HAVANA CLIMA

Irakere

Casa discográfica cubana presenta disco en homenaje al músico Chucho Valdés

Un disco en homenaje al pianista y compositor cubano Chucho Valdés y al mítico grupo musical Irakere, del que es fundador, fue presentado este viernes en La Habana por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), la principal compañía discográfica estatal de la Isla.El álbum “Los Herederos, homenaje a Chucho Valdés e Irakere” contiene diez temas en los que aparecen desde los ritmos tradicionales hasta lo más contemporáneo y electrónico de la música cubana, interpretados por reconocidos instrumentistas y cantantes del país caribeño.La EGREM comentó en su perfil de Twitter que el “álbum quedará para la historia” y destacó que esta idea original de la productora Elsida González reúne a “músicos que fueron y/u otros que se sienten parte del legado de Irakere, la mejor banda cubana de todos tiempos”.El disco contiene seis temas compuestos por los exintegrantes de Irakere Orlando Valle Maraca, Germán Velazco, César López y el recientemente fallecido José Luis Cortés, otros tres de la autoría de Chucho Valdés, y un popurrí del repertorio de Irakere.Entre los 63 músicos participantes en el proyecto figuran Gastón Joya, Rolando Luna, Yasek Manzano, Cimafunk, Alejandro Falcón, Alexander Abreu, Cucurucho Valdés, Harold López-Nussa, Yaroldy Abreu, Enrique Plá, Rodny Barreto, Alfred Thompson y Rolando Luna. Algunos de ellos son exmiembros de Irakere y de distintas generaciones.También intervinieron Jessie y Leyanis Valdés, hijos de Chucho Valdés, así como su sobrino, Roberto Carlos Rodríguez Valdés, conocido en el ambiente artístico como “Cucurucho Valdés”.Para la grabación se conformó una banda con el formato original de Irakere y se sumaron los cantantes invitados Alain Pérez, Issac Delgado, Haila María Mompié, Leo Vera, Mayito Rivera, Geidy Chapman y Cimafunk.El proceso de creación está recogido en un trascámara/documental con testimonios de los participantes, que recuerdan su paso por Irakere y la marca que les legó el líder de la agrupación.Chucho Valdés, de 80 años –y ganador de seis premios Grammy– ha sugerido que, en 2023, cuando se cumplirán cinco décadas de la fundación de la banda “se le dedique el año y hagamos una nueva versión de Irakere. Quizá con algunos de los miembros fundadores”.Irakere –cuyo nombre en la lengua de la etnia africana yoruba significa “vegetación”– se conformó en 1973 con los mejores músicos que integraban entonces la Orquesta Cubana de Música Moderna.A través de la combinación, mezcla e interrelación de lo clásico, el jazz, el rock y varias técnicas de composición, lograron recopilar desde la música bailable, la de concierto, la tradicional cubana.La agrupación grabó una docena de discos: el primero de ellos, “Chekere”, en 1979, al que se sumaron “El Coco” (1980), “The Legendary Irakere in London” (1987), “Homenaje a Benny Moré” (1989), “Great Moments” (1991), “Live at Ronnie Scott’s” (1991), “Misa Negra” (1992), “Bailando Así” (1995), “Babalú Ayé (1998), “Yemayá” (1999), “Indestructible” (1999) y “Pare Cochero” (2001).Irakere mezcló las sonoridades electrónicas con las de raíces afrocubanas en un proyecto considerado síntesis del desarrollo histórico de la música cubana, latinoamericana, norteamericana y europea, todo lo cual le permitió crear un sonido nuevo, original, contemporáneo.

Leer más »

Casa discográfica cubana presenta disco en homenaje al músico Chucho Valdés

Un disco en homenaje al pianista y compositor cubano Chucho Valdés y al mítico grupo musical Irakere, del que es fundador, fue presentado este viernes en La Habana por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), la principal compañía discográfica estatal de la Isla.El álbum “Los Herederos, homenaje a Chucho Valdés e Irakere” contiene diez temas en los que aparecen desde los ritmos tradicionales hasta lo más contemporáneo y electrónico de la música cubana, interpretados por reconocidos instrumentistas y cantantes del país caribeño.La EGREM comentó en su perfil de Twitter que el “álbum quedará para la historia” y destacó que esta idea original de la productora Elsida González reúne a “músicos que fueron y/u otros que se sienten parte del legado de Irakere, la mejor banda cubana de todos tiempos”.El disco contiene seis temas compuestos por los exintegrantes de Irakere Orlando Valle Maraca, Germán Velazco, César López y el recientemente fallecido José Luis Cortés, otros tres de la autoría de Chucho Valdés, y un popurrí del repertorio de Irakere.Entre los 63 músicos participantes en el proyecto figuran Gastón Joya, Rolando Luna, Yasek Manzano, Cimafunk, Alejandro Falcón, Alexander Abreu, Cucurucho Valdés, Harold López-Nussa, Yaroldy Abreu, Enrique Plá, Rodny Barreto, Alfred Thompson y Rolando Luna. Algunos de ellos son exmiembros de Irakere y de distintas generaciones.También intervinieron Jessie y Leyanis Valdés, hijos de Chucho Valdés, así como su sobrino, Roberto Carlos Rodríguez Valdés, conocido en el ambiente artístico como “Cucurucho Valdés”.Para la grabación se conformó una banda con el formato original de Irakere y se sumaron los cantantes invitados Alain Pérez, Issac Delgado, Haila María Mompié, Leo Vera, Mayito Rivera, Geidy Chapman y Cimafunk.El proceso de creación está recogido en un trascámara/documental con testimonios de los participantes, que recuerdan su paso por Irakere y la marca que les legó el líder de la agrupación.Chucho Valdés, de 80 años –y ganador de seis premios Grammy– ha sugerido que, en 2023, cuando se cumplirán cinco décadas de la fundación de la banda “se le dedique el año y hagamos una nueva versión de Irakere. Quizá con algunos de los miembros fundadores”.Irakere –cuyo nombre en la lengua de la etnia africana yoruba significa “vegetación”– se conformó en 1973 con los mejores músicos que integraban entonces la Orquesta Cubana de Música Moderna.A través de la combinación, mezcla e interrelación de lo clásico, el jazz, el rock y varias técnicas de composición, lograron recopilar desde la música bailable, la de concierto, la tradicional cubana.La agrupación grabó una docena de discos: el primero de ellos, “Chekere”, en 1979, al que se sumaron “El Coco” (1980), “The Legendary Irakere in London” (1987), “Homenaje a Benny Moré” (1989), “Great Moments” (1991), “Live at Ronnie Scott’s” (1991), “Misa Negra” (1992), “Bailando Así” (1995), “Babalú Ayé (1998), “Yemayá” (1999), “Indestructible” (1999) y “Pare Cochero” (2001).Irakere mezcló las sonoridades electrónicas con las de raíces afrocubanas en un proyecto considerado síntesis del desarrollo histórico de la música cubana, latinoamericana, norteamericana y europea, todo lo cual le permitió crear un sonido nuevo, original, contemporáneo.

Leer más »

Estrena Egrem otro sencillo del fonograma “Los Herederos. Homenaje a Chucho Valdés”

Yasek Manzano y César López se unen a este homenaje musical.Esta semana, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) los invita a continuar con los estrenos semanales del extraordinario álbum Los Herederos. Homenaje a Chucho Valdés, que poco a poco, como para que pueda ser disfrutado en total plenitud, nos presenta las interpretaciones de maravillosos músicos como lo es, sin dudas, Orlando “Maraca” Valle.
De su flauta y exquisita virtud, nos convida a deleitarnos con Selva, segundo sencillo de este fonograma escrito por este destacado flautista, compositor, director y productor musical. Se caracteriza por su fuerza rítmica y por reflejar la huella de una zona súper importante del trabajo de Irakere: la fusión de las culturas de origen afro, que se desarrollaron en nuestro país, y por supuesto, el jazz.
Lo acompañan en esta travesía un grupo todos estrellas: al piano Harold López-Nussa, en las baterías Juan Carlos Rojas “El peje”, en el bajo y guitarra eléctrica Lázaro Rivero “El Fino” y Emilio Hernández Martini, respectivamente. Yasek Manzano y Roberto García López, en la trompeta. En el saxo, los grandes César López y Alfred Thompson. Yaroldi Abreu reina en las tumbadoras, campanas y tambores abakúa; finalmente, en el timbal, Adel González.
Al decir del propio “Maraca” refiriéndose a este sencillo, “está inspirado exactamente en un tema que hizo Chucho para un evento que iríamos, un festival de jazz en Lima, Perú, donde también asistiría Dave Valentín, un fallecido gran flautista puertorriqueño- americano, del Bronx en Nueva York. Él le puso al tema My Funny Valentin. (…) Allí conocí al gran flautista, se tocó el tema, y después me invitó a su concierto. Nos vimos muchas veces después, gracias a ese memorable encuentro… Cuando sale el disco de Irakere Live at Ronnie Scott’s en el  93,  allí está el tema, porque Chucho lo dejó en las presentaciones que tuvimos en ese club de jazz, y  estuvimos tocándolo todo un mes allí. Es tremendo tema, me gusta mucho, y lo puso para el disco Flute notes, porque estaba dedicado a la flauta y a mí en particular”.
Los Herederos… es un inmenso y sentido homenaje al gran legado de Chucho Valdés, al cumpleaños 80 del Maestro, y a los 50 años de la fundación del grupo Irakere, que se conmemorará en el 2023. Desde el respeto y el cariño de músicos que, en su momento formaron parte de la banda que fue Irakere, y de muchos otros que por su talento perfectamente podían haber pertenecido a ella, se unen en esta súper producción bajo el sello Egrem.

Leer más »

“Una melodía a Picho”: Homenaje de la Egrem y César López a Chucho Valdés en su 80 cumpleaños

Esta melodía es el adelanto de un proyecto que comenzó en los Estudio 18 de la EGREM. Foto: Alejandro AzcuyCuando se ha vivido intensamente, con tantas experiencias, éxitos y logros, es muy difícil hacer un regalo que sea realmente especial y único. Es lo que sucede en esta ocasión con este obsequio de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem, en las manos, voz e instrumento de un virtuoso y gran amigo de Chucho Valdés: César López. En esta ocasión se ha inspirado en su Maestro al cual llama desde el respeto y el cariño Picho
Este single “Una melodía a Picho” es el tema elegido para comenzar la promoción y comercialización del CD Los herederos. Homenaje a Chucho Valdés e Irakere; pues es uno de los temas escritos especialmente para el disco, y está dedicado al Maestro.
Este 9 de octubre se lanzó la canción en las plataformas digitales y Sandunga, precisamente en el cumpleaños 80 de Chucho Valdés, uno de los más grandes artistas que ha dado la historia de la música cubana de todos los tiempos, y uno de los pianistas más grandes del mundo. Premio Nacional de la Música en Cuba y con innumerables premios internacionales.
César López, se mantuvo desde 1988 hasta 1997 en Irakere y en el formato de quinteto dirigido por Chucho Valdés. Actualmente es líder de su agrupación “Habana ensemble”; y además Integrante de “Cuban Sax Quintet” y de la “Orquesta AKOKAN”.
Según declaraciones del propio César López este confiesa:
“Lo que yo concebí.., se acerca a lo que heredé de mi paso por Irakere y mi trabajo con Chucho. Primeramente, Picho es una manera de decirnos él y yo solamente, es una cosa muy de nosotros. Es como un nombre que usamos cariñosamente para tratarnos. En cuanto al tema ya musicalmente hablando… yo quise reflejar que independientemente de que Chucho es un pianista virtuoso, tiene una veta melódica muy fuerte, muy interesante…quise reflejar en ese tema la melodía, esas melodías bien elaboradas que Chucho escribe…. Esa veta melódica y romántica muy grande que tiene Chucho…”
Intervienen en este tema Harold López –Nussa en el piano, Carlos del Puerto en el bajo Enrique Pla en la percusión, Harold Madrigal Frías y Julito Padrón Veranes en las trompetas, Germán Velazco y Jamil Schery Calderón en el saxo, Yoandy Argudín en el trombón, Orlando “Maraca” Valle en la flauta, maracas y tumbadoras de Yaroldy Abreu Robles y voz de César López.
Esta melodía es el adelanto de un proyecto que comenzó en los Estudio 18 de la EGREM, entre el 9 y el 21 de junio de 2021 con la Idea original, producción general y producción ejecutiva por EGREM de la musicóloga Élsida González Portal y contiene un total de 10 temas, los cuales se irán lanzando single a single y está previsto terminar con el estreno de este fonograma en el mes de diciembre.
Esta melodía es el adelanto de un proyecto que comenzó en los Estudio 18 de la EGREM. Foto: Alejandro Azcuy
Esta melodía es el adelanto de un proyecto que comenzó en los Estudio 18 de la EGREM. Foto: Alejandro Azcuy
(Con información de la EGREM)
Vea además:
En DVD, concierto homenaje a Chucho Valdés e Irakere (+ Video)

Leer más »

Chucho en sus 80

Chucho Valdés está sentado con Gonzalo Rubalcaba en el lobby del Hotel Nacional. Ambos comparten anécdotas, saludan a los admiradores y acceden a tomarse fotos y firmar autógrafos. Después continúan una conversación inmersiva en la que se unen recuerdos del pasado y el peso del presente. Es una tarde de los meses finales del 2018. Ambos músicos habían presentado uno de sus proyectos a la prensa. Con Gonzalo había conversado brevemente tras su histórico regreso a Cuba para el festival Jazz Plaza en 2011 y alguna vez había saludado a Chucho al finalizar uno de sus conciertos. Chucho Valdés (derecha), Gonzalo Rubalcaba (izquierda) y el autor (centro). Foto: cortesía del autor.Me acerco a ambos para recordarles un encuentro ya acordado. Sonríen y me siento junto a ellos para comenzar la entrevista. Chucho habla como si estuviera en la sala de su casa. Conduce la conversación por entre la maleza de recuerdos relacionados con momentos clave de su paso por la música cubana, por los más relevantes escenarios del mundo, por la fundación de Irakere y los Festivales de Jazz y menciona a otros “monstruos” del jazz como se menciona a un amigo. Gonzalo lo mira como un padre. Ríe con cada ocurrencia de su amigo y no le quita los ojos de encima. En ocasiones abunda sobre un dato de Chucho mientras él mira a Gonzalo para comprobar que la memoria no le falla.Cada vez que ríe, Chucho parece lanzar cohetes de fuegos artificiales. Se lleva las manos a la boca y su alegría colma todos los rincones. Chucho Valdés. Foto: cortesía del autor.En un intervalo de la conversación me habla de su padre, el genio de Batanga. Me confiesa que siempre ha lamentado que después de su salida de Cuba no se le tuviera en cuenta en los medios de comunicación, en las historias oficiales sobre música cubana. Sentía que el nombre de Bebo había sido borrado. La conversación que sosteníamos coincidía, sin embargo, con la próxima celebración de un homenaje a Bebo por sus 100 años. “Eso será un acto de justicia con mi padre”, me dijo Chucho.Chucho Valdés: “Me quedo con la imaginación”El maestro es tan grande como su obra. Se para en toda su estatura junto a Gonzalo y me coloca sus fornidas manos por encima de los hombros para tomarnos una foto. Me despide con un “nos vemos pronto”. No había formalidad ni falsa modestia en sus palabras. Chucho es uno de esos artistas que, a pesar de ser una leyenda viva, uno de los más icónicos exponentes del jazz mundial, conserva la prestancia del barrio y puede hablar con cualquiera como si estuviera compartiendo una mesa de dominó. Chucho y Gonzalo, dos amigos “de ley”, siguieron la conversación. Desde la distancia parecían dos muchachos que comparten los secretos más tremendos de la vida y se disponen a armar una nueva aventura. Chucho Valdés (centro) junto a Gonzalo Rubalcaba (izquierda) y el autor (derecha) en el Hotel Nacional de Cuba. Foto: cortesía del autor.Chucho hoy cumple 80 años. Lo está celebrando, posiblemente, con su familia, con amigos, con personas a las que ha querido en ese difícil y aventurado camino de la vida y la música. Hoy Chucho no será el genio del jazz, el hacedor de vanguardias musicales, el hombre que renovó radicalmente la música cubana. Hoy Chucho será nuevamente el hijo de Bebo, el hombre querido por su familia, por su esposa, el mulato robusto que en su juventud comenzó a descifrar los misterios de la vida antes de descifrar los misterios del jazz.PublicidadNo todos los días se cumplen 80 años. Y menos los cumple un músico que ha tenido un recorrido tan intenso por el mundo, uno para el cual la única señal de alivio para descansar la mente y el cuerpo ha sido el sueño. La primera impresión que uno percibe cuando conversa con el jazzista es su cordialidad, su alejamiento de cualquier pose, su permanencia en una actitud tan cercana que hace que la fama, con él, habite en otra parte. Pero detrás de la armadura que se ha impuesto para que las luces de la cúspide y del reconocimiento no le hagan mella, existe un tipo duro, un hombre que se ha impuesto incluso a él mismo. No podría ser de otra forma si observábamos el magisterio y el recio sentido de responsabilidad con los cuales ha llevado su carrera.De Irakere, de sus enormes aportes al jazz y a la música en general se ha hablado mucho aunque todavía quedan de ese entramado bastantes historias que contar. Pero para Chucho no fue nada fácil lograr que todos esos grandes instrumentistas coincidieran en un grupo, en una forma compleja y magistral de interpretar la música, de defender las propuestas del maestro y sus propias formas de asumir el jazz y sus interpretaciones. Chucho lo logró. Lo hizo posiblemente poniendo el cuerpo por delante, consiguiendo que sus músicos se convencieran de que estaban formando, como él, parte de algo nuevo, que lo importante era la experiencia, el sentido de renovación.La mayoría de los músicos de la agrupación tenía la certeza de que integraban una alineación de la que se hablaría en el futuro. La banda —se sabe—, fue una revolución, un prolífico diálogo entre generaciones y novedosas formas de expresión al amparo del magistral pianista. Irakere resultó el convencimiento de que ya Chucho tenía ganada la eternidad, y con él los músicos que lo siguieron en esa nada complaciente aventura. Nunca habrá otro Irakere. Las condiciones, los tiempos y los músicos no son los mismos. La historia, sin embargo, queda.Chucho llegó a Irakere siendo Chucho. Antes había estrenado una obra que todavía hoy deja con la boca abierta a los más conocedores del jazz. Mambo influenciado, de 1964, sentó cátedra y después de casi seis décadas conserva credenciales que la sitúan como una obra para el próximo milenio. Como también lo es su Misa Negra, la exposición rítmica de “Bacalao con Pan” y el fenómeno de “Jazz Bata”. En todas esas piezas y otras como “Yamsá”, están las equivalencias de Chucho, no solo con las células rítmicas de la música cubana sino con el tejido sonoro universal del jazz.En otras de las conversaciones que sostuvimos alguna vez, Chucho me habló sobre las raíces de Irakere y las relaciones con músicos que ya antes de la fundación de la banda estaban “dando guerra” con él. “En esa banda estaban algunos de los músicos que más tarde formarían parte de Irakere. Veníamos con una raíz común desde el punto de vista del desarrollo musical y juntos hablábamos de cómo romper viejas estructuras dentro de la música bailable y cómo penetrar en las raíces africanas de la música cubana. Todos pensábamos igual. Teníamos también un interés tremendo por el JAZZ y por fusionar estos elementos. Esto hizo que diez años después fundáramos IRAKERE con un concepto que todos compartíamos. Aunque siempre hay diferencias de opiniones, de qué hacer o no hacer en la banda, siempre llegábamos a un acuerdo”.El músico también lamentó entonces que no se tomara en cuenta lo suficiente el legado de aquellos músicos fundacionales. “En Cuba, tenemos el reconocimiento de los jóvenes estudiantes y de los músicos, pero no tanto de los medios de comunicación. Sin embargo, internacionalmente IRAKERE tiene el reconocimiento de las viejas y jóvenes generaciones y de las Escuelas de Música que estudian ese repertorio como algo importante en su formación”.Chucho, quien ha estado muy atento a la realidad cubana en medio de sus largas giras internacionales, ha sabido descifrar desde temprano ese obligatorio camino de ida y vuelta que une el nacimiento del jazz en Estados Unidos con la música cubana y africana. Esas lecciones han sido en su obra como una marca de la casa, unidas a su profundo conocimiento de la cultura africana y de su propia religión trasplantada de nuestros ancestros. Chucho es un hombre profundamente religioso. Por eso, tal vez, es un buen hombre. Nunca dejó de dignificar el legado de Irakere. Por eso sigue celebrando homenajes a su banda nodriza en todo el mundo, con un grupo formado por nuevas generaciones de músicos que conocen bien el significado de estar ahí, compartiendo escenario con el pianista y manteniendo los lenguajes heredados del maestro y del resto de los músicos de calibre de la banda-icono.***Este sábado Chucho también volverá a pensar en su padre, Bebo, un músico que se desgarraba, que tocaba también hacia dentro, para encontrar las respuestas, en su diálogo interno, que le negaban la realidad y los hombres. Chucho estuvo separado varios años de su padre, de su maestro, con quien compartía, además del talento, el mismo día de nacimiento, el 9 de octubre, uno en 1918 y el otro en 1941.En una ocasión, luego de un prologando lapso de tiempo, visitó en la casa a una amiga estadounidense en común, Susan Sillins y allí se reencontró con su padre, con quien estuvo durante dos sorprendentes semanas . Después de uno de esos encuentros ambos pianistas no se separaron nunca más. Tocaron juntos, hicieron historia y Chucho fue a cuidar a su padre a Benalmádena, en Málaga, cuando cayó enfermo. Cada vez que habla de Bebo lo hace con una bondad infinita. Lo hace como si sintiera que a él, que ha hecho uno de sus destinos de vida mantener y recuperar el legado de su padre en Cuba, todavía le faltara mucho por realizar para cumplir con el legado y las enseñanzas de su figura tutelar.Chucho no fue un muchacho fácil. Según anécdotas de la época debe haber sido un “diablo”. Precisamente una vez me contó una anécdota que desembarcó en un final “de película”, nada menos que con la creación de la inmortal Misa Negra. “Cuando era niño y estudiaba música, me le escapé a Bebo (papá) y entré a ver una misa afrocubana y un Toque de Santo a Changó. Desde entonces, pensé que eso era un tesoro que había que desarrollar por la variedad de cantos y toques africanos. Y cuando tuve la oportunidad, motivado por aquello que vi, escribí la Misa Negra, considerada hoy una obra maestra.”Los mensajes llueven. Pablo Milanés fue uno de los primeros en dedicarle a “su hermano” un cálida felicitación y otros artistas cubanos y de numerosos países ya se suman a la celebración por los 80 años de Chucho, que es también la celebración de la vida de Bebo, de Miriam, de toda la familia Valdés, y de ese fértil universo que es la música cubana.

Leer más »

En DVD, concierto homenaje a Chucho Valdés e Irakere (+ Video)

El sello Unicornio de Producciones Abdala presentó este miércoles el DVD “Tributo a Chucho Valdés e Irakere. Carlos Miyares”, que recoge el concierto ofrecido aquí por reconocidos artistas en homenaje a esa legendaria agrupación cubana. Convocados por el saxofonista Carlos Miyares, reconocidos músicos de la isla rindieron tributo a esa banda ‘todos estrellas’.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.