HAVANA CLIMA

deuda económica

Cuba, Haití, la ley Helms-Burton y el «delito de insumisión»

Haití fue la primera nación libre de América Latina y el Caribe, la primera nación del mundo moderno nacida de una revuelta de esclavos, y la segunda república más antigua del hemisferio occidental. El pueblo haitiano derrocó a los colonialistas franceses en 1804, abolió la esclavitud y declaró la independencia.
La Revolución Haitiana se convirtió en la peor pesadilla de todas las metrópolis coloniales con posesiones en el Caribe, el fantasma de Saint-Domingue les arrebató el sueño durante muchos años a los dueños de esclavos.
Las potencias imperiales le impusieron al novel Estado un riguroso bloqueo cultural, económico y político para impedir la expansión de su ejemplo.
Dos décadas después de proclamada la independencia, en 1825, buques de guerra franceses regresaron, bloquearon a la joven nación y emitieron un ultimátum: o pagan una indemnización o alístense para la guerra.
Un emisario del rey Carlos X entregó la demanda. Francia exigía el pago de las propiedades confiscadas por la Revolución Haitiana: 150 millones de francos oro, unos 21 000 millones de dólares hoy, pagadera en cinco cuotas.
La joven nación tenía que compensar a los plantadores franceses por las propiedades y los esclavos que habían perdido.
El 17 de abril de 1825, el presidente haitiano Jean-Pierre Boyer firmó la Real Ordenanza de Carlos X, que les prometía reconocimiento diplomático francés a cambio de un arancel del 50 % de reducción a las importaciones francesas y la canallesca indemnización.
Para Haití era una cifra imposible de pagar, dadas las condiciones de su economía, así que debía enfrentarse al bloqueo naval y a una guerra devastadora, pero los «generosos» colonialistas hicieron una propuesta «imposible de rechazar».
Un grupo de bancos franceses ofreció un préstamo a Haití para que pudiera pagar. El resultado fue una doble deuda que, sumada a los intereses, desangró a un pequeño país que demoró nada menos que ¡122 años! en pagar su «deuda de la independencia».
Para rematar, narra The New York Times, cuando el ejército estadounidense invadió Haití en el verano de 1915, un grupo de marines entró al banco nacional y robó unos 500 000 dólares en oro, dinero que días más tarde descansaba en una bóveda bancaria en Wall Street.
Estados Unidos, usando como pretexto el caos financiero y político que vivía la isla, la ocupó militarmente, dando continuidad a su política en la región. Haití quedó a cargo de un procónsul militar estadounidense.
Durante más de diez años, una cuarta parte de todos los ingresos de Haití se destinaron a pagar deudas al National City Bank, contraídas por el país gracias a la «ayuda del Gobierno estadounidense», según cita The Times.
OTRA ISLA SE ATREVE A DESAFIAR A LOS IMPERIOS
En enero de 1959, otra pequeña isla del Caribe, Cuba, que desafiaba al poder imperial estadounidense, se declaraba primer territorio libre de América y se atrevía a construir la primera nación socialista en el hemisferio.
El «delito de insumisión» cometido requería de la acción inmediata de la «superpotencia». Desde entonces, y sin resultados, todas las variantes de guerra se han utilizado contra la ínsula rebelde, entre ellas la económica.
Como parte esencial del plan de quebrantamiento del alma y posterior exterminio del pueblo cubano, se inventó un engendro conocido como Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana.
¿Qué similitudes pueden advertirse entre el plan que proponía este
engendro legal y el aplicado por los franceses contra Haití? Saltémonos algunos capítulos, igual de tenebrosos, de La ley Helms–Burton, como también es conocida.
Es preciso imaginarse dos escenarios hipotéticos, digamos que imposibles para los que tenemos fe en la capacidad de resistencia y valor de nuestro pueblo.
Primero: El enemigo imperialista y sus aliados, haciendo uso de su poderío militar, logran ocupar la mayor parte del país y establecer un gobierno de transición, luego de proclamar el fin de la Revolución.
Segundo: La desunión, el engaño, el desaliento sembrado por el enemigo, la traición, hacen que «dejemos caer la espada» como en 1878 –no se descarta un Baraguá–.
¿Tendríamos entonces elecciones «libres y democráticas»?  No, ese gobierno de tránsito, nombrado a dedo por las tropas intervencionistas, no puede convocar elecciones hasta que el Congreso de Estados Unidos no lo apruebe.
El Presidente estadounidense o su procónsul nombrado al efecto, debe elaborar cada seis meses un informe al Congreso sobre cómo marcha el proceso de transición en la Isla ocupada.
¿Cuánto durará ese proceso si establecen, cada seis meses, la necesidad de un informe? ¿Qué tiempo permanecerán en territorio nacional las tropas yanquis?
Respuesta para ambas preguntas: No se sabe (se recomienda leer el Plan Bush).
Al fin, después de quién sabe cuántos años, el Congreso de EE. UU. aprueba que se realicen elecciones. ¿Qué pasa con el bloqueo económico, comercial y financiero? ¿Acaso se levantó cuando se proclamó el fin de la Revolución?
No, no se levantó, ese no es el plan; se mantiene intacto durante la transición, como férreo mecanismo de presión.
Realizadas las elecciones en una Cuba sin Revolución en el poder, ocupada por los yanquis, tendríamos un Presidente y Gobierno al estilo y al gusto imperial. Preguntas insistentes: ¿Quitarán el bloqueo? ¿Finalizará la guerra económica? La respuesta es no, eso no es lo que establece el engendro.
El «Presidente» deberá certificar al Congreso que se han devuelto o pagado su valor a los «antiguos propietarios» estadounidenses, incluidos los cubanos convertidos después de 1959 en «cubanoamericanos», de todas y cada una de las propiedades nacionalizadas, intervenidas o decomisadas de acuerdo con las leyes revolucionarias apegadas al Derecho Internacional.
La «indemnización» o «compensación», según calcularon expertos estadounidenses en 1997, tendría un valor aproximado de 100 000 millones de dólares.
Para pagar los procesos, las indemnizaciones y las deudas, el imperio tiene la solución a mano: los gobiernos cubanos tendrían que recurrir a préstamos de bancos estadounidenses, del FMI, etc., que generarían intereses cada vez mayores y crearían una espiral inacabable de saqueo.
Los cubanos, al igual que años atrás los haitianos, tardaríamos décadas en saldar una deuda casi impagable, pues ¿cómo podría pagarla un país arrasado, esquilmado, empobrecido por la guerra y la ocupación, un país que habría perdido a una buena parte de sus hijos en edad de trabajar y producir? Sí, porque claro ha de quedar que no podrían ocuparnos sin que defendamos cada palmo de territorio patrio.
Quedaríamos en manos de garroteros dispuestos a «chupar» hasta la última gota de la riqueza nacional.
Thomas Piketty, uno de los economistas consultados por The New York Times en su trabajo sobre Haití, se refirió a esta política como un «neocolonialismo por deuda».
El «delito de insumisión» es el mayor «pecado» que un pueblo puede cometer. Los imperios no perdonan jamás a los rebeldes. Un insumiso deja una simiente que puede retoñar muchas generaciones después.
La Revolución Haitiana fue un semillero de revoluciones. Nada pudo el castigo, ni la saña colonial, e inspirados en su ejemplo se alzó nuestra América por su independencia, una y otra vez, incansables como los bravos guerreros que derrotaron a los mejores generales de Napoleón, nacido el siglo XIX.

Leer más »

Organizaciones argentinas exigen no ratificar acuerdo con FMI

De ilegítima califican la deuda adquirida por Mauricio Macri en 2019, marchas y plantones en varios puntos de Argentina.
Agrupadas en la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, organizaciones de la sociedad civil de este país se movilizan, en el medio de la discusión que tiene lugar en la Cámara de Diputados en relación con la ratificación del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional, el cual rechazan, declaró Telesur.
A partir de la noche del miércoles tuvo lugar una vigilia frente a la sede del Congreso argentino, en un espacio en el cual la plataforma contra el pago denuncian que se trata de un acuerdo elaborado a costa del bienestar económico y social del pueblo trabajador, con el objetivo de legitimar y pagar una estafa.
La deuda tomada en 2019 por el entonces presidente argentino, Mauricio Macri, es valorada como ilegítima, ilegal y odiosa, la cual alcanza los 45 000 millones de dólares y a la cual responsabilizan de «alimentar la especulación financiera».
Los convocantes exigen a los legisladores a no autorizar el pago de la deuda, como estipula el acuerdo recién alcanzado entre el actual Gobierno de Alberto Fernández y el FMI, y que debe ser aprobado por las cámaras de Diputados y Senadores, en el transcurso de esta semana.
«El FMI violentó su propio estatuto y reglamento, al otorgar un préstamo por una suma muy superior a la que estaba autorizado, en función del capital de la Argentina en el organismo, y que claramente el país no podría pagar en los plazos y montos establecidos», denunciaron las organizaciones.
Igualmente, advirtieron que el dinero del préstamo «no se utilizó para beneficio del pueblo, ya que no puede verificarse ni demostrarse uso alguno de los fondos girados para ninguna clase de inversión social, en infraestructura, obras, incentivos o inversiones productivas y de desarrollo, generación de empleo». 

Leer más »

Presidente del bloque de diputados del Frente de Todos en Argentina renuncia a su cargo(+ Video)

Según la multiestatal Telesur, el presidente del bloque de diputados por la coalición Frente de Todos, Máximo Kirchner, presentó su renuncia tras no compartir el proceso de negociación sobre la deuda que el Ejecutivo argentino, presidido por Alberto Fernández, realizó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
«Esta decisión nace de no compartir la estrategia utilizada y mucho menos los resultados obtenidos en la negociación con el FMI, llevada adelante exclusivamente por el gabinete económico y el grupo negociador que responde y cuenta con la absoluta confianza del Presidente de la Nación», indicó Kirchner.
Aunque dimite a la presidencia del bloque por el Frente de Todos, Máximo Kirchner explicó que permanecerá dentro de la coalición en la Cámara de Diputados, «es mejor dar un paso al costado para que, de esa manera, él (Alberto Fernández) pueda elegir a alguien que crea en este programa del FMI, no solo en lo inmediato sino también mirando más allá del 10 de diciembre de 2023», detalló.
«Sería más que incorrecto aferrarse a la Presidencia del Bloque cuando no se puede acompañar un proyecto de una centralidad tan decisiva en términos del presente y los años que vendrán (…) No aspiro a una solución mágica, solo a una solución racional. Para algunos, señalar y proponer, corregir los errores y abusos del FMI que nunca perjudican al Organismo y su burocracia, es una irresponsabilidad», enfatiza el diputado.Kirchner rechazó las pretensiones del FMI que asfixia la economía de Argentina por medio de constantes presiones, «para el FMI lo importante no son las razones ya que solo se trata de fuerza. Quizá su nombre debiera ser Fuerza Monetaria Internacional», acotó.
El pasado 28 de enero, el jefe de Estado anunció un pacto con el FMI donde ponderó el proceso de negociación de la deuda.
[embedded content]

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.