HAVANA CLIMA

síndrome de La Habana

El “Síndrome de La Habana” ataca de nuevo, esta vez en Francia y Suiza

Hace tres meses el llamado “Síndrome de La Habana” volvió a “atacar”, esta vez en Francia y Suiza, pero solo este jueves fue informado por la diplomacia estadounidense, que no precisó cuantas fueron ahora las víctimas, exceptuando que un diplomático acreditado en país helvético fue repatriado a Estados Unidos.
El “Síndrome…” es una misteriosa enfermedad, detectada por primera vez en 2016 en la capital cubana, que parece afectar cognitivamente únicamente a oficiales de inteligencia y diplomáticos, principalmente de EE.UU., y para la cual Washington no tiene una explicación sólida más allá de sospechar que detrás de todo ello está la mano de Moscú.
Cuba, por su parte, ha negado su participación en los hechos y ha descartado que se trate de una única dolencia o de acciones premeditadas, al tiempo que asegura que la narrativa impuesta desde los medios y el gobierno estadounidense está “políticamente condicionada”, mientras el misterio continúa, incluso para Washington.
“Estamos trabajando horas extras en todo el gobierno para llegar al fondo de lo que sucedió, quién es el responsable y, mientras tanto, para asegurarnos de cuidar a todos los afectados y proteger a toda nuestra gente lo mejor que podamos”, dijo el secretario de Estado, Anthony Bliken a la cadena televisiva NBC.
El alto funcionario explicó que Washington tiene a la comunidad de Inteligencia, los departamentos de Defensa y de Estado y un batallón de científicos “tratando de llegar al fondo de esto”.
[embedded content]
Según Blinken, hasta la fecha no se sabe cuál es la causa de estos incidentes –que la Administración Trump llegó a considerar “ataques”– y no se sabe quién exactamente es el responsable, pero los diplomáticos estadounidense, de Canadá y funcionarios legislativos en Washington han dicho que se han visto afectados por los mismos.
“Nuestra determinación es hacer todo lo posible para llegar al fondo de esto y, mientras tanto, proteger a nuestra gente y cuidar de ellos”, puntualizó. Porque, entre otras razones, el secretario de Estado dijo no tener “ninguna duda de que las personas se han visto afectadas directa y poderosamente”.Publicidad
“Tenemos que llegar al fondo de lo que sucedió exactamente y quién podría ser responsable, y eso es lo que estamos decididos a hacer –señaló–. Y como dije, tenemos prácticamente a todo el gobierno trabajando en esto siguiendo las instrucciones del presidente. Todavía no hemos llegado, pero llegaremos”.
Por otro lado, Blinken admitió que no tiene idea de quién estaría detrás de estos supuestos ataques. “Hemos planteado esto a los rusos, pero aún no tenemos una determinación de quién puede ser responsable. Así que hemos dejado en claro que si ellos son los responsables, o de hecho, cualquiera que sea responsable sufrirá graves consecuencias. Pero no, quiero dejar muy claro que aún no tenemos una determinación”, precisó.

Leer más »

Blinken visita hospital donde atienden afectados por “síndrome de La Habana”

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, visitó este martes un hospital donde han recibido tratamiento funcionarios posiblemente afectados por el llamado “síndrome de La Habana”, como se conoce a los extraños ataques contra diplomáticos estadounidenses en varios países del mundo.Así lo dio a conocer en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien detalló que Blinken se trasladó hasta las instalaciones del hospital Johns Hopkins, donde los pacientes del Departamento de Estado han recibido tratamiento durante los últimos tres meses “por posibles incidentes de salud anómalos (IAH)”.I appreciated the opportunity to visit @HopkinsMedicine, where @StateDept colleagues are receiving treatment for possible Anomalous Health Incidents. I am committed to ensuring top-notch treatment for our people, and Hopkins Medicine has an impressive, multidisciplinary program. pic.twitter.com/zycwmbyeON— Secretary Antony Blinken (@SecBlinken) December 22, 2021El “síndrome de La Habana”, cuyo origen se desconoce, provoca síntomas similares a los de lesiones cerebrales, mareos, dolores de cabeza y falta de capacidad de concentración. Blinken, quien habló con el personal médico y directivo, señaló como su “máxima prioridad” garantizar que los empleados afectados y sus familiares “reciban un tratamiento de primer nivel y una atención rápida”.Además, fue informado por el personal médico que los pacientes reciben un tratamiento con un enfoque “multidisciplinario”, que incluye elementos neurocognitivos, vestibulares, oculares, auditivos, de salud mental y de fisioterapia.En noviembre pasado, Blinken aseguró que es una “prioridad urgente” del Gobierno de EEUU averiguar “quién y qué” son los “responsables” del “síndrome de La Habana”. El presidente estadounidense, Joe Biden, había firmado un mes antes una legislación bautizada como “Ley de La Habana”, que establece que el Gobierno tiene la obligación de ayudar a quienes han sufrido esos misteriosos “ataques”.EEUU: Congreso aprueba ley para pagar los gastos médicos de las presuntas víctimas del “Síndrome de La Habana”Más de 200 diplomáticos y familiares estadounidenses destinados a diferentes países han padecido síntomas del “síndrome de la Habana”, cuyo origen y responsable aún se desconoce, aunque algunos expertos apuntan que podría haberse usado energía de radiofrecuencia.PublicidadAdemás de en Cuba, donde se detectaron los primeros casos en 2016 y 2017, ha habido incidentes similares en China, Austria, Alemania e incluso en Washington.Efe/OnCuba

Leer más »

Antony Blinken visita hospital donde reciben atención afectados por el síndrome de La Habana

MADRID, España.- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, realizó una visita este martes al hospital Johns Hopkins, donde son atendidos funcionarios posiblemente afectados por el “síndrome de La Habana”.
El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, informó a través de un comunicado que Antony Blinken conversó con el equipo médico de la instalación para comprender mejor cómo se evalúa a los pacientes y qué modalidades de tratamiento se utilizan.
Según explicaron los especialistas, están aprovechando un enfoque de tratamiento multidisciplinario que incluye elementos neurocognitivos, vestibulares, oculares, auditivos, de salud mental y fisioterapia.
La duración de la atención depende completamente de las necesidades específicas de cada individuo para identificar un camino hacia la recuperación, señalaron los profesionales. 
El secretario Blinken enfatizó que su máxima prioridad es garantizar que los empleados del Departamento de Estado afectados y sus familiares reciban un tratamiento de primer nivel y una atención rápida. Así como agradeció a los proveedores médicos y al liderazgo de Johns Hopkins por desarrollar un programa que se adapta a las necesidades de los empleados y familiares, precisa el comunicado. 
Desde su cuenta en Twitter, el propio Blinken agradeció la oportunidad de poder visitar el centro médico en el que “colegas del Departamento de Estado están recibiendo tratamiento por posibles incidentes de salud anómalos”.
“Estoy comprometido a garantizar un tratamiento de primer nivel para nuestra gente, y Hopkins Medicine tiene un programa multidisciplinario impresionante”, agregó el funcionario. 
Lo que se conoce como el “síndrome de La Habana” comenzó a finales de 2016, cuando cerca de 50 funcionarios estadounidenses en Cuba, entre ellos diplomáticos, presentaron una serie de síntomas que incluían zumbidos agudos y presión en los oídos, así como pérdida de audición y equilibrio, fatiga y dolores de cabeza.
En Estados Unidos se estima que más de 130 funcionarios de ese país radicados en delegaciones en el extranjero habrían sido víctimas de los misteriosos ataques.
En noviembre pasado el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos manifestó que “el tema de estos incidentes de salud anómalos es una prioridad absoluta para el FBI”, encargados de garantizar “la protección, la salud y el bienestar” de empleados y funcionarios del Gobierno federal.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Embajada de EE. UU. en Cuba advierte sobre estafas en proceso de solicitud de visas

MIAMI, Estados Unidos. — La Embajada de Estados Unidos en Cuba advirtió a los ciudadanos de la Isla sobre estafas en el proceso de solicitud y gestión de visados.
La sede diplomática indicó en redes sociales que los cubanos solicitantes de visas deben acceder al sitio web de la Embajada para “informarse sobre el proceso correcto para pedir una visa y para recibir consejos sobre cómo cambiar las fechas de sus citas, sin costo adicional”.
La Embajada llamó a los cubanos a no confiar en aquellas personas que les pidan dinero para adelantar las citas para visados.
“Entendemos las dificultades financieras y logísticas que los ciudadanos cubanos enfrentan cuando solicitan una visa de inmigrante a los Estados Unidos en Georgetown, Guyana. Por favor, no sea víctima de estafas de terceros que le prometen adelantar la cita de visa a cambio de un pago”.
Aunque muchos usuarios agradecieron a la sede diplomática por la advertencia, otros pidieron el restablecimiento de los servicios consulares en La Habana para agilizar procesos como los de reclamación familiar.
“Lo que nosotros necesitamos es ser atendidos por los servicios consulares aquí en La Habana. Ya hemos pasado demasiados años lejos de nuestras familias y hasta para llegar a una entrevista en Guyana pasamos trabajo. Es un dolor y tristeza constante lo que tenemos. Por favor, abran ya la Embajada aquí en La Habana”, comentó en Facebook Mirtha Esmeralda Franco, una cubana residente en la capital.
Desde 2018, la Embajada en Cuba se mantienen funcionando con personal mínimo por causa del llamado Síndrome de La Habana, que provocó problemas de salud entre decenas de diplomáticos y familiares de estos.
Actualmente, la sede diplomática no ofrece servicios consulares regulares al público, por lo que los cubanos que deseen solicitar visa de no inmigrante deben hacerlo en un tercer país.
En el caso de las entrevistas para obtener visado por reclamación familiar, los trámites deben realizarse en Georgetown, capital de Guyana, país de Suramérica que exige visado a los ciudadanos de la Isla.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

EEUU seguirá buscando “quién” o “qué” está tras el “síndrome de La Habana”

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, aseguró este viernes que es una “prioridad urgente” de su Gobierno averiguar “quién y qué” son los “responsables” del “síndrome de La Habana”, como se conocen los extraños ataques contra diplomáticos estadounidenses en varios países del mundo.Así lo indicó el jefe de la diplomacia estadounidense al anunciar un nuevo director del grupo de trabajo especial del Departamento de Estado, Jonathan Moore, quien coordinará la investigación de estos incidentes, cuyos últimos casos reportados se han producido en la embajada de EEUU en Colombia.Live Now! @SecBlinken provides an update on the Department’s Health Incidents Response Task Force, from the State Department. https://t.co/uVvhcbcD5c— Department of State (@StateDept) November 5, 2021“Estos incidentes de salud anómalos han dejado a nuestros colegas con profundos daños (…) No cejaremos hasta descubrir quién y qué son responsables”, afirmó Blinken en una comparecencia en el Departamento de Estado, en la que utilizó la forma oficial de referirse a estos sucesos.Blinken instó a los funcionarios y familiares a informar acerca de estos “ataques” para facilitar la investigación, y señaló que se había reunido ya con varios de ellos.El “síndrome de La Habana”, cuyo origen se desconoce, provoca síntomas similares a los de lesiones cerebrales, mareos, dolores de cabeza y falta de capacidad de concentración. “Haremos todo lo absolutamente posible para acabar con estos incidentes tan pronto como sea posible”, agregó.Aunque no ofreció detalles al respecto, Blinken señaló que el Departamento de Estado está trabajando con “nuevas tecnologías” para “evaluar con mayor rapidez y exactitud una variedad de causas potenciales de estos incidentes”.A comienzos de octubre, el presidente estadounidense, Joe Biden, firmó una legislación bautizada como “Ley de La Habana”, que establece que el Gobierno de EE.UU. tiene la obligación de ayudar a quienes han sufrido esos misteriosos “ataques”.PublicidadLas víctimas llevan años pidiendo más ayuda al Gobierno estadounidense, primero al de Donald Trump (2017-2021) y luego al del propio Biden.  Más de 200 diplomáticos y familiares estadounidenses destinados a diferentes países han padecido síntomas del llamado “síndrome”.El origen y el responsable de estos misteriosos “ataques” aún se desconoce, aunque algunos expertos apuntan que podría haberse usado energía de radiofrecuencia.Además de Cuba, donde se detectaron los primeros casos en 2016 y 2017, ha habido incidentes similares en China, Austria, Alemania e incluso en Washington.Trump acusó en 2017 al Gobierno de Cuba de ser responsable de lo que las autoridades estadounidenses calificaron entonces como “ataques acústicos” o “sónicos”, lo que sirvió como pretexto al entonces mandatario para romper con el deshielo diplomático con la isla.EEUU: Congreso aprueba ley para pagar los gastos médicos de las presuntas víctimas del “Síndrome de La Habana”Un informe interno dado a conocer a principios de este año reveló que Trump acusó a La Habana sin pruebas, y que la mala gestión y la falta de coordinación dominaron su respuesta a esos supuestos “ataque”.Biden, por el momento, ha evitado señalar públicamente a ningún país y su Gobierno sigue investigando el origen de esos incidentes.

Leer más »

Síndrome de La Habana llega a Colombia: cinco familias de EE. UU. sufrieron trastornos neurológicos

MIAMI, Estados Unidos. — El síndrome de La Habana se ha extendido a la Embajada de Estados Unidos en Colombia, donde cinco familias vinculadas a la sede diplomática han experimentado trastornos neurológicos, reveló The Wall Street Journal.
De acuerdo con el medio estadounidense, fue el embajador de EE. UU. en ese país, Philip Goldberg, quien abordó el problema en  correos electrónicos al Departamento de Estado, que prometió abordar el tema “en serio, con objetividad y sensibilidad”.
“El personal de la embajada fue alertado inicialmente sobre ´un incidente de salud inexplicable´ por correo electrónico a mediados de septiembre. Un correo electrónico posterior, con fecha 1 de octubre, informó al personal de la embajada que la oficina de seguridad regional estaba investigando ´incidentes de salud anómalos adicionales´, el término que el gobierno de EE.UU. le da a la enfermedad”, señaló WSJ el pasado martes.
El tema se ha convertido en un asunto capital a pocos días de la llegada a Colombia del secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, quien realizará una visita oficial a la nación cafetera.
WSJ sostiene que, inicialmente, se informaron dos casos cuando los funcionarios de la embajada se enteraron por primera vez de posibles incidentes. Sin embargo, en base testimonios de funcionarios, ahora se cree que varias personas más se han visto afectadas.
De igual forma, un funcionario estadounidense dijo que al menos una familia fue trasladada fuera del país para recibir tratamiento y las preocupaciones se han agravado en los últimos días.
Los trastornos neurológicos reportados han generado preocupación en la sede diplomática en Bogotá, una de las más grandes que opera Estados Unidos en el mundo.
Se trata de una instalación rica en objetivos de agentes de inteligencia y operativos antinarcóticos, además del complemento habitual de trabajadores de ayuda y desarrollo y diplomáticos.
Un reporte del diario The New York Times publicado el pasado mes de mayo aseguró que más de 130 funcionarios estadounidenses radicados en delegaciones en el extranjero habían sido víctimas del llamado síndrome de La Habana, que han dejado daños cerebrales y afectaciones a la mayoría de ellos.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Reportan en Colombia nuevos casos del “Síndrome de La Habana”

Al parecer, el “Síndrome de La Habana” ha atacado de nuevo. Esta vez afectó a cinco familias de diplomáticos estadounidenses estacionados en Bogotá, Colombia, y por primera vez a un menor de cinco años, confirmó el Departamento de Estado.El ataque aludido se reportó a una semana de la visita del secretario de Estado Anthony Blinken a la capital colombiana. Es la segunda vez que se detectan indicios de la misteriosa enfermedad ante la visita a un país de un importante funcionario estadounidense. La primera fue a fines de agosto, cuando el viaje de la vicepresidenta Kamala Harris a Vietnam sufrió un retraso de tres horas ante otro presunto ataque contra dos diplomáticos acreditados en Hanoi, la capital vietnamita.El “Síndrome de La Habana”, que Estados Unidos cree que es producido por microondas, apareció por primera vez en la capital cubana en 2016. De acuerdo con fuentes oficiales, produce dolores de cabeza, trastornos neurológicos, perdida de memoria, inestabilidad motora y lesiones cerebrales. Pero su origen sigue siendo una incógnita. Las sospechas se han hecho recaer sobre Moscú, que lo niega.Biden promulga ley de apoyo financiero a las víctimas del llamado “Síndrome de La Habana”Hasta ahora, el Departamento de Estado no ha dicho cuántas personas han sido afectadas, pero se sabe que se trata de  cinco familias, todas estadounidenses. El portavoz del Departamento, Ned Price, dijo que se asegurarán de que los diplomáticos “reciban la atención inmediata que necesitan, en la forma que sea”, pero no quiso mencionar la postura colombiana al respecto.El presidente colombiano Iván Duque comentó que estaba al tanto de los informes y que su sistema de inteligencia estaba tomando cartas en el asunto.Más de 200 funcionarios del gobierno de Estados Unidos, espías, diplomáticos, militares y otros, han sido afectados por la presunta enfermedad durante los últimos cinco años en misiones diplomáticas en varios países como Cuba, China, Alemania, Austria y España, incluyendo el área metropolitana de Washington DC.Aunque se desconocen los orígenes del “Síndrome de La Habana”, el New York Times recordó esta semana que sus síntomas son similares a los causados ​​por los equipos de vigilancia utilizados por Rusia durante la Guerra Fría, en particular los orientados hacia la embajada en Moscú.PublicidadSin embargo, este verano funcionarios de inteligencia de Estados Unidos seguían buscando pruebas de que la afección es resultado de ataques de microondas por parte de agentes rusos, una teoría presentada en un estudio de la Academia Nacional de Ciencias en diciembre.Más de la mitad de las víctimas han sido empleados de la CIA. El Congreso ha aprobado más apoyo para los funcionarios estadounidenses que se han visto afectados por la enfermedad.EEUU: Congreso aprueba ley para pagar los gastos médicos de las presuntas víctimas del “Síndrome de La Habana”El Consejo de Nacional de Seguridad y el Departamento de Estado han creado grupos de trabajo para investigar las lesiones. No se espera que Blinken cancele o retrase su viaje a Colombia, durante el cual probablemente abordará el tema de los migrantes y la crisis política y humanitaria en la vecina Venezuela.Price dijo que el Departamento de Estado ha tratado de ser más abierto con los empleados sobre los ataques reportados en puestos diplomáticos, trató agresivamente de identificar su causa y brindó atención a las personas que reportaron síntomas.“Hemos tomado una serie de medidas, incluso en términos de comunicación, en términos de atención, en términos de detección, en términos de protección para nuestra fuerza laboral, una prioridad para la secretaría”, dijo el portavoz.

Leer más »

Biden firma ley de apoyo económico y médico a víctimas del síndrome de La Habana

MIAMI, Estados Unidos. – Los diplomáticos estadounidenses afectados por el llamado síndrome de La Habana recibirán apoyo financiero y médico por parte del gobierno de Estados Unidos gracias a la Havana Act 2021, un proyecto de ley bipartidista impulsado, entre otros, por el senador republicano Marco Rubio.
La iniciativa, convertida en ley tras la firma del presidente Joe Biden, otorga al Director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), al Secretario de Estado y a otros jefes de agencias autoridad adicional para brindar apoyo financiero y médico a quienes sufrieron o sufren lesiones cerebrales como resultado del mencionado síndrome.
Acompañaron a Marco Rubio (R-Florida) en la redacción del proyecto  la también senadora Susan Collins (R-Maine), así como los senadores Mark Warner (D-Virginia) y Jeanne Shaheen (D-New Hampshire). También acompañaron el proyecto el senador cubanoamericano Bob Menéndez (D-New Jersey) y Rick Scott (R-Florida).
“A medida que los diplomáticos y el personal estadounidense siguen siendo objetivos de ataques de energía dirigida por actores malignos y estados canallas, me enorgullece ver que mi iniciativa bipartidista se convierte en ley”, señaló el legislador republicano en Twitter.
Captura de pantalla/Twitter)
Rubio advirtió que las investigaciones sobre los ataques de salud que sufrieron los diplomáticos estadounidenses en Cuba y en otros país no deben terminar con el anuncio de la compensación económica a las víctimas.
“Tenemos que apoyar a nuestro cuerpo diplomático, y a sus familiares, ya que se enfrentan a problemas de salud a largo plazo y exigir que los responsables se enfrenten a la justicia”, aseguró el senador cubanoamericano.
Los diplomáticos afectados por el síndrome de La Habana reportaron haber padecido fuertes dolores de cabeza, mareos, tinnitus, problemas visuales y auditivos, vértigo y dificultades cognitivas.
En se sentido, parte del personal de salud afectado entre 2016 y 2017 continúa sufriendo problemas de salud vinculados al mismo síndrome.
Se estima que más de 130 funcionarios estadounidenses radicados en delegaciones en el extranjero (incluidos los de La Habana) habrían sido víctimas de estos ataques, que han dejado daños cerebrales y afectaciones a la mayoría de ellos.
En mayo del presente año, el diario The New York Times publicó que la cifra es mucho mayor a la que se manejaba originalmente.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Biden promulga ley de apoyo financiero a las víctimas del llamado “Síndrome de La Habana”

El presidente estadounidense Joe Biden promulgó este viernes una ley que otorga a las presuntas víctimas del llamado “Síndrome de La Habana”, ayuda federal para sufragar sus gastos médicos.Las víctimas se venían quejando desde hacía meses de la poca atención que las autoridades han prestado al asunto, teniendo en cuenta que el “Síndrome de La Habana” es un misterioso padecimiento de corte neurológico que han reportado diplomáticos y agentes de inteligencia de EE.UU en diferentes países, y que fue detectado por primera vez en La Habana en 2016.El “Síndrome de La Habana” ha afectado a 100 oficiales de la CIA y sus familiares“En todo el mundo, funcionarios del servicio civil, oficiales de inteligencia, diplomáticos y personal militar se han visto afectados por incidentes de salud anómalos. Algunos lidian con las consecuencias de daños cerebrales debilitantes que han truncado su carrera de servicio a nuestra nación”, afirmó al mandatario al promulgar la legislación, que lleva por nombre “Havana”.Según Biden, responder a estos incidentes ha sido “una máxima prioridad” de su Gobierno. “Estamos poniendo a disposición la totalidad de los recursos del Gobierno de Estados Unidos para ofrecer atención médica de primer nivel a los afectados y llegar al fondo de estos incidentes, lo que incluye determinar su causa y quiénes son los responsables”, señaló el mandatario.[embedded content]Recientemente, el gobierno cubano, que ha negado cualquier responsabilidad en estos hechos y mantiene una postura escéptica en relación al misterioso fenómeno, ha vuelto a reiterar la postura de Cuba a partir de la evaluación de un grupo de expertos.En un informe redactado por especialistas de la Academia de Ciencias de la Isla, sus autores apuestan por “interpretaciones plausibles que se ajustan a los hechos disponibles mejor que el relato del ‘síndrome del misterio’”.PublicidadAdemás, concluyen que dicha narrativa no debe ser aceptada como una “verdad establecida” pues “no es científicamente aceptable en ninguno de sus componentes” y “solo ha sobrevivido debido a un uso sesgado de la ciencia”, en el que “se han suprimido los puntos de vista discrepantes y se han seleccionado las pruebas publicadas para reforzar la narrativa”.

Leer más »

Investigación del Minint no encontró evidencias de los supuestos ataques sónicos en La Habana

Investigadores del Ministerio del Interior cubano (Minint) aseguran no haber hallado evidencias criminalísticas ni científicas que sostengan los supuestos ataques sónicos o de microondas contra diplomáticos en La Habana, denunciados por autoridades estadounidenses en 2017.El teniente coronel Roberto Hernández, de la Dirección General de Investigación Criminal del Minint, dijo recientemente que “tampoco se encontraron ningún elemento que apunte a un supuesto autor o sospechoso ni a personas con motivos, intenciones o medios para ejecutar ese tipo de acciones”, según reseña el sitio oficial Cubadebate.@minint_cuba demuestra que no hay evidencias criminalísticas ni científicas que sostengan la ocurrencia de un hecho criminal contra diplomáticos en #Cuba ni que asocien los padecimientos referidos con un ataque sónico #NoMasBloqueo #MININTCuba Artículo:https://t.co/jK0Rr4dAnn pic.twitter.com/es6VKXP8t3— MININT_CUBA (@minint_cuba) October 3, 2021Miembro del equipo designado por las autoridades cubanas para investigar las denuncias sobre los supuestos ataques, Hernández declaró que el 17 de febrero de 2017 fueron notificados los primeros casos de un supuesto “ataque sónico” contra diplomáticos estadounidenses en la capital cubana.  “Ante la denuncia, la dirección del Estado cubano indicó iniciar una investigación exhaustiva con todos los recursos científicos necesarios; el Minint designó a un grupo de trabajo permanente, y fue abierto el expediente investigativo 10/2017 por un posible delito de Actos contra los Jefes y Representantes Diplomáticos de Estados Extranjeros”, explicó el teniente coronel en una entrevista.El oficial de Ministerio del Interior subrayó que la investigación de la parte cubana fue “muy rigurosa”, se le otorgó “la máxima prioridad” y contó con recursos y personal especializado para llegar “al fondo de los hechos”.Dijo que el caso fue cerrado formalmente, y que los peritos y expertos que investigaron las denuncias coinciden en que “no hay evidencias criminalísticas ni científicas que sostengan la ocurrencia de un hecho criminal, ni que asocien los padecimientos referidos con un ataque sónico o con microondas, u otra acción deliberada contra los diplomáticos”.Asimismo, afirmó que las indagaciones desarrolladas por autoridades policiales y científicas de Estados Unidos y Canadá tampoco lograron determinar las causas de los síntomas descritos por sus representantes en capital cubana.PublicidadDiplomáticos de ambos países refirieron haber sentido “náuseas, mareos, falta de equilibrio, dolor facial, abdominal, de cabeza; vista borrosa, problemas de memoria y zumbidos, entre otras dolencias”, un conjunto al que la prensa internacional nombró como “Síndrome de La Habana”.Los afectados dijeron que esos síntomas aparecieron después de escuchar ruidos semejantes a los que producen insectos, y en algunos casos describieron sonidos parecidos a fricciones entre metales. Desde entonces, episodios similares han sido reportados en embajadas o residencias de diplomáticos estadounidenses en varios países y, más recientemente, en los propios EE.UU. Según el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), hasta el momento el llamado “Síndrome de La Habana” ha afectado cerca de 200 funcionarios estadounidenses, y unos 100 oficiales de la CIA y sus familiares reportan haberse enfermado de la misteriosa dolencia.El “Síndrome de La Habana” ha afectado a 100 oficiales de la CIA y sus familiaresPara Hernández, en el caso de La Habana es sospechoso que las primeras denuncias sobre los supuestos ataques fueron realizadas en febrero de 2017, y que más tarde los diplomáticos estadounidenses afirmaran ser víctimas de esas agresiones desde noviembre y diciembre del año anterior.Señala que desde el principio las autoridades cubanas ofrecieron cooperación a las estadounidenses para investigar los hechos, y no fue hasta junio de 2017 que una delegación del Buró Federal de Investigaciones (FBI) viajó a la Isla para realizar acciones investigativas en el territorio nacional.El oficial cubano explicó que “no se nos permitió entrevistar directamente a los funcionarios que habían reportado incidentes anómalos, ni ir a los lugares donde supuestamente habían ocurrido. Los reportes de las autoridades estadounidenses se referían a hechos que habían ocurrido días, semanas y meses atrás, y la información que se trasladaba era imprecisa”.Además, cuestionó el hecho de que la investigación se organizó sobre la base de supuestos, con informaciones parciales entregadas de manera indirecta por la parte estadounidense y sin posibilidad de contrastar mediante entrevistas a víctimas y testigos de los sucesos.Relató que “unos días después de la primera notificación, el jefe del Departamento de Seguridad Diplomática del Minint se entrevistó con el funcionario estadounidense a cargo de la seguridad de la embajada de Estados Unidos y su adjunto —ambas partes mantienen intercambios periódicos justamente para tratar temas de seguridad—, y ninguno de los dos sabía lo que estaba pasando”.“Estaban ajenos a los reportes. Había que verles la cara de asombro e incredulidad”, recordó el teniente coronel cubano.Hernández cuenta que un diplomático aseguró haber sufrido un incidente en su residencia, pero ni su familia ni los empleados sintieron nada parecido. El hombre “dice que padecía de falta de equilibrio y mareos, y por esos mismos días se le veía conduciendo una moto moderna a altas velocidades por calles de La Habana”, afirmó el investigador.Dijo que los casos reportados en los hoteles Capri y Nacional se estudiaron a fondo: “hicimos mediciones de conjunto con un equipo del FBI, buscamos huellas y no apareció nada. Se identificaron los huéspedes alojados en las habitaciones colindantes en esos días. Ningún otro cliente o empleado sintió ruidos o síntomas semejantes. No hubo registro de actividad anómala”.Aseguró que no se encontraron evidencias de exposición a fuentes de energía en ningún caso, ni en los hoteles ni en las residencias ni entre los vecinos.Ni “ataques sónicos” ni “Síndrome de La Habana”: la refutación científica de CubaEntre otras incongruencias, el oficial cubano destacó que durante el período de los supuestos ataques fue cuando más amigos y familiares recibieron los diplomáticos estadounidenses en Cuba. Reveló que en agosto de 2017, el FBI entregó a los investigadores cubanos 14 muestras de grabaciones de ruidos realizadas en lugares donde se reportaron incidentes. “Nuestros peritos encontraron que estaban manipuladas, habían borrado datos necesarios para precisar tiempo y espacio, y los sonidos audibles eran del claxon de un auto, un almendrón, aves, grillos; pero nada que afecte la salud humana”.Dijo que el FBI notificó por escrito el 4 de junio de 2018 a Cuba que tampoco encontraron evidencias de infrasonido, ultrasonido o sonido audible utilizados para dañar a los funcionarios de su sede diplomática en La Habana, que los síntomas podían ser causados por otra cosa, pero nunca por una agresión de ese tipo.“Luego conocimos a través de artículos de prensa estadounidense que como parte de la investigación sobre los incidentes en Cuba, la Unidad de Análisis Conductual del FBI realizó una evaluación sicológica de las supuestas víctimas y concluyó que estaban sufriendo una especie de enfermedad sicogénica, lo cual informaron al Departamento de Estado, que, sin embargo, ha guardado silencio respecto a lo planteado por el FBI”, afirmó Hernández.El oficial cubano también descartó la teoría de que los supuestos ataques se realizaron utilizando microondas. Explicó que la exposición a las microondas es el calor, “se siente la piel ardiendo, y ninguno de los supuestos atacados refirió quemazón ni nada parecido”.Asimismo, dijo que las armas de microondas, al igual que las sónicas, son equipos visibles, grandes, y que no aparecieron indicios de que se hayan utilizado en Cuba, que tampoco permite la importación de esas tecnologías. “El Gobierno estadounidense ha designado en los últimos años varias comisiones investigadoras de distintas agencias federales, pero ninguna ha llegado a una conclusión distinta a la de los investigadores y científicos cubanos. La embajadora Pamela Spratlen, principal funcionaria del Departamento de Estado designada para supervisar la respuesta de esa entidad a los reportes de padecimientos de salud, acaba de abandonar el cargo tras enfrentar críticas por insinuar en una reunión que compartía la conclusión de la investigación del FBI, que atribuye el origen de algunos casos a factores sicogénicos”, afirmó el investigador del Minint.

Leer más »

Reportan (otro) misterioso ataque sónico en Belgrado

Durante las últimas semanas la CIA ha sacado discretamente de Belgrado, la capital de Serbia, a un oficial de inteligencia víctima del llamado «Síndrome de La Habana», una misteriosa condición neurólogica supuestamente provocada por emisiones de microondas ocultas.Según dijo este martes el diario The Wall Street Journal en un corto informe, varios agentes de inteligencia estadounidenses han confirmado el incidente, pero no han sido identificados por la sensibilidad del problema.Este de los Balcanes, sobre el que no se había informado antes, constituye el último de lo que funcionarios estadounidenses describen como una expansión de ataques contra espías y diplomáticos en el extranjero, reportados por primera vez en La Habana en 2016.[embedded content]Los síntomas incluyen mareos, fatiga, dolor de cabeza, ansiedad, disfunción cognitiva y pérdida de memoria. Desde entonces, se han informado problemas de ese tipo en China, Colombia, Austria, Alemania, Vietnam, Estados Unidos, India y Serbia.Según The Wall Street Journal, el caso de Serbia fue solo en de una serie de ataques que, de acuerdo con funcionarios estadounidenses, están aumentando de manera creciente.Detectan en la India otro presunto caso del «Síndrome de La Habana»«Los diplomáticos y espías estadounidenses están cada vez más expuestos a ataques de ‘gobiernos desconocidos’ con la ayuda de tecnología que los científicos suponen que utiliza ‘algo de’ energía especialmente orientada al blanco. Los informes sobre el ataque son válidos, y las instituciones de salud verificaron los resultados», dijeron fuentes al diario.PublicidadHechos de ese tipo tienen al gobierno de Estados Unidos en ascuas por desconocerse su origen y por la pérdida de moral de los funcionarios en el terreno, sobre todo del Departamento de Estado y la CIA.

Leer más »

EEUU: Congreso aprueba ley para pagar los gastos médicos de las presuntas víctimas del “Síndrome de La Habana”

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó por unanimidad este martes al final del día, un proyecto de ley que entrega un apoyo monetario adicional para los diplomáticos y agentes de inteligencia estadounidenses que presuntamente sufrieron unos misteriosos incidentes de salud, conocidos como el “Síndrome de La Habana”.El monto de esta ayuda todavía no ha sido precisado.En junio, el Senado aprobó por primera vez la legislación, impulsada por la senadora republicana Susan Collins. Dado que ahora la Cámara baja aprobó la misma versión del proyecto de ley, el último paso es la promulgación por parte del presidente Joe Biden para que la misma se haga efectiva.La aprobación por la Cámara se produce en momentos en que el número de incidentes ha seguido creciendo. El último revelado fue el de un oficial de la CIA que viajó a la India acompañando al director de la agencia, Bill Burns.  Medios y políticos estadounidenses barajan la posibilidad de que estos episodios sean ataques de servicios de inteligencia hostiles, pero ni el gobierno ni los investigadores de EE.UU. han llegado a una conclusión sobre cuál es la causa precisa y quién podría ser el responsable.Las autoridades creen que más de 200 funcionarios podrían haber resultado víctimas de estos presuntos ataques, reportados por primera vez en La Habana, y atribuidos a posibles dispositivos de microondas u otros equipos de energía. Esta teoría, sin embargo, ha sido impugnada por reconocidos científicos y, recientemente, por un grupo de expertos de la Academia de Ciencias de Cuba.Ni “ataques sónicos” ni “Síndrome de La Habana”: la refutación científica de CubaHasta ahora se han detectado incidentes de esta naturaleza en Cuba, China, países de Asia Central y Europa, incluida Austria. Se están investigando al menos dos posibles episodios en Estados Unidos, pero los funcionarios están aún más inseguros sobre las circunstancias.Publicidad“El número está aumentando todo el tiempo”, dijo el representante Adam B. Schiff, demócrata de California y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, en una entrevista este verano.Originalmente se esperaba que el proyecto de ley fuera aprobado por la Cámara en julio, pero las batallas de procedimiento partidistas retrasaron la votación.Biden apoya el proyecto de ley y los esfuerzos del Congreso para brindar apoyo adicional a las víctimas, dijo un alto funcionario de la administración demócrata. En un discurso en julio a los oficiales de inteligencia, Biden dijo que su gobierno se estaba asegurando de que las personas afectadas por los incidentes “reciban la mejor atención posible”.Algunos funcionarios han señalado a Rusia como el culpable más probable, lo que Moscú ha negado repetidamente. Otros funcionarios creen que múltiples adversarios podrían ser responsables. Al menos dos funcionarios de la embajada de EEUU en Alemania han desarrollado síntomas del llamado Síndrome de La Habana“Por las descripciones que escuché de primera mano de algunas de las víctimas, parecían bastante decididas, deliberadas y muy específicas», dijo Schiff. «Y eso sugiere un mal actor extranjero».Cuba ha negado cualquier responsabilidad y conocimiento de lo sucedido, y ha cuestionado la teoría de los supuestos ataques como causa de las dolencias reportadas por los funcionarios.Algunas víctimas dijeron que han luchado para que el gobierno cubra los costos médicos para ellos y sus familiares. Varios elogiaron la acción del Congreso, incluido Mark Lenzi, un oficial de ingeniería de seguridad del Departamento de Estado que resultó afectado en China.“Esta legislación es crucial para aquellos de nosotros en el Departamento de Estado afectados en el cumplimiento del deber que, como yo, tenemos miles de dólares en facturas médicas que el Departamento de Estado se ha negado a pagar”, dijo Lenzi.

Leer más »

Detectan en la India otro presunto caso del «Síndrome de La Habana»

Hace poco más de dos semanas, a inicios de septiembre, el director de la CIA, Bill Burns, decidió aparecerse por la India en un viaje de trabajo muy discreto. Pero hubo un incidente que no pudo ocultar. Este martes se supo que uno de sus acompañantes presuntamente sufrió un ataque de una misteriosa enfermedad que se ha dado en llamar el «Síndrome de La Habana«, ha confirmado a CNN James Giordano, un científico que estudia el problema. El «Síndrome de La Habana» es un conjunto de síntomas que, aparentemente, afectan el cerebro y el sistema neurológico en general, provocando falta de equilibrio corporal y afectaciones en la memoria, entre otras cosas. Sin embargo, su origen es desconocido. Algunos lo atribuyen a un «arma misteriosa» que emite rayos en microondas, pero nadie sabe su génesis. Lo único seguro es que afecta a diplomáticos y agentes de inteligencia.Fue reportado por vez primera en La Habana (2016), donde afectó a estadounidenses y a dos diplomáticos canadienses. Ha aparecido también en Washington DC, Alemania, Italia y China.[embedded content]Ahora en la India, donde aparentemente afectó a un oficial de inteligencia que acompañaba a Burns y que no ha sido identificado. Un grupo de expertos están en proceso de verificar los síntomas del funcionario, consistentes con los de otros casos reportados en los últimos años, dijo Giordano.Las agencias de defensa e inteligencia han intensificado las investigaciones de lo que parece ser un número creciente de incidentes en los que el personal ha sufrido síntomas consistentes con la exposición a rayos de energía dirigida. Estados Unidos todavía no ha acusado a ningún país de ser el autor, aunque medios de prensa han apuntado a Rusia. Pero hay al menos doscietos casos bajo investigación.No está claro si el oficial fue atacado porque viajaba con Burns, quien ordenó una revisión de toda la agencia de posibles ataques con microondas u otra energía dirigida.Como es usual, la CIA se negó a comentar sobre este último caso. Un portavoz no identificado dijo a CNN que Burns «ha convertido en una prioridad máxima garantizar que los oficiales reciban la atención que necesitan» y que «lleguemos al fondo de esto«. Desde que fue nombrado director de la CIA, Burns ha triplicado la cantidad de personal médico que estudia los incidentes relacionados con el «Síndrome de La Habana» y se ha reunido con el personal de la agencia que informó los casos.PublicidadEl incidente de principios de septiembre ocurrió solo unas semanas después de que dos posibles casos retrasaron el viaje de la vicepresidenta Kamala Harris de Singapur a Vietnam. Los funcionarios estadounidenses dijeron entonces que no era alguien que trabajaba para la vicepresidenta o para la Casa Blanca.Giordano, profesor de neurología y bioquímica en la Universidad de Georgetown y director ejecutivo del Instituto de Investigación en Biodefensa en Washington, dijo el martes que el oficial de inteligencia había informado síntomas consistentes con el Síndrome. El caso del oficial «representa una amenaza clara y actual. Estamos comenzando a ver un patrón de mayor uso selectivo dirigido”, dijo.Continúan surgiendo nuevos informes de posibles casos del «Síndrome de La Habana» tanto en Estados Unidos como en el extranjero, incluidos dos incidentes no confirmados en Estados Unidos este mes y una serie de incidentes que afectaron al personal estadounidense en Alemania varias semanas antes, dijo Giordano.

Leer más »

Ni “ataques sónicos” ni “Síndrome de La Habana”: la refutación científica de Cuba

La historia de los misteriosos incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en Cuba y otras partes del mundo parece ser el cuento de nunca acabar. Cinco años después de los primeros casos documentados, el enigma continúa, mientras el mapa de los insólitos hechos se ha extendido a naciones de Europa, Asia e, incluso, a los propios Estados Unidos.Las teorías sobre lo sucedido son disímiles y, en algunos casos, contradictorias, sin que la ciencia haya podido decir por ahora su última palabra. Las investigaciones realizadas no han dado hasta la fecha con pruebas concluyentes sobre la causa de los incidentes ni ―si los hubiera― sobre sus posibles responsables, mientras la bola de nieve no ha dejado de crecer alimentada por hipótesis y especulaciones.Desde que salieron a la luz los reportes iniciales, divulgados por la Administración Trump en 2017 como punta de lanza de su cruzada particular contra la Isla, los medios de prensa han hecho su agosto, saltando de una teoría a otra y dando forma a una narrativa que, a estas alturas, es asumida como válida por buena parte de su audiencia y enarbolada por políticos estadounidenses para poner en la mira ―una vez más― a némesis tradicionales como Cuba y Rusia, y ganar puntos (votos) con ello.Esa narrativa, que rápidamente enfocó las dolencias reportadas como consecuencia de “ataques” deliberados, no tardó en desencadenar una crisis entre Washington y La Habana, que puso en mínimos la representación diplomática y paralizó los trámites consulares de Estados Unidos en la Isla, dio pie a la expulsión de funcionarios cubanos de territorio estadounidense, calentó la retórica de lado y lado, y sirvió como detonante al drástico retroceso de las relaciones bilaterales y las sucesivas sanciones del gobierno de Trump a Cuba.Lo que en un principio funcionarios y medios consideraron resultado de “ataques sónicos” ha transitado desde entonces por diversas explicaciones como causa de una colección de síntomas que incluye mareos, náuseas, pérdida de la audición, migraña, lesiones cerebrales, ansiedad y fatiga, entre otros. Tales síntomas, aunque no descritos como un conjunto homogéneo en todos los presuntos afectados, han sido reunidos bajo la etiqueta “Síndrome de La Habana”, de indiscutible efecto mediático y nombrada así por el primer sitio donde se reportaron los extraños incidentes.Las microondas ―y, sobre todo, una posible arma con esta tecnología― son las victimarias más mencionadas en los últimos tiempos, incluso manejadas a fines de 2020 como el “mecanismo más plausible” en un informe de las Academias de Ciencia de Estados Unidos, el que, no obstante, reconocía que “toda causa posible queda dentro de un contexto especulativo”. Algo que podría decirse, al menos de momento, del resto de las teorías.Academia de Ciencias de Cuba discrepa de nuevo informe de EEUU sobre incidentes de salud en diplomáticosEn cualquier caso, ya son más de 200 los estadounidenses ―además de un grupo de diplomáticos de Canadá― los que han reportado una presunta afectación con la misteriosa dolencia, y recién este miércoles el secretario de Defensa Lloyd Austin pidió en una carta a sus efectivos informar sobre síntomas y eventos sospechosos que pudieran estar relacionados con el supuesto síndrome y alejarse de inmediato del lugar donde los experimentaron.PublicidadLa respuesta de Cuba  Desde que se destapó la caja de Pandora de los incidentes de salud, el gobierno cubano ha negado enfáticamente cualquier implicación de la Isla en los hechos y han reiterado que los señalamientos al país caribeño por parte políticos y funcionarios estadounidenses carecen de bases científicas y están “políticamente motivados”. Además, ha cuestionado que los síntomas reportados sean consecuencia de agresión alguna e, incluso ―apoyado en la opinión de expertos propios y foráneos―, que lo documentado se trate de una única dolencia.De igual forma, las autoridades de la Isla han abogado por la colaboración internacional ―y, en particular, con Estados Unidos― en aras de resolver el enigma, y han lamentado la imposibilidad de acceder a las personas afectadas y a pruebas que los estadounidenses se han reservado para sus propias investigaciones.Aun con estas limitaciones, los especialistas cubanos han realizado sus propios estudios en el terreno y análisis a partir de las evidencias y datos conocidos y el intercambio con científicos de diversos países. Y, aunque sin tener tampoco una respuesta concluyente, han rebatido las teorías que apuntan a posibles ataques contra los diplomáticos en La Habana ―realizados, permitidos o desconocidos por la mayor de las Antillas― y han sido partidarios de considerar otras hipótesis referidas a factores psicológicos, histeria colectiva, condiciones clínicas prexistentes y neurotoxinas, entre otras.El más reciente capítulo de la respuesta cubana es el informe técnico de un comité de expertos de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) dado a conocer esta semana. El documento, elaborado por especialistas de diversas ramas científicas ―como la neurofisiología, la biofísica, la bioingeniería, la otorrinolaringología, la epidemiología, la toxicología, la psicología y la psiquiatría, entre otras―, está basado en las investigaciones realizadas en la Isla y el análisis de todo lo publicado y debatido sobre el tema hasta el momento y persigue desmontar la narrativa del “síndrome misterioso”.Aunque reconocen carecer de “información crítica” ―en alusión a datos y testimonios en poder de Estados Unidos a los que no han tenido acceso―, los expertos de la Isla aseguran ofrecer en su informe “interpretaciones plausibles que se ajustan a los hechos disponibles mejor que el relato del ‘síndrome del misterio’”, y concluyen que dicha narrativa no debe ser aceptada como una “verdad establecida” pues “no es científicamente aceptable en ninguno de sus componentes” y “solo ha sobrevivido debido a un uso sesgado de la ciencia”, en el que “se han suprimido los puntos de vista discrepantes y se han seleccionado las pruebas publicadas para reforzar la narrativa”.¿Existe un “Síndrome de La Habana”?Los especialistas de Cuba no niegan que funcionarios estadounidenses y sus familiares pudieran haberse sentido enfermos mientras estaban ubicados en La Habana, y se solidarizan con ellos, pero no apoyan que lo ocurrido sea consecuencia de ataques o síndromes desconocidos, teorías amplificadas por los medios y algunos políticos. Afirman que los propios informes científicos y oficiales de Estados Unidos descartan “la mayoría de las afirmaciones que aparentemente apoyan la narrativa” y llaman a “encontrar explicaciones más sencillas y menos esotéricas para acercarnos a la verdad”.“Dado que reconocemos que hay personas que se ha sentido enferma, creemos que es éticamente imperativo disipar las teorías conspirativas descabelladas y la atribución errónea de los síntomas a explicaciones que desafían las leyes de la física”, aseveran los expertos cubanos en las conclusiones de su informe, en las que dicen estar dispuestos a revisar sus planteamientos “si surgen nuevas pruebas” e invitan “a que se hagan los esfuerzos para refutar sus interpretaciones en un clima de colaboración científica abierta”.La refutación cubana en seis puntosDe acuerdo con los expertos de la Isla, la narrativa predominante en torno al llamado “Síndrome de La Habana” asume que los síntomas y eventos descritos han sido causados por “ataques con algún arma de energía no identificada”. Esta perspectiva, aseguran, se basa en seis afirmaciones “no verificadas” y concatenadas entre sí. Ellas son:1- Un síndrome novedoso con síntomas y signos centrales compartidos está presente en los empleados afectados.2- Es posible detectar en estos empleados daños cerebrales originados durante su estancia en La Habana.3- Existe una fuente de energía dirigida que podría afectar a los cerebros de las personas desde grandes distancias tras traspasar las barreras físicas de los hogares o las habitaciones de hotel.4- Es realizable y está identificada un arma capaz de generar dicho agente físico.5- Se descubrieron pruebas de que se produjo un ataque.6- Las pruebas disponibles descartan explicaciones médicas alternativas.Cada una de estas afirmaciones es refutada por los especialistas cubanos, a partir del análisis de los datos, estudios y publicaciones en su poder. Aunque desarrollados con más amplitud en el cuerpo del informe, los argumentos de los científicos son sintetizados en sus conclusiones, y como tal se los ofrecemos a continuación.Sigue el misterio del «Síndrome de La Habana»: el gobierno de EEUU lanza amplia investigaciónAcerca de la primera afirmación de la narrativa, el comité de expertos de la ACC concluyó que “es posible que algunos empleados estadounidenses mientras estaban destinados en La Habana se sintieran enfermos debido a una colección heterogénea de afecciones médicas, algunas preexistentes antes de ir a Cuba ―por ejemplo, traumatismos de oído debidos al servicio militar―, y otras adquiridas por causas comunes como enfermedades relacionadas con la edad, traumatismos craneales debidos a actividades deportivas y estrés, entre otras muchas posibilidades”.Así, en su criterio, “un conjunto heterogéneo de personas atribuyó erróneamente sus síntomas a una causa externa común”, una idea ―la de un conjunto no homogéneo de casos― que, dicen, también está implícita en informes publicados al respecto por los Centros de Control de Enfermedades (C.D.C. por sus siglas en inglés), los Institutos Nacionales de Salud (N.I.H.) y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM) de los Estados Unidos.Sobre el segundo punto, afirman que “solo una minoría de estos casos presenta disfunciones cerebrales notables, la mayoría debidas a condiciones pre-existentes a su estancia en La Habana ―causadas por enfermedades naturalmente adquiridas y prevalentes o por traumatismos craneales―, y otras debidas a los trastornos neurológicos funcionales antes mencionados”.Tal argumento lo apoyan en el hecho de que “la comunidad científica internacional y el informe de las NASEM descartan la mayor parte de las pruebas presentadas para afirmar la existencia de daños cerebrales generalizados en los empleados estadounidenses”, al tiempo que señalan que “otras enfermedades prevalentes en la población general pueden explicar la mayoría de los síntomas”.En cuanto al posible uso de una fuente de energía dirigida desde largas distancias, los especialistas cubanos aseveran que “ninguna forma de energía conocida puede causar selectivamente daños cerebrales ―con una precisión similar a un haz de láser― en las condiciones descritas para los supuestos incidentes de La Habana”. “Las leyes de la física que rigen el sonido, los ultrasonidos, los infrasonidos o las ondas de radiofrecuencia (incluidas las microondas), señalan, no lo permiten, como han reconocido los expertos estadounidenses e internacionales”.Al respecto apuntan que “estas formas de energía no podrían haber dañado los cerebros sin ser sentidas u oídas por otros, sin perturbar los dispositivos electrónicos en el caso de las microondas, o sin producir otras lesiones, como la rotura de los tímpanos o las quemaduras en la piel”.Acuerdan compensación financiera para víctimas del supuesto “Síndrome de La Habana”Muy relacionado con lo anterior, sobre la cuarta afirmación que refutan los expertos aseguran que “aunque existen armas que utilizan el sonido para dispersar a las multitudes, o microondas para desactivar los drones”, estas “son de gran tamaño y no hay posibilidad de que pasen desapercibidas, o dejen rastro, si se hubiesen desplegado en La Habana”. Además, añaden, “no pueden producir los efectos selectivos de personas descritos en los supuestos incidentes”.Sobre la posible existencia de pruebas de que las personas afectadas han sido víctimas de una agresión deliberada, el comité de la ACC confirma que “ni la Policía Cubana, ni el F.B.I., ni la Real Policía Montada de Canadá, han descubierto pruebas de ‘ataques’ a diplomáticos en La Habana a pesar de las intensas investigaciones. Mientras, sostiene que “no es posible descartar las explicaciones psicogénicas y tóxicas de muchos síntomas en algunos casos sin más investigación” y explica que “en concreto, todas las condiciones para la propagación psicógena del malestar estaban presentes en este episodio”.Sobre esta última impugnación, la del sexto punto de la narrativa del “síndrome misterioso”, los investigadores cubanos ejemplifican lo que puede haber sucedido a través de un escenario en el que inicialmente, y “por la razón que sea”, algunos individuos creyeron que estaban siendo “atacados” por “armas sónicas”. A partir de ese punto, señalan, se puede haber creado “un entorno que fomentó la amplificación de los síntomas y su atribución errónea a causas improbables, junto con una propagación psicógena de la preocupación y el desarrollo de trastornos neurológicos funcionales”.Dicho entorno, analizan, puede haberse sostenido gracias a factores como “una respuesta médica inicial inadecuada, el respaldo oficial inicial del gobierno estadounidense a una teoría de ‘ataque’ y la cobertura sensacionalista de los medios de comunicación, entre otras causas”.A partir de todo lo anterior, la ACC rechaza el que se acepte como un axioma que se hayan producido atentados en la capital cubana, causantes de las afecciones reportadas por los funcionarios norteamericanos, y, en consecuencia, afirma que “es hora de replantearse la narrativa” sobre estos hechos. Además, “reitera su disposición a colaborar con las NASEM y con cualquier otra contraparte estadounidense o internacional, con el objetivo de comprender mejor los incidentes de salud de los diplomáticos y sus familias en La Habana o en cualquier otro lugar”.Sin embargo, más allá de la validez de los planteamientos de los científicos cubanos y su voluntad colaborativa en aras de “aliviar el sufrimiento de las personas afectadas”, su informe técnico no aspira a ser el capítulo conclusivo de esta historia. Nuevas investigaciones, hipótesis y debates podrían asomar en el horizonte en los próximos meses en busca de descifrar el enigma de los misteriosos incidentes, los que, por demás, han trascendido ya las fronteras cubanas. La saga, por tanto, promete continuar.

Leer más »

Científicos cubanos refutan la existencia del llamado “Síndrome de La Habana”

Científicos cubanos refutaron la existencia del llamado “Síndrome de La Habana” y la narrativa que lo sustenta, según la cual los incidentes de salud sufridos por diplomáticos estadounidenses en la capital cubana, y más recientemente, en otras capitales del mundo, se deben a una única dolencia resultado de ataques en su contra. Un informe técnico elaborado por un grupo de expertos de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) concluyó que “las pruebas utilizadas para apoyar la narrativa del ‘síndrome misterioso’ no son científicamente aceptables en ninguno de sus componentes” y que dicha narrativa “ha sobrevivido gracias a un uso sesgado de la ciencia, en el que se han suprimido los puntos de vista discrepantes”.El doctor Mitchell Valdés-Sosa, director general del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO) y responsable del Comité de expertos, dijo que la evaluación presentada hoy constituye el primer documento en el que los investigadores cubanos examinan todos los ángulos del problema partiendo de toda la información publicada, de una estrecha consulta con científicos extranjeros y del informe policial del Ministerio del Interior cubano.De acuerdo con los investigadores, las evidencias apuntan a la posibilidad de que algunos empleados estadounidenses ubicados en La Habana se sintieron enfermos debido a una colección heterogénea de condiciones médicas, algunas preexistentes antes de ir a Cuba y otras adquiridas por causas sencillas o bien conocidas.Al menos dos funcionarios de la embajada de EEUU en Alemania han desarrollado síntomas del llamado Síndrome de La HabanaMuchas enfermedades que afectan la población general, dicen, pueden explicar la mayoría de los síntomas, por lo tanto, no existe un síndrome novedoso, y solo una minoría de personas han presentado una disfunción cerebral detectable, la mayoría por experiencias anteriores a su estancia en La Habana; otras por condiciones médicas bien conocidas, aseguraron.Añadieron que ninguna forma de energía conocida puede causar selectivamente daños cerebrales (con una precisión espacial similar a un haz de láser) en las condiciones descritas en aquellos hechos. Y aunque hay armas que utilizan sonido o microondas de gran tamaño, no hay posibilidad de que pasen inadvertidas.Ni la policía cubana, ni el FBI, ni la Real Policía Montada de Canadá han descubierto pruebas de ataques a diplomáticos en La Habana, a pesar de las intensas investigaciones, subrayaron.PublicidadDestacaron que las explicaciones psicogénicas y tóxicas para muchos síntomas en algunos casos fueron rechazadas para una investigación adecuada, a pesar de que todas las condiciones para la propagación psicógena del malestar estaban presentes, incluyendo una probable respuesta médica inicial inadecuada, el temprano respaldo del gobierno estadounidense a esa teoría y la cobertura sensacionalista de los medios.El doctor Valdés-Sosa, hablando en nombre del grupo de expertos, reafirmó la disposición de la ACC de revisar estas conclusiones si surgen nuevas pruebas e invitó a refutarlas en un clima de colaboración científica abierta.

Leer más »

Científicos cubanos niegan existencia del “síndrome de La Habana”

MIAMI, Estados Unidos. – Científicos cubanos negaron este lunes la hipótesis de Estados Unidos sobre los ataques a la salud de su personal diplomático en La Habana, hecho que generó el cierre parcial de la Embajada de ese país en La Habana en 2018.
En conferencia de prensa celebrada esta mañana en la capital cubana, especialistas de la Isla rechazaron la existencia del llamado “síndrome de La Habana”, asegurando que ninguna de las teorías esbozadas por representantes estadounidenses para explicar lo sucedido se sostiene en pruebas científicas.
“Los medios de prensa divulgan explicaciones no basadas en la ciencia, una acción que confunde a la opinión pública y daña a los mismos funcionarios, además de perjudicar las relaciones entre los dos países”, sostuvo el doctor en Ciencias Mitchel Valdés-Sosa, director general del Centro de Neurociencias de Cuba, en declaraciones recogidas por medios oficiales.
Durante la conferencia también se dio lectura a un informe técnico elaborado por un grupo de expertos de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC). En el mismo, se evalúan los incidentes de salud que afectaron tanto a diplomáticos estadounidenses y canadienses como a sus familias.
Valdés-Sosa también señaló que resulta incorrecto hablar de “síndrome de La Habana”, ya que había reportes de fenómenos similares en países como Austria, Alemania, Vietnam y el propio Estados Unidos.
El científico destacó, además, que el informe realizado por la ACC analiza a fondo todos los elementos en torno a los problemas de salud registrados por el personal diplomático de EE. UU. y Canadá.
“Consideramos que es muy oportuno dar a conocer este reporte científico, pues después de cinco años no hay una explicación aceptable sobre estos incidentes, añadió Valdés-Sosa.
Desde finales de 2016, cerca de 50 funcionarios radicados en Cuba informaron síntomas coincidentes con el “síndrome de La Habana”. Entre los afectados se encontraban diplomáticos estadounidenses y canadienses. En la mayoría de los casos, los funcionarios padecieron zumbidos agudos y presión en los oídos, así como pérdida de audición y equilibrio, fatiga y dolores de cabeza residuales. Algunas víctimas han sufrido daños cerebrales a largo plazo.
En Estados Unidos se estima que más de 130 funcionarios de ese país radicados en delegaciones en el extranjero habrían sido víctimas de los misteriosos ataques.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Vicepresidenta Kamala Harris retrasa su viaje a Vietnam por dos casos de «Síndrome de La Habana»

El llamado «Síndrome de La Habana», esa misteriosa enfermedad neurológica que parece afectar a agentes de la CIA y diplomáticos estadounidenses, parece haberse asomado a la capital vietnamita, Hanoi, a punto de obligar a retrasar la visita oficial de la vicepresidenta Kamala Harris al país.El lunes por la noche, el vuelo de Harris de Singapur a Hanoi fue demorado durante varias horas cuando la embajada de Estados Unidos en Vietnam reveló que dos diplomáticos fueron afectados por el llamado «Síndrome de La Habana».«A principios de esta noche, la delegación de la vicepresidenta retrasó en la salida de Singapur porque tuvo conocimiento de un informe de un posible incidente de salud anómalo reciente en Hanoi, Vietnam. Después de una evaluación cuidadosa, se tomó la decisión de continuar con el viaje de la vicepresidenta», dijo Rachael Chen, portavoz de la embajada de Estados Unidos en Hanoi.La portavoz de Harris, Symone Sanders, agregó que la vicepresidenta no ha padecido ningún síntoma.[embedded content]Harris acaba de finalizar una gira de tres días por Singapur, caracterizada por una crítica constante a los líderes de Beijing por «intimidación» y «coerción» de otras partes en el Mar de China Meridional, sobre el cual el país ha hecho reclamaciones territoriales. «Estas reclamaciones ilegales han sido rechazadas por la decisión del tribunal arbitral de la Haya en 2016. Las acciones de Beijing continúan socavando el orden mundial amenazando la soberanía de las naciones», dijo Harris el martes antes de salir rumbo a Vietnam.La comunidad de inteligencia de Estados Unidos todavía se está enfrentando a la extraña enfermedad, que ha afectado a unas 130 personas, tanto en Cuba como en Estados Unidos, Austria, Alemania, China y España entre otros.Según la cadena NBC, esta cifra podría llegar a doscientos. Algunos de los afectados han quedado debilitados y obligados a jubilarse anticipadamente.PublicidadSigue el misterio del «Síndrome de La Habana»: el gobierno de EEUU lanza amplia investigaciónEl llamado «Síndrome de La Habana» surgió en 2016, cuando varios diplomáticos estadounidenses y agentes del gobierno informaron haber escuchado sonidos de timbre altos y bajos, así como experimentado presión en la cabeza. Algunos dijeron haber escuchado un «ruido direccional penetrante» y experimentado vértigo, náuseas y dolores de cabeza. Más tarde, los médicos confirmaron a través de escáneres cerebrales que muchos de los afectados mostraban las características de las lesiones cerebrales traumáticas.Según CNN, las frustraciones están creciendo entre los funcionarios del Departamento de Estado, cuyo liderazgo siente que la enfermedad no ha sido abordada con la seriedad que se merece.Varios investigadores han especulado que el problema podría deberse a ataques energéticos dirigidos por adversarios estadounidenses como China o Rusia. Científicos de las academias nacionales de ciencias de ingeniería especularon el año pasado que  podría deberse a un arma de microondas, pero hasta ahora no han logrado llegar a un consenso.

Leer más »

Al menos dos funcionarios de la embajada de EEUU en Alemania han desarrollado síntomas del llamado Síndrome de La Habana

De acuerdo con el diario The Wall Stret Journal, al menos dos funcionarios estadounidenses en Alemania desarrollaron síntomas del llamado síndrome de La Habana.Los síntomas, que incluyen náuseas, fuertes dolores de cabeza, dolor de oído, fatiga, insomnio y lentitud, comenzaron a surgir en los últimos meses. Algunas víctimas eran oficiales de inteligencia o diplomáticos que trabajaban en asuntos relacionados con Rusia, dijeron diplomáticos y personas familiarizadas con una investigación sobre la enfermedad.Más de 130 empleados estadounidenses en todo el mundo han informado síntomas similares. Lo han detectado en Cuba, China, Rusia, Viena y ahora Berlín.Ha habido casos no confirmados en Polonia, Taiwán, Georgia e incluso en Washington D.C. Algunos funcionarios estadounidenses han dicho que podrían deberse a ataques que utilizan energía de radiofrecuencia como la radiación de microondas.Sigue el misterio del «Síndrome de La Habana»: el gobierno de EEUU lanza amplia investigaciónLa Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha contratado a un veterano de la búsqueda de Osama bin Laden para que encabece un grupo de trabajo destinado a encontrar la causa del problema, dijeron funcionarios actuales y anteriores familiarizados con el asunto a The Wall Street Journal.Un portavoz del Departamento de Estado le confirmó al periódico que el asunto era de máxima prioridad para el secretario de Estado Antony Blinken.Todos los empleados que informaron incidentes de salud recibieron atención y cuidados inmediatos y apropiados, dijo, y agregó que un esfuerzo importante entre agencias es investigar qué está causando los incidentes y cómo se puede proteger al personal.Publicidad«A pesar de esta extensa investigación, la comunidad interinstitucional no ha podido determinar la causa o si estas lesiones son el resultado de la participación de algún actor específico», dijo.

Leer más »

Inteligencia de EEUU aún no puede confirmar la causa del “síndrome de La Habana”

MIAMI, Estados Unidos.- Avril Haines, la jefa de Inteligencia de Estados Unidos, aseguró que el país aún no está seguro de la causa del llamado “síndrome de La Habana”, que ha dejado enfermos a decenas de diplomáticos en varios países, según informó este lunes la agencia de noticias AFP.
En un comunicado, Haines dijo que había convocado una reunión con altos funcionarios del gabinete y otros expertos el viernes pasado para discutir el problema, “que ha dado lugar a acusaciones no probadas de que rusos u otros utilizaron dispositivos sónicos u otros aparatos electrónicos de alta intensidad para dañar físicamente a diplomáticos estadounidenses en Cuba, China y otros países”, reza el texto.
Sin embargo, cinco años después del primer caso en La Habana, los expertos médicos, la comunidad de inteligencia y los funcionarios estadounidenses siguen sin estar seguros de la causa de los “incidentes de salud anómalos” (IAH) que han afectado a los diplomáticos estadounidenses y sus familias, indicó en su informe la directora de inteligencia nacional.
En la reunión se acordó unánimemente de “que es una prioridad máxima para identificar la causa de los IAH, brindar el más alto nivel de atención a los afectados y evitar que tales incidentes se repitan”, dijo la funcionaria.
El encuentro del Consejo de la Comunidad Conjunta de Inteligencia al que se refirió Haines incluyó a los secretarios de Defensa, Estado, Tesoro, Energía y Seguridad Interior y el Fiscal General de EEUU.
El llamado “síndrome de La Habana” surgió en 2016 cuando diplomáticos estadounidenses y sus familias en Cuba se quejaron de hemorragias nasales, migrañas y náuseas después de experimentar sonidos penetrantes por la noche.
Esto provocó que Estados Unidos retirara la mayoría de su personal allí y emitiera alertas de viaje a sus ciudadanos. Desde entonces los diplomáticos afectados han acusado al gobierno de no trabajar lo suficiente para identificar la causa o fuente de sus síntomas.
Por su parte, durante estos últimos años se han registrado quejas similares de funcionarios estadounidenses en China, Rusia e incluso dentro de Estados Unidos.
Al respecto la revista The New Yorker informó el pasado mes de julio que desde que el presidente demócrata Joe Biden asumió el cargo en enero de este año, alrededor de dos docenas de oficiales de inteligencia estadounidenses, diplomáticos y otros funcionarios del gobierno en Austria han informado problemas similares al “síndrome de La Habana”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

El “Síndrome de La Habana” ha afectado a 100 oficiales de la CIA y sus familiares

De los cerca de 200 funcionarios estadounidenses afectados por el llamado “Síndrome de La Habana”, unos 100 oficiales de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y sus familiares reportan haberse enfermado de la misteriosa dolencia, según reveló el director de la agencia, William Burns.La presunta enfermedad tiene, al menos por el momento, un origen desconocido y engloba síntomas de índole nerviosa, pérdida auditiva, mareos, migrañas y afectaciones cerebrales. Comenzó por detectarse en diversos puntos de La Habana, como la misión diplomática de Estados Unidos, residencias de funcionarios y al menos dos hoteles de la ciudad, en el año 2016, lo cual derivó en 2017 en la retirada de la mayor parte de los diplomáticos y el cierre parcial de la embajada.Después, aparentemente, se extendió a China, Estados Unidos, Francia y recientemente a Austria. En Cuba, el síndrome también afectó a diplomáticos de Canadá, país que también ha investigado sobre estos acontecimientos, aunque sin tomar las drásticas medidas de Washington.Burns, nombrado por el presidente Joe Biden como el primer diplomático de carrera en ocupar el cargo de jefe de la CIA, dijo en una entrevista concedida a National Public Radio (NPR, por sus siglas en inglés) que ha reforzado las investigaciones para determinar la causa del síndrome y qué, o quién, es responsable.La prensa estadounidense ha especulado que pudiera tratarse de un operación rusa asentada en una tecnología que comenzó a ser desarrollada por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.Desde los primeros reportes se han manejado, además, diversas hipótesis hasta ahora no comprobadas que hablan de ataques sónicos, armas de microondas, neurotoxinas y hasta de histeria colectiva.¿Existe un “Síndrome de La Habana”?Burns confirmó que, entre otros pasos, nombró a un oficial de alto rango que una vez dirigió la búsqueda de Osama bin Laden para encabezar un grupo de trabajo que investiga el síndrome, y dijo que en los últimos meses triplicó el tamaño del equipo médico involucrado en los estudios al respecto.PublicidadLa agencia también ha reducido de ocho a dos semanas el tiempo en que las personas afiliadas a la CIA deben esperar para ser admitidas en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, dijo.“Creo que es una profunda obligación de cualquier líder cuidar de su gente y eso es lo que estoy decidido a hacer”, afirmó Burns a NPR en su primera entrevista desde que se convirtió en director de la CIA en marzo.El “Síndrome de La Habana” ha sido nombrado así, mayormente por los medios de prensa, porque fue revelado públicamente por primera vez en la capital cubana en 2016. Pero ya en 2015 se detectaron los primeros síntomas, según reportes estadounidenses.Burns señaló que un panel de la Academia Nacional de Ciencias Estados Unidos, en diciembre concluyó que una teoría plausible es que los rayos de “energía dirigida”, como microondas serian el origen del síndrome. Cuba ha negado reiteradamente tener algo que ver con el asunto y tampoco considera los síntomas reportados como consecuencia de un ataque. Una comisión del FBI se desplazó a La Habana para investigar los hechos junto a expertos locales sin llegar a resultados concluyentes.Existe una “muy fuerte posibilidad” de que el síndrome sea causado intencionalmente, y que Rusia podría ser responsable, dijo Burns, y agregó que, por el momento no divulgará las conclusiones definitivas, a la espera de una investigación más amplia.

Leer más »

Administración Biden investiga casos del llamado “síndrome de La Habana” en Viena  

La administración Biden está investigando una serie de misteriosos incidentes de salud, conocidos como “síndrome de La Habana”, ocurridos entre funcionarios estadounidenses en Viena, “la ciudad más habitable del mundo”.El Departamento de Estado anunció haber documentado nuevos casos del llamado síndrome de La Habana que serán investigados por varias agencias estadounidenses.Acuerdan compensación financiera para víctimas del supuesto “Síndrome de La Habana”El llamado “síndrome de La Habana“ apareció por primera vez en la Embajada de Estados Unidos en Cuba en 2016. La causa del problema aún se desconoce. “En coordinación con nuestros socios en todo el gobierno de Estados Unidos, estamos investigando enérgicamente los informes de posibles incidentes de salud inexplicables en la comunidad de la embajada de Estados Unidos en Viena”, dijo el Departamento de Estado. “Todos los empleados que informaron sobre una posible afectación recibieron atención y cuidados inmediatos y apropiados”, agregó el comunicado.La revista The New Yorker informó por primera vez sobre los casos de Viena, que comenzaron después de asumir Biden el cargo. Algunos creen que la misteriosa enfermedad es un ataque de adversarios estadounidenses que utilizan armas de ondas de radio.Según informes, ha habido más de 130 casos de síndrome de La Habana, y dos ocurrieron en Washington, D.C., cerca de la Casa Blanca.PublicidadAbout two dozen U.S. government officials in Vienna have reported Havana Syndrome-like symptoms. What is happening in the Austrian capital? https://t.co/yt7mpArA7c— The New Yorker (@NewYorker) July 16, 2021“En términos más generales, estos incidentes de salud han sido una prioridad para el secretario Blinken, quien estableció metas claras para el Grupo de Trabajo de Respuesta a Incidentes de Salud para fortalecer la comunicación del Departamento con nuestra fuerza laboral, brindar atención a todos los empleados y familiares afectados y proteger mejor contra estos eventos en el futuro mientras trabajamos en estrecha colaboración con otras agencias para encontrar la causa de estos incidentes de salud inexplicables”, dijo el Departamento de Estado.Hace poco el Senado aprobó un proyecto de ley para compensar a  los funcionarios afectados por ese problema.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.