Combinado del Este

Castigan a preso Noel López González por sus denuncias desde el Combinado del Este

LA HABANA, Cuba.- Desde la prisión habanera Combinado del Este nos comunica vía telefónica un recluso que Noel López González fue confinado a pasar diez días en una celda de castigo en las llamadas mazmorras del área incrementada, sin colchón, sin sábanas, sin medicamentos ni demás pertenencias. El castigo incluye la prohibición de usar el teléfono por dos meses, así como la prohibición de salir a tomar sol.
El área de la prisión en la que ahora se encuentra confinado López González, el primer piso del ala norte del edificio 1, se comenzó a preparar a partir de la medianoche del 13 de julio con el objetivo de encerrar allí a las personas que han sido o serán arrestadas como represalia por haber tomado parte en las manifestaciones pacíficas que tienen lugar en Cuba, particularmente el día 11 de julio de este 2021, en reclamo de libertad y el fin de la dictadura castrista.
Se trata de unos calabozos de unos 4 metros de largo por 1.80 metros de ancho, con literas de cemento, sin iluminación ni ventilación, llenos de filtraciones y moho e infestados de chinches, piojillo, hormigas, cucarachas, moscas, mosquitos, arañas, salamandras, ciempiés y otros bichos. Muy pocos tienen un tubo por el que sale agua tres veces al día. Al resto, se le provee mediante presos que colaboran con las autoridades penitenciarias.
Según el mencionado recluso, la medida represiva contra López González habría sido ordenada por el mayor Osmani, jefe de unidad, precisamente como represalia por haber denunciado esa situación. Ese mismo oficial ya había reprendido fuertemente a López González en una ocasión anterior, en febrero de este mismo año, por haber denunciado la falta de asistencia médica.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Preparan mazmorras del Combinado del Este para encerrar a manifestantes del 11 de julio

LA HABANA, Cuba.- Desde la prisión habanera Combinado del Este denuncia Noel López González que a partir de la medianoche del 13 de julio se ha comenzado a preparar el primer piso del ala norte del edificio 1 de dicha instalación con el objetivo de encerrar allí a los manifestantes que han sido o serán arrestados durante las protestas pacíficas que están teniendo lugar en Cuba desde el pasado 11 de julio en reclamo de libertad y el fin de la dictadura castrista.
Noel describe que esa parte de la prisión, conocida como “área incrementada”, consiste en una zona de castigo con determinadas características específicas, como por ejemplo que son celdas de casi 4 metros de largo por 1.80 metros de ancho, con incómodas literas rústicas de cemento. El área libre es menor de 2 metros cuadrados. No tienen electricidad, y solo llega una tenue luz natural durante parte del día.
Recalca que todas carecen de ventilación, pues no tienen ventanas, solo una puerta y por ende el aire no circula. Además se filtran por el techo y albergan moho. Muy pocas tienen un tubo, sin grifo, por el que sale agua tres veces al día. Al resto (la mayoría) se le provee el agua (no más de tres cubetas por persona en 24 horas) mediante “polipresos”, los llamados “pasilleros”, que son presos que colaboran con las autoridades penitenciarias, quienes reparten el agua sin abrir las rejas de entrada a las celdas.
López González subraya que esos calabozos a los que pretenden llevar a los manifestantes están llenos de chinches, piojillo, hormigas, cucarachas, moscas, mosquitos, arañas, salamandras, ciempiés y otros bichos, pero sobre todo son sofocantes, húmedos y fríos, en fin, un infierno. “¿Así pretenderán”, se pregunta, “intimidar y amedrentar a estas personas, que seguramente estarán presos por primera vez en las mazmorras que nos dejó el fundador de la dictadura en Cuba, Fidel Castro?” Todo esto, concluye, violando sus propias leyes, ya que ese edificio es para presos ya condenados, y todos de altas sanciones y de mayor rigurosidad.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Preparan mazmorras del Combinado del Este para encerrar a manifestantes del 11 de julio

LA HABANA, Cuba.- Desde la cárcel habanera Combinado del Este denuncia el prisionero Noel López González que a partir de la medianoche del 13 de julio se ha comenzado a preparar el primer piso del ala norte del edificio 1 de dicha instalación con el objetivo de encerrar allí a los manifestantes que han sido o serán arrestados durante las protestas pacíficas que están teniendo lugar en Cuba desde el pasado 11 de julio en reclamo de libertad y el fin de la dictadura castrista.
Noel describe que esa parte de la prisión, conocida como “área incrementada”, consiste en una zona de castigo con determinadas características específicas, como por ejemplo que son celdas de casi 4 metros de largo por 1.80 metros de ancho, con incómodas literas rústicas de cemento. El área libre es menor de 2 metros cuadrados. No tienen electricidad, y solo llega una tenue luz natural durante parte del día.
Recalca que todas carecen de ventilación, pues no tienen ventanas, solo una puerta y por ende el aire no circula. Además se filtran por el techo y albergan moho. Muy pocas tienen un tubo, sin grifo, por el que sale agua tres veces al día. Al resto (la mayoría) se le provee el agua (no más de tres cubetas por persona en 24 horas) mediante “polipresos”, los llamados “pasilleros”, que son presos que colaboran con las autoridades penitenciarias, quienes reparten el agua sin abrir las rejas de entrada a las celdas.
López González subraya que esos calabozos a los que pretenden llevar a los manifestantes están llenos de chinches, piojillo, hormigas, cucarachas, moscas, mosquitos, arañas, salamandras, ciempiés y otros bichos, pero sobre todo son sofocantes, húmedos y fríos, en fin, un infierno. “¿Así pretenderán”, se pregunta, “intimidar y amedrentar a estas personas, que seguramente estarán presos por primera vez en las mazmorras que nos dejó el fundador de la dictadura en Cuba, Fidel Castro?” Todo esto, concluye, violando sus propias leyes, ya que ese edificio es para presos ya condenados, y todos de altas sanciones y de mayor rigurosidad.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Noel López González denuncia falta de asistencia médica en Combinado del Este

LA HABANA, Cuba.- Desde la prisión habanera Combinado del Este denuncia Noel López González que continúan las evasivas de las autoridades para proporcionarle asistencia médica. Añade que también le niegan el beneficio de mínima severidad usando como justificación su “indisciplina” de pedir atención médica enérgica e insistentemente.
Por su parte, el cambio de régimen, que según las autoridades le correspondía desde febrero, fue pospuesto para agosto. Sin embargo, la supuesta indisciplina tuvo lugar el 29 de marzo, cuando Noel le dio patadas a la puerta de la celda para hacerse oír.
López González subraya que sigue sintiéndose muy mal y pidiendo asistencia médica, pero la situación sanitaria ha colapsado a causa del coronavirus. Siente malestar general, mucho decaimiento, sensación de fatiga, resequedad y amargor en la boca, y diarrea. Además de estos síntomas, la presión le ha bajado a 90 con 60. El día 5 de julio le planteó su situación a un médico con el que se cruzó por casualidad en la escalera, quien allí mismo le dijo que esos síntomas podían deberse a varias causas, pero al pedir Noel un chequeo, el clínico (quien se negó a decir su nombre) le respondió que eso era imposible, pues el hospital del Combinado, donde habría que hacerle los análisis, estaba cerrado por coronavirus, así que tenía que resistir hasta ver qué pasaría.
El preso López González explica que solo se les expiden conduces (permiso para ser atendido en un hospital externo) a aquellos prisioneros que ya se encuentran en un grado extremo de deterioro. Para ello, la dirección del edificio hace la solicitud a la dirección del Combinado, y es esta instancia (comandada por el teniente coronel Adoni Charchabal) la que aprueba o deniega el traslado.
Noel agrega que el 9 de julio lo recibió un médico a las 10:20 de la noche. Tenía la presión en 80 con 50. Al explicar sus síntomas, el galeno supuso que podían ser los riñones, pero alegó que su médico estaría de guardia el 10 de julio, que sería el encargado de atenderlo y darle una remisión para que le hicieran un chequeo en la calle. Sin embargo, el día 10 a las 5 de la tarde todavía no había aparecido el médico.
Hasta el momento de redactar esta nota, Noel continúa con los mismos síntomas y percibe que las autoridades de la prisión lo evaden. Apenas tiene fuerzas para bajar las escaleras hacia el teléfono, y está considerando la opción de comenzar otra huelga de hambre en reclamo de asistencia médica.
Hace unos meses Noel López presentó síntomas consistentes con infección por coronavirus, aunque (como muchos otros reclusos) no fue diagnosticado ni tratado. Los síntomas que describe en la actualidad concuerdan asimismo con las secuelas conocidas del SARS-CoV-2.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Dos meses de castigo a Yasser Rodríguez González en Combinado del Este

LA HABANA, Cuba.- Desde la prisión habanera Combinado del Este denuncian vía telefónica varios reclusos que el prisionero de conciencia Yasser Fernando Rodríguez González fue castigado a dos meses sin “beneficios”.
La medida represiva habría estado motivada por una discusión que sostuvo Rodríguez González con un oficial del centro penitenciario, el cual lo habría increpado por haber hecho denuncias. De acuerdo con lo que atestiguan los internos, aunque el joven no ha sido trasladado a la sección de régimen de castigo, se encuentra confinado en la práctica, pues no le permiten salir de su encierro ni para tomar el sol, ni para ver la televisión, además de que no lo dejan hablar por teléfono.
Las actividades a las que los funcionarios del sistema penitenciario usualmente se refieren como “beneficios” (como el uso del teléfono, la atención médica, el acceso a las áreas comunes para tomar el sol o ver televisión, entre otras) son en realidad derechos básicos de los prisioneros que en las cárceles cubanas son manejados como instrumentos de coerción.
Yasser Rodríguez se encuentra preso en espera de juicio desde el 25 de noviembre de 2020. Recientemente recibió una petición fiscal de siete años de cárcel por el supuesto delito de “incitación a la rebelión”, lo cual estaría motivado por las directas transmitidas por el joven en su perfil de Facebook, en las cuales exhortaba al pueblo de Cuba a perder el miedo y unirse para lograr el fin de la dictadura castrista, así como a apoyar y defender a los artistas del Movimiento San Isidro que en dicha fecha se encontraban en huelga de hambre y bajo cerco policial. No obstante, el derecho a la libre expresión está garantizado en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, documento vinculante del cual Cuba es signataria.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Envían a régimen de máxima severidad el preso político Ernesto Borges

LA HABANA, Cuba. – El prisionero político Ernesto Borges Pérez, quien se encontraba en régimen de mínima severidad, fue revocado a prisión este domingo como “medida disciplinaria” por realizar una llamada telefónica a su familia desde la prisión del Combinado del Este, en La Habana. 
Según informó a CubaNet César Borges, su hermano, les había telefoneado para informarles que en su cubículo uno de los reos había dado positivo a la COVID-19, así como que habían otros prisioneros en el mismo albergue infectados, y que estuvieran pendientes de su situación por el peligro de contagio que ello representaba.
“Eso fue sobre las 7:00 de la mañana, y a las 11:00 lo sacaron del campamento y hasta ahora no hemos sabido nada de él”, declaró César Borges. Asimismo, explicó que conocieron lo sucedido gracias a otro de los reclusos del penal.
El próximo 17 de julio, Ernesto Borges Pérez cumplirá 23 años de encarcelamiento. En 1998, siendo capitán de la Dirección de Contrainteligencia del Departamento 1 de Contraespionaje, del Ministerio del Interior (MININT), fue condenado por un tribunal militar a 30 años de privación de libertad por el delito de “espionaje”. No obstante, según las leyes militares cubanas, debía cumplir solo 10 años tras las rejas.
Desde 2011 se encuentra en el Combinado del Este, en La Habana. El 11 de septiembre de 2020, unos seis meses después del fallecimiento de su madre, fue trasladado para la Zona 0, Compañía No. 34, un régimen de mínima severidad en este mismo centro penitenciario. 
Poco después, recibió el primer pase carcelario para visitar a su familia. En esa ocasión declaró a CubaNet su preocupación por su deteriorado sistema de salud pues corre el peligro de quedarse ciego si no se opera de cataratas, además de tener una hernia inguinal que requiere igualmente de un proceso quirúrgico. “Yo no quisiera tener que operarme en prisión ni en Cuba porque mi vida corre peligro”, aseveró.
Borges posee además otros padecimientos de salud que lo convierten en parte del grupo de mayor riesgo al contagiarse de COVID-19.
Ante el cambio de medida en septiembre de 2020, Borges solicitó la libertad condicional pero le fue negada. Hace tres meses su familia presentó entonces la solicitud de libertad por licencia extrapenal y, hasta la fecha, no han recibido respuesta.
Para su hermano, la Seguridad del Estado cubana estaba esperando cualquier pretexto para revocarlo, lo que significaría que tendría que cumplir la totalidad de su condena sin derecho a los beneficios del sistema penitenciario.
Aunque su familia albergaba esperanzas, Ernesto desde el principio desconfiaba del sorpresivo cambio de medida y así lo manifestó a CubaNet en octubre de 2020: “No me gusta crearme falsas expectativas. Hasta ahora no tengo ningún elemento en concreto para decir que me darán la libertad. Lo que he vivido me es suficiente para no confiar en muchas cosas”. 
Ernesto Borges es uno de los más de 150 presos políticos cubanos reconocidos actualmente por Prisoners Defenders, además de ser uno de los más longevos. 
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Envían a régimen de máxima severidad al preso político Ernesto Borges

LA HABANA, Cuba. – El prisionero político Ernesto Borges Pérez, quien se encontraba en régimen de mínima severidad, fue revocado a prisión este domingo como “medida disciplinaria” por realizar una llamada telefónica a su familia desde la prisión del Combinado del Este, en La Habana. 
Según informó a CubaNet César Borges, su hermano, les había telefoneado para informarles que en su cubículo uno de los reos había dado positivo a la COVID-19, así como que habían otros prisioneros en el mismo albergue infectados, y que estuvieran pendientes de su situación por el peligro de contagio que ello representaba.
“Eso fue sobre las 7:00 de la mañana, y a las 11:00 lo sacaron del campamento y hasta ahora no hemos sabido nada de él”, declaró César Borges. Asimismo, explicó que conocieron lo sucedido gracias a otro de los reclusos del penal.
El próximo 17 de julio, Ernesto Borges Pérez cumplirá 23 años de encarcelamiento. En 1998, siendo capitán de la Dirección de Contrainteligencia del Departamento 1 de Contraespionaje, del Ministerio del Interior (MININT), fue condenado por un tribunal militar a 30 años de privación de libertad por el delito de “espionaje”. No obstante, según las leyes militares cubanas, debía cumplir solo 10 años tras las rejas.
Desde 2011 se encuentra en el Combinado del Este, en La Habana. El 11 de septiembre de 2020, unos seis meses después del fallecimiento de su madre, fue trasladado para la Zona 0, Compañía No. 34, un régimen de mínima severidad en este mismo centro penitenciario. 
Poco después, recibió el primer pase carcelario para visitar a su familia. En esa ocasión declaró a CubaNet su preocupación por su deteriorado sistema de salud pues corre el peligro de quedarse ciego si no se opera de cataratas, además de tener una hernia inguinal que requiere igualmente de un proceso quirúrgico. “Yo no quisiera tener que operarme en prisión ni en Cuba porque mi vida corre peligro”, aseveró.
Borges posee además otros padecimientos de salud que lo convierten en parte del grupo de mayor riesgo al contagiarse de COVID-19.
Ante el cambio de medida en septiembre de 2020, Borges solicitó la libertad condicional pero le fue negada. Hace tres meses su familia presentó entonces la solicitud de libertad por licencia extrapenal y, hasta la fecha, no han recibido respuesta.
Para su hermano, la Seguridad del Estado cubana estaba esperando cualquier pretexto para revocarlo, lo que significaría que tendría que cumplir la totalidad de su condena sin derecho a los beneficios del sistema penitenciario.
Aunque su familia albergaba esperanzas, Ernesto desde el principio desconfiaba del sorpresivo cambio de medida y así lo manifestó a CubaNet en octubre de 2020: “No me gusta crearme falsas expectativas. Hasta ahora no tengo ningún elemento en concreto para decir que me darán la libertad. Lo que he vivido me es suficiente para no confiar en muchas cosas”. 
Ernesto Borges es uno de los más de 150 presos políticos cubanos reconocidos actualmente por Prisoners Defenders, además de ser uno de los más longevos. 
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading

Luis Robles enfrenta amenazas y provocaciones en la prisión Combinado del Este

LA HABANA, Cuba.- Desde la prisión habanera Combinado del Este el prisionero de conciencia Luis Robles denuncia que ha sido víctima de amenazas por parte de agentes de la Seguridad del Estado. Según declara, el subteniente Chiqui le manifestó que si seguía denunciando “le podía pasar algo”.
El joven responsabiliza al aparato represivo y al gobierno cubano por lo que pueda sucederle, y enfatiza que seguirá denunciando las violaciones a los derechos humanos perpetradas contra él u otros reclusos. Afirma que seguirá defendiendo sus creencias hasta las últimas consecuencias, pues el día que vea cometer una injusticia sin denunciarla dejará de ser él.
Añade que también ha recibido constantes y graves provocaciones de empleados del sistema penitenciario, a las que él hace un gran esfuerzo por no ripostar, pues tiene elementos para sospechar que el objetivo de ese proceder es hacerlo rebelarse para crearle un delito. Luis Robles se encuentra preso desde diciembre de 2020, sin juicio, por exhibir un cartel en el que pedía el cese de la represión.
Si bien en Cuba está prohibido manifestarse, el joven guantanamero no ha cometido delito alguno, por lo que su detención constituye una violación a su derecho a la libertad de expresión.
En adición a esto, por orientación del jefe de unidad, nombrado Yordani, a un grupo de presos que han aislado con él no les permiten ver televisión ni salir a tomar el sol, a la vez que hacen correr el rumor, por medio de sus colaboradores (también presos), de que reciben esas restricciones como represalia por las denuncias de Robles. Ello, según relata, le crea una situación bastante tensa.
Robles agrega que la comida en la prisión frecuentemente está en mal estado, lo cual provoca quejas de los presos. Él mismo notó que después de comer le daban fuertes dolores de estómago, que cesaron cuando dejó de ingerir los alimentos de la prisión. Por lo tanto, intenta sostenerse racionando las provisiones que le envía su familia.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Continue Reading