HAVANA CLIMA

resistencia popular

Cuba vive y crece en la resistencia

Detalle del cartel de Echo Alford. Foto: Ilustrativa

Hay hazañas que –por extraordinarias y simbólicas– debieran esculpirse en bronce y en versos. En bronce, para perpetuarlas tangibles en la memoria histórica de los pueblos. En versos, para otorgarles la justa grandeza que entrañan.
Cuba, que suele andar de epopeya en epopeya, ha tenido un desborde estremecedor de esas proezas en 2021.
En un año duro, muy duro, en el que los enemigos de siempre nos quisieron arrebatar hasta la dignidad, con el anhelo de ponernos de rodillas frente a los designios del Norte, esta Isla irredenta otra vez creció frente a las más cruentas limitaciones económicas y materiales, y ante todo intento manipulador de ponerle fin a nuestra obra socialista.
Justo en el periodo en que la pandemia mostró su lado más agresivo, dentro y fuera del archipiélago –robándoles la sonrisa a muchas familias, con pérdidas irreparables–, la ciencia cubana nos devolvió la esperanza en valiosas dosis de amor, entrega y compromiso, que forman parte del resultado de tres soberanas vacunas y dos candidatos vacunales con sello nacional.
Durante este calendario retador, de profundas e impostergables transformaciones, en la Mayor de la Antillas tampoco se dejó de soñar, de pensar y de proyectar un país mejor. En esa apuesta nadie ha quedado desamparado. Mientras se abren luces y caminos para el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, la producción de alimentos y el desarrollo de diversos actores económicos, se fomenta, con igual empeño y rigor, la atención a barrios, comunidades y personas en condiciones de vulnerabilidad.
«Solo un país organizado, con una dirección unida en torno a un propósito común: la salvaguarda de la nación, puede proponerse las metas más altas en las horas más difíciles», expresó, al respecto, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.
Eso se llama heroicidad, de una Revolución libre de odio y de falsas etiquetas en nombre de la democracia; heroicidad sublime de quienes, por amor a su Patria, a sus raíces y a su identidad, han hecho posible hasta lo imposible.
Con esa efervescencia y bajo la guía eterna de Fidel y la sabiduría de Raúl, despedimos un año que nos dejó la certeza de que Cuba vive y crece en la resistencia de su pueblo. Así será, también, 2022.

Leer más »

Rostros del fascismo

El historiador francés Christian Ingrao se propuso desmentir la leyenda de que los ejecutores del Holocausto fueron gente primitiva, fanática, sin estudios, muy limitada intelectualmente. Investigó 80 casos de oficiales nazis que intervinieron de manera directa en la matanza e hizo el libro Creer y destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS. Demostró así que numerosos niños alemanes que sufrieron como víctimas la Primera Guerra Mundial estudiaron luego, en los años 20, carreras universitarias, Leyes, Historia, Economía, Geografía, Sociología, y fueron reclutados masivamente para integrar las fuerzas más crueles del III Reich. Entre ellos hubo quienes se graduaron con honores en dos carreras; pero, eso sí, ninguno dudó a la hora de asesinar inocentes con sus propias manos.

Aunque cultos y dotados de una gran preparación intelectual, habían sido convencidos de que debían exterminar a los judíos porque significaban un peligro potencial para el pueblo alemán –de este modo se justificó ante sus jueces, en 1947, el coronel Walter Blume, doctor en Leyes, que había estudiado en Jena, Bonn y Münster.

Ingrao nos muestra un rostro peculiar del fascismo y prueba que la inteligencia y la cultura pueden acompañar a la barbarie si carecen de una base ética. No olvidemos que un poeta excepcional como el estadounidense Ezra Pound, antisemita feroz, se convirtió en vocero de Mussolini.

Un rostro digno de estudio muestra hoy el neofascismo europeo. Muchos analistas consideran que la estructura ideológica de estas corrientes radicales de ultraderecha resulta muy similar a aquella que sostuvieron sus antecesores en Italia, Alemania y la España franquista. Los imprescindibles chivos expiatorios ya no son judíos, sino inmigrantes de «razas inferiores», en particular los musulmanes. Al igual que Hitler, Mussolini y Franco, siguen siendo rabiosos anticomunistas. Detestan visceralmente todo mestizaje étnico y cultural, y sueñan con una Europa «pura», blanca y cristiana. También odian (odian mucho, con intensidad, con rabia) a feministas, homosexuales y activistas por los derechos de las llamadas minorías, emplean un lenguaje agresivo, enfático, bravucón, y acuden con facilidad a los peores insultos.   

Según una escritora española, el neofascismo tiende a arrastrarnos de igual forma hacia «el territorio donde es más fuerte: la mentira»:

«La mentira es creada, alimentada con mimo, cultivada como se cultiva un virus letal en un laboratorio. Hay think tanks de expertos creadores generando noticias falsas a nivel industrial. Así ocurrió en las campañas de Bolsonaro y de Trump, con Steve Bannon actuando como maestro de ceremonias, el mismo que asesoró a Salvini y a Orbán, el mismo que en nuestro país aleccionó a Vox».

El rostro de los neonazis de EE. UU. está también marcado por el rencor y el torrente de falsedades que ruedan a través de las redes sociales. Además, por la utilización sistemática del miedo. Son, lógicamente, «tipos duros», musculosos, racistas, homófobos, misóginos, amantes de las armas y de la violencia, que desprecian el arte auténtico y la inteligencia, consumen ávidamente la cultura chatarra yanqui y rinden culto a Trump y a todo lo que representa. Enloquecen ante la sola mención de la palabra «socialismo», aunque no entiendan su significado.

A Umberto Eco, por cierto, le preocupaba el ascenso del neofascismo y nos advirtió que debíamos estar atentos a su lenguaje terrible, «incluso cuando adopte la forma inocente de un popular reality-show».

El fascismo miamense muestra un rostro curioso. Es capaz de aliarse con políticos de la más rancia estirpe franquista para participar, por ejemplo, en una manifestación contra Cuba. Busca publicidad a toda costa para ser legitimado. Odia como el que más, emplea instrumentos como la mentira, el insulto y la intimidación, y añade la clásica «chusmería» como ingrediente populista.

El rapero y youtuber argentino Daniel Devita ilustró con videos impactantes su análisis de la fórmula usada por esa grotesca maquinaria fascista para chantajear a varios músicos cubanos y sumarlos vergonzosamente a la campaña contra la Revolución. Se trata de una fábula muy didáctica, triste, repulsiva, en la que se combinan provocaciones, insultos, groserías y verdaderos linchamientos a través de medios y redes sociales y amenazas públicas, que van desde el cierre inmediato de contratos comerciales hasta la posible revocación de tarjetas de residencia permanente en EE. UU.

¿Cómo hablar de libertad de expresión, de pensamiento, de creación, después de ver algo así? ¿O de dignidad? ¿O de arte? ¿Cómo hablar realmente de «patria» o de «vida»?

Leer más »

Crónica de resistencia a una embestida «pacífica» del odio

A pesar de la amenaza, Susana sostiene, firme y en alto, el cuadro de Fidel. Está furiosa y no quiere abandonar la primera línea de defensa, allí en la sede del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba, en Holguín.
Minutos antes han tratado de arrebatarle la imagen y ha repelido, con energía, a quienes al inicio se presentaron con llamados a la calma, igual que los que llegan ahora.
Los hombres de este último grupo de provocadores supuestamente han aceptado no transgredir el límite indicado, pero hacen una seña a las mujeres que les acompañaban y aquellas embisten. Todo está calculado, pero fracasan en el primer asedio al edificio.
La situación cambia bruscamente. Un tumulto agresivo que apareció desde la parte del reparto Piedra Blanca logra agruparse frente a la entrada principal. Para Susana y sus compañeros ya no tiene sentido permanecer en la calle defendida minutos atrás. La decisión es apoyar a los tres agentes del orden que refuerzan, junto al custodio habitual, una de las entradas de vehículos al edificio. Evitar que ingresen por este lado se convierte en misión.
Dos motociclistas se acercan a la barrera e intentan confundir mediante la apropiación de nuestros símbolos y mentiras programadas. El más adelantado es el más activo. «Si ese estuviera vivo –señala a la foto de Fidel, que Susana levanta–  no estuviera pasando esta situación. No apoyen a Díaz-Canel (lo ofende brutalmente), y pónganse de nuestro lado. Ya en Matanzas la Policía se sumó a los que estamos en la calle. No empleen la fuerza, esto es una manifestación pacífica».
De repente hay una especie de alarido en el área frontal del edificio, donde se ha concentrado la mayoría de los que llegaron desafiantes. Le sigue una brutal andanada de piedras contra los trabajadores y funcionarios que protegen el inmueble. Los atacantes llevan las piedras en mochilas, bolsos y bolsillos. Los que ya no tienen, buscan fragmentos de losas que otros parten, coordinadamente, en la senda que lleva a la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, y reemprenden la agresión.
Los provocadores buscan sangre. Desde su posición, el grupo de Susana ve a los compañeros, bajo ataque, replegarse hacia el vestíbulo del edificio. Las piedras impactan en paredes y cristales. Igualmente, dañan el parabrisas de un vehículo perteneciente a los pocos agentes del orden público que también han soportado con firmeza la embestida.
Envalentonados, unos cuantos alborotadores se alistan para avanzar hacia la edificación. Una mujer joven, en short, los arenga a no tener piedad. Es histeria pura. «Esto hay que acabarlo ya», vocifera. Otros la apoyan. Y muchos, mediante sus celulares, graban lo que sucede. Dejan constancia de su «heroicidad».  
De repente, la turba agresora emprende una de­sorganizada retirada. Alguien, entre sus filas, ha anunciado con pánico la llegada de un contingente de fuerzas del orden. Ahora los atacantes corren y solo piensan en no ser alcanzados, pero un grupo es capturado. Al refuerzo recién arribado se han incorporado los defensores de la sede del Partido, incluidos varios con heridas y otras lesiones causadas en el transcurso del brutal apedreamiento bajo el que estuvieron minutos atrás.
Una rubia que pedía linchamiento es una de las interceptadas. Les exige a los agentes del orden que la deben respetar porque es mujer. Es la estrategia de disuasión del que se reconoce perdido. La rebate una mulata enardecida que salió tras los que corren con desespero. «No la toquen, yo la conduzco», les dice a los agentes del orden. La cabecilla, completamente desmoralizada, baja la cabeza y no hace resistencia alguna.
Los ánimos siguen caldeados ¿Quién lo puede evitar? Dos policías inmovilizan a uno de los capturados. Aparecen defensores del hombre apresado. Son parte de los que se congregaron frente a la sede del Partido y aseveran que no fueron agresivos. Pero en este momento su intervención parece sospechosa. Alguien de los que ha estado en la línea de defensa del edificio los interpela: «¿Por qué no evitaron el apedreamiento?». Critican escandalosamente la actuación de las fuerzas del orden, y ya no hay dudas de que buscan llamar la atención. Son sutiles y detallistas. No se apartan del guion que elaboraron previamente.
Sobreviene una tensa calma mientras transcurre el balance de la contienda. De los que estaban en la entrada principal, se dice que Amado fue evacuado con una enorme herida en la cabeza; Neris tiene un tobillo inflamado y de una de las piernas de Teresa brota sangre. De los que aguantaron el primer ataque, en la rotonda, en el ala izquierda, se afirma que a Eddy le fracturaron un brazo, y que Salazar y Aldo, furiosos porque una pandilla de atacantes los derribó y pateó en el suelo, no quieren ponerse en manos de los médicos para permanecer en el puesto de combate.
 «Tenemos más lesionados», dice Polanco, pero muchos están atentos a los revoltosos capturados, quienes son llevados hasta un vehículo que los conducirá a una institución del orden para levantarles cargos y ponerlos a disposición de la justicia. Caminan dócilmente, sin pizca alguna de agresividad. Parece que empiezan a entender que estaban nublados por los llamados al odio hechos en las redes sociales desde Estados Unidos y otros asentamientos de enemigos de la Revolución.
Creyeron que en horas serían apoyados por tropas yanquis y hombres armados llegados en flotillas provenientes de Miami, pero en este instante saben que se dejaron llevar por delirios.
Llaman a reunirse en la escalinata frontal de la sede del Partido, donde fue más brutal el ataque. Los defensores y un grupo de compañeros recién llegados entonan las notas del Himno Nacional. Allí, en un extremo está Susana. Una sola vez se le vio sin la foto de Fidel, y fue cuando la puso a resguardo, para salir con sus compañeros tras los asaltantes en estampida. Ahora vuelve a levantarla todo lo alto que puede.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.