HAVANA CLIMA

Polítca

Asambleas de balance municipales del Partido Comunista de Cuba se reanudarán este 6 de enero

En noviembre último, en el capitalino municipio del Cotorro, se inició en el país el proceso de balance del PCC. Foto: Ariel Ley / ACNEl Partido Comunista de Cuba (PCC) informó este martes que las Asambleas de Balance de la organización, a nivel municipal, se reanudarán este jueves 6 de enero.
A través de la red social Twitter, el PCC indicó que en su sitio web se continuarán ofreciendo detalles sobre este importante proceso.

#Cuba Las Asambleas de #BalancePCC a nivel municipal se reanudan este jueves 6 de enero. En https://t.co/golPLBHJqt continuaremos ofreciendo detalles de este importante proceso. Puede consultar y descargar el Cronograma aquí:👉https://t.co/edKiTBelDR #UnidadYContinuidad
— Partido Comunista de Cuba (@PartidoPCC) January 4, 2022

Según el cronograma publicado, el 6 de enero tendrán lugar las asambleas en los municipios de Bahía Honda (en la provincia Artemisa) y Cacocum (Holguín); el 7 en Santa Cruz del Norte (Mayabeque), Sagua la Grande (Villa Clara), Antilla (Holguín), Santiago de Cuba, y Guantánamo; y el 8 en Güira de Melena (Artemisa), Minas (Camagüey), Holguín, Bayamo (Granma) y Segundo Frente (Santiago de Cuba).
Asimismo, el día 9 de enero se realizarán las reuniones en los municipios de Las Tunas, Placetas (Villa Clara), Mayarí (Holguín), y Palma Soriano (Santiago de Cuba); el 14 en Quivicán (Mayabeque) y Camagüey, el 15 en Bejucal (Mayabeque), Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, y Morón (Ciego de Ávila); el 22 en Santa Clara (Villa Clara) y Cienfuegos, el 27 en Güines (Mayabeque), el 28 en Artemisa y el 29 en San José de las Lajas (Mayabeque).
En noviembre último, en el capitalino municipio del Cotorro, se inició en el país el proceso de balance del PCC, que persigue como objetivos esenciales dar continuidad a la implementación y cumplimiento de las Ideas, Conceptos y Directrices, derivadas del 8vo. Congreso, y elegir a los organismos intermedios de dirección del Partido.
(Con información de ACN)

Leer más »

Un entramado de fundaciones y empresas con sede en Washington mantiene viva la llama golpista de los años de Reagan

Petrolero Exxon en un desierto. Foto: PublicoNo mires arriba ha sido una de las revelaciones cinematográficas que han puesto el broche final a este 2021 y no es difícil explicar por qué. Bajo un manto distópico nos golpea en la cara con una realidad presente día tras día: el meteorito es el calentamiento global, la pandemia, la crisis financiera de 2009, el agotamiento de las materias primas… Nuestra presidenta Orlean son los Trump, Bolsonaro, Ayuso… Nuestro BASH son Cambridge Analytica, Palantir, Google, Facebook, CLS Strategies… Nuestra riqueza del meteorito son las criptomonedas, el petróleo, el gas, los minerales… Nuestro Daily RIP son los Fox News, las Ana Rosa Quintana y Susana Grisso…
Es curioso ver que negacionistas, simpatizantes de Vox, y políticos de derechas como Girauta hayan aplaudido la película sin darse cuenta de que los estaban retratando. Quizá para terminar de entender No Mires Arriba sea necesario ver la anterior obra de su director Adam Mckay, VICE, donde hace una radiografía histórica siguiendo la evolución de Dick Cheney como pieza clave del entramado de poder creado alrededor de la Casa Blanca.
Los avances en derechos de minorías y la lucha contra el calentamiento global provocaron que grandes fortunas como los Koch y los Coors, junto a grandes empresas petroleras y tabacaleras, crearan una red de fundaciones para poner presidentes que frenasen estos avances y aplicasen otras iniciativas, como reducir los impuestos a los ricos y las restricciones a grandes empresas.Todo este esfuerzo económico tuvo sus frutos consiguiendo que Ronald Reagan fuese elegido presidente e institucionalizara organizaciones y leyes que siguieran consolidando esta estrategia.
Durante su gobierno se crearon la Fundación para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) y la organización Atlas Network. También se derogó la doctrina de imparcialidad, que dio pie a la creación de medios que propagan fake news y mensajes de odio hacia la izquierda como Fox News, dirigida por Roger Ailes, principal asesor de comunicación de Reagan, Bush padre e hijo, y Trump, precisamente los presidentes que tuvieron miembros de Heritage Foundation en su gobierno.
El emporio de fundaciones, organismos públicos y empresas están concentradas en “los tres kilómetros del poder” en torno a la Casa Blanca, donde se toman las decisiones que mueven el mundo, las guerras y los golpes de Estado. Es en estas millas donde se diseñan las campañas, donde se escoge a los candidatos y donde se decide lo que se aprueba en congresos y parlamentos, no solo de los Estados Unidos, sino en gran parte de países del mundo.
Dicho así no dista mucho de una teoría de la conspiración, así que vayamos a los hechos.
Los tres kilómetros del poder
No hablamos de “nuevo orden mundial” ni de un “gobierno en la sombra dirigido por reptilianos”; es todo mucho más mundano, más sencillo y a la vista de todos; sólo hay que mirar arriba.
En la capital del país más poderoso del mundo se concentra un gran número de organismos públicos en apenas tres kilómetros: encontramos el Capitolio de los Estados Unidos, el Pentágono, la CIA y la NED, así como la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) o el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).
Pero en esas mismos tres kilómetros también encontramos, regados entre alta institución pública y alta institución pública, a los principales y mayores conglomerados de lobbies: Atlantic Council, Atlas Network, Cato Institute, Heritage Foundation, Center for International Private Enterprise… Y también las principales empresas que salen beneficiadas de esta maquinaria engrasada y de proximidad como Carlyle Group –de la cual eran accionistas la familia Bin Laden y George H. Bush–, Halliburton –una de las empresas más beneficiadas de la guerra de Irak, dirigida por Dick Cheney, vicepresidente en el Gobierno de George W. Bush–, Exxon o Chevron.
Esto sería una anécdota si no fuera porque fundadores, consejeros, asesores o financiadores de estos conglomerados lobistas fluyen desde los cargos de poder del lobby a los cargos de poder del Estado; y desde los cargos de poder del Estado a los cargos de poder del lobby o las empresas que los financian.
De la CIA a la NED
Joseph Coors es uno de estos magnates empresariales que soñaba con mover los hilos del poder, y con ese sueño fundó junto a Paul Weyrich y Edwin Feulner la Heritage Foundation. Desde este lobby impulsó y promovió la figura de Ronald Reagan, convirtiéndose en la fundación que nutría ideológicamente a Reagan, saliendo directamente desde sus despachos muchas de las iniciativas legislativas del expresidente. Asimismo, desde sus cuentas los dólares que le ayudaron a llegar hasta la Casa Blanca. De hecho, Coors llegó a ser asesor de Reagan.
La alianza era tan fuerte que desde la cuenta del propio Coors salió una transferencia de 65 000 dólares a una cuenta de un banco suizo. Este pago, realizado por indicación del entonces director de la CIA William J. Casey y del ayudante de la Casa Blanca Oliver North, estaba destinado a comprar un pequeño avión carguero para las contras nicaragüenses. Según testificó el propio Coors ante el Congreso, Oliver North le llegó a enseñar una fotografía de lo que había comprado con sus 65 000 dólares.
Estos acontecimientos siempre despertaron recelos entre la opinión pública; era necesario cambiar de métodos, por lo que el gobierno de Reagan decidió crear la NED para “promover la democracia liberal en el mundo”. Ambas pasarían a hacer lo que hasta entonces hacía la CIA tal y como explicaba Allen Weinstein –cofundador de la NED–, “gran parte de lo que hacemos hoy fue hecho de forma encubierta por la CIA hace 25 años”. Incluso decía que “no deberíamos tener que hacer esto de manera encubierta” y enmendaba con una constatación de hechos: “Sería terrible que grupos democráticos de todo el mundo fueran vistos como subvencionados por la CIA”.
¿Y cómo promueven la “democracia liberal”? Entre otras cosas la NED se dedica a financiar organizaciones y medios de comunicación para desestabilizar gobiernos que no son del interés de los Estados Unidos. De esta manera, financian a raperos que hagan canciones contra el gobierno de Cuba, asociaciones ecologistas como Ríos en Pie –cuya principal acción sería atacar a Evo Morales– o incluso “candidatos alternativos de izquierda” como a Yaku Pérez en Ecuador para que el candidato correísta no consiga la mayoría.
También financian medios como la agencia FIDES en Bolivia o el portal Mil Hojas de Villavicencio en Ecuador, promotor de la denuncia a Rafael Correa que fue llevada a Fiscalía por Luis Verdesoto, exmiembro del Consejo Nacional Electoral, gracias a pertenecer a varias organizaciones financiadas por la NED –como la Plataforma en defensa de la democracia y DDHH que él mismo presidía–. Además, Verdesoto colaboró con Fundamedios, IRI, NDI…
También financian asociaciones de periodistas o medios como Fundamedios o la Fundación para la Prensa de Bolivia, que a su vez son los creadores de los factcheckers oficiales de Facebook como Ecuador Chequea y Bolivia Verifica y, que más allá de no ser neutrales, participaron activamente en el golpe de Bolivia y en la acción contra el correísmo en Ecuador.
Entre sus socios para “promover la democracia liberal” se encuentra nada más ni nada menos que la Fundación para el Progreso (FPP), editora de Un legado de libertad: Milton Friedman en Chile, escrita por el propio Friedman, dos ministros de Pinochet y el presidente de dicha fundación, Axel Kaiser, dónde se hace un enaltecimiento de la política económica del dictador Augusto Pinochet.
El dinero que compra las guerras
Cuando todo falla siempre queda la declaración de guerra. El casus belli puede construirse: “Hay armas de destrucción masiva en Irak”, “la guerra de Afganistán es una guerra contra el terrorismo”, aunque los terroristas fueran saudíes. En definitiva, si tienes una maquinaria de inteligencia y mediática para lanzar los mensajes adecuados que lobotomicen a la ciudadanía puedes crear una realidad paralela.
Ya vimos la pasada semana cómo varios de los principales financiadores del Atlantic Council –think tank vinculado a la OTAN– y de Atlas Network, eran precisamente grandes compañías petroleras como Exxon y Chevron. No es por lo tanto raro que quien fuera la asesora de Seguridad Nacional durante la invasión de Irak, Condoleeza Rice, trabajara para Chevron e incluso que un petrolero de la compañía llevara su nombre. Tampoco resulta entonces extraño que fuera precisamente Rice la cara pública de la campaña “Irak tiene armas de destrucción masiva” durante la construcción del casus belli.
Porque el control político que ejercen estos think tanks nunca ha sido por ideología, siempre ha sido dinero. El gas y el petróleo de Oriente Medio, el litio de Bolivia, las ricas minas chilenas… Cuanto más laxas son las regulaciones y más cerca estás de quien otorga las concesiones, a mayor velocidad fluyen los dólares a sus cuentas. Pero también lo hace la destrucción del planeta, la desigualdad y la pobreza.
Uno de los ejemplos que mejor muestra que todo es por el dinero lo encontramos en la fundación Americans for Tax Reform (Americanos por la reforma fiscal), creada en 1985 y autora de uno de los eslogans más salvajes de las últimas décadas que Fox News replicó hasta la saciedad para eliminar los impuestos a los ricos: el impuesto a la muerte.
La impunidad de las campañas de desinformación
Seguramente la creación de Fox News gracias a los cambios legislativos de Reagan fue necesaria para posibilitar la guerra de Irak con la gran mentira de “las armas de destrucción masiva”. Aznar fue premiado por la empresa de Murdoch por participar en este genocidio, y nadie nunca los juzgó por supuestos crímenes de guerra.
Otra prueba más de esto, es que Mark Feierstein, exfuncionario de la OEA y la USAID, fue sorprendido con las manos en la masa creando cientos de miles de cuentas falsas en redes desde CLS Strategies para apoyar el golpe en Bolivia y atacar a los gobiernos de México y Venezuela. Tras este escándalo fue elegido por el mandatario Joe Biden para ser el principal asesor de la USAID, todo ello sin tener que coger un taxi para moverse en todas estas organizaciones, entre las que podríamos incluir al CSIS, donde se planificaron acciones tales como la intervención militar a Venezuela.
El salto de las estrategias de desinformación mediática y digital desarrolladas en Estados Unidos se han trasladado al resto del mundo; el método Bannon y Ailes se replica en teles y redes de manera casi idéntica para crear una realidad paralela y generar distracciones de lo verdaderamente importante. No mires arriba, No mires quién nos roba, quién nos mintió con la guerra de Irak y con los atentados de Atocha, las puertas giratorias, los recortes que matan, los responsables de la crisis del 2008… No les hagas caso: mira arriba y descubre la realidad.
(Tomado de Público)
Vea además:
“Don’t Look Up”: Motivos para mirar

Leer más »

“Don’t Look Up”: Motivos para mirar

En papel es la producción perfecta: una sátira sobre la sociedad manejando importantes temas, desde la política central estadounidense, hasta la banalidad de las redes sociales.Kate Diabiaski (Jennifer Lawrence) y el Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) descubren que un cometa gigante destruirá la tierra al impactarla dentro de poco más de seis meses.
Tras superar la sorpresa del hallazgo, deciden revelarlo a la Casa Blanca, en donde una presidenta megalomaníaca (Meryl Streep) ignorará olímpicamente la gravedad del asunto. Entonces, si a la responsable de la primera potencia no le interesa que el mundo se acabará, ¿qué otros caminos tienen un par de científicos de poco renombre para hacerse escuchar?
Así podríamos resumir la idea inicial de “No mires arriba” (”Don’t Look Up”), la apuesta con la que Netflix espera cautivar la atención de sus millones de usuarios alrededor del mundo en la última semana del año 2021. En dicho propósito no han escatimado esfuerzos.
El primero, es el millonario cásting convocado. A los tres actores ya mencionados líneas arriba, esta cinta de Adam McKay incluye, entre otros, a Cate Blanchett (como una presentadora de TV), Jonah Hill (como el hijo y asesor presidencial, Jason Orlean), Mark Rylance (como un millonario emprendedor tecnológico), Timothée Chalamet e incluso a Ariana Grande en una particular aparición musical.
Tras el portazo presidencial, la dupla conformada por Kate y Randall busca otras alternativas para alertar a la población mundial sobre su oscuro panorama. La primera y previsible opción son los medios de comunicación. Los astrónomos (ella en un look a lo ‘Chica del Dragón tatuado’ y él con una apariencia de matemático venido a menos) serán invitados a un muy sintonizado programa matutino.
A partir de aquí, las referencias a la ‘realidad’ saltan en la pantalla muy rápidamente. Para los conductores (uno interpretado por Tyler Perry y otro por la ya mencionada Blanchett) todos los invitados importan lo mismo. En ese sentido, pese a que estos ‘profetas del fin de los tiempos’ quieren imponerle seriedad a la entrevista, resultan envueltos en un diálogo de sordos. Y es Kate –por su juventud e ímpetu—quien rápidamente pierde los papeles en TV.
Hay un detalle que recorre toda la cinta: su actualidad. Conforme Kate pierde los papeles al ver que a nadie le importa el ‘fin de todo’, las redes sociales hacen su aparición para convertirla velozmente en tendencia. Así pues, ni siquiera el hecho de estar a punto de convertirse en doctora la libra de ser solo “la mujer que dice que todos vamos a morir”. Algo casi parecido ocurre con Randall, un matemático que toma seis pastillas al día para controlar desde su hipertensión hasta su peso, pasando por una ‘ayudita’ sexual cuando esta es necesaria. Pues él termina siendo ‘el astrónomo más sexy del mundo’. Todo esto resulta campo fértil para el surgimiento de hashtags e irreverentes memes. Otra derrota para la seriedad del asunto en ciernes.
El plano político tampoco puede soslayarse al ver “No mires arriba”. Meryl Streep se muestra soberbia al encarnar a lo que muchos podrían considerar un Donald Trump femenino. Si primero lució totalmente desinteresada por la alerta de ‘fin del mundo’, su personaje rápidamente se transforma cuando la opinión pública empieza a preocuparse por el inminente impacto del cometa. Pero volviendo a su rol, Streep confirma (como si eso fuera necesario) su talento al mostrarnos a un político bueno para meter la pata y malo para tomar decisiones estratégicas. Aunque muchas de las decisiones de su personaje, vale decir, quedan en manos de su hijo y asesor Jason Orlean. Aquí vale decir que el papel de Jonah Hill – un joven estratega político que presume de su dinero y poder para menospreciar incluso a los más brillantes científicos—empieza bien, pero poco a poco termina reduciéndose a un elemento más en una familia presidencial fuera de sí.
En una sociedad capitalista como la actual, tanto o más importante que los bancos y las mineras son las empresas tecnológicas. Así pues, a “No mires arriba” no le podía faltar el clásico emprendedor tech. Aquí entra a tallar el papel del ganador del Oscar Mark Rylance, interpretando a Peter Isherwell, fundador y CEO de la compañía Bash. Detrás suyo usted es libre de imaginar a Tim Cook, Jeff Bezos, Elon Musk o inclusive al fallecido Steve Jobs. Lo importante será siempre que nuestro personaje tenga un pie en la conferencia donde anuncia su nuevo e innovador gadget y otro en la oficina de la presidenta de los Estados Unidos. Y es particularmente en este último lugar donde este influirá en decisiones claves no solo para su país sino para el mundo.
Volviendo a la trama, mientras Kate y Randall van tomando caminos ligeramente distintos en su afán por salvarnos de un cometa ‘mata planetas’, “No mires arriba” también nos mostrará desmoronamientos personales. A ella la deja el novio, y él sucumbe ante una exuberante presentadora de televisión que tiene una vida llena de lujos, pero vacía. Por detalles como esos, esta cinta no es solo una comedia tecnológica y/o de ciencia ficción, sino también un crudo recuento de la vida misma: decepciones, engaños y amores que terminan.
Adam McKay ha construido una película que cumple su propósito. Su versión del fin del mundo no es solo ‘científica’ (hay cálculos, telescopios y cohetes), sino también moral (políticos que engañan y gente dispuesta a morir por esas mentiras). Estamos entonces frente a una notable sátira de una sociedad híper-conectada, pero a la vez vacía. Una fantástica oportunidad para — entre hashtags, memes y absurdos challenges – vernos reflejados sin tener la presión extra de saber el tiempo exacto en el que realmente vendrá ‘un cometa’ y acabará con todo esto.
(Tomado de El Comercio)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.