HAVANA CLIMA

Empresas públicas

Por qué las empresas estatales en Cuba no son empresas públicas

LA HABANA, Cuba. – En un país socialista como es Cuba –al menos en el discurso y la retórica oficial, porque en realidad es un capitalismo mercantilista militarizado– lo correcto, de acuerdo al marxismo, sería llamar empresas públicas a las empresas estatales, porque estas se financian con dinero público.
A algún iluso de los pocos que todavía confían en la perfectibilidad del socialismo castrista podría ocurrírsele espetar al director de una empresa estatal o a algún dirigente de la trinidad Partido-Estado-Gobierno el discurso de que como en el socialismo todo es de todos, deberíamos sentirnos accionistas y propietarios de las empresas, y no ser tiranizados por sus directores, que, en buena ley, debieran ser nuestros empleados, al igual que absolutamente todos los demás funcionarios del Gobierno y el Estado.
Sabemos qué pasaría si escucharan eso: se desmollejarían de la risa los jefazos y los jefecillos, que creen tener a Dios cogido por la barba y a sus empleados amarrados bien corto de la pata de su buró, si les hablaran de ser elegidos por los trabajadores y tener que darles cuenta a ellos de su gestión. Tanta risa como la que le daría a los ministros, el premier o el presidente (que es también el primer secretario del partido único)  si pensaran en la posibilidad de ser cuestionados por algún diputado del sanedrín de focas amaestradas y aplaudidoras que llaman Asamblea Nacional del Poder Popular y que pasa la mayor parte del año en barbecho.
“¿Y a nosotros qué nos importa?”, responderán socarrones y prepotentes los dirigentes de las empresas, aun de las más improductivas e ineficientes, incluso de esas que, por desastrosas, serán reconvertidas próximamente en Mipymes. Cualquiera de ellos tiene más ínfulas y ambiciones que si presidiera una transnacional. A ellos, omnipotentes, les tiene sin cuidado El Capital y todo lo demás que escribió Marx, si es que saben quién fue Marx.
Escribía hace unos años el periodista uruguayo Fernando Ravsberg, uno de los que todavía persiste en creer en la posibilidad de mejorar el socialismo castrista, que al hablar de empresas pertenecientes al Estado pareciera que el propietario fuera  “un ente difuso, etéreo, representado por cualquier burócrata que tenga un carguito, un buró, una secretaria y un carro estatal”.
Exactamente así, de esa forma, son percibidos por los cubanos de a pie, que son la mayoría, los directores de las empresas estatales. No hay modo de que un cubano se crea el cuento de que estas empresas “son de todos porque se financian con dinero público, con los recursos que aportan los cubanos con su trabajo, porque la plusvalía va a parar a las arcas del Estado”.
Resulta imposible hacerle creer a un trabajador cubano que si de veras hubiese socialismo en Cuba, según los postulados marxistas, ellos debían ser los accionistas y patrones, en vez de ser explotados por jefes despóticos, y que como andan de una reunión en otra, y de recholata en recholata, para nada tienen en cuenta sus quejas y opiniones. Peor sería convencer a los directivos empresariales de que solamente son servidores públicos. Prepárese para las consecuencias quien se atreva.
Las empresas estatales, por ser supuestamente de todos, a casi nadie les importan, solo a los mandamases de la continuidad, que siguen, a pesar de los reiterados fracasos, la terca y contraproducente apuesta por la hegemonía de la empresa estatal socialista sobre los demás actores económicos.
Es como si éstas no tuviesen dueños, sino demasiadas pulgas y garrapatas, cual perro callejero al que cualquiera le da un hueso o un trozo de pan, pero nadie se ocupa de bañarlo ni desparasitarlo.
Pero como no es tan así, las empresas –al menos hasta que los jefecillos con sus robos  importunen demasiado al gobierno, se cansen de darles cordel, les echen encima a la Contraloría General y el DTI, se los lleven esposados, a bordo de un carro patrullero y los acusen de algún delito de cuello blanco– son de un puñado de dirigentes y  burócratas corruptos y sus secuaces, que hacen como si con ellos no fuera… hasta que les conviene o deja de convenirles el desparpajo.
¿Y los trabajadores? ¿No dice un refrán que ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón? Entonces, como los salarios no alcanzan, no hay modo de que alcancen con los precios de la Tarea Ordenamiento,  a robar se ha dicho… O mejor, para que no suene tan feo y no haya cargo de conciencia, que como quiera que sea, todos fuimos pioneritos por el socialismo y aprendimos a parlar en metalengua: a luchar, a inventar una búsqueda, a resolver como se pueda.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.