HAVANA CLIMA

literatura cubanoamericana

Gana Premio Pulitzer la historiadora cubanoamericana Ada Ferrer

La historiadora cubanoamericana Ada Ferrer ganó este lunes el Premio Pulitzer al mejor libro de Historia publicado en 2021 gracias a su obra Cuba: An American History, que repasa la historia de la Isla desde la llegada de los conquistadores españoles hasta la contemporaneidad.En esta ocasión el galardón de esta categoría fue otorgado de forma compartida, pues también lo mereció Nicole Eustace por su libro Covered with Night: A Story of Murder and Indigenous Justice in Early America (Cubiertos de noche: una historia de asesinato y justicia indígena en los primeros tiempos de América), de acuerdo con una nota de la agencia DPA publicada en el sitio web en español del canal DW.Congratulations to @Adita_Ferrer, @ScribnerBooks and @nyuniversity. #Pulitzer pic.twitter.com/gCvumjM0un— The Pulitzer Prizes (@PulitzerPrizes) May 9, 2022Segun ese medio, los ganadores de la 106 edición de los Premios Pulitzer fueron anunciados en una transmisión en vivo desde Nueva York por la ex periodista de la agencia AP, Marjorie Miller, quien el pasado mes de abril asumió el puesto de administradora del prestigioso lauro.Precisa DPA que Ada Ferrer, profesora de Historia y Estudios de Latinoamérica y el Caribe en la Universidad de Nueva York, ya había sido reconocida previamente por esta obra, que recibió el galardón otorgado por el diario Los Angeles Times al mejor libro de Historia.Al conocer la noticia, la prestigiosa intelectual escribió la frase «Sin palabras» en su cuenta de Twitter, acompañando la entrada que la anunciaba como ganadora en el apartado dedicado a los textos históricos.SPEECHLESS! https://t.co/nqwqCYpWq2— Ada Ferrer (@Adita_Ferrer) May 9, 2022Recuerda la nota de la televisora alemana que 14 de las 21 categorías del Premio Pulitzer están reservadas para trabajos periodísticos, que van desde historias de investigación hasta fotografías y caricaturas. No obstante, el galardón también reconoce a obras literarias (biografía, ficción, no ficción, poesía, historia), así como de música y teatro.Los ganadores del codiciado premio son determinados por un jurado con sede en la Universidad de Columbia, de Nueva York, que en la presente edición otorgó una mención especial a los periodistas de Ucrania «por su coraje, resistencia y compromiso» durante el conflicto bélico generado por la invasión de Rusia a su territorio.Equipos, periodistas y fotografos del New York Times, Miami Herald, Tampa Bay Times, Quanta Magazine, Chicago Tribune, The Atlantic, The Kansas City Star, Houston Chronicle, Insider, Los Angeles Times, Getty Images, Reuters, Futuro Media y PRX, The Washington Post, entre otros, resultaron premiados en esta edición de los prestigiosos premios de periodismo, señala la agencia alemana.El pasado año los Pulitzer premiaron, especialmente, la cobertura de varios medios estadounidenses sobre los efectos de la pandemia del coronavirus y las protestas contra el racismo y la brutalidad policial, tras la muerte del afroamericano George Floyd, acota la publicación.Nacida en La Habana en 1962, Ada Ferrer es autora. entre otros, de los libros Insurgent Cuba: Race, Nation, and Revolution, 1868-98 yFreedom’s Mirror: Cuba and Haiti in the Age of Revolution. 

Leer más »

El estatus cubanoamericano en la literatura

A fines de los años 70 y mediados de los 80 comienza a emerger en los Estados Unidos un nuevo fenómeno entre los cubanos, reflejo de procesos culturales característicos del crossover. Se trata de la existencia de un grupo humano, descendiente en este caso del exilio histórico, que vindicaba para sí la categoría de cubanoamericanos/as, en similar sentido a lo que ya había ocurrido con los descendientes de otros grupos étnicos emigrados a la Unión como los italianos, los polacos y los asiáticos, en los que la conciencia de una identidad propia, específica y diferenciada, ya formaba parte del llamado melting pot, en correspondencia con lo que el sociólogo brasileño Darcy Ribeiro alguna vez denominó «pueblos trasplantados», es decir, formados a partir de un fuerte y disímil componente migratorio y nutridos históricamente por distintas oleadas provenientes de regiones varias del planeta.Ese proceso aparece documentado en varias instancias sociales, una de ellas —y ciertamente no la menos importante— en un chiste del comediante Guillermo Álvarez Guedes, esa especie de Bernal Díaz del Castillo del exilio, quien alude a la nueva realidad con un sentido de crítica, sorna y distanciamiento, toda vez que asimilarse implicaba de alguna manera des-exiliarse y echar raíces en la cultura receptora a menudo a partir de relaciones con hombres y mujeres estadounidenses, o con otros latinos/as. Pero el actor criollo lo hace a su manera adoptando el bilingüismo en sus ya famosas clases de «idioma cubano».[embedded content]Tal vez por su inmediatez, el cine estuvo, por así decirlo, en la primera línea con el estreno del filme El Super (1979), de León Ichaso, un texto imprescindible sobre los procesos generacionales en Estados Unidos y obra no superada artísticamente por todo el cine cubano hecho después en este país. León Ichaso, el director del filme El Super. Foto: YouTube.En la literatura, esa categoría identitaria tiene su primera expresión en la antología Los atrevidos (1988), de Carolina Hospital. Este interesantísimo libro recoge una muestra de la labor literaria de un conjunto de cubanos que se atrevieron por primera vez a escribir en inglés habiendo nacido en la Isla y partido a edades tempranas a Estados Unidos. Y sentaría las pautas para antologías posteriores, como Little Havana Blues (1996), de Virgil Suárez y Delia López, una selección de treinta y dos autores que escribían en inglés —algunos ya conocidos, otros nuevos, muchos salidos del país después de 1960.Esta generación, llamada 1.5 y ubicada a medio camino entre su cultura natal y la de la sociedad receptora, quedaría reflexionada a nivel teórico sobre todo en la obra ensayística de Gustavo Pérez Firmat (The Cuban Condition. Translation and Identity in Modern Cuban Literature, 1989, Lyfe on the Hyphen. The Cuban-American Way, 1994).Facturado a partir de un corte epistemológico extraído de la Sociología, el 1.5 de Gustavo Pérez Firmat (1949) ha sido sometido a la crítica por varias razones: por constituir un constructo que excluye determinaciones como género, raza y orientación sexual; por enraizarse fuertemente en la nostalgia; por tener como modelo la migración previa al Mariel; y por tomar como uno de sus paradigmas a Ricky Ricardo, uno de los dos personajes protagónicos de I Love Lucy, la popular serie televisiva donde actúa el santiaguero Desi Arnaz, cuyos padres habían tenido que huir a los Estados Unidos a la caída del machadato.  El santiaguero Desiderio Alberto Arnaz y de Acha (1917-1986), más conocido por su personaje de Ricky Ricardo, y su esposa Lucille Ball (1911-1989). Foto: Archivo.Ricky —o Desi, es casi lo mismo— fue percibido sin embargo por la cultura anglo con una mezcla de exotismo y paternalismo, mediaciones largamente actuantes en el mainstream a la hora de dar cuenta de la otredad cubana, y también latinoamericana, desde que en el cine silente el Latin Lover había adquirido un peso abrumador bajo los influjos de actores como Rodolfo Ruddy Valentino y César Romero.Publicidad El actor cubanoamericano César Romero (1907-1994). Foto: Archivo.Quizás no resulte ocioso subrayar aquí que se trata de un músico, conguero por más señas, que parloteaba, tanto en la serie como en la vida, un inglés heavily accented —fue uno de los atributos de su comicidad—, pero colocado en ese mainstream gracias a una unión matrimonial con una pelirroja que en la pantalla siempre se muestra tan complaciente como perdona-vidas con un esposo que al final del día no cuadraba mucho la caja. No obstante, ni estos ni otros problemas impiden que su figura la reclamen con toda legitimidad no solo los cubanoamericanos históricos, sino también otros como Mellow Man Ace, un pinareño inscrito en su provincia como Ulpiano Sergio Reyes, pero que se denomina a sí mismo el «Ricky Ricardo del rap». Y la razón es que el factor integración/fusión pesa más, sin dudas, que su longitud casi caricaturesca y del hecho de no ser tenido, a pesar de todo, como un parigual. Bien mirado, ese fue —como lo ha señalado Louis A. Pérez, Jr.— el mismo problema que marcó la imitación cubana de modelos estadounidenses, paroxística a fines de los años 50 del pasado siglo.Esta generación 1.5 se distingue por su condición bicultural —las dos caras del Juno cubano, según la profesora Eliana Rivero—, esto es, por moverse entre dos sistemas de referencia y de valores esencialmente distintos. De entonces a la fecha la categoría ha tenido amplia acogida en los estudios literarios, empezando por investigaciones ya clásicas como las de Isabel Álvarez Borland, Cuban-American Narratives of Exile. From Persona to Persona (1998), que daba cuenta de un fenómeno hasta entonces también inédito: el boom de escritores cubanoamericanos que tuvo lugar en la década de los 90 del pasado siglo, encarnado en las obras de Pablo Medina (1948), Roberto Fernández (1951), Oscar Hijuelos (1951-2013), Achy Obejas (1956), Cristina García (1958)  y del propio Pérez Firmat, entre otros, y que no puede ser entendido si se prescinde de los procesos socioculturales actuantes desde entonces a partir de la presencia hispana y de su poderoso impacto sobre las industrias culturales, incluida la literatura impresa por editoriales como Arte Publico Press y otras que, sin clasificar necesariamente entre las más grandes, en sus catálogos comenzaron a incorporar de manera creciente a escritores étnicos.Es una problemática a menudo bastante resbaladiza, que por lo demás no puede encararse con moldes arcaicos, ni menos con desconocimiento de las complejidades de la sociedad receptora y en particular de los procesos de construcción de identidades fragmentadas que la caracterizan. La generación encabalgada —es decir, esas personas que fueron sacadas del país durante su infancia o temprana adolescencia— experimentó un proceso de socialización en una lengua distinta a la de sus padres aunque en el hogar no abandonaran el español.Hay otra que viene a formar parte de otra categoría sociológico-cultural, comúnmente denominada ABC (American Born Cubans) o CBA (Cuban-bred Americans). Este es, sin dudas, el caso de la narradora Ana Menéndez (1970), en cuyo primer libro de cuentos, In Cuba I Was a German Shepherd (2001), hay numerosas trazas de distanciamiento respecto a un discurso identitario que evoca en muchos sentidos la obra precursora de Roberto Fernández, sobre todo su Raining Backwards. También, a su modo, el de Richard Blanco (1968), no nacido en la Isla, pero «hecho en Cuba, ensamblado en España e importado a Estados Unidos», uno de los poetas cubanoamericanos más interesantes de la hora y autor de libros como City of One Hundred Fires (1998), Directions to the Beach of the Dead (2005) y How to Love a Country (2019) y del poema «Matters of the Sea», leído por su creador en la ceremonia inaugural de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.[embedded content]

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.