HAVANA CLIMA

espía

Alánimo

—Alánimo, Alánimo, la Felton se rompió. Alánimo, Alánimo, mandarla a componer…
—Te percibo jubilosa.
—¿Cómo no iba a estarlo? «El ánimo, la disposición, el compromiso y la entrega deciden la calidad del trabajo». ¿Lo viste ayer?
—¿A quién?
—Al presidente en comparecencia televisiva, «dilucidando la situación electroenergética nacional», «construyendo la salida».
—A mi barrio le tocó «lo lamentamos profundamente y hacemos un gran esfuerzo para que no se repita».
—Qué pena, porque el hombre lució súper. Se paró delante de un gráfico que al principio mi nieto de tres años no entendió, e hizo una disertación tremenda. Creí, porque habló de picos, que la conferencia iba sobre construcción de viviendas, pero después me asustó oír que lo óptimo es que la línea de demanda sea plana.
—Ya. Y que pasemos los «métodos eléctricos de cocción» para la madrugada.
—Por poquito lo suelta. Tú sabes que en materia de innovación no hay quien le ponga el pie delante. Pero el pie se lo metió Ramiro, que con un gesto lo mandó a callar.
—Quién fuera Ramiro…
—¿Qué?
—…para, como dice el Granma, dejar siempre en cada lugar que transita «el consejo certero, la idea renovadora, la seguridad de que es posible vencer los obstáculos y crecer, aun cuando los tiempos sean adversos». También el primer secretario concibe frases estupendas, lo oí encajándole a los trabajadores de la Renté que «la primera acción comienza con victoria, y las victorias generan victorias».
—Con las derrotas pasa ídem, no salimos de una para entrar en otra. Ramiro dio un consejo certero, una idea renovadora que pone peor las cosas. Después que han vendido consolas, aires acondicionados y ventiladores en moneda libremente convertible a este «pueblo eminentemente revolucionario, con capacidad de sacrificio y voluntad de hacer», ¡mira que bajarse con que «los CDR [“organización paraguas” le llamó] juegan un papel determinante en la demanda», para que «vivamos desde el punto de vista del salario que hay en la vivienda»! «No podemos vivir con la energía eléctrica más allá de esas posibilidades», remató. Va a restablecer, a través de las organizaciones de masas, el «quítate tú pa echarte palante yo».
—Pobre gente de Jaimanitas… El que se queje es porque quiere, pues los periódicos provinciales anuncian a tiempo dónde tumbarán la luz, lo mismo si son cuatro que doce horas.
—Lo cual, según Miguel Mario, «no quiere decir que esa información satisfaga, porque mientras tengamos apagones es muy difícil que cambien los estados de opinión, pero es un campo en el que podemos seguir avanzando».
—Un Estado de derecho a la opinión es lo que hace falta. No hay forma de avanzar en medio de tal oscuridad de luz y de pensamiento.
—El doctor en Ciencias dijo ayer: «La demanda se satisface fundamentalmente por las termoeléctricas, que generan usando crudo nacional, que para nosotros no es problema».
—¿No es problema y las calderas se atoran con toda la porquería que extraemos del sustrato? ¿No sería más racional comprar una planta que refine ese crudo tan crudo y dejar los pocos recursos que no tenemos para comprar un petróleo que tampoco?
—Te percibo filosófica. Yo agregaría tres interpelaciones. Primera: si la planta turca que recibimos en noviembre genera algo más que noticias. Segunda: a qué hendidura del globo se desvió la que el pasado 3 de abril llegaría al país «en las próximas semanas». Tercera: si a las tres que ya flotaban en Mariel les gritaron «que se vayan».
—Los cubanos siempre tan interrogativos.
—Señaló Canel: «También la población se pregunta por qué no hemos hecho en los últimos años nuevas inversiones. Una inversión en termoeléctricas es sumamente costosa para el país, y por otra parte demora años, de inmediato no se logra montar una».
—Pero lo inmediato será más mediato si no comenzamos de inmediato lo que al final habrá que hacer, ¿no? Si afectan la economía para «molestar menos» a la población, a la larga los ciudadanos estarán más hastiados si no hay producción que reinvertir en paneles solares o en… alcohol de bodega.
—Yo tú encargaba un termo eléctrico a tus familiares de Miami. La inversión termoeléctrica demorará, a juzgar por la ambigüedad de nuestro dignatario. Sin más detalles mencionó un «país amigo» con el que se ha suscrito un acuerdo para establecer tres nuevos bloques para el «crecimiento del país en el futuro».
—¿Tienes idea de a qué nación se habrá referido?
—La última vez que oí hablar de un «país amigo» fue de San Vicente y las Granadinas.

Leer más »

Por el hueco de la cerradura

Cuando era niño, mis padres me enseñaron que era feo espiar a los demás por el hueco de la cerradura. En esa época, casi todas las cerraduras tenían un ojo. En Roma hay una cerradura famosa: la del portón del priorato de los Caballeros de Malta, en el Aventino, junto a la casa general de la Orden Dominica, sobre la que se alza la cúpula de la Basílica de San Pedro. Los turistas hacen fila para mirar por ella.
Espiar a alguien por la cerradura es invadir su privacidad. Algo saludable en la cultura animal (y no solo en la de los humanos) es la separación entre lo público y lo privado. Quien camina por el bosque rara vez encontrará un pájaro muerto en el suelo. Muchos animales tienen pudor. Se cobijan en madrigueras, nidos, cuevas y cubiles.
La postética de la sociedad consumista rompió el límite entre lo público y lo privado. Que lo digan los paparazzi. Una persona famosa ya no tiene derecho a la privacidad. El público quiere saber también qué come, con quién se acuesta, cuánto tiene en la cuenta de banco. La estrella es devorada por su club de fans. El asesinato de John Lennon fue un acto de canibalismo. Y la autofagia ha llevado a la muerte a muchos artistas, como Michael Jackson y Amy Winehouse. Cuando un artista muere de una sobredosis es porque ya no soporta la realidad en la que vive. Se siente impelido a emprender un viaje sin retorno…
Leí en un reportaje que Paul McCartney se encontraba en Hyde Park paseando con su pequeño hijo. Se le aproximaron fans ávidos de fotos y autógrafos. El artista les dijo que se encontraba en un momento privado y se libró del asedio. Contó también que no soporta el tráfico de París. Prefiere andar en metro. El periodista le preguntó: «¿Y no lo reconocen?». «Sí» –dijo el exBeatle– «pero me disfrazo con una gorra y espejuelos oscuros, y nadie cree que soy yo».
El ejemplo más famoso de ese síndrome del voyerismo a través de la cerradura es Big Brother. El programa creado en Holanda por John de Mol Jr. en 1999, inspirado en la célebre novela 1984, de George Orwell, no ha tenido en ningún país más éxito que en Brasil, donde se encuentra en su 22da. edición. El 17 de enero obtuvo en su debut 30,2 puntos en el pico de audiencia. Cada punto representa 76 577 televisores encendidos en el Gran São Paulo. Faustão na Band [1], que se estrenó la misma noche, obtuvo 9,5.
La fórmula de Big Brother se resume en derribar el muro que separa lo público de lo privado. Millones de espectadores abren las ventanas de sus dispositivos electrónicos y siguen, en tiempo real, la intimidad de una tribu de caníbales captada por 11 cámaras. Son caníbales, porque, allí adentro, todos saben que solo uno saldrá victorioso y se embolsará 1,5 millones de reales. (Se calcula que el programa le rendirá a la Red Globo 700 millones de reales). Cualquier traspié es motivo para decretar la muerte del otro. Y eso se ve reforzado por una multitudinaria cantidad de seguidores que, a distancia, como los dioses del Olimpo, deciden el destino de los competidores.
Es un juego. Como en todo juego, hay vencidos y vencedores. Fue exactamente eso lo que percibieron los antiguos griegos y, siglos después, la sicología: en el juego, en el deporte, la pulsión humana encuentra su espacio de catarsis. Y no hace del adversario un enemigo.
Pero Big Brother no tiene comparación con el teatro griego. Y propaga la cultura del hueco de la cerradura, favorecida ampliamente por las redes digitales, en las que predomina el narcicismo. En ese juego de espejos, el usuario muestra, para deleite o envidia de quienes comparten su nicho, lo que comió en el almuerzo, la noticia del periódico que despertó más su atención, el libro que lee y hasta fotos y mensajes privados intercambiados con amigos íntimos. El pez cayó en la red…
Si una persona postea en Instagram, Whatsapp, Facebook o cualquier otro canal que se cortó superficialmente la mano con el cuchillo de la cocina, el receptor se convierte de inmediato en retransmisor, y lo que se le dijo a uno resuena en miles. Como quien cuenta un cuento, cada quien aumenta algo, y no será sorprendente que al día siguiente haya quien diga que a fulano le amputaron una mano…
La cultura del hueco de la cerradura ha alcanzado tales proporciones que, si un compañero de nicho deja de dar noticias, recibe un torrente de interpelaciones. «¿Estás enfermo?». «¿Por qué no has posteado?». «¿Qué es de tu vida?».
Avieso como soy a la invasión de la privacidad, sé muy bien cómo es eso. El derecho a resguardarse se ha convertido casi en una afrenta a los amigos. Ahora el axioma ya no es «pienso, luego existo». Es «existo, porque me exhibo». Como diría Chacrinha, multitudes alzan las manos con la esperanza de que les tiren el bacalao…[2]
[1] Faustão na Band es un programa de variedades brasileño emitido desde el 17 de enero de 2022 por la Red Bandeirantes. Su presentador es Fausto Silva.
[2] Chacrinha era un comediante de la radio y la televisión que gozó de una enorme popularidad en Brasil.  En un momento, los dueños de supermercados se encontraron con un excedente de bacalao en sus inventarios y le pidieron ayuda al comunicador. Este comenzó a lanzarle piezas de bacalao al público como parte de su espectáculo. Las ventas del producto volvieron a aumentar.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.