HAVANA CLIMA

Diubis Laurencio Tejeda

La Güinera tiene un mártir y se llama Diubis Laurencio Tejeda

LA HABANA, Cuba. – Las dos o tres callecitas recién asfaltadas de La Güinera, las obras hidráulicas y de saneamiento, las casas, chozas y “lleguipones” ilegales ahora en vías de legalización, tienen por precio la vida truncada del joven Liubis Laurencio Tejeda, más la tragedia familiar que el crimen desató. 
El medio especializado en periodismo de datos Proyecto Inventario ha probado con imágenes irrefutables que el manifestante pacífico no solo fue asesinado por la policía sino, además, que se ha mentido sobre las circunstancias que rodearon su muerte, como si al cambiar la hora del suceso o al fabricarle un historial delictivo, la vida del joven perdiera todo valor y se justificara el llamado a la violencia por el que alguien deberá responder llegado el momento de hacer justicia.
Diubis no era un criminal, a no ser que vivir en un barrio marginal, en una vivienda insalubre, o ser pobre (incluso tener determinados colores y tonos de piel), nos convierta, automáticamente, en uno. Entonces sería difícil hallar en Cuba —tan desbordada de penurias— quién se salve de serlo, más cuando sobrevivir aquí, en esta Isla-prisión, no solo nos obliga a violar la ley varias veces en el día sino a hundirnos en la marginalidad que nos rodea y a la que es casi imposible escapar. 
Porque la miseria sistémica ha sido aprovechada por el Partido Comunista para que todos, absolutamente todos, caigamos de manera irremediable en ese engranaje maquiavélico que nos conduce a delinquir porque, de lograr —casi como un milagro— mantenernos impolutos, incorruptibles, libres de polvo y paja, no seríamos susceptibles de ser chantajeados en el momento preciso en que a la dictadura se le antoje activar su más preciado mecanismo de “fidelidad express”.
En un contexto como el cubano, tan plagado de trampas “legales” y hasta “constitucionales”, tan pródigo en obstáculos no solo al emprendimiento individual sino a cuanto suponga un mínimo de independencia financiera, política o ideológica, es muy difícil salvarse de terminar fichados como “delincuentes” por quienes en realidad son la verdadera quintaesencia criminal de nuestra sociedad cerrada, restrictiva y policial.
De modo que aceptar que Diubis era un delincuente es una actitud jodidamente hipócrita, incluso cuando quedamos resignados, indiferentes o tan siquiera dudamos de si pudiera ser falso o no ese registro criminal que le atribuyen. 
Sin cargos el policía que baleó a Diubis Laurencio, el manifestante ultimado en La Güinera el 12 de julio

En cualquiera de los casos, y siempre que no veamos su muerte como el asesinato que es, nos revelaremos de forma tan despreciable como sus asesinos, porque protestar públicamente jamás debiera ser considerado un delito, mucho menos un acto que justifique cualquier tipo de violencia. Y un gobierno y un pueblo que no sean capaces de ver un crimen en tal derramamiento de sangre merecen ser despreciados, tanto o más que los ejecutores directos, que los verdugos.  
Porque solo uno fue el que hizo el disparo cobarde contra el muchacho desarmado pero otros cuantos fueron los que, sin estar fisicamente en el lugar, jalaron el gatillo desde la comodidad de una oficina o una casa, y lo volverían a jalar otra vez, junto con quienes continúan cebándose en el crimen al impedir su castigo, ya sea porque tienen el poder de exonerar de culpas o ya porque dan por zanjada la cuestión —el asesinato horrendo del vecino, del alegre muchacho de la esquina— por un poco de cemento y arena para echar una placa o por que los dejen continuar “delinquiendo” en paz.
Pueblo despreciable, pueblo de tontos el que trueca la memoria y la compasión, la empatía, por un poco de agua corriente en el fregadero y un par de calles asfaltadas, por un poco de “maquillaje social” que, lejos de hacernos lucir mejor cara, apenas nos las colorea como de payasos, como de bufones cuyo triste papel es soportar la humillación de tener que agradecer lo que ha costado la muerte de un hijo y el dolor de una madre.
No sé cómo se puede gritar consignas, dejarse poner en el hombro la mano que mató, sonreír a las cámaras de la televisión cuando alguien ha tenido que morir como un perro en medio de esas mismas calles para que un gobierno que se finge “popular” haga a medias y en plan circo nacional lo que le corresponde hacer sin tanta alharaca. 
Aunque alguien prometió alguna vez que la Revolución de 1959 sería para los humildes, han terminado dándonos rata por liebre a todos. Bueno, a todos no, solo a los millones que se conforman con algo menos que migajas de casabe cuando el pan fresco solo llega a algunas mesas de las “zonas congeladas” de Miramar y el Vedado, y a la mesa del turista.  
Y así vamos resignados con la realidad y por otros 60 años más haciendo de la obediencia ciega una virtud. A fin de cuentas, como escuchamos decir a toda hora en nuestros barrios pobres —que son muchísimos y hasta más grandes y ruinosos que La Güinera—, nadie quiere poner el muerto, no en un país en que, si vivos no importamos al gobierno ni a nosotros mismos, menos importaremos a nadie cuando dejemos de existir.
OCDH exige investigación independiente sobre la muerte de Diubis Laurencio Tejeda

La miseria de los cubanos no se circunscribe a un único caserío de La Habana como tampoco se reduce a los efectos de no tener comida, una casa digna y calles asfaltadas. Nuestra peor miseria tiene que ver más con la desmemoria, con lo fácil que olvidamos las verdaderas causas de por qué estamos así como estamos, de cómo descendimos a este punto como sociedad en que somos incapaces de colocar la muerte de un joven, el asesinato de nuestro vecino, de nuestro semejante, en la justa dimensión que le corresponde para entonces no cansarnos de exigir justicia.
Pero preferimos confundir como “lujos” lo que apenas son los servicios básicos que nos corresponden porque sí, porque por ellos nos han hecho pagar durante años con nuestras libertades, sin disfrutarlos, y porque nos los han quitado todo para darlo al turista y para engordar a los parásitos de “linaje” verdeolivo, y hoy solo nos restituyen una parte ínfima no porque hayan descubierto un “fallo en el sistema” sino solo para callar bocas, aunque sea por un tiempo breve, por los 15 minutos necesarios para que el mundo se contagie de nuestra “amnesia nacional” y olvide por qué murió Diubis Laurencio Tejeda una tarde de verano, el chico que soñaba con ser cantante y que solo salió a gritar por una mejor vida. 
El 12 de julio, él no salió a protestar para morir por un poco de agua y asfalto para la calle donde su vida terminó por el disparo miedoso de un policía. Diubis salió como miles de jóvenes que tomaron las calles el glorioso 11J, a echar afuera lo que tanto tiempo llevaban atorado en la garganta. Jóvenes de barrio que se resisten a hacer suyo el destino gris de los padres, de los abuelos. Jóvenes que no se tragan este malvado cuento cubano de la “buena pipa” que es la interminable y asfixiante “construcción del socialismo”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

OCDH exige investigación independiente sobre la muerte de Diubis Laurencio Tejeda

MIAMI, Estados Unidos. – El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) exigió este sábado una investigación independiente sobre la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, ultimado por un policía en una protesta ocurrida en el barrio de La Güinera, en La Habana, el pasado 12 de julio.
“Exigimos una investigación de forma urgente, porque documentos criminalísticos y forenses sobre el caso, recibidos por el OCDH, muestran graves contradicciones entre la declaración del policía que disparó mortalmente a Laurencio Tejeda y los resultados de la propia autopsia”, dijo Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio.
El OCDH se refiere a un informe de dactiloscopia del fallecido y a la declaración del policía que disparó, el subteniente Yoennis Pelegrín Hernández.
La organización defensora de los derechos humanos condena que al victimario de Laurencio Tejeda se le haya tomado declaración como “testigo” y no como investigado o imputado por la muerte del manifestante de 36 años.
Además, critica que la Fiscalía haya exonerado al militar de cargos penales por haber actuado, supuestamente, en “defensa propia”. En ese sentido, el OCDH señala que la descripción de los hechos es contradictoria: por un lado el régimen asegura que, “para salvar su vida y la de sus compañeros”, Hernández Pelegrín “hubo de enfrentar varios disparos hacia el frente”.
Por otro lado, los datos de la autopsia del joven manifestante, así como los testimonios de familiares de la víctima, indican que el disparo entró por la espalda.
Sin cargos el policía que baleó a Diubis Laurencio, el manifestante ultimado en La Güinera el 12 de julio

El OCDH también informa que puso los documentos legales del caso a disposición de un experto en Patología y de otro en Medicina Forense y Legal, para valorar posibles contradicciones entre los informes. Ambos especialistas calificaron las copias como “verosímiles”, aunque la declaración del policía parecía “poco creíble”, indicaron.
“Aunque todos los documentos parecen reales, falta documentación, porque en las declaraciones no se describe dónde están los otros proyectiles, ni dónde impactaron. Y por supuesto, no se explica cómo es posible que una persona que supuestamente iba a agredirlo (al policía), reciba un disparo por la espalda”, cuestionaron los expertos.
El OCDH también denunció que “responder a una manifestación de ciudadanos desarmados con fuego vivo o real, provocando la muerte a un manifestante, es una grave violación de los derechos humanos”.
“En vez de intentar acusar al fallecido de ser un delincuente común, un extremo que su familia ha negado, el gobierno cubano debería permitir una investigación independiente del caso”, insistió González Raga.
El OCDH puso a disposición de la opinión pública una parte de los documentos legales del caso, del cual fueron omitidas varias fotos “por respeto a la familia del fallecido”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Sin cargos el policía que baleó a Diubis Laurencio, el manifestante ultimado en La Güinera el 12 de julio

MIAMI, Estados Unidos. – El subteniente Yoennis Pelegrín Hernández, el policía que ultimó al cubano Diubis Laurencio Tejeda durante una protesta en el barrio habanero de La Güinera, el pasado 12 de julio, no fue acusado porque la Fiscalía considera que actuó “en legítima defensa”, reveló Diario de Cuba después de tener acceso al expediente de la investigación.
De acuerdo con la publicación, el enfrentamiento entre las fuerzas represivas y los manifestantes en La Güinera terminó en “una lluvia de disparos por parte de la Policía contra civiles desarmados”.
El documento consultado revela, además, que hay 161 personas acusadas por los sucesos de ese día y que un menos de edad de 16 años, Yoel Misael Fuentes García, resultó baleado. Asimismo, dos personas más ―Yorlandis Pérez Sánchez y Rubén Pérez Aldana― fueron impactadas por los proyectiles de la Policía.
Todos los implicados en la protesta están acusados por los presuntos delitos de “daños”, “desorden público” e “instigación a delinquir”, también reveló Diario de Cuba.
Un policía baleó por la espalda a Diubis Laurencio Tejeda

Una semana después del asesinato de Laurencio Tejeda, de 36 años, sus familiares también dijeron a ese medio independiente que oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) habían disparado por la espalda al joven.
“A Diubis un policía en medio de la manifestación le disparó por la espalda, la bala le atravesó el pulmón y se alojó en el corazón, lo que provocó su muerte inmediata”, explicó un familiar de la víctima que prefirió ocultar su identidad.
Al informar sobre su muerte, medios oficiales presentó a Laurencio Tejeda como un “delincuente” con antecedentes de “desacato, hurto y alteración del orden”.
Sin embargo, su familia negó los supuestos antecedentes penales: “Todos los delitos que supuestamente él cometió, según la nota oficial, son falsos. Él jamás estuvo preso por esas causas, ni por ninguna otra. (…) Nuestra familia está muy indignada con todas las mentiras que han dicho sobre él”, agregó la fuente consultada por Diario de Cuba.
Ahora, la documentación filtrada no solo confirma que el joven murió casi de manera instantánea, sino que no menciona ninguno de sus supuestos antecedentes penales.
La investigación del caso también demuestra que Laurencio Tejeda nunca agredió a su victimario.
“En ningún momento de su declaración el oficial (Pelegrín Hernández) dice que fuera víctima de alguna agresión directa por parte de Laurencio Tejeda u otro​ manifestante en una proporción tal que justifique el argumento de ‘legítima defensa’ aplicado a su caso”, detalla Diario de Cuba. El medio también apunta que la pistola usada para ultimar al joven fue una Makarov de fabricación rusa.
Hasta ahora, el régimen cubano se ha negado a divulgar las cifras de personas detenidas y procesadas tras el 11J. Durante una comparecencia en Televisión Nacional, el gobernante Miguel Díaz-Canel se limitó a reconocer que se trabaja de “cientos” de personas.
Por su parte, el Centro de Información Legal Cubalex ha confirmado de manera independiente un total de 821 personas arrestadas el 11 de julio o los días posteriores. De ellas, 260 ya han sido excarceladas bajo algún tipo de medida cautelar o multas y unas 10 se encuentran en desaparición forzada.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Un policía baleó por la espalda a Diubis Laurencio Tejeda

MIAMI, Estados Unidos. – Familiares de Diubis Laurencio Tejeda, el joven cubano a quien oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) dieron muerte el pasado 12 de julio durante una protesta en el barrio de La Güinera, en La Habana, aseguraron a Diario de Cuba que el hombre, de 36 años, murió de un disparo en la espalda.
Al informar sobre el incidente, los medios oficiales cubanos no aludieron a la causa de muerte exacta del joven, hasta ahora la única víctima mortal de las manifestaciones reconocida por el régimen.
“A Diubis un policía en medio de la manifestación le disparó por la espalda, la bala le atravesó el pulmón y se alojó en el corazón, lo que provocó su muerte inmediata”, explicó a Diario de Cuba un familiar del joven que prefirió ocultar su identidad.
“Todos los delitos que supuestamente él cometió, según la nota oficial, son falsos. Él jamás estuvo preso por esas causas, ni por ninguna otra. Era una persona muy alegre, le encantaba el reguetón. Nuestra familia está muy indignada con todas las mentiras que han dicho sobre él”, agregó la fuente.
La Agencia Cubana de Noticias (ACN) presentó a Laurencio Tejeda como un “delincuente” con antecedentes de “desacato, hurto y alteración del orden”.
Régimen cubano confirma primera muerte durante las protestas en La Habana

No obstante, sus vecinos dijeron a Diario de Cuba que el joven “era conocido por todos, no era ningún delincuente, y mostraron su repudio por la manera que (…) cayó abatido por la bala de un policía”.
“Él cuidaba el parque deportivo que está frente a su casa, era una buena persona, nunca se le conoció que hubiera tenido algún problema con la justicia. Como muchos cubanos se buscaba su dinero revendiendo algún producto para poder vivir, pero eso que han dicho que era un delincuente es mentira”, expresó Iris Sierra de Laurencio Tejeda.
De acuerdo con el medio independiente, todos los vecinos y familiares de la víctima consultados consideraron totalmente falsa la versión difundida sobre los supuestos delitos imputados.
“La familia buscará la manera de hacer justicia porque es un acto de cobardía haberle disparado por la espalda a un hombre desarmado. De igual manera desmentimos que su madre se haya suicidado por la muerte de su hijo como se ha divulgado. Su madre Manuela Tejeda es una persona con problemas de los nervios y muy afectada por la muerte de su hijo, pero ahora se encuentra con su hermana en una finca en Melena del Sur”, agregó la fuente familiar.
Durante las protestas que sacudieron la Isla a partir del domingo 11 de julio, han aparecido numerosos reportes de víctimas fatales. No obstante, CubaNet no ha logrado comprobar de forma independiente, hasta ahora, otras muertes.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.