HAVANA CLIMA

literatura latinoamericana

Cuba abre Feria Internacional del Libro con México como invitado de honor

La trigésima edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana fue inaugurada este miércoles tras una pausa de dos años por la pandemia. El hecho ocurrió en su sede habitual de la antigua fortaleza San Carlos de la Cabaña con presencia de representantes de 35 países y México como invitado de honor.La mayor fiesta del libro y la literatura de Cuba reúne a más de 300 invitados extranjeros entre ellos, escritores, editores, distribuidores, libreros, artistas y otros especialistas del sector.Tras la inauguración de la #FILHCUBA2022, el Presidente @DiazCanelB recorrió el pabellón de #México, que ocupa una de las áreas más amplias y hermosas de la Fortaleza de La Cabaña. Lo acompañan la Sra. Alejandra Frausto, secretaria de Cultura de México, y Paco Ignacio Taibo II. pic.twitter.com/Z4GPBcIIps— Presidencia Cuba 🇨🇺 (@PresidenciaCuba) April 21, 2022La ceremonia de apertura -a la que asistió el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y otros altos funcionarios del gobierno- comenzó con canciones del mariachi del Ballet Folklórico Amalia Hernández, parte de la nutrida representación artística mexicana en la cita literaria.A la cabeza de esta delegación, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, trasmitió un mensaje de solidaridad del presidente de su país, Andrés Manuel López Obrador, y recordó que en unos días está previsto que realice una visita oficial a la isla.Frausto Guerrero afirmó que la cultura en México y Cuba están en el centro de ambas naciones a las que unen “anhelos, ideales, esperanzas, dignidad, la resistencia y la diversidad cultural” y la “voluntad de hermanarnos” con una relación “franca, abierta y de respeto por la cultura”.Apuntó que la invitación a México en la Feria del Libro de La Habana es una “oportunidad única” en la que fruto de un trabajo conjunto se ha preparado un programa de actividades en el que intervendrán artistas como la cantante Eugenia León, la compañía nacional de teatro y un grupo de niños poetas.MÉXICO Y OTROS INVITADOSMéxico trae nuevamente al escritor e historiador Paco Ignacio Taibo II, director de la editorial estatal mexicana Fondo de Cultura Económica (FCE), que abrirá la librería Tuxpan en la zona de El Vedado.Le acompañan el dramaturgo Jaime Chabaud, el editor Mario Alberto Nájera, la narradora Lina Zerón; la poeta Kary Cerda; el escritor Manuel Cuautle; los narradores Natalia Toledo, Gustavo Adolfo Ramírez, Francisco Hinojosa y Mario Bellatin, entre otros autores.De Chile llegan a esta Feria el novelista Hernán Rivera Letelier, y los escritores Alejandro Terraza y Patricio Marcelo Rojas, mientras que por Colombia el académico y escritor Jaime Restrepo Cuartas.Dos asiduos visitantes en la isla llegan a esta edición que aplazó la pandemia de covid-19: el periodista hispano-francés Ignacio Ramonet, y el escritor brasileño Frei Betto.UNA FERIA MASIVAEl presidente del comité organizador de la Feria del Libro (FIL) y titular del Instituto Cubano del Libro, Juan Rodríguez, declaró oficialmente inaugurado el evento cultural que aseguró mantiene su carácter “masivo, popular e inclusivo, y la trascendencia cultural de siempre”.Unas 900 novedades editoriales, más de 4000 títulos, cuatro millones de ejemplares de diversas materias y 1000 e-books (digitales) es la oferta prevista para la comercialización de la cita con los libros.Esta vez, antes de emprender su recorrido por otras provincias de la isla con cierre en Santiago de Cuba a finales de mayo, la Feria en su versión habanera se trasladará visitará barrios y comunidades, habaneras para entregar donaciones de textos, realizar intercambios con autores y ventas de libros, según el programa anunciado.México, listo para ser el país invitado de honor en la Feria del Libro de La HabanaLos homenajes de esta edición estarán dedicados a los intelectuales cubanos Alberto Prieto y Luis Álvarez, con premios nacionales de Historia, Crítica, Ciencias Sociales y Humanísticas.Pero también, se recordarán el 120 aniversario del natalicio del poeta nacional Nicolás Guillén (1902-1989), los centenarios de los también poetas fallecidos Carilda Oliver Labra y Jesús Orta Ruiz, y los 140 años de la primera novela costumbrista cubana, la “Cecilia Valdés”, de Cirilo Villaverde.Raquel Martori/EFE

Leer más »

Feria del Libro de La Habana mostrará la pluralidad y diversidad de México

El amplio programa de la Feria Internacional del Libro (FIL) de La Habana, dedicada a México, muestra la «pluralidad y diversidad» que caracteriza a ese país, aseguró este miércoles el embajador mexicano en Cuba, Miguel Díaz Reynoso.El diplomático comentó a periodistas en la sede del Ministerio de Cultura que la delegación incluye la presencia del escritor mexicano Paco Ignacio Taibo II, la bolerista Eugenia León y presentaciones del Ballet Folklórico Nacional, de acuerdo con un despacho de la agencia EFE.«No es una feria más, es la feria que esperábamos», afirmó Díaz Reynoso, quien anunció también la apertura de una librería por parte del Fondo de Cultura Económica mexicano, precisa el medio.Las artes visuales tendrán protagonismo con las exposición fotográfica La espina y el fruto, de Cecilia Salcedo, quien retrató la antigua relación entre los hombres y las plantas en la región de Oaxaca, de acuerdo con un reporte de la agencia Prensa Latina (PL).La información añade que la muestra Amistad Cuba-México, acogida por el Palacio del Segundo Cabo, reflejará en 80 fotos la amistad histórica entre ambos países, cuyas raíces de hermandad y cooperación trascienden los 120 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas.Cuba celebrará del 20 al 30 de abril próximos la trigésima edición de FIL, la cita literaria más importante del país, luego de su suspensión en 2021 por la pandemia de la COVID-19. En el actual año, el evento ya fue retrasado por esta misma causa.Ofrecen detalles sobre la Feria Internacional del Libro de La HabanaEsta vez, la feria rendirá homenaje a los intelectuales cubanos Alberto Prieto y Luis Álvarez, premios nacionales de Ciencias Sociales y Humanísticas, y Literatura, respectivamente. La sede habitual de San Carlos de La Cabaña compartirá esta vez protagonismo con el centro histórico habanero, que acogerá un conjunto de actividades y contará con el respaldo organizativo de la Oficina del Historiador de la Ciudad.El programa incluye coloquios con motivo del 120 aniversario del natalicio del poeta nacional Nicolás Guillén y los centenarios de los también poetas fallecidos Carilda Oliver Labra y Jesús Orta Ruiz, y los 140 años de la célebre novela costumbrista cubana, Cecilia Valdés, de Cirilo Villaverde.Otra de las actividades a celebrarse en el marco de la cercana fiesta del libro en la capital cubana será el XI Encuentro de Jóvenes Escritores de Iberoamérica, evento que se desarrollará entre el 25 y el 30 de abril, e incluirá por primera vez la presentación de narradores orales.Los organizadores también anunciaron que, además de los músicos mexicanos invitados a la cita, el Anfiteatro de La Habana acogerá durante la feria actuaciones de varios artistas locales, entre ellos Brenda Navarrete, Tony Ávila, William Vivanco y Luis Franco, según refiere la emisora habanera COCO.EFE / OnCuba

Leer más »

Incluyen a José Lezama Lima en el volumen Atlas de Literatura Latinoamericana

El escritor José Lezama Lima, gloria de las letras latinoamericanas. Foto: Archivo de Granma

José Lezama Lima, prominente ensayista y poeta cubano, ha sido incluido en la selecta lista de escritores que componen el volumen Atlas de Literatura Latinoamericana (Arquitectura inestable).
Lezama, una de las figuras más importantes de las letras hispanoamericanas, se suma a la cartografía de los autores y autoras sobrevivientes del boom latinoamericano, cuyas piezas perviven junto a otras nuevas, las cuales constituyen vasos comunicantes entre actualidad y tradición.
De acuerdo con Prensa Latina, el Atlas, publicado por la editorial ibérica Nórdica Libros y coordinada por Clara Obligado, compila medio centenar de perfiles de grandes novelistas y poetas icónicos de la región, elaborados por decenas de escritores y expertos del mundo, junto al trabajo gráfico del ilustrador argentino, Agustín Camotto.
En ese volumen se han incluido nombres como el del inca Garcilaso De la Vega, los argentinos Rodolfo Walsh y Hebe Uhart, los chilenos Roberto Bolaños y Gabriela Mistral, la mexicana Leonora Carrington, la ecuatoriana Lupe Rumazo, el paraguayo Augusto Roa Bastos, entre otros.
Resultando una suerte de obra coral con una narrativa de novela, autores como Leila Guerriero, David Roas, Violeta Rojo, Fernanda Trias, Héctor Abad Faciolince y Julio Prieto, tuvieron a su cargo las aproximaciones a la vida y obra de esos grandes literatos, entre los que se encuentra el autor de la emblemática novela Paradiso. 

Leer más »

Pedro Juan Gutiérrez, entre los finalistas del Premio Ribera del Duero

El escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez (1950), considerado el principal exponente del realismo sucio en la Isla, es uno de los cinco finalistas del Premio Internacional de Narrativa Ribera del Duero convocado desde Castilla y León (España).
Reconocido como uno de los escritores más talentosos de la actual narrativa latinoamericana, tal como lo presenta su editorial, Anagrama, Gutiérrez aspira al galardón con Un meteorito flamígero.

Autor de Trilogía sucia de La Habana (1998), El rey de La Habana (1999), Animal tropical (2001) o Carne de perro (2002), el matancero cuenta con varios premios internacionales y con una obra que, además de la narrativa, incluye el periodismo, el ensayo y la poesía .
El Premio Internacional de Narrativa Ribera del Duero es convocado por la Denominación de Origen Ribera del Duero y la editorial Páginas de Espuma. Cinco es el número de finalistas de esta séptima edición del certamen que se fallará el próximo 24 de marzo.
El cubano es el único autor entre los finalistas, cuya lista completan la mexicana Laura Baeza, la argentina Marina Closs, la  boliviana Liliana Colanzi y la chilena María José Navia.
Uno de sus últimos libros, Fabián y el caos, fue publicado en Cuba con una tirada de 5000 ejemplares. Antes había llegado a España gracias a Anagrama, y se ha leído hasta la fecha en Grecia, Italia, Brasil entre otras naciones donde el autor es uno de los referentes de la literatura cubana actual.
Las sombras humanas de Pedro Juan Gutiérrez

Su más reciente título en esta editorial es Diálogo con mi sombra, una entrevista a sí mismo donde “el escritor hace un ágil y exhaustivo repaso de su vida y su obra en el que no se deja nada en el tintero”, según la editorial.
El Premio Internacional de Narrativa Ribera del Duero se entregará un acto que se celebrará en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Efe/OnCuba.

Leer más »

El Premio, de vuelta en Casa

Cuando el próximo lunes el poeta y periodista argentino Jorge Boccanera inaugure con sus palabras el Premio Literario Casa de las Américas 2022, el evento cultural en activo más antiguo de Cuba estará oficializando su regreso. Lo hará dos años después de su última edición y tras suspenderse en 2021 como consecuencia de la pandemia, primera cancelación del prestigioso concurso en sus más de seis décadas de existencia.Ahora, felizmente, el Premio estará de vuelta en La Habana, en la Casa de las Américas, su casa de toda la vida, aun cuando la COVID-19 condicione su programa y haya marcado, incluso, su organización, aunque no necesariamente para mal. Sí, porque la pandemia le ha dejado al certamen un “beneficio colateral”, a decir de Jorge Fornet, director del Centro de Investigaciones Literarias de la institución habanera: el salto al universo digital, no ya para la transmisión de sus actividades ―que serán presenciales, aun cuando pueda saberse de ellas vía online―, sino para la base misma del concurso, para la recepción, compilación y análisis por parte de los jurados de las obras participantes.Hasta la versión anterior ―celebrada en enero de 2020, cuando el coronavirus comenzaba a expandirse por el mundo, pero aún no había aterrizado en la Isla― los libros concursantes se recibían en físico, llegados en paquetes y valijas de toda América, pero ahora, a tono con los tiempos, fueron recibidos de manera virtual. Ello, según explicó Fornet esta semana en conferencia de prensa, facilitó la participación en el premio y propició una inédita avalancha de textos, hasta sobrepasar los 1.600 en los tres géneros “clásicos” ahora convocados: poesía, novela y ensayo de tema histórico-social.Fundamental en esta metamorfosis ha sido el diseño y puesta en marcha de una plataforma digital por parte del equipo informático de la Casa de las Américas. La misma, creada “en caliente” a la par del lanzamiento de la convocatoria del concurso, permite no solo recibir las obras y organizarlas por sus géneros, sino también mantener en secreto la identidad de los autores, así como el acceso a las mismas por parte de los diferentes jurados y el intercambio y deliberación de los mismos, sin necesidad de que compartan en un mismo lugar como se hacía en los años precedentes, de acuerdo con lo explicado por Jaime Gómez Triana, vicepresidente de la institución cultural.[embedded content]El programaCon la pandemia como telón de fondo, la edición 62 del Premio Casa de las Américas tendrá varios recortes si se compara con las más recientes versiones. Para comenzar, se redujo la cifra de géneros convocados ―que llegó a ser de seis o más en años anteriores―, y, gracias a las facilidades del entorno digital, se eliminó la reunión de los jurados desde semanas antes de la jornada literaria en sí. De esta forma, la ciudad de Cienfuegos, que se había convertido en sede habitual de estas lecturas y debates, no recibió ahora a los autores encargados de decidir los premios y tampoco acogerá actividades previas al evento aprovechando su presencia por aquellos lares.La cita presencial, entonces, estará concentrada en una única semana, entre el lunes 24 y el viernes 28 de enero, siempre con la Casa de las Américas como escenario. La presentación oficial de los jurados y las palabras inaugurales de Jorge Boccanera, el propio lunes a las 11:00 de la mañana, darán inicio a un programa corto, pero intenso, que busca propiciar el encuentro de escritores e intelectuales con el público habanero, tomando en consideración las limitaciones y medidas sanitarias por la pandemia, y en el que volverán a tener su espacio otras manifestaciones como la música y las artes plásticas, según explicaron a la prensa los organizadores del premio.Lecturas, paneles y presentaciones literarias conforman el grueso del programa, que tendrá su colofón el próximo día 28, a las 7:00 p.m., con la entrega de los galardones, y en el que la mayoría de los jurados cubanos y extranjeros volverán a ser protagonistas. Algunos no estarán en La Habana, como la novelista puertorriqueña de origen cubano Mayra Montero ―una de las figuras más reconocidas de las que integran esta vez el tribunal literario―, pero el resto sí está previsto que lo haga, si la COVID-19, las enrevesadas combinaciones aéreas y las normativas sanitarias impuestas por el actual contexto epidemiológico lo permiten.PublicidadAsí, deben estar en Casa la próxima semana la guatemalteca Rosa Chávez, poeta y actriz de origen maya, y la veterana poeta y crítica argentino-cubana Basilia Papastamatíu, quienes junto a Boccanera son las encargadas de otorgar el premio en poesía. También, la narradora y editora chilena Claudia Apablaza, y el poeta, narrador y editor ecuatoriano Santiago Vizcaíno, responsables de decidir la novela ganadora, junto a Mayra Montero y a la narradora cubana Dazra Novak. Y el historiador y ensayista peruano Carlos Aguirre, el ensayista y editor argentino Mario Santucho, y el historiador cubano Yoel Cordoví, sobre cuyos hombros recae la decisión de premiar en el género de ensayo de tema histórico-social. Todos ellos tendrán presencia en el programa.En cuanto a los textos concursantes, finalmente son 140 los que optan por los lauros, repartidas entre 41 poemarios, 47 novelas y 52 libros de ensayo. Tales cifras fueron las resultantes de un doble proceso de preselección, luego de la explosión de más de millar y medio de obras recibidas por vía digital: primero fueron eliminadas las que no cumplían con las bases del premio, y luego fue necesario acudir a otro jurado eventual ―compuesto por escritores e intelectuales cercanos a la Casa de las Américas, pero que no forman parte de la institución―, que evaluó el grueso de los libros y redujo la selección hasta los números arriba mencionados, según detalló Jorge Fornet.No solo literaturaJunto a la literatura, lógico centro de las jornadas del Premio Casa de las Américas 2022, la plástica y la música también tendrán protagonismo. Y lo tendrán por intermedio de un notable maestro argentino, cuyo centenario viene siendo celebrado por la institución habanera en el último año, y de un joven, pero ya reconocido, cantautor cubano, en cuya obra se conecta la tradición trovadoresca con la canción contemporánea y también la música con la poesía.León Ferrari, fallecido en 2013 y considerado un artista fundamental y transgresor en el panorama visual latinoamericano de la segunda mitad del siglo XX, ha estado en los últimos meses muy presente en Casa, que le ha dedicado un año temático, transcurrido principalmente en el entorno virtual. No obstante, ya en diciembre se inauguró una primera exposición presencial como parte de este homenaje, y ahora, en el contexto del Premio Literario, será abierta una segunda muestra, con obras donadas por él a la institución habanera y con la que cerrará precisamente este año de tributo.La exposición, que será inaugurada en la tarde del lunes, lleva por título Ferozmente suyo, León Ferrari y la misma “dialoga con esa zona literaria de Ferrari, con sus caligramas, con su caligrafía, como espacio de indagación poética-artística”, en opinión de Jaime Gómez Triana. Además, de acuerdo con el vicepresidente de Casa de las Américas, la muestra “está también poniendo en exhibición para el público las grandes obras de Ferrari de nuestra colección, sus grandes esculturas, sus grandes piezas, lo que permitirá a los espectadores una oportunidad única para encontrarse con este gran artista y reflexionar a partir de sus estremecedoras propuestas y las ideas e inquietudes que el creador quiso expresar a través de ellas”.Dos días después, el miércoles 26, a las 6:00 de la tarde, el cantautor cubano Diego Gutiérrez ofrecerá un concierto en la Sala Che Guevara en el que presentará su álbum Viaje al centro de la tierra. Se trata, según explicó el propio músico, de un tributo a la poesía y, en particular, a importantes poetas de la zona central de Cuba, de la que él mismo procede; un empeño forjado a través de los años, con la musicalización de obras poéticas de 11 autores de esa luminosa región de la Isla, y convertido recién en disco con la producción de los sellos Egrem y Colibrí.Desde el recordado Samuel Feijóo hasta Alpidio Alonso, actual ministro cubano de Cultura, pasando por figuras como los prematuramente fallecidos Sigfredo Ariel y Frank Abel Dopico, así como Arístides Vega Chapú y Yamil Díaz, forman parte de los poetas presentes en el volumen, algunos de los cuales acompañarán a Gutiérrez en el concierto y leerán obras de su autoría, de acuerdo con lo detallado por el artista, ganador de premios Cubadisco y nominado al Grammy Latino en 2018.El cantautor cubano Diego Gutiérrez. Foto: Otmaro Rodríguez.Con el lanzamiento de este álbum, Casa de las Américas abrirá sus presentaciones musicales del año y comenzará a celebrar “felizmente con público” ―en palabras de María Elena Vinueza, directora de Música de la institución― los 50 años del legendario movimiento de la Nueva Trova, que tuvo su germen precisamente en la Casa, lugar de abrigo para la trova y toda la canción de autor latinoamericana.De esta manera, con un abrazo entre literatura, música y artes plásticas, retorna al ruedo el Premio Casa de las Américas, tras el silencio obligado de 2021. Se concreta así una “excelente noticia después de un año de tantas malas noticias”, a decir de Abel Prieto, presidente de la Casa, quien aseguró a la prensa que esta vuelta “es algo que tiene que darnos una gran alegría” porque, dijo, defender la literatura y, en especial, la poesía desde La Habana es defender “esa expresión suprema de lo que pretendemos ser los seres humanos contra viento y marea” y más “en un mundo como el actual, en el que hay tantos peligros que acechan a la humanidad, y en el que la cultura se ha reducido a una mercancía”.En su opinión, el Premio Casa demuestra entonces, tanto con su programa como con la amplia acogida de su convocatoria, que “todavía en nuestro continente hay gente que cree en la poesía, como una necesidad vital, no como algo ornamental, y que cree en este premio para difundirla. Y eso resulta muy alentador, muy trascendente”.Programa del Premio Literario Casa de las Américas 2022LUNES 2411:00 a.m.Constitución del Jurado.Palabras de inauguración a cargo del poeta Jorge Boccanera.Sala Che Guevara 4:00 p.m.Inauguración de la exposición Ferozmente suyo, León Ferrari.Galería LatinoamericanaMARTES 253:00 p.m.Presentación de la revista Casa de las Américas, núm. 304-305.3:30 p.m.Lectura de los poetas Jorge Boccanera, Rosa Chávez y Basilia Papastamatíu.Sala Che Guevara MIÉRCOLES 263:00 p.m.Los progresismos en la América Latina: perspectivas y desafíos. Panel con la participación de Carlos Aguirre, Mario Santucho y Yoel Cordoví Núñez.4:00 p.m.Presentación de los libros ganadores del Premio Literario Casa de las Américas 2020.Sala Manuel Galich6:00 p.m.Viaje al centro de la tierra. Concierto del trovador Diego GutiérrezSala Che GuevaraJUEVES 273:00 p.m.Escritura y lectura en estos tiempos. ¿Qué nos deja la pandemia? Conversatorio con los narradores Claudia Apablaza, Mayra Montero, Santiago Vizcaíno y Dazra Novak.Sala Manuel Galich.VIERNES 287:00 p.m.Entrega de los Premios Casa las Américas 2022. Sala Che Guevara

Leer más »

“Aura”, de Carlos Fuentes

No pretendo convertir esta reseña y recomendación literaria en una consulta espiritual con parlamentos metafísicos, hedonistas o de autoayuda. Pero sí quiero, antes de hablarles sobre el “librazo” que constituye para mí la novela Aura, de ese grande de las letras latinoamericanas que fue y es Carlos Fuentes, comentarles que, como bien dicen los creyentes del Karma, hay que hacer las cosas lo mejor posible, no dejar cuentas pendientes, tratar de llegar a la cumbre de realización de las cosas, evolucionar espiritualmente, no dañar ni dañarse, en fin, andar y hablar claro —algo que es tan fácil y la gente, no sé por qué, vuelve tan difícil. He aquí una novela que se monta sobre un asunto pendiente, sobre una relación que no culminó su ciclo kármico, busca llenar los vacíos pasados y construir la relación dhármica; o sea, esa relación ideal en la que los estándares coinciden, se crece y los miembros se apoyan mutuamente, se busca el bien común, lo opuesto a lo tóxico, ¡vamos! Solo que, paradójicamente, esta historia se plasma desde la oscuridad, lo terrorífico, lo intrigante, lo misterioso. Le comentaba a mi amiga Denisse que el género de terror suele disfrazar, contener, parodiar, utilizar, basarse y ser justificado por situaciones reales, y constituir una crítica, ya sea social, política, económica, —humana en general—, solo que muchas veces nos quedamos con la mirada superficial, esa que se acomoda haragana y tranquila sobre la etiqueta y el envoltorio, cuando en verdad el género, como la ciencia ficción y la fantasía, se sostiene sobre pilares bastante filosóficos.  Pero bueno, vamos a la novela…Aura de Carlos Fuentes es una novela corta, casi como un relato —esos límites a veces confunden—, que usa la ficción gótica, el realismo mágico y el terror para contarnos bajo toda esa cubierta enigmática, una historia de amor que desafía al tiempo. ¿Han escuchado la canción Inmortality de Celine Dion con los Bee Gees? ¿Han visto el video? A mí me la recordó en varias ocasiones, no sé, a veces me da por ponerle banda sonora a lo que leo. Melómano que soy, en fin…Narrada en segunda persona, ¡y en futuro!, fue la primera narración que leí con ese estilo, cuando era aún adolescente, y quedé fascinado desde entonces. Debo confesar, a pesar de que pudiera ir en detrimento de mi imagen, que llegué a esta novela por su título antes que otra cosa. Como Santiaguero que soy, crecí en un contexto en el cual se le llama “aura” a una persona cuando se le quiere ofender, de hecho, en el oriente del país esa es una de las peores ofensas. En aquel entonces, cuando la leí por vez primera, habían sacado en las librerías unos libritos de bolsillo con muchos clásicos, y al ver que uno se llamaba igual que la ofensa que más gritaban las bocas de los más vulgares del barrio —esos mismos que tanto interrumpían mis lecturas con sus escándalos y bocinas a todo meter—, no pude resistir la tentación y me lo leí. El primer librazo ocurrió al constatar la forma en que se cuenta la historia, como ya les dije, y aquí pongo un ejemplo del inicio: «Lees ese anuncio: una oferta de esa naturaleza no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie más…» Esta forma de narrar me marcó como lector y como escritor, y esta reseña se monta sobre la cuarta lectura de este breve y profundo libro, al cual he regresado en varios momentos de mi vida. PublicidadLa historia inicia con Felipe Montero sentado en un café de Ciudad de México, mientras lee un anuncio en el periódico: «Se solicita historiador joven. Ordenado. Escrupuloso. Conocedor de la lengua francesa (…) Juventud (…) Tres mil pesos mensuales, comida y recámara cómoda…» Corren los años sesenta, y motivado por un trabajo alejado de los ajetreos del transporte público y el trato con mucha gente, Felipe Montero accede a quedarse en la casona antigua y lúgubre en la que vive su anfitriona, la señora Consuelo Llorente, acompañada por su sobrina Aura, una joven por la cual Felipe se siente atraído al instante —Karma, ¡hola!, de lo que hablaba al principio—y que constituye el mayor motivo de su impulso a la hora de decidir dormir en esa casa oscura y tenebrosa — a la que yo no entraría ni de juego. Desde que Felipe llega a la casa se respira un misterio en plan novela victoriana; dígase puerta abierta que chirría, una voz que guía por donde ir sin que se vea al que habla, penumbras, habitaciones iluminadas con velas, un conejo de ojos rosados que salta por la casa, gatos que maúllan, apariciones silenciosas y/o repentinas de personajes desde las sombras, imágenes religiosas en las paredes, vajilla vieja, olor a moho, un criado que hace las cosas pero nunca se le ve, movimientos mecánicos y misteriosos por parte de Aura y de su tía, como si vivieran una sintonía tétrica o más bien, como si la joven estuviera hipnotizada por la anciana, lo cual provoca en él un ímpetu de héroe salvador.Inevitable creer que la señora de la casa es una especie de bruja, y por momentos al lector lo inunda la sospecha de si Aura está o no bajo algún influjo de la vieja, pálida y de ojos enigmáticos.El tratamiento de lo onírico ayuda a generar más tensión; esa es la energía más predominante en este thriller que convierte a México en una especie de Londres nublado con parlamentos en francés. Esos petit esnobismos aquí se agradecen. Esta es también una historia sobre la obstinación, Consuelo es una mujer aferrada a su casa, a su pasado, a la memoria de su marido, a la memoria de sus años mozos, al trauma de la infertilidad, al amor eterno como una promesa… ¿imposible?¿Por qué es Aura una novela de amor, después de todo?Como en el Drácula en versión de Coppola, cuando el vampiro reconoce en Wilhelmina a su gran amor del pasado, aquí Consuelo, —que es la vieja en plan bruja—, y Aura, —que es el pasado vigente que busca resarcir daños, cumplir metas pendientes, llenar vacíos que quedaron— encuentran en Felipe al admirado militar que fuera el esposo, el general Llorente cuyas memorias no pudo concluir, cuya muerte dejó en suspenso y en penumbras una promesa de amor. Como en El Resplandor, de pronto el protagonista y guía de la intrincada historia se encuentra en las fotos del pasado, se asusta al saber que es, quizás, la reencarnación, o la “casual imitación física” de otro hombre anterior, y comprende su encomienda mejor que nunca —perdón por el spoiler. La historia, que es redonda, se conecta con el inicio casi al final, pues cuando Felipe se reconoce en las fotos del general, cuando reconoce a la vieja en la imagen de Aura, el lector entiende ese impulso que tuvo el personaje en los primeros párrafos de la novela, cuando sentía que el anuncio del periódico estaba como escrito para él, que solo faltaba que tuviera su nombre.Aura, como espectro hermoso, Aura, como presencia, camina por la casa anunciando los horarios de comida con una campana, ¿qué más anuncia esa campana? ¿Acaso no son como las del reloj que marca y acusa el paso del tiempo? ¿Acaso no son los llamados de atención para convocar? Al final, Felipe tiene un deber, Consuelo tiene un anhelo, Aura tiene un objetivo definido por ese mismo paso del tiempo.Esta es una novela de amor, sin duda, vestida de sombras, cundida de espectros, confusa y vigente, pues habla de un amor que se estira desde el pasado y busca, colgado de las cosas que quedaron pendientes, estirarse por esa promesa de eternidad que sabemos, como buenos mortales y víctimas constantes de la finitud, que no es posible.El amor siempre será tema, y lo que lo hará grande será el qué se dice sobre él, el cómo se cuenta, más que la historia en sí. Aquí radica la grandeza de esta novela, en la forma en la que está contada semejante historia de amor, ausencia, falta y obstinación. Hay que saber jugar con los símbolos que se asoman en toda la trama. Hablo de los gatos y los conejos, por ejemplo, dos animales que son escurridizos y muy fértiles, vigorosos y rápidos, justo como no lo es, muy a su pesar, Consuelo Llorente, y he aquí otro símbolo, el nombre de la vieja: Consuelo, ¿no es eso lo que busca? Llorente: ¿no llora por una ausencia, por una falta? Las ratas que se comen las cosas, roen las fotos y persisten a pesar de la presencia de los gatos, ¿no son como el tiempo, que lo devora todo y siempre pasa, notable o no, hagamos lo que hagamos? El nombre de Aura, por ejemplo, que aparte de no ser un nombre común como Rosa o Margarita, también hace alusión a ese halo espiritual, a esa energía que poseemos, y ella es… ¡Ya!, lo siento, por poco se me sale… Las campanas también son un símbolo, ¿para qué se toca una campana? Para anunciar, para empezar, para concluir, para advertir; una campana es siempre un símbolo de finitud.Esta es una novela de advertencia si el lector es avispado, de varias capas, de varias lecturas y disecciones, con un vuelo poético exquisito, a veces, el uso de ciertos adjetivos y símiles, de la mano con la economía del lenguaje y el nivel de síntesis que logra Fuentes al usar las palabras justas, hacen que por momentos suene a prosa poética: «Aura, encerrada por un espejo, como un icono más de ese muro religioso, cuajado de milagros, corazones preservados, demonios y santos imaginados.»Como bien dice la novela; «También el demonio fue un ángel, antes…», y aquí me atrevo a soltarles una pequeña moraleja, así, como el que no quiere las cosas: ¡Hazte el favor y acepta tu realidad! Lidia con ella, abrázala, y si te es imposible cambiarla, en caso de no ser agradable, supérate, no te vuelvas el demonio, no atentes contra lo que te hace bien. De eso también va esta novela. Aunque, como tiene varias lecturas, pudiera añadir que trata, de igual modo, sobre el miedo al paso del tiempo, a la vejez, a la soledad, a las pérdidas y renuncias que constituye el cúmulo del tiempo en la carne, no importa lo de enérgicos y juveniles que se nos queden ciertos impulsos mentales. Busquemos, hagámonos el favor, esa relación dhármica —Googlea— que nos haga crecer, que realce nuestras virtudes, que no recrimine nuestras carencias, que vaya al compás de nuestros estándares, para que no nos queden historias de terror, malos auras o auras tiñosas espirituales que nos ensucien el karma y nos dejen como a la Llorente-llorona de esta novela, que siguiendo su gentilicio y mi melomanía, parece encarnar la parte de la letra de El Rey, esa ranchera tan famosa, que dice: «Una piedra en el camino, me dijo que mi destino era llorar y llorar…», perdonen, pero no hay necesidad de pasarse la existencia colgados de un trauma, y sí, al final, Aura no es más que la historia de un amor horrorizado por los asuntos pendientes. Sobre Carlos FuentesYa que estamos tan esotéricos, empiezo diciendo que fue de signo Escorpio, y los que hemos leído un poco de esos temas sabemos que ese signo es bien espiritual, de hecho, miren esta novela que hoy nos ocupa. Fuentes nació en Panamá pero se le reconoce como mexicano, fue uno de los exponentes del boom latinoamericano, escritor, diplomático, ganador de premios importantes como el “Rómulo Gallegos”, el “Cervantes”, el “Príncipe de Asturias”, así como distinguido con honores del tipo Gran Oficial de La Legión de Honor, Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católica, Miembro Honorario de la Academia Mexicana de la Lengua, honoris causa… Solo le faltó el Nobel, aunque fue un favorito para esa distinción, y ante lo cual dijo: «Cuando se lo dieron a García Márquez me lo dieron a mí, a mi generación, a la novela latinoamericana que nosotros representamos en un momento dado. De manera que yo me doy por premiado.»Por lo pronto dejo el “copia y pega” —que igual se pega en la mente—, para exhortarlos a buscar más obras de este gran literato, este artista de las letras que no por gusto es un clásico de la lengua en nuestro idioma, que es una maravilla.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.