HAVANA CLIMA

LINIEROS

Sanadores desde las alturas (+fotos y video)

Retadores del miedo y el peligro, el equipo de linieros espirituanos de Banao confirma a diario el prestigio acumulado de los trabajadores eléctricos
El equipo de linieros de Banao asume la reparación de averías en todos los tiempos. (Fotos: Vicente Brito/Escambray)

Relacionados

Puede ser una avería por la caída de un árbol sobre una línea secundaria, un cambio de metrocontador, cables caídos por los vientos de una tormenta local severa o hasta un cortocircuito que dejó a oscuras un sitio cualquiera; no hay descanso para la brigada de operarios radicada en el poblado de Banao, en el municipio de Sancti Spíritus.

No por pequeña el trabajo es menor para los tres integrantes del equipo que lidera Bismei Ferrer Bernal, el mismo que no duda en definir a estos hombres como indetenibles y casi imprescindibles en todos los tiempos: “El liniero trabaja cientos de metros sobre el suelo de instalación y reparación de líneas eléctricas y son a menudo los primeros en ser llamados ante los desastres naturales, en tiempos de contingencia y en momentos de crisis.

“El trabajo de nosotros es duro, riesgoso, peligroso, no tiene horarios y la mayoría de las veces hay que hacerlo en condiciones adversas, de noche y madrugada, al sol, y bajo la lluvia. Tienes misiones, hay que trasladarse a otras provincias o municipios, es decir, que sales de tu casa, pero no sabes cuándo viras”, reconoce Yeinier Yanes Maró (El Negro), un joven que no sabe perder la sonrisa, la misma con la que se trepa a montar estructuras y componentes para líneas de transmisión de energía o monta sistemas de puesta a tierra para la protección.

Con las intensas lluvias del pasado mes de junio, el trabajo fue intenso, asegura Bismei Ferrer, al frente del equipo de linieros de Banao.

HOMBRES EN CALIENTE

Haber estado en la caliente fue una de las experiencias más vívidas e intensas para estrenarse en el oficio, al integrar una de las brigadas a cargo de devolver la vitalidad al tendido eléctrico, tras el paso del devastador tornado que hace dos años se paseó por la provincia de Artemisa y afectó las líneas eléctricas y también las de la telefonía. Una verdadera prueba de fuego que supieron vencer no sin contratiempos.

“Pero no creas, éramos un grupo de 24 linieros y trabajamos sin parar durante siete días porque era monte, manigua y cuando es así el acceso lo tienes que buscar tu macheteando y si se te va de las manos, que no puedes, hay que buscar equipos, motosierras buldóceres y cualquier cosa que te abra camino”, cuenta Esmelys García Crespo ya pegado al poste, listo para empezar a trepar y con la mirada puesta en el amasijo de cables en busca de la avería.

Como ellos, suman decenas los operarios de toda la provincia, más de una veintena de brigadas donde se mezclan la juventud y la experiencia, los mismos que, quizás para alejar el peligro hacen bromas en medio del monte, o en empinadas cuestas desde donde se ven los cables bien elevados, muchas veces en zonas de alta tensión y hay que trabajar en caliente para poder reparar y mantener las principales líneas de transmisión y distribución.

“Aunque hemos corrido riesgos no tenemos accidentes, explica El Negro. Después del huracán Irma estuvimos 15 días en Yaguajay a todo tren. Fuimos a la zona de Llanadas Arriba y Abajo y en Juan Francisco; allí no dejó poste parado ni mata en pie y las líneas había que recogerlas a campo traviesa, en medio de los potreros. Era plantando postes y poniendo líneas de noche a noche, veíamos salir el sol ya trepados, así pasábamos horas. Cuando te bajas te tiemblan hasta las piernas”, cuenta El Negro entre divertido y aliviado por lo lejano del evento.

Cuando te bajas del poste después de muchas horas te tiemblan hasta las piernas, asegura El Negro.

EL OFICIO DE DESAFIAR DESCARGAS

Mucha vocación se requiere para enrolarse en este oficio, aseguran todos ellos, en el que los mantienen el sentido de pertenencia, el amor por la rama de la electricidad y la satisfacción de que se haga la luz en cada hogar.

Quizás por eso Bismei recuerda sin pesar, aunque todavía le duela la columna, el esfuerzo de hace solo unas semanas, cuando una tromba de viento y agua azotó Sancti Spíritus y parte de la zona del Circuito 115.

“Trabajamos jornadas corridas para restablecer el servicio lo más rápido posible en el área de Colón en la poda de árboles, el empate de líneas partidas, el cambio de postes y transformadores. En ese circuito, para dar corriente en el lugar de la vaquería, tuvimos que cambiar un poste primario que puede pesar aproximadamente más de 500 libras, no había acceso en esa zona de la Carretera de El Jíbaro y lo cargamos al hombro una buena distancia, fue terrible porque después hubo que normalizar todo el tendido y así se trabajó durante dos días”.

En lo que todos coinciden es que a los linieros les gusta el trabajo, que les está permitido equivocarse, por eso se cuidan entre sí y extreman las medidas. “Es de las labores más sacrificadas dentro de la empresa, pero para nadie es fácil estar a oscuras por una avería, así que el peligro que corremos vale la pena si el servicio llega” confirman con la misma firmeza con que curan las líneas cuando trepan poste arriba.

[embedded content]

Leer más »

En los linieros hay vocación de servir

Cienfuegos.–Por casi tres décadas, José Azday Pedraza Escobar ha sudado bajo el casco rojo. Dirige una de las brigadas de linieros del Centro de Operaciones de la Empresa Eléctrica de Cienfuegos, que acomete trabajos en caliente en líneas de alta, media y baja tensión.
«Llevo, exactamente, 27 años, y más de la mitad como jefe de la brigada. Eso entraña una responsabilidad enorme, porque son muchos hombres enfrascados en tareas de alto riesgo.
«Ahora trabajamos en la iluminación exterior de la Biblioteca Provincial Roberto García Valdés, específicamente en la instalación de lámparas de tecnología led, para realzar en las noches la belleza arquitectónica de este edificio», agregó.
Sin embargo, los encargos de esta brigada no se ciñen solo a los escenarios tranquilos de la ciudad, sino también a las contingencias que, bien por una catástrofe o desastre natural, los ponen en aprietos. La más reciente fue la asociada a las lluvias de inicios de junio, en el comienzo de la temporada ciclónica, que afectaron a comunidades montañosas de la provincia, y demandaron otra vez un esfuerzo mayúsculo de los trabajadores eléctricos.
José Azday Pedraza recuerda aquellos días en La Habana, tras el paso del tornado que en enero de 2019 fustigó varios municipios de la capital. «Nunca había asistido a un desastre de tal magnitud, y aun así logramos reponer el servicio eléctrico en cinco días, prácticamente en tiempo récord», contó.
PÁGINAS INOLVIDABLES DE ENTREGA
«¿Oye, cuándo me vas a poner la corriente?», le preguntan en el barrio a Humberto Vega González cuando lo ven con el atuendo típico de los obreros de la Empresa Eléctrica. Él tiene ahora 31 años, y apenas cruzó la frontera de la adolescencia comenzó a trabajar allí como ayudante, y desde hace una década se desempeña en la función de liniero.
«Esto lo llevo en la sangre, el viejo mío labora en el Centro de Operaciones de la Empresa, y ha sido de alguna manera mi guía», declaró Vega González.
«A veces los encargos por cumplir ocupan solo la mañana y la tarde, pero en otras ocasiones tenemos que salir de noche por cualquier tipo de avería».
Al igual que sus compañeros, guarda páginas inolvidables, muchas escritas bajo el sol y en las más difíciles circunstancias. Con orgullo habla, por ejemplo, de su presencia en Sagua la Grande en 2017, luego del paso del ciclón Irma, adonde acudieron unos 120 trabajadores eléctricos de la Perla del Sur.
«Cuando por fin lográbamos ponerle “la luz” a la población, después de vivir tantos días sin servicio, aquello era una alegría muy grande, a pesar de la devastación. Eso a uno lo ilumina por dentro». 

Leer más »

Dos hermanos linieros: la “energía” que los une

En el municipio espirituano de Cabaiguán, dos brigadas de linieros cuidan con recelo las redes energizadas. Además de la entrega en cada jornada, a estos trabajadores eléctricos los unen lazos de sangre. La historia de dos hermanos de profesión y de vida, vanguardias en sus labores como jefes de brigada, la narran sus protagonistas
Video: Dos hermanos linieros: la “energía” que los une.

Relacionados

“Llegué a la Empresa Eléctrica por casualidad”, asegura con timbre jocoso Pedro Pérez Calzada, jefe de una de las dos brigadas de linieros en el municipio de Cabaiguán. Su andar desenfadado por la vida no le impide el ejercicio responsable de las labores entre puntos calientes y averías. Por si fuera poco, en otro extremo de esa ciudad, Jesús, su hermano mayor, trabaja en la retaguardia.

La sabiduría popular atribuye connotaciones divinas al poder de la sangre. Quizás por ello, Pedro y Jesús han escalado postes y remendado líneas energizadas con desahogada soltura desde que eran muy jóvenes. Al primero en nacer le ha tocado la guía; también lleva más años en el cargo.

Quien entiende medianamente de nepotismo, sabe que no hay indicio en esta historia de dos. Aún con labores afines, Jesús y Pedro comparten dotes intrínsecas de liderazgo, heredadas desde el tronco familiar. El mismísimo director de la Organización Básica Eléctrica de Cabaiguán, Reinier Hernández García, no concibe sus brigadas sin esa complicidad de cubrirse las espaldas el uno al otro. Dos jefes, dos hombres, hermanados en la vida y también en el oficio.

En un contexto donde se debate el destino de la matriz electroenergética cubana, exhausta por la huella del tiempo, de los bolsillos menguados para reparaciones costosas y de un bloqueo que torna insoportable la adquisición de combustible en el mercado formal, cada vez adquiere dimensiones sobrehumanas el tesón de los trabajadores del sector eléctrico. Sirva el siguiente video como agradecimiento a tan consagrada labor.

[embedded content]

Leer más »

Las desdichas de los linieros eléctricos en Cuba

HOLGUÍN, Cuba.- Desde la altura Vicente arregla un fallo eléctrico. Trabaja en “caliente” (línea energizada). De él depende el servicio eléctrico en una zona priorizada. Está contra el reloj y al mismo tiempo debe cumplir las medidas de seguridad: un descuido le costaría la vida.
“Es un trabajo estresante y peligroso. Estamos siempre bajo presión”, dice Vicente, que así se identificó para hablar con CubaNet.
Linieros en Cuba. Foto del autor
El descanso lo considera un lujo. “Yo salgo de mi casa a las seis de la mañana y casi siempre regreso por la noche. Tengo cansancio acumulado y eso me perjudica”.
Su ocupación le impide dedicarle tiempo a su familia y a los compromisos hogareños. Quiere dejar el trabajo antes que finalice el año, “mi esposa y mis hijos me lo han pedido”. El suegro se encarga de las compras. “Yo no puedo estar largas horas haciendo cola en el mercado. Mi trabajo no me lo permite”, confiesa Vicente.
Linieros en Cuba. Foto del autor
La importancia de su labor y los riesgos constantes a los que está expuesto no son recompensados económicamente. “El salario básico y los pagos adicionales por peligrosidad, nocturnidad y horas extras no alcanzan para los gastos de la casa. Todo está muy caro y los precios siguen subiendo”, dice Vicente.
Linieros en Cuba. Foto del autor
Esta es una de las causas del déficit progresivo de linieros eléctricos. “Es un trabajo duro y mal pagado. Muchos se van y pocos entran. Hay plazas de linieros vacantes y los que estamos aquí asumimos toda la responsabilidad”.
A eso se une el incremento de las roturas por envejecimiento de las tecnologías y los aditamentos. Los deterioros más frecuentes se ven en los transformadores de distribución eléctrica. “La mayoría de los transformadores tienen muchos años de uso. Por su importancia esta es una de las roturas que tienen prioridad para resolver”, dice Vicente.

Linieros en Cuba. Foto del autor

Linieros en Cuba. Foto del autor

Linieros en Cuba. Foto del autor

Los linieros eléctricos y los instaladores de postes eléctricos y telefónicos están entre las profesiones más difíciles y arriesgadas. Lidian con innumerables dificultades provocadas por la escasez de materiales y las piezas de repuesto. Están expuestos a un peligro con riesgo para la vida. Sin embargo, su salario no cubre las necesidades básicas. Esto ha provocado un déficit de mano de obra que complejiza aún más el desempeño de los que todavía trabajan en esta importante labor.
Los inconvenientes no han sido reflejados por la prensa oficialista cubana que solo se limitó a publicar hace diez años una queja por el retraso del pago, las pésimas condiciones de trabajo y la mala alimentación de una brigada de linieros pertenecientes a la Unidad Empresarial de Base (UEB) de la Empresa Eléctrica en Buey Arriba, en la provincia Granma.
“El sindicato no nos ayuda y sinceramente no tenemos donde acudir. Es bueno que la prensa independiente publique nuestros problemas”, agradece Vicente.
Linieros en Cuba. Foto del autor
Manuel trabaja en una brigada que instala y sustituye postes eléctricos. “No tenemos respiro. La mayoría de los postes están deteriorados y ya muchos cumplieron los 25 años de su vida útil”, dice.
Casi dos años sin producir postes eléctricos en el país influyó en la acumulación de los problemas. “Tenemos que cambiar muchos postes, pero la plantilla de trabajadores no está completa. Demasiado trabajo y poco dinero a cambio”, resume Manuel la vivencia junto a sus compañeros.
Pablo es otro liniero eléctrico que decidió contar su experiencia bajo seudónimo a CubaNet. “Diariamente hacemos trabajos complejos con peligro para la vida”, confiesa.
Linieros en Cuba. Foto del autor
“Tenemos que escalar un poste, trabajar en la línea y hacerlo bajo un sol intenso o bajo la lluvia, y hasta por la madrugada”, dice Pablo, que asegura que su salario no cubre el sacrificio. “Nos pagan 3 500 pesos mensuales más un por ciento por los riesgos y la nocturnidad. En muy pocas ocasiones cobramos casi 7 000 pesos al mes, que es muy poco si lo medimos con nuestro sacrificio”, comenta Pablo, quien confiesa que tampoco puede satisfacer las necesidades urgentes de su familia.
“Los zapatos para la escuela de mi hija me costaron 5 000 pesos, la mochila 2 500. Mi casa tiene techo de tejas y, cuando llueve, en algunas partes caen goteras por el deterioro del techo. También hay salideros en las tuberías. No he podido arreglarlos porque los materiales de la construcción están muy caros. Un saco de cemento cuesta 1 600 pesos. Mi salario y el de mi esposa apenas nos alcanza para comer”, detalla Pablo y menciona que la libra de cerdo está a 230 pesos, la libra de arroz a 60, el plátano a 10 pesos la unidad y el litro de leche a 55.
“La carga de trabajo nos hace sentir muy agotados y eso es peligroso para esta labor donde se necesita mucha concentración porque de ello depende tu vida”.

Linieros en Cuba. Foto del autor

Linieros en Cuba. Foto del autor

Linieros en Cuba. Foto del autor

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.