HAVANA CLIMA

Historia

ayestaran

Ayestarán

Ayestarán. Foto: Dazra Novak/ Habana por Dentro. La Calzada de Ayestarán –no Ayesterán, como se escucha con frecuencia– es una

Leer más »

Batalla de Chapultepec: cuna de héroes

Puede decirse con toda certeza que los planes de extensión territorial de Estados Unidos para apoderarse de tierras mexicanas comenzó (1820) desde el mismo momento en que se instalaron en Texas, que era territorio azteca, unas trescientas familias de colonos norteamericanos sin autorización.
Una década después la cifra de colonos yanquis llegó a 20 000 mientras se intensificaba la campaña contra el gobierno mexicano para convertir a Texas en una «República Autónoma», lo que ocurrió en 1836 cuando los «texanos» declararon la guerra a México y proclamaron su «independencia».
Sin embargo, las contradicciones aparecidas entre el gobierno y el parlamento de Estados Unidos impidieron, de momento, la anexión de Texas como estaba previsto en los planes estadounidenses.

Fernándo Montes de Oca Foto: Archivo

No obstante lo anteriormente señalado, las campañas expansionistas dirigidas por los gobernantes de Estados Unidos y los más acérrimos partidarios afincados en el Congreso de esa nación se volvieron cada vez más violentos, ofensivos y amenazantes contra el gobierno mexicano. Abiertamente expresaban el propósito de invadir a México, apoderarse del país y por añadidura imponer la hegemonía imperialista a todos los países latinoamericanos.
Desde el Congreso yanki connotados expansionistas como el senador Preston atizaban desde sus escaños para proceder sin miramiento a la conquista de México y de todo el Continente:
«El pabellón de las barras y las  estrellas –dijo-, no tardará en flotar sobre las torres de México, y de allí seguirá hasta el Cabo de Hornos, cuyas olas agitadas son el único límite que reconoce el yanqui para sus ambiciones».
El 28 de febrero de 1845 Estados Unidos se anexa oficialmente el territorio de Texas. Meses después, el 13 de mayo de 1846 le declara la guerra a México. 
BATALLA DE CHAPULTEPEC Y LOS NIÑOS HÉROES
Para llegar a la capital mexicana las tropas invasoras yanquis tuvieron que combatir en el Valle de México a las fuerzas leales al gobierno en Padierna, el 19-20 de agosto de 1847, en las afueras de la Ciudad de México y en Churubusco, también el 20.
Estas victorias motivaron al general Winfield Scott a decidirse por tomar la capital mexicana, pero antes pactó un armisticio con el general Santa Anna, que luego unilateralmente lo declaró roto y procedió a desplegar sus tropas frente a una edificación de la época virreinal, conocida como Molino del Rey, ubicada  en los límites del bosque de Chapultepec.

Vicente Suárez Foto: Archivo

El general Scott ordenó el ataque con la certeza de que en  otro edifico cercano llamado Casa Mata, que era el almacén de pólvora, había un gran arsenal.
Al amanecer del 8 de septiembre comenzaron los yanquis a cañonear las defensas mexicanas. Inmediatamente respondieron al fuego enemigo los cañones emplazados en Chapultepec y en la batería de Carona.
Para los yanquis fue una victoria pírrica porque perdieron cerca de 800 hombres y medio centenar de sus mejores oficiales por ocupar una edificación carente de valor. Además, para su sorpresa, no había ningún arsenal allí.  
Luego de la batalla las tropas yanquis se retiraron a sus cuarteles en Tacubaya. El único obstáculo que les quedaba para llegar a la capital era el cerro de Chapultepec, defendido por más de 1 200 soldados y unos 50 cadetes.
En lo alto del cerro a 2 325 metros sobre el nivel del mar y a unos 60 sobre el nivel del valle, se yergue el Castillo de Chapultepec que no es una fortaleza. Su origen data del Virreinato de Nueva España cuando los virreyes lo utilizaban como lugar de descanso.
El virrey Bernardo de Gálvez ordenó su construcción a fines del siglo XVIII. Ya a principios de la década de 1840 el Heroico Colegio Militar estableció su sede allí. 
Posteriormente a la batalla de Molino del Rey, el director del Colegio Militar les pidió a los cadetes que se fueran para sus casas temiendo que sus vidas corrieran peligro pues era el último baluarte de la defensa, pero un grupo se quedó. Las edades de los cadetes oscilaban entre 12 y 18 años. Los oficiales a cargo tenían más edad, pero seguían siendo jóvenes. 
Casi al amanecer del 12 de septiembre, las tropas invasoras comenzaron a bombardear las posiciones mexicanas y el castillo. El tronar de los cañones no cesó hasta el anochecer.
Al siguiente día y luego de machacar las líneas de defensa mexicanas durante varias horas con sus piezas de artillería, los yanquis se lanzaron al asalto del castillo.

Juan de la Barrera Foto: Archivo

Tres divisiones que sumaban más de 7 000 hombres bien armados comenzaron el ataque. El batallón de San Blas, el único refuerzo que habían recibido los defensores del castillo, les hizo frente al pie del cerro.
Palmo a palmo fueron avanzando los invasores por la resistencia de los soldados mexicanos que peleaban a veces cuerpo a cuerpo dentro de las maltrechas trincheras. De los casi 400 combatientes del San Blas tan solo sobrevivieron dos.
Una vez diezmado el batallón los norteamericanos formaron un grupo de ataque integrado por unos 3 500 hombres, que apoyados con piezas de artillería y otras armas auxiliares, asaltaría y tomaría la fortificación militar.
La pequeña guarnición del castillo estaba formada por unos 800 soldados y un grupo de cadetes, que le hicieron frente a las tropas invasoras con heroísmo en un desigual combate, pero que no pudieron impedir que el castillo fuera tomado.
Una vez que las tropas yanquis penetraran en el Castillo de Chapultepec tuvieron que vérselas  con seis de los cadetes que no se rindieron y se les enfrentaron heroicamente hasta la muerte. La historia mexicana los recuerda como Los niños héroes de Chapultepec. Ellos son:
Vicente Suárez, 14 años; Fernándo Montes de Oca, 18 años; Francisco Márquez, 12 años; Juan de la Barrera, 19 años; Agustín Melgar, 18 años; Juan Escutia, 20 años de edad.

Francisco Márquez Foto: Archivo

Como epílogo de la invasión de Estados Unidos a México, al gobierno del país azteca le torcieron el brazo y lo obligaron a firmar El Tratado Guadalupe-Hidalgo, el 2 de febrero de 1848.
De un plumazo los yanquis se apropiaron de los estados de Nuevo México, California, Arizona, además de Texas hasta el Río Bravo.
Tiempo después, con el pretexto de construir una línea ferroviaria que pasaría por La Mesilla de Arizona (California), Estados Unidos «compró», en 1858, ese extenso territorio. México perdió más de dos millones de kilómetros cuadrados, o sea, más de la tercera parte del actual territorio de Estados Unidos.
Fuentes: 
Granma, 1 de febrero, 1976.  Tony Fernández,  México invadido tres veces y despojado de dos millones de kilómetros cuadrados.
Grama, 13 de septiembre 1982. Los niños Héroes de Chapultepec, José a Benítez.  

Agustín Melgar Foto: Archivo

Juan Ezcutia Foto: Archivo

Leer más »

Guiteras: la acción y el pensamiento unidos

Raúl Roa calificó a Guiteras como “la figura más empinada, el ánimo mejor templado, la voluntad más indomeñable, el brazo más enérgico y el espíritu más puro del movimiento nacional revolucionario” de los convulsos años 30 del pasado siglo, y no le faltó razón al destacado intelectual, pues Guiteras formó, junto a Julio Antonio Mella y Rubén Martínez Villena, la trilogía de las figuras más destacadas de esa Revolución, la que al decir del propio Roa se fue a bolina.

Al morir combatiendo en el Morrillo, al lado de Carlos Aponte, el 8 de mayo de 1935, cerró un ciclo revolucionario que solo continuaría en la década de los 50 liderado por Fidel Castro, quien bebió en los planes insurreccionales de Guiteras y estudió a fondo el programa de la Joven Cuba, el cual, le serviría de base para llevar a la práctica sus concepciones revolucionarias.

Por estos días de septiembre se recuerda la instauración del llamado Gobierno de los Cien Días (10 septiembre 1933-15 enero 1934) del cual Guiteras fuera secretario de Gobernación, Marina y Guerra y tuviera la responsabilidad histórica de llevar a cabo las medidas más radicales del heterogéneo gobierno, que tenía a Tony en su ala más radical y antimperialista, al sargento devenido coronel Fulgencio Batista en su ala derecha y al presidente Ramón Grau San Martín en el centro.

La profundidad de su pensamiento, sin dejar de ser el hombre de acción que conspiró y luchó contra la dictadura machadista y que pretendió atacar el cuartel Moncada, idea retomada después por Fidel, lo sitúan, al decir, del desaparecido filósofo Fernando Martínez Heredia,  como la figura histórica que “estableció el nexo entre la política revolucionaria cubana anterior y la futura, es decir entre la Revolución del 95 y la ideología mambisa radical —el tipo de gesta nacional cubano— y la insurrección del 26 de Julio y el Ejército Rebelde con su ideología, esto es, la revolución de liberación y socialista”.

Durante esos efímeros días del Gobierno de los Cien Días -el primero en Cuba que gobernaba sin el visto bueno de los Estados Unidos-, Guiteras adoptó medidas de una inusitada radicalidad, siendo la más conocida y antimperialista, la nacionalización de la mal llamada Compañía Cubana de Electricidad, ocurrida apenas horas antes del golpe de estado de Batista que derrocaría dicho gobierno.

Guiteras fue enérgico al enfrentarse al administrador de dicho pulpo eléctrico, y en reunión con ese personaje, Mr. Thompson, quien dilataba la reunión, le dijo: “Señor administrador de la Compañía Cubana de Electricidad, el Gobierno Cubano no puede esperar más. Dentro de una hora los obreros de la Compañía Eléctrica irán a una huelga justa, el Gobierno no puede en forma alguna confrontar tan grave situación ni tampoco obligar a sus obreros por la fuerza a trabajar, sino accediendo a su justas demandas”

Otra anécdota que muestra el arraigado antimperialismo y la valentía de Tony Guiteras fue su enfrentamiento al embajador norteamericano Summer Welles en el campamento de Columbia, cuando le exigió que lo abandonase en diez minutos, y cuando el prepotente personaje le reclamó su inmunidad diplomática, sin inmutarse, le recordó que su gobierno, el de Estados Unidos, no había reconocido al suyo, al cubano, y por lo tanto era solo un simple ciudadano y con firmeza, mirando el reloj, le dijo, y le recuerdo que ya han pasado dos minutos del plazo que le di.

Derrocado el Gobierno de los Cien Días siguió Guiteras con sus planes revolucionarios y fundó la Joven Cuba, cuyo programa, de una profundidad inusitada para la época, serviría luego a Fidel para emprender su lucha, adaptándolo a las condiciones de la Cuba de los años 50.

En dicho programa se planteaba el paso paulatino hacia el Socialismo y se afirmaba: “Cuba permanece en estado colonial. Supeditada al capital extranjero, la estructura económica cubana es un aparato que no sirve a necesidades colectivas de dentro, sino a rendimientos calculados por y para los de fuera”

Y más adelante, planteaba de manera directa y explícita: “Se suscribe como esencial al credo antimperialista, a cuya luz se desenvolverá una política exterior e interior genuinamente cubana”.

Para lograr sus propósitos revolucionario intentó Guiteras salir de Cuba por el Morrillo, aquel fatídico 8 de mayo de 1935, pero una delación truncó esas aspiraciones y su vida, con apenas 29 años de edad, cuando todavía tenía mucho por dar para su patria.

Guiteras, como afirmó también Raúl Roa, fue el “jacobino” de la Revolución de los años 30. Su legado antimperialista está vivo y se hizo realidad a partir del 1ro de enero de 1959.

El Che Guevara al definirlo, dijo de este revolucionario: “Antonio Guiteras representaba al más puro luchador antimperialista y al precursor de una nueva etapa de la lucha guerrillera (…) su acción fue múltiple, como su vida multifacética (…) fue la expresión de las masas enardecidas que trataban de realizar la verdadera Revolución”

Leer más »

En los 60 de “El siglo de las luces”

Con el paso de los años, la obra de Alejo Carpentier no ha perdido vigencia. Difundida fundamentalmente en Europa occidental y en la América Latina, se expande ahora a zonas de la geografía del planeta antaño inexploradas. Ha entrado en el mundo árabe, en China, en Japón o en Corea del Sur. Una poderosísima transnacional prepara nuevas traducciones de Los pasos perdidos y El siglo de las luces. Con el derrumbe del campo socialista europeo, ese mercado desapareció abruptamente, pero se están produciendo señales de una lenta recuperación en países como Polonia, Letonia o Rumania.
Por esas razones y por el valor intrínseco de la obra, la conmemoración del sexagésimo aniversario de El siglo de las luces debe asumirse como un auténtico acontecimiento. La continuidad de su resonancia en generaciones sucesivas de lectores, su manera de trascender a través del tiempo al ofrecer al ciudadano del siglo XXI el potencial latente de lecturas e interpretaciones, atemperadas a interrogantes básicas planteadas en los días que corren, le confieren la categoría correspondiente a un clásico de las letras.
El percance sufrido por el avión en que viajaba de Caracas a París, impuso al escritor la permanencia en Guadalupe durante unos días de espera. Allí, el azar propiciaría el descubrimiento de un personaje que daría un vuelco definitivo a una novela que ya tenía en proceso de escritura. Víctor Hugues resultó ser un actor secundario en el proceso desencadenado por la Revolución francesa, que prosiguió con el auge y caída de los jacobinos y el giro que condujo a la instauración del imperio por Napoleón. Enviado a América, buena parte de su acción se desarrolló en este lado del Atlántico, específicamente en el Caribe, desde Guadalupe hasta Cayena.
Carpentier había encontrado un material precioso para proyectar hacia un horizonte más amplio la transformación sustancial de la novela histórica, iniciada por él con El reino de este mundo. Su relato arranca con los aldabonazos que estremecen la casa de La Habana colonial donde, después de la muerte del padre, en vísperas del despertar a la vida, permanecen recluidos Carlos y Sofía, junto a Esteban, primo de ambos, deslumbrados todos por las innovaciones de la ciencia y la técnica impulsadas por el siglo de las luces. Esteban seguirá a Víctor desde Haití, en plena insurrección anticolonial y antiesclavista, hasta París en plena ebullición revolucionaria, antes de volver a América, y estará a su lado para asistir en Cayena al regreso triunfante de las fuerzas de la reacción. Vuelve a La Habana y corresponderá entonces a Sofía contemplar la decadencia del francés y la imagen grotesca de su última máscara.
Con la nueva novela histórica, Carpentier elabora un discurso subversivo y descolonizador. Lo hace mediante la superposición de múltiples cambios de perspectivas que dinamita los cimientos de la narrativa oficial elaborada desde el poder metropolitano dominante, de la historiografía de la modernidad y legitimado por talentosos autores de alto rango académico. El punto de vista que conduce el relato se sitúa en el espacio geográfico de nuestra América, incluido el plurilingüe arco antillano, y convierte al Caribe en verdadero mare nostrum, contraparte del Mediterráneo, ámbito originario de la cultura occidental, portadora de un modelo civilizatorio.
Aunque el planeta había comenzado a achicarse desde los viajes de Colón, la idiosincrasia todavía prevaleciente caracteriza la época a partir de una cronología centrada en la secuencia de acontecimientos que incluyen el alza y caída de los jacobinos, los hechos que concurren al ascenso de Napoleón Bonaparte y la instauración del imperio. Doblemente transformador, el Siglo de las Luces recorre esos años tumultuosos a través de las vivencias de Esteban y Sofía, ciudadanos comunes, testigos y partícipes secundarios de los hechos. De esa manera, además de situar las miradas desde la perspectiva de las tierras de América y el Caribe, construye una visión forjada por los de abajo y apunta con ello hacia un vuelco radical en las relaciones de poder.
Del mundo de allá han llegado simultáneamente el decreto que suprime la esclavitud y la guillotina, el impulso hacia la emancipación de los oprimidos, de los “condenados de la tierra”, según Fanon, y el instrumento racional de la muerte, mencionado siempre en el texto como “la máquina”, eficaz en el cumplimiento de su propósito, diseñada por mano ingeniera con la aplicación de una línea geométrica impecable, verdadero triunfo de la técnica. El ciclo histórico concluye con la reinstauración de la esclavitud y de la infame trata de africanos. Sin embargo, tal y como lo refiere en Cayena un observador radicado en esa colonia, el “gran cimarronaje no ha terminado”. Cuando Esteban y Sofía desaparecen en medio de la insurrección popular madrileña frente a la invasión napoleónica, estamos en vísperas del inicio de la lucha por la independencia de América Latina.
La aparición recurrente de “la máquina”, modelo de progreso técnico destinado a ejecutar a los condenados, instrumento de la muerte, revela la ironía subyacente en el título de El siglo de las luces. En diálogo explícito con el pintor Goya, Carpentier recuerda que “la razón engendra monstruos”. Para construir el conocimiento verdadero de la realidad y el empeño irrenunciable por transformarla, la razón habrá de complementarse con la pasión. Es el camino de la sabiduría. Por eso en la novela, teniendo en cuenta su raíz etimológica, el nombre de Sofía no fue escogido al azar.
Para conmemorar el aniversario 60 de El siglo de las luces, el próximo 17 de septiembre, en el habitual espacio del Sábado del Libro se presentará la última edición cubana de esa obra, fundacional por múltiples motivos. Ha sido cuidadosamente preparada por investigadores que eliminaron erratas de distinta magnitud acumuladas en sucesivas reimpresiones e incorporaron un cuerpo de notas de suma utilidad para los lectores.
Es una invitación a acercarnos todos, tanto los expertos como los novicios, a un texto clásico, desde la perspectiva de nuestra convulsa contemporaneidad.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Leer más »

Los 80 años de Eusebio Leal

Eusebio Leal Spengler, Eterno Historiador de la Ciudad de La Habana. Foto: Roberto Chile.Hoy, 11 de septiembre de 2022, nuestro insigne historiador Eusebio Leal cumpliría 80 años.
En el libro Nuestro amigo Leal (Compilación, prefacio y edición a cargo de Mario Cremata Ferrán) publicado por Ediciones Boloña en 2018, escribí unas breves palabras que hoy rememoro: “Leal a la patria, al trabajo creador, a la virtud, Eusebio Leal se ha ganado el afecto y la admiración de todos los cubanos, entre otros méritos, por contribuir con ingenio y maestría a salvar la ciudad del daño arrasador del tiempo y el olvido”.
Palabras estas que estuvieron acompañadas de una fotografía que tuve el honor de entregarle personalmente a Eusebio en ocasión de un acto público en la Oficina del Historiador de la Ciudad.
Hoy acudo nuevamente a esta imagen, solo que ahora no estará acompañada de mis palabras, sino de inspiradas décimas que a propósito escribió hace solo unos días el prolífico poeta y escritor cubano Alexis Díaz Pimienta.
De tal manera honramos –con imagen y poesía– a este cubano inmenso que tanta luz le ofrendó a su patria.
***
Eusebio
Décimas de Alexis Díaz Pimienta
(Hasta hoy inéditas)
El hombre tras del sombrero.
El cielo. La guayabera.
El silencio que atempera
Su voz de alto palabrero.
Eusebio: sabio y austero.
Eusebio: tan objetivo.
Eusebio: tan atractivo.
Historiador y orador.
Es Cuba a todo color.
Jose Martí redivivo.
Sube el telón: Es Leal.
Baja el telón: es Martí.
Sube el telón: Están ahí.
Baja el telón: Todo igual.
Sube el telón: inmortal.
Baja el telón: Hay motivo.
Sube el telón: yo le escribo.
Baja el telón: genio sobra.
¿Cómo se llama la obra?
“Jose Martí redivivo”.
Sube el telón: Es la plaza.
Baja el telón: es verano.
Sube el telón: un cubano.
Baja el telón: una raza.
Sube el telón: tierra y maza.
Baja el telón: sol mambí.
Sube el telón: yo lo vi.
Baja el telón: no hay zozobra.
¿Cómo se llama la obra?
“Eusebio Leal Martí”.
(Tomado de Cubaperiodistas)

Leer más »

Ofrendas florales de Raúl Castro y Díaz-Canel presiden homenaje a Almeida en Santiago de Cuba

Este 11 de septiembre se cumple el aniversario 13 de la desaparición física de Juan Almeida Bosque
tributo a Juan Almeida Bosque en el Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy. (Foto: ACN)

Relacionados

El General de Ejército Raúl Castro y el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, enviaron ofrendas florales al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, en el aniversario 13 de su desaparición física.

Ante el mausoleo que perpetúa la memoria de los mártires del Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy, en la loma La Esperanza, también se colocaron arreglos florales a nombre de Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y del pueblo cubano, en homenaje a quien fuera fundador del enclave guerrillero.

José Ramón Monteagudo y Manuel Falcón, primer secretario del PCC y vicegobernador en Santiago de Cuba, respectivamente, encabezaron la conmemoración junto a las autoridades del municipio montañoso.

Posteriormente a la ceremonia de guardia de honor, a cargo de estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Contramaestre, la presidencia dedicó flores sueltas al jefe militar, ys y compañeros de lucha.

Al acto asistieron también representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, del Ministerio del Interior, las organizaciones sociales y de masas, y población de Cruce de los Baños, localidad cabecera.

Anisleydis Rodríguez, secretaria municipal de la Unión de Jóvenes Comunistas, refirió que los cubanos jamás olvidarán a Almeida, porque su legado deviene paradigma para las presentes y futuras generaciones en la defensa del proyecto socialista.

Manifestó el respaldo al Código de las Familias que será sometido a referendo el próximo 25 de septiembre, por constituir una ley inclusiva, en tanto reconoce el principio de la dignidad e igualdad como esencia de los derechos de las personas.

Nacido un 17 de febrero de 1927 en La Habana, Juan Almeida Bosque ostentó el grado de Comandante por su participación en acciones decisivas para el triunfo revolucionario del primero de enero de 1959 como el Asalto al Cuartel Moncada, el desembarco del yate Granma y la lucha guerrillera.

Ocupó numerosas responsabilidades como integrante del Buró Político del Comité Central del PCC desde su fundación en 1965, vicepresidente del Consejo de Estado y presidente de la Asociación de Combatientes.

Leer más »

El golpe de Estado en la memoria

En el alma de los chilenos está presente el golpe de Estado contra el gobierno de Salvador Allende
El 11 de septiembre de 1973 se concretó el golpe de Estado contra Allende. (Foto: Archivo histórico/Escambray)

Relacionados

Como parte de la conmemoración del aniversario 49 del sangriento golpe, a las 10:00, hora local, comenzará la tradicional romería desde la Plaza de los Héroes hasta el Cementerio General para colocar ofrendas florales y rendir homenaje a las víctimas del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990).

Durante ese período se registraron en el país más de 40 mil casos de delitos de lesa humanidad, entre asesinatos, torturas, detenciones y desapariciones.

También en horas de la mañana habrá un acto en el palacio de La Moneda encabezado por el presidente Gabriel Boric, con la participación de miembros de su gabinete.

Mientras, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos dedicará un espacio a recordar a las mujeres víctimas de la dictadura y a las que resistieron ese período.

Este año la conmemoración tiene lugar en un momento complejo, ya que el 4 de septiembre fue rechazado en un plebiscito un proyecto de constitución que buscaba reemplazar la carta magna impuesta por el régimen pinochetista.

Tras el resultado del referendo, el presidente chileno expresó su compromiso de construir, junto al Congreso y a la sociedad civil, un nuevo proceso constituyente.

Pero aún no hay un itinerario y, mientras desde la izquierda se plantea volver a elegir otra convención para redactar una nueva propuesta, hay sectores de la derecha que abogan porque se haga desde el Parlamento o por un grupo de expertos.

La nueva titular chilena del Interior, Carolina Tohá, expresó su esperanza de contar con una nueva Constitución para 2023, antes de que se cumplan los 50 años del golpe de Estado. “Sería lo más sano para los chilenos”, expresó la ministra.

(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

Desde lo más alto del sur pinero

El faro de Carapachibey es una torre circular de hormigón de más de 60 metros de altura. Foto: Portal del ciudadano de la Isla de la Juventud.Unos dicen 52 metros, otros 60, y algunos investigadores hasta más, pero aunque no se pongan de acuerdo, sí coinciden en que el Faro Carapachibey, en el municipio especial Isla de la Juventud, es el más alto del archipiélago cubano.
Ubicado a unos 90 kilómetros de Nueva Gerona, capital del municipio, cerca del poblado de Cocodrilo y del Parque Nacional Marino Punta Francés, la obra constructiva comenzó en junio de 1980 y quedó inaugurado el 11 de marzo de 1983, como un proyecto del Instituto Cubano de Hidrografía, así lo refleja Miguel Ángel Sánchez Terry, autor del libro Faros españoles de Ultramar.
Su estructura consiste en una torre circular de hormigón, con un diámetro de seis metros y 280 escalones que conducen a su punto más elevado. En la parte superior, tiene una farola de lámparas de alógeno que emiten luz cada 7.5 segundos, divisa hasta 17 millas y media, pero algunas investigaciones demuestran que puede llegar a captar hasta 28 o 30 millas.
Por la situación geográfica del municipio, el faro se ve expuesto a fenómenos climatológico. En el 2008 el huracán Gustav lo destruyó considerablemente y hasta el año 2010 no fue reconstruido.
“La remodelación tuvo una duración de cinco meses. Le pusimos baranda a la escalera, realizamos trabajos de albañilería, nuevas instalaciones eléctricas, cambiamos cristales, reparamos el techo y tuvimos que hacer una cúpula nueva y más moderna”, dijo Roberto Carmona Socarrás, montador industrial de la Empresa Navegación Caribe Talleres Navales.
El faro actual se erige en sustitución del antiguo, que fue fabricado en 1949, con 27 metros de altura. El material utilizado fue el hormigón con forma cilíndrica, pintado con franjas blancas y rojas y sus destellos de luz eran visibles hasta 16 millas, aseguró Guillermo Maquintoche Vázquez, director de la Oficina de Sitios y Monumentos del Centro Municipal de Patrimonio Cultural de la Isla de la Juventud.
En el lugar donde está el faro hubo asentamiento aborigen y se han encontrado elementos antiguos, por esa causa es considerado patrimonio cultural y un sitio arqueológico, informó la especialista de la propia Oficina de Sitios y Monumentos del municipio, Beatriz Gil Sarda.
Yanelis Plasencia Padrón, directora del Museo Municipal de la Isla de la Juventud, manifestó que en Cuba existe una gran variedad de faros distribuidos por todo el país, entre ellos se destacan el de Cayo Guano del Este, al sur de Cienfuegos, considerado el segundo de más altura, con 54 metros.También el del Castillo del Morro (44 metros), Puerto del Mariel (41 metros), Cabo Lucrecia (40 metros), Punta de Maisí (37 metros) y Cabo Cruz (34 metros).

Leer más »

Fidel y Leal, valga la redundancia

Ambos compartían ideas y conocimientos, de seguro disfrutaban cada encuentro como nadie. Foto: Fidel Soldado de las IdeasExisten fechas tremendas, y el 11 de septiembre es una de ellas. Este día es uno de esos que han quedado marcados en la historia por la ocurrencia de sucesos estremecedores. Considero que entre esos hechos está el nacimiento de Eusebio Leal Spengler, Doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas, Historiador de la Ciudad de La Habana y Director del Programa de Restauración del Patrimonio de la Humanidad en Cuba. Si a estas coincidencias agregamos que Fidel Castro y Eusebio Leal nacieran en el mismo país y se encontraran, ya eso merece estudios superiores de las ciencias ocultas.
¿Cómo y cuándo se tropezaron esos dos seres excepcionales?El propio Eusebio lo contó: “cuando comenzaba la restauración del Palacio de los Capitanes Generales, en una ocasión, Fidel fue al Centro Histórico habanero, específicamente al Palacio de los Capitanes Generales, acompañando al alcalde de la ciudad chilena de Iquique, y preguntó por Leal Spengler, pero no me halló por encontrarme en la Unión Soviética formando parte de una delegación cubana”
Eusebio refiere: “Fidel conocía de mí porque ya Celia le había hablado de mí, y en una segunda vuelta en que él viene de visita al Centro Histórico, nos conocimos y a partir de ese momento comenzó una aventura muy grande de espíritu para mí. De más está decir que solamente por él entro yo en lo que un amigo llamaba el torrente, la marea de la Revolución”.
Muchísimas obras de Habana Vieja fueron inauguradas por Fidel, que acompañó hasta allí a visitantes del mundo. Foto: Fidel Soldado de las Ideas
“Cuando era un adolescente y era la lucha en la Sierra Maestra, yo dibujaba mucho entonces, realicé un cuaderno entero con todo lo que yo imaginaba que había sido el desembarco del Granma y la lucha de la insurgencia en la Sierra Maestra, contaba Leal. A partir de ese momento, y después, comenzó el conocimiento. Triunfó la Revolución, abrió todas las puertas y ventanas a una generación y a varias generaciones, y seguir las palabras de Fidel, que eran compartidas por todo un pueblo, fue para mí más que una sensación y una vivencia: fue un magisterio. Tenía entonces muy pocas letras y muy poco desarrollo intelectual y mucha avidez de conocimiento, y esa apertura de la Revolución significó todo eso. No podía imaginarme que años después comenzaba la obra de restauración del Palacio de los Capitanes Generales y tendría la oportunidad de conocerlo”Sobre Fidel Leal habló en muchísimas oportunidades:
“En una ocasión me llevó consigo al sur de América y al regreso, sobre la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, sobrevolándola, después de haber pasado allí momentos muy íntimos, me preguntó qué podíamos hacer por la Habana Vieja. Él personalmente pidió nuestras ideas; las llevamos, que eran fruto de la experiencia, y él, como abogado, comenzó a transformar todo aquello en el Decreto-Ley No. 143 de octubre de 1994 que cambió la historia y fue para mí el documento jurídico más avanzado en cuanto a la protección del patrimonio cultural que jamás se hizo”
“Él subordinó toda una maquinaria en el momento en que comenzaba el turismo, comenzaba todo ese movimiento, en el instante en que comenzaba también el período especial, puso todo eso que está contenido en el documento al servicio de la obra, y no escatimó para ella todo tipo de atenciones. Luego me consultaba periódicamente, sobre todo preocupado porque a la restauración se uniera, de manera equitativa, la obra social”.
“Él puede hablar horas, sin embargo, es capaz de hacer un discurso espectacular como en Río —de Janeiro—, o, por ejemplo, recuerdo uno en Estocolmo, Suecia; en un discurso de una cuartilla es capaz de decirlo todo”
“El más agudo, el más intenso intérprete de la realidad de su tiempo, el más profundo conocedor de los cubanos”. Fidel rechazó todo dogma, reinterpretó continuamente la realidad y creyó sinceramente en las capacidades del hombre, en la vocación redentora de todo revolucionario. No le gustaban el engaño y la simulación. Con él “había que estar dispuesto a la verdad”.
“Fidel era un hombre de la cultura, era un pensador que se prepara, estudia y nunca cree suficiente el conocimiento adquirido”.
“Cuando conocí de él a partir de los testimonios de su propia vida – asegura Leal – supe que, por ejemplo, en los estudios universitarios era capaz de llevar muchas asignaturas al mismo tiempo, estudiar y a la vez, como está consignado en su expediente académico demostrar la enorme lucidez y capacidad para emplearse a fondo en muy diversas materias”
“Ha sido un lector incansable, ha leído de todo lo necesario para el conocimiento de la historia de la humanidad, de la cultura, la literatura, el arte. Ahí entran muchas apreciaciones cruzadas en mi memoria, de intelectuales que conocí que lo conocieron; de amigos y compañeros de lucha que compartieron con él momentos muy trascendentes y una de las cosas que a todos más nos impresionó fue su capacidad de adquirir conocimientos y proyectarlos en sus relaciones y en su discurso político”
“Una convicción le acompañó desde los primeros años de su vida: su destino estaba ligado indisolublemente a una causa de justicia social por la cual sacrificaría fortuna, tiempo, momentos para los amigos… todo cuanto fue necesario dejar a un lado para llevar adelante lo que él consideró justo, conveniente y necesario para Cuba”.
No sé el lugar ni el momento de la instantánea, pero observen que la expresión es la misma, muestra de una coincidencia especial. Foto: Fidel Soldado de las Ideas
Innumerables encuentros se produjeron entre ellos. Quien tuvo la oportunidad de verlos uno frente a otro sabe que sus conversaciones eran una lidia entre dos oradores inmensos, era una clase magistral que dejaba boquiabierto a cualquiera, muy difícil para el periodista que no tenía a mano una grabadora, pues copiarles o retener tanta sapiencia era una misión imposible.
En lo que a mí respecta, lo recuerdo con nitidez como si lo estuviera viendo. La primera entrevista que le hice a principio de los años 80, cuando no era tan conocido, la titulé: Un habanero Leal. Desde entonces no hubo tumulto en el que estuviéramos (y fueron muchos), lugares de encuentros, conferencias, recepciones, donde no tuviera la gentileza de un saludo afectuoso, amable. No es preciso hablar de su memoria inmensa, se acordaba de todo.
Lo entrevisté muchas veces para la Revista Bohemia, hasta que una vez me dijo: “Pero Susana, cada vez que hablas de La Habana yo no puedo estar ahí”, y siempre cedía. Verlo disgustado me daba miedo. En una ocasión se molestó conmigo llegamos media hora tarde a una cita para grabar un programa de TV “Encuentros y Tradiciones” para el Canal Educativo y, cuando le vi el rostro me aterré. Cuando me vio acercarme, a la distancia de más menos 100 metros me dijo: “Mira, yo no puedo perder mi tiempo así, lo hacemos otro día”. Le supliqué, y me dijo: “Yo sé cómo es la Televisión, que si la cámara, que si el chofer, que si no hay medios de transporte, eso me lo sé, no me lo repitas”, estaba muy molesto. Pero al final cedió e hicimos el trabajo. Así era.
Anécdotas entre Fide y Leal existen muchísimas, pero algo muy especial llamó poderosamente mi atención: Fidel lo escuchaba como un alumno a su mejor maestro, y Leal hacía lo mismo. Otro detalle era que Leal al referirse a Fidel lo llamaba “Él”, y todo el mundo lo entendía.
Y para seguir especulando con las cábalas, sus nombres salidos de dos familias diferentes de lugares distantes de la isla de Cuba, significan lo que fueron, perdón, lo que son: fidelidad y lealtad, dos atributos que volcaron en su patria y en la humanidad, sin lugar a dudas.
Segura estoy que Fidel Castro y Eusebio Leal eran de espiritualidad gemela. No sé si por la formación religiosa en sus primeros años o por un don que les vino desde la cuna, lo cierto es que de mirarse se comprendían.
Leal habló de Fidel mucho, pero esta reflexión en lapidaria:
“Primero quiero decir que su fama y su nombre están unidos a cualquier persona en cualquier lugar del mundo que haya recibido la mano generosa de Cuba. Fidel vivirá porque sobrevivió a todos los peligros y triunfó, y si Cuba existe, es porque su nombre no se puede disociar del pueblo del cual surgió”
Odio las comparaciones, pero en este caso considero que tampoco se podrá hablar de La Habana sin tener en cuenta el nombre de Eusebio Leal Spengler, estoy convencida de que las almas de los que van a otra dimensión, se encuentran, y desde donde estén, Fidel y Leal seguirán en la eternidad revalidando el significado de sus nombres, y prodigando sus legados.

Leer más »

Archivo CD: La Habana que vive en Eusebio Leal (+ PDF)

Cubadebate les propone para su descarga en formato de libro digital un dossier de entrevistas con Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, realizadas en el espacio televisivo Mesa Redonda.
El dossier contiene las entrevistas: La novia de Martí y Fidel es Cuba, La Habana me llevó la vida, y La Habana es hoy un símbolo completo y absoluto de la nación cubana, realizadas en 2016, 2018 y 2019.
La Isla, el espacio que nos toca como espacio de creación, de fuerza, de renovación, de palabra nueva, de discurso, de fe, de espiritualidad, de reconocer la espiritualidad del pueblo cubano, sus características, sus formas de ver el mundo. Respetar profundamente todo eso. Este ha sido en definitiva el espíritu de mi vida.
Eusebio Leal

Leer más »

Pinar del Río festeja el aniversario 155 de su fundación (+ Video)

Foto: Archivo.Con un variado programa cultural, Pinar del Río celebró este sábado el aniversario 155 del otorgamiento del título de ciudad por decreto real.
En el Parque de la independencia, uno de sus sitios fundacionales, el historiador Juan Carlos Rodríguez, recordó los momentos vividos por los pobladores de entonces tras recibir el beneplácito de la reina Isabel II de España el 10 de septiembre de 1867.
Ante las principales autoridades locales, entre ellas la integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Yamilé Ramos, y el gobernador Rubén Ramos, el estudioso detalló las características del rústico poblado nacido a orillas del río Guamá, devenido ícono local.
Las crecidas obligaron a los lugareños a fijar su residencia en zonas altas sin que predominara la simetría ni hubiera una arquitectura diseñada en las rústicas viviendas. Sin embargo, apuntó el historiador, para 1750 el tabaco pasó a ser significativo para la economía del poblado y para la provincia, conocida como meca de ese cultivo.
El territorio, ubicado en el centro de la región histórico cultural de la Vueltabajo, una de las zonas en las que se dividía entonces la isla, fomentó su desarrollo y con él, el apego a una ciudad que se identifica por sus valores arquitectónicos, sus aportes sociales y artísticos y la hospitalidad de su gente.
Con sus 155 años, la ciudad prosigue el programa de reanimación urbanística y de preservación de sus valores históricos. Es ella cuna de Pedro Junco, el creador de la internacionalmente conocida canción Nosotros. Fue anfitriona de celebridades como la prima ballerina assoluta Alicia Alonso y del ajedrecista cubano José Raúl Capablanca.
Adoptó a la escritora y Premio Casa de las Américas Nersys Felipe y vio nacer a figuras de renombre en la plástica isleña y en la literatura.
La ciudad guarda entre sus más ricos recuerdos, la llegada de Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana, al frente de la Caravana de la victoria el 17 de enero de 1959.
Exposiciones, puestas en escenas, presentaciones de libros y una gala cultural antecedieron la celebración por el aniversario 155 de otorgado el título de ciudad a la urbe vueltabajera.
(Con información de PL)
[embedded content]

Leer más »

Carlos Manuel de Céspedes en el pensamiento de Eusebio Leal

“Céspedes es la piedra angular, la figura esencial en esta historia; es como esa piedra que se coloca en el centro del arco y que determina su fuerza.  Él es el principio”.Eusebio Leal (27 de febrero de 1999, en San Lorenzo)El pensamiento político de Eusebio Leal 1 tuvo la amplitud natural de un patriota culto, profundo conocedor de la historia de su país, a la vez que siguió dos nortes recurrentes: Carlos Manuel de Céspedes y José Martí. Sobre ambos elaboró espléndidas piezas oratorias y escribió textos muy inspirados. Luego de transcritas, muchas de esas conferencias pasaron a formar parte de sus libros. El prólogo que escribió para El diario perdido, es, junto a la tesis de doctorado en Ciencias Históricas, su mejor trabajo sobre el llamado “Padre de la Patria”.Pero era en la oralidad donde mejor se conocía su dominio sobre el gran bayamés. En diversas ocasiones, a lo largo de más de treinta años, tuve el privilegio de conversar con Eusebio Leal sobre Carlos Manuel de Céspedes. Fueron numerosas las charlas en las que centramos nuestra atención acerca de un tema que nos acercaba sobremanera. Comprobé, desde un primer instante, que a Eusebio le motivaba mucho la condición o naturaleza de cubano cubanísimo de Céspedes, no solo por su singular y refulgente personalidad, sino por la condición única de ser el primer mambí, el primero que rompió las cadenas de la dominación española.En un ensayo que publiqué hace años, hice constar la encrucijada de signos culturales y políticos que anidaban en la persona del hombre del 10 de octubre: masón, devoto de la virgen de la Caridad del Cobre, liberal radical, republicano y abolicionista, realmente un haz simbólico de enorme significación, concentrado en nuestro Iniciador o, como dijo José Martí, en “el que nos echó a andar”.Carlos ManuelLeal tenía elaborado un retrato muy nítido del terrateniente e intelectual bayamés, del dandy joven, ajedrecista, bailador, actor de teatro, poeta, esgrimista, jinete (a lo tártaro, como decía el propio Céspedes de su formación ecuestre), amante y seductor de las féminas, es decir, una imagen muy completa del hombre, una imagen muy bien construida sobre la base de sus intensas lecturas y profundas investigaciones acerca de la figura del Iniciador. Parecía a veces, cuando se refería a Céspedes, como si Leal hablara de un ser muy próximo o conocido directamente, digamos de un amigo o contemporáneo, así era su percepción sobre el bayamés.No menos le interesaban a Leal las características íntimas de la personalidad, el carácter, las tribulaciones que sufrió Céspedes a partir de su incorporación a la batalla independentista, los familiares que perdió en la contienda (entre ellos dos hijos), las luchas fraticidas, la división, el regionalismo y las muestras de anexionismo y derrotismo de algunos de los patriotas más prominentes incorporados a la contienda. Para él estaba muy claro, históricamente hablando, que Céspedes y los demás dirigentes de la revolución de 1868, cuando entraron bajo los focos de la historia patria, solo estaban respondiendo a sus voluntades personales, a sus conciencias. Sin embargo, donde más interés alcanzaban nuestras charlas era cuando Leal abordaba el pensamiento cespedista, brotaba entonces, con mayor intensidad, una imagen muy estructurada en su mente sobre el Céspedes masón y revolucionario, sobre sus dotes de liderazgo y los sacrificios de todo tipo que sus convicciones le llevaron a hacer. Sobre este aspecto, que, además, era el que había yo priorizado en mis indagaciones 2, giraron muchas de nuestras charlas cespedianas.Carlos Manuel y Perucho: una amistad inquebrantableLeal era deudor de las opiniones sobre Céspedes de Cintio Vitier, Jorge Ibarra Cuesta y Hortensia Pichardo, sobre todo de esta última, quien, junto a su fallecido esposo Fernando Portuondo del Prado, había indagado en la vida y obra del bayamés más que ningún otro estudioso en el gremio de los historiadores. Eusebio sabía reconocer el origen de las fuentes de sus juicios, no se los apropiaba y eso era muy importante en un personaje público como el suyo.En algunas de estas conversaciones participó nuestro amigo común Monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal, tataranieto del patriota, quien aportaba información de índole familiar y salpicaba los encuentros con su fino humor. Aquellas charlas con Eusebio por más de tres décadas fueron fundamentales en mi crecimiento como historiador.El anhelo investigativo de Leal por todo lo que tuviera relación con Céspedes era fuerte y sostenido, era una pasión, una pasión lúcida. Recuerdo el día que Leal defendió brillantemente su doctorado en Ciencias Históricas. Ocurrió en la salita de conferencias de la antigua casa de don Fernando Ortiz, en la esquina de 27 y L en el Vedado. Ese día estuvo repleta. Fue algo insólito. Eusebio, mientras hablaba de Céspedes (ese fue el tema de su tesis doctoral), fue interrumpido con cerrados aplausos en repetidas ocasiones por el tribunal y el público allí presente, algo nunca visto en un ejercicio de esa naturaleza. Por supuesto, no miró ni una sola vez para el documento contentivo de la tesis, todo estaba en su cabeza y en su caudalosa oratoria. Apenas necesito decir que tuvo la anuencia de la entusiasta mesa, integrada por eminentes doctores. Fue un acto de puro trámite.Su admiración por Céspedes era contagiosa. El 27 de febrero de 1999, viajamos juntos a San Lorenzo, a la inauguración del conjunto monumentario que se había erigido en ese montañoso sitio, en sustitución del obelisco original y por el aniversario 125 de su caída en combate contra fuerzas muy superiores del ejército colonial. Allí ofreció otro de sus magistrales discursos (publicado posteriormente como “Veneración en San Lorenzo”, en Poesía y palabra, volumen II, Ediciones Boloña, La Habana, 2001) y a continuación me invitó a que hablara en el acto y tuve que vencer, una vez más, el temor escénico que siempre me acompañó y todavía me acompaña. Ese día hicimos un elogio cespediano compartido 3. Fue un viaje en el que el tema de la figura histórica de Céspedes dominó las charlas.El 18 de abril de 2019, Eusebio pronunció una inspirada disertación al cumplirse el bicentenario del nacimiento de Céspedes, en la Plaza de Armas de Bayamo, al pie de la casa natal del héroe, prácticamente el único homenaje de carácter nacional que se le dedicó al fundador, además del que realizaron también por esos días los historiadores cubanos al dedicarles el congreso nacional de historia en esa ciudad oriental. La pieza oratoria de Leal representó el gran tributo de los cubanos al patriota en su bicentenario. Su frase, repetida una y otra vez, y que encabeza este texto, “Céspedes es la piedra angular de la historia de Cuba”, tiene el significado de todo un ensayo o artículo, es emblemática por veraz y sintética, por trascendente.Lo que hizo Eusebio año tras año, al pie de la estatua del prócer en la Plaza de Armas, no tiene paralelo, pues constituyó un homenaje de pueblo, académicos, trabajadores de la Oficina del Historiador y dirigentes estatales al insigne patriota. Cada 10 de octubre amanecía la estatua de Céspedes rodeada de ramos de flores obsequiados por los dirigentes del país y se cantaba públicamente el Himno Nacional. Cada 10 de octubre Leal disertaba sobre Carlos Manuel. De esta manera, hizo mucho por mantener vivo el recuerdo de Céspedes entre los cubanos.Seguramente sus colaboradores, que con tanta devoción lo siguieron en su cruzada por la conservación y recuperación del patrimonio de la parte vieja de la ciudad y en toda la vasta obra social que realizó al frente de la Oficina del Historiador, mantendrán viva esta tradición tan hermosa y patriótica.Para mí, la evocación de estos intensos momentos me sumerge en recuerdos muy entrañables sobre el buen amigo y amante de una figura histórica que, ambos sabíamos, tiene mucho que hacer todavía en los escenarios futuros de nuestra República, de nuestra historia.***Notas:1 El próximo 11 de septiembre se cumple un aniversario más del nacimiento de Eusebio Leal Spengler. 2 Con el paso de los años, en 1998, defendí mi tesis doctoral en Ciencias Históricas con un texto sobre el pensamiento independentista, liberal y republicano de Carlos Manuel de Céspedes. Eusebio estuvo presente ese día en la defensa y realizó una intervención muy elogiosa de la Tesis ante el tribunal.2 En Poesía y palabra, volumen II, ya citado, aparece la mención a mis palabras.

Leer más »

Israel nació para hacer cosas grandes

Al cumplirse 78 años del natalicio de Israel Nicolás Martín Martín, un hijo de tierras espirituanas que cayó en combate durante la lucha contra bandidos, su pueblo y sus compañeros de lucha no lo olvidan
Israel Nicolás Martín Martín dedicó su vida a defender la Revolución. (Foto: Archivo de la ACRC).

Relacionados

El 10 de septiembre de 1944, en la Finca Cayajaca, Sancti Spíritus, al matrimonio de los campesinos Gerónimo Martín Hernández y Julia Martín Darías le nació un hijo que luego haría méritos para entrar en nuestra gloriosa historia revolucionaria.

Israel Nicolás Martín Martín fue un niño inquieto y emprendedor. Comenzó sus estudios en la escuela primaria rural en la zona de residencia cuando tenía siete años y allí logró alcanzar el tercer grado. Siendo aún un adolescente se incorporó al trabajo en el campo para ayudar económicamente a su padre.

El triunfo de la Revolución le abre nuevas esperanzas y expectativas. A pesar de tener solo 14 años, se incorporó a las actividades revolucionarias y formó parte de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR). Ingresó también en las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR) con el fin de cuidar las granjas creadas por la obra revolucionaria.

Fue miembro de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) desde su fundación y llegó a ser el ideológico de la zona. En 1962, a raíz del primer congreso de la juventud pasa a militar en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Luego de cursar la Escuela de Instrucción Revolucionaria en la capital de Cuba, comienza a trabajar como activista de educación en Banao, que era municipio en aquel entonces.

En fecha tan significativa como el 14 de febrero, en el año 1963, es movilizado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), para incorporarse a la lucha contra bandidos en el batallón que operaba en las zonas de San Ambrosio, Trinidad, Topes de Collantes y Cuatro Vientos.

El 8 de mayo de 1963, mientras participaba en un cerco organizado en Santiago Escobar, cayó en combate mientras cubría una posición por donde los alzados trataba de escapar.

Leer más »

Normas y precios en La Habana colonial

La Habana colonial. Foto: Excelencias del motor.El 24 de abril de 1556 libra el Cabildo habanero un conjunto de ordenanzas de preciso cumplimiento en casas de alojamiento y comida. Se multará a quienes las burlen por primera vez, la multa se duplicará para los reincidentes y habrá una severa sanción en metálico para los que vuelvan a caer en falta y se les retirará además el permiso para operar.
En esas fondas se pagarán dos reales por tres libras de pan de casabe, y medio real por una libra de carne de cerdo, asada o cocida, que en este caso se servirá con una guarnición de col o calabaza. También se abonará medio real por una libra de carne de vaca, acompañada de un plátano u otra fruta del trópico. La piña se expenderá a medio real y 12 plátanos importarán un real.
Estipulan las ordenanzas que el vino sería medido y servido a la vista del comprador. El establecimiento brindará agua al comensal, “la que le bastare”, y mesas y manteles limpios, “de balde sin llevar para ello interés alguno”.  Consignan las ordenanzas que la casa dispondrá de pesa y medida para pesar y medir lo que en ella se ofertara de comer y beber determinaban de manera clara y terminante que la lista de precios estaría expuesta en lo público del establecimiento y de forma en que todos la pudiesen leer y entender, “todo bajo pena de tres ducados por primera vez, repartidos entre el Cabildo, el juez y el denunciante, y por la segunda doblados, y por la tercera en diez ducados y la privación de la licencia.
Si alguien quería pernoctar en alguna de esas casas, pagaría un real por noche si contaba con una hamaca, y medio real si no la había.
Longanizas y buñuelos. Maíz molido
Conoce el Cabildo que hay personas  -mujeres negras, sobre todo- que se han convertido en vendedoras ambulantes de longanizas, buñuelos y maíz molido y también pasteles y tortillas de maíz y de catibía. No solo carecen de licencia para el expendio, sino que comercian productos a los que el Cabildo no les ha puesto precio.
Es así que el 18 de enero de 1557 se dispone que a partir de esa fecha “en el vender de lo susodicho haya orden, de manera que no agravie el que lo compre y quien lo vendiere”. Se pregona entonces que vara y media de longaniza se venderá por un real, y que en cuanto a los otros productos mencionados no se sacarán a la venta hasta que el regidor o los regidores determinen el precio, so pena de la multa consiguiente. “Y porque venga a noticia de todos y ninguno pretenda ignorancia, mandaron a que se pregone públicamente en esta villa”.
Un año más tarde se dispone una pena de dos pesos oro para los zapateros que encarecen su mercancía pese a que no se incrementaron los precios de cueros, cordobanes y otras materias primas de las que se valen para elaborar zapatos. Se fija asimismo el precio que cobraran por cada par de zapatos que elaboren, según el tamaño y el material utilizado. Diez reales por zapatos de 12 y 13 puntos –los de mayor tamaño- y ocho reales por los de ocho y nueve. El zapato de badana o gamuza se cobraría a seis reales si es de 12 ó 13 puntos, mientras que un par de botas importará cuatro reales.
Asevera Hernando de la Parra en su célebre y discutida crónica sobre la viuda en La Habana a fines del siglo XVI que aquí “el trabajo de manos es carísimo”. Añade: “por la hechura de una ropilla entera de raso, lleva el maestro Aguilera… veinte escudos de oro”. Y a los músicos “es preciso pujarles la paga, y además de ella, que es exorbitante, llevarles cabalgadura, darles ración de vino y hacerles a cada uno, y también a sus familiares (además de lo que comen y beben en la función) un plato de cuanto se pone en la mesa, el cual se los llevan a sus casas, y a este obsequio llaman propina…”
¡Ño! La licencia
Para todo o casi todo se hace imprescindible la licencia en La Habana colonial. Quien quiera construir o reparar debe antes procurarse y pagar la licencia correspondiente. Permiso que tenía vencimiento y que no autorizaba a bloquear una calle y poner así en peligro la integridad de los paseantes desprevenidos. Los ladrillos, tablones, piedras que queden en la calle, deberán alumbrarse con un farol a fin de alertar de su presencia al transeúnte. De no hacerse, el responsable era castigado con una multa fuerte. El bloqueo debía limitarse a un tercio del ancho de la calle.
Los sábados, las calles habaneras se llenaban de pordioseros, a veces sucios, deformes, repulsivos. Otros muy limpios, eran seguidos por un sirviente que portaba una bolsa para la limosna. Todos los mendicantes de la ciudad, para pedir limosnas requerían de un licencia que debían portar en lugar visible.
Se requería de permiso o licencia para abrir una escuela, una tienda, mercado, un lugar de diversión, para mudar de casa, para vender por la calle. Se imponía un pasaporte para desplazarse por el territorio nacional… La falta de ese documento se castigaba con una multa.
Otra cosa eran los impuestos. Los había sobre la tierra, la propiedad, la industria y el comercio. Todos los contratos debían hacerse en papel timbrado que suministraba el Gobierno.
Menos de la mitad del ingreso recaudado por los conceptos de impuesto y licencias se destinaba a cubrir los gastos de la administración colonial. El resto se enviaba a España para cubrir gastos del Gobierno de la metrópoli. De ahí que se dijera que Cuba es la vaca lechera de España.
Mas no se piense que todo era coser y cantar. No pocos gobernadores tuvieron que pagar una fianza a la Corona antes de asumir el mando de la Isla. La corrupción se filtraba por todo el aparato colonial. Había guardias e inspectores de a pie que con el pretexto de que no le  alcanzaba lo que ganaban, recurrían a la “mordida” para sacar provecho de comerciantes y hacendados y el dinero corría luego hacia arriba.
La corrupción administrativa, la malversación y el desvío de los caudales públicos empezaron temprano en la Colonia. Los garitos pagaban un impuesto clandestino a las autoridades locales, obligada a su vez “tocar” a sus superiores. En 1539 Lope Hurtado, tesorero de la Isla de Cuba, escribía al monarca español que desde años antes, cuando asumió dicho cargo, “siempre he visto hurtar la hacienda de Vuestra Majestad”. Miles que, se dice, llegaron desde la vecina isla de Santo Domingo y que, en definitiva, eran originarios de propia España.

Leer más »

Secretario del ALBA-TCP aboga por reparación histórica de países europeos a los del Caribe

Sacha Llorenti durante la XXI Cumbre del ALBA-TCP. Foto: @PresidenciaCubaEl secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, abogó este jueves por que se cumplan las compensaciones de reparación solicitadas por la Comunidad del Caribe (Caricom) ante los países europeos que en otros tiempos invadieron la región.
Durante un foro realizado hoy en Caracas, Llorenti destacó que el ALBA-TCP acordó hace unos meses en La Habana, Cuba, “reafirmar el apoyo a los países caribeños en su justo reclamo por las reparaciones ante la esclavitud y el genocidio”.
Llorenti enfatizó que “no se puede combatir las injusticias del presente, sin estudiar las injusticias y los horrores de la esclavitud del pasado”.
El portavoz del organismo de integración destacó que, entre las peticiones del Caricom respaldadas por el ALBA-TCP, se exige a las naciones vinculadas a colonización en el Caribe “una disculpa formal y completa a las víctimas y los descendientes de los esclavizados” así como el reconocimiento del genocidio cometido contra poblaciones originarias.
Durante la actividad titulada “Internacionalismo Afrodescendiente”, Llorenti denunció que más de 10 millones de africanos fueron robados de sus hogares y transportados a la fuerza al Caribe.
Asimismo, recordó que el ALBA-TCP surgió como respuesta a la intención de Estados Unidos de imponer una hegemonía en la región para darle continuidad a siglos de dominación extranjera en América Latina y el Caribe, así como extender su hegemonía al mundo.
El vocero consideró a ese proceso encabezado por Estados Unidos como “una ampliación de la Doctrina Monroe: ya no solo piensan en ‘América para los americanos’ sino en ‘el mundo para los americanos’, con pretensiones de dominar el mundo entero”, denunció.
(Tomado de Xinhua)

Leer más »

Reciente descubrimiento demuestra que los humanos realizaban cirugías hace 31 mil años

Foto: Tim Maloney.La evidencia más antigua de amputación quirúrgica fue descubierta en una cueva de Indonesia.
Los investigadores encontraron el cuerpo enterrado de un joven de 31.000 años de antigüedad que muestra evidencia de amputación en una pierna.
El hallazgo hace retroceder el origen de esta complicada cirugía en más de 24.000 años.
Después del procedimiento, el joven fue cuidado por su comunidad durante años hasta su muerte, señalan los arqueólogos.
Melandri Vlok, el investigador que examinó el cuerpo, dijo que quedaba “bastante claro” que se había llevado a cabo una cirugía.
Sobrevivió y se recuperó
Un examen detallado del cuerpo del joven, cuyos detalles se publican en la revista Nature, se llevó a cabo cuando la persona era un niño.
El crecimiento y la curación del hueso de la pierna sugieren que el niño se recuperó, vivió entre seis y nueve años más, y murió probablemente al final de la adolescencia o cuando tenía alrededor de 20 años.
La tumba fue excavada en una cueva llamada Liang Tebo, en la provincia de Kalimantan, en la isla indonesa de Borneo, un sitio donde se encuentra parte del arte rupestre más antiguo del mundo.
Uno de los tres investigadores que encontraron y excavaron la tumba, Tim Maloney, profesor de la Universidad Griffith, en Australia, dijo que estaba “emocionado y aterrorizado” al mismo tiempo por revelar los huesos antiguos.
Foto: Tim Maloney.
“Limpiamos con mucho cuidado los depósitos y registramos la mitad inferior de los restos. Pudimos ver que el pie izquierdo estaba ausente, pero también que los fragmentos óseos restantes eran inusuales”, le dijo Maloney a BBC News.
“Así que estábamos entusiasmados con la variedad de posibilidades, incluida la cirugía, que había causado esto”.
Luego, el equipo de excavación le pidió al Vlok, que trabaja en la Universidad de Sídney, que examinara los restos. “Con un descubrimiento como este”, dijo, “es una mezcla de emoción y tristeza, porque esto le pasó a una persona”.
“Esta persona -un niño- experimentó mucho dolor, incluso si fue hace 31.000 años”.
Cirugía, no castigo ni ritual
Maloney explicó que, debido a que esta persona mostró signos de haber sido atendida durante su recuperación y por el resto de su vida, los arqueólogos confían en que se trató de una operación, en lugar de algún tipo de castigo o ritual.
“Para que hayan podido vivir en este terreno montañoso, es muy probable que el resto de su comunidad haya invertido en su cuidado”, explicó.
Charlotte Robertson, arqueóloga de la Universidad de Durham, en Reino Unido, quien no participó en el descubrimiento pero hizo una reseña de los hallazgos, agregó que esto pone en cuestión la visión de que la medicina y la cirugía llegaron tarde en la historia humana.
Foto: Tim Maloney.
“Nos muestra que cuidar es una parte innata del ser humano”, le dijo a la BBC. “No podemos subestimar a nuestros antepasados”.
Las amputaciones, señaló, requieren un conocimiento completo de la anatomía humana y la higiene quirúrgica, y una habilidad técnica considerable.
“Hoy en día, piensas en la amputación en el contexto occidental, es una operación muy segura. Se anestesia a la persona, se utilizan procedimientos estériles, se controla el sangrado y el manejo del dolor”.
“Luego ves que hace 31.000 años, alguien le está realizando una amputación a esta persona y tiene éxito”.
Maloney y sus colegas están ahora investigando qué tipo de herramientas quirúrgicas de piedra podrían haberse usado en ese momento.
(Tomado de BBC)

Leer más »

Brasil: la independencia que realmente tuvimos

Han pasado 200 años desde que Brasil dejó de ser colonia. El período se inicia con la invasión del territorio nacional por parte de los colonizadores.
Pero, a diferencia de la gran mayoría de los países latinoamericanos, Brasil no pasó de colonia a república, sino de colonia a monarquía. ¿Por qué? Cual es el significado de este pasaje anómalo en el continente?.
En la gran mayoría de los países latinoamericanos, la independencia significó la ruptura con los colonizadores, así como el fin de la esclavitud. En el caso de Brasil, por el contrario, la fecha significó la llegada de la familia real portuguesa a Brasil, fortaleciendo los lazos con el país, al abandonar Portugal a las tropas napoleónicas. España, por el contrario, había resistido esta invasión, que debilitó su poderío militar y favoreció su derrota frente a los países latinoamericanos.
Colonizados y colonizadores
Así, Brasil pasó de colonia a monarquía, estrechándose, en lugar de distanciarse, los lazos con los colonizadores. Hasta el punto de que su primer monarca fue hijo del monarca portugués. Y en esa frase, que advertía que se debía impedir que un aventurero se apropiara de la corona, los aventureros eran los brasileños, entre ellos el hoy héroe nacional, Tiradentes (foto). La “independencia o muerte” no se refería a la independencia de Brasil, sino a la permanencia del vínculo con Portugal. Brasil no tuvo los héroes de la independencia como Bolívar, San Martín, O’Higgins, Sucre, entre otros, como otros países de América Latina y el Caribe.
Al mismo tiempo, la esclavitud en Brasil no terminó con el fin de la colonia. Los dos factores estaban intrínsecamente ligados, según el análisis de Caio Prado Jr. En 1859 se promulgó una Ley de Tierras, que formalizó la propiedad de las tierras de quienes se las habían apropiado. Así, cuando a fines del siglo XIX terminó la esclavitud, los nuevos hombres libres no tenían acceso a la tierra. Dejaron de ser esclavos, pero siguieron siendo pobres, sin tierra.
De esta manera, la cuestión colonial se vinculó con la cuestión étnica y con la cuestión social y nacional. Brasil fue el país de América Latina y el Caribe que más tarde acabó con la esclavitud. Y la república recién se instauró a fines del siglo XIX, como una especie de movimiento militar, sin ningún tipo de participación popular, llevado a cabo por militares.
Tránsito
Desde el punto de vista de la dependencia exterior, ya se había producido el tránsito de la dependencia portuguesa a la dependencia de Inglaterra, que se consolidó a partir de ese momento.
¿Tenemos que celebrar ese tipo de independencia? Tenemos que entender su significado. Entender cómo esa frustrante independencia tuvo efectos en el futuro del país.
Primero, por haber extendido la esclavitud por casi un siglo más. Segundo, por no haber iniciado la construcción del estado nacional en el momento del fin de la colonia. Con todas las consecuencias que ello acarrea.
Como decía Spinoza: Ni llorar, ni sonreír: comprender.
(Tomado de Página 12)

Leer más »

Cuba recuerda a Lucius Walker

A 12 años de la desaparición física del reverendo, el pueblo de Cuba lo recuerda como un hermano consagrado al bienestar de los humildes, un soldado contra las desigualdades y un defensor de los ideales de justicia
Gran amigo de Cuba. Foto: Archivo Radio Habana Cuba

Relacionados

La tristeza se hizo dueña de la mayoría de las personas de bien aquel martes siete de septiembre de 2010. Dura fue la noticia del fallecimiento del reverendo Lucius Walker a causa de un infarto masivo a la edad de 80 años, en la ciudad de Demarest. Nueva Jersey, Estados Unidos.

Se trataba de un notable amigo de Cuba que impulsó 21 Caravanas de Amistad desde 1992 hasta su muerte, organizadas por Pastores por la Paz como forma de esquivar el bloqueo norteamericano, trayendo a la isla insumos de primera necesidad para el pueblo de Cuba, tales como equipos de computación, ómnibus y medicinas.

Lucius, quien nació el 3 de agosto de 1930, se destacó también por ser un luchador incansable a favor de la libertad de los Cinco cubanos presos en Estados Unidos.

Notable amigo de Cuba que impulsó 21 Caravanas de Amistad

Era uno de los gestores de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO), creada en 1967 y de 1973 a 1978 fue Secretario General Asociado del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en los EEUU.

Un día como hoy, a 12 años de su desaparición física, el pueblo de Cuba lo recuerda como un hermano consagrado al bienestar de los humildes, un soldado contra las desigualdades y un defensor de los ideales de justicia.

Leer más »

Presentan “Carlos Manuel de Céspedes, el diario perdido” en Sábado del Libro, en homenaje a Leal

Este 10 de septiembre de 2022, en el espacio Sábado del Libro y como homenaje al aniversario 80 del natalicio del historiador de la Ciudad de La Habana  Eusebio Leal Spengler, se presentará su título: Carlos Manuel de Céspedes. El Diario Perdido, publicado por Ediciones Boloñ
De acuerdo con Hortensia Pichardo, “Ahora, los estudiosos del Iniciador de nuestros Cien Años de Lucha han de recibir con emoción las páginas que contiene este Diario dada la tenacidad investigativa y la vocación cespediana del Historiador de la Ciudad de La Habana…”
A las 11:00 a.m. por el canal de YouTube del Ministerio de Cultura, la página de Facebook del Instituto Cubano del Libro y de manera presencial en la Calle de Madera del Centro Histórico de La Habana.
(Con información del Instituto Cubano del Libro)

Leer más »

La Habana recordará a Eusebio Leal por los 80 años de su nacimiento

Exposiciones, conferencias magistrales y conciertos forman parte del programa de homenajes en el  80 aniversario del natalicio de Eusebio Leal, figura clave en la rehabilitación y promoción del legado histórico de La Habana.Las actividades, presentadas este martes por la Oficina del Historiador, incluyen para el 11 de septiembre, día del cumpleaños de quien fuera Historiador de la ciudad, la reapertura del emblemático Teatro Martí, en proceso de restauración luego de sufrir daños por la explosión del hotel Saratoga en mayo pasado.Ese mismo día se presentará el libro Hay que creer en Cuba, con entrevistas a Leal, quien falleció en 2020 a los 77 años, recordó en una rueda de prensa la directora adjunta de la Oficina del Historiador, Perla Rosales.El programa, agregó, abarca un recorrido por obras restauradas en el caso histórico y la inauguración de la exposición fotográfica “La mano ejecuta lo que el corazón manda”, con imágenes inéditas de Leal. La conmemoración llegará hasta el 16 de noviembre, en el contexto del aniversario 503 de la fundación de San Cristóbal de La Habana.Leal, nacido en la capital cubana el 11 de septiembre de 1942, contaba entre sus títulos con los de doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas y en Estudios sobre América Latina y el Caribe.Dirigió el Museo de la Ciudad y de la Oficina del Historiador de La Habana y sumó varios reconocimientos como el título Honoris Causa de universidades cubanas y extranjeras. Becado en Italia, realizó estudios de postgrado sobre restauración de centros históricos. A sus conferencias magistrales, se suman ensayos, prólogos y artículos sobre Historia de Cuba, temas de América, restauración y museología publicados dentro y fuera de la Isla y promovidos en espacios televisivos.Presentarán expo colectiva en homenaje a Eusebio LealFue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, presidente de Honor de la Unión Nacional de Historiadores, titular de la Comisión de Monumentos de La Habana, integrante de la sociedad Smithsonian, de Estados Unidos y de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas. También de la Academia Cubana de la Lengua.Recibió, entre otras distinciones, las órdenes del Libertador Simón Bolívar, de Venezuela; la de Isabel la Católica en el grado de Comendador, de España; la de las Artes y las Letras de Francia. Cuba le otorgó el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la Obra de Toda la Vida debido a sus “excepcionales méritos” y de su “entrega ejemplar”.Efe/OnCuba.

Leer más »

La Habana recordará a Eusebio Leal por los 80 años de su nacimiento

Exposiciones, conferencias magistrales y conciertos forman parte del programa de homenajes en el  80 aniversario del natalicio de Eusebio Leal, figura clave en la rehabilitación y promoción del legado histórico de La Habana.Las actividades, presentadas este martes por la Oficina del Historiador, incluyen para el 11 de septiembre, día del cumpleaños de quien fuera Historiador de la ciudad, la reapertura del emblemático Teatro Martí, en proceso de restauración luego de sufrir daños por la explosión del hotel Saratoga en mayo pasado.Ese mismo día se presentará el libro Hay que creer en Cuba, con entrevistas a Leal, quien falleció en 2020 a los 77 años, recordó en una rueda de prensa la directora adjunta de la Oficina del Historiador, Perla Rosales.El programa, agregó, abarca un recorrido por obras restauradas en el caso histórico y la inauguración de la exposición fotográfica “La mano ejecuta lo que el corazón manda”, con imágenes inéditas de Leal. La conmemoración llegará hasta el 16 de noviembre, en el contexto del aniversario 503 de la fundación de San Cristóbal de La Habana.Leal, nacido en la capital cubana el 11 de septiembre de 1942, contaba entre sus títulos con los de doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas y en Estudios sobre América Latina y el Caribe.Dirigió el Museo de la Ciudad y de la Oficina del Historiador de La Habana y sumó varios reconocimientos como el título Honoris Causa de universidades cubanas y extranjeras. Becado en Italia, realizó estudios de postgrado sobre restauración de centros históricos. A sus conferencias magistrales, se suman ensayos, prólogos y artículos sobre Historia de Cuba, temas de América, restauración y museología publicados dentro y fuera de la Isla y promovidos en espacios televisivos.Presentarán expo colectiva en homenaje a Eusebio LealFue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, presidente de Honor de la Unión Nacional de Historiadores, titular de la Comisión de Monumentos de La Habana, integrante de la sociedad Smithsonian, de Estados Unidos y de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas. También de la Academia Cubana de la Lengua.Recibió, entre otras distinciones, las órdenes del Libertador Simón Bolívar, de Venezuela; la de Isabel la Católica en el grado de Comendador, de España; la de las Artes y las Letras de Francia. Cuba le otorgó el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la Obra de Toda la Vida debido a sus “excepcionales méritos” y de su “entrega ejemplar”.Efe/OnCuba.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.