Constitución de la República

¿Cómo avanzan las investigaciones penales en Cuba tras los sucesos del 11 de julio?

Yamila Peña Ojeda, Fiscal General de la República de Cuba. Foto: ACNEn los últimos días han ocurrido varias denuncias sobre “personas desaparecidas” y “juicios sumarísimos” en Cuba, tras los sucesos del 11 de julio. En realidad, ¿qué pasa con las personas detenidas? ¿Cuáles son los procedimientos aplicados?
Este sábado se esclarecieron algunos detalles en el Centro de Prensa Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores. Aquí estuvieron la Fiscal General de la República de Cuba, Yamila Peña Ojeda, el presidente del Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba, Rubén Remigio Ferro y la presidenta de la Junta Directiva de la Organización Nacional de Bufetes Colectivos, Lilian María Hernández Doejo.

👉 Ahora se desarrolla una conferencia en el Centro de Prensa Internacional del Minrex para aclarar cuestiones legales de las personas detenidas tras los sucesos del 11 de julio en #Cuba.
🇨🇺Presidente del Tribunal Supremo: “Ni las redes, ni los medios son jueces”. pic.twitter.com/mCqDd9zYXo
— Cubadebate (@cubadebatecu) July 24, 2021

Las investigaciones penales tienen el propósito de esclarecer la condición de presuntos hechos delictivos, de manera objetiva y transparente. Así lo aclararon.
Los casos procesados hasta el momento responden, en lo fundamental, a desorden público, instigación a delinquir, desacato a las autoridades, daños físicos y materiales generados por la violencia.
“Ha habido hechos contra personas, contra autoridades, contra bienes, no solo estatales, sino también personales. Hechos de extrema gravedad. Esos son los que hoy estamos investigando, determinando desde la participación de las personas que han sido detenidas, y otras que no lo han sido pero que están siendo llamadas a los procesos, con las pruebas pertinentes.
“No solo lo que digan los acusados será tenido en cuenta, los órganos de investigación criminal somos los responsables de demostrar”, advirtió la fiscal general.
Peña Ojeda informó que ya se entrevistó a un importante grupo, algunos presentados a medida cautelar de prisión provisional y otros con medidas no detentivas. También han sido liberados sin cargos varios individuos, “porque se esclareció su situación por los órganos de investigación criminal”.
La fiscal explicó que la Ley de Procedimiento Penal establece procesos que se ponen a disposición de los tribunales municipales, como en estos casos, donde las sanciones tienden a un rango de hasta un año de privación de libertad. “Son hechos que por su investigación prevé unos términos menos largos”, dijo.
Enfatizó que a pesar de su prontitud, “no quiere decir que no se respeten las garantías de las personas, ni se les aperciba de lo que está establecido en la ley procesal vigente”.
El presidente del Tribunal Supremo Popular dijo se maneja una matriz “que habla de una avalancha de casos judiciales” y no es cierto. Informó que hasta ayer habían llegado a los tribunales solo 19 procesos judiciales, los cuales involucran a 59 personas, acusadas de cometer presuntos delitos.

🇨🇺Presidente del Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba, @RubenRemigioCU: “La justicia tiene previsto enmendar posibles errores.Las condiciones para actuar con transparencia en #Cuba, están dadas”. pic.twitter.com/vZQN9annJm
— Cubadebate (@cubadebatecu) July 24, 2021

Yamila Peña Ojeda también señaló que la mayoría de las personas a las que se les ha impuesto la prisión provisional fueron entrevistadas por los fiscales, lo cual, de conjunto con toda la acción que realiza el Ministerio del Interior permite identificar motivaciones, hechos y conductas, en cada caso.
En la conferencia destacaron la gestión que realizan de las quejas, reclamaciones y dudas.
Se han atendido a más de 90 personas , de manera personal, vía telefónica y a través de portal web de la Fiscalía General de la República.
“Por las redes, aunque las personas no se han dirigido directamente a la fiscalía, a partir del monitoreo que realiza el órgano, hemos captado información y hay personas que han sido citadas.
“Hay personas que han presentado quejas, por el procedimiento que tenemos en nuestro órgano están siendo investigadas, serán remitidas y por supuesto, daremos respuesta”, advirtió Peña Ojeda.
También aclaró que, dentro de la legalidad, se actuará de manera severa en los casos más graves, donde se demuestre que las personas organizaron, promovieron o financiaron los hechos que afectaron la seguridad colectiva, la seguridad jurídica y la tranquilidad ciudadana.
“Tenemos esa responsabilidad, es un derecho penal”.
(Noticia en construcción)

Continue Reading

Bienvenida, Convención Constitucional

Ustedes, convencionales, son nuestra última esperanza de tránsito pacífico a una nación con igualdad de derechos y deberes. Por eso les damos la bienvenida, ustedes son nuestros hermanos. Cuenten con nosotros.

El conservadurismo —de derechas e “izquierdas”— les impidió usar el nombre de Asamblea Constituyente. Pero eso es lo que ustedes verdaderamente son. Una Asamblea del pueblo que dictará la nueva norma magna que regirá leyes, decretos y reglamentos de una república diferente. Por eso lo primero de lo primero es recuperar la identidad. Ustedes son una Asamblea Constituyente, la primera de nuestra historia. Dotada de todos los poderes para escribir una nueva Constitución Política. En definitiva será el pueblo, en referéndum, el que aprobará o rechazará vuestra propuesta. Por eso, la primera definición que les espera es decidir si asumirán la plenitud de sus poderes, rechazando toda sumisión a un orden que es necesario cambiar en sus raíces. Confiamos en ustedes.

La nueva Constitución Política de la República de Chile tiene que colocarse, sin ambages, de lado de los pobres del campo y la ciudad. De los que sufren discriminación social, racial y de género en salud, educación, vivienda, trabajo, salarios, pensiones, etc. Necesitamos que todo chileno que lo merezca, sin perjuicio de su origen, pueda ser juez de la Corte Suprema, comandante en jefe del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, diputado o Presidente de la República. Igualdad de derechos y deberes, es la medida democrática de la nueva Constitución que esperamos los chilenos.

Recuperado su carácter de Asamblea Constituyente, la “Convención” tiene que tomar partido por los pobres, por los que fingen ser “clase media” por un salario de 400 000 pesos y un auto usado. Ellos son la mayoría de nuestro país. Y hay los extremadamente pobres, los miserables de esta sociedad: las 81 000 familias que sobreviven en 969 campamentos de tablas, cartones y plástico, sin agua potable ni baño, los esperpentos de niños y ancianos vagabundos del barro y la desesperanza.
¿Cómo tolerar una Constitución que admite que en tiempo de pandemia y aumento de la pobreza, un puñado —entre ellos el presidente de la República— hayan aumentado sus riquezas en miles de millones de dólares?
Ustedes, constituyentes, tienen el deber de poner fin a la injusticia social desechando el modelo neoliberal que nos estrangula. Ustedes pueden escribir el mandato supremo que obligue a leyes e instituciones a ceñirse a una época de cambios. La nueva Constitución permitirá al pueblo demandar, sin obstrucciones leguleyas, los derechos que les son negados. Las instituciones civiles y militares, hoy en crisis profunda, tendrán que adaptarse a las nuevas reglas.

La Constitución —esperamos— consultará el mecanismo antigolpista que permita remover, mediante plebiscito, los gobiernos corruptos que traicionan sus promesas. Del mismo modo, la Constitución democrática seguramente abrirá paso a la iniciativa popular en materia de leyes y desbrozará el camino legislativo eliminando el Senado y el Tribunal Constitucional, que hoy enmarañan y facilitan el cohecho y prevaricación de las instituciones.

Una Asamblea Nacional con diputados que reciban salario similar al de un trabajador, y una Corte Suprema con magistrados de confiable probidad, deberían ser la vía de tránsito de las nuevas leyes de la República. Una amplia mayoría ciudadana espera que la nueva Constitución reconozca la autonomía de los pueblos originarios y el orgulloso mestizaje del pueblo chileno.
El derecho a manifestarse pacíficamente, a disentir y expresar opiniones críticas al gobierno y a la Asamblea Nacional, a formar sindicatos y partidos políticos, a profesar y practicar la religión que cada cual desee, el aborto libre, el derecho a formar familia por matrimonios del mismo sexo, etc., serán sin duda derechos que incluirá la nueva Constitución.

Asimismo, hay un derecho que, sin duda, será motivo -como lo es hoy- de profunda discusión. La libertad de expresión. Esta, sin dudas, debe ser amplia en todos los terrenos. El rango y amplitud de la libertad de expresión, debe ser sometido a escrutinio en la Convención. El derecho a informar y opinar, cuyo hermano gemelo es el derecho a estar informado, debe ceñirse a ciertas reglas para ser auténticamente democrático.

La información cumple una función social. Por lo tanto —como la salud o la educación— no puede ser un negocio privado. La propiedad de los medios televisivos, radiales, escritos y digitales no puede estar en manos de emperadores de la opinión pública. Tiene que ser la propiedad plebeya de cooperativas, organizaciones sociales, partidos políticos, municipalidades, congregaciones religiosas, etc., apoyados por el Estado si se ven excluidos de publicidad privada.
Los periodistas, que obedecen normas de ética profesional, tienen que ser los que dirijan los medios, no los gerentes y agencias de publicidad como ahora. La información crea corrientes de opinión política y esa noble función, repetimos, no puede ser un negocio más en el abanico de intereses de grandes empresarios. El pluralismo informativo y de opinión es absolutamente necesario en esta época de cambio social y político. Pero los magnates de la prensa deben ser relevados de una tarea que es de responsabilidad colectiva si queremos avanzar resueltamente hacia el futuro.

Compatriotas constituyentes: ¡Rompan las cadenas que intenta imponerles el sistema! 
¡Cumplan un deber de lealtad con la heroica lucha del pueblo chileno para llegar a este umbral de libertad!

(Tomado del blog Punto Final)

Continue Reading

Parejas: el derecho a no firmar

Cuando Julio supo que tenía un cáncer sin muchas esperanzas le pidió a Midiala que, si moría, custodiara su obra como pintor. Entre los tratamientos y la rapidez del deterioro, ninguno de esos planes quedó siquiera por escrito. Midiala se vio sola apenas dos meses después, y tuvo que enfrentar un largo litigio legal por el derecho a cumplir el pedido de quien fue siempre su “novio”.

Continue Reading

Un Código de las Familias que se parezca a Cuba

Por un Código de las Familias moderno, que responda a todos los preceptos constitucionales y que realmente constituya un avance en materia de concepción de la familia en Cuba, abogó este miércoles el Primer Secretario del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al encabezar un encuentro de trabajo en el Palacio de la Revolución.

Continue Reading

Mavi Susel o la historia de ser solo mujer (+ Video)

En 1987 un médico suizo iba a viajar a La Habana para realizar la primera operación de cambio de sexo en Cuba, pero murió. Días antes de que pudiera tomar un avión en Ginebra, el hombre, que iba a recorrer voluntariamente 8 069 kilómetros, falleció en un accidente limpiando un tractor.

Continue Reading

Cuatro desafíos para la legislación de familia en Cuba

Marcados por el paso del tiempo, conviven en nuestro archipiélago cada vez más tipos de hogares. Son reales, heterogéneos, complejos, con diversas circunstancias y formas de relacionarse. La vida confirma una y otra vez que no existe “una familia de manual”, sino muchos diseños posibles. Esto implica nuevos desafíos de cara a una legislación que defina, regule y proteja a todas las familias, más allá de sus diferencias.

Continue Reading