HAVANA CLIMA

Partido Revolucionario de Cuba

Los últimos días del Delegado (+ Video)

Fueron duros los últimos días del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, José Martí. Se había echado un pueblo a sus espaldas. Ya le han llamado Apóstol y sabe que se acerca la hora del martirio final. Pero antes, tiene que dar pecho a golpes descomunales para su cuerpo físico y su agitada mente.
La expedición armada, preparada con tanta discreción y desvelo, es abortada, por la malquerencia de López de Queralta y fuerzas hostiles a la Revolución. Se levanta de toda lágrima o lamentos y plantea la disposición de convocar al alzamiento, aunque tengan que desembarcar en Cuba en una tabla o un leviatán.
Ya en República Dominicana, Máximo Gómez le hace saber que el Delegado no iría a la manigua, porque es más  útil en Estados Unidos; por su cabeza pasa la imagen de una vieja discusión con Collazo, quien le había dicho que no tendría valor para estar en la manigua. Nadie duda ya de su valor, pero un juicio terrible caería sobre él si no participa directamente en la contienda.
Una noticia falsa publicada en los primeros días de marzo, anuncia que «Gómez y Martí ya están en Cuba»; tal hecho sirve de argumento para convencer a Gómez y a otros: El Delegado tiene que ir a Cuba.
El 25 de marzo de 1895, en la carta de despedida a su madre, deja la más dramática de todas sus preguntas: ¿Por qué nací de usted con una vida que ama el sacrificio? Anda revuelto el corazón del Delegado.
Es azarosa la travesía final;  Bastián, el capitán de la goleta Brother, se niega a seguir viaje; solo el negro cocinero, David, el de las Islas Turcas, mantiene la disposición de acompañarlos, y quedan abandonados en la Gran Inagua. El cónsul haitiano, Barbes, les extiende la mano, cuando aparece el carguero alemán Nostrand, al mando de su capitán masón, Julius Lowe.
El carguero, después de evadir la persecución inglesa, logra acercarse a las costas cubanas; luego al bote, y a remar. Llueve y la luna roja cae sobre la noche incierta.  
Es el 11 de abril de 1895, y el Delegado escribiría la frase que inunda su felicidad. «Salto. Dicha grande». Sube montes y no se cansa. Lleva gran carga sobre los hombros, pero el cuerpo espiritual vuela por encima de toda maldad o peligro. El 15 de abril, Gómez, junto a otros oficiales, le otorga el grado de Mayor General. Tres días después escribe una página terriblemente hermosa que resume un desvelo: «la noche bella no me deja dormir». Es que cerca de la hamaca duerme el último sueño de sus versos sencillos: «Verso, o nos condenan juntos / o nos salvamos los dos».
Entonces es la hora del encuentro de La Mejorana. Más allá de todas las lecturas e interpretaciones, Martí sale angustiado de aquella reunión; en las páginas del diario del 9 y 14 de mayo se nota ese raro malestar. Aunque no deja de entrar en la historia y el monte, la naturaleza se desplaza ligeramente de la fiesta que siente en los días de abril.  Llueve mucho en mayo. El 17 escribe la última página en su diario, dice que Valentín le trae «un jarro hervido en dulce con hojas de higo». El 18 escribe la carta memorable a  Manuel Mercado. Una pequeña  nota dirige a Gómez el propio 19 de mayo, a las  nueve de la mañana. La escena lista para arder entre un dagame y un fustete.
Al llegar a ese punto sentimos necesidad de detener el día, suspender la historia para avisarle de la muerte, pero, el Delegado que no llegaría a ser Presidente, sabe, hace muchos años, que carga una cruz. Tres disparos lo dejan al fin volar por encima de su tiempo para instalarse en ese cuarto de luz, donde no se muere el fuego de amar la libertad.

[embedded content]

Leer más »

Un partido para la unidad

Fiel a su propia convicción de que «honrar, honra», con su culto sacramental por las fechas históricas, José Martí escogió el 10 de abril para fundar, oficialmente, el Partido Revolucionario Cubano (PRC).
Hacía algo más de tres meses que las agrupaciones de emigrados habían iniciado el estudio de las bases y estatutos secretos de la futura organización, y recién acababan de designar al propio Martí como Delegado y a quienes ocuparían los cargos de Tesorero y Secretario.
En un gesto de reverencia hacia los próceres que abrieron el camino de la Revolución, y a aquel otro 10 de abril (1869) en que en medio del fragor de la lucha, los patriotas cubanos aprobaron en Guáimaro la primera Constitución mambisa, esa sería la fecha elegida por el Apóstol para asentar en la Historia, la creación del PRC, hace 130 años.
Era el resultado de más de una década de labor, paciente e incesante, en aras de lograr la unidad, ese factor que nunca se consolidaría en las contiendas anteriores y que terminaría pasando factura y conduciendo a la firma de una paz sin independencia.
En el empeño de aglutinar a los veteranos de la Guerra de los Diez Años junto a lo que él mismo llamaría «los pinos nuevos», Martí desarrolló una intensa actividad política que lo llevaría a pronunciar discursos ante las distintas agrupaciones patrióticas dispersas en la emigración, a contactar a los principales jefes mambises y sostener con ellos una fecunda comunicación.  
Poco a poco iría creciendo su influencia entre quienes mantenían el sueño de una Cuba libre.
El doctor en Ciencias Yoel Cordoví Núñez, ha señalado que «el PRC fue el punto culminante de un proceso de búsqueda de formas organizativas viables, capaces de superar los obstáculos que condicionaron los fracasos de la Guerra de los Diez Años, la Guerra Chiquita y todos los proyectos revolucionarios concebidos en el exterior durante el periodo que sobrevino a la firma del Pacto del Zanjón en 1878».
En aras de no repetir los errores del pasado, Martí analiza minuciosamente las causas por las que la gesta liderada por Carlos Manuel de Céspedes no alcanzó sus objetivos.
Además, tiene en cuenta los nuevos escenarios, en que han ganado terreno las corrientes reformistas y las que propugnan la anexión a Estados Unidos.
En su discurso a propósito del aniversario 50 de la fundación del primer partido marxista-leninista de nuestro país, el 22 de agosto de 1975, el Comandante en Jefe Fidel Castro señaló que «Martí hubo de luchar muy duramente, defendiendo las ideas de la independencia frente al poder colonial español y frente a los autonomistas, que consideraban a nuestro país incapaz de adquirir la independencia».
Aunque el camino de las armas era imprescindible, sabía que los fantasmas del caudillismo, el regionalismo y los celos políticos, podían generar reservas entre quienes apoyaban la independencia.
En este sentido, el historiador Yoel Cordoví advierte que el Héroe Nacional cubano «insistió desde temprano en la necesidad de que la revolución no fuera presentada como interés de un grupo determinado, ni resultado de los afanes gloriosos de una agrupación militar o civil, de una clase o de una raza. La unidad de las emigraciones y de los revolucionarios cubanos de dentro y fuera de la Isla era «un complicadísimo problema político».
En efecto, las bases del PRC dejan bien claro desde su primer artículo, el propósito de lograr la independencia de Cuba (y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico) «con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad».
Para ser aún más explícito, el Apóstol advierte que «el PRC no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que considere la Isla como su presa y dominio», y añade que «la guerra se ha de hacer para el decoro y el bien de todos los cubanos, y entregar a todo el país la patria libre».
No hay otro camino que las armas para lograr la independencia, pero la guerra debía ser apenas un medio para «asegurar en la paz y el trabajo la felicidad de los habitantes de la Isla».
Organización indispensable para aunar voluntades y dar coherencia y unidad a los esfuerzos independentistas, el PRC sería el ámbito para buscar el consenso y superar las contradicciones entre militares y civiles, cubanos radicados en la Isla y en el exilio, patriotas veteranos y «pinos nuevos», habitantes de las provincias occidentales y orientales, cubanos y españoles, negros y blancos…
Sobre el trabajo arduo y paciente de más de diez años para construir la organización, el propio Martí afirmaría en el periódico Patria, el 25 de junio de 1892, que «los partidos que vienen a ser el molde visible del alma de un pueblo, y su brazo y su voz; (…) no se han de organizar con la prisa indigna y artificiosa del interés personal, sino, como se organiza el Partido Revolucionario Cubano, con el desahogo y espontaneidad de la opinión libre (…) a veces, esperar es morir. A veces, esperar es vencer. Y esto ha sucedido en el Partido Revolucionario Cubano».
Los especialistas aseguran que su creación constituye la máxima expresión del genio político del Apóstol y que su importancia en la historia de Cuba va mucho más allá de la preparación de la guerra necesaria.
En su plataforma programática, el Partido Comunista de Cuba (PCC) reconoce al PRC como su genuino precursor y afirma que el arsenal de ideas avanzadas expuestas por Martí, no solo habría de servir de bandera a los revolucionarios de su época, sino también a los de las generaciones posteriores.
Muchos años después, refiriéndose al líder histórico de la Revolución Cubana, el historiador Eusebio Leal diría que entre la gran obra intelectual, política y moral de Fidel, «lo más importante fue haber creado y defendido el concepto de unidad nacional (…), y haber dado continuidad moderna al concepto martiano de un partido para dirigir la Revolución, quien se anticipó, inclusive, al propio Lenin cuando creó el PRC».
Si el proceso revolucionario es uno solo, desde el alzamiento del 10 de Octubre hasta hoy, el PCC, vanguardia política de la Cuba actual, también comparte sus esencias con aquel primer partido fundado por nuestro Héroe Nacional.
La unidad sigue siendo su principal divisa, la participación y la democracia, dos rasgos indispensables, y el imperio estadounidense un peligro latente.
No son pocas las analogías que podrían enumerarse entre ambos, a 130 años de distancia: la consulta permanente con las bases, la vocación de servicio, el ejemplo, el sacrificio.
Sin embargo, a diferencia de aquel que perdería el rumbo, tras la caída en combate de Martí, y terminaría por disolverse a sí mismo, el Partido de Fidel ha sabido mantenerse fiel a su legado, y al anhelo de una Patria libre que por fin se hizo realidad.
En la clausura del 8vo. Congreso del PCC, en abril de 2021, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recién electo como nuevo Primer Secretario de la organización, afirmaría que «la Generación del Centenario del Apóstol, guiada por Fidel y Raúl (…) puede afirmar que la Revolución no termina con ella, porque logró formar nuevas generaciones igualmente comprometidas con los ideales de justicia social que tanta sangre ha costado, de los mejores hijos de la nación cubana».

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.