HAVANA CLIMA

presidio político

El presidio político en Cuba: represión e intransigencia

MIAMI, Estados Unidos. – La prisión política del totalitarismo cubano es un leviatán insaciable que se nutre con una represión continua a la resistencia. El régimen no cesa de encarcelar, pero los ciudadanos, conscientes de sus prerrogativas, nunca dejan de reclamar sus derechos. Es una espiral peligrosa en la que la policía política cuenta con todos los recursos imaginables y los opositores solo con sus convicciones y el coraje de luchar hasta alcanzar la libertad.
La represión es constante, sin importar la persona que esté al frente del totalitarismo. Las ansias de control, permanencia y abuso se mantienen inalterables, con la particularidad de que el ciudadano de a pie está cansado de soportar un régimen de oprobio que solo acumula miseria en todas sus gestiones.
Sin embargo, la eficiencia represiva no es suficiente para sostener una dictadura. Estar sentado sobre las bayonetas es sumamente peligroso y si el castrismo ha sobrevivido seis décadas es porque tuvo la habilidad de tejer un complicado entramado, hoy consumido, en el que se mezclaron diferentes propuestas fundamentadas en una epopeya más ficticia que real.
Las bayonetas del castrismo han encarcelado más de medio millón de mujeres y hombres durante 62 largos años. Fusilados a miles, cubanos y extranjeros, y determinado el exilio, desarraigo, de millones de personas, que nunca hubieran abandonado su país sino fuera por el destierro interno que sufrieron.
La represión es una de las pocas constantes del régimen. En todas estas décadas, como testimonian numerosas informaciones, el presidio político ha estado presente en la historia de la nación e, incomprensiblemente, en vez de disminuir, aumenta, como lo evidencia un reciente informe de la entidad Prisoners Defenders, radicada en España.
Según esta organización, después de las masivas protestas del 11 de Julio, en solo 20 días la cifra de reclusos por causa política ascendió a 272. Entre ellas se encontraban las hermanas María Cristina y Angélica Garrido, quienes participaron en las protestas populares en Quivicán, Mayabeque. Ambas, fueron brutalmente golpeadas por los sicarios uniformados y posteriormente trasladadas a la cárcel de mujeres del Guatao, en la capital.
Según Prisoners Defenders, después de las protestas fueron arrestadas entre 2 000 y 8 000 personas en toda Cuba y señala que el Premio Andrei Sajarov, Guillermo Fariñas, “calculaba, desde dentro y mientras estaba detenido, una saturación de cientos de detenidos en un solo Centro de Detención” en Santa Clara.
Algo a destacar es que el número de activistas a favor de la democracia en la Isla crece sin cesar, además de que son representativos de diferentes generaciones. Una de las características esenciales en la tolda opositora es la diversidad de sus propuestas económicas, políticas y sociales. La oposición en lo único en que se asemeja al régimen es en su radicalismo a favor de un cambio de todo lo existente.
En este momento, el artista visual Hamlet Lavastida, recluido en Villa Marista, sede principal de la Seguridad del Estado, ha solicitado tratamiento psicológico, por no encontrarse bien ante la situación que enfrenta. Lavastida es uno de los seis prisioneros de conciencia cubanos declarado por Amnistía Internacional, junto a Thais Franco, Esteban Rodríguez, Luis Manuel Otero Alcántara, José Daniel Ferrer y Maykel Castillo Pérez, también conocido como Maykel “Osorbo”.
José Daniel Ferrer, propuesto para el premio Sajarov del Parlamento Europeo, es un luchador por la libertad de larga data, prisionero político de la redada de la Primavera Negra en el 2003 y fundador de una organización particularmente activa en la defensa de la libertad y la democracia, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Ferrer está prácticamente secuestrado y lleva 40 días preso e incomunicado.
Otro ciudadano que ha dedicado una buena parte de su vida a luchar por la libertad de los cubanos es Félix Navarro, otro prisionero de la Primavera Negra y líder del partido, Pedro Luis Boitel. Navarro, al igual que Ferrer, rechazó salir de Cuba cuando se iniciaron las excarcelaciones y deportaciones de hace varios años. Su lucha no ha cesado. Tras su arresto después de los sucesos del 11 y 12 de julio contrajo el virus del COVID-19, lo que empeora aún más su situación y preocupa profundamente a sus familiares y allegados.
En conclusión: la dictadura no cesa de encarcelar y los intransigentes no cejan en su empeño de derrocarla.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Periodista independiente Henry Constantín y el presidio político cubano que se repite

MIAMI, Estados Unidos.- He producido y presentado tal vez los únicos programas sobre cine cubano en democracia de que se tengan noticias: La Mirada Indiscreta, en el Canal 41, AmericaTeVé; así como Pantalla de Azogue, Mirada a Cuba y Pantalla Indiscreta, en la programación de TV Martí.
También organicé y mostré una Serie de Cine Cubano bajo los auspicios del Miami Dade College.
Tal afortunada circunstancia me ha mantenido muy al tanto de lo que se realiza en la isla desde el punto de vista independiente y, principalmente, de los documentales que en el exilio han dado cuenta de los crímenes del castrismo.
Estos programas, que honran mucho mi labor de promotor de la cultura cubana, cumplieron una función muy importante cuando al parecer eran oportunos. Luego fueron cancelados por falta de presupuesto o por nuevos enfoques mediáticos locales con respecto a lo acontecido en la isla y su comunidad de exiliados. Se cerró una ventana que, en mi opinión, debió mantenerse abierta.
Los espacios que produje sobre la ordalía del presidio político cubano, sus protagonistas y los cineastas que se ocuparon del tema, apenas sin recursos y en no pocas ocasiones, integraron las primeras imágenes y argumentos que las nuevas generaciones de cubanos en la isla recibieron en sus pantallas -gracias a las nuevas tecnologías- sobre esos capítulos obliterados de la historia de Cuba
El castrismo logró secuestrar y esfumar la épica de quienes arriesgaron sus vidas para recuperar la libertad malograda, desde temprano, por el comunismo.
La tergiversación histórica, especialidad del régimen, no se hizo esperar y unos fueron calificados de “mercenarios” mientras otros recibían el epíteto de “bandidos”, por solo mencionar dos modos del descrédito echados a correr, personalmente, por el dictador Fidel Castro.
En los documentales sobre el primer presidio político cubano, los agraviados hablan de torturas, asesinatos, abusos, amenazas, chantaje y toda una cadena de ultrajes que debieron soportar, a veces, durante condenas más largas que la sufrida por Nelson Mandela.
Profunda impresión me causó el testimonio de una presa traumatizada por el sonido espeluznante de las cucarachas cercanas a su rostro cuando recobró la conciencia en el piso de una celda insalubre, luego de ser magullada.
Cuando hice el elogio de la verosimilitud del drama narrado por Lilo Vilaplana en su largometraje Plantados, hubo amigos que me llamaron la atención por comentar y celebrar el estereotipo y la hipérbole que según ellos presenta la película cuando describe las ergástulas castristas y los héroes que las sufrieron.
La cruel y marrullera represión que ha tratado de aplastar la rebelión nacional del pasado 11 de julio, sin embargo, ha expuesto, finalmente, la verdad sobre la violencia castrista de siempre, con imágenes que espantan y superan cualquier especulación cinematográfica.
Los presos “plantados” fueron vilipendiados y maltrechos cuando nadie escuchaba. Causa pavor que luego de sesenta años las nuevas generaciones de opositores, jóvenes y hasta adolescentes padezcan similares circunstancias con la total impunidad de las fuerzas represivas, sin ninguna otra defensa que aquella proporcionada por la voluntad de medios y organizaciones del exilio.
Hay detenidos y desaparecidos, a la usanza de cualquier vulgar dictadura. Habrá juicios sumarios, mucha coacción para lograr el silencio y, tal vez, hasta volveremos a ser testigos de personas que se rinden y comienzan a denostar, falsamente, a sus colegas.
Como bien me recuerda un amigo, cumplirán algunos años en presidio y luego les será sugerido el exilio obligatorio a la democracia de turno que los quiera acoger, y de tal modo serán anulados, como les ocurrió a numerosos prisioneros de la llamada Primavera Negra del año 2003.
La madre del periodista independiente camagüeyano, Henry Constantín ha denunciado que su hijo y otros integrantes del medio informativo La Hora de Cuba fueron detenidos, sus implementos de comunicación incautados, y luego conducidos a la “tercera de Camagüey”, centro de interrogatorios rigurosos de la Seguridad del Estado.
En enero del año 2014, Henry y otros jóvenes cubanos fueron invitados durante seis meses, por el Miami Dade College, al programa Somos un solo pueblo. Allí lo conocí y conversamos sobre la esperanza de una Cuba libre.
Foto cortesía del autor
Nunca sentí rencor de su parte cuando me contaba de los maltratos consuetudinarios a los cuales fue sometido por la policía política desde 2006, cuando decidió ser periodista independiente. Siempre mantuvo la ecuanimidad de quienes son asistidos por la razón.
En julio de ese mismo año se despidió de nuestra ciudad con una columna publicada en El Nuevo Herald, de donde escojo algunos fragmentos:
“En el Wolfson Campus del Miami Dade College nos enseñaron Negocios, Sicología, Sociología, Computación e Inglés. A esa escuela ya la guardé en el corazón porque es la primera en 12 años que me respeta como ser humano y me entrega un diploma en vez de expulsarme por mi actitud civil. Aunque pertenezca a Estados Unidos y se rija por sus leyes, tiene tantos cubanos y nos abrió con tan buena voluntad sus puertas que yo la siento de Cuba.
“En Miami confirmé que los cubanos no somos una raza improductiva y condenada al subdesarrollo, sino gente capaz de prosperar en paz y libertad.
“Quizás el calor me dé alergia, la mala alimentación me adelgace más y la represión me encarcele. No importa. Ahora que me he sentido persona quiero ir allá a seguir sembrando entre los míos la esperanza de que podemos hacer un país para personas”.
Tristemente premonitorias las palabras de Henry, quien ahora sufre los mismos desmanes de sus heroicos predecesores, así como la separación injusta de sus hijos.
“Temo por su vida, por su integridad, y por las condenas que pueda recibir”, ha dejado saber, desesperada, María Ferreiro, madre de Henry Constantín.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Periodista independiente Henry Constantín y el presidio político cubano que se repite

MIAMI, Estados Unidos.- He producido y presentado tal vez los únicos programas sobre cine cubano en democracia de que se tengan noticias: La Mirada Indiscreta, en el Canal 41, AmericaTeVé; así como Pantalla de Azogue, Mirada a Cuba y Pantalla Indiscreta, en la programación de TV Martí.
También organicé y mostré una Serie de Cine Cubano bajo los auspicios del Miami Dade College.
Tal afortunada circunstancia me ha mantenido muy al tanto de lo que se realiza en la isla desde el punto de vista independiente y, principalmente, de los documentales que en el exilio han dado cuenta de los crímenes del castrismo.
Estos programas, que honran mucho mi labor de promotor de la cultura cubana, cumplieron una función muy importante cuando al parecer eran oportunos. Luego fueron cancelados por falta de presupuesto o por nuevos enfoques mediáticos locales con respecto a lo acontecido en la isla y su comunidad de exiliados. Se cerró una ventana que, en mi opinión, debió mantenerse abierta.
Los espacios que produje sobre la ordalía del presidio político cubano, sus protagonistas y los cineastas que se ocuparon del tema, apenas sin recursos y en no pocas ocasiones, integraron las primeras imágenes y argumentos que las nuevas generaciones de cubanos en la isla recibieron en sus pantallas -gracias a las nuevas tecnologías- sobre esos capítulos obliterados de la historia de Cuba
El castrismo logró secuestrar y esfumar la épica de quienes arriesgaron sus vidas para recuperar la libertad malograda, desde temprano, por el comunismo.
La tergiversación histórica, especialidad del régimen, no se hizo esperar y unos fueron calificados de “mercenarios” mientras otros recibían el epíteto de “bandidos”, por solo mencionar dos modos del descrédito echados a correr, personalmente, por el dictador Fidel Castro.
En los documentales sobre el primer presidio político cubano, los agraviados hablan de torturas, asesinatos, abusos, amenazas, chantaje y toda una cadena de ultrajes que debieron soportar, a veces, durante condenas más largas que la sufrida por Nelson Mandela.
Profunda impresión me causó el testimonio de una presa traumatizada por el sonido espeluznante de las cucarachas cercanas a su rostro cuando recobró la conciencia en el piso de una celda insalubre, luego de ser magullada.
Cuando hice el elogio de la verosimilitud del drama narrado por Lilo Vilaplana en su largometraje Plantados, hubo amigos que me llamaron la atención por comentar y celebrar el estereotipo y la hipérbole que según ellos presenta la película cuando describe las ergástulas castristas y los héroes que las sufrieron.
La cruel y marrullera represión que ha tratado de aplastar la rebelión nacional del pasado 11 de julio, sin embargo, ha expuesto, finalmente, la verdad sobre la violencia castrista de siempre, con imágenes que espantan y superan cualquier especulación cinematográfica.
Los presos “plantados” fueron vilipendiados y maltrechos cuando nadie escuchaba. Causa pavor que luego de sesenta años las nuevas generaciones de opositores, jóvenes y hasta adolescentes padezcan similares circunstancias con la total impunidad de las fuerzas represivas, sin ninguna otra defensa que aquella proporcionada por la voluntad de medios y organizaciones del exilio.
Hay detenidos y desaparecidos, a la usanza de cualquier vulgar dictadura. Habrá juicios sumarios, mucha coacción para lograr el silencio y, tal vez, hasta volveremos a ser testigos de personas que se rinden y comienzan a denostar, falsamente, a sus colegas.
Como bien me recuerda un amigo, cumplirán algunos años en presidio y luego les será sugerido el exilio obligatorio a la democracia de turno que los quiera acoger, y de tal modo serán anulados, como les ocurrió a numerosos prisioneros de la llamada Primavera Negra del año 2003.
La madre del periodista independiente camagüeyano, Henry Constantín ha denunciado que su hijo y otros integrantes del medio informativo La Hora de Cuba fueron detenidos, sus implementos de comunicación incautados, y luego conducidos a la “tercera de Camagüey”, centro de interrogatorios rigurosos de la Seguridad del Estado.
En enero del año 2014, Henry y otros jóvenes cubanos fueron invitados durante seis meses, por el Miami Dade College, al programa Somos un solo pueblo. Allí lo conocí y conversamos sobre la esperanza de una Cuba libre.
Foto cortesía del autor
Nunca sentí rencor de su parte cuando me contaba de los maltratos consuetudinarios a los cuales fue sometido por la policía política desde 2006, cuando decidió ser periodista independiente. Siempre mantuvo la ecuanimidad de quienes son asistidos por la razón.
En julio de ese mismo año se despidió de nuestra ciudad con una columna publicada en El Nuevo Herald, de donde escojo algunos fragmentos:
“En el Wolfson Campus del Miami Dade College nos enseñaron Negocios, Sicología, Sociología, Computación e Inglés. A esa escuela ya la guardé en el corazón porque es la primera en 12 años que me respeta como ser humano y me entrega un diploma en vez de expulsarme por mi actitud civil. Aunque pertenezca a Estados Unidos y se rija por sus leyes, tiene tantos cubanos y nos abrió con tan buena voluntad sus puertas que yo la siento de Cuba.
“En Miami confirmé que los cubanos no somos una raza improductiva y condenada al subdesarrollo, sino gente capaz de prosperar en paz y libertad.
“Quizás el calor me dé alergia, la mala alimentación me adelgace más y la represión me encarcele. No importa. Ahora que me he sentido persona quiero ir allá a seguir sembrando entre los míos la esperanza de que podemos hacer un país para personas”.
Tristemente premonitorias las palabras de Henry, quien ahora sufre los mismos desmanes de sus heroicos predecesores, así como la separación injusta de sus hijos.
“Temo por su vida, por su integridad, y por las condenas que pueda recibir”, ha dejado saber, desesperada, María Ferreiro, madre de Henry Constantín.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.