a las rivales junto a sus discípulas. Su enorme figura, su manera sui generis de proyectarse, su palabra aguda y sus indudables conocimientos lo convirtieron en uno de los entrenadores más destacados de la historia, al punto de merecer la estatuilla “Jigoro Kano” como miembro del Salón de la Fama del judo mundial.A Veitía se le extraña y él es consciente de ello. “Que la gente te respete, te considere, que todavía pregunten por mí, por lo que estoy haciendo, es lo máximo. Eso tiene un valor incalculable”, dice. Veitía sumó un sinfín de títulos y distinciones en su carrera como entrenador. Foto: Ricardo López Hevia.Sin embargo, da la impresión de que “El Gordo” —como muchos le conocen—, no disfruta la distancia, da la impresión de que quisiera estar ahí, cerca del tatami y de las judocas cubanas. Pero un golpe del destino lo alejó del puesto que había ocupado durante 30 años, y desde entonces las cosas no han sido igual.“Un amigo me decía que, cuando no estuviera, se iba a extrañar mi presencia, pero más se iba a sentir mi ausencia. También me decía que había dejado el listón muy alto. Quizás sea cierto, pero no me gusta hablar del trabajo que han hecho otras personas después que me fui, no me parece ético”, dice el preparador de 73 años, quien se sentía totalmente capacitado para continuar en las labores de entrenador de la selección nacional al retirarse.“Sin dudas, estaba plenamente convencido de que podía seguir, pero ya llevaba 30 años en el cargo y eso parece que molestaba. Comenzaron a manifestarse incomprensiones, de mucha gente que quería hacer lo que entendía y se llegó a cuestionar mi trabajo y mis métodos. Fue entonces cuando me di cuenta que era hora de terminar”, recuenta Veitía, quien se involucró en un proyecto comunitario tras el retiro.“Ha sido un cambio drástico. Extraño a las muchachas, que siempre me han dado mucho cariño. Según ellas, era como un padre, por lo que ha sido difícil estar lejos. Poco a poco me he ido adaptando a la nueva vida, trabajando con niños como parte del Proyecto Primavera, en el cual invertía todo mi tiempo, pero vino la pandemia y hubo que recogerse”, dice “El Profe”, ganador de más de 20 medallas olímpicas, entre ellas cinco títulos.Publicidad[embedded content]Precisamente, ahora que estamos en ambiente estival, “El Gordo” rememora varios pasajes de su larguísima historia en seis citas bajo los cinco aros, desde Barcelona 1992 hasta Londres 2012.“Los Juegos Olímpicos siempre son muy fuertes, lo máximo. Te encuentras a muchos atletas bien preparados, no solo las grandes estrellas o favoritos, sino otros que casi no se conocen. En ese escenario no hay enemigo pequeño, por eso cuesta tanto trabajo ganar medallas. Hacer historia no es nada fácil.“Yo recuerdo cuando nosotros nos llevamos las primeras preseas en Barcelona, fue lo más grande, lo más sentido, y lo celebramos por todo lo alto. Imagínate si estaba emocionado que una persona, de la cual me reservo el nombre por ética, me dijo que si por ese entusiasmo y por la victoria de Odalis Revé me iban a dar algo. Yo me viré y le contesté que no sabía si me iban a dar algo, pero que sí estaba seguro de que, cuando pasara el tiempo, iba a tener una campeona olímpica que él no tenía”, recuenta Veitía.Esa es una de las mil historias que “El Profe” vivió en el concierto estival, donde alternó alegrías y decepciones a la par. “Sydney 2000 marca el punto más alto del judo femenino cubano en Juegos Olímpicos con los triunfos de Legna Verdecia y Sibelis Veranes, y las platas de Driulis González y Dayma Beltrán. Yo pienso en eso y me dan ganas de llorar, tú sabes, la añoranza por los grandes momentos”.“Pero no todo es felicidad. Me acuerdo también de los malos momentos, de las derrotas, porque, como ya te dije, los Juegos Olímpicos son muy duros. Mira, en Atenas nos fuimos sin títulos y en Beijing también, aunque ahí una mala decisión de los jueces nos quitó la medalla de oro de Yalennis Castillo. Son experiencias que nunca se van a olvidar”, destaca. La energía de Ronaldo Veitía fue factor determinante en los triunfos de sus equipos. Foto: tomada de Inside the Games.Al margen de derrotas y tragos amargos, no se puede negar que Ronaldo Veitía dio forma a uno de los equipos de judo más consistentes de la historia de esta disciplina a nivel mundial, y sentó las bases para hablar de una Escuela Nacional de judo en Cuba.“Desde que yo llegué a la selección, sabía que podíamos armar una banda fuerte y nos esforzamos para lograrlo. Cuando se trabaja para ganar, no se vislumbra la derrota. Eso siempre lo decía y lo digo, y nos ayudó mucho.“Creo que también fue muy importante la confianza que desarrollamos entre atletas y preparadores, porque a muchas personas no les gustaba que las muchachas hicieran entrenamientos ‘de hombre’. Si ellas me hubieran dado la espalda, no estaríamos hablando hoy. Todo se logró en base a seriedad, responsabilidad y disciplina, mucha disciplina”, relata.Como es lógico, Veitía ha sido un espectador más en estos Juegos Olímpicos de Tokio. “He seguido todo lo que he podido y no me siento satisfecho con la actuación cubana, de ninguna manera. Entiendo que la pandemia ha afectado, pero todo el mundo la ha sufrido. No obstante, sí ha sido muy emocionante seguir a Idalys. La he visto muy bien, muy madura, impetuosa, me ha hecho recordar muchas cosas que vivimos juntos”, afirma Veitía, quien no olvida los primeros pasos de la estelar artemiseña en la selección nacional.Apuntando a Tokio: Idalys Ortiz es una máquina“Mira, ‘el que sirve para violín, desde el monte suena’. Idalys siempre fue una gente muy dispuesta, muy entregada y se le notaba a simple vista que sería grande. Cuando ella llegó al Cerro Pelado, recuerdo que le dije que se quedaba a entrenar conmigo, que ya no iba para ningún otro lugar. Tenía como 16 o 17 años nada más, pero vi muy claro que rápido iba a ser una de las mejores”, rememora “El Profe”.Veitía, como muchos cubanos que siguen el deporte, también está expectante por conocer qué pasará con Idalys en el futuro, pero nos dice que, si todavía fuera su entrenador, no intentaría imponerle ningún criterio sobre la continuidad de su carrera. “Yo la dejaría decidir. Es su vida, que piense lo que quiere y decida. Ese es su espacio y hay que respetárselo”, asegura.Casi al final de la conversación le vuelvo a preguntar a Veitía por la salud del judo cubano, que de no ser por Idalys estaría sin medallas en los dos últimos Juegos Olímpicos. Su respuesta es casi idéntica a la del inicio de la charla, prefiere dejar trabajar a los que ahora están al frente de los equipos nacionales, aunque quiso mandar un mensaje:“El que no atiende el futuro queda huérfano. Eso deben tenerlo presente. Necesitamos recuperar la solidez y la estabilidad, de lo contrario, el camino es incierto.”

Continue Reading

Presidente cubano dialogó con Idalys Ortiz y Julio César La Cruz

El  primer Secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dialogó la mañana de este sábado con la judoca Idalys Ortiz y el púgil Julio César La Cruz, tras sus relevantes actuaciones en los Juegos de la XXXII Olimpiada.

Inspiradora la actuación de nuestros deportistas, la plata de Idalis Ortiz, el bronce de Alba y el patriótico grito de #PatriaOMuerte de Julio César la Cruz en #Tokio2021. He hablado por teléfono con ellos y les he ratificado el orgullo de #Cuba por sus atletas. #PonleCorazónA🇨🇺 pic.twitter.com/DqiX1e78Lp
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 31, 2021

“No has podido entrenar a causa de la covid-19, has hecho una hazaña, estamos orgullosos de ti, te queremos mucho”, expresó el mandatario a la artemiseña por la vía telefónica en un ambiente de emoción y regocijo.
“Vi tu entrevista, lindísima, emocionada, coherente. Eres una campeona de alma y cuerpo”, agregó el jefe de estado mientras le escuchaban además el titular del Inder, Osvaldo Vento Montiller, y otros representantes de las escuadras nacionales de boxeo y judo.
“Estamos seguros de que lo van a lograr (mejorar el color de las medallas del boxeo). Todo el mundo está siguiendo con mucha expectativa las actuaciones y esa victoria tuya fue muy buena para la gente aquí.
“Además el reconocimiento al esfuerzo tremendo por lo que significa con solo dos meses y un poquito de entrenamiento meterse en la final olímpica. Eso es una proeza”, reiteró Díaz-Canel a la cuatro veces premiada bajo los cinco aros, luego de que esta le augurara nuevos triunfos en las jornadas venideras.
Al intercambiar con La Cruz, el presidente cubano celebró su triunfo deportivo y dijo que la “actitud patriótica fue un regalo para este pueblo”.

Al otro lado del planeta, con 13 horas de diferencia, muchos idiomas y provocaciones por medio, qué cubano el grito de #PatriaOMuerte. Por supuesto que Venceremos! pic.twitter.com/xe8OU67ncm
— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 31, 2021

Eso en alusión a la consigna de Patria o Muerte que el atleta pronunció tras eliminar al cubano nacionalizado español Enmanuel Reyes, quien había pronosticado “arrancar cabezas” y regalarse un Patria y Vida, en alusión al malintencionado tema musical empleado por enemigos de la Revolución desde Florida, Estados Unidos.
“Ustedes van a seguir ganando y dando medallas al país. Y van a mejorar el color de las medallas”, sentenció Díaz-Canel.
Vea además
La Opinión Gráfica: Un Campeón de Patria o Muerte

¡Gracias Idalys!

(Con información de Jit)

Continue Reading

Cuba en Tokio: Octava jornada de los Juegos Olímpicos

En el debut Olímpico de relevos mixtos en triatlón, Gran Bretaña ganó la prueba y se quedó con la primera medalla de oro del día. Estados Unidos terminó en el segundo lugar y consiguió la de plata, mientras que Francia obtuvo la de bronce.
🥇 oro: Gran Bretaña
🥈 plata: Estados Unidos
🥉 bronce: Francia
Para Gran Bretaña, que hizo un tiempo total de 1:23:41, compitieron Jessica Learmonth, Jonathan Brownlee, Georgia Taylor-Brown y Alex Yee.
Para Estados Unidos, que hizo un tiempo de 1:23:55, lo hicieron Katie Zaferes, Kevin McDowell, Taylor Knibb y Morgan Pearson.
Mientras que para Francia, que cerraron con 1:24:04, estuvieron Leonie Periault, Dorian Coninx, Cassandre Beaugrand y Vicent Luis.
Posiciones de los hispanohablantes. España terminó en la posición 10, con un tiempo de 1:26:31. México, por su parte, terminó 16 con un tiempo 1:28:53.
El equipo español: lo conformaron Anna Godoy Contreras, Fernando Alarza, Miriam Casillas García y Mario Mola.
El equipo mexicano: lo conformaron Cecilia Pérez, Crisanto Grajales, Irving Pérez y Claudia Rivas.

Continue Reading

Récords vigentes en el Olimpo del atletismo

El récord olímpico de la cubana Osleidys Menéndez se mantiene vigente. Foto: Getty Images.Nunca sabremos si existe un límite humano a la hora de hablar de marcas personales y récords en el deporte. El desarrollo de la tecnología proporciona escenarios cada vez menos resistentes a las fuerzas físicas que actúan sobre los atletas, zapatillas más cómodas que aumentan el rendimiento, e indumentarias que ayudan a una mejor velocidad sobre las pistas.
Desde que comenzaron los Juegos Olímpicos de la era moderna en la Grecia de 1896, batir una marca en estas lides a pesar del impacto de la ciencia aplicada al deporte y del desarrollo tecnológico que puede haber en un lapso de cuatro años es bien difícil, teniendo en cuenta que se tienen que reunir muchos factores físicos y psicológicos en un día específico para que el atleta lo logre.
En el Atletismo, después de la última cita estival de Rio de Janeiro 2016, de las 47 pruebas en competencia entre los dos sexos existen siete récords olímpicos vigentes que coinciden con las plusmarcas mundiales en esas disciplinas.
Tres de ellos ya cumplen 33 años este verano implantados en la cita de Seúl en 1988. Son los casos de los logrados por las norteamericanas Florence Griffith-Joyner con su 21.34 s en los 200 metros planos y Jackie Joyner-Kersee en el Heptalón con 7 291 puntos, además del relevo femenino de 4×400 de la antigua Unión Soviética con un tiempazo de 3:15.17.
Son los casos de los alcanzados por el keniano David Rudisha en los 800 metros planos con tiempo de 1:40.91 y los relevos de 4×100 de las postas masculinas de Jamaica (36.84s) y la femenina de Estados Unidos (40.82s), todos en la cita de Londres 2012.
El único récord estampado en las pasadas olimpiadas de Rio de Janeiro 2016 que se mantiene también como mejor marca del orbe lo logró el sudafricano Wayde Van Niekerk en la vuelta al óvalo con un increíble tiempo de 43.03 segundos.
Si hablamos de récords añejos en citas olímpicas tenemos el del norteamericano Bob Beamon en México 1968, quien clavó los spikes a 8.90 metros de distancia en un salto largo que en su momento fue la mejor marca del mundo y se ha mantenido imbatible por 53 años en estas reuniones deportivas.
Otros dos protagonizados por atletas del desaparecido campo socialista han perdurado en el tiempo durante 41 años contra viento y marea, hablamos del logrado por la soviética Nadezhda Olizarenko en los 800 metros planos con tiempo de 1:53.43 y los 22.41 metros en el lanzamiento de la Bala que marcó Llona Slupianek de la antigua RDA, ambas en la cita de Moscú 1980.
En total, de las 24 marcas vigentes en los eventos masculinos de Atletismo, siete datan de Beijing 2008, cuatro de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, tres de Atenas 2004, dos de Atlanta 1996, y uno de las citas de México 1968, Seúl 1988, Barcelona 1992, y Sidney 2000.
En la rama femenina, de las 23 disciplinas en competencia (no existe el 50 km marcha para mujeres), siete se rubricaron en Seúl 1988, cuatro en Londres 2012 y en Beijín 2008, tres en Rio de Janeiro 2016, dos en Moscú 1980 y en Atenas 2006, y una en Atlanta 1996.
Cuba ha logrado alcanzar 11 medallas de oro en el atletismo en la historia de su participación en estos juegos y tiene el privilegio de haber implantado tres plusmarcas olímpicas, una de ellas aún se mantiene vigente.
El primero en protagonizar la hazaña fue Alberto Juantorena en Montreal 1976 en aquella mítica carrera de 800 metros planos “con el corazón”, que dejó los cronómetros congelados en 1:43.50 minutos, y cuatro años más tarde en Moscú lo hizo María Caridad Colón al lanzar la jabalina hasta los 68.40 metros con apenas 22 años, para convertirse en la primera mujer de toda Latinoamérica en subirse a lo más alto del podio olímpico.
El trío lo completa la también jabalinista Osleidys Menéndez con aquel espectacular primer disparo de 71.53 metros en Atenas 2004 que desequilibró a todas sus rivales, marca que nadie ha podido quebrar aún en citas estivales.
Para esta edición de Tokio 2020 se esperan varios récords olímpicos, sobre todo en las carreras de fondo y mediofondo por el uso de zapatillas con fibras de carbono y espumas reactivas, pero es en el terreno donde se protagonizan las grandes hazañas y esto dependerá de muchos factores. De momento tendremos un nuevo récord seguro en el relevo mixto de 4×400, por ser la única prueba que debuta en el Atletismo en esta edición de los juegos.
Records olímpicos vigentes en el atletismo
En Londres 2012 Usain Bolt implantó un récord impresionante. Foto: World Athletics.

100m – Usain Bolt (JAM) – 9.63s – Londres 2012
200m – Usain Bolt (JAM) – 19.30s – Beijing 2008
400m – Wayde Van Niekerk (SUD) – 43.03s – Río 2016
800m – David Rudisha (KEN) – 1:40.91 – Londres 2012
1.500m – Noah Ngeny (KEN) – 3:32.07 – Sídney 2000
5.000m – Kenenisa Bekele (ETI) – 12:57.82 – Beijing 2008
10.000m – Kenenisa Bekele (ETI) – 27:01.17 – Beijing 2008
Maratón – Samuel Wanjiru (KEN) – 2h06:32 – Beijing 2008
3.000m obstáculos – Conseslus Kipruto (KEN) – 8:03.28 – Río 2016
110m. vallas – Liu Xiang (CHI) – 12.91s – Atenas 2004
400m. vallas – Kevin Young (EEUU) – 46.78s – Barcelona 1992
Altura – Charles Austin (EEUU) – 2.39m – Atlanta 1996
Pértiga – Thiago Braz (BRA) – 6.03m – Río 2016
Longitud – Bob Beamon (EEUU) – 8.90m – México 1968
Triple salto – Kenny Harrison (EEUU) – 18.09m – Atlanta 1996
Bala – Ryan Crouser (EEUU) – 22.52m – Río 2016
Disco – Virgilijus Alekna (LIT) – 68.89m – Río 2016
Martillo – Sergey Litvinov (URSS) – 84.80m – Seúl 1988
Decatlón – Roman Sebrle (RCH) y Ashton Eaton (EEUU) – 8.893 puntos – Atenas 2004 y Río 2016
20km marcha – Ding Chen (CHI) – 1:18:46 – Londres 2012
50km marcha – Jared Tallent (AUS) – 3:36:53 – Londres 2012
4x100m – Jamaica (Carter, Frater, Blake y Bolt) – 36.84s – Londres 2012
4x400m – Estados Unidos (Merrit, Taylor, Neville, Wariner) – 2:55.29 – Beijing 2008

Femenino
Las marcas de Florence Grriffith-Joyner aun permanecen envueltas en la polémica. Foto: AP.

100m – Florence Griffith-Joyner (EEUU) – 10.62s – Seúl 1988
200m – Florence Griffith-Joyner (EEUU) – 21.34s – Seúl 1988
400m – Maria-Jose Perec (FRA) – 48.25s – Atlanta 1996
800m – Nadezhda Olizarenko (URSS) – 1:53:43 – Moscú 1980
1.500m – Paula Ivan (RUM) – 3:53.96 – Seúl 1988
5.000m – Vivian Cheruiyot (KEN) – 14:26.17 – Río 2016
10.000m – Almaz Ayana (ETH) – 29:17.45 – Río 2016
Maratón – Tiki Gelana (ETH) – 2:23:07 – Londres 2012
3.000m obstáculos – Gulnara Samitova-Galkina (RUS) – 8:58.81 – Beijing 2008
100m. vallas – Sally Pearson (AUS) – 12.35s – Londres 2012
400m. vallas – Melaine Walker (JAM) – 52.64s – Beijing 2008
Altura – Yelena Slesarenko (RUS) – 2.06m – Atenas 2004
Pértiga – Yelena Isinbayeva (RUS) – 5.05m – Beijing 2008
Longitud – Jackie Joyner-Kersee (EEUU) – 7.40m – Seúl 1988
Triple salto – Francoise Mbango (CAM) – 15.39m – Beijing 2008
Bala – Ilona Slupiankek (ALE) – 22.41m – Moscú 1980
Disco – Martina Hellmann (ALE) – 72.30m – Seúl 1988
Martillo – Anita Wlodarczyk (POL) – 82.29m – Río 2016
Jabalina – Olisdeilys Menéndez (CUB) – 71.53m – Atenas 2004
Heptatlón – Jackie Joyner-Kersee (EEUU) – 7.291 puntos – Seúl 1988
20km marcha – Yelena Lashmanova (RUS) – 1:25.02 – Londres 2012
4x100m – Estados Unidos (Bartoletta, Felix, Knight, Jeter) – 40.82s – Londres 2012
4x400m – Unión Soviética (Ledovskaya, Nazarova, Pinigina, Bryzgina) – 3:15.17 – Seúl 1988

Continue Reading

Vicyohandri Odelín: Para mí no hay una palabra que describa la grandeza de Fidel

Odelín fue clave en la victoria cubana ante Puerto Rico en el Primer Clásico Mundial de Béisbol. Foto: Archivo.“En estos días me han dicho de todo, solo por el hecho de portar un tatuaje de Fidel Castro Ruz. Para mí no hay una palabra que describa la grandeza de ese hombre”, publicó recientemente en Facebook el exlanzador camagüeyano Vicyohandri Odelín ante la ola de comentarios en su contra, suscitados por extremistas.
No obstante mostró respeto hacia la diversidad de criterios: “También entiendo que cada cual piensa a su manera, que las personas buscan sus sueños. Eso es bueno, pero de ahí a entregar su tierra al mayor postor, eso me da vergüenza, porque hay cubanos por todo el mundo escalando, buscando lo que soñaron, pero quieren a su Cuba, a su casa. Bendiciones para el mundo, lo estamos necesitando”.

El 26 de julio, con motivo del Día de la Rebeldía Nacional, Odelín volvió a pronunciarse desde su residencia en Camagüey:
“Esta fue siempre mi trinchera, la defendí por mi Cuba, mi familia, amistades. Estoy orgulloso de mi patria. Hoy es un día clave, especial para todos los cubanos que quieren su islita, su segunda madre, su tesoro. Para esas personas que asaltaron el Cuartel Moncada, mis respetos. Por eso hoy le escribo al mundo sobre sus ideales, su convicción, su heroísmo. Eso no tiene comparación”.
Destacó la necesidad de permanecer firmes y unidos ante la campaña de descrédito contra Cuba. “Muchos perdieron sus vidas, para que ahora venga cualquier loco a quitarnos lo trabajado. Tenemos que ser recíprocos, y si algún día hace falta dar la nuestra, también lo haremos. Patria o Muerte. Venceremos”.
El otrora pícher de los equipos Cuba obtuvo títulos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, los Panamericanos de Santo Domingo 2003 y los Centrocaribeños de Cartagena de Indias, en 2006.
Además, fue subcampeón olímpico en Pekín 2008 y subtitular del mundo en Panamá, 2011.
Memorable fue su actuación en el Primer Clásico Mundial, al relevar herméticamente en el crucial juego ante Puerto Rico, que Cuba ganó 4×3 para pasar a las semifinales del torneo.
En 16 Series Nacionales, el guantanamero, que radica en Camagüey desde los seis años de edad, acumuló 124 victorias, 94 derrotas, 12 salvamentos, 1 118 ponches, 271 de AVE en contra y efectividad de 3.30.
El camagüeyano Vicyohandry Odelín debutó en Series Nacionales en 1998.  Foto: Juan Moreno/Juventud Rebelde.
Vea además:
34 preguntas a… Vicyohandri Odelín

Continue Reading

La Opinión Gráfica: Un Campeón de Patria o Muerte

En la pelea más esperada de la jornada olímpica del boxeo este 30 de julio en Tokio, en los 91 kg Julio César la Cruz se enfrentó a otro pugilista nacido y desarrollado en Cuba que representó la bandera de España: Enmanuel Reyes. El combate llegó precedido de declaraciones de Reyes amplificadas hasta lo indecible por la prensa española. “Aquí vamos a arrancar cabezas”, amenazó horas antes de entrar al cuadrilátero.
Reyes brindó una buena pelea a La Cruz, pero la “Sombra” aplacó al auto proclamado “Tifón” y se impuso por votación de cuatro contra uno, tras ganar el primer y tercer asalto. Antes de bajar del ring, Julio César la Cruz respondió a provocadores que desde las gradas vociferaban contra nuestra Revolución. Se viró hacia ellos y proclamó a pulmón: “Patria y Vida, no. Patria o Muerte, ¡Venceremos!”.

Continue Reading

El buque sigue viento en popa

El buque insignia del deporte cubano continúa viento en popa en Tokio 2020.Con buen ritmo de golpeo y el mismo enfoque de siempre el welter Roniel Iglesias derrotó a su rival de turno el norteamericano Delante Johnson, a quién ya había vencido en los Panamericanos de Lima 2019.Iglesias esta vez cumplió a cabalidad las orientaciones tácticas para su pelea y se llevó fallo de 5-0 en premio al desempeño rubricado sobre el ring en la Arena Kokugikan. Movimiento de torso, rapidez en los golpes, desplazamientos constantes y una pelea desde una distancia favorable, fueron las claves de la victoria ante el norteño. Otro de los aspectos que le posibilitaron el éxito fueron sus ágiles transiciones de la defensa al ataque; aspecto este que marcó la diferencia para que el zurdo pinareño perforará la guardia rival con las embestidas de sus golpes en gancho, cuando aceptó el intercambio desde la corta distancia.El Roniel Iglesias de hoy, quien ya aseguró el bronce, dejó altas expectativas. El hijo de Marianela Sotolongo está mandando un mensaje claro a los oponentes; a propósito, este domingo tendrá una dura porfía desde el cuadrilátero con el ruso Andrei Zankoboi, quien compite bajo la bandera del Comité Olímpico.Al César lo que es del César La victoria, el respeto, la medalla y la maestría de ser un gran boxeador las tiene el 91 kilos cubano Julio César La Cruz, que por cierto sigue vivo y con la cabeza puesta en el segundo oro olímpico.La sombra, sin muchos alardes, le recetó una buena andanada de golpes al cubano, nacionalizado español Enmanuel Reyes, otro alumno de la flamante escuela antillana de boxeo, aunque ahora reniegue todo lo que aprendió aquí.El combate estuvo matizado por las múltiples habilidades de esquiva, rapidez y golpeo contundete del capitán del equipo Cuba, acciones estás que le permitieron salir victorioso en el primer asalto; para luego apuntalar el éxito en el conclusivo, cuando un repunte de Reyes en el intermedio, hizo que los jueces le dieran el visto bueno.Foto: Reuters / Ueslei MarcelinoEl camagüeyano, contrario a lo que pudiera pensarse, estuvo enfocado y sin presión. Eso sí, al concluir la pelea desde el encerado soltó un “PATRIA O MUERTE” que retumbó e toda la Arena Kokugikan, donde como dato curioso hay que estar descalzos en las gradas.Arlen López Imbatible Arlen en los 81kilogramos, volvió a convencer y con buena técnica pasó por encima de su oponente el mexicano Rogelio Romero Torres, con experiencia internacional.El guantanamero apeló a su condición de boxeador con ambas manos y se cruzaba a ratos, para dar unas combinaciones demoledoras al azteca. Los jueces al final del combate le ofrecieron la victoria de manera unánime 5-0.Foto: Reuters / Ueslei MarcelinoCon estos resultados Cuba sigue invicta y camina con tres atletas asegurados con el bronce.Leer más: Idalys Ortiz y la magia de concretar sueños (+Video) La ruta del buque insignia del deporte cubano

Continue Reading

Punto Deportivo: ¿Cuál ha sido la actuación de Cuba, luego de siete jornadas en Tokio? (+Podcast)

Idalys Ortiz con su plata en judo, Rafael Alba con su bronce en taekwondo, el quinto lugar de Kaliema Antomarchi, y el sexto puesto de Ludia Montero en halterofilia, ha sido lo más destacado de Cuba hasta el momento en los Juegos Olímpicos de Tokio, acordes con los pronósticos precompetencia.
En esta séptima jornada, además del subtítulo de Idalis, quien acumula ya cuatro metales olímpicos (un oro, dos platas, un bronce), constituyeron notas descollantes, Roniel Iglesias, Arlen López y Julio César La Cruz con su avance en el boxeo; la clasificación de la triplista Liadagmis Povea a la final y el pase a semis de la ochocentista Rose Mary Almanza.
Este sábado actuarán 10 cubanos en Tokio, entre ellos, las discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballero y el saltador del longitud Juan Miguel Echevarría, en la fase clasificatoria.

Por el deporte de los puños subirán al encerado los monarcas del mundo en boxeo Andy Cruz y Yosvani Veitía, mientras que la tiradora Eglys de la Cruz lo hará en rifle 3×40.
Con la plata de Idalis Ortiz, ahora Cuba escaló al lugar 47, con dos medallas (0-1-1), mientras que los lugares cimeros son de China, Japón y Estados Undios con 19, 17 y 14 títulos, respectivamente.
Escuche aquí

Vea además:
Cuba en Tokio: Séptima jornada de los Juegos Olímpicos

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Idalys Ortiz es una máquina

“El ser humano no es una máquina”, decía Idalys Ortiz antes de salir a los tatamis de los Juegos Olímpicos de Tokio. Ese, el enésimo mensaje de alerta sobre la presión que sufren los deportistas de élite, parecía ser también una señal sobre lo complicado que ha sido para ella llegar en plenitud de facultades a la cita bajo los cinco aros.Contagios de Covid-19, inestabilidad en los entrenamientos y largos meses sin competencias aparecían cual rosario de contratiempos, y hacían presagiar la caída definitiva de una de las principales exponentes del judo mundial desde se convirtió en la atleta más joven en ganar una medalla en la categoría superpesada hace 13 años.Pero la historia de las estrellas no se escribe tan a la ligera… En Tokio, con la presión de sostener la racha medallista de Cuba en los tatamis olímpicos, Idalys activó el modo leyenda y demostró que algunos seres escogidos logran, de vez en cuando, contender como máquinas implacables.Su ruta en el Nippon Budokan, la cuna espiritual del judo olímpico, no fue un paseo de rosas. De entrada, arrancó lenta frente a la portuguesa Rochele Nunes, una atleta sin gran cartel pero con dos podios europeos en 2020 y 2021. Casi seis minutos le tomó a Idalys tumbar a la exponente de origen brasileño, que vendió cara su derrota.Para la siguiente pelea, ya la cubana le había tomado el pulso a la competencia y lo sufrió la china Shiyan Xu, liquidada en poco más de dos minutos. Después le tocó el turno a la francesa Romane Dicko, una chica de 21 años que no perdía un combate desde el Grand Slam de Osaka en el 2019. Pero la cadena de 29 peleas estaba a punto de reventar por los aires…Con una técnica de sacrificio lateral solo a la altura de las diosas, Idalys derrumbó a la francesa, que cayó y estremeció los cimientos del Budokan con sus 121 kilos de peso. Una vez más, la cubana sacaba a pasear un arsenal de combate basado en la fuerza y velocidad de movimientos, rasgos impropios de una mujer que arrastra tanto déficit de preparación por las incidencias del coronavirus.Para ese momento, Idalys mostró por primera vez su espléndida sonrisa, a sabiendas de que ya tenía su cuarta medalla olímpica en las manos, el mejor premio a casi 20 años de trabajo ininterrumpido, de sacrificios, de entrenamientos un día sí y otro también.Pero faltaba el asalto final, la definición del cetro, donde se encontró con la japonesa Akiro Sano, una chica de 21 años que promete revolucionar la máxima categoría del judo femenino. Con un enorme poder, la anfitriona limitó la movilidad de Idalys, le impidió hacer agarres consistentes y la empujó a dos costosas penalizaciones por inactividad.PublicidadA la postre, un falso ataque y una tercera llamada de atención terminaron con las aspiraciones doradas de la artemiseña y de todo un país que madrugó ansioso por probar las esquivas mieles del éxito. Sin embargo, ni un solo reclamo recibirá Idalys, quien no fue derribada en todo el torneo olímpico.“En algún momento dudamos si estos Juegos iban a ser posibles, y se dieron. Para nosotras ha sido difícil llegar hasta aquí. Hemos tenido solo dos meses y medio de preparación, por lo que la plata es meritoria para mí. Yo siempre confié, pero desgraciadamente muchas personas que uno quiere y estima dudaron de que pudiéramos llegar hasta acá. Demostramos que sí se puede y el judo aporta su granito de arena”, apuntó Idalys a los medios acreditados.Ella lo tiene claro, si perdía se cortaba la racha de Juegos consecutivos con al menos una medalla para el judo cubano, que ahora se extiende a diez. Desde 1976, cuando Héctor “Coquito” Rodríguez ganó la primera presea latina en este deporte, siempre los exponentes de la Isla nos han regalado actuaciones brillantes en los tatamis.Por cierto, la medalla de Idalys Ortiz en Tokio no pudo llegar en una fecha más señalada, el 30 de julio, cuando, precisamente, se cumplen 45 años del título de Héctor Rodríguez en Montreal.Después de esta actuación, no quedan dudas de que Idalys es una de las leyendas del judo olímpico. Para entenderlo mejor, solo la cubana Driulis González y el francés Angelo Parisi habían ganado cuatro medallas bajo los cinco aros, club al que se une la artemiseña y también el galo Teddy Rinner, quien este jueves logró el bronce en la división superpesada masculina.Hoy mismo, Idalys podría anunciar el fin de su carrera digna del Salón de la Fama, pero todavía no ha cerrado la puerta a una quinta aventura estival, en la que iría, sí o sí, a igualar a la mítica Ryoko Tani, única entre cielo y tierra con cinco preseas en los tatamis olímpicos. Soñar no cuesta nada…

Continue Reading

Idalys Ortiz y la magia de concretar sueños (+Video)

Cuba tuvo una jornada productiva con la plata lograda por la multimedallista Idalys Ortiz, quien derrochó coraje en el tatami del Nipon Budokan.La oriunda del municipio Candelaria nació para ser judoca. Su pensamiento optimista la llevó al éxito bien temprano cuando apenas tenía 18 años y lograba la primera de cuatro preseas olímpicas.¡Idalys Ortiz es PLATA!La judoka cubana se cuelga la medalla de #plata de #Judo (categoría +78kg).#Tokyo2020 #JuegosOlímpicos pic.twitter.com/k3CPKegB33— Los Juegos Olímpicos (@juegosolimpicos) July 30, 2021Bronce en Beijing, Oro en Londres, plata en Río y otro baño plateado ahora en Tokio, son elementos suficientes para asegurar la extraordinaria competidora que es Idalys Ortiz. Esta vez, aunque llegaba siendo la primera del escalafón global, no tenía el mismo balance de entrenamiento que en otros ciclos.Fue víctima además de la COVID-19, y este déficit, hacía de su actuación una incógnita. A pesar de todo, la muchacha alegre que es, seguía convencida que era posible.Inició cauta ante la portuguesa Rochele Núñez, a la que venció por wazari en regla de oro con técnica de Seoi-nage. Luego la joven china Shiyan Xu, a quien le marcó un primer wazari mediante técnica de Tsuri-goshi, y un segundo con acción del tipo Seoi-nage, que decretó el ippon y la fuerza de la antillana para la competencia.Ante una rival complicada como la francesa Romane Dicko no se escondió, Idalys con la magia de su mirada tierna y ese espíritu emprendedora que le caracteriza siguió intentando el sueño posible. Tiraba fuerte del hombro de su rival, calculó todos los detalles, y en una arriesgada acción de sacrificio, logró su resultado que supo defender hasta el final del tiempo reglamentario.Con la escena lista y solo dos meses y días de preparación, nadie imaginaría a esta fornida morena en la final, NADIE, ni los más optimistas. Pero Idalis volvió a creer en ella, y así subió a su última estocada contra su vencedora Akira Sone.En la final nunca se dio por vencida, ante una japonesa joven, talentosa y con una preparación por mucho superior a la caribeña. Extendió el combate hasta el punto de oro. Ahí la penalización le jugó una mala pasada, pero ya su trabajo era un hecho.Otra vez entre las mejores. Sus cuatro medallas bajo los cinco aros (1-2-1) la ratifica junto a la legendaria Driulis González, como las más grandes judocas cubanas de todos los tiempos.Idalys Ortiz: plata en Tokio 2020 Leer además: Cuando de enfrentar gigantes se trata, Kaliema Antomarchi

Continue Reading

A 45 años del título olímpico de Coquito

Héctor Rodríguez, el primer Campeón Olímpico del judo cubano. Foto: ArchivoTokio.- Para quienes no conocen al judoca Héctor Rodríguez el apodo de COQUITO quizás le sea ajeno. Para los amantes de este deporte y de la historia olímpica hoy es otro dia de gloria para Cuba, muy vinculado con este pionero de podios, pues un 30 de julio de 1976 se convirtió en el primer campeón de nuestro judo en citas cuatrienales. Las imágenes están ahí. Y 45 años después una reverencia desde el Nippon Budokan se impone.
Combatió con una lesión en la costilla sufrida en la preparación hecha en tierras mexicanas. Pero nada iba a detener a COQUITO. Tenía la espina de Múnich 1972 cuando una controvertida decisión (para muchos injusta) los sacó de la discusión del bronce. Ahora venia además con el bronce mundial de 1973 en sus espaldas. Era respetado sobre el tatami con un uchi-mata que pocos lo hacían tan rápido como él.En la mañana de ese 30 de julio todos los competidores calentaron desde bien temprano, pero COQUITO lo hizo diferente. Quería que nada lo sorprendiera y que la costilla no le jugara una trampa traicionera. Jamás un latino, jamás un negro había llegado a una final olímpica del judo desde que apareciera en lides olímpicas en 1964. Nunca antes, pero ese era el día señalado. No por la suerte o la divina providencia, sino por el talento y calidad del cubano.
COQUITO lució incansable, fogoso y convencido en la final. Los 63 kilogramos tuvieron desde entonces que hacer reverencia a su nombre. Años más tarde, en 2013, seria el primer antillano en ingresar al Salón de la Fama de esta disciplina. A su cuenta también están los primeros triunfos juveniles de Legna Verdecia, Driulis González y Daima Beltrán, tres de las más grandes del judo cubano en todos los tiempos.
La fecha no podía ser mejor estímulo para Idalis Ortiz y Andy Granda. Ella buscará su cuarta presea a este nivel, él por extender su oro Panamericano a un podio olímpico. A 45 años de que COQUITO sonriera con un oro primerizo nada mejor que otra sonrisa, la del placer de la historia.
Héctor Rodríguez, el primer Campeón Olímpico del judo cubano. Foto: Archivo

Continue Reading

¡Gracias Idalys!

La cubana Idalys Ortiz gana la plata y su cuarta medalla Olímpica en cuatro Juegos,En un combate extremadamente táctico y en tiempo extra, la cubana Idalys Ortiz cedió en la final de los +78 kg ante la japonesa Akira Sone. La representante de la Mayor de las Antillas perdió por ippon ante la acumulación de penalizaciones.
Esta constituye su cuarta medalla en cuatro Juegos Olímpicos, pues ya había ganado el bronce en Pekín 2008, el oro en Londres 2012 y la plata en Río 2016.
La judoca tiene otras ocho medallas ganadas en los Mundiales: dos oros, dos platas y cuatro bronces acumulados desde 2009 hasta la fecha.

(Noticia en construcción)

Continue Reading

Cuba en Tokio: Séptima jornada de los Juegos Olímpicos

Las jugadoras del equipo de México, incluido Sashel Palacios (13), reaccionan después de un sencillo durante el juego de sóftbol por la medalla de bronce femenino entre el equipo de México y el equipo de Canadá en los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: Getty Images
El 4 de julio, el Comité Olímpico de México tuiteó varias fotos de sus jugadoras de sóftbol dando el visto bueno a la entrega de su indumentaria oficial para los Juegos de Tokio, con montones de cajas al fondo.
El jueves en Tokio, el equipo deportivo volvió a aparecer en Twitter, en bolsas de basura en el piso de la Villa de los Atletas.
Dos boxeadoras mexicanas publicaron fotos en Twitter de la ropa olímpica roja, blanca y verde del equipo de sóftbol metida en bolsas transparentes con otra basura, agregando mensajes críticos de las jugadoras que las dejaron atrás.
Todos menos una de los integrantes de la lista de 15 mujeres nacieron en los Estados Unidos, y los 15 jugaron sóftbol en universidades de la División I de la NCAA, incluida la lanzadora Danielle O’Toole y la jardinera Stefania Aradillas en San Diego State.
Las jugadoras, la mayoría de los cuales han regresado a Estados Unidos, permanecieron calladas en las redes sociales.
Rolando Guerrero, presidente de la Federación de Sóftbol de México, habló en una entrevista con la emisora olímpica TV Azteca, diciendo que a las jugadoras se les entregaron nueve conjuntos de ropa, tres de cada uno en rojo, blanco y verde, y que no podían empacarlos todos sin incurrir en sobrepeso de equipaje, cargos en el aeropuerto, particularmente con sus bates, guantes y calzado.

Detrás de cada uniforme elaborado para los atletas representantes de México en Tokio 2020+1 hay mucho cariño y un gran esfuerzo humano.
Cada prenda ha sido elaborada con materiales de la más alta calidad.
Estamos muy orgullosos de vestir a los atletas del @COM_Mexico 🇲🇽 pic.twitter.com/serWRroiCW
— Li-Ning México (@LiNingMx) July 29, 2021

La mayoría volaron con la aerolínea japonesa ANA, que permite dos maletas de hasta 50 libras cada una en clase económica. Los cargos por exceso de equipaje son de $60 por 20 libras y $200 por cualquier cosa más.
“Con el debido respeto”, dijo Guerrero a TV Azteca, “no vamos a atacar a nadie, no vamos a responder, no vamos a decir nada en las redes sociales. Era simplemente una cuestión de tarifas de equipaje con sobrepeso. … No es gran cosa. Dejaron uno o dos (conjuntos)”.
Mario García, jefe de la delegación de México en Tokio, no fue tan comprensivo. Lanzó una investigación y dijo que considerará sanciones contra las partes infractoras.
“Siento que es una ofensa a nuestra identidad nacional”, dijo García a Mediotiempo. “Nos hubiera gustado que no hubiera sucedido, porque el Comité Olímpico Mexicano defendió ese biculturalismo que tenía el equipo”.
México terminó cuarto en el torneo de seis equipos en su debut de softbol olímpico, perdiendo 3-2 contra Canadá en el juego por la medalla de bronce que se jugó el martes por la tarde en Tokio (el lunes por la noche, hora del Pacífico). Los atletas deben salir de Japón dentro de las 48 horas posteriores a su evento final, y las boxeadoras Brianda Tamara y Esmeralda Falcon publicaron fotos en las redes sociales de lo que dejaron atrás.
“Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de sóftbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas” escribió la boxeadora.
Aproximadamente 15 minutos después, Falcon publicó fotos que mostraban al menos cuatro bolsas de equipo rojo, blanco y verde. En uno, la ropa estaba mezclada entre una taza de café desechada, una botella de Coca-Cola de plástico vacía y un guante de cuero.
“Quizás para algunos de los compañeros atletas, no signifique ‘nada’”, escribió Falcon. “Estos uniformes para muchos otros representan nuestros años de trabajo, dedicación, amor y pasión. Lástima que el equipo de softbol mexicano no lo vea de esa manera”.
El equipo ha sido objeto de escrutinio en ambos lados de la frontera por sus raíces estadounidenses. Cuando México se enfrentó a Estados Unidos en el juego de grupos, el estadounidense Ken Eriksen bromeó: “Hoy solo tenías que tocar un himno nacional”.
Aradillas es la única jugadora nacida en México y admite que solo unos pocos compañeras hablan español con fluidez. El idioma predominante en el equipo es el inglés, dijo, “porque es más fácil”.
Una de las que habla español es Sashel Palacios, quien creció en Chula Vista y asistió a Otay Ranch High. Ella ha dicho que no jugaría para otro país, incluso si Estados Unidos se lo ofreciera, y señaló que su padre jugó béisbol en México antes de mudarse a South Bay. Pero no todos tienen vínculos tan fuertes con México, lo que crea una relación incómoda con el país al que representan.
“Recibimos críticas”, dijo Palacios a ESPN Deportes recientemente. “Por ejemplo, estábamos en Puerto Vallarta en un campamento y algunos de nosotros hablamos español pero la mayoría no, y la gente nos decía cosas por no hablar el idioma o por no haber nacido en México. Pero tenemos que enfocarnos en el panorama completo, estamos jugando para nuestras familias que no tuvieron la oportunidad que tenemos hoy de practicar este deporte y llevarlo a este nivel”.
O’Toole, Dallas Escobedo y Sydney Romero jugaron para la selección nacional de EE.UU. Antes de ser eliminadas y cambiar sus lealtades a México. Las reglas internacionales requieren que solo uno de cada cuatro abuelos tenga la ciudadanía mexicana para calificar.
“Es un verdadero honor representar a EE.UU. En el softbol”, dijo Romero, quien creció en Temecula, en su biografía de EE.UU. Softbol. “Llevar USA cruzado en mi pecho es un sueño hecho realidad”.
En la biografía de USA Softbol de O’Toole, se cita: “Poder jugar junto a los mejores y representar al mejor país del mundo es increíblemente especial”.
Ninguna de los jugadoras estaba disponible para hacer comentarios y ninguno había publicado mensajes sobre las acusaciones en las redes sociales (varios tienen cuentas que no son públicas). Juan Landa, incluido por los organizadores de Tokio como el enlace de medios del Comité Olímpico de México, no respondió un correo electrónico.

Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas.Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de sóftbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas.@esmerfalconmx @CONADE @COM_Mexico pic.twitter.com/zqkmVva6PP
— Brianda Tamara (@BriandaTamara) July 29, 2021

Cuando se le preguntó durante los Juegos Olímpicos sobre las críticas en casa, Aradillas dijo al Union-Tribune: “Siempre se hablará de nuestro equipo. Eso significa que estamos haciendo grandes cosas juntos. Estamos muy afortunadas de tener la atención en este momento y estar en los Juegos Olímpicos, el escenario más importante de los deportes. Estamos tomando ventaja de eso.
“No importa dónde nazcamos o qué idioma hablemos. Representamos a un país y creo que lo estamos haciendo bien”.

Continue Reading

Cuando de enfrentar gigantes se trata, Kaliema Antomarchi

La judoca santiaguera Kaliema Antomarchi fue Cuba ayer en los tatamis del Nippon Budokan. La representante de la división de 78 kilogramos tuvo un tránsito repleto de dificultades.Tras vencer a la croata Karla Prodan, en regla de oro, el camino no asomaba un panorama feliz. En su misma llave midió fuerzas judomi por medio con una de las mejores atletas de esa división en la actualidad, la francesa Madeleine Malonga, líder del ranking mundial, luego en la discusión de medallas, asomaba su presencia la alemana, campeona del orbe, Anna-María Wagner.Parecía que su destino estaba signado por las dificultades. Ante tantos percances, siempre enseñó su mejor versión; incluso extendiendo el combate con la gala hasta el Golden Score. Fue precisamente Malonga quién la arrastró hasta la discusión del metal bronceado.Ya en la repesca, su superioridad frente a la neerlandesa Guusje Steenhuis se hizo notar, y a base de ippon, en otra regla de oro, logró el éxito.En la discusión del bronce Kaliema siguió en busca de seguir derrumbando gigantes. Intentó de todo con varias técnicas, llevó la iniciativa más de una vez. Pero Anna-María Wagner, que ya sabe lo que es coronarse a nivel mundial, le puso fin al sueño de la judoca indómita, que dice adiós en sus primeros juegos olímpicos.Por mucho este resultado es el mejor hasta el momento en el deporte de los tatamis y chamarras, no solo por el quinto puesto alcanzado. La combatividad, entrega, amor por Cuba y arrojo dejaron a los seguidores que esta madrugada del 29 de julio en la isla saltaron con cada acción de Antomarchi, muy satisfechos.A Kaliema como al resto de sus compañeros, solo les resta esperar que este viernes, aparezca la extra clase Idalis Ortiz, una de las esperanzas más claras de la delegación antillana en Tokio.Leer además: El príncipe cubano reinó en el imperio asiático

Continue Reading

Apuntando a Tokio: La voz de Simone Biles

Muere el noveno día de competencias en Tokio y amanece en la franja del centro-este de Estados Unidos. Es 29 de julio del 2021, un día como cualquier otro, pero las sensaciones al despertar no son las mismas de siempre. Desde Columbus, Ohio, hasta Spring, Texas, se percibe la ansiedad y, antes del primer sorbo matutino, todos corren a ver si las noticias de las últimas horas fueron una pesadilla o una incómoda realidad.Por desgracia, los televisores y celulares repiten hasta el cansancio una imagen olímpicamente nítida, real, inequívoca: Simone Biles, ícono nacional, no está en el podio del concurso de máximas acumuladoras en la gimnasia de los Juegos de Tokio, donde se suponía que igualaría a la soviética Larisa Latynina y a la checa Věra Čáslavská como las únicas mujeres que han ganado el All Around en dos Olimpiadas consecutivas.Desde Columbus, Ohio, hasta Spring, Texas —la ruta que conecta la infancia de Simone Biles en hogares de acogida con su madurez en casa de sus abuelos maternos—, todos están consternados. Ni siquiera la victoria de otra estadounidense, la juvenil Sunisa Lee (18 años), aplaca el dolor de los parciales de Biles.Ese no era el guion que ellos habían escrito en Estados Unidos para la obra de la gimnasia artística femenina en los Juegos Olímpicos de Tokio. En su trama, había suspenso, tensión, altibajos, piruetas del destino, pero el desenlace siempre era el mismo: Simone Biles, a sus 24 años, cubría de oro el título de mejor gimnasta de la historia y regresaba a casa a dar una gira nacional en la que todos la cargaban en hombros.Pero Simone puso en pausa al mundo, tomó los papeles y rompió todas las líneas que habían escrito para ella, justamente después de un salto impropio de su calidad en el inicio de la lid por equipos, la cual Estados Unidos perdió por primera vez en 13 años. Muchos aseguran que su ausencia restó, aunque más bien parece que si hubiera seguido en competencia las norteñas estarían sin medallas a esta altura.“Pensé que era mejor dar un paso al lado por el bien de mi salud mental. Sabía que las chicas harían un gran trabajo y no quería poner en peligro al equipo y la medalla por mis errores, ya que han trabajado muy duro para ello, y por eso decidí que las chicas terminasen la competición sin mí”, sentenció Biles, quien ciertamente pudo empujar al conjunto norteño directo al abismo.“Han sido unos Juegos Olímpicos muy estresantes en todo. Sin público, ha habido muchas variables inesperadas. Ha sido una semana larga, un ciclo olímpico largo y un año largo. Nos hemos estresado demasiado en lugar de salir ahí y pasarlo bien, como debe ser”, añadió la gimnasta en una conferencia de prensa descorazonadora, con olor a despedida definitiva.Publicidad“No solo somos deportistas. Al final del día somos personas y a veces tenemos que dar un paso atrás. Sí, y creo que hablar, decirlo todo, ayuda. Estamos en algo tan grande, son los Juegos Olímpicos, que si no estás al 100 o al 120% al final del día te tienen que sacar en una camilla, porque acabarás haciéndote daño a ti misma”.Los soportesEl judoca Nikolos Sherazadishvilli, georgiano nacionalizado español y número uno del ranking mundial en los 90 kilogramos, perdió en Tokio de manera sorpresiva y quedó fuera del cuadro de medallas. Hasta el séptimo lugar cayó un hombre prácticamente infranqueable en los últimos tiempos, dueño de dos títulos de orbe.Sherazadishvilli dice que no sabe lo que ha pasado, pero tiene claro que las sensaciones no son las que deberían ser. “Presión, nervios. Yo me meto presión siempre (…), pero no debe ser de más porque pueden pasar estas cosas”, dijo el judoca a la Cadena Ser, desconsolado y sin norte.“Ahora necesito despejarme y no ver el tatami ni nada de esto. Estoy destrozado”, añadió Niko, otro que ha dejado al descubierto la tensión mental a la que se someten los atletas, obligados a ganar, ganar y ganar sin importar el costo. Nikolos Sherazadishvilli, georgiano nacionalizado español y número uno del ranking mundial en los 90 kilogramos, perdió en Tokio de manera sorpresiva. Foto: Atlántico.Sherazadishvilli, como Simone Biles, es uno de los más expuestos a esa moledora mediática, y ahora, de nuevo como Simone Biles, es uno de los que ha decidido no callar más. Ellos dos se suman a una ya importante lista de deportistas que han llegado al límite y no han dudado en alertar sobre los riesgos psicológicos de la alta competición.La tenista Naomi Osaka ha hablado de vulnerabilidad y ansiedad ante el acoso de la prensa; la nadadora estadounidense Simone Manuel sufrió fatiga crónica por sobreentrenar; Michael Phelps pasó por estados depresivos pese a su rosario de preseas; el ciclista Tom Dumuolin no soportaba el estrés y abandonó las carreras, aunque encontró nuevas motivaciones y regresó para colgarse una medalla en la ruta de Tokio.De alguna manera, ellos fueron voces importantes que dejaron la puerta abierta para la investigación sobre el tema, sobre las mejores herramientas para cuidar la salud física y mental de los atletas, en particular ahora en el contexto de la pandemia.“Tenemos que proteger nuestros cuerpos y nuestras mentes y no hacer siempre lo que el mundo quiere que hagamos. Creo que el problema de la salud mental es más prevalente ahora que nunca en el deporte”, ha dicho Biles, quien ha tenido que sortear infinidad de obstáculos.Sus frases han acaparado todos los titulares de la gimnasia artística en los Juegos, dejando en un segundo plano el regreso dorado de Rusia a la cima de la lid colectiva para mujeres —no ganaban desde que compitieron como Equipo Unificado en 1992— o la espectacular victoria en el All Around del joven japonés de 19 años Daiki Hashimoto, quien pinta como el heredero del mítico Kohei Uchimura.“Muchas veces siento de verdad como si cargara sobre mis hombros el peso del mundo”, escribió la norteña en Instagram, espacio donde habitualmente se puede ver a la otra Simone Biles, sin leotardos, sin brillos y sin un tapiz, una barra o un caballo de fondo.Esas palabras antes de competir ya reflejaban el pesado lastre que tenía amarrado a su tobillo, impidiéndole despegar. Pero lo peor vino después, cuando la duda se convirtió en certeza y el miedo en pánico. Allí, acorralada, soltó lo que nadie esperaba y borró la imagen de eterna perfección que la atormentaba.Los dardosEn los últimos años, Simone Biles se ha montado en las espirales de una tormenta categoría cinco. El viaje ha sido satisfactorio, productivo, pero también escabroso. Su vida ha quedado totalmente expuesta al terror de los medios, que la llevan y la traen desde múltiples campañas y obras de impacto en la sociedad. Poco a poco, ha dejado de ser la gimnasta para convertirse en un símbolo de muchísimas causas.Sin embargo, su decisión de no competir en el 2017 y el reciente episodio de Tokio han sido suficientes para encasillarla como parte de una élite acomodada e incapaz de crecerse ante las adversidades. Para sus acérrimos críticos, Biles es el rostro de una generación débil, cuyo único legado será la habilidad para hacer algunas piruetas impresionantes. El resto de su obra, al parecer, no cuenta para nada…Lógicamente, sus detractores no toman en cuenta su protagonismo en las acciones judiciales contra Larry Nassar, el médico que abusó sexualmente de más de 200 niñas y adolescentes, o su importantísimo papel en la lucha por la igualdad de derechos de las minorías negras y asiáticas. Sus detractores obvian los llamados de Biles a ser más tolerantes y a “no darle ninguna importancia a la raza, al género y a la orientación sexual”.Sus detractores argumentan que ha amasado millones gracias a contratos publicitarios, obviando que, justamente, dio la espalda a la todopoderosa Nike por su política de penalización a las atletas embarazadas durante el tiempo de gestación. Los millones que Biles ha reunido son los millones de una atleta con 19 títulos mundiales, cuatro coronas olímpicas y casi 40 medallas en un lapso de seis años. ¿En serio alguien puede cuestionar que los merezca? Creo que ni siquiera vale la pena entrar en un debate sobre el asunto.[embedded content]Biles, como casi todos los deportistas de élite, se ha ganado lo que tiene a golpe de trabajo y sudor, entregada al máximo en los gimnasios, con dolores inhumanos por los golpes y lesiones acumuladas durante años de máxima exigencia. A eso, entonces, súmenle el hecho de que ha usado su influencia mediática para visibilizar distintas luchas sociales.   “Esa niña ha aguantado más situaciones traumáticas a los 24 años que la mayoría de las personas en toda su vida. Después de todo eso, el hecho de que ella misma decidiera retirarse significa que sea lo que sea lo que la atormenta interiormente tiene que ser insoportable y hay que tomarlo muy en serio”, escribió en Instagram Andrea Orris, exgimnasta y coach asistente de la Universidad de Illinois.“Nunca podremos conocer y entender sus luchas y sus elecciones internas. No merece ser juzgada por nadie. Primero, porque es humana, y, segundo, porque después de todo lo que ha hecho por su deporte, todo lo que tiene que aguantar a causa del deporte, y la broma de una organización [la federación norteamericana] que protegió a su depredador en lugar de a ella y sus compañeras”, añadió Orris.Por mucho que les cueste decirlo, Simone Biles ha revolucionado la gimnasia moderna, su influencia es gigantesca desde muchos puntos de vista. “Sin Biles, el deporte no sería tan diverso como es y cómo será”, dice Juliet Macur en un artículo de The New York Times.Dicha sentencia no solo se refiere a la complejidad de sus rutinas (algunas tan peligrosas que los hombres no se atreven a hacerlas y la Federación Internacional les resta valor para disuadir a otras chicas de practicarlas), sino a la manera de concebir los entrenamientos, cada vez más alejados de los preceptos terroríficos de Bela Karoly, el preparador húngaro que formó a Nadia Comaneci y se convirtió en referente de los países soviéticos hasta que emigró a Estados Unidos en los años 80 del siglo pasado.  Para Karoly, ganar medallas era una obsesión. No es pura palabrería, los ejemplos están, y quizás el más representativo sea el de Kerri Strug, quien fue obligada a seguir saltando en la competencia por equipos de Atlanta 1996 con una lesión en su tobillo. ¿El resultado? Estados Unidos ganó la medalla de oro, sí, pero Strug tuvo que acogerse al retiro con solo 18 años, justo después de esos Juegos Olímpicos.Esa filosofía, durante muchos años, ni siquiera fue cuestionada, a pesar de que un montón de chicas fueron tratadas como materiales desechables. Hoy, ya es mucho menos probable que se den estos episodios gracias a atletas como Biles, quien ha contribuido a visibilizar los problemas y demandar cualquier abuso que comprometa la salud física y mental de las competidoras.Otro punto a favor de Simone Biles viene de la mano de sus mensajes de confianza y apoyo a la comunidad afroamericana, ahora con muchísima más presencia en la práctica de la gimnasia. Un deporte exclusivo de refinadas y delgadas chicas blancas ha sido “invadido” por el poder las negras y las morenas, muchas de ellas con un espacio para entrenar en el World Champions Centre, gimnasio propiedad de la madre de Biles en Texas. Allí trabajan, entre otras, la olímpica Jordan Chiles, quien llegó en el 2019 y quedó perpleja porque nunca había visto a tantas gimnastas de color juntas.En la misma línea, la brasileña Rebeca Andrade, otra gimnasta joven, negra, que ha pasado episodios de ansiedad, depresión y adicción por culpa de las lesiones, también ha dejado claro lo que la estadounidense representa para el deporte.“Es una atleta increíble, que representa a muchas de nosotras y que hace brillar los ojos de muchas niñas negras en Brasil, las hace pelear. Ahora, aún más, recibo muchos mensajes de madres diciendo que necesitábamos esta presencia de gimnastas negras. Y admiro especialmente a Simone por todo lo que soporta. Su psicología tiene que ser muy fuerte”.Uno estudia toda esta hoja de ruta y le resulta, cuando menos, irrespetuoso cuestionar la voluntad de Simone Biles. Su retirada de los Juegos Olímpicos, incluso en medio de la competencia, no se sustenta en una mera falta de voluntad. Ella forzó por estar en Tokio, ella quería estar ahí, a sabiendas de lo que significa para su cuerpo un año más de preparación.Por desgracia, no ha podido sostenerse ante una presión asfixiante, la presión que no le dejaba otro camino que el de la perfección en cada movimiento. Esa presión, le arrancó la voz a Simone Biles.

Continue Reading

Fallece martillista cubana Alegna Osorio, a tres meses de un accidente ocurrido mientras entrenaba

MIAMI, Estados Unidos. – La martillista cubana Alegna Osorio Mayarí, ganadora de una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Buenos Aires en 2018, murió este miércoles después tres meses de hospitalización a causa de un accidente sufrido en una sesión de entrenamiento.
El fallecimiento de Osorio Mayarí, de apenas 19 años, fue confirmado por el Instituto Cubano de Educación Física y Recreación (INDER) en su cuenta de Twitter.
La joven, que fue golpeada por un martillo en un estadio de atletismo en abril, luchó durante meses contra las afectaciones provocadas por el accidente.
“Compartimos este dolor irremediable” con su familia, también dijo en Twitter Osvaldo Vento Montiller, presidente del INDER.
(Captura de pantalla)
Por su parte, Reynaldo Varona Martínez, de la Dirección Provincial de Deportes de Camagüey, envió el pésame a la familia de la atleta desde su perfil de Facebook: “El atletismo cubano está de luto. Luego de un accidente durante un entrenamiento y de dura batalla por su vida, falleció la atleta Alegna Osorio. Llegue a familiares, amigos y compañeros nuestro pésame y el de la Dirección Provincial de Deportes en Camagüey”.
No obstante, ningún funcionario ni medio oficial ha precisado las causas del accidente.
El luchador cubano de artes marciales mixtas Gustavo “The Cuban Assassin” Trujillo sí denunció que el accidente se habría debido a una negligencia de las autoridades deportivas.
“El entrenador Eladio Martín Hernández González fue autorizado por Yipsi Moreno González (comisionada nacional de Atletismo y diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular) a traer una atleta de la calle (atleta que no pertenece al Equipo Nacional De Atletismo), cosa que no es permitida en el centro de entrenamiento”, específico el luchador cubano en una publicación de Facebook.
“Dicha atleta, durante un entrenamiento, haciendo mal uso de la técnica de lanzamiento de martillo, proyectó este objeto en contra de Alegna Osorio, provocando un golpe en la cabeza, rompiendo su cráneo y exponiendo la masa encefálica. Alegna fue transportada al hospital en grave estado”, precisó.
Trujillo también denunció que ahora “se esconde la verdad del suceso, los medios deportivos están silenciados y los deportistas tienen prohibido hablar de lo que pasó”.
“¿Acaso la vida de esta atleta no vale la pena? ¿O piensan borrarla como han hecho con muchos otros, que por sus irresponsabilidades y abusos de poder también han sufrido?”, preguntó.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Kaliema Antomarchi: La perseverancia convertida en un quinto lugar olímpico

Kaliema Antomarchi de Cuba en su combate de cuartos de final contra Madeleine Malogan de Francia en la categoría de 78 kilogramos del torneo de judo en el Nippon Budokan durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en la capital de Japón, el 29 de julio de 2021. Foto: Roberto Morejón, periódico Jit, Inder.Por más de una década Kaliema Antomarchi esperó el momento de competir en un tatami dibujado con los cinco aros olímpicos. Pasó Beijing y no pudo ser. Tampoco lo consiguió en Londres y en Río de Janeiro, pero ni siquiera eso la hizo desistir. Hoy agradece tanta perseverancia y recibe su quinto lugar en Tokio con la misma sonrisa que le conocen sus compañeras del equipo nacional. A Kaliema no hay nada que reprocharle.
En un año sumamente complejo, la antillana llegó a estos juegos con un propósito definido: demostrarle a todos, y a ella misma, que tanta dedicación no fue en vano. Quizás por eso lo dio todo en el combate por la medalla de bronce ante la actual campeona mundial, como si llegar hasta aquí no fuera suficiente para protagonizar una actuación que estaba en pocos pronósticos.
La alemana Ana-Maria Wagner contratacó fuerte y le marcó un wazari a mitad del combate, pero ni siquiera eso mermó el ánimo de la cubana. “Con ella siempre había tenido combates muy difíciles —dice—. Incluso en la última gira me ganó en pocos segundos. Sin embargo, hoy di un buen pleito”. La santiaguera está en lo cierto. Atacó y no dejó de intentarlo nunca, pero una mujer como la europea tiene una calidad incuestionable.
Cuando el gong sonó en el imponente Nippon Budokan y Kaliema quedó unos segundos en el suelo, no era tristeza lo que sentía. Su kimono blanco —todos sus combates aquí los ganó vestida así— parecía un punto en medio de tanto rojo que adorna la sede de competencias. Enseguida se puso en pie. A fin de cuentas, su sendero fue quizás uno de los más espinosos entre las finalistas de este torneo, así que cerrarlo con un quinto lugar no es una cuestión menor.
Luego de un primer combate decidido a su favor, chocó una y otra vez con mujeres que saben cómo se mira al tatami desde el podio de los últimos campeonatos mundiales. En cuartos de final la esperaba la francesa Madeleine Malonga, clasificada número uno y finalista en los dos últimos campeonatos del orbe.
Durante cinco minutos y medio le plantó su mejor cara. Quizás desde 2017, cuando ganó un bronce planetario que la salvó de no abandonar el judo, Kaliema no mostraba la voluntad que le impuso a la favorita. Recibió un wazari en contra, pero apenas pasaron 30 segundos y la antillana igualó las acciones. Tiempo extra —escuchó decir por el audio local—, y apenas tuvo un momento para respirar.
Agarre a la manga, solapa, mover las piernas, tirar fuerte. La santiaguera lo intentó siempre, pero la experiencia de una titular mundial la hizo caer de espaldas al tatami. Era su cuarta derrota ante la francesa. “Llegué a ese combate con una sola visión: ganar. No pudo ser pero hice lo mejor posible”.
Con ese mismo espíritu salió en el repechaje ante la holandesa Guusje Steenhuis. Otra vez la nuestra con la historia en contra. Tres combates, tres derrotas. Pero esta vez fue diferente. Necesitó ocho minutos de combate, pero a la postre la actual bronceada mundial la reconoció como vencedora.
“Llegué aquí y discutí con las mejores del mundo. Estuve en regla de oro y logré ganar. A pesar de que este ha sido un ciclo olímpico muy complejo, eso me deja muy satisfecha”, dice aun bañada en el sudor del combate que ella conoce a la perfección. Y con su voz pausada y discreta no pierde tiempo pata hacer una confesión.
“No somos conformes y siempre aspiré a una medalla aquí. Me esforcé y di lo mejor de mí, aunque al final no pudo salir el resultado. No me gusta despedirme sin ganar, así que intentaré llegar a los Juegos Centroamericanos para despedirme allí. Si hoy hubiera tenido una medalla quizás la historia fuera otra”.
A sus 33 años, para Kaliema estos fueron sus primeros y sus últimos Juegos Olímpicos. Aunque siempre se quiere más, cerrarlos con un quinto lugar es una actuación sumamente positiva para ella. Por su historia, por su sacrificio, y porque lo hizo en un año donde apenas pudo combatir siete veces antes de llegar aquí y cumplir un sueño que tiene mucho de voluntad y perseverancia.

Continue Reading

Juantorena, 45 años después de un hito olímpico

Tokio.- ESTA ciudad es ahora mismo el presente del olimpismo con los protagonistas de nuestros días, que se apresuran a escribir sus propias historias, pero otras hazañas ya vividas también convergen aquí y una de ellas es especial para Cuba.Hoy se cumplen exactamente 45 años de que uno de los más famosos atletas de la Isla marcara un hito sin precedentes. En el Estadio Olímpico de Montreal 1976 Alberto Juantorena sobrepasada como primero la meta de los 400 metros planos, apenas tres días después de coronarse en los 800.
La hazaña sin precedentes marcó su vida y la de todos los que aman el deporte cubano. Muchos de los que ahora compiten aquí ni siquiera habían nacido cuando el esbelto santiaguero quedó grabado con su paso único, con su osadía desafiante y presumiendo de victoria.
«Susto, alegría… sorpresa. Un desconocido llegó a le ganó a los favoritos y no una, dos veces», bromea ahora con una historia que ha narrado millones de veces y que no se cansará de repetir, porque esa es también una manera de volver a estar allí en aquel recinto que le consagró.
Juantorena disfruta ahora de un Tokio en el que seguirá las competiciones del atletismo. Una vez más estará desde las gradas, pero seguramente con el corazón y la mente le transportarán a la pista porque una vez que eres corredor no puedes quitarte ese sentimiento.
Especialista en los 400 metros, recuerda todavía el asombro cuando supo que su entrenador –el polaco Zygmunt Zabierzowski– pretendía que doblara en ambas distancias. «Creía que era una locura, iba a llegar muy cansado y no ganaría ni una ni otra», pensó entonces.
Por suerte la sabiduría de Zabierzowski se impuso. Él sabía cuánto era capaz de correr aquel hombre de 1.90 metros de estatura y más parecido a un jugador de baloncesto, que derrotó a estrellas como el estadounidense Fred Newhouse (400 metros) o el belga Ivo Van Damme (800 metros).
«Ese “doblete” va a ser siempre el mejor recuerdo de mi vida. Algo que nadie más ha podido lograr y eso es un orgullo», confesó el presidente de la Federación Cubana de Atletismo y también miembro del Consejo de la World Athletics.
(Tomado de Jit)
Vea la Mesa Redonda EN PERSONA con Alberto Juantorena. “El Elegante de las Pistas”
[embedded content]
Tres carreras históricas
[embedded content]

Continue Reading

Regresa a Cuba primer grupo de atletas luego de su participación en Tokio 2020

Foto: Víctor Vitaliano Báez Sánchez.El primer grupo integrado por 10 personas de la delegación cubana a los Juegos de la  XXXII Olimpiada de Tokio 2020, regresó este miércoles a la Isla.
La pequeña comitiva está conformada por la pesista Ludia Montero, sexto lugar en la división de 49 kg en la ciudad nipona como mejor actuación olímpica de una halterista de la mayor isla de las Antillas, junto a  los tenimesistas Jorge Moisés Campos y Daniela Fonseca, quienes intervinieron en individuales y doble mixto, y la ciclista Arlenis Sierra, además de entrenadores y federativos de esos deportes.
Acudieron a darle la bienvenida en el aeropuerto internacional José Martí, el presidente en funciones del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), Raúl Fornés Valenciano, los directores nacionales, José Cedeño, de Deporte para Todos, y la de Formación y Superación, Yoshelyn Ramiro Ruíz, junto a la funcionaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Caridad Cuza Ceruto.
Ramiro les comentó a los recién llegados que Cuba entera los estuvo siguiendo y aplaudiendo en cada competencia y ahora que regresan a casa los reciben con todo el cariño y el amor que merecen por traer también la medalla de la dignidad al haber representado con gran patriotismo y dar su mejor esfuerzo por nuestro país.
En declaraciones a JIT la pesista Montero consideró que hubiera podido tener una mejor actuación y aspiraba a un mejor resultado, aunque se siente bien por estar entre las principales posiciones olímpicas.
Por su parte, Sierra agradeció al pueblo cubano por haberla seguido durante toda la carrera en la prueba de ruta, y expresó que aunque no realizó su mejor desempeño, hizo todo lo posible por lograr una buena actuación.
«Nos sentimos contentos aunque el resultado no salió como esperábamos, pero ha sido una gran experiencia poder jugar con los mejores atletas del tenis de mesa a nivel mundial y ratificamos las gracias al pueblo cubano por todo el apoyo ofrecido», manifestaron Campos y Fonseca.
(Tomado de JIT)

Continue Reading

Cuba en Tokio: Sexta jornada de los Juegos Olímpicos

La máxima estrella femenina de los juegos acapara titulares a esta hora. Foto: AFP.
La decisión de la gimnasta estadounidense Simone Biles de priorizar su bienestar emocional en los Juegos Olímpicos de Tokio contribuirá en gran medida a combatir el estigma de las enfermedades mentales, dijo el miércoles un experto en la materia.
Según Ben Miller, psicólogo y presidente de la fundación Well Being Trust, con sede en California, la salud mental ha sido marginada en la sociedad durante demasiado tiempo y los atletas que hablan sobre el tema deben ser aplaudidos.
“Otros atletas que podrían haber enfrentado problemas similares ahora sienten que está bien hablar al respecto. Hay algo muy poderoso en ese momento”, dijo Miller a Reuters en una entrevista.
“Siempre habrá detractores y personas que digan: ‘Bueno, solo están poniendo excusas porque no se desempeñaron bien’. Lo que es una pena. Es un ejemplo de estigma”.
Biles, quien ganó cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, argumentó esta semana que su decisión de retirarse de la competencia por equipos en Tokio se debe a la presión por estar a la altura de las expectativas y la necesidad de proteger su salud mental.
Posteriormente, la estadounidense de 24 años también se retiró de la competencia individual.
Miller dijo que si bien los mejores deportistas tienen entrenadores que lo ayuden con el aspecto físico, la mente de una persona es parte de su cuerpo y debe cuidarse con la misma diligencia para que puedan manejar la presión de competir en grandes escenarios.
Esto es especialmente crucial para los atletas que tuvieron que enfrentar un retraso de un año de los Juegos Olímpicos debido al COVID-19 y que están compitiendo en medio de estrictos protocolos que los han dejado sin apoyo familiar y sin espectadores en las sedes en la ciudad anfitriona, Tokio.
“Todavía estamos en medio de una pandemia, así que hay toda esa desconexión social, no hay gente que te apoye, hay muchas cosas que el COVID ha amplificado o magnificado que creo que están debajo de muchas de estas cosas”, dijo Miller.

Continue Reading

Tres meses después de un accidente, fallece joven martillista cubana

La martillista cubana Alegna Osorio Mayarí, bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires 2018, falleció este miércoles luego de tres meses hospitalizada por un grave accidente en los entrenamientos.La noticia fue confirmada por el periodista agramontino Félix Anazco, quien escribió en las redes sociales: “Estuvo luchando durante los últimos meses para superar el coma y las afectaciones que le ocasionaron un accidente con un implemento de su deporte, pero anoche no pudo continuar. Luz para nuestra campeona”.También informó sobre el fallecimiento Reynaldo Varona, funcionario de la Dirección Provincial de Deportes en Camagüey, tierra natal de la atleta, quien recibió el impacto de un martillo en la cabeza a finales de abril, cuando entrenaba en La Habana fuera de las instalaciones de la Federación Cubana de Atletismo.En aquel momento, no hubo reportes oficiales de las autoridades del deporte en la Isla ni ninguna publicación de los medios cubanos sobre el incidente, lo cual desató una serie de comentarios sobre las circunstancias en que se produjo el lamentable suceso.De acuerdo con varias fuentes consultadas por OnCuba que pidieron conservar el anonimato, a fin de limitar los riesgos de contagios por Covid-19, Alegna y otro grupo de atletas que no estaban en los planes de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, fueron enviados de vuelta a sus provincias, donde deberían continuar trabajando en la medida de lo posible.Sin embargo, las propias fuentes aseguran que el entrenador de Alegna le sugirió que permaneciera en La Habana para continuar con la preparación. Aunque se desconocen al detalle las circunstancias en que se produjo el trágico accidente, todo parece indicar que un martillo impactó en la cabeza de la atleta agramontina durante un entrenamiento fuera de las instalaciones de la Federación Cubana de Atletismo, provocándole lesiones graves en el cráneo.Para ganar en claridad sobre el asunto, las autoridades del atletismo cubano y el entrenador de Alegna deberían dar su versión de los hechos y explicar todas los detalles que hoy permanecen como un gran misterio.El fallecimiento de Alegna, sobre el cual no se han pronunciado ninguno de los directivos cubanos que hoy están inmersos en los Juegos Olímpicos de Tokio, es un duro golpe para el atletismo de la Isla, que tenía en la joven de 19 años como una de sus principales promesas.PublicidadAlegna ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud del 2018 en Buenos Aires, Argentina, donde realizó disparos por encima de los 63 metros. En dicha competencia quedó por detrás de la ucraniana Valeriya Ivanenko y la egipcia Rawan Ayman Ibrahim Barakat.

Continue Reading

Idalys Ortiz ante el reto de su cuarta medalla olímpica: “No somos máquinas”

La triple medallista olímpica del judo cubano Idalys Ortiz ha aprendido tras muchos años en la élite que «el ser humano no es una máquina», pero ella se ha preparado para llegar a los Juegos de Tokio 2020 en «óptimas condiciones» y alcanzar otra medalla en la que es su cuarta cita olímpica.A sus 31 años, 23 de ellos en el tatami, la judoca más sobresaliente de la última década en el peso pesado afronta la gran cita plena de confianza: «Realmente pienso que lo estoy haciendo muy bien y espero que salga lo mejor», declaró a la agencia EFE la ganadora de las medallas de bronce en Beijing 2008, de oro en Londres 2012 y de plata en Río de Janeiro 2016.Ortiz competirá este viernes 30 de julio en el escenario mítico del Nippon Budokan —la cuna del judo olímpico— con el aval de ser la indiscutible número uno de la clasificación internacional de +78 kilos, aunque en los últimos campeonatos del mundo, en junio en Budapest, ocupó la quinta plaza. Por delante de ella, solo acabaron dos judocas japonesas y dos brasileñas.Sus rivalesEn los Juegos, Idalys volverá a coincidir con la brasileña Maria Suelen Altheman, que la derrotó en el combate por la medalla de bronce mundial. También estará la que fue su rival en la final de los Juegos Panamericanos de Lima, la puertorriqueña Melissa Mojica.Exenta de la primera ronda por su condición de primera cabeza de serie, en la segunda se enfrentará precisamente a la ganadora del combate entre Mojina y la portuguesa Rochele Nunes.«Tenemos un gran cúmulo de competencias, gracias a Dios estoy muy bien ubicada en el ránking en estos momentos, de primera», comentó a EFE antes de competir en Tokio la deportista nacida en la provincia de Pinar del Río.Aunque en 2019 sumó muchos campos de entrenamiento y choques con otras atletas para preparar los Juegos —solo perdió cuatro veces la medalla de oro, dos ante la japonesa Akira Sone— el aplazamiento y la cancelación de pruebas por la pandemia interrumpió su actividad, como la de todos. En 2020 solo disputó el Grand Slam de Dusseldorf y en este 2021 el Master de Doha y los Mundiales de Budapest.Idalys Ortiz cae en su pelea inicial y Cuba tropieza en Master de DohaPublicidad«El judo es un deporte rico en figuras y están saliendo jóvenes que incluso ya están realizadas y están dando su clarinada», resaltó la multimedallista en citas olímpicas y mundiales, quien cree que las medallas de plata no suponen una derrota porque a pesar de muchas cosas que sucedan en la vida personal «se es capaz de llegar y alcanzar una medalla».«En todos los tiempos una no llega en forma deportiva. A algunos eventos les damos más importancia que a otros, como me pasó en la preparación para los Panamericanos (Lima 2019, oro) y seguido tuvimos el mundial», recordó.Ortiz destacó que Sone, de solo 21 años, «viene surgiendo muy bien, tiene condiciones y perspectivas».El día a día de Idalys OrtizLa vida diaria de la campeona «es bastante complicada», según admitió, porque además de ser atleta ella dice sentir responsabilidad con su familia, a lo que suma las labores domésticas, en las que cuenta con su apoyo.Los miércoles acostumbra a disfrutar de un descanso para «seguir manteniendo la estabilidad y administrar bien los entrenamientos», a los que prefiere incorporarse «con todo el rigor» al día siguiente.Los ratos libres son muy escasos y durante los meses previos a los Juegos el entrenamiento ha sido «prioridad uno», aunque buscaba algún espacio para leer y escuchar música romántica —su preferida—, además de socializar con sus vecinos.Apuntando a Tokio: Tercera jornada sin medallas para el judo cubanoUn futuro lleno de proyectosLa cubana, a la que nunca le quitó el sueño la clasificación para los Juegos porque estaba cómodamente instalada en lo alto del ránking, no renuncia a disputar unos quintos Juegos Olímpicos en París, en 2024.Después de Tokio piensa tomarse un tiempo de descanso. «Veré qué voy a decidir, si puedo continuar un poquito más, pero eso no está definido aún».«Siempre fui peso completo, la división límite de la especialidad, y es muy difícil ahora bajar de peso», dijo sobre su categoría. «Gracias a Dios ha sido la división que me ha traído grandes éxitos en mi vida y pienso continuar en ella».Ortiz recordó un proyecto que ha aplazado y que podría llegar durante una temporada de descanso después de Tokio: su superación como graduada de Licenciatura en Cultura Física, incorporándose a un curso de maestría deportiva.«Estoy luchando por ser nuevamente campeona olímpica, aunque tengo todos los títulos que otorga la Federación internacional de Judo, también el mundial», sostuvo. Aseguró que le falta por lograr solo aquello que se proponga, que quizás sea otra medalla olímpica y una quinta ocasión en la cita bajo los cinco aros. 

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Tercera jornada sin medallas para el judo cubano

Para Cuba no amanece en los Juegos Olímpicos de Tokio. A la espera de la entrada en escena del atletismo, la lucha, la definición del boxeo o sorpresas del canotaje y el tiro, la armada de la Isla deambula por la capital nipona con una medalla de bronce como único botín. La situación se ha vuelto más tensa por el pésimo arranque de los judocas, quienes no han avanzado más allá de sus segundos combates.Ya son tres los caídos en los tatamis del Nippon Budokan hasta el momento, dos de ellos con credenciales para avanzar y meterse en la lucha por las preseas. Sin embargo, ni Maylin del Toro (63 kilogramos) ni Iván Silva (90 kilogramos) encontraron las vías para derrotar a rivales accesibles antes de meterse en la boca del león.No puede decirse que resulte extraña esta actuación del judo cubano. En términos generales, la disciplina ha ido “en picada” desde hace un tiempo, y los males se han acentuado en la presente temporada, plagada de obstáculos por la COVID-19 y varios contagios que, a la larga, provocaron deudas de preparación, suspensión de actividades competitivas y las lógicas afectaciones psicológicas y frustración para los atletas por tener que alejarse de sus rutinas.Las señales de la decadencia, a manera de resultados, tuvo un punto crítico hace poco menos de dos meses, en el Campeonato Mundial de Budapest, donde los judocas cubanos se fueron sin preseas, la primera vez desde el inicio de las citas del orbe combinadas en 1987. Con el recuerdo todavía fresco de ese descalabro, ya comienzan a sobrevolar por Tokio 2020 los fantasmas de un medallero en blanco para la Isla, algo que no ocurre desde hace 49 años, en los Juegos de Múnich. Iván Silva (de blanco) no pudo superar su primer combate en los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: EFE/Zsolt CzeglediEn la cita japonesa, la derrota de Iván Silva a las primeras de cambio (cayó en el debut frente al turco Mihael Zgank) ha aumentado las dosis de nerviosismo y ha desarticulado por completo el discurso triunfalista de Rafael Manso, presidente de la Federación Cubana de Judo, quien dijo exultante hace unos días que sus seis discípulos iban por medallas. Ahora, con la mitad del plantel eliminado, solo queda cruzar los dedos y encomendarse a Idalis Ortiz (+78 kg), Kaliema Antomarchi (78) y Andy Granda (+100).No se pueden perder las esperanzas, pero hay que poner los pies en la tierra. Andy Granda, por ejemplo, tiene en su llave del organigrama al líder del escalafón mundial (el ruso Tamerlan Bashaev), al mítico multicampeón francés Teddy Rinner y a otros tres judocas incluidos en el Top-15 del ranking del orbe.Por su parte, Kaliema tiene un camino aparentemente noble hasta cuartos de final, pero allí debe cruzarse con la francesa Madeleine Malonga, puntera del listado global, monarca mundial del 2019 y subtitular en la más reciente cita del orbe, hace menos de dos meses. Válido aclarar que, en caso de perder, tanto Granda como Antomarchi pueden ser arrastrados a los repechajes por medallas de bronce dado el cartel de sus rivales.La película con Idalis —líder del ranking mundial y tres veces medallista olímpica—, podría ser diferente, pero existen dudas sobre su rodaje competitivo (ha participado solo en dos torneos durante los últimos 19 meses) y también sobre su forma deportiva después de pasar la COVID-19. La artemiseña, un ejemplo de constancia y dedicación a los entrenamientos, ha reiterado que se encuentra perfectamente, algo que comprobaremos en el tatami.PublicidadSu ruta rumbo a la discusión de las medallas no parece muy compleja hasta semifinales, cuando debe medirse a la brasileña María Altheman o a la francesa Romane Dicko, dos de las mejores exponentes de la división, quienes sí han estado muy activas durante la presente temporada con resultados destacados.Para la delegación cubana en Tokio, es fundamental que el judo despierte y se suelte las amarras. En la próximas fechas, será crucial, en específico, la labor de Idalis Ortiz, quien busca mantener su liderazgo en la comitiva y, además, convertirse en la segunda judoca cubana de la historia con cuatro medallas olímpicas.La armadaPor ahora, las mejores noticias para Cuba en los Juegos Olímpicos llegan desde la Arena Kokugican, donde los cuatro boxeadores que han escalado al ring han salido airosos. Este miércoles, Lázaro Álvarez (57 kg) y Arlen López (81) no pasaron sustos frente al iraní Daniyal Shahbakhsh y al argelino Mohammed Houmri, respectivamente, y ya están en cuartos de final.Álvarez “El Príncipe”, dos veces bronce en citas bajo los cinco aros, superó a su rival persa por Referee Stops the Contest (RSC) en el segundo round, mientras Arlen comenzó su defensa del título con victoria por votación unánime. En la jornada anterior, Julio César La Cruz (91) y Roniel Iglesias (69), también abrieron con triunfos su aventura olímpica.Este miércoles, también subió al cuadrilátero el cubano-azerí Loren Alfonso Domínguez (81 kg), quien derrotó al uzbeco Dishod Ruzmetov. Ahora Domínguez se medirá en cuartos de final al turco Bayram Malkan y, si gana, podría cruzarse con Arlen López en semis. Esta sería la segunda pelea entre cubanos en los Juegos, toda vez que Enmanuel Reyes (España-91 kg) enfrentará en cuartos a Julio César La Cruz. Arlen López, campeón olímpico en Rio 2016, abrió con victoria en los Juegos de Tokio. Foto: Hueslei Marcelino/ReutersLos boxeadores cubanos, aunque no tienen un camino de rosas por delante, son la mayor esperanza de la delegación antillana para mejorar la ubicación en el medallero. Como era de esperar, a Cuba se le han ido cayendo varios exponentes que nunca tuvieron posibilidades de colarse entre los mejores de los Juegos.Ese es el caso, por ejemplo, de la dupla femenina del voleibol de playa, que perdió su segundo partido consecutivo en la fase de grupos. Leila Martínez y Lidianny Echevarría sucumbieron frente al conjunto del Comité Olímpico Ruso en dos parciales abiertos: 21-16 y 21-11.Cubanos por el mundoLa actuación de los deportistas cubanos que compiten con otras banderas en Tokio se concentró en los deportes colectivos, al margen de la ya mencionada pelea de Loren Alfonso Domínguez, en el boxeo.En el voleibol, Osmany Juantorena lideró a Italia con 22 puntos en la victoria contra Japón, mientras Wilfredo León (Polonia) recibió descanso en el triunfo de los europeos sobre Venezuela. Por otra parte, Yoandy Leal (Brasil) no corrió la misma suerte, pues los sudamericanos fueron barridos sin piedad por los rusos.En el balonmano, Daymaro Salina y Alexis Borges aportaron seis goles a la causa de Portugal, pero no pudieron evitar la derrota contra el conjunto de Suecia.

Continue Reading

El príncipe cubano reinó en el imperio asiático

Foto: GranmaEl príncipe pinareño Lázaro Álvarez dominó todas las distancias con la maestría que le ha llevado a ser merecedor de tres preseas doradas en campeonatos mundiales.En el cuadrilátero japonés solo hubo un hombre, el antillano, que arremetió primero desde la larga distancia y luego aprovechando cada intercambio en la corta.El iraní subtitular asiático Daniyal Shahbakhs poco pudo hacer ante un oponente que ya sabe ser medallista olímpico, y en esta ocasión viene en busca de mejorar el color de los dos bronces alcanzados en Londres 2012 y Río 2016.Ya para el segundo asalto Lazarito, quien compite en la división de los pesos plumas, tenía en muy malas condiciones a un rival que corrió despavorido por todo el encerado con la guardia abajo, y recibió fuertemente los ganchos del menudo atleta vueltabajero, que obligaron al juez principal a decretar el RSCI por un fuerte sangramiento del boxeador persa.En la misma Arena Kokugikan, donde vencieran ayer sus compañeros, dio un golpe de autoridad y envió un mensaje a su próximo rival este domingo en la etapa de cuartos de final, el tailandés Chatchai-Decha Butdee, sin grandes logros en cinco certámenes del orbe y par de incursiones olímpicas.El padre de Kalicha y Nikitcha descansará en espera de su siguiente subida al ring. Lázaro Álvarez Estrada sin sobresaltos, pasó la primera prueba, y con dominio de príncipe en el imperio nipón, volvió a domar la fiera que le sabe vencedor.Leer además: Cuba vuelve a celebrar sobre el ring de Tokio 2020

Continue Reading

Las 3 del día: ¿Cómo marcha el ensayo clínico Soberana Centro? y la primera medalla cubana en Tokio (+ Podcast)

Avanza satisfactoriamente el ensayo clínico Soberana Centro en los municipios cienfuegueros de Palmira y Cruces. Alrededor de 100 personas serán vacunadas diariamente en los vacunatorios habilitados desde el pasado lunes 26 de julio y hasta el próximo miércoles.
Cubadebate estuvo en la Perla del Sur y tiene declaraciones exclusivas para las Tres del Día. También les traemos las declaraciones del primer medallista cubano en Tokio: Rafael Alba.
Escuche aquí

Continue Reading

Simone Biles: Cuando la gloria te empuja al extremo

La pequeña en estatura, pero grande en historia, Simone Biles solo pudo competir en el salto en el evento por equipos. Esta acción de la gimnasta le costó el oro a los Estados Unidos, quien desde 2010 no perdía en dicho evento. En lo más alto del podio se posicionó el Comité Olímpico Ruso (169,58 puntos), seguido por Estados Unidos (166,096) y Gran Bretaña (164,096). Simone aseguró sentir mucha presión durante la competición por lo que no pudo mostrar lo mejor de sí.Desde mucho antes de que comenzaran los Juegos Olímpicos con sede en la ciudad nipona de Tokio, Biles se aquejaba de una lesión en los tobillos y calificaba de “irreal” la posibilidad de una buena actuación de su parte debido a que el dolor hacía de cada paso una pequeña tortura, asegura The New York Times.Biles abandona la competiciónLa joven que inspiró a las chicas negras para que practicaran gimnasia, un deporte en el que tradicionalmente participaban solo personas blancas; la víctima de acoso sexual que tuvo el valor de contar lo que le sucedió, la mujer que apareció en revistas como Vogue y Glamour, se mostraba nerviosa y desconcentrada en la competición por equipos de Tokio 2020.Biles ya había caído en la depresión, en 2018 y debió asistir a terapia. Esta se describe como un trastorno en el que la persona experimenta estrés mental, pérdida de la autoestima, o eventos similares. La alteración en los niveles de serotonina es un contribuyente fisiológico a esta enfermedad. Esta enfermedad hace que el apetito disminuya y el individuo presente claros síntomas de ansiedad, afirma Discapnet, El Portal de las Personas con Discapacidad.“Desde que entro en el tapiz estoy sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (…) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental  y no comprometer mi salud y bienestar”, explicó Simone a la prensa.“No tengo tanta confianza en mí como antes, no sé si es una cuestión de edad. Estoy un poco más nerviosa cuando esto haciendo mi deporte. Tengo la impresión de que ya no puedo disfrutar como antes”, aseveró la gimnasta de 24 años.Simone BilesLeer además: Vence Roniel dividido, pero con ritmo

Continue Reading

Cuba en Tokio: Quinta jornada de los Juegos Olímpicos

Foto: Getty Images.
Se ha convertido en un espectáculo familiar en el podio olímpico: el atleta victorioso, que acaba de escuchar su himno nacional y ver su bandera en alto, parece que no puede resistirse a darle un mordisco a su medalla de oro.
El hábito ha provocado mucha confusión en las redes sociales y provocó un recordatorio irónico del comité organizador de Tokio 2020 de que se supone que el botín de la victoria no debe comerse.
“Solo queremos confirmar oficialmente que las medallas #Tokyo2020 no son comestibles”, escribió el domingo la cuenta oficial de Twitter de Tokio 2020.
“Nuestras medallas están hechas de material reciclado de dispositivos electrónicos donados por el público japonés. Entonces, no tienes que morderlos…pero sabemos que aún lo harás “.
Entre los atletas que hundieron sus dientes en su botín en Tokio se encuentran Anastasija Zolotic, del equipo estadounidense, quien ganó el oro en el taekwondo de 57 kg; Ryan Murphy, después de alcanzar el primer lugar en la final masculina de 100 metros de reves; y el clavadista británico Tom Daley.
Surge la pregunta: ¿por qué los atletas sienten la necesidad de morder sus medallas?
La respuesta parece ser doble. Tradicionalmente, cualquiera que quiera comprobar la pureza del oro lo ha mordido, ya que el metal es suave y maleable y las marcas de los dientes dejarán una huella.
No es que una marca de mordida deje una gran marca en las medallas olímpicas de 2021, que se cree que contienen poco más del uno por ciento de oro y el resto está compuesto por plata y cobre.

Continue Reading

Simone Biles explica por qué se retiró de la final de gimnasia por equipos: “Tengo que centrarme en mi salud mental” (+ Video)

“Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos”. Foto: Lindsey Wasson / ReutersLa gimnasta estadounidense Simone Biles declaró este martes, tras retirarse de la competición por equipos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que ya no confía tanto en sí misma.
“Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo”, dijo.
“Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos”, precisó.
“Ya no confío tanto en mí misma. Tal vez sea por hacerme mayor. Hubo un par de días en los que todo el mundo te tuiteaba y sentías el peso del mundo. No somos sólo atletas. Somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso atrás”, continuó.
“No quería salir y hacer algo estúpido y salir lesionada. Creo que el hecho de que muchos atletas hablen ha sido de gran ayuda. Esto es tan grande, son los Juegos Olímpicos. Al fin y al cabo, no queremos que nos saquen de allí en camilla”, comentó.
Su equipo acabó ganando la medalla de plata, por detrás de Rusia y por delante de Gran Bretaña. Foto: Mike Blake / Reuters
Simone Biles se retiró de la final olímpica por equipos tras hacer solo el primer ejercicio, el de salto.
Después de obtener con su salto, un Amanar con giro y medio, una nota de 13,766, la peor entre las integrantes de su selección, la vigente campeona olímpica abandonó el escenario con el médico del equipo y regresó unos minutos después.
En las asimétricas, en las que iba a ser titular (lo son tres por país en cada aparato), fue reemplazada por Jordan Chiles. Poco después se anunció que no disputaría el resto de la final. Su equipo acabó ganando la medalla de plata, por detrás de Rusia y por delante de Gran Bretaña.
Ya este lunes, la víspera de final por equipos, Biles escribiò en sus redes sociales: “No fue un día fácil ni mi mejor día, pero lo superé. Realmente siento que tengo el peso del mundo sobre mis hombros a veces”.

“Sé que me lo quito de encima y hago que parezca que la presión no me afecta, pero ¡maldita sea, a veces es difícil, jajaja! ¡Los Juegos Olímpicos no son una broma! Pero estoy feliz de que mi familia haya podido estar conmigo virtualmente ¡Ellos significan el mundo para mí!”, agregó.
En video, declaraciones de Biles

Simone Biles: “Hay que priorizar la salud mental. En caso contrarion no vas a disfrutar el deporte y no vas a tener éxito. No pasa nada por dejar pasar una competición para cuidarte, eso demuestra lo fuerte y competitiva que eres”. pic.twitter.com/0FhViwsMO9
— El HuffPost (@ElHuffPost) July 27, 2021

“Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo”, dijo la gimnasta. Foto: Dylan Martinez / Reuters
Su equipo acabó ganando la medalla de plata, por detrás de Rusia y por delante de Gran Bretaña. Foto: Mike Blake / Reuters
Vea además:
Cuba en Tokio: Cuarta jornada de los Juegos Olímpicos

(Con información de EFE)

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Primera medalla olímpica para Cuba

Los deportes de combate, sin repechajes, tendrían desenlaces mucho más sencillos, pero menos emocionantes. Sin repescas, la definición de las preseas de bronce sería un trámite tedioso y limitado a dos competidores; con repescas, en cambio, hasta seis atletas derrotados por los finalistas mantienen vivo su sueño de escalar al podio.Para dejarlo más claro, los repechajes no son más que rondas de consuelo, las cuales forman parte del show a un costo mínimo, porque en las modalidades de combate rara vez una pelea va más allá de los ocho o diez minutos. ¡Más circo!Contrario a lo que podamos pensar, las repescas no son nada nuevo en el deporte, de hecho, hace más de 60 años que comenzó a utilizarse esta fórmula en el concierto olímpico. Tampoco es compleja la metodología para armar las llaves, compuestas por los tres atletas que sucumbieron frente a los dos aspirantes al título de octavos de final en adelante.Los derrotados en la ronda de 16 y de ocho se enfrentan en un duelo de vida o muerte, y los ganadores pasan a discutir el bronce con los perdedores de semifinales. Como ya decíamos, es un procedimiento sencillo pero, en el trance, quienes esperan experimentan altas dosis de tensión y sufrimiento para ver si sus verdugos logran arrastrarlos en una marea vencedora.Justamente esa sensación carcomió hasta los huesos al taekwondoca cubano Rafael Alba (+80 kilogramos), quien ahora disfruta como el primer medallista de la delegación antillana en Tokio, pero antes pasó por momentos muy amargos en el Makuhari Messe Hall, donde cayó en su combate de estreno frente al macedonio Dejan Georgievski.La derrota, inapelable, exactamente igual a la sufrida frente al uzbeco Dmitriy Shokin en Río 2016, fue un zarpazo a las aspiraciones del santiaguero, doble campeón mundial y fantasma en Juegos Olímpicos. Pero quedaba una carta con la que Alba no contaba cuando pasó por la zona mixta y dijo a los medios, frustrado, que el contrario había sido mejor que él.El repechaje, el consuelo, el show, le abrían al antillano una nueva oportunidad para inscribir su nombre junto a Ángel Valodia Matos, Urbia Meléndez, Yanelis Labrada, Daynelis Montejo y Robelis Despaigne, los otros representantes de la Isla que han ganado preseas en el taekwondo de los Juegos Olímpicos.Durante casi seis horas, Alba y toda Cuba —en silencio en medio de la madrugada— movieron los caracoles por Macedonia como nunca antes. Por primera vez en la vida, ese país del sudeste europeo recibió una avalancha de buenas vibras desde una isla caribeña, y el “trabajo” dio resultado.PublicidadGeorgievski, impetuoso e irreverente, subió como la espuma y no paró hasta la final, lo único que le importaba a Alba. “No tenía muchas esperanzas de que (el macedonio) llegara a finales, pero demostró su calidad, no solo al vencerme a mí, sino a otros rivales muy buenos, incluido el coreano”, sentenció el indómito.“En el tiempo de espera, los entrenadores y el comisionado me alentaron, casi que podríamos darles el título de psicólogos. Igualmente, mi mamá me animó y muchas personas en las redes sociales me transmitieron mucha confianza”, relató Alba, renacido gracias a la repesca.En esa instancia, victorias sobre el marfileño Seydou Gbane y el chino Hongyi Sun le abrieron las puertas al podio bajo los cinco aros y, de paso, abrió también las puertas del olimpo a todos los que tenían preparados titulares al estilo de “Rafael es el Alba del medallero cubano en Tokio”.“La medalla olímpica es muy merecida, la única medalla que me faltaba en mi palmarés. Se demuestra que el sacrificio que estamos haciendo los deportistas no es en vano”, apuntó el gigante santiaguero, uno de los mejores atletas cubanos de los últimos diez años.Cuba abre así la senda de las preseas en Tokio. En un día de tormenta, el Alba no fue dorado, pero parece que por fin amanece para la comitiva caribeña en los Juegos de la XXXII Olimpiada.

Continue Reading

Vence Roniel dividido, pero con ritmo

Desde la tierra del sol naciente el representante de la división de los 69 kilogramos, el pinareño Roniel Iglesias inició con poco ritmo su bautizo de fuego ante el local Quincy Mensah Okazawa.El padre del pequeño Lucas, estuvo fuera de distancia en el primer asalto y dejó provocarse por la falta evidente de técnica de su oponente.Ya para el segundo raund, luego de reiterados llamados de atención a Okazawa, Roniel Iglesias mejoró sus golpeos, logrado combinaciones demoledoras, pese a la falta de enfrentamiento del campeón asiático.El dorado bajo los cinco aros en Londres 2012 aprovechó su maestría deportiva y la falta de físico del peleador japonés, para en el tercer parcial poner en complicaciones a Quincy Mensah Okazawa, al punto de recetarle con todo el buen ritmo del son cubano y sus golpes, una combinación que tuvo conteo de protección y victoria dividida de 3-2 en el ring de la Arena Kokugikan.Para el bronceado en Beijín 2008, su próxima aparición será este viernes, cuando cruce guante por medio, contra el norteamericano Delante Johnson, al cual derrotó el caribeño, en las semifinales de los Panamericanos en Lima 2019.El discípulo de Rolando Acebal fue el último en llegar a la cita y el primero en estrenarse, por lo que el acondicionamiento en tierras niponas le costó más trabajo.Es Roniel una opción real de medallas para la delegación cubana, por la maestría adquirida, en sus cuartos juegos al más alto nivel competitivo.Leer además: Alba logra primera medalla y se queda con un sabor agridulce

Continue Reading

Alba logra primera medalla y se queda con un sabor agridulce

El representante cubano en la división de más de 80 kilogramos en el taekwondo Rafael Alba logró la primera medalla para Cuba en los Juegos de la XXXII Olimpiada Tokio 2020.El santiaguero luchó todo lo que pudo, aunque en honor a la verdad su falta de combatividad en los primeros minutos de la pelea inicial lo privaron de lograr el máximo objetivo, colgarse el oro en la cita bajo los cinco aros.El antillano supo reponerse del inesperado revés y luego pasó por encima de los rivales de turno con triunfos en la repesca por 8-2 ante Seydou Gbane, de Costa de Marfil, y de 5-4 frente al chino Yongyi Sun para acceder al podio.El peleador santiaguero era una de las posibilidades más reales de Cuba, pero el deporte es una caja de sorpresas y no solo él fue sorprendido, también el sub campeón olímpico nigeriano quedó fuera del reparto de medallas. Al intercambiar con los medios comentó.Alba: Estoy muy feliz“En estos momentos estoy muy feliz, luego de la terrible derrota que tuve en la primera presentación y no es la medalla de oro que el pueblo esperaba de mí, pero fue un muy merecido bronce que me tiene muy contento”, sentenció el espigado moreno de casi dos metros de estatura.Para Rafael Alba la pelea ante el macedonio Dejan Georgievski lo puso contra la pared y le bajó los ánimos para pensar en un posible avance, por lo cual imaginó estar fuera de la competencia, pero el deporte veleidoso como es, le tendió el camino al bronce del consuelo.Ahora entre el sabor agridulce de la derrota y el optimismo de abrir el camino para la isla, el joven de 27 años exhibe orgulloso su metal bronceado. Con esta actuación la mayor de las Antillas caribeñas marca la cruz en el casillero de Tokio 2020.En Video: Rafael Alba primer medallista de Cuba en Tokio 2020

Continue Reading

Rafael Alba le da a Cuba su primera medalla en los Juegos Olímpicos (+ Video)

Cuando Rafael Alba cayó en su primer combate de estos Juegos Olímpicos, muchos creyeron que ya no tendría opciones de buscar una medalla. Sin embargo, el avance de su rival hasta la final le dio la oportunidad de discutir una medalla de bronce. Y Rafael Alba no lo desaprovechó. Es nuestro primer medallista en Tokio.El cubano logró vencer al chino Hongyi Sun en la disputa por el bronce.
En video, las primeras declaraciones de Alba

(Noticia en construcción)

Continue Reading

Las 3 del día: Declaraciones de Arlenis Sierra sobre su actuación en Tokio y las noticias del 26 de julio (+ Podcast)

Arlenis no pudo mejor su actuación de hace cinco años en Río. Foto: ACN.En el certamen ciclístico de Tokio, Arlenis Sierra, la principal rutera cubana y tras una exitosa temporada en Europa, concluyó en el puesto 34, por debajo de su desempeño de la pasada edición, cuando se ubicó en el escaño 28.
El circuito de 137 km fue un reto complicado para la cubana, quien sobrepasó la meta con tiempo de 3.59, 47, a siete minutos y dos segundos de la campeona Kiesenhofer, austrica de 30 años que practica el ciclismo apenas desde 2017 y que es graduada de Matemática y Física de la Universidad de Tecnológica de Viena.
Por lo general, Sierra no consigue sus mejores resultados cuando hay marcadas elevaciones en el recorrido, a ello se le sumó el hecho de pedalear sola, enfrentando a otras rivales de rango apoyadas por compañeras de equipo, y su reciente lesión en el tobillo izquierdo. Otras consideraciones escuchémoslas de la propia Arlenis, quien nos ha mandado una exclusiva para este podcast.
Además, le  actualizamos sobre la actuación de Cuba, hasta el momento, en los Juegos de Tokio, y las noticias más importantes llegadas a nuestra web, en el Día de la Rebeldía Nacional.
Escuche aquí

Continue Reading

Cuba en Tokio: Cuarta jornada de los Juegos Olímpicos

Flora Duffy, de Bermudas, ganó el oro en triatlón femenino.
La primera medalla de oro del día 4 de Tokio 2020 la ganó Flora Duffy, de Bermudas, en la prueba de triatlón femenina. Georgia Taylor-Brown, de Gran Bretaña, se quedó con la de plata, y Katie Zaferes, de Estados Unidos, con la de bronce.
Duffy terminó con un tiempo de 1:55:36, mientras que la británica quedó a 1:14 y la estadounidense a 1:27.
Esta es la segunda vez en la historia que un atleta de Bermudas gana una medalla olímpica. El único que lo había logrado fue Clarence Hill, en Montreal 1976, con una medalla de bronce en boxeo.
🥇 oro: Flora Duffy, de Bermudas
🥈 plata: Georgia Taylor-Brown, de Gran Bretaña
🥉 bronce: Katie Zaferes, de Estados Unidos

Continue Reading

Apuntando a Tokio: Un León suelto en los Olímpicos

Cuando los polacos se enteraron de que tenían a tiro para su selección nacional de voleibol al fenómeno cubano Wilfredo León, vieron el cielo abierto. Cualquiera diría que los europeos no lo necesitaban, a fin de cuentas, ganaron los Campeonatos Mundiales del 2014 y 2018 sin el santiaguero en sus filas, pero añadir al mejor jugador del mundo nunca está de más.En Polonia, comenzaron a hacerse la idea de que podrían contar con León en las filas de la escuadra nacional en el 2015, cuando el antillano de 22 años recibió la ciudadanía polaca y dejó abierta la vía para cambiar de Federación definitivamente. En aquel momento, Cuba tenía las puertas cerradas a todos los atletas que habían salido del país, por lo que un retorno a la escuadra de las cuatro letras estaba prácticamente descartado.“Mi esposa es polaca y mi manager Andrzej Grzyb también. Entonces, cuando salí de Cuba, Polonia era un destino natural. Me gustan los aficionados polacos, son cálidos y apasionados y el voleibol es tan popular como el fútbol. Vi que tienen un buen equipo y que el país ama a sus jugadores y pensé que era una buena decisión representar a este país”, recapituló León en una entrevista al canal olímpico.Sin embargo, el sueño de volver a competir en la arena internacional se dilató. León vivió su última presentación con Cuba en el 2012 y tuvo que esperar siete años hasta que pudo, finalmente, regresar a los escenarios de mayor nivel, pero con la casaca de Polonia. Desde que reapareció, aunque parezca increíble, su presencia no estado exenta de polémicas, porque los europeos no han logrado ningún título.Dos medallas de plata y un bronce son el saldo de la selección desde el 2019, por lo que los Juegos Olímpicos de Tokio se presentan como la mejor oportunidad para cambiar la historia reciente y retomar la senda triunfal de los dos últimos Mundiales. Además, León podría ponerle la guinda a sus vitrinas, repletas de trofeos profesionales. Wilfredo León es la estrella del voleibol de Polonia. Foto: Olympic Channel.La aventura en la urbe asiática no comenzó de la mejor manera. Una derrota contra Irán en el estreno disparó las dudas, aunque León respondió a la altura del escenario con 23 cartones. Pero en las derrotas nadie se salva, por lo que el cubano tenía que dar un golpe en la mesa y mostrar todas las cartas en la siguiente presentación.Eso fue justamente lo que sucedió en el duelo contra Italia, en el que los polacos arrasaron 3-0 (25-20, 26-24, 25-20) con 18 unidades del fenómeno cubano, autor de tres aces, un bloqueo y 14 puntos en ataque. León desarticuló la línea defensiva de los italianos a pura potencia, con saques que volvieron a rozar los 130 kilómetros por hora. ¡Fenomenal!La victoria sirve a Polonia para espantar los fantasmas y lanzar su candidatura a la corona olímpica, teniendo en cuenta que arrollaron a uno de los conjuntos poderosos del concierto estival. Italia, con jugadores de mucha experiencia, no es un manjar, y lo demostraron en su primera presentación con una gran remontada ante Canadá.PublicidadSin embargo, contra Polonia poco pudieron hacer. Se vieron desconectados y sin poder, salvo por genialidades esporádicas de otro cubano: Osmany Juantorena. El también santiaguero marcó nueve unidades y se reafirmó como el líder de los italianos, subcampeones olímpicos en la pasada edición de Río de Janeiro.Desde Cuba se observan estos partidos y se suspira, porque si juntamos a todas las estrellas que tenemos brillando en otros equipos de voleibol, estaríamos en la elite de la disciplina. Pero es bueno poner los pies en la tierra y resignarse. Las autoridades de la Isla, durante mucho tiempo, renegaron de esos jugadores y les cerraron la puerta a un posible regreso.Todo ello influyó en las decisiones de nuestros voleibolistas, hoy alejados definitivamente de la selección nacional, aunque no de su gente, como dejó claro Wilfredo León hace poco tiempo: “Cuba es donde crecí, tengo muchos amigos allá, mi familia. Es donde me he desarrollado como hombre y como jugador y siempre tendrá un lugar en mi corazón. Pero Polonia es mi presente y mi futuro. Todo lo que hago ahora es por este país.”La armadaOdio el triunfalismo. Por eso, unas declaraciones triunfalistas de Rafael Manso, presidente de la Federación Cubana de Judo, no hicieron nada más que irritarme en la noche del domingo. “Nuestros seis atletas se han preparado muy bien y los seis van en busca de las medallas. Ese es el espíritu de nuestros judocas”, dijo el federativo a la prensa acreditada en Tokio.  “Vamos a triunfar, vamos a obtener medallas para nuestra delegación”, añadió Manso, tan exaltado que solo le faltó darse unos golpes en el pecho para que sellar un performance perfecto.Algunos me dirán que eso es solo una postura optimista de un directivo, pero resulta que justamente lo directivos tienen que ofrecer una visión objetiva de las posibilidades de sus atletas antes que levantar falsas esperanzas. Podemos entender que quieran que sus deportistas ganen o que ofrezcan una buena imagen, todos los cubanos lo deseamos, pero colocarnos de espalda a la realidad es, cuando menos, irresponsable.Magdiel Estrada no tenía la más mínima posibilidad de ganar medallas en Tokio. El judoca de los 73 kilogramos, puesto 29 del ranking del mundo, nunca ha logrado un resultado de nivel en eventos de primera categoría. Sin ir muy lejos, entre Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales, el matancero tiene ocho participaciones y en siete de ellas ha quedado del lugar 17 hacia atrás.Entonces, ¿en qué argumentos se basó Manso para decir que cada uno de los seis judocas cubanos en Tokio (incluido Magdiel) iban a obtener medallas? ¿Espíritu optimista? ¿Fe en la victoria? ¿Mente positiva? No, estimado. Esos factores pueden influir en el resultado de un atleta, pero no son siempre determinantes.Por ejemplo, antes de hablar de una medalla para Magdiel había que pensar en su primer rival. El rumano Victor Sterpu, además de superar al cubano en el ranking mundial (puesto 22 por 29), ganó en el 2020 el Campeonato Europeo, una de las regiones más fuertes en el judo.Como era de esperar y en absoluta consonancia con esas credenciales, Sterpu derrotó por Ippon a Magdiel Estrada, quien no pudo aguantar más de medio minuto a su oponente en el estreno del judo cubano en Tokio. Ahora a la Isla le restan cinco oportunidades con otros atletas más fuertes, quienes podrían hacer valer los criterios triunfalistas de Rafael Manso; pero recuerden, en el último Campeonato Mundial estos mismos atletas no ganaron ninguna medalla.Para la delegación cubana en Tokio, este lunes fue una jornada discreta. Además de Magdiel, los nadadores Elisbeth Gamez y Luis Vega salieron a escena, pero no pudieron mejorar sus marcas ni avanzar en sus respectivos heats, por lo que se despidieron de los Juegos.Por cierto, resaltar en este punto la postura de Gamez en sus declaraciones a la prensa tras concluir la competencia. La antillana se mostró inconforme, avergonzada, evadió cualquier excusa (estuvo varios días con problemas estomacales antes de la competencia), lloró y pidió disculpas a la afición por no superar sus registros y no quedar en una posición más relevante.De la natación no se esperaba nada, pero la nadadora cubana me ha hecho recordar que, independientemente de las expectativas que existan sobre tu persona, siempre es muy importante mostrar el máximo de compromiso.Cubanos por el mundoYa hablamos del duelo entre Wilfredo León y Osmany Juantorena en el voleibol masculino, pero nos falta por comentar sobre el gran partido de otro cubano en el deporte de la malla alta. Hablamos de Yoandy Leal, quien lideró una espectacular remontada de Brasil sobre Argentina este lunes.Los brasileños, monarcas defensores y recientemente campeones de la Nations League, se vieron dominados por el conjunto albiceleste en los dos primeros sets del choque, pero reaccionaron a tiempo y vencieron en los tres últimos parciales. El podio de adolescentes que nos dejó el skateboarding. (AP Photo/Ben Curtis)Como decíamos, Leal fue pieza clave del despertar carioca. El antillano recibió la bola en los ataques más importantes de la recta final del partido y, además, hizo mucho daño con su servicio, sobre todo en el cuarto set, cuando Brasil perdía 11-17 y lograron igualar las acciones con Leal desde la línea de saque. En total, el cubano anotó 18 cartones y se erigió como el mejor de la ofensiva brasileña.Los otros cubanos que vieron acción en la jornada como representantes de otros países fueron los tres balonmanistas de la selección nacional de Portugal, que vencieron 26-25 a Bahrein. Víctor Iturriza, Daymaro Salina y Alexis Borges estuvieron en cancha por el cuadro luso, aunque no incidieron demasiado en el juego. De ellos, solo Borges marcó un gol.La nota de AméricaSolo Ecuador ha logrado títulos para América Latina en los Juegos de Tokio, pero ahora mismo el continente celebra por todo lo alto la plata de la brasileña Rayssa Lea en el skateboarding (modalidad Street), disciplina incluida por primera vez en el calendario olímpico. Y el motivo principal de los festejos es que la oriunda de Imperatriz tiene solo 13 años, por lo que ha entrado en los libros de récords como una de las premiadas más jóvenes en citas estivales.Esta prueba del skateboarding ha acaparado los focos, pues la vencedora fue la japonesa Momiji Nishiya, también de 13 años. Por si fuera poco, la tercera plazo correspondió a la también anfitriona Funa Nakayama, de 16 abriles, completando así un podio completamente juvenil por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos.

Continue Reading

Cuba en Tokio: Tercera jornada de los Juegos Olímpicos

Kristian Blummenfelt se lleva el triatlón Foto: Olimpyc.
La primera medalla de oro del día 3 de Tokio 2020 la ganó Kristian Blummenfelt, de Noruega, con un tiempo de 1:45:04, en la prueba de triatlón masculina. La de plata, por su parte, se la quedó Alex Yee, de Gran Bretaña, que terminó a 11 segundos del líder. Mientras que Hayden Wilde, de Nueva Zelanda quedó tercero, a 20 segundos.
🥇 oro: Kristian Blummenfelt, de Noruega
🥈 plata: Alex Yee, de Gran Bretaña
🥉 bronce: Hayden Wilde, de Nueva Zelanda
Los tres de España. Mario Mola terminó en el puesto 10º, a 1:09. Fernando Alarza 12º, a 1:18. Y Javier Gómez Noya 25º, a 2:42.
Los Mexicanos. Crisanto Grajales terminó en el puesto 31º, a 3:32. Mientras que Irving Pérez 46º, a 8:58.
El chileno. Diego Moya terminó en el puesto 12º, a 3:25.

Continue Reading

Juantorena vs. León: la batalla olímpica entre voleibolistas cubanos

Los Juegos Olímpicos de Tokio continuarán desde este domingo en la noche y hasta la mañana del lunes con la sexta jornada competitiva, en la que la delegación cubana tendrá solo tres concursantes: el judoca Magdiel Estrada (73 kilogramos) y los nadadores Elisbet Gámez (200 metros libres) y Luis Vega (200 mariposa).Se espera que sea una jornada tranquila, sin grandes sucesos para la armada de la Isla. En la natación, estamos a años luz de conseguir resultados relevantes –la presencia en Tokio ya es un premio para estos chicos–, mientras Estrada no genera demasiadas expectativas en el judo, donde es la figura de menor cartel en la escuadra masculina.Magdiel, ubicado en el puesto 29 del ranking mundial, abrirá en los Juegos contra el moldavo Víctor Sterpu, campeón europeo del 2020 y lugar 22 del escalafón del orbe.Pero el calendario de los cubanos este lunes no se limita a los tres deportistas antes mencionados. De los antillanos que compiten por otras naciones, resalta el duelo que sostendrán los voleibolistas Osmany Juantorena y Wilfredo León, quienes estarán cara a cara en el partido Italia-Polonia.Apuntando a Tokio: diplomas olímpicosLos transalpinos comenzaron con el pie derecho su andadura por la cita estival, luego de vencer en cinco parciales a Canadá, con actuación decisiva de Juantorena. El santiaguero lideró (21 puntos) la remontada italiana tras perder los dos primeros sets ante los norteños, y ahora buscará mantener la senda triunfal frente al poderoso elenco de León.Por su parte, Polonia vivió una historia similar pero a la inversa, porque fueron ellos los que cayeron 2-3 frente a Irán, con un espectacular quinto set que terminó 21-23. León anotó 23 unidades en el duelo, pero ese gasto no fue suficiente para superar a los persas.Ahora los dos cubanos se verán las caras por enésima vez como parte de una larga rivalidad que viene de los circuitos profesionales. León es la figura del Perugia y Juantorena uno de los jugadores fundamentales de la Lube Civitanova, los dos conjuntos más fuertes de la Liga italiana.PublicidadEn los últimos tiempos, la Lube ha sacado la mejor parte con sus dos títulos consecutivos en el torneo doméstico, el cual todavía se le resiste a León. Por si fuera poco, también extendieron su dominio a Europa y al Mundial de Clubes en el 2019, mazazos directo al mentón del Perugia, que no ha alcanzado ninguna final internacional desde que ficharon a León en el 2018.Además de los voleibolistas, otros cubanos que también saldrán al ruedo son los chicos del balonmano. Vistiendo la casaca de la selección portuguesa, Daymaro Salinas, Alexis Borges y Víctor Iturriza chocarán con Bahrein después de caer en su primera presentación contra Egipto.

Continue Reading

Apuntando a Tokio: El “cumpleaños” de Colón

Moscú.25 de julio de 1980.Poco después de las cinco de la tarde moscovita, una joven cubana se paseaba sonriente por el Lenin Stadium. Desde las gradas, los fanáticos perseguían con binoculares a aquella chica del dorsal 54 que, para sorpresa de muchos, había puesto tierra de por medio con sus rivales desde el mismo inicio de la competencia.María Caridad Colón, una “desconocida”, mandaba la jabalina hasta los 68.40 metros y estampaba un récord olímpico que ponía a temblar el dominio de alemanas y soviéticas. Atónita, Ruth Fuchs, monarca de la prueba en Múnich 1972 y Montreal 1976, veía como se escapaba la posibilidad de una tercera corona en línea que hubiera sido histórica.La cubana, quizás, no entendía del todo la magnitud de lo que estaba consiguiendo. Cuando vio alejarse la jabalina hasta el infinito, ni se inmutó. Quedó con la pierna levantada, se volteó a la multitud, sonrió y apretó el puño derecho, una reacción sobria, propia de una veterana que disfruta los triunfos con mucha sangre fría.[embedded content]Pero María Caridad Colón, con tan solo 22 años, aquel 25 de julio de 1980 abrió un camino para las mujeres latinoamericanas, que nunca antes habían escalado a la cima en el concierto bajo los cinco aros. Tras ella, Maritza Martén, las gloriosas Morenas del Caribe, María Isabel Urrutia, Driulis González, Osleydis Menéndez, Legna Verdecia, María Espinoza, Mariana Pajón, Catherine Ibarguen, Paula Paretto, Idalis Ortiz y otras tantas mujeres latinas también han acariciado la gloria olímpica.“Es una fecha que celebro como un cumpleaños”, dijo este mismo domingo la antillana al periodista Jhonah Díaz, de Prensa Latina, quien la entrevistó en Tokio. Como miembro del Comité Olímpico, María Caridad Colón es uno de los rostros distinguidos que prestigian la lid estival japonesa, donde espera que las mujeres cubanas y latinoamericanas se hagan sentir.PublicidadLa armadaDesafortunadamente, las representantes cubanas en Tokio no pudieron hacerse sentir con fuerza este domingo, aunque, a priori, sus opciones de lograr resultados positivos eran mínimas. Por ejemplo, en la ruta, Arlenis Sierra tenía por delante en un circuito desfavorable para superar su actuación de Río 2016, mientras Milena Venegas se enfrentaba a la titánica tarea de navegar a contracorriente en los cuartos de finales del single sculls.Precisamente, la remera antillana vio acción temprano y no pudo hacer mucho en su heat, al terminar en la penúltima posición, muy alejada de los puestos que daban acceso a las semifinales. Ahora a Venegas solo quedan las rondas de consuelo, en las que puede seguir disfrutando por mero hecho de competir en unos Juegos Olímpicos. No son muchos los que lo logran.También en la mañana nipona, Laina Pérez culminó en el puesto 32 de la pistola aire a diez metros, sin opciones de colarse en la final. Hasta el momento, los tiradores cubanos han acusado la falta de competencia, aunque todavía quedan faltan por subir a la escena Jorge Félix Álvarez y Leuris Pupo, los dos mejores exponentes de la Isla.Más tarde, Marcia Videaux tuvo una efímera presentación en la gimnasia artística. Sin explicación clara de la estrategia, los entrenadores decidieron que la granmense solo compitiera en el caballo de salto y no buscara clasificación a finales en ningún otro aparato ni en el concurso de máximas acumuladoras. El resultado fue pésimo, con un segundo salto deficiente y una baja puntuación general que la dejó sin opciones de meterse entre las ocho que disputarán las medallas. Marcia Videaux no tuvo una buena jornada en Tokio. Foto: Roberto Morejón.Duele decirlo, pero la gimnasia cubana está desangelada. De las muchas esperanzas que se habían levantado en los últimos tiempos con la irrupción de jóvenes y prometedoras figuras, ahora solo queda un soplo muy débil. Lo peor es que sin los principales entrenadores que llevaron a escena a todos esos talentos, será imposible rescatar a corto plazo la disciplina.En el voleibol de playa, Lidiany Echevarría y Leida Martínez sucumbieron 2-0 (21-15, 21-14) frente a las australianas Taliqua Clancy y Mariafe Artacho del Solar, una dupla que ha logrado 11 podios en el Tour Mundial desde el 2018 hasta la fecha, además de conquistar el bronce en la lid global de Hamburgo hace dos años.Pero al margen del cartel de las rivales, las antillanas cometieron un sinfín de errores no forzados y acusaron falta de compenetración, algo previsible si tenemos en cuenta que esta pareja se formó hace menos de un mes por la disparatada combinación (desintegración) de las dos duplas originales del país.Tras ganar el boleto olímpico con aporte decisivo de los dos conjuntos (Leila Martínez-Maylen Delís/Lidiany Echevarría-Yanisleydi Sánchez), los directivos y técnicos del deporte decidieron que era mejor quebrar la dinámica de las dos parejas y juntar a los dos principales jugadores de cada uno de los duetos.El resultado ha sido una dupla de mucha intensidad pero con muy poca coordinación sobre la arena, un aspecto vital en el voleibol de playa y que no se logra ni en un día ni en un mes. Hace falta mucho tiempo de trabajo, entrenamiento y fogueo para lograr la compenetración total, detalle que a la postre permite competir al más alto nivel en escenarios exigentes como unos Juegos Olímpicos. La ciclista cubana Arlenis Sierra. Foto: EFE / Archivo.Arlenis Sierra cerró la actuación dominical cubana con el puesto 34 en el ciclismo de ruta, resultado que no encandila la vista y que está por debajo del conseguido en Río 2016 (lugar 28).Como ya se sabía, Arlenis corrió sola entre equipos muy poderosos y en un escenario nada favorable para ella, que nunca ha sido fuerte en circuitos de ascensos como el trazado en Tokio. Casi 2700 metros de desnivel, la faena fue particularmente incómoda para la cubana, que entró a siete minutos de las punteras.Cubanos por el mundoSolo uno de los 24 atletas cubanos (y cubanoamericanos) presentes en Tokio con otras naciones compitió este domingo. Hablamos del esgrimista guantanamero Yeisser Ramírez (Estados Unidos), quien cayó en la ronda de 32 frente al ruso Sergey Bida, subcampeón del mundo hace dos años en Budapest.El espadista oriental superó al suizo Michele Niggeler en su primera presentación, pero después fue arrollado por Bida, quien lo desbancó 15 toques por dos.Ramírez es uno de los tres cubanos que desfilaron con Estados Unidos en los Juegos de Tokio, donde también están la boxeadora Yariel Ramírez y el karateca Ariel Torres. La delegación norteña tiene también al pelotero cubanoamericano Eddy Álvarez, quien fue el abanderado de la delegación.

Continue Reading

La Opinión Gráfica: El primer medallista

Ilustración: Osval.Mientras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se celebran en geografía japonesa, la tensa situación epidemiológica global por la pandemia de la COVID-19 supone retos igual de olímpicos.
En unas Olimpiadas sin la presencia física del público, urge extremar toda medida posible para evitar que el coronavirus le gane la porfía al deporte y, se convierta así, en el primer y principal medallista. 

Continue Reading

Estampas del Sol naciente: Los ojos de Laina

Laina Pérez tendrá dos oportunidades más en Tokio. Foto: Elio Mirand/Alma Mater.Laina Pérez tiene los ojos grandes y redondos, como si no le alcanzaran para ver las dianas que desde hace años forman parte de su vida. Sus pupilas son expresivas, de esas que no necesitan mucho esfuerzo para transmitir sentimientos y que a veces estallan con facilidad, ya sea de alegría o de furia. Cuando Laina llora su mirada toma un brillo exagerado.
Así la tenía este domingo al terminar la ronda de clasificación de la pistola de aire a 10 metros, su debut en unos Juegos Olímpicos a los que llegó por merecimiento y virtud. Sin embargo, en Tokio no tuvo una buena jornada y ancló en un lugar 32º que no la satisface. No importa que haya sido la mejor ubicada de América. Para ella la competencia terminó en frustración.
El tiempo y los nervios le jugaron una mala pasada. Cuando llegó a la línea de disparos de pronto el frío le recorrió el cuerpo. Hace dos años ella se encargó de darle a Cuba la primera medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, pero desde entonces jamás había vuelto a competir de forma oficial. La COVID-19, los aislamientos, la carencia de municiones, los inconvenientes de un deporte que en Cuba tiene éxito a base de sacrificio y talento.
Demoró 20 minutos para realizar el primer disparo, pero aun no se encontraba a sí misma. Jorge Félix Álvarez, su compañero de equipo, ya se lo había dicho: “Si te sientes tensa sale de la línea de tiro y ve a hablar con el profe Meinardo. Él te dirá lo que necesitas”.
Laina viajó sin su entrenador, pero Meinardo Torres asumió como el maestro que es. Hablaron apenas un minuto, pero las balas comenzaron a salir.
Sin embargo, ya Laina iba rezagada y tenía el reloj en contra. Cuando otras comenzaban la segunda de las seis series de disparos, ella apenas cumplía la mitad de la primera. Aun así la terminó con 96 unidades, la séptima mejor puntuación entre las 53 mujeres inscritas en la prueba. Pero seguía con retraso, y en un deporte de tanta precisión como este cada pequeño detalle cuenta.
El dolor en el brazo le llegó durante la tercera ronda. “Tuve que realizar muchos intentos para ejecutar los disparos —reconoce— y además con muy poco tiempo entre ellos. Todo eso me impidió hacer las cosas como quería”. Es una realidad que intentará cambiar cuando compita en la pistola a 50 metros y en el torneo mixto junto a su compañero Jorge Grau.
Ella sabe que para el resultado de hoy hay pocas justificaciones, pero exactamente eso hay que destacar de su actuación: la vergüenza con que asumió el resultado, la voluntad para cambiarlo y mostrar los resultados que la trajeron hasta aquí. Quizás por eso se echó a llorar cuando disparó la última bala.
Quizás por eso dejó distinguir, entre sus ojos grandes y brillosos por las lágrimas, esa pasión que ni siquiera en las derrotas un deportista puede perder. A fin de cuentas, es en la derrota donde mejor se conoce el corazón de un deportista.
En video, declaraciones de Laina

Continue Reading

Desde hoy carrera por el Día de la Rebeldía Nacional en Cuba

La Habana, 25 jul (ACN) La XXXV carrera en saludo al Día de la Rebeldía Nacional se celebrará desde hoy en toda Cuba, convocada por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), en saludo a la fecha histórica del 26 de julio de 1953.
Con el soporte técnico del proyecto Marabana/Maracuba, a ese evento fueron convocados todos los corredores, caminantes y población en general, aunque será nuevamente de manera virtual con la comunidad y el hogar como escenario principal, y cumpliendo las medidas de higiene y distanciamiento social establecidas por el Ministerio de Salud Pública para contrarrestar la COVID-19.
Carlos Gattorno, director del citado proyecto, declaró a la prensa que las actividades se desarrollaran desde este domingo, previo al Día de la Rebeldía Nacional mañana 26 de julio.
Ese día pero del año 1953 un grupo de jóvenes liderados por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz (1926-2016) asaltó los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo.
Por tal motivo, para recordar la epopeya desde temprano podrán realizarse ejercicios de preparación física, actividades deportivo-recreativas, caminatas, trotes, gimnasia, yoga, caminata y la carrera, en correspondencia con lo establecido para cada territorio en el combate a la pandemia.
Lea más: Ciclista Arlenis Sierra en lugar 34 en ruta de Olimpiadas de Tokio
Según Gattorno, los participantes podrán publicar sus dorsales de participación y apoyo a la carrera, sus videos y fotos en la página de Facebook @AndarinesCubanos e igualmente se compartirán en la página @Jit.cu.

Continue Reading

Cuba en Tokio: Segunda jornada de los Juegos Olímpicos

Foto: Jamie Squire/Getty Images)
Pita Taufatofua, el abanderado de Tonga en los Juegos Olímpicos de Tokio, una vez más salió y generó pasiones en redes con su cuerpo aceitado.
Taufatofua llamó por primera vez la atención de todos en los Juegos Olímpicos de Río 2016 vistiendo un traje tradicional de Tonga y cubierto de aceite de coco. También compitió en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang en 2018, representando a Tonga en el esquí de fondo (y sí, también apareció sin camisa en esa ceremonia de apertura).
Su atención mediática en los últimos años no solo ha llevado el foco a sus pectorales brillantes, sino también a un país del que muchos quizá ni habían oído hablar. Tonga, un archipiélago polinesio en Oceanía, es un país de solo 105.780 habitantes. Eso es incluso menos que la población del barrio Recoleta en la ciudad de Buenos Aires, que tiene 165.494 habitantes.
El país consta de 171 islas, de las cuales solo 45 están habitadas, aunque dos tercios de la población vive en la isla de Tongatapu. Su área total, de 747 kilómetros cuadrados, es cerca de cuatro veces mayor a la ciudad de Washington. Es uno de los países más pequeños del mundo; está en el puesto 189 en tamaño (de 258 listados), según la CIA. En comparación, el barrio de Recoleta tiene una superficie de solo 5,9 kilómetros cuadrados.

Continue Reading

Juegos Olímpicos y Samsung: ¿amorío tecnológico?

El gigante tecnológico Samsung tiene una relación con los Juegos Olímpicos ha perdurado durante varios años. La empresa ha lanzado varias versiones limitadas de teléfonos móviles, diseñadas especialmente para las más grandes competiciones del deporte a nivel mundialDesde 1998 la historia de la empresa Samsung está ligada a la de los Juegos Olímpicos, tanto de invierno como de verano. El gigante surcoreano acostumbra a regalar a los participantes en estas citas deportivas una ‘versión olímpica’ de sus celulares, los móviles oficiales de la competición.El punto de partida de esta iniciativa, según el sitio digital Móvil Zona, fueron los JJOO de Beijing 2008, cuando se presentaron tres móviles olímpicos, el E848, el P318 y el U308. No obstante, la primera versión de este tipo llegó con el Samsung Omnia II, para Vancouver 2010.Para Londres 2012, el Galaxy S3 fue el elegido; así como lo fue el Galaxy Note 3 para Sochi 2014, el Galaxy S7 Edge para Río 2016 y el Note 8 para PyeongChang 2018. Para Tokyo 2020 la empresa eligió en primer lugar al Galaxy S10+, luego se decantó por el Galaxy S20+ y finalmente será el ‘Samsung Galaxy S21 5G Olympic Games Edition’ con el emblema de los Juegos Olímpicos, su color Azul Fantasma y los bordes dorados, el regalo de la empresa para los participantes. Samsung Galaxy S21 5G Olympic Games EditionEn la página de Galaxy se explica que el teléfono posee fondos de pantalla exclusivos, iconos de bloqueo y aplicaciones inspirados en los juegos, además de animaciones únicas de encendido y apagado que son exclusivas para este modelo.Uno de los aspectos más curiosos en cuanto a estos dispositivos móviles es que no suelen estar a la venta de cara al público, esto depende de la decisión de la compañía. En esta ocasión el afortunado público nipón puede adquirir un ejemplar, asegura el sitio digital Móvil Zona.En su sitio web Samsung explicaba: “Desde los Juegos Olímpicos de Invierno de Nagano 1998, Samsung ha apoyado los Juegos Olímpicos con tecnología móvil innovadora como socio olímpico mundial oficial en equipos de comunicaciones inalámbricas.Así como se crean nuevos récords cuando se superan los límites, Samsung desafía continuamente las posibilidades del marketing de los Juegos Olímpicos al creer que un cambio valioso comienza cuando se cruzan las barreras”.

Continue Reading

Apuntando a Tokio: diplomas olímpicos

En Cuba, ya no se comprende muy bien el significado de un diploma. De tanto entregarlos, muchas personas ya no lo valoran. Sin embargo, en el concierto olímpico, obtener un diploma tiene otra connotación…Siéntese por un momento a pensar cuántas personas en el mundo practican una disciplina deportiva en específico. Por ejemplo, ¿cuántas mujeres entrenan y luchan día a día por superar sus marcas y encumbrarse en la división de 49 kilogramos? En un cálculo conservador, diría que, al menos, un centenar de atletas persiguen dicha meta solo en esa categoría de peso.El punto es que, de todas ellas, algunas llegan a clasificarse a la cita estival y unas pocas logran ganar medallas o un diploma olímpico si se meten entre las ocho mejores. Pues bien, en ese último grupo se ha ubicado la cubana Ludia Montero, quien logró la más relevante actuación histórica de una pesista de la Isla en lides bajo los cinco aros.La granmense terminó en la sexta posición global en los 49 kilogramos, categoría dominada por la china Zhihui Hou con un trío perfecto de récords olímpicos y biatlón de 210 kilos, muy cerca de su propia primacía del orbe. Ludia no se acercó a los parámetros de la asiática, pero consiguió su mejor marca en arranque (82 kg) y un aceptable envión (96), para totalizar 178. Ludia Montero, de Cuba compite en la división de 49 kilogramos de las pesas femeninas en los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: Ritchie B. Tongo/EFEMontero se vio muy segura y con agarres fuertes dominó cuatro de los seis pesos que solicitó. “Me voy satisfecha, aunque esperaba lograr algo más. Estaba un poco nerviosa al principio, pero después que entré en calor me sentí un poco mejor. Me di cuenta que, si bien estamos en los Juegos Olímpicos, es un torneo donde se compite como en cualquier otro”, confesó la antillana en zona mixta.El sexto lugar le garantiza a Ludia Montero el diploma olímpico, el subestimado galardón que el COI entrega desde 1948. La granmense es la segunda pesista cubana que logra el premio, luego del conseguido hace cinco años por Marina Rodríguez (octavo lugar) en Río de Janeiro.A mediados del 2018, quizás Ludia no imaginaba que podía llegar tan lejos, pero sí tenía claro algo: quería apuntarse a los Juegos Olímpicos. “Mi sueño es ir a Tokio”, dijo poco antes de conquistar dos preseas de plata en el Mundial de Pattaya, Tailandia.Aquellas medallas, tan sorpresivas como bien recibidas, fueron las primeras para Cuba en una cita del orbe femenina, y le dieron un empujón definitivo a Ludia. Tres temporadas después, y con solo 22 años, la joven granmense ya es la referencia nacional de la halterofilia, disciplina que Cuba –vaya usted a saber las razones–  no le permitió practicar a las mujeres hasta hace muy poco tiempo.PublicidadLa armadaOtros seis cubanos vieron acción en la jornada sabatina de los Juegos Olímpicos de Tokio, y el más destacado de ellos fue Jorge Grau, quien terminó en el puesto 19 entre 36 tiradores en la pistola aire a diez metros.A simple vista, ese resultado no es nada del otro mundo para el doble titular panamericano de Lima 2019, pero si tomamos en cuenta que Grau llegó a Japón el viernes y solo tuvo unas horas para descansar y aclimatarse, además de que recién acaba de superar la Covid-19, entonces le daríamos otro valor a su desempeño.“Me faltaron algunas cosas por trabajar un poco más. Hice lo más que pude con el tiempo que tenía, aunque me extendí en algunas cosas y salió el resultado que pudo. No me afectó tanto el cansancio como la falta de entrenamiento en estos últimos días. Hubo cosas puntuales que me golpearon como el apriete y disparador, de ahí que diera algunos jalonazos y sacara algunos disparos fuera del centro”, explicó el antillano sobre su rendimiento.Pese a todas esas circunstancias negativas, unidas a los rigurosos controles técnicos sobre su arma y su calzado, Grau consiguió una segunda serie perfecta, aunque a la postre la descoordinación y la premura por la falta de tiempo le pasaron factura.Del resto de los cubanos, Eglys de la Cruz culminó en el lugar 37 en el rifle aire a diez metros, mientras el nadador Luis Vega terminó último en su heat de los 400 metros combinados. En el tenis de mesa, la joven Daniela Fonseca, el día de su cumpleaños 19, perdió en individuales contra la australiana Jian Fang Lay y después, en el doble mixto junto a Jorge Moisés Campos, también cayó frente a los alemanes Patrick Franziska y Petrissa Solja.Por su parte, la remera Milena Venegas ganó su regata de repechaje y estará en los cuartos de final del single scull femenino, aunque sus opciones de seguir avanzando son remotas.Cubanos por el mundoMás de veinte atletas cubanos compiten en estos Juegos Olímpicos bajo otras banderas y ya han comenzado a aparecer en los distintos escenarios de la capital japonesa. En el boxeo, por ejemplo, la guantanamera Yarisel Ramírez (57 kilogramos), representante de Estados Unidos, perdió en su debut contra la croata Nikolina Cacic, mientras Lorenzo Sotomayor (Azerbaiyán-69 kg) cayó contra el georgiano Eskerkhan Madiev.Los otros cubanos que ya debutaron en Tokio compitiendo por otras naciones son los voleibolistas Osmany Juantorena (Italia), Yoandy Leal (Brasil) y Wilfredo León (Polonia). Osmany Juantorena (5) lideró la remontada italiana. Foto: FIVB.Juantorena tuvo un inicio frío, como toda la escuadra italiana, que rozó el fiasco frente a Canadá tras perder los dos primeros sets. Sin embargo, el antillano lideró la remontada europea en los tres últimos parciales. En total, anotó 21 unidades (20 en ataque y uno en bloqueo).Leal no fue tan efectivo (solo cuatro unidades en dos sets), pero el plantel brasileño arrasó 3-0 a Túnez. Por otra parte, Wilfredo León logró 23 cartones en un disputadísimo encuentro entre Polonia e Irán, en el que los persas dieron la sorpresa con una victoria en cinco parciales.La nota de AméricaEl colombiano Rigoberto Urán se convirtió hace nueve años en el primer ciclista latino con una medalla en la ruta de los Juegos Olímpicos, pero en este 2021 el ecuatoriano Richard Carapaz ha puesto el listón en lo más alto.El pedalista de 28 años dominó el cruento recorrido de 234 kilómetros por las rutas japonesas, que incluyó cinco ascensos de alta magnitud. Este duro circuito entre las montañas exigió al máximo a los 85 corredores que lograron terminar la prueba de más de seis horas. El ecuatoriano Richard Carapaz celebra su victoria en la prueba de ciclismo en ruta en los Juegos de Tokio 2020 este sábado. EFE/ Enric Fontcuberta.Carapaz, campeón del Giro de Italia en el 2018, segundo en la Vuelta a España del 2020 y tercero en el Tour de Francia de 2021, finalizado hace solo unos días, se separó del pelotón de avanzada, compuesto por diez concursantes. De ellos, el belga Wout van Aert y el esloveno Tadej Pogacar (campeón del Tour este año), se llevaron la plata y el bronce, respectivamente.Esta es la segunda medalla de oro olímpica que conquista Ecuador en la historia, tras la lograda por el marchista Jefferson Pérez en Atlanta 1996.

Continue Reading

Cuba en Tokyo 2020

Día 1 de Cuba en TokyoEn la primera jornada oficial de los Juegos Olímpicos, donde compitieron cuatro mujeres y un hombre, resaltaron por la delegación cubana las actuaciones de Milena Venegas, quien clasificó para cuartos de final en el remo, y Ludia Montero, quien quedó primera en su grupo.La primera representante de Cuba en competir fue Milena Venegas quien clasificó para cuartos de final en el scull individual del remo femenino luego de quedar primera en el heat 3 del repechaje con tiempo de 08:17:30.Poco después la joven atleta de tenis de mesa Daniela Fonseca, quien cumplió años ayer, hizo su debut en Juegos Olímpicos. Desgraciadamente la muchacha cayó ante la experimentada australiana Jian Fang Lay, con marcador de 4 sets por 0. Más tarde, junto a Jorge Moisés Campos, fue derrotada en el doble mixto por los alemanes Patrick Franziska y Petrissa Solja  (5-11, 7-11, 8-11 y 7-11).En el tiro deportivo la veterana Eglys de la Cruz no pudo clasificar a la final en la modalidad de ‘Rifle de aire a 10 metros’, que no es su fuerte, pues quedó en el puesto 37 con una puntuación de 620.5.Ludia Montero, en las pesas, sobresalió en el grupo B de los 49 kg. La antillana levantó 82 kg en el arranque y 96 en el envión, quedando primera con un total de 178 kg en el biatlón.Al computarse los resultados con los del apartado A, la medalllista de plata en el campeonato del mundo de Pattaya 2018 logró vencer en el total a tres de las de mayores opciones y quedarse finalmente con el sexto puesto.Fue este el mejor resultado de una pesista cubana en Juegos Olímpicos, dejando atrás el octavo puesto conseguido por la habanera Marina Rodríguez en la edición de Río de Janeiro 2016.Ludia finalizó a solo tres kilos de la ocupante del cuarto escaño, por lo que de haber podido con los 100 kg en el envión se hubiese quedado a las puertas del podio.

Continue Reading

Ciclista ecuatoriano Carapaz alcanza el primer oro de Latinoamérica en Tokio

Richard Carapaz, el primer oro de Latinoamérica y Ecuador en Tokio. Foto: BBCEl ciclista ecuatoriano Richard Carapaz consiguió este sábado la primera medalla olímpica para Ecuador en la disciplina de ciclismo en ruta masculino.
Y fue de oro.
Carapaz, ganador del Giro de Italia en 2019, logró superar a rivales como Tadej Pogacar, actual ganador del Tour de Francia, en un recorrido de casi 240 kilómetros que incluyó el ascenso al mítico monte Fuji.
El ecuatoriano controló a la perfección el cronómetro en un descenso táctico después de un duro recorrido digno de una etapa de montaña del gran Tour.
Carapaz cruzó la línea en primer lugar en el circuito de Fuji International por delante de Wout van Aert de Bélgica, que se llevó la medalla de plata.
Tadej Pogacar de Eslovenia fue tercero.
De esta manera el ciclista ecuatoriano le da la segunda medalla de oro olímpica a su país después de la gesta de Jefferson Pérez en Atlanta 1996, donde ganó la presea dorada en marcha de 20 kilómetros.
También es la segunda medalla de los Juegos Olímpicos que viajará a América Latina después del bronce conseguido por el equipo mixto mexicano de tiro con arco conformado por Alejandra Valencia y Luis Álvarez.
La “locomotora del Carchi”
Carapaz llegando a la meta en Tokio. Foto: Tomada de Getty Images
Carapaz es conocido en su país como la “locomotora del Carchi”, por la provincia ecuatoriana en la que nació, en 1993.
En 2015 ganó la Vuelta de la Juventud en Colombia y al año siguiente debutó en el equipo de Movistar, con el que en 2019 ganó el Giro de Italia.
Pero antes de llegar a la cima del ciclismo mundial, atravesó episodios duros.
Su familia vivía en el campo y se dedicaba a tareas agrícolas y a cuidar vacas.
“El campo sí es duro. Enseña a ser fuerte, a ser disciplinado”, cuenta Ana Luis Montenegro, madre de Carapaz en un video filmado por Movistar.
Desde muy joven, Carapaz montaba bicicleta porque le gustaba, como él mismo cuenta.
Hasta que le robaron la que tenía.
“Como el papá solía traer chatarra para vender, le consiguió otra bicicleta”, relata Montenegro.
Aunque la bici era “especial”, pues tenía el armazón metálico de las ruedas, pero sin neumáticos.
“Pero yo tenía más aspiraciones en la vida… y no sé… se me abrió la puerta cuando empecé con el deporte”, dijo Carapaz en una entrevista en 2019.
“Dije: ¡ahora tengo que comerme al mundo con la bici, voy a darle hasta que se desgaste el pavimento!”, agregó.
En 2019, con dos minutos de ventaja sobre el italiano Vicenzo Nibali, logró convertirse en el segundo sudamericano en alcanzar la maglia rosa en el Giro de Italia.
En 2020 pasó a formar parte del poderoso equipo Ineos Grenadier.
Este año logró subirse al podio en el Tour de Francia, donde terminó en la tercera posición.
Y en una carrera sublime, este sábado logró sacarle una ventaja de más de un minuto a sus seguidores, Wout van Aert (Bélgica) y Pogacar (Eslovenia), que alcanzaron las medallas de plata y bronces respectivamente.
(Información de BBC Mundo)

Una poesía con versos aclamados por un pequeño pueblo. Este oro es para quien realmente ha creído en mí. También para mis hijos, esposa y mis padres. Los amo! Sepan seguro que los días más grandes se escriben con la misma tinta de olimpo. Gracias Ecuador 🇪🇨 pic.twitter.com/hNWsOeH8i8
— Richard Carapaz M (@RichardCarapazM) July 24, 2021

Continue Reading

Estampas del Sol naciente: Ludia Montero y las medallas que no van al pecho

Ludia Montero hizo historia en Tokio. Foto: Luca Bruno/APComo hace siempre que tiene una competencia importante, la pesista Ludia Montero dedicó la noche de este viernes en Japón a pintar sus uñas. Es una especie de ritual, una rutina que la ayuda a despejar la mente y visualizar mejor cada movimiento para alzar por encima de su cabeza el mayor peso posible.
La primera vez se enfrentó seria a la palanqueta, se retó a si misma, apretó los labios y de un tirón puso la barra en lo más alto. Mientras en un segundo las pesas subían como una explosión, su pelo parecía escapar de la cinta azul que utiliza para sujetarlo. Aunque podía intuirlo, no sabía a ciencia cierta que en poco tiempo haría historia.
Lo comprobó después, cuando terminó el grupo A de los 49 kg del levantamiento de pesas y ella vio su nombre en la casilla número seis, un sitio donde jamás ha llegado ninguna pesista cubana. Hace cinco años, cuando Marina Rodríguez abrió para la Mayor de Las Antillas la presencia femenina en este deporte bajo los cinco aros, también firmó un octavo lugar de mucho brillo.
Ahora Ludia, subcampeona mundial en 2019 en los 45 kg, tuvo alzadas de 82 kg en el arranque y 96 kg en el envión. Falló los terceros intentos en cada movimiento, pero aun así igualó su cota personal en el primero de ellos y en el total. Así dominó a las mujeres que la acompañaron como parte del grupo B. Sin embargo, aun debía esperar por las alzadas de las principales contendientes.
Alrededor de dos horas después comenzaron su competencia las más forzudas. Ya Ludia tenía seguro el noveno puesto, pero aun no le bastaba. Cuando pasó por la zona mixta le contó a la prensa de su mezcla de sentimientos. Por un lado estaba contenta; del otro, sentía que le quedaron fuerzas por explotar.
Mientras tanto, en el tabloncillo una competidora japonesa se resentía una lesión y dejaba a medias la prueba. Ya Ludia era octava. Un poco después, otra rival tampoco resistió y dijo adiós sin alcanzar los números de la granmense, ubicada ya en el séptimo puesto. Finalmente, una representante de Francia quedó en 177 kg y tampoco pudo sobrepasarla.
A sus 22 años Ludia Montero ya no es solo la única medallista mundial de este deporte entre las damas, sino también la que más cerca ha estado de un podio olímpico. Aun a Cuba le restan dos chicas y un hombre por competir en Tokio. Ojalá el éxito de esta apertura los inspire. A fin de cuentas, hay medallas que no se cuelgan en el pecho.

Continue Reading

Cuba en Tokio: Primera jornada de los Juegos Olímpicos

La arquera rusa Svetlana Gomboeva se desvaneció este viernes por el calor tokiota durante la ronda clasificatoria de los Juegos Olímpicos de Tokio Foto: EFe
🏹 Tiradora de arco rusa se desmaya por el calor
Una tiradora rusa se recuperó el viernes tras desmayarse por el intenso calor de Tokio durante una ronda de clasificación de los Juegos Olímpicos de Tokio, en medio de una ola de altas temperaturas que obligó a los entrenadores y al personal a guarecerse bajo los árboles en busca de un poco de sombra.
Svetlana Gomboeva se desmayó mientras comprobaba sus resultados finales y necesitó la ayuda del personal y de sus compañeros de equipo, que le pusieron bolsas de hielo en la cabeza para refrescarla.
“No pudo soportar todo el día en el calor”, dijo el entrenador Stanislav Popov a periodistas. “Es la primera vez que recuerdo que esto ocurra. En Vladivostok, donde nos entrenamos antes, el clima era similar. Pero aquí la humedad jugó un papel importante”.
Gomboeva recuperó la conciencia después de desplomarse, pero tuvo que ser sacada del lugar en camilla por los médicos. Más tarde dijo que volvería a competir.
Con temperaturas máximas de alrededor de 33 grados centígrados en la cúpula de tiro con arco en el primer día de competición, los deportistas tuvieron desafíos con la hidratación y su intento de mantenerse frescos, además de los planteados por la pandemia de COVID-19.
🏃 Marchista ecuatoriano David Hurtado da positivo para covid a su arribo a Tokio
El marchista ecuatoriano David Hurtado dio positivo para covid-19, confirmó el Ministerio de Deportes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
El ministro del Deporte de Ecuador, Sebastián Palacios, confirmó que el marchista ecuatoriano David Hurtado dio positivo para covid-19 en la prueba que se le realizó antes de su ingreso a la Villa Olímpica.
El marchista llegó a Tokio el jueves 22 de julio en la víspera de la inauguración de los Juegos Olímpicos. Lo hizo junto a la selección de caminata y de maratón
Luego, los nueve marchistas y las dos maratonistas tenían previsto viajar a la ciudad japonesa de Kitami, donde realizarán la última etapa de su preparación previa a la participación en los 20 km marcha el 5 de agosto en Sapporo, al norte de Tokio.

Continue Reading

!Ya comenzó la fiesta olímpica en Tokyo 2020!

La ceremonia de inauguración de Tokyo 2020 no fue la típica ceremonia de Juegos Olímpicos, sin  embargo, el hecho que en plena pandemia se pueda llevar a cabo un evento de esa magnitud ya hace al comité organizador merecedor de una gran ovación.Entre lo más destacado de del espectáculo se encuentran los más de 1.800 drones que formaron el logo de la competición y el globo terráqueo, la presentación de los pictogramas y el mensaje de unión que se manifestó durante toda la ceremonia, especialmente cuando Angelique Kidjo, Alejandro Sanz, Keith Urban y John Legend cantaron ‘Imagine’ de John Lennon, representando a África, Europa, Australia y Oceanía, y América, respectivamente.Asistieron a la ceremonia el emperador japonés Naruhito, la primera dama estadounidense, Jill Biden y el presidente francés, Emmanuel Macron, como máximo representante de la próxima sede de la magna cita del deporte mundial, París-2024. La llama olímpica fue encendida por la destacada tenista Nahomi Osaka.204 países en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020Un total de 204 países estarán representados en la competición. De los estados reconocidos por el Comité Olímpico Interncional (COI) solo se ausentaron Rusia (cuyos atletas compiten bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso, debido a los supuestos casos de dopaje), Corea del Norte y Guinea-Conakry. Compiten además el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados y el de Atletas Olímpicos Independientes.El tricampeón olímpico Mijaín Lopéz y la campeona mundial del lanzamiento del disco Yaimé Pérez portaron la bandera cubana en el desfile de las delegaciones olímpicas.Foto: Juventud RebeldeEn Tokyo 2020, 11 mil 090 atletas participarán en 50 deportes que tendrán como escenario 42 instalaciones deportivas que se encuentran en el área metropolitana de Tokio, Saitama, Yokohama, Fukushima, Sendai (Miyagi), Sapporo, (Hokkaido, isla norte), Enoshima e Izu.

Continue Reading

Konnichiwa Tokio 2020: cuatro interrogantes olímpicas

Konnichiwa, Tokio.La humanidad, en idioma japonés, saluda con cierto alivio a Tokio y a los Juegos Olímpicos, que finalmente ya son una realidad.Pese al retraso de un año, a la ausencia de público en las gradas y al estado de emergencia en la capital nipona por la incidencia de la pandemia de coronavirus, la magna cita del deporte ha acaparado la atención global tras una comedida ceremonia de inauguración que ha dejado ardiendo la llama olímpica en la Tierra del Sol Naciente.Japón recibe a más de 11 000 deportistas ansiosos de competir y mandar un mensaje de unidad al planeta, devastado por la incertidumbre, el aislamiento, la desolación y la muerte que ha provocado la COVID-19.Justamente, el compromiso de los atletas es —junto a los millonarios contratos televisivos— una de las tablas de salvación de los Juegos, en vilo hasta última hora por el escepticismo de un sector mayoritario de la propia sociedad japonesa, que no comprende ni ve la necesidad de recibir a decenas de miles de personas en uno de los momentos más críticos de la pandemia.“Es muy diferente a lo que todos habíamos imaginado, pero estamos aquí juntos”, dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, en la ceremonia de apertura de la lid, que se extenderá hasta el 8 de agosto.Cuba, a priori, será uno de los animadores del evento. La historia respalda a la armada caribeña, que entra a Tokio con la mayor cantidad de títulos y preseas entre todas las naciones latinoamericanas. Reafirmarse en ese sitial de honor y conservar el tradicional protagonismo bajo los cinco aros es el objetivo prioritario de los representantes del movimiento atlético nacional, incluso ahora que se encuentra en horas bajas.En Tokio, los atletas de la Isla escribirán nuevas páginas de leyenda y otros se quedarán con el sabor amargo de la derrota, pero regresarán agradecidos por competir y cumplir el sueño olímpico, que no está al alcance de todos.PublicidadDesde OnCuba, deseamos todos los éxitos posibles a los atletas de la Isla, tanto a los que compiten bajo la enseña nacional como a los que lo hacen en representación de otros países.Y para calentar los motores, traemos un interesante diálogo que sostuvimos con cinco periodistas, a quienes les preguntamos por cuestiones históricas de la actuación antillana en citas estivales y por su criterio sobre las posibilidades de la comitiva de quedar entre las 20 primeras posiciones del medallero. Nuestros invitados son:* Eyleen Ríos (Ha dado cobertura a tres Juegos Olímpicos/Londres 2012-Río 2016-Tokio 2020)* Michel Contreras (Periodista con más de dos décadas de experiencia en la cobertura de eventos deportivos)* Fausto Triana (Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos/Moscú 1980-Atlanta 1996-Sydney 2000-Atenas 2004- Londres 2012)* Ricardo López Hevia (Como fotorreportero ha dado cobertura a cuatro Juegos Olímpicos/Atenas 2004-Beijing 2008-Londres 2012-Río 2016)* Miguel Hernández (Periodista que ha cubierto cinco Juegos Olímpicos/Montreal 1976-Barcelona 1992-Sydney 2000-Atenas 2004-Beijing 2008)En busca de la máxima estrella cubana en los Juegos OlímpicosCuba ha ganado 78 medallas de oro olímpicas, por lo que son muchos los nombres que adornan el olimpo caribeño. Quedarse con una sola figura, la más trascendental, es extremadamente complicado, pero nuestros invitados se arriesgaron con sus criterios.Fausto Triana: Para mí es Teófilo Stevenson. Compitió en una época de sueños en el deporte, cuando se creía en el amateurismo, y tal vez por eso mucha gente no dimensionaba que lo de Stevenson era algo para otro mundo, al punto de que hoy todavía se habla de él y lo siguen comparando con Muhammad Ali.Podríamos quedarnos también con Alberto Juantorena, tiene todos los méritos del mundo para ser considerado el atleta cubano más trascendental en la historia de los Juegos, al igual que Javier Sotomayor por la trascendencia de su récord, pero me sigo quedando con Stevenson. Teófilo Stevenson pudo ganar hasta cuatro títulos olímpicos consecutivos, pero Cuba decidió no participar en los Juegos de Los Ángeles 1984. Foto: ©Hulton Archive/Getty Images/Vía Inside the Games.Ricardo López Hevia: Es un gran dilema responder esta pregunta, sobre todo por la diferencia en el tiempo, entre los deportes y, además, por la vivencia personal de cada uno, algo que sin dudas influye. Pero voy a correr el riesgo. Mi elección está entre Ramón Font, ganador de los primeros títulos de Cuba en Juegos Olímpicos a principios del siglo pasado, y Mijaín López, quien lleva tres Olimpiadas seguidas con títulos en la división superior de la lucha grecorromana. La pelea es cerrada y me cuesta definir, pero me quedo con Gigante de Ébano que va por su cuarta corona en Tokio.       Eyleen Ríos: Me resulta difícil escoger uno solo. Por ejemplo, las mujeres del equipo de voleibol femenino que ganaron tres títulos consecutivos entre Barcelona 1992 y Sydney 2000 aplicarían perfectamente para mí, pero si voy a quedarme con alguien en particular me inclino por la judoca Driulis González. Pese a lesiones y otros factores, logró permanecer en la élite y conquistar medallas en cuatro Juegos al hilo, algo que no está al alcance de muchos. Creo que en esta pregunta pudieran darse muchas respuestas y es hasta quizás injusto reducir a uno solo esa etiqueta del más trascendental.Michel Contreras: En la candidatura no pueden faltar Ramón Font, Alberto Juantorena, Driulis González, Mireya Luis o Mijaín López, pero lo de Teófilo Stevenson es sencillamente avasallador.Miguel Hernández: Teófilo Stevenson. Pudo haber conseguido una cuarta medalla de oro olímpica si su país no hubiera decidido sumarse “por solidaridad” al boicot de la Unión Soviética contra los Juegos de Los Ángeles 1984, en respuesta al ejecutado por Estados Unidos contra Moscú 1980.Fue el boxeador no rentado icónico de una época de los años 70 y 80, el que más centraba la atención de los más importantes promotores del boxeo profesional de Estados Unidos que soñaban con la “pelea del siglo” contra Muhammad Ali.Pasajes inolvidablesAl margen de los títulos, la historia de Cuba en Juegos Olímpicos está repleta de momentos inolvidables. Como es lógico, muchos de ellos están relacionados con victorias y escaladas a lo más alto del podio, pero en ocasiones también una medalla de plata o de bronce han puesto a vibrar a un país entero. Veamos cuáles son esos pasajes inolvidables de nuestros invitados.Fausto Triana: Sin dudas, la final del voleibol femenino entre Rusia y Cuba en los Juegos de Sydney 2000. Aquel día, tenía una dicotomía: ver la final del voleibol o irme con Iván Pedroso. Al final me decidí por las Morenas del Caribe, por la trascendencia del tercer título olímpico sucesivo.Fue una novela de suspenso. Perdieron los dos primeros sets y empezaron mal el tercero. Por el otro lado, seguía a Pedroso a través del circuito interno y estaba detrás del australiano Taurima. Para colmo, recordemos que el beisbol había perdido la noche anterior con Estados Unidos.Pero al final todo dio un giro. Pedroso ganó por su lado y las chicas del voleibol remontaron. Regla Torres y Regla Bell estuvieron inmensas, Mireya Luis desde su rol también, Luis Felipe Calderón, y esa sencillez extrema de Eugenio George… ¡Inolvidable!Ricardo López Hevia: Podríamos hacer un Top-5 de momentos. En el mío estarían el tercer oro de las Morenas del Caribe en Sydney, la plata y bronce de Rodolfo Falcón y Neisser Bent en la natación de Atlanta, los títulos de Juantorena en el 76, el de Leuris Pupo en Londres… Pero tengo predilección por el salto de Iván Pedroso en Sydney. Está en el tope de mi lista, sin dudas. Vi saltar a toda Cuba con él.[embedded content]Eyleen Ríos: La victoria de Iván Pedroso en Sídney 2000. Verlo ganar en el último salto, en el que la presión estaba al máximo fue fenomenal.Michel Contreras: Curiosamente, lo que más me ha impactado no fue el logro de un oro, sino el bronce de Anier García en Atenas. Nadie apostaba un duro por él, que llegaba pasado de peso y sin marcas decentes, pero el hombre probó que el corazón es un caballo desbocado.Miguel Hernández: La reaparición de Cuba en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 luego de ausentarse por cuestiones políticas de Los Ángeles 1984 y Seúl 1988. Tuve la oportunidad de ser testigo presencial de aquella actuación. La última noche de los Juegos ya los españoles celebraban su quinto lugar pero olvidaban que a esas horas se celebraban las finales del boxeo en Badalona. Al otro día, cuando leían los periódicos, muchos no entendían esas tablas de medallas con Cuba quinta y España sexta.La decepciónEn el deporte hay una bolsa para ganar y otra para perder. La historia del movimiento atlético está marcada por muchas victorias, pero también por sonados fracasos, algunos de los cuales, lamentablemente, llegaron sin ni siquiera salir a competir.Fausto Triana: El momento más decepcionante para mí fue la ausencia de Cuba en los Juegos Olímpicos de Seúl. Muchos atletas de la Isla pudieron coronarse ahí.Ricardo López Hevia: Para mí fue perder el oro en el béisbol en Beijing 2008. Ese juego no debimos perderlo.   Cuba perdió la fina del béisbol en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Foto: WBSC.Eyleen Ríos: Los Juegos de Beijing 2008 en sentido general. Se perdieron casi todas las finales a las que se llegó. Solo Mijaín López y Dayron Robles respondieron en esa instancia.Michel Contreras: Siempre que me hago esta pregunta me debato entre los segundos lugares de Silvio Leonard en Moscú 1980, Alfredo Duvergel en Atlanta o el béisbol en Beijing.Miguel Hernández: Las ausencias de Cuba por razones políticas de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y Seúl 1988 son los momentos más decepcionantes para mí. A final de cuentas, las víctimas fueron los deportistas, y entre ellos, algunos hubieran hecho más grandes sus hazañas y otros las hubieran iniciado. Lamentablemente, más de 30 después se escuchan voces de lamentos entre los protagonistas en entrevistas de prensa.Objetivo en Tokio: ¿utopía o realidad?Cuba competirá en Tokio con la delegación más pequeña de los últimos 57 años. Sin embargo, la comitiva se propone quedar entre las 20 primeras del medallero y alcanzar alrededor de cinco preseas doradas. Muchos consideran que esto es una broma de mal gusto atendiendo al estado actual del deporte cubano, aunque en realidad hay material suficiente para cumplir el objetivo si se logran altos niveles de eficiencia. Veamos qué dicen nuestros especialistas.Fausto Triana: Cuba tiene un potencial tremendo en el deporte, no lo ha perdido a pesar de los pesares. Los cubanos sacan un extra increíble en los grandes momentos, pero no sé cuánto puede haberles afectado la pandemia. Quedar entre los 20 primeros en Tokio sería una tremenda hazaña, aunque lo veo muy difícilRicardo López Hevia: Terminar entre los 20 primeros del medallero dependerá sobre todo de tres deportes: boxeo, lucha y atletismo. Siempre nos ayuda alguna que otra súper actuación, pero creo que en esta ocasión lo tiene más complejo que en citas anteriores. Diría que podemos estar entre los 25.Rumbo a Tokio: Cuba apuesta a la perfección… y al milagroEyleen Ríos: Potencial creo que tiene, pero necesita una eficiencia casi perfecta para convertir en medallas ese potencial. Eso en medio de un mundo en el que, creo, hay una explosión de buenos resultados, quizás generados por las ansias de competir acumuladas por lo inusual del momento y las afectaciones de la pandemia. En lugar de mermar los resultados, creo que la gente aprovechó para prepararse mejor y están saliendo marcas que hace tiempo no se lograban. En ese contexto, Cuba necesita también hacer lo mejor para lograr el propósito.Michel Contreras: De mantenerse los patrones medallistas de esta clase de contiendas, Cuba aseguraría un lugar entre los 20 mejores en títulos con cinco oros (que son posibles) y aún podría hacerlo con 4. Definitivamente, ese potencial existe, hasta el punto que de no conseguirse el propósito podremos hablar de fracaso rotundo y lamentable.Miguel Hernández: Hoy más que nunca son complicados los pronósticos por la incertidumbre creada por la propia pandemia mundial en la preparación de los atletas, con más dificultades para los del llamado Tercer Mundo. Es preocupante, por ejemplo, la situación del judo cubano, afectada con múltiples contagios, interrupción de entrenamientos y pocas competencias. Considero que Cuba pudiera quedar entre los 20 primeros países dependiendo del boxeo y, por lo pronto, el sorteo le ha favorecido.

Continue Reading

Tokio 2020: luces, color, fantasía y mucha esperanza

Tokio, 23 jul (ACN) Juegos de luces y color, fantasía creada desde la sensibilidad, hilos imaginarios que se mezclaron para hacernos sentir más unidos en estos tiempos difíciles. Un Japón laborioso y tradicional, que no olvida sus orígenes y tampoco descuida el futuro.
Así, mediante la tan esperada ceremonia de inauguración, se mostraron los anfitriones de esta fiesta olímpica, que asumen la tristeza de estos tiempos, y al unísono disfrutan la alegría de saberse centro del mundo, transmitiéndola desde la nobleza del deporte.
En el imponente estadio olímpico de esta ciudad japonesa se vio un monte Fuji “traído” al centro del escenario como custodio inamovible de todo cuanto sucede. Y a sus pies unos enormes aros olímpicos que, como nunca antes, simbolizaron la unión perfecta de los continentes y su gente.
Hasta allí llegaron mensajes de aliento y esperanza enviados desde todas las regiones del planeta, y sentido fue el impacto del emotivo minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19… Momentos sobrios para una cita que desafió los más adversos aires y no desistió en su propósito de seguir adelante, aun cuando muchos pesimistas auguraban lo contrario.
Lea aquí: Comienzan oficialmente hoy los Juegos Olímpicos de Tokio 2020
Sí, se extrañó el público en las gradas de un estadio monumental, pero no faltó el buen gusto en cada detalle, ni la alegría desbordada de los protagonistas principales: los competidores.
A su paso fueron símbolo de esperanza y disfrutaron su desfile como un momento único. Razones le sobran para ello.
Desafiando todos los retos, en lo adelante los atletas ofrecerán lo mejor de sus vidas en cada instalación, porque quedó claro que nada es ahora mismo más importante para ellos que disfrutar sus juegos, regalarnos sus emociones, hacernos vibrar de orgullo con la sana rivalidad que emanarán de cada escenario competitivo, pero también sumarnos a su mensaje de paz, solidaridad y resiliencia.
Emocionó ver por primera vez las banderas nacionales portadas por un hombre y una mujer, la muestra más clara de la igualdad absoluta que se necesita para convertir al planeta en un lugar mejor.
Como para no dejar dudas sobre esta necesaria y legítima aspiración, una mujer se encargó del más simbólico de todos los instantes. La tenista Naomi Osaka fue por una noche toda una nación cuando tomó la antorcha y dio vida a un pebetero que arderá durante los próximos 16 días para iluminar todo lo que aquí sucederá.
Fue una noche sobria, mágica, y a la vez inspiradora; colmada de un reclamo no expresado a gritos, pero que estuvo en la mente de todos: el deseo de que pronto el mundo esté libre de la pandemia y no queden estadios vacíos, las ansias de que jamás un deportista del mundo tenga que disfrutar sus éxitos en solitario.
Y sobre todo, el anhelo de que sean estos días un punto de partida para el renacer que tanto necesitamos

Continue Reading

Gladiador cubano Gabriel Rosillo listo para su debut olímpico

La Habana, 23 jul (ACN) El gladiador cubano del estilo grecorromano Gabriel Rosillo, campeón en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, aseguró estar listo para su debut olímpico en Tokio.
En declaraciones a la ACN vía Facebook, Rosillo dijo que a pesar de los contratiempos provocados por la COVID-19, se ha preparado muy bien en las distintas bases de entrenamientos del equipo nacional, tanto en Cuba como en el exterior.
El joven representante de la modalidad clásica logró su boleto a esa cita estival en el torneo preolímpico de marzo de 2020 con sede en Ottawa, Canadá, donde ganó la medalla de oro en los 97 kilogramos (kg).
Ahora en la capital japonesa debutará en una lid bajo los cinco aros, avalado por una trayectoria deportiva en pleno ascenso que le hizo ser seleccionado el Novato del Año en la nación caribeña en 2019.
Lea aquí: Gladiador cubano Gabriel Rosillo listo para volver a los entrenamientos
Y es que, además del título en la justa multideportiva continental de Lima, conquistó la presea dorada en el Campeonato Mundial juvenil con escenario en Tallin, Estonia, ambos eventos celebrados hace dos años.
Rosillo subirá al colchón en Tokio el 3 de agosto, con ansias de mostrar su talento y grandes condiciones en un deporte de combate que puede darle muchas alegrías a la delegación cubana.
En el caso de la lucha grecorromana cuenta con dos serios aspirantes al oro en sus respectivas divisiones, el tricampeón olímpico Mijaín López (130 kg) e Ismael Borrero (67 kg), monarca en Río de Janeiro 2016.
Cuba asiste esos Juegos Olímpicos -inaugurados hoy de manera oficial- con 69 atletas y la meta de incluirse entre los primeros 20 países del medallero.

Continue Reading

En guayabera, tenis y sombrero de yarey

Juegos Panamericanos Habana 1991 Foto: periódico Trabajadores.Cuánto repercutía la caída de un Muro o el descongelamiento de una Guerra; el desplome del castillo de naipes soviético o el reemplazo de una bandera de hoz y martillo; la traducción de Perestroika o los besos y abrazos entre Gorbachov y sus homólogos occidentales. ¿Sentiríamos solo el estruendo de los bloques sobre el piso y la soledad de un sistema?
Veía a los hermanos de mis amiguitos recién llegados de una epopeya internacionalista en África y a un pueblo construyendo y remodelando instalaciones para prestigiar una sede que pudo ser en el ‘87 y tuvo su postergación debido al escamoteo de Indianápolis y la parcialidad de algunos dirigentes de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA).
A mis nueve años, quise presenciar el softbol panamericano en el santiaguero Parque Caribe, pero pasear entre provincias te hacía comprender lo Especial del Período, en medio de una cita multideportiva conservada en mi memoria por obra y gracia de un televisor vanguardista (se lo ganó mi abuela por buena trabajadora), cuya pantalla coloreó mis recuerdos de la página más brillante del deporte cubano, escrita con austeridad y patriotismo hace tres décadas: triunfo desafiante en el sendero de los noventa.
Ese verano, un Tocopán en guayabera, tenis y sombrero de yarey, les daba la bienvenida a las delegaciones aquel viernes 2 de agosto en el Estadio Panamericano, donde circularon desde comitivas tan poderosas como la estadounidense (solo segunda en el medallero de Buenos Aires ‘51) o canadiense, hasta simbólicos grupitos sonrientes de caribeños anglófonos y francófonos.
Lo de que el pez grande se come al chiquito vale también para las preseas. En ese ámbito igualmente se imponía el más fuerte. Pero esa tarde, celebrada fervientemente por su público y visitantes de rostros andinos, centroamericanos y norteños, la delegación local desfiló dispuesta a romper las reglas del mar.Presentes en el graderío, el Comandante en Jefe Fidel Castro y Juan Antonio Samaranch, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). Al Príncipe de las Alturas, Javier Sotomayor, recordista mundial de su especialidad atlética, le correspondió prender el pebetero en la capital. También en Santiago de Cuba, en el «Guillermón Moncada», ante más de 30000 espectadores, el fuego hemisférico se encendió al siguiente día.
Cuarenta y dos kilómetros y 195 metros recorrió el maratonista Alberto Cuba para convertirse en el primer campeón de los XI Juegos Panamericanos La Habana ‘91 (tomaron parte 4 mil 519 atletas procedentes de 39 naciones) y dar la corona al país anfitrión, la inicial de una cosecha histórica tricolor, culminada en 140 oros, 62 platas y 63 bronces, válida para ubicarse en la cúspide continental.
Se hizo cotidiano nuestro himno nacional: Ana Fidelia Quirot, el equipo masculino de florete, el propio Sotomayor (cota para la justa de 2,35 metros), la clasificación olímpica del béisbol a Barcelona ‘92, el éxito del polo acuático varonil versus EE.UU. (monarca del mundo), los 11 boxeadores y el voleibol en sus dos sexo, la supremacía en taekwondo, lucha grecorromana, balonmano, judo y pesas, las gimnasias rítmica y artística (entre hombres)…
Vibró el Complejo de Piscinas Baraguá con cada esfuerzo de Mario González, «Mayito», ganador de los 200 metros pecho, al imponer marca regional. La gimnasta Lourdes Medina reinó como medallista entre las mujeres. El Comandante en Jefe asistió a la mayoría de los eventos y premió algunos de ellos, como fue la final del básquet femenino, en la cual Brasil, liderado por Hortencia Marcari, venció reñidamente a las cubanas.
El fondista mexicano Arturo Barrios; los nadadores Antonhy Nesty y Sylvia Poll, de Surinam y Costa Rica, respectivamente, además del basquetbolista puertorriqueño José «Piculín» Ortiz, entre otras luminarias, les confirieron mayor calidad al certamen, que desarrolló su ceremonia de clausura el domingo 18 de agosto.
Del Muro navegan fotos de su desmantelamiento, pero el sistema encontró compañía. En agosto del ‘91, no reemplazamos enseña alguna acá. Por casa han pasado otros televisores, incluyendo al Panda y alguno que otro asiático igual, mas el soviético de botones fue el que transmitió en guayabera, tenis y sombrero de yarey.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Continue Reading

En Tokio: donde basta con una, la mía

Tokio, 23 jul ( ACN) Con la venia del poeta Bonifacio Byrne, utilizaré sus versos para describir el orgullo con el que la dupla integrada por el luchador grecorromano Mijaín López (130 kgs) y la discóbola Yaimé Pérez exhibieron hoy la enseña Patria, en el desfile de la delegación cubana asistente a los Juegos Olímpicos con sede en la capital japonesa.
Mijaín y Yaimé destacan entre los deportistas favoritos para tributar medallas de oro en sus respectivas especialidades a la delegación de la Isla compuesta por 69 deportistas, la cual pretende quedar ubicada entre los 20 primeros países en la tabla de posiciones.
Cuba presenta balance histórico en juegos olímpicos de 226 medallas, repartidas en 78 de oro, 68 de plata y 80 de bronce.
En el caso de Tokio 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió cambiar las normativas y llevar, por primera vez en la historia, dos abanderados por cada delegación para dar mayor visibilidad al deporte en la rama femenina e intentar la búsqueda de la igualdad de género.
Esta cita olímpica enrolará a más de 11 mil atletas de 206 países, incluidos los que competirán por el equipo de refugiados. Y constituirá la primera ocasión en que existirá un equilibrio de género, ya que el 49 por ciento serán mujeres, además de que habrá nueve eventos mixtos más que en la pasada justa de Río de Janeiro 2016.
Lea aquí: Comienzan oficialmente hoy los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Continue Reading