HAVANA CLIMA

Guerra Económica

La política de Estados Unidos hacia Cuba: ¿Otro golpe de dados?

Las banderas de Cuba y EEUU en la sala del Palacio de las Convenciones, durante la primera ronda de conversaciones Cuba-EEUU. Foto: Ramón Espinosa/ APLa política a menudo camina a empujones. Adopta medidas porque no tiene opción, forzada por las circunstancias. Se parece más a un barco en alta mar, que capea el temporal, y trata de seguir sin soltar lastre, porque le cuesta.
Todas las políticas tienen una premisa conservadora, consistente en seguir el rumbo que traían. Salvo cuando las turbulencias se vienen arriba, y no hay manera de circunnavegarlas, y se  imponen los cambios de rumbo. A veces esos cambios de rumbo precipitan acciones que van más allá, y que empujan al barco por mares inesperados.
Imaginar que detrás de cada nuevo rumbo hay un plan de cambio que se sigue como mapa es ignorar su naturaleza. Incluso cuando hay planes de contingencia, las circunstancias le imponen a la política operar sin todos los elementos a mano, o sea, medio a ciegas, tomando decisiones que se retroalimentan o se niegan, en una continua prueba y error. Pagando los costos, o compensándolos con los beneficios, o afirmando que así se evitan costos mayores. Pero especialmente intentando capear las crisis, que contienen una cuota de lo que en inglés se expresa como hazard:  riesgo, peligro, y por consiguiente, amenaza.
Como todas esas veces anteriores, el gobierno cubano ha maniobrado para propiciar una salida en la mesa de negociaciones. Según se sabe, desde la post-guerra fría para acá, Cuba dejó de estar entre los temas álgidos en su politica exterior global, como sí lo están los asuntos de seguridad nacional. Y la migración descontrolada es uno de esos asuntos para EEUU, porque representa a hazard. No por gusto un poderoso Departamento de Homeland Security la tiene a su cargo.
A pesar de la continua invocación de los derechos humanos, nada en el paquete de medidas de la Casa Blanca hacia Cuba puede explicarse desde esa lógica. Siendo la crisis migratoria una premisa y el centro del interés de EEUU ahora mismo, la cooperación del gobierno de Cuba resulta imperiosa. Para lograrlo, no les queda otro remedio que retroceder en lo más sensible de su acoso durante los últimos 5 años y pico: los obstáculos a los viajes de los cubanos y a las remesas.
Una vez que se ven forzados a abrir la ventana con Cuba, para negociar la reactivación del acuerdo migratorio, se cuelan algunos otros tópicos pendientes: las visitas de norteamericanos bajo licencia general, incluidas las people to people en grupo;  los vuelos directos a provincias; las visas para visitas (B1 y B2) con múltiple entrada (cinco años). Y se le añaden otros, que nunca habían existido, como operaciones bancarias directas a emprendedores privados; y remesas directas a instituciones bancarias cubanas. Esas con los bancos favorecen, en el medio plazo, ampliar relaciones económicas.
¿Qué otros elementos de juicio aportan estas medidas en relación con los factores que gobiernan la política hacia Cuba?
A pesar de la tan mentada talanquera de Miami y del Congreso, este paquete la contradice, una vez más. Aunque desde fines de los 90, comentaristas, medios de prensa, expertos, allá y aquí, suelen repetir que la política hacia Cuba está dictada por el lobby derechista cubanoamericano de Florida, esta tesis repetida ha servido más como perfecta justificación a todas las administraciones que no quieren gastarse el capital politico requerido para soltar un lastre de 60 años.
La prueba al canto es que Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, quien hace unos días era algo así como el Coloso de Rodas, que no dejaba pasar un alfiler a favor de Cuba, ahora se ha vuelto menos que prescindible. El propio Marco Rubio, quien ataca a Biden por dar “los primeros pasos hacia las políticas de Obama sobre Cuba”, se revuelve contra la prioridad que la Casa Blanca le otorga a la búsqueda de una solución negociada al problema migratorio.
Rubio no está solo. Algunos analistas parecen atribuirle las causas de este paso adelante a una especie de obamismo larvado que pervive entre los veteranos de 2009-2016, participantes en esta administración Biden. Habría que preguntarse dónde salen a la luz esos rezagos y qué los puede propiciar. Mirando las muchas cosas de primera magnitud que le llenan las manos solo en política exterior (Rusia-Ucrania, la cuestión de Taiwán con China, el diferendo nuclear con Irán, la agenda global de comercio internacional), ¿es razonable que el cumplimento de sus “promesas de campana” respecto a revertir las medidas de Trump contra Cuba puede ser la palanca de este paquete de nuevas medidas? ¿Es que hay marchas en Hialeah reclamando ese cumplimento? ¿De esos cuabanoamericanos depende realmente una victoria demócrata en las próximas elecciones en Florida?
En cualquier caso, es un hecho que la apertura a los viajes beneficia a los cubanoamericanos y a sus parientes de aquí. Si nos guiamos por las encuestas, esa “mayoría silenciosa” del lado de allá cambia su posición pública respecto al bloqueo o la normalización (lo que se atreve a decir a los encuestadores cuando le preguntan por teléfono), según la administración se mueva a favor o en contra de estos tópicos. Así que podríamos esperar que las encuestas no solo favorecieran viajes y remesas, sino restablecieran su disposición favorable a la normalización y contraria al bloqueo. Lo que sería muy plausible, aunque solo fuera como consecuencia, no causa, de este paquete.
Por último, ¿qué puede significar esta decisión en la perspectiva de la próxima Cumbre de las Américas? ¿En qué medida puede vestirse como una “de arena”, que compense “la de cal” dirigida a excluir a Cuba, Nicaragua, Venezuela?
¿Qué nuevo espacio abre a los países que han hecho depender su participación de que esa exclusión se revierta? ¿Cómo incide en hacer avanzar un marco triangular EEUU-Cuba-ALyC? ¿Qué papel puede tener ese triángulo en seguir empujando la normalización? ¿En qué medida podría prevalecer sobre otros triángulos más sensibles, como los que tienen en sus vértices a China o a Rusia, en una perspectiva estratégica para EEUU? Muy pronto para saberlo, diría yo.
Volviendo a las consecuencias previsibles del paquete de medidas, tal como está ahora mismo, y sin caer en mayores especulaciones, se puede avizorar un horizonte en términos realistas.  Aunque no haya un plan en marcha equivalente al regreso a la política de Obama, los efectos multiplicadores que la implementación de estas medidas puede tener no son despreciables. A pesar de que muchos la sigan viendo solo en números económicos, la reapertura del vaso comunicante que representan los visitantes estadunidenses constituye un puente permanente de lo que Ho Chi Minh llamó la diplomacia pueblo a pueblo, cuyo efecto político en la sociedad de EEUU resulta difícil exagerar.
Vamos a ver.

Leer más »

Cuba: Disidencia en “posición normal”

Se cuenta que el célebre poeta cubano Nicolás Guillén solía decir a los grupos de personas que querían retratarse con él “pongan cara de inteligentes” , y al terminar les espetaba sonriente “regresen a la posición normal”. La foto de grupo de la llamada disidencia cubana podría imitar esa broma pero en algo mucho menos divertido e inocente: Una breve pose para simular algo que nunca ha sido.
El 15 de abril de 2009 Jonathan Farrar, entonces Jefe de la diplomacia estadounidense en Cuba escribía un cable que en 2011 desclasificaría Wikileaks. Allí se descalificaba por corrupta, dividida, y carencia de programa y alcance popular a la contrarrevolución que desde mediados de los años ochenta del siglo XX Washington venía cultivando en la isla, con financiamiento millonario, giras internacionales y resonancia mediática internacional. Estas eran algunas de sus afirmaciones:

Muchos grupos de oposición son dominados por individuos con encumbrados egos que no trabajan bien en equipo
Vemos poca evidencia de que las organizaciones disidentes principales tengan mucho impacto en los cubanos de a pie
Las encuestas informales que hemos hecho entre solicitantes de visas y refugiados muestran que las personalidades disidentes o sus agendas son prácticamente desconocidas
Tengan o no las organizaciones de oposición agendas capaces de atraer la atención de una amplia gama de intereses en la isla, es preciso que empiecen por lograr cierto grado de unidad de objetivos como oposición o al menos que dejen de gastar tanta energía en serrucharse el piso los unos a los otros
Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo, al menos desde nuestra óptica, limitada, en la Habana
Cuando cuestionamos a los líderes disidentes sobre sus programas, no vemos plataformas diseñadas para llegar a amplios sectores de la sociedad cubana, sino que más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores claves
Si bien la búsqueda de recursos es su principal preocupación, la segunda más importante parece ser limitar o marginar las actividades de sus antiguos aliados de manera de reservarse el poder y el acceso a los escasos recursos
Los de la isla acusan a los exiliados de Miami y Madrid de tratar de organizar sus acciones desde lejos y de no presentar cabalmente sus criterios ante los artífices de política de Washington
Resulta irónico que en muchos casos la “comunidad del exilio” incluye a ex disidentes que hace muy poco abandonaron la isla, de manera que sus estrechas relaciones con los disidentes que permanecen en el país no parecen suficientes para mantenerlos en buenos términos con estos
Son muy pocos los disidentes, si es que hay alguno, con una visión política aplicable a un gobierno futuro
Pese a que no lo admitirían, los disidentes son poco conocidos en Cuba fuera del círculo de los diplomáticos extranjeros y la prensa

Ante tal panorama, Farrar proponía una “nueva generación de ‘disidentes no tradicionales’” formada por “blogueros, músicos y artisticas plásticos, (que) no pertenecen a organizaciones de disidentes” que, según él, adoptaban «mucho mejor, posiciones rebeldes de gran impacto”.
En los años posteriores, y coincidiendo con el progresivo incremento del acceso a internet y sus redes sociales, hacia allí fueron de manera creciente los 40 millones de dólares que como promedio anual ha venido destinando Estados Unidos a la “promoción de la democracia” en Cuba, incluyendo el traslado hacia internet de los fondos de la emisora gubernamental Radio Televisión Martí.
La administración Obama rompió récord de esos financiamientos, y apoyado en ellos y otras fuentes como la Open Society de George Soros, floreció un nutrido y articulado sistema de medios privados que contrató, y formó con cursos, premios y becas, no pocos colaboradores dentro de la isla, entre los que estaban representados los sectores mencionados por Farrar.
Con la llegada de Trump, surgió desde Miami una maquinaria más asociada a la agitación política y el terror mediático con base en las redes sociales digitales complementario al primero. Los blogueros de los que habló Farrar devinieron líderes de “medios independientes”, los músicos en reguetoneros premiados en los Granmy Latinos y a más de un provocador político se le privilegió su “obra” en los circuitos internacionales del arte.
El incremento de sanciones por parte de Trump, sumando 243 nuevas medidas a las ya preexistentes del sexagenario bloqueo, a lo que se unió el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus sobre la economía, y en particular en el turismo, creó la base para que el discurso de descalificación hacia la gestión gubernamental encontrara en los cortes eléctricos, el desabastecimiento, y el pico pandémico de la covid-19, el asidero que nunca antes tuvo. Así las protestas del 11 y 12 de julio, y no su rápida extinción con participación de revolucionarios organizados, fueron esgrimidas por los sectores asociados a los proyectos comunicacionales y de “promoción de la democracia” financiados desde EE.UU. como prueba de que, al fin, la Revolución cubana tenía las horas contadas.
Ese es el “análisis” que compró en Miami el gobierno de Joe Biden para lanzarse de barriga con la convocatoria a una “marcha pacífica”en noviembre, en la que uno de sus entrenados cursistas apareció como la reencarnación tropical de Vaclav Havel. Con él toda la maquinaria mediática global fabricó un apoyo inexistent en la realidad,, mientras la prensa cubana iba desnudando paso a paso las conexiones del mártir made in Facebook con la embajada estadounidense en La Habana. Llamados a marchar multitudiariamente fueron reduciéndose a “caminar en solitario”, y luego a “aplaudir desde casa”, para terminar con una marcha…. hacia Madrid.
Si ese fuera el único daño no sería tan grave, pero es que el despliegue comunicacional, diplomático y político en apoyo al supuesto líder fue de tal magnitud que con su estampida toda la empleomanía, que al costo de más quinientos millones de dólares en doce años Washington ha sostenido en Cuba, se sintió en la obligación de seguirlo… en el fracaso. Dispersos ahora entre Madrid y Miami los que en 2021 liberarían a La Habana del comunismo se maltratan entre ellos en busca de dinero y protagonismos estériles mientras los líderes de su causa echan a mano a cualquier mentira que dura cada vez menos tiempo.
El sueño de una nueva contrarrevolución intelectual, no dividida, glamorosa y honesta, se esfumó con el intelectual “pacifista”, “de izquierda”, que hoy va de la mano del derechista Partido Popular para acompañar al facistoide y violento venezolano Leopoldo López. La clásica frase de Groucho Marx (Estos son mis principios, si no te gustan, tengo otros), ha encontrado en ellos -con mucho menos talento- la encarnación perfecta. Total, no hacen más que imitar a sus jefes, que cuando les escasea el petróleo dejan colgadas sus antiguas fobias hacia Nicolás Maduro y salen a arreglarse con aquel que antes pintaron como el mismísimo diablo.
(Tomado de La Pupila Insomne)
Vea además:
En oposición a la política de Biden, grupos estadounidenses envían leche a Cuba

Leer más »

El bloqueo de Estados Unidos es una amenaza permanente para la inversión extranjera en Cuba

Foto: EPA.Todas las medidas del bloqueo norteamericano repercuten sobre la entrada de capital foráneo en Cuba, sostuvo la directora de Política Comercial con América del Norte en el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Mariluz B’Hammel.
“Nunca se sabrá cuántas empresas que desearon invertir en Cuba dejaron de hacerlo debido al bloqueo económico de Estados Unidos, que hasta hoy cuesta miles de millones de dólares al país”, afirmó.
Para desarrollar un negocio en la isla –explicó–, los inversionistas tienen que afrontar desafíos como las dificultades para la importación de insumos y la imposibilidad de utilizar el dólar en los mercados internacionales, con los costos adicionales que implican los cambios de moneda.
“Nosotros hemos tenido oportunidad de intercambiar con empresarios de otros países, incluso de Estados Unidos, y muchos de ellos se sorprenden cuando les tocan de cerca alguna de las medidas del bloqueo, con su alcance extraterritorial”, comentó la funcionaria del Mincex.
En esos casos, “una de las experiencias más vívidas para ellos es cuando van a realizar alguna transacción bancaria y la entidad financiera donde tienen sus cuentas, y con la que siempre han trabajado, les dice que no es posible realizar la operación para Cuba.
“Esto es resultado del efecto intimidatorio de la política de Washington hacia Cuba, en particular de las sanciones y las multas que durante años el Departamento del Tesoro estadounidense ha impuesto a tantos bancos y empresas en el mundo”.
B’Hammel mencionó también los obstáculos que representa la prohibición de importar a Cuba productos con más de un 10% de componentes de origen estadounidense.
“En el mundo globalizado de hoy, donde cualquier producción tiene elementos de distinta procedencia, ya sea en materias primas, insumos o componentes… resulta casi imposible cumplir con ese requerimiento, que restringe el área de mercado al que tiene acceso Cuba, tanto para las importaciones como para las exportaciones”, dijo.
Mariluz-B-Hammel-Mincex destacó el efecto de las sanciones y multas que durante años el Gobierno estadounidense ha impuesto a tantos bancos y empresas en el mundo. Foto: Prensa Latina.
“Para las compras eso es una traba permanente, porque para exportar a Cuba un producto con más del porciento aprobado hay que tener una licencia de una agencia del Gobierno de Estados Unidos, y la voluntad es que eso no suceda”.
A ello se suma la aplicación en su totalidad de la Ley Helms-Burton, una norma surgida en 1996, justo luego de la aprobación de la Ley de Inversión Extranjera cubana, y que tiene como propósito obstaculizar aún más la entrada de capitales foráneos a la Isla.
B’Hammel se refirió al Título III de la Ley Helms-Burton, que estuvo en moratoria hasta 2019 y abre la posibilidad de establecer demandas contra quienes “trafiquen” con propiedades nacionalizadas por Cuba.
Es “un término muy engañoso y lejano a cualquier criterio de legalidad”, que tiene igualmente un efecto disuasorio, comentó.
A pesar de todo, señaló que Cuba no se ha cruzado de brazos y ahora más que nunca está empeñada en atraer flujos mayores de inversión extranjera, con variadas iniciativas y la búsqueda de soluciones a las dificultades internas que lastran el proceso.
La cartera de oportunidades de negocios del país es un reflejo del crecimiento del sector, pues cada año se incrementan las opciones.
La actual cartera cuenta con 678 proyectos en las ramas prioritarias de la economía, 175 más que en 2020, y con más de 12 000 millones de dólares para inversión.
La funcionaria del Mincex dijo que en esta edición se destacan las propuestas con menores montos, con la intención de abrir el espacio a un número mayor de inversionistas potenciales, incluidos los cubanos residentes en el exterior.
Se trabaja intensamente para que los proyectos se generen desde el nivel local, lo cual también tiene expresión en la actual carpeta de negocios, añadió.
Otro aspecto que denota la voluntad de avanzar en este ámbito es la creación de la ventanilla única para la inversión extranjera, una puerta de entrada para quienes desean apostar por el país y donde reciben información, asesoramiento y acompañamiento en el proceso.
Igualmente, la Zona Especial de Desarrollo Mariel, enclave estratégico, cercano a puertos de varios países y con condiciones de infraestructura para el asentamiento de industrias, que a pesar de las campañas de descrédito ha crecido en los últimos años.
Según informó al Parlamento cubano en diciembre el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, actualmente existen en la nación 302 negocios con capital foráneo, de los cuales 104 son empresas mixtas, 54 entidades de fondos completamente extranjeros y 144 contratos de asociación económica internacional, fundamentalmente en el turismo, energía, alimentos e industria alimentaria.
A pesar de la pandemia de covid-19 y del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, en los dos últimos años fueron aprobados 47 nuevos negocios, una prueba de que el empresariado confía en Cuba, afirmó el ministro.
(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

Fernández de Cossío: Es cínico y deshonesto mencionar el bienestar del pueblo cubano como razón del bloqueo (+ Video)

El permanente asedio y las restricciones de EE.UU. han hecho más difícil para Cuba obtener las materias primas destinadas a producir sus vacunas anticovid. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Científicas de Cuba denunciaron este jueves el efecto nocivo del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos en el desarrollo de la industria biofarmacéutica y en vacunas y tratamientos contra enfermedades como la covid-19.
Durante un programa especial transmitido por televisión y plataformas virtuales, a propósito del aniversario 60 de la firma de la orden ejecutiva que oficializó el bloqueo de Washington contra la Isla, las científicas señalaron que esa política ha impedido el acceso a materias primas necesarias para enfrentar la actual pandemia.
La directora de Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular (CIM), Tania Crombet, mencionó el sufrimiento de Cuba por no poder contar durante el inicio de la emergencia sanitaria con medicamentos necesarios y eficaces contra la covid-19 debido al bloqueo.
Ello hizo que los científicos cubanos adaptaran los perfiles de fármacos propios y los utilizaran para tratar la covid, con resultados satisfactorios, recordó. “Esto permitió tener bajos índices de gravedad, estado crítico y mortalidad asociados a la enfermedad”.
“Incluso, al comparar las estadísticas de Cuba y Estados Unidos, en cuanto a los indicadores de recuperación y las cifras de muertes, los números de Cuba evidencian un mejor manejo de la enfermedad”, comentó Crombet.
La directora de Investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), Dagmar García, dijo que el bloqueo norteamericano afecta los avances de investigación y que solo conseguir los reactivos para llevar adelante una idea puede demorar meses debido a las restricciones de la política.
“Si adquirimos los recursos en países como Bélgica o Alemania, el suministrador puede ser sancionado, aun cuando hace algo que permitiría salvar vidas”, denunció.
También habló de los problemas en la producción de vacunas cubanas contra la covid-19, como consecuencia de las dificultades para obtener las materias primas necesarias.
Sin embargo –añadió–, los esfuerzos del Gobierno y el sector farmacéutico hicieron posible desarrollar los inmunógenos y vacunar de manera rápida.
“La ciencia creó el camino de decisión para enfrentar la pandemia, y a pesar de la hostilidad de Estados Unidos, hoy Cuba tiene a cerca del 87% de su población completamente vacunada, incluidos niños de más de dos años”, afirmó.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.