HAVANA CLIMA

Ernesto Lecuona

Al fin Lecuona, un DVD presentado por la Egrem

El DVD Al fin Lecuona, interpretado por el barítono Ulises Aquino, Ópera de la Calle y otros músicos invitados, fue incluido por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), dentro de su catálogo fonográfico y audiovisual.
Bajo la producción de Aquino y del maestro Enrique Pérez Mesa, la obra comprende un concierto realizado en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, con los arreglos orquestales asumidos, en décadas anteriores, por el pianista y flautista Rembert Egües, a las obras de Ernesto Lecuona, informó Prensa Latina.
Asimismo, el maestro Frank Fernández, solistas y coro de la compañía Ópera de la Calle, la soprano Laura Ansorena, el tenor Humberto Bernal y el violinista cubano-americano Jaime Jorge, acompañados de la Orquesta Sinfónica Nacional, ejercen su influencia en la propuesta fílmica.
La gran variedad de géneros para diversos formatos, vocales e instrumentales, y relevantes composiciones como: Siboney, Malagueña, Siempre en mi corazón y Damisela Encantadora, se recogen en el gran legado y catálogo de Lecuona que fue también reconocido en nota de la Egrem como el más universal de los compositores en la Isla.
René Arencibia, realizador audiovisual, recogió en imágenes el concierto titulado Lecuona y La Habana, acontecido en la Sala García Lorca, material que mereció el Premio a la Maestría Artística en la edición Cubadisco 2020-2021.
Una vez grabado en 2019, Al fin Lecuona fue difundido en plataformas digitales un año más tarde, y compila las creaciones más célebres del también autor de La comparsa, El crisantemo, Mariposa y las zarzuelas Rosa la China, María la O y El cafetal.

Leer más »

Avatares del premio Oscar en Cuba

MIAMI, Estados Unidos.- Se acaban de conceder las nominaciones del Premio Oscar, en su aniversario número 94. Los resultados serán dados a conocer el próximo 27 de marzo, durante un espectáculo presencial con maestro de ceremonias, algo de lo cual había prescindido la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para atraer un demográfico televisivo más joven que a la larga no le dio resultado.
Los años que Billy Crystal sirvió de anfitrión absoluto del espectáculo siguen siendo memorables, aunque después hubo otros que nadie recuerda.
La relación primera de la cultura cubana con el premio data de 1942, durante su décimo quinta convocatoria, cuando el músico más distinguido nacido en la isla, Ernesto Lecuona, recibió una nominación de Mejor Canción por Siempre en mi corazón, que figura en la película homónima Always in My Heart.
Lecuona falleció en España -1963-, y testó que sus restos no regresaran a la isla mientras existiera la dictadura. El régimen, por supuesto, ignoró tal determinación, al principio lo ninguneó en la historia musical oficial y después “le blanqueó la tumba”, como ha hecho con otras figuras clásicas que no comulgaron con su prédica ideológica.
Debe haber sido en los años ochenta que entrevisté a Alfredo Guevara, quien a la sazón no era presidente del Instituto de Cine (ICAIC) y había regresado de su “castigo” en París, a donde lo enviaron luego de la controversia provocada por el filme Cecilia Valdés, de Humberto Solás, que consumió todo el presupuesto de la institución en una superproducción delirante, que no se atenía a los parámetros de fidelidad exigidos por los académicos para la versión cinematográfica de la novela.
El programa de televisión se llamaba Entre Nosotros, dirigido por la poeta Raisa White, y le pregunté sobre el Premio Oscar, que para los cubanos era una suerte de entelequia.
Así como no vimos públicamente al primer hombre que pisara la Luna y mucho menos la caída del Muro de Berlín, el show del Oscar solo se atrevió a mostrarlo, parcialmente, Hilda Rabilero en su popular espacio televisivo Contacto, cancelado por esta y otras circunstancias.
Guevara era una persona muy rebuscada, que se la daba de intelectual exquisito en medio del estercolero en que sus admirados militares habían convertido a la isla. Tanteaba mucho sus respuestas. Durante la entrevista tildó al Oscar de premio comercial, con pocos vínculos culturales, aunque unos años después, en 1994, no pensara de la misma manera cuando Fresa y chocolate fuera nominada en la categoría de Mejor Película Extranjera.
Ya de regreso al ICAIC Guevara sabía que el dictador Fidel Castro, por quien manifestara una retorcida admiración, estaría profundamente agradecido de ese logro que lo acercaría, de alguna manera, a su némesis norteño, en otra jugada para tratar de salvar la debacle revolucionaria.
El cineasta y escritor Fausto Canel me ha confiado que Robert Redford se había comprometido con influir para que Fresa y chocolate figurara en las nominaciones y eventualmente obtuviera el premio.
Diversas fuentes aseguran que, en su discurso de agradecimiento, Gutiérrez Alea haría una referencia al embargo norteamericano, al cual se le atribuían todas las culpas de la inoperante economía castrista.
El milagro que aguardaban en La Habana, sin embargo, no aconteció. Los miembros de la Academia no se dejaron engatusar por la versión distorsionada de la represión a los homosexuales en Cuba que ofrecía Fresa y chocolate, y optaron por la verosimilitud de la crueldad estalinista, reflejada en la épica Burnt by the Sun, del legendario director Nikita Mijalkov.
De tal modo quedó eventualmente saldado el debate sobre la legitimidad conceptual de Fresa y chocolate, que se produjo entre Néstor Almendros y Gutiérrez Alea, quien ya había criticado al genial fotógrafo hispano cubano por haber codirigido con Orlando Jiménez Leal el documental Conducta impropia (1984), donde sí se presentan testimonios estremecedores sobre la homofobia de estado en la isla.
El Premio Oscar que Almendros recibió en 1979 por la fotografía de Days of Heaven, del director Terrence Malick y las nominaciones en la misma categoría por Kramer vs. Kramer (1979), The Blue Lagoon (1980) y Sophie’s Choice (1982), los cubanos libres los consideran como propios.
Cuando la televisión del régimen se atrevió a estrenar los filmes antes mencionados, un chapucero editor recibió la orden de eliminar el crédito de fotografía.
Durante años, grupos de intelectuales cubanos, oficialistas y opositores eran invitados a un generoso brindis en la residencia del representante diplomático de los Estados Unidos en La Habana para poder ver la ceremonia de los Oscars.
En la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños pude asistir a la presentación que puntualmente hacían de la celebración, donde el cuerpo estudiantil de filiación socialista, en su paraíso distante de las tribulaciones nacionales, hacía mofa del aburguesamiento del espectáculo.
Uno de mis amigos cinéfilos de la isla me contaba como debía pagar en divisas la posibilidad de estar sentado en un lobby de hotel para poder ver la ceremonia de los Oscars.
En el año 2017, la actriz Daisy Granados y el editor Nelson Rodríguez fueron homenajeados por la Academia en su Programa de Historia Visual. A la sazón Rodríguez ya se encontraba en el exilio de Miami, donde falleció, y la noticia en la prensa castrista sobre tan importante tributo fue cautelosa, considerando que se trataba del editor de algunos de los clásicos del cine producido por el ICAIC.
Numerosos cubanos de ambas orillas integran hoy los casi 10 000 miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Resulta inimaginable cómo los de la isla tienen el acceso técnico requerido para poder ver las películas que deben evaluar.
Afortunadamente la tecnología del “enemigo” ha ido derrumbando los privilegios que disfrutaron durante décadas los miembros de la nomenclatura castrista y hoy, gracias al llamado “Paquete”, así como a otras fuentes virtuales que circulan de modo clandestino, un humilde cubano de Párraga puede disfrutar el glamour y las incidencias del show que solamente sigue vedado en las contadas dictaduras comunistas que todavía atormentan a sus pueblos respectivos.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Gretel Cazón rinde homenaje a Ernesto Lecuona(+ Video)

La cantante cubana Gretel Cazón rinde homenaje desde la música al reconocido Ernesto Lecuona (Guanabacoa, Cuba, 6 de agosto de 1895-Santa Cruz de Tenerife, Canarias, 29 de noviembre de 1963), mediante el videoclip del tema Como arrullo de palmas, canción escrita por este gran compositor y que forma parte del próximo CD de la artista.
Según reseña la Agencia Cubana de Noticias (ACN), junto al Sello Unicornio de Producciones Abdala, Gretel Cazón ha preparado el estreno de este videoclip, de la mano, además, de Pablo Diez, director de la Orquesta Barbarito Diez, y destacados instrumentistas del patio.
«Nuestra versión es un dúo», señaló Cazón, y celebró la dicha de tener invitado a Pablo Diez, así como la oportunidad de ir presentando poco a poco los temas de su Cd próximo a estrenarse.
Como arrullo de palmas, que forma parte de Rumba Azul, el nuevo álbum de la cantante producido por Gastón Joya, es un homenaje al más difundido de los compositores cubanos en el aniversario 126 de su natalicio y constituye un verdadero regalo para los amantes de la música cubana.
Joya, quien también interpreta el bajo en esta producción, comentó en las redes sociales sentirse orgulloso y agradecido por tener la oportunidad de preparar este álbum.
«Todo el momento sentimos a Barbarito no solo en esta canción. En otras más que eran parte de su repertorio y escogimos para Rumba Azul», añadió.
Gretel Cazón se hizo acompaña,r además, por una constelación de estrellas como Yaroldi Abreu en la percusión, Oliver Valdés en el drums y Julito Padrón en la trompeta.
Sobre el video Cazón señaló que fue producido por ellos mismos, quienes quisieron dejar graficado un momento mágico tan importante para todos.
El sencillo cuenta con la colaboración del Centro Nacional de Música Popular y se encuentra disponible en el canal de youtube de Producciones Abdala, y en los próximos días también será posible encontrarlo en todas las plataformas digitales, incluida Sandunga, la primera plataforma en línea de producción nacional a cargo de Artex.
[embedded content]

Leer más »

¡Ernesto Lecuona, siempre!

LA HABANA, Cuba- Por estos días de agosto hemos celebrado el 126 aniversario del natalicio del genial pianista y compositor cubano Ernesto Lecuona, ya calificado por la crítica especializada como el músico de la isla más difundido internacionalmente.
Lecuona fue un verdadero niño prodigio, pues a los 16 años compuso La Comparsa, una de sus piezas musicales más hermosas, considerada un clásico de la pianística nacional y que refleja la cubanidad en todo su esplendor.
Después vendrían otras danzas afrocubanas como Crisantemo y Danza de los ñáñigos; piezas de raíces españolas como Malagueña y Andalucía; aproximaciones al teatro lírico con María la O; guajiras de la talla de Como arrullo de palma; e interpretaciones de estirpe romántica al estilo de Siempre en mi corazón, Siboney, Damisela encantadora y Aquella tarde. En fin, un sinnúmero de piezas musicales de los más disímiles géneros, que muestran la gran versatilidad de este músico nacido en el barrio habanero de Guanabacoa.
Pero Lecuona no solamente fue un autor e intérprete cabal, sino que también se preocupó por la actualidad política de su patria, y fue así como tempranamente rompió con el régimen comunista de Fidel Castro y emigró a Islas Canarias, donde falleció en 1963; sitio que dispuso fuera el destinatario de sus restos mortales.
Como represalia por haber abandonado la isla, la música de Lecuona fue ignorada en aquellos años iniciales de la dictadura castrista. Su nombre se uniría a los de Olga Guillot, Osvaldo Farrés, Blanca Rosa Gil, Xiomara Alfaro, Orlando Contreras, Orlando Vallejo, y tantos otros que la maquinaria cultural del castrismo pretendió sepultar en el olvido.
Sin embargo, al cabo de unos años -en el caso de Lecuona, antes que otros artistas prohibidos- el oficialismo optó por rehabilitar al músico guanabacoense. Comprendieron que era inútil continuar ignorando a un autor que tanto había calado en el acervo cultural de la nación, y que sin Lecuona, sencillamente, no había música cubana.
En días pasados el programa Bravo, del Canal Educativo de la televisión cubana, ofreció un espacio dedicado a Lecuona, en el que hubo pasajes de su vida y también entrevistas con artistas que estuvieron muy cerca del músico guanabacoense. Además, se presentaron otros pianistas que se han dedicado a interpretar su música.
Entre estos últimos sobresalieron los casos de Huberal Herrera y Nelson Camacho, quienes dieron fe de las presiones que recibieron en los años sesenta para que abandonaran el repertorio de Lecuona. Las autoridades culturales de entonces no podían admitir que en Cuba se escuchara la música de un “traidor” que había abandonado su patria.
No obstante la rehabilitación de Lecuona, no han faltado en estos años las acciones de algunos en pos de restar trascendencia a su figura. En primer término habría que mencionar el nombre que se le dio al principal concurso de participación que anualmente convocan los directivos musicales de la isla. El evento se denomina Adolfo Guzmán, y no Ernesto Lecuona, como debió ser.
Nadie discute la gran calidad autoral de Guzmán, autor de melodías inolvidables como No puedo ser feliz, Profecía, y Te espero en la eternidad, entre otras. Sin embargo, Lecuona fue muy superior.
Y qué decir de la selección que se hizo del mejor compositor cubano del siglo XX. Las autoridades castristas optaron por compartir el galardón entre el trovador Silvio Rodríguez y Ernesto Lecuona. ¡Increíble ubicarlos en una condición casi de igualdad!
Por aquellos días coincidí en la Biblioteca Nacional con el ya fallecido crítico musical Helio Orovio, autor de un importante diccionario de la música cubana, y al comentar la selección, me dijo que al principio pensó que se trataba de una broma, pues solo de una broma macabra se podía desprender semejante desliz.
En verdad, y al margen de su posición ideológica, ningún criterio desapasionado pondría en duda la calidad autoral de Silvio Rodríguez. Pero de ahí a situarlo al lado de Lecuona va un trecho abismal.Una vez más se ponía de manifiesto la intromisión política en los asuntos que solo debían de corresponderle a la cultura.
[embedded content]
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.