HAVANA CLIMA

Jia Zhangke

Retrato de la desolación comunista en cine contestatario

MIAMI, Estados Unidos.- Durante estos días he estado disfrutando la extraordinaria filmografía del director chino Jia Zhangke, quien es considerado un clásico temprano en su modo único de imaginar el arte cinematográfico.
Especulo que tal vez su película más conocida entre los que consumen el llamado “paquete” en Cuba es el thriller “Ash is the Purest White”, su película gansteril y violenta más reciente. Una aproximación perturbadora a la sociedad china contemporánea que ha circulado, con éxito, en festivales y plataformas de streaming internacionales.
En sus 51 años de vida, sin embargo, a Jia le pertenecen otros ocho filmes que muestran, minuciosamente, el drama del pueblo chino desamparado, sin influencia social, ni política, en un sistema tiránico que ha transcurrido, impune, de la hambruna y las más perentorias necesidades materiales y espirituales, hasta contemporáneos y triunfantes ensayos de capitalismo de estado, que han empoderado al comunismo asiático, sus ideólogos implacables, así como a una mínima caterva de millonarios y pícaros enriquecidos, atentos a los vaivenes de la economía mundial, sin perder de vista requerimientos del partido único gobernante.
La ecuación es sencillamente perfecta en su crueldad: modelos de zapatos deportivo de importantes figuras de las canchas americanas, en muchas ocasiones activistas políticos y sociales, son vendidos a precios inflados y se producen mediante mano de obra barata, que no tiene capacidad de reclamo laboral alguno. Estos obreros, no obstante, se sienten afortunados de pertenecer al sistema manufacturero globalizado y no a la miseria que no cesa de amenazarlos.
El cine de Jia explora ese tránsito económico contra natura como son, en esencia, los bandazos de supervivencia del comunismo chino que cuenta con la complicidad puntual de la economía occidental.
Al mismo tiempo que elabora sobre la repercusión social nefasta de esos “ajustes”, encaminados a mantener el poder incuestionable.
La trilogía inicial de su obra (“Xiao Wu”, 1997; “Platform”, 2000 y “Unknown Pleasures”, 2002), ocurre en Fenyang, la ciudad natal del director. Fueron realizadas al margen de la burocracia oficial que sigue controlando la producción cinematográfica nacional, y terminaron por hacerlo sumamente famoso en festivales internacionales de Occidente, lo cual ha limitado la capacidad represiva de la dictadura china, que no cesa de conminarlo, sin embargo, a que se ocupe de historias más optimistas.
Los personajes de Jia vagan por paisajes deteriorados, buscando razones de supervivencia en medio de corruptelas locales, robos, insolvencia, pobreza, así como la consabida vigilancia ideológica y policial de una sociedad que sigue siendo cerrada, aunque se nutra de la economía “enemiga” abierta.
Los órganos represivos funcionan con total impunidad. En una secuencia, alguien que ha faltado supuestamente a la ley es recogido en la calle, por dos rudos civiles, y el resto de los transeúntes mira indiferente, con miedo, porque mañana pueden ser ellos las víctimas.
Trabajan duro los “olvidados” chinos que presenta Jia, para malvivir en buhardillas insalubres. Se desplazan como zombis en busca de oportunidades laborales, donde crueles capataces los denigran, y sus pueblos pueden ser anegados por el agua de gigantescas presas llamadas al progreso energético nacional. Alcoholismo y cigarros, en cadena, parecen ser el alivio de tanta ansiedad y alienación.
El cine cubano que más se acerca a este retrato de la disfuncionalidad del comunismo y de sus aberrantes experimentos económicos son los largometrajes “Melaza” (2012), de Carlos Lechuga. y “La obra del siglo” (2015), de Carlos M. Quintela. Donde grisura y desesperanza ciñen hasta el agobio a personajes de diversas generaciones, maltrechos por el absurdo de vivir en el prometido “paraíso proletario”, sin la posibilidad de una alternativa menos ominosa.
La transformación de China en coloso económico mundial es el sueño hecho realidad de las dictaduras comunistas. El cine de Jia muestra las consecuencias agraviantes en la existencia aciaga de sus compatriotas viviendo en el rigor capitalista, sin democracia.
En su película The World (2004), filmada en un parque temático de Beijing, que reproduce lugares famosos del mundo como la Torre Eiffel, Nueva York o el Partenón, entre otros, los artistas que deleitan al turismo con sus bailes y música, tradicional o moderna, siguen sin la posibilidad de avanzar en la escala social y se conforman con una existencia mediocre, mientras otros solicitan visas para abandonar el país o intentan hacerlo por vías ilegales.
La dictadura cubana aplica el desvarío político de su gran aliado asiático, pero es tan disfuncional que el progreso económico no se le da, ni con experimentos capitalistas de cuarta categoría.
Luego de la rebelión nacional del pasado 11 de julio, los causantes de tanta ignominia recorren el panorama desolador y renuevan promesas que no cumplirán. Hacen votos por un milagro, tal vez por cierto acto de nigromancia donde el dictador en jefe regrese y les enseñe sus arteras mañas para controlar la sociedad que parece haber perdido las esperanzas tan escamoteadas por el castrismo.
El cine de Jia Zhangke nos alerta con serenidad y largas tomas reflexivas, minimalistas, que la dignidad del ser humano no anida en travestidos regímenes totalitarios.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.