HAVANA CLIMA

torres

Con fuerte viento, cae al suelo la torre de mal cimiento

LA HABANA, Cuba.- Los cubanos hemos pasado gran parte de nuestras vidas haciendo reverencias, hincados de rodillas, inclinados, sin tener la certeza de que tales vocaciones sirvieran para algo. Los cubanos nos pusimos de hinojos desde hace mucho, y llevamos ya mucho tiempo formando parte de un ejército de inclinados, de adoradores y adoratrices. Y muy caras nos han costado esas genuflexiones, las exageradas reverencias, que sin dudas son inclinaciones que se convierten en subordinaciones.
Ahora mismo recuerdo las reverencias que dediqué a la Torre de Pisa cuando la tuve delante. Yo quise corresponder a esa inclinación que a mí, a todos, nos dedica la ‘pisana’ [sic], a pesar de su tanta fama. Ella está ladeada ante los ojos de todo el que la mira, y aunque sea famosa ella se inclina, pero se mantiene erguida a pesar de su gran inclinación. La Torre de Pisa sigue ahí, como una anciana inclinada. Y quizá por eso recibe reverencias, veneraciones.
Y no tuvimos nosotros una torre inclinada para doblarnos y hacer reverencias a la gravedad, a la “arquitectura inclinada”. No tuvimos la torre de Pisa ni el Templo inclinado de Huma, ni el campanario de Brujas en Bélgica, ni el Faro de Kiipsaare o la torre Oberkirche en Alemania, ni la de Bolonia, ni muchas otras que exhiben con decoro sus inclinaciones, sus reverencias al mundo y a sus habitantes.
No tenemos nosotros torres tan viejas, y mucho menos inclinadas. No sé cuál es la más vieja de entre las torres cubanas, aunque tenemos algunas bien añosas, como la de Manaca Iznaga en Trinidad, y alguna que otra, de breve altura y sin inclinaciones evidentes. Quizá la más conocida de nuestras torres sea la de la Plaza Cívica, que así se llamó hasta que Fidel Castro la rebautizara, a pesar de que no fue él quien la construyó. Fidel no tuvo una torre inclinada pero sí una plaza con torre para procurar inclinaciones.
Fidel no tuvo una torre inclinada como la de Pisa, pero se apropió de toda una plaza que fuera cívica alguna vez, esa que rebautizó poco después de su llegada al poder, cuando decidió llamarla, de la noche a la mañana, “Plaza de la Revolución”, como si el civismo le pareciera poca cosa, como si no fuera justo, como si no fuera bueno tener una plaza que fuera subrayada por su patriotismo. A Fidel debió molestarle lo cívico, y la neutralidad de la plaza, y sin remilgos le cambió el nombre, y nunca fue patriótica, aunque sí cínica, jamás revolucionaria.
Y esa Plaza Cívica que se levantó en el sitio donde antes estuvo la Ermita de los Catalanes se convirtió en la plaza de las más grandes inclinaciones, de las más exageradas reverencias a un gobierno que no es cívico y tampoco revolucionario, pero sí muy cínico. Fidel Castro renombró esa plaza, la llamó Plaza de la Revolución. Y todo lo que consiguió fue que la plaza misma y su torre fueran las más inclinadas del mundo, aunque no por el ladeo, pero sí por las genuflexiones de los que allí van a “apoyar” al gobierno que más inclinaciones exige a sus súbditos, a sus “devotos”.
Y a esa plaza acuden y se apostan frente a la torre erguida, frente a la torre sin inclinaciones aparentes, unas cuantas torres vergonzantes, “inclinadas”, aun cuando se crean erguidos. Y entre esos jorobados está Raúl Torres, Torres Iríbar, quien es el “jefe” del Partido en la capital, y también ese otro que exhibe apellidos muy desencontrados, ese que es Torres y también es Cuevas, lo que sin dudas es en extremo contradictorio, y quizá sea por esa discordancia, por la ambigüedad que arman sus apellidos al juntarse, Torres y Cuevas, que delira con tanta frecuencia, como en esa obstinación suya con la que nos quiere hacer creer que Perucho Figueredo escribiera el himno de Bayamo sobre su caballo, allí, en medio de la urgencia y por los reclamos de los bayameses, aunque ese detalle sea tan atinadamente combatido.
Sin dudas la Torre de la que fuera Plaza Cívica no está inclinada, en esa plaza los inclinados son otros. Los ladeados de esa plaza son los “fervorosos revolucionarios cubanos”, esos “revolucionarios” que temen al César y que son capaces, incluso, de gritar consolados: “los que van a morir te saludan”, que es, sin dudas, una letal manera de hacer reverencias.
Y los genuflexos no son solo cubanos. Esa extensión que fuera cívica también se llena de foráneos llegados de cualquier geografía, dispuestos a rendirse ante el César de turno. Quienes asisten a las nada voluntarias concentraciones, esperan allí los dictados del César, que puede llamarse Fidel, Raúl…, y cualquier otro dictador discursero que “desde arriba” sermonea a “los de abajo”. La multitud inclinada de la plaza, la multitud arrodillada, regala vítores al César, y a veces le advierte que los que van a morir lo saludan.
La Plaza de la Revolución, que alguna vez fuera cívica, es sin dudas una plaza que hace recordar a Withmann por aquello de “Canto a mí mismo”, que fue todo cuanto hiciera Fidel Castro en cada representación, y también sus babosos adláteres. En esa plaza de torre erguida ellos se aúpan, se reverencian, se cantan con aburridos y cheos ditirambos. En esa plaza, y ante la elevada altura de su torre, se han hecho las mayores inclinaciones de entre todas las que se conocen en la historia del mundo, y todas dedicadas a un hombre y a su fallido proyecto.
Y jamás desecharon las torres, al menos no esas que sirven para vigilar. Y una de esas torres, sin ninguna altura, sin dichosos predicamentos, es esa a la que llamaron Comité de Defensa de la Revolución, que desde el primer día fue un inclinado comité de chivatería. Y luego vendrían otras torres y torrecillas, como la FMC, CTC, UJC, UPC, PCC, como Raúl Torres, y Torres Iríbar y un muy extendido e inclinado etcétera que puede tumbar un viento fuerte, o quizá un vientecillo, que pruebe que no son más que torres de muy mal cimiento.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.