HAVANA CLIMA

Federico García Lorca

El Romancero Gitano de Federico García Lorca, en el espacio Libro del Mes

La Dirección de Comunicación del Instituto Cubano del Libro informó que este 21 de junio, en el espacio Libro del Mes, se presentará el título Romancero Gitano, de Federico García Lorca, publicado por la editorial Gente Nueva.
“El autor, una de las voces más prestigiadas de la literatura española del siglo XX, en este poemario mezcla lo popular con el sentir más culto, para lograr un estilo personal al que recurre para cantar a la vida de un pueblo perseguido por la tragedia y la marginación, sin que con ello prive al libro de una exquisita belleza, ritmo y musicalidad”, señala la entidad en una nota de prensa.
La cita es a las 11:00 a.m., en la Calle de Madera de la Plaza de Armas, en La Habana Vieja.
El Romancero Gitano es una obra poética de Federico García Lorca publicada en 1928. Está compuesta por dieciocho romances que mezclan lo narrativo y lo lírico, donde destaca el uso de la metáfora asombrosa y la personificación de elementos inanimados. Se centran en el mundo de los gitanos, aunque la temática que subyace es la misma de toda la obra de Lorca: la frustración amorosa y la muerte.
Federico García Lorca fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes.
Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la Literatura española del siglo XX.
Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo.
Murió ejecutado tras el levantamiento militar de la Guerra Civil Española, por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.
Vea además:
Federico García Lorca, una herida abierta bajo suelo andaluz

Leer más »

El Romancero Gitano de Federico García Lorca, en el espacio Libro del Mes

La Dirección de Comunicación del Instituto Cubano del Libro informó que este 21 de junio, en el espacio Libro del Mes, se presentará el título Romancero Gitano, de Federico García Lorca, publicado por la editorial Gente Nueva.
“El autor, una de las voces más prestigiadas de la literatura española del siglo XX, en este poemario mezcla lo popular con el sentir más culto, para lograr un estilo personal al que recurre para cantar a la vida de un pueblo perseguido por la tragedia y la marginación, sin que con ello prive al libro de una exquisita belleza, ritmo y musicalidad”, señala la entidad en una nota de prensa.
La cita es a las 11:00 a.m., en la Calle de Madera de la Plaza de Armas, en La Habana Vieja.
El Romancero Gitano es una obra poética de Federico García Lorca publicada en 1928. Está compuesta por dieciocho romances que mezclan lo narrativo y lo lírico, donde destaca el uso de la metáfora asombrosa y la personificación de elementos inanimados. Se centran en el mundo de los gitanos, aunque la temática que subyace es la misma de toda la obra de Lorca: la frustración amorosa y la muerte.
Federico García Lorca fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes.
Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la Literatura española del siglo XX.
Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo.
Murió ejecutado tras el levantamiento militar de la Guerra Civil Española, por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.
Vea además:
Federico García Lorca, una herida abierta bajo suelo andaluz

Leer más »

El Romancero Gitano de Federico García Lorca, en el espacio Libro del Mes

La Dirección de Comunicación del Instituto Cubano del Libro informó que este 21 de junio, en el espacio Libro del Mes, se presentará el título Romancero Gitano, de Federico García Lorca, publicado por la editorial Gente Nueva.
“El autor, una de las voces más prestigiadas de la literatura española del siglo XX, en este poemario mezcla lo popular con el sentir más culto, para lograr un estilo personal al que recurre para cantar a la vida de un pueblo perseguido por la tragedia y la marginación, sin que con ello prive al libro de una exquisita belleza, ritmo y musicalidad”, señala la entidad en una nota de prensa.
La cita es a las 11:00 a.m., en la Calle de Madera de la Plaza de Armas, en La Habana Vieja.
El Romancero Gitano es una obra poética de Federico García Lorca publicada en 1928. Está compuesta por dieciocho romances que mezclan lo narrativo y lo lírico, donde destaca el uso de la metáfora asombrosa y la personificación de elementos inanimados. Se centran en el mundo de los gitanos, aunque la temática que subyace es la misma de toda la obra de Lorca: la frustración amorosa y la muerte.
Federico García Lorca fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes.
Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la Literatura española del siglo XX.
Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo.
Murió ejecutado tras el levantamiento militar de la Guerra Civil Española, por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.
Vea además:
Federico García Lorca, una herida abierta bajo suelo andaluz

Leer más »

Biblioteca Nacional de Cuba evoca a Federico García Lorca

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí evocó a Federico García Lorca, destacado escritor que cumpliría en el día de ayer 124 años de edad.
Lorca fue el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Según expresó la institución en su sitio digital, en los poemas y dramas de García Lorca se revela su capacidad como agudo observador del habla, la música y las costumbres de la sociedad rural española que lo recibió en 1898.
«Una de las peculiaridades de su escritura es la capacidad para describir ese ambiente real y convertirlo en un espacio imaginario donde da expresión al deseo, el amor y la muerte, el misterio de la identidad y el milagro de la creación artística», valoró.
De acuerdo con Prensa Latina, a la generación del 27, integrada por otros que brillaron también por su audaz metáfora y por fusionar las formas de la poesía tradicional con los movimientos de vanguardia, también quedó adscrito el poeta, natural de la localidad de Granada.
Igualmente, llevó a la par de la escritura sus posturas revolucionarias y posiciones antifascistas que le convertieron en una víctima mortal de la Guerra Civil, tras ser fusilado en agosto de 1936 cuando tenía solo 38 años.
Uno de sus poemarios emblemáticos titulado Poeta en Nueva York (1931) es la clara ilustración de angustia y denuncia social del prosista ante las condiciones de insolidaridad, el sufrimiento y la defensa de los marginados.
«(…) el verdadero dolor no está presente en el espíritu. No está en el aire ni en nuestra vida (…) es una pequeña quemadura infinita en los ojos inocentes de los otros sistemas», versa un fragmento del poema Panorama ciego de Nueva York, perteneciente a este poemario.

Leer más »

Cuba celebra el día del teatro cubano (+ Fotos)

Puesta en escena de La Casa de Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.“Silencio, silencio he dicho. ¡Silencio!”, dice Bernarda tras secarse las lágrimas, y las luces se apagan. Basada en la obra teatral “La Casa de Bernarda Alba”, escrita en 1936 por Federico García Lorca, la puesta en escena de la compañía “Clau” se estrenó este viernes en el Teatro Martí, de La Habana, donde continuará este sábado y domingo.
Con una duración de dos horas, la obra –dirigida por Carlos Aguilar– refleja la diferencia de clases en la sociedad española de la primera mitad del siglo XX, evidenciada en la burguesía terrateniente a la cual pertenece la famila de Bernarda y la figura de las criadas.
Es una obra imperdible que cuenta con un elenco de lujo: Yordanka Ariosa (Bernarda), Mayra Mazorra (Poncia), y las hijas de Bernarda las interpretan Chabely Díaz (Adela), Juannalise Ricardo (Martirio), Osmara López (Angustias), Sindy Rosario (Amelia) y Lissette de León (Magdalena).
“Era un final de tragedia, un final para el teatro, un final de silencio en nombre de todas las tragedias humanas. Así lo viví yo, y solo por llegar a lograr ese final en una obra, en el teatro, ya valía la pena intentarlo”, ha comentado el director de la obra, Carlos Aguilar.
Con estas imágenes, Cubadebate conmemora el Día del Teatro Cubano este 22 de enero.
La compañía teatral Clau, en la obra La Casa de Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
La actriz Yordanka Ariosa interpreta a Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Mayra Mazorra interpreta a Poncia en La Casa de Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Es una obra imperdible que cuenta con un elenco de lujo. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
La obra refleja la diferencia de clases, evidenciada en la burguesía terrateniente a la cual pertenece la famila de Bernarda y la figura de las criadas. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Obra de teatro La Casa de Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
La Casa de Bernarda Alba estará este fin de semana en el Teatro Martí. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Martirio y Adela en La Casa de Bernarda Alba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Bernarda Alba ante la muerte de su hija Adela. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
“Silencio, silencio he dicho. ¡Silencio!”. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.
Vea, además
La tragedia de Bernarda Alba en el Teatro Martí

Leer más »

La tragedia de Bernarda Alba en el Teatro Martí

La tragedia de Bernarda Alba en el Teatro Martí. Foto: Cortesía de CLauEl 8 de marzo de 1945 se estrenaba por primera vez La Casa de Bernarda Alba, “un drama de mujeres en los pueblos de España”, escrito por Federico García Lorca. La icónica obra, terminada el 19 de junio de 1936, he tenido innumerables puestas en escena por todo el mundo y Cuba no ha sido la excepción. Este viernes vuelve a las tablas, en el Teatro Martí, por la compañía CLAU y bajo la dirección de Carlos Aguilar. 
La historia de centra en Bernarda Alba y el control que ejerce sobre sus hijas Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela tras la muerte de su segundo esposo y la tradición de convertir el dolor del duelo en un luto estricto. En la obra se exponen las más íntimas pasiones humanas, abordadas desde una cotidianeidad sin exageraciones. 
Según Aguilar en entrevista a Cubadebate, en la puesta se hace una lectura a la obra como una tragedia, más allá del costumbrismo o del drama. “Para materializar ese punto de vista en la escena tratamos de eliminar todo vestigio de gestos cotidianos. Utilizo un extrañamiento a través del estaticismo de los cuerpos. Los personajes se asemejan más a muñecas inertes que a personas vivas. Esto le da a la obra un tono fantasmal, despojado de cotidianidad, resaltando así los rasgos en los personajes y elevando el conflicto interno de cada una de ellas a ‘motor de la historia’”. 
Sobre la manera de hablar de las protagonistas, el director teatral la define contenida, con un ritmo y acento especial, pero desde una fuerza tal que parece que los personajes van a explotar a cada momento. Por otra parte, esta lectura se centra en el retrato de una clase determinada: la burguesía terrateniente con tintes aristocráticos, a la que define como “una clase muerta”. 
Precisamente, en el elenco destacan nombres como Mayra Mazorra, Yordanka Ariosa, Mónica Guffanti, Ana Flavia Barrios, Sandra Castillo y Sindy Rosario. 
La música y el silencio también tienen un papel esencial. El violonchelo es una voz dentro de la casa. “Le da un carácter sonoro de profundidad, de notas bajas, de histrionismo en los momentos de locura de los personajes.  Hay un diseño sonoro pre-grabado también en el que se incluyen el sonido del mar, tormentas, truenos, perros que ladran, sonidos fantasmagóricos de esos espíritus que habitan la casa. Además, el calor infernal sugerido por sonidos abstractos, nunca cotidianos”, explica Aguilar. 
“Por otra parte, la palabra silencio abre y cierra la obra, siempre dicha por Bernarda Alba. El último silencio es para el público, para el mundo. Ojalá logremos ese silencio después del final. El tiempo que transcurre entre el final y el aplauso es, para mí, el vacío”. 
La icónica obra, terminada el 19 de junio de 1936, he tenido innumerables puestas en escena por todo el mundo y Cuba no ha sido la excepción. Foto: Cortesía de CLau
¿Qué posibilidades brinda la tragedia en el montaje de la obra?
— “Una protagonista, Bernarda. Una antagonista, la criada sin nombre, que aunque siempre se plantea como un personaje menor, que incluso es excluido en muchos montajes, en mi lectura pasa a ser la antagonista. Un mundo distinto en un tiempo distinto al de Bernarda Alba. Es el punto de fuga de esa casa de sombras, hacia la libertad.
“El coro, las hijas y Poncia. Estas son esas posibilidades en este montaje, haber podido convertir un drama en una tragedia. La tragedia requiere de un tono distinto al drama, más contenido, en el que las palabras dichas cobran una relevancia mayor, al igual que el tono corporal y físico, de una tensión trágica en los personajes. Nos alejamos del costumbrismo gracias a la exigencia que la tragedia requiere”.
Para el director teatral es importante que el espacio escenográfico contenga la atemporalidad de la tragedia, por eso la casa debe tiene una atmósfera fantasmal. “Ojalá logremos todas esas ideas que guiaron esta obra hacia lo que deseamos. El arte teatral comienza, para mí, en la puesta en escena, que no es más que el dominio del espacio, del tiempo y del movimiento”, dice. 
Sobre las expectativas, la principal es confrontar esta puesta en estreno de una obra archiconocida con el público cubano. Nuevas formas de hacer desde “un tono alejado de lo que se ha acostumbrado a ver”. Además, Aguilar adelanta que el final tiene un giro inesperado, un aporte diferente a la dramaturgia, en torno a la criada de la casa.
Todos esos elementos, sumados al nivel en la actuación gracias a un año completo de trabajo, hacen de esta puesta en escena una parada obligatoria para los amantes del teatro. Este sábado y domingo pueden disfrutar de Bernarda Alba en el Teatro Martí y también todos los fines de semana de febrero en el Bertold Brecht. La cita está hecha. 
En el elenco destacan nombres como Mayra Mazorra, Yordanka Ariosa, Mónica Guffanti, Ana Flavia Barrios, Sandra Castillo y Sindy Rosario. Foto: Cortesía de CLau
La tragedia de Bernarda Alba en el Teatro Martí. Foto: Cortesía de CLau
Este sábado y domingo pueden disfrutar de Bernarda Alba en el Teatro Martí y también todos los fines de semana de febrero en el Bertold Brecht.
Sobre las expectativas, la principal es confrontar esta puesta en estreno de una obra archiconocida con el público cubano. Foto: Cortesía de CLau

Leer más »

“Yerma”, de Federico García Lorca

A veces leemos para encontrar respuestas, en una especie de libromancia extraña, y el resultado suele sorprender porque se nos abre una ventana que no sabíamos que teníamos; esa es una de las partes mágicas o terapéuticas de la lectura.  Acabó el 2021 y, como suele suceder, diciembre fue el mes más familiar. En mi caso, tuve la visita de mi madre, a la cual no veía hacía casi dos años por culpa de la pandemia, y nosotros no somos una familia desunida o mal llevada —al contrario—, sino dividida entre dos sitios diferentes, porque, bueno, es normal, los hijos solemos abandonar el nido; ley de vida—la cuenta del teléfono lo sabe mejor que nadie. Tenerla unos días junto a mí fue una experiencia hermosa, y al despedirla, cuando llegué a casa, me eché a llorar; porque ya mi mamá no es tan joven ni tan ágil, y ella, a su vez, también está cuidando a su madre y cuidó de su hermano hasta que murió en ese 2021 tan duro que ya acabó —el familiar cuidador paga muchos impuestos emocionales que el cuerpo somatiza.  Creo que hemos pasado a otra etapa de nuestras vidas en la que debemos aprender a reconocernos y a tenernos paciencia, siempre en nombre del amor. Con toda esa energía de unión familiar, en un intento de conectar con la necesidad de reproducirse, de entender el amor por los hijos y esas cosas —que yo, al no ser padre no poseo, y que yo, al no estar seguro de querer ser padre tampoco me cierro a no entenderlo como la gran bendición, reto y escuela que es—, decidí agarrar Yerma, de Federico García Lorca y hurgar en esa historia sobre una mujer que desea ser madre y no puede. También ayudó el ver Madres paralelas de Almodóvar, y el hecho de que en las tiendas de ARTEX —al menos en La Habana— han sacado unas ediciones españolas muy bonitas de esta obra de Lorca. Quizás he llegado a Yerma en busca de comprender mejor a mi madre, a las madres de mis amistades, a mi suegra, a mis abuelas, para aprender, como hijo adulto, a ser también un poco el padre de mis padres cuando me toque, y perdonen que les abra y les hable tanto de las cosas de mi casa y de mi caso, pero este es el espíritu con el que he entrado en esta maravillosa historia lorquiana. Ya luego mi energía inicial se transformó, y para bien —cosas del buceo entre páginas. Apenas en el primer acto me he dado cuenta, en esa genial conversación que sostiene Yerma, la protagonista, con una vieja, que para entender a una madre primero hay que ver a la mujer, ¡he ahí la cosa! Una mujer no debe ser encasillada por su maternidad. Acabemos con esa competencia tan frecuente de “más mujer que madre”, porque antes de madre se es mujer… Y se sigue siendo mujer en la maternidad… De hecho, es necesario, es sano, es equilibrado… Y difícil.¿Por qué leer a los clásicos?Muchos tienden a pensar en los clásicos con ciertas muecas cercanas al desprecio, más bien con escepticismo, porque se suele ver a una obra clásica como demasiado docta, panfletaria, rebuscada, ¡vamos! A lo que en buen cubano se le llama “un clavo”, y todo porque en la escuela nos obligaban a leerlos, y muchas veces no nos acercaban a las grandes obras y a los grandes autores de la manera correcta, y pecando de exceso de didactismo. PublicidadYo, que soy nieto de un hombre al que le decían “Río arriba” por tener la maña de contradecir a todo el mundo, heredé su pesada estirpe y escalo cascadas, porque ¡Ah! No por gusto “un clásico es un clásico”, y no solo han de leerse esos textos para citarlos en una reunión en la cual queremos impresionar, —para eso ya hay libros de autoayuda y compilaciones de citas—, sino por la parte reflexiva, por la invitación a las profundidades de la naturaleza humana —y la no humana también— que contienen esas obras, para ayudarnos a ser un poquito mejores al final, para ofrecernos un camino. Lorca es un clásico, se sabe, y su talento y su ángel son dignos de honores e inspiración. ¿Quién es Yerma?En primer lugar es el nombre de la protagonista, puesto de forma estratégica; se trata de una mujer joven y triste, porque quiere ser madre para suplir ciertas carencias, o por la necesidad imperiosa de tener un hijo para volcar su capacidad de amar sobre esa criatura, ya que en verdad se encuentra en un matrimonio que, al igual que la mayoría de las otras mujeres que intervienen, fue arreglado por los conservadores y en extremo religiosos padres. Yerma es una mujer yerma. Esta obra de teatro está escrita en tres actos de dos cuadros cada uno, y está caracterizada como “tragedia rural”, aunque es también una protesta contra las costumbres represivas, contra la falta de libertades que acecha a las mujeres y contra la moral como una cárcel. La obra es un canto de liberación, un trago tóxico para darte deseos de beber agua pura y sanadora. Si se lee o estudia en profundidad se hallan ciertos pespuntes ateístas y hedonistas,  a pesar del misticismo presente, la religiosidad y los moralismos. La misma Yerma recurre a una conjuradora, o sea, un brujera de toda la vida, y al final ¿qué? Cómo dijo la vieja del primer acto: «A mí no me ha gustado nunca Dios. ¿Cuándo os vais a dar cuenta de que no existe? Son los hombres los que tienen que amparar.» —¡Ay, Raphael! «Escándalo, es un escándalo». Yerma es también una obra que rompe con muchas concepciones sociales demasiado estrictas, y con esos “formalismos” absurdos en plan medieval que aún sobreviven en muchos sitios; es una obra que lucha contra el patriarcado y se muestra feminista, se contrapone a lo que hoy en día se le llama “pensamiento de gente básica” que a la postre impide el flujo de la felicidad y la complacencia, o al menos el de la tranquilidad de espíritu, que es mejor. Cada personaje está colocado de forma tal que aporte algo al lector —o al espectador, en caso de ver la obra montada en escena—. Aquí las viejas tienen unas voces cansadas, sabias e irreverentes, como un llamado de atención; ¿acaso hay que llegar a la vejez para darnos el gusto de pensar y hacer con libertad? Aunque también hay una joven disgustada con tener que asumir el papel obligado de ama de casa.Durante toda la obra se siente una tristeza, una tensión y una desesperación que conducen a ese final tan icónico e inesperado, como para confirmar esto de que la dureza, de tanto aguantar, se parte. Moraleja: sean flexibles, aprendan a lidiar con los limones de la vida, hagan sus limonadas y disfruten, no se exijan peras si son Olmos, en fin, sean coherentes con sus situaciones y realistas con sus sueños. Como el gran poeta que es Lorca, muy a menudo se juega con versos y canciones, y el resultado es maravilloso. Utiliza el costumbrismo, la torpeza pueblerina, la entrometida vecindad de infierno grande en pueblo pequeño, los rituales campesinos, y construye situaciones y personajes exquisitos —yo comelón tiendo a usar adjetivos y símiles positivos relacionados a la gastronomía—. «(…) Tener un hijo no es tener un ramo de rosas. Hemos de sufrir para verlos crecer. Yo pienso que se nos va la mitad de nuestra sangre. Pero esto es bueno, sano, hermoso. Cada mujer tiene sangre para cuatro o cinco hijos, y cuando no los tienen se les vuelve veneno, como me va a pasar a mí», se queja Yerma, obsesionada con ser madre, al punto de olvidarse de ser mujer, ¡error! ¡Negativo por esa vía! «Algunas cosas no cambian. Hay cosas encerradas detrás de los muros que no pueden cambiar porque nadie las oye (…) Pero que si salieran de pronto y gritaran, llenarían el mundo», expresan Yerma y su cuñada, en una especie de proyección y protesta. Este comentario explica la raíz de algo que estamos viviendo en la actualidad; la lucha feminista, las voces de las mujeres que han salido a “llenar el mundo”, aunque todavía queden tantas detrás de los muros, calladas… Esta obra fue publicada en 1934, mira tú qué visionario Federico. «No se siente la verdad cuando está dentro de una misma, pero ¡qué grande y cómo grita cuando se pone fuera y levanta los brazos! », también dice Yerma, y he aquí un bocadillo que expresa la importancia del apoyo, de la comprensión, de la comunicación —yo, comunicador social al fin, doy fe: la base de casi todos nuestros conflictos tiene su parte de comunicación defectuosa, ya sea con los demás o con uno mismo, porque, ¡oye! Uno se comunica con uno mismo en todo momento, así que hazte el grandísimo favor de ser tu propio amigo. Fin de la homilía—. La grandeza de Yerma radica en la profunda humanidad de su contenido, que hurga en lo sexual para caer en lo espiritual, que presenta los juegos de poder de la institución matrimonial y familiar contra la libertad personal y de expresión, que advierte sobre la incomprensión y la mala comunicación entre personas que comparten espacio y tiempo. Si aquí estamos, aquí hablamos, pactamos, acotejamos y respetamos. Esta obra de teatro es también parte de la trilogía lorquiana formada por Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba, que yo pretendo leerme también. Sobre Federico García LorcaNo podré aportar nada nuevo, pues toda persona que tenga radio, televisión e instrucción escolar, todo el que esté leyendo estas palabras y haya llegado hasta este punto, de seguro conoce algo del autor, incluso chismes históricos, y por supuesto, su triste y absurdo final.  Me quedo con sus “Librazos”, con sus palabras, con su ángel, y hoy, con su Yerma.

Leer más »

Lorca: a 85 años de la muerte de un genio

GUANTÁNAMO, Cuba. — Este 18 de agosto se cumplen 85 años del asesinato de Federico García Lorca por los fascistas españoles, aunque también se afirma que el hecho ocurrió un día después, el 19 de agosto de 1936.
Federico nació en Fuentevaqueros, Granada, en 1898, aunque el mismo poeta se encargó de crear un velo de incertidumbre sobre esa fecha. Nacido en una familia acomodada, con tierras en el campo, cortijo y casa en la ciudad, desde pequeño gozó de favorables condiciones para el cultivo de su espíritu, algo en lo que influyó decisivamente su madre, quien había sido maestra de escuela en su juventud y lo enseñó a leer y le impartió clases de solfeo y piano, conocimientos que ejercerían marcada influencia en la poética lorquiana y en los hallazgos sonoros que la caracterizan.
Lector voraz durante su infancia y adolescencia, Lorca se adentró en el conocimiento con la misma curiosidad y desenfado con que se familiarizó con la vida de los jornaleros de su comarca natal, de los que aprendió costumbres ancestrales, dichos, cantos y la sabiduría popular que comunican sus sorprendentes versos.
Aunque hizo estudios universitarios, su vocación estaba decididamente inclinada hacia la poesía, no como entelequia, pero sí vehículo indispensable destinado a compartir la belleza con el pueblo y con los ubicados en la siempre precaria condición de los perseguidos: los gitanos, los negros y los judíos, con quienes simpatizaba, como afirmó en una ocasión.
Un genio en una constelación de inteligencias
Federico llegó a la famosa Residencia de Estudiantes de Madrid en 1917, un lugar que hospedó a varios de los que luego serían notorios exponentes de las artes y las letras españolas.
Eran tiempos de la influencia poética de Cocteau y Apollinaire, de Antonio Machado, Miguel de Unamuno y Juan Ramón Jiménez. Por los cafés de la capital española deambulaba una masa de jóvenes cansados del marasmo resonante de la antigua potencia caída en desgracia y del ritornelo de lamentos por la gloria perdida que no acababa de ventear sus vísceras ancestrales para dar paso a la modernidad.
Era ese precisamente el anhelo fundamental de esos jóvenes. entre los que estaban Luís Buñuel, Jorge Guillén, Pedro Salinas y el propio Lorca. En el interesante estudio Vida, afán y muerte, de Juan Chabás, publicado como prólogo al libro Federico García Lorca-Poesía (Editorial Arte y Literatura, La Habana, 1977), el reconocido investigador asegura: “No era difícil en ese clima vital de la Residencia de Estudiantes encontrar acogida amistosa y hasta fraterna. No era fácil, en cambio, causar asombro ni sobresalir levantado por la admiración. Federico García Lorca lo consiguió. Desde su llegada a Madrid, tanto en la Residencia como en algunas tertulias literarias, se sintió el hechizo de su presencia”.
Pero también eran tiempos convulsos para España, donde se debatía acerca del decreto sobre la jornada de ocho horas, las bases autonómicas presentadas por la Mancomunidad de Cataluña y el Tratado de Versalles, debates signados por la fundación del partido nazi en Alemania y el ascenso de los fascistas en Italia.
Guardo en mi librero, como preciados cofres de belleza a los que suelo acercarme, textos de Jorge Guillén, Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Miguel Hernández, Rafael Alberti, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Luis Cernuda. Todos han dejado profunda huella en mi espíritu, pero confieso que mi encuentro con la poesía lorquiana en mi lejana juventud resultó un mazazo. ¿Cómo alguien puede escribir así, tan natural y con tan acendrada técnica? Esta pregunta me la hice una y otra vez. No en balde el libro está profusamente subrayado.
Una obra imprescindible
Hace poco tuve la oportunidad de escuchar en Internet un texto en prosa de Lorca donde reflejaba sus sentimientos cuando fue invitado a invitado a inaugurar una biblioteca en su pueblo natal. Me sorprendió gratamente la naturalidad de su lenguaje, su capacidad para mezclar conceptos con la realidad de su terruño y para sugerir la apertura hacia el saber, fiel a un auditorio que siempre consideró una de sus más preciados acompañamientos.
Esas características están presentes en la poesía de Federico, donde subyace un gracejo popular que la trasciende. Ello tiene su explicación en los orígenes del poeta, en su íntimo contacto con la naturaleza, la tierra andaluza y sus hombres.
En 1921 dio a conocer su Libro de Poemas, que contenía textos escritos entre 1918 y ese año, obra que dedicó a su hermano Paquito. Pero sin dudas fue su Romancero gitano el que encumbró su nombre, que no haría más que crecer con la publicación de libros como Poeta en Nueva York y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, el torero vinculado a la Residencia de Estudiantes.
Federico García Lorca está igualmente considerado uno de los dramaturgos españoles más importantes. Su obra dramática nos legó textos como Mariana Pineda, Bodas de sangre, Yerma, Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores y La casa de Bernarda Alba.
Al frente de la compañía teatral La Barraca llevó ese arte por pueblos remotos de España.
Acogió con entusiasmo el advenimiento de la República. En el estío de 1936 —como hacía siempre durante esa estación— fue a su Granada natal y se escondió en la casa de un amigo cuando los fascistas tomaron el pueblo.
De esa casa fue sacado de noche como si fuera un bandido y fusilado en la carretera de Fuentevaqueros. Hasta hoy se desconoce dónde fue enterrado su cuerpo.
Comparando a su Granada natal con otras ciudades andaluzas, afirmó: “Sevilla, Málaga y Cádiz, se escapan por sus puertos, y Granada no tiene otra salida que su alto puerto natural de estrellas”.
Y aunque todavía duela que no se haya encontrado el lugar donde fue enterrado, quienes hemos leído sus obras sabemos que hombres como él no caben en una tumba porque siempre terminan, por ser buenos, yaciendo en el puerto natural de estrellas que todos los hombres amantes de la justicia y la poesía llevan en su corazón.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Para Lorca, una rosa de Cuba en su recuerdo

Basta realizar alguna búsqueda en torno a Federico García Lorca para hallar homenajes en su honor. A 85 años del crimen que le segó la vida a una de las voces más preclaras de la poesía universal –probado humanista, autor de Romancero Gitano y de La Casa de Bernarda Alba, ejecutor de un proyecto como La Barraca– su nombre es motivo de inspiración de artistas, escritores e instituciones.
Pongamos por ejemplo el concierto Lorca sonoro, ofrecido este martes por la cantante española Pasión Vega, en el parque Lorca de Alfacar, que honra también a las víctimas de la Guerra Civil, organizado por la Diputación de Granada en este municipio. Una ofrenda floral en el monolito dedicado al poeta y a todas las víctimas de la guerra, un acto con presencia de instituciones provinciales y el testimonio de familiares de víctimas del franquismo serían otras de las deferencias.
De la Colonia de Víznar –donde Lorca estuvo detenido, y vivió las últimas horas antes del fusilamiento–, y convocada por varias asociaciones memorialistas, parte la marcha El último paseo, en recordación de las víctimas del fascismo. Se reivindicará la declaración del sitio como un Lugar de Memoria, a la vez que se apoyará la búsqueda de fosas con los restos de Lorca y de los otros fusilados, un propósito que lidera Nieves Galindo, nieta del maestro Dióscoro Galindo, fusilado y enterrado junto al poeta.
En Cuba, isla que le fue entrañable, Federico es hoy doblemente recordado. Cuando se cumplen 60 años del Primer Congreso Nacional de Escritores y Artistas, que justamente se iniciaría un 18 de agosto para rendirle tributo en el 25 aniversario de su trágica muerte, no puede menos que volverse a uno de los momentos más sugestivos del cónclave, cuando Nicolás Guillén pronunciara un discurso en el que repasaría, entre otros puntos, los vínculos que lo unieron a Federico y también a Miguel Hernández y Antonio Machado «tres grandes poetas con que el pueblo de España pagó su amor a la República frente al fascismo».
En sus palabras expresaría Guillén: «La figura de García Lorca desborda su alta condición lírica para convertirse en un símbolo de lo que es la barbarie, la estupidez fascista. Se nos dirá que no era su poesía una poesía política, ni él mismo un político de militancia partidaria, como Alberti, pongamos por ejemplo. Pero ¿acaso no es hacer política ir hacia el pueblo como Lorca fue y meterse en su entraña y divulgar sus tradiciones y exaltar su espíritu? ¿No es político el Romance de la Guardia Civil, cuyos miembros sabe el poeta ya, y no lo calla, que tienen de plomo las calaveras? ¿No es hacer política tomar posición junto a la República, en un país de tan lejana tradición real? ¿No es política, alta política, hacer del verso agua que refleja a gitanos y toreros, o llevar a la escena a Mariana Pineda, condenada a morir en Granada, en su Granada, porque bordó una bandera liberal?».
Durante cinco días y desde hoy celebra la Uneac el 60 aniversario de este Congreso, en cuyo colofón nacería ella misma. Lorca es punto de mira de los escritores y artistas cubanos por lo que en la primera de estas jornadas de celebración se le dedica el recital Federico García Lorca: el corazón abierto, un espacio donde las canciones, los poemas y los títeres acompañarán al bardo en una acción profundamente antifascista, a cargo de Rubén Darío Salazar, Premio Nacional de Teatro, junto a invitados de Teatro Las Estaciones.
Cierto es que está vivo el dolor que nos dejó sin Federico. Cuba, sus artistas, sus escritores, al decir de Guillén en aquel memorable congreso «lo hemos llorado sin consuelo, pero no lo lloramos más. Renueva nuestro amor cada día una rosa de Cuba en su recuerdo y mantiene viva una lámpara fiel que ninguna tempestad puede apagar. Fino andaluz de sueño, gitano principal, junto a nosotros esta noche, García Lorca sonríe, seguro en su esperanza».

Leer más »

Por ser Lorca, por ser Cuba

Sucedió exactamente lo contrario: el fascismo español quiso silenciar al poeta, pero el poeta habla hoy con perfectas resonancias, cuando se cumplen 85 años del crimen llevado a cabo en su Granada, donde había llegado al mundo hacía 38 años.
Muchas son las razones para que Federico García Lorca no sea indiferencia. Si no pudo serlo jamás, porque los poetas verdaderos garantizan su eternidad, hoy, cuando es preciso alistarse para combatir la sinrazón de tantas injusticias; cuando la manipulación imperialista pretende desaforadamente imponer su crueldad ilimitada, Lorca es memoria viva y constituye uno de los más colosales símbolos ante la brutalidad fascista.
El humanista superlativo, el autor de Romancero gitano y de Bodas de sangre, uno de los ejecutores de un proyecto como La Barraca resulta en esta fecha motivo de inspiración de artistas, escritores e instituciones en diversos escenarios del mundo. Donde haya seres dignos habrá aplausos en su honor.
En Cuba, la que conoció y con la que se apasionó, al punto de haberse quedado un poco más cuando hubo concluido su trabajo a instancias de Don Fernando Ortiz, en esa Isla que trasnochara y a la que le escribiera sonoros versos (Iré a Santiago), se siente muy cerca el ímpetu lorquiano.
«A García Lorca lo matan no porque ignoraran quién era él, sino precisamente por ser él», dice Nicolás Guillén en un texto en el que apunta que, si bien pudiera decirse que su poesía no era precisamente una poesía política, «¿acaso no es hacer política ir hacia el pueblo como Lorca fue y meterse en su entraña y divulgar sus tradiciones y exaltar su espíritu? ¿No es político el Romance de la Guardia Civil, cuyos miembros sabe el poeta ya, y no lo calla, que tienen de plomo las calaveras? ¿No es hacer política tomar posición junto a la República, en un país de tan lejana tradición real? ¿No es política, alta política, hacer del verso agua que refleja a gitanos y toreros, o llevar a la escena a Mariana Pineda, condenada a morir en Granada, en su Granada, porque bordó una bandera liberal?».
Estorban con creces la dignidad y la belleza a los adalides del mal que pretenden el mundo. Por eso atacan con sed febril a quienes la profesan y procuran quebrarles el alma a los artistas, vaciándoles los sentimientos. Por suerte abundan los insobornables, los que saben que ni todo el oro del planeta podría rendirlos si lo que está en juego tiene cuatro letras y se lleva grabado en las entrañas.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.