HAVANA CLIMA

Edificaciones

Reconversión de locales en viviendas, ¿un paliativo con carencias?

Con paso lento inició en el país, en 2011, el proceso para el movimiento de inmuebles estatales. En Ciego de Ávila no se estuvo ajeno a ello, sobre todo, por las posibilidades que abría para la reconversión de muchos de estos locales en viviendas.
Ante tanto problema acumulado, esa opción –quedaba claro– no impactaría notablemente como solución a la colosal necesidad de disponer de nuevos hogares; sin embargo, no comenzar de cero un proceso constructivo que demanda tantos recursos y mano de obra, sino apelar a acciones de mantenimiento o remodelación, ayudaría a acortar el tiempo para tener algunas casas con las cuales resolver casos de extrema complejidad.
La transformación en la provincia central comenzó a ganar en agilidad a partir de abril de 2019, con la salida en la Gaceta Oficial No. 33, contentiva de los acuerdos 8574/19 y 8575/19 del Consejo de Ministros, sobre el ordenamiento y legalización de viviendas, cuartos, habitaciones, accesorios y locales, así como el cambio de uso y traspaso de locales, respectivamente.
La licenciada Sayly Cabrera Molina, hoy jefa del Departamento Jurídico de la Dirección Provincial de Planificación Física (DPPF) –y a partir de mañana, con la nueva estructura, directora del Departamento de Asuntos Legales de la Dirección Provincial de Ordenamiento Territorial y Urbanismo–, explica el procedimiento.
«Lo legislado establece que el director municipal de Planificación Física tiene 15 días para emitir el dictamen técnico de la entidad que desee el cambio de uso, y cinco días hábiles para ponerlo en consulta con el Consejo de la Administración, quien tiene un plazo de diez días para dar la respuesta, mediante un acuerdo», aseguró.
 
PUERTAS ADENTRO
«Este es un lugar privilegiado, por los vecinos que lo circundan, por la tranquilidad del barrio», comentó a Granma Roberto Fuentes Padrón, trabajador del sector de la Salud. Dice que allí plantó para siempre la carpa de su vida. «Esperé nueve años», afirmó, sin más detalles, y comenzó a enumerar a las personas a quienes agradece por el acompañamiento en la gestión, incluido el albañil que trabajó en la nueva casa.
«Fueron noches y días. Hubo momentos que laboramos 24 horas, porque la Agrupación 014 daba los materiales, pero no disponía de la fuerza constructiva. Además, el ojo del amo engorda el caballo», acotó desde la silla, mientras echaba una mirada en derredor. «La casita está buena. Es de tipología iii y tiene 54 metros cuadrados, incluidos los dos cuartos».
La de él es una de las tres existentes en antiguos locales de la Empresa Provincial Productora de Materiales de la Construcción de Ciego de Ávila, a los que se les autorizó el cambio de uso.
Al lado de Roberto Fuentes residen hoy Elismeli Guillart Larduet, de la motorizada del Minint, y la esposa, Yanara Atencio Ramos, junto a su hijo. Ellos también disfrutan del hogar, con buena terminación. Del tercer inmueble, en pésimo estado, no saben con certeza a quién se lo asignarán.
A los entrevistados solo les preocupa el costo de la vivienda, pues comenzaron la construcción con precios de 2020, y la terminaron con los de 2021.  «Nadie nos ha hablado de cuánto debemos pagar por la casa», alegó Roberto Fuentes.
¿Qué reservas existen todavía en cuanto a locales en desuso, o subutilizados, con posibilidad de ser reconvertidos en hogares? Y si es así decidido, ¿cuántas opciones de que no sea un camino tan demorado y angosto?
En Ciego de Ávila hay 162 locales identificados –algunos ocupados en la actualidad–, donde prevén construir 1 156 viviendas, informó Niuris Hernández Canales, subdirectora de la DPPF.
A unos kilómetros de la ciudad capital, por ejemplo –«como quien va para La Habana, por la comunidad llamada Número Uno, a la derecha», orientaron a este redactor–, aparecen locales en remodelación. Tienen la forma de naves alargadas, como los albergues de la escuela al campo de épocas pasadas.
Lorenzo Peralta Montano, al frente del grupo de 20 hombres de la Agrupación 014, explicó que esas construcciones (cinco naves) pertenecían a la Escuela de Capacitación de la Agricultura. «Autorizaron el cambio de uso y nos encargamos de la construcción. Las casas son de uno, dos y tres cuartos, de acuerdo con las necesidades de quienes las habitarán».
La primera en recibir una de las cinco viviendas, de tres cuartos, fue Yunaisy Garlobo Viquillón, madre de tres niñas de 12, diez y ocho años. Vivían en un pequeñísimo local de dos por tres metros cuadrados, con muchas limitaciones, sin agua, pero con la esperanza de un día tener un lugar habitable. «Yo tenía que fregar fuera de la casa, y ni el refrigerador me cabía dentro, y ahora estoy muy agradecida con la nueva vivienda, que no tiene goteras, como la otra.
«Yo escuché por el televisor cuando el Presidente Díaz-Canel, creo que fue el año pasado, se refirió a la prioridad que le continuará dando el Gobierno a las madres con tres o más hijos menores de 12 años. Cuando vino la comisión, comuniqué el problema y me tuvieron presente. Ahora soy una de las favorecidas, aunque todavía no tenga la propiedad ni sepa cuánto debo pagar».
Al lado vive Yaniuris León Padrón, madre de una hembra y de un varón muy enfermizo. Enumera varias de las carencias que todavía la afectan, como la de con qué amueblará la casa, aunque de la construcción en sí, todavía hay muchas deudas constructivas, de esas que ilustran que la calidad no es una premisa que quienes ejecutan cumplen cabalmente: meseta sin azulejos, baños sin herrajes, lavabos con salidero, falta de bombillos…
Con frecuencia, los recursos que escasean son un pretexto a mano para enmascarar la insensibilidad, pues no puede llamarse de otra forma si una vivienda en tales condiciones se entrega así, con el agravante de que se otorga a personas que ya llevan suficientes problemas encima, como para cargar también con lo inacabado y lo chapucero; por no pensar que haya quien piense que el agradecimiento natural por recibir un techo más seguro, quita el derecho al inquilino de reclamar lo que se hizo mal, tal cual se nota en el suspiro de Yaniuris: «Pese a todo, me siento bien aquí».
En el caso de ella, obviamente, no se cumplió la máxima de «entregar las viviendas de acuerdo con las necesidades de quienes las habitarán», aunque afirme que se siente a gusto en la suya, una de las 23 que conformarán la pequeña comunidad.
Entre los interpelados por Granma, todos coincidieron en que en ninguna etapa del proceso se cumple con los plazos establecidos: el de 15 días para emitir el dictamen técnico, los cinco para ponerlo en consulta del Consejo de la Administración, ni los diez restantes para dar respuesta a lo que unen los problemas de calidad en la terminación.
 
UN ENTRAMADO CON VARIAS DIMENSIONES
Con total transparencia, Enrique Ordóñez de la Paz, director de la Empresa Provincial de Construcción del Poder Popular, reconoció que existen lugares donde han edificado con mala calidad. «Algunas acciones constructivas no están acordes con lo establecido, pero no se puede juzgar la calidad del todo por las deficiencias de una parte». A su juicio, el cambio del modelo de gestión de la vivienda ha tenido resultados positivos.
La entidad que dirige ha terminado este año más de 70 casas, pese a las dificultades con el combustible y la COVID-19, que, en ocasiones, paralizó brigadas enteras.
El proceso es un entramado con varias dimensiones: la jurídica, la constructiva, la social y la financiera.
 Deremis Pérez Aguilera, especialista principal de Inversiones de la Dirección Provincial de la Vivienda, aclara que el valor dependerá del costo constructivo de cada inmueble; pero a juzgar por la complejidad de los casos entrevistados, ya habría que ir pensando en los canales que tendrán para el pago.
Reservas en el programa quedan muchas, tanto para sumar más locales que puedan ser viviendas, como para evitar que en el camino de la reconversión haya demoras, negligencias, falta de calidad e insensibilidades que lo pongan en sentido contrario a su objetivo.

Leer más »

Santa Clara, ciudad apuntalada

VILLA CLARA, Cuba. ─ Hace más de tres años que dos de las arterias más céntricas de la ciudad, de las que conducen directamente hacia el parque Vidal, han estado cerradas al tránsito de todo tipo de vehículos. Para acceder a la plaza central desde la calle Cuba, los peatones atraviesan un pasillo estrecho entre la Casa de cambio (Cadeca) y una valla metálica que circunda al antiguo Hotel Florida.
Las vallas metálicas han devenido en especie de cercos habituales en todo el centro histórico de Santa Clara. Previenen, de por sí, que el desprendimiento de alguna tajada de concreto caiga directamente sobre los transeúntes y evitan, a su vez, que a alguna familia se le ocurra asentarse ilegalmente en el lugar en busca de una vivienda clandestina.
Vista del Hotel Florida (Fotos de la autora)
Desde la altura del callejón se divisa el esqueleto del Hotel Florida, construido hacia 1924 y ampliado en 1939, que albergaba en sus bajos el icónico Teatro Villa Clara. Fue conocido, durante el período especial, con el nombre de “blúmer caliente”, sitio de pequeñas cuarterías, terreno fértil para la prostitución y otros negocios ilícitos,  donde residían numerosas familias, la mayoría de ellas con muy bajo poder adquisitivo.
Hotel Florida (Foto de la autora)
Desde los balcones y hacia el parque, las tendederas y la mugre acumulada en los balaustres afectaba la imagen que los turistas debían llevarse de Santa Clara, “ciudad de tránsito, cultural e inclusiva”, la puerta bohemia hacia los resorts de la cayería norte. A causa del deterioro de la edificación, la ciudadela ruinosa fue desvalijada, aunque, uno de los propósitos reales para dejarlo totalmente deshabitado, fue la necesidad de ampliar las capacidades hoteleras en inmuebles patrimoniales.
Vista del Hotel Florida (Foto de la autora)
Sin embargo, la rehabilitación del edificio se ha postergado sobremanera, dejándolo a merced del paso del tiempo. Varios estudios arquitectónicos arrojan que el Hotel Florida se encuentra en dicho estado a consecuencia del abandono y la falta de mantenimiento periódico. Gran parte de su estructura ha pasado a engrosar el cúmulo de escombros que los santaclareños no divisan a causa de las propias vallas. Desde el techo y los balcones fraccionados propenden todo tipo de enredaderas y plantas silvestres, a modo de jardines colgantes, bien enraizadas hacia la estructura de ladrillo que parece imposible de socorrer.
Edificio Boulevar (Foto de la autora)
Frente al mismo parque central, en otro edificio de valor patrimonial, ha crecido una especie de pino en su interior que supera la altura de la propia edificación. Otra vez, el panel metálico obstruye el paso peatonal bajo techo en el inmueble que ocupó la emisora CMHI Cadena azul, a finales de la década del 30, propiedad de Amado Trinidad. A la espera de una intervención, la cristalería de los amplios ventanales fue sustituida por cartones, mientras un hilo húmedo y negruzco desciende por la fachada, abono para plantas trepadoras y nidos de pájaros.
Edificio en la calle Mujica (Foto de la autora)
En la calle Marta Abreu, el inmueble que perteneció a la compañía cigarrera Trinidad y Hermanos ha corrido con peor suerte que los anteriores debido a la pérdida total de su tejado y gran parte de su estructura original. Más de una decena de edificios antiguos ubicados en el centro urbano de Santa Clara se encuentran en inminente peligro de derrumbe. Muchos de los que han caído a causa del paso irremediable del tiempo y la falta de presupuesto para repararlos fueron reemplazados por otras construcciones modernas o convertidos, simplemente, en pequeños parques con poca utilidad social.
Hotel Roosevelt (Foto de la autora)
Hace apenas dos años se desprendió una marquesina en el antiguo Hotel Roosevelt, ubicado en el Boulevard, cuando aún estaba habitado por más de diez familias. Ante la amenaza de un colapso, los habitantes de esta cuartería fueron trasladados hacia áreas periféricas, aunque algunos marcharan con cierto recelo por suponer la lejanía del centro citadino. A pesar del visible deterioro de sus balcones, en un espacio de la planta baja, aún funciona un centro de trabajo identificado como la UEB 1 de Productos no alimenticios. Los propios vecinos y residentes de este hotel devenido en “solar” confirman que el inmueble será reparado y se incluirá también en la red turística de la ciudad.
Entrada e interiores del Hotel Roosevelt (Fotos de la autora)
Santa Clara, ecléctica y neoclásica, ha perdido la luz tenue que los colores pasteles de sus céntricas edificaciones aportaban a la vista de los turistas. En su lugar, a los ojos foráneos, parecerá Santa Clara un pueblo dinamitado, cubierto de muros metálicos, de no ser atendido con premura su centro histórico.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.