HAVANA CLIMA

roberto rodriguez suarez

Recordando al Yanqui

Hace unos días tuve un arranque de curiosidad por saber algo de un gran amigo: Roberto Rodríguez Suárez. De los que siempre se quiere, y con el que compartí buena parte de mi vida juvenil, esos espacios en que las relaciones te marcan para siempre, dando o tomando prestado, probablemente porque son los momentos en que aún aprendemos lo fundamental de la existencia: convivir.
No demoré mucho en dar con la terrible noticia de su muerte, unas semanas antes, aquejado por un COVID que se empeñó en terminar de destruir su sistema renal achacoso. La nota no venía de una fuente cubana, mucho menos de la prensa, pues la prensa cubana nunca se tomaría el trabajo de reportar el deceso de un tipo como Roberto.
Lo hicieron los científicos mexicanos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, con quienes tuvo la oportunidad de compartir algunas jornadas de trabajo en sus años finales. Pero curiosamente lo anuncian —con esa ingenuidad militante de una parte de la izquierda mexicana— como un «espléndido hijo de la revolución cubana» cuyo mérito más relevante fue haber participado en el equipo que encontró los restos de Ernesto Guevara y sus compañeros muertos en Bolivia.
Imagino a Roberto —a quien todos decíamos El Yanqui por su cara ancha siempre colorada por el sol, ojos claros y pelo rubio— riendo a carcajadas, tanto de la omisión como de la mención. Porque Roberto era un tipo muy irreverente, directo y profundamente desinteresado en la política. No es que fuera insensible, pero nada en él anunciaba a un partisano ni a un opositor del sistema.
Su vida, y en eso fue formidable, eran las ciencias que cultivó y la familia que cuidó con esmero, en un matrimonio de cuarenta y nueve años con Esther Lobaina —su alter ego contestatario— que solo la muerte interrumpió. Y eran sus amigos, entre los que me cuento con orgullo.
Su gran mérito científico no reside en haber participado en la búsqueda de los restos del Che Guevara, por mucho que ello entusiasme a los mexicanos solidarios, o en que alguna que otra vez Granma lo haya mencionado, sino en haber desarrollado metodologías de análisis aplicadas en nuestra arqueología.
A Roberto Rodríguez Súarez le decíamos El Yanqui por su cara ancha siempre colorada por el sol, ojos claros y pelo rubio.
Siempre recuerdo su pasión temprana por el desarrollo de un método que permitiría la datación mediante la variación del colágeno en los huesos, y sus aportes a los estudios tafonómicos, justo lo que los mexicanos le agradecen en su nota. Y hacerlo a pura pasión, con muy pocos recursos y aún menos estímulos.
En términos locacionales, sus estudios son cruciales para el conocimiento de la arqueología de la costa norte Habana/Matanzas, donde enfocó su mayor atención en el sitio arqueológico más importante del occidente cubano, casi en la desembocadura del río Canímar. No es posible hacer una historia de la arqueología en Cuba sin citar a Roberto Rodríguez, justo lo que muchos de los contertulios del grupo estudiantil hubiéramos querido y solo él consiguió.
Lo vi por última vez hace veinte años, durante el último y único viaje a Cuba tras mi salida. Nos encontramos en una cafetería del Vedado y hablamos largo y tendido de muchas cosas, incluyendo sus intenciones de extender contactos científicos con otros lugares de América Latina y, eventualmente, concluir su doctorado. Las dificultades en la comunicación con la Isla por un lado, las múltiples ocupaciones por otro, limitaron nuestros contactos a breves cambios de mensajes, siempre amistosos y deseándonos vernos pronto.
Alguien me dijo que había estado deambulando por los muy sofisticados centros de investigación de la UNAM, por lo que me ilusioné con la idea de encontrarlo en alguno de mis viajes a México. Pero llegó esto, inevitable, y nunca más podré disfrutar la carcajada sonora de mi amigo El Yanqui, tan sincera como su vida. Pero eso no quiere decir que vaya a prescindir de él durante el tiempo que me quede sobre el planeta.
Me explico. En aquellos lejanos tiempos en que ambos no llegábamos a los veinte de edad, una noche, en la costa de Boca de Jaruco, me dio una lección tan ética como práctica, que siempre he recordado. Éramos entonces miembros de un grupo estudiantil de espeleología, cuyo jefe, un apasionado de los usos militares —cosa de los tiempos— decidió una noche, durante una expedición, expulsarlo del grupo por indisciplina. El Yanqui no dijo nada y cuando el grupo echó a andar buscando los espléndidos farallones de Punta Jijira para armar campamento, sencillamente caminó junto a él.
Cuando «el jefe» le recordó que estaba expulsado, Roberto se limitó a responder que solo caminaba junto a un grupo de personas que eran sus amigos. Y se quedó. Con tanta fuerza que muchos años después, conversando con el entonces «jefe» en un bar de Miami, me confesó que esa noche se había sentido muy frustrado pues no supo qué hacer ante la irreverencia de El Yanqui. Roberto nos demostró, a esa edad en que todo se aprende, que es posible resistir las decisiones arbitrarias simplemente no acatándolas. Y luego, que siempre es posible estar si consigues ser parte.
Tras su muerte, él está, porque ha sido siempre parte. Por ello no solo invoco al científico indispensable, sino también seguiré dialogando con el amigo —directo, transparente, sencillo—, como en aquellos tiempos a orillas del Canímar, cuando nos dedicábamos despreocupadamente a imaginar un futuro que creíamos lineal y lleno de colores. 

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.