CONSEJO DE DEFENSA

Elsa ya es historia en Sancti Spíritus (+video)

Los efectos de Elsa se redujeron a algunas rachas de viento sin gran importancia y abundantes precipitaciones, sobre todo en las zonas montañosas. (Foto: Facebook)

“¿Escuchaste, Pedro?, viene un ciclón, eso es lo único que nos faltaba”, casi voceó Arminda Gómez a su vecino de la otra escalera, desde el balcón del apartamento donde vive, en un segundo piso del reparto espirituano de Olivos II, a fines de la pasada semana.

De esa manera resumía la angustia que comenzó a generarse aquí con el anuncio de la formación de la tormenta tropical Elsa y su tránsito por el Mar Caribe oriental rumbo a Cuba, cuando en el país ya sobraban las complicaciones con un rebrote epidemiológico inédito de la pandemia de COVID-19 y una difícil crisis económica.

Agregar a este escenario el peligro ineludible que genera ese tipo de fenómeno natural con las secuelas que ya en Sancti Spíritus y toda Cuba conocen al dedillo era, más o menos, como ponerle la tapa al pomo.

Para colmo, durante las jornadas previas había llovido de forma persistente en la provincia y los suelos se encontraban sobresaturados de humedad. Entonces no quedaba de otra que prestar especial atención a la evolución de este fenómeno meteorológico, tanto a nivel familiar como a escala social, porque su cono de trayectoria dejaba poco margen a las dudas.

[embedded content]

PREVER EL PEOR ESCENARIO

Ya el 3 de julio, sobre el mediodía, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil anunciaba la Fase Informativa para Sancti Spíritus y las máximas autoridades del territorio indicaban cumplir estrictamente las medidas contempladas en los planes aprobados para eventos de esta naturaleza, incluido revisar al detalle la situación del ramal Tunas de Zaza-Sancti Spíritus para una posible evacuación, adelantar la venta de la canasta básica, proteger los animales y mantener el monitoreo de los embalses.

Desde el principio, a los espirituanos no les faltaron pronósticos certeros ni información oportuna porque tanto el colectivo del Centro Meteorológico Provincial como los equipos de los medios de comunicación dejaron a un lado la comodidad de sus almohadas y hogares para seguir los pasos de Elsa. 

Como bien se ha dicho, el extra del ser humano se refleja en particular en tiempos difíciles: sin muchas lamentaciones; aquí comenzó a organizarse todo en función del peor escenario posible, como si ya existiera la certeza de que la tormenta nos atravesaría de medio a medio y sin dejar a un lado la observancia de las medidas sanitarias para evitar contagios con el SARS-CoV-2.

Los titulares se sucedían mientras Elsa se acercaba: el sistema de la Agricultura cosechaba los cultivos, protegía el ganado y la infraestructura; se mantenían activos servicios vitales de Salud Pública; Turismo ponía a buen resguardo las instalaciones; Trinidad —en la ruta más probable de la tormenta— se amarraba los cinturones, mientras que Jatibonico, Fomento y el resto de los municipios no se descuidaban; hasta Yaguajay, en el extremo opuesto, tomaba precauciones.

Por su parte, RadioCuba ultimaba detalles para garantizar las señales radiales y televisivas; la flota pesquera del litoral sur “encuevaba” sus embarcaciones; los eléctricos protegían los parques solares fotovoltaicos; los transportistas resguardaban las Yutong y los aviones sin dejar de alistar el tren local y los ómnibus que protagonizarían la evacuación de los habitantes en peligro.

En general, en la provincia se habilitaron cerca de 170 centros para la protección de los pobladores que pudieran afectarse por las penetraciones del mar o las inundaciones y se aseguraron los centros necesarios para la elaboración de alimentos.

En su visita al territorio, el general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, al evaluar las disposiciones ante la amenaza de Elsa indagó especialmente por los preparativos para el traslado de las comunidades del litoral sur: “Con Tunas de Zaza no se puede jugar, hay que hacer la evacuación a tiempo y evitar complicaciones con las lluvias y las inundaciones”, puntualizó.

Unas 770 personas fueron evacuadas en instituciones estatales, en lo fundamental, planteles educacionales de la villa del Yayabo, Guasimal, Paredes y Banao. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

DIOS APRIETA, PERO NO AHOGA

En horas de la mañana del pasado domingo, lugareños de Tunas de Zaza, El Médano y de las otras decenas de bateyes y comunidades del sur espirituano volvieron a protagonizar la principal y más abarcadora operación de evacuación que se lleva a cabo en toda la provincia y que tantas veces ya han debido repetir.

Más de 3 200 personas, amenazadas tanto por las penetraciones del mar como por las inundaciones resultantes de la salida de las aguas de la presa Zaza, levantaron anclas de sus hogares a sabiendas de que esta vez las condiciones se pintaban diferentes: la mayor cantidad de ellos se ubicó en casas de familiares y amigos porque los principales centros que habitualmente los acogen hoy se encuentran comprometidos con el enfrentamiento a la COVID-19.

Otros 770 resultaron evacuados en instituciones estatales, en lo fundamental, planteles educacionales de la villa del Yayabo, Guasimal, Paredes y Banao, muchos de los cuales se estrenaron por primera vez como refugio en este tipo de contingencia. 

Sin mirar atrás, echaron mano lo mismo a ventiladores, colchones y alimentos que al pomo con hipoclorito y el nasobuco, sin dejar olvidado algún juguete para los más pequeños ni el perrito de la casa.  

Atenciones diferenciadas recibieron los adultos mayores, personas con discapacidades y enfermedades crónicas no transmisibles, protegidos en la Academia de Boxeo, donde les brindaron cuidados especializados.

Otras comunidades también debieron mudarse por amenazas puntuales de inundación como Juan Benítez, en Jatibonico, pero en general, los evacuados encontraron en los centros donde los acogieron agua potable, garantía de alimentación y un mínimo de condiciones porque, aun en tiempos de crisis, la protección de las vidas humanas continúa en el colimador de esta isla.

Por fortuna, Elsa fue, como dice la frase popular, más papel que caramelo: en la madrugada del pasado lunes transitó a unos 85 kilómetros por los mares al sur de Tunas de Zaza y sus efectos se redujeron a algunas rachas de viento sin gran importancia y abundantes precipitaciones, solo denominadas como intensas en los pluviómetros de la Estación Meteorológica del Jíbaro, Derivadora Sur del Jíbaro, Topes de Collantes, Méyer, Banao, Guasimal y Taguasco.

El inventario de las secuelas de Elsa aquí resulta tan mínimo que apenas deja margen para enumerar daños y las soluciones correrán por cuenta del propio territorio, según anunció el Consejo de Defensa Provincial apenas pasó la tormenta.

No se reportaron afectaciones de relevancia en las viviendas ni en la rama agrícola, que más bien salió beneficiada por los aguaceros; en tanto los embalses también salieron ganando con la entrada de unos 56 millones de metros cúbicos de agua.

En Trinidad, más cercana al difuso centro del evento meteorológico, sí se registraron algunos daños en el suministro de agua y electricidad, la mayoría de los cuales han quedado resarcidos. Por otro lado, los violentos escurrimientos reportados en algunos puntos igualmente provocaron afectaciones en alcantarillas de La Sierpe, Jatibonico y Fomento.

Los evacuados ya regresaron sanos y salvos a sus localidades. Las autoridades del territorio han reconocido tanto su disciplina y comprensión como el apoyo y la solidaridad de los anfitriones. La tormenta tropical Elsa comienza a ser historia en Sancti Spíritus. Desde su balcón, ahora Arminda le comenta con un tono aliviado a su vecino: “¿Viste, Pedro?, dios aprieta, pero no ahoga”.

Nota: Este reportaje tomó como fuente las decenas de materiales periodísticos generados en Escambray durante el seguimiento a la tormenta tropical Elsa.

Continue Reading

Regresaron a sus hogares todos los evacuados de Sancti Spíritus

Con la misma organización con que transcurrió la estancia en centros de protección fue el regreso de los evacuados a sus hogares. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

Los más de 3 240 evacuados procedentes de zonas costeras y de otras ubicadas aguas abajo de la presa Zaza y ríos, debido al paso por el litoral sur del territorio de la tormenta tropical Elsa, regresaron en la mañana de este martes a sus localidades.

Anteriormente se les había dado la buena noticia: hay tranquilidad en esos asentamientos costeros y todo está protegido por fuerzas del orden interior y del Consejo de Defensa de Zona que tuvieron a cargo el cuidado.

Durante la despedida, donde estuvieron presentes Julio Jiménez López y Alexis Lorente Jiménez, presidente y vicepresidente del Consejo de Defensa en el municipio de Sancti Spíritus, se destacó la disciplina mostrada por todos los acogidos en centros habilitados en la provincia para proteger a la población, la solidaridad mostrada en todo momento y el respeto a las medidas establecidas de acuerdo con la situación epidemiológica del territorio.

De igual modo las autoridades del territorio reconocieron la comprensión mostrada ya que tuvieron que enfrentar un fenómeno meteorológico en condiciones bien complejas ante el difícil escenario que enfrenta la provincia por la pandemia y fueron evacuados en centros educacionales no habilitados para ese tipo de contingencia.

 De igual modo fue trasmitida una felicitación al pueblo espirituano, a los colectivos laborales del sector educacional y otros organismos por la conducta mostrada al paso del meteoro y la atención brindada a quienes tuvieron que abandonar sus hogares previo al paso de Elsa.

 Julio Jiménez López, primer secretario del Partido en el municipio de Sancti Spíritus, destacó que aunque afortunadamente la tormenta tropical no causó grandes daños, el objetivo de proteger la vida de las personas se cumplió. Al mismo tiempo exhortó a los evacuados a que tras el retorno se incorporen a las tareas cotidianas y a extremar las medidas para evitar mayores complicaciones por la COVID-19.

Continue Reading

Sancti Spíritus: ¿Cuáles fueron las principales afectaciones que nos dejó Elsa? (+ video)

Aunque los linieros y el personal de la Empresa Eléctrica no han perdido tiempo, todavía en Trinidad quedan zonas por energizar. (Foto: Juan Carlos Naranjo)

Aunque la agricultura y los embalses de Sancti Spíritus salieron ganando, en su estira y encoge por el sur de la provincia de Sancti Spíritus la tormenta tropical Elsa siempre provocó algunos daños, sobre todo en el suministro de agua y electricidad a la ciudad de Trinidad, algunos de los cuales todavía no han podido ser resarcidos.

La interrupción del abasto de agua desde los manantiales de San Juan de Letrán, la principal fuente del municipio, ubicada en la cuesta del Escambray, mantiene hoy afectaciones en el suministro a unos 9 500 pobladores de la villa, ya de por sí castigada por las intermitencias de este servicio.

[embedded content]

Tania Gutiérrez Fontanill, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder en Trinidad, confirmó que desde el día de ayer quedó restablecida la línea de 110 KV entre Cienfuegos y la llamada Ciudad Museo, que había dejado a oscuras a todo el territorio, pero todavía hoy persisten algunas zonas sin fluido.

«Teníamos afectada la comunidad La Chispa (unas 200 personas), pero la caída de un pino nos dejó a todo Topes de Collantes otra vez sin servicios», explicó a Escambray la funcionaria, quien confirmó  que también se trabaja en Méyer y que ya quedaron resueltos los daños en otros lugares, incluidos los transformadores de La Chanzoneta (comprometido también con abasto de agua), la comunidad FNTA y la Villa Arrocera.

Aunque de manera general la red vial no fue impactada, los violentos escurrimientos reportados en algunos puntos del territorio también provocaron daños en alcantarillas de La Sierpe, Jatibonico y Fomento.

En la provincia se reportaron lluvias intensas –más de100 milímetros en 24 horas– en siete pluviómetros: Estación Meteorológica del Jíbaro y Derivadora Sur del Jíbaro (La Sierpe), Estación Meteorológica de Topes de Collantes y poblado de Méyer (Trinidad), Banao y Acueducto de Guasimal (Sancti Spíritus) y cabecera municipal de Taguasco.  

Continue Reading

Elsa moja y hasta empapa, pero sin hacer estragos en Sancti Spíritus (+fotos)

Deivy Pérez Martín, secretaria del Partido en Sancti Spíritus, reconoció la organización y disciplina de la evacuación de personas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Nadie puede decir que Elsa maltrató a Sancti Spíritus; al contrario, terminó casi complaciendo peticiones: lluvia, poco viento y transitando separada del litoral; la ruta ideal para mojar y hasta empapar algunas zonas, pero sin hacer estragos de consideración en la infraestructura socioeconómica y agropecuaria del territorio.

Así lo valoró esta tarde el Consejo de Defensa en la provincia, que, enlazado en videoconferencia con los ocho municipios, hizo un rápido levantamiento del impacto del evento en cada lugar; enhorabuena, el inventario de las secuelas de Elsa es tan discreto y puntual que apenas deja margen para enumerar daños en Sancti Spíritus.

El Consejo de Defensa hizo un rápido levantamiento del impacto del evento en cada municipio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Entre lo más significativo clasifica la afectación provocada por la crecida del río San Juan de Letrán a la conductora de igual nombre en Trinidad, un daño repetitivo cuando ocurren lluvias significativas en la montaña y sobre el que Deivy Pérez Martín, secretaria del Partido en Sancti Spíritus, indicó “actuar con inmediatez y con el apoyo de la provincia desde que las condiciones del tiempo lo permitan”, atendiendo a la repercusión que tiene en el abasto de agua a la villa.

También en el municipio de Trinidad se registraron algunas afectaciones eléctricas en Topes de Collantes, Méyer y San Pedro, sobre las cuales, se informó, se trabaja para solucionarlas con rapidez.

El Consejo de Defensa conoció de contados daños en algunas alcantarillas y carreteras en La Sierpe, Fomento y Jatibonico; en tanto, hasta el momento no se reportan afectaciones de relevancia en viviendas ni en la rama agrícola.

Lluvias significativas registradas en las últimas horas en el territorio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Teresita Romero Rodríguez, vicepresidente del Consejo de Defensa, insistió en que una vez que la provincia pase a la fase recuperativa se debe reactivar rápido la vitalidad de cada sector y servicio, de manera que en el territorio se normalice la vida y se refuerce el enfrentamiento a la pandemia que mantiene un tenso panorama desde hace varias semanas.

Por su parte, Deivy Pérez Martín orientó preparar el dispositivo de Transporte —guaguas y tren— para que desde que se decida, regresar a los evacuados a las comunidades del sur espirituano, “algo que nunca sería en horas de la noche”, acotó.

En tal sentido, la dirección del sector en la provincia informó que los medios están serviciados y listos para asumir el retorno de las personas.

En la reunión se reconoció el apoyo, la organización y disciplina, tanto en la evacuación como en el funcionamiento de las instalaciones estatales que recibieron a los evacuados. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

A nombre del Consejo de Defensa Provincial, Pérez Martín reconoció el apoyo, la organización y disciplina, tanto en la evacuación como en el funcionamiento de las instalaciones estatales que recibieron a los evacuados, un proceso que obligó a utilizar la alternativa de las escuelas primarias y secundarias de Sancti Spíritus, ante la ocupación de los centros tradicionales por estar al servicio del enfrentamiento a la COVID-19.

También el Consejo de Defensa Provincial se pronunció por que la Agricultura trabaje con inmediatez en el desagüe de los campos a fin de evitar pérdidas de productos y cultivos.

Continue Reading

Elsa pasó; Tunas de Zaza y El Médano siguen ahí (+video)

Autoridades de la comunidad aseguran que la penetración del mar no ha sido grande. (Foto: Jainer Sarosa)

Cuando la amenaza de Elsa se dibujaba en el sur, los pobladores de Tunas de Zaza y El Médano no regatearon esta vez la orden de evacuación; recogieron más que lo de siempre, hasta los nasobucos y el hipoclorito, treparon en alto cuanto bien hogareño se debe cuidar y, al mediodía del domingo, se cobijaban ya en escuelas de Sancti Spíritus que también se estrenaron como refugio para contingencias de este tipo.

Sin embargo, viven de tal modo atados al mar y las mareas que, tanto en los centros de protección como en los dos asentamientos se respiraba la misma preocupación: el pueblo, las casas, las pertenencias, las instalaciones, hasta los animales: puercos, perros y gallinas que se las arreglan también para sobrevivir a los embates meteorológicos.

Elsa pasó, pero Tunas de Zaza y El Médano siguen ahí, aferrados al litoral y resistiendo otro fenómeno natural que sacó a relucir la vulnerabilidad ante eventos de este tipo, y hasta una especie de suerte divina para, luego de tantos sustos y estragos con huracanes como Lily, Michelle o Dennis, ahora salvarse de las más recientes amenazas: Laura y Elsa.

Tal vez fueron esos recuerdos, la experiencia de años y la oportuna y disciplinada evacuación de estos días los que colmaron la emoción de Ariel Pizat, el presidente del Consejo Popular que, como muchos junto, no pegó un ojo en la noche de domingo para lunes, vigilando a Elsa y a la comunidad.

En él reina aún la emoción que casi ahogó sus palabras cuando lo entrevistó Radio Sancti Spíritus, y que horas después confirmó a Escambray al relatar que ambos asentamientos salieron ilesos, que ya a media mañana quedaba nubosidad, pero había un tiempo estable.

“Por la madrugada hubo su viento algo fuerte, tal vez rachas de 70 a 80 kilómetros por hora, pero no más; por suerte, la penetración del mar no ha sido grande, podemos decir que ligera; el agua si llegó al litoral, al primer frente de calle siempre llega, pero nada fuerte para lo que se presagiaba”, detalló vía telefónica.

“Estuvimos también en El Médano, tuvo la penetración del mar normal, también por el llenante, pero no apreciamos afectaciones en las infraestructura; aquí hubo mucha lluvia. Por la noche, con los vientos, no pudimos ver bien el oleaje, no sabemos la magnitud que alcanzó, ya por la mañana ha sido una marejada fuerte, pudiéramos decir”, precisó.

“Esto que está pasando, si lo ve uno de Sancti Spíritus hasta se asusta, para nosotros es un oleaje normal. Estamos monitoreando la situación —añadió— y apreciando el comportamiento del tiempo, para dar después una información lo más objetiva posible a las autoridades del municipio y la provincia, de modo que puedan decidir después el retorno de los evacuados.

“Hemos caminado las calles y no hubo afectaciones, hay estabilidad y Tunas de Zaza y El Médano se encuentran bien, protegidos con los compañeros del orden interior y del Consejo de Defensa de Zona que tuvieron a cargo el cuidado”, señaló.

Continue Reading

Sancti Spíritus: No se prevé un regreso inminente de los evacuados a sus comunidades

El Consejo de Defensa Municipal de Sancti Spíritus ponderó la disciplina mostrada por las personas resguardadas en los centros de protección. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Autoridades del Consejo de Defensa Municipal (CDM) de Sancti Spíritus aclararon que por ahora no se prevé un inmediato retorno de las más de 3 230 personas evacuadas a sus lugares de residencia en las comunidades ubicadas aguas debajo de la presa Zaza, debido a que la provincia permanece aún en fase de Alarma, por decisión del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

El vicepresidente del CDM, Alexis Lorente Jiménez, puntualizó que no debe olvidarse que la tormenta tropical Elsa tiene asociadas numerosas bandas de nublados y lluvias intensas, las cuales continúan afectando la provincia, a pesar de haber transitado por los mares al sur del territorio en horas de la madrugada de este lunes.

Lorenzo Jiménez añadió que a mediados de la mañana llovía en Tunas de Zaza y El Médano, donde se reportaban marejadas de mayor magnitud en relación con las registradas en las primeras horas de este 5 de julio en ese litoral sur. No había penetraciones de mar, acotó el directivo.

El también miembro del Consejo de Estado y presidente de la Asamblea Municipal reconoció la madurez y la comprensión mostrada por los espirituanos, quienes en esta oportunidad no fueron evacuados en los centros que habitualmente se destinan para tales funciones, al emplearse a la atención a positivos a la COVID-19 y a sospechosos de portar el virus.

Ante la cercanía de la tormenta tropical Elsa, unas 2 480 personas del municipio cabecera fueron protegidas en casas de familiares y amistades, y alrededor de 770 resultaron evacuadas en instituciones estatales, en lo fundamental, planteles educacionales.  

Continue Reading